Page 42

P ORTADA

ÉXITO, REINVENTAR SIN LÍMITES, NOS DEFINE

riormente se debe lavar con aguarrás para eliminar el exceso de aceite de lino, con esto también se reduce la absorción de pintura. Durante el trabajo, la brocha no se debe sumergir más de tres cuartas partes en la pintura, porque si se moja constantemente desde el origen se comienzan a desprender las fibras y se quedan pegadas en la superficie tratada. También es importante que al terminar de pintar se limpie la brocha con los solventes adecuados y se cuelgue en un lugar seco para evitar que se deformen las cerdas.

RODILLOS

El rodillo es también una de las herramientas mas utilizadas en la aplicación de pintura y se trata de un método que se emplea para pintar sobre superficies de lejana distancia o alcance complicado, preferen-

40

temente no muy irregulares. La selección del rodillo en lo referente a su tamaño y al tipo de las fibras, dependerá sobre todo del tipo de superficie. A más rugosa la superficie, el rodillo debe ser de fibras largas y tamaños más cortos. Los rodillos convencionales se sumergen en bandejas inclinadas a 40 o 45 grados y se desplazan varias veces por el escurridor para distribuir homogéneamente la pintura. Generalmente el rodillo encuentra su complemento en la brocha, pues mientras uno sirve para las superficies lisas de grandes dimensiones, la otra permite retocar los bordes, rincones y ángulos. En otros casos, cuando las superficies presentan muchas irregularidades por prolongada acción del medio o bien superficies nuevas, pero con elevada rugosidad, resulta aconsejable aplicar la primera capa con brocha y continuar con rodillo las restantes.

VAMOS A PINTAR  

Revista Todo Ferretería

VAMOS A PINTAR  

Revista Todo Ferretería

Advertisement