Page 51

LAS POLÍTICAS DE LA ESCASEZ Por Jorge Riaboi Diplomático y Periodista

El autor describe el funcionamiento de la industria pesquera mundial para ejemplificar el tipo de políticas de subsidios que tanto Estados Unidos como la Unión Europea llevan adelante en materia de producción de alimentos. ―Esos incentivos sirven, en gran medida, para sostener en pie una industria ineficiente, contaminante e ilegal‖, afirma.

Tras casi cinco años, la crisis alimentaria mundial ya califica como una crisis de escasez permanente. A esta altura no importa tanto seguir asociando su existencia a las caídas de la producción agropecuaria imputables a las sequías, inundaciones y otros fenómenos agravados por el cambio climático, o recordar el voluminoso déficit de materias primas agrícolas que genera la nueva demanda de la industria de biocombustibles. Ahora la cuestión es entender las conductas gubernamentales y los mecanismos de política comercial que impiden revertir este proceso, porque la nueva realidad no encaja en las recetas de manual.

Un ejemplo típico de estas situaciones es el desinterés con que se maneja el persistente agotamiento de las existencias pesqueras, un problema que puede alterar de raíz la oferta mundial de carnes y está claramente atado a los subsidios que se vuelcan al desarrollo de esa actividad. Para ello es necesario comprender que, cuando se reduce o desaparece una especie acuática, el planeta no siempre encuentra reemplazos ―celestiales o sensuales‖ como el providencial cerdito con el que la Argentina logró sustituir, por ahora, el papel que cumplía la oferta normal de carne vacuna cuando el stock ganadero era un 20 por ciento más alto Ello, sin contar los daños ocasionados a la biodiversidad.

REVISTA PESCA

Hoy la clase política de los Estados Unidos no dedica tiempo a estos enfoques. Los entendimientos bipartidistas apenas sirven para que el Congreso acuerde extender por un año la presente Ley Agrícola. Los miembros del poder legislativo sólo atinaron a darse cuenta, con bastante retraso, que era tonto seguir jugándose por un nuevo proyecto cuando nadie sabe qué ideas habrán de llegar a la Casa Blanca en enero de 2013.

Ese fue, dentro de la apatía general, un compromiso oportuno. Lobbies como el Grupo de Trabajo sobre el Medio Ambiente (EWG) estaban más que furiosos contra las disposiciones que se venían incorporando, sin remedio, al proyecto congelado. Entre ellas, las que permitían mantener y ampliar los beneficios (subsidios) que ya reciben los grandes productores agrícolas de ese país, en el marco de un complejo paquete que contemplaba reducciones o quitas de los fondos destinados a sostener los programas verdes y las políticas nutricionales dirigidas a los sectores más vulnerables de la sociedad. Con el agravante de que el enfoque tendía a ser ilegal en la OMC y desconocía las exigencias de la tregua pactada entre Washington y Brasilia para evitar las represalias comerciales que penden sobre la economía estadounidense en virtud de la disputa sobre algodón aún latente entre ambos gobiernos.

En la otra costa del Atlántico Norte, la Unión Europea parece inclinada a incorporar la volatilidad que provocan las distorsiones de precios, las crisis sanitarias (como el “e.coli”) o las pérdidas de confianza del consumidor, como si todas fueran medidas de emergencia, dentro de una noción de compensaciones que se aparta, cada día más, de los ―criterios de mercado‖ originales que se definieran en el proyecto de Política Agrícola Común para el período 2014/20 y que suenan, habrá que ver los textos específicos, a medidas de sostén. De 49

Profile for Marcos Kisner

Revista Pesca noviembre 2012  

Revista informativa sobre politica pesquera, los oceanos, tecnologia pesquera y medio ambiente.

Revista Pesca noviembre 2012  

Revista informativa sobre politica pesquera, los oceanos, tecnologia pesquera y medio ambiente.

Advertisement