Page 1

Revista RCT Vol 71

1


2

Revista RCT Vol 71


Revista RCT Vol 71

3


El avance del IOT –Internet of Things- en Colombia Uno de los temas que ha venido creciendo en relevancia para la industria TIC es el de Internet de las Cosas, IoT por su sigla en inglés. En esta edición de la RCT pretendemos informar y dar a conocer conceptos, regulaciones e incluso casos de usos del IoT que se han generado desde diversos actores en el sector tecnológico. El Internet de las Cosas surge como una nueva etapa después del auge del internet fijo que incrementó el número de usuarios a través de conexiones de computadores, y luego del internet móvil que amplió las posibilidades de conexión a través de dispositivos móviles como teléfonos inteligentes, tabletas, portátiles, relojes inteligentes y GPS. En esta nueva etapa, el internet amplía su campo de acción para conectar las cosas entre sí, permitiéndoles intercambio de información y posibilitando respuestas autónomas de sistemas en ambientes específicos. Este fenómeno generará un mayor impacto que cada vez cambia más la forma en que vive e interactúa la población mundial. En nuestro país son evidentes las desigualdades tecnológicas, pero también lo son los múltiples esfuerzos que se generan desde entidades privadas y públicas para democratizar la conectividad y el uso de artefactos tecnológicos con un objetivo productivo. Desde los avanzados equipos de tecnología se proyecta lograr el control de diferentes procesos en cualquier parte del mundo, entre ellos los industriales, reduciendo tiempos o costos en las actividades y aumentando los volúmenes de información que efectúen impacto en las economías de las naciones. Es así como la información toma un tamaño inmanejable, a causa de los envíos de fotos, texto, videos, números, emoticones e

4

Revista RCT Vol 71

información de carácter confidencial que requiere ser almacenada y administrada (BigData). En esta edición de la RCT N°71 podrán encontrar autores como la UIT, quienes desarrollan un amplio panorama de qué es IoT, para qué sirve y a quiénes afecta, también está la CRC con su artículo “Desafíos regulatorios del internet de las cosas”, Unisys destacando su visión del Internet de las cosas, y CISCO nos habla del IoT desde una perspectiva generadora de Ciudades Inteligentes, entre otros. Desde CINTEL hemos trabajado en la elaboración de este ejemplar para contribuir en la construcción del concepto del IoT –Internet of things- , que como se plantea, irá cambiando a gran velocidad el ritmo de las industrias e irá adoptando especialidades como el IIoT – Industrial Internet of Things, que integra aspectos que se han abordado desde la perspectiva empresarial como sensorización, tecnologías de automatización, comunicaciones M2M, que permitan enfocar los esfuerzos de las organizaciones y ahorrar recursos, buscando mantener la eficiencia y la sostenibilidad en las operaciones. Esperamos que esta edición sea de su agrado y le permita conocer cómo se está preparando el sector y qué se puede esperar de esta apuesta tecnológica del Internet de las Cosas respecto de los beneficios para diversos sectores de la economía, así como para la población en general. Finalmente, al cierre de este año 2015 agradecemos a todos nuestros lectores por seguir nuestras publicaciones trimestrales de la RCT. Felicidades en estas festividades y nos leeremos en el 2016.


Revista RCT Vol 71

5


Todas estas preguntas son las que se hacen quienes alguna vez escuchan hablar de “Internet de las cosas” o “Internet de los objetos”. Internet de las cosas (IoT) es una infraestructura global para la sociedad de la información, la cual permite acceder a servicios avanzados mediante la interconexión de las cosas (físicas y virtuales), basado en la interoperabilidad de las tecnologías de la información y comunicación existentes y futuras (Recomendación UIT-T Y.2060). Entre sus principales características se pueden mencionar la interconectividad (todo puede estar interconectado con la infraestructura global de la información y las comunicaciones), la heterogeneidad (pueden interactuar con otros dispositivos o plataformas de servicios a través de diferentes redes), los servicios están relacionados con las cosas (se “fusionan” las tecnologías tanto en el mundo físico como el mundo de la información para que los usuarios puedan acceder a tales servicios); cambios dinámicos (el estado de los dispositivos cambia de forma dinámica; no sólo su estado de encontrarse conectado o desconectado, sino también su ubicación y velocidad. A su vez, el número de dispositivos puede cambiar dinámicamente), y de gran escala (se espera que el número de dispositivos que deberán ser gestionados y que se comunicarán entre sí será de al menos un orden de magnitud superior que los dispositivos conectados a la Internet actual). En definitiva, IoT permite hacer pleno uso de las “cosas” para ofrecer servicios a todo tipo de aplicaciones, garantizando al mismo tiempo que se cumplan los requisitos de seguridad y privacidad. Es una red de tecnología que incluye sensores, máquinas y otros dispositivos que, mediante su interconexión, intercambian cantidades masivas de datos de máquina a máquina (M2M). Esto permite una mayor eficiencia y mejores decisiones en tiempo real sobre una base escalable. Si se tiene en cuenta que las Ciudades Inteligentes y Sostenibles son ciudades que utilizan la infraestructura y los servicios de IoT para

6

Revista RCT Vol 71


mejorar y administrar la energía, los recursos y la planificación urbana, se puede inferir que IoT será el corazón de la transformación de las mismas. En este sentido, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) es el organismo especializado de las Naciones Unidas para las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). La UIT centra su trabajo en tres sectores: el Sector de Radiocomunicaciones, Normalización y Desarrollo. El Sector de Normalización de las Telecomunicaciones es el responsable de elaborar normas internacionales conocidas como Recomendaciones UIT-T, a través de sus Comisiones de Estudio. Estas normas abarcan todos los campos de las telecomunicaciones a nivel mundial y define los principios de tarificación y contabilidad para los servicios internacionales de telecomunicaciones. Desde inicios del 2013 la UIT-T ha venido trabajando en temas sobre ciudades inteligentes y sostenibles a través de su Grupo Temático sobre Ciudades Inteligentes y Sostenibles (FG-SSC). Este Grupo Temático concluyó su mandato en mayo de 2015, dejando como resultado la elaRevista RCT Vol 71

7


boración de 21 especificaciones e informes técnicos. Asimismo, la UIT-T ha estado trabajando sobre los aspectos normativos del IoT en sus distintas Comisiones de Estudio. Considerando el trabajo que la UIT-T ha venido realizando sobre estos temas, el Grupo Asesor de Normalización de las Telecomunicaciones (GANT) estableció la nueva Comisión de Estudio 20 de la UIT-T (CE20): “Internet de las Cosas (IoT) y sus aplicaciones, incluidas las ciudades inteligentes y comunidades”, en junio de este año. Esta nueva comisión está encargada de desarrollar las normas y directrices que afiancen a las tecnologías IoT de manera de afronten los desafíos del desarrollo urbano. Es decir, será responsable de las normas internacionales que permitan el desarrollo coordinado de las tecnologías de IoT, incluidas las comunicaciones de máquina a máquina y redes de sensores ubicuos. Su primera reunión se realizó entre el 19 y el 23 de octubre de 2015 en Ginebra, Suiza y fue precedida por el Foro sobre el “Internet de las Cosas: Empoderando la Nueva Agenda Urbana“, el 19 de octubre de 2015. Este foro contó con la presencia de expositores internacionales del gobierno, industria y academia. Las discusiones se basaron en el por qué y cómo el IoT estará en el corazón de las transformaciones de las ciudades en ciudades inteligentes.

8

Revista RCT Vol 71

La primera reunión de esta Comisión contó con la presencia de más de 200 expertos internacionales y se presentaron más de 90 documentos para discusión. Es importante destacar que participaron representantes de países de América Latina, como Argentina, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Colombia. La CE20 inició su trabajo con seis cuestiones divididas en dos Grupos de Trabajo (WP, Working Parties). El WP1 trabajará sobre todo lo relacionado con el Internet de las Cosas y el WP2 abordará todo los temas que conciernen a las ciudades y comunidades inteligentes. En la próxima reunión se discutirá sobre las actividades que se realizaran en América Latina y en el resto del mundo en 2016. La Comisión de Estudio 20 ofrece una plataforma para los países de la región que compartan su conocimiento y experiencia sobre el IoT y ciudades inteligentes. La próxima reunión se realizará del 18 al 26 de enero de 2016 en Singapur precedida por un Foro sobre el IoT y Ciudades Inteligentes. Ésta será una nueva oportunidad para involucrar a más actores en el desarrollo de normas internacionales que permitan al IoT abordar los desafíos del desarrollo urbano.

www.itu.int/es


Revista RCT Vol 71

9


Los avances tecnológicos de los últimos años en capacidades de procesamiento y miniaturización de componentes, así como los beneficios de la conectividad inalámbrica, han permitido que en la actualidad se cuente con diferentes tipos de dispositivos inteligentes conectados a Internet de manera permanente. Es así como aquellos que son producidos hoy en día han migrado en la última década de estar compuestos únicamente de las partes mecánicas y eléctricas, a ser fabricados como sistemas complejos que combinan hardware, sensores, almacenamiento de datos, microprocesadores, software y conectividad en diferentes formas. En esa medida, dichos dispositivos ofrecen oportunidades de ampliar nuevas funcionalidades, teniendo a la vez mayor confiabilidad y capacidades que atraviesan y trascienden las fronteras tradicionales de lo que se ha conocido hasta hace poco tiempo.

En este contexto, el concepto de “Internet de las cosas” -IoT- (Internet Of Things) ha surgido para reflejar el número creciente de dispositivos inteligentes conectados a la red, y resaltar las nuevas oportunidades de negocio que éstos pueden representar a partir de sus capacidades de generación, procesamiento y almacenamiento de datos. En razón de lo anterior, puede decirse que el IoT se ha convertido en el siguiente paso en la evolución de Internet, aprovechando la inteligencia de miles de millones de sensores y dispositivos conectados que recogen un gran volumen de datos para la toma de decisiones. En el marco de lo anterior, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y las comunicaciones , define el Internet de las Cosas como una Infraestructura mundial para la sociedad de la información que propicia la prestación de servicios avanzados mediante la interconexión de objetos (físicos y virtuales) gracias a la interoperatividad de tecnologías de la información y la comunicación presentes y futuras . Esto abarca múltiples industrias que pueden llegar a ser diversas, como los semiconductores, la automatización industrial, el networking, operadores fijos y móviles, proveedores de software e integradores de sistemas y seguridad, lo cual supone oportunidades para diferentes sectores de la economía. Partiendo de lo anterior, y dependiendo de las necesidades del usuario, existen diferentes formas mediante las cuales puede ser implementado un servicio IoT: a través del uso de di-

1 http://datasciencebe.com/2014/11/06/you-are-invited-the-business-value-of-the-internet-of-things/. 2 Este organismo está encargado de regular las telecomunicaciones a nivel internacional entre los Estados miembros y las empresas operadoras 3 Recomendación UIT-T Y.2060. Disponible en http://www.itu.int/ITU-T/recommendations/rec.aspx?rec=y.2060. 4 Unstructured Supplementary Service Data. Recientemente, la Comisión de Regulación de Comunicaciones expidió una regulación que permite a las empresas acceder a esta tecnología en las redes de los operadores móviles. Ver Resolución CRC 4458 de 2014, disponible en https://www. crcom.gov.co/resoluciones/00004458.pdf

10

Revista RCT Vol 71


versas tecnologías, y en el caso de los servicios inalámbricos, de diferentes bandas de espectro; utilizando diferentes protocolos para el intercambio de datos, como por ejemplo el protocolo IP, mensajes de texto, USSD, llamadas de voz, entre otros; mediante del uso de identificadores (numeración, direcciones IP, entre otros) para que los dispositivos sean accesibles. Para que los servicios IoT se desarrollen, es necesario que existan varias condiciones que deben ser tenidas en cuenta por los diferentes organismos reguladores competentes, dentro de las cuales se destacan principalmente las siguientes: (i) la disponibilidad de espectro; (ii) la suficiencia de recursos de identificación; y (iii) las condiciones de seguridad y privacidad de los datos intercambiados.

Disponibilidad de espectro Las necesidades de espectro para un servicio IoT varían dependiendo de su naturaleza misma. Desde el punto vista técnico, el espectro de frecuencias bajas permite una gran área de cobertura y mejor penetración en las edificaciones. Desde una perspectiva de autorización, el espectro licenciado asegura comunicaciones más confiables, comparado con el espectro no licenciado (de uso libre). A su vez, este último permite la masificación de los dispositivos debido a que generalmente no existe un pago por el uso del espectro. En este escenario, el reto de los organismos reguladores del espectro debe centrarse en identificar y remover posibles barreras para el despliegue de las tecnologías asociadas a la provisión de este tipo de servicios. En particular, se considera importante que los organismos reguladores supervisen la evolución del mercado y el uso del espectro y, si es necesario, tomen medidas para habilitar bandas adicionales para los servicios IoT, liberar la utilización de bandas existentes o realizar la apertura de otras para acceso en forma compartida. Dentro de este contexto, una de las opciones que se viene estudiando a nivel internacional es la posibilidad de hacer uso de los espacios

en blanco de frecuencias entre las transmisiones de otros servicios, como por ejemplo entre las transmisiones de los canales de la Televisión Digital Terrestre. Por otra parte, teniendo en cuenta la gran cantidad de dispositivos que se espera sean puestos en funcionamiento en el futuro cercano, se debe fomentar el despliegue de microceldas y picoceldas, con el fin de acercar la red al usuario. Este es uno de los aspectos que incluyó el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 de Colombia , en el cual la Agencia Nacional del Espectro (ANE) y la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) deberán desarrollar la reglamentación respectiva. Suficiencia de recursos de identificación Para servicios IoT se puede hacer uso de los siguientes recursos de identificación en redes públicas: • Numeración telefónica. En Colombia es de 2 tipos: i) numeración geográfica, de 7 dígitos, utilizada en la telefonía fija y ii) numeración no geográfica, de 10 dígitos, utilizada en la telefonía móvil, cobro revertido, entre otros servicios. • International Mobile Subscriber Identity -IMSI . Este es un número de máximo 15 dígitos que identifica al suscriptor en una red móvil y está incluido en la tarjeta SIM del equipo terminal. Consta de los siguientes campos: Un MCC (Mobile Country Code), que para Colombia es el 732, Un MNC (Mobile Network Code), de 3 dígitos que identifican la red móvil y en Colombia es administrado por la CRC y, Un MSIN (Mobile Subscription Identification Number), cuya longitud es de 10 dígitos y es administrado directamente por el operador móvil, siendo empleado para identificar cada uno de sus suscriptores. En cuanto a la numeración telefónica, no parecen existir problemas de escasez para Colombia, ya que se cuenta actualmente con la cantidad suficiente de numeración no geográfica, en la cual podría eventualmente reservarRevista RCT Vol 71

11


se un rango para servicios IoT. No obstante lo anterior, la regulación actual sólo permite su asignación a proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones, siendo por ende dicho aspecto susceptible de ser revisado en el corto plazo. En relación con el identificador IMSI, cuyo recurso principal es el asociado al MNC por cuanto este permite identificar las redes, la regulación vigente en Colombia tampoco contempla la asignación de estos recursos a agentes diferentes de los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones. A pesar que el funcionamiento de un servicio IoT sobre redes móviles no necesariamente implica la asignación de un MNC a un proveedor de servicios IoT, este recurso resulta de vital importancia cuando dicho agente requiere realizar un cambio de proveedor de redes y servicios móviles. A manera de referencia, en el esquema actualmente utilizado por los usuarios de servicios móviles, un cambio de proveedor implica el reemplazo de la tarjeta SIM del dispositivo móvil. No obstante, para proveedores de servicios IoT que posean grandes cantidades de dispositivos desplegados en campo, no sería viable el cambio de todas las tarjetas SIM asociadas a los mismos. La asignación de un MNC también sería importante en el evento en el que los proveedores de servicios IoT requieran realizar sus propios acuerdos de roaming nacional o internacional. Bajo esta aproximación, al poseer un MNC, el proveedor de servicios IoT podría hacer efectivo un cambio de proveedores de redes y servicios móviles. Por lo tanto, los organismos reguladores deben revisar las posibles condiciones de asignación de MNC a proveedores de servicios IoT, con el fin de no depender del IMSI de los operadores móviles. A su vez, considerando que algunos servicios IoT que se incorporan en productos fabricados para el mercado mundial podrían llegar a requerir el uso de numeración internacional (numeración telefónica o IMSI), por ejemplo para el

12

Revista RCT Vol 71


establecimiento de sistemas de gestión de pedidos, aprovisionamiento, atención al cliente, seguridad cibernética, facturación y presentación de informes, la efectividad de dicha posibilidad implicaría el uso de recursos asignados directamente por la UIT o el uso extraterritorial de numeración nacional, aspecto este último que está siendo debatido a nivel internacional. De otra parte, respecto del uso de direcciones IP, frente a la coyuntura tecnológica de agotamiento de direcciones IPv4, los distintos gobiernos nacionales han venido diseñando acciones de política orientadas a dar paso al proceso de transición hacia IPv6, hasta llegar a su plena implementación. Lo anterior, debido a que dicha migración no sólo soluciona el problema de escasez de direcciones IP, sino que además permite el restablecimiento del paradigma original de Internet sobre la conectividad extremo a extremo y el desarrollo de IoT. Sin embargo, la transición de IPv4 a IPv6 requiere un tiempo razonable y no estimable en principio, razón por la cual los responsables de la política pública en el sector TIC deben continuar con los programas para fomentar la transición en el mediano plazo.

Condiciones de privacidad y seguridad Uno de los temas más relevantes de cara a los usuarios está relacionado con la seguridad y privacidad de las datos asociados con el IoT. Sin la seguridad adecuada, intrusos pueden entrar en los sistemas y redes IoT, accediendo a información personal potencialmente sensible de los usuarios, o usar dispositivos vulnerables para atacar redes y dispositivos locales. Sobre este aspecto, los organismos reguladores han sugerido que las empresas que fabrican dispositivos IoT deberían aplicar un enfoque de la seguridad y la privacidad “integrado en el propio diseño”, es decir, incorporar en el dispositivo estas funcionalidades desde el inicio del proceso de desarrollo, aumentando así la probabilidad que las medidas sean realmente eficaces.

Revista RCT Vol 71

13


Para tal efecto, las empresas que desarrollan y explotan dispositivos IoT deben realizar pruebas de seguridad y determinar cómo se solucionan las vulnerabilidades que puedan detectarse durante la vida útil del dispositivo. A nivel mundial, los organismos reguladores en el ámbito de la privacidad están de acuerdo en que la minimización de los datos es un principio importante para la protección de la privacidad en los dispositivos IoT del sector del consumo, ya que se reduce el riesgo de vulneración de los mismos y/o el uso de los datos para una finalidad distinta de la prevista.

Conclusión A partir de los puntos antes expuestos, se evidencia que los diferentes organismos reguladores (espectro, telecomunicaciones y privacidad de datos) deben generar, dentro del ámbito de sus competencias, incentivos adecuados para la promoción del Internet de las Cosas. En el caso concreto de Colombia, la CRC, en el marco de su Agenda Regulatoria 2015-2016 viene desarrollando estudios encaminados a revisar el marco regulatorio aplicable en el país, a fin de promover nuevos modelos de negocio en el mercado, con especial énfasis en los relativos a la adopción del Internet de las Cosas en Colombia, así como generar, en caso relevante, recomendaciones a ser tenidas en cuenta por otras entidades del gobierno nacional y por los diferentes agentes relacionados con la provisión de servicios asociados al IoT. Con lo anterior, se espera tener una regulación de vanguardia, en la que se cuente con las condiciones necesarias para promover la adopción del Internet de las Cosas en Colombia, reconociendo las necesidades del país en esta materia en beneficio de los distintos agentes, principalmente de los usuarios finales.

www.crcom.gov.co

14

Revista RCT Vol 71


Revista RCT Vol 71

15


como por ejemplo: hackeo de casas inteligentes que permita que los ladrones entren fácilmente por la puerta principal, saboteo de rutas de navegación en los carros que pueden causar accidentes de gran impacto, hackeo de historiales y dispositivos médicos como marcapasos, hackeo de actividades de la cadena de suministro de industrias, y así se pueden seguir mencionando muchas situaciones de riesgo en las que los cibercriminales toman el control de IoT.

Nicholas Evans

Vice President and General Manager

En el Internet de las Cosas la seguridad siempre suele ser una idea de último momento, ¿Qué hace que pensar en seguridad sea tan difícil en este caso?

En la actualidad, el mundo está entrando en una era en la que todos los objetos que utilizamos a diario están conectados a internet y generan cantidades inmensas de datos. Ahora no sólo los teléfonos inteligentes facilitan la vida, sino que también se incluyen en la lista dispositivos como relojes inteligentes, casas inteligentes, vehículos autónomos, ropa inteligente, electrodomésticos que se pueden controlar y programar a distancia, entre muchos otros, que a pesar de ser una ayuda, representan también un riesgo si no se aplican las medidas de seguridad necesarias. Dentro de esta realidad, no es difícil imaginar o incluso materializar posibles riesgos y situaciones si no se toman las precauciones adecuadas,

16

Revista RCT Vol 71

Uno de los principales problemas de capitalización de esta situación es que la seguridad es a menudo una idea de último momento, acomodada en soluciones después de los hechos, una vez que surgen problemas. Los expertos en seguridad de TI y los administradores de TI han estado abogando desde hace décadas para que la seguridad se piense y se conciba desde la misma etapa de diseño, pero ha habido una gran serie de innovaciones tecnológicas que van desde la Web, a la movilidad y la computación en nube, y ahora al Internet de las Cosas, donde todavía se siente que la seguridad es a menudo una ocurrencia tardía. Adicional a esto, la seguridad implementada después de que los hechos ocurran crea otros problemas. Cuando las nuevas tecnologías no son seguras desde el principio, crean retrasos en el cumplimiento de sus beneficios de negocio, ya que el foco principal de atención cambia y las organizaciones luchan ahora por implementar controles de seguridad apropiados. Sobre esto, un estudio sobre “Riesgos y Responsabilidades en un mundo hiperconectado” desarrollado por el Foro Económico Mundial, estimó retrasos en abordar el riesgo cibernético que varian de 11 meses para la nube, 5 meses para el Internet de las Cosas y la movilidad, y 3 meses para la computación social. Por lo que es evidente que un mayor porcentaje del gasto típicamente básico de seguridad de TI necesita ser redirigido aquí hacia una estrategia de seguridad perimetral. Lo que se suma a esta dificultad, en el caso de la seguridad para IoT, es que se presenta un ecosistema complejo sin importar la industria que lo mire. Las soluciones y servicios del Internet


de las Cosas no se componen típicamente de un sólo producto, sino de un complejo sistema de sistemas que incluye hardware y software de diferentes proveedores, al igual que los sistemas de RFID en la década de 2000, en las que tuvo que lidiar con una variedad de etiquetas, lectores y middleware - todos de diferentes partes. La seguridad de la solución global es sólo tan buena como su eslabón más débil, por lo que esta complejidad de múltiples proveedores abre vulnerabilidades adicionales para que los cibercriminales las aprovechen y generen que las prubas end-to- end sean esenciales.

Evitar el peligro: un marco para pensar en el riesgo Al pensar en los niveles de riesgo relacionados con la seguridad del Internet de las Cosas, es

útil saber dónde pueden surgir los principales problemas una vez los cibercriminales lleguen a su punto de destino a través de la “cadena de destrucción cibernética”. Una manera de pensar en esto es considerar las diversas categorías de los dispostivos IoT y los tipos correspondientes de riesgo cibernético. A medida que el Internet de las Cosas y sus dipositivos se vuelven cada vez más controlable y autónomos, la intensidad de la amenazas se incrementa debido a que los cibercriminales son capaces de robar datos confidenciales, implantar malware y en última instancia, controlar y comandar sabotaje cibernético. Uno de los marcos útiles para pensar la seguridad en IoT es la clasificación de Gartner de cuatro categorías de dispositivos IoT, que van desde cosas identificables (por ejemplo, las etiquetas RFID pasivas), dispositivos de comunicación y detección (por ejemplo, sensores de presión), objetos controlables (por ejemplo, sistemas Revista RCT Vol 71

17


HVAC), hasta dispositivos y objetos inteligentes autónomos (por ejemplo, carros de auto-conducción).

El nuevo guardián de la seguridad Afortunadamente, cuando se trata de la construcción y concepción de la seguridad para el IoT desde el principio, es decir etapa de diseño, hay algunas señales prometedoras. Un ejemplo es la arquitectura de referencia publicado recientemente por el Consorcio de Internet Industrial o IIC. Este extenso documento “describe las principales características de los sistemas de Internet industriales, distintos puntos de vista que deben ser considerados antes de implementar una solución de Internet Industrial, y un análisis de las principales preocupaciones para Internet Industrial incluida la seguridad y la privacidad, la interoperabilidad y la conectividad.” De acuerdo con Stephen Mellor, director de tecnología de la CII, la institución ha pensado la seguridad desde el principio. Su arquitectura de referencia publicado recientemente está destinado a proporcionar a los desarrolladores, ingenieros, integradores de sistemas y organizaciones un vocabulario y enfoque comúnes para la construcción e implementación de sistemas de IoT que sean interoperables y seguros. El grupo no desarrolla normas, sino que se centra en la colaboración y la cooperación en toda la industria por lo que los temas de tecnología y las lagunas se pueden identificar y resolver rápidamente. Otro ejemplo de cómo se está incorporando la visión de seguridad en el Internet de las Cosas se puede ver en “Recomendaciones para la implementación de la iniciativa INDUSTRIE estratégica 4.0”, en donde se incluye la seguridad como una de las ocho áreas prioritarias de acción, con otras ocho acciones recomendadas específicas de seguridad y protección. Seguridad por diseño se puso de relieve una vez más como un principio clave, así como el desarrollo e implementación de las estrategias de seguridad de TI, arquitecturas y estándares. Por supuesto, hay muchos otros ejemplos de actores de la industria que se unen para hacer frente a los retos y las oportunidades que ofre-

18

Revista RCT Vol 71

ce el IoT - y la seguridad IoT, en particular - y estos son sólo dos de los puntos brillantes. Por ejemplo, el Centro de Seguridad de Excelencia, que opera desde el Instituto Universitario de Tecnología del Gobierno Harrisburg, también está abordando estos temas emergentes.

El éxito en la implementación del Internet de las Cosas Para las organizaciones de diseño e implementación de soluciones de IoT, las lecciones son claras. En primer lugar, es fundamental tener un sentido claro y el espectro completo de los escenarios de amenaza que se puedan encontrar para que nada quede fuera de la gestión. En segundo lugar, es fundamental tener un marco de referencia para ayudar a entender la configuración del terreno, evitar los ataques, y tener la perspectiva de la seguridad. Entender la intensidad de la amenaza dada sus categorías específicas de los dispositivos IoT. Para los dispositivos controlables o autónomos de Internet de las Cosas, es mayor el nivel de riesgo, por lo que se debe prestar mucha atención a las enormes cantidades de datos que sean recogidos por estos sistemas. En tercer lugar, debido a que los ciber-delincuentes pueden ingresar al ecosistema de dispositivos IoT a través de cualquier eslabón débil de las defensas para hacerse camino hacia su destino final, se debe adoptar un enfoque holístico para su estrategia cibernética de protección y revisar las recomendaciones de los numerosos concorcios y organizaciones de la indutria. Con estos pasos en mente, al menos como punto de partida, un usuario estará bien equipado para obtener beneficios económicos por el trabajo duro en los próximos años.duro en los próximos años.

www.unisys.com


Revista RCT Vol 71

19


20

Revista RCT Vol 71


¿Qué es el Internet de las Cosas (IoT)? En esencia el Internet de las Cosas (IoT) es crear una representación digital del mundo real para todo aquello que interese controlar o monitorear, en el cual todo aquello que se beneficie de estar conectado, lo estará. Los motivadores principales del Internet de las Cosas son la eficiencia, economía, la seguridad, la reducción del impacto ambiental, la conveniencia y el estilo de vida. Por lo cual, involucra un amplio campo de áreas de aplicación, desde dispositivos personales (como artículos deportivos – por ejemplo una bicicleta conectada en tiempo real, que permita identificar la ubicación, los latidos del corazón y la velocidad); hasta aplicativos industriales (como máquinas con control remoto – que permitan la operación a distancia de una mina sin necesidad de personas al interior de la misma).

La estructura del Internet de las cosas se puede analizar en tres capas:

1. Se necesitan instrumentos o dispositivos inteligentes para interactuar. Hoy en día existen chips muy pequeños y fáciles de instalar que incluyen memoria, antena de radio, entrada y salida, los cuales permiten conectar fácilmente todo tipo de instrumentos. 2. Se requieren redes que conecten los dispositivos. LTE y 5G buscan aumentar la capacidad y velocidad de red para cubrir el incremento de tráfico de datos, disminuir la latencia - en especial para aplicaciones críticas- y aumentar la eficiencia de uso de energía de los dispositivos. Al mismo tiempo se requiere integrar tecnologías de radio complementarias como Bluetooth, Wi-Fi y IEEE 802.15.4 para otorgar conectividad permanente y operatividad punta a punta.

Revista RCT Vol 71

21


3. Finalmente, se necesita software. La inteligencia necesaria para procesar en tiempo real todos los datos que se recopilan en la nube y servidores. Esto incluye sistemas de analítica, herramientas de big data y procesamiento. Pero también la automatización de procesos. Hoy en día hay una fragmentación tecnológica dado que cada industria ha buscado soluciones independientes, pero se necesitan soluciones horizontales. Esta consolidación de tecnología se puede dar a través de estándares TCP/IP y también tecnologías de red standard que faciliten el trabajo de los desarrolladores de aplicaciones. Para lograr la comunicación Machine to Machine (M2M), la información debe poder traspasar los límites organizaciones a través de la interoperabilidad semántica. Un sistema interesante donde todo esto se integra es el concepto de ciudad inteligente, donde diferentes infraestructuras, como transporte, energía, manejo de basuras, seguridad, se encuentran integradas en una plataforma común, lo que permite realmente optimizar la operación de una ciudad para todos los involucrados: empresas, ciudadanos y gobierno.

22

Revista RCT Vol 71

IoT : un agente de transformación hacia la Sociedad Conectada Hay crecientes expectativas sobre cómo la interactividad beneficiará a la sociedad. El Internet de las Cosas no sólo elevará la calidad de vida, sino que también revolucionará los modelos de negocio con ideas disruptivas que involucran innovaciones que aún no tienen nombre y mercados que aún están por descubrirse. Según diferentes investigaciones, el valor de mercado potencial del Internet de las Cosas llegará a 1.9 trillones de USD para el año 2020. Y por otro lado, se estima que genere una reducción de un 15% en las emisiones de carbono para el 2025. El Internet de las Cosas traerá una gran cantidad de la automatización de todo lo que está conectado a través de Internet. Por ejemplo, los coches que se comunican entre sí y con otros elementos de la carretera, pueden salvar vidas, resolver los problemas de congestión del tráfico y formar parte de una solución de transporte inteligente.


Las personas hoy en día, invierten una gran cantidad de tiempo desplazándose. A nivel mundial, 47 por ciento de las personas pasan más de 9 horas a la semana desplazándose. Por lo cual esperan no solo mantener la conectividad durante su recorrido, sino también obtener datos y servicios en tiempo real, que les permita tomar decisiones y mejorar su experiencia de movilización. En Colombia, el 33% de las personas usan Internet diariamente mientras se movilizan y un 45% lo hace de manera semanal.

Las expectativas del Internet de las Cosas en Colombia De acuerdo con un reciente estudio de Ericsson ConsumerLab en donde se entrevistaron 1700 personas, entre los 15 y 69 años de edad en las principales ciudades de Colombia, las alarmas, los televisores, las cámaras y el carro puntean como las cosas que deberían estar conectadas a internet para hacerlas más eficientes. “Lista de deseos” de IoT para los colombianos (% de gente que le gustaría la conectividad del respectivo instrumento) Source: Ericsson ConsumerLab. Infocom Colombia 2015

El Internet de las Cosas puede mejorar drásticamente la eficiencia y la sostenibilidad del sistema de transporte a través de: • Información integrada que permita combinar los diferentes modos de transporte, ofreciendo a los pasajeros una gama más amplia de opciones sobre la manera de viajar. • Paradas de autobús conectadas incorporando 3G, LTE o Wi-Fi que proporcionen servicio de conectividad a pasajeros y una fuente adicional de ingresos a los operadores de transporte público • Información en tiempo real sobre los movimientos de autobuses, mapas interactivos, noticias locales, información turística y publicidad • Circuitos cerrados de televisión (CCTV), botón de pánico y funcionalidades push-to-talk para aumentar la seguridad y comunicación con servicios de emergencia o de la policía.

A nivel global, según el promedio de 23 países, el televisor se destaca como el dispositivo con mayor favoritismo de conectividad, seguido por alarmas, cámaras, carros y contadores eléctricos. En Colombia, al igual que otros países de Latinoamérica, prima el factor de seguridad, por lo cual la conectividad de alarmas, sistemas de Iluminación y carros se destacan entre las más apetecidas. Otro motivador para la gente que espera conectividad en estos dispositivos, es la eficiencia tanto del producto como la que se puede generar a nivel personal. Motivadores para el Internet de las Cosas en Colombia

Revista RCT Vol 71

23


(% de personas que consideran cada atributo como razones para la conectividad)

Source: Ericsson ConsumerLab. Infocom Colombia 2015

El Internet de las Cosas está empezando e el mundo y en Colombia no es la excepción. Un 31% ya cuenta con un SmarTV en casa y un 22% planea comprar uno dentro de los próximos 12 meses. En el caso de sistemas de monitoreo remoto de hogar, el porcentaje es mucho más bajo, un 5% dice tener uno en su hogar y un 6% planea adquirirlo en el próximo año. Los Smartwatch aún tienen una penetración muy baja con un 4% y un 5% de intención de compra. Si bien la conectividad de las cosas aún es incipiente, es una revolución que transformará la sociedad entera. Cuando los productos inteligentes están conectados, se hace mucho más fácil conseguir información relevante y tomar decisiones, en beneficio de personas, sociedad y empresas. El internet de las cosas permitirá que cada persona y cada industria estén facultadas para alcanzar su pleno potencial.

www.ericsson.com

24

Revista RCT Vol 71


Revista RCT Vol 71

25


billones de dólares a nivel mundial en los próximos diez años. De este valor, 860 mil millones de dólares corresponden para América Latina. Este análisis que mide el Índice de valor de IdT a través de una encuesta en la que se consultó a más de 7.500 personas con cargos en las compañías en áreas comerciales y en IT, en economías como la de Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Japón, México, Rusia, Reino Unido y EE.UU. En este, se contempla que dichos ingresos adicionales para las ciudades estarán divididos en sectores privados como en 44% para Educación y Salud; 27% para el sector manufacturero, 11% en retail, por último, 9% en servicios financieros y 9% servicios.

Juan Christian Onetto

En esta era de cambios vertiginosos que se están produciendo en el mundo, cada vez es común que los gobiernos locales se pregunten sobre la manera en cómo apropiarse y sacarle un mayor provecho a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para transformar las ciudades, las industrias, así como la calidad de vida de las personas.

Para el sector público también representa un gran potencial, ya que a través del Internet de todo (IdT) y la posibilidad de contar con conexiones relevantes y valiosas, permitirá la interacción de personas, datos, procesos y cosas en maneras antes imposibles para que las entidades aprovechen su poder. Es tal el potencial que se estima que el IdT permitirá que el sector público genere valor por 4,6 billones durante la próxima década, esto a partir de la reducción de costos, el incremento de ingresos y más productividad, pero sin duda, mejorando la vida de los ciudadanos.

Esto se da en un contexto global en donde solo el 1% de las cosas están conectadas; es decir, 13 mil millones de cosas. Se espera que esta cifra llegue en 2020 hasta los 50 mil millones. El panorama alentador y de grandes oportunidades viene acompañado de retos para las ciudades pero también para las industrias, las cuales tendrán la posibilidad de obtener beneficios de esta “revolución” de la conectividad. En este sentido, conexiones valiosas y relevantes, que contribuyan a eliminar brechas sociales -latentes en ciudades emergentes- y que aumenten la calidad de vida de los habitantes empezarán a generar valor agregado.

La conclusión del estudio es que el Internet de Todo está creando ciudades más inteligentes, mediante la unión de personas, procesos, datos y cosas, la tecnología conectada que está transformando aspectos fundamentales de la vida en las ciudades. Y en este sentido, no se puede desconocer que los aplicativos móviles y los dispositivos que producen información son un elemento fundamental para generar grandes cambios -en especial- si se trata de transformar de manera radical la manera en que las ciudades interactúan con sus habitantes, de igual manera que los ciudadanos lo hacen con sus respectivas urbes.

Un estudio de Cisco determinó a comienzos del 2013 que la conexión en red de personas, procesos, datos y cosas, o lo que también se conoce como el Internet del Todo (IdT) permitirá ganancias por 19

Ciudades Inteligentes

Gerente de Cisco Colombia

26

Revista RCT Vol 71

La transformación de las ciudades, a urbes realmente inteligentes es un fenómeno que no se


puede dejar a un lado en el mundo. En Europa, ciudades como Niza en Francia, a través de sus gobiernos locales entendieron la oportunidad de contar con tecnologías móviles para atraer negocios y crear mejores experiencias a sus visitantes. También se pueden mencionar otros ejemplos, Riad, en Arabia Saudita, ciudad en donde la apuesta fue usar la información de los habitantes que le apostaron a una nueva economía basada en el conocimiento. Se pueden ver otros casos como Barcelona, ciudad española con gran cantidad de ejemplos de interconexión, en temas como seguridad, movilidad, manejo de residuos, tráfico y edificios inteligentes, manejo inteligente de la energía, entre otros. Otro caso es Guayaquil en Ecuador, en donde a través de la democratización del internet ha permitido conectar hospitales a través de la Telemedicina y se están ofreciendo servicios públicos a través de los llamados “kioscos digitales”.

Sin duda, este valor que se generará cada vez más, motiva a las compañías públicas y privadas para que tomen la decisión de implementar en sus estrategias de negocios y tecnologías el Internet de Todo. Desde este sentido, el reto está en la digitalización de países, ciudades, empresas y organizaciones para aprovechar esta oportunidad sin precedentes de avanzar en productividad y competitividad.

IdT en Colombia En el estudio global de Cisco, se destaca que el país podría generar más de 11 billones de dólares de valor a través del Internet de Todo. En síntesis se traduce que urbes como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla o Bucaramanga tienen posibilidades de desarrollar sostenidamente su economía, atraer grandes inversiones, gracias a contar con presupuestos adicionales dentro sus políticas públicas que se pueden invertir en temas claves para el desaRevista RCT Vol 71

27


rrollo como educación y salud, inclusión social o protección del medio ambiente, solo por mencionar algunos ejemplos. La compañía destaca que Colombia después de Brasil es el país que recibiría mayor valor con la implementación de la que es considerada como la nueva generación de internet. Según el análisis se generaría valor para la economía brasileña por 70,3 billones de dólares, en México 34,3 billones de dólares y en Argentina 14,8 billones de dólares. Además, se estima que en todo el mundo se podrían llegar a generar hasta 4,6 trillones de dólares en recursos. Pero en casos puntuales de avances del Internet de Todo en el país, vale la pena mencionar el caso de Medellín, ya que se trata de un caso de éxito en Colombia, que gracias a la innovación y la tecnología se ha expuesto a nivel mundial. Esta ciudad cada vez ha dado pasos más firmes para conectar el mundo físico con el mundo digital. No se puede dejar de un lado que diferentes estudios ya han destacado a la capital antioqueña por sus avances en materia de conectividad en red, infraestructura, avances en materia de movilidad gracias a modernos sistemas de transporte integrado y la inclusión de sectores sociales logrando el desarrollo de la urbe. Alianzas público-privadas permiten estos avances. Y es que en la ‘Ciudad de la Montaña’ gracias a alianzas público-privadas se han apoyado diferentes procesos, por ejemplo desarrollando una red wi-fi para mejorar la conectividad de los ciudadanos en puntos estratégicos. Por otro lado, se ha trabajo en la digitalización con un sistema de redes eléctricas inteligentes capaces de administrar de forma autónoma el consumo de energía de los hogares y empresas. Las ciudades colombianas podrán generar recursos para el sector público por 51,1 billones de dólares, esto en especial si se trabaja en temas como redes inteligentes de transmisión, detección de enfermedades crónicas, seguridad cibernética, aprendizaje conectado y la cancelación de viajes. Los gobiernos locales podrán cambiar la manera en que viven, trabajan, in-

28

Revista RCT Vol 71

teractúan y aprenden los ciudadanos, generando mejores condiciones económicas y sociales en las grandes urbes del país. En Colombia, ejecutivos de empresas pertenecientes a sectores de alto impacto para la economías de los mercados se han cuestionado sobre cómo se puede crear valor para las compañías en la actualidad y sobre cómo se puede garantizar un futuro sostenible. En ese orden de ideas, también surgen interrogantes sobre cuál es el verdadero valor del llamado Internet de Todo (IdT) para aumentar la innovación y consolidar una posición competitiva. Por todo lo anterior, los gobernantes colombianos tienen una gran oportunidad de apropiarse de la tecnología para desarrollar sus ciudades y hacerlas cada vez más inteligentes, ya que en el mundo solo el 1% de las cosas están conectadas, por eso hay un gran potencial en este sector. Con conexiones valiosas que contribuyan a eliminar la brecha social existente se pueden hacer grandes cambios. Ciudades inteligentes colombianas que a través de objetivos claros como aumentar la calidad de vida de sus habitantes y dinamizar la economía, deben propender por crear nuevos empleos y mayores eficiencias en lo que son servicios orientados a la comunidad, esto en colaboración con órganos que deben trabajar en conjunto como empresas públicos y privado, la academia a través de centros de investigación y con involucramiento de ciudadanos.

Beneficios Ciudadanos Los beneficios para los ciudadanos de tener una conectividad valiosa y relevante en sus ciudades son muchos.


Revista RCT Vol 71

29


Por ejemplo, acceder desde internet, ya no solo en dispositivos móviles sino a cualquier tecnología en el hogar, en la universidad, oficina o incluso un parque al aire libre como en Medellín. Esto le permitirá a las personas contar con una mayor calidad de vida, competitividad, acceder a información y resolver tareas cotidianas de manera eficiente. La conectividad ha transformado de manera definitiva la manera en que las ciudades suministran sus servicios y en que los ciudadanos interactúan con los mismos.

En conclusión, para lograr este nivel de desarrollo que se requiere en las ciudades para que sean sustentables en un largo plazo, es claro que hay que afrontar retos como lograr coherencia y coordinación entre el sector público, el privado, la Academia y los propios ciudadanos para asegurar los aspectos que rodean el desarrollo social y económico, así como trabajar de manera constante para disminuir las brechas existentes y sobre todo el acceso de los ciudadanos a los servicios de una ciudad.

De esta manera, empresas privadas del sector TIC en conjunto con gobiernos locales se han puesto a la tarea de trabajar uniendo fuerzas para que las ciudades puedan iniciar proyectos estructurados que conecten diferentes áreas críticas como lograr sistemas eficientes de transporte que generen una mejor movilidad, servicios públicos eficientes con mayor cobertura, seguros y que permitan detectar riesgos de desastres, optimización de recursos naturales o la seguridad, solo por poner algunos ejemplos. El análisis que mide los efectos en la economía de Internet de Todo, destaca que las soluciones basadas en esta tendencia tecnológica podrán reducir hasta en 1,7 billones los gastos destinados por los gobiernos para los ciudadanos. Esto en temas como pagos conectados, enfermedades crónicas, medicamentos falsificados, medición inteligente de gas o en salud para la prevención en el consumo de drogas, serán los de mayor importancia para lograr los objetivos.

30

Revista RCT Vol 71

www.cisco.com.co


Revista RCT Vol 71

31


Con el auge de tendencias como el Internet de las Cosas, el mundo requerirá velocidades de datos hasta 100 veces mayores a las que hoy proporciona 4G. Frente a este panorama aparece en escena la quinta generación de conectividad, que promete mejorar el rendimiento de la red móvil, proporcionando capacidad para soportar miles de millones de conexiones.

32

Septiembre de 2015. Las redes de comunicaciones móviles han venido evolucionando dinámicamente permitiendo a los usuarios tener mayores beneficios con el paso del tiempo. Mientras la primera generación (1G) ofrecía servicios de voz analógica, con la segunda (2G) los usuarios ya podían enviar y recibir textos. La tercera (3G) llegó con la banda ancha móvil, para permitir manejar datos y contenidos más robustos: música, videos y fotografías.

“Cada vez más personas han visto la necesidad de conectarse a internet con velocidades superiores. Hasta el momento Latinoamérica ha alcanzado 16 millones de líneas 4G en el primer trimestre de 2015, convirtiéndose así en la región con mayor crecimiento en el mundo en conexiones en esta tecnología”, indicó Analí Contreras desarrolladora de Negocios de Redes Móviles para Alcatel-Lucent en la Región Andina.

Actualmente, con la cuarta generación las personas pueden manejar más contenidos incluso en vivo, con mayor rapidez, fluidez, en grandes cantidades, soportando más plataformas, no sólo en celulares, sino también en tabletas, wearables y automóviles. En otras palabras, la tecnología 4G le ha generado al usuario nuevas experiencias digitales en cualquier momento y lugar, con conexiones hasta 10 veces más rápidas, cambiando la manera en que se comunican o se entretienen.

Gracias a 4G LTE, hacer una videollamada, ver una película o jugar en línea con el mundo, se han convertido en acciones tan cotidianas como enviar un mensaje de texto o publicar un comentario en una red social. La mayor oferta y demanda de video abre las puertas a las aplicaciones relacionadas con publicidad, comercio móvil, salud, educación y servicio al cliente.

Revista RCT Vol 71

Sin embargo, Contreras indica que con el crecimiento previsto del Internet de las Cosas


durante los próximos años, el mundo tendrá más usuarios, más dispositivos conectados y una mayor gama de tipos de terminales, que requerirán un mínimo retardo (1 milisegundo), mayor confiabilidad, mayor duración de las baterías de los dispositivos y velocidades de datos hasta 100 veces mayores a las hoy vistas con 4G. “Para citar un ejemplo, apenas hace 3 años llegó 4G a Colombia y el año pasado su adopción se aceleró con nuevas ofertas en el mercado. Sin embargo ya hoy en el mundo se está hablando del próximo paso, una quinta generación (5G) que se espera se adopte en el 2020 con muchas ventajas para los usuarios. 5G es considerada desde ya como la comunicación del futuro que soportará el Internet de las cosas”, comentó la vocera.

Los beneficios que traerá la conectividad 5G De acuerdo con Alistair Urie, líder de estrategia 5G de Alcatel-Lucent, con esta tecnología se tendrá una mayor inclusión, pues la misión de esta nueva generación será conectar a las personas y a las cosas no solo en las zonas urbanas sino también poder llegar a las zonas más remotas. Para alcanzar este objetivo, 5G debe ser totalmente rápida y soportar la conectividad de varios dispositivos. De esta manera, 5G promete mejorar el rendimiento de la red móvil, proporcionando ultra capacidad para soportar miles de millones de conexiones y teniendo la flexibilidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada usuario. Alcatel-Lucent es una de las compañías que apuesta por esta nueva tecnología gracias a su compromiso activo con la Infraestructura 5G Alianza Público-Privada (PPP 5G). Este nuevo programa se desarrolla en el marco del programa de investigación e innovación de la Comisión Europea Horizonte 2020 con el objetivo de ofrecer soluciones, arquitecturas y tecnologías para las infraestructuras de comunicación 5G de la próxima década.

Revista RCT Vol 71

33


En unos cinco años, además del teléfono móvil, una tableta y un computador, un individuo seguramente llevará consigo decenas de sensores que a través de la tecnología wearable (vestible) transmitirán millones de datos a centrales de información, se transportará en carros conectados que no necesitan conduc-

34

Revista RCT Vol 71

tor, trabajará desde diferentes lugares y llegará a un hogar en el que los electrodomésticos se comunicarán entre ellos para hacerle la vida más fácil. Los Laboratorios Bell, cuna de los más importantes avances tecnológicos en el último siglo, calculan que en el 2020 habrá 100 millones de cosas conectadas.


¿Cómo será esto posible? “Los usuarios siempre quieren y querrán más, mientras que los operadores de las redes buscarán que sean lo más rentables y fáciles de gestionar. Redes dinámicas, flexibles y escalables que faciliten las conexiones casi infi-

nitas para los usuarios, y redes que estén virtualizadas para que sean fáciles de gestionar y administrar por parte de los operadores son la respuesta a los desafíos actuales”, explica Germán Gonzalez, experto en tecnologías de Virtualización de Alcatel-Lucent, para la región andina.

Revista RCT Vol 71

35


Este es el panorama que, según Alcatel-Lucent, depará el futuro en materia de conectividad y las redes que lo harán posible: 5G.

36

Revista RCT Vol 71

www.alcatel-lucent.com


Revista RCT Vol 71

37


Las “cosas” y las aplicaciones/servicios que les dan soporte están cambiando la forma de vida de los individuos. Los dispositivos de vestir en los sectores de los deportes y la salud ascenderán a casi 170 millones de dispositivos para el año 2017 (lo que representa una tasa anual de crecimiento de 41%). Hablando específicamente de las empresas, si pensaba que el frenesí Bring Your Own Device (BYOD) era un dolor de cabeza, tan sólo espere a que las cámaras tipo botón, los relojes inteligentes, los dispositivos de acondicionamiento físico y los lentes conectados sean “el pan de cada día” en la oficina. Los dispositivos de vestir en los lugares de trabajo serán un reto enorme en los próximos años conforme más dispositivos, prendas de vestir y casi cualquier ‘cosa’ con un chip o sensor se vuelvan elementos comunes en la sociedad. En el reporte The Wearable Future (El futuro de los dispositivos de vestir), PricewaterhouseCoopers (PwC) reveló que el 77% de los usuarios encuestados piensan que un beneficio importante de la tecnología de los dispositivos de vestir es el potencial de hacer que los empleados sean más productivos y eficientes. Si la tecnología es simple Peter Silva, Sr con otros dispositivos, eso debería de utilizar y se integra Technical Marketing Manager F5 elevar la productividad y aumentar las utilidades. Entre las industrias que se podrían beneficiar de inmediato con el mercado de los dispositivos de vestir se cuentan: • El entretenimiento será más ‘envolvente y divertido’ • Los medios sociales recibirán actualizaciones en tiempo real de prendas de vestir • Los juegos podrán ser visual y físicamente más atractivos • Los anunciantes también desearán ese espacio en la espalda de alguien • Los sistemas de salud podrán registrar signos vitales • El comercio detallista podría ofrecer experiencias de compra “placenteras y eficientes” Las prendas de vestir son sólo un ejemplo de muchos. Las organizaciones también podrán manejar activos y edificios de oficinas con mayor eficiencia. Imagine la automatización del hogar conectado que se tiene hoy día, pero extendida hacia propiedades comerciales. Seguridad, HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado, por sus siglas en inglés), activos, iluminación, acceso a empleados, etc., serán manejados por sensores y monitores.

38

Revista RCT Vol 71

Ya se están construyendo ciudades inteligentes con IoT a escala de metrópolis. La energía, el ambiente, la iluminación de las calles, las instalaciones sanitarias, el suministro de agua, el transporte y otras funciones relacionadas con la actividad ciudadana son controlados automáticamente por medidores. Asimismo, la industria automotriz está aprovechando también los sensores en autos que se conducen por sí solos, conexión Wi-Fi en el auto, integración imperceptible con teléfonos móviles, comunicación entre diferentes vehículos, actualizaciones de software e incluso sus propias aplicaciones en el auto para disfrutar entretenimiento por streaming (vía Internet), navegación y otras actividades conectadas. Según se dice, en algún momento, todo sujeto (una persona, lugar o cosa) tendrá o portará un sensor/accionador/chip IP que recopilará datos y todo ese tráfico de información será canalizado a un centro de datos en algún lugar. Ha surgido la sociedad digital.

Artículos relacionados: • The Digital Dress Code (El código

de vestir digital) • Is IoT Hype For Real? (¿Es real todo el alboroto en torno a IoT?) • What are These “Things”? (¿Qué son estas “cosas”?)


• CloudExpo 2014: The DNS of Things (CloudExpo 2014: El DNS de las cosas) •Intelligent DNS Animated Whiteboard (Pizarrón inteligente DNS animado) •The Internet of Me, Myself & I (La Internet de mí, yo mismo y yo)

Términos técnicos: iot, cosas, dispositivos de vestir, sensores, prendas de vestir, sociedad, silva, f5

www.f5.com

Revista RCT Vol 71

39


40

Revista RCT Vol 71


formación en línea que algunas organizaciones han iniciado, al migrar hacia sistemas basados en soluciones de virtualización y nube. Esto hace más fácil elaborar y acceder a registros de actividades y evolución de indicadores de salud, y así mismo, poder entregarlos a más de un especialista independientemente del lugar, red o dispositivo a través del cual accedan.

Juan Pablo Villegas

Gerente General Citrix Colombia

El término Internet de las Cosas es cada vez más común en el lenguaje de la industria de Tecnologías de la Información; según la firma de investigación de mercados IDC, en 2014 se registraron más de 30 millones de cosas conectadas. Según el estudio Technology Landscape 2020 realizado por Citrix, en los próximos cinco años se contará con 25 mil millones de objetos comunicados entre sí. El Internet de las Cosas, o IoT por su sigla en inglés Internet of Things, tiene un especial impacto en el área de la salud, dadas las grandes posibilidades que presenta tanto para el cuerpo médico y administrativo de un centro de servicio, como para los pacientes. Por un lado, accesorios y piezas de vestir que ayudan a medir el ritmo cardíaco, nivel de colesterol, presión arterial, temperatura corporal y nivel de calorías quemadas durante el ejercicio. Por el otro, soluciones Maquina a Maquina que permiten al personal médico, monitorear de forma remota a sus pacientes gracias a una interconexión de tecnologías que registran todos sus índices de salud, y los proyectan en la oficina del profesional a cargo. El Internet de las Cosas en la salud, permite mejorar los esquemas de manejo de la in-

Con los avances tecnológicos, el sector salud tiene la posibilidad de optimizar costos, ver resultados más rápidos, mejorar la comunicación médico-paciente y la comprensión de los términos médicos. Es por esto que la salud de las cosas se está convirtiendo en un instrumento tecnológico para mejorar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, asumir estas tendencias implica proporcionar información personal a través de la red, y por ello las empresas del sector salud deben estar preparadas y contar con los esquemas tecnológicos de seguridad, virtualización y nube necesarios, para brindar a sus pacientes garantía de la protección de su información y mayor eficiencia en los servicios. La inversión debe estar destinada no solo hacia los equipos de IoT, sino también a proporcionar el software necesario para que esta explosión de información no sobrepase la infraestructura digital de las organizaciones, o del mismo gobierno y su red de salud. Según US News & World, el 90% de los principales proveedores de asistencia médica, los mejores hospitales y proveedores de tecnología de la información del sector salud, basan sus modelos en tecnologías de virtualización y nube, así las organizaciones modernizan sus sistemas, mejoran el acceso y la movilidad de la fuerza laboral de todo el personal. En este sentido, existen soluciones que despachan las aplicaciones adecuadas para especialidades o funciones médicas únicas, desde esquemas virtualizados que permiten a los doctores acceder desde un teléfono inteligente a los exámenes de un paciente Revista RCT Vol 71

41


42

Revista RCT Vol 71


ubicados en un servidor, hasta otras que posibilitan la movilidad de los pacientes de manera intrahospitalaria evitando engorrosos procesos de traslados de información.

refuerza la necesidad de implementar soluciones de movilidad que faciliten la atención y al mismo tiempo, garanticen la protección de la información confidencial.

Los departamentos de TI pueden adoptar dispositivos y aplicaciones móviles a la vez que mantienen el control necesario para realizar un seguimiento de los mismos. Mediante una única solución de administración de dispositivos móviles es posible administrar todos los dispositivos conectados a la red y mantener la información resguardada.

Ahora que IoT se abre paso en el sector de la salud, el desafío es garantizar su correcto funcionamiento. Los aportes de esta tendencia son innegables, pero para que el estímulo logre perdurar en el tiempo se necesita generar confianza en los usuarios y la seguridad de tener control sobre su privacidad, al mismo tiempo que se permite al especialista tener acceso a los datos necesarios para diagnosticar de forma rigurosa con mayor exactitud a sus pacientes.

Según proyecciones del mismo estudio de Citrix, para el 2020 los usuarios serán menos tolerantes a cualquier tipo de problema con respecto a su privacidad en los resultados que arrojen las tecnologías conectadas. Esto

www.lac.citrix.com

Revista RCT Vol 71

43


44

Revista RCT Vol 71


Información Todo lo que se hace o lo que está en el entorno, genera o utiliza información para funcionar. La tecnología es quizás la que más se beneficia de dicha información. Sin ésta es muy complicado tener inventarios de productos, determinar acciones en gobiernos, analizar estadísticas en deportes, correlacionar eventos históricos, estudiar datos para la mejora continua de procesos y procedimientos, definir planes financieros a corto o largo plazo, en fin, sin información el avance no sería lo que se conoce hasta ahora.

Vadin Corrales

Training and Certification at Fortinet

Quizás solo los “millenials” son ajenos a utilizar portarretratos convencionales, a estar sin un dispositivo móvil, a visitar una biblioteca, a escribir a mano alzada, a correr por deporte, a dormir sin estadísticas, al verdadero significado de la privacidad y la confidencialidad… La tecnología siempre tiene dos caras: la que permite una evolución y un beneficio absoluto para lo que fue concebida, y el otro lado donde se obvian o se pasan por alto algunos detallitos que con el tiempo se pueden volver complejos. Cada vez son más los dispositivos que tienen conectividad a algún tipo de red, usualmente de manera inalámbrica (WiFi, Bluetooth, red móvil, etc.), dispositivos que brindan comodidad, eficiencia, manejo de tiempo, ahorro de energía, control, información, herramientas, fitness, entre otros beneficios. Todo esto suena bien y es realmente innovador, sin embargo es importante tomar en cuenta aspectos como: información, seguridad, privacidad, regulación, mercadeo y límites; los cuales serán abordados a continuación.

Seguridad Debería ser si no el primero, al menos uno delos tres principales pilares en cualquier desarrollo, sobre todo cuando se habla de tecnología. Si la información no se mantiene segura e inalterable, las consecuencias podrían ser contraproducentes. Si la información correcta cae en manos equivocadas, podría perderse desde dinero, ponerse en riesgo la credibilidad, provocar tensiones entre gobiernos o incluso guerras, caídas de mercados y en casos no tan descabellados, hasta poner en riesgo la vida de los propietarios de dicha información.

Privacidad - ¿Qué pasaría si un laboratorio clínico perdiera información confidencial de sus pacientes más críticos? - ¿Cómo es que un televisor sugiere caricaturas sólo cuando los niños están frente a él? - ¿Alguien además de la entidad financiera sabe que manejo que el cliente le da a su dinero? Estas son preguntas simples, pero que para el común de los usuarios no son del día a día. Ambas tienen que ver con el trato que se le da a la información y lo que se puede hacer con ella. Cada uno debe ser dueño y cuidar la confidenRevista RCT Vol 71

45


cialidad de los datos que le competen como usuario o como generador de información, sin esto se pierde control de las propias acciones, pero sobre todo de las consecuencias.

Regulación Los gobiernos no son los únicos que deben preocuparse ni trabajar en la regulación del uso de la información, la seguridad y la privacidad. Los usuarios finales, los dueños reales de la información, nunca deben dejar de lado o en manos de terceros, la manipulación o el libre albedrío de lo que se puede o no hacer con sus datos. Todo lo que manipule información debe ser regulado, para mantener la privacidad y la integridad de todo el flujo de datos. No solo debe ser una política de estado sino del usuario común.

46

Revista RCT Vol 71

Mercadeo - ¿Qué hacen las grandes empresas con la información que obtienen de un reloj inteligente? - ¿Qué hace un programador con los datos que obtiene de las aplicaciones que un usuario utiliza en sus dispositivos? - ¿Qué hace un fabricante de autos con la información obtenida por la computadora de abordo o el GPS? Casi todo lo que rodea a la población en general se mercadea, se le hace “propaganda”; hacia donde se mira hay anuncios los cuales, la mayoría de las veces, están muy relacionados con gustos o comportamientos. Pero es importante saber qué tanto de esa correlación pro-


viene de datos o información no confidencial, pero sobre todo que haya sido obtenida sin vulnerar la integridad y privacidad del usuario que los genera. ¿Será que los anunciantes son tan buenos que leen la mente? ó ¿Será que generan contenido basado en la información que obtienen de los usuarios?

Límites No se puede detener la evolución o la innovación tecnológica, pero se debe ser consciente que todo lo que se hace, no resulta por arte de magia. Todo lo que acceda de una u otra forma a la información de un usuario, debe contar con su aval para ser utilizada, ya que de lo contrario, estaría siendo objeto de violación a su intimidad (personal, profesional, empresarial, gubernamental, etc.). Actualmente se vive en tiempos de mucho flujo de información y de evolución tecnológica, por ende, así como se desea contar con el último dispositivo inteligente, así mismo se debe ser consciente, leer las políticas de privacidad, ser proactivo en comprender y analizar las aplicaciones que se utilizan ya que de una u otra forma acceden a información y la reutilizan, a favor o en contra de quien la genera.

para hacer que los dispositivos y la tecnología en sí, cumplan con su propósito sin convertirse eventualmente en un dolor de cabeza que propicien el rechazo, el miedo a su utilización o lo que es peor, el control de agentes externos sobre gustos, acciones y decisiones de la población: la tecnología debe estar al servicio de los usuarios, lo contrario deja de ser evolución para convertirse en esclavitud. Al final, contar con un buen socio de negocio y tecnología, ayudará enormemente a mantener la seguridad, privacidad y confidencialidad, sin sacrificar detalles que puedan poner en riesgo la información, permitiendo hacer uso de esta evolución tecnológica, pero dentro de los parámetros adecuados de uso y regulación.

www.fortinet.com

El Internet de las cosas llegó para quedarse, cada vez son más los dispositivos, artículos, tecnologías y aparatos que tienen esta capacidad. Éstos hacen la vida mucho más simple, pero contienen un elemento que por tradición siempre ha sido muy vulnerable e inseguro, esto es el “software” o un “sistema operativo”. Puede que lo que se está utilizando sea funcional y que cumpla con las expectativas de uso, pero no se debe olvidar de la seguridad; se debe mantener constante actualización, mantener la privacidad, hasta el punto en que como usuario decida el nivel de acceso a la información generada u obtenida por estos dispositivos, y por supuesto, el uso que se le dé a la misma. Se debe trabajar fuertemente en la regulación del uso que rodea a toda esta tendencia, Revista RCT Vol 71

47


48

Revista RCT Vol 71


Mucho es lo que se ha hablado últimamente sobre el Internet de las Cosas; en inglés Internet of Things (IoT), y sin embargo, sigue siendo un concepto que genera gran incertidumbre cuando se trata de definirlo concretamente. El Internet de las Cosas, no es algo diferente a objetos conectados a internet, objetos que se conectan con el propósito concreto de enviar algún tipo de información. Expertos en la materia especifican la diferencia entre el Internet de las Personas y el Internet de las Cosas. El primero, para referirse a aquel del cual se sirven todas las personas: dispositivos (celulares, tabletas, computadores personales), a través de los cuales se puede conectar a internet para descargar vídeos, revistas, hacer conferencias por skype, entre otros. Todo esto, requiere de altas velocidades y volúmenes de datos que permitan, justamente, realizar todas estas actividades de manera rápida y eficiente. Por el contrario, cuando se habla del Internet de las Cosas, es posible imaginar, por ejemplo, una nevera inteligente en la casa, programada para detectar cuándo los huevos y la leche están por acabarse, y ser capaz entonces, de enviar una señal de alerta advirtiendo de esa novedad. Se puede pensar también en un contador de gas que envía automáticamente a la compañía de servicios públicos, informes periódicos sobre los consumos exactos de un período determinado. Tanto la nevera como el contador, deberán conectarse a internet para poder realizar el envío de la información. Estos mensajes del Internet de las Cosas, al contrario de lo que sucede con el Internet de las Personas, son por lo general muy cortos, puesto que su propósito es alertar o informar algo de manera muy precisa. Así, la nevera enviará un mensaje corto diciendo “comprar huevos y leche”, y el contador por su parte, enviará un mensaje corto indicando un número específico que hace referencia al consumo de un período establecido. Cuando se trata de entender la revolución del Internet de las Cosas a la luz de las otras grandes Revista RCT Vol 71

49


revoluciones tecnológicas, como lo fueron en su momento la llegada del computador o la misma llegada del internet, y tal como lo aduce Porter y Heppelmann (2014), se observa que ahora, en el marco del Internet de las Cosas, que la tecnología se encuentra no sólo dentro de los procesos de las empresas e industrias, sino también embarcada dentro de los propios productos. Esto es algo que no sucedió antes, y es por esta razón que se habla hoy en día de productos inteligentes que cuentan con un componente adicional, y es el de la conectividad. Esta conectividad tiene una doble finalidad: por un lado, la de permitir el envío de datos, y por el otro, la de externalizar una parte del producto. El hecho de externalizar, se refiere justamente a una situación que hoy es un aspecto protagonista de la tecnología y es el poder decir que una parte de dicho producto se encuentra disponible en la nube. Gracias a esta condición, se hace posible entonces interactuar de manera remota (a través de la nube), con objetos que quizás se encuentran ubicados en lugares aislados o incluso bajo tierra, si se piensa por ejemplo en un sensor enterrado varios metros, el cual está destinado a medir movimientos telúricos. Actualmente, existen varias tecnologías de comunicación diseñadas y dimensionadas específicamente para el Internet de las Cosas, las cuales nacen como redes complementarias a las redes celulares ya desplegadas que fueron pensadas para transportar altos volúmenes de datos como videos, o en otras palabras, para facilitar el Internet de las Personas. Estas nuevas redes son denominadas Low power wide range ( LPWA) , redes de muy bajo consumo de energía y largo alcance, las cuales responden a las necesidades puntuales del Internet de las Cosas, como lo son, el transporte optimizado de mensajes de pequeño volumen. Con la llegada de dichas redes LPWA, se hacen posibles servicios o aplicaciones que antes eran sencillamente no viables, ya fuera desde un punto de vista técnico o económico. Gracias

50

Revista RCT Vol 71


al despliegue de dichas redes en Colombia, se hace inminente pues, el surgimiento de nuevos servicios o nuevas empresas innovadoras que tendrán la posibilidad de conectar dispositivos o sensores con muy bajos consumos de energía, que alcanzarán una autonomía incluso de hasta 20 años y que al mismo tiempo podrán estar ubicados en lugares remotos. Nace así por ejemplo la posibilidad de contar con un dispositivo localizado en las laderas de un río, diseñado para alertar sobre el incremento en los niveles normales de caudal, posibilitando así la prevención de desastres. Otro ejemplo sería un sensor que les permita a los campesinos monitorear y medir los niveles de humedad o de acidez de la tierra, permitiéndoles, de forma general, automatizar sus cultivos y profesionalizar la toma de decisiones.

La implementación de redes LPWA para el Internet de las Cosas, representa sin duda una oportunidad para todo el ecosistema, desde empresas de hardware hasta empresas integradoras de servicios que podrán llegar con soluciones competitivas que darán respuesta a necesidades que ya existen, y sin embargo, ante las cuales, hasta hoy, no había una respuesta viable. Lista de Referencias Porter, M.E., y Heppelmann, J.E. (2014). How smart, connected products are transforming competition. Recuperado de https://hbr.org/2015/10/how-smart-connected-products-are-transforming-companies

www.phaxsi-solutions.com

Revista RCT Vol 71

51


52

Revista RCT Vol 71


de la persona con esos objetos, con el fin de poder entender sus patrones de comportamiento. Si se analiza detenidamente lo que ha pasado tecnológicamente en los últimos 10 años en el mundo para llegar hasta la actualidad y lo que se ha hecho para que Internet de las cosas se convirtiera en parte de la vida cotidiana, resulta increíble, a tal punto que ya en prospectiva a 50 años hablemos del “Internet de las personas”.

Andrés Ernesto Salinas Duarte Ingeniero Electrónico Especialista en Gerencia de Empresas

Se entiende por Cyborg un organismo cibernético, que lejos de verlo realizado en la actualidad, se debe observar qué ha pasado dentro del desarrollo tecnológico que ha tenido el mundo en los últimos 30 años y así mirar un futuro relativamente cercano. El elemento fundamental que ha cambiado la forma de percibir, sentir, compartir y expresar las experiencias de vida de la inmensa mayoría ha sido Internet. Desde la década de los 90s, cuando empezaron a conocerse en Suramérica sus beneficios y la infinidad de elementos que podía facilitar a la humanidad, empezaron a develarse los avances que vendrían a futuro, ¿cómo sería?, ¿cuáles serían los elementos que controlaría internet, su alcance y limitaciones? y al final, ¿cómo terminaría Internet, en el momento en el cual la ciencia ficción y la realidad están en el limbo?; éste limbo lo ha causado la misma revolución tecnológica y ha llevado a la humanidad a incursionar en la nueva era del “Internet de las cosas”. Entonces ¿qué es Internet de las cosas? si se acude a al término técnico, Internet de las cosas en su concepto se refiere a la conexión permanente a Internet de todos los objetos que se usan cotidianamente, cualquiera sea su utilidad, tamaño o uso, procesando y trasmitiendo toda la información de la interacción

Fue en 1999 cuando Kevin Ashton impartió la primera conferencia donde se hablaba sobre el concepto “Internet de las cosas”, pero realmente el Internet de las cosas surgió en el año 2008, cuando Cisco Internet Bussiness hablaba de colocar al servicio de las personas elementos conectados a internet; posteriormente un grupo de empresas enfocadas en innovación tecnológica se unen para formar lo que se llamó IPSO Aliance (Internet Protocol for Smart Objects) entidad que tenía como que objetivo promover el uso del protocolo Internet a través de redes conectando objetos, lo que hoy se conoce como M2M (Machine to Machine) y luego conocido como “Internet de las cosas”. Actualmente participan más de 60 empresas en esta iniciativa En el año 2010 Wen Jiabao, Primer Ministro de China expuso que la única clave para el desarrollo de la industria sería el Internet de las cosas. Para ese momento, el protocolo de Internet ya era parte de la vida cotidiana en los ámbitos tanto laborales como personales; sin embargo, hacía falta un elemento que permitiera expandir esta propuesta. Simultáneamente y de manera oculta, venía moviéndose una esfera que sería la plataforma impulsadora en Internet de las cosas a nivel mundial, conocida como IPv6. Desde el año 1994 muchas entidades iniciaron el proceso de convivencia entre IPv4 e IPv6, especialmente cuando en el año 2012 la IANA (Internet Assigned Numbers Authority) expuso el inminente agotamiento de las direcciones IPv4, éste factor generó que las empresas proveedoras de servicios de conectividad y en general todas las empresas empezaran a hablar de IPv6, el cual ofrece una cantidad casi infinita de direcciones Revista RCT Vol 71

53


para conectar cualquier dispositivo electrónico de manera directa a Internet sin tener que pasar por NAT (Network Address Translation) y quedar oculto tras otra dirección IP; esto fue lo que podríamos llamar “la llegada a la luna” del Internet de las cosas. Posteriormente, en el 2011, compañías como Samsung, Google, Nokia, Erickson, Sony y otros fabricantes, anunciaron sus proyectos NFC (Near Field Communication), desencadenando la necesidad de crear los estándares globales para promover la adopción de Internet de las cosas con IPSO. Actualmente se dice que hay más de 20 millones de dispositivos conectados a Internet y se asegura que para el año 2020 esta suma llegará a los 50 millones de dispositivos, con inversiones superiores a los 10 millones de dólares. Es probable que todo lo expuesto parezca una

54

Revista RCT Vol 71

película de ciencia ficción, pero detenerse a analizar y cuestionar las siguientes preguntas, puede que la perspectiva cambie: ¿cuántos dispositivos de uso cotidiano se tienen conectados a Internet en cada casa u oficina?, ¿qué tanta información personal se tiene almacenada en esos dispositivos?, ¿cuántos de esos dispositivos están conectados entre sí, para transferir la información de un lado a otro, tratando de agilizar alguna de las actividades cotidianas?. Seguramente, analizando estos cuestionamientos, cambie la visión de cada uno. Es por ello que vale la pena conocer acerca de Nest labs, el ejemplo más conocido y significativo de Internet de las cosas, un producto de Google que tiene una inversión gigantesca en domótica y que busca de una manera rápida poder conectar los hogares a internet; desde un simple detector de humo, hasta un termostato inteligente que controle la temperatura de su hogar; lo más importante


es que aprenderá su comportamiento y a través de sensores conectados a la red podrá medir la temperatura, humedad, tipo de actividad, costumbres e inclusive la luz que ésta requiere para leer y sus tendencias de movimiento dentro del hogar. Hay muchos ejemplos interesantes como el caso de Samsung, que está diseñando una nueva nevera que no sólo se conecte a Internet, sino que pueda generar a través de diferentes sensores y lectores la lista de los productos que le hacen falta, caducidad de los alimentos almacenados y el valor aproximado que tendrían al comprarlos en el supermercado. También la empresa Dacor ha desarrollado un horno llamado Discovery IQ, que conectado a una red Wi-Fi puede ser controlado por cualquier equipo portable y adicionalmente reconoce la receta y tiempos de cocción del alimento y finalmente, cuando el plato está listo, envía un mensaje de texto al usuario.

mental y preparación laboral hacia el futuro. Indiscutiblemente, Internet de las cosas es uno de los pasos más avanzados realizados por la humanidad, facilitando la vida y todas las actividades diarias. Finalmente, sólo queda por preguntarse¿qué tan lejos estamos de Cyborg?. La respuesta se verá en 50 años.

Y así, se encuentra una infinidad de elementos de uso cotidiano que cuentan con interconexión de los dispositivos. Gracias a las aplicaciones en el teléfono móvil, es posible manipular diferentes objetos, como abrir la puerta del garaje al encender el vehículo, encender el televisor, programar las grabaciones de películas o programas que se desea ver posteriormente, programar la cafetera, entre otros. Como van las cosas, en pocos años, a futuro se contará con dispositivos conectados a pulseras en los brazos o bandas que se portarán en el torso, los cuales podrán indicar los signos vitales del organismo, si se está sufriendo un infarto o si se presenta temperatura elevada y así de inmediato contacta al médico de cabecera, enviándole un reporte completo de la condición actual del paciente, e incluso ubicará la ambulancia más cercana para que acuda en su auxilio. Esto sin duda ya deja al descubierto lo que será la siguiente generación de Internet, la cual se llamará “Internet de las personas”, donde serán las personas quienes se conecten a una red para conocer, no sólo información a nivel de actividades y movimientos de las personas, sino los estados de ánimo, salud, agilidad Revista RCT Vol 71

55


56

Revista RCT Vol 71

Revista Rct 71  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you