Page 57

¿Sabías que…? La Demolición es una película argentina de 2005 dirigida por Marcelo Mangone. Es una comedia que cuenta la historia de un hombre obstinado en defender su empresa y otro que llega con la misión de demolerla. Osvaldo Lazzari es empleado de una empresa especializada en demoliciones. Tiene un hijo, una mujer autoritaria y su sueldo es una miseria. Su trabajo inmediato es la demolición de una antigua fábrica en donde habrá de construirse un gran supermercado. Pero durante la inspección de rutina dentro del edificio, Lazzari es sorprendido en una oficina por Alberto Luna, un hombre víctima de alucinaciones, que vive empecinado en sacar la fábrica adelante.

constructivos. De forma brusca y controlada, tenemos: por impacto, por empuje y por sistema combinado. Por impacto se emplea una gran maza metálica que por choque y previo impulso, produce un impulso mecánico cuya energía se destina a la rotura de los elementos del edificio a demoler. Por empuje, se emplea usando el brazo de las retroexcavadoras, donde se le adosa un elemento rompedor. En el sistema combinado, se trata de dos formas de demolición: “elemento por elemento” y “ por colapso” (por impacto o empuje). La aplicación de este sistema combinado se realiza en casos de elementos especiales y en derribos parciales. Grandes demoliciones. Otro tipo de demolición, que se ha convertido en un evento llamativo, especialmente al derribar grandes edificios o estructuras altas, es la implosión de edificios. Para lograrlo se usan explosivos, que son ubicados estratégicamente por expertos y activados de manera conjunta, la demolición sólo toma unos minutos en hacerse efectiva. La explosión causa que el edificio caiga dentro del mismo perímetro, con el objeto de no causar ningún daño a las estructuras

cercanas. Además, la explosión no debe causar vuelo de escombros, ya que incluso podrían resultar personas muertas. Para preparar una implosión, se retiran del edificio todos los cables de cobre, por el valor que representan. También se extraen las estructuras de vidrio, por la amenaza de los potenciales proyectiles; y el material de aislamiento, por su capacidad de esparcirse por grandes distancias. Luego de la implosión, sigue un largo proceso de limpieza. Este método, de gran peligrosidad, sólo se utiliza cuando los métodos anteriores son ineficaces o representan un costo demasiado alto. Uno de los mayores problemas que genera una demolición es la cantidad de químicos y elementos tóxicos que son despedidos en el ambiente a partir, no sólo del uso de explosivos, sino principalmente de la desintegración de los diferentes materiales utilizados en la construcción. Es por esto que las demoliciones no concluyen con la implosión, ya que después de ella, hay un largo y cuidadoso proceso de manejo de los procesos y consecuencias posteriores. Para realizar estas tareas ingenieros, arquitectos y otros profesionales deben trabajar de manera conjunta.

55

EDIC. 43 LA BETERÍA DE ION DE LITIO  
Advertisement