Page 1


, mexico

Por María Vélez Romero


La OTRA carade la moneda


nuve

52

constantemente debido a los niveles de humedad. Y es que allí “no hay invierno ni en el mes de diciembre, siempre hace calor”. Nada más llegar las recogieron en el aeropuerto un grupo de personas que en México se organizan conformando empresas para ese tipo de traslados y otras cuestiones que facilitan la vida a los estudiantes. “Nos recogieron en una furgoneta para llevarnos a la casa en la que nos alojaríamos con más estudiantes y estos mismos grupos, desde el primer momento, organizaban reuniones para que conociésemos a más personas”. Y, tras una pausa en la que su mirada refleja cariño y añoranza a un tiempo, la joven gaditana asegura que “realmente el período de soledad es mínimo”. Pero, ¿cuál es el primer paso para poder desplazarse a un país de Latinoamérica para estudiar? Nelia explica que existen becas Santander con las que se otorga una cuantía económica al estudiante y que, aunque a ella no se la concedieron, no tuvo problemas a la hora de optar a la plaza en la universidad mexicana de Mérida. Y en ningún momento se sintió perdida para la realización de los trámites para su traslado, ya que, como ella misma cuenta, para ir a México existen diversas vías, pues la propia universidad desde México media por los estudiantes, al menos así fue el caso de la Universidad Anáhuac Mayab a la que asistió Nelia, y además existen multitud de páginas web apropiadas para que cada cual, por sí mismo, encuentre fácilmente la información necesaria para un traslado sencillo y sin agobios. Y cabe destacar que “desde Sevilla uno de mis profesores me aconsejó

para elegir destino, ya que él se encargaba de ayudar a los alumnos que optaban a becas de movilidad” o que, sin que les concedieran la beca, como es el caso de Nelia, conseguían la plaza y debían iniciar todo el trámite para el desplazamiento (cambio de plan de estudios y convalidaciones de asignaturas entre otras cuestiones). Y desde el instante en que la Universidad de México sabe que hay un alumno extranjero que se traslada allí por una temporada todo son facilidades para él. Tal y como describe la joven periodista “se vuelcan desde allí y te mandan constantemente información acerca de todo lo necesario y además hay grupos a través de redes sociales que ayudan muchísimo”. De hecho es posible decir que se antojan ya esenciales por su gran utilidad a la hora de realizar cualquier tipo de viaje a otro lugar. En cuanto al alojamiento allí existen grupos que desarrollan sistemas para acoger personas. “Yo me alojaba allí en una casa con más estudiantes, éramos mi amiga y yo españolas, dos belgas y un francés. Los caseros vivían en una casa al lado.” Y si se habla del sistema educativo en México, en una vista comparativa respecto a la educación universitaria en España, el número de personas por cada clase es mucho menor. Sorprendentemente en algunas asignaturas podía haber cuatro o cinco personas en el aula. Así que la atención es mucho más personalizada. “Los profesores se saben tu nombre e incluso hay algunos que imparten muchas asignatura distintas a lo largo de la carrera. Se trata de un ambiente más propio al de un instituto”, dice Nelia convencida.


nuve

53


RevistaNUVE La otra cara de la moneda  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you