Page 28

El Ferrocarril de las Barrancas del Cobre, llamado afectuosamente Tren del Chepe, recorre cada día la distancia entre Chihuahua y Los Mochis en el Pacífico, saliendo a las seis de la mañana de cada uno de los dos extremos, cruzándose a mitad del recorrido y llegando a partir de las nueve de la noche a sus respectivas destinaciones opuestas. La ruta norte sale de la ciudad costera de Los Mochis, en el Mar de Cortés, donde está el puerto de Topolobampo, que nació gracias a la llegada del ferrocarril ideado en 1882 por el norteamericano Albert K. Owen para llevar mercancías desde Kansas City hasta el Pacífico. El tren nunca llegó a completarse hasta Kansas, pero el puerto prosperó y hoy en día es el punto de salida de los ferries que van hacia Baja California.

A las seis de la mañana en Los Mochis, los revisores uniformados llaman a los últimos pasajeros al tren, cierran las puertas y dan aviso al conductor con sus silbatos. Centímetro a centímetro, la locomotora, una General Motors GP420-2, se pone en marcha arrastrando los cuatro vagones del convoy y se aleja de esta pequeña ciudad, surgida alrededor de una planta procesadora de caña de azúcar. Hace fresco. El aire frío del desierto nocturno, pero el sol se levanta con el paso del tren a medida que avanza hacia el norte, apenas iniciados los 653 km de recorrido que lo han de conducir a Chihuahua a través de uno de los paisajes más bellos de todo México. A las 8:16 el tren hace un alto en El Fuerte, todavía en el Estado de Sinaloa. La pequeña ciudad fue fundada en 1563 por el español

Estación

28

Revista de viajes Magellan Nº34  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Roma: Siempre será eterna México: El Ferrocarril Barrancas del Cobre...

Revista de viajes Magellan Nº34  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Roma: Siempre será eterna México: El Ferrocarril Barrancas del Cobre...