Page 90

De echos

Actualmente, y desde su creación, hay cinco grupos diferentes de internos de especial seguimiento. Son: FIES-1 - Control directo: internos especialmente conflictivos y peligrosos. FIES-2 - Delincuencia organizada: internos ingresados en relación con delitos cometidos en el seno de organizaciones o grupos criminales.

Aunque es innegable que en FIES se incluyeron autores de gravísimos delitos, la administración penitenciaria también utilizó ese régimen para aislar a presos con mucha actividad reivindicativa que podían unir a toda la población reclusa en la demanda de mejoras de la calidad de las prisiones. Tarrío, que pasó la mayor parte de su vida en prisión bajo régimen FIES y en aislamiento, lo explica en su libro: “Se haría todo lo que fuese necesario para frenar las quejas de los presos, destruir la asociación y volver a restaurar el orden y la disciplina en las cárceles, a través del terrorismo carcelario (...). Se trataba de ejercitar la represión para bloquear la mente del recluso a través del miedo y de demoler el espíritu reivindicativo del mismo, su conciencia, bombardeando diariamente, de manera constante, su sistema nervioso hasta lograr su anulación efectiva. Para no-

sotros se avecinaban tiempos muy difíciles, pero ni aun así imaginábamos cuánto”. Amadeu Casellas sufrió el aislamiento del régimen FIES 14 de los 28 años que pasó en prisión de forma interrumpida. Militante anarquista, Casellas atracaba bancos: parte del botín lo destinaba a las organizaciones políticas; otra a familias y personas sin recursos y él se quedaba otra porción. En libertad desde 2010, Casellas comparte la opinión de Tarrío, como afirmó en una entrevista con Diario de Vurgos y Burgosdijital -no hay errores ortográficos, se llaman así-: “El régimen FIES se aplica a presos conflictivos, y ¿qué es un preso conflictivo? Pues una persona que reivindica sus derechos”. Eso mismo defendía Tarrío, que escribió: “El objetivo del régimen FIES era ser una buena herramienta para neutralizar, tratar psicológicamente y destruir a per-

"el objetivo del régimen fies era neutralizar y destruir a personas que molestasen. nos llamaban presos peligrosos, pero lo que teníamos en común era nuestro carácter reivindicativo" xOSÉ TARRÍO gONZÁLEZ, en prisión desde 1987 hasta su muerte, en 2005.

90 

sonas que molestasen, bien por razones políticas o por su carácter reivindicativo en la cárcel (...). Los carceleros se referían a nosotros como presos peligrosos, pero en realidad lo que teníamos en común era nuestro carácter reivindicativo”. La artista Nuria Güell trabaja y analiza desde hace varios años el régimen FIES, que define como “tortura institucionalizada”. En su trabajo sobre este fichero, llamado Archivo Aplicación Legal Desplazada #3: F.I.E.S., Güell denuncia que “en nuestra sociedad democrática y de derecho, a los presos inadaptados se les aplica regímenes de vida basados en medidas de reclutamiento y de aislamiento total que omiten los derechos de los presos sin respetar lo establecido por la Constitución Española, el Código Penal ni el Reglamento Penitenciario”. En un informe que va completando a medida que recibe material nuevo sobre el tema, recoge la opinión de psiquiatras clínicos que advierten de que en el FIES se aplican “medidas de tortura blanca, ya que someten a los reclusos a privación sensorial, monotonía estimular y pérdida de contraste con la realidad”. El régimen FIES conlleva habitualmente un seguimiento constante de la vida del preso, restricción de las comunicaciones con el exterior, control de la correspondencia y, en el peor de los casos, aislamiento. En 2009, fue declarado nulo de derecho por parte del Tribunal Supremo, tras una denuncia de la Asociación Madres Unidas contra la Droga de Madrid. No obstante, Instituciones Penitenciarias se las ideó para seguir aplicándolo.

Profile for Revista Números Rojos

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Advertisement