Issuu on Google+

®

L a

Jorge Cuadrado Roberto Battaglino Claudio Fantini Cristina Bajo Victor Pintos Carlos Presman Romina Martoglio Luis Carranza Torres Guadalupe Zamar Rosana Guerra Patricia Veltri Eric Zampieri Angonoa

d i s t a n c i a

m á s

c o r t a

“Coky” Ramírez

¿Quién

es esa

chica?

PUBLICACIÓN DE DISTRIBUCIÓN MIXTA SEPTIEMBRE 2010 – Nº 72

$ 5,00


Las Rosas


Editorial ®

L a

Jorge Cuadrado Roberto Battaglino Claudio Fantini Cristina Bajo Victor Pintos Carlos Presman Romina Martoglio Luis Carranza Torres Guadalupe Zamar Rosana Guerra Patricia Veltri Eric Zampieri Angonoa

d i s t a n c i a

m á s

Por Jorge Londero

c o r t a

Nuestros seis años

“Coky” Ramírez

¿Quién

es esa

chica? PUBLICACIÓN DE DISTRIBUCIÓN MIXTA SEPTIEMBRE 2010 – Nº 72

$ 6,00

Staff Segunda época / Año 21 Nº 72 Septiembre de 2010 Dirección: Jorge Londero Redacción: Rosana Guerra Arte: www.MarioPian.com.ar Fotos: Guillermo Galliano Humor: Angonoa Ventas Zona Recta/Gauss 0351–156 982864 0351–156 982866 Zona Rafael Nuñez 0351–153 522009 Zona Urca/Cerro 0351–156 160039 Córdoba y otras provincias EUDIX 0351-153 227116 Gerencia Comercial Laura Albrecht 0351–155 127966 0351–156 809426 porlarecta@gmail.com Receptorías Librería Trazos –Martinolli 8221 Azul & Luna –Martinolli 5453 360 Nexo – Paseo Lugones Loc. 630 Por la Recta es una publicación de Producciones Por La Recta, de distribución gratuita en los barrios adyacentes a la Recta Martinolli. Registro de la Propiedad Intelectual Nº 358488. Propietario: Jorge Londero. Losmiembros del staff participan en colaboración. Tirada: 10.000 ejemplares.

E

l 31 de agosto pasado, al cierre de esta edición, se cumplían cinco años de aquel día en que nos dejó Eladia Blazquez, en una partida que no fue tal para alguien que logró quedarse entre nosotros y vivir en nuestros corazones, donde palpita con fuerza la generosa y conmovedora sensibilidad con la que supo componer tanta poesía, tanta canción que aún nos acompaña. Eladia logró con creces honrar su vida, superó con amplitud el desafío de no sólo permanecer y transcurrir, entendió siempre con humildad que eso no le daba derecho a presumir y nos recordó que hay tantas maneras de no ser, tanta conciencia sin saber, adormecida... En lo personal llevo siempre como un himno que me guía la letra de esa inolvidable canción, porque me acompaña cada vez que alguna pequeña vanidad me hace perder en la maraña de nuestra tonta humanidad enceguecida. Como cada vez que cumplo años, me viene oportunamente a la memoria esta canción, la que no deja de sonar en mi cabeza ahora que quiero repasar aquí la trayectoria de esta revista, que en esta edición celebra sus seis años. Y es que al recordar lo vivido en la elaboración de cada uno de los 72 números que conforman nuestra historia, aparecen esas frases de Eladia que le ponen la música de

Director

fondo exacta a cada uno de esos momentos imborrables, algunos por su belleza, otros por su dificultad, pero todas experiencias que conforman el collar de elementos que hacen a nuestra identidad. Tengo para mí que nuestros seis años han transitado por un sendero en ascenso, y eso no es sólo por virtudes propias sino, en especial, por el apoyo de nuestros amigos, por el acompañamiento de emprendedores y por el aliento de los lectores, todo lo cual otorgó un fuerte sostén a la firme decisión de seguir y no resignar calidad aún cuando los costos generan desequilibrio. Detrás de cada página de esta edición, las pares y las impares, las tapas y las contratapas, tanto en las columnas como en todos y cada uno de los avisos, hay una historia que me resulta grato repasar. Hay amigos, esfuerzos, ilusiones, sueños que se hacen realidad, compromisos y esa eterna lucha entre las pasiones y las razones que al final hacen que este mundo gire cada día y que esta revista salga como esperamos. Por todo eso, no nos resulta indiferente cumplir seis años, porque es un lugar al que hemos llegado junto a muchas personas y empresas, todas las cuales compartieron, desde siempre o al menos una vez, el recorrido de este colectivo que no sólo pretende permanecer y transcurrir sino que, por obligación y convicción, intenta cumplir con el mandato de honrar la vida.

3


Colección El lado oscuro de los refranes

No hay mal que dure cien años

C

uando me descubrieron el tumor pensé que prefería morirme. Sentí eso. Si la operación salía mal (las posibilidades eran muchas) podía quedar vegetal, o con capacidades mentales disminuidas. Para un escritor como yo, eso era peor que la muerte. Estaba en el apogeo de mi carrera, el mundo entero elogiaba la precisión de mis cuentos, mi prosa ágil y amena, los finales redondos. “El mago de los finales cerrados”, me decían. No todos me respetaban, claro, pero mis libros se vendían como pan caliente, porque los lectores no tenían que andar imaginándose

4

cómo terminaban las historias; las tenían ahí, servidas. Ni moño hacía falta. Lo único bueno era que el tumor estaba encapsulado en el cerebro y si lograban sacarlo sin daño colateral podría considerarme “curado”. Esa posibilidad me puso contento. Tanto que hasta escribí un cuento de un enfermo de cáncer que había estado un año en coma después de la operación. Cuando despertó, su mujer, que lo había abandonado hacía diez años, estaba a su lado diciéndole que lo quería. Terminé de escribir el cuento un domingo a la tarde. El lunes a la mañana me desperté temprano. Me levanté como siempre, sin hacer ruido, como si mi mujer aún viviera conmigo, agarré el bolsito que había preparado y así nomás, sin desayunar, me fui al hospital. Quedate tranquilo, me dijo el cirujano, ahora te vamos a sedar y cuando te despiertes vas a estar como nuevo. Me palmeó el hombro. Sabía que yo sabía que no iba a ser tan fácil. Sabía que yo sabía que ningún estudio previo podía determinar cuán agarrado a los tejidos estaba el tumor y, por lo tanto, tampoco podían saber el daño que causaría la extracción. Igual hice como que le creía. Eso sí, le pedí que, si por un imponderable, no me despertaba, cuando le anunciara mi muerte a los periodistas dijera que había escrito un cuento autobiográfico y que había dejado recomendaciones para publicarlo inmediatamente. Aunque me hubiese gustado que preguntara “¿por qué auto-

biográfico?”, no preguntó nada. Sonrió un poco y me dijo: me voy a preparar. No recuerdo mucho más que eso. No recuerdo si mantenía cierto optimismo o temblaba de miedo. Creo que antes de que me sedaran, la enfermera prendió el televisor y dijo “mire, están hablando de usted”. Creo nomás. No lo recuerdo con precisión. A partir de ahí, las imágenes empiezan a borronearse. Posiblemente haya visto el techo de un pasillo, como en las películas, y la mandíbula de un médico con el barbijo puesto. Después una luz blanca, larga, y un corte abrupto de esa imagen. Lo que apareció fue mi propia mujer (no la del cuento), leyéndome las noticas de los diarios. “En plena convalecencia gana el Nobel de literatura”, decía uno. Mi mujer leía y me pasaba la mano por la frente, como si me tomara la fiebre, y de vez en cuando dejaba de leer, doblaba el diario, me sostenía la cara con las manos y me besaba en la boca. Recuerdo haber pensado en el final de mi cuento, en que el cirujano lo había leído antes de tiempo y le había contado todo a mi mujer. Recuerdo que, sin embargo, algo me llamaba la atención. No podía precisarlo, pero era como si mi mujer no fuera mi mujer, sino alguien idéntico (exactamente igual) que habían mandado para complacerme. No puedo decir que no disfrutaba de su presencia, pero tampoco dejaba de pensar que sus movimientos parecían forzados. Mi mujer, la verdadera, no tenía por qué simular nada. Se había ido sin

Por Jorge Cuadrado jorgeNcuadrado@gmail.com

culpa hacía tiempo, había rehecho su vida y no habíamos vuelto a saber el uno del otro desde la firma del divorcio. Pero la situación tampoco tenía el aura fantástica que suele rodear a los sueños. Todo era bien normal, “hiperrealista”, como les gustaba decir a mis enemigos literarios. Se suponía que de a poco iba a ir acostumbrándome a la nueva realidad. Pero yo era el mago de los finales cerrados y este no me convencía. Acepté las caricias forzadas de mi mujer, los partes médicos que me auguraban el alta para los días siguientes y hasta la impostura del cirujano, diciendo que podía considerarme curado. Pero no me engañaba. Las cosas eran demasiado normales para ser ciertas. Demasiado “realistas”. La vida no era así. A veces la vida se salía de pista, y acá no pasaba eso. Con ligeras variaciones, todos los días pasaba lo mismo. Me despertaba a la mañana, la enfermera me traía un desayuno “light”, mi mujer mecánica me ayudaba a ir al baño, a cambiarme, el jefe de sala decía que ya llegaba el alta, el cirujano me preguntaba “¿cómo está el curado?”. Almorzaba, dormía, mi mujer leía el diario con una mano en mi frente, después hablaba de notas de adhesión, de mensajes de aliento en la web, merendaba, dormía, cenaba, dormía. Llevo un buen tiempo así. Demasiado. Si es que aún no he muerto, es posible que el tedio logre matarme. El tedio, y la desesperación de no encontrar un final.


Al filo

La Guarida City

De otra dimensión

Abrió en barrio General Paz el segundo restaurante privado de Córdoba. Casa de familia a la que hay que ir con reserva. Una especial atención, con una cocina sencilla pero de alto vuelo.

C

uando uno lo veía aparecer en la mesa, allá en Capilla del Monte, al pie del Uritorco, pensaba que era un enviado de otras dimensiones para aportarnos algo más a nuestro paladar terrícola. Federico Schiraldi y su familia decidieron salir de su Guarida, allá en los energéticos alrededores de Capilla, e inaugurar el segundo restaurante privado de la ciudad de Córdoba. Como el de los hermanos Galán, en Cofico, La Guarida es una casa de familia en barrio General Paz en la que los Schiraldi recibe a los comensales que hicieron su reserva con anticipación y los acompañan a una de las habitaciones de la residencia para una cena diferente. Hecha la reserva, es como si uno fuese a comer a la casa de amigos. Timbre, recepción en el hall, una recorrida por la casa con la cocina a la vista, un traguito de bienvenida, y a sentarse en una de las pocas mesas dispuestas por los distintos ambientes de la vivienda. Después de la cordial atención de su esposa e hijo, aparece Federico, el chef. Y ahí empieza una experiencia de mucha energía. Saluda como un viejo conocido de años, sea el cliente que sea, y empieza a contar que anduvo pensando, comprando y preparando en los últimos días para la cena. Su relato es distendido, en ese lenguaje que busca sacarle el tono tan ceremonioso que por momentos adopta la gastronomía, que

6

muchas veces no logra saciar en la boca la expectativa que generó con las palabras. Pero Federico te habla como te hablaban las tías que ibas a visitar después de mucho tiempo y te contaban lo que habían estado guisando horas y horas en aquellas cocinas, en las que el aroma a salsa era un anhelado manto de afecto. La propuesta normalmente son dos o tres opciones de entrada y otras tantas de plato principal y de postres. Antes, los appeteizer son generalmente productos de elaboración casera, como encurtidos, escabeches u otras conservas. Federico recomienda los vinos que una bodega mendocina envasa para su Guarida, pero tiene una interesante oferta de etiquetas. Es más, en la misma casa funciona de día una vinoteca.

Combinados En una mesa de lo que debe haber sido el escritorio de la casa familiar, con muy buena mantelería, comienzan a llegar las sugerencias del anfitrión. Fetas de jamón crudo curado bajo la supervisión del chef, con unas láminas de queso parmesano, aderezado con aceite de maní, que tiene un sabor más suave y perfumado que otros aceites, por lo cual es un acompañamiento ideal para este plato. También llegan unos ca-

marones saltados con una mousse de palta. En el principal, un plato que ganó un certamen de gastronomía cordobesa: solomillo de cerdo con una costra de sésamo, sobre mazamorra de maíz blanco con queso de cabra y una salsita de vino tinto. Deliciosa combinación la del cerdo con el maíz, respondiendo aquella premisa de la cocina de que “lo que se cría junto, se come junto”.

Para ir Hace muchos años que en la Capital Federal se usa la modalidad de los restaurantes privados. departamentos o casas de familia que reciben clientes algunos días por semana, previa reserva. La Guarida se suma a Casa Galán. Es un emprendimiento de una familia bonarense que se vino hace una década a las sierras de Cór-

Por Roberto Battaglino batta07@hotmail.com

Vuelve Federico a la mesa a contarnos que después de una cena tan cargada, lo mejor es refrescar y aliviar con el postre. Así que trae unas frutillas y kiwis flambeados con helado de vainilla. Pero para que la experiencia energética sea completa, falta un cierre. Una copita de lemoncello casero, que nos transporta de la fría noche de General Paz hasta el pie del Uritorco y de allí a esas asombrosas dimensiones del sabor. doba e instaló un hotel y restaurante en Capilla del Monte. La familia Schiraldi explica que hay que registrarse como cliente para poder hacer la reserva. Está ubicado en Esquiú 139, a media cuadra de la plaza de barrio General Paz. Los teléfonos son (0351) 153-771000 ó (03548) 156-32283. Abre de miércoles a domingo, mediodía y noche.


Contexto

La multiplicación de la

K

decadencia

arl Popper, uno de los más lúcidos exponentes del pensamiento liberal y, en palabras de Bertrand Russell, el más vigoroso y profundo defensor de la democracia, llegó a proponer la creación de entes que controlaran la televisión. Para el autor de La sociedad abierta y sus enemigos, se trata de un instrumento demasiado influyente sobre el individuo y sobre la sociedad como para no ser controlado. Las culturas autoritarias de izquierda y derecha coinciden en controlarla, igual que al resto de los medios, pero para ponerla al servicio del relato propio, o sea, al servicio de un proyecto político determinado. El autoritarismo religioso también propone controlarla, pero desde un moralismo igualmente autoritario y al servicio de su poder corporativo y de su influencia sobre la sociedad. La cuestión de los medios es uno de los grandes temas del mundo en estos días, porque la dimensión mediática es, en casi todos los países, un espacio donde el individuo pierde soberanía intelectual en las emboscadas que le tienden las visiones hegemónicas, a la vez que se degrada por la sobredosis de estupidez y mediocridad que recibe. En casi todo el mundo, la televisión es el principal instrumento de multiplicación de la mediocridad, sobre todo en forma de exitismo. Pero las emboscadas de las visiones hegemónicas no son tan habituales en las democracias liberales maduras como en las democracias de baja intensidad, por la proclividad de éstas a engendrar liderazgos personalistas que se valen de ideología y narración política para concentrar poder. El debate sobre la Ley de Medios en la Argentina se centró en una cuestión importante, pero marginó otra trascendente. La cuestión de la 8

descentralización plural en la propiedad de los medios es urgente en un país que permitió una concentración desmesurada. Robert Cox, genuino defensor de la libertad de prensa y enemigo de todo tipo de dictadura, explicó recientemente la necesidad de volver a las reglas que impiden que los propietarios de diarios posean también canales televisión y estaciones de radio. Tiene razón. Y también tiene razón al explicar que los medios públicos no deben ser parte del Estado ni estar al servicio del gobierno. El Grupo Clarín excede largamente las dimensiones aceptables y, si bien es más plural que los medios estatales, ha utilizado y utiliza su aparato periodístico en defensa de intereses políticos y corporativos. Francisco de Narváez ha puesto su grupo de medios al servicio de sus objetivos políticos, mientras que el matrimonio Kirchner redujo al servilismo al periodismo de los medios estatales y también al de los medios privados que viven y se enriquecen de la pauta oficial. Todos están en falta en el terreno de lo importante, pero también lo están en el terreno de lo trascendente; o sea en la dimensión donde personas y sociedades acrecientan o pierden calidad intelectual. La televisión privada parece empeñada en construir el hombre mediocre. Un ser aprisionado en la falsa disyuntiva éxito-fracaso, y atrapado en una obtusa fascinación por personajes grises que tienen pantalla por contar miserias propias y ajenas. La escritora española Rosa Montero sostiene que “en la sociedad mediática de hoy, el éxito no está relacionado con la gloria, sino con la fama; y la fama es la versión más barata, inestable y artificial del triunfo”. Pues bien, la fama es la diosa que preside el altar de la televisión privada. La proliferación de programas basados en esa fauna de-

plorable de los denominados “mediáticos”, es uno de los más graves estropicios que están cometiendo muchos canales de aire. Al hacerlo, la televisión privada viola su deber como servicio público. Por eso, no sería anti-democrático controlarla como proponía Karl Popper. No se trata de ponerle comisarios políticos, como ocurre en los medios estatales y paraestatales al servicio del proyecto político matrimonial. La televisión no debe ser controlada en su producción periodística y su línea editorial, sino en el resto de sus contenidos, procurando erradicar la degradación y la vulgaridad que lleva años multiplicando. Es un control que no debe ejercer ni el poder político ni el religio-

Por Claudio Fantini

so ni el empresarial, pero que debe ejercerse para frenar el proceso de decadencia ética y cultural que se acelera y profundiza desde la televisión privada. A esta altura de la verificación empírica del acierto de las teorías de Marshal McLuhan sobre la influencia mediática en la sociedad, la televisión está obligada a no regirse por el rating sino por otro tipo de metas que, indudablemente, no deben ser establecidas por empresarios y gerentes de marketing. En materia de contenidos, los medios estatales aportan mucha calidad. El problema de los medios estatales es que, en sus contenidos culturales, están tan al servicio de los intereses del poder político como en sus propuestas periodísticas. Su vicio más recurrente es el adoctrinamiento.


Las lecturas de Cristina

Los

mineros

Por Cristina Bajo

y la

literatura P

ensando en la tragedia de los mineros chilenos, recordé tres libros –que ya tienen sus años– que tratan sobre el tema. La gente de mi edad recordará, aunque sólo sea por la película, Cuan verde era mi valle, dirigida por John Ford, con varios Premios Oscar en su haber y basada en la extraordinaria novela de Richard Lewellyn. Éste, oriundo de Gales –una de las zonas de Gran Bretaña donde más se ha practicado la minería– nos cuenta la explotación de una mina de carbón que altera la paz de un pequeño pueblito. Mientras la escoria anega el idílico valle, comienza a aparecer entre los pobladores –gente humilde pero de fuertes principios– la malquerencia, la ambición y la envidia. El libro tiene una prosa fresca, poética en las descripciones, ingenua en la mirada del niño que ve lo que sucede a su alrededor sin entenderlo, mientras la forma de vida de su familia, de sus vecinos, va desapareciendo a medida que nuevos

10

boquetes se abren. En la melancolía de la decadencia, una historia de amor sobrevive en la otrora verde pradera. El otro libro se titula Las estrellas miran hacia abajo, y es de A. J. Cronin. Muerto en 1981, a los 85 años, aún es recordado por generaciones anteriores y posteriores a la mía. Cronin es autor de novelas inolvidables, sencillamente escritas, con temas humanos como Los verdes años, Las llaves del reino –están dando por Cable la película, con Gregory Peck–, y La ciudadela, entre otras. Después de la Gran Guerra, ejerció como médico en Gales, donde su preocupación fue estudiar los efectos nocivos de la minería sobre aquella franja proletaria, la peor pagada y menos protegida del Reino. En ese contexto escribió Las Estrellas miran hacia abajo, que cuenta la historia de un pueblo minero a través de tres familias: Fenwick,

Barras y Gowland. En sus páginas resaltan sus decepciones y alegrías, y la desesperada necesidad de escapar al destino de morir en un agujero oscuro. Una novela excelente, que consiguió que se cambiaran leyes y mejoraran las condiciones de los mineros en Gran Bretaña. Gilbert Cesbron, un francés hoy casi olvidado, escribió una novela que leí siendo adolescente y me mostró la pobreza de tal manera que cambiaron mi forma de ver la realidad. Se titulaba Los santos van al infierno, y fue editada en 1952. Trataba sobre la vida durísima y amarga de los mineros franceses y de los primeros curas obreros que se unieron a ellos. Cesbron, igual que Cronin, siguió la línea del naturalismo de Zola y continuó con un libro estremecedor: Perros perdidos sin collar, una novela sobre los chicos de la calle. Cincuenta y pico de años después, esa novela sigue golpeándome, a pesar de que la prosa del

autor es despojada y sin tremendismos. A la larga, Cronin ganó la pulseada. ¿Por qué?, me preguntaba una amiga que acababa de comprar una de sus novelas, pues habían anunciado por Cable que pasarían la película. Me quedé pensando, y sólo atiné a apostar que sería porque las novelas de Cesbron tenían realismo y denuncia social, pero les faltaba el romanticismo que el viejo Archibald Cronin, ciudadano de las Tierras Altas, supo trasladar a sus tramas sin convertirlas en novelas de amor. El amor, en Cronin, termina por abrir los ojos y comprender que está parado al borde de un acantilado y, abajo, ruge el mar. Busquemos cualquiera de estos libros, por Internet, en la biblioteca del barrio, en la de nuestros padres o abuelos, en librerías de viejo. Es una forma de comprender y solidarizarnos, en este momento, con el drama que viven las familias de los mineros chilenos.


HIPER MARTES

% 15 20% DESCUENTO Débito Banco Hipotecario

DESCUENTO Tarjeta Libertad Visa

3

CUOTAS Sin interés

En alimentos, bebidas, perfumería y limpieza. Consultar montos mínimos de compra, bases y condiciones en Atención al Clientes. El plan de 3 cuotas sin interés implica un CFT de 5.15% y una TNA de 0%.

Promoción válida sólo los días martes para las compras efectuadas en hasta tres cuotas realizadas con la Tarjeta de Crédito Libertad Visa y Tarjeta de Débito Visa Banco Hipotecario comprendidos entre el 01/09/10 y el 30/09/10, en todas las sucursales de Hipermercados Libertad. Monto mínimo de compra $100. Monto máximo de reintegro mensual: $200 por cuenta considerando la sumatoria de las compras efectuadas por el titular y sus adicionales. CFT 5.15% únicamente para planes de 3, 6, 12 y 30 cuotas con TNA/TEM 0.00%. El costo financiero total (CFT) incluye el costo total por contratación y administración de seguro de vida y se establece tomando como base el plan indicado. El reintegro que corresponda por consumos efectuados con Tarjeta de Crédito Libertad Visa se verá reflejado en el respectivo resumen de cuenta en el cual ingrese dicho consumo, considerando la sumatoria de los consumos del titular y sus adicionales. En el caso de compra en cuotas, la totalidad de la bonificación ingresará junto con la primera cuota. Quedan excluidas las tarjetas de crédito que registren mora con Banco Hipotecario S.A. El ahorro que corresponda por consumos efectuados con Tarjeta de Débito Visa Banco Hipotecario S.A. se hará efectivo vía reintegro dentro de los cinco días de efectuado el consumo.


Saludarte

El retrato

Por Carlos Presman

carlospresman@gmail.com

Viene con mí ser, seleccionar de la realidad aquellas cosas que tienen una ferocidad dramática que me atrae. Carlos Alonso

Sobrevivir la propia historia, de eso se trata.

E

se miércoles hubiera dormido toda la siesta, así que maldije el teléfono cuando sonó. Era Carlos Alonso, el pintor, que me invitaba a prestarle mi cara para un retrato, el sábado al mediodía. No pude seguir durmiendo. Ni esa siesta ni las noches siguientes. Organicé la familia y me preparé a conocer al artista en acción mientras trataba de contener mi ego. Un llamado puso las cosas en su lugar: Carlitos, hoy no puedo, estoy con un muy molesto dolor de columna, después te llamo para coordinar. Decepción y especulaciones. Por qué no me dijo directamente que se había arrepentido. Además, si le dolía la espalda por qué no me consultaba. Al fin y al cabo soy su médico. Los convocados para los retratos eran de su círculo íntimo. ¿Qué había pasado? Nada mejor que una pregunta para continuar el insomnio. El llamado del domingo a la noche confirmó el encuentro para dos días después. Ese martes me bañé, creí ponerme lindo y salí para Unquillo, rumbo a su casa-atelier. No iba como médico y debió suceder lo que sucedió para empezar a entender. Uno hace las cosas y después las carga de sentido. En el viaje recordé el comentario general de mis amigos: ¡Qué bárbaro, te va a pintar Alonso!, ¡va a ser imposible 12

que te quedes quieto! Llevé masas y champagne para un agradecimiento prematuro. Alonso le pidió a su esposa que nos dejara solos porque tenía que trabajar. Me senté en una banqueta, al frente del taburete con el revés blanco del futuro retrato. Más atrás, él iba y venía, abría grande los ojos y los entrecerraba al milímetro. Estaba como poseído, en trance, agitado, y con una excitación que crecía y se frenaba de manera totalmente aleatoria, pero con una lógica interna perceptible. Pintaba como si no lo viera nadie, como si mi presencia fuese una ausencia más. Su compañía eran esos pomos aplastados, estrujados, mezclados como esclavos solidarios con su amo. Yo hablaba y me movía como en la barra de un bar. Estaba contento, con la alegría de los ingenuos. Hablamos de nosotros, de medicina, de pintura. Hacer retratos es como salir de cacería, uno trata de captar el espíritu, desde una subjetividad propia, dijo. Después comentamos las diferencias con los retratos fotográficos. Podía ver de Carlos Alonso su lado pintor, su mirada artista, lo que mi mirada médica había esquivado. La anatomía cruzaba lógicas con creaciones. Algo pasó en esas horas. Terminaron las masas, el café y las bromas compartidas con Teresa, su mujer. Volví a casa contento, aliviado, y con la sensación de que crecía una amistad. ¿Por qué no dejó

que viera lo que había pintado? Pasaba el tiempo y, aunque habíamos quedado en juntarnos para seguir, el pintor no decía nada. Una tarde volví a su atelier con mi hija. Él sacó unas fotos, no hizo alusión a los retratos y yo tampoco. La esperada muestra de sus cuadros en una galería local no se hizo. Alonso, siempre imprevisible, explicó que aún estaban verdes. A mí sólo me faltaba verme, ni más ni menos. Hasta que llegó el mensaje claro y preciso: vení y elegí tu retrato, es un regalo para vos. Pero no fui de inmediato. Más tarde entendería por qué demoré tanto en buscarlo y por qué tuve que ir acompañado. Estaba en la modorra siestera del domingo, rodeado de amigos, cuando mi cuñado me llevó a Unquillo con el único objetivo de traer el retrato. Alonso sacó una cartulina con fotos por duplicado de cada uno de los retratos. Estaban su esposa, su hijo, el pintor Pedro Pont Vergés, una pareja amiga, él dos veces y yo, también repetido. De inmediato elegí la foto en la que me veía mejor. Nos cargamos, le dije que él se pintaba buen mozo porque contaba con la incondicionalidad de su mano. Las fotos de mi retrato parecían antiguas, recordaban las caras alargadas, oscuras, enfermas del Greco, con el toque de locura de los autorretratos de Van Gogh. Meras referencias conocidas que hacían las veces de refugio ante un retrato de Alonso con uno aden-

tro. Después guardó la cartulina con el collage de fotos y trajo los dos retratos. El elegido y el otro. Yo sentía una mezcla de entusiasmo, emoción y agradecimiento. Al instante, el silencio invadió el atelier y, antes de que se hiciera intolerable, dio vuelta otro cuadro donde estaba mi hija con sus ojos celestes y vivaces y una sonrisa que aliviaba. Una alegría. Tomamos un café, tomé mi retrato con cuidado y emprendimos el regreso. Pasé por la casa de un vecino de Alonso y cuando la mujer vio el cuadro quedó conmovida. Cuánta angustia, cuánto dolor transmitía. Ella, conocedora de mi permanente sonrisa, se apuró a sentenciar: será Alonso, pero con vos se equivocó. Mi acompañante asentía mientras yo pensaba si era posible hablar de error en el arte. No podía mirarme. Fuimos al encuentro de mis amigos que esperaban bromeando. Puse el cuadro sobre una estufa a kerosene y todos entraron en un mutismo azorado. La generosidad de los afectos se hizo presente: “no sos vos, esa mirada desgarradora, como salida de un campo de concentración, los ojos de loco y muy tristes, impresionante, es la locura de Alonso, desde donde lo mires es angustiante, doloroso”. Llegué a mi casa y mi esposa, que coincidía con mis amigos, remató con una pregunta: ¿dónde lo vas a colgar?


Hasta ese final de domingo me acompaño una sensación extraña donde termina el tórax y comienza el abdomen. ¿Quién era el del cuadro? ¿El molde médico donde el artista puso sus desesperanzas o el médico que percibe sin mostrarlo el dolor propio y ajeno? Adquirida cierta fama de sonriente, uno se cree a resguardo de ese vacío afectivo imposible de llenar. Como en el retrato, infinitamente solo. La creación redimiendo la

nada, el pintor con su entorno de retratos que son él mismo, afectivamente acompañado. El médico con el cariño agradecido de sus pacientes, o con la generosa presencia de los amigos y la sonrisa compartida. Cuanto más cerca del vacío, más pleno, más genuino el momento creativo, sin apoyos, sin fondo, a puro deseo de vivir y contagiar vida en pinturas, letras, músicas, en fin, pasiones entraña-

blemente amorosas. Carlos, un cuadro y Carlos. El pintor pintado y/o el curador curado. Acá estoy ahora, mirándome a mí pintado por otro, y vuelve a mi memoria aquel poema del médico que le pregunta a un paciente si va a los cementerios y el paciente responde que sí y mucho, llama a los muertos sus amigos y a los vivos sus verdugos. Luego, ante la tristeza de su paciente, el médico le sugiere viajes, dinero y mujeres,

pero el paciente ya posee todo eso. Entonces al médico no le queda otra receta que sugerirle que vea a Garrik porque sólo él lo hará reír y el paciente le responde: yo soy Garrik, cámbieme la receta. Carlos Alonso salió de cacería y me dio justo ahí donde termina el tórax y comienza el abdomen. El cuadro está en mi biblioteca y disfruto de su compañía, él también está solo. Sobrevivir la propia historia, de eso se trata.

Este relato forma parte del libro Letra de médico (Raíz de dos)

13


“Coky” Ramírez

Nota de Tapa

14

Por Rosana A. Guerra

¿Quién es esa chica? La historia de la cordobesa que cautivó a Marcelo Tinelli y logra ratings inesperados para la producción del “Bailando por un sueño” contada por su madre en declaraciones exclusivas. Los comienzos, el espaldarazo que le dio Alberto Plaza, los amores que le atribuyen y los sacrificios para sostener su exitoso presente.

“E

lla siempre soñó con ser reconocida como artista. Siempre me decía: Mamá, si tuviera la posibilidad de expresar mi talento, seguro que tendría éxito”, cuenta Ana, la mamá de “Coky” Ramírez, la cantante cordobesa que, con su simpatía y frescura, cautivó al público y al conductor televisivo Marcelo Tinelli en Bailando por un Sueño. Ana relata que su hija comenzó su carrera artística hace unos 10 años y que estar con Tinelli fue la gran oportunidad para hacerse conocer. El primer registro que tuvo la familia sobre su talento como cantante fue cuando tenía 10 años. “Ella tarareaba canciones en casa o en reuniones de amigos. Siempre tuvo una hermosa voz y un oído bárbaro. Enseguida sacaba un tema después de escucharlo una vez”, cuenta su madre. Eso sí, la Coky extrovertida que se ve en la tele, parece ser muy distinta de la nena que se escondía tras los muebles cuando sus padres le pedían que cantara en reuniones de amigos. “Cuando ella no quería cantar, la respetábamos. Los padres de ahora se desesperan para ver si sus hijos se pueden hacer famosos porque juegan bien al fútbol, cantan o bailan bien. A los papás de antes no nos interesaba tanto la farándula como a los padres de ahora”, observa Ana.

De las prótesis al canto

Patricia Silvana “Coky” Ramírez (30), la menor de tres hermanas, hizo la primaria y la secundaria en el Colegio Hermanas Dominicas del centro

de la ciudad. A los 20 años se recibió de protesista dental, pero ejerció esa profesión sólo un año, ya que la pasión por la música la invadió. A los 21 comenzó a estudiar canto con un profesor particular que iba a su casa materna de barrio Urca. “Coky vivía conmigo y, mientras estudiaba canto, al poco tiempo se juntó con dos chicos más y comenzó a cantar en pubs y en eventos empresariales. “La primera vez que la disfruté en el escenario fue en Villa Agur y, cuando la vi moverse y desenvolverse en público, no lo podía creer. Me preguntaba de dónde salió está chica, yo no la conocía así. Pero es como ella misma dice: Arriba del escenario, me transformo, porque me siento segura, es lo mío y no me importa nada. Ella sabe lo que quiere”, considera su mamá. Uno de los momentos que comenzó a definir su futuro artístico fue el encuentro casual con el cantante Alberto Plaza, hace unos ocho años. Se conocieron de “casualidad” a través de un amigo, cuando él estaba grabando un video en el Teatro San Martín. “El siempre cuenta que cuando le preguntó a Coky a qué se dedicaba ella le dijo sin rodeos: soy cantante, aunque todavía no tenía nada grabado. Él le dijo que le gustaría escucharla. Esa misma noche, Coky se fue corriendo al estudio de grabación de un amigo y grabó unos temas de Celine Dion. Al otro día le llevó la grabación y él quedó fascinado con su voz. “Me gusta, dejame tus datos y quizás te llamo”, fue la respuesta que le dio el cantautor en aquel momento. Su madre también recuerda

emocionada que pasaron unos seis meses y que un día sonó el teléfono en su casa y era Alberto Plaza. “Voy a estar en Buenos Aires, me gustaría entrevistarte. Ella viajó, él le propuso ser su corista y desde ese día no paró más”. Viajó con él haciendo giras por casi toda Latinoamérica y Ana no se cansa de remarcar que él siempre le dio la posibilidad de lucirse, ya sea cantando un tema sola o cantando a dúo con él. Alberto siempre le decía: “vos, con el talento que tenés, estás condenada al éxito”. Coky siempre ayudó a su mamá en sus emprendimientos comerciales, mientras seguía cantando. La posibilidad de encontrar un trabajo estable es difícil para un cantante, porque la vida de artista requiere tener tiempo libre para viajar de acá para allá. “No le podía decir a un patrón que le diera un mes libre para irse de gira a cantar por ahí”, agrega.

El minuto de gloria

Con esfuerzo y mucho entusiasmo, Coky grabó su primer disco Presente, junto al músico Juan Carlos Ingaramo, donde cantó un tema a dúo con Fito Páez y, tras esta experiencia, se dio cuenta de que más que el rock le tiraba la balada. Con confianza, y a pesar de que se le cerraron muchas puertas, Coky continuó cantando en cuanto lugar podía. Hasta que, una vez más, la casualidad y el destino la tocaron con su varita mágica. La popularidad de la Coky en la pantalla grande llegó de la mano del carismático Favio “La Mole” Moli, el ex boxeador que se animó a romper las es-


tructuras y que conquistó al país entero con su humor fresco y su estilo visceral. “Mi hija llegó a Tinelli de la mano de Moli y eso también pesó porque la gente lo quiere mucho. Además, ella es muy espontánea y desde el primer momento demostró que podía manejarse bien en cámara. Mi hija pegó en la gente y también en Tinelli”, dice Ana. Para llevarlo a Marcelo hay que tener cintura y Coky la tiene. “Él está acostumbrado a manejar la situación. Pero fue ella quien lo llevó. El acuerdo con Tinelli era prestarse al show y ya le habían dicho que tenía que seguirle el ritmo, fue la condición para estar en su programa”. Y Coky se prestó al juego. La novela sobre la atracción entre Coky y Tinelli es sólo show, aunque a algunos les gustaría que fuera verdad. “Es una novelita. Coky no lo ve a Tinelli fuera de cámara, es todo el show y afuera se termina todo. Lo que pasa es que mucha gente se lo cree, como cree lo que dice que le pasa a Ricardo Ford. Toda la tele es un show, no hay que creer lo que dicen”, asegura Ana.

Las conquistas que le atribuyen

La madre de Coky, lejos de espantarse por la locura mediática en la que está metida su hija, señala que ahora le inventan novios por todos lados, pero que todo es mentira. “Ya le inventaron amores con los cantantes Fito Páez, Julio Iglesias, con el deportista Bruno Lábaque y hasta con el ex gobernador de Córdoba, José Manuel De La Sota. Todo es parte del show y son las reglas de juego de los medios”, dice Ana. “Con Julio Iglesias compartieron una cena con 15 personas. Él le ofreció que le hiciera el coro. Se filtró la información y salió en la prensa que Coky iba a cantar con Julio, él se molestó y al final no la llamó”. Con Bruno Lábaque la conexión pasó porque ambos se conocían de la actividad deportiva. “Coky jugó al voley unos seis años, en el Club

Banco de Córdoba y en el Macabi. A Bruno lo conoció en Atenas, pero no salió con él porque en esa época ella estaba de novia con otro chico. Basta que te vean tomando un café con alguien que ya dicen que es tu novio”, dice Ana. Con respecto a la supuesta relación que le habrían endilgado con José Manuel De La Sota, su madre fue contundente. “Coky fue Reina del Turismo hace varios años y De La Sota era gobernador de Córdoba. Él la coronó en el Hotel Sheraton y se vieron algunas veces en eventos sociales. Esa fue la única relación que tuvieron”… aclara. Si bien Coky estuvo de novia varios años con el empresario cordobés Mariano Barrera, sus allegados aseguran que la cantante hoy está sola. “Mi hija no tiene novio. Mientras ella esté bien, a mí me hace feliz que pueda cumplir sus sueños, porque sé que en estos 10 años viene luchando para lograr un reconocimiento como cantante. Tiene que seguir todo este juego mediático, porque es su oportunidad para hacerse conocer en público y mostrar su talento. A veces necesitas un minuto frente a una cámara de televisión para que te conozcan, un minuto de éxito mediático para poder lograr otras cosas. Sé lo que luchó mi hija y la cantidad de puertas que se le cerraron. En algunos casos hasta le pidieron favores a cambio, favores de todo tipo”. Ana remarca que muchos de los que antes le cerraron puertas a Coky, hoy la llaman para contratarla. “Hay muchos artistas que tienen talento en este país y no tienen la oportunidad de demostrarlo. Es muy difícil surgir, si alguien no te da un empujón. Esta es su oportunidad y está bien que la aproveche”, dice su mamá convencida.

una amiga, porque la gente la reconoce y la vuelven loca pidiéndole fotos o autógrafos”, cuenta Ana, quien reconoce que a su hija le cambió la vida en quince días. “Los lunes y el martes son programas en vivo pero, el martes, después del vivo, se quedan grabando hasta las seis del otro día para el programa del jueves. Y los miércoles a la tarde graban el programa del viernes. Además, todos los días tiene que ir a los programas de televisión para hacer notas.

Está durmiendo poco. Hay días que sólo duerme tres horas”, cuenta Ana. Cuando viene a Córdoba, lo único que quiere es venir a casa y encerrarse para poder descansar. Por suerte, Gabriela, una de sus hermanas, es su asistente personal y la acompaña mucho en Buenos Aires y está a toda hora con ella. “Esto fue más fuerte de lo que ella pensó, nadie lo imaginó, ni siquiera la gente de Ideas del Sur”, dice Ana.

“El precio de la fama”

“Desde la primera vez que la vi en el programa de Tinelli pude estar con ella tres horas en veinte días. No puede salir ni a la puerta sola o ir al shopping a tomarse un café con 15


Hoteles y Spa

Casa de Adobe

Un spa privado en Purmamarca

L

a hotelería de la Quebrada de Humahuaca me da sorpresas cada año, pero esta ya fue demasiado: el complejo Casa de Adobe, en Purmamarca, tiene todo lo que uno espera y mucho más. Para empezar, cuenta con las primeras habitaciones spa del país que tienen cabinas de ducha escocesa y sauna privado dentro del mismo cuarto, un sueño que se me hizo realidad. Esas habitaciones, en especial, merecen mis cinco estrellas, ya que, además de ese lujo y comodidad, que permite tener el spa en la misma habitación, con todo lo que eso significa, las bondades de este lugar se completan con los detalles de decoración y la vista panorámica que, al mismo tiempo, están orientadas de tal forma que logran mucha privacidad, ventaja que es posible porque el complejo está alejado del centro de la localidad, camino a la Cuesta de Lipán, la puerta para ir a las

16

Salinas Grandes, a Susques o seguir para Chile por el Paso de Jama. Por lo demás, en estos cuartos, las camas, la grifería, los plasmas y la decoración en general están a tono con la propuesta y la demanda de placer se completa con un circuito spa externo en el que ofrecen masajes, inmersiones en lodo, arcilla, vino, etcétera. Pero no me quedé con eso, también probé las cabañas, de las que me sorprendió su equipamiento y diseño que, entre otros detalles, cuenta con dos generosos laterales de paños fijos que te meten el más colorido paisaje del mundo dentro de la sala de estar, el mismo espacio que por la noche se convertirá en la habitación secundaria gracias a un excelente sistema de cerramiento visual que las camareras se encargan de colocar al caer la noche. Estas cabañas están muy

bien climatizadas, con aire acondicionado y salamandra para las noches más frías, además de contar con un patio privado con deck para tomar sol y un yacuzzi exterior para dos personas.

Dos polos opuestos A la hora de cenar, encontré otro punto muy alto: cocina gourmet de excelencia, muy recomendable, incluso para los que eligen alojarse en otros complejos y quieren comer como reyes, ya que el restaurante es abierto a todo público. Para entrada, recomiendo un plato tradicional peruano como, por ejemplo, la causa, elaborada con cebiche de trucha de alta montaña. Como plato fuerte, algo regional, en especial la llama, que aporta una carne muy rica cuando el cocinero la sabe tratar, y este es uno de esos casos. No obstante, si algo tenía que salir mal, eso fue el desayuno, el único punto bajo, y muy bajo, de este maravilloso lugar. No era un desayuno bufet, como le correspondía a este lugar. Apenas un clásico desayuno de los que te sirven en cualquier bar,

Por Cachito Rectilíneo http://www.facebook.com/rectilineo

sin detalles que brillen, como lo pueden ser la calidad de la panificación o la presencia de algún dulce casero. Quiero suponer que se trató de un desayuno de emergencia, porque si todavía siguen con ese servicio a la mañana, mejor me voy a desayunar una de esas tortas que asan en las veredas de Tilcara. Pero, que ese pequeño detalle no nos empañe el contexto, Casa de Adobe, señores, es una de las mejores opciones de hotelería del norte argentino, y a un precio razonable. Por ejemplo, la habitación con sauna y baño turco, para dos personas, cuesta apenas $ 480 en temporada baja. De acá hasta fin de año bien nos podemos hacer una escapadita y darnos el gusto. Si van para allá, traigan dulce de cayote para el doctor Presman.


Música Popular

Diez años sin el Cuchi En setiembre del 2000 marchó al silencio Gustavo Leguizamón, autor de memorables e imprescindibles obras del folklore nacional, pese a lo cual aún no tiene el reconocimiento que merece. Porque su piano fue, al folklore, lo que el bandoneón de Astor Piazzolla al tango.

H

abría sido otro Tom Jobim – incluso tuvo su propio Vinicius en Manuel J. Castilla y su Joao Gilberto en el Dúo Salteño-, que sedujera oídos gringos como los del Frank Sinatra que se enamoró de “Garota de Ipanema”, pero era salteño y no carioca, nunca estuvo dispuesto a viajar a los Estados Unidos para difundir sus creaciones, su obra no tenía condimentos for export y hasta era fiero, sin pinta de intelectual sensible. Pero al Cuchi Leguizamón le alcanzó con ser quien fue, y eso es mucho para nosotros, que podemos seguir disfrutando de su genialidad cada vez que un folklorista incorpora alguna de sus maravillosas y eternas creaciones a su repertorio. Lástima que un día se marchó al silencio para siempre, un día de hace ahora justo diez años. Desde ese momento, de ese manantial ya no brotó más agua cristalina. Gustavo Leguizamón nació y murió en Salta, en primavera. Su vida de 82 años, casi 83, que transcurrió entre el 29 de setiembre de 1917 y el 27 de setiembre de 2000, fue una novela de realismo mágico. Su padre era un contador fanático de la ópera. Su madre, dicen, les silbaba a los pájaros para que la siguieran. La abuela de su abuela, doña Martina Silva de Gurruchaga, fue una heroína de la Independencia. El fue abogado a contramano del mandato familiar y Fiscal de Estado en Salta, fue profesor de Historia y Filosofía, fue político y llegó a Diputado provincial en el tiempo de la presidencia de Illia, fue un personaje. Se pasaba el día mascando coca, contando historias que nunca se sabían cuánto de cierto tenían, azuzando polémicas, espadeando contra las injusticias y sobre todo, respirando música. 18

Por Víctor Pintos

victor@victorpintos.com.ar

El hombre del piano Solo con “Balderrama” habría quedado en la historia. Pero hizo mucho más. “Maturana”, “Zamba de Lozano”, “Zamba de Juan Panadero”, “La arenosa”, “La pomeña”. La lista podría seguir con varias obras más de la misma gran estatura. “Carnavalito del duende”, “Zamba del laurel”, “Si llega a ser tucumana”, “Zamba de los mineros”. También era suya “Lloraré”, la primera canción que grabaron Los Chalchaleros en Buenos Aires. Y “Polleritas”, aquel motivo festivo con el que Mercedes Sosa cerraba sus conciertos en los días de su retorno al país luego del exilio. Seguramente se lo recordaría además por su genial pluma para escribir melodías no sólo bellas sino también originales, originales de verdad, a partir de un sencillísimo formato, el de la zamba. En la Argentina, su piano es tan importante para el folklore de las provincias como lo fue el bandoneón de Astor Piazzolla para el tango. No menos. Devoto de Beethoven, Bach, Mahler, Duke Ellington y el Mono Villegas, sus músicas tuvieron enormes parceiros en las letras: Jaime Dávalos, Armando Tejada Gómez, Miguel Ángel Pérez, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Raúl Aráoz Anzoátegui, Jacobo Regen, Juan Carlos Dávalos, Hugo Alarcón y sobre todo el ya citado Manuel Castilla. El resto pertenece a la leyenda, aunque quienes convivieron con él o lo conocieron a fondo aseguran que en esa parte de su novela de vida no hay nada de fantasía. El Cuchi soñó conciertos de campanas en Salta y en Tucumán, y así lo relató a León Gieco y Gustavo Santaolalla

Ilustración de Juan Delfifinni

en el video (aún inédito) “De Ushuaia a La Quiaca”, en un momento de la visita que éstos hicieron a su casa durante ese viaje de 1985. También imaginó que una locomotora sería un formidable instrumento musical con sus 18 escapes de gas y el pito de alerta dando variados sonidos por sobre la base, perfecto loop, de la marcha sobre los rieles. Un genio loco. Fue un creador que alcanzó la estatura que anhelaba tener Atahualpa Yupanqui, la de ser anónimo. Contó: “Una vez venía bastante enojado con todos los inconve-

nientes que tiene la vida y un changuito pasó en bicicleta silbando la “Zamba del pañuelo”. Entonces lo paré y le pregunté qué es lo que silbaba. No sé pero me gusta, me contestó. Ya ves, ésa es la función social de la música”. Su vida se fue apagando de a poco. Fue triste. Primero perdió la memoria, luego la cordura. Y su corazón dejó de latir cuando amanecía la primavera de hace diez años. Ese día, dicen, los pájaros de la Quebrada de San Lorenzo, de Salta, no emitieron sonido alguno. Habrá que creerlo.

Homenaje en La Falda El festival de rock de La Falda, coherente con lo que decía ser –se autodenominaba “festival argentino de música contemporánea”-, hizo su jugada más arriesgada en su quinta edición, la de 1984: convocó al Cuchi Leguizamón y lo homenajeó. En una programación en la que se destacaban los shows de Fito Páez, recién lanzado como solista, Juan Carlos Baglietto, David Lebon, Los Abuelos de la Nada, Alejandro Lerner, Ruben Rada, Miguel Cantilo, Miguel Mateos, La Torre y Litto Nebbia –en esa ocasión acompañado por el Cuarteto Zupay–, el tributo a Leguizamón fue ubicado en el horario central del día de cierre, que aquella vez se postergó del domingo al lunes por la lluvia. El Cuchi dio una memorable charla para músicos, periodistas y público en general en la tarde y a la noche subió al escenario. Su insólita presencia en el más importante festival de rock de aquel tiempo fue idea y obra del productor Mario Luna, quien –qué vueltas tiene la historia– no volvería a organizar otro La Falda. Con ése se despidió.


19


Bienestar

Calidarivm El placer del agua templada y la antigua sabiduría romana E l ocio y la salud asociados tenían un ámbito específico donde practicarlo en la Roma Antigua: los complejos de baños públicos donde había un caldarium (o calidarivm), un tepidarium y un fregidarium (suerte de spa de estos tiempos, donde se combinaban ambientes tibios, sesiones vaporosas, masajes exfoliantes con aceite de oliva y baños fríos). La licenciada en Educación Física Verónica Lépori tomó el concepto del calidarivm y lo convirtió en actividades acuáticas para la salud en una pileta climatizada –que justamente lleva ese nombre que usaban los romanos– y acondicionada con elementos para hacer ejercicios lúdicos y terapéuticos. Comenzó su formación específica hace 20 años y desde hace 9 la desarrolla en Calidarivm, ubicado en Villa Belgrano. “La idea es que éste sea un ámbito donde la reina es el agua y lo que ella permite para hacer una pausa, reflexionar y encontrarse con el propio cuerpo para cuidarlo” –sintetiza en un tono de voz tan armonioso que lleva a su interlocutor a imitarla-. Así también invita el ambiente: la pileta de tamaño “doméstico” al centro,

Las actividades

Hidrocinesiterapia; natación terapéutica, estimulación sensorio motora de bebés en agua, masaje terapéutico; rehabilitación neurológica y cursos para profesionales. Para el club de “los sedentarios” hay actividades lúdicas. Calidarium queda en Pasaje Liebig 5852, Villa Belgrano. Teléfono: 03543-422822, email calidarivm@gmail.com 20

vidriado hacia espacios verdes, temperatura cálida, aroma a esencias, integrados baño y vestuario, de modo que no implique desplazarse tomando frío. El conjunto es lo opuesto a un club impersonal.

ese paciente puede terminar con otro daño corporal. Es que la natación como tal tiene un enfoque predominantemente deportivo, lo que implica una actividad motora que no es recomendable para todas las personas. Por eso,

Verónica Lépori y su pileta

De qué se trata

Las clases son de una hora. No hay edades límite. Pueden ser individuales o grupales, mixtos, hasta de cuatro personas. No es necesario saber nadar. En el agua climatizada aún en verano, se realizan ejercicios a cargo de la licenciada Lépori y un equipo de profesionales terapéuticos (kinesiólogos, por ejemplo, con formación en técnicas específicas a cada necesidad en el agua). “Es frecuente que el médico indique haga natación –señala Verónica Lépori- cuando recibe un paciente que requiere rehabilitación. Pero, si no se atienden las necesidades específicas y se elabora un plan de trabajo personal,

de lo que se trata es de cuidar y educar el cuerpo, atendiendo cada caso en particular. Hay patologías, cuestiones ligadas a lo anímico o lo estético que requieren de técnicas que hagan que uno se encuentre con el propio

Consejos

cuerpo y descubra sus posibilidades. Eso, en el agua, es posible”. A lo largo de la hora de clase, hay tiempo para la reflexión: entre ejercicio y ejercicio, se charla acerca de la alimentación adecuada y la importancia de darse tiempo para la actividad física y el rélax. También se programan salidas al aire libre y el mate está siempre presente, aún dentro del natatorio. Como opción de cable a tierra, existe una propuesta de “día de spa”, todos los viernes, abierto para quienes no sean alumnos habituales, de manera individual o en grupo de hasta cuatro personas. Consiste en una hora y media con ejercicios de movilización articular, estiramientos suaves, masajes descontracturantes subacuáticos y en seco, en un ambiente aromatizado y música apropiada para terminar con un té. Si el desplazamiento de un tiburón puede compararse a los movimientos de un bailarín clásico; si la vida humana comienza a desarrollarse protegida por líquido, seguramente será el agua el ámbito más natural y placentero para soltar el cuerpo y donde todo se puede.

Verónica Lépori destaca que “esta actividad es recomendable cuando no se dedica tiempo al cuidado del cuerpo; cuando se pasan muchas horas sentado; cuando el cuerpo pasa factura mediante contracturas o dolores musculares y para aprender a rencontrarse con el nuevo cuerpo”. “En general, ello viene acompañado por hábitos de mala o inadecuada alimentación. Por ello, también se complementa con charlas para educar en ese sentido. No se trata de volver a una situación anterior sino a enseñar a convivir con lo que uno es hoy y optimizar las posibilidades del cuerpo”.


21


Empresaria Destacada

Cecilia Onnis

Viajes a medida D

icen que cuando se hacen las valijas para el primer viaje importante, no se desarman más. Cecilia Onnis parece haber encontrado la fórmula para que ello se cumpla con sus clientes. A partir de una entrevista en su oficina del Cerro de las Rosas, el itinerario por el mundo puede empezar con un tra-

dicional y tímido crucero a Punta del Este y _temporada tras temporada_ continuar por Brasil, luego Perú, Riviera Maya, las islas griegas a bordo de barcos contratados por ella misma en un viaje a medida y hasta una audaz incursión por la Marruecos desconocida. Cada viaje se organiza para la

ocasión, ya sea desde una escapada a las sierras hasta un recorrido por los Emiratos Árabes. Puesta a recomendar un destino no tradicional, elige Tailandia. Ideal para los meses de octubre y noviembre, considerando que luego será época de lluvias. “Es un destino que recomiendo muchísimo. Al

contrario de lo que pueda imaginarse, es sumamente amigable, seguro por toda su influencia budista en lo cultural y adaptable a todos los bolsillos: hay opciones de alojamiento en hoteles hasta 6 estrellas y otros que cuestan sólo 25 dólares la habitación doble, adonde mandaría a una amiga”.

El secreto Cecilia Onnis da turnos para atender a un cliente. Se propone superar la atención personalizada. Lo denomina “customizar”. Consiste en escuchar e interpretar las expectativas del cliente para luego ofrecerle un servicio o destino compatible con las posibilidades reales y factibles de cubrirlas. De ello, resulta un viaje hecho a medida. Ofrece un valor agregado: conoce personalmente o estudió acerca de cada lugar que recomienda. 22

Informes al (0351) 481-5942 o a infoceciliaonnis.com


Tailandia para amigos

Por Patricia Veltri

Un tour de 11 días –más 12 horas de viaje, ida y otro tanto de vuelta- comenzaría por Bangkok; con tres noches de alojamiento cerca del barrio de Khaosan Road donde están los barcitos, la movida de los jóvenes y un barrio hermoso a metros del río. Desde allí sale el ferry que recorre el río Chao Phraya. Otra opción para sumar es un paseo en una embarcación tipo vaporeto veneciano, para obtener una increíble panorámica de la ciudad desde el río. Bangkok y el norte de Tailandia aportan la parte cultural del viaje repartidos en 3 ó 4 días: Chiang Mai, ciudad amurallada, “Rosa del Norte” y Chian Rai, donde se establecieron los primeros principados que procedían de la provincia de Yunnan, en China. Para todas las excursiones se pueden contratar guías de habla hispana (los turistas pueden desenvolverse sin dificultad en inglés). Luego, hacia el sur, espera el mismo paraíso: las playas. La Isla de Phuket, es el lugar más conocido, internacionalmente está unida a la península por el puente Sarasin y resulta ideal para descansar y practicar cualquier deporte acuático. Las playas más atractivas se sitúan al sur y suroeste de la isla. Las más importantes son la playa de Patong, una de las más grandes, la de Rawai, por ofrecer los mejores lugares para el submarinismo y la playa de Nai Harn. En Phuket habrá que tomarse las cosas con calma, recorrer todas sus bahías, disfrutar de su deliciosa cocina, practicar cualquier deporte, bailar y degustar alguna bebida espitirituosa. Krabi está muy cerca de Phuket y compite con ella en cuanto a belleza, pero con la ventaja de que sus playas no están muy pobladas. Además, las aguas son cristalinas y con arrecifes de coral, ideales para el submarinismo. Desde aquí se puede ir en barco a más de 80 islas del litoral y a las famosas Islas Phi Phi. Se trata de dos islas, la Phi Phi Don, la más grande y la más desarrollada, donde hay restaurantes, bares y algunas preciosas playas. La isla Phi Phi Lee es mucho más pequeña pero más espectacular por sus impresionantes acantilados. Además, existen numerosas cuevas y pequeñas calas vírgenes. Recomendado ir hasta Krabi, pero alojarse en Railey Beach, donde hay bares y restaurantes. A muy bajo costo, se contratan botecitos que llevan a recorrer playas alucinantes. La gastronomía es un producto turístico en sí mismo y no se puede pasar por Tailandia sin someterse a un masaje de rélax. Luego, el tour puede continuar hacia Camboya, a Siamp Reap, con un mínimo de tres noches con excursiones; seguir por Vietnam; Hanoi, Halong, Hue, Ho Chi Minh. Un paquete según este modelo, armado personalmente por Cecilia Onnis, donde estarán realizadas todas las reservas y contemplados hasta los detalles sugeridos como dónde comer, cuesta desde alrededor de 1.200 dólares por persona, sin el aéreo. Existen tres opciones para viajar, con distintas aerolíneas desde Córdoba vía Buenos Aires, Santiago de Chile o Montevideo. 23


Historia cercana

El atentado al cónsul D

Como uno de los tristes prolegómenos de la violencia que luego se abatiría sobre el país, en 1965, en la avenida Rafael Núñez, ocurrió un hecho inusitado en la Córdoba de entonces.

24

eclarado "Año Internacional de la Cooperación" por la Organización de las Naciones Unidas, 1965 no fue un año más para Córdoba y, en especial, para el Cerro de las Rosas. Hasta entonces, los sucesos que conmovían al mundo pasaban bastante lejos de la Rafael Núñez. En el primer día de junio de ese año, en Fukuoka, Japón, la explosión de una mina de carbón mató a 237 personas; al día siguiente, llegaba a Vietnam el primer contingente de tropas de combate australianas, en apoyo del contingente estadounidense cada vez más numeroso; el 3 de junio, en el espacio, el astronauta estadounidense Edward White realizaba el primer paseo espacial de un americano desde su nave Gémini 4. El lunes 7 de junio, un coletazo de la guerra fría fue dado en plena avenida Rafael Núñez de Córdoba, al ser baleado el cónsul estadounidense Allison Temple Wanamacker, cuando volvía a su domicilio en su automóvil. El diplomático había llegado a Córdoba en el mismo mes del año anterior, junto a su esposa Sofía y sus tres hijos. Tenía 45 años y se domiciliaba en Argüello, a metros de la seccional 14. Era una figura prometedora en las filas de la diplomacia estadounidense. Ese mismo año, la editorial Bantam Books de Nueva York, había editado su libro American Foreign Policy Today, prologado nada menos que por su jefe, Dean Rusk, secretario de Estado desde 1961 hasta 1969, bajo el mandato de los presidentes Kennedy y Johnson. En sus 247 páginas se contaba entre quienes postulaban una posición firme contra el bloque soviético, pero que no necesariamente pasaba por lo militar, sino por brindar ayuda a naciones en desarrollo, estrechando lazos comerciales, culturales y tecnológicos. Al poco tiempo de instalados en Argüello, los Wanamacker eran una presencia conocida entre las reuniones de vecinos.

No le tocó un tiempo fácil a su gestión. La intervención militar norteamericana en Santo Domingo, en 1965, despertaba el rechazo y fuertes sentimientos anti-estadounidenses en no pocos. No tardaron en balear el frente de su casa en Argüello. Era un prolegómeno de lo que iba a pasar.

Crónica de un atentado A las 19:15 del 7 de junio de 1965, el cónsul Wanamacker abandonó la escuela Jerónimo Luis de Cabrera en su rural “Plymouth” color azul oscuro, patente consular número 110, tras haber participado de un acto por el año de la cooperación internacional. Nunca reparó en que había estado vigilado, ni que era seguido por otros autos. Tomó por Castro Barros hacia el Cerro, por la misma ruta que acostumbraba. Iba sólo. Llegó a Rafael Núñez sin ninguna novedad pero, a la altura del 1000 (numeración vieja), un auto desde atrás lo encegueció con sus luces altas, al tiempo que le tocaba bocina. Creyó que buscaba pasarlo, y se hizo a un lado, hacia la derecha. A partir de entonces, todo fue muy rápido. Los autos que lo encierran y los disparos que comienzan a sonar. El ruido de cristales destrozados y esa sensación cortante que le impacta en el lado izquierdo de la cara y el cuerpo. Como si se tratase de un golpe seco, que pronto comienza a doler con quemante intensidad. Los disparos cesan y los autos escapan a gran velocidad, dando una vuelta en U por la avenida. A pesar de la sorpresa y del dolor, Wanamacker logró detener su auto en la entonces calle 8 y se bajó. Se tocó el rostro y observó su mano cubierta de sangre. Tan azorados como él, los transeúntes que pasaban por el lugar acuden en su ayuda. Un móvil policial lo traslada luego a la Clínica Argüello, donde le practican las primeras curaciones. Hasta allí llega su esposa, desde su domicilio. Luego se hacen pre-

sentes el jefe de Policía, teniente coronel retirado José Latella, junto a otros pesquisantes, para tomarle declaración. Cuenta lo que puede y se acuerda. Cuando terminan las preguntas, tendido en la camilla, busca la mano de su esposa y la aferra con fuerza, quedándose en silencio. Los policías se retiran. En la sala de espera se hallan otros funcionarios, y el ministro de Gobierno, Dr. Araya, enviado especialmente por el gobernador. Los médicos deciden su traslado al Hospital Privado, en donde será intervenido. En la espera de noticias, de pronto la puerta vaivén que separa la sala de espera de donde se halla el convaleciente, se abre y Sofía Wanamaker busca al ministro de gobierno de la provincia, para decirle, en un castellano con marcado acento estadounidense: “Doctor, mi esposo me ha solicitado que le diga que lo ocurrido no empaña el alto concepto que tiene por el pueblo argentino”.

Reconstrucción “La policía en pleno busca a los vandálicos terroristas”, titulaba La Voz del Interior, refiriéndose al suceso, en la página 16 de su edición del jueves 10 de junio de 1965. Allí se expresaba que: “La manera en que han operado los terroristas evidencia el cerebro de un experto en este tipo de lances. Es más, el tirador o, mejor dicho, los tiradores que han procurado sesgar la vida del diplomático son muy conocedores del oficio. El sólo análisis de los impactos así lo denota”. El editorial de ese día también se dedicaba al hecho, bajo el título de “El recurso de los atentados”, expresa: “Hoy debemos reiterar nuestra inquietud a nombre del pueblo. Porque ya no es evidencia sino descarnada presencia la acción perturbadora de grupos extremistas”. Tres coches habían participado del atentado: un Fiat 600, una Estanciera color verde y un auto Unión


estadounidense color claro. La Estanciera se puso por detrás del auto del cónsul, tocándole reiteradamente bocina como si quisiera que le cediera el paso. Cuando Wanamacker se corrió al costado derecho, “el Fiat se le colocó por el costado izquierdo, mientras el tercer auto taponaba el camino para evitar la injerencia de otros vehículos”. Y allí comenzaron los disparos. Para los investigadores,“no cabe duda de que lo siguieron durante todo el trayecto de su viaje de regreso y que alguien debe haber informado sobre los movimientos que ese día pensaba hacer el diplomático”. Del auto se extraen proyectiles de dos distintos calibres: 9 mm, procedentes de una pistola ametralladora tipo PAM y calibre 11,25 mm, procedentes de un arma que no pudo establecerse. Por lo menos dos tiradores habían hecho fuego cruzado sobre el auto del cónsul. Otros dos proyectiles se recuperaron del frente del domicilio ubicado en Rafael Núñez 1070. Los disparos, al menos ocho, provinieron desde la parte posterior del vehículo. “El vidrio de la luneta está totalmente pulverizado por los proyectiles que, sin duda, fueron disparados por un conocedor que trató de esta manera de no dejar ninguna posibilidad favorable a la víctima”, señala la crónica de la prensa.

Las repercusiones Conocido el hecho, repudian el atentado todos los poderes públicos, diversos partidos políticos y organizaciones sociales. El go-

bernador Páez Molina concurrió personalmente al Hospital Privado a visitar y conocer el estado de salud del diplomático, pero por hallarse éste inconsciente, sólo pudo conversar con su esposa. El gobierno nacional del Presidente Arturo Illia, a la par de repudiar el hecho, envió a su ministro del interior, Juan Carlos Palmero, a Córdoba, para interiorizarse de la situación y brindar la colaboración del caso. Se conforma un comando conjunto para esclarecer el hecho, bajo la dirección del jefe de policía de la capital, el cual sumaba a sus medios propios, los de la policía de la campaña y de los servicios de seguridad de la embajada estadounidense. Se trataba de agentes del Office of Security del Departamento de Estado, antecesor del actual Diplomatic Security Service, organización encargada de brindar seguridad al personal diplomático de Estados Unidos. Pero se rumoreó siempre que la CIA también aportó lo suyo. Pero nada se logra saber de los autores. Corre la versión de que han sido “importados” de otro lugar para realizar el atentado y que se encuentran ya fuera de la provincia. El New York Times, en la página 3 de su edición del 8 de junio de 1965, da cuenta del atentado, atribuyéndolo a elementos de izquierda. Volverá sobre el tema en la siguiente jornada, ubicándolo en la página 14. Por último, el 18 de diciembre, en la página 6, habla del estancamiento de la investigación. Al presente, en el libro Con-

Por Luis Carranza Torres luiscarranzatorres@gmail.com

sular law and practice, de Luke T. Lee (2º edición, Oxford University Press, New York, 1991), un texto de bas e para la educación del personal diplomático en Estados Unidos, en el capítulo 28 “Protection and inviolability of Consuls”, página 465, se narra el atentado como parte de los casos de ejemplo de las violaciones al estatus de resguardo consular. Allison Temple Wanamacker se recuperó de sus heridas, y nunca se supo a ciencia cierta quiénes habían sido sus atacantes. El gobierno de los Estados Unidos dispuso su traslado de Córdoba y el cierre de la sede consular, que sólo se reabrió más de una década después.

La vida que sigue… y la violencia también No sería el del cónsul Wanamaker, por desgracia, un episodio aislado de violencia política. En un mundo crispado, nuestro país se pondría sobradamente a tono en los años por venir. El 8 de junio de ese año, en Vietnam, acaece la primera participación oficial de soldados estadounidenses en combate. Tres días después, comienza en ese país la batalla de Dong Xoai, cuando cerca de 1.500 combatientes vietcong montan un ataque de morteros y luego invaden la base militar estadounidense allí situada.


Actualidad

¿Qué pasó con la Gripe A? Amenazó con ser la enfermedad que iba a terminar con un buen porcentaje de la población mundial. Sin embargo, mató a menos personas que la gripe estacional. ¿No fue tan grave como parecía o las medidas de prevención implementadas por las autoridades sanitarias fueron realmente efectivas?. A la luz de los casos notificados, ¿la declaración de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue preventiva o desproporcionada?. Repasamos el fenómeno sanitario que mantuvo en vilo a nuestro país y al mundo.

T

odo comenzó en México. Con escenas que parecían de una película de ciencia ficción y ante la declaración de pandemia por parte de la OMS, cientos de personas comenzaron a usar barbijo, presas del pánico y la incertidumbre ante la presencia de un virus desconocido. Las autoridades sanitarias aconsejaron a los ciudadanos encerrarse en sus casas y evitar, en lo posible, la concurrencia a lugares públicos. Se 26

suspendieron las clases en las escuelas, las actividades estatales y económicas se vieron resentidas y los partidos de fútbol se jugaron en estadios vacíos. La alarma de una pandemia asesina había ganado. Sin embargo, el tiempo demostraría, tras dos temporadas de invierno, que la temida Gripe A, al principio difundida como Gripe Porcina, no era tan asesina y que, si bien afecta con fuerza y peligrosidad a mujeres embarazadas

y niños, es una de las cepas gripales menos mortales. Cuando en junio de 2009, la OMS declaró el estado de pandemia, la mayoría de los países europeos compraron millones de dosis de vacunas creyendo que la gripe porcina tenía una tasa de mortalidad muy alta, pero terminó siendo más baja que la de la gripe estacional. Según datos de la OMS, el número total de muertes por gripe A

en todo el mundo ascendió hasta julio de este año a unas 19 mil personas. Esta cifra, aseguran los especialistas, es ínfima a la comparada con las entre 250.000 y 500.000 personas que mueren anualmente a causa de la gripe estacional, la más común de las gripes. El primer caso en Argentina de Gripe A (H1N1) se notificó el 17 de mayo de 2009. El pico de la epidemia se produjo entre el 28 de ju-


Por Rosana A. Guerra

nio y el 4 de julio. En ese año se confirmaron por estudios de laboratorio 11.931 casos de gripe A (H1N1) en nuestro país, pero las autoridades sanitarias estimaron que las enfermedades tipo influenza superaron las 1.400.000. Y más de 14.000 personas debieron ser hospitalizadas por infecciones respiratorias agudas graves. Se reportaron 626 fallecidos confirmados por gripe A (H1N1). Los grupos de riesgo fueron las mujeres embarazadas, los obesos mórbidos, los niños menores de 5 años y las personas con enfermedades crónicas previas tuvieron más riesgo de complicaciones y muerte.

La inversión ante la Pandemia

El Banco Mundial concedió a nuestro país, a fines de febrero de este año, la aprobación de un crédito de 229 millones de dólares para apoyar un proyecto de emergencia “para la prevención y el manejo de enfermedades del tipo gripales”. En 2009, se registraron más de 600 muertes en 21 provincias y más de 1,2 millones de casos reportados de enfermedades gripales, de los cuales 12.000 necesitaron ser hospitalizados. En 2009, el gobierno nacional ya había otorgado 1.000 millones extrapresupuestarios para enfrentar la pandemia en Argentina. Desde el Ministerio de Salud de la Nación, se desplegó una masiva campaña de vacunación contra la gripe A en todo el país. Convencido del éxito de la campaña de vacunación, el ministro la salud de la Nación, Jorge Manzur, expresó: “A nivel país llegamos a una cobertura superior al 85 por ciento en los grupos de riesgo, si bien el virus que causa la gripe A está presente, con este nivel de cobertura tan importante, hoy tenemos menos pacientes susceptibles de enfermar y, por lo tanto, hay la disminución de la circulación viral”. En 2010 los casos de Gripe A (H1N1) fueron aislados y casi no se

reportaron muertes. La pregunta del millón es si se debió al éxito de la campaña de vacunación masiva o a que la Pandemia fue una declaración alarmista y desproporcionada y que los casos aislados responden a que la cepa casi ya no está activa. Hugo Pizzi, reconocido epidemiólogo y docente plenario de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba, señala: “considerando que era un virus desconocido y que causó tantas muertes en el mundo, la decisión de la OMS de declarar la Pandemia fue criteriosa y moderada, porque inclusive se hizo por etapas, es irreprochable su actuación. Los casos aislados de H1N1 registrados este año se deben al éxito de la campaña de vacunación masiva que disminuyó la circulación viral”. Sin embargo, desde otros sectores científicos provenientes del ámbito internacional, se cuestionó la efectividad de la vacuna contra la gripe A. Para el epidemiólogo italiano Gianni Tognoni, quien estuvo en Córdoba en marzo de este año invitado por la Universidad Nacional de Córdoba y el Pami, la vacuna contra la gripe H1N1 fue un fracaso en Europa. “Hoy podemos decir que el fracaso de la vacuna es total, uno de

los más grandes de la historia de la medicina. En Europa no es obligatoria, ni masiva. En Italia se vacunó menos del 10 por ciento de la población”. Aunque reconoció que la vacuna genera anticuerpos, también advirtió: “así como no hay evidencia de que provoque daños colaterales, tampoco la hay de que sea francamente necesaria ante una enfermedad cuyos riesgos no están comprobados”. En la misma dirección, Wolfganh Wodarg, epidemiólogo alemán, presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa, calificó como “falsa pandemia”, lo que ocurrió con la Gripe A.

Menos casos de H1N1

Las estadísticas proporcionadas por el Informe semanal de Vigilancia de Infecciones respiratorias agudas en la Argentina, del Ministerio de Salud de la Nación, durante este año muestran que los casos de Gripe A (H1N1) fueron aislados en relación con la aparición de otras infecciones respiratorias registradas en nuestro país. En lo que va del año y hasta la semana del 18 de agosto último se registraron casos aislados de virus Influenza A (H1N1) pandémico en la provincia de Buenos Aires, ciudad de Buenos Aires, San Juan,

Santa Cruz, Santiago del Estero, Entre Ríos y Neuquén. Y, de acuerdo a estos datos estadísticos, el virus identificado con mayor frecuencia hasta la semana del 19 de agosto de este año fue el Sincicial Respiratorio (VSR) correspondiendo al 87,1 % de los virus respiratorios identificados. Otro dato revelador es que, en el caso de los niños menores de cinco años, el virus predominante fue el VSR (89,7%), seguido de Parainfluenza (4,4%). En este grupo solo fueron notificados 11 casos de Influenza Pandémica (H1N1). En los casos notificados entre 5 y 64 años, en el 41% se identificó VSR; el 35% correspondía Influenza B, y sólo un 2% de casos a Influenza Pandémica (H1N1). En tanto, en los mayores de 65 años, otro de los grupos de riesgo, el VSR también fue el predominante, con 42 aislamientos de 61, seguido de Parainfluenza con 7 casos aislados. En este grupo de edad sólo fue notificado un caso de Influenza Pandémica (H1N1). En definitiva, en lo que va del 2010 y hasta la semana 28, la notificación de Enfermedad Tipo Influenza (ETI) presentó un descenso del número de casos del 48,1 % respecto del mismo período en 2009.

27


“El mundo ya no está en la fase 6 de alerta pandémica. Hemos pasado a la fase pospandémica” Margaret Chan

Chan Chan: se terminó la pandemia

A catorce meses de haber declarado el máximo nivel de alerta por la aparición del virus que mató a unas 19 mil personas en el mundo, la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, anunció el 11 de agosto el fin de la pandemia de gripe A. "El mundo ya no está en la fase 6 de alerta pandémica. Hemos pasado a la fase pospandémica", expresó la directora general del organismo, quien adoptó la decisión de levantar la alerta aconsejada por el Comité de Emergencia de la OMS. "Esta es la opinión del Comité de Emergencia", señaló en una conferencia de prensa en la que volvió a defender la actuación del organismo frente a las críticas por haber causado una alarma innecesaria y un desmedido gasto en vacunas. No obstante, Chan, advirtió que el paso a la fase pospandémica "no significa que el virus H1N1 haya desaparecido. En base a nuestra experiencia con anteriores pandemias, esperamos que el virus H1N1 adopte un com-

portamiento similar al del virus de la gripe estacional y continúe circulando los próximos años", expresó. La directora de la OMS también agregó que la batalla contra la gripe H1N1 aún no está librada: "en este periodo pospandémico pueden aparecer brotes con niveles significativos de transmisión del H1N1". Chan subrayó que en la actualidad el virus de la gripe A no es el dominante y que en la mayoría de los países circula una mezcla de virus gripales. Pero, además, advirtió: “este virus seguirá causando una enfermedad grave en grupos de jóvenes y otros grupos de riesgo" por lo que insistió en que se sigue recomendando la vacunación”. Chan dijo que el virus no ha mutado a otra forma más letal y no se ha desarrollado resistencia al oseltamivir (principio activo de los medicamentos contra el virus). “La vacuna demostró ser segura y ajustada al virus", subrayó, frente a las críticas recibidas por la OMS después de que los gobiernos gastaran millones en vacunas no utilizadas.

¿Qué es la gripe? La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria que se presenta habitualmente en los meses más fríos del año. Por eso se la llama “influenza estacional”. Sin embargo, a lo largo de la historia se han registrado grandes epidemias de gripe con características diferentes a la estacional. Estas epidemias mundiales de gripe se denominan “pandemias” y han causado millones de muertes en el mundo. En abril de 2009, un nuevo virus –llamado A (H1N1)- generó un brote de gripe en México y Estados Unidos. Como los individuos no tenían defensas contra el nuevo virus, la nueva gripe se extendió por decenas de países de diversos continentes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el estado de pandemia el 11 de junio de 2009. Su gravedad fue evaluada como “moderada”. 28

Advierten sobre efectos de Oseltamivir en niños Un estudio británico publicado en la revista British Medical Journal, determinó que el oseltamivir, la droga genérica utilizada para atacar la gripe A, no es recomendable para tratar a los niños menores de 12 años. Un grupo de expertos de la Universidad de Oxford determinó que la prescripción rutinaria de medicamentos como el Tamiflu, no sería aconsejable, porque no existen pruebas claras que prevenga las complicaciones de la enfermedad y, por el contrario, sus potenciales efectos secundarios podrían superar cualquier beneficio. El estudio, realizado sobre 1766 niños de hasta 12 años, sostiene que el Tamiflu puede causar vómitos, diarreas, deshidratación y hasta complicaciones neurosiquiátricas. Carl Henegan, médico generalista y experto del hospital John Radcliffe, de Oxford, uno de los autores del estudio, consideró que la actual política de prescribir Tamiflu para una enfermedad relativamente benigna es una "estrategia inadecuada". El equipo de médicos británicos

también llegó a la conclusión de que la prescripción masiva de oseltamivir, en algunos casos de manera preventiva, sólo reduce la transmisión en un modesto 8 por ciento. Este estudio se conoció poco después de que un informe oficial de las autoridades sanitarias británicas señalara que el 53 por ciento de los niños de tres escuelas londinenses que habían sido tratados con Tamiflu como medida preventiva frente a la gripe A, sufrieron uno o más efectos secundarios, principalmente náuseas y pesadillas. Ese estudio, elaborado por la Agencia de Protección de la Salud (HPA) del Reino Unido, analizó los datos correspondientes a 103 niños, a 85 de los cuales se les administró este fármaco por profilaxis después de que un compañero contrajera la gripe A. De estos 85 niños, 45 experimentaron uno o varios efectos secundarios; las náuseas fueron el más habitual, seguido de dolores de estómago, vómitos, calambres y problemas de sueño, según definió la HPA.


29


Artes y espectáculos

Una incursión al teatro improvisado

El público participa en forma activa en la elección de la obra

C

uentos Clásicos, versiones inéditas, es el nombre del número de improvisación teatral que protagonizan Los Pelafustanes. El espectáculo resulta de la combinación del público con los actores, y el resultado es una entretenida y explosiva hora de comicidad, al mejor estilo stand up. Aunque su aspecto al momento de entrevistarlos resulta serio, Los Pelafustanes describen con su nombre la personalidad que los delata: pícaros, insolentes. Ese nombre, que a veces resulta difícil de recordar, salió paradójicamente de un juego de palabras, y la paradoja resulta de jugar con las palabras que es lo que mejor saben hacer estos cuatro actores cordobeses que incursionan en el género de la improvisación teatral. Bajo la premisa “historias verdaderas escritas por ustedes, e interpretadas por nosotros” se desarrolla el espectáculo en el que el público tiene una activa participación. Para empezar, los espectadores alteran los títulos de los cuentos clásicos y luego, de todos los títulos obtenidos, serán los encargados de desechar u aprobar. De

Dónde verlos

Todos los jueves de septiembre, a las 21:30, en Bajo Fondo, Pueyrredon 129 Nueva Córdoba

Domingo 12 Morado Arte Bar / a las 21 (Baigorri 536 – Alta Cba.) RESERVAS: (0351) 156-797563 30

ser aprobados, estos cuatro jóvenes actores los representan partiendo de la improvisación. La única certeza que tienen tanto ellos como la audiencia es que no se sabe cómo comienza la historia ni cómo terminará. La técnica de improvisación en ese espectáculo es “total”, no existe nada guionado y, por lo tanto, el concepto de ensayo queda relegado a un segundo plano. Así, “no se ensaya, sino que se entrena, se entrena la técnica. Así, resignificando las propuestas de las historias y teniendo mucha confianza en el compañero, se logran buenos resultados. Hay que aceptar las propuestas distintas de cada compañero, y eso es un trabajo arduo” (…) en conclusión, la improvisación se fundamenta en el conocimiento del compañero. Saber aceptar propuestas, anticipar acciones y reacciones, interpretar códigos y estar atento a la reacción del público es la clave del trabajo del teatro improvisado”. Todas estas premisas se notan bien logradas cuando Los Pelafustanes suben al escenario y no sólo el ojo entrenado puede disfrutar este tipo de teatro, y en especial el pú-

Quiénes son Son parte de los Pelafustanes: Presentadores: Majul Flores / Camilo Nicolás Árbitros: Emilio Orueta / Claudio Oliva Musicalización: Lourdes Flores Luces: Gustavo Nicolás

Por Guadalupe Zamar

blico cordobés se adapta y disfruta del teatro improvisado, sin discriminar edades. Desde niños pequeños hasta adultos dejan volar su imaginación para volver a titular los cuentos con los que todas las generaciones han crecido. Así, “la cheta y la bestia” “Cenicienta tiene hongos y peligra su felicidad” o “Blanca Nieves quiere ser negra” son los disparadores que generan situaciones por demás cómicas, amenas y entretenidas. Desde lo lúdico, Los Pelafustanes arman pequeñas historias combinadas con ejercicios propios de la técnica teatral, provocando en los espectadores nuevos fanáticos del género.

Teatro Musical en Villa Belgrano Durante septiembre, en la sala de teatro El Intérprete –Roberto Bunsen 5759– se estará presentando Fantasía de una noche de verano, El musical. Ésta adaptación de la obra de William Shakespeare Sueño de una noche de verano, es una divertida opción para toda la familia que combina danza clásica y jazz, con cantantes en vivo y grandes actores cordobeses. Música de Fernando Israilevich, Dirección de Silvina Jurio. Asistencia de dirección: Noralía Savio. Sábados 11, 18 y 25 de septiembre, a las 20:00. Reservas al (03543) 42-8689


31


Al toque

Quimex le da una mano a tu barrio La empresa cordobesa Quimex comenzó los trabajos de pintura de la Biblioteca Popular Dalmacio Vélez Sarsfield, de barrio General Paz, que resultó con mayor cantidad de votos en el marco de la original campaña “Dale una mano a tu barrio”. La biblioteca, fundada en 1909 por los vecinos de ese barrio y ubicada en Félix Frías y Lima, recibió 2009 de un total de 3.357 votos que emitieron los vecinos a través del sitio www.quimex.com.ar, mientras que el parque General Paz y el Centro Cultural de ese barrio recibieron 664 y 684 votaciones, respectivamente. Según el cronograma previsto por Quimex, ahora se vota en barrio Alta Córdoba y la gente podrá elegir entre darle una mano a plaza Rivadavia, al Museo Fray José León Torres o al Centro de Jubilados –Fotos–.

Presentaron la Fundación Onnis En los salones del Museo Provincial de Bellas Artes “Emilio Caraffa”, se realizó la presentación oficial de la Fundación Onnis. Rodeado de sus afectos más cercanos, representantes de diferentes instituciones y pacientes, Roger Onnis, mentor de la iniciativa, brindó detalles de la misión de esta institución sin fines de lucro que tiene como objetivo brindar atención oftalmológica de primer nivel a las personas de los sectores sociales más carenciados. El encuentro contó con la participación de Gustavo Chazarreta, quien sumó su folklore a una noche solidaria e impregnada de emociones. La Fundación es un viejo anhelo de su presidente, Roger Onnis, para facilitar el acceso a la oftalmología y a la salud a quienes de otra for-

ma no pueden hacerlo, una acción que cumple desde hace más de una década ya que, junto a sus hijos y staff profesional de Onnis+Lista Instituto Oftalmológico, lleva adelante tareas de atención oftalmológica en el norte del país, en especial en Añatuya, Santiago del Estero, pueblo natal de Roger Onnis. Lo más emotivo del acto fue un video que resumía las campañas de atención gratuita que este especialista y su equipo realizan desde hace años en esa localidad santiagueña. Otra actividad de gran importancia de la Fundación Onnis es la capacitación y formación de especialistas en oftalmología, a través de un programa de residencias que se desarrolla en el Instituto. Más información al teléfono (0351) 4251313 o a monnis@onnislista.com.ar

El circo de la vida Los próximos barrios que participarán son San Vicente (octubre), mientras que en noviembre se elegirán tres inmuebles de Argüello para que la gente elija a cuál le dará una mano. Por su parte, el Centro de la ciudad será el eje de la campaña en diciembre y Alberdi, en enero. El objetivo de “Dale una mano a tu barrio” es acondicionar y pintar el lugar más representativo de los seis barrios más tradicionales de la ciudad de Córdoba, se trate de un inmueble, un parque o un paseo. Se elige un barrio por mes y se postulan tres inmuebles que necesiten ser acondicionados y pintados para ser votados por la gente. Los trabajos incluyen la reparación, impermeabilización y pintado de techos, mampostería y aberturas, así como el pintado interior y exterior del inmueble.

32

Payasos de todas formas y colores tomaron la sede del Centro Cultural de Villa Allende (Tecuzco esq. Caraffa) desde el pasado 20 de agosto. Se trata de la muestra plástica “El circo de la vida” de Diego Navarro, que invita a reflexionar sobre el payaso que cada uno lleva adentro. “Quería hacer una temática irónica sobre el payaso que todos somos y esa imagen de actuación que todos tenemos en distintas etapas de nuestra vida”, sostiene el artista, al tiempo que destaca que los personajes que integran la exposición son el resultado de ocho años de trabajo. A su vez, Navarro explica que la muestra conjuga diversas técnicas que “van desde la tinta china, pasando por el lápiz y las acuarelas hasta llegar a los acrílicos”. Al caminar por el pasillo del Centro Cultural, también se observan algunos personajes enmascarados y siniestros que se acercan a la historieta, ámbito en el que Navarro se desempeñó durante varios años. De esta manera, la mirada crítica y reflexiva sobre la sociedad

actual se hace patente en la obra del artista. La iniciativa, que promueven Fundación Austral y la Municipalidad de Villa Allende, podrá visitarse hasta el 10 de septiembre con entrada libre y gratuita.


Mur Paint, un papel que puede pintarse Muresco presentó los nuevos diseños de la colección Mur Paint, que representan una opción práctica, fácil y con una gran posibilidad de adaptación a las necesidades de cada ambiente. Mur Paint es un papel blanco, con motivos decorativos en relieve, que se coloca sobre la pared y después se pinta a gusto. Con una sola mano de pintura, sin diluir, se obtiene el color deseado. Esto hace que su resultado final sea aun más práctico. También puede dejase en color blanco, por lo que incrementa su versatilidad y permite más combinaciones de color, ampliando la variedad de texturas y acabados. No necesita de papel base y se utiliza también en el cielo raso, no sólo para brindar calidez, sino para disminuir la acústica del lugar. La técnica de los papeles Mur Paint permite, además, disimular defectos o imperfecciones de la pared, puesto que el papel colocado sobre ella le otorga un acabado perfecto, como nuevo. Es un papel lavable, resistente a la luz, permeable, que se puede retirar con facilidad para volver a colocar otro diseño.

Raíz de Dos en la Feria del Libro La joven pero exitosa editorial Raíz de Dos está presente en la Feria del Libro de Córdoba con un stand propio que comparte con editorial Recovecos. Allí pueden encontrarse todos los libros publicados desde su creación, que incluyen títulos que pasaron los 10 mil ejemplares de venta, como La Mona, Letra de Médico y Aquellos que aman. Además de conseguir esos títulos, por el stand desfilarán los autores para dialogar con los lectores y el público y dedicar libros. Entre las actividades que involucran a autores de esta editorial se encuentran las siguientes: Viernes 10, a las 19.30: Homenaje a Alberto Assadourian. Presenta: Jorge Londero. Participan: Nelda Abed, César Vargas, Fidel Castro, Andrés Abregú y Carlos Centeno. En la sala Azor Grimaut, en la planta alta del Cabildo. Sábado 11, a las 19: Entrevista abierta a Guillermo Martínez, a cargo de Jorge Cuadrado, en la sala José María Aricó, en la planta alta del Cabildo.

Lunes 13 ,

a las 19.30: Mesa-debate “¿Qué debe contar la literatura? con Sergio Gaiteri y Federico Racca. Coordina: Flavio Lo Presti, en la sala de conciertos Maestro Diehl, en la planta baja del Cabildo. Jueves 16, a las 20:30: Homenaje al ilustrador Miguel De Lorenzi. Don Boyero recuerda a Cachoíto: un homenaje a imagen y semejanza, a cargo

de Jorge Londero y Rosa Bertino. Participan: Peiró, Juan Delfini, Juan Colombato, Juan Pérez Gaudio y Eric Zampieri. Coordina. Jorge Londero. En el patio mayor del Cabildo. Domingo 19, a las 18: Presentación del libro Humor en Mano, de Miguel Bravo Tedín. Presentan: Mariano Cognini y Carlos Gazzera, en la sala de conciertos Maestro Diehl, en la planta baja del Cabildo.

33


Guía automotores

bicicleterías

cerrajerías

colchonerías

bebés / niños

climatización

bebidas

comedores/restaurantes


comedores/restaurantes

comestibles

comestibles

computaci贸n

delivery

36

delivery


delivery

delivery

delivery

desinfecciones

enseĂąanza

escuelas de tenis

estĂŠtica

37


estĂŠtica

humor...

ferreterĂ­as

fiestas fiestas

geriĂĄtricos

38

gimnasios


heladerías

inmobiliarias

librerías

herrerías

mercerías

iluminación

impresiones

joyerías

lavanderías

39


motos

pinturerías

profesionales

repostería

odontología

ópticas profesionales salud

servicios

piscinas

40


veterinarias

veterinarias

viveros y parques

vidrios

viveros y parques

41


Salud

Plasma rico en plaquetas

Por Romina Martoglio

Una cura desde el mismo paciente

L

a medicina regenerativa ha desarrollado uno de los avances más importantes de los últimos 20 años. Se trata del plasma rico en plaquetas (PRP), una terapia biológica mínimamente invasiva que potencia y acelera el mecanismo por el cual el cuerpo se repara a sí mismo. Dos instituciones cordobesas se unieron para estudiar y desarrollar esta técnica y ya la aplican en patologías traumatológicas. El PRP es un preparado autólogo, que se obtiene de la centrifugación diferencial de la sangre del paciente y su función está ligada a la liberación de factores de crecimiento que optimizan los mecanismos fisiológicos de reparación que se activan en todos los tejidos y articulaciones dañados luego de una lesión, mejorando su entorno bioquímico. No implica ningún riesgo ni complicación para el paciente y los beneficios de su aplicación son considerables.

42

Fue desarrollado en 1991, en un laboratorio español dirigido por Eduardo Anitua, donde se estudió y desarrolló este derivado para combatir enfermedades degenerativas articulares, en especial, la artrosis de rodilla. Hace dos años esta novedad llegó Córdoba: el Instituto Traumatológico de Córdoba (ITC) incorporó el Laboratorio de Diagnósticos Bioquímicos, dirigido por María Teresa Capellino y Carolina Ocaño, con el objetivo de investigar y desarrollar en forma conjunta este nuevo método. De esta manera, aplican el PRP para tratar enfermedades asociadas a lesiones articulares, como la artrosis, y músculo-tendinosas asociadas a lesiones deportivas, así como en el tratamiento de fracturas. Por tratarse de un derivado de la sangre del propio paciente, el plasma rico en plaquetas

es un producto seguro, no tóxico, y sin posibilidades de rechazo ni contagio de enfermedades infecciosas. “El PRP es un enfoque terapéutico que, en caso de lesiones, ayuda a activar los mecanismos que el propio organismo pone en marcha de manera espontánea. No conlleva riesgos y es compatible con los tratamientos tradicionales”, explica Carolina Ocaño, quien también destaca el trabajo conjunto que llevan a cabo los equipos de traumatología y laboratorio.

Procedimiento

El uso del plasma rico en plaquetas es autorizado por un médico, quien se lo comunica al equipo del laboratorio. Luego se realizan los estudios para evaluar el estado general del paciente y determinar si está en condiciones de recibir el tratamiento. “La técnica comienza con la extracción de una muestra de sangre; luego, con aparatología adecuada se separan las plaquetas y se procede a la activación de los factores de crecimiento. Por último, el profesional especializado realiza la infiltración en la lesión donde deben ser liberados esos factores”, explica Ocaño, y agrega que, para llevar a cabo este tratamiento, se necesita la participación de profesionales altamente capacitados y entrenados. “Se hacen tres aplicaciones en un período de aproximadamente dos meses. La experiencia indica que la respuesta de los pacientes ha sido favorable”, afirma Teresa Capellino, y cuenta que también se ha utilizado el PRP en cirugías traumatológicas con excelentes resultados posquirúrgicos.


Especialistas en FERTILIDAD

Ayudamos a cumplir el anhelo de tener un hijo CALIDEZ, ALTA TECNOLOGÍA y EXCELENCIA MÉDICA

FIV · ICSI · Espermograma · Inseminación intrauterina · Estudio TUNEL de ADN espermático Congelación de semen · Preservación de la fertilidad en la mujer

Lo invitamos a visitar www.nascentis.com Aquí encontrará información que aclare sus dudas y nos conocerá más de cerca. Podrá acceder a videos que muestran cómo son los tratamientos y cómo se manifiestan algunas enfermedades. Y si se anima a dar el primer paso, también podrá hacer una consulta on line.

Dr. César A. Sánchez Sarmiento (h)

Atendemos obras sociales y prepagas

Director Médico MP 19924

Dr. Andrés Juárez Villanueva MP 24458

Dr. Gustavo Gallardo MP 21820

Montevideo 359 · (0351) 4247351 /7687 · Córdoba · Argentina · www.nascentis.com



Revista Por La Recta - Edición 72