Page 3

ENTREVISTA

ENTREVISTA

Con el voto voluntario se ha notado una gran apatía de todos los sectores por concurrir a las urnas en las últimas elecciones. ¿Cómo vislumbra usted la disposición actual de los potenciales electores? Creo que cada día es menor, salvo en los casos en que algún líder local de fuera del duopolio es capaz de movilizar a la gente, como fue el caso Gabriel Boric en la Patagonia. En las elecciones municipales esto se debería dar con mayor fuerza en algunas comunas porque muchos liderazgos, en especial a concejales representan fuerzas locales, lo que no significa que el aumento será sustancial, más bien creo que igual disminuirá.

INQUIETUDES Y ESPERANZAS

¿Tenemos los cristianos un rol ante las próximas elecciones municipales? Carlos Paredes Nida Periodista

S

e avecinan tiempos de elecciones de nuevas autoridades. Primero, en octubre próximo en el ámbito municipal, posteriormente serán parlamentarias y presidenciales. Es decir, comienza a agitarse el ambiente de la comunidad, surgen propuestas, planteamientos, críticas y, también inquietudes. ¿De qué forma nos toca en lo personal este quehacer ciudadano? Y en lo más inmediato, frente a las elecciones de alcaldes y concejales, ¿cuál debería ser la opción de los cristianos?

Coordinador de la Oficina de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, de la Sociedad Misionera de San Columbano, César Correa Valenzuela contribuye al diálogo. Stella Maris conversó con el coordinador de la Oficina de Justicia, Paz e Integridad de la Creación, de la Sociedad Misionera de San Columbano, César Correa Valenzuela. Con trabajo pastoral en muchas comunidades, César tiene una visión crítica frente a Stella Maris

4

Agosto 2016

la disposición del electorado en cuanto a su participación en el proceso, pero también destaca el aporte que podría tener el ciudadano cristiano en la reconstrucción del “nosotros” y el bien común, frente al individualismo que prima actualmente.

¿Existe una “toma de razón” de los ciudadanos, en cuanto a la importancia que tiene su voto en la definición de los objetivos básicos que debe tener la vida en común en un territorio determinado? ¿Existe un ciudadano empoderado? No necesariamente. La mayoría de la gente, hoy, en especial los jóvenes, no ven que su vida y desenvolvimiento en el territorio pase por las autoridades electas (o el voto) que están muy desacreditadas. Más bien buscan su desarrollo a partir de espacios alternativos, autogestionados y las autoridades o espacios de poder pueden o no ser útiles a esas búsquedas y por tanto pasan a ser utilitarios. La búsqueda política no se da en el ámbito de la discusión de los grandes temas territoriales, sino más bien en el micro-espacio del pequeño grupo sin una marcada identidad con un proyecto político. Muchas veces las adscripciones a luchas territoriales se dan ante la constatación de la necesidad de cambio y fin de la usurpación y destrucción del espacio propio, pero no se traduce en acuerdos o miradas comunes para planificación fuera de la lucha. En este caso, frente a estas próximas elecciones municipales de octubre, ¿cuál, cree usted que es el desafío que enfrentan

“Hacer política significa interesarse por lo común, lo que podemos hacer y construir en comunidad, y ese es precisamente el concepto que está perdido hoy”. los ciudadanos? ¿Y, entre ellos, los ciudadanos cristianos? El desafío a mi juicio para los ciudadanos, sean cristianos o de cualquier denominación, credo o no creencia, pasa por la reconstrucción del nosotros, del concepto de comunidad que puede definir colectivamente y en virtud de su diversidad el cómo quiere vivir su vida. La poca votación no es sólo por lo mal evaluado de la política, sino que es la consecuencia de un modelo, de una forma de estar en el mundo en que el otro, la otra, son sólo validos en cuanto sirven para fines propios. Hacer política significa interesarse por lo común, lo que podemos hacer y construir en comunidad, y ese es precisamente el concepto que está perdido hoy. La vieja preocupación por lo colectivo ya no está, entonces debemos recuperar la noción de que la política tiene que ver no con partidos, autoridad o cargos públicos, sino con el bien común y las decisiones colectivas para lograrlo. ¿Qué aspectos deberían tener en cuenta esas personas frente a un proceso para elegir a las nuevas autoridades de una comunidad? Hay que distinguir primero que no son las autoridades de la coStella Maris

5

Agosto 2016

munidad, sino de la comuna. El surgimiento de una autoridad de la comunidad se da como un proceso donde la persona en cuestión, electa o no, se transforma en la voz de la comunidad, y esa comunidad no se reconoce necesariamente, por los límites territoriales de una comuna, sino por otro tipo de procesos variados que le dan identidad y que pueden o no ser territoriales. Entonces si hablamos de autoridades comunales se tiende a elegir a aquel o aquella que se siente más cercano y que tenga afinidad con los temas que en el momento de la elección sean más importantes para el colectivo. Lo que debiese tener en cuenta la gente al votar es la capacidad real de injerencia que puede tener el o la candidata y la disposición o historia de compromiso con la comuna. Debiese ser importante que el o la candidata sean habitantes de la comuna y por tanto conozcan sus problemas por vivencia ahí y no por escucha. ¿Qué es, a su juicio, lo que mayormente debe motivar la acción de la persona común y corriente al momento de elegir entre uno u otro candidato? Evidentemente los hay de distintos valores y posición sobre

120 Stella Maris agosto 2016  
120 Stella Maris agosto 2016  
Advertisement