Page 1

El Conflicto

Alejandro Beltrรกn


Capítulo 1. Antes de la guerra Me llamo Mohammad Berr y tengo 16 años, soy ciudadano de Damasco la capital de Siria, Una ciudad con 1,711 millones de habitantes. Mi vida es muy normal voy al instituto por las mañanas, por las tardes ayudo a mi padre en la construcción y luego juego con Abdel Wahhab en el parque. Mi familia está compuesta por mi padre Ayman, mi madre Amina, mi hermana Fariha y mi gato Roger. Mi vida no era muy emocionante pero me gustaba.

Capítulo 2. Principios de la guerra Un día normal estaba como siempre jugando con mi amigo Abdel Wahhab cuando explotó la guerra de Siria. Empezaron a bombardear la ciudad, todo el mundo corría a buscar refugio, los edificios se caían, no había visto peor escenario en mi vida. De repente empecé a oír la voz de mi padre que me llamaba, me giré y empecé a correr hacia él, Abdel Wahhab me siguió y los tres fuimos hacia mi casa. El camino parecía un campo de minas con explosiones por todos los lados, por el camino nos encontramos con mi madre y mi hermana, giramos la esquina y vimos como una bomba caía sobre mi casa seguro que Roger había muerto por la explosión o aplastado, mientras todos gritábamos para mi padre era como si el mundo se parase y empezó a pensar planes de la A-Z. Pensó que fuéramos a las afueras donde la guerra no era tan intensa a refugiarnos.


Entonces empezamos a correr para salir de ese infierno cuanto antes, cuando estábamos a punto salir una bomba cayó muy cerca de nosotros, mi hermana que era la que estaba más cerca de la explosión salió volando por los aires y al caer se rompió la pierna, mi padre la cogió en brazos y seguimos nuestro trayecto. Pasamos dos días caminando hasta que llegamos a un pueblo en las fronteras de Siria, el camino fue complicado teníamos que estar parando cada cierto tiempo para que mi padre descansase. Al llegar a Daría por fin nos sentíamos aliviados habíamos escapado de todos los problemas

pero no era perfecto como nosotros más

gente tuvo nuestra idea, Daria estaba lleno de gente. Mi enfermedad cada vez estaba peor y en Daría no había medicinas para mí, al menos pudieron vendar la pierna de mi hermana. Vivimos en una habitación pequeña con 6 personas más, una familia compuesta por un padre, una madre y tres hijos: Samer, Ali y Ghada, pasábamos el tiempo jugando con ellos por los alrededores del pueblo, jugábamos al pilla pilla, al escondite, la gallinita ciega… Cuando llovía estábamos aburridos porque no nos dejaban jugar por casa pero nos gustaba porque eso significaba que al siguiente día podíamos jugar al ahorcado en un charco barro con un palo. Después de un mes el pueblo ya no podía mantenernos y a Abdel Wahhab se le ocurrió ir a Europa a buscar refugio, decidimos ir por el oeste de Siria hasta Latakia donde cogeríamos un barco hasta Grecia. Al día siguiente empezamos nuestro viaje nos despedimos de Samer, Ali y Ghada, era una pena porque ya no volveríamos a jugar con ellos ya que sus padres no quería irse de Daría ya que decían que en Europa tendrían muchos problemas. Los del pueblo nos dieron un carretilla para que pusiéramos ahí a mi hermana y fuera más fácil llevarla pero claro no era perfecto.


Cuando ya habíamos recorrido 1 Km vimos los problemas de la carretilla mi padre se cansaba mucho menos que llevando en brazos pero se cansaba, desde que vi eso sabía que el viaje sería muy largo. Tardamos un día en llegar Al Qunaytirah estaba en peor situación que Dar’à ya que estaba más cerca de Damasco más personas habían venido a refugiarse suerte que a mi padre se le ocurrió ir a Dar’à. Descansamos una noche y reemprendimos nuestro viaje hacia Latakia Esta vez el viaje sería largo tenemos que llegar a Homs un pueblo muy alejado de Al Qunaytirah. Después de haber caminado nueve horas decidimos acampar. Desde el campamento se veía Damasco, no puede soltar unas lágrimas al ver la ciudad donde me crié destrozada. Después de caminar tres días más llegamos a Homs, al llegar estábamos exhaustos así que pasamos tres días en Homs. En Homs me pudieron dar unas pocas medicinas para mi enfermedad tenía para una semana y a mi hermana le pusieron por fin una escayola. El tercer día ya descansados nos fuimos de Homs y después de dos días de viaje llegamos a Latakia.

Capítulo 3. Europa La guerra ya había llegado a Latakia y estaba muy mal, menos destrozada que Damasco pero destrozada. Nos reunimos con un grupo de refugiados en la playa y todos juntos cogimos un bote para ir a Grecia. Todo iba bien hasta que de repente el cielo se oscureció y empezó a llover y ha caer rayos el bote se empezó a menear de una lado para otro, empezamos a remar hacia la costa lo más rápido que pudimos,


una ola golpeó el barco y mi hermana se cayó mi padre se lanzó a por ella yo grite que paráramos y fuéramos a por ellos pero un hombre que parecía que fuera el jefe porque todos le hacían caso, dijo que eso era un suicidio y que si íbamos moriríamos todos. Todos los del bote menos mi madre, Abdel y yo, remaban hacia la costa. Al llegar a la costa estaba destrozado no puede ponerse a llorar y a gritar. Cuando el cielo se despejó yo estaba aún llorando pero aun así me subí en el bote. Después de muchas paradas y de remar llegamos a Grecia y al llegar por fin supe el nombre de mi peor enemigo el hombre que mató a mi padre y hermana, Khalid. Recordaría ese hasta el fin de los tiempos. Khalid dijo que le siguiéramos, yo no pensaba hacerlo pero mi madre que estaba destrozada no sabía qué hacer dijo que le siguiéramos y eso hicimos. Ahí empezó nuestro viaje por Europa de Grecia a donde a Khalid se le ocurriese. Nos fuimos al interior de Grecia donde acampamos. Al día siguiente empezamos a caminar hacia el norte de Grecia supongo que iríamos a Bulgaria, y si estaba en lo cierto después de 6 días caminando llegamos a Bulgaria, luego a Rumania. Ahora que veía que mi madre estaba mejor, la convencí que dejáramos a Khalid. Al día siguiente Khalid tomó un camino y nosotros otro. Decidimos que iríamos a buscar refugio a Alemania. Pero para nuestra desgracia en Austria nos lo volvimos a encontrar, decidí que iba aprovechar ese momento para vengarme, nos unimos a ellos y cuando acampamos empecé a afilar una piedra, mi madre se fue a hacer sus necesidades cuando de repente la oí gritar cuando llegué me la encontré muerta y vi a Khalid con sangre en las manos esa misma noche acabé de afilar la piedra y se la clavé en el corazón de Khalid mientras dormía y salí corriendo de ahí junto a Abdel.


Cuando llegamos a Alemania nos metieron directos a un campo de Refugiados.

Capítulo 4. Campo de refugiados El campo de refugiados tenía unas condiciones pésimas casi no nos daban comida y no había medicinas para mí. Cada día que pasábamos ahí mi enfermedad empeoraba, cuando llovía dormíamos en barro solo deseaba haber hecho caso a nuestros vecinos de Daría y no ir a Europa así Ayman, Amina y Fariha seguirán vivos o mejor aún que el estúpido conflicto nunca hubiera pasado. Cada día pensaba que daría cualquier cosa por abrazar a mi familia y a Roger una vez más, por ir a la escuela un día más, jugar en parque… Y así hasta que un día llegó había perdido la batalla mi enfermedad me había matado, al menos así ya no tendré que sufrir un día más.

Alejandro Beltrán Castellón, mayo 2016

El conflicto  

Novela de Alejandro Beltrán. Proyecto "Pícaros refugiados". 3ºESO. IES Bovalar, 2016. Prof. Antonio Solano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you