Issuu on Google+

Año 3 – Número 22 – Distribución gratuita – Medellín, mayo de 2009 – http://saluda.udea.edu.co

En http://saluda.udea.edu.co podrás encontrar quincenalmente información útil para tu salud y la de los tuyos. Envianos sugerencias e informate de nuestras novedades.


2

o .co - may dea.edu u . a d u l a http://s

de 2009

Nuestro compromiso

con la salud de la comunidad universitaria

Periódico del Programa de Salud de la Universidad de Antioquia Edición n°. 22 Mayo de 2009

Rector

Alberto Uribe Correa

Vicerrector Administrativo

Rubén Alberto Agudelo García

Jefa del Departamento de Seguridad Social Marta Taborda Hernández

Coordinador del Programa de Salud Luis Bayron Gil Londoño

Coordinadora del Programa de Riesgos Ocupacionales Margarita Rosa Castro González

Comité Editorial

Marta Taborda Hernández Luis Bayron Gil Londoño Margarita Rosa Castro González Luis Fernando Osorio Sandra Milena Jiménez Vargas Sandra Milena Montoya Hincapié

Producción

Facultad de Comunicaciones Universidad de Antioquia

La salud no es la ausencia de enfermedad, sino el completo bienestar físico y sicológico de las personas. Así lo entendemos en la Universidad de Antioquia, donde nos hemos comprometido día tras día en prestar un mejor servicio y calidad integral para con nuestros afiliados al Programa de Salud. La apuesta institucional es fortalecer cada vez más las estrategias que ayuden a crecer en este campo, en aras de incidir en la calidad de vida de las comunidades. Teniendo en cuenta que la salud es nuestro mayor compromiso, lo hacemos convencidos de que nuestro trabajo, desde la Vicerrectoría Administrativa y su Departamento de Seguridad Social, está orientado a consolidar los diferentes programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad tendientes al bienestar integral de nuestros empleados, lo que además de hacernos cumplir con el deber establecido permite seguir brindando la protección que se merecen, desde los más claros valores de respeto a la vida, a su preservación y dignidad. Estrategias como la de Atención Primaria en Salud nos permiten estar más cerca del valioso núcleo familiar e irrigar conductas y maneras de autocuidado que redunden en el bienestar individual y colectivo. La Rectoría, que tengo el orgullo y la responsabilidad de seguir liderando, estará presta a fortalecer los distintos espacios que nos permitan cumplir a cabalidad con nuestro deber, y mejorar, para satisfacción de los usuarios, los servicios de salud para una vida en sano crecimiento. Estoy seguro de que nuestros propósitos en este campo logran identidad con todos aquellos que cotidianamente aportan a la construcción de la Universidad de Antioquia, como patrimonio social y público; y que nuestras acciones tanto de directivas como de estamentos reflejarán, con acierto, esa Universidad participativa y conviviente en cuyos intereses reposan los altos ideales humanos de bienestar. Alberto Uribe Correa Rector

Decano

Edison Darío Neira Palacio

Coordinación General

Sandra Milena Jiménez Vargas Sandra Milena Montoya Hincapié

Buen provecho

Editor

Juan Camilo Jaramillo Acevedo

Periodistas Juan Carlos Luján

Mariluz Palacio Úsuga Margarita Isaza V. Fredy Alexander Zuluaga Hoyos Eliana Tamayo Mejía

Ilustraciones

Johnny Alexander Sánchez Prisco

Diseño

Alexander Rojas Moreno

Coordinación fotográfica y del Portal Web Carolina Londoño M.

Impresión La Patria

Programa de Salud

Ciudad Universitaria Bloque 22 Oficina 340 Teléfonos Programa de Salud (afiliaciones) 219 8410 Plan complementario 219 8414 Las opiniones de los autores no comprometen a la U. de A. saluda@comunicaciones.udea.edu.co Circulamos con 5.000 ejemplares Distribución gratuita http://saluda.udea.edu.co

S

ócrates solía decir: “Otros hombres viven para comer, yo como para vivir…”, y comer para vivir es, sin duda, alimentarse balanceadamente, asegurando los nutrientes necesarios para crecer, mantener y regenerar los tejidos del cuerpo. Comer para vivir no es un capricho de médicos o nutricionistas, es una tarea que bien hecha nos puede evitar muchas enfermedades e inconvenientes futuros. Comer para vivir es una cuestión de salud mucho más que de precios. Porque alimentarse bien no es comprar en el supermercado lo más costoso, sino saber combinar los alimentos tanto en cantidad como en calidad. Es por esto que en esta edición de Saluda nos la jugamos por la alimentación saludable, sacamos la calculadora y hacemos cuentas sobre los precios de ciertos alimentos, recorremos los diferentes grupos alimenticios, sugerimos opciones de dieta… La mesa está servida, y usted, lector, puede sentarse a degustar de este plato. Si aún así queda con hambre, lo invitamos a visitar nuestro portal http://saluda.udea.edu.co, donde encontrará más información. Por lo pronto, ¡buen provecho!


Actualidad saludable

3

Nuevo sistema para mejorar la atención

de los usuarios del Programa de Salud Con el Sistema de Referencia y Contrareferencia, que desde la primera semana de abril implementó el Programa de Salud de la Universidad de Antioquia -PSU-, se pretende continuar prestando el buen servicio de salud que se les brinda a los usuarios en materia de hospitalización y otros requerimientos.

Claudia María Tamayo Bustamante, Yorladis Ocampo Cifuentes, Hernán Darío Múnera y Catalina Montoya Arredondo (de pie), son los nuevos funcionarios del Programa de Salud de la Universidad de Antioquia. Claudia y Yorladis laboran con el Sistema de Referencia y Contrarreferencia recientemente puesto en marcha por el Programa de Salud; y Hernán y Catalina lo hacen en el área de auditoría médica.

C

on el ánimo de garantizar la calidad, la accesibilidad, la integralidad y la oportunidad en la atención de los usuarios en los servicios de salud, desde la primera semana de abril el Programa de Salud de la Universidad de Antioquia -PSU- puso en funcionamiento el Sistema de Referencia y Contrarreferencia, que atiende requerimientos y expide autorizaciones desde oficinas en la IPS Universitaria en su sede central y en el Bloque 22 de la Ciudad Universitaria. Según Luis Fernando Osorio, médico auditor del Programa de Salud, en la oficina dispuesta en el primer piso del Bloque 22 se expiden autorizaciones para hospitalización de los usuarios del PSU de acuerdo a la disponibilidad de camas existente en la red. En la IPS Universitaria, sede central, se tramitan requerimientos y procedimientos

ambulatorios no POS. Previa auditoría médica, dichas órdenes se entregan en un plazo no mayor a cinco días, de lunes a viernes entre las 8:00 a.m. y las 12:00 m. “Se debe tener en cuenta que para reclamar los procedimientos que están por fuera del POS es necesario presentar el desprendible de procedimientos no POS del Programa de Salud de la Vicerrectoría Administrativa”, dijo Osorio. Según el médico auditor del Programa de Salud, el Sistema de Referencia y Contrareferencia tiene como objetivo garantizarles a los usuarios la adecuada y oportuna prestación de los servicios de salud, apoyándose en los recursos técnicos, tecnológicos y administrativos que se han dispuesto. El Sistema permite agilizar trámites y disminuir las complicaciones propias de la enfermedad y finalmente optimizar los recursos destinados para la atención de la salud de la población.


4

o .co - may dea.edu u . a d u l a http://s

de 2009

Ahí tenés los tenis

Caminante, ya hay camino

Dicen que de tanto caminar en círculos puede abrirse un hueco en el piso. Si esto fuera cierto, a Marta González ya se la habría tragado la tierra, porque ella no perdona un día de la semana para dar vueltas por la circunvalar de la ciudad universitaria.

A

hí está ella, una profesora de piano de la Facultad de Artes, que lleva casi tres décadas repartiendo su tiempo entre las clases, su amor por la música y su disciplina de caminar y caminar entre las once de la mañana y la una de la tarde. Según sus palabras, “el ejercicio es salud y sirve, no para alargar la vida, sino para darles calidad a los años que se vivan”. Cada día, antes de salir de su casa en Envigado hacia la universidad, Marta alista la sudadera, la visera y la camiseta de manga larga, que le sirven de indumentaria para sus horas de actividad física, las mismas que la recargan de energía y le dan inspiración para hacer música. Hay días en que se salta la hora del mediodía y más bien camina en la mañana, cuando el sol está empezando a calentar el pavimento. “A las seis de la mañana, aunque la madrugada cuesta, se disfruta mucho la caminada, porque se oyen los pajaritos, el clima es agradable y no hay muchos carros circulando”, cuenta ella, completando su idea de por qué caminar es bueno para pensar y encontrarse con uno mismo. “Yo no me imagino cómo sería mi vida si no caminara”, dice Marta, y continúa con su paso rápido por el carril izquierdo, muy cerquita de la orilla. Tiene cuidado con los carros y con las motos que a esa hora están entrando o saliendo “a toda carrera” y sin mucha precaución de interferir con todos los deportistas que caminan, trotan o corren por la misma vía.

Ella puede demorarse diez minutos en recorrer los 1.700 metros que mide la circunvalar por el borde interno. Cuando va por la cancha de fútbol, descansa para tomar agua y seguir su ruta. Tal vez después de dos vueltas se detiene en las barras de ejercicios para hacer estiramientos, aunque reconoce que debería hacerlos antes de comenzar su jornada de deporte. En el camino, Marta saluda a algunos conocidos, que ya saben que ella es parte del paisaje de las doce del día. La IPS Universitaria te invita Y así, hasta la una, alcanza a dar seis o siete como afiliado o beneficiario del vueltas, según cuántas veces se detenga en Programa de Salud de la Universidad las barras, en los saludos o en la fuente para de Antioquia a hacerte periódicamente beber agua. revisiones médicas y cardiológicas. Para pedir tu cita sólo tenés que llamar al 2630171 Pero también hay un día que Marta lo dedica o al 5166990 extensión 101. Recordá que a otra actividad física. El miércoles, puede ser, la mejor manera de comenzar el se refugia en el gimnasio multifuncional, muy año es tener el corazón a toda cerca de las canchas de baloncesto, para hacer marcha. otro tipo de actividad, que le ayuda a fortalecer sus músculos y a variar un poco en su rutina.

¡Este año sí! La Universidad de Antioquia te ofrece muchas opciones para hacer deporte y mantenerte en forma. Además de que podés tomar la iniciativa de caminar, correr, trotar, nadar o hacer cualquier ejercicio por tu cuenta, existen tres programas para compartir en grupos y no desfallecer en la tarea de adquirir una disciplina deportiva. - Prosa es el Programa para la Salud Psicofísica avalado por Bienestar Universitario. Está ubicado en el Bloque 22, oficina 310 y sus teléfonos son 2195425 y 2195426. - El Programa de Salud y la IPS Universitaria cuentan con el programa Adulto Activo, dirigido a personas mayores de 45 años. Está ubicado en la Sede Central de la IPS y su teléfono es 2630171 extensión 108. - El Grupo de Caminantes Huellas U. de A. es apoyado por Bienestar Universitario. Para saber más sobre qué hacen sus integrantes y cómo participar en las caminadas, podés llamar a Diana Ramírez, al teléfono 2829447.

Ya es casi la una de la tarde y es hora de descansar, porque tampoco es bueno exceder el cuerpo. Marta va a los vestidores a cambiarse su traje de batalla. Sale de allí convertida en la pianista, en una mujer feliz que renueva su espíritu de artista en cada paso que da y que recoge en su mochila imaginaria.


5

Qué rico, qué bueno,

qué sabroso está el mercado Mercar saludablemente no quiere decir mercar con mucho dinero, pues es posible hacer una lista de alimentos saludables que bien cumpla con los gustos y requerimientos nutricionales de todos los miembros de una familia. No se trata de eliminar alimentos, sino de reemplazarlos por otros más beneficiosos como aquellos que tienen un mayor aporte de vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos esenciales. En esta edición de SALUDA, te invitamos a mercar con calidad.

L

o bueno de mercar al mediodía es que el supermercardo está casi vacío y pueden aprovecharlo personas que trabajan todo el día en alguna oficina, como Norman Darío Gómez. Él, por ejemplo, salió de la Universidad de Antioquia donde se desempeña como docente de la Escuela de Idiomas y director de prácticas del pregrado en Traducción, para mercar con una mujer distinta a su esposa: la nutricionista Marcela Ruiz, profesional del proceso En Familia. Y aunque no estaba muy convencido de asistir a la cita, sabía que el ejemplo de su familia, conformada por él, su esposa, Marta, y su pequeño hijo, Daniel, podía ser un ejercicio de aprendizaje que lo beneficiaría y que tal vez contribuiría a que otras familias se animaran a mejorar sus hábitos de vida y a consumir alimentos buenos para la salud.

Entonces, a la hora pactada, Norman y Marcela comenzaron un recorrido, estante por estante, en el supermercado Inemy del barrio Boston. La costumbre de Norman es mercar cada quince días y completar lo que vaya faltando en la tienda del barrio. Marcela, entonces, dio su primera recomendación: “Lo ideal es planear las comidas para luego hacer una lista que incluya todos los ingredientes, pues así uno se da cuenta de qué tanto se repiten los alimentos o las preparaciones, y se puede mirar cuáles grupos alimenticios se están dejando de consumir”. Luego comenzó la conversación y el recorrido formal con el carrito vacío. La advertencia de Marcela buscaba no predisponer a Norman en la escogencia de los alimentos: “Todo lo que merquemos está bien, pues todos los alimentos pueden convenirnos; sin embargo, hay unos que pueden ser más beneficiosos si comparamos los contenidos nutricionales, los gustos que cada familia tiene y lo que requiere para mantenerse sana, sin llegar a excesos, dependiendo de las edades, de las enfermedades o de las contexturas físicas”. Entonces, Norman pasó por el arroz y tomó el que siempre lleva: uno blanco. A Marcela le pareció bien, pero le sugirió que era mejor el integral o en su defecto el parbolizado, que tienen mayor contenido de fibra y por lo tanto son más beneficiosos para la salud de todos los miembros de la familia.

Y el carrito ahí sí comenzó a llenarse. Siguieron los bizcochitos que Marcela llamó cebadores, porque uno se come uno y no puede parar. Después, el pan tajado, y la nutricionista recomendó de nuevo el integral, que, según dijo, tiene la misma cantidad de calorías por porción pero posee fibra. Continúa en la página siguiente


mayo de a.edu.co e d u . a d u l http://sa

2009

las moléculas, y al hacerlo dañan los ácidos grasos esenciales que tienen y se convierten en lo que llaman grasas trans, que son igual de perjudiciales para el organismo como las grasas animales”, contestó la nutricionista.

Siguió el aceite. “A nosotros nos gusta el de girasol, aunque la verdad es que tratamos de usarlo lo menos posible”, dijo Norman. “Ese es un buen aceite porque contiene ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo necesita, pero es mucho mejor el de canola o el de maíz, porque tienen todavía más de esos ácidos grasos. Y lo importante, según investigaciones que hemos hecho en la Escuela de Nutrición y Dietética, es usarlos una sola vez o máximo tres veces si se va a freír en ellos el mismo alimento”, le respondió Marcela. “¿Y eso que uno oye sobre las grasas trans, que dicen que son malas, es moda o tiene algo de cierto?”, preguntó Norman cuando escogió la margarina. “Sí, es cierto. Lo que pasa es que las grasas vegetales son líquidas a temperatura ambiente. Cuando van a convertirlas en margarina, es decir en grasa sólida, les hacen un proceso en el que les meten hidrógeno a

Cereales, raíces, tubérculos y plátanos Constituyen la base de la alimentación de los colombianos, porque le aportan al organismo cerca del 50% de la recomendación diaria de calorías, que en un adulto promedio corresponde a dos mil unidades. En este grupo se encuentran el arroz, la yuca, la papa, los tubérculos y los guineos, entre muchos otros. Si bien hacen parte fundamental de nuestra dieta es importante preferir aquellos que son integrales y tienen alto contenido de fibra y no los refinados que son considerados harinas.

Norman se sorprendió un poco, pero continuó aferrado a su carrito. “Yo he oído que la azúcar es mejor morena que blanca. ¿Eso es verdad?”. Marcela desmintió el mito: “Lo que pasa es que la morena es la primera que queda luego de que se evapora el jugo de la caña, y la blanca es la que se cristaliza y refina después, pero ambas aportan la misma cantidad de calorías y sirven para lo mismo: endulzar y dar energía”. Por la sal no hubo discusión, pues Norman aseguró que en su casa se consume con moderación y hasta el momento no hay problemas de hipertensión. Ya por los lados de la panela, Norman escogió la que estaba en cuadritos. “La panela es una buena fuente de energía pero no tiene, como dicen por ahí, muchos nutrientes, así que su consumo es opcional”, acotó Marcela. Cerquita estaban los granos. Él escogió lentejas. Los fríjoles prefirió buscarlos en lata. “Es que a veces no tenemos tiempo y estos nos saben muy bueno, aunque por ser de lata no sé si sean

perjudiciales”. Ella le dijo que no había problema, que si bien los alimentos es mejor escogerlos lo menos procesados posible, era buena salida para el afán. Y agregó que las leguminosas secas aportan proteínas y que lo ideal es acompañarlas de otros buenos alimentos que contengan vitaminas y minerales. Las pastas también resultaron una solución al afán de algunos días. “Sí, son fáciles de cocinar y están muy rápido, pero son una harina, lo que

Hortalizas y verduras Una variedad de hortalizas y verduras hace que los platos, además de ser nutritivos, sean apetitosos y coloridos. Cuando se combinan verduras se establece un equilibro en el aporte de vitaminas y minerales, pues hay unas verduras, como las de hoja verde, que aportan vitamina A y C, complejo B y hierro. Y algunas como el tomate, la zanahoria, la calabaza, los pimientos rojos, etc., que tienen un muy buen aporte de vitamina A, que ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes sanos, tejidos blandos y óseos, de las membranas mucosas y de la piel.

Frutas Aportan agua, vitaminas, minerales y fibra a nuestro organismo. No hay frutas mejores que otras, pero la variedad en la mesa hace que los nutrientes sean variados y cubran distintas deficiencias en los seres humanos. Se recomienda que se consuman en su forma natural, sin procesos químicos que deriven en jugos azucarados o con conservantes que transformen su composición y disminuyan su aporte nutricional.

Carnes, leguminosa mezclas v

Este grupo tiene u de hierro y a su ve al organismo gr proteína de alto necesaria para e organismo y e diario. Son de (carne, pollo, p y huevos) y de (leguminosas sec garbanzo, haba, a vegetales: biene colombiharina).


7

no es malo, sino que es bueno acompañarlas de verduras u otros alimentos con mejor contenido nutricional. Es decir, son un buen pretexto para incluir en la dieta alimentos más saludables”, explicó Marcela y agregó que si las pastas son de las que tienen fibra –en la etiqueta dice– son mejores. Luego apareció el cereal azucarado. “En realidad, compramos arepas para el desayuno y granola para algunos momentos del día, porque esos cereales empacados en cajas no son sino caros”, dijo Norman y, al tiempo, pesó en sus manos la caja del tigre y la bolsa de la granola. “Pues eso que decís está muy bien, porque en la bolsa hay fibra y hasta frutas y en las arepas hay maíz sin tanto proceso como en el cereal”, asintió la nutricionista. Y llegaron a las neveras. “Usamos esta, la leche entera, porque las otras no nos saben a nada”, dijo él. “Pues está muy bien, sobre todo si hay un niño pequeño en tu casa. Si alguno de la familia es intolerante a la lactosa, entonces debés escoger leche deslactosada; y si alguno está pensando en bajar de peso, pues es mejor la descremada”, dijo ella. Apareció otra lección: los adultos sanos deben consumir tres porciones diarias de lácteos, sea en leche, quesito, kumis o yogur; los niños, por estar en crecimiento, deben tomar cuatro porciones; y las mujeres embarazadas, cinco o seis.

huevos, as secas y vegetales

un alto contenido ez es el que aporta ran parte de la valor biológico, el desarrollo del el sostenimiento origen animal pescado, vísceras e origen vegetal cas: fríjol, lenteja, arveja, y mezclas estarina, carve,

De las carnes frías, a Norman le gustaron los chorizos, aunque también suele escoger salchichas, mortadela o jamón. “Todo esto también es una solución rápida para la cocina, pero no son carne solamente, sino que tienen harina, colorantes y conservantes que no tienen mayor aporte nutricional y en cambio, sí, grasa de más, sobre todo porque normalmente uno las fríe sobre más aceite”. A propósito de la carne que no es procesada, lo ideal es consumirla sin excesos y retirando los gordos para controlar los niveles de colesterol. Y ahí sí, cerquita de las neveras, las frutas y las legumbres, Norman confesó que en su casa las frutas eran pocas: alguna pera, una que otra manzana y de pronto una naranja. Las legumbres también eran las comunes: la zanahoria, la habichuela, el pimentón, el tomate y el pepino. Entonces, Marcela le dijo que esas estaban bien, pero que había otras frutas y otras verduras iguales de buenas que podían ayudar a variar los menús y que eran ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, como el caso del brócoli o de la guayaba, que el primero es una excelente fuente de calcio y la segunda, de vitamina C.

Así, el recorrido en el supermercado llegó a su fin. Norman completó el carrito con los alimentos de siempre y también con algunos que antes no había considerado y que son, él mismo lo sabe, más saludables, ya sea por su aporte de fibra o por su riqueza de nutrientes. Pero como eso no es todo, la familia de Norman Darío Gómez recibirá pronto la asesoría “Vamos a mercar”, que hace parte del plan de trabajo del proceso En Familia, en la que complementarán el aprendizaje de un buen mercado con recomendaciones para tener hábitos saludables a la hora de cocinar y consumir los alimentos. Continúa en la página siguiente

Estas fotos fueron tomadas en el supermercado Inemy, ubicado en el barrio Boston, Medellín. Agradecemos a este establecimiento su valiosa colaboración.

Grasas Lácteos Tienen un alto aporte de calcio, fundamental para el crecimiento y desarrollo de los niños, así como para prevenir la osteoporosis en adultos y procurar el fortalecimiento de los huesos. Para los niños, se recomienda el consumo de 4 porciones diarias; para los adultos sanos, debe ser de 3 porciones; y para las embarazadas, de 5 o más. Estos lácteos pueden ser la leche, el yogur, el kumis, el queso, el quesito, la cuajada, etc.

Su consumo debe ser moderado, sobre todo el de las grasas de origen animal, a excepción de las provenientes del pescado, que contienen ácidos grasos esenciales para los seres humanos. De las vegetales se recomiendan también aquellas que contienen esos mismos ácidos grasos, como las de origen de girasol, de canola o de maíz. El consumo de mantecas y margarinas está asociado a enfermedades cardiovasculares principalmente.

Azúcares y dulces Debe controlarse su consumo pues son fuente de carbohidratos que el cuerpo procesa cuando hay actividad física; si el estilo de vida es sedentario, estos carbohidratos, traducidos en energía, se quedan en el organismo y derivan en obesidad y en riesgo de enfermedades como la diabetes.


mayo de a.edu.co e d u . a d u l http://sa

2009

Algunas opciones de mercado saludable

El mercado saludable es aquel que incluye alimentos ricos en vitaminas, minerales, proteínas y fibra, así como aceites con ácidos grasos esenciales para los seres humanos. Esos alimentos no necesariamente tienen un mayor valor comercial que los que solemos comprar, por eso, vale la pena incluirlos y empezar a reemplazar los que son similares pero tienen menor contenido nutricional, aunque también son buenos.

De uso común Otras opciones recomendables

CANTIDAD

$

300 g

7.000

500 g

3.100

500 g

5.000

1 litro

6.000

1 litro

6.500

1 litro

9.800

420 g

1.600

500 g

2.900

500 g

6.100

Carne de cerdo pulpa

500 g

5.500

Atún en aceite

1 lata

3.200

1 lata

3.000

3 litros

1.500

700 g

2.900

1 litro

2.600

250 g

1.200

500 g

2.300

500 g

2.150

500 g

1.700

500 g

1.700

500 g

1.250

500 g

600

500 g

750

1 kg

3.500

500 g

1.300

500 g

900

1 kg

2.000

200 g

550

500 g

1.700

500 g

690

500 g

850

250 g

2.100

500 g

1.050

500 g

1.180

500 g

1.200

1 kg

1.200

500 g

700

500 g

900

ALIMENTO Cereal azucarado Avena en hojuelas Granola Aceite de soya Aceite de girasol Aceite de canola Pan tajado Pan tajado integral Salchichas

Atún en agua Fresco en polvo Moras Yogur Fresas Uvas Granadilla Lulo Pera Manzana Banano Piña Limón Mango Tommy Tomate de árbol Naranja Coles Brócoli Coliflor Pimentón Raíz china Remolacha Pepino Lechuga Batavia Zanahoria Repollo blanco Tomate chonto


9

Vos y la voz de tu familia

Una mamá emprendedora En casa de los Gaviria García, la celebración del día de la madre no trasciende, no por falta de valoración y respeto, sino por la conciencia que existe de que el día de la madre se celebra todos los días. Un hogar en el que el apoyo mutuo posibilita el crecimiento de todos.

L

uis Alfonso Gaviria ha sido siempre tan consciente de la igualdad de género que debe existir en el hogar, que hace más de veinte años, cuando era docente en el Instituto de Química de la Universidad de Antioquia, antes de ir a dictar sus clases de seis de la mañana, lavaba los pañales de sus dos hijos para alivianarle a su esposa las ‘cargas’ del hogar. Olga Lucía García, cónyuge de Luis Alfonso, recuerda con cariño esos detalles que luego trascendieron como ejemplo ante sus hijos, hasta lograr una armonía familiar en la que no existen las marcadas jerarquías conyugales que aún se ven en muchos hogares. En esta familia, que siempre ha vivido en el barrio Belén Rosales, se tiene claro que el apoyo mutuo posibilita el crecimiento de todos. Por esa cohesión familiar, en la que el respeto y la colaboración son una constante, en casa de los Gaviria García una celebración como la del día de la madre reviste una especialidad igual a la de los demás días del año, pues allí el amor y la armonía que a todos los rodea, se viven en todo momento. No obstante Juan Sebastián, quien tiene 23 años y es el hijo mayor de la familia, destaca que su mamá “es la líder, la que impone el cambio y el ritmo en la casa”, una apreciación en la que coincide Luis Alfonso cuando dice que dentro del hogar, compuesto por padre, madre y dos hijos varones -Sebastián y Santiago-, “a ella siempre la hemos tenido como el personaje central”.

Metas y ayudas Aunque abandonó su carrera de bacteriología en la Universidad de Antioquia cuando finalizó el cuarto semestre, Olga Lucía tuvo claro que debía realizarse profesionalmente. Por eso después de que nacieron sus dos hijos decidió estudiar diseño de modas en un horario nocturno, con el apoyo incondicional de su esposo.

sobre esos dos años y medio que estudió entre las seis de la tarde y las diez de la noche, tiempo durante el cual Luis Alfonso fue padre y madre a la vez. Olga complementó que “en casa todos somos un equipo”, aludiendo a esa indistinta rotación de roles que hay entre ella, su esposo y sus hijos para llevar las riendas del hogar. Ese apoyo recibido le ha servido a Olga para asumir retos importantes en su vida, como el de gerenciar durante más de tres años una empresa de confecciones en la que, según dijo, “en época de exportaciones llegaba a la casa a las dos o tres de la mañana”. Aún así, en su hogar siempre encontró un apoyo incondicional en su papel de madre, y eso ha hecho posible la materialización de sus sueños. Olga y los suyos ahora concentran sus esfuerzos en una iniciativa familiar: una empresa de ropa que trabaja con fibras reciclables bajo la marca Moda Ecológica, que en el poco tiempo que lleva ha ganado tres concursos de ideas de negocio. “Tengo el taller en mi casa y eso ha hecho que maneje mi hogar como una oficina”, contó Olga. Al proyecto, la madre empresaria le pone toda la disciplina del caso. Por eso en la casa-oficina no se trabaja menos de ocho horas al día, en una iniciativa que vincula, de una u otra forma, a su esposo y a sus hijos. Olga tiene claro que lo que ha alcanzado no hubiera sido posible sin el apoyo de su familia. Y que ser madre no tiene por qué convertirse en una condición que coarte los sueños. Al contrario, es una posibilidad para soñar mucho más, porque ya no son los sueños de uno solo sino los de todo un grupo familiar.

“Para que yo pudiera estudiar, él organizaba sus horarios en la Universidad de manera que antes de las seis de la tarde estuviera en la casa cuidando a los niños”, comentó Olga Lucía,

Sobre el Día de la Madre Las primeras celebraciones del Día de la Madre se asocian a Rhea, madre de Zeus, Poseidón y Hades, y de todos los dioses de la antigua Grecia. En el siglo XVII, en honor a las madres de ese país, en Inglaterra se celebraba el ‘Domingo de Madres’. En ese tiempo, algunos siervos que trabajaban lejos de sus lugares de origen podían visitar sus hogares para compartir con los suyos

ese ‘Domingo de Madres’. Al expandirse por Europa el cristianismo, la celebración pasó a ofrecerse a la Virgen María. En Estados Unidos el origen de la celebración empezó después de la muerte de la madre de Ana Jarvis en 1905. Jarvis escribió a organizaciones y políticos para rendir un homenaje a las madres en el mundo, iniciativa que hizo posible el presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, quien en

1914 declaró como ‘Día de la Madre’ el segundo domingo de mayo. No obstante, en la mayoría de países de Europa se celebra el primer domingo de mayo, mientras que en Latinoamérica la fecha varía. En Nicaragua, por ejemplo, es el 30 de mayo, fecha del cumpleaños de Casimira Sacasa, madre de la esposa de Anastasio Somoza; mientras que en Argentina, la celebración es el tercer domingo de octubre.


10

o .co - may dea.edu u . a d u l a http://s

de 2009

Salud al trabajo

Protéjase, siga las instrucciones Seguir los protocolos y conocer las fichas de seguridad minimizan los riesgos de quienes, por su trabajo, se exponen frecuentemente a diversos productos químicos.

Hay que conocer los riesgos para poder tomar las precauciones necesarias”, expresa Andrés Elías Salas Zapata, tecnólogo en Seguridad e Higiene Ocupacional del Programa de Riesgos Ocupacionales de la Universidad de Antioquia, al referirse a las medidas de seguridad que se deben adoptar en el lugar de trabajo. De acuerdo con Salas Zapata, constantemente nos exponemos a diferentes productos químicos, como la tinta del marcador, la plastilina con la que juegan los niños, o el combustible de los vehículos. Y, para hacerlo, tomamos medidas relativamente sencillas, como no ingerir dichas sustancias o no fumar en lugares determinados. Sin embargo, hay otros componentes que requieren mayores precauciones por su alto nivel de toxicidad, muchos de los cuales son indispensables para el avance de investigaciones o el desarrollo de productos para la agricultura, la medicina, los combustibles, las texturas, los alimentos, entre otros. En este caso, los laboratorios de la Universidad en los que se desarrollan actividades de docencia, investigación y extensión con este tipo de sustancias, cuentan con protocolos (procedimientos documentados) que determinan cómo debe ser dicho lugar, el vestuario que se debe usar y cómo debe ser el uso y la disposición de los diferentes productos. Dichos procedimientos tienen como único fin proteger la integridad y el bienestar de alumnos, docentes, empleados y visitantes del lugar.

En la U. La piel, los ojos y los pulmones son los órganos que con mayor frecuencia se pueden afectar por la manipulación de químicos, pero también se sabe que algunos de estos productos pueden estar relacionados con la aparición de enfermedades como las del corazón, los riñones y el cáncer. Por tal razón, los protocolos deben seguirse al pie de la letra, pues según la Organización Internacional del Trabajo -OIT-, el riesgo químico es el más grave para la salud de los empleados. En el caso de la Universidad, los accidentes más comunes por químicos son las quemaduras en la piel y eventualmente la exposición a gases.

Cómo consultar las fichas de seguridad Para consultar la ficha toxicológica y de datos de seguridad de un producto, se debe proceder de la siguiente forma: 1. Identifique el nombre del producto en su etiqueta, en el libro de pedido del proveedor o mediante el número CAS, que corresponde al código internacional del producto, éste le permite encontrar la ficha aunque conozca el producto solo por uno de sus sinónimos. Los números CAS se ubican en la etiqueta del producto. 2. Puede verificar en la página web del Instituto de Higiene y Seguridad en el Trabajo de España la existencia de la sustancia en el listado de Fichas Internacionales de Seguridad Química (FISQ), visitando la página http://www.insht.es y buscando la opción FISQ. Si se encuentra disponible la ficha del producto, bien sea utilizando el nombre del producto o el CAS, haga un “clic” sobre el hipervínculo y esto lo llevará directo a la ficha solicitada. En el caso de que no se encuentre ni el CAS ni el producto, solicite información al proveedor, quien está en la obligación de brindarle la ficha toxicológica de conformidad con la Ley 55 de 1994. 3. Los docentes y empleados de la Universidad también pueden obtener esta información ingresando con su contraseña a la página web de la institución: www.udea.edu.co, y siguiendo los links de servicios y productos, salud física y mental y salud ocupacional, hasta llegar a guías y procedimientos.

Conozca los riesgos Teniendo en cuenta que los productos químicos pueden penetrar en el organismo por la nariz (inhalación), la piel (absorción), o la boca (ingestión), y que esto puede suceder por accidente, malas prácticas o por desconocimiento, Andrés Elías Salas Zapata recordó que antes de ingresar a un laboratorio o de manipular cualquier químico se deben conocer los protocolos y las fichas de seguridad de cada una de las sustancias que allí se encuentran. Pero si a pesar de seguir paso a paso todas las medidas de seguridad ocurre algún accidente, siempre se debe tener a la mano el antídoto o los instrumentos para contrarrestar los efectos nocivos, como duchas de seguridad, fuentes lavaojos y extintores de fuego, pues estas sustancias pueden provocar efectos inmediatos o a largo plazo. Finalmente, el tecnólogo en Seguridad e Higiene Ocupacional recomendó no pasar por alto las siguientes indicaciones antes de manipular productos químicos: identificar las sustancias y conocer con certeza las indicaciones de seguridad contenidas en su ficha, verificar el estado de los sistemas de seguridad, hacer uso del equipo de protección adecuado, tener siempre presente que el autocuidado es fundamental y llamar al 2198123 o al *123 desde cualquier dependencia de la Universidad para solicitar el servicio de Área Protegida, en caso de un accidente que así lo requiera y haya ocurrido en la U. de A.


11

Salud al trabajo

¡Ojo al equipo de seguridad personal!

Algunas recomendaciones prácticas sobre el equipo de protección personal en el laboratorio.

L

a salud ocupacional busca la protección, conservación y mejoramiento de la salud de las personas en su entorno laboral, frente a riesgos relacionados con agentes físicos, mecánicos, químicos, biológicos, orgánicos, sustancias peligrosas para el organismo y demás, que puedan afectar la salud en los lugares de trabajo. Por eso los trabajadores de la Universidad de Antioquia deben cumplir las normas y reglamentos de higiene y seguridad que se establezcan, utilizando en sus labores los equipos de seguridad necesarios para reducir los riesgos.

Gafas: Se usan las monogafas, que se sellan alrededor de los ojos impidiendo el paso de gases y sustancias químicas. Si la persona utiliza un lente formulado, la monogafa debe ser tan amplia que permita su uso.

Según Ana Lucía Arango, tecnóloga en Seguridad e Higiene Ocupacional del Departamento de Seguridad Social de la Universidad de Antioquia, hay tres formas de proteger a las personas en su entorno laboral: en la fuente, en el medio y en la persona. Alude Arango a esas intervenciones que se deben hacer en los equipos de trabajo, en el ambiente laboral y en el trabajador, para reducir los riesgos. El equipo de seguridad o de protección personal no debe faltar en ningún ambiente laboral en que se necesite, y en lo posible,

se debe procurar que éste efectivamente sea personal. “El equipo de protección es personal, y si es así, no es sano intercambiarlo”, dijo Ana Lucía, pues al compartir este equipo de protección se amplía el riesgo frente a enfermedades como la conjuntivitis, la gripa u otras, que podrían transmitirse a través de guantes, gafas, caretas, tapabocas o respiradores. En esta edición, entonces, veremos los diferentes elementos que componen el equipo de protección personal en el laboratorio. Recuerde que antes de usarlo, debe conocer su uso, mantenimiento y vida útil.

Respiradores: Estos normalmente cubren la mitad de la cara, son fabricados en silicona y vienen con doble cartucho. Se trata de respiradores multipropósito que sirven para proteger contra una mayor variedad de sustancias químicas.

Bata:

Guantes: Normalmente son de nitrilo, material que en la mayoría de los casos es lo suficientemente resistente para prevenir el contacto de la piel con sustancias químicas. Sin embargo, cuando en el laboratorio se manejan elementos o sustancias calientes, se utilizan también guantes de carnaza.

La bata que normalmente se utiliza en los laboratorios es más de protección para la ropa. Lo ideal es que esté hecha en un material que aísle y que, ante un derrame, no permita el paso de sustancias químicas que puedan hacer contacto con la piel.

Zapatos: Para proteger la piel y reducir el riesgo de contacto con sustancias químicas, a los laboratorios no se debe ingresar llevando puestas sandalias, chanclas, o zapatos descubiertos.


12

o .co - may dea.edu u . a d u l a http://s

de 2009


Revista Saluda no.22