Page 1


¡AYUDA A SERVIR! Es una forma concreta de demostrarnos tu apoyo y simpatía: Donativo: . . . . . . . . . .10 euros Donativo especial: . . .15 euros

Edición digital de la revista www.guanelianos.org Correo electrónico: revistaservir@yahoo.es

SUMARIO Editorial

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 3

Carisma, interculturalidad y profecía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 4 Escuchar la voz de los jóvenes . . Pág. 6 El amor misericordioso de Dios en la carta a los Romanos . . . . . Pág. 9 Una familia para todos los niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 15 Un momento de gozo y agradecimiento . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 17 El hogar Juan Vaccari acoge a su primera familia . . . . . . . . . . . . Pág. 18 Calidad de vida e inclusión social . . . . . . . . . . . . . . . . . Pág. 20 El Espíritu Santo: Presencia en Casa Santa Teresa . . . . . . . . . .Pág.22 Mundo guaneliano

. . . . . . . . . . . . . . Pág. 24

Cosas de Puentes

. . . . . . . . . . . . . . . Pág.26

Suplemento de la Pía Unión del Tránsito de San José en página centrales

Escuchar la voz de los jóvenes Próximo sínodo de los obispos

Año XXXV ABRIL - JUNIO 2018

SERVIR 115

EDITA: Congregación Siervos de la Caridad DIRECCIÓN: P. Francisco J. Altuna CONSEJO DE REDACCIÓN: P. Fernando de la Torre, P. José Angel Villegas DISEÑO Y MAQUETACIÓN: Jorge Antolín DIRECCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: C/ San Luis Guanella, 3 - 34005 Palencia DEPÓSITO LEGAL: P-43/1985 IMPRIME: Gráficas Dehon - Torrejón de Ardoz (Madrid)

2

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


EDITORIAL CAMPEONES

Son buenos en lo suyo. En el mare magnum de los

medios y las redes sociales, algunos ilusionan a la gente que, sin embargo, lucha cada día con esfuerzo por vivir o sobrevivir. Pueden ser personas ganadoras o famosas en el mundo del fútbol o que encandilan en los espectáculos televisivos, que hacen transitar al público vidas paralelas y ajenas. En la lista Forbes se publican cada año los nombres de las mayores fortunas del planeta... son los campeones de la sociedad donde prima o se alaba el éxito, la tarjeta de crédito con muchos ceros o la fama que deslumbra, aunque sea fugazmente.

En los cines irrumpió este año la película

“Campeones”. En la ficción, la aventura de un equipo de baloncesto, un tanto anárquico, formado por personas con discapacidad intelectual y guiados por un entrenador lleno de prejuicios. Una apuesta arriesgada la de esta cinta que superaba al último estreno de Spielberg, y que desmonta mitos y prejuicios sobre la discapacidad intelectual, subrayando la dignidad y el gran valor humano de estas personas. Sin sensiblerías y con veracidad. Aquellos jugadores conquistaron el corazón del entrenador y su vida se transformó gracias a aquel equipo solidario. Como decía su director, Javier Fesser: “La película ‘Campeones’ demuestra que todos tenemos limitaciones y enormes capacidades”.

Más allá de los campeones de la élite y del sistema,

podemos y debemos llegar a descubrir a los verdaderos campeones en nuestra sociedad. Son ellas y ellos, que tienen que hacer un esfuerzo mayor. Son sus familias. Y son los que no cuentan, las personas ´normales´, los enfermos, los niños desfavorecidos, la mujer en una sociedad desigual, los ancianos, los jóvenes, los padres y las madres de familia, los jubilados, que reclaman lo que es justo, los desempleados que luchan con denuedo, los que emigran porque no tienen nada que perder y un futuro por ganar, los que trabajan por un mundo posible más inclusivo, justo y humano, a pie de calle y en donde haga falta. ABRIL - JUNIO 2018

3


Carisma, interculturalidad y profecía Capítulo General de los guanelianos

H

ay cosas que van por capítulos, como las novelas, por ejemplo. También las órdenes religiosas jalonamos nuestro caminar por capítulos, aunque nuestro quehacer se juega en el día a día de la vida de las comunidades que son la base de nuestro testimonio y misión.

La

Congregación Siervos de la Caridad (Guanelianos) hemos celebrado en Italia del 8 al 28 de abril el vigésimo Capítulo General. ¿Qué es eso? Una reunión de algunos miembros de la Congregación provenientes de todas partes del mundo donde estamos presentes los guanelianos. En nuestro caso éramos 40 religiosos de 11 nacionalidades (Italia, India, Filipinas, España, Estados Unidos, Paraguay, R.D. del Congo, Nigeria, Brasil, Argentina y Chile). Es un encuentro que se realiza cada 6 años. ¿Y para qué? Para revisar el caminar

4

de la Congregación en los últimos seis años y, a la vez, para proyectar, de la mejor manera posible, el caminar de los próximos seis años (2018 – 2024). También se aprovecha esta reunión para elegir a nivel general (mundial) a nuestros representantes que nosotros llamamos “Consejo General” y que tiene su sede en Roma. Esta vez ha sido elegido como nuevo padre general el P. Humberto Brugnoni de origen italiano, décimo sucesor de San Luis Guanella. Le acompañan en la tarea de consejeros el P. Nico Rutigliano (Italia) el P. RathinamSoosai (India), el Hno. Franco Laín (Italia) y el P. Gustavo de Bonis (Argentina). Un buen equipo con dos novedades: Es la primera vez que se elige a un hermano religioso, además con gran experiencia del mundo africano, y es la primera vez que se elige también a un sacerdote originario de India. A todos ellos les deseamos lo mejor en estos seis años REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


que tienen por delante para guiar, animar y acompañar a la Congregación presente en 23 países y 5 continentes.

El Capítulo llevó como lema estas “Carisma, intercultura-

tres palabras: lidad y profecía”. Ya el título es todo un programa. Bueno, empezamos nuestra asamblea revisando el sexenio a través de unos exhaustivos informes del padre general, ahora ya emérito, P. Alfonso Crippa y del administrador general P. Mario Nava. También dieron un breve informe los representantes de los 7 órganos menores de gobierno que llamamos provincias o delegaciones. Resultado: “Vamos bien, pero podemos mejorar”. Precisamente esa fue la tarea de las distintas comisiones o grupos de trabajo de los participantes al Capítulo: ver lo que podíamos mejorar de cara al próximo sexenio, vislumbrar el futuro, hacer una especie de plan estratégico, dar líneas prioritarias a seguir. Uf, salía humo en los grupos de tanto pensar e ilusionarse con el futuro. Brevemente os damos

algunas conclusiones globales: 1. Seguir en nuestro camino de conversión, como religiosos, desde nuestra experiencia con el Dios de la misericordia y con Cristo, Buen Pastor y Buen samaritano. 2. Fortalecer nuestra vida fraterna desde la fe, el compromiso con los pobres y la interculturalidad. 3. Realizar nuestra misión de manera profética en colaboración con nuestros profesionales laicos, en comunión con las iglesias locales y colaborando con otras entidades afines a nuestra misión. 4. Fortalecer nuestras parroquias samaritanas con sus múltiples maneras de hacer la caridad. 5. Compartir el carisma con los laicos, guanelianos cooperadores y hermanas guanelianas, fortaleciendo cada vez más “la familia carismática”. 6. Caminar desde la austeridad de vida y prestando atención a la administración de las obras con una economía solidaria.7. Partir de la realidad y buscar más lo que nos une que lo que nos separa, dando testimonio de una Congregación unida por un mismo carisma, vivido en diversas culturas, siendo proféticos en lo que el mundo y la Iglesia espera de nosotros.

Todo esto suena muy bien,

¿verdad?. ¿Conseguiremos llevarlo a la práctica? Os lo contaremos dentro de seis años. Mientras tanto hacemos nuestras las palabras de San Luis Guanella: “Característica del religioso guaneliano es tener un espíritu de mucha tolerancia, de amplios horizontes, más propenso a la misericordia que a la justicia”.u

Alfonso Martínez Herguedas SdC

ABRIL - JUNIO 2018

5


Escuchar la voz de los jóvenes Próximo Sínodo de obispos en Roma

Escuchar la voz de los jóvenes.

¿Qué piensan? ¿Qué dicen? ¿Qué no dicen? ¿Qué desean? ¿Por qué son como son? ¿Por qué hacen lo que hacen? Ser joven es una aventura apasionante, no exenta de gozos y dificultades. Ser joven es entrar poco a poco en un mundo caleidoscópico y sus múltiples caras. Ser joven es soñar con una realidad mejor, cambiable, distinta. También la vida de los jóvenes tiene infinidad de rostros y realidades, según continentes, según los distintos entornos sociales, culturales, religiosos y políticos. Es distinto ser joven en la Europa occidental que en Europa del Este, en África o en América. Es distinto haber nacido en lugares donde la seguridad es insegura, donde la guerra silba por los oídos, donde la escasez laboral atenaza, donde creer es una amenaza, donde emigrar o huir es la salida más conveniente para la supervivencia. Es

6

muy distinta la realidad que puedan vivir los jóvenes de estas situaciones que brevemente he descrito que haber nacido en un país en paz, seguridad social, con derecho a estudiar, con familias económicamente estables, con mil posibilidades de ocio y tiempo libre y con la posibilidad de un trabajo bien remunerado. Es por eso que el mundo de los jóvenes puede ser, y es, muy distinto, dependiendo de los entornos sociales en que se viva.

En este artículo quiero centrar-

me más en lo que viven los jóvenes de España y de la Unión Europea. Jóvenes que tienen garantizados una serie de derechos fundamentales, jóvenes con apoyo y solvencia económica, jóvenes con heridas heredadas de la disfuncionalidad familiar, con acceso a una serie de comodidades, de posibilidades, aunque con muchas

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


trabas para encontrar trabajo… jóvenes muy alejados de los temas de la religión. Llevo unos cuantos años en Latinoamérica y cuando vuelvo a España hablo con la gente sobre los jóvenes y me expresan sus quejas… “tienen de todo y lo quieren todo y rápido”, “con los móviles, cómo les cuesta concentrarse, parece que están ausentes de la realidad que viven”, “por el día con los padres por las noches con la novia”, “les encanta hacerse las víctimas y conseguirlo todo”, “pisan poco por la iglesia, no les interesa las cosas de Dios y después de confirmación, nada…” “A los jóvenes no les hables de ser curas o monjas…” “No les es fácil conseguir trabajo, además les hacen unos contratos que…”.

El Papa Francisco en un“Unmensaje mundo

a los jóvenes les exhorta: mejor se construye también gracias a vosotros, que siempre deseáis cambiar y ser generosos. No tengáis miedo de escuchar al Espíritu que os sugiere opciones audaces, no perdáis tiempo cuando la conciencia os

ABRIL - JUNIO 2018

pida que os arriesguéis para seguir al Maestro. También la Iglesia desea ponerse a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe de cada uno; así como también de las dudas y las críticas. Haced sentir a todos vuestro grito, dejadlo resonar en las comunidades y hacedlo llegar a los Pastores”. Son palabras que preparan al Sínodo que se celebrará en el mes de octubre en Roma con esta temática: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Las personas de Iglesia nos pre-

guntamos: ¿Qué pasa a la juventud que tiene tantas dificultades para creer en Dios, para sentirse parte de la Iglesia, para no colaborar en las tareas de evangelización, para no sentirse solidaria con los pobres? ¿Por qué no sienten el deseo de Dios, de lo trascendente, o por qué lo viven de una manera individual, a veces en corrientes religiosas lejanas a las propuestas de fe de las iglesias cristianas? ¿Por qué el encuentro con Jesús y su Evangelio no vertebra,no da sentido a su vida, no los hace más

7


felices? ¿Por qué no se produce el encuentro fundante con Jesús? Si no se da ese encuentro, ¿de qué sirven las catequesis, las polémicas clases de religión, las múltiples manifestaciones de la religiosidad popular? ¿Qué se está haciendo mal en la Iglesia, dónde están los frenos, las infelicidades, las infidelidades?

Estas y muchas más preguntas

bullirán en la olla del próximo Sínodo de obispos y de los peritos en el tema, en el próximo mes de octubre. Y uno se pregunta: ¿Pensarán los obispos por los jóvenes? ¿No sería mejor que los jóvenes hablaran y dijeran qué es lo que piensan de la fe y la Iglesia? Dirán los jóvenes:“si van a hablar de nosotros y no estamos presentes, no vale”. En ese sentido, el documento preparatorio del Sínodo, en su parte final, prevé una serie de preguntas para los jóvenes, según los diversos continentes, y se da la posibilidad de que describan prácticas y experiencias de fe. También en Roma se reunirán 300 jóvenes de todo el universo católico durante una semana, en el mes de agosto, en lo que han llamado pre-sínodo,cuyas aportaciones serán, sin duda, de gran ayuda para la reflexión de los asistentes al Sínodo. En fin, veremos lo que sale de

8

todo esto… Sin duda, es un reto para la Iglesia europea y universal. Es un reto el cómo hacer para que en los jóvenes nazca el deseo el Dios, del Dios de la vida y señor de la historia, del Dios de la creación, del Dios de nuestro Señor Jesucristo. ¿Logrará este Sínodo motivar y suscitar procesos de re-evangelización de la juventud? El esfuerzo se va a hacer, esperemos que los resultados acompañen.

Os dejo con unas palabras del

documento preparatorio del Sínodo: “Debemos acostumbrarnos a itinerarios de acercamiento a la fe cada vez menos estandarizados y más atentos a las características personales de cada joven… El desafío para las comunidades cristianas es ser capaces de acoger a todos, siguiendo a Jesús que sabía hablar con judíos y samaritanos, con paganos de cultura griega y ocupantes romanos, comprendiendo el deseo profundo de cada uno de ellos”. En fin, ponerse en actitud de escucha ya es ganancia. Sólo así podremos encontrar un lenguaje comprensible para todos. Esperemos que este Sínodo sea una ventana de aire fresco de un Dios joven para una Iglesia joven.u

Alfonso Martínez Herguedas SdC REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


El amor misericordioso de Dios en la carta a los romanos (I)

De manera directa o indirecta las

siete Cartas Protopaulinas, es decir las que fueron escritas personalmente por su autor: (1 Tes, Gal, 1 y 2 Cor, Flp, Flm y Rom) hablan frecuentemente de la misericordia divina con diversos lenguajes. Para comprobarlo no hace falta más que consultar, usando unas buenas concordancias, términos con el significado de compasión o misericordia, como los sustantivos griegos eleos, eleemon y el verbo eleein u otros derivados. Desde el momento de su conversión San Pablo experimentó en su propia existencia de cada día esa misericordia en lo íntimo, como antes no lo hubiera ni siquiera imaginado. Se sentía desbordado por ella y hondamente agradecido a sus efectos. En las misivas, dirigidas a sus comunidades, también supo expresar de forma admirable los efectos misericordiosos divinos, regalados a la humanidad entera y a cada hombre, tanto como los llegados a su persona.

P

ero la carta que mejor expone el tema, no podía ser de otra forma, es la más importante de todas ellas: la Carta a los Romanos. Al menos en ocho ocasiones aparece, directamente expresada, la realidad de la compasión y misericordia en su parte histórica y parenética (9,15.16.18.23; 11,30.31.32; 15,9). Aunque sobre todo sobresale en su parte doctrinal, los primeros ocho capítulos, que son los que vamos a resumir ahora aquí, ya que en ellos expone de modo magistral lo crucial de su mensaje

ABRIL - JUNIO 2018

sobre la misericordia. En este escrito fundamental del cristianismo aparece una de las frases más conocidas del Apóstol de las Gentes, que resume muy bien la cuestión que queremos abordar en estas reflexiones: «Pero donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia» (Rom 5,20). Lo que de hecho significa: A las innumerables infidelidades humanas, en el transcurso de la historia, Dios respondió con su infinita misericordia.

La misericordia, más allá de toda

medida, constituye la forma más elevada de gracia, la gracia en demasía como sólo Dios puede tener y está dispuesto a conceder, llevado por su amor incondicional hacia los hombres, necesitados de redención. La misericordia divina siempre triunfa sobre el pecado humano por fuerte

9


que sea. A la gravedad del pecado, consumado de mil maneras por los humanos, debía corresponderle, y así tuvo a bien hacer Dios, sobreabundancia de amor misericordioso. Al No rebelde del hombre, el Señor responde en contrapartida con un Sí rotundo mediante la donación de su bondad y la implantación de una benignidad desbordada. A una antropología deficiente de mil formas le sigue una teología plenificada: «Pues Dios nos encerró a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos» (11,32).

1.- Una Carta «Evangelio»

Lo que mejor define a este escri-

to, dirigido a la Iglesia de Roma, pero que San Pablo también desea que lo lea sobre todo la comunidad de Jerusalén, consiste en ser una Carta Evangelio. Así la denomina con buenas razones uno de sus mejores conocedores, Heinrich SCHLIER. Es decir, nos ofrece una Buena Noticia en grado sumo: la aparición en este mundo de Jesús de Nazaret, el Mesías de la familia de David y el Hijo de Dios con poder según el Espíritu Santo (Rom 1,3s), para cambiar de

10

signo la marcha del discurrir humano, necesitado de auténtico amor y de designios de salvación, tal como se manifiestan en el Padre. Cuanto afirma en ella es Evangelio de Dios (1,1) y Evangelio de su Hijo (1,9), ambos significados son coincidentes y complementarios, hasta el punto que podemos considerar también este escrito como Evangelio de la Trinidad, Buena Noticia con mayúscula sobre la actuación del Padre, del Hijo y del Espíritu en beneficio de la humanidad, encadenada al pecado y necesitada de urgente regeneración. La Trinidad nos permite instalarnos de nuevo en la luz y en el amor.

D

ios Trinidad constituye así el fundamento supremo y la meta definitiva del acontecimiento salvador acontecido en Cristo Jesús, el Hijo humanado, que nos muestra con su historia terrena la misericordia entrañable del Padre por la acción del Espíritu, para crear una humanidad nueva. Este acontecimiento, acogido por la fe, constituye el inicio de la justificación como pura misericordia trinitaria para bien de los hombres. Significa siempre: salvación inmerecida, ofrecida por el Padre a la huma-

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


nidad en el acontecimiento de Jesucristo mediante la acción del Espíritu.

E

l Evangelio trinitario, expresado en la Carta a los Romanos, consta de tres partes, perfectamente diferenciadas, pero estrechamente relacionadas: 1) La primera nos ofrece el Evangelio del Padre. Los cuatro primeros capítulos hablan sobre todo de la actuación del Padre, primero bajo el régimen de la Ley, después bajo el régimen de la Fe, que se identifica con la irrupción definitiva de la misericordia. 2) La segunda habla del Evangelio del Hijo, como se pone de manifiesto en los capítulos cruciales: quinto, sexto y séptimo. 3) La tercera y última reflexiona sobre Evangelio del Espíritu Santo, así aparece en el capítulo octavo de gran trascendencia para la espiritualidad y el desarrollo de la vida cristiana. Veamos cómo el Apóstol combina estos pensamientos en su gran escrito.

ABRIL - JUNIO 2018

2.- La misericordia en el Evangelio del Padre (c. 1-4)

« La misericordia de Dios llena la tierra», sostiene el Sal 33,5, frase que muy bien podía haber dicho San Pablo, hablando de la humanidad, que ocupa un puesto central en los cuatro primeros capítulos de su reflexión. La misericordia divina domina la historia de la humanidad desde sus inicios, coincidentes con la desobediencia de Adán. Hasta la venida de Jesús las relaciones humanas significaban un episodio extrasoteriológico, es decir: estaban fuera de la verdadera salvación, debido al pecado humano. El Apóstol de las Gentes realiza un análisis desolador sobre la situación anterior a Cristo, vinculada directamente al imperio del mal y del egoísmo. Esta grave situación de deterioro, existente tanto de la sociedad judía como pagana, encontraba como resultado la ira de Dios contra el pecado humano; ira divina a la que

11


hay que contraponer la justicia revelada en Cristo. Protagonista y agente de esa justicia es Dios mismo.

Corresponde al hombre salvado,

destinatario de la acción divina, acoger por la fe (subráyense estas tres palabras por la fe) la justicia divina proveniente del Padre. Esto es lo que significa que la justicia de Dios parte de la fe y se consuma en la fe, de acuerdo con la tesis central, que San Pablo expone en 1,16-17: «Pues bien no me avergüenzo del Evangelio, que es fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree, primero del judío y también del griego. Porque en él se revela la justicia de Dios de fe en fe, como está escrito: El justo por la fe vivirá».

La justicia de Dios por lo tanto

constituye el objeto principal y el contenido fundamental de la proclamación del Evangelio de la misericordia. En él los hombres descubren su verdadera situación de desamparo y perdición. Como pecadores se habían atraído la ira de Dios, pero en el

12

Evangelio reciben el anuncio gozoso de la buena noticia de salvación, que Dios ofrece y otorga a todos en Jesucristo de forma gratuita por la puesta en práctica de la fe, realizándose de este modo la justificación como resultado gracioso de la misericordia divina.

3.- La misericordia en el Evangelio del Hijo (c. 5-7)

Según lo expresado, la justifica-

ción, fruto primero de la misericordia divina, significa la acción a través de la cual el pecador es declarado justo y llamado permanentemente a la santidad. El Padre ha desbordado así con su amor a la humanidad pecadora. Pero también es misericordia del Hijo humanado. De hecho la acción salvífica divina viene a la humanidad, considerada en su totalidad, a través de Cristo Jesús, convertido en el Nuevo Adán. Su persona y vida, su obra y destino, de una manera muy especial su Muerte y Resurrección, constituyen la verdadera causa histórica de la justificación, como gracia misericorREVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


diosa que produce la regeneración humana.

La justificación se convierte así

en una realidad antropológica viva, liberadora y transformadora, que está llamada a ser acogida mediante la fe. En ella se efectúa el encuentro entre la misericordia divina y la acción creyente del hombre, salvado por el Hijo humanado. Por eso sin la fe resulta imposible agradar al Padre, apropiarse de los méritos de Cristo y vivir en el ámbito santificador del Espíritu. La fe precede a las obras, aunque no se da sin ellas, conforme a la nueva vida adquirida. Nunca apaga la primacía del amor, que culmina en la misericordia.

Esta

salvación encuentra su comienzo concreto en el bautismo, que significa incorporarse al misterio pascual de Cristo, acoger su misericordia conseguida en la Cruz y vivir como creatura nueva, dejando a un

ABRIL - JUNIO 2018

lado al hombre viejo, fruto del pecado (cap. 6). El bautizado está llamado a conformarse como hombre nuevo, que encuentra su fuerza en Cristo, muerto y resucitado por nosotros. Esta salvación nunca es definitiva en esta vida, por eso debe estar siempre preparado con obras de amor, para activarla y no perderla. El regenerado ve lo bueno, pero puede ser que siga lo malo, de ahí que tiene que estar vigilante al amparo de la gracia (cap. 7).

4.- La misericordia en el Evangelio del Espíritu Santo (c. 8)

En el aquí y ahora de la existen-

cia cristiana la justificación, producto de la misericordia, actúa, se desarrolla y plenifica mediante la acción creadora y transformadora del Espíritu; acción que conduce a la vida, al amor y a la santidad. De este modo el bautizado en nombre de la Trinidad Santa se convierte en un Nuevo Ser, hijo del Padre y hermano de sus semejantes

13


en el Hijo, poniéndose así en comunicación vital y en experiencia real con el Espíritu.

En este sentido ha tenido una

influencia decisiva en la espiritualidad cristiana la reflexión paulina de que hemos «recibido un Espíritu de hijos de adopción, en el que clamamos “¡Abba, Padre!”. Ese mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios; y, si hijos, también herederos; herederos de Dios (el Padre) y coherederos con Cristo (el Hijo); de modo que, si sufrimos con él, seremos también glorificados con él» (8,15-18; cf Gal 4,6). Lo que sólo resulta posible mediante la gracia de la misericordia divina.

A

unque en muchas ocasiones la corriente vivificante propia de los santos hijos de Dios, permanece invisible, no deja de estar ahí y puede percibirse con los ojos de la fe, ya que «el Espíritu Santo derrama santidad por todas partes en el pueblo de Dios» (GeE 6). Importa acoger la santidad propia de los hijos con la luz de ese mismo Espíritu, que nos ayuda a discernir el propio camino y nos proporciona la gracia suficiente para experimentarla y testimoniarla. Estamos llamados a ser santos, viviendo con amor la existencia dia-

14

ria, ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones cotidianas, allí donde nos encontramos sin buscar situaciones artificiales. Lo real lleva a la santidad. El hijo de Dios tiene la suficiente fuerza del Espíritu, para hacer verdad el crecimiento en la santidad, colmándolo todo en el amor y siendo irreprochables en su práctica. Santidad y misericordia caminan unidas, son inseparables.

5.- Conclusión

En la revelación de la Palabra de

Dios nunca había brillado tanto la misericordia de la Trinidad como en las reflexiones de la Carta de los Romanos. Donde más resplandece la acción de la Trinidad es precisamente allí donde la misericordia se va desvelando progresivamente como la esencia del amor trinitario. Dios mismo muestra lo más sagrado de su amor mediante hechos de verdad, justicia y santidad, que se van manifestando en la historia de Jesús de Nazaret. Mediante la compasión y la misericordia el Padre, el Hijo y el Espíritu se guardan fidelidad a sí mismos y proyectan la salvación sobre los hombres, deseosos de trascendencia y necesitados, aunque no lo sepan, de auténtica salvación. Toda la vida en Cristo, que san Pablo nos traza en el más trascendental de todos sus escritos pasa ineludiblemente por la revelación del Padre, la salvación del Hijo y la santificación del Espíritu Santo, modelando nuestra vida, como don y tarea, de acuerdo con la suya que es Amor, tiende hacia Compasión y se plenifica en la Misericordia.u

Luis Ángel MONTES PERAL

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


PÍA UNIÓN TRÁNSITO SAN JOSÉ DEL

DE

RESPONSABLE SUPLEMENTO: P. Fernando de la Torre

DIRECCIÓN: c/. Carpintería, 12 28037 Madrid

TELÉFONO: 913 134 144

correo electrónico: piaunion.es@guanelliani.it

San José, joven esposo llamado al discernimiento

El próximo mes de octubre se

En el documento preparatorio del

celebrará en Roma el Sínodo de Obispos que tendrá como tema "los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional". Por lo tanto, en el centro de su reflexión y atención estarán los jóvenes. Y la Iglesia se interrogará cómo ha de acompañarlos a reconocer y acoger su llamada al amor y a la vida en plenitud.

Sínodo no faltan las referencias a María de Nazaret, compañera de este recorrido eclesial y modelo para los jóvenes en discernimiento. "Cada joven puede descubrir, en la vida de María, el estilo de la escucha, la valentía de la fe, la profundidad del discernimiento y la dedicación al servicio (cfr. Lc 1,39-45). En sus ojos

ABRIL - JUNIO 2018

I


cada joven puede redescubrir la belleza del discernimiento; en su corazón puede experimentar la ternura de la intimidad y la valentía del testimonio y de la misión."

"Una virgen –indica el Evangelio–,

prometida con un hombre de la casa de David, llamado José" (Lc 1, 27). Y de él, de José, no se omite el hecho de que Maria es su legítima esposa, (cf. Mt 1,16.18-20.24; Lc 1,27; 2, 5). Joven la esposa y, por tanto, joven también el esposo. Porque los Evangelios no dicen en ningún momento que el santo carpintero fuese viejo. Quizás por eso mismo, las primeras representaciones cristianas nos mostraron a un joven imberbe, viril y vigoroso. Luego, algo cambió las cosas a lo largo de los siglos. Pero por fin los estudios josefinos están recobrando un san José auténtico y actual, acorde con los Evangelios, rechazando así, a pesar de algunas dificultades, el cliché de hombre anciano.

II

Fe,

vocación y discernimiento son los tres núcleos temáticos sobre los que girarán las reflexiones de nuestros jóvenes y nuestros obispos, y sobre los que también se basará la consiguiente obra pastoral. Estos han sido también los tres estados existenciales vividos por el joven José: el hombre justo (Mt 1,19), el patriarca de la fe, llamado a ser esposo de la Madre de Dios y padre del Hijo de Dios, el carpintero y descendiente de David que más veces ha tenido que discernir acontecimientos y situaciones, sueños y revelaciones, profecías y realidad. Basta con leer los primeros dos capítulos de los Evangelios de Mateo y Lucas para darnos cuenta de ello.

José es el hombre de la fe, virtud de la que brota el discernimiento vocacional. Un regalo, el de la gracia, que demanda hacerlo fecundo con elecciones coherentes de vida. Y, en este sentido, José acogió con dispoREVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


nibilidad este regalo, sin echarse atrás, sino acogiendo a Maria, su esposa, y al niño; y de este modo, como nos enseña el texto sagrado, a través de sus elecciones concretas y coherentes, acepta y hace suyo el misterio y todo lo que ello comporta.

"

La fe - afirma el documento preparatorio del Sínodo - es al mismo tiempo don que viene de lo alto y respuesta al sentirse elegidos y amados". José, en aquel sueño, en aquellos sueños, habrá experimentado la cariñosa elección del Padre, pero también del Hijo, que no le exoneró de llamarlo Abbá-papá. "José, que aceptó desde el principio, por medio de "la obediencia de la fe",la paternidad humana de Jesús, fue descubriendo cada vez más el significado de este regalo de su paternidad a través de la luz del Espíritu Santo, que el hombre recibe mediante la fe", RC 21. Además. «La fe no es un refugio para gente pusilánime, sino que ensancha la vida. Hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y asegura que este amor es digno de fe, que vale la pena ponerse en sus manos, porque está fundado en la fidelidad de Dios, más fuerte que todas nuestras debilidades». El joven esposo se entregó totalmente al amor esponsal y, más tarde, al paternal, y así orientó su vocación hacia el amor. "Si Isabel dijo de la Madre del Redentor: "Bendita tú porque has creído", en cierto sentido se puede aplicar

ABRIL - JUNIO 2018

también esta bienaventuranza a José, porque respondió afirmativamente a la palabra de Dios. Lo que él hizo fue pura "obediencia de fe", (cf. Rm 1,5; 16,26;2 Cor 10,5-6), (RC 4). Creer significa situarse a la escucha del Espíritu y en diálogo con la Palabra que es camino, verdad y vida, (cf.Jn14,6), con toda la inteligencia y la afectividad; aprendiendo a confiar hasta que la fe se haga realidad en lo concreto de la vida cotidiana. ¿No es lo que ha hecho nuestro santo?

III


José es también el joven del discernimiento. De ello habla san Mateo en el Evangelio. ¿Quién no conoce su misteriosa llamada y su misión de joven padre que, en cierto modo, son dramáticas e incomprensibles? Volvamos a leer en clave josefina los dos primeros capítulos de Mateo y no tendremos dificultad en ver esta singular figura colmada del don del discernimiento. «Tomar decisiones y orientar las propias acciones en situaciones de incertidumbre y frente a impulsos internos contradictorios es el ámbito del ejercicio del discernimiento». En la historia de José, cada joven puede apreciar la triple dimensión del discernimiento - moral, espiritual, y el de los signos de los tiempos- y encontrar la propia inspiración y luz. El modelo de José de Nazaret es verdaderamente iluminador para todos. «El Espíritu habla y actúa a través de los acontecimientos de la vida de cada uno, pero los eventos, en sí mismos, son mudos o ambiguos, ya que están abiertos a diferentes interpretaciones. Iluminar el significado en lo concerniente a una decisión requiere un camino de discernimiento». De este modo José ha sabido reconocer, interpretar y elegir su camino de fe y de discernimiento vocacional.

Parece que el documento preparatorio del sínodo habla justo de José, y en la lectura del texto vienen a la mente los pasajes evangélicos que nos describen la experiencia del santo esposo de Maria encerrada en aquel sintético versículo: “Mientras tanto, pensaba en estas cosas” (Mt 1,20). En la fase del reconocer, «la Palabra de Dios reviste una gran importancia: meditarla, de hecho,

IV

pone en movimiento las pasiones así como todas las experiencias de contacto con la propia interioridad, pero al mismo tiempo ofrece una posibilidad de hacerlas emerger identificándose con los acontecimientos que ella narra». Por eso algunas obras de arte nos representan a san José con un libro en la mano, leyendo las Escrituras; otras veces es visto como un filósofo, por su deseo de querer admitir, creer y entender. «La fase del reconocimiento sitúa en el centro la capacidad de escuchar y la afectividad de la persona, sin eludir, por miedo, la fatiga del silencio». Tenemos también aquí -¿pura coincidencia?- a un san José del silencio, porque deja espacio a la Palabra no pronunciando palabras. Él es el que escucha y medita, es el que discierne. Discernir es descubrir el alma de las palabras e interpretarlas para convertirlas en vida.u

Paolo Antoci

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


Visitar para ayudar a sentirse bien vos para visitar a un enfermo y que dependiendo de lo que nos mueva a hacerlo, así serán las características de nuestra visita y nuestra relación con el enfermo.

medad importante, para acompañarle y serle de apoyo en ese momento. Puede ser un familiar, una persona amiga, un conocido, o simplemente alguien que, por cualquier circunstancia, vamos a visitar sin tener una relación particular con él.

Por otra parte, es frecuente que

Son positivas para ambas partes,

Hemos visto que hay varios moti-

nuestra motivación no sea única. Visitamos a alguien que está enfermo y es un familiar, y aunque es cierto que queremos cumplir con la familia, también deseamos acompañarle porque tenemos una buena relación personal con él. O es posible que, tengamos mucha amistad con el enfermo, pero la enfermedad le ha cambiado y visitarle nos agobia, no sabemos como manejar la situación y le visitamos por compromiso, con el deseo que la visita dure poco tiempo.

H

ablaré de las visitas deseadas, sin condicionamientos, aquellas que nacen del deseo de acompañar y hacerse cargo de la persona que se encuentra en un momento de enfer-

ABRIL - JUNIO 2018

el visitante y el visitado, las visitas que procuran, con humildad, ofrecerse para salir al paso de las posibles necesidades del enfermo. Visitar es ir hacia el otro, entrar en su espacio vital en un momento en el que su poder de control sobre si mismo disminuye, entra en crisis y genera desequilibrio. Por eso hay que ir de puntillas, ser respetuosos y hacer lo posible por aportarle bienestar. A ello nos ayudará tener en cuenta las pautas descritas en la primera parte del artículo. En esta segunda parte me centraré en la forma de aportar bienestar a la persona que visitamos, saliendo al encuentro de sus necesidades materiales y espirituales.

V


ATENCIONES MATERIALES.

Toda enfermedad nos limita físicamente. Dependiendo del tipo de enfermedad y el grado de la misma, las limitaciones que produce pueden ser más livianas o más importantes. Y las limitaciones físicas del enfermo suelen ser las primeras que percibimos al visitarle, cuando son importantes suele ser lo primero que nos impacta y nos mueve a ayudar.

Teniendo en cuenta que de los aspectos médicos se preocupan los profesionales de la medicina, ellos

nuestra capacidad me movimiento al enfermo que se encuentra inmóvil en una cama.

Ocuparse

de las necesidades físicas del enfermo es una primera forma de acogerle, valorarle en su realidad, y demostrarle que nos importa, elementos que sin duda ayudan a la persona con enfermedad y le aportan un sentimiento de bienestar.

ATENCIONES ESPIRITUALES

Las

necesidades espirituales, como las materiales, alcanzan en la enfermedad una dimensión diferente, adquieren importancia y producen mayor malestar, porque con frecuencia se tiene menos posibilidades para satisfacerlas.

E

son quienes poseen las herramientas para comprender su situación y por lo tanto pueden ayudar mejor al enfermo en estos aspectos, aportar bienestar a la persona que visitamos supone, en primer lugar, hacerse cargo de sus necesidades físicas que, como podemos imaginar, pueden ser muy variadas. Igualmente, la forma de ayudarle también puede ser muy variada, desde dar un vaso de agua o acompañarle a pasear para ofrecer apoyo y seguridad a quien no puede hacerlo solo por el peligro de una caída o de perderse, hasta dar de comer o prestar nuestras manos y

VI

n la naturaleza del ser humano existe la tendencia a compartir su existencia con los otros. Cuando esto no se logra, surge la experiencia de estar incompleto y produce malestar. La soledad se nutre de la sensación de vacío y de la experiencia de una “falta de algo” que se necesita. Cuando la persona comprueba que no puede, que no tiene opción de establecer ese contacto humano que le permite ser quien es y que cualquier persona necesita, entonces aparece la soledad.

La enfermedad es uno de esos momentos en los que más fácilmente se puede experimentar la soledad. De hecho, la enfermedad puede ir acompañada de una sucesión de pérdidas como el trabajo, el estatus social, la autonomía, algunas capacidades físicas, etc., que cambian y reduce drásticamente el círculo de relaciones y facilitan la experiencia de soledad.

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


Estas pérdidas pueden llevar a la persona enferma a la percepción de que nadie satisface sus necesidades, que nadie se ocupa de ella en un sentido singular y profundo, que a nadie importa directa y verdaderamente o que no hay nadie buscándola o esperándola, lo que la lleva a inundarse de pena y vacío.

En ocasiones, esta experiencia de la soledad, surge de la verdadera escasez de personas que atienden al enfermo, pero en otras es fruto únicamente de la forma en la que la persona vive su enfermedad. Y no es lo mismo estar solo que sentirse solo. Estar solos no es un problema. Todos necesitamos momentos de estar solos. La soledad deseada y conseguida no constituye un problema para las personas, incluidos los enfermos. Sentirse solos, en cambio, es una experiencia subjetiva que se produce cuando no estamos satisfechos o cuando nuestras relaciones no son suficientes o no son como esperábamos que sean. También fomenta la soledad una relación con el enfermo en la que no hay verdad, o se está con él pero no se le tiene en cuenta y sobre todo cuando percibe que no somos capaces de aceptar su situación.

ciones o cultivar los buenos recuerdos, acoger los sentimientos y permitir que fluyan. También es la que no intenta sofocar la soledad cambiando de conversación o con frases hechas que no corresponden con la realidad del enfermo.

E

s fácil, cuando visitamos a un enfermo, dejarnos llevar por el deseo de solucionar todas las dificultades que le produce la enfermedad. No es fácil aceptar que lo mejor que podemos hacer por él es escucharle y hacer que se sienta acogido, acompañado, comprendido y valorado, de modo que se haga responsable de su vida y afronte su situación desde sus recursos y sus límites.

Por el contrario, es malo, para intentar ayudar, exhortar al enfermo a aceptar como normal, en tono fatalista, su propia situación o decirle lo que debe de hacer, como si nosotros supiéramos la solución de su situación.

Cuando la soledad no es fecunda, ni buscada, ni deseada, es mala compañera de la enfermedad. Fácilmente puede aumentar la concentración en los síntomas que producen el displacer y esta su vez aumentar el malestar e incluso la percepción del dolor físico.

Una buena compañía es aquella que sabe estar en silencio lo mismo que conversar, repasar las preocupa-

ABRIL - JUNIO 2018

P

ero también es cierto que aportar bienestar al paciente supone introducir cambios que mejoren su vida. Por eso una de las tareas del visitante es motivar al paciente al

VII


cambio, ayudándole a conocer su situación, a aceptarla y ayudándole a afrontar los cambios.

Toda visita a una persona enferma debería infundir en ella esperanza, sin caer en los tópicos de siempre porque podemos caer en la tentación de pasar por encima de los sentimientos de la persona y querer inyectar ilusiones superficiales nacidas de deseos poco sólidos. La esperanza tiene que ver con la confianza, no con el optimismo superficial o con la certeza absoluta que se ofrece como receta.

Infundir esperanza no es solo invitar a desear la salud y la curación en la enfermedad. A veces pasa más bien por lo contrario, por aceptar que eso no es posible. Porque la esperanza, para ser tal, ha de estar arraigada en la realidad, no en la vana ilusión.

Cuando nos sucede una desgracia o algo que no nos gusta, es muy habitual buscar un culpable, que en ocasiones es otra persona, institu-

VIII

ción o situación, y en otras nos auto culpamos. También quien sufre una enfermedad trata de identificar la causa o la persona que lo ha provocado. En el fondo es un modo de expresar la no aceptación de la situación, pues incluso cuando nos autoinculpamos nos alejamos de la enfermedad como si fuera algo que no nos pertenece, sino que más bien tenemos que sufrir.

El objetivo del acompañamiento a un enfermo que tiene un fuerte sentimiento de culpa o vive su enfermedad culpando a otras personas de ella, no es superar inmediatamente la culpa, sino aprovechar la culpa cuando esta es racional y proporcionada para lograr la paz que produce el perdonar y perdonarse, así como también interpretarla cuando es irracional para desmontar el sentimiento de culpa que se ha creado sin motivos para ello.u

Fernando de la Torre, SdC Continuará…

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


Una famlia para todos los niños

140 aniversario de la Sociedad Protectora de los Niños

La Sociedad Protectora de los

Niños ha comenzado la celebración de sus 140 años de existencia, el día 21 de abril, con una Eucaristía en la parroquia San Joaquín de Madrid, presidida por el cardenal Carlos Osoro.

L

a Sociedad surgió del impulso de Julio Vizcarrondo, un portorriqueño de raíces españolas sensible a la situación de abandono e indigencia en que se encontraban muchos niños por las calles de Madrid, como fruto de la emigración del campo a la ciudad, el abandono que sufrían por parte de sus padres que pasaban gran parte de la jornada trabajando y buscándose la vida, y la incapacidad de las autoridades públicas de tomar las riendas de la situación. En estas circunstancias, abundaban entre los pequeños carencias graves como la mala alimentación y la higiene más bien escasa. La mayoría no iba a la escuela, y muchos pasaban el tiempo deambulando el centro de Madrid, sobreviviendo con trabajos esporádicos, transportando bultos en mercados y estaciones, vendiendo periódicos o cometiendo pequeños hurtos.

ABRIL - JUNIO 2018

Con su amigo Cristóbal Colón de

la Cerda fundó la Sociedad Protectora de los Niños el 7 de agosto de 1878. Iniciaron la actividad en un piso de la C/ S. Marcos en el que se acogió a 4 niñas (3 indigentes y 1 víctima de violencia familiar) y, en la cárcel de Puerta Galera, en Alcalá de Henares, a 69 menores hijos de presas que cumplían sentencia en dicho penal.

Nueve años después el número

de niños, atendidos sanitariamente, ascendía a 1.200 y a 550 los acogidos en "El Refugio", internado que, posteriormente, se trasladaría a una finca donada por la Duquesa de Pastrana en la C/ de Bravo Murillo, donde además se instalaron un dispensario, un centro de Formación Profesional, un colegio y una Capilla.

En 1991 los guanelianos llega-

mos al barrio San Blas para colaborar con la parroquia San Joaquín en el trabajo de promoción de los menores de la zona. En 1996, con la colaboración de la Sociedad Protectora de los Niños, a través de José Luis Aymat que era su presidente en ese momen-

15


to, la actividad crece, se consolida y se transforma en el Centro Socioeducativo Don Guanella que trabaja con los menores en un contexto marcado por la inmigración, un alto nivel de marginación, una elevada desestructuración familiar y un alto índice de paro juvenil. Ofrece apoyo escolar, promueve su desarrollo psicosocial, prevención y salud, interioridad y atención psicológica; y lo hace en conexión con el entorno familiar del menor y en estrecha relación con su centro escolar y los agentes sociales.

1

40 años después de sus primeros pasos, la Sociedad Protectora de Niños, hoy configurada jurídicamente como fundación, colabora también con el centro de día infantil y juvenil Murialdo, en el barrio madrileño de San Blas; con Cáritas diocesana de Madrid en el centro Santa María del Parral, en Aravaca; y fuera de nuestras fronteras en Mozambique, Filipinas y República Democrática del Congo trabajan con los niños abandonados de la calle; en Etiopía y Kenia con niños desnutridos; en Perú y

16

Bolivia con niños que trabajan en los vertederos; en Uruguay con niñas víctimas de la violencia; en Haití con niños y niñas con problemáticas de todo tipo…» En total, son hoy «más de 3.000 niños y niñas de todo el mundo para los que queremos ser una familia», afirma María Ángeles Aymat, presidenta de la Fundación, que asegura «Para nosotros, los protagonistas son los niños, asociando siempre con ellos a sus familias. Nuestro objetivo es la ayuda integral al menor en todas sus dimensiones: física, psicológica, moral, espiritual, religiosa, educativa, cultural…., y siempre a través de la colaboración con una institución católica. Pero no excluimos a nadie, ayudamos a todos, sean como sean y vengan de donde vengan».

En su homilía el cardenal Osoro

mostró su gratitud porque desde sus inicios, «la Sociedad Protectora de Niños se ha preocupado por el bienestar de los más pequeños», e hizo hincapié en el camino que tiene por delante: «consolar y dar vida, regalar a Cristo y dispensar ayuda».u

Fernando de la Torre, SdC.

REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


Un momento de gozo y agradecimiento El pasado 26 de Mayo, el hermano Rubén Darío Vargas, colombiano de la comunidad de Madrid, ha consagrado su vida al servicio de Dios y de los hermanos, desde el carisma guneliano. Nos expresa sus sentimientos en este momento.

V

ivir intensamente el amor es el ideal de la vida consagrada, siguiendo a Jesús con alegría, fidelidad y generosidad; por eso es para mí este momento un motivo de gozo y jubilo. Profesar mis votos perpetuos, después de un camino vocacional en el que he sido acompañado por diferentes formadores y directores espirituales, que me han ayudado a modelar mi vida en las diferentes atapas formativas al estilo de Jesús, desde la espiritualidad de San Luis Guanella. El encuentro constante Con Cristo por medio de la oración, ha sido el fundamento de mi vida espiritual que me ha llevado a configurarme con Él, asumiendo los votos religiosos con alegría, entrega y responsabilidad.

Consagrarme

como religioso guaneliano, es para mí, seguir siendo un instrumento de fe, de esperanza y caridad, ser miembro activo y para siempre de la congregación. Es seguir siendo fiel a la llamada y seguimiento de Cristo. Es confiar en la Divina Providencia. Es seguir enraizando el carisma y espiritualidad Guaneliana en mi vida para dar respuesta a los nuevos desafíos que nos presenta la sociedad en el auxilio y socorro a los más necesitados. Es seguir creciendo en las relaciones humano-afectivas, en un ámbito de fraternidad y comunión con todos los hermanos de la comunidad desde las diferentes culturas, a partir de la alegría, apertura, y el servicio. Es seguir viviendo profundamente la virtud de

ABRIL - JUNIO 2018

la castidad con relaciones fraternas donde se exprese el amor de Dios, con apertura, respeto y cordialidad, con expresiones afectivas sanas y constructivas. Es seguir viviendo la pobreza como experiencia de donación, con lo necesario, desgastarse por el que necesita, confiar en la providencia, y ser feliz desde la modestia y el desprendimiento. Es seguir asumiendo la obediencia con disponibilidad y servicio, ser dócil a la voluntad de Dios, saber escuchar la voz de Dios en los diferentes acontecimientos y los superiores, para el bien de todos.u

Rubén Vargas SdC.

17


El hogar Juan Vaccari acoge la primera familia de refugiados

L

o que hace unos meses era simplemente un sueño, un deseo que nos hacía creer en la posibilidad de contribuir a reducir uno de los graves problemas que crea nuestro mundo, el de las personas que se ven obligadas a dejar su tierra para poder seguir viviendo en paz, se ha hecho realidad por medio del trabajo, la ilusión y la colaboración de las personas.

D esde el día 1 de abril el Hogar Juan Vaccari acoge a su primera familia, que formará parte del mismo durante un año y con la que se trabaja de forma intensa para que cuando tengan que salir del mismo lo hagan con todas las garantías posibles.

A

día de hoy, de las dos viviendas parroquiales que San Joaquín tiene, la primera está habitada por una familia proveniente de Ucrania que tuvo que abandonar su país por la situación de guerra que existe.

E l Hogar Juan Vaccari apuesta por personas jóvenes, con niños y niñas de poca edad y que se encuentren en situación de vulnerabilidad y esta familia reunía todas los requisitos para formar parte del mismo. Con este proyecto no se pretende simple-

18

mente ofrecer una casa en la que vivir, se quiere ofrecer un hogar e integrar a la familia en la parroquia y el barrio, por eso, los objetivos del Hogar Juan Vaccari son muy claros y concretos: • Ofrecer un espacio seguro en el que vivir y poder desarrollarse de forma plena. • Conseguir promocionar a las personas que formen parte del hogar y que el día que tengan que salir del Hogar lo hagan con las mayores garantías posibles. • Paliar las necesidades de formación y empleo que tengan las personas del Hogar. • Concienciar a la población sobre la situación real de las personas refugiadas y sus necesidades. REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


Y como cinco cabezas piensan más que una, el Hogar Juan Vaccari

E l Hogar Juan Vaccari ha nacido para quedarse, para dar respuesta a

cuenta con un consejo de cinco personas que trabaja para que dichos objetivos se hagan realidad.

una de las mayores necesidades que tenemos hoy en día en tierras europeas, es por eso que no quiere limitar su acción a una familias y a una vivienda en exclusiva, y por eso se pretende ampliar el número de personas beneficiarias del proyecto así como el número de viviendas que dan acogida a personas refugiadas.

E l seguimiento cotidiano de la vivienda es gestionado, en su mayoría, por Teo, Matías y Alberto.

E l 21 de abril, tuvimos la gran suerte de recibir a Don Carlos Osoro. Nuestro cardenal visitó y bendijo la vivienda y sus habitantes, animándonos a todos en esta iniciativa. Don Carlos Osoro siempre ha mostrado mucho interés por la situación de las personas refugiadas y en su visita nos animó a continuar con esta gran labor, ofreciéndose a apoyarnos en la iniciativa.

ABRIL - JUNIO 2018

P odéis seguir el día a día del Hogar a través de: Facebook Hogar Juan Vaccari, Twitter @HJuanVaccari, Instragam @hogarjuanvaccari.u

Alberto Perea

19


Calidad de vida e inclusión social de las personas con discapacidad

exposición fotográfica Buonifigli, realizada por José Luis de Román a los usuarios de Villa San José, estuvo durante el mes de abril en el Museo del Cerrato Castellano en Baltanás.

residencial de Villa San José) presentaron su visión sobre la inclusión social. En primera persona pudimos conocer qué es eso de la "calidad de vida" y cómo es la participación de las personas con discapacidad en la sociedad palentina.

Allí hemos podido volver a disfru-

Sin ningún temor por hablar en

La

tar de una veintena de las cincuenta fotografías a gran formato que componen esta exposición, pero además hemos tenido la oportunidad de realizar una charla-coloquio junto a Mª José de la Fuente (Alcadesa de Baltanás y diputada de Servicios Sociales de la Diputación de Palencia) sobre la “Calidad de vida y la inclusión social de las personas con discapacidad”.

R

osi, José Antonio y Jesús acompañados por Francisco (director

20

público, nuestros tres representantes detallaron a los asistentes a la charla las actividades que en el día a día realizan. Rosi nos contó que está sacándose el Graduado en ESO en el CEPA “San Jorge” y que los viernes va a clases de zumba en la UPP, José Antonio habló de las actividades de ocio como el teatro, jotas, bailes o deportes; de las actividades del centro ocupacional en granja, viveros y nos explicó cómo se realizan los jabones que se regalaron a los asistentes a la charla. Jesús nos habló de las clases de informática en la UPP, de los prograREVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


mas de itinerarios personalizados de inserción sociolaboral que se realizan en las Hermanas Hospitalarias y en los que participan varios compañeros del Centro y del curso de Plena Inclusión de “Sostenibilidad y cambio climático” que está realizando este año.

También tuvimos la suerte de

contar con Diego entre los asistentes. Él es ordenanza en la Diputación, y nos contó su experiencia en el acceso al mercado laboral y cómo es su día a día trabajando en los Servicios Sociales de la Diputación de Palencia.

P

or otra parte, Mª José de la Fuente nos habló de los recursos que Diputación destina al sector de la discapacidad en Palencia y los avances que poco a poco se van haciendo también en la zona del Cerrato.

Todos estamos de acuerdo en

que hay mucho camino por recorrer para obtener la verdadera inclusión social y laboral de las personas con discapacidad intelectual, pero sabemos que vamos dando pasos, que no nos detenemos y oportunidades como estas en las que acercar nuestro día a día a la sociedad son muy enriquecedoras.

Gracias al Museo del Cerrato

Castellano y al Ayuntamiento de Baltanás por ofrecernos un espacio donde tener voz y gracias a las personas que asistieron a la charla para conocer un poco mejor a las personas con discapacidad y compartir vivencias.

Sin duda: una experiencia inolvi-

dable.u

Tere Díaz

ABRIL - JUNIO 2018

21


EL ESPÍRITU SANTO: Presencia continua e imprescindible en Casa Santa Teresa “Yo rogaré al Padre y os dará otro Abogado que estará con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, que el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce; vosotros le conocéis, porque permanece con vosotros y está en vosotros” (Jn 14, 16-17)

En Casa Santa Teresa tenemos muy presente la figura del Espíritu Santo. Él nos ayuda a vivir en la esperanza, tal y como nos dice el Papa Francisco: "Dentro de nosotros y en la creación, hay una fuerza que se desencadena: está el Espíritu Santo, que nos da esperanza. Vivir en esperanza es dejar que estas fuerzas del Espíritu nos ayuden a crecer hacia la plenitud que nos espera en la gloria" Por ello, le pedimos que no suba aún al cielo, que espere, que nos escuche y atienda las peticiones que tenemos para Él, que nos regale sus DONES...

Regálanos el DON DE LA CIENCIA Regálanos conocer el valor de la creación, poder ver este don en las sencillas cosas del día a día. Queremos poder apreciar un paisaje, pasear y disfrutar de una flor, de una mañana soleada. No queremos única-

Eso hicimos en la salida al Concurso de la Rosa de Madrid: vimos la grandeza de la naturaleza y disfrutamos de ella, dando gracias a Dios por todo lo que nos regala.

Regálanos el DON DE LA SABIDURÍA ¡Qué difícil es vivir sin juzgar a los demás! Dios es capaz de ver desde otra perspectiva, pero nosotros nos dejamos llevar por las emociones y por criterios pasajeros. Nuestra vida debe ser más que eso. Tuvimos la suerte de acudir hace unos días a una carrera de integración. Allí disfrutamos de un día especial, con compañeros de otros centros, con chicos y chicas como nosotros, especiales y estupendos.

mente "vernos solo a nosotros mismos". En nuestra casa queremos ver a Dios y reconocer su amor en los detalles cotidianos que con su bondad nos regala. Es el gran amor escondido en los detalles más suaves de la vida.

22

Regálanos el DON DE LA PIEDAD Nuestro corazón en ocasiones está lleno de dureza y de incomprensión. Necesitamos que Dios nos ayude a sanarlo. Rezar es piedad, pero también lo REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


es ponerme en la piel de los demás, darles aliento cuando empiezan a decaer, darles alegría cuando están tristes u ofrecerles nuestra compañía. Hay que salir de nuestra comodidad, levantarse del sillón de casa y ponerse las zapatillas. Hay que "hacer algo más". ¡Gracias voluntarios de Casa Santa Teresa!

Espíritu Santo que nos regale un corazón bueno para poder aconsejar y apoyar a los que viven cerca de nosotros.

Regálanos el DON DE LA FORTALEZA Ante las dificultades y las tentaciones necesitamos alguien que nos ofrezca la fortaleza que, como humanos, puede flaquearnos. Dios nos envía el valor que necesitamos. En Casa Santa Teresa queremos tener la fortaleza necesaria, que nuestros chicos y chicas estén atendidos por profesionales preparados. A lo largo del mes de mayo se han ofrecido varias jornadas de formación al personal.

Regálanos el DON DE LA INTELIGENCIA Regálanos el DON DEL TEMOR DE DIOS ¿Qué es Temor de Dios? No, no es tener miedo de Dios, sino tener conciencia de nuestras culpas, de que somos humanos y pecamos. Dios solo nos ayuda. Es como cuando actuamos de una forma concreta para no defraudar a nuestra familia... no es por miedo a cómo reaccionen, sino por miedo a hacerles sufrir. Demos a Dios el lugar que le corresponde. En Casa Santa Teresa nos acordamos siempre de Él en nuestras oraciones, en nuestras celebraciones religiosas y en nuestra vida cotidiana.

El Don de la inteligencia nos ayuda a comprender. No sirve de nada enfadarse cuando no entendemos algo, si no tenemos la capacidad de comprender. Hay "otras inteligencias". La inteligencia de la fe, de la solidaridad, del amor desinteresado, de la gratitud, de la alegría...

Regálanos el DON DEL CONSEJO Es este un Don muy necesario para comprender a los demás. Empatizar con ellos hará que ellos también empaticen con nosotros. ¡Pensemos en el prójimo! Cuando deban tomar decisiones que les angustien, ayudémosles a ver el lado bueno de las cosas, a que sean felices. Pidamos al

ABRIL - JUNIO 2018

Todas las inteligencias se fortalecen cuando las entendemos, cuando las llevamos a cabo y profundizamos en ellas, cuando no nos cansamos de mejorar. Seamos inteligentes de corazón.u

23


El encuentro de Aranda

E

l día 3 de Marzo de 2018 tuvo lugar en Aranda de Duero (Burgos) el tercer encuentro de la Familia Carismática Guaneliana de España. Un bonito día de encuentro en el que compartimos nuestro momento personal, la marcha de los grupos y preparamos la celebración del “I congreso de Guanelianos Cooperadores de la Provincia Ntra. Sra. De Guadalupe”, que tendrá lugar en la Ciudad de México del 6 al 8 de Julio del presente año.

L

a satisfacción del encuentro, los saludos, preguntar como se encuentra cada uno, comunicarse las novedades y cambios… llenaron de alegría los primeros momentos de este encuentro que se ha convertido ya en una tradición anual entre los cooperadores de Palencia y Madrid.

También compartimos el recorrido de cada grupo, los acontecimientos más significativos, la marcha de las reuniones y lo que cada grupo está trabajando. Compartir la vida nos ayuda a ver desde otra perspectiva el propio camino, a valorar mejor lo que en ocasiones la rutina tiñe de insatisfacción.

A continuación pasamos a trabajar

la primera de tres ficha que se han elaborado desde la provincia con la finalidad conocer de primera mano la realidad del mundo guaneliano en

24

nuestra provincia y de esta forma contribuir a la elaboración de los temas que se tratarán en el “I Congreso de guanelianos Cooperadores de la Provincia Nuestra Señora de Guadalupe”, que tendrá lugar en la ciudad de México los día 6, 7 y 8 de Julio de este año. Ante las dificultades que todos encontramos debido a la distancia, los costes y el tiempo necesario, se decidió reunirse esos días en Madrid y participar por videoconferencia.

El trabajo se dividió en grupos, para

facilitar la participación de todos, y nos ayudó a ver que ambos grupos estamos insertos en la vida diocesana y eclesial a través de la colaboración en diferentes actividades parroquiales, de Cáritas y de Encuentro Matrimonial. Así mismo se comentó la importancia de fomentar modos de encuentro en los que compartir experiencias de vida que nos enriquecen y ayudan a crecer en el entorno guaneliano.

Después de esta corta pero intensa

reflexión, compartimos la comida en un ambiente fraterno cargado de buen humor y gestos de atención y cariño. Y nos citamos de nuevo el mes de Septiembre para visitar la Exposición de la “Edades del Hombre”, que este año tendrá lugar en la población de Aguilar de Campoo (Palencia).

Justo SANZ FERNÁNDEZ Coordinador Nacional REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


12º Asamblea de laicos de España

U

n año más el Movimiento Laical Guaneliano de España nos reunimos, esta vez en Madrid, para formarnos bajo el lema “Redescubrir la vocación bautismal”. De la mano del P. Antonio García Rubio (vicario en la parroquia de San Blas) profundizamos en el significado de nuestro bautismo y cómo es nuestra presencia y testimonio. El bautizado cristiano tiene una misión que cumplir: convertir nuestra vida en un oasis abierto donde encontrar paz, serenidad y curar las heridas. El cristiano tiene que sembrar y olvidarse de las prisas, porque las prisas no nos permiten que las cosas den fruto y maduren, las prisas nos impiden mantener una comunicación profunda en vez de superficial. Como cristianos tenemos que ir echando muchas semillas en el camino, sabedores de que la fortaleza está en la paciencia, esa paciencia infinita de Dios, quien sigue esperando y confiando en nosotros. Tras la ponencia tuvimos un tiempo para compartir reflexiones y experien-

ABRIL - JUNIO 2018

cias en pequeños grupos antes de la puesta en común.

La previsión de neva-

das hizo que las actividades programadas por la tarde las suspendiéramos para poder regresar a Palencia sin incidentes.

Aun así, aunque más

breve de lo habitual, la jornada nos dejó ese buen sabor de boca que siempre nos queda tras el reencuentro con los compañeros de camino, porque no podemos olvidar que, aunque en distintas realidades y con distintas misiones, todos tenemos un sendero común.

La vida en nuestra familia guanelia-

na tiene más maneras de desarrollarse de las que nosotros nos empeñamos en delimitar y todas ellas son necesarias y todas ellas son valiosas. Laicos somos todos porque todos nos hemos dispuesto a seguir el camino de un hombre santo llamado Luis Guanella.

Tere Díaz

25


cosas de Puentes · cosas de Puentes · cosas de Puentes · cosas de Puentes

Triatlón con Puentes Una de las grandes fortalezas que tiene PUENTES ONGD son sus socios y colaboradores, que en muchas ocasiones y de forma muy creativa, ponen en marcha o apoyan iniciativas para dar a conocer a la ONGD y buscar fondos de financiación para los proyectos. En esta ocasión os presentamos una de ellas, que es además todo un desafío deportivo. Nuestro socio palentino César Merino Fernández va a disputar por primera vez un triatlón de larga distancia, el Triatlón Vitoria-Gasteiz distancia full (natación 3.8 kms + ciclismo 180 Kms. + carrera 42 Kms.), que se realizará el próximo 8 de julio. El reto no será sólo llegar a meta, sino también buscar la solidaridad que permita financiar el Proyecto “Fisioterapia en la Escuela Especial de Ibadan (Nigeria)”.

S

i quieres motivar a este deportista para que llegue a la meta, pero sobre todo apoyar un proyecto que permitirá que chicas y chicos con discapacidad de la Escuela Especial de Ibadan cuenten con un fisioterapeuta y un material que les permita desarrollar al máximo sus capacidades funcionales, puedes patrocinar a César, bien antes de que se celebre la competición, o si prefieres, cuando él haya concluido el recorrido. Para ello

26

puedes hacer tu donativo en la cuenta de PUENTES ONGD (IBAN ES46 0030 6018 1700 0105 1272), especificando como concepto “Triatlón con PUENTES”.

Además, puedes participar en una

apuesta por el tiempo que nuestro triatleta hará en la prueba. El patrocinador que más se aproxime al tiempo que marque César al final del recorrido obtendrá un regalo (material deportivo). Quienes quieran participar en esta apuesta tienen que dejar su pronóstico en el mail de César (cmf071183@gmail.com) y recibirán una hoja de Excel compartida para que puedan ver los tiempos.

Contamos contigo para extender y

dar a conocer esta propuesta, para que los chicos y chicas de la Escuela Especial de Ibadan puedan recorrer sus caminos y llegar a las metas soñadas.

Te recordamos que todos los dona-

tivos que se realicen a PUENTES ONGD son desgravables en IRPF. Para ello deberás facilitar tus datos (nombre, apellidos, DNI y domicilio) a la entidad a través del correo puentesongd@yahoo.es. REVISTA DE INFORMACIÓN GUANELIANA -

SERVIR 115


es · Cosas de Puentes ·cosas de Puentes

·

cosas de Puentes·cosas de Puentes

Talleres de costura para viudas (Tamil­Nadu, India) Durante el mes de marzo, en Puentes ONGD hemos recibido una solicitud para cofinanciar un proyecto en Tamil-Nadu (India). Este proyecto lo llevará a cabo la asociación “Veda Widows Trust”, una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es promover, apoyar y proteger colectivos en riesgo, como lo son los las viudas y los niños huérfanos. Las mujeres, particularmente, son frecuentemente víctimas de la estigmatización social en India. La discriminación de las viudas es un fenómeno frecuente enraizado con valores tradicionales y creencias de la comunidad. Este proyecto, en concreto, va dirigido a crear habilidades y nuevos lugares de trabajo para mujeres viudas mediante la formación en costura. La primera fase del programa de formación consiste en un curso de tres meses,

ABRIL - JUNIO 2018

donde las mujeres, divididas en tres grupos de cinco alumnas cada uno, recibirán formación sobre habilidades de costura. Tras esta primera fase, las alumnas tendrán que pasar un examen para acceder a la segunda parte: otros tres meses de formación, tras los cuales las alumnas obtendrán un certificado si aprueban el examen final. “Veda Widows Trust” contactará con los negocios y empresas textiles locales para dar a conocer el curso y facilitar la inserción laboral de las alumnas que hayan pasado el curso. Para poder financiar este proyecto contamos con la colaboración del coro “Núñez de Arce” (Valladolid), que ofrecerá un concierto solidario el próximo 22 de junio, a las 20,00 horas, en la iglesia de Santa Marina, en Palencia. Las personas que quieran asistir, además de disfrutar de la música de este coro, podrán ayudarnos a financiar este proyecto mediante los 4 € que cuesta la entrada. Os esperamos!

27


“El mundo es algo más que un problema a resolver, es un misterio gozoso que contemplamos con jubilosa alabanza” Laudato Si’, nº 12

Servir 115  

Revista de difusión de la Caridad editada en España por la Provincia Ntra. Sra. de Guadalupe de la Congregación Siervos de la Caridad. PP Gu...

Servir 115  

Revista de difusión de la Caridad editada en España por la Provincia Ntra. Sra. de Guadalupe de la Congregación Siervos de la Caridad. PP Gu...

Advertisement