Page 36

Barrancas del Cobre

en el principal centro productor de manzana de México. Su aspecto europeo y la variante del alemán que hablan, además de sus singulares vestidos, los hacen perfectamente distinguibles entre los otros habitantes de la ciudad. Hay que probar el queso menonita, su especialidad después de las manzanas y a la venta en varias granjas y supermercados controlados por ellos. Mientras el sol empieza a hundirse bajo el horizonte de manzanos, el tren sigue su recorrido hasta la ciudad de Chihuahua, donde llega poco antes de las nueve de la noche. Capital del Estado del mismo nombre, Chihuahua es típica por los perros pequeños de raza homónima, pero tiene muchos otros atractivos que merecen una estancia de unos cuantos días, desde la magnífica Quinta

Gameros que evoca el Art Nouveau europeo, hasta las cercanas construcciones prehispánicas de Paquimé y su recinto arqueológico, que dejan entrever, en sus muros derruidos, una civilización muy rica anterior a la llegada de los primeros españoles. En Chihuahua, después de recorrer más de 650 kilómetros de vía a través de uno de los parajes más salvajes de Norteamérica termina el viaje a bordo del Tren de las Barrancas del Cobre. A la mañana siguiente, el tren volverá de nuevo hacia Los Mochis, así que al llegar a la estación se me crea un dilema difícil de resolver: ¿me quedo a descansar durante unos días en la soleada Chihuahua o vuelvo a reseguir los pasos del Tren del Chepe rumbo al Pacífico para contemplar, una vez más, las fabulosas Barrancas del Cobre? v

36

Revista de viajes Magellan Nº34  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Roma: Siempre será eterna México: El Ferrocarril Barrancas del Cobre...

Revista de viajes Magellan Nº34  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Roma: Siempre será eterna México: El Ferrocarril Barrancas del Cobre...