Revista Üalà junio'14

Page 38

/38 Eh!ratas

Texto: Ramiro Seva

Sambenitos Selectos

V

olvemos a la carga con un podio de 3 nombres roedores de esos que hemos venido a denominar en el pasado como sambenitos. Para la muchachada, y para los que tengan la suerte de no estar familiarizados con la jerga eclesiástica, aclararé que el sambenito era una prenda que colgaba la inquisición a los penitentes.

Hoy se sigue usando la expresión de “colgar un sambenito” cuando se refiere a una carga que causa un pesar inmerecido al portador. Pues eso, que al igual que con las prendas, las denominaciones de algunas empresas o marcas cuelgan de ellas para recochineo ajeno (sobre todo roedor) porque el jefe o algún otro espabilado tuvo un día creativo a la hora de bautizarla. Y digo yo, ¿qué culpa tendrán el resto de implicados (empleados, familiares…) en esa marca como para cargar con ella? Dura

que es la vida.

Las denominaciones de algunas empresas o marcas cuelgan de ellas para recochineo ajeno

1) Ménage à Tres Bueno, obviamente la culpa (y el gozo) se reparte aquí entre tres. Todo muy francés, que cada uno lo interprete como quiera. Se dedican al catering y están en Madrid. Descubiertos por Fran Estevan.

2) The Dog’s Cojones Si no llega a ser por los atributos del perro este nombre comercial hubiera sido muy inglés, pero al final les ha quedado más castizo que los respectivos del caballo de Espartero. Es una tienda de ropa en Valencia que conocimos gracias a Microsiervos. 3) Zorrilandia Y un clásico roedor muy recurrente desde su aparición en Strambotik, que no podía faltar por aquí para deleite de grandes e infantes. Originales (y mucho en su sector) de Iznájar (Córdoba).