Page 1

magellan De viajero a viajero

Año 4 - Nº37

TANZANIA

ÁMSTERDAM

MÁS ALLÁ DE LOS SAFARIS

48 HORAS EN LA CAPITAL HOLANDESA

KASHGAR

PERÚ MEMORIAS DE MI PASO POR CUSCO

LA MAGIA DE LA RUTA DE LA SEDA

HONG KONG DONDE LOS OPUESTOS SE ATRAEN

1


magellan De viajero a viajero

magellan De viajero a viajero

Año 4 - Nº37

EDITORIAL TANZANIA

Año 4 - Nº37 - Marzo/Abril 2018 Publicación de periodicidad bimestral

ÁMSTERDAM

MÁS ALLÁ DE LOS SAFARIS

48 HORAS EN LA CAPITAL HOLANDESA

KASHGAR

PERÚ MEMORIAS DE MI PASO POR CUSCO

LA MAGIA DE LA RUTA DE LA SEDA

HONG KONG DONDE LOS OPUESTOS SE ATRAEN

Editor Fabrizio Rodilossi fabrizio@magellanmag.com Redacción Laura Fabregat redaccion@magellanmag.com Director de marketing Riccardo Lamberto lamberto@magellanmag.com Redes sociales Gonzalo Paraíso redes@magellanmag.com Publicidad publicidad@magellanmag.com Han colaborado en este número Riccardo Lamberto MIreia Villalonga Yolanda Peris José Luis Bauset Navarro Silvia García Suscripciones Suscríbete y te mantendremos informado sobre la salida de cada número y acerca de todas las novedades de Magellan. Contacto Tel. +34 680624660 info@magellanmag.com Web www.magellanmag.com

‘Magellan’ no se hace responsable de los artículos firmados por los autores. Foto de portada: Hong Kong, monasterio de Po Lin (AlxeyPnferov)

1

¿Y tú que harás este verano?

E

n este momento del año en el que los días afortunadamente nos regalan más horas de luz, ahora cuando las noches empiezan a oler a primavera y una cierta indolencia veraniega flota en el ambiente es un momento ideal para pensar en esa escapada, viaje o aventura que nos gustaría emprender en los próximos meses. Una vez dejado atrás el paréntesis de la Semana Santa somos muchos los que ya empezamos a pensar en un viaje de verano; ya sea breve, largo, ya sea a pocos kilómetros de nuestra ciudad o en la otra punta del mundo, pero que nos permita conjugar el verbo VIAJAR que es una de las cosas que más nos apasiona y nos une a los humanos sin ninguna duda. En Magellan llevamos años viajando por todos los rincones del mundo y queremos aprovechar la ocasión para recordaros que nada como el relato de un viajero para que podáis conocer de primera mano todo aquello que os espera en el destino elegido. En nuestra hemeroteca encontraréis todos los relatos de viajeros que han compartido sus experiencias recorriendo el mundo, y que estamos seguros os serán de utilidad mientras planeáis y decidís vuestra próxima escapada.


¡Suscríbete gratis a Magellan!

Te mantendremos informado sobre la salida de cada número y de todas las novedades de la revista

¡Suscríbete!


SUMARIO

Ă MSTERDAM

KASHGAR HONG KONG

TANZANIA

CUSCO

12

06 Noticias Damos un repaso a las noticias y

de viajes 10 Apps Las apps aconsejadas para facilitar la vida

eventos mĂĄs candentes que han tenido lugar alrededor del mundo.

del viajero. Este mes proponemos 4 nuevas apps para organizar mejor tu viaje.

mejor foto de mi viaje 08 La Tailandia, Valencia, Valli di Lanzo y Caen

los opuestos se atraen 12 Donde Recorriendo Hong Kong entre rascacie-

son los lugares en el punto de mira de nuestros lectores este mes.

los, naturaleza incontaminada, prosperidad y decadencia.

4


SUMARIO

24

50

34

58

viaje por la sostenibilidad 24 Un Un recorrido por Tanzania para no

día en Kashgar 50 Un Un recorrido de 24 horas explorando la

olvidar que está en nuestras manos conservar el planeta.

ciudad-oasis china por la que pasaba la antigua ruta de la seda.

horas en Ámsterdam 34 48 Pedaleando y callejeando por la ciudad de

de mi paso por Cusco 58 Memorias Un paseo por la cultura y la historia que

los canales, un destino perfecto para ser descubierto en un fin de semana.

va mucho más allá del camino obligado hacia el Machu Pichu.

5


NOTICIAS Wifi en aviones Cada vez más las aerolíneas ofrecen la posibilidad a sus pasajeros de conectarse a una red wifi, ya no solo en los aviones de larga distancia. Lo que puede ser un sueño para los pasajeros en viaje de ocio que pueden chatear, hacer llamadas y postear fotos en las redes sociales para evitar el aburrimiento, de la misma forma puede ser una pesadilla para los viajeros de negocios, para los que en algunas ocasiones el viaje en avión era el único momento en el que podían permitirse desconectar (literalmente).

Disneyland París crece El máximo ejecutivo de Disney París, Robert Iger, ha anunciado una inversión de 2.000 millones de euros para la ampliación del parque temático. El proyecto, que comenzará en 2021, incluirá tres nuevas zonas inspiradas en Marvel, Frozen y Star Wars, junto con nuevas atracciones y experiencias interactivas. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos y la mayor inversión que el parque haya hecho jamás desde su apertura en 1992.

Nuevas salas en la Galería Uffizi El pasado mes de febrero, la Galería Uffizi de Florecia inauguró 8 nuevas salas dedicadas a Caravaggio y otros pintores del Seicento. En las nuevas salas se pueden admirar,entre otras, las obras maestras “Baco con copa de vino”, “La cabeza de Medusa” y “Judit decapitando a Holofernes”. La iniciativa de permitir el acceso gratuito el día de la inauguración de las nuevas salas se saldó con largas filas de visitantes ansiosos por acceder al museo. www.uffizi.com

6


NOTICIAS La alternativa ecológica para el trayecto Londres - Ámsterdam

TOP 10 PUENTES Obras arquitectónicas impresionantes que, además de unir dos franjas de tierra, gracias a su diseño se convierten en atracciones maravillosas.

Eurostar ha iniciado los nuevos servicios ferroviarios directos que unen, a través del Canal de la Mancha, Londres y Ámsterdam en poco menos de 4 horas. La ruta aérea entre las dos capitales es una de las más transitadas de Europa: el tren representa una alternativa más ecológica ya que comporta una emisión de carbono el de un 80% inferior al avión. Los precios de los billetes oscilan alrededor de los 40 euros, un perfecto aliciente para preferir esta opción a los vuelos y cuidar el medio ambiente.

1 Golden Gate Bridge, San Francisco

(EEUU). Es el puente más fotografiado del mundo, más de 2,7 km de longitud.

2 Tower Bridge, Londres (Inglaterra). Es un auténtico must para cualquier viajero en la capital británica.

3 Harbour Bridge, Sidney (Australia). Con su longitud superior a 1 km, es uno de los símbolos de toda Australia.

4 Puente de Brooklyn, Nueva York

(EEUU). El puente colgante que desde 1883 une Manhattan y Brooklin.

5 Ponte Vecchio, Florencia (Italia).

Se construyo en 1345. En ello se encuentran actividades comerciales.

6 Puente de Zhangjiajie (China). Es el puente de vidrio más largo y alto del mundo y ofrece vistas increíbles.

7 Puente de Rialto, Venecia (Italia).

Uno de los más famosos del mundo, una etapa imperdible en una ruta en góndola.

Premio a Singapore Airlines Como cada año TripAdvisor ha publicado el ránking global de las mejores aerolíneas basándose en las evaluaciones de los pasajeros de los últimos 12 meses. Singapore Airlines, en segunda posición el pasado año gana en esta ocasión la primera posición gracias a su excelencia, tanto en primera clase como en economy. Completan el podio, respectivamente en segunda y tercera posición, Air New Zealand y Emirates.

8 Puente Carlos, Praga, (Chequia).

Con sus 10 metros de anchura es el puente más antiguo de la capital.

9 Puente de Millau (Francia). Con su

altura máxima de 343 metros sobre el río Tarn, es el más alto del mundo.

10 Puente de Danyang-Kunshan, Jiansu (China). El puente mas largo del mundo... ¡más de 164 km!

7


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

EnvĂ­anos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Tailandia

Luca Martello

Valencia

Miriam Escobar

8


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

EnvĂ­anos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Lago della Rossa, Valli di Lanzo (Torino)

Davide Lamberto

La AbadĂ­a de Saint-Etienne y el Ayuntamiento, Caen, Francia

9

Jordi Puiggali


APPS DE VIAJES

TripTracker

UnSheeping

Una de las aplicaciones de GPS, todo en uno, más eficaces. Según el tipo de viaje que seleccionas, te ofrece las mejores rutas paso a paso disponibles desde tu posición actual hasta el destino que elijas. También calcula la distancia de viaje estimada, el tiempo de viaje y el tiempo de llegada. No es necesario crear una cuenta para usar la aplicación. Incorpora un planificador de viaje en el que puedes guardar todas tus actividades.

Novedosa guía turística que permite por primera vez al cliente de un hotel ir reduciendo directamente el coste de su estancia en el mismo e incluso, conseguir que resulte gratis, en función de los gastos que vaya realizando en los comercios y otros establecimientos adscritos de la ciudad o alrededores. De momento, Barcelona es la única ciudad donde están disponibles estas ventajas, pero próximamente funcionará en más de 50 ciudades.

Sygic Travel

Elk Travel Currency

Una app para organizar tus viajes. Ofrece información y los servicios más relevantes para guiar a los clientes desde el inicio. Se puede buscar, planificar y reservar los viajes, e incluso pagarlos directamente, a través de la app. Por la integración con servicios como Parkopedia, Booking.com y Yelp, se pueden encontrar plazas de aparcamiento o reservar hoteles, entre otras opciones.

Elk, convertidor de divisas, es una nueva app que hace que convertir monedas sea rápido e intuitivo, determinando la moneda adecuada en función de tu ubicación exacta y mostrando puntos de valor comunes en una lista de desplazamiento. Diseñado para viajeros, Elk está disponible tanto por iPhone como por Apple Watch y es extremadamente fácil de usar

10


magellan De viajero a viajero

Disponible gratuitamente en el App Store

Lee Magellan a travĂŠs de su exclusiva app Disponible tambiĂŠn para otros sistemas operativos en la App gratuita PressReader:


Hong Kong, donde los opuestos se atraen Recorriendo la ex-colonia britรกnica entre rascacielos, naturaleza incontaminada, prosperidad y decadencia TEXTO Y FOTOS RICCARDO LAMBERTO FECHA DEL VIAJE 25/10/2017 A 28/10/2017

12


E

n mi último relato os hablé de la primera parte de mi viaje a China, mis 72 horas en Pekín. Aquí estoy de vuelta para contaros la segunda parte de la aventura, para mí la mejor: ¡nos vamos a Hong Kong! Hong Kong siempre me había fascinado y estaba desde hace mucho tiempo en mi lista de lugares para visitar sí o sí. Sin embargo, los amigos que habían ido, me comentaban que no era una ciudad muy atracttiva y no la recomendaban. Siempre me acuerdo de una querida amiga que me dijo: “Sí, estuve un día en Hong Kong, hice escala cuando me fui a Australia, pero no es nada especial.. Solo me acuerdo de estos rascacielos altísimos con ventanas desproporcionadamente pequeñas y poco más”. Después de haber estado allí puedo entender porque a muchos no le gusta esta, para mí preciosa, ciudad. Al despedirme de ella me acuerdo que exclamé: “Objetivamente, quizá la ciudad es fea... pero no se puede no enamorarse de ella”. Suena raro, lo sé: pero a lo largo del relato, creo y espero, que entenderéis mejor lo que quiero decir. Hong Kong es una ciudad, o mejor dicho una región/estado, que en tan solo un día puede parecer no muy atractiva y con poco que ofrecer. Pero entonces ¿por qué es la ciudad con el mayor número de visitantes en todo el mundo? Es un destino que lo tiene todo, naturaleza, playas, maravillas arquitectónicas, vistas impresionantes y mucho más. Empecemos desde el principio: llegamos a Hong Kong por la noche después de unas tres horas de vuelo desde Pekín. Ya desde el

13


primer momento, fue más que evidente que se trataba de un mundo totalmente diferente al de la ciudad imperial. Al salir del aeropuerto subimos a un tren super rápido que en tan solo media hora nos llevó de la isla donde se encuentra el aeropuerto al centro de Hong Kong. Llevo impreso en mi memoria el momento de la salida de la estación de Kowloon, el distrito donde se encontraba nuestro hotel: al levantar los ojos al cielo, nos encontramos rodeados de decenas y decenas de rascacielos altísimos, modernos, luminosos... ¡simplemente increíble!. En Pekín se respira historia y tradición en cualquier rincón, Hong Kong, en el primer impacto, se encuentra en sus antípodas.

El día siguiente al despertar estábamos en una minúscula habitación en la que apenas cabían nuestras maletas y desde nuestra – pequeña - ventana podíamos observar el skyline típico hongkonés, en mi opinión maravilloso. El espíritu viajero estaba impaciente por descubrir todo lo que nos esperaba. Era un día fantástico y el clima veraniego, entonces nos dirigimos a la isla de Lantau para visitar la estupenda aldea de Ngong Ping. En tan solo una media horita de metro, se pasa del centro de la metrópolis más densamente poblada del planeta a un oasis de naturaleza incontaminada. Hay varias opciones para subir a la aldea, nosotros decidimos utilizar un teleférico que puede ser normal Ngong Ping

14


DNI DEL VIAJERO Nombre: Riccardo Apellido: Lamberto De: Turín (Italia) Edad: 26 años Amo viajar, porque me encanta todo lo que es diferente. Descubrir cosas nuevas te permite tener una mentalidad abierta hacia todo y todos y te enseña a respetar y amar las demás culturas que es, en mi opinión, fundamental en la sociedad en la que vivimos hoy en día. Me apasionan los idiomas extranjeros y llevo viviendo fuera de Italia desde que tenía 19 años; primero en Alemania y seguidamente en Barcelona, donde vivo desde hace tres años.

Lantau, vista desde el teleférico

o, con un pequeño suplemento, con suelo de cristal. Recomiendo absolutamente esta última opción, ya que permite disfrutar durante todo el trayecto (que tarda unos 25 minutos, recorriendo casi 6 km en línea de aire) de una vista a 360 grados de toda la isla. La aldea en sí es muy pequeña, solo hay un par de tiendas y unos restaurantes, pero tiene mucho encanto. La atracción está a unos minutos andando y es la celebre estatua de Buda Tian Tan, una de las estatuas de Buda más grandes de china, ¡impresionante!. Mide 34 metros y es símbolo de armonía entre personas, naturaleza y religión. Justo al lado de la estatua se encuentra el monasterio budista de Po Lin, el más grande de Hong Kong.

15

Buda Tian Tan


Después de visitarlo en detalle y perdernos en los colores y olores del templo, nos encontramos en un perfecto estado mental zen y decidimos aventurarnos por un magnífico recorrido natural, el Ngong Ping Fun Road. Mi estado zen fue interrumpido casi enseguida por cruzarme con una araña más grande Monasterio Po Lin

que una mano, pero después de unos cuantos minutos de hiperventilación, las vistas impresionantes sobre el mar de la China meridional y las islas me hicieron olvidar enseguida este pequeño trauma. No me esperaba que esta isla diminuta tuviera tanto para ofrecer: a regañadientes decidimos que había llegado la hora de despedirnos de aquel místico lugar, ya que teníamos pocos días a disposición y mucho más para descubrir, sin embargo es un sitio adonde me gustaría volver y quedarme como mínimo un par de días completos y, entre otras cosas, subir a pie en vez que en teleférico. Nos dirigimos a la isla de Hong Kong, más exactamente en el distrito Central. Se trata de la zona más moderna de Hong Kong con

Buda Tian Tan, vista hacia el monasterio Po Lin

16


Ngong Ping Fun Road

los rascacielos más recientes y es el corazón financiero de la región: básicamente, es la cara de Hong Kong que todo el mundo conoce. Es caótica, aceras estrechas, mucho tráfico, gente frenética... es viva, es dinámica, es única. Precisamente esta es una de las partes que creo que no todo el mundo apreciaría, puede fascinar tanto como dar pánico o claustrofobia. A mí, me gustó, ¡y mucho!. Si, sí que es verdad que es un lugar donde no creo que me gustaría vivir, para visitar es muy peculiar y permite descubrir una realidad totalmente diferente a la a la que estamos acostumbrados. Ya había anochecido y regresamos a Tsim Sha Tsui en Kowloon, en la Avenue of Stars, para disfrutar de un espectáculo nocturno único en el mundo: a Symphony of lights. Se trata efectivamente del espectáculo de luces y sonidos más grande del mundo, cuyos

A Symphony of lights

17


Vista desde Victoria Peak

Peak Tram

protagonistas, cada noche a las 20.00 horas, son los rascacielos de Hong Kong. Al ritmo de la música que se escucha en la zona de Kowloon que acabo de mencionar, los rascacielos de la isla de Hong Kong, se iluminan y

disparan láseres de diferentes colores mientras los maravillosos galeones rojos y azules se mueven por el estrecho que separa la isla de la península. El día siguiente decidimos ir al Victoria Peak, la cima de la montaña más alta de la isla de Hong Kong (552 m.), desde la cual se puede gozar de una vista espectacular sobre toda la ciudad. Para alcanzar la cima se puede coger el peak tram, un tranvía que funciona desde hace 120 años: el tranvía conserva su estilo y diseño tradicional y es muy sugestivo, ya que en algunos momentos llega a una inclinación tal que provoca una ilusión óptica por la cual los pasajeros tienen la sensación de que los rascacielos parezcan torcidos y a punto de caerse. Para disfrutar aún mejor de la vista, aconsejo subir a la Peak Tower que,

18


gracias a su enorme terraza, permite disfrutar de una magnífica vista a 360 grados. Tal y como teníamos planeado, decidimos ir a una playa bastante conocida que se encuentra al sur de la isla de Hong Kong. Llegamos allí en una media horita, el día era maravilloso, hacía calor y mucho sol y la playa era estupenda, ¡nunca nos hubiéramos imaginado que hubiéramos vuelto a coger el bus tan solo media hora más tarde! Al llegar a la playa, enseguida nos dimos cuenta de algo muy extraño: nadie se estaba bañando y había muy poca gente tumbada a disfrutar del sol. Casi todas las personas allí estaban en la orilla, cubiertos de pies a cabeza, tomando fotos y selfies. Después de un momento de perplejidad, pensamos, muy equivocadamente, que habíamos tenido suerte por tener casi toda la playa para nosotros. Encontramos un punto perfecto bajo unos árboles, a las sombras,

muy cerca de la orilla, con unas vistas maravillosas a la bahía. Nos habíamos quitado la ropa y solo llevábamos el bañador, lo que en principio nos parecía lo más normal del mundo. Enseguida ese momento idílico fue cortado por un enorme grupo de turistas chinos, habrán sido más de 50 personas, que comenzaron a mirarnos y murmurar evidentemente escandalizados. Unos minutos después, varias personas empezaron incluso a tomarnos fotos con los móviles, quienes escondidos detrás de un árbol, quienes mucho más descaradamente delante nuestro. Al principio no me importaba mucho, pero luego me pregunté: ¿Y si estamos haciendo algo malo o incluso ilegal?. Luego vi a otro grupito de occidentales en nuestra idéntica situación y tuve un momento de complicidad visual con un chico y, sin decirnos una palabra, decidimos tirarnos al agua: éramos los únicos en esa agua

Repulse Bay

19


Templo Won Tai Sin

maravillosa, rodeados de decenas de personas haciéndonos fotos y videos. Salí del agua y decidimos irnos cuanto antes. Regresamos al hotel y nos parecía que habíamos estado en otro planeta, sentíamos una mezcla de vergüenza e incredulidad, así que enseguida nos pusimos a buscar respuestas en internet. Resulta que los chinos no suelen desvestirse en la playa, primero por evitar el bronceado, que en su cultura es algo feo (de hecho casi todo el mundo iba hasta con paraguas en la playa), y segundo ellos no contemplan bikinis y bañadores, los consideran equivalentes a la ropa interior o a la desnudez. Total que para sus ojos habíamos sido desvergonzados, indecentes, indecorosos y exhibicionistas. Bueno cada país sus costumbres: lo seguro es que fue la primera y última vez que fuimos a una playa china.

20

Chungking Mansions


Para terminar el día, decidimos dar una vuelta por Tsim Sha Tsui, visitando primero el iSquare, un centro comercial de 31 plantas, lujoso, enorme y vistoso, para luego ir a descubrir la cara decadente de Hong Kong, que, paradójicamente, se encuentra justo enfrente de este centro comercial: las Chungking Mansions. No es un lugar apto para todos, es una experiencia muy fuerte y bastante peligrosa, cada uno asume su propio riesgo; se trata de un enorme complejo de 17 plantas divididos en 5 bloques donde residen más de 4000 personas y muchos pequeños hostales que cuentan con casi 2000 habitaciones ultra baratas. No me voy a detener mucho en este tema porque, aunque podría escribir decenas de páginas sobre lo que vi en tan poco tiempo allí, podría ser perturbador para algunos lectores. Lo único que quiero decir es que yo fui porque me gusta ver lo bueno pero también lo malo de este mundo, si queréis ir, os recomiendo que vayáis preparados. Al terminar la experiencia de las Chungking Mansions, nos dirigimos al barrio de Mong Kok para probar el delicioso street food de Hong Kong: absolutamente recomendables los Dim Sum (una gran variedad de pequeños platos), en particular el beef offal (no apto para vegetarianos, es una mezcla de casquerías de vacuno fritas). Como siempre, demasiado rápido, ya había llegado nuestro último día en Hong Kong y

Nan Lian Garden, Templo de la absoluta perfección

nos daba tiempo visitar alguna atracción más. Primero nos fuimos al Templo Won Tai Sin, uno de los templos más conocidos y populares de Hong Kong donde pudimos asistir a celebraciones religiosas y ver gente rezando, rodeados de un templo bellísimo, en una nube mística de perfumadísimo incienso: una experiencia catártica. Muy cerca del templo se encuentra el Diamond Hill, donde están el Nan Lian Garden y la Chi Lin Nunnery. El primero es un enorme, estupendo jardín en cuyo interior se encuentran el maravilloso Templo de la Absoluta Perfección, parques, pequeños

21


Chi Lin Nunnery

lagos y hasta un molino y una pequeña cascada. La Chi Lin Nunnery es uno de los templos budistas más grandes de Hong Kong: está constituido casi enteramente por madera (lo que a mí, personalmente, me recordó mucho más el estilo japonés que el chino) y representa la armonía entre hombre y naturaleza. Sin embargo, tanto el templo como el jardín, están totalmente rodeado de altísimos rascacielos y se contraponen muy fuertemente los unos con los otros. Como última meta, nos fuimos a buscar el templo de los 10.000 budas: como se puede leer en muchas guías, no es muy fácil de encontrar, porque está un poco aislado y escondido. Efectivamente nosotros al buscarlo acabamos en un enorme cementerio...

¿Y podíamos nosotros acabar en un normalísimo cementerio hongkonés en un día cualquiera?, ¡Claro que no!. Era el pasado 28 de octubre, día en el que se celebraba el Chung Yeung Festival, o Festival del doble nueve: una festividad parecida a nuestro Día de Todos los Santos, donde todo el mundo va al cementerio para llevar ofrendas (principalmente comida, flores e incienso) para conmemorar los queridos difuntos. Allí, con caras de turistas, comprensiblemente, no éramos bienvenidos e intentamos irnos lo más rápido posible, sin embargo tardamos unos 20 minutos en conseguir salir por la multitud de gente que había y la ubicación del cementerio (estaba en la cima de una montaña y justamente por eso tardamos tanto en entender

22


que estábamos equivocados). Finalmente encontramos el camino correcto para el templo de los 10.000 budas: como el mismo nombre explica, se trata de un templo conténtente 10.000 estatuas de buda y el recorrido para llegar también está rodeado de cientos de estatuas de budas muy peculiares. Nos quedamos muy contentos de acabar el viaje con este templo porque realmente es único en el mundo y merece mucho la pena. En conclusión, espero poder regresar muy pronto a ese pequeño estupendo mundo en si mismo llamado Hong Kong. Un mundo caracterizado por evidentísimas y fascinantes contraposiciones, antagónicas pero complementarias: antiguo y moderno, prosperidad y decadencia, naturaleza y urbanización, oriente y occidente... ¡Yin y yang!. v

Monasterio de los 10.000 Budas

Monasterio de los 10.000 Budas

23


Un viaje por la sostenibilidad Un recorrido por Tanzania para no olvidar que estรก en nuestras manos conservar el planeta TEXTO Y FOTOS MIREIA VILLALONGA

24


T

he Earth does not belong to us, we belong to Earth (La Tierra no nos pertenece, nosotros pertenecemos a la Tierra) es una magnífica frase formulada por Jefe Seattle en 1854 en Norte América durante un largo discurso después que le propusieran vender sus tierras y él, naturalmente, no entendiera como un río, un árbol o el aire fresco se pudieran vender, pues la tierra no nos pertenece sino que nosotros pertenecemos a la tierra. Sin duda Jefe Seattle tenía razón, y perder estos valores y perspectiva ha generado un mundo en constante transformación donde el cambio climático está causando que la naturaleza cambie a una velocidad sin precedentes. Mientras que el aumento de las temperaturas hace que los hábitats naturales se vuelvan inhóspitos, el aumento de la población humana está reduciendo los hábitats

Kilimanjaro / Pixabay

25


de vida silvestre, lo que aumenta las interacciones entre humanos y vida silvestre que a menudo terminan en conflictos en una carrera por recursos y supervivencia donde la falta de conocimiento y la apatía, lejos de las palabras del Jefe Seattle, lideran los encuentros. A menudo olvidamos que la naturaleza puede sobrevivir sin nosotros, pero no podemos sobrevivir sin la naturaleza. Por suerte hay países que aún mantienen la naturaleza y la harmonía deseada, aunque quizás no por mucho más tiempo. Tanzania, un país con extensas reservas y parques nacionales, hogar de los pocos leones, elefantes y rinocerontes que quedan en el mundo. El cambio climático el aumento de población también está afectando aquí, y sin turismo los recursos para proteger estos hábitats

naturales son escasos. Dos paradas imprescindibles son Ngorongoro Crater y Serengeti, pero hay mucho más. Ngorongoro Crater se creó después de la explosión de un volcán hace dos o tres millones de años. Gracias a esta explosión y a toda la zona volcánica alrededor, Ngorongoro tiene un suelo muy rico y fértil que ayuda gratamente a la supervivencia de los animales y hace del hábitat uno de los ecosistemas más importantes del mundo y se considera que es la zona delimitada de menor extensión donde se encuentran los cinco grandes; elefantes, leones, búfalos, leopardo y rinoceronte. Serengeti, a su vez, es el ecosistema más antiguo del planeta. Con una diversidad de flora y fauna que no se encuentra en ningún otro lugar, como la gran migración, uno de

26


DNI DEL VIAJERO Nombre: Mireia Apellido: Villalonga De: Barcelona (España) Edad: 25 años Si tú también puedes llegar a amar esta tierra como lo hicieron nuestros antepasados, todos los problemas del mundo desaparecerán como hojas otoñales al viento ~ Wanbli Nata’u Oglala Lakota

los eventos naturales más impresionantes del mundo. Serengeti se nutre del volcán Ol Doinyo Lengai que expulsa lava carbonatada rica en minerales que fertiliza la tierra y la convierte en este único paraje natural. Además, se dice que en el último millón de años, poco ha cambiado en Serengeti, pues lo hace aún más espectacular, y sorprendentemente, los restos más antiguos del Homo Sapiens, que datan de 2 millones de años, fueron descubiertos aquí por el arqueólogo Dr. Louis Leakey, quien posteriormente facilito la investigación de chimpancés en Gombe a cargo de Jane Goodall. Jane Goodall, que respira las palabras del Jefe Seattle, es una primatóloga y la mayor experta en chimpancés del mundo que ha pasado más 40 años de su vida en el parque

27


nacional Gombe, donde descubrió como los chimpancés se relacionaban, como construían herramientas y como se alimentaban. En ese momento, la construcción de herramientas formaba parte únicamente de la definición de hombre, por lo que supuso una gran revolución científica cuando Leakey y Goodall anunciaron: “Ahora debemos redefinir qué es una herramienta, qué es un hombre, o aceptar que los chimpancés son humanos”. El parque nacional de Gombe, en el este de Tanzania, es el sitio ideal para aquellos apasionados de la aventura, de los chimpancés, de Jane y de la conservación. Para la conservación de otra especie muy apreciada también está el parque nacional Mkomazi. Según International Rhino

Foundation (2004), solo quedan 2.410 rinocerontes negros en el mundo, y Mkomazi actúa como una reserva natural para muchos de ellos, aunque se desconoce la cifra actual. Además de ser un refugio vital para dos especies muy amenazadas, el carismático rinoceronte negro y el sociable perro salvaje africano, y de ser uno de los parques nacionales menos transitados de Tanzania, Mkomazi ofrece magníficas vistas del monte Kilimanjaro, que tiene la cumbre más alta de África y se considera la montaña independiente más alta del mundo (5.891 m). Además de parques nacionales, Tanzania tiene muchísimas reservas naturales denominadas Wildlife Management Areas donde comunidades y vida salvaje conviven en

28


armonía. Este es un gran ejemplo de cómo podemos crear un mundo donde la supervivencia de las personas no excluye la supervivencia de otras especies sino que mediante la coexistencia ambas especies se benefician. Pues si la tierra no nos pertenece, ¿qué mejor acto que compartir los espacios naturales con otras especies? En Tanzania, una de las reservas más bonitas es Sinya-Enduimet. Reserva natural situada entre el Monte Kilimanjaro y Monte Meru que supone la extensión del parque nacional Ambosseli de Kenya en tierras

Tanzanas. Sinya no solo ofrece magníficas vistas de ambos montes, que en realidad son dos volcanes, sino que también es hogar de elefantes, cebras, leones, jirafas, búfalos, y vacas. ¡Si vacas! La comunidad y sobre todo la tribu Masaai, que tiende a vivir en zonas remotas, vive su día a día con su ganado entre leones y elefantes y es de lo más normal encontrarlos pastando en la misma área. Aunque es idílico a veces surge algún conflicto. De vez en cuando algún león decide comerse una vaca en lugar de una cebra, y

29


esto repercute en la economía de los Maasai, cuya riqueza se basa principalmente en el número de vacas o ganado en general. Por suerte, gracias al turismo que contribuye a conservar estas áreas y otros corredores naturales que conectan reservas y parques nacionales, estos encuentros son mitigados de forma amigable, en comparación de otras zonas no protegidas donde la respuesta de la comunidad afectada tiende a desenvolverse de forma no amigable causando agresión. Visitar países como Tanzania ayuda a la conservación de estos espacios naturales y de su vida salvaje y nos recuerda nuestro lugar en la naturaleza. El turismo si puede hacer una diferencia positiva. Aunque puede parecer caro, visitar estos espacios naturales, parques nacionales y reservas, ayuda gratamente a la conservación. Por ejemplo, si un elefante

decide comerse el cultivo de un campesino en una zona no protegida, el campesino cuya economía depende en ese cultivo, tiende a agredir y a defender el cultivo incluso hasta causar una fatalidad. Por lo contrario, en una zona protegida, mantenida gracias a la financiación del turismo, el campesino tiene otros mecanismos de defensa como colmenas de abejas que actúan como barrera. Pongamos por ejemplo que el elefante que quiere comerse el cultivo es una hembra. Se considera que al largo de su vida, una hembra elefante puede tener hasta 8 crías, y a su vez estas crías pueden tener la misma cantidad de descendientes por lo que supone que en dos generaciones se han conseguido proteger 64 elefantes. Si continuamos con el ejemplo del elefante, es importante entender que no solo estamos conservando una especie que está en peligro

30


de extinción, sino que esta especie, como muchas otras, forma parte de un ecosistema. Si este ecosistema se destruye o se desequilibra, porque el número de una especie disminuye considerablemente, como formamos parte de la tierra, nos afecta negativamente a todos. En este sentido, los elefantes son los encargados de dar forma al paisaje de un ecosistema creando caminos en los bosques, creando pozos de agua durante la sequía, dispersando semillas y proporcionando alimento al defecar, lo que convierte a los elefantes en una especie que se considera clave o fundamental, ya que sus servicios ecosistémicos son esenciales para la supervivencia de otras especies, entre ellas nosotros, los humanos. Si tomamos el caso de la dispersión de semillas, se sabe que el 30% de las especies de

árboles de África central necesitan elefantes para esparcir sus semillas y sobrevivir. Si la población de elefantes disminuye, los bosques africanos disminuirán y las comunidades circundantes podrían perder el acceso a los recursos, los productos comerciales y el turismo. Viajar a Tanzania también promueve la conservación en muchos más aspectos. Veamos unos cuantos ejemplos. El turismo aumenta el apoyo hacia la comunidad local a través del ecoturismo que se mantiene gracias a la motivación de conservar especies en peligro de extinción. Cuanta más gente visite estos espacios naturales, más motivación habrá por parte de la comunidad de conservarlos. Aunque no ideal, a veces mostrar el valor económico de la conservación es el

31


único modo eficaz para conservar. En este mismo ámbito, el turismo puede proteger un ecosistema creando medios de vida más sostenibles para las comunidades locales. Por ejemplo, empleando la población local en servicios turísticos como guías o cocineros supone una fuente de ingresos alternativa a otras actividades que destruyen el medio ambiente como la tala de árboles o caza ilegal. No está de más comentar que el turismo también impulsa políticas de conservación pues supone un incentivo para establecer políticas ambientales y medidas de conservación como la creación de parques nacionales, reservas naturales y otras áreas protegidas para preservar su biodiversidad y, en consecuencia, impulsar su atractivo

turístico. Aun así establecer áreas protegidas no es suficiente por sí solo. Asegurar la conservación de los ambientes sensibles y las especies vulnerables que estas áreas pretenden proteger requiere medidas efectivas de manejo y conservación y esto se financia con el precio de las entradas en los parques y reservas. A la vez, la presencia del turismo en ciertas áreas remotas también supone de gran ayuda para la conservación. Si bien los guardabosques (rangers) desempeñan un papel fundamental en el patrullaje de entornos sensibles contra amenazas exteriores como la caza furtiva, a menudo es imposible para ellos monitorear áreas tan vastas por sí mismos. La mera presencia de turistas en áreas naturales puede

32


proteger la vida silvestre al proporcionar un par de ojos extra en el terreno. Pero no todo el beneficio es unidireccional, viajar aumenta la sensibilización medioambiental de los turistas y puede aumentar la conciencia ambiental entre ellos. Es una puerta de conocimiento y un baño de realidad que con la buena predisposición y mente abierta puede cambiarnos la percepción y el entendimiento que tenemos en muchos aspectos. Creo que tendemos a olvidar el impacto que hacemos día a día o somos capaces de hacer en cada uno de nuestros movimientos y decisiones. Como bien dijo Jane Goodall, todos hacemos una diferencia, y tenemos que decidir qué

clase de diferencia queremos hacer. Viajar a África y a Tanzania sin duda es una experiencia única que nos pone en nuestro lugar, hace una diferencia y nos hace ver lo pequeños que somos y lo grande que es el mundo natural. Ver una familia de elefantes cruzando el río y pensar en todo lo que han vivido, o ponerte en la piel de un león en plena caza son sin duda experiencias que vale la pena vivir. Y si además de ser experiencias trascendentales se contribuye a la conservación de estas especies y espacios naturales, ¿qué mejor forma que honorar al Jefe Seattle que vivir en primera persona como la tierra no nos pertenece sino que nosotros pertenecemos a la tierra? v

33


48 horas en Ă msterdam Pedaleando y callejeando por la ciudad de los canales que constituye un destino perfecto para ser descubierto en un fin de semana TEXTO Y FOTOS YOLANDA PERIS FECHA DEL VIAJE 07/04/2018 A 08/04/2018

34


L

a capital holandesa es una de esas ciudades que tenía pendiente en mi agenda personal de imprescindibles, y por fin en un (increíblemente) soleado fin de semana de abril llegó la ocasión de conocer la ciudad de la diversión y de Van Gogh, de las terrazas atestadas de gente y de las bicicletas por doquier. Si uno viaja desde Barcelona la verdad es que la primera ventaja que ofrece Ámsterdam

es que la ruta ofrecida por Vueling tiene los horarios de fin de semana más racionales que yo he visto en mucho tiempo. Se puede coger un primer vuelo a las 7.00 h. de la mañana, disfrutar del sábado en la ciudad, y regresar un domingo noche a las 21.45 h. para poder gozar ampliamente del fin de semana de principio a fin. Desafortunadamente no siempre los horarios son así de atractivos para el viajero que quiere hacer un rápido “weekend” en una capital europea.

35


Tras aterrizar en Ámsterdam llegar al centro de la ciudad es bastante sencillo y rápido. Se puede optar por el tren más económico y rápido, si bien en nuestro caso optamos por el autobús que pese a costar algo más, 6 euros por trayecto, nos dejaba muy cerca del Museo Van Gogh donde empezaba nuestro fin de semana holandés. Como sucede hoy en día nada mejor que llegar al museo con la reserva confirmada on line para poder acceder rápidamente y sin colas, y optimizar el tiempo al máximo como

en nuestro caso en el que las horas estaban contadas. Si bien no soy una gran experta en la obra del Van Gogh tengo que admitir que algunos de sus cuadros me hipnotizan y que delante de los Girasoles siento un éxtasis que podría parecerse bastante a un Síndrome de Stendhal. El edificio que contiene la obra de Van Gogh es una construcción circular que distribuye la obra del genio holandés en 4 plantas regalando una visión detallada de las mejores obras del pintor en un espacio amplio,

36


El Museo Van Gogh

contacto con el exquisito trato al cliente de los bares y restaurantes de la ciudad del que pudimos disfrutar durante nuestra corta estancia. Tengo que decir que a pesar de ser una ciudad turística, que se caracteriza por que todos y cada uno de sus bares y restaurantes presentan unos llenos bastante significativos la verdad es que nos llamó la atención la perfección en el servicio y la extrema amabilidad de todos y cada uno de los camareros de los diferentes lugares que visitamos. Tras haber completado la visita al Museo Van Gogh, salimos paseando por la bella explanada que rodea este centro cultural muy cerca del cual se encuentra la otra joya artística de la ciudad el Rijksmuseum, y que conoceremos en nuestra próxima visita a la tierra de los tulipanes. Como la belleza del día y un agradable clima más propio del verano mediterráneo que de lo que las previsiones podían hacer creer invitaban a pasear, nos dedicamos a callejear por la ciudad hasta llegar al hotel escogido.

tremendamente luminoso y que se recorre sin aglomeraciones de ningún tipo a pesar de los centenares de visitantes que en esa mañana de abril estaban al igual que nosotros deleitándose con los cuadros de trazos gruesos y unas combinaciones de colores de las que resultaba difícil apartar la vista. Fue en la bella y moderna cafetería del Museo Van Gogh el primer lugar de la ciudad en el que tuvimos

Museo Nacional de Ámsterdam (Rijksmuseum)

37


El recorrido desde el Museo van Gogh hasta el Art’otel

Es evidente que desde el momento en el que llegas a Ámsterdam, sientes un deseo irrefrenable de pedalear sin parar y entiendes a la perfección porque es la ciudad perfecta para el transporte más ecológico y sano del mundo. La superficie plana con escasísimos desniveles, la infinidad de carril-bici, y el hecho de que es una ciudad en la que el ciclista está perfectamente integrado y convive a la perfección con el peatón y con el resto de vehículos nos recuerda que aún nos falta mucho para que en ciudades como Barcelona se llegue a la excelencia en este sentido, y es una verdadera pena. La primera toma de contacto con Ámsterdam tras dejar atrás el Museo Van Gogh nos llevó hacía las calles del centro de la ciudad que en un sábado de calor estival bullían de gente y movimiento. El paseo que nos llevo desde la explanada de los museos hasta la gran plaza central nos

El Bulldog Palace en Leidseplein

38


Leidsestraat

permitió disfrutar por vez primera desde el aterrizaje en Ámsterdam de los celebérrimos canales que hacen de esta ciudad una de las Venecias del Norte. La verdad es que como todas las ciudad atravesadas por ríos la bella capital holandesa fascina por sus amplios canales, la belleza de muchos de los locales que asoman a sus aguas, y el tráfico intenso y a la vez ordenado de barcas de todo tipo, tamaño y categoría desde las que los viajeros disfrutan de otra perspectiva de la ciudad. Continuando con el paseo pasamos por la zona de Leidseplein que se caracteriza por concentrar una multitud de opciones de ocio, con sus bares, restaurantes, cines, discotecas, etc. Siguiendo el itinerario por Leidsestraat (una de las calles con más tiendas de moda en su haber) llegamos a uno de los puentes que salpican la ciudad y decidimos buscar un lugar para descansar tras el largo paseo y el tremendo madrugón.

39

DNI DEL VIAJERO Nombre: Yolanda Apellido: Peris De: Barcelona (España) Edad: 53 años Me apasiona viajar, siempre me ha gustado. Respirar en casa el ambiente de los viajes desde bien pequeña fue sin lugar a dudas el detonante de esta pasión. Mi paraíso soñado al que volvería una y mil veces (y al que confío volver pronto) es cualquiera de los maravillosos lugares del oeste de Canadá. También amo profundamente Italia y todas las veces que vuelvo a cualquiera de sus ciudades o pueblos siento sin lugar a dudas que estoy en mi segunda casa.


El restaurante Herengracht

El lugar en el que caímos por casualidad fue una buena elección y gozamos de un reparador almuerzo a base de un exquisito hummus de remolacha y una deliciosa tortilla de verduras, ya que los platos a base de huevos son un clásico en los menús de la ciudad. Una terracita abarrotada, mesas diminutas y muy juntas, un servicio impecable para disfrutar de una excelente comida y recuperar energías para seguir caminando. El restaurante, Herengracht, merece la pena y por el número de lugareños que nos rodeaban creemos que es un clásico de la ciudad. Tras el excelente almuerzo llegamos a la zona de Koningsplein y bajando a la derecha nos encontramos con el único mercado de flores flotante de Europa, el mágico Bloemenmarkt, un arco iris de colores y perfumes que

40


El Bloemenmarkt, el mercado de flores más famoso de Ámsterdam

Konigsplein

cautiva al viajero. Desafortunadamente en un soleado sábado de primavera era un lugar tan lleno de gente que no nos quedó más opción que dejar la visita a medias. Continuando nuestra ruta hacia el hotel desde Konigsplein llegamos hasta la calle Kalverstraat, una arteria comercial por excelencia si bien tengo que decir que, en mi opinión, se trata de una calle clónica a cualquier otra calle que podemos ver en cualquier otra ciudad Europea. La sucesión de marcas de ropa que la globalización ha exportado a velocidad de vértigo ha quitado mucha de la identidad de nuestras ciudades y mientras paseaba por esa zona de Ámsterdam pensaba con un punto de amargura que igual podía estar paseando por Madrid, Roma, Barcelona o Berlín.

41


Plaza Dam

La heladeria Banketbakkerÿ v.d. Linde en la calle Nieuwendijk

Por suerte esta trepidante vía global desemboca en la bella y enorme plaza Dam que te vuelve a recordar que estas en una ciudad nueva y te dejas llevar de nuevo por el entusiasmo del descubrimiento. El imponente edificio que acoge el Museo de Cera Madame Tussaud preside la plaza en la que también se encuentra el Palacio Real.

Continuando paseo por la calle Nieuwendijk, nos llamó la atención una larga cola en la que se mezclaban turistas y lugareños y donde descubrimos asombrados que el motivo de tanta aglomeración eran los helados – de un solo sabor!!!! – que se venden en la Banketbakkerÿ v.d. Linde. Un delicioso helado con sabor a crema que saboreamos encantados y que confirmaba las sospechas de que la espera había valido la pena. Y tras haber visto en pocas horas algunos de los lugares más significativos de la ciudad llegamos hasta el Art’otel situado en la Prins Hendrikkade, frente a la estación central de Ámsterdam. Si bien habíamos visto algunas imágenes de este singular alojamiento he de confesar que las expectativas se vieron altamente superadas.

42


Bici en el puente Liesdelsluis

Bicis en uno de los parkings de la Estación Central

Bicis en Zeedijk, el barrio chino de Ámsterdam

Bicis en la Plaza Dam

Tienda de bicis

43

La original bicicleta del Art’otel


Típica imagen entre canales

Al salir de nuevo a la calle tras un breve descanso, la ciudad estaba tan llena que la impresión era que de vez en cuando se abrían compuertas desde algún límite de la localidad y hordas de personas lo llenaban todo. Confieso que en algún momento era tal el volumen de peatones, ciclistas, y vehículos que podía llegar a resultar algo agobiante. Se acercaba el sábado noche y se unían los grupos de gente que visitaban los centros comerciales, con los tempraneros que empezaban la fiesta, y con unos cuantos grupos de turistas que habían elegido la ciudad de la diversión y el desenfreno para ese ritual que habría que desterrar un día; las infames despedidas de solter@.

A pocos minutos del hotel se encontraba el famosísimo barrio rojo, por el que paseamos sin ningún interés especial y que dejamos atrás sin sentirnos atraídos por esa parte de la ciudad. Entramos a esa zona desde la pintoresca calle Zeedik y tras callejear mientras atardecía y el sol iba desapareciendo paulatinamente decidimos continuar paseo entre los canales de la ciudad. Esa parte es sin lugar a dudas, en mi opinión, la zona más atractiva de la pequeña capital. El hecho de que muchas de las callejuelas y vías principales de Ámsterdam concentren tantas personas en espacios reducidos dota de un encanto especial a la zona de canales

44


en la que los amplios espacios otorgan otra perspectiva de la ciudad. Los astros meteorológicos se alinearon el domingo para que el precioso día presidido por un sol resplandeciente invitará sin ningún género de dudas al recorrido ciclista por la ciudad. La verdad es que había tenido ganas de pedalear desde el momento en el que puse el pié en Ámsterdam, y la experiencia no solo no me decepcionó sino que me supo a poco. Aunque el viajero no conozca la ciudad es suficiente con seguir los perfectamente señalizados carril-bici para poder visitar en pocas horas todos los puntos de interés. Las bicicletas que pudimos alquilar en el hotel eran un canto a la diversión

y su especial decoración no pasaba desapercibida mientras rodábamos por la ciudad. La ruta hacía nuestro primer destino dominical nos permitió volver a pasar de nuevo por la explanada de los museos, y a disfrutar de cerca del interior del Rijksmuseum que ha sido esta vez nuestra asignatura pendiente.

El Café de Jaren

Pequeño canal entre Grimburgwal y Rokin

45


Calle Amstel

debería ser lugar obligado en cualquier ciudad del mundo. Un extenso espacio verde en el que los ciclistas conviven con los runners, en el que puedes cruzarte con un grupo de japoneses practicando tai-chi, con un nutrido grupo de mujeres embarazadas disfrutando de su clase de pilates al aire Monumento al poeta holandés libre, o con un grupo de Gerbrand Bredero jóvenes que siguen disciplinadamente la rutina de Seguidamente llegamos a la primera para- entrenamientos de un fibrado entrenador de da de nuestra excursión sobre dos ruedas; fitness. El parque tiene todo lo necesario para el maravilloso y espectacular Vondelpark, que el domingo sea más domingo. Un lugar un inmenso y precioso pulmón verde que perfecto.

46


El Vondekpark y las casas frente al lago

47


Mientras recorríamos indolentes el parque disfrutando del pedaleo y de la bella jornada, nos dimos de bruces con un conjunto de casas cuyas ventanas asomaban a un pequeño lago en el interior del parque. Nos quedamos fascinados por la belleza de aquellas edificaciones de techos altos y patios con pérgolas que configuraban verdaderos oasis de belleza en medio de la ciudad. Estuvimos un buen rato observando con una cierta dosis de curiosidad, y una ligera envidia confesable, el despertar de aquellas familias cuyos niños jugaban en un entorno idílico, mientras los

padres desayunaban tranquilos en un vergel natural que no parece formar parte de una gran ciudad. Con pocas ganas de abandonar aquel bellísimo parque en el que nos habríamos quedado encantados hasta el anochecer continuamos nuestra ruta ciclista. Había llegado la hora del almuerzo y tras haber leído en un portal de recomendaciones de restaurantes las excelencias sobre un local dedicado al hummus – Mr. Hummus – optamos por visitarlo. Confieso que las expectativas no se vieron cumplidas en esta ocasión, y

Plaza Spui

48


sinceramente creo que añadir huevo a un producto tan delicioso en su sencillez como el hummus era un pequeño atentado gastronómico. Afortunadamente una heladería italiana con helados creados de la mano de un artista del país compensó el “bajón” del almuerzo. Siguiendo la ruta por el ordenado carril bici llegamos a la animada plaza Spui, y nos arrepentimos enormemente de no haber decidido almorzar en esa zona. Un sinfín de locales, restaurantes de todo tipo, terrazas (como no abarrotadas!!!) pequeños mercados de

artesanía, música callejera, en una parte de la ciudad altamente recomendable para disfrutar del relax dominical. De todas las ciudades que he visitado en mi vida opino que Ámsterdam es una ciudad perfecta para disfrutarla en un fin de semana. Creo que pedalearla es sin lugar a dudas la mejor manera de conocerla y descubrirla, y confío que las numerosas hordas de turistas que llenan cada rincón de la ciudad no lleguen a destruir la identidad de una capital que siempre se caracterizó por ser paradigma de la libertad, la diversión y la tolerancia. v

49


VI AJ ER O A BL O G UE RO DE

Un día en Kashgar Descubriendo la ciudad-oasis china por la que pasaba la antigua ruta de la seda TEXTO Y FOTOS JOSÉ LUIS BAUSET NAVARRO FECHA DEL VIAJE SEPTIEMBRE 2016

50


D

esde Urumchi, volábamos temprano hacia Kashgar. Fueron muchas las advertencias de que el tiempo que podían demorarnos los controles de seguridad era mucho. Salíamos con más tiempo del supuestamente necesario. Llegamos, pese a todo, justos al vuelo. Peleamos en la auténtica Champions League de las colas. ¿Habéis llegado alguna vez al avión con los zapatos en la mano? Aún descalzos, lo logramos.

51

Mausoleo de Abakh Hoja


Los finos trabajos yugures

52

Todavía cogiendo resuel lo, at e r r i z á b a mo s e n Kashgar, uno de los más importantes caravasares de la ruta de la seda y la última escala en China. Nos recibe Ayi, otro simpático guía chino del que nunca sabríamos su auténtico nombre. Visitamos primero el Mausoleo de Abakh Hoja, gran profeta del Islam.


DNI DEL BLOGUERO

Nombre: José Luis Apellidos: Bauset Navarro De: Murcia (España) Edad: 47 años

Centenario mercado de especias de Kashgar

Ahora sitio de peregrinación por servir de descanso al viejo líder musulmán, junto a la concubina Iparhan, una heroína para los uygur que fue devuelta a esta tierra en peregrinación tras su muerte en tierras lejanas. Salimos hacia el Gran Bazar. Auténtico, colorido, caótico, como los mercados antiguos que permanecen vivos. Telas, alfombras, especias, frutos secos, contraluces... Y los hospitalarios uygures, los más viejos moradores de estos puestos y callejuelas. Ellas con sus coloridos vestidos cargados de pedrería y ellos con sus peculiares sombreros

53

Médico de Urgencias que trata de escapar a la más mínima oportunidad para vivir su auténtica pasión: viajar. Fruto de está adicción desmedida nace viajefilos, la red viajera montada hace ahora 6 años en la que comparte junto a otros amigos viajeros sus experiencias, porque como reza el lema de la web: ¡lo compartido sabe doble! De está afición viajera nace mi primer y último libro “Asia de ida y vuelta”, una bitácora de viaje en la que recorremos Rusia a bordo del Transiberiano y tras cruzar Mongolia, emprendemos la vuelta a Occidente siguiendo la ruta de la seda. Kashgar nos dejó profundamente impresionados. Página web: www.viajefilos.com Facebook: @joseluis.bausetnavarro Twitter: @viajefilos Instagram: @viajefilos YouTube: https://goo.gl/kQ5AkD


Cruzando hacia la vieja ciudad de Kashgar

Trabajando el hierro

y de cuidadas y longevas barbas. Demasiadas tentaciones para la cámara. kilómetros de mercado, siglos de historia. Cruzamos un puente para bordear la antigua ciudad de adobe. Estructuras levantadas en barro, ahora ruinas donde queda poco

atisbo de vida. Alguna malnutrida res pasta a sus anchas entre los escombros de aquellas casas. Algunos viejos palomares con sus perennes moradoras que, tal vez, olvidaron volar. En el vetusto lienzo que conforma la ciudad, los pocos habitantes que quedan, se resisten a esconderse del sol. Entramos en la casa del alfarero. En el ambiente se notan las generaciones que allí han vivido de este oficio. Ajeno a nuestra presencia, acepta nuestras fotos mientras sigue girando la bella estructura que trabaja. Entramos después en un lugar donde hacen Paxmak, deliciosos dulces uygures, como corresponde

54


a toda la repostería árabe. Una improvisada tienda de souvenirs con jarrones y tazas de barro, improvisada, pues es realmente la desvencijada casa donde los artesanos exponen sus preciados trabajos, solo por si acaso. La gente nos deja visitar sus viviendas sin tapujos. Estrechas callejuelas se suceden. Comemos en la Taste Food Street Uygur, repleta de sabrosos locales de comida uygur. Unos noodels fritos, una rica ensalada con garbanzos, kebab de cordero y yougurth, el clásico postre de los uygures. Nos reímos con la coincidencia fonética de ambos términos. Uno de esos lugares en los que las delicias rodean la mesa y el ambiente.

Buscamos un taxi para visitar la Gran Mezquita, Idkah, la mayor de China. Muchos uygures acuden puntualmente a la llamada del rezo y de nuevo nuestras cámaras tratan de saciar su enfermiza hambruna. A su espalda, un barrio repleto de teterías, panaderías, carnicerías, zapaterías…

Alfareros de Kashgar

55

Uygures


56

Las delicadas manos que trabajan el barro


antiquísimos comercios donde el tiempo se paró hace años. Calles en las que podría faltar carrete hace años. Lo superamos con creces. Nuestras modernas cámaras degluten miles de instantáneas. Chatarreros, alfareros, carpinteros... trabajando en la calle. Acabamos en el Battock Bazar, donde desde hace 1000 años se trabaja el hierro, hoy día, igual que cuando empezó el duro oficio. Compramos un pan recién horneado, los curiosos hornos de barro donde la masa se abraza a las incandescentes paredes así lo producen, además, unos deliciosos tomates. Con lo que queda en las mochilas arreglaremos la cena.

La luz se agota y volvemos al hotel. Organizamos una buena comilona en la habitación y optamos por lo adecuado, dormir. Mañana, muy temprano rumbo a Kirguistán, nos espera el paso de Irkhestan… v Horneado el pan uygur

Calles comerciales del antiguo caravasar

57


VI AJ ER O A BL O G UE RO DE

Memorias de mi paso por Cusco Un paseo por la cultura y la historia que va mucho mรกs allรก del camino obligado hacia el Machu Pichu TEXTO Y FOTOS SILVIA GARCรA FECHA DEL VIAJE MAYO 2012

58


S

oy del tipo de viajero que adora “callejear” en los destinos elegidos. Todos mis sentidos se ponen en alerta cuando salgo a caminar, sin prisa y, muchas veces, sin plan establecido para que el lugar me sorprenda. Puedo “perder”, también, buena parte de mi tiempo sentada en el banco de una plaza, simplemente mirando, escuchando…esa es mi manera de “conectarme” con el lugar. Luego, vendrán los ingresos a museos, iglesias y demás. Recuerdo, porque recordar es volver a viajar y es algo que hago frecuentemente, que grandes expectativas me ofrecía el vuelo con Peruvian desde Lima hasta la Capital del Imperio Incaico, sabía que, en la llegada a Cusco, el piloto del avión nos saludaría en quechua (lengua ancestral del pueblo inca que hoy gran parte de los antiguos nativos utilizan para comunicarse entre sí). La particular geografía del lugar ofrecía mayor atractivo al descenso, pero lo más preocupante era el inevitable malestar que provoca el “soroche” o mal de altura. La sensación de ahogo, dolor de cabeza o vómito solo puede evitarse aclimatándose mediante el descanso durante un día y bebiendo té de coca. La histórica ciudad se encuentra ubicada en la Cordillera de los Andes a 3400 metros de altura sobre el nivel del mar. Ya instalada en un hotel muy cercano a la Plaza Mayor y habiendo cumplido a medias con las indicaciones de nuestros anfitriones, pude comprobar, de inmediato, que la riqueza cultural de Cusco es enorme, todo en la ciudad recuerda su pasado prehispánico mezclándose con el período español.

59


En una de sus calles (no recuerdo cual, si bien rescato una fotografía entre souvenirs y otros recuerdos), se encuentran indicados los cuatros “suyos” o cuatro grandes regiones en las que estuvo dividido el imperio incaico desde el 1200 d.c., a la totalidad se la llamó Tahuantinsuyo. Cada una de estas inmensas provincias o divisiones, que ocuparon un importante espacio dentro del mapa de Sudamérica, se identificaron con un animal autóctono: la llama, el tigrillo, el jaguar o el División territorial Imperio Incaico

cóndor. El Inca representaba la figura del Rey Sol en la tierra que ejercía su supremo mandato a través de “gobernadores”, el esplendor de esta gran civilización duró alrededor de dos siglos, pero aún es posible maravillarse con los restos arqueológicos que continúan apareciendo, inclusive, no solo en cercanías de Machu Pichu, sino que también se los halla diseminados a los largo y ancho de todo el Valle Sagrado. La Plaza de Armas, desde la que se abrían cuatro carreteras por las que se unían todos los rincones del imperio, se encuentra enfrentada a la Catedral Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida bajo el estilo arquitectónico barroco mestizo. A la izquierda, conformando el Complejo Catedral, se encuentra la Iglesia de la Sagrada Familia. La austeridad y el extraño marrón oscuro que tiene el antiguo templo invita a ser fotografiado desde todos los ángulos posibles y a ser

60


visitado por el turista que acude a ella, principalmente, en Semana Santa por las concurridas procesiones que allí se celebran. La plaza solo es una gran explanada con escasos canteros con flores, a partir de ésta el viajero se orienta e inicia su recorrido a través de callecitas adoquinadas, serpenteantes y angostas (casi sin veredas en algunos puntos inmediatos). En el centro de la misma, como es de esperar, en ella se erige una importante escultura de Inti, el Rey Sol. En un punto cercano a la Plazoleta y convento Santo Domingo, se encuentra el principal centro religioso de Cusco incaico: Coricancha, significa “cercado de oro”. Es el templo del supremo del Dios Sol, si bien también a su alrededor se les rindió culto a otras deidades. Este es uno de los museos más visitado en toda la ciudad, si bien tiene varios, todos de gran importancia desde el punto de histórico o artístico.

Las tradiciones se me presentaron en cada paso que hice durante toda mi caminata. Me encontré con familias enteras de collas, denominación que aún reciben los pueblos originarios andinos, bajaban de los cerros y se desplazaban por la ciudad con su vestimenta

DNI DEL BLOGUERO

Nombre: Silvia Apellido: García De: Córdoba (Argentina) Soy Silvia García, vivo en la mediterránea Provincia de Córdoba, Argentina. La lectura y los viajes son mis dos grandes pasatiempos. Una vez jubilada, surgió mi decisión de dedicarme a escribir y compartir el producto de mis experiencias viajeras en un blog que llamé LETRAS EN LA MALETA. En lo que se refiere a viajes, creo firmemente que “recordar es volver a viajar”, por ese motivo disfruto la escritura de mis vivencias. Blog: letrasenlamaletacom.wordpress.com Facebook: @letrasenlamaleta Twitter: @letrasenlamaleta

Panorámica plaza y Catedral

61


Campesinos en el mercado del trueque

Tejedora

típica, llena de colores, tejidos con añosos telares con lana hilada de manera artesanal, teñidas con plantas y flores del lugar. Llevaban, a los múltiples mercados, el producto de su cosecha hortícola o sus cabritos, para ser vendidos o canjeados ya que hay zonas donde, aún, se usa el sistema de trueque como forma de comercio. También, van en esos lugares los turistas que pueden obtener, mantas, bolsos u otras coloridas artesanías. El regateo es impuesto por los mismos puesteros dado que aún se usa en ciertos lugares de Perú. La comida del lugar, es posible consumirla al paso o en restaurantes. Surgió, también, de la unión de la alimentación nativa y la del español, dando lugar a un exquisito mestizaje gastronómico. El arte culinario de Cusco se

62


suma en calidad de preparación y variedad de ingredientes a la de todo Perú que hoy ocupa un punto importante en la cocina gourmet del mundo. Durante la mañana, bastante temprano, un olor dulzón invade las calles, son los tentadores aromas producto de la elaboración culinaria de los platos típicos a base de maíz. Este cereal fue la fuente principal de alimento de los pueblos originarios, su importancia también radica en la destilación de la chicha, bebida alcohólica tradicional de Perú y otros países de América del Sur. Fue una experiencia muy enriquecedora deambular por las callecitas de la ciudad, oyendo la música ancestral que ejecutan bandas o solitarios músicos con sus instrumentos típicos y que cantaban en quechua a viva voz

a cambio de unas monedas que le entregaban los turistas. Se los veía orgullosos por su etnia, dispuestos al diálogo respetuoso ante el reconocimiento de su cultura. Han pasado varios años desde aquel paso por la Capital del Imperio Incaico, hoy “vuelvo” redescubriendo el lugar a partir de viejas fotografías, desde esta perspectiva ya no lo valoro solo como el camino obligado hacia Machu Pichu. El tiempo trascurrido, me permite comprobar que, en sí misma, es una ciudad que invita a quedarse, a disfrutar cada uno de sus atractivos y a desplazarse hacia pueblitos cercanos para adentrarse, aún más, en la cultura de ese pueblo que no olvida su origen y que lo expone al mundo con hidalguía y dignidad. v Cusco con los Andes nevado al fondo

63


#deviajeroaviajero

¿Te animas a compartir tu viaje? Envíanos tu historia junto a las mejores fotos y verás tu relato publicado en uno de los próximos números de Magellan.

¡Es muy fácil participar! Entra en www.magellanmag.com, accede a la sección Tu Viaje y sigue las instrucciones para el envío del material.

¡Atrévete!

Profile for Revista Magellan

Revista de viajes - Magellan Nº37  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Hong Kong: Donde los opuestos se atraen Tanzania: Más allá de los sa...

Revista de viajes - Magellan Nº37  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Hong Kong: Donde los opuestos se atraen Tanzania: Más allá de los sa...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded