Page 1


Artículos CALIDAD NO ES COBERTURA PROFESORES EN LA MIRA

MAS HORAS DE CLASE


La Educación en Colombia situación es conocida, pero un nuevo estudio de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes vuelve sobre el tema: Colombia amplió la cobertura en educación, y eso es bueno, pero en temas de calidad los resultados no son igual de satisfactorios. Así lo señala la investigación Calidad de la educación básica y media en Colombia; diagnósticos y propuestas, de Felipe Barrera Osorio, Darío Maldonado y Catherine Rodríguez (Noviembre 2012). Las razones que expresan los investigadores pasan por diferentes aspectos, como las horas de clase que reciben los estudiantes, la forma de evaluación y la misma calidad en la formación de los docentes, así como su vocación para enseñar. Porque lo cierto del caso es que meter más alumnos por salón no ha servido para mejorar los niveles de calidad de los estudiantes, lo que queda reflejado en las diferentes mediciones a las que se someten los colegios y el sistema educativo. El estudio de la Universidad de los Andes revela, por ejemplo, que en las Pruebas Pisa de 2009, en la que participaron 65 países, Colombia ocupó el puesto 58 en matemáticas, 52 en lenguaje y 54 en ciencias.


Para los investigadores de la Facultad de Economía de los Andes, "las mejoras en términos de calidad han sido marginales e inequitativas" para todo el país. Además, al analizar indicadores internacionales de aprendizaje, hallaron que los estudiantes nacionales tienen promedios de aprendizaje menores a los de países similares a Colombia. "El tema de la calidad empieza desde la educación inicial", apunta la Secretaria de Educación de Medellín. "Los gobiernos anteriores hicieron una gran apuesta por la cobertura y la sostenibilidad de los estudiantes en el sistema educativo. Ahora hay que iniciar un proceso de mejoramiento y de estandarización de calidad de la educación para definir cuál es el ciudadano que necesitamos que habite la ciudad. Eso arranca en la educación inicial", agrega la funcionaria.


Explica además que se definieron cinco líneas de acción: lenguaje y temas comunicacionales, matemáticas, sostenibilidad y ambiente, sensibilidad artística y olimpismo y deporte, enfatizando en las debilidades detectadas.

"Estamos jugados por los procesos evaluativos para conocer los puntos clave a intervenir. Sabemos cuáles son las fortalezas y debilidades, y ahí estamos haciendo todo el trabajo de atención y capacitación, tanto a jóvenes como a maestros". La tarea, advierte Gaviria López, es intervenir todos los procesos de formación, los curriculares, revisar sus contenidos y su pertinencia. "Además, fortalecer la Escuela del Maestro, que es nuestro centro de capacitación docente".

"Hay que actualizar el currículo alrededor de las matemáticas y para eso tenemos el encuentro con los números, que es de formación permanente para los profesores", explica Gil Barrera.

Implementar una jornada escolar completa es otra de las propuestas hechas por el estudio Calidad de la Educación Básica y Media en Colombia. Dicen sus autores que otra de las fallas del sistema educativo está en la "inequidad en las horas de instrucción que reciben los estudiantes". Este es un tema complicado, explican ambos secretarios de Educación, pues las altas tasas de cobertura logradas en Colombia (el mismo informe de la Universidad de los Andes muestra que entre el año 2002 y 2009 se pasó de una cobertura bruta total de 90 por ciento a poco más de 105 por ciento) se lograron contando con la posibilidad de dobles jornadas en los planteles educativos.


"Pensar la jornada única es pensar en bajar la cobertura y eso no es posible. Todo el proceso se dio para que todos los niños pudieran estar en unas condiciones mínimas de igualdad en el acceso a la educación", opina Luz Elena Gaviria López. Para Gil Barrera, la idea es buena, pero complicada de poner en práctica. "La jornada completa es una buena propuesta que se ha venido explorando, pero lo que pasa es que en las zonas urbanas no se puede hacer porque las instituciones educativas tienen hasta dos y tres jornadas". Además, crear esa jornada única implicaría crecer la planta docente para el Ministerio de Educación, o hacer modificaciones al régimen actual. "Y esas son decisiones que se tienen que tomar desde el orden nacional".

La calidad de los docentes en ejercicio de su profesión o en formación es otro de los puntos tocados por los investigadores de la Universidad de los Andes. Recoge el documento que, según el Ministerio de Educación, Colombia tiene 314.000 profesores para la educación preescolar, básica y media. El 75 por ciento de ellos son bachilleres normalistas y licenciados. El 25 por ciento restantes provienen de otras profesiones, una posibilidad que se abrió con el concurso docente. El dato polémico, sin embargo, es la afirmación hecha por los investigadores, que señalan que "las personas que se están formando para ser los docentes de las nuevas generaciones son estudiantes con un menor nivel de preparación académica". La afirmación se basa en los datos recogidos del Sistema para la Prevención de la Deserción de la Educación Superior (Spadies), que revela que los alumnos con el menor puntaje promedio de las prueba Saber 11 son los pertenecientes a las licenciaturas. Además, los de mejores puntajes en el grupo son los mayores desertores de sus programas. ¿Falta vocación en los docentes? ¿Se es profesor por salir del paso?


Gaviria López reconoce que, entre los bachilleres de Medellín, no hay una gran motivación para escoger esta carrera. "Forma parte de la estrategia que ahora estamos trabajando, porque hay una gran diferencia entre las apuestas que tiene la ciudad y las preferencias de los jóvenes por estudiar determinadas carreras".

De cara a esa situación, la secretaría de Educación ya creó, de la mano con el ministerio, una línea de becas con el Icetex para los jóvenes que quieran estudiar licenciaturas.

En Antioquia, cuenta Gil Barrera, se está realizando una encuesta entre la Secretaría de Educación y Comfenalco, la caja de compensación de los profesores. "Lo que hemos encontrado es un gran sentido de vocación, gente contenta en su trabajo. Incluso en aquellos de otras profesiones que llegan allí porque no tienen otras opciones, luego se van comprometiendo con la enseñanza".

Reconoce el funcionario, sin embargo, que los maestros sí plantean que se trata de una profesión que no está entre las mejor remuneradas y se ejerce en zonas de difícil acceso, como zonas rurales, que implican altos costos económicos. "Nosotros los estamos poniendo en el centro de desarrollo de cada región, que sientan que son el motor de ese desarrollo" n "Hay que actualizar el currículo alrededor de las matemáticas, para eso tenemos el contacto permanente con los números".

Revista pedagogica  

Trabajo que hace parte de la especializacion de pedagogia en la universidad del tolima

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you