Page 22

Plumas Libres

Víctor Peña Dacosta Ya es primavera en El Corte Inglés Estabas preciosa con tu uniforme de El Corte Inglés y yo iba muchos días a esperarte a la salida. ¿Te acuerdas? Te esperaba detrás de una esquina, te tapaba fuerte la boca, para que no gritaras, susurraba que como te movieras te mataría, te arrastraba a un portal cercano entre empujones y amenazas soeces y luego jugaba a violarte. Y tú jugabas a que te violaba y te gustaba. Después nos íbamos a casa riendo creyéndonos los más modernos, los más abiertos los más fantasiosos con sus fantasías y su vida sexual de mentirijillas. Pero un día de primavera ¿te acuerdas, mi vida? Te esperé en una esquina diferente, te tapé la boca de otra manera, puse otra voz para amenazarte, ¿te acuerdas? Y también varié el ritmo, la presión y el ángulo habitual de mis embestidas. Ese día ¿te acuerdas? Te corriste más que nunca, volvimos a casa sin hablarnos, nos acostamos sin decirnos nada.

Estabas preciosa con tu uniforme de El Corte Inglés, incluso con los pantalones enrollados por la rodilla. Pero no he vuelto a comprar en esa tienda desde aquel fatídico día (¿te acuerdas?). Cada vez que anuncian que ha llegado la primavera me escondo en aquella misma esquina y lloro tu recuerdo a lágrima viva. 22 • PERIPLO • DICIEMBRE 2011 • Vol. XII

PERIPLO • Julieta Piaggio

Al día siguiente antes de que volvieras yo ya me había ido de tu casa.

PERIPLO. Los límites del cuerpo  

PERIPLO. VOL. XII. Los límites del cuerpo

PERIPLO. Los límites del cuerpo  

PERIPLO. VOL. XII. Los límites del cuerpo