Page 88

CULTURA

EL PODER DEL SIMBOLO Por Sebas Bautista

No voy a descubrir la quintaesencia de la sociología si digo que el humano es un ser gregario. Que la unión hace la fuerza es un argumento que practican hasta la hormigas. Quizá la diferencia, si es que hay alguna, entre esos inocentes insectos y nosotros mismos, es nuestra propia autoconcepción y la necesidad de mostrarla entre nuestros coetáneos. De una manera fractal, el ser humano se agrupa en masas que varían su grosor según la funcionalidad de dicha agrupación. Así, desde la pareja, la familia, tu bloque, tu barrio, tu gremio, tu pueblo, tu ciudad, tu provincia, tu país, tu equipo de fútbol, la región geográfica y hasta el meridiano que te separe (oriente u occidente) perteneces, para bien o para mal, a una mole de gente con la cual, de nuevo para bien o para mal, compartes cosas. Todas esas subdivisiones fractales de masas humanas tienen algo en común: la necesidad de hacer visible a los demás que perteneces a ese bloque. Así, es mas fácil sentirte seguro y protegido, un lugar donde todos te comprenden y te aceptan. ¿Cómo identificar a los que son como tú?. Ahora bien, ¿qué pinta todo esto en una revista acerca de rock?. 88 | ROCK I+D MAGAZINE

El ser humano es un bicho visual. A día de hoy, podríamos decir que tenemos un sentido primario y cuatro secundarios, donde la vista domina todos los demás. Así, la manera mas inmediata de distinguirnos es una identificación gráfica inmediata, ya sea por una forma, un color, un estilo o un material determinado. ¿Os suena?. Banderas, escudos heráldicos, cruces de todo tipo, medias lunas, uniformes, tipos de sombrero que nos ayudan a distinguir un bombero de un guardia civil, chapas, galones... Sólo tienes que decidir con qué grupo simpatizas para adoptar su aspecto físico. ¿Qué ocurre?. Que todas las corrientes furiosamente opuestas a lo establecido necesitan a su vez de estas reglas básicas de diferenciación visual, porque no sólo vas a contracorriente, sino que indefectiblemente quieres que todos lo sepan. Con Goebbels, en mi opinión, empieza la publicidad de nuestra era. La repetición enfermiza de símbolos asociados a colores como dominación mediática es una táctica que han repetido marcas hasta el aburrimiento pero que, a su vez, han dictado los modos de conducta visual en nuestra mediatizada sociedad occidental. La gran trampa es que el hecho de buscar la diferencia para salir de todo este embrollo te devuelve

Rock i d numero 5  

Rock i+D Revista digital de estudios del rock Especial XX Aniversario de Roots de Sepultura

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you