Page 8

VIH

UNA CUESTIóN DE CABEZA ¿Alguna vez se ha preguntado si es posible que usted fuera portador del virus VIH? Si su respuesta es sí, seguramente es uno más de las cientos de personas que en pleno siglo XXI se ha auto respondido que no es posible, aún cuando sabe que no tiene el conocimiento suficiente para actuar responsablemente frente al riesgo de esta enfermedad.

Fotografia: Jaime Sanabria En todas las décadas de lucha contra la expansión del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) ha sido constante la ruptura entre los esfuerzos del estado o las entidades de salud encargadas de prevención y la responsabilidad individual, que no se ejerce por un común denominador: desinformación y falta de conciencia. Por esto, a continuación algunos de los puntos más importantes para tener en cuenta como ciudadanos con respecto al tema. ¿VIH es lo mismo que SIDA? VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es el virus que ingresa a un determinado organismo y empieza su desarrollo trayendo diferentes consecuencias en el sistema inmunológico. Entre ellas, la fase final que se denomina SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) que es el estado final de inmunodepresión del organismo en el que se desarrollan enfermedades que conllevan finalmente a la muerte del portador. A los pacientes con VIH sin complicaciones, se les denomina pacientes asintomáticos. Sin embargo y a pesar de no presentar sintomatología, portan el virus y como tal pueden transmitirlo al no tener las precauciones correspondientes. Cabe resaltar que según Michel Sidibé, director de ONUSIDA, “Por cada

x8

dos personas a las que ponemos en tratamiento otras cinco se contagian” o tienen el virus sin saberlo. Sobre el diagnóstico: La prueba diagnóstica que determina la presencia de VIH se denomina ELISA (Ensayo inmunoenzimático ligado a enzimas). En el caso de Santander tiene un costo particular aproximado entre $40.000 y $55.000. Si esta prueba es seropositivo, se realiza una segunda ELISA para verificación. Si se obtiene el mismo resultado, se realiza la prueba final de confirmación Western blot, que tiene un costo particular entre $200.000 y $250.000 . Hay un dato de suma importancia que debe tenerse en cuenta, con respecto al resultado de las pruebas y es que el virus no es detectable durante sus tres primeros meses de incubación en un organismo, por lo cual un primer examen no es del todo confiable, por el contrario si se tiene una vida sexual activa, aún cuando se alegue monogamia, ó si se está en alto riesgo de contagio, es un acto de responsabilidad y de cuidado propio practicarse la prueba diagnóstica cada seis meses. Yanneth Mejía Cáceres, directora del Laboratorio Especializado YMC, el cual realiza gran numero de

las pruebas de VIH que se hacen en Santander, comenta que desde 2007 no sólo se han cuadriplicado el número de pruebas diagnósticas, sino que “es preocupante la falta de conciencia frente a la responsabilidad sexual y su incidencia en el número de casos que resultan ser positivos en el departamento”. El papel del estado y las entidades de salud: Actualmente el gobierno nacional tiene en marcha el Plan nacional de respuesta ante el VIH y el SIDA 20082011. Este plan contempla diferentes estrategias de prevención en torno a educación sexual en colegios y universidades, además de las garantías para las personas portadoras. Por otra parte, el decreto 1543 del 97, reglamenta el tratamiento de los casos de VIH en el territorio nacional, incluyendo la responsabilidad de las EPSs. Sin embargo a pesar de la reglamentación y los esfuer

“Por cada dos personas a las que ponemos en tratamiento otras cinco se contagian” Michael Sidibé.

REVISTA NOVA 01  

Les presentamos nuestra primera edición de la revista Nova: normas y valores de la Facultad de Comunicación y Artes Audiovisuales. Programa...