Page 1


28


embargo, a pesar de su carácter ineludible, muy pocos han llegado a considerarla como un agente de verdadera importancia. Uno de los directores que han trabajado con la textura como un elemento con vida propia es el cineasta británico Steve McQueen (ojo, no confundir con el ícono sesentero del mismo nombre, protagonista de clásicos gringos de acción como El gran escape –1963– o El coloso en llamas –1974–). Director de Hunger (2008), una película que reconstruye las protestas de un grupo de presos políticos en una cárcel de Irlanda en los 80, y Shame (2011), sobre le abismo sexual en la vida de un “exitoso” treintañero neoyorkino, McQueen logra una poderosa fórmula en la que las imágenes, repletas de elementos hiperrealistas, nos golpean de inmediato para trasladarnos al fondo de los relatos en crudo. Como otros cineastas relevantes que han impactado la escena cinematográfica actual con enfoques estéticamente novedosos, el ganador de la Cámara de Oro del Festival de Cannes por su opera prima, proviene del mundo de las artes visuales. Su cine, sorprendente en muchos sentidos, introduce un cierto manejo del tiempo y la tensión dramática al interior de una atmósfera visual abrumadora desde la que da paso a nuevas experiencias en el espectador. El resultado es una especie de lienzo en movimiento en el que los destellos, consistencias y texturas van formando un mapa por el que transita el clímax dela historia. ¿Me clavé en la textura?


Velvet Noviembre 2012  

Revista Velvet. Texturas. Noviembre 2012 Año 1 No. 8

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you