Issuu on Google+

Julio - Agosto de 2010

Utopol!s

Ruleta Rusa Cuento de

Francisco A. Méndez

Juan Luis Gálvez De la medicina .a la literatura

Iñaki Carro Del cielo a la montaña .

2010- 0708- 0002

RU-2010-0708-0002

MÉNDEZ

VIDES

Descubriendo la realidad día a día

EJEMPLAR GRATUITO - PRECIO NORMAL: GUATEMALA Q15.00 - ESTADOS UNIDOS Y OTROS PAISES US$2.50

REVISTA LITERARIA

AÑO I, No. 0002


O M RP O

!IÓN ! C

¿Le gustaría que le obsequiáramos

.uno de éstos libros?

?

Marco Antonio Flores

Denise Phé-Funchal

LA VIDA ES SUEÑO

LAS FLORES

Silvia Donoso López CARTOGRAFÍA DE LA AUSENCIA

Utopol!s REVISTA LITERARIA

Y

Eduardo Villatoro ROMUALDO

Pablo García

CANTO PALABRA DE UNA PAREJA DE MUERTOS

Le obsequiamos un ejemplar!!!

Es muy sencillo, todo lo que tiene que hacer es enviar un correo electrónico a: revista.utopolis@gmail.com con su nombre completo e indicando su deseo de participar en la promoción “Libros Utopolis-F&G Editores”, y estará participando en el sorteo de éstos libros cortesía de F&G Editores. Los ganadores serán notificados vía e-mail y sus nombres serán publicados en el próximo número de Utopolis. (Se recibirán correos participantes hasta el día 30 de agosto de 2010)


2010

JULIO - AGOSTO

CONTENIDO

–» EN PORTADA Conversamos con el autor de “El Leproso”. Adolfo Méndez Vides, uno de los escritores guatemaltecos más respetados en la actualidad. (Página 04)

02 »

ENRIQUE NORIEGA

Premio Nacional de Literatura 2010. Un vistazo a su trayectoria y obra, cuya influencia es notoria en los nuevos poetas guatemaltecos.

03 »

JUAN LUIS GÁLVEZ

De la medicina a la literatura: la medicina también nos provee de historias que son realmente sorprendentes.

06 »

Pág. 04

RULETA RUSA

Estupendo cuento corto . El escritor guatemalteco Francisco Alejandro Méndez, nos demuestra que lo heredado no se hurta.

08 » ESTUVIMOS PRESENTES Recientemente fue presentada, en el Paraninfo Universitario de la zona uno capitalina, la obra “Del cielo a la montaña”, de Iñaki Carro. Pág. 02

Pág. 03

JACINTA ESCUDOS

Pág. 08

JUAN LUIS GÁLVEZ

DIRECTORIO Adolfo Mazariegos Director General y Presidente del Consejo Editorial

Dennis Colindres Director Ejecutivo y Comercial

Roberto Garza Grisolía

IÑAKI CARRO Marcela Benítez

Distribución y Suscripciones

Luis Fernando Ruiz Mercadeo - Ventas

Christian Salvador Jaime Gonzáles Valeria Muñoz Redacción

.www.utopolis.blog.com

Utopolis Revista Literaria es una publicación de Utopolis Ediciones de Guatemala. Publicación bimestral. Todos los derechos reservados. All Rights Reserved. ©Utopolis Ediciones. Guatemala, 2010.

Ivonne Serrano Columnista Invitada

Recomendaciones Literarias Asistente Investigación Literaria

Utopolis Revista Literaria Apartado Postal 142-F Edificio Géminis 10, Zona 10 Guatemala, Guatemala, 01010 revista.utopolis@gmail.com

Diseño y diagramación realizados por: TUTUNET MEDIA NETWORK

.info@tutunet.com

¿Le interesa una suscripción? ¿Desea números anteriores? Envíe un correo electrónico a revista.utopolis@gmail.com, nosotros nos aseguraremos de que tenga lo que desea leer!

UTOPOLIS REVISTA LITERARIA | 01


LETRAS LETRAS LETRAS

GRANDES LETRAS

DEL ESCRITORIO DE IVONNE

DE CENTROAMÉRICA

Enrique Noriega PREMIO NACIONAL DE LITERATURA 2010 Por Ivonne Serrano

Jacinta Escudos (El Salvador) Prolífica escritora salvadoreña cuya producción literaria abarca géneros tan diversos como novela, poesía y crónica. En el año 2003, obtuvo el Premio Centroamericano de Novela Mario Monteforte Toledo, con su obra “A-B Sudario” publicada luego por Alfaguara. Se dice de Jacinta Escudos que es una escritora que suele aplicar en sus escritos, técnicas experimentales, no obstante, ésta experimentación es intencional, ya que con ello estructura y sitúa su trabajo en las posibilidades de la apertura y su relación entre el yo y su espacio. Otras de sus obras publicadas son: “El diablo sabe mi nombre” (Uruk Editores, 2008); “Felicidad doméstica y otras cosas aterradoras” (Editorial X, 2002); “El desencanto” (Dirección de Publicaciones e Impresos de El Salvador, 2001).

02 | UTOPOLIS REVISTA LITERARIA

El 10 de junio pasado, el poeta guatemalteco Enrique Noriega recibió, vía telefónica, la noticia de que se le había concedido el Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2010. Según el mismo boletín oficial emitido por el Ministerio de Cultura y Deportes, la concesión del Premio se hizo tomando en cuenta el evidente crecimiento que ha tenido su obra, además de la influencia que la misma ha ejercido en el quehacer de nuevos autores. Enrique Noriega nació en la ciudad de Guatemala en 1949. Estudió literatura en la UNAM y en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Su producción poética ha sido reiteradamente premiada y elogiada. Publicó su primer libro “Oh banalidad”, en 1972; le siguieron “Post Actus” (Guatemala, 1982); “La pasión según Judas” (Venezuela, 1990); “Libreta del centauro copulante” (Guatemala, 1994) y “El cuerpo que se cansa” (Guatemala, 1998) entre otras. El Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias, es el máximo galardón literario que otorga anualmente el Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala. Fue oficializado por acuerdo ministerial el 6 de diciembre de 1988 y ha sido entregado desde entonces hasta la fecha, a 17 escritores y 4 escritoras de distintas ramas de la literatura guatemalteca, los más recientes han sido: Gerardo Guinea Diez (2009); Arturo Arias (2008); Mario Roberto Morales (2007); Marco Antonio Flores (2006); Carlos Navarrete (2005); Rodrigo Rey Rosa (2004); Humberto Ak’Abal (2003); Julio Fausto Aguilera (2002); Isabel de los Ángeles Ruano (2001) y Ana María Rodas en el año 2000. El premio, cuyo monto en efectivo es .de Q50,000, también conlleva la entrega de un diploma y medalla que acreditan .el mismo, así como la publicación de una de las obras del ganador, a través de la editorial Cultura, editorial oficial del Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala.

Enrique Noriega Foto: Cecilia Cobar (Cortesía de Siglo XXI) .www.utopolis.blog.com


Por Jaime Gonzáles / Utopolis Las más de las veces, resulta difícil —y hasta complicado—, hablar de las posibilidades que existen en cuanto a la conjunción de dos disciplinas que podrían parecer distantes y por demás, discimiles. No obstante, éste médico y escritor guatemalteco lo ha sabido hacer a la perfección. Juan Luis Gálvez es médico y cirujano egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Es un artista autodidacta y polifacético que, como buen amante del arte, ha sabido combinar, además de la medicina y la literatura, otras ramas como la pintura y más recientemente, la escultura. Ha escrito en géneros tan diversos como el teatro, novela, cuento y poesía. Su primera obra teatral se estrenó en Guatemala en octubre de 2006, puesta en escena en el Teatro de la Universidad Popular. En el año 2008, la editorial DuQuets de California (USA), lo incluyó en el libro “La Ventana, Breve antología de cuentos fantásticos”. Actualmente está por salir su novela “Entre libros y fusiles”, con la misma editorial. Según palabras del mismo autor, el ejercicio profesional de la medicina es un quehacer en el que se pueden contemplar infinidad de situaciones que enriquecen fácilmente los idearios y que permiten, posteriormente, plasmar esas historias en escritos. Es así como han visto la luz algunos de sus cuentos y narraciones. Recientemente, Utopolis tuvo la oportunidad de conversar con Gálvez, en un espacio que amablemente hizo en su agenda para recibirnos y charlar con nosotros, charla que resultó por demás interesante y placentera y en la que, además de conocerle un poco mejor, pudimos adentrarnos en la intimidad literaria de su día a día. Nos comentó que, adicionalmente al ejercicio de su profesión de galeno (y escritor), actualmente también dedica parte de su tiempo a escribir un blog cultural —www.cultura hablando.blogspot.com— y uno con temas médicos —www.elartedesermedico.blogspot.com—. No obstante, —nos indica Gálvez—, ser escritor, siendo al mismo tiempo médico, no significa escribir exclusivamente de temas relacionados con la medicina y sus aplicaciones en la vida humana. Para él, escribir, es más bien como “echar a volar mariposas al universo”. .www.utopolis.blog.com

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS

DE GUATEMALA

Escuela de Ciencia Política MAESTRÍAS » Investigación en Política y Sociedad » Análisis Estratégico, Seguridad y Geopolítica

MAYOR INFORMACIÓN: Edificio M-5, 2do. Nivel (Secretaría) Ciudad Universitaria, Zona 12 Guatemala, Guatemala, 01012 Tel: 2418-8702 • Fax: 2476-9902 • www.usac.edu.gt

ANUNCIO

LETROPOLIS Juan Luis Gálvez DE LA MEDICINA A LA LITERTURA

Me informo, soy responsable, soy ciudadano...

LOS JÓVENES PODEMOS CAMBIAR NUESTRA NACIÓN ...DEBEMOS HACERLO WWW.PROPUESTAURBANA.ORG 14 Calle 7-74 Zona 9 Guatemala, Guatemala, 01009 Tel: 2361-8874 y 99 propuestajoven@propuestaurbana.org

UTOPOLIS REVISTA LITERARIA | 03


UNA CHARLA CON Utopolis: Se dice de sus obras que, la constante es una profunda penetración psicológica. ¿Es esto una constante premeditada o es producto del desarrollo normal de la misma obra que, en un momento dado pueda estar escribiendo?

Méndez Vides Utopolis: A veces es un poco complicado y hasta trillado preguntarle a un autor cómo fueron sus inicios, pero en el caso de Méndes Vides, resulta una pregunta interesante. ¿Cómo nace en Méndez Vides esa necesidad de escribir, es decir, cuál es la motivación estética que lo mueve a escribir? M. V. Yo creo en la vocación. Las vocaciones se dan de una manera ajena a uno. Uno realmente no sabe qué es lo que desea hasta que de repente brota. En mi caso, desde que era muy niño empecé con esa obsesión por escribir. Yo soy de provincia —Antigua Guatemala—, era entonces, el niño pueblerino al que le fascinaban los libros, pasaba leyéndolos y, como suele suceder en esos casos, cuando estás leyendo las historias que otros hacen, de alguna manera, te dan ganas de hacer lo mismo. Hay amigos que me dicen (se sonríe), hay tantas historias, tantos libros en este ambiente, que para qué otro, pero mi pensamiento es al contrario, eso da mayor motivo para querer hacer otro y después perderte en esa inmensidad en la que no aparecés. Escribir es un reto contra el cual no se puede uno oponer, además, yo siempre he tenido una pequeña obsesión y lo pongo de esta manera: cuando uno piensa en su propio sistema sanguíneo, las venas y las arterias a través de las cuales la sangre está corriendo constantemente, pero de manera involuntaria —es un hecho en donde no hay voluntad—, se está cumpliendo un proceso en el que el cuerpo se revive diariamente, como el día y la noche, y de esa cuenta, la sangre está cumpliendo un destino. Uno hace lo que le tocó hacer. A mi me dio por la literatura y allí me estoy perdiendo y allí me voy a extinguir.

04 | UTOPOLIS REVISTA LITERARIA

M. V. Yo me atrevería a decir que, premeditado no hay nada. Probablemente se pueda pensar que lo psicológico es algo que ya quedó atrás, que es algo propio del siglo pasado, sin embargo, es inevitable que uno pueda concurrir. Los críticos, los que saben, agarran las obras que uno escribe y muchas veces encuentran cosas que uno ni siquiera se había dado cuenta que estaban allí. Cuando ellos descubren, y uno lee sobre lo que ellos descubren, es una experiencia bonita y hasta decimos algo como ¡qué cosas verdad! (se ríe). En la literatura se da eso de que los libros que uno escribe son como los hijos, uno tiene un hijo y la suerte del hijo es distinta a la suerte del padre; hay hijos a los que les puede ir muy bien y hay hijos a los que se los lleva... Se los lleva la tristeza, y uno no quiere que fuera así, pero igualmente les ocurre. Con los libros es igual, no hay dos libros que tengan la misma suerte. Utopolis: En su novela El Leproso, usted escribió sobre un personaje (el Canche Chávez), que retorna a Guatemala buscando el paraiso, no obstante, una vez aquí, descubre que la patria mudó de piel, como las culebras —según sus propias palabras—. En la realidad, cree que esos cambios son de beneficio o no para un país como Guatemala. M. V. Guatemala es un país de desterrados y eso es parte de nuestras llagas. Es algo que no le cae bien a nadie, nunca. Ahora bien, cuando hablamos en la literatura, es fácil pensar en la experiencia de nuestros escritores, los que han salido al exilio, los que han huido y todos los que nos preceden; sin embargo, eso es bien reducido, es quedarse en el círculo del oficio, de la profesión. Escritores en Guatemala, por muchos que hayan, se siguen contando con los dedos; los que decimos que somos escritores somos un puñito, no digamos aquellos que realmente podrían llamarse escritores. Desde ese punto de vista, eso no es relevante, es relevante cuando le pasa a la sociedad entera. Este es un país de migrantes; no hay familia en Guatemala que no tenga un migrante en alguna otra parte, tratando de salir adelante. El hecho de que este país viva de las remesas no es por casualidad. Tenemos un montón de desterrados que, ciertamente, pueden estar comunicados con su familia por teléfono, por correo, que se yo, y que han perdido el contacto directo con la patria, y que la pasan realmente mal por estar lejos. El sueño de nuestros migrantes es que quieren regresar, pero cuando regresan, esto ya no es lo que querían y muchos se quieren volver a ir, pero el problema está en que cuando alguien abandona el lugar donde le ha tocado, queda en un limbo, para siempre. Ahora, si nos remitimos nuevamente al pequeñito mundo de nosotros los escritores, la tenemos más fre-

.www.utopolis.blog.com


UNA CHARLA CON gada, porque nosotros vivimos en el limbo estemos donde estemos, porque podemos estar aquí (en Guatemala), pero es como que no estuviéramos. Y por eso digo que no es un asunto relevante, porque a la sociedad no le interesa el drama de unos cuantos que tiene un oficio distinto al de la colectividad. Este es un tema que a mi me impresiona mucho y me preocupa, al punto que le he dedicado ya dos novelas (Las Murallas y El Leproso), y ahora sinceramente, ya mejor trato de evitarlo. Utopolis: Y desde esa perspectiva, ¿cómo visualiza a la literatura guatemalteca a futuro y cómo la ve actualmente en un contexto internacional? M. V. Bueno, creo que debemos ser realistas y reconocer que Guatemala existe para nosotros. Tratar de creer que existimos fuera es un poquito vanidoso. Este es un pequeño país, una finca donde los gobiernos hacen lo que se les da la gana con nosotros. Nadie sabe siquiera dónde estamos. En una ocasión estaba yo en España, y alguien me preguntó de dónde era, obviamente le respondí que de Guatemala, y me dijo ¡a qué bueno, que bonito, Guatemala! Me sorprendí tanto por su admiración y por su forma de expresarse que le pregunté si sabía dónde estaba Guatemala, a lo que respondió: claro, ustedes son el territorio en disputa entre Chile y Argentina. El único autor que nos ha dado realmente una significación internacional ha sido Miguel Ángel Asturias, y Asturias, que es una figura superior (y pasará mucho tiempo antes de que surja alguien de esa altura y ese genio), era tan genial que dejó de ser guatemalteco y se convirtió en universal. Guatemala existe, aquí, en Guatemala. Utopolis: ¿Cuál diría usted que es hoy, la diferencia más notoria (si la hubiera) entre sus primeros libros y sus obras más recientes? M. V. Eso es difícil decirlo, volveríamos a caer en aquello que les contaba de los hijos. Todos los libros son distintos y por ello no me atrevería a decir que hay una variación que podría ser de crecimiento, porque podría ser, incluso, que me esté sucediendo al revés. Creo que es el tiempo el que le dice a uno si nos embarrancamos o subimos. Lo que si sé es que cada libro va surgiendo de acuerdo a las nuevas necesidades de comunicación que se nos plantean a los autores. Utopolis: Recientemente usted publicó en un diario, una apreciación (desfavorable por cierto), de lo que observó en FILGUA 2010. ¿Cree que lo que experimentó en la Feria es sintomático, que de alguna manera predice cómo puede ser el desarrollo de la literatura guatemalteca en corto plazo? M. V. La literatura sobrevive, incluso, en medio de la mayor indigencia. En este caso, más justo sería decir que quien pierde es la población. Me pongo a pensar —por ejemplo— en un guatemalteco joven, adolescente, que se acerca al Ministerio de Cultura; al momento en que ese joven pone un pie allí, lleva en su mente, la impresión de que está llegando al templo de la cultura, pero si lo que encuentra es

.www.utopolis.blog.com

Un ambiente en el que ni siquiera en las paredes están las pinturas correctas, y eso pareciera ser más bien una oficina de la época estalinista, donde hay abandono, arrastre, donde no hay arte. ¿Puede ser la casa del arte, la casa del desorden? En la Feria del Libro, en lugar de hacer de eso un gozo de los libros, hicieron un mercado. Cómo se le puede ocurrir a alguien en una feria del libro, poner a la venta mochilas, ¿será porque en una mochila se pueden meter libros? O por qué a la entrada colocan los estantes con periódicos, ¿será porque se pueden leer y porque alguien cree que alcanzan la categoría de libros? Si yo entro a una feria del libro espero encontrar una feria de “libros”, y no acepto, ni comprendo, ni me contento con que las editoriales importantes, llego yo, a ver la editorial, con todo el gusto y la intención de saludar y me encuentro con que han hecho un despliegue impresionante y escandaloso para promover esos librejos de vampiros y similares. Estamos de acuerdo en que esos libros son los que más se venden y tienen que estar en la mesa, está bien. Lo que no comparto es que se les de el plano de honor. Hay que darle el plano de honor a los autores del caso, porque en una mesa de segundo plano, está una gran cantidad de autores extraordinarios.

Utopolis: Como autor cuya obra ha sido premiada reiteradamente, ¿qué importancia le da a los premios? M. V. Los premios tienen una razón de ser. Y justo es reconocer que son un dinero que te metés a la bolsa y te sirve de mucho, el escritor también tiene que comer. Pero además, un premio literario conlleva otras cosas: te dan algún dinero (como lo mencioné); te publican, el libro se conoce un poco más y eso es bueno, pero esas cosas no te hacen mejor ni peor, además, todos los premios son relativos a la suerte. Utopolis: Y finalmente, ¿dónde entra la ideología en los escritos de Méndez Vides? M. V. La ideología es, obviamente, parte de la misma persona. Yo me opongo a todo totalitarismo, por lo tanto, nunca voy a coincidir fielmente con nada, porque mi pensamiento puede hoy decir una cosa y mañana a lo mejor dice otra. No me aferro a ninguna estructura, más bien voy descubriendo la realidad día día. Soy libre. No me limito. Entrevista realizada en Ciudad de Guatemala, el 22 de julio de 2010.

UTOPOLIS REVISTA LITERARIA | 05


CUENTOPOLIS Francisco Alejandro Méndez

RULETA RUSA* Francisco Alejandro Méndez

Francisco Alejandro Méndez nació en Guatemala en 1964, heredero de una tradición literaria e intelectual familiar que, con el correr de los años, le ha permitido demostrar que —como reza el refrán popular—, lo heredado no se hurta. Es licenciado en periodismo, egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Posee además una maestría y un doctorado en estudios de Cultura Centroamericana con énfasis en literatura (Universidad Nacional Autónoma de Costa Rica). Es hoy día uno de los autores jóvenes más prolíficos y destacados de Guatemala, veterano ya en asuntos de letras. Entre sus obras publicadas se cuentan: “Completamente inmaculada” (2002); “Crónicas Suburbanas” (2002); “Ruleta Rusa” (editado en versión bilingue español-Kachiquel en 2001 por el Fondo de Cultura Económica de Guatemala); “Sobrevivir para contarlo” (1999); “Manual para desaparecer” (1997); “Graga y otros cuentos” (1994) entre otras. Además, sus obras han sido incluídas en importantes antologías de España, México, Cuba y otros países. Actualmente ejerce la docencia en la Universidad del Valle de Guatemala y en la Universidad Rafael Landivar.

06 | UTOPOLIS REVISTA LITERARIA

Seguramente va a ser un martes por la noche. Ese día, me habré levantado un poco más tarde que de costumbre. Orinaré hasta quedar exprimido y, de regreso a mi tibia habitación, apagaré el televisor que ofrece anuncios de máquinas para hacer ejercicios en la bañera. Desayunaré dos huevos tibios con una rodaja de pan tostado. En la mesa leeré un fragmento de Los pasos perdidos de Carpentier. Más tarde rasgaré un poco mi guitarra y tararearé algo parecido a No sun coming through my windows / Feel like I’m sitting at the bottom of a grave. / No sun coming through my windows / Feel like I’m sitting at the bottom of a grave, de Hendrix. Por supuesto que llegaré tarde a mi trabajo, el cual está ubicado en el segundo nivel de la casa. Encenderé la computadora. Releeré el último de mis cuentos. Seguramente estará listo para dárselo a Rogelio o lanzarlo hacia algún certamen que ofrece varios dígitos en premio. Con el diccionario de la Mac y el de la Real Academia corregiré una novela durante toda la mañana en la que el frío de noviembre me rozará las mejillas, las manos y mis pies, que seguramente estarán descalzos. De fondo, me acompañará la guitarra flamenca de Otmar Liebert y la nostálgica voz de Pablo Milanés. En la tarde, en la hora exacta en la que no sabré cuándo empiezan a encenderse las estrellas, contemplaré el azul del cielo que se funde con el naranja que mágicamente emerge atrás de los volcanes. De seguro habré fumado uno o dos cigarros de mariguana. Esconderé los mozotes y el papel en mi caja metálica de té chino y la guardaré tras la vieja refrigeradora. Frente a la pantalla chica descansaré mi cerebro de veinte a treinta minutos, mientras me río de las payasadas de Harold Loyd. En alguna de mis salidas inesperadas al baño observaré una leve brisa sobre los sauces llorones que enfilan hacia el Cerro del Carmen. Pocos minutos antes de las siete de la noche imprimiré la trágica novela de un colega, a quien deberé entregársela corregida y con un prólogo no muy extenso. La máquina del teléfono habrá negado mi presencia en casa y luego de un tajante “No estoy en estos momentos” invitará a dejar su mensaje después del ridículo timbre. De seguro las invitaciones me ofrecerán tomar unas cervezas en El Olvido, bostezar en alguna comedia de teatro de la zona uno y una velada con adolescentes enamoradas de los bohemios. Luego de apagar la Macintosh, iré al baño a rasurarme lo azul de mi cara. Me lavaré los dientes hasta escupir sangre con la pasta dental de bicarbonato. Comeré galletas de chocolate y beberé agua fría a boca de jarro. De noche, cuando esté sentado en la cama con la luz apagada, tomaré el revolver 38 que contiene una única bala. Rodaré el tambor con la misma fuerza con la que día tras día he ejercitado este final del juego. Apretaré las muelas. Toseré antes del click sin detonación. Mi sonrisa quedará congelada hasta que al día siguiente me levante un poco más tarde que de costumbre. Si no sucede ese Martes, seguramente será otro maravilloso Miércoles, Jueves o Viernes. De lo que estoy completamente seguro es que siempre esperaré ansioso lo tenue de la noche para escuchar el click que me ha m,antenido el alma prendida de un hilo desde hace ya tantos años que son difíciles de recordar. *Fuente: Publicado con autorización del autor.

.www.utopolis.blog.com


COMO EN BOTICA

Poesía Hispanoamericana TORMENTA Nuestro viento furioso grita a través de palmas gigantes sordos bramidos bajan del cielo incendiados con lenguas de leopardos nuestro viento furioso cae de lo alto. El golpe de su cuerpo sacude las raíces de los grandes árboles salen del suelo los escarabajos las serpientes machos.

¿LO SABÍA?

Nuestro viento furioso sigue su camino mojado,

es el jugo oscuro de la tarde que beben los toros salvajes, es el castigador del campo. Los hombres oyen en silencio los gemidos del aire, con el alma quebrada, el cuerpo en alto, los pies y la cara de barro. Las indias jóvenes salen al patio, rompen sus camisas ofrecen al viento sus senos desnudos, que él se encarga de afilar como volcanes.

JOAQUÍN PASOS (Nicaragua, 1914 - 1947)

Absorta en siderales lejanías, veo cómo el azul de etéreos cielos se va cubriendo con oscuros velos cuando comienzan a morir los días. Y en las insomnes madrugadas frías, los astros con que hablo en mis desvelos en las noches de negros terciopelos, se diluyen en lentas agonías.

A renacer quizá a un nuevo sino, volveremos un día, cual lo hace ella, que encuentra en cada noche su camino.

MARÍA DEL ROSARIO MOLINA (Guatemala)

RECOMENDACIONES LITERARIAS

LA PIRUETA Eduardo Halfon Editorial PreTextos (2010)

LA VENTANA Antología de cuentos fantásticos Varios Autores Editorial DuQuets (2008)

Sin lugar a dudas, uno de los autores guatemaltecos más destacados a nivel internacional en la actualidad es Eduardo Halfon. Su más reciente obra La Pirueta, fue galardonada con el Premio de Novela Corta José María de Pereda, en España, un prestigioso premio para este tipo de obras. La novela cuenta la historia de un pianista serbio, narrada por el propio autor. Es también la narración de una odisea balcánica, de la obsesión de un jazzista, de una persecución misteriosa y erótica, de cómo esa historia primero se escapa de las fronteras de cualquier amistad y luego rebasa los límites de cualquier cuento.

La editorial californiana DuQuets, puiblicó en 2008, una breve antología de cuentos fantásticos cuya particularidad es que los autores, (de diferentes nacionalidades), en su mayoría son autores nuevos que empiezan a destacar en el mundo de las letras, entre ellos el chileno Víctor Arias, el guatemalteco Jorge Luis Guzmán y el cubano Rolando Sabín. Esta obra recién se ha publicado en Guatemala y se recomienda por ser un interesante aporte a la nueva literatura jóven hispanoamericana, además de haber incluido tres autores guatemaltecos que vale la pena leer.

.www.utopolis.blog.com

SONETO

Nacer para morir; cual una estrella que va en pos de la noche a su destino, cuando del nuevo sol la luz destella.

El ajedrez es considerado no sólo un juego, sino también un arte, y al mismo tiempo una ciencia (sin contar con que tambiés es considerado un deporte mental). Está reconocido como una disciplina deportiva en 156 países alrededor del mundo (incluyendo Guatemala). La enseñanza del ajedrez, puede ser util como forma de desarrollar el intelecto. A las personas que practican ajedrez se les denomina, sencillamente, ajedrecistas.

Por Roberto Garza Grisolía

Soneto

CUADERNOS DE FILOSOFÍA Rogelio Salazar de León USAC/F&G Editores (2009 - 2010) Si se lee el cuaderno número uno, se tendrá el deseo, y hasta cierto punto, la necesidad de leer los que siguen. Esta colección que consta de cuatro cuadernos, nos lleva de la mano en un interesantísimo recorrido por la historia de la Filosofía. Aunque pueda parecer una obra (en su conjunto), densa —dado el tema que trata—, vale la pena su lectura, ya que está escrita en una forma sencilla y sumamente fácil de leer.

UTOPOLIS REVISTA LITERARIA | 07


EN LETRA NEGRA

EL MUNDO DE

LAS LETRAS DESPIDE A José Saramago

Sin duda alguna, el mundo de las letras pierde a uno de sus más grandes exponentes, aún y cuando su legado literario permanezca. José Saramago, quien nació en Portugal (Azinhaga, 1922), falleció el pasado 18 de junio en la isla de Lanzarote (España), en donde vivía con su esposa e hija desde hace varios años. Saramago fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1998. Siempre destacó por su peculiar estilo de escribir y por el ingenio literario que le caracterizó desde sus inicios. Entre las muchas obras que dejó se cuentan: “Ensayo sobre la lucidez”; “Ensayo sobre la ceguera”; “El evangelio según Jesucristo”; “El hombre duplicado”; “La balsa de piedra”; “Todos los nombres”; “Memorial del convento”; “El viaje del elefante”; “La caverna” y “El año de la muerte de Ricardo Reis”, entre otras.

Por Dennis Colindres Recientemente, el autor de origen español, Iñaki Carro, presentó, en el Paraninfo Universitario de la zona uno capitalina, la novela “Del cielo a la montaña” (Magna Terra Editores). Una obra de ficción que a veces pareciera pretender llevar consigo

Un día después de darse a conocer la noticia del deceso de José Saramago en España, fallece en la ciudad de México Carlos Monsivais, uno de los más notables intelectuales mexicanos contemporáneos. Monsivais nació en México en mayo de 1938 y falleció en la misma ciudad el pasado 19 de junio. En el año 2006 recibió el Premio FIL (llamado anteriormente Premio Juan Rulfo), uno de los más prestigiados a nivel hispanoamericano, además de múltiples premios y reconocimientos en ramas diversas del ámbito literario e intelectual. Entre las obras que ha legado, en diferentes ramas como el ensayo, crónica y fábula, se cuentan: “Días de guardar”; “Amor perdido”; El crímen en el cine”; Cultura urbana y creación intelectual: el caso mexicano”; “Apocalipstick” y “Bolero” entre otras.

ESTUVIMOS PRESENTES algunos tintes históricos, que, aunque tienden a desfazarse con respecto a la realidad, no dejan de ser interesantes. La trama narra sucesos acontecidos a un grupo de jóvenes misioneros españoles que arriban a Guatemala y que son testigos oculares del sincretismo entre el cristianismo que ellos mismos, en su calidad de religiosos promueven, y las antiguas creencias mayas de la época. Foto: ©Utopolis Revista Literaria

“—¡Vaya, si esto parece un mercado! Miguel habló en voz alta, pero sólo yo pude escucharle. Los otros hermanos ya habían avanzado un buen trecho hacia el centro de la nave, mientras nosotros aún vacilábamos junto a la puerta.

08 | UTOPOLIS REVISTA LITERARIA

Carlos Monsivais

Ninguno de los dos tenía prisa por entrar. Su comentario me resultó chocante. Porque la atmósfera en aquel espacio tenía mucho de irreal, de teatral. Desde luego, nada qué ver con la de un mercado. El piso se hallaba cubierto por una alfombra de velas —cientos de velas—, por lo que todo aquel lugar parecía estar suspendido en un charco de luz”. Así da inicio el primer capítulo de esta obra escrita por Iñaki Carro, (Bilbao 1971), quien también es autor de “Parados que se los curran” (1997) y “Manual de renta básica” (2003). Carro es licenciado en Pedagogía y Derecho. Actualmente trabaja como profesor de educación secundaria. .www.utopolis.blog.com


EN NUESTRA PRÓXIMA EDICIÓN ARTURO ARIAS Una conversación con el autor de “Sopa de Caracol” Premio Nacional de Literatura 2008.

ERNESTO CARDENAL El poeta nicaraguense dice que no le interesa el Premio Nobel de Literatura.

De: Tutunet Media Network Para: Usted Fecha: Cuando lo necesite

Diseñamos su revista, periódico,folleto, afiche, ¡o lo que necesite! .info@tutunet.com TUTUNET MEDIA NETWORK Diseño gráfico, como lo necesita!!!

JORGE LUIS GUZMÁN Cuento corto “El Extraterrestre”

DENISE PHÉ FUNCHAL Voces jóvenes de la literatura guatemalteca.

SU ANUNCIO PODRÍA ESTAR AQUÍ!!! Contáctenos

¡Además, los ganadores de los libros que obsequiamos en éste número, por cortesía de F&G Editores Y Utopolis!!!

revista.utopolis@gmail.com


FILCSO 2010

FLACSO: 3era. Calle 4-44 Zona 10, Guatemala Tel: 2414-7444 rvargas@flacso.edu.gt

Espacio cultural de FLACSO Guatemala


Revista Utopolis Julio-Agosto 2010