Page 1

Stella Maris Edici贸n N掳 116

Julio 2015

En este tiempo de escucha...

...miremos con ojos de fe nuestra realidad


Stella Maris 2

Nº 116 - JULIO 2015

sumario Portada “En este tiempo de escucha… 1 miremos con ojos de fe nuestra realidad” Sumario 2 Editorial ¡Alabado Seas, Mi Señor! 3 Orientaciones Pastorales Nacionales: Una misma inspiración con 4 - 5 planificaciones locales Valparaíso post incendio Volver a creer 6 - 8 La Espiritualidad Martirial. Dimensión constituyente del cristianismo 9 - 10 Catequistas que escuchan, anuncian y sirven 11 - 14

STELLA MARIS REVISTA DIOCESANA BIMENSUAL Nº 116 JULIO 2015 Domicilio Legal Chacabuco 1701, Valparaíso Fono 2255538 Fax 2254452 E-mail revistastellamaris@iglesia.cl

Director Monseñor Rafael Osorio Cofré

Editora y Periodista María Eugenia Quitral V.

Colaboradora Ana María Carvacho E. Paula González R.

Diseño e Impresión Imprenta Comercial El Mercurio de Valparaíso S.A.P.

Gráficas Diocesanas 12 - 13 Diáconos en tránsito. La alegría de servir al Señor 15 - 16 Vida Consagrada: una hermosa respuesta al Amor de Dios 17 - 18 Diez años Escuela Diaconal “Felipe Diácono” 19 - 20 Decretos 21 - 22 Aniversarios 23 Gracias por su colaboración en esta Cuaresma de Fraternidad 24


Editorial

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

¡Alabado seas, mi Señor! ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR!

Pues por ti, Altísimo, coronados serán.

Altísimo, omnipotente, buen Señor, Tuyas son las alabanzas La gloria y el honor y toda bendición. A ti solo, Altísimo, te corresponden Y ningún hombre es digno de pronunciar tu nombre.

¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por nuestra hermana la muerte corporal De la cual ningún hombre vivo puede escapar. ¡Ay de aquellos que morirán en pecado mortal! Bienaventurados los que encontrará en tu santa voluntad Pues la muerte segunda no les hará mal.

¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Con todas tus creaturas, Especialmente el señor hermano Sol Él es el día y por él nos alumbras; Y es bello y radiante con gran esplendor; De ti, Altísimo, lleva significación. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por la hermana luna y las estrellas: En el cielo las has formado Claras, preciosas y bellas. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por el hermano viento, Y por el aire y el nublado Y el sereno de todo tiempo o. Por el cual a tus creaturas das sustento. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por la hermana agua Que es muy útil y humilde Y preciosa y casta. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por el hermano fuego Por el cual alumbras la noche; Y es bello y alegre y robusto y fuerte. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por nuestra hermana la madre tierra, Que nos sustenta y nos gobierna Y produce distintos frutos Con flores de colores y hierbas. ¡ALABADO SEAS, MI SEÑOR! Por los que perdonan por tu amor Y sufren enfermedad y tribulación. fren Bienaventurados aquellos que las sufren en paz

¡ALABAD Y BENDECID A MI SEÑOR! Dadle gracias y servidle con gran humildad. Con las palabras iniciales de este Cántico de San Francisco de Asís comienza el Papa Francisco su Encíclica “LAUDATO SI” acerca de la ecología humana y cristiana. Es decir del amor, cuidado y respeto no sólo de las plantas, flores, animales, paisajes, etc., sino, y sobre todo, del hombre y la mujer, a cuyo servicio pone Dios la creación entera. Y por supuesto el inmenso cariño y respeto por la vida del cuerpo y el alma, y también por el sufrimiento, la enfermedad y la muerte. Les invito a rezar con devoción este Cántico para entrar en el espíritu de la Encíclica. Con mi afecto y Bendición. Gonzalo Duarte García de Cortázar ss.cc. Obispo de Valparaíso

3


Reflexión

Stella Maris 4

Nº 116 - JULIO 2015

“Ánimo. ¡Soy yo! No tengan miedo” (Mt. 14,27) Orientaciones Pastorales Nacionales: Una misma inspiración con planificaciones locales. Por María Eugenia Quitral V., Periodista

E

n los artículos que aparecerán en la Revista Stella Maris de este año, profundizaremos en diferentes aspectos de las Orientaciones Pastorales Nacionales que nos acompañarán en el andar de la Iglesia hasta el año 2020 y que tienen por título “Una Iglesia que escucha, anuncia y sirve”. En este capítulo, se reflexionará sobre el significado de su título y el texto que las inspira y que es el mismo que inspiró la Asamblea Eclesial Nacional en la que se trabajaron estas Orientaciones y que seguirá inspirando la marcha pastoral de nuestras iglesias particulares y locales durante los siguientes cinco años. Con el padre Renzo Ramelli, Licenciado en Teología Pastoral y Párroco de la Parroquia San Pablo de Placilla quien ha estadoo involucrado desde el inicio de las Orientaciones Pastorales Nacionales, conversamos para irlas desmenuzando. Partamos por el inicio, ¿Por qué son importantes las Orientaciones Pastoraless Nacionales? Son importantes porquee necesitamos trabajar juntos, no soloo por una cosa de eficiencia pastorall sino que también por una coherencia pastoral; queremos ser una sola iglesia y en una Orientación Pastoral la idea es que puedan caber todos para ir creando una sola iglesia, teniendo énfasis comunes. Así ir haciendo más coherente nuestra tarea evangelizadora. ¿Por qué son necesarias las actuales Orientaciones Pastorales Nacionales? La idea es poder ser una sola Iglesia en Chile. La Iglesia en Chile no quiere ser una Iglesia uniforme; sino una comunidad donde los diferentes ministerios, servicios, áreas, unidades pastorales puedan tener una misma inspiración. En la II Asamblea Eclesial, la Iglesia chilena se reunió para juntos discernir lo que Dios le está pidiendo para estos años. Estas Orientaciones buscan eso: tener una misma inspiración y a diferencia de otras dan un paso más, quieren ser unas orientaciones paradigmáticas en vez de programáticas; el ser

paradigmáticas responde a una manera de entender la pastoral. Es decir, no se quiere decir lo que las iglesias locales tienen que hacer (programática), ellas nos regalan por una parte la inspiración, una manera de comprender la evangelización y por otra una forma de hacer las cosas; es decir, una metodología para la evangelización. Éste es el gran aporte de estas Orientaciones, nos aportan una pedagogía pastoral una manera de realizar la acción pastoral. Y eso es muy desafiante, porque dejan en la responsabilidad de cada diócesis, no a nivel central, discernir lo que se debe realizar. Con esto no decimos que propicien un capillismo que sería ir al otro extremo, que cada Iglesia particular se mande a sí sola y no se toquen entre ellas. La idea es que juntas tenemos una misma inspiración y pero con una planificación llocal. Cada unidad eclesial, cada uunidad pastoral va planificando rrealizando su acción pastoral ddependiendo de su realidad y pposibilidades concretas. Estas Orientaciones Pastorales llevan en su título tres verbos: Escucha, anuncia y sirve. ¿Por qué ellos? No son sólo tres verbos, sino que tienen un orden. Aquí el orden de los factores sí altera el producto. Ya que corresponde a una pedagogía pastoral, a un camino pastoral; queremos ser una Iglesia que escucha, que contempla; es decir, no solamente una iglesia que mira la realidad. El escuchar requiere involucrarse, tener los sentidos abiertos. El escuchar también es contemplar porque queremos contemplar a Dios, no queremos hacer un análisis de la realidad para después juzgarla; la realidad no es nuestro adversario que debamos transformar, la realidad es un lugar donde está Dios; y como es un lugar donde está Dios queremos contemplarlo, descubrirlo, gozarnos con la realidad. Lo primero es escuchar a Dios, contemplar a Dios como primer paso fundamental. Cuando uno lo escucha y contempla, viene el segundo paso que es dialogar con él. No solamente queremos ser una Iglesia que anuncia a alguien que no conoce sino que queremos dar la buena noticia, el Señor está contigo, ése es nuestro gran


Reflexión Comentario anuncio. Nuestro gran anuncio es reconocer que Dios está en nuestra realidad, que el Reino está presente. Ese anuncio lo contemplamos, lo reconocemos, nos maravillamos pero también nos desafía a nosotros mismos. Es un anuncio que se nos viene de vuelta; por eso es una Iglesia que dialoga, no sólo que anuncia, sino sobre todo que dialoga, que tiene interlocutores con quienes dialogamos. Por último, en este diálogo nos ponemos a su servicio. Por eso es una Iglesia que escucha, anuncia y sirve. Escuchamos a Jesucristo, anunciamos su presencia, su Reino y nos ponemos al servicio de cada persona humana. “Ánimo. ¡Soy yo! No tengan miedo” (Mt. 14,27) El texto que inspira estas Orientaciones Pastorales Nacional está en el Evangelio de Mateo 14, 22-33. “Este texto inspirador es un texto que inspiró nuestra Asamblea Eclesial Nacional, inspira nuestras Orientaciones Pastorales y nuestra marcha pastoral. En el mismo texto Jesucristo nos va arrojando una pedagogía pastoral” señaló el Padre Renzo. “De inmediato, Jesús obligó a los discípulos a que subieran a la barca y se adelantaran a la otra orilla, mientras Él despedía a la gente” (Mt 14, 22) El primer momento, Jesús le dice a los apóstoles, suban a la barca y todos los apóstoles se suben a la barca. De hecho aquí el verbo es fuerte, Jesús obligó, no es que sea autoritario, pero sí como una necesidad, uno no puede ser cristiano fuera de la barca. Lo primero de estas Orientaciones Pastorales es que todos cabemos en la barca, todos tenemos que subirnos. Hay que generar diferentes espacios y usar la creatividad pastoral para poder considerar a todos. Quizás no todos van a ir en el mismo lugar de la barca; pero todos sí tienen que estar arriba. Primero todos tenemos una misma inspiración, que es muy importante, a veces por eso no resultan los planes pastorales ya que andamos todos para arriba y para abajo. Dependerá de que juntos vayamos pensando y soñando una misma Iglesia. Por eso es muy importante subirse a una misma barca. “La barca estaba muy distante de tierra, sacudida por las olas, pues el viento era contrario” (Mt 14, 24) Luego, la barca empieza a andar, los discípulos sienten miedo porque empiezan las olas a surgir. Esta barca representa la Iglesia y al mundo, la sociedad lo que está fuera de la barca: el mar. Para muchos, el mar era el lugar del mal, lugar de los demonios. Y van empezando a aparecer distintos demonios y quizás como en nuestra vida personal, familiar, eclesial lo que está fuera de uno se va viendo como una amenaza, son olas que me ahogan, me dan miedo y la primera tendencia es a refugiarse. Entonces, el punto de partida se pone aquí en estas olas, en estas cosas que van poniendo resistencia, eso que está fuera de mí, eso que me niego a reconocer, eso que me da miedo.

Stella Maris Nº 115 116 -- OCTUBRE 111 ENERO JULIO 2015 20152013

Enseguida Jesús les dijo: “¡Ánimo, soy Yo, no tengan miedo!” (Mt 14,27) Ahí Jesús dice ¡Ánimo, soy Yo, no tengan miedo! Cómo poder reconocer a Dios en eso que me da miedo, cómo poder reconocer a Dios en eso que me asusta. Estamos viviendo cosas difíciles como Iglesia, como país. Ahí está la capacidad del pastor, del agente pastoral, de la planificación pastoral en ir más allá de la realidad. Es decir, no solamente contemplar la actualidad sino contemplar la realidad que hay en esa actualidad. Dios está actuando, no queremos ser profetas de desventuras, sino ser profetas del Reino, que Dios está presente. Pedro le respondió ¡Señor, si eres Tú, mándame a ir a Ti sobre las aguas! (Mt 14,28) Pedro reconoce al Señor, eres tú. Luego de poder descubrir que el Señor está ahí podemos reconocer quién es, quiénes son los diferentes sujetos que están actuando en nuestra sociedad. Aquí es muy importante la periferia, el poder planificar desde la periferia. Señor eres tú, mándame ir a ti, dónde estás. Desde allá comenzar y Pedro caminó hacia allá. Tal vez nuestros planes pastorales deban ser en camino, un plan pastoral siempre está en construcción. Eres tú, mándame ir a ti y Pedro caminó, con estos interlocutores podremos ir descubriendo líneas de acción. Pedro bajó de la barca, caminó sobre las aguas y fue hacia Jesús, pero al sentir el viento se llenó de temor, comenzó a hundirse y gritó: “¡Señor sálvame!” (Mt 14,29-30) Sin embargo, Pedro al ver las olas sintió miedo y se hundió nuevamente. Cuando sacamos la vista de Dios nos hundimos. Esta realidad con la que estamos construyendo, solidarizando, cuando nos olvidamos de Dios nos empezamos a hundir. Esta realidad también invita a convertirnos. ¿Qué debo convertirme? No pensar en lo que los demás deben convertirse sino qué cosa tenemos nosotros que convertirnos. Por eso estas Orientaciones Pastorales tienen el gran desafío de realizar un proceso profundo de conversión pastoral; que no apunta tanto a la conversión de los demás sino en primer lugar a nuestra propia conversión, qué debemos convertir. De inmediato Jesús extendió la mano, lo tomó y le reprochó: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?” (Mt 14,31) Jesús toma la mano de Pedro y lo levanta. Le dice Hombre de poca fe por qué dudaste y volvió a tener fe. Luego esta contemplación es que toda la acción pastoral nos lleve a ese ser gozoso, a poder renovar siempre nuestra fe, que Dios está aquí.

5


Comentario Crónica

Stella Maris 6

Nº 116 - JULIO 2015

Valparaíso post incendio

Volver a creer

Paula González R., Colaboradora Cinco cerros afectados, casi tres mil casas destruidas y más de 10.000 personas damnificadas, son algunas de las cifras que nos dejó el incendio que afectó a Valparaíso en Abril del año 2014, pero también nos dejó muchas enseñanzas, oportunidades y acciones, como las que ha desarrollado el Obispado de Valparaíso, a través de su Pastoral Social Caritas y en conjunto con la Pastoral Social Caritas Chile/CECH para ir en ayuda de las personas que lo perdieron todo. Tras el siniestro que afectó a Valparaíso todo el mundo se puso de pie para ayudar, se movieron los estudiantes universitarios y secundarios, particulares y muchas empresas, al pasar los días, semanas y meses, sólo fueron quedando algunos actores y medidas gubernamentales y municipales destinadas a ayudar a las familias afectadas, de manera de facilitar la normalización y reconstitución de sus vidas. Uno de estos actores que ha estado desde el primer momento conteniendo y apoyando a las familias del sector ha sido la Iglesia, a través, de las Parroquias de los lugares afectados como son Nuestra Señora de Andacollo, Inmaculado Corazón de María, San Juan Bosco y Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Desde sus filas los Párrocos y profesionales encargados no han tomado en cuenta creencia, raza o condición social para ayudar a los afectados a enfrentar la emergencia a través de diversos programas, que veremos a continuación, como son el plan de emergencia, auto construcción y equipamiento, y micro emprendimiento. Plan de Emergencia Inmediatamente sucedida la catástrofe la Pastoral Social Caritas Valparaíso en conjunto con Pastoral Social Caritas Chile/CECH comenzó a trabajar en el “Proyecto de Respuesta al Incendio Forestal de Valparaíso” el que contempló la integración de cinco líneas estratégicas de trabajo en un Plan Global, siendo una de ellas el desarrollo comunitario. En este contexto la asistente social Andrea González es la encargada de la continuidad del proyecto que pretende tener como resultado, a mediano plazo, planes de emergencia comunitarios. Para ello se seleccionaron los sectores a intervenir para luego invitar a los líderes comunitarios a participar de un taller de ocho sesiones con el fin de direccionar a los asistentes en la creación de un plan de emergencia. “La idea es motivar a las comunidades a la organización

local, que queden las capacidades aprendidas en el mismo sector, porque son ellos los que van a dar la primera respuesta en caso de cualquier otra emergencia, ya sea incendio, terremoto, aluvión”, manifestó Andrea González. De esta manera a través de talleres participativos los líderes comunitarios podrán reconocer su territorio, hacer un diagnóstico de su realidad, elaborar un mapa de riesgos,

ver las falencias del sector y desde ahí concretar acciones que se plasmarán en el plan de emergencia o contingencia. “Es un plan bien sencillo que además tiene que ver con motivar la participación y trabajar en equipo y de esta manera también ayudar a limar asperezas en las relaciones entre vecinos. Entonces hay un tema de fondo que es cómo recuperar nuestra comunidad después de este gran evento”, explicó la profesional. Hasta agosto se trabajará con tres comunidades que son: Ramaditas, Rocuant, Cuesta Colorada y San Roque que corresponden a la Parroquia Nuestra Señora de Andacollo. Las Cañas que corresponde a la Parroquia Inmaculado Corazón de María; y, Mesana, Nuevo Amanecer, Cerro Mariposas, que corresponden a la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón. “Es un plan pequeño que tiene que ver con cómo respondemos a cualquier tipo de emergencia, información que quedará en la Junta de Vecinos, o la entidad con la que estemos trabajando, la Parroquia del sector y la I. Municipalidad de Valparaíso”, manifestó Andrea González. Manos a la obra: Jugando y creando hacemos comunidad Destinados a favorecer y potenciar el desarrollo de niños y niñas entre 8 y 13 años, Cuaresma de Fraternidad, a través


Comentario Crónica de su Fondo Nacional, financió en todo el país 44 proyectos que se implementarán, o ya se están ejecutando, durante este año. Uno de ellos se está desarrollando en Mesana, campamento ubicado en la parte alta del Cerro Mariposa,

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

llamado “Manos a la obra: Jugando y creando hacemos comunidad”, el que está ligado con las actividades que Andrea González ha llevado a cabo en el sector gracias a la vinculación de la Parroquia con la comunidad. Se está trabajando con alrededor de 25 niños y niñas de Mesana, los que se encuentran preparando su Primera Comunión o Confirmación, para fortalecer espacios que favorezcan el desarrollo de valores, habilidades sociales y de liderazgo a través de procesos formativos. También se están potenciando habilidades artísticas, culturales y deportivas, con la realización de diversos talleres con el fin de que puedan desarrollarse y crecer sanamente, fomentar la vida comunitaria y su identidad cultural. “Son niños y niñas que están en una vulneración social muy cruda, por eso la importancia de trabajar con ellos a través de estos talleres integrales que son de folclore, deporte y vida sana y creación de un espacio limpio y seguro tanto en lo físico como emocional y por supuesto potenciar la Catequesis”, manifestó Andrea González. La profesional destaca la labor realizada por el párroco del lugar, el padre Juan David Mamani, quien abrió la Parroquia y trabaja para consolidar iniciativas destinadas a mejorar las condiciones de vida de la comunidad y favorecer la solidaridad y organización entre ellos. Habitabilidad y Equipamiento Dentro del “Proyecto de Respuesta al Incendio Forestal de Valparaíso” otra línea en la que se ha venido trabajando fuertemente es la de habitabilidad y equipamiento, de la que está a cargo el asistente social Alexis Torreblanca. “Se partió trabajando con las cuatro parroquias que circunscriben los sectores siniestrados que han sido el nexo con la comunidad. De esta manera se fue generando el contacto con las personas e identificando las necesidades que se levantaron de acuerdo a cada situación familiar”, manifestó el profesional. Al haber muchos actores involucrados en lo relacionado con la vivienda ha sido más compleja la intervención, por lo que hemos enfocado nuestro trabajo en los elementos que las familias no tienen cubiertos. “Es así que nosotros entramos a complementar la realidad actual que tienen. Por ejemplo, con los dineros recibidos han levantado su vivienda pero no les alcanzó para el baño, entonces nosotros ampliamos los metros de construcción con la asesoría de Ulises Figueroa, técnico en construcción, quien hace los presupuesto de los

7


Entrevista

Stella Maris 8

Nº 116 - JULIO 2015

materiales que necesitan”, explicó Alexis Torreblanca. Como así mismo, con respecto al equipamiento, el Obispado de Valparaíso a través de este proyecto, los apoya en la compra de aquellos enseres de primera necesidad, como son, refrigeradores, lavadoras, clóset, cómodas, entre otros. Lo más difícil, explica el profesional, son las situaciones de disparidad que se han encontrado en los sectores afectados. “Hay personas que han avanzado mucho en el tema de su subsidio y ya están construyendo sus viviendas nuevas; pero hay otras que tienen trabados sus papeles por algún motivo en la municipalidad o el Serviu”. Hasta el momento se ha podido ir en apoyo de 150 familias, cifra que se espera aumentar hasta 350 antes que finalice el proyecto en agosto de este año. “En algunos casos vemos que las familias pueden ser beneficiadas tanto en auto construcción como enseres, pero eso se ve caso a caso. Debido a la forma en que trabajamos y la evaluación que hacemos ha habido muy poco aprovechamiento”, manifestó. Y es que una fortaleza que ha tenido esta línea, es el trabajo en terreno visitando a cada una de las familias para luego levantar una ficha con sus antecedentes y de acuerdo a eso ver la factibilidad de beneficiarlos con una o ambas acciones. Los montos para equipamiento van desde los $150.000 a $200.000, mientras que en habitabilidad se manejan cifras entre $300.000 y $700.000. “Creo que este fondo solidario diocesano, ha sido un importante apoyo a las familias porque es una fuente de recursos que no tenían contemplado para cubrir ciertas necesidades en las que iban a tener que invertir obligadamente y, aunque a través de las Parroquias ha sido más lento nuestro acercamiento a las familias, esto nos ha permitido asegurarnos que el dinero llegue a las personas que realmente lo necesiten”. Microemprendimiento En enero de este año, partió otra de las áreas en las que se ha trabajado fuertemente la que lleva por nombre “Proyecto de Recuperación y Fortalecimiento de micro emprendimientos post incendio del 2014”, a cargo de Carolina Gallardo, técnico superior en administración y marketing y Cefista, entrenador de relatores de diferentes disciplinas. En un primer momento la intervención iba a beneficiar sólo a 50 personas pero coincidió que se hizo presente Sercotec y Fosis en los sectores afectados. “Debido a ello se decidió reestructurar el proyecto y enfocarlo a las personas que quedaron fuera del proceso gubernamental o no recibieron el total de fondos para funcionar”, explicó Carolina Gallardo. En esta reformulación las personas que habían recibido los beneficios de Sercotec o Fosis sólo podían optar a un monto no superior a $250.000, mientras los que tenían una idea de negocio sólo hasta $300.000 y aquellos que estaban funcionando, podían acceder a $450.000, lo que permitió abrir el proyecto a más personas y alcanzar un

total de 99 beneficiados, es decir, doblar el número inicial. “Después del incendio mucha gente perdió sus trabajos o dejó sus labores para concentrarse en la reconstrucción de sus viviendas. Es por ello que de ser dependientes se hicieron independientes laboralmente haciendo emprendimientos nuevos y retomando los que habían dejado tiempo atrás”, expresó Carolina Gallardo. Es en este contexto se hizo una intervención en Rocuant, Mesana, El Litre, Corazón de María y Cerro Merced, a través de las parroquias del sector, para llegar a los emprendedores. Como los fondos son limitados y sólo se podía beneficiar a un número acotado de personas se

efectúo un primer filtro a través de una ficha declarativa, para luego hacer un segundo filtro en la asistencia a los talleres, quedando el total de 99 personas antes mencionado. Luego de cumplir con las 48 horas de clases de comercialización, habilidades emprendedoras y plan de negocio, los emprendedores debían hacer una presentación de su plan de negocio para ver si se les apoyaba o no en el monto máximo al que estaban postulando. Hoy se está viviendo el proceso de compras a lo que le seguirá una Feria Productiva en la Plaza Victoria donde los emprendedores podrán mostrar sus productos y el trabajo realizado. El proceso finalizará el 31 de julio con todas las compras realizadas y rendidas. Para Carolina Gallardo fue motivante poder ayudar a familias damnificadas desmarcándose de los criterios estatales o municipales de ayuda. “Muchas veces hay reglas muy rígidas que dejaban a mucha gente fuera del sistema, pero nosotros veíamos más allá de si se tenía o no determinado papel, nosotros observábamos la necesidad real de esa familia para salir adelante”, afirmó. Pero más allá de los activos productivos lo que se logró en esta intervención fue crear redes de asociatividad entre vecinos y sobre todo, solidaridad. Equipo ejecutor de Proyectos Área Pastoral Social Caritas Andrea González Alexis Torreblanca Ulises Figueroa Carolina Gallardo


Comentario

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

La espiritualidad martirial Dimensión constituyente del cristianismo Juan Pablo Espinosa Arce, Profesor de Religión y Filosofía (UC del Maule), Candidato a Magíster en Teología Fundamental (PUC) Laico Diócesis de Rancagua

A

l momento de estudiar la historia de la Iglesia, una de las épocas que más llama la atención y que ha sido llevada al cine en innumerables ocasiones es la de la época de las persecuciones contra los cristianos, el tiempo de los mártires, estos hombres, mujeres y niños que dieron testimonio de Jesucristo hasta llegar a derramar su sangre por la profesión de su fe. En este pequeño artículo quisiera proponer una reflexión sobre la espiritualidad martirial, pero no retrotrayéndonos hasta los primeros siglos sino que evidenciando cómo en nuestros mismos días aparecen estos creyentes que se transforman en testigos del otro mundo posible. Hacia un concepto de mártir/martirio, espiritualidad en clave cristiana y espiritualidad del martirio Es bueno dar este primer paso de clarificación de conceptos, ya que con esto estamos delimitando el terreno por el cual nos queremos mover de tal manera de tener una unificación de términos, sin dejar de lado lo que cada uno y desde su propia experiencia ha comprendido, en este caso, de lo que es el martirio, la espiritualidad en clave cristiana y de la unificación de ambos en lo que hemos querido llamar como espiritualidad del martirio. La palabra mártir proviene del griego martyr y significa etimológicamente “testigo”. Así, el mártir es aquél/aquella que da testimonio ya sea en el terreno público, jurídico o religioso. En la tradición cristiana han recibido este nombre aquellos que fueron muertos por dar testimonio público de la fe en Jesucristo. El uso de este concepto está presente en los Hechos de los Apóstoles (22,20), en donde encontramos al primer cristiano martirizado, Esteban. El martirio cristiano se vive teniendo en cuenta a Jesucristo, el cual es llamado el “Testigo fiel y verídico” (Ap 3,14) y que entregó su vida en fidelidad a la misión encomendada por el Padre (Lc 4,42 y par). Ahora bien, si el Maestro da testimonio de la fe cargando con la cruz, la comunidad creyente también ha de experimentar la suerte de Jesús (Mt 5,12; Lc 14,27). La misión cristiana nace como acción testimonial/martirial: “…recibirán la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, Judea y Samaría y hasta el confín del mundo” (Hech 1,8). Veamos ahora el tema de la espiritualidad cristiana. Seguiré aquí la definición que Gustavo Gutiérrez, teólogo peruano y fundador de la Teología de la Liberación, nos regala sobre

este concepto. Él nos dice que la espiritualidad en sentido estricto es “el dominio del Espíritu”, el cual nos conduce a la verdad plena y nos recuerda las palabras de Jesús (Jn 16,3). Es también “una forma concreta, movida por el Espíritu, de vivir el Evangelio. Una manera precisa de vivir ‘ante el Señor’ en solidaridad con todos los seres humanos, ‘con el Señor’ y ante ellos” (en “Teología de la Liberación”, 2014: 312). En la espiritualidad asumimos una determinada disposición de acercarnos a la experiencia de la fe, la cual se realiza necesariamente en clave de Pueblo, de Iglesia. La forma que el cristianismo tiene de vivir la fe en el Dios de Jesús pasa por el encuentro con los otros ya que los otros nos constituyen. Esa es nuestra identidad y el más profundo sentido de la pertenencia eclesial. Otra de las definiciones que podemos tener de espiritualidad es la de seguimiento de Jesucristo. Este seguimiento veíamos antes puede conllevar el compartir la suerte de la muerte del Maestro, pero también dar testimonio sin la entrega máxima de la sangre. La espiritualidad martirial por tanto es una disposición del creyente de experimentar la parresía, la valentía del discípulo que vive en comunión con la Iglesia en salida que anuncia el evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, “sin demoras, sin asco, sin miedo” (Evangelii Gaudium 23). El Papa Francisco nos recuerda que “el discípulo sabe dar la vida entera y jugarla hasta el martirio como testimonio de Jesucristo, pero su sueño no es llenarse de enemigos, sino que la Palabra sea acogida y manifieste su potencia liberadora y renovadora” (Evangelii Gaudium 24). El Espíritu del Mártir Jesús es el que mueve y conduce a la verdad plena al mártir que vive su testimonio en medio del Pueblo anunciando que el otro mundo sigue siendo posible. El mártir cristiano es el profeta, el que anuncia la Palabra de Dios que sana y libera y denuncia aquellas situaciones de pecado que violan la dignidad de sus hermanos los hombres. El mártir es el discípulo que carga con la cruz y

9


Stella Maris 10

Nº 116 - JULIO 2015

que vive las bienaventuranzas como programa de vida y como centro nuclear del Evangelio de Jesús. El testigo vive las notas prácticas de la comunidad, de aquellas que habló el teólogo chileno Ronaldo Muñoz SSCC: la Iglesia samaritana (se compadece, comparte y sana), la Iglesia hogar (acogedora, responsable, reconciliadora), la Iglesia santuario (espacio para la oración), la Iglesia misionera (que está presente, que dialoga con el Evangelio), la Iglesia profética (que anuncia la esperanza y que se sabe en conflicto y en persecución). Monseñor Romero: Un mártir de nuestros días Anteriormente veíamos algunas características tanto del mártir como de la espiritualidad que le es propia. También decíamos que el martirio no sólo se queda en los lejanos tiempos de las persecuciones romanas, sino que el testimonio de la sangre, del conflicto, de la profecía se vive en nuestros días, en nuestra tierra. Y uno de esos hombres fue Monseñor Óscar Romero, recientemente beatificado (23/05/15). La labor pastoral de Romero estuvo siempre ligada a la opción preferencial por los pobres, a hacer eco de las palabras proféticas de la Conferencia del CELAM celebrada en Medellín en 1968 que tuvo como misión traer el mensaje del Concilio Vaticano II a América Latina. Sus homilías dominicales tuvieron la sensibilidad de poder leer la Palabra de Dios desde el contexto de opresión en el que sus hermanos salvadoreños se encontraban. Se enfrentó abiertamente, como Jesús, a los grupos de poder y de armas que provocaban asesinatos y desapariciones. Así, el domingo 23 de Marzo de 1980 en la Catedral de San Salvador pronunció la que sería su última homilía. Su voz ha quedado grabada a fuego en el corazón de millones de latinoamericanos y de hombres y mujeres de fuera de nuestro continente: “Yo quisiera hacer un llamamiento, de manera especial, a los hombres del ejército… Hermanos, son de nuestro mismo pueblo. Matan a sus mismos hermanos campesinos. Y ante una orden de matar que dé un hombre, debe prevalecer la ley de Dios que dice: “No matar”… La Iglesia, defensora de los derechos de Dios, de la Ley de Dios, de la dignidad humana, de la persona, no puede quedarse callada ante tanta abominación… En nombre de Dios y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo ccada día más tumultuosos, les

Comentario Reflexión

suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: Cese la represión”. Al día siguiente, el 24 de Marzo, mientras celebraba la Misa en la capilla del hospital de La Divina Providencia de San Salvador un francotirador entró al lugar santo y dio muerte a Óscar Romero en los momentos en los que iniciaba la Consagración. Murió mártir y su deceso provocó un sentimiento instantáneo del reconocimiento de su santidad, de su amor a Dios y a los pobres, y de su “sentir con la Iglesia”. Con razón fue llamado por los más pobres “San Romero de América”. Romero fue el “pastor que dio la vida por sus ovejas” (Jn 10,11). Su ministerio pastoral y su vida entera fue una lectura de la profecía de Ezequiel, quien dice que el buen pastor buscará a la oveja perdida, irá por la descarriada, cuidará de la herida, fortalecerá a la enferma, protegerá a la gorda y fuerte, todo esto hecho con justicia (Ez 34,16). Dicha justicia es signo del Reino de Dios del cual fue testigo Romero. Esta hora de la Iglesia, convulsionada, desilusionada, dolida, que parece zozobrar en el lago de Galilea, necesita con urgencia pastores según el Corazón de Jesús y laicos y laicas que sean protagonistas del Evangelio. Esos pastores y esos laicos necesita la Iglesia hoy. El desafío finalmente es asumir esta espiritualidad martirial viviéndola como parte constituyente del cristianismo. Los ejemplos de tantos y tantas que han sido testigos de que el otro mundo sigue siendo posible nos provocan, nos urgen, nos reclaman una palabra y una acción pastoral concreta. Pensar, celebrar y vivir la fe en clave de martirio posibilita una comprensión siempre nueva de la vida de Jesús y de la misión encomendada a la Iglesia. Pidamos al Señor que nos haga testigos valientes, profetas y mártires. ¡Qué bueno es que la Iglesia corra algún riesgo por el sólo hecho de ser creyentes del Mártir Jesús!


Reflexión Comentario Formación

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Catequistas que escuchan, anuncian y sirven... Una mirada actual a la Vocación y al Ministerio de Catequistas Pbro. Felipe Lizama S. El Kerygma y la identidad de la catequesis y de los catequistas: A pesar de no ser documentos exclusivos para la misión de la catequesis, de la catequética o de los catequistas, en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco y en las Orientaciones Pastorales de la Iglesia chilena 2014-2020, encontramos importantes pistas a considerar. Evangelii Gaudium dedica importantes líneas para referirse al Kerygma y su importancia en el anuncio del Evangelio en el mundo actual. En el Tercer Capítulo (El anuncio del Evangelio), casi al final, en el numeral 164 presenta el Primerr Anuncio como el “centro de la actividad evangelizadora y de todo intento de renovación Eclesial”. Con estas palabras manifiesta cómo en la boca de los catequistas resuena el Primer Anuncio: «Jesucristo te ama, dio su vida para salvarte, y ahora está vivo a tu lado cada día, para iluminarte, para fortalecerte, para liberarte». El Kerygma, además, “debe provocar también un camino de formación y de maduración. La evangelización también busca el crecimiento... no debería consentir que alguien se conforme con poco, sino que pueda decir plenamente: «Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí» (Ga 2,20) (EG 160). No se abandona el Kerygma por una formación más sólida; pues, nada hay más sólido, profundo, seguro, denso y sabio que el Primer Anuncio. La formación cristiana es una profundización del mismo, ilumina la tarea catequística y permite comprender adecuadamente el sentido de cualquier tema que se desarrolle en la catequesis. Es el anuncio que responde al anhelo de infinito que hay en todo corazón

humano (EG 165). Las orientaciones Pastorales de la Iglesia Chilena 2014 - 2020 sitúan a la catequesis en el contexto la urgencia de reavivar nuestra experiencia de fe, no como un cúmulo de doctrinas o normas sino un encuentro personal del creyente con la persona de Jesús, que da una orientación definitiva a p la vida. Así recuperar la alegría de ser creyentes, incluso en estos tiempos en los que no es fácil creer (24, a). En el numeral 27 b, cuando señala los elementos transversales que deberían estar presentes en todas nuestras obras y acciones apostólicas, presenta las “vocaciones y ministerios” manifestando que toda la vida cristiana es un llamado gratuito de Dios para conocerlo, amarlo y servirlo. Por lo mismo, toda vida cristiana es una «vocación» a formar parte de la comunidad eclesial. Esta llamada genérica se va especificando para cada uno en vocaciones más concretas. Los catequistas son nombrados en primer lugar al nombrar algunas de las vocaciones y ministerios que los creyentes descubren en el proceso de la maduración de la fe y de respuesta a Dios. II. La catequesis y los catequistas como un desafío pastoral: En todas las comunidades hay un gran número de catequistas que en el proceso de maduración de fe, descubren su vocación y se esmeran gratuitamente por extender el Reino de Dios. Es motivo de alegría para toda la Iglesia (OP 34). Sobre lo mismo el Papa Francisco junto con manifestar la gratitud que experimenta por todos los que trabajan en la Iglesia, en la segunda parte del capítulo llamado “La Crisis del compromiso comunitario” (EG 50-109), Sigue en la página 14

11


Formación Gráficas

Stella Maris 12

Nº 116 - JULIO 2015

Gráficas

Diocesanas Decenas de fieles acompañaron a las del Hermanas de la Congregación Siervas la en ación Ador Espíritu Santo de Perpetua de ción gura inau e lo Temp del consagración Jesús de o rístic Euca zón Cora ento Conv su ubicado en Calle Asunción 450 en Villa Alemana. Este Convento y Santuario de y las Adoración estará abierto entre las 8:00 18:00 horas.

Se celebró Encuentro Ecuménico y de Diálo go Interreligioso que contó con la presencia de miembros de la Fraternidad Ecuménica y del Diálogo Interreligioso de Valparaíso. El tema a reflexionar fue la misericordia divina, sus vivencias y aplicaciones en las diversas comunidades religiosas.

“Bienvenido catequista que escucha” fue el lema que tuvo la Jornada de Catequesis que se realizó en la Casa Central de la PUCV con motivo de la Celebración del Día del Catequista.


Gráficas Formación

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Una mañana de reflexión se vivió en la “Jornada par a adultos y jóvenes de las comunidades educativas” que fue organizada por el Departamento de Educación Católica. En ella trabajaron el tema: “La Comunión Misionera y Participación Solidaria en las Comunidad es Educativas”.

A un año del incendio que le cambió la vida a numerosas personas, se realizó en la Parroquia Inmaculado Corazón de María un Acto Ecuménico para recordar a las víctimas y a las familias que fueron afectadas por este incendio.

Se realizó Eucaristía por los 500 años del nacimiento de Santa Teresa de Jesús, fundadora del Carmelo Descalzo, Doctora de la Iglesia y Maestra de oración. Las Comunidades Carmelitas tendrán diversas celebraciones este año hasta el 16 de octubre ffecha en que termina el Jubileo C Carmelitano.

13


Stella Maris 14

Nº 116 - JULIO 2015

Formación

Viene de la página 11

señala una serie de desafíos que los agentes pastorales enfrentan en medio de la actual cultura globalizada (EG 76). No está lejos de la catequesis y de la vida de los catequistas el dolor y la vergüenza por el pecado de algunos miembros de la Iglesia, la pobreza, la hostilidad (EG 76), la acedia egoísta, el cansancio, la falta de motivaciones, la vanidad (EG 8183), el pesimismo estéril (EG 84-86), la mundanidad espiritual (EG 93-97), la guerra entre los miembros de la Iglesia, el individualismo, la búsqueda de poder, prestigio, placer, seguridad espiritual (EG 98-101), el excesivo clericalismo frente al laicado (102), la falta de comprensión del rol de la mujer (103-104). Por ello, no es difícil encontrar a catequistas que se esmeran en trabajar y realizan su misión con la mejor voluntad, pero lo hacen individualmente, participan de la vida litúrgica de la parroquia o de la comunidad, pero no participan de la vida de comunidad. Se ubican, pero no dialogan. Conocen y enseñan un mismo Credo, pero no comparten la fe en la liturgia y en los sacramentos. Saben que “esa persona también hace catequesis” pero no han tenido la oportunidad de compartir la vida (ser), los conocimientos (saber) y las metodologías (saber hacer) para desarrollar una catequesis en Iglesia (en la barca). Esta realidad nos cuestiona de sobre manera y nos invita a fijar la mirada en Aquel que nos llama y da un ministerio especial: Jesucristo, que nació, padeció, murió y resucito (la alegría que llena nuestro corazón). Nos consuela la conclusión del segundo capítulo de la Exhortación Apostólica: Los desafíos están para superarlos. Seamos realistas, pero sin perder la alegría, la audacia y la entrega esperanzada. ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera! (EG 109). Propuesta de Trabajo Agradecidos por la vocación y el ministerio de catequistas y como Comisión Diocesana de Catequesis, queremos presentar una propuesta de trabajo pastoral a la luz de las Orientaciones Pastorales de nuestra Iglesia: 1. TIEMPO DE LA ESCUCHA Y CONTEMPLACIÓN: como Comisión Diocesana de Catequesis queremos subirnos a la barca y adentrarnos en el mar del anuncio del Kerigma dejándonos sorprender por Jesús, queremos navegar mar adentro “escuchar y contemplar” nuestra realidad en la Iglesia de Valparaíso. AD EXTRA: Queremos realizar una encuesta en terreno sobre la realidad de los decanatos, las parroquias y los catequistas de las distintas catequesis:

Pre-bautismal, Iniciación eucarística, Confirmación y Matrimonial. Nos interesa conocer a las personas, los medios usados (recursos como libros, fichas, programas, itinerarios, etc.), las diversas instancias de oración, formación, encuentro, etc. Para esto realizaremos visitas a las parroquias, a los catequistas, a los responsables de la catequesis parroquial y decanal, etc. Para esto dedicaremos el tiempo que sea necesario. AD INTRA: Queremos trabajar en el enriquecimiento de la Comisión Diocesana de Catequesis. Queremos reflexionar sobre nuestra identidad en la escucha, el anuncio y el servicio a la vida de la catequesis en la Diócesis y los catequistas. Así también, incorporar nuevos miembros que representen a los decanatos en la comisión y sirvan en los distintos desafíos a desarrollar. 2. TIEMPO DEL ANUNCIO Y DE LA CELEBRACIÓN: Queremos que la escucha y la contemplación sea, además, un tiempo especial para congregar a los catequistas e invitarlos a celebrar su vocación y ministerio en la Iglesia. Así también, después de las visitas a las parroquias y decanatos, queremos dar a conocer la realidad de la catequesis por medio del programa radial “Sembrando Semillas en el Aire” de radio Stella Maris (630 am). Impulsaremos la realización de encuentros parroquiales, decanales y diocesanos que enriquezcan el ser, el saber y saber hacer de los catequistas. 3. TIEMPO DEL SERVICIO: Queremos ofrecer a la diócesis, a los decanatos y a las parroquias y comunidades una presentación de lo que ya se hace y de los medios con los que contamos (tradicionales y nuevos, ofrecidos por las editoriales de catequesis o creados por los párrocos o comunidades), una sistematización actualizada de nuestra realidad de las personas, instancias y medios. El objetivo de esto es aprovechar lo que hay y que muchas veces se desconoce. De la misma manera, queremos trabajar para poder ofrecer nuevas instancias y recursos al servicio de la catequesis y de los catequistas. 4. TIEMPO DE AGRADECER: “En cuanto subieron a la barca se postraron ante Él y le decían: en verdad Tú eres el Hijo de Dios”. Queremos ofrecer a la diócesis, decanatos, parroquias y/o catequistas la posibilidad de diversas instancias de encuentro con el Señor y de adoración para agradecer la vocación y el ministerio de Catequistas (retiros espirituales, adoración al santísimo, misa del día del catequista, bendiciones, etc.).


Entrevista Formación

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Diáconos en tránsito

La alegría de servir al Señor Paula González R., Colaboradora

A

poco más de un mes de ser ordenados Diáconos en Tránsito Gustavo Álamos y Alejandro González han vivido días muy intensos y fuertes emociones que han querido compartir con nosotros. Gustavo Álamos Leal Gustavo Álamos es uno de los nuevos diáconos en tránsito que, Dios mediante, será ordenado sacerdote. El 16 de mayo fue ordenado como Diácono en Tránsito y nos cuenta que para él ha sido un período de alegría y paz en el Señor. “Han sido días muy intensos. Días de mucha acción de gracias a Dios por el Don inmenso e inmerecido de la gracia diaconal”, manifestó. El nervosismo y emoción vivida en la imposición de manos del Obispo y la oración consagratoria dio paso a un sentimiento de felicidad de “poder ejercer este servicio para los hermanos y hermanas en el Señor, en la Iglesia”. Su proceso vocacional manifiesta que podría describirlo conceptualmente como una convicción racional de fe. “A lo largo de mi vida, he vislumbrado el paso de Dios que me ama con ternura y firmeza. En primer lugar, en el ambiente de fe familiar. Mi cercanía al servicio del altar; sin embargo, no vino sino hasta la adultez. En varias ocasiones, durante mi niñez y juventud fui invitado a acolitar. Nunca quise”. Cuenta que previo al ingreso en la Escuela de Medicina, fue invitado a unos trabajos universitarios de verano, en Calen, en la Isla Grande de Chiloé. “Nos acompañó un sacerdote de Santiago, hoy misionero por más de 15 años en Nigeria. Me llamó la atención la discreción y eficacia de su ministerio. El padre nos inculcó la necesidad de orar al Señor -hablar con Él-, de acudir a su Presencia Eucarística con

frecuencia. Fueron días de cielo. Yo estaba pololeando, y el Señor suscitó en mi corazón, por primera vez, un “¿por qué no ser sacerdote?”. Terminé el pregrado, vino la pega en sectores necesitados de mi ciudad, Viña del Mar. Meditando una mañana el texto de Mc 6, 34, y ad-mirando los pacientes en su carencia, el Señor se compadeció de mí, y suscitó nuevamente el “¿por qué no ser sacerdote?”. Después de un año y poco más de experiencia en la especialidad de Medicina Interna, dije: “Aquí estoy”, y comencé a participar en las jornadas de discernimiento del Seminario diocesano. Desde las razones de la fe, estoy convencido de que el Señor me ha llamado. Las razones de fe: la necesidad de ministros -¡sacerdotes!- para la celebración Eucarística -el Señor que viene a nosotros como Pan de Vida y Bebida de Salvación-,y para pacificar a los hermanos y hermanas por medio del ministerio de Reconciliación. ¿Qué me impedía en ese momento confiar en la voz del Buen Pastor? Nada. “Aquí estoy”, porque Él se compadeció. ¿Cómo motivar a que más jóvenes se cuestionen una vocación al sacerdocio? Creo que la clave está en la alegría del ministerio, que es la alegría del cristiano. El Señor ha resucitado, y por eso estamos alegres, siempre. El Señor se ha encarnado, y desde su encarnación está inefablemente unido a todo ser humano. Creo que la motivación de los jóvenes al camino vocacional al sacerdocio pasa por dejar que el Señor obre las maravillas que Él quiera. En ser fieles a lo que Él vaya pidiendo. En acompañar, en estar presente con los jóvenes y las jóvenes, en sus inquietudes, alegrías y esperanzas. Y en esa fidelidad, encuentro hoy

15


Stella Maris Stella Maris 16 16

NºNº N Nº1151116 1166- -ENERO JJULIO ULIO U UL IO O 2015 201 0015 15

la felicidad, la alegría de vivir, para anunciar que su Vida está en nosotros, que Jesús vive para darnos su Vida en abundancia, en abundancia de alegría y paz. ¿Cómo no se van a motivar? Es el famoso: “¿por qué no?” Si es Él quien quiere contar con nosotros para llevar adelante su obra de salvación, entonces ¿qué me está impidiendo hoy poder responder con un sí generoso a su llamada, a sus silbidos de buen Pastor, para ser imagen suya al servicio de los hermanos y hermanas, en los que Él está presente? ¿Cómo esperas ser un testimonio vivo y alegre de Jesús? Espero ser un testimonio vivo y alegre de Jesús por medio de una entrega personal generosa, incondicional y confiada a lo que Él me vaya pidiendo. Cuento, siempre, con que es Él quien obra, en instrumentos – conscientemente- limitados, torpes e inútiles como soy yo. Que me enseñe a ser un hombre de Su bendición. Sólo a Él sea todo Honor y Gloria. Alejandro Javier González Hidalgo Para Alejandro González los días post-ordenación han sido de mucho gozo espiritual. “Pero, además han sido días de cautela emocional, pues bien sabemos somos ordenados diáconos en tránsito; y, ello significa que estamos en vistas al sacerdocio, que es la vocación a la que el Señor Jesús me ha llamado”. Y ese llamado lo pudo vivir en la ceremonia de la cual recuerda con mucha emoción el momento de la postración. “En este hecho, yo experimentaba la nada y lo indigno que uno es, eso es lo que representa la postración; pero por otra parte, la compañía y ayuda de los santos, que es lo que significan las letanías. Estaba toda la Iglesia Santa orando por uno, cómo es que me puedo sentir solo”. Para Alejandro la vocación no fue un hecho que nació por generación espontánea. “Mi vocación no se acota a un hecho puntual, sino a una sucesión progresiva de

Entrevista

acontecimientos que fueron esclareciendo el llamado que Jesús me hacía para servirle en el sacerdocio…Yo creo en las mediaciones, Dios actúa ordinariamente a través de mediadores, por ello hay que estar en sintonía con Jesús para atender a las mociones de su Espíritu”. ¿Cómo motivar a que más jóvenes se cuestionen una vocación al sacerdocio? Creo que nos puede ayudar algo que la Iglesia no se cansa de repetir, y es el testimonio coherente de nuestra vida de consagrado. Pero además, ser cercanos, espontáneos y alegres en nuestro servicio. La alegría es una buena forma que nos ayuda a contagiar a otros jóvenes para ser sacerdotes. La alegría es manifestación evidente de que estamos felices en lo que hacemos, y todo joven aspira a ser feliz. Por lo tanto, se le abre otra posibilidad en su vida de realización personal y no solo profesional para aspirar a la felicidad. Este tiempo no ha sido fácil para la Iglesia, ¿Cómo esperas ser un testimonio vivo y alegre de Jesús? No hay dudas de que tenemos que seguir haciéndonos cargo de las atrocidades que se han visto en nuestra Iglesia; pero sin negar ello, creo que no podemos quedarnos estancados por estas situaciones. Hay que seguir atendiendo al pueblo fiel, seguir celebrando sacramentos, visitando enfermos, acompañando a nuestros catequistas y, en fin, todo lo que nos demande la comunidad parroquial. Creo que aunque se está pasando por momentos difíciles, es el mejor momento para ser sacerdotes, pues manifiesta que aún hay jóvenes que se deciden por el Señor Jesús y su Iglesia. Así, nuestro proceso de ordenación tiene algo de martirio, es decir, me hago sacerdote no cuando todo está bien y tranquilo, sí cuando la Iglesia más necesita de jóvenes sacerdote alegres. Con lo cual, se transforma en un testimonio mucho más potente de la presencia del Espíritu Santo en nuestra Iglesia porque sigue llamando en medio de las dificultades.


Testimonios

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Vida Consagrada: una hermosa respuesta al Amor de Dios Sor Lidia Igor Almonacid, Presidenta Conferre Diócesis de Valparaíso

T

odos los católicos estamos llamados al seguimiento de Cristo. Por el bautismo nos hacemos Hijos de Dios, Hermanos de Jesucristo y Templos vivos del Espíritu Santo. Hay personas que por una invitación especial de Dios, bajo una moción del Espíritu Santo, se proponen seguir más de cerca a Cristo, entregarse a Dios amado por encima de todo y procurar que toda su vida esté al servicio del Reino. Esto es lo que se llama en la Iglesia católica, la vida consagrada. Somos hombres y mujeres que formamos parte de un pueblo de iguales.Las personas que asumen libremente el llamamiento a la vida consagrada viven los consejos evangélicos por amor al Reino de los cielos, y éstos son la pobreza, castidad y obediencia. Hay quienes inmersos en el mundo, viven su consagración entre las más diversas actividades de la vida diaria. Testimonios de hermanas que viven por el reino de Dios para difundir su palabra entre los más pobres, entre los jóvenes y en el mundo.

Sor Doménica González Espinoza Seis años de profesión en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, realizó sus Votos Perpetuos el 9 y del ppresente año. de Mayo

¿Qué es la vida consagrada para ti? Es una forma de vida, que brota de una llamada de Dios, que se traduce en una experiencia de ENCUENTRO con JESUCRISTO que transforma la vida a tal punto, de querer compartir ese encuentro con otros. Por tanto, provoca en la persona un deseo de donar todo lo que es al servicio del Reino, asumiendo el estilo de vida que tuvo Jesús: en castidad para amar como Él, en pobreza teniendo a Dios como el único bien y en obediencia, buscando hacer su voluntad. Es un estilo de vida, que permite leer la propia existencia desde Dios que invita a compartir un proyecto de amor al servicio de los más necesitados; en mi caso, este proyecto se realiza en comunidad, y está orientado a llevar a las niñas y jóvenes al encuentro con Jesús. Creo que la Vida Consagrada es un don para la Iglesia, porque representa la fuerza y dinamismo del Espíritu Santo, que suscita en el pueblo de Dios una diversidad de carismas que permiten enriquecer a la Iglesia, y hacerla presente en variados contextos, en un servicio a la sociedad desde diferentes ámbitos, pero con un mismo fin, continuar haciendo presente el Reino de Dios. He tenido la posibilidad de compartir con muchas jóvenes que se preguntan si la vida religiosa es para ellas, y la verdad es que la dificultad para decir sí en muchos casos, viene dada por tener que hacer un voto de obediencia, justamente en una sociedad que les ofrece la posibilidad de regular a su modo la libertad, es decir, “yo decido lo que me conviene”. Sin embargo, quienes optamos por la vida consagrada también elegimos libremente, poner nuestra capacidad de optar en manos de Dios y estamos convencidos que es Él quien nos indica, a través de las mediaciones, por qué caminos podemos ser más felices y más libres.

17


Stella Maris 18

Nº 116 - JULIO 2015

Entonces a una joven que tiene la inquietud por la vida consagrada, le diría que no tenga miedo de decirle que sí a Dios, es una aventura maravillosa que nos libera de muchas esclavitudes y nos permite ampliar la mirada, capacitándonos para vivir con mayor plenitud nuestra existencia. Además, nos sitúa frente a los otros en la dinámica del servicio y la solidaridad, valores que mueven al joven de hoy, pero que desde la consagración adquieren un sentido mucho más profundo, porque no se trata de ayudar por un rato, sino comprometer la propia vida en “el gobierno de Dios” para la construcción de un mundo más justo y fraterno, como nos mostró Jesús. Finalmente, le diría que también tuve miedo a equivocarme, o a qué haría si no era esto, qué dirían los demás. Pero me di cuenta que uno no puede quedarse en la vereda del frente mirando cómo pasa la vida, sino que hay que ser capaz de cruzar y asumir los riesgos que se presenten, sólo así se crece y se pueden tomar decisiones, además quien opta por Cristo jamás pierde; por el contrario, gana el ciento por uno como Él mismo dijo en el Evangelio. Hermana Zunilda Olguín Treinta y dos años en la vida consagrada, en la Congregación de los Sagrados Corazones. Hace 28 años que hizo sus votos perpetuos. La vida consagrada para mí es una invitación que

Testimonios Formación recibes a una Entrega total al Señor de todo mi ser en el seguimiento radical a Jesús, al servicio de los hermanos más necesitados, para entregarles la palabra de Dios y comunicarle que el Señor los ama inmensamente y que confía en cada uno de ellos. El Dios de la vida te mira con amor, te elige de entre el pueblo y te envía a ser su discípula. En estos años de vida en comunidad con mis hermanas he sentido la presencia del Señor muy fuerte; en todos estos años que El me ha llamado, he vivido en profundidad que jamás pensé. Jesús es quien habita en mí y yo en él, porque él es una persona viva y real que necesita de tu amor como yo necesito de su amor para seguir caminando en esta misión que él me ha encomendado. Siento que la Vida Consagrada cada día es más importante y necesaria para anunciar a Jesús en el mundo actual, donde se van perdiendo cada día más los valores evangélicos; pero nosotras como consagradas debemos volver la mirada hacia nuestro pueblo y reubicarnos en nuestro propio carisma y espiritualidad, para acompañar a las comunidades y personas que necesitan de nuestra presencia, aporte, escucha para ir juntos caminando, y descubriendo a Dios maravilloso que nos ama con ternura sin condiciones. La vida consagrada tiene una importancia fundamental en la realidad actual siempre y cuando cada uno de nosotros los consagrados y consagradas, podamos conocer las diferentes realidades de exclusiones, estar al tanto desde dentro de sus vivencia, la vida religiosa d está llamada a ser “Buena Noticia para todos los hermanos.” ¿Qué mensajes darías a los jóvenes de hoy sobre la vida consagrada? Vale la pena conocer, amar y seguir a Jesús, sin miedo. Les diría que sean jóvenes valientes, arriesgados y dispuestos a servir, amar al prójimo, que escuchen la voz del Señor que los está llamando a una vida diferente a la que el mundo le presenta, que se dejen mirar por el Señor que los ama, que se arriesguen a ser testigos y testimonio para otros jóvenes que viven sin sentido. Mostrarles lo importante que es la vida y lo maravilloso que es vivir al estilo de Jesús.


Crónica Formación

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Diez años de la Escuela Diaconal “Felipe Diácono”

Al servicio de la Caridad, la Palabra y la Liturgia Paula González R., Colaboradora La diócesis de Valparaíso se encuentra entre las primeras que acogieron la restauración del ministerio del Diaconado Permanente, restablecido por el Concilio Ecuménico Vaticano II. En la actualidad, la diócesis cuenta con 42 diáconos permanentes los que prestan sus servicios pastorales en sus parroquias de origen o en aquellas a las que el Obispo les destine. En el Capítulo 8 de Hechos de los Apóstoles el relato de Felipe nos permite destacar algunas características de un diácono que puede resumirse en ser un hombre de buena fama, lleno del Espíritu y de sabiduría, pero sobre todo hombre que vive al servicio de los pobres, de los huérfanos y de las viudas; al servicio de la Palabra. Debido a la necesidad de contar con un proceso formativo adecuado a los requerimientos de formación de pastores para nuestra Iglesia Diocesana es que el 5 de junio de 2005 se fundó la Escuela Diaconal “Felipe Diácono” como resultado de la labor

encomendada al Obispo Auxiliar Mons. Santiago Silva, al diácono permanente Juan Carlos González y al Padre Roberto Pinto, Delegado Diocesano para el Diaconado. Este último nos explica que el objetivo general de la escuela es “Lograr en un período lectivo de cinco años la formación de Diáconos Permanentes en las áreas humana, espiritual, teológica y pastoral, a fin de que queden habilitados –previa aprobación del Ordinario del lugar y del consejo de orden- para cumplir las tres funciones tradicionales de su ministerio en la Iglesia, es decir: al servicio de la Caridad, la Palabra y la Liturgia”. Para ello, la formación es realizada en forma personalizada e integral, “entregando las herramientas para que cada persona pueda asumir su historia, su realidad social y eclesial como un don de Dios que llama a un proceso de conversión permanente; así la vida espiritual pasará a ser un elemento central en la configuración de su persona”. Para el Padre Pinto uno de los hechos más significativo de la Escuela se vivió el 7 de agosto del año 2010 cuando fue la Ordenación de la primera generación de personas formadas en la escuela, “se podía constatar como el caminar era fecundo y con la confianza que es una obra querida por Dios”. Formación Espiritual Mario Rojas Martínez fue ordenado diácono permanente el 7 de agosto del 2010 por Mons. Gonzalo Duarte. Actual docente y director del liceo José Cortés Brown de Viña del Mar, ha sido profesor de la

19


Crónica

Stella Maris 20

Nº 116 - JULIO 2015

Escuela Diaconal en las asignaturas del área teológica como Creación, Escatología y Eclesiología Bíblica y Dogmática. Para el docente es labor de la escuela entregar una formación filosófica, teológica, pastoral y espiritual que les permita a los alumnos tener las bases necesarias para responder a las exigencias que impone el diaconado permanente. “Es muy importante ofrecer una formación sólida, adecuada y actualizada que permita a los futuros diáconos responder a las exigencias cotidianas que nos plantea el ejercicio del Ministerio”, manifestó. “He aceptado y vivido con alegría mi trabajo de profesor. Por un lado porque me ha dado la posibilidad de sistematizar mis conocimientos, estudiar, profundizar y transmitir a los demás lo aprendido. Valoro con mucho aprecio el inmenso sacrificio de los estudiantes de la escuela, todos son hombres de trabajo y de esfuerzo, que cada sábado se reúnen muy temprano a estudiar” Apoyo a los alumnos Leonardo Fernández Aguilera, pertenece al Consejo de la Escuela, donde se analizan todas las aristas que ésta tiene. “Para mí es una experiencia muy enriquecedora ser partícipe de la escuela, porque me ha permitido una mayor vida de oración, por sus integrantes y profesores, interiorizarme mucho más en documentos del diaconado, a tener un sentido más profundo de escuchar, de servir y apoyar a los alumnos”, manifestó. Para él la importancia de que exista una escuela diaconal es que por la imposición de las manos por el obispo se recibe la capacidad de actuar como representante de Cristo, Cabeza de la Iglesia, en su triple función de sacerdote, profeta y rey. “Y por esta razón la formación del diácono debe ser integral basada en temas bíblicos, teológicos, filosóficos, eclesiales, como también administrativos y otros. Pero además, hay que tener en cuenta que los diáconos somos esposos y padres, por tanto nuestra espiritualidad también debe ser formada porque debemos dar testimonio de vida como esposos y padres, ya que nuestra misión es distinta a la de los obispos y sacerdotes; la tarea nuestra es estar al servicio de los pobres, sufrientes, huérfanos, viudas, es ser intérprete de las necesidades y de los deseos de las comunidades. La misión del diácono no está en encerrarse en la capilla, es estar al servicio del pueblo de Dios y ser parte de la comunión sacerdotal”, explicó.

Para que la Escuela Diaconal perdure en el tiempo Leonardo Fernández manifiesta es importante no solo rezar sino que tenemos que hablar con nuestros jóvenes del sacerdocio, “tenemos que conversar con ese señor casado y que da buen testimonio de su vida familiar que se preocupa de sus hermanos, que anima su comunidad, sobre el diaconado. La importancia de la escuela, es que nuestros alumnos, puedan discernir su vocación, descubrir junto a todo un equipo de profesores, tutores, directores espirituales, párrocos, si de verdad éste es un llamado de Dios”. Para finalizar manifestó que cree que los diáconos debieran asumir tareas en la educación, en pastoral familiar, pastoral de trabajadores, pastoral social, porque su misión en el mundo laboral es distinta a la misión del obispo y del sacerdote, por el hecho de estar casado. “Juntos tratamos de conducir a nuestros hermanos al encuentro con el Señor Jesús ya que por la ordenación representamos a Cristo”.

Postulantes 1.- Requisitos -La edad mínima para esta postulación es de 35 años de edad -La edad máxima para postular es de 53 años -Años de matrimonio 10 mínimo. -No debe haber una dependencia laboral de una Institución eclesial -No debe tener problemas legales, ni financieros 2.- Cartas de Presentación -El Párroco presenta al Delegado para el Diaconado Permanente, al aspirante al Diaconado con la siguiente documentación: -Exponer por escrito argumentando las razones que lo apoyan: idoneidad, capacidad pastoral, entre otras. -Manifestación del Consejo Parroquial de la comunidad (Parroquial, eclesial de base, o similar) en que se acuerde presentar al candidato -Currículum Vitae y de pastoral del aspirante, con una experiencia pastoral activa no menor a tres años. -Carta personal de la Esposa y de los hijos mayores de quince años en que expresen la aceptación del candidato a la formación diaconal


Decretos

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Decretos - Por decreto de fecha 30 de diciembre de 2014 fue nombrado miembro de designación episcopal del Directorio de la Corporación “Hospital de Niños y Cunas de Viña del Mar” el Dr. D. José Pedro Simonetti Quintana. - Por decreto de fecha 5 de febrero de 2015 fue nombrado Párroco de la Parroquia “San Juan Bosco” el R.P. Jorge Antonio López Herrera, sdb. - Por decreto de fecha 5 de febrero de 2015 fue nombrado Párroco de la Parroquia “Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro” el R.P. Oscar Cuadra Silva, c.ss.r. - Por decretos de fecha 5 de febrero de 2015 fueron nombrados Vicarios Parroquiales el R.P. Carlos Maximiliano Cepeda Montalva, CM a la Parroquia “San Vicente de Paul” de Playa Ancha, y el R.P. José Javier Riquelme Aguayo, c.ss.r. a la Parroquia “Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro” del C° Cordillera. - Por decreto de fecha 27 de febrero de 2015 fue nombrado Párroco de la Parroquia “Ntra. Sra. del Carmen” del C° Bellavista, el R.P. Mario Villar Gómez, CM. - Por decreto de fecha 13 de marzo de 2015 se ha nombrado al Pbro. Renzo Ramelli Morales, Presidente del Directorio y de la Fundación “Almendral”. - Por decreto de fecha 24 de marzo de 2015 fue nombrado miembro de designación episcopal del Directorio de la Corporación “Hospital de Niños y Cunas de Viña del Mar” a D. Juan Pablo Sarraf Aragon. - Por decreto de fecha 26 de marzo del presente año fue nombrado Administrador Parroquial de la Parroquia “Ntra. Sra. de la Esperanza” del C° Esperanza, el R.P. Erwin Tom Esquejo Aro, de la Congregación “Hijos de Santa María Inmaculada”. - Por decreto de fecha 26 de marzo fue nombrado Administrador Parroquial de la Parroquia “San Nicolás” de Hijuelas el R.P. Zimri J. Venega Silva, css. - Por decreto de fecha 31 de marzo del presente, fue nombrado Párroco de la Parroquia “Ntra. Sra. de la Merced” de Quillota, el R.P. José Antonio Leiva Puelles, O.de M. - Por decreto de fecha 9 de abril fue nombrado Párroco de la Parroquia “Santísima Trinidad” de Limache, el Padre Marcos A. Guerra Romero, I.V.Dei, (Instituto Voluntas Dei). - Por decreto de fecha 9 de abril fue nombrado Párroco de la Parroquia “San Pablo” de Placilla de Peñuelas, el Pbro. Renzo Ramelli Morales sin perjuicio de sus responsabilidades en la Fundación “Almendral”.

21


Stella Maris 22

Nº 116 - JULIO 2015

Decretos

- Por decreto de fecha 9 de abril fue nombrado Párroco de la Parroquia “Santa María de los Angeles” de Reñaca, el Pbro. Erwin L. Prieto López sin perjuicio de su responsabilidad como Vicario Episcopal para los Institutos Femeninos de Vida Consagrada. - Por decreto de fecha 9 de abril fue asignado al Equipo de Sacerdotes a quienes se “les ha encomendado solidariamente la cura pastoral” de las Parroquias “Jesús El Buen Pastor” y “Medalla Milagrosa” de Playa Ancha, Valparaíso, el Pbro. Paulo E. Lizama Silva, que integrará el citado equipo sacerdotal junto al P. Juan M. Rodríguez, quien permanece como “Director de la cura pastoral”, y el P. Maurice Alvarado Cordero. - Por decreto de fecha 20 de abril del presente año, ha sido nombrado Párroco de la Parroquia “San Isabel” de El Melón, el R.P. Fray Martín Bernales Moreira, ocd. Y Vicario Parroquial de la citada Parroquia al Fray Patricio Jara Arias, ocd. - Con fecha 24 de mayo de 2015 fue publicado “in extenso” en el Sitio Web del Obispado (www. obispadodevalparaíso.cl) el Decreto con la promulgación del documento “Cuidado y Esperanza. Líneas Guía de la CECH para tratar los casos de abusos sexuales a menores de edad”. DECRETOS DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN CATÓLICA - Por decretos de fecha 1° de marzo del presente año 2015 fueron prorrogados los nombramientos de Directores de los Establecimientos: Liceo “José Cortés Brown” del cerro Castillo, Viña del Mar, D. Mario Rojas Martínez, Colegio “San Agustín” de Viña del Mar, D. Manuel López Amigo, Liceo “San José” de La Calera, Sr. Jorge Castillo Henríquez, Colegio “Santa Filomena” de Quintero, Sr. Carlos Silva Retamales, Escuela “El Ave María” de La Calera, Sra. Marta Uteau Pincheira, Colegio “Sagrado Corazón de Jesús” de Valparaíso, Sra. Claudia Alvarado Díaz, Colegio “San Pío X” de Valparaíso, Sra. Cristina Oyanedel Gaete, - Por decretos de fecha 1° de marzo del presente año, fueron nombradas Directoras de los Colegios “La Santa Cruz” de Limache, sra. Catalina Orlandini Guerra, y Escuela “Purísima de Lo Vásquez” de Casablanca, la srta. Pamela Riquelme Flores. - Por decretos de fecha 24 de abril del presente año 2015 fueron prorrogados los nombramientos de Capellán de los Colegios “San Pío X” y de la Escuela “Purísima de Lo Vásquez” al R.P. Celso Acuña Pizarro, sdv, y Pbro. Mauro Ojeda Videla, respectivamente. - Por decretos de fecha 24 de abril fueron nombrados Capellanes del Liceo “Santa Teresa” de Valparaíso, Liceo “José Cortés Brown-Recreo” de Viña del Mar, y de la Escuela “El Ave María” de La Calera, el R.P. Mario A. Villar Gómez, sdb, R.P. Justo Pastor Salvo Beas y el Pbro. Sebastián I. Vásquez Canales respectivamente.


Aniversarios

Stella Maris Nº 116 - JULIO 2015

Aniversarios Cumpleaños

Julio 1

Jorge Bosagna Aguayo

4 Juan Agustín Rodríguez Gazitúa 14 Pedro Zúñiga González 26 Mario Erazo Flores

Aniversarios Ordenación

Julio Agosto 2 Jaime Da Fonseca Hidalgo 3 Reginald Bernard Roques 14 Jorge Calderón Bustamante 16 Patricio Marambio Pérez

1

Erwin Prieto López

1

Renzo Ramelli Morales

1

Juan Rodríguez Chapa

5 Dietrich Lorenz Daiber 8 Gonzalo Duarte García de Cortázar 13 Sergio Barría Lorca

22 Mauro Ojeda Videla

13 Rafael Osorio Cofré

27 Víctor Godoy Martínez

14 Sergio Murillo Catrileo 14 Luis Enrique Sagredo Gallardo 15 Kepa Bilbao Laca

Agosto 15 Ramón Tapia Rodríguez

23


Stella maris 116 Julio 2015  
Advertisement