Page 63

publicación promocional llamada “Les Robes de Paul Poiret” y a George Lepape que ilustrase “Le Choses de Paul Poiret”. Ambas publicaciones impresas en papel de alta calidad emplearon la técnica de la plantilla para cada capa de color que se pintaba a mano. Siguiendo el ejemplo de Paul Poiret, comenzaron a salir publicaciones con las modas ilustradas. La más importante de la época fue la Gazette du bon ton (1912), cada publicación contenía grabados de las casas de moda más importantes, entre ellas las de Poiret y LANVIN. En Estados Unidos, Condé Nast, editor de la revista Vogue, invertía seriamente en ilustraciones hechas especialmente para sus publicaciones, y varios de los artistas que ilustraban la Gazette trabajaban para las tres ediciones de Vogue (francesa, británica y americana). George Lepape creó más de cien portadas ilustradas para Vogue mientras su archi rival Harper’s Bazaar firmó un contrato en exclusiva con Roman Petrovich Tyrtov, mejor conocido como Erté, quien fue uno de los ilustradores más representativos de esa época. En la post guerra, la ilustración de moda comenzó a influenciarse por las nuevas corrientes artísticas como el Art decó , y las décadas de 1920 y 1930 representaron la edad de oro para la ilustración de moda. Ese interés en mostrar la moda de la manera más detallada e informada posible reinaba en las publicaciones, nacía entonces un nuevo estilo en cuanto a ilustración de moda: el realismo, con Carl Erickson (Eric) como abanderado. Pero poco a poco la ilustración fue perdiendo terreno frente a la fotografía, las portadas de las revistas comenzaron a ser fotografiadas y la ilustración fue relegada a las páginas interiores. Con el avance tecnológico, la fotografía a

color, y el auge de los fotógrafos de moda y sus musas/modelos, poco a poco contribuyó a que la ilustración de moda pasara a un plano secundario. En 1960 la ilustración de moda quedó disminuida en las revistas y sólo era reservada para la publicidad de ropa interior, accesorios ó los perfumes de DIOR. Esta decadencia de la ilustración de moda continúo hasta 1980 donde prácticamente luchó para sobrevivir. En la actualidad y gracias a los programas creados en computadoras la ilustración de moda ha vivido un renacer, con un carácter mucho más accesible que imprime una familiaridad en la relación con el espectador. Como dijo un ilustrador de moda una vez “ el trabajo del artista de moda, consiste en explicar la historia del vestido”.

Revista/Pixel NOW #8  

Revista NOW 8 #yoamolailustracion www.revistanow.com

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you