Page 42

1

Actual dad

mera inclusión en un fichero de los interceptados, sin un justificado interés policial, podría vulnerar la normativa sobre protección de datos personales. El registro y 'copia' de las pertenencias personales, añaden, también sería ilegal si no media una orden judicial, por vulnerar, entre otros, el derecho a la intimidad. Fuentes jurídicas avalan este análisis. Antes de que se creara esta base de datos, la Guardia Civil tenía un libro (bautizado como ‘el petete’) que incluía por orden alfabético las fichas de las personas controladas y su vinculación con el entramado abertzale y etarra (detenido por kale borroka -lucha callejera-, familiar de preso, familiar de huido, miembro de partido abertzale…). A partir de la ruptura de la tregua en noviembre de 1999 y el comienzo de la segunda legislatura de José María Aznar (2000-2004), la escalada de atentados posteriores (más de 40 muertos en esos cuatro años) provocó que la cúpula del Ministerio del Interior y la Guardia Civil ideasen la creación de un sistema de

ejemplo 2

Las bases de datos de la Guardia Civil han llegado a contar con 150.000 personas fichadas, 85.000 de las cuales con fotografías. En este ejemplo, el interceptado es un menor que se dirige a pie hacia su casa en Bayona (Francia). En la ficha elaborada a raíz de su identificación, se hace constar que porta "una libreta con logotipos de Euskal Presoak" y que en su interior hay "dibujos de la izquierda 'abertzale', así como del IRA". Asimismo, se aclara que no lleva teléfono móvil. Se tomaron un total de 12 fotografías de él mismo, de su documentación y de sus pertenencias.

42 

obtención de información más sofisticado, aprovechando las nuevas tecnologías. Para ello, se dotó a ciertas unidades antiterroristas del material necesario para recopilar todos los datos posibles de los ‘objetivos’. “En el primer lote nos dieron 14 cámaras de grabación digital, 12 cámaras normales y dos de visión nocturna”, señalan fuentes de la Benemérita.

EL FIN DE LA VIOLENCIA La base de datos fue creciendo como una bola de nieve. Tuvo su momento álgido entre los años 2007 y 2010, antes de la última tregua de ETA y su posterior comunicado de cese definitivo de la actividad armada. En esos años, la Guardia Civil y la Policía Nacional consiguieron detener sucesivamente a varias cúpulas política y militar de la banda. Ahora, con una ETA casi inoperativa, sin atentados, estos controles en la carretera prácticamente han desaparecido. Pero se ha llegado a fichar incluso a menores, como un joven de 16 años que fue interceptado en el km 77 de la carretera

N-121, cuando se dirigía a pie sentido Hendaya. De nacionalidad francesa, comunica a los agentes que regresaba a casa tras pasar el día en una piscina de Irún. Su corte de pelo, su indumentaria y un cuaderno que llevaba con dibujos del IRA (grupo terrorista irlandés) y de Segi le convierten en sospechoso y es fichado. Se le toman fotos sin que se dé cuenta y se copia toda la documentación que lleva, dibujos incluidos (ver ejemplo 2). Ese día, es incorporado a la base de datos. En ella también están muchos suscriptores de diarios abertzales, como Gara, Berria o Egunkaria, o afiliados de sindicatos radicales, como LAB. Si son parados en un control, los agentes ya saben que tienen que abrirles una nota operativa, si no la tienen ya. Obviamente, también se fichaba a todos los miembros de partidos independentistas, como ANV, Aralar, Bildu... Asistir a una manifestación contra el tren de alta velocidad vasco, cuyas obras han sufrido numerosos ataques y es uno de los campos de batalla de la izquierda abertzale, era motivo suficiente para ser fichado. De hecho, en

Profile for Revista Números Rojos

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Advertisement