Page 49

¿Es posible la unidad?

el jardín de la izquierda

Al margen de las rosas, el jardín de la izquierda es frondoso y rico en biodiversidad. Jardín también por complejo e intrincado. Su apariencia es selvática: especies que se cruzan o se escinden, injertos que se disputan el suelo y la luz... y mientras, la crisis deseca los servicios públicos y la maquinaria del neoliberalismo arranca de raíz los derechos sociales y pisotea aquellos brotes tiernos de bienestar social.

Texto: Lourdes Pacho. Ilustraciones: Violeta Cintas.

C

on todo el respeto, me voy a permitir comenzar este artículo con un poquito de humor, que nunca viene mal, y una referencia cinematográfica: esa hilarante escena de los Monty Python en “La vida de Brian” en la que los cuatro miembros del Frente Popular de Judea, reunidos en asamblea general en las gradas del circo, califican de disidentes a los del Frente Judaico Popular y dicen odiar más que a los romanos incluso a los del Frente del Pueblo Judaico, y así hasta hacerse un lío con los nombres. La escena acaba con una imagen de los disidentes de la Unión Popular: un señor con melena y pelo canoso muy concentrado en sí mismo. Esta imagen paródica de la izquierda consistente en 'pocos y peleados' forma parte del imaginario popular. En este re-

portaje vamos a cuestionarnos este tópico de la izquierda dividida frente a la derecha cohesionada. En 2010, el profesor Javier Astudillo, del departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, elaboró un estudio centrado en las democracias occidentales titulado "¿Se organiza mejor la derecha que la izquierda?", en el que, sin embargo, no encontró grandes diferencias a nivel interno, lo cual ya es un dato a tener en cuenta -y no precisamente positivo-, salvo algunas como que, a pesar de tener tasas de afiliación parecidas, la militancia de izquierdas es más activa, la permanencia de sus líderes es mayor y en los cambios de liderazgo hay más debate interno e implicación de las bases, lo que podría contribuir a esa imagen de falta de cohesión. Pero no detectó indicios de una mayor fragmentación.

Preguntado por Números Rojos sobre el caso específico español, contesta: “Tenemos la impresión de que la izquierda está más divida que la derecha, porque esta se encuentra toda agrupada en el PP. Dejando de lado la cuestión de si hacemos una división dicotómica (izquierda versus derecha) o en tres categorías (izquierda, centro, derecha), y que lo anterior es cierto solo si tenemos en cuenta a los partidos de ámbito estatal (es decir, la derecha sí se encuentra dividida en casos como Cataluña o el País Vasco), la situación española es prácticamente excepcional en Europa. Y ocurre desde la (re)fundación del PP y la desaparición del CDS (aunque ahora tenemos a UPyD), porque antes sí existían UCD, AP, PDP, Partido Liberal, etc.”. Si consultamos los resultados de las últimas elecciones generales (noviembre de 2011), podría parecer que son muchas las  49

Profile for Revista Números Rojos

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Advertisement