Page 38

1

Actual dad

cuestión de picaresca Dinamarca, el país menos corrupto según TI, no recuerda ningún caso de corrupción en su historia excepto el de un diputado que consiguió entradas para conciertos con localidades agotadas.

3

9

12

16

13

26

50

PAÍSES

PAÍSES

PAÍSES

PAÍSES

PAÍSES

PAÍSES

PAÍSES

90-100

80-89

70-79

60-69

50-59

40-49

30-39

LIMPIO

más corruptos que en miami

Tan extendida que posee varios nombres. En México se la conoce como 'mordida'. En España, desde que se destapara el 'caso Bárcenas', los sobornos tienen cara de sobre. provista de pasaporte diplomático, no hay país o institución inmune a la corrupción. Texto: María Rodríguez Bajo. Infografía: Nerea de Bilbao.

D

ecía el político francés Joseph Fouché, jacobino entregado a extender el Terror de Robespierre entre burgueses y adinerados, que todas las personas tienen un precio, solo hace falta saber cuál es. Con menos delicadeza y más garbo lo espetaba el argentino Ricardo Darín en la película "Nueve reinas": "Putos no faltan, lo que faltan son financistas". La cinta es del 2000, así que comprendemos que el guionista no pudiese predecir el aumento exponencial de financieros de la última década. De todas las facetas que puede adoptar la corrupción, la más alarmante es la relacionada con gobiernos e instituciones públicas, según declara Transparency International (TI), fundación dedicada a la persecución de la corrupción política. Según un informe de 2011, los ejecutivos 38 

de empresas presentes en países desarrollados consideran "una práctica habitual" el soborno de funcionarios públicos (más de uno se debió de atragantar con su propia saliva al leer aquello). De los sectores susceptibles al cohecho, sigue advirtiendo el informe, los contratos de obras públicas y construcción se llevan la palma y, entre los países desarrollados, China y Rusia son los más predispuestos a pasar fajos de billetes por debajo de la mesa. Claramente, El Pocero de Seseña se equivocó de país. La impunidad, un poder excesivo y discrecional en manos del funcionariado público, la falta de transparencia en la información relacionada con los fondos y actividades públicas o la ausencia de una limitación en el trasvase de personas entre el sector público y privado son algunas

de las causas que pueden llevar a un país a la cola de esta lista, un deshonroso puesto que en 2012 han ocupado Afganistán, Corea del Norte y Somalia con un ocho sobre 100. Un grotesco suspenso que de nada sirve en España, a pesar de que haya recibido 65 puntos en el ranking de corruptelas y ocupe el puesto número 30. Porque si hacemos caso de los cálculos –a la baja– del diario ABC, que fija en 6.839 millones de euros lo que los grandes casos de corrupción han costado a España desde el 2000 (Nóos, Gürtel, ERE en Andalucía, etc.) y hacemos un imaginativo trasvase con los fondos que políticos e instituciones de todos los colores (si algo tiene la corrupción es que es democrática y transversal) han estafado al erario público, podríamos ahorrarnos los 7.000 millones de euros que se han recortado, por ejemplo, en Sanidad.

Profile for Revista Números Rojos

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Revista Números Rojos 006  

Esta democracia no nos sirve

Advertisement