Page 1

RevistaR Pedal ea Año 1/ N°4 /Septiembre 2014

LETICI A SI LVA: PE DALE A 5 0 KM S DI ARIOS 14

BAN DA CON MO CIÓ N H OMEN AJ E A A LA TI R AN A 28

FR ESIA AG UIL ERA : CICLISTAS CO N ALAS EN B USCA DE JUSTICI A 6

8

ZAIDA G O NZÁL EZ , FOTÓG RAFA, A MIG O S DE IN FANCIA EN SAN MIG UEL 12

Publicación mensual www.revistapedalea.com

foto: víctor Rojas

ACTUA LI DAD : ALTERNATIVAS PAR A Q U E NO TE ROBEN L A BICI


RevistaR Pedal ea

2 revista pedalea


E DITORIAL

6

ACTU ALIDAD

8

MI P RIMERA CLETA

12

V IVENCIAL

14

PORTAF O LIO

16

E L TALLER

18

EMP RENDECLETA

20

ON THE RO CKS

22

U RB ANO

24

V ITRINA

26

MÚSICA

28

LIB ROS

29

revista pedalea 3


R E V I S TA P E D A L E A ES U N A P U B LI C A C I Ó N I N D E P E N D TO D O S LO S D E R EC H O S R ES E R VA D O S . L A S I M Á G E N

4 revista pedalea


RevistaR Pedal ea

R E V I S TA P E D A L E A REVISTA DIGITAL SOBRE CICLISMO URBANO, DE EDICIÓN MENSUAL. FOMENTAMOS EL USO DE LA BICICLETA COMO MEDIO DE TRANSPORTE LIMPIO, SALUDABLE Y MODERNO. ABORDAMOS TEMAS RELACIONADOS AL MUNDO DE LA BICICLETA CON UN ENFOQUE PERIODÍSTICO, COMO TAMBIÉN TENDENCIAS Y CULTURA. W W W . R E V I S TA P E D A L E A . C O M CONTACTO

REVISTAPEDALEA.COM

D I R ECTO R A : MYRIAM SALAZAR T E X TO S : FELIPE GÓMEZ, SEBASTIÁN HERRERA, NATALI HIDALGO, Vicente Clua, MAURICIO CAMPBELL, ALEJANDRA FUENTES Y MYRIAM SALAZAR. C O L A B O R A C I Ó N ES P EC I A L DE FRESIA AGUILERA EN EDITORIAL. FOT Ó G R A FO S : VÍCTOR ROJAS, DANIEL ROJAS Y MYRIAM SALAZAR. C O L A B O R A C I Ó N ES P EC I A L DE JOCELYN RODRÍGUEZ EN PORTAFOLIO. D I S E Ñ O Y D I A G R A M A C I Ó N : PAMELA CÁCERES MURILLO V E N TA S : PATRICIA MALDONADO VENTAS REVISTAPEDALEA.COM + 56982578523 + 56225056924 REVISTAPEDALEA REVISTA PEDALEA

D I E N T E , E D I TA D A P O R L A M Á Q U I N A E D I TO R ES . R E V I S TA P E D A L E A N O S E R ES P O N S A B I LI Z A P O R L A S O P I N I O N ES D E S U S C O L A B O R A D O R ES . N ES P U B LI C A D A S E N ES T E S I T I O N O P U E D E N S E R R E P R O D U C I D A S P O R N I N G Ú N M E D I O S I N A U TO R I Z A C I Ó N .

revista revista pedalea pedalea 5


editorial

CICLISTAS CO N A L AS

6


S: En busca de la justicia

L

os principios tras las BiciAnimitas que recuerdan a pedaleros urbanos muertos en las calles de Santiago. ¿Qué es ser ciclista en esta ciudad? Muchas veces me he preguntado esto y más aún, después de la muerte de mi hermano. La muerte de Arturo, nos dio la oportunidad de buscar la respuesta o respuestas a esta pregunta. No soy una ciclista activa, aún me tiemblan las piernas si paso cerca de una micro, pero entendí que ser ciclista es más que los kilómetros que avanzas diariamente sobre tus ruedas, ser ciclista es un acto de ciudadanía, de tomarse las calles diseñadas para los otros medios de transporte y valerte de tu cleta en la lucha por el respeto. También comprendí que ser ciclista en esta ciudad no es solo un acto de vanidad y subirte a la pistera último modelo. Ser ciclista es ser un trabajador al que no le alcanzan las lucas para terminar el mes y que su chancha es la que le permite movilizarse desde la periferia a su trabajo, sin importar la hora o el clima: nunca falla. Porque ser obrero también es ser ciclista, ser revolucionario,

no aceptar lo que te impone el sistema, contribuir a una ciudad más limpia, compartir los espacios en el respeto y responsabilidad, buscar una ciudad más amable, conocer y compartir con los movimientos ciudadanos que buscan y proponen la bicicleta como un medio legítimo para esta sociedad. Por todo lo anterior soy ciclista. Pero por sobre todo ser ciclista, para mí, es buscar justicia para muchos de los compañeros caídos en las calles por la irresponsabilidad de otros, pero no a través del odio o venganza, por medio del empoderamiento de los ciudadanos que nos tomamos los espacios públicos y los transformamos en hitos de denuncia, reflexión y esperanza concretado en las BiciAnimitas. Porque creemos en la justicia social como herramienta de movilización y queremos contribuir en los cambios reales para esta ciudad, en conjunto a las muchas agrupaciones ciclistas del país, seguimos pedaleando.

Fresia Aguilera Maureira. Integrante Agrupación Ciclistas con Alas.

7


actualida d

S EG U R I D A D E N L A C

ciclistas, del dis

Por Felipe Gómez

8 revista pedalea

TE CUIDO LA BICI

L

a cifra de delitos relacionados con el robo de bicicletas está en alza, dicen en Carabineros. Los propios ciclistas, en respuesta a esta situación, han desarrollado distintas alternativas para velar por la seguridad en la ciudad. Aquí revisamos algunas de esas experiencias. “En menos de un año, me robaron dos bicicletas. La prim-

era, estaba encadenada en el estacionamiento de un supermercado. Cuando volví ya no estaba. Lo peor es que nadie me pescó. Pasó un tiempo y

me compré otra bici, una de paseo. La usaba para mis compras diarias y hacer un poco de ejercicio. Así me escapaba del transporte público. Pero también la robaron. La tenía estacionada afuera de un local de comidas. La enganché con dos cadenas pero en un par de minutos, se la llevaron igual”. Quien habla es Soledad Sandoval. Puertomontina de 35 años, avecindada desde hace algún tiempo en Santiago. Después del último robo, en diciembre del 2012, no volvió a andar en bicicleta. “Me da miedo volver a invertir en otra bicicleta”, dice. A Ricardo Alfaro, diseñador,


CIUDA D:

myriam Salazar

33 años, le pasó algo parecido. “Salimos con mi polola a comprar unas entradas para un teatro en Bellavista y aprovechamos de almorzar en el sector. A mí se me quedaron en a casa las llaves del U-Lock, entonces dejamos las bicicletas en un estacionamiento en Constitución con Dardignac. Las amarramos juntas con una cadena de bicicletas. Sabíamos que había un riesgo de robo. Las dejamos a la suerte y partimos. Al cabo de tres horas volvimos al lugar y encontramos la cadena cortada y una de las dos bicicletas solamente. Se habían llevado la mía. Mi polola tenía U-Lock, pero por comodidad y peso acostumbraba a usar la misma cadena, por años. No sirve la gente que está cerca para ahuyentar a los ladrones, pues, lo hacen muy bien o definitivamente nadie se mete en cosas que no le incumben”. Lamentablemente, encontrar historias como la de Soledad y Ricardo no es muy difícil. Es cosa de preguntar. Sólo en Santiago, según las cifras que maneja Carabineros, durante los últimos cinco años se han registrado 2.724 detenciones relacionadas con el robo de bicicletas. La mayoría de estos delitos, concentrados en el sector oriente de la capital. Luis Concha, subprefecto de la BIRO Oriente de la PDI, explica que usualmente “el delincuente que roba bicicletas es un oportunista, no un asaltante. Si ve una bicicleta en la vía pública que no tiene medidas de seguridad, se la lleva. Sustraen bicicletas competitivas que su valor parte de los 500 mil u 800 mil pesos y las reducen utilizando Internet o importadoras”.

TE CUIDO LA BICI

scurso a la acción

Sin pretender adentrarse en las causas que originan la delincuencia, las cifras revelan una tendencia al alza en este tipo de delito. Y como respuesta, surgen alternativas creativas realizadas por los mismos ciclistas, para intentar hacer frente al problema. Seguridad y respuestas creativas “Te cuido la bici” es una de las iniciativas más exitosas. El proyecto comenzó en el patio de la casa de Sebastián Saldaña hacia fines del año 2011. “Vivo cerca del Estadio Nacional así que empecé a ofrecer el jardín de la casa como estacionamiento seguro para quienes quisieran ir en bici a los eventos que se hicieran allá. Partimos cobrando mil pesos y en poco tiempo, la recepción fue tan grande que empezamos a modificar el proyecto”, relata Sebastián. Junto a su polola, Ema Loyola,

comenzaron a vender la idea a productoras de eventos. “La idea era traspasar el costo del servicio a las empresas y no al usuario final. Así, disponemos de espacios cerrados en eventos masivos donde se pueden estacionar las bicicletas. Estos estacionamientos están siempre custodiados. Es una súper buena alternativa, considerando lo complicado que es ir en auto y también, la escasa seguridad que existe en la calle, si quisieras dejar ahí tu bicicleta”, relatan los muchachos. Una de las principales críticas a los estacionamientos comunes de bicicletas en la ciudad es que nadie los cuida y la gente que presencia el delito no hace nada. Pero siempre hay una excepción que confirma la regla. El Bike Center Plaza Egaña, en La Reina funciona de manera distinta. Es administrado

revista pedalea 9


actualida d

por Bicicultura y según los propios usuarios, es uno de los mejores en el rubro. ¿Por qué? Ángelo Verdugo, es periodista y todos los días depende de su bicicleta para realizar un tramo de su viaje en dirección al poniente. “Vivo al otro lado de Américo Vespucio y todos los días caminaba como 20 minutos para llegar hasta el Metro y continuar mi viaje hasta Providencia. Cuando empezó a funcionar el estacionamiento de bicis dudé un poco. No soy de los que estaciona la bicicleta en cualquier lado. Un día lo probé. Ahora me demoro 5 minutos en llegar. Me registro con mi Rut y hay siempre gente custodiando el lugar. Nunca he tenido

10 revista pedalea

problemas. Es una súper buena alternativa porque sirve para conectar dos formas de transporte. Mientras el Metro no permita bicicletas, este tipo de estacionamientos puede ser la respuesta”, explica. Amarilis Horta, directora del Centro de Bicicultura de Chile, asegura que “la recepción de la gente ha sido muy buena. Este es un servicio que brinda el mall a la comunidad y que, sin embargo, no tiene como requisito haber ido de compras al mal. Cualquiera puede usarlo, es gratuito y no tiene límite de horas. Además se facilita asistencia técnica a cualquier persona que lo requiera”. ¿Existe la posibilidad

de replicar la iniciativa en otras partes de la ciudad? Amarilis Horta dice que “estaríamos encantados de hacerlo. Pero no es algo que dependa de nosotros directamente”, dice. La bicicleta candado Es por lejos una de las iniciativas que más impacto mediático ha tenido en el último tiempo. Se trata de “Yerka, Project”, idea mejor conocida como “la bicicleta imposible de robar”. Se trata de un proyecto de diseño que idearon Andrés Roi, Cristóbal Cabello y Juan José Monsalve, todos estudiantes de ingeniería de la Universidad Adolfo Ibáñez. En RevistaPedalea.com hablamos con los creadores de la iniciativa, que ha sido difundida en varios países. Todo comenzó, explica Juan José Monsalve, cuando


Rodolfo lagos

formas actuales de proteger la bicicleta son por lo general vulnerables, pesadas e incómodas. ¿En qué etapa de desarrollo se encuentra este proyecto? Actualmente nos encontramos en desarrollo y buscando financiamiento para poder realizar prototipos, además de lanzar un número limitado de bicicletas y venderlas por nuestra cuenta y bajo nuestra marca. ¿Pueden explicaros cómo funciona? A grandes rasgos, el sistema funciona utilizando el tubo diagonal inferior del marco de la bicicleta y el sillín. Intervinimos el tubo diagonal para formar dos segmentos, los cuales se abren y al pasar el tubo del sillín por estos, e insertándolo en el segmento inferior del tubo, se forma el bloqueo. De esta forma usamos la misma bicicleta para formar el candado. Usar este bloqueo te permite asegurar la bicicleta en postes, árboles, rejas y bicicleteros en forma de “U” invertida,

entre otros. ¿Cuándo puedan comercializar esta bicicleta, ¿cuál podría ser el valor comercial de ésta? Por el momento no hay un precio definido, ya que pretendemos tener varios modelos con distintas características, pero el rango en que se mueven las bicicletas urbanas, que es el segmento en el cual nos enfocamos, va entre los 400 y 1000 dólares (entre 250 mil y 575 mil pesos).

fotos: Víctor Rojas

Rodolfo lagos

a Andrés Roi le robaron su segunda bicicleta. “Él dice que en ambas ocasiones las había asegurado con un candado bastante fuerte. Sin embargo, eso no fue ningún desafío para el ladrón, que rompió el candado con facilidad”. Ya en la universidad, a los tres amigos, les pidieron que atacara un problema que afecte a un medio de transporte. La respuesta fue unánime: los tres escogieron la bicicleta. “Es el medio que más nos motiva y representa. Acá empezó a gestarse la idea de la bicicleta Yerka, imposible de robar”. ¿En qué consiste Yerka? Fácil, dice Monsalve. “La misma bicicleta es el candado. De esta forma, si quieres llevarte la bicicleta, tendrías que romper el candado. Lo que implica romper la bicicleta y dejarla inutilizable. Eso desincentiva el robo”. ¿Cómo califican la seguridad en las ciudades de Chile respecto al tema de la bicicleta? No creo que podamos generalizar ya que cada ciudad tiene realidades distintas. Pero si vemos las cifras podemos interpretar que no es buena. Se puede asegurar es que los robos de bicicleta, y no sólo en Chile, están en aumento, y actualmente no hay candado tradicional en el mercado que sea completamente efectivo. ¿Cómo evalúan entonces los accesorios de seguridad que hoy están disponibles en el mercado? Los u-lock gozan de bastante popularidad… Cada uno tiene distintos “grados” de seguridad. Con cadenas largas puedes asegurar varias partes de tu bicicleta, pero son pesadas, son incómodas para llevar y con napoleón puedes cortarlas fácilmente. Los u-lock son considerados actualmente la forma más segura de proteger tu bicicleta, pero también son pesados y hay algunos países en ni si quiera estos mantienen segura tu bicicleta. Generalizando, las

revista pedalea 11


mi primera cle ta

Z A I D A G O N Z Á L E Z , FOT Ó G R A FA

L

Myriam Salazar

gentileza Zaida gonzález

a primera bicicleta la recibí a los 6 años, era roja y creo que fue para navidad. Tenía unos amigos del pasaje de la misma edad con los que salía a dar vueltas a la manzana en San Miguel. La que mejor recuerdo es una Vargas semi pistera rosada que tuve a los 12 años, con mis papás la fuimos a ver juntos a San Diego, para conseguirla tuve que ahorrar la plata que ellos me daban para poder comprarla, nos costó $20.000 en esa época, nueva. Es una bicicleta muy linda y aún la conservo en casa de mi mamá, tengo lindos recuerdos con ella, todos los fines de semana iba a ver una amiga en la población Dávila, que tenía la misma bici pero blanca, mi papá me acompañaba en la suya ya que tenía que cruzar la panamericana.

12 revista pedalea

La Vargas rosada la usé un par de años, después me hice adolescente, me puse rockera, tonta y no estaba ni ahí con andar en una pistera rosada. Un tiempo le tomé miedo a la bici ya que mi papá que siempre anduvo en bicicleta tuvo un accidente. En el 2003 a los 65 años iba por la gran avenida y un micrero se le tiro encima sin verlo, le agarró el brazo y lo arrastró metros. Le destrozó la clavícula y escápula, una costilla le clavó el pulmón, lo tuvieron que operar, de ahí quedó con secuelas y muchos dolores. Luego se hizo un juicio pero las empresas de transporte tienen el abogado del diablo, asi que no se sacó nada bueno de eso. El 2011 empecé a hacer clases y me di cuenta de que era mucha la plata que me gastaba en locomoción en un trayecto no muy largo y necesitaba una bici por una cosa económica, no sabía mucho de bicicletas y me compré una de paseo que me dio varios problemas, se soltaba, se le salió la parrilla, una vez se le soltaron los frenos, era bonita pero no sirve para ir veloz. Un día colapsé con la bici y el Jony me compró una pistera verde con rojo que no me gustaba mucho porque pensaba que eran incómodas, donde hay que andar medio agachado, pero con el tiempo me di cuenta que es liviana, rápida y bonita.

Ahorro mucha plata al andar en bici, a veces salgo a las 11 de la noche en invierno de clases y me voy igual en bici a la casa, si llueve es mal día, obligada a subirme al transporte público que me enferma mas que el viento frio de la noche o de la mañana. Para mí la bici es un medio de transporte maravilloso, involucra que me siento mejor, es un ejercicio que hago en la mañana y llego con pilas al trabajo, me evito ir en metro apretada llena de gente enojada, esperar mucho rato la micro, sé exactamente cuando me voy a demorar en llegar a mi destino, me permite observar partes de la ciudad que en otro medio no lo puedo hacer, ver los edificios, rincones, los cambios de luz al atardecer, es mágico. Lo negativo de ella no es ella, sino el entorno, la hora alta es complicada ya que algunos automovilistas son muy prepotentes, una vez me llegó una colilla de cigarro prendida desde un auto y en tres ocasiones casi me han atropellado weones que doblan en segunda fila, o a veces andan apurados en el auto y doblan sin mirar, no lo entiendo, se movilizan en cuatro ruedas y en contra del tiempo. El auto es una enfermedad para esta ciudad y siento que los automovilistas odian a los ciclistas, he llegado a pensar que es envidia, ya que no se atreven aventurarse a esta libertad y son esclavos de su medio de transporte.

victot Rojas

“La bicicleta es mi libertad”


revista pedalea 13


vivencial

L E T I C I A S I LVA : 50 kilóme Por Sebastián Herrera

s

eguimos a Leticia Silva, quien montada en una pistera viaja todos los días desde su casa en San Bernardo hasta el centro de Santiago. La luna ilumina tenuemente la cocina. Leves iridiscencias dan nombres a los objetos. Sobre una mesa, un notebook, un cuaderno y, sobre él, un lápiz que lo cruza, resguardando una idea inconclusa la noche anterior. Se prende una luz. La cocina se ilumina. La llave del lavaplatos salpica agua sobre el piso. En él, los pies de una mujer se cruzan y, luego, se quedan largos minutos inmóviles. El sonido del hervidor genera un pequeño movimiento en ellos mientras de fondo se escucha el agua que se vierte sobre una taza de porcelana. El sonido agudo de la cuchara en su interior se detiene con un silbido, prácticamente mudo, que se presenta para dar paso al rugoso ruido de alguien que sorbe un té. Los pies se giran y avanzan hacia la mesa. Una mano prende el computador. Son las siete de la mañana. Sobre la pantalla vemos reflejado el rostro de Leticia. “Tomo desayuno a esta hora, aprovecho de leer y revisar cosas pendientes”, cuenta mientras termina de apuntar, en el cuaderno, lo que dejó inconcluso durante la

14 revista pedalea

noche. Leticia es la fundadora de Ecolety Artes Escénicas: “Un grupo de emprendedoras con múltiples ideas de negocio y creación”. Dos horas más tarde, se acomoda levemente el casco y toma a la delgada y fiel compañera de rutas: su bicicleta. “Es una modelo pistera. No tiene marca ni nada. La armó un maestro experto”, explica con una leve sonrisa, para luego

contar que no escucha música mientras hace su recorrido: “es peligroso, las calles son malas, llenas de hoyos y dificultades. Hay que estar atenta y concentrada”. A las 09.00 de la mañana cierra la reja de su hogar en San Bernardo y la respiración acompasada sigue el ritmo de su pedaleo por Colón, América, Lo Blanco y así continúa hasta la congestionada Gran

Avenida, donde el p locomoción colectiv en la arbolada Sant histórica Santa Ros combustión de los a en una mar gris de y de altos edificios Mac-Iver para, de p paisaje parsimonios y, en cierto sentido que hay en Merced menos de una hora mente a Santo Dom


fotos: Victor Rojas

etros diarios en bicicleta

paisaje de la va se convierte ta Isabel o la sa. Luego, la autos muta e oficinistas vidriados en pronto, ver el so, armónico o, más cultural d y así, en poco a, llegar finalmingo.

Las pequeñas gotas de sudor que recorren el rostro de Leticia tienen un olor y temperatura distintas a las que genera el Metro, las micros o al de la falsa calidez existente al interior de los automóviles. En ellas hay un calor distinto, el de la vivacidad propia del aire, la mañana y el viento que cruza la cara: “Me ha permitido ser más independiente, me ha mostrado paisajes y situaciones de mucho amor. La paso bien cuando pedaleo”, relata al mismo tiempo que se quita el casco, desmonta la bicicleta y la apoya sobre un muro exactamente en Santo Domingo 588, del Barrio Bellas Artes. “Este es el logro más importante. Instalarnos aquí, lograr esta meta fue producto de un trabajo de amigas y artistas unidas por un solo hilo conductor: la autogestión. Nació como un proyecto de arte colectivo de mujeres interesadas por crear y difundir los oficios de tradición en las artes, instalando en locaciones accesibles a todo público, que es la idea central y fina de este proyecto”, explica Leticia con orgullo. Ecolety Artes Escénicas es la casa central y vitrina de los productos y oficios que Leticia y su equipo difunden. Además en ella se permiten la gestación y realización de talleres de oficio o servicios terapéuticos, de peluquería, manicure y tatuado. Asimismo, se llevan a cabo diversas actividades culturales

relacionadas con la música, teatro, literatura y artes visuales y, como si esto no fuera suficiente, se realizan, permanentemente, capacitaciones de fortalecimiento de la microempresa a emprendedores. “Aplicamos un modelo llamado comercio justo y lo llevamos a cabo de manera asociada, como una cooperativa, asumiendo, todos los que participamos, diversas responsabilidades para que el proyecto sea realmente una fuente laboral amable y colaborativa”, explica mientras recorre el espacio y nos advierte que tiene varios proyectos a futuro, como difundir el modelo de trabajo e instalarlo en otras ciudades, eso en el largo plazo. Próximamente, preparan una exposición colectiva de artes visuales, la cual será inaugu-

rada a fines de septiembre y, a principios de octubre, viajarán a Valparaíso a una actividad de difusión y venta de dos días en el Centro Cultural Cielo Abierto. “Te facilita la vida, te hace independiente y autónoma, ahorras dinero, te mantienes activa, física, emocional y mentalmente. Te hace libre”, explica la inagotable Leticia, sobre los beneficios de andar en bicicleta. La misma que toma, luego de cerrar la puerta de Ecolety Artes Escénicas y comenzar el trayecto de vuelta a casa. Sin embargo, antes de despedirse, grita mientas avanza en su pistera: “Quisiera agradecer a mi pájaro carpintero, por ser mi inspiración”.

revista pedalea 15


portafoli o

Er Un dĂ­a 4, al cumpleaĂąos,

Nos quedaron los El gas se lo

Nos quedaron los Nuestro hermano, Y la libertad recuerdos nos Jocelyn 16 revista pedalea


rick otro día de mi nos llamaron

s recuerdos y risas había llevado.

s recuerdos y risas adelanto el camino de las ruedas y dejó su historia. Rodríguez revista pedalea 17


el talle r

Por Myriam Salazar

T

aller Sucucho es parte de una tradición familiar: su dueña, Dominique Villa, heredó de su padre Mauricio (dueño de Cicles Villa) la pasión por las dos ruedas. Esta tienda y taller comenzó con la idea de ser una sucursal de Cicles Villa, ubicado en un lugar bastante pequeño, un verdadero sucucho, en Bilbao con Seminario, en el primer piso de un condominio. “Era muy entretenido estar ahí, porque se hacía lo mismo

18 revista pedalea

TA L L E R S U C U C H O :

Bicicletas, cult que hacemos actualmente pero en una escala menor, mucho más familiar: en el subterráneo había tres mecánicos y todos tenían un carácter de la puta madre y aun así podíamos convivir en armonía”, cuenta Sebastián Núñez, socio del taller. “Con el tiempo la idea se comenzó a transformar, la

misma gente ayudó en ello, preguntando por otros servicios como pintura y restauración, comenzaron a cambiar los colores y así empezamos a personalizar bicicletas”, agrega. “Era súper hippie porque en el primer Sucucho no había mucho espacio, los mecánicos tenían que trabajar afuera de la tienda. Cada vez empezó


ltura y café a tomar más ritmo, la gente generar un espacio entretenido comenzó a darse cuenta de con gastronomía, música, arte que podían restaurar sus bicis mezclando todo sin perder la antiguas. Yo conocí a la Domi cultura de la bicicleta. No nos cuando le llevé la bici de mi quedamos solo con lo que bisabuelo y le propuse un los clientes vienen a buscar; trueque: que me arreglara la siempre le ofrecemos algo más. bicicleta a cambio de clases de A Sucucho puedes venir con tu esgrima”, recuerda Sebastián. bici y mientras esperas puedes “Así se comenzó a generar leer un libro, como también un ambiente cercano con los tomarte un café en el Hervíboro clientes. Ahí estuvimos un con quien compartimos año, hicimos ventas nocturnas, espacio. También tenemos donde además de los servicios despacho de todos nuestros habituales del productos a taller ofrecíamos regiones”, cositas para invita Núñez. comer y tomar “Este mes a los clientes. lanzamos el En una de esas Club Sucucho: ventas salimos a través de a comprar con www.sucucho. la Domi y vimos cl ingresas que este lugar tus datos y te se arrendaba. entregamos Empezamos una tarjeta a soñar con con la que te Natali Hidalgo todo lo que haces socio y podríamos puedes marcar hacer en un tu bicicleta espacio más amplio. Lo vinimos gratis, obtener descuentos en a ver, estaba muy sucio, era productos de la tienda. La idea un desastre, lleno de ratas es que cada bicicleta/cliente porque fue una panadería, era tenga una ficha y desde ahí carísimo el arriendo, por suerte hacer el seguimiento de cada el corredor de propiedades nos bici. Además del segundo ciclo arrendó un tercio del local, nos de Aullidos en el Sucucho, fue bien y poco a poco fuimos jornada gratuita con música en ampliándonos”, detalla. vivo”, expone la administradora “Siempre tuvimos la idea de de Sucucho, Natali Hidalgo.

fotos: Myriam Salazar

“ Su cucho es un pequeñ o s alón para cic listas”

www.sucucho.cl Rancagua 0188, Providencia, Santiago contacto@sucucho.cl San Juan 133, local 9 Machalí, Rancagua machali@sucucho.cl revista pedalea 19


emprendecle ta

E N H E B R A ES TA M PA , alforja, como los an

Por Natalí Hidalgo

N

20 revista pedalea

icole Beltramin y Sebastián Contreras son una joven pareja de cleteros y egresados de Comunicación Audiovisual, un campo laboral incierto, donde a veces tienes trabajo y en otras quedas cesante y en una de esas vueltas llegaron a fundar y crear Enhebra Estampa. Siempre se movilizaron en bicicleta y tras quedar

cesantes el año 2012 comenzaron el proyecto. Notaron que había un nicho que explorar y en su casa siempre hubo una máquina de coser y click! Hágase la magia! Nicole y Sebastián se pusieron a cocer. Comenzaron con mochilas cleteras simples y sencillas, de apoco fueron cambiando las telas a mejor calidad y resistencia, le agregaron reflectantes y así fueron creando su producto estrella y transformándolo a petición de los


personalizando tu ntiguos sastres DATOS http://www.enhebraestampa.cl contacto@enhebraestampa.cl Productos disponibles en La Bicindad, Maturana 759 Barrio Brasil

fotos: Daniel Rojas

www.facebook.com/enhebra. estampa

mismos clientes, participando en ferias cleteras, redes sociales, ventas online, etc. Después se pegaron el gran salto, y realizaron las primeras alforjas, con materiales resistentes, con muy buenos diseños. El sello que más los identifica es que sus productos son personalizados, “como los antiguos sastres, que se pueda acomodar a la necesidad” nos cuenta Sebastián, pueden hacer alforjas como al cliente se le ocurra, desde un oficinista o estudiante que quiere llevar su notebook, hasta una estudiante de gastronomía que quiere un compartimiento especial para llevar sus cuchillos. Nicole y Sebastián a largo plazo tienen planes de seguir creciendo y poder establecerse en un local con sus productos. Los precios de sus mochilas están entre $5.000 y $30.000 y las alforjas entre $25.000 a $30.000, también tienen tobilleras reflectantes a $1.500.-

revista pedalea 21


on the ro c

k

P R I M E R A F EC H A C A M P EO N ATO

Asociación de Riders, Curacaví Por Daniel Rojas El pasado 16 de Agosto en el sector de Lo Águila en Curacaví y con más de 30° de temperatura se corrió la primera fecha del Campeonato Asociación de Riders (ADR). Una pista realmente buena realizaron los AQ Sports y Kuraka Racing , quienes trabajaron en conjunto para entregar una pista de más

22 revista pedalea


de 5 minutos en promedio. Pista larga , técnica , física y rápida más una excelente organización con buen marcaje de la pista. Bernardita Pizarro se quedó con el primer lugar en Categoría Damas Elite, retomando de a poco el nivel que tenía antes de su accidente, que la dejo fuera del circuito hace 8 años; la siguió la actual campeona nacional Andrea Farías en segundo lugar. En varones Antonio Leiva, también volviendo de una lesión , se queda en lo alto del podio con un tiempo de 4:45 seguido de Matías Núñez con 4:46 y en tercera posición el local Germán Valladares con un tiempo de 4:48. Las próximas fechas de este campeonato se desarrollarán en Talca el 27 y 28 de Septiembre, Chillán 11 y 12 de Octubre y final en Viña del Mar 8 y 9 de Noviembre.

revista pedalea 23


urbano

registro visual

Mat ías A a r o n Practica BMX FREESTYLE Bici BMX armada Pedalines SALT Manubrio FEDERAL DROP “Para mí la bicicleta es felicidad” 24 revista pedalea

Fr a nc i s c a Sa r q ui s Arquitecto Bici armada en Kamaleon Bikes pintada por Tomokazu Nonaka Sillín Brooks “Para mí la bicicleta es mi medio de transporte”

Felip e A r ao s Multimedia Bici Piranello Ruedas y varios componentes de Una Velocidad “Para mí la bicicleta es fundamental para mi traslado”


Fotos: Myriam salazar

l DE TENDENCIAS

Ka r en Pint o Geóloga Bici Trek 4300 Alforja Komodo Casco Giro “Para mí la bicicleta es una necesidad y una cosmovisión”

Ma r ía Pía Ro dr íguez Geóloga Bici Cannondale F7 Guantes y casco Giro “Para mí la bicicleta es libertad”

revista pedalea 25


vitrina

Canasto metálico negro para parrilla trasera, desmontable y con manilla para usar a mano. $14.500

Canasto para transportar mascotas de hasta 5 kilos, marca Nantucket, de mimbre y metal, incluye cojín y juguete para mascota $75.900

Bi c i emp o r i o

Pedro Lautaro Ferrer

ca n a Sucucho, Ranc agua 0188, Providencia Sucucho, San Juan 133, Ranc agua

Canasto de mimbre Verne, delantero o para parrilla $29.000 Fullbike, Paseo Colina Sur 14500 Local 125, Mall Vivo Piedra Roja. Canastos metálicos blanco o negro, delantero y fijo, marca Andes Industrial. $4.900

26


Canasto rojo de metal, desmontable y con manilla para usar a mano $10.500

Canasto metálico blanco, delantero fijo $7.500, instalacion $2.000

3217, Providencia www.biciemporio.cl

stos Por Andrea Fuentes

Bicicletería Velochic, Avenida Apoquindo 7072 Canasto desmontable $21900 en promoción por este mes a $17900, disponible en negro liso, flores lila y café arabesco. +56 02 22018728 w w w.velochic.cl F/Bicicleter ia VeloChic T/@Bici VeloChic

revista pedalea 27


música

H

Por Vicente Clua

acer un disco nuevo para ellos siempre ha significado un proceso calmado al partir, donde tratan de ir quemando las etapas de acuerdo a lo que sienten que debe ser el proceso normal de gestación. Quizás por eso en más de quince años sólo han registrado dos trabajos (Pregonero del 2008 y cuerpo Repartido del 2010, más un registro audiovisual en vivo en formato DVD del 2013). Y en este caso no hay mucha diferencia y el proceso ha sido hasta más calmo y reflexionado. Según explica, Cristián Sanhueza, músico y director de la agrupación, “este será un homenaje, un disco temático que dará énfasis a la tradición, aunque tendrá todo el estilo de Banda Conmoción en su instrumentación y arreglos“. Y para eso, han tomado contacto con músicos con larga historia en La Tirana y en otras fiestas religiosas del norte, así como invitado a músicos de bandas cercanas de Arica e Iquique para la grabación de los te-

28 revista pedalea

BA NDA CONMOCIÓN:

ho menaj ea a L a

Banda Conmoción alista su homenaje a los músicos, danzantes y creadores ligados a la Fiesta de La Tirana

mas. Como han señalado cada vez que han ido adelantando algunos temas del futuro disco, “este un trabajo que tiene mucho respeto y que le ha permitido a la banda reencontrarse con sus comienzos, con los orígenes de muchos de sus integrantes, y mirar nuevamente a la fiesta donde tanto han ido por mucho años y donde los integrantes más nuevos también se han sumado“. Por último señala que además les ha permitido explorar cosas nuevas, como grabar en estudios con mejores condiciones para el número de integrantes de la banda, y además probar con


libros

UN A CASA DE TIER R A Wo o dy G u t h r i e

W&W

Por Mauricio Campbell

Ti r a na un ejercicio de venta en verde del disco, a través del sitio www.suenafuerte.cl, que ha sido muy efectivo, simple y directo para los seguidores de la banda. Próximas fechas: 9 de septiembre, Maestra Vida, Pío Nono 380, Bellavista 17 de septiembre, La Batuta, Jorge Washington 52, Plaza Ñuñoa 5 de octubre, lanzamiento del disco, Nescafé de las Artes, Manuel Montt 32, Providencia

Adobes. Con eso sueñan Tike y Ella May Hamlin. Cansados de lidiar con su vivienda de madera podrida, llena de retazos, forrada con hojas de diarios para evitar el frío, quieren algo mejor. La década del 40 entró en su segunda mitad, la guerra terminó y su plan es establecerse definitivamente para vivir siempre en el mismo lugar, vivir de la chacra y los pocos animales que tienen. Para ellos el futuro mejor en Pampa, en el extremo norte de Texas, es una casa de tierra, como llaman ellos a la construcción que se harán con ladrillos de barro, adobes. Woody Guthrie es un blusero diferente. No como los clásicos de Mississippi, Memphis, Chicago o Detroit. Él es del centro mismo del desierto y es blanco. Su lucha no es racial, sino proletaria. La casa de tierra representa el conflicto con terratenientes que los explotan, que buscan cobrarles lo más posible por un pedazo de tierra y además les quitan parte de la producción que ellos tienen pensada solo como medio de sustento. Es un ícono de la canción de protesta y “This Land is Your Land” (1940) es un resumen de lo que le reclama al mundo: la tierra debe ser de quien la trabaja. Y lo mismo encontramos en esta novela, terminada en 1947 pero publicada recién en 2013 en inglés y hace un par de meses en español: esperanza y pesimismo que se alternan y equilibran, que angustian. La aridez del paisaje más que con blues podría musicalizarse con el stoner rock de Kyuss, esas melodías ásperas y calurosas; inhóspitas y de notas arrastradas, pegadas, desérticas. “Las tierras de las llanuras eran tan planas como el viejo linóleo del suelo y no había nada que detuviera el viento en dos mil quinientos kilómetros al norte”, describe Guthrie. Y así es también la forma en que se relacionan Tike y Ella May. Porque no pueden escapar de esa tierra que quieren usar para construirse una casa que jamás se caerá pues los adobes son para siempre. Porque el ambiente, el frío, la suciedad se viven también en el alma. Más aun si el alma está herida por el desencanto que planta la injusticia.

“ U n a casa d e t ierra” Woody Guthrie Editori al An agrama 26 6 p áginas $ 19 .000

revista pedalea 29


w ww . r evi sta p e da le a .com RevistaR Pedal ea

Profile for Revista Pedalea

Revista Pedalea #4  

Ya esta disponible el número 4 de Revista Pedalea. En esta edición: Ciclistas con Alas, Bici-Estacionamientos, Zaida Gonzalez, Leticia Silva...

Revista Pedalea #4  

Ya esta disponible el número 4 de Revista Pedalea. En esta edición: Ciclistas con Alas, Bici-Estacionamientos, Zaida Gonzalez, Leticia Silva...

Advertisement