Page 23

ENTREVISTA

¿Tienes alguna anécdota que recuerdes con especial cariño? Cada minuto junto a ellos lo vivo y recuerdo con cariño. Estar con los niños siempre es positivo. Escucharles decir mi nombre, cuando nos achuchamos... Cada día al cruzar la puerta verde para entrar en la escuela, se me quita todo lo malo. Es un trabajo muy gratificante, ya que los peques te agradecen tu trabajo a través de su cariño y afecto.

Pasas muchas horas y durante años con ellos ¿Te encariñas? ¡Sí, claro! Algunos entran con 3 mesitos y están hasta que empiezan el colegio. Hace unos años, hasta con 40 días he tenido a alguno. Es muy duro. Cada vez que se va un niño, se me rompe el corazón. Los quieres a todos, como una madre con muchos hijos. Cada uno es especial. Por ello, les insisto que me sigan visitando y saber

cómo les va a mis niños, ya que las puertas de Maphalda siempre estarán abiertas para esta gran familia.

Un mensaje para los padres. Me preocupa el futuro que se les está dejando a los niños. Es muy materialista, poco humano. La infancia pasa en un abrir y cerrar de ojos. Les diría que pasen más tiempo con sus hijos, que los disfruten, los achuchen, los besen. Yo siempre digo: “Esos pequeñines son los futuros maestros, abogados, médicos…y algunos hasta nos cuidarán en la residencia. Por ello, es importante la educación afectiva y en valores. Y que piensen en la escuela infantil como un sitio donde sus hijos lo van a pasar bien, donde serán felices. Si no están felices y contentos, no aprenderán nada. Cuando los dejen aquí, no les digan “Pórtate bien”, díganles “¡Pásatelo bien!”•

Revista Nana #06 Septiembre-Octubre 2015  

¿Estoy de parto? Fase previa o 'Pródromos del parto'. Del gesto a la palabra. Grupos de apoyo a la lactancia materna. La importancia del gat...

Advertisement