Page 1

1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18

Almirante Montt Valparaiso Chile 2011


20


22


23


24


25


26


28


30


32


34


35


36


37


38


40


41


42


44


45


46


47


48


ContraUDi. C

uando todo un país se moviliza, los discípulos de Jaime atornillan en contra. Resisten con toda la fuerza usando su discurso prepotente, arrogante, su marca registrada. En la desesperación recurren a toda clase de técnicas para inmovilizar su sistema político, electoral, tributario, educacional, ese moho dictatorial de la nefasta arquitectura pinochetista, ideada por el Mesías, por Jaime. Y es que detrás de la inamovilidad política y social que protege aquel partido, existe un fundamento que va más allá de la conveniencia de una clase social o de un grupo de poderosos y oscuros hombres de negocio, en lo más profundo de esa intransigencia está la imagen de Él, el creador, el guía, la presencia viva de Jaime, quien pagó con su vida la entrega de cuerpo y alma al proyecto dictatorial de una sociedad feliz, sustentada por la tutorial y omnipresente mano invisible del mercado, del libre mercado, y de la moral católica, la inquisidora moral católica.

Entonces ese grupo sectario de militantes comprometidos espiritualmente con su único mártir, con el Beato Jaime, controlan la agenda de los ¾ de la ciudadanía, no dando lugar al cuestionamiento de la obra iluminada de quien los ungiera líderes de un partido “independiente y demócrata”. De esta manera nacen declaraciones tan impresentables para la inteligencia de cualquier persona mínimamente informada como: “el país no quiere cambios políticos, quiere más empleo, más seguridad”, manteniéndose anclados en un discurso simplista, patentado por otro sacerdote de la secta a fines de los ’90… los problemas reales de la gente. Y así siguen su juego de chantaje político, profetizando quiebres institucionales, a volver a lo que “todos los chilenos quieren evitar”… reacción tras reacción, cuál de todas más infantil e histérica, respondiendo con un repetitivo y cacofónico “en 20


años no se hizo nada”, como si eso los eximiera de la responsabilidad que sí tuvieron en que este país cayera en un estancamiento político inmoral. Jaime los está mirando y ellos le temen, y el miedo que ellos le sienten a ese ídolo sobre su monte en avenida Suecia los petrifica y condiciona con agresividad y paranoia su discurso prefabricado, que en los años noventa resultaba pegajoso, pero que hoy es solo música repetitiva en una tornamesa con aguja descuadrada. La esperanza es que la demencia está en retirada y hasta sus socios les dan la espalda. La palabra traición se escucha frente a la imagen del calvo de anteojos, mientras lloran las mujeres que aún extrañan ese mundo ordenado, con toque de queda, con militares en las calles, con muertos bien muertos… se consume la llama de Jaime, solo unos pocos leales aún la tratan de mantener encendida. Quiero aprovechar este momento para pedirte lector, que por un instante pienses en ese espectro, en aquel que, con una mente brillante y con traumas de infancia irresueltos, modeló una maqueta jurídica de tal poder que logró darle coherencia a una bestia amorfa dominada por militares. Detente y piensa cuánto odio contenía ese pío corazón hacia quienes

50

pensaban distinto a él, que fue capaz de cultivar entre sus seguidores, un grupo de profesionales jóvenes medianamente cultos, un amor irrestricto hacia un militar traidor, conspirador, desclasado , ignorante, con una dicción y vocabulario propio de su persona, sobre todo criminal. Es Él quien estuvo y está detrás de esto. Es Él quien habla por intermedio de aquel senador del escroto pecoso y de sus “coroneles”. Ahora que en tu mente está esa imagen, esa beata imagen, no olvides nunca que es Él quien desde las sombras construyó el aparato legal que hace que sus discípulos y esa camarilla habitante de cota mil nos tengan rehenes de esta inmoralidad político económica. Somos rehenes de un grupo de dementes.

Hermes Cadalso.


51


52


54


56


58


60


61


62


63


64


65


66


67


68

Nº 3 Pandemia  

revista subversiva de arte y diseño con contenido social

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you