Page 1

1


PRÓLOGO 2011: la guerra civil estalla resultado de las continuas oposiciones contra Bashar al-Asad. 2012: la ONU inspecciona la zona de guerra, la define como “ abiertamente sectaria en su naturaleza ” debido a las numerosas milicias que luchan entre ellos y contra el régimen de Bashar. 2013: una nueva facción llamada ISIS aparece y decide luchar contra todos sin ningún aliado del exterior. 2015: Europa observa que está sucediendo una crisis de inmigración decide tomar cartas sobre el asunto aceptando a unos pocos refugiados. 2025: la frontera de Oriente y Europa está en tensión varios grupos formados por civiles extremistas junto con cuerpos de seguridad abrieron fuego a refugiados que pasaron por la verja, se cuentan 120 muertos aproximadamente. 2029: un conjunto de países toman control total de Europa y con ello forman un gobierno totalitario llamado Sanctus, este gobierno ultra fascista exilia a todo aquel que piense de manera distinta, junto a la gente que tiene distinta creencia religiosa [la primera semana de gobierno de Sanctus trae consigo 100.000 ejecuciones o asesinatos debido a las revueltas de personas que se niegan ante el régimen totalitario]. 2032: Sanctus se desvincula de la ONU y con ello fabrica armas químicas en masa las cuales tienen un eficacia del cien por cien. 2033: la ONU queda casi totalmente disuelta solo quedan 20 países que formen parte de ella. 2050: Unos países se organizan con tal de no sucumbir contra Sanctus, ellos mismos se autodenominan Las Potencia Unidas. 2057: la guerra civil en Siria y la crisis de Oriente en sí misma no ha parado, al contrario, fuerzas como las milicias kurdas o como ISIS siguen en conflicto y adquieren gran poder. 2065: la crisis de refugiados está en su punto más álgido un total de veinte millones de civiles huyen de de bombardeos y gases químicos que son lanzados cada día, huyen con tal de llegar al norte donde les espera un refugio seguro. Pero el régimen fascista de Sanctus no permite este tipo de actividades y vuelve a la violencia racial, la misma que le otorgó el poder un total de 150 grupos diferentes son lanzados por toda Europa y sus fronteras con el objetivo de dar caza a los refugiados.

2


CARPETA 1 CAPÍTULO 1 CUANDO DAMASCO NO ARDÍA Y NO ERA DE COLOR SANGRE

Era 11 de Octubre de 2001, un joven llamado Navir nace en un hospital de Damasco, ese niño era yo y era hijo Nahil y Farshana, fui bautizado debido a que mis padres eran de creencia cristiana. Cómo no, mis padres estaban felices ya que Siria era un país sin mucha violencia religiosa en comparación con otros países; no solo eso sino que tampoco era muy conservador y gracias a ello incluso había mujeres que eran doctoras, así era hasta el día que alguien llamado Bashar al-Asad cambió de mentalidad de manera radical, de tal manera que incluso nos robó la democracia. Ya desde muy pequeño no era afortunado debido a que mi padre se unió a la guardia nacional para defender la “república” de rebeldes moderados que causaban unas revueltas sin importancia. Debido a esto mi madre se vio obligada a tener que cuidar a mí, apenas teníamos para pagar el alquiler ya que por culpa de las leyes del nuevo gobierno, mi madre no podía trabajar y con el sueldo de un soldado no nos daba para poder comer. No solo eso sino que, pobre de mí, que 3


durante ese tiempo estudiaba en una escuela de Damasco muy leal al líder Bashar al-Asad, el cual cambió de mentalidad a la tolerancia de una manera increíble y con ello recibía acoso por parte del profesorado debido a mis creencias católicas. Fui expulsado de la escuela nunca supe la razón, ahora tenía que trabajar para comer y poder vivir, y un día me dijo que si no trabajaba que tendría que irme, ya que por su culpa ella no podía comer ni beber apenas ya que me pagaba mi comida, mi bebida y la casa en que vivíamos ambos. Yo era un niño sin ninguna formación conque ¿qué podría hacer para ganarme el pan? Mi primer “trabajo” fue como repartidor de pan, tenía que correr por toda la aldea de una punta a otra.

4


CAPÍTULO 2 EL PAN DE BASHIR Y EL BOMBARDERO DE PAPA Solo llevaba 3 días como repartidor de pan, ya me conocía la aldea de memoria. Gracias a mi trabajo conocí a muchas personas muy amables tales como Mohan un niño de 12 años. El me enseñaba a jugar a las peonzas, recuerdo que me lo pasaba genial con Mohan, pero las peonzas no eran lo mejor, sino cuando su amigo no tenía deberes de la escuela y hacíamos juntos los encargos. Nos reíamos mucho juntos, hablábamos de chicas a pesar de que yo era un año más pequeño, a veces si algún cliente no estaba en casa nos comíamos su pan. Esto último era debido a que unos hombres con armas se los llevaban todo el día. Nosotros nos preguntamos quiénes eran ya que no llevaban el símbolo de algún ejército conocido pero tenían armas, esto no nos distraía mucho la mente ya que nuestra mayor preocupación era cómo robar a Bashir el rico del pueblo. Nosotros dos queríamos robar al ricachón y a pesar de que fuera un jefe de algo muy raro que llamaban Unidades de Protección Popular, le queríamos robar la mayor cantidad de cosas que podíamos ya que si lo hacíamos viviríamos como reyes. Mohan me explicó que no podían robar mucho ya que eran los que protegían la aldea de los imperialistas y de las águilas del desierto. Yo siempre me preguntaba quién sería de los imperialistas, ya que según lo que escuchaba mi padre no estaba en la gente que defendía el pueblo de esos imperialistas y de las águilas del desierto. ¿Para quién trabajaba mi papá? Me preguntaba cada noche. Era por la mañana y los dos estábamos en el tejado de la casa de la víctima, pero yo le tenía que decir algo a Mohan: -Mohan, ¿Quiénes son las águilas del desierto? 5


Mohan se me quedó mirando de manera inexpresiva salvo por sus ojos que parecían llenos de dolor. - Pues son un grupo de malas personas me ha dicho mi madre los que no están organizados, pero hacen cosas malas muy malas como ir reivindicando sus actos como voluntad de Aláh, a pesar de que Él no quiera eso de verdad -¿Cómo sabes que no quiere eso? - Fácil, porque Aláh nos ama, es como tu Dios él tampoco nos quiere hacer daño -Y otra cosa ¿dónde está tu padre ? - No lo sé Navir ¿Y el tuyo? -El mío dice que es el hombre que defiende el país de los rebeldes asesinos, y que nos defiende con sus bombarderos. -¿Tu padre es un imperialista? -No, mi padre es bueno, no es malo. -Pero trabaja para los imperialistas. -Pero no es nadie malo eso lo sé. No nos hablamos durante un buen rato ya que uno pensaba lo peor del otro, esta es la primera vez que discutíamos, no era la más fuerte de las discusiones pero nos afectó igualmente. El largo silencio lo interrumpió Mohan diciendo: -Navir, ya sé cómo robar al señor Bashir algo. -¿Cómo? -Con los bombarderos de tu padre -Sigo sin pillarlo -Mira, hacemos sonar la alarma de bombardeo y como todos creerán que es tu papá que viene con los aviones, entonces todos se esconderán. A Navir no le gustaba la parte de utilizar el nombre de su padre para infundir terror pero a cambio ellos conseguirían lo que quisieran. Nos pusimos en marcha para realizar la faena, esto sería algo muy difícil ya que todo el día había alguien al lado de la alarma. Si queríamos llegar a activarla tendríamos que despistar al guardia pero que le podría despistar a un señor de veinte años, atractivo, musculado y soltero, 6


era una misión imposible la única posibilidad era que en realidad vinieran aviones por la zona. Con esta información al instante se nos ocurrió algo que hacer con el guardia, nuestra idea era que él mismo activará la alarma haciendo que pareciera que estuvieran llegando bombarderos. Ni yo ni Mohan sabíamos cómo eran de verdad los bombarderos y con ello pensamos que los aviones de papel eran exactamente iguales a los de la realidad. Hicimos un total de 25 aviones y en uno de ellos puse “papá”. Era la hora, estábamos listos. incluso teníamos petardos para hacer los sonidos de las bombas. El primer avión que lanzamos pareció no importarle al guardia ni le hizo parpadear, y eso le molestó a Mohan ya que estaba indignado debido a que ese avión según él era la viva imagen del terror aéreo, lanzamos varios más pero estos acompañados del sonido de los petardos. Esta vez sí le importó al guardia pero al mismo instante se olvidó ya que no parecía que no estallaban cerca. Me puse a pensar un poco más y me di cuenta que faltaba un detalle para nuestro plan maestro, y ese era lo que más temían los rebeldes según las noticias, y era el napalm; según las noticias esto hacía fuego con que el nos quemaríamos. Prendimos una hoguera, de momento tapamos el humo para que creciera y pareciera que era originado por las bombas, yo lancé el resto de los aviones y dejé para el final el avión que ponía “papá” ya que a pesar de que fuera un mero trozo de papel era prácticamente lo único que me quedaba de mi padre. Lancé el avión con toda mi fuerza y fue el que más alto voló y mas lejos llegó. Cuando este pasó al instante Mohan destapó al completo la hoguera dejando al humo salir, mientras lo destapaba, yo encendí los petardos que quedaban y así de manera tan coordinada todos logramos distraer al guardia. La tensión era grande, el silencio se les hizo eterno hasta que escucharon de la boca del guardia: - Aquí abeja 3 llamando a colmena, responda colmena - Aquí colmena, ¿qué desea abeja 3? 7


-

Acabo de observar pasar varias oleadas de aviones, clase nueva tienen una nueva forma, estos son más rápidos. - ¿Es solo eso, abeja 3? - Señor han lanzado bombas de racimo a mi parecer y finalmente napalm. - Esperemos que no hayan alcanzado nuestras fuentes de combustibles. - Colmena, me preocupa más que lleguen a la aldea, solicito permiso para que haya salida inmediata al refugio antiaéreo. - Ninguna, otra abeja ha informado de hechos similares, pero mejor prevenir que curar. Así es como el guarda activa la señal alertando a toda la población de un inminente ataque. Los amigos se fueron moviendo de tejado en tejado intentando pasar desapercibidos. Llegaron a casa de Bashir, estaba totalmente vacía tal y como querían, entraron por la ventana, para suerte de ellos estaba abierta con que les fue fácil conseguir lo que desearon. Mohan robó una caja que tenía dinero mientras y yo abrí la despensa y no encontré muchas cosas que me parecieron atractivas excepto justo la más corriente, una barra de pan, pero no cualquiera sino una con almendra picada y masa de aceite, lo que para mí siendo pobre me parecía un manjar de dioses en cuestión de panes. La cogí con la mayor ilusión del mundo, pero yo mismo sabía que no solo era por el placer, que me daría a mi paladar, sino que ese mismo pan era el que comían los viernes en mi casa al menos hasta el día en que mi padre, fue reclutado por la guardia. Al momento se escucha como un tumulto de gente, la aldea ha descubierto nuestra farsa, tenemos que salir corriendo del lugar o nos castigarán. Salimos por la ventana y comenzamos a correr, cuando creíamos que nos librábamos decidimos parar para descansar, al mismo instante de parar un guardia nos pilla por el hombro y nos pregunta: -¿Qué hacéis aquí? 8


-Tomar el sol, mientras disfrutamos de nuestra juventud- dije yo -Entiendo, por cierto Mohan, eres leal a nuestra revolución creo yo. -Sí, señor. -¿Vienes de casa de Bashir? - Si -¿Robasteis algo? -Yo no, mi amigo sí. -Muy bien, has mostrado tu lealtad a la protección del pueblo y de la revolución. -Gracias, señor, pero mi amigo también es leal, nos ayudará ante cualquier problema. -No dudo de ello, pero ha robado, será castigado con una noche en el búnker sin comida pero con agua ya que no somos malos como esos imperialistas. Así es como acabé ese día siendo traicionado por mi amigo y sin cena en un búnker sin luz.

9


CARPETA 2 CAPÍTULO 3 CIELO ROJO En poco tiempo el conflicto estalló, era una guerra sin cuartel el ejercito bombardeando a los civiles, rebeldes matando a otros rebeldes, no existía la palabra aliado en el primer año de la guerra. Tras un tiempo muchos rebeldes se aliaron formando pequeñas guerrillas con el objetivo de ganar la guerra lo antes posible y con las mínimas bajas posibles. Mis conciudadanos partieron contra la capital junto a varios grupos rebeldes, en la aldea quedaron unos 4 rebeldes pero no los mejores del grupo sino los peores. Era un cachondeo de guardia ya que eran 4 soldados y 2 fusiles de asalto, menuda locura como se podía defender una aldea entera ante un posible ataque de cualquier enemigo. Me tocaba hacer patrulla, debido a la escasez de hombres. Los días pasaban lentamente cada vez el fusil me pesaba más, el agua escaseaba ya, pero no temía la falta de agua o la falta de alimentos, sino las sombras que se podían ver en la distancia, esas sombras, siempre pasaban por la distancia y no eran unas pocas sombras de personas, sino decenas de ellas, hasta se podría decir que eran un gran convoy. Cada tarde me asentaba en la torre de vigilancia, no podía de dejar de observar la lejanía haciéndome un montón de preguntas, tales como “¿mi padre sigue vivo? ¿por qué Mohan me traicionó? ¿podré sobrevivir a la guerra?” Estas preguntas me 10


rondaban en la cabeza día y noche, no sabía las respuestas pero pronto descubriría muchas de ellas. Escuché a alguien gritar, era Mohan, no sabía qué quería, conque me dispuse a escucharle -¡Navir, lo siento te traicione pero quiero ser tu amigo! -Mohan, te perdono, pero no será como antes, ya que me traicionastes -Gracias, Navir, ¿quieres jugar al fútbol? - Okey Pasamos toda la tarde jugando, entonces volví a mi posición de vigía, esperando ver lo usual, observar el convoy a la distancia alejándose. Pero era totalmente diferente vi cómo el convoy se acercaba rápidamente sin parar, alzando una bandera y escuchando tiros que se hacían más fuertes. Al mismo instante escuché el ruido de un lanzacohetes, como un silbido se acercaba y se hacía mas intenso, alcé mi cabeza y observé el destello acercándose más y más, instantes después me desperté sin ningún rasguño aparente pero a mis espaldas podía ver mi aldea ardiendo, mis amigos siendo asesinados. Al instante me puse a bajar por las escaleras, tenía que abandonar la aldea cuanto antes, no sabía la manera, busqué soluciones y se me ocurrió una que sería muy desesperada y mugrienta pero efectiva. Cogí el cadáver de alguien, no sabía quién era, pero al instante de arrastrarme unos pocos metros empezó a toser lo aparté de mí y miré quién era, ese cadáver era el de mi amigo, me decía que me acercara, a medida que me acercaba olía más como a carne chamuscada y a sangre, su cara tenía un trozo gigante de metralla incrustado en la mejilla derecha, su ojo había sido arrancado o había sangrado un montón en la zona superior, cuando llegué lo suficientemente cerca para escucharle. -Navir, mátame. 11


Me quedé sorprendido, me pedía que le matara, lo único que tenía, era una piedra afilada, me dispuse a cumplir el deseo de mi amigo acabar con su dolor. Sentía su sangre contra mi cara, y veía cada momento que le golpeaba la cara con la roca. Jamás he olvidado su cara tras aquel momento deforme, prácticamente irreconocible salvo por una sonrisa, la cual parecía que decía que ya sentía alivio, tras matar a mi amigo tuve que coger su cadáver y arrastrarme por el suelo con él encima, su sangre goteaba por mi cara impidiéndome ver bien en algunos momentos, me arrastraba, sin ningún momento de descanso. Tardé veinte minutos en llegar a la salida de la aldea aparte el cadáver de mi amigo y lo dejé a mi lado, qué podría haber hecho, dejarlo sufrir, haber corrido a la lucha directamente y morir. No sabía que podía haber hecho, es más, no sabía si mi madre aún seguía viva simple y llanamente sabía que ahora tenía que sobrevivir y qué la mejor manera era ir a la capital donde estaría posiblemente mi padre junto a algunos soldados adiestrados para defender una posición, es allí donde empezaría mi largo viaje, el cual no sería nada placentero para mí.

12


CAPÍTULO 4 EL CAMINO A LA ESPERANZA

Después de dejar atrás Las Águilas del desierto, después de que esos monstruos lograran destruir lo único que me quedaba de mi familia y de mis seres queridos. Decidí marchar hacia Damasco para vivir bajo la protección de los soldados Rusos instalados allí. Pero por el camino fui detenido por una patrulla rusa porque creían que yo era un peligro en potencia. Unas horas después llegamos a su pequeño asentamiento donde me encerraron con un grupo de mujeres sirias, a las que los rusos las trataban como esclavas ya que las explotaban en trabajos forzosos. Al cabo de unos días, después de servir a los rusos todo el día, una de las mujeres me dijo que quería tramar un plan para salir todos ilesos, su plan consistía en que yo me travestiría haciéndome pasar por ella, y cuando les estuviera sirviendo, les ofrecería mucho vodka para emborracharles y así poder abrirles la puerta y huir juntos. Al cabo de un rato un soldado vino a sacarme de la celda para que les sirviese la comida y lavarles la ropa y los platos. Después de que los soldados comieran yo les ofrecí la bebida: -Perdonen señores -dije yo- ¿Quieren ustedes más vodka?. A lo que ellos me respondieron como pudieron. -Sí, sí damos más vodka, tú, ¡mujer! 13


Yo les hice caso, al pasar unas horas los soldados estaban tan borrachos, que se durmieron, a lo que yo les cogí las llaves y fui a abrirles la puerta a mis compañeras de celda y al resto de personas esclavizadas. Después de que camináramos unas cuantas horas por el desierto llegamos a un pueblucho que parecía olvidado de la mano de dios, las mujeres me dijeron que aquí acababa nuestro viaje que nos separábamos yo tenía miedo de que me volvieran a pillar, ya que cuando se les pasara la resaca a los soldados irían a buscarnos, así que me di toda la prisa posible pero hacía mucho calor y encima subir los montículos de arena era muy cansado para un niño como yo, sin agua, sin comida y sin familia o conocidos que me pudieran ayudar. Yo me desplomé al suelo intentando subir una colina pero al caer me golpeé la cabeza y me quedé inconsciente. Cuando me desperté estaba encima de un dromedario, resultó que un viejo hombre nativo de Damasco me había encontrado inconsciente y me llevó a su casa donde me dio cobijo durante unos días. Él me dio comida, agua y un poco de dinero para que pudiese sobrevivir un tiempo, ya que yo ya le había contado lo que me había ocurrido. Le conté cómo asesinaron a todos y como tuve que huir de los rusos, él me dio su más mayores condolencias y me dijo que ellos ya están con dios a la que yo le pregunté: -¿Es usted creyente, cree usted en dios? Y él me dijo: -Sí chaval yo creo en dios, y pienso que él nos acompaña a todos y nos cuida, pero no a nosotros sino a nuestra alma. A lo que yo le dije: -¿Entonces mis familiares siguen vivos? -Si, pero en el cielo. Aunque sabía la respuesta no podía responder-la ya que estaba muy confuso por lo que me había pasado. 14


Al terminar de hablar, nos fuimos a comer, él me sirvio un poco de lechuga con queso de cabra y un poco de pan ya que al pobre hombre le habían robado la mayor parte de su dinero. Cuando acabamos, el se fue a dormir, y yo me quedé mirando la televisión pero casi ningún canal funcionaba, el único canal que funcionaba eran las noticias en las que decían: -El número de muertes civiles va aumentando en Damasco, por la calles se encuentran muchos cadáveres. Cadáveres de niños, mujeres, hombres y animales. Después de eso apagué la televisión y me fui a dormir pensando en positivo. Por la mañana desayuné un vaso de leche y el viejo me llevó en su coche destartalado a Damasco.

15


CAPÍTULO 5 BALA DE AMOR

Tras mi llegada a Damasco, pasó el tiempo tuve que pasar de vivir feliz a aprender que tal cosa no existía, la capital totalmente dominada por el gobierno en aquel entonces, era “tranquila” ya que a pesar de la fuerte presencia de los rusos y de la guardia nacional, revueltas se podían ver todos los días y siempre con la victoria de los imperialistas. Pero yo no participaba en las manifestaciones, sino que iba cuando acababan, se podían encontrar balas, cargadores, comida (un poco podrida) ...etc. Mi vida consistía en saquear cadáveres y robar a personas, palabras como empatía ya no existían para mí. Pero algo cambió en mi 18 cumpleaños, conocí a una chica llamada Amina, era maravillosa, inteligente, atrevida y muy atractiva. Fue para mí el mejor día de mi vida, cada momento que pasaba con ella era glorioso, sentía esas mariposas en el estómago, cada vez que la miraba me perdía en el paraíso de sus labios, en la paz de sus labios me encontraba, y cada vez que sentía su mirada significaba mi descanso y en definitiva la amaba. En nuestra primera cita le traje una bala con un corazón tallado en ella, le gustó mucho, le gustó tanto que decidió ponerla como colgante. -Es preciosa, me encanta. Me sonrojé, y al mismo instante noté como mis pulsaciones se aceleraban, y en ese momento me acerque a besarla y en el instante que nuestros labios se encontraron me sentí embelesado por una sensación de felicidad eterna, todo lo que había en mi alrededor se detuvo, todos ruidos de furgones militares, las conversaciones de personas que se quejaban del gobierno o 16


que pensaban maravilloso.

moverse

a

Europa.

Ese

instante

fue

Tras un tiempo, con 20 años de edad me propuse a pedirle la mano en matrimonio. Era arriesgado, pero estaba enamorado, no tenía elección era ahora o nunca le iba a expresar mi amor. Entré en su casa me arrodillé y saqué mi anillo: -Amina Manan,¿me aceptarías como marido? -Navir, esto es muy bonito. -Gracias, pero ¿cual es tu respuesta? -……. -¿Qué? -Lo … siento Navir, pero no puedo aceptarte como marido, ya que nunca sentí nada por tí -Pero al principio me amabas -No Navir, solo te utilicé para poder sobrevivir, estaba sola hambrienta, mis padres habían muerto, mis hermanas están en el bando revolucionario pero yo estoy atrapada en esta tiranía. -¿Pero por qué te esperaste tanto para decirme no? -No lo sé Navir, estaba desesperada, los rusos nos controlan, el gobierno no nos ayuda, los rebeldes no están lo suficientemente bien organizados, solo una vez estuvimos cerca de la victoria pero cuando el gobierno rompió las normas del juego ahí se nos acabó nuestro liderazgo en la guerra. -Amina no me cuentes lo que ya se sabe, solo dime la razón por la que me utilizaste. -Navir, yo quiero ir a Europa salvarme y vivir, tenía pensado conseguir el dinero y convencerte a ti también pero ahí te habría dejado, ya que no siento nada por ti. Al instante de acabar irrumpió un silencio horriblemente largo a pesar que solo fueran segundos, fueron los más largos de mi vida, y tras ese tiempo cogió su colgante y me lo dio, mientras me dijo que seguramente encontrarás al amor de tu vida, tras decirlo dejó la bala 17


en mis manos la misma que le tallé un corazón solo para ella. Así me dejó la chica de mis sueños, con el corazón roto, un anillo limpio de sangre, pero con la bala incrustada para siempre en mi corazón.

18


CARPETA 3 CAPÍTULO 6 UNA SUPUESTA LIBERTAD

Después de que mi amor, Amina, me rompiera mi frágil corazón decidí empezar a robar a los cadáveres como hacía antes, no robaba sin motivo, robaba para conseguir dinero y ahorrarlo para poder viajar a Europa junto a Amina. Mientras estaba saqueando a los pobres muertos un hombre me vio y me ofreció trabajo en su panadería, yo como era obvio acepté ya que de día sería panadero y de noche robaría a los cadáveres así conseguiría rápido el dinero y incluso nos sobraría dinero para poder comprarnos documentos de identidad para poder pasar la frontera. Pasaron cuatro eternos años y ya había ahorrado la suficiente cantidad de dinero. Eran un 1.252.745,00 de libras sirias que a euros serían unos 5000 euros aproximadamente. Le dije a Amina que se preparara las maletas que nos íbamos hacia Europa, nos cogimos unos cuantos harapos en una maleta vieja, nos paramos a coger un poco de agua, ya que íbamos a pie hasta la frontera, pero antes teníamos que comprar los papeles de identidad falsos, ya que eran muy importantes para pasar la frontera sin problemas. Tenemos mucho por caminar, le dije a Amina, así que coge provisiones para el camino. A lo que Amina afirmó y fue a coger otra maleta y llenarla de comida y agua. 19


Los primeros kilómetros hicimos autostop aunque solo hicimos una cuarta parte del camino. A partir del sitio que nos habían dejado aquellos señores amables estuvimos andando uno 50 km hasta que llegamos a un pequeño poblado, era ya muy de noche y nos tuvimos que tumbar en un banco para dormir. Le dije a Amina que nos teníamos que empezar a acostumbrarnos a caminar unos 50 km diarios ya que aparte de que era bueno para la salud teníamos que llegar antes a la frontera. A la semana de estar caminando ya hicimos casi la mitad del camino ya que había unos 1800 km hasta la frontera. Pasaron los días que se hacían insoportables por el calor que hacía por el camino. Volvimos a hacer otro cuarto del camino llevábamos 1200 km de camino recorrido y ya nos quedaba el último tramo del camino, pero con toda la mala suerte unos militares nos pararon y nos preguntaron si llevábamos los papeles de identidad . Yo les dije que sí, los saqué de la bolsa y se los di. Se quedaron un rato mirándolos, al cabo de un rato volvieron y nos dijeron que todo estaba bien y nos dejaron marchar. Salimos muy felices al ver que los militares se lo tragaron y con todos los ánimos del mundo seguimos andando. A falta de unos días nos quedamos sin provisiones, nos moríamos de hambre. Nos morimos de hambre durante un día pero por nuestra suerte ya llegamos a la frontera donde pasamos como si fuera pan comido, habíamos llegado al fin la nueva y la gran vida nos esperaba, Europa y la esperanza ya volvía a nacer. Pero al rato de pasar nos esperaban unos búlgaros radicales nos esperaban para darnos la supuesta “Bienvenida a Europa”, eran unos 5 búlgaros armados con bates y pistolas, nos empezaron a disparar, no nos dieron porque empezamos a huir por un bosque, Amina se tropezó y vi como los búlgaros le pegaban una paliza, intenté ir a 20


ayudarla pero parecía muerta. Empecé a huir sin atrás estuve corriendo unos kilómetros hasta que en la línea de costa, en una playa donde hacía frío. Caminando un rato vi algo a la distancia, me ir a ver lo que era...

mirar llegué mucho decidí

CAPÍTULO 7 LA NEGRA CARA DEL MUNDO Ahí en la playa podía ver a una familia junto un bote grande de gran tamaño para ser un bote de un solo viaje. La familia estaba despistada y era de noche, conque esta era mi oportunidad. Cogí un gran trozo de madera varada y rompí parte para mellarlo y utilizarlo también como arma punzante. Me acerqué por la espalda escuchando sus conversaciones de fondo, pero me daba igual, era yo o eran ellos así funcionaba el mundo, si los que tienen más recursos que yo me atacaron sin piedad a pesar de que tienen de sobra que me impedía a mí robar una simple barcaza, ¿por qué ellos tenían derecho a matarnos y nosotros no a poder vivir? ¿Por qué nos roban el simple derecho a la vida? Preguntas así solo alimentaban mi rabia y desesperación, es decir hasta ese momento la vida me había obligado a sobrevivir durante toda mi existencia, me quitó mi amigo, mi amada, mi madre la que me cuidó y mi padre al que nunca olvidaré pero tampoco recordaré. En el momento que llegué al punto perfecto para atacar y robarles me paré, como ya había pensado la vida me había obligado siempre a sobrevivir, si no lo hacía si no seguía el juego a la vida entonces jamás saldría de este círculo, estaría por siempre, iría arrastrándome por la Tierra devorando las sobras de los cerdos, de los mismos cerdos que me atacaron pero lo que ellos querían era eso, 21


pero si les atacaba y hacía lo que ellos, sé que no volvería a ser Navir y probablemente me convirtiera en un cerdo en otra pulga del mundo. Me mantuve inmóvil, pensando si tuviera que seguirle el juego a la vida o mantenía mi persona, el silencio fue horrible y es ahí cuando lo estaba pensando que vi a una sombra de pie mirándome y acercándose y se vislumbró su cara y esta era la de Mohan, que me dijo: -Navir, vive por mí. No sabía si era una mera ilusión o si era un mensaje de mi destino, pero lo decidí era hora de actuar, no esperes nada bueno del otro, en la vida sólo puedes confiar en ti mismo. Salté en mitad del grupo y golpeé dejando de inconsciente de un solo golpe a la primera persona que vi. Corrí del grupo y salté a la embarcación rápidamente encendí el motor me dispuse a navegar lo más rápido posible sin mirar atrás solo avanzando hacia mi próximo destino. Estuve navegando por una hora y me perdí en la niebla, no sabía mi lugar, pero instantáneamente vi una embarcación y en ella estaba alguien de pie , ese alguien era mi padre,aparté mi mirada y se me apareció delante, me dijo: -¿Quién eres? -Papá, soy yo, Navir, tu hijo -No, mi hijo no habría sido esa persona en la playa que atracó esa familia -Pero no tengo remedio, soy yo o son ellos -Crees que lo que hiciste en la playa lo habrías hecho con 5 años. -No, pero tampoco habría sobrevivido hasta aquí. -Pero no eras un monstruo - ¡¿ Monstruo yo ?! Lo dices tú, el que abandonó a toda su familia por servir a su patria. -Navir, tú sabes que yo no me entregué en servicio. 22


-No es verdad- dando unos pasos hacia atrás, y viendo el cuerpo entero de mi padre, llenándose de sangre. -Recuerda Navir, recuerda Ahí delante de mis ojos vi como mi padre era sujetado por la fuerza por unos hombres de uniforme, como se salía de sus brazos y corría hacia mí, saltó y se escuchó un tiro y él cayendo al suelo lleno de sangre y escuchando como me decía sus últimas palabras. -Navir personas.

las

buenas

acciones

es

lo

que

nos

hace

Me desperté, e instantáneamente observé una roca delante de el barco haciendo que mi transporte se rompiera y haciéndome perder el conocimiento otra vez

23


CAPÍTULO 8 El INFIERNO ACUÁTICO Mi barcaza naufragó a causa de una tormenta, me desperté en una islote donde sólo había rocas y un pequeño árbol. Ya empezaba a pensar qué pasaría conmigo, que sería de mí pero cuando menos me lo esperaba vi un barco y empecé a hacer señas, el barco cambió de rumbo, venían a recogerme. Al subir me di cuenta de que no hablaban turco, parecía un tipo de idioma parecido al alemán, fui a hablar con uno de ellos pero no me entendió. Fui a hablar con otro a la que el otro, sí me contestó en mi idioma : -Hola me llamo Günther, ¿y tú? -Yo me llamo Navir, y emm… he naufragado aquí, ¿¿no seréis los guardacostas que venís deportarme no?? -No no, somos un grupo de ayuda a los necesitados. Nosotros somos los encargados de buscar barcazas gente que huye de la guerra.

más con

A lo que yo me callé y asentí. Günther me preguntó si quería que me llevaran a un pasaje seguro a Dinamarca . Yo les dije que, ya que pasábamos cerca de donde había atacado a esa pobre familia dije que pararan el bote y les recogieran porque yo les conocía. Pararon el bote y yo grité : -Señores vengan aquí soy el que les había atacado lo siento, os vengo a recoger. 24


Ellos confusos por le había ocurrido antes no sabían si fiarse de mí, pero apareció Günther y les dijo que todo estaba bien y que éramos de fiar. Ya en en el barco, decidí pedirles perdón a aquellos inocentes a los que había hecho daño. -Hola, creo que debo pedirles una disculpa por lo de antes. -Tranquilo, sé lo que has tenido que vivir cosas terribles, lo sé porque yo perdí a una de mis hijas. Yo le di mi pésame y le volví a decir que lo siento mucho. Güntehr al acabar me dijo si quería el pasaje, yo le dije que se lo diera a esas personas ya que lo necesitaban más que yo. Estábamos en las costas de Turquía, Gunter me había dado los pasajes para dárselos a la familia. Se los di, ellos me lo agradecieron y yo les saludé y nos fuimos. Al cabo de un ratito Gunter me preguntó cuál es mi intención, que ¿qué quería hacer después de todo esto? y yo dije : -Seguir mi camino a Europa. A lo que Gunter me respondió : -No preferirías ser uno más en nuestra cubierta. O sea me refiero que si quieres ayudarnos a rescatar a la gente. No te preocupes te daremos ropa y comida. Yo con mucho gusto acepté y así es como se forjaría una de mis grandes amistades. 25


CARPETA 4 CAPÍTULO 9 PRISIONERO 27EZ659NV Mi vida de superviviente había terminado ahora he empezado otra, he renacido, ahora soy un ser humano. Todo lo que os he contado a vosotros es mi vida ahora es austera con el único objetivo de ayudar a la gente. Al final todo sigue bien no la vida continúa, no me transformé en otro cerdo manipulador. -¡Vosotros ratas traidoras quietos líder supremo! -¿Pero qué leches?- me pregunto

en

nombre

del

Esto es lo último que he pensado tras recibir un porrazo de una barra de aleación de titanio contra mis dientes dejándome inconsciente hasta despertarme en un montón de heces, el olor es horrible, ¿cómo es que no me había despertado antes? -Saludos, prisionero 27EZ659NV, bienvenido a su nueva casa en este campamento será reeducado, para ser útil en nuestra sociedad pura y unida- me dijo un hombre uniformado. -¿ De qué estás hablando ? -Lo siento mucho, mi nombre es Abdón o si prefieres Lija, tranquilo dentro de poco sabrás la razón. -¿Dónde están mis amigos ? -Esos inmundos daneses que no se han unido a nuestro gobierno homogéneo, pues si son esos a los que te refieres pues están en la zona 4, zona para desertores. 26


-¿Qué es este lugar? -Es su nueva casa hasta que su nueva educación sea completada, me has caído muy bien, 27EZ659NV, parece que serás fácil de tratar, conque mira, tú estás en la zona 1 zona para impuros que han querido ensuciar la superioridad de nuestra nación que es Europa. El campamento se divide en estas zonas: zona 1 impuros, zona 2 gente con discapacidad mental que retrasan nuestro avance, zona 3 comunistas y ateos por así decirlo gente que destruye el orden, zona 4 desertores y zona 5 la de reeducación. -¿Qué he hecho ? Yo soy cristiano y ayudó a la gente por mera bondad. -27EZ659NV, hay un orden aquí, vosotros los asquerosos inconformistas, no tenéis derecho a reclamar… Es más, ni lo tenéis a la vida, me importa un comino que religión pertenezcas, te voy a hacer sufrir, ya que solo entendéis por ese modo, si tú has ayudado a algún inmigrante a cruzar mí frontera pues eres mi enemigo. Era impresionante como me miraba sin ningún tipo de resentimiento como si en realidad disfrutará con esta conversación como si disfrutara ver mi cara de confusión. Estoy quieto, mirándole fijamente a los ojos dándome cuenta que con solo esa mirada me está diciendo que moriré aquí. -Muy bien 27EZ659NV, me alegro de introducirte a tu nueva estancia, ahora te estás sentando en tu váter, en tu dormitorio y en tu comedor. Bienvenido a Surdulica 27EZ659NV. Los días ya no existen para mí, sabéis, espero que quien lo lea transmita mi diario a quien pueda, no sé lo que me ocurrirá, cada noche escucho a mi amigo Günther gritar, ¡ Fascist spise mine nosser ! no sé lo que signifacará, pero sé que no es nada bonito. Me pregunto cada noche si vale la pena seguir luchando, mientras 27


Abdón coloca Non Je ne regrette rien y escucho el sonido de como una lija lijando metal o un material duro. Así todas las noches durante 3 años he estado escuchando gritos, música, oliendo mi orina y mi vomito diariamente, sin salir de ahí solo sentado. Pero hoy no, hoy me escaparé y salvaré a Günther, no solo eso sino que mataré a Abdón. Mi celda no es muy fuerte conque me pondré a golpear los barrotes más débiles de la ventana. He estado así por horas y solo he conseguido romper 2 barrotes de 10 que hay. Pero en la distancia se acercaron tres figuras, y me susurraban: -¿Tú, chico, cuánto llevas ? -Espera ¿Quién eres ? -Mi nombre es Ernesto, mis compañeros se llaman Pierre y Félix, venimos de la zona 3, vamos a escaparnos. -¡Por favor ayudadme a mí y a mi amigo! -.... -Por favor llevo aquí 3 años -Vale, ¿dónde está tu amigo ? -El está en la zona de el lado -¿ En la zona 5 ? -Abdón dijo que estaría en la zona 4 -Definitivamente esta en la zona 5, Abdón se encarga de la tortura. -¡¿Cómo!? tenemos que correr. -Rápido apártate- se escuchan 8 tiros de un arma silenciada- Sal por aquí. Entro de una patada cojo una pistola y doy unos pasos, el cuarto está vacío solo veo a quien creo que es Günther: -¿ Günther ? -Navir, corre Le libero de las cuerdas e instantáneamente me golpea algo en la espalda dejándome en el suelo pero consciente. 28


-27EZ659NV, me esperaba algo mas de ti, no entrar como un idiota por la puerta y mira tus amigos creyéndose que son casi libres, creyéndose que ahora yo estoy en el suelo y tu matándome. Sinceramente, me decepcionas, sabes he estado 3 años manteniendo a tu amigo vivo y con una lima le he lijado la cara casi completamente, pero no es suficiente mira hare magia- y rapidamente coje una lima y se la clava en el ojo de Günther para arrancárseloTachaaan, esto es tu culpa asquerosa alimaña, no te das cuenta que no tienes ningún tipo de esperanza en la vi…y un tiro resuena. -Callate basura fascista, huir, yo los entretendré. -Pero, Günther -Corre, Navir

rápido

Navir

tienes

que

Me levanto y empiezo a correr junto a mis compañeros, escuchando de fondo a Günther gritar “fascistas” juntamente los ruidos de disparos. Ahora es la hora de correr.

29


CAPÍTULO 10 MI FINAL

Ahora mismo estoy corriendo junto con Pierre, Félix y Ernesto. Nos persiguen soldados con perros, soldados armados hasta los dientes, con drones y redes para cazarnos. Prácticamente querían hacer eso, quieren cazarnos. Sigo corriendo sin pensar lo que ocurrirá, llegamos a un barranco, nuestra única opción es tirarnos al río que hay. Me tiro gritando libertad, caigo al agua, el agua está muy fría. Tenemos miedo de que tengamos hipotermia luego, así que al salir del agua rápidamente buscamos madera seca para hacer un fuego. Cae la noche ya tenemos el fuego listo, le digo a Pierre que voy a hacer mis necesidades detrás de ese. Mientras que estoy haciendo mis necesidades un perro se me tira encima y empieza a morderme el brazo. Yo grité SANCTUS!! Sanctus está aquí, Félix rápidamente aparta al perro me recoge y huimos, nos seguían drones armados y soldados con perros. Otra vez volvíamos a la rutina, estoy diciendo yo en mi mente. Salimos de un bosque y ya fuera nos encontramos con los rebeldes que habían oído el rumor de que se había escapado gente. Yo grito no nos disparen, somos los que han escapado, ellos siguen apuntando pero no a nosotros sino a los soldados de sanctus. Empieza el primer tiro le dan a uno, empiezan a disparar a lo loco, me alcanza una bala en el brazo izquierdo pero aun así no me rindo y sigo corriendo. Llegamos detrás de un blindado de los rebeldes. Los rebeldes han acabado con unos cuantos y los que siguen vivos se retiran, un soldado nos sube al coche y nos lleva a una de sus bases. 30


Ya allí me dan a mí y a mis amigos unos documentos y nos dan papeles de identidad para llegar a uno de los países que no ha sido consumido por Sanctus. Yendo hacia nuestro destino me encuentro con una sorpresa. Amina seguía viva, paramos y la recogimos, fuimos juntos hasta la frontera pero al llegar he descubierto que no podía dar la vuelta e irme, tenía que volver y ayudar a todas las personas que quieren vivir. -Pare el coche- se frena el coche -¿ Qué dices chaval estamos al llegar ?- me dice Ernesto. -Tengo que volver, no voy a dejar de ayudar a la gente. -Navir, yo te acompaño- me dice Amina. -Entiendo, veo que queréis ayudar directamente a la causa rebelde, aquí tenéis unos papeles que os identifican como ciudadanos de Sanctus, suerte. -Gracias -dijimos los dos. Y así es como dejé mi última oportunidad para huir con mi amiga Amina para incorporarse a la gran causa que es la rebelión contra Sanctus. Mi trabajo como supuesto guardia fronterizo de Sanctus está funcionando a la perfección, bueno, os explico de qué trata. Yo y Amina nos coordinamos mientras que uno elimina las cintas de vigilancia, el otro o sea yo dejo pasar a los necesitados. Este plan es perfecto y la gracia es que los malditos de sanctus con perdón no se dan ni cuenta. Llevamos unos centenares de personas ya, han pasado bastantes y algunos de ellos dispuestos a proteger la rebelión y luchar para derrocar de una vez por todas a esta supuesta Facción que ayuda a Europa. No sé cuánto nos durará nuestra operación encubierta, pero me da un presentimiento de que no durará más de unos meses pero bueno, para entonces ya habrán bastantes refugiados en Bulgaria. Que sea lo que dios quiera... 31


(Abajo veréis un pequeño epílogo. Para los que no lo sepan una pequeña continuación de nuestra historia.)

32


EPÍLOGO -Hoy tenemos a un enviado especial en la televisión nacional, y este es Abdón nuestro elegido del líder supremo. -Hola, Marcos es un placer estar aquí. -El placer es nuestro, pero hablemos de temas serios. -Por supuesto. -¿Cuál ha sido la razón de su operación de mejora mecánica ? -Fácil, Marcos, un asqueroso insurrecto junto con su amigo me lo hicieron -¿ Están vivos o en búsqueda ? -El insurrecto está en proceso, pero su amigo se daba por perdido, pero fue empapelado ayer mismo por mis hombres. -¿Qué más ha ocurrido ? -Bueno pues, le dije que me alegraba de tenerlo de vuelta para su reeducación y también que me esperaba algo más inteligente por su parte, 27EZ659NV. -Entiendo, Muchas gracias por venir hoy señor Abdón y enseñar al público que a pesar de las agresiones por parte de los insurrectos, igualmente trabajan duro para introducirlos en nuestra sociedad completamente pura, apreciemos la generosidad de nuestro líder. Alabado sea Sanctus y viva nuestro enviado, el señor Abdón. -Alabado sea Sanctus. -Dios te bendiga Abdón. -Dios te bendiga Marcos.

Escritores: Saúl Ferrer Honrubia Ricardo Rizea 3ºESOB Mayo 2016 33

El camino de mi vida  

Novela de Saúl Ferrer y Ricardo Rizea. Proyecto "Pícaros refugiados". 3ºESO. IES Bovalar, 2016. Prof. Antonio Solano

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you