Page 55

da en Concesión una Cuota de Captura, para que un buque, incluido en un Proyecto Pesquero aprobado, “pesque un volumen establecido, de una determinada especie, en un tiempo y lugar”. Si estas condiciones no se mantienen, transfiriendo total o parcialmente, temporal o definitivamente la Cuota, no sólo se modifica el Proyecto aprobado, sino que se trastoca la administración del recurso y además se conculcan derechos de terceros, que bien podrían haberse presentado ante la Autoridad de Aplicación para obtener una Cuota de Captura.

Máxima Permisible y la responsabilidad social de la Empresa en el cuidado del recurso, junto con una adecuada Administración por parte del Estado. El “Valor” de la Empresa se da por el valor de la marca. Y ésta se adquiere, con la viabilidad del proyecto pesquero; su disponibilidad de buques y la eficiencia de éstos para reducir el esfuerzo de captura; el equipamiento, la tecnología y la mano de obra para el procesamiento; el valor agregado a las materias primas; la diversidad y calidad de los productos elaborados; el conocimiento del mercado y su competencia mundial o local; la calidad gerencial, la de sus cuadros técnicos y operarios, etc.

El Valor del Estado es el pescado, más allá de quién se habilite a capturarlo. En la Pesca, cuando se vendían Permisos de Pesca o se transfieren Cuotas de Captura se está efectuando una transacción comercial con un recurso de propiedad del Estado. Se supone que estas transacciones no son a título gratuito, y antes y ahora para hacer posible estas operaciones, fue y es necesaria la aprobación de la Autoridad de Aplicación, y siempre, y aún en nuestros tiempos, es “vox pópuli” que estas operaciones estarían tarifadas. No nos consta que así sea; pero, en cualquier régimen de permisos, licencias y concesiones siempre ha sobrevolado la cuestión, aunque se trate de una licencia de taxi, la concesión de un buffet o la propia “Cuota Hilton”.

El Gobierno, en este fin de ciclo, no debería aprobar nuevas transferencias, de modo de asegurar que la flota pesquera no supere la captura biológicamente aceptable (CBA); evitar la depredación del recurso y los cíclicos conflictos sociales derivados de la sobre-explotación del recurso; de modo, que los mayores ingresos en esta actividad se deban a una mayor calidad y valor agregado, y no al mero efecto de exportar mayor volumen como se ha dado en décadas de explotación. Finalmente el Estado debe retomar la Administración de los Recursos y otorgar las Cuotas a quienes presenten un Proyecto Pesquero sustentable ética, biológica, económica, social y ambientalmente, y donde se propicie el desarrollo territorial e industrial y la ocupación marítima del Atlántico Sur.

Estas “concesiones temporarias del Estado” vencen anualmente; y podrían ser revocadas o reducidas con fundamento en incumplimiento de los proyectos o las leyes; la indisponibilidad de los stocks; variaciones biológicas; la reducción de las Capturas Máximas Permisibles y la consecuente reducción de las Cuotas otorgadas en concesión; o simplemente, por no haberse aprobado el proyecto presentado por la Empresa.

.Dr. César Augusto Lerena Ex Secretario de Estado. Autor de “Malvinas. Biografía de la Entrega. Pesca la moneda de cambio” (2009). “Hacia un Soberanía Plena en el Atlántico Sur” (2010). “La Soberanía Argentina en el Atlántico Sur y Malvinas. La Política Pesquera como herramienta” (2013).

La previsibilidad de la Empresa no la debe dar la Cuota; es decir la disponibilidad del pescado, si no el Permiso de Pesca; su trayectoria; el volumen anual y proyectado de la Captura

Revista Pesca Agosto 2014

54

Profile for Marcos Kisner

Revista Pesca Agosto 2014  

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería que, además de informar, agita conciencia...

Revista Pesca Agosto 2014  

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería que, además de informar, agita conciencia...

Advertisement