Page 8

Parto

sexuales, respetando tus deseos, ritmos y prioridades del momento, por ejemplo puede ser que sólo desees caricias y abrazos. También salir a dar un paseo es válido si es lo que te pide el cuerpo. Lo que sea estará genial si es lo que realmente te apetece. No hay nada escrito, no hay reglas establecidas. Cada una sabe lo que le viene mejor, lo que necesita para estar feliz, relajada y cómoda. Es exactamente eso lo que tienes que hacer durante la fase previa al parto. Y mantener una actitud positiva, saber que lo que te ocurre es normal, que es algo bueno, que el mensaje que trae es que el nacimiento de tu bebé se acerca y tu cuerpo ya se está poniendo en marcha para recibirlo. Confía en ti, confía en tu cuerpo, escúchalo. Sabrás cuando estás de parto. Tú conoces mejor que nadie lo que pasa en tu cuerpo. De acuerdo...Y ahora que sabemos lo que ocurre en la fase previa al parto... ¿cómo

saber cuando se inicia el trabajo de parto?” Normalmente, serán las contracciones las que te servirán de guía. Notarás que se van regularizando cada vez más, hasta que son bastante regulares, en intervalos de aproximadamente 3 minutos, y con una duración de 45-60 segundos. Además de aumentar en frecuencia, también aumentan en intensidad. Notarás que son más fuertes, y que requieren toda tu atención, harán que te centres en el momento, te llevan al cuerpo. No puedes ni te apetece hablar durante la contracción, necesitas concentrarte. Suele ser una sensación poderosa que te conecta con el proceso del parto, y que te va guiando a adoptar diferentes posiciones para estar más cómodas y que ayudan a que el bebé se coloque correctamente. Cómo dice la comadrona Ina May Gaskin, son “sensaciones interesantes que requieren toda tu atención”.

8

• Revista Nana

Probablemente, cuando lleves un rato largo con contracciones de esta manera, regulares, intensas y rítmicas, el parto habrá comenzado. Una forma de comprobar si ya son las contracciones de parto, es ver si paran o cambian según tu postura. A veces, en la fase previa del parto hay más contracciones cuando caminas o modificas tu postura para incorporarte, pero que se espacían o hacen más suaves si te tumbas para descansar o te das una ducha de agua caliente. Si esto ocurre, aún estás en la fase previa. Cuando ya ha comenzado el trabajo de parto verdadero, normalmente continúan regulares hagas lo que hagas, entonces ese será, probablemente, el momento de ir al hospital, o avisar a las matronas que te atenderán en casa si has decidido parir en tu hogar. Y una vez empieza el parto... es momento de centrarte, sacar toda tu fuerza, tu energía, conectar con tu bebé, y sobre todo afrontarlo de manera positiva, relajada y confiada. No olvides en ningún momento, aunque las sensaciones te abrumen, cuál es el regalo final: el nacimiento de tu bebé. Mantenerte centrada en esto te hará fuerte durante todo el proceso. Y recuerda que las mujeres llevan milenios pariendo. Tus ancestras pudieron. Tú podrás. En este momento son las fuerzas de la Naturaleza las que operan en ti. Las mismas que hacen subir y bajar las mareas, que hacen crecer las plantas, que hacen cambiar de estación. Y la Naturaleza sabe perfectamente como hacer su trabajo. Confía, permite que ocurra, no luches contra las sensaciones, y disfruta de ese momento tan mágico y sagrado que es un nacimiento. ¡Feliz parto, feliz nacimiento!• Sara Barreto Ramos Matrona

Revista Nana #06 Septiembre-Octubre 2015  

¿Estoy de parto? Fase previa o 'Pródromos del parto'. Del gesto a la palabra. Grupos de apoyo a la lactancia materna. La importancia del gat...