Page 1

ARTICULO PUBLICADO POR EL DIARIO EL PAIS MARTES 24 DE MAYO DE 2005 “UNA NUEVA FOR DE TURISMO SE ABRE PASO MEDIANTE UN SISTEMA QUE NO REQUIERE HOTELES, PASAJES NI RESERVAS ” “LOS QUE VIAJAN EN CASA RODANTE YA RECORREN EL PAIS. “La

presencia de un colorido contingente de casas rodantes rompió la monotonía, el pasado fin de semana, del concurrido Parque Rodó de San José. Como caracoles sobre ruedas, a veces con chimenea incluida y siempre rodeados por un clima de camaradería y disfrute, parecían llegados de algún paraje perdido de Texas. O de esos suburbios estadounidenses armados en base a “trailers” que, así como las viejas caravanas se armaban en torno al fuego, estos se congregan alrededor de una misma desesperación. Las casas rodantes que invadieron San José son de otro origen. Vienen del espíritu campamentistas y sociable de sus dueños. Y no son la repuesta a un drama social o la exclusión sino a una vía de comunicación y una manera de hacer amigos mientras se disfruta del paisaje. Sin pagar hotel… Para sorpresa de los habitúes del parque, fueron apareciendo de a poco, como hongos después de la lluvia. Y a su paso se escuchaban las más diversas fantasías sobre esos vehículos y c asa a la vez: su capacidad de viajar e instalarse ante el paisaje más exclusivo, aviva la imaginación. Muchos que los veían reconocías que su sueño de años seguía siendo tener una de esas naves que permiten hoy dormir en Colonia y mañana frente a Rocha. Es en base a estos ideales y sueños que se ha creado el Ranchomovil Club Uruguayo, una entidad montevideana fundada hace 18 años y con sede en Luis Alberto de Herrera 3524 de la capital. Amigos rodantes. Nevio Gasperini, el actual Presidente de la Institución y Julio Di Pierro, su Secr4etario contaron que este hobby ha crecido últimamente generando una nueva forma de turismo. El club, formado por amigos que tenían en común su gusto por las salidas al aire libre, surgió en Pirlápolis y actualmente cuentan con unos ochenta socios. Dice que los socios solamente tienen que aportar “sentido del humor y saber disfrutar al aire libre”. Además se reúnen semanalmente y suelen tener una salida en grupo mensual. Eso no corta la libertad del asociado de salir por su cuenta, en otras fechas, o de acordar con otros socios, a hacer salidas particulares a otros lugares que no sean los “oficialmente” fijados para la salida del mes, como en esta oportunidad fue el departamento de San José. Los más audaces , a veces llevando al límite el potencial de sus vehículos , se han aventurado hasta el altiplano, Río de Janeiro o el sur argentino. Hermes Baz es uno de los tantos socios del interior del país que tiene el club. Vecino de Cardal Florida, muestra con orgullo el interior de su casa rodante. Dormitorios en hasta dos niveles, baño, con ducha, inodoro, pileta y demás elementos esenciales, la heladera, la infaltable cocina a supergas, usada cuando las condiciones ambientales no permiten cocinar al aire libre o para calentar el agua del infaltable “amargo” que va de mano en mano.


En muchos casos, las casas rodantes han sido compradas a un fabricante en serie. Pero en la mayoría de los casos, un viejo ómnibus o un pequeño camión, con la habilidad y la pasión de su propietario, como por arte de magia terminaron portando en su interior camas, cocinas, baño y varias generaciones de turistas dispuestos a descubrir el mundo. Nota del Periodista y responsal del Diario El País en San José: José Luis Álvarez


Articulo del RCU publicado por Diario El País.  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you