Page 65

Lenguas vivas

Ese seno tan puro al sol enganchado Será el cordero de fuego de las montañas Cuervo de fuego clamoroso en la cesta de las montañas Altas ardiendo como un ramo de nieve En el prendado verano hecho sueño Bajo el cuchillo tan negro de todo ese viento Mujeres de frutos en la luz franca El ciervo que os respira Mirad que es en limpidez el cordero En la cima de las montañas Con sus piernas niñas Por inversión del fuego a veces palomas Hinchando su pecho Hinchando la perla de su pecho Mujeres de frutos con sus caracolas niñas Y en vuestros dedos como un perfume de menta Cuervos de vuestros senos puros Vuelve a ser vuelve a ser el verano de nieve El pesar frío de las uvas desnudas PERIPLO • Soledad Venesio PERIPLO • DICIEMBRE 2011 • Vol. XII • 65 •

PERIPLO. Los límites del cuerpo  

PERIPLO. VOL. XII. Los límites del cuerpo

PERIPLO. Los límites del cuerpo  

PERIPLO. VOL. XII. Los límites del cuerpo