Page 1

magellan De viajero a viajero

Año 2 - Noviembre 2016

PANAMÁ

KOMODO

UN PARAÍSO ENTRE DOS OCÉANOS

TIERRA DE LEYENDAS Y DRAGONES

SITGES

ATACAMA CUANDO LO ÁRIDO ES PURA BELLEZA

RAGUSA

EXPLORANDO LA BLANCA SUBUR

EL VIAJE DE LAS EMOCIONES POR EL SUR DE SICILIA 1


magellan De viajero a viajero

magellan De viajero a viajero

Año 2 - Noviembre 2016

EDITORIAL PANAMÁ

Año 2 - Nº23 - Noviembre 2016 Publicación de periodicidad mensual Editor Fabrizio Rodilossi fabrizio@magellanmag.com Redacción Laura Fabregat redaccion@magellanmag.com Redes sociales Gonzalo Paraíso redes@magellanmag.com Publicidad publicidad@magellanmag.com Marketing marketing@magellanmag.com Han colaborado en este número Yolanda Peris Laura Millán Jordi Canal-Soler Josep Prats Simona De Matteo Suscripciones Suscríbete y te mantendremos informado sobre la salida de cada número y acerca de todas las novedades de Magellan. Contacto Tel. +34 680624660 info@magellanmag.com Web www.magellanmag.com

‘Magellan’ no se hace responsable de los artículos firmados por los autores. Foto de portada: Ragusa, Duomo de San Giorgio (Yolanda Peris)

KOMODO

UN PARAÍSO ENTRE DOS OCÉANOS

TIERRA DE LEYENDAS Y DRAGONES

SITGES

ATAKAMA CUANDO LO ÁRIDO ES PURA BELLEZA

EXPLORANDO LA BLANCA SUBUR

RAGUSA

EL VIAJE DE LAS EMOCIONES POR EL SUR DE SICILIA 1

Alea iacta est

E

fectivamente la suerte está echada! En estos momentos los miembros del jurado del I Concurso de Relatos de Viajes, que hemos organizado conjuntamente con la Escuela de Escritura “Laboratori de Lletres”, ya están trabajando para designar quienes serán los tres ganadores del certamen. Queremos daros las gracias por el entusiasmo con el que habéis acogido la primera edición del concurso, circunstancia que una vez más nos confirma que sois muchos los viajeros y aventureros que amáis compartir vuestras experiencias y que además sois excepcionales relatando vuestros diarios de viaje. En el próximo número de Magellan publicaremos los nombres de los tres ganadores de la que ya sabemos será una reñida batalla literaria, por la cantidad y extrema calidad de los relatos recibidos. A título de avance en este número de la revista vais a poder pasear con nosotros por los lugares que recorrerá el ganador del primer premio a quien espera un fascinante e intenso recorrido por los escenarios de Montalbano. Suerte para todos!


magellan De viajero a viajero

Disponible gratuitamente en el App Store

Lee Magellan a travĂŠs de su exclusiva app Disponible tambiĂŠn para otros sistemas operativos en la App gratuita PressReader:


SUMARIO

SITGES RAGUSA PANAMÁ KOMODO ATACAMA

12

06 Noticias Damos un repaso a las noticias y

de viajes 10 Apps ¿Cómo organizarte para preparar la

eventos más candentes que han tenido lugar alrededor del mundo.

maleta? ¿Cómo conseguir las mejores ofertas en hoteles? Te lo explicamos.

mejor foto de mi viaje 08 La Viajamos a destinos tan dispares como

el viaje de los sentidos 12 Ragusa, Un emocionante viaje que planea seguir

Acapulco, Berlín, Como, en la Lombardía italiana y Vitoria, al norte de España.

los pasos del comisario Montalbano, y se convierte en una inesperada sorpresa.

4


SUMARIO

34

58

46

74

sólo apto para exploradores 34 Panamá, El cambio es radical: uno pasa del más

de Atacama 58 Desierto Nos vamos de expedición por uno de los

alto rascacielos a la selva. Descubrimos el país... ¡cargados de suerte!

desiertos más duros del mundo para certificar que lo más árido es, sin duda, bello.

a la leyenda 46 Komodo,viaje Nos sumergimos en la fascinante belleza

la bella y Blanca Subur 74 Sitges Recorremos esta pequeña localidad

de esta isla indómita repleta de misterios, y ‘míticos’ dragones.

costera de Cataluña para saborear sus virtudes: cultura, ocio y buenas vistas.

5


NOTICIAS Nueva ‘música’ para París Estará situada a orillas del Sena, al oeste de la ciudad, y promete ser espectacular. Con más de 35.000 metros cuadrados, 1.500 butacas, y capacidad para más de 6.000 espectadores, la Siene Musicale, la nueva ciudad de la música de París, está llamada a ser un hervidero de nuevas tendencias. Ese es, de hecho, el objetivo de tan colosal edificio: servir de plataforma y laboratorio para jóvenes promesas y nuevos estilos. Preveen acabarla a finales de este mismo año, y abrirla en abril del 2017. www.laseinemusicale.com

La noche de las hogueras En 1605, Guy Fawkes, también conocido como Guido Fawkes, intentó hacer volar por los aires el Palacio de Westminster. El objetivo no era otro que asesinar al rey Jacobo I de Inglaterra, sus lores y su familia, en un intento de restaurar el catolisimo. Fawkes y sus 12 conspiradores fallaron, ya que Fawkes fue descubierto el 5 de noviembre. Desde entonces, se rememora ese día como la ‘Bonfire Night ‘, donde se simula la quema del ‘traidor’ en la hoguera con fuegos artificales y pólvora por doquier. lordmayorsshow.london

De la pantalla a la realidad Fue culpa de James Bond, que dejó, para variar, fascinada a una ciudad. Música, disfraces, máscaras, flores, pura fiesta ‘azteca’. El agente 007 puso Ciudad de México patas arriba para celebrar un desfile del Día de los Muertos que nunca había existido, por extraño que parezca, en la ciudad. De cartón piedra. Y dejó a todos boquiabiertos. Tanto es así, que el govierno mexicano ha decidido este año hacerlo realidad, y el resultado ha sido todo un exito. El año que viene repiten. Si no podéis esperar, siempre podéis ver ‘Spectre’.

6


NOTICIAS Premio #BlogueroGold 2016

TOP 10 LAGOS DEL MUNDO

Pau G. Solbes autor del blog El Pachinko ha sido el ganador absoluto de la nueva edición del Premio #BlogueroGold 2016. Este premio, que está avalado por American Express y los mejores influencers del sector de viajes del país, nació para ser altavoz y recompensa para todos aquellos que han hecho del viajar, y compartirlo, su forma de vida. Joana Saldón, autora del blog Mamás Viajeras, ha sido galardonada con el Premio Especial Iberia que reconoce al bloguero con mejor contenido en la categoría de Hotel y Transporte.

Singulares, únicos, raros. La belleza radica en detalles de lo más dispares: origen tectónico, glaciar, volcánico... Estos son los lagos más bonitos del mundo.

¡A sus caballos! El festival ecuestre Fieracavalli, con más de un siglo de historia, se prepara para abrir sus puertas en Verona. Este año se celebrará del 10 al 13 de noviembre y acogerá unos 3.000 caballos de 60 razas. También habrá más de 700 expositores de 24 países distintos y se organizan más de 200 eventos. ¿Lo más interesante? Las actuaciones que se realizan durante las noches, las Fieracavalli Nights, con los artistas ecuestres más famosos. www.fieracavalli.it

7

1

Lago Hillier (Australia). La manera en que sus aguas, rosas, absorben la luz es un misterio que lo hace único.

2

Lago Abraham (Canadá). Sus plantas emiten un gas metano que creando columnas de hielo preciosas.

3

Lago General Carrera (Chile). En medio de la Patagonia, está poblado por islas minerales.

4

Lagos Plitvice (Croacia). Son 16, unidos por cascadas. Tan bonitos, que son Patrimonio de la Humanidad.

5

Lago Bosmutwi (Ghana). Lo que tiene de singular es su formación: lo creó el impacto de un meteorito de 8 km.

6

Lago Taal (Filipinas). Formado con la lluvia que cae en la caldera del volcán, cuando rebosa, hay erupción de agua.

7

Lago Balkhash (Kazajistán). Agua dulce de un lado, salda del otro. Una amarilla, la otra verde..

8

Lago Crescent (China). Es literalmente un oasis en forma de media luna en medio del desierto.

9

Waimangu (Nueva Zelanda). Las aguas de los lagos de este valle volcánico hierven, literalmente.

10

Lago de las medusas (Palaos). Hace honor a su nombre y está repleto. ¡Y además no son peligrosas!


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Lupita Montoya Acapulco Acapulco. Es uno de los principales destinos turísticos de México gracias a que, durante los años cincuenta, las estrellas de cine y televisión lo pusieron en el punto de mira. Por eso, y por su ya célebre bahía, que acoge además una incesante e intensa vida nocturna.

Anna Castells Barcelona Berlín. Fue construido entre 1695 y 1699 por encargo de Sofía Carlota de Hannover. Hoy, el Palacio de Charlottenburg es un museo en el que se exponen la habitación de Federico el Grande, insignias de Federico I, porcelana y valiosos cuadros.

8


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Lola Gonzalez Barcelona Como. Se comenzó en 1396, pero la Catedral de Como, no se terminó hasta 1740. Su fachada, flanqueada por estatuas renacentistas que representan a Plinio el Viejo y Plinio el Joven es su mejor embajadora. En el interior su arquitectura es gótica, y decoración renacentista. Gran mezcla.

Rodrígo Campos Lleida Vitoria-Gasteiz. También conocida como ‘la Plaza Vieja’, la Plaza de la Virgen Blanca es sin lugar el epicentro de Vitoria. Lleva el nombre de su patrona,y guarda el monumento que representa la Batalla de Vitoria (21 de Junio de 1813) contra las tropas de Napoleón.

9


APPS DE VIAJES

Beetripper

Navmii

Beetripper es una comunidad mundial de viajeros, y con su app podrás descubrir. todos los planes y aventuras creadas por ella en cada ciudad. Están en grandes urbes como Madrid, Sevilla, Barcelona, Bilbao, Valencia, México DF, Buenos Aires, Bogotá, Lima, Caracas, entre otras. La app te permite, además, chatear con los ‘Beetrippers’ de cada ciudad para conocer más de sus planes o concertar un encuentro para así vivir la experiencia.

Navmii es una aplicación gratuita de navegación y tráfico para conductores basada en también en una gran comunidad. La app combina la navegación guiada por voz y la información del tráfico en tiempo real, con la búsqueda local y de puntos de interés. Dispone además de mapas almacenados localmente – de más de 85 países de todo el mundo– que se pueden usar también en el extranjero sin conexión a Internet.

HotelsCombined

PackPoint

Esta app resulta ideal para comparar cientos de páginas webs de hoteles y encontrar los mejores precios de alojamiento. Es útil para planificar una escapada de fin de semana o tu próximo destino de vacaciones. ¿Y lo mejor? Busca sus ofertas entre más de 800.000 alojamientos en 120.000 destinos de todo el mundo, lo que significa que incluye de los destinos más populares a los más remotos.

PackPoint es un organizador gratuito de listas de equipaje diseñado para viajeros profesionales. La app te ayuda a organizar lo que necesitas incluir en tu equipaje en función de la duración del viaje, el tiempo que haga en el lugar de destino y las actividades que tengas planeadas. Una vez creada y organizada la lista de equipaje, PackPoint la guarda para que puedas compartirla con tus acompañantes.

10


1

ER

CONCURSO DE RELATOS DE VIAJES

¡Muchas gracias por participar!

Os recordamos que en el próximo número publicaremos los nombres de los tres ganadores

1º premio: Un estancia de tres días para dos personas en Sicilia. Una ruta personalizada por los escenarios en los que se desarrollan las historias del comisario Montalbano, escritas por Andrea Camilleri. El premio ofrecido por la Associazione Sud Tourism incluye alojamiento y pensión completa.

2º premio: Curso de Escritura Creativa en el Laboratori de Lletres. La escuela ofrece más de 20 cursos virtuales y presenciales (en Barcelona) y cuenta con un equipo de profesores reconocidos en el mundo de la escritura.

3º premio: Set de tres maletas Gladiator modelo New Light. Una maleta de cabina, una mediana y una grande, que configuran el equipaje perfecto para cualquier tipo de viaje.

Maletas


Ragusa, el viaje de los sentidos Un fascinante y sorprendente viaje por la historia, la cultura y la gastronomĂ­a de un lugar que sabe como cautivar al viajero TEXTO Y FOTOS YOLANDA PERIS FECHA DEL VIAJE 13/10/2016 A 20/10/2016

12


L

lego a Ragusa atraída por el personaje del comisario Montalbano (el protagonista de la famosa saga de Andrea Camilleri) y por un evento muy especial: “Le Scale del Gusto”, (las escaleras del gusto) y me marcho de Sicilia con el corazón encogido por la nostalgia y un sinfín de emociones que hace que este viaje haya sido sin lugar a dudas “El Viaje de los Sentidos”. Ragusa hay que mirarla, tocarla, escucharla, olerla y sin lugar a dudas degustarla. Ragusa es una sorpresa continua, un lugar que hay que conocer y vivir rodeada de su gente; gente apasionada que ama profundamente su tierra, que desea compartirla haciendo gala de la genuina hospitalidad siciliana que deja huella en el viajero. Como explicaba al inicio son dos los motivos que me llevaron a viajar a Ragusa, uno de ellos es un evento que este año celebraba su segunda edición: Le Scale del Gusto, al que me había convocado Giovanni Guerrieri (inspirador y alma mater del evento), y que se trata de un intenso y estudiado viaje de los sentidos, que conjuga a la perfección la historia, la cultura y la gastronomía para explicar con ejemplos lo mejor que ofrece la tierra. El escenario en el que se desarrolla el evento está ubicado en Ibla, que constituye el centro histórico de la localidad tras el demoledor terremoto que en 1693 arrasó la Val de Noto y dejo más de 5.000 muertos en Ragusa. Tras este terrible acontecimiento la ciudad se levantó escindida en dos partes Ragusa Superior y Ragusa Inferior o Ragusa Ibla que encierra en sus calles la mayor parte de la arquitectura

13


barroca de la zona encabezada por el espectacular Duomo de San Giorgio. Una de las primeras sorpresas que me aguardaban a mi llegada a Ibla fue cruzar el umbral de la que sería mi preciosa casa durante unos días, el singular Apparthotel que con su mágica belleza enclavada en la roca es un lugar de ensueño que estaba segura que me costaría dejar atrás. Su encantador propietario Beppe Buffa gestiona con mano experta el lugar y fue la primera toma de contacto con la genuina hospitalidad siciliana. Recorriendo Ibla no acababa de entender todavía como aquellas pintorescas y estrechas escaleras iban a ser el escenario en el que todos los visitantes podrían disfrutar de lo mejor de la tierra. Sin embargo, como por arte de magia en 24 horas todo el lugar había sido transformado y las escaleras, los bellos

palacios con sus suntuosos acabados barrocos, y salas adyacentes se habían transformado en una sucesión de eventos que hacía que fuera imposible decidirse por un lugar entre las diferentes opciones que se habían organizado. De todos los actos en los que participé me gustaría destacar la muestra de pintura de la bella y talentosa Ausilia Miceli que ilustró con su arte una de las zonas del Palazzo Cosentini y cuyas pinturas atrajeron a una gran parte del público asistente al evento. En otro sector de la cultura y el aprendizaje se encuentra la charla que el business coach Vincenzo Trischitta ofreció a los empresarios que participaban en el evento y que fue en este caso un interesante viaje al complicado mucho de los negocios. Una mesa redonda con alguien que es un verdadero “agitador” de consciencias.

Vista panorámica de Ibla

14


Le Scale del Gusto

15


Algunas de las telas de la pintora Ausilia Miceli

En tono más festivo, otro de los momentos inolvidables de este viaje de los sentidos fue el espectáculo de La Opera dei Pupi que con una maestría inigualable presentaba l’Antica Compagnia Opera dei Pupi Famiglia Puglisi. Un evento en el que las marionetas más bellas manejadas por las manos expertas de sus tres maestros Manlio Puglisi, Marco Cannata e Gianfranco Salonia hicieron las delicias de los pequeños, y no tan pequeños, en un espectáculo sin fronteras ni límites de edad. Estos son tan solo una pequeña muestra entre decenas de eventos, exposiciones y laboratorios gastronómicos que completaban una intensa agenda de dos días en los que el visitante tenía serios problemas para elegir donde quería encaminar sus pasos. Tengo el convencimiento de que esta fiesta que celebra de la mejor manera posible

el territorio del sur de Sicilia tiene su continuidad asegurada mientras el grupo de gente apasionada que está a la cabeza siga manteniendo la voluntad de llevar a cabo iniciativas que promocionan, revalorizan y dan a conocer el territorio a través de una de las maneras que mejor unen a las personas procedentes de cualquier parte del mundo; mediante la cultura, los eventos musicales, y la gastronomía, los nexos de unión que nunca fallan en este mundo global en el que el carácter local es un bien necesario. Fue todo un privilegio vivir desde dentro “Le Scale del Gusto”, y ya he apuntado en mi agenda la tercera edición que no me quiero perder. Ciudadanos australianos, chilenos, daneses o ingleses, entre otros, fueron algunos de los viajeros con los que tuve ocasión de intercambiar impresiones y todos ellos

16


Manlio Puglisi, Gianfranco Salonia y Marco Cannata

L’Opera dei Pupi Este histórico espectáculo se caracteriza por sus marionetas de gran tamaño, y sus vistosos trajes coloristas. Una tradición transmitida de generación en generación como en el caso de l’Antica Compagnia Opera dei Pupi Famiglia Puglisi. Cinco generaciones de artistas dedicados a seguir contando historias, dando vida a sus marionetas con el arte de la palabra y el movimiento y sorprendiendo a grandes y pequeños mientras siguen manteniendo viva una tradición que en el 2008 fue inscrita por la Unesco en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

17


DNI DEL VIAJERO Nombre: Yolanda Apellido: Peris De: Barcelona (España) Edad: 52 años

Una de las sugestivas callejuelas de Ibla

Me apasiona viajar, siempre me ha gustado. Respirar en casa el ambiente de los viajes desde pequeña fue sin lugar a dudas el detonante de esta pasión. No hay nada comparable a las vivencias que nos regala un viaje, cada uno de ellos significa seguir aprendiendo, mantener intacta la capacidad de sorpresa y tener el privilegio de conocer personas que hacen de nuestra vida un lugar mejor.

mostraban su entusiasmo por el sorprendente festival cultural y gastronómico que de manera inesperada alegró y mejoró su viaje por Sicilia. Tras la celebración de “Le Scale del Gusto” había llegado el momento de recorrer Ibla en el silencio del día después. Tenía muchas ganas de perderme por sus callejuelas estrechas y empinadas, vivir el día a día de la localidad, visitar el imponente Duomo de San Giorgio, cuya fachada me había dejado sin palabras el primer día que estuve frente a ella, y admirar los palacios barrocos con sus espectaculares balcones sustentados por mascaras grotescas que según cuenta la historia servían de punto de atracción para el paseante. Vista posterior de la cúpula del Duomo de San Giorgio


Los primeros días había tenido ocasión de visitar y conocer algunos barrios de la parte de lo que constituye la Ragusa superior pero decidí que antes de marcharme quería profundizar más en Ibla. Fue una manera de dejar algo pendiente para el próximo viaje a la isla que ya estoy empezando a programar. De mi paseo por lo que sería Ragusa nueva quiero destacar la imponente y majestuosa Catedral de San Giovanni Battista de una belleza y espectacularidad realmente destacable, y un encuentro con un maestro muy especial del que hablaré más adelante. Volviendo a mi tranquilo recorrido por Ibla me gustó de manera especial poder

Cúpula del Duomo de San Giorgio y máscaras barrocas Foto: Francesco y Stefano Blancado

“Para mí, que vengo de la gran ciudad, poder recordar el sonido del silencio fue una experiencia casi mística” perderme sin rumbo fijo por unas calles tan tranquilas que en algún momento daba la sensación de estar paseando por una ciudad deshabitada. Para mí, que vengo de la gran ciudad, poder recordar el sonido del silencio fue una experiencia casi mística. Callejuelas estrechas, tramos de escaleras infinitas, y la maravillosa plaza en la que se alza el bellísimo Duomo de San Giorgio al que hice un sinfín de fotografías desde todos los ángulos posibles, tal era mi fascinación ante su imponencia. Volviendo con la imaginación a uno de los inspiradores de mi viaje, el comisario Salvo Montalbano, era fácil ver en aquella plaza al Un tramo de las escaleras que caracterizan el recorrido por Ibla


irreverente y rebelde comisario encaminarse con su característico paso a tomar un café en uno de los bares que configuran la imaginaria ciudad de Vigàta. Mientras paseaba por Ibla siempre había algo que me llevaba a los escenarios de la serie de televisión que con tanto acierto ha recreado los ambientes descritos por Camilleri en sus libros. Continuando con mi particular homenaje a mi admirado Salvo, el día de mi paseo

por Ibla decidí dejarme guiar por su amor por la buena cocina y encaminé mis pasos hacía el restaurante A Rusticana, lo que en la ficción sería la trattoria “Da Calogero” lugar de reunión frecuente del comisario con los miembros de su equipo. Tras haber degustado lentamente en el silencio de un jardín encantado un plato de pasta allo scoglio entendí mucho mejor porque Montalbano llega a adorar y amar incondicionalmente al dueño de ese restaurante. Es una experiencia culinaria que recomiendo a todos los viajeros. Esa misma noche me había propuesto no cenar, pero en Sicilia esa es una promesa muy difícil de mantener, y unas cuantas horas después tras muchas subidas y bajadas por Ibla, incluyendo sus mejores puntos panorámicos, me encontraba paseando por un bello pueblo pescador llamado Scoglitti

La pasta allo scoglio del restaurante “A Rusticana”

Vista de la Plaza del Duomo

20


ubicado a unos 40 km de Ragusa. Uno de los miembros de la organización de “Le Scale del Gusto” el encantador Roberto Nicastro había organizado junto a la maravillosa Simona un encuentro entre amigos que me permitió el privilegio de participar de una inolvidable velada con personas a las que no conocía pero con las que compartí una cena fantástica, gente como Paola que me ha prometido celebrar Sant Jordi en Barcelona el próximo año. El restaurante Al Porto fue marco de una noche especial en la que tuve ocasión de degustar el antipasto di pesce mas delicioso y copioso que yo recuerdo. Muchas charlas y risas, y el olor del mar tan cercano al restaurante que solo había que alargar un poco los dedos para rozarlo. El viaje de vuelta a Ibla me deparaba una agradable e inesperada sorpresa ya que Davide d’Agosta y Noemi Barone dos encantadores jóvenes ragusanos a los que adoro de manera incondicional me llevaron a un recorrido nocturno por algunos de los lugares de Montalbano. Pese a lo avanzado de la noche, pese al cansancio que leía en sus rostros no cejaron en su empeño de compartir conmigo al-

Imagen de la espectacularidad barroca del Duomo de San Giorgio

gunos lugares clave de la ruta literaria como la bella barriada de Punta Secca que al día siguiente habría tenido ocasión de disfrutar a la luz del día. El entusiasmo y las ganas de jóvenes como Davide y Noemi, cuando me guían en nuestra ruta nocturna, me confirman que el futuro de la isla está en las mejores manos. Pasión, amor incondicional a su tierra y la certeza de que con su esfuerzo y voluntad llegarán tiempos mejores para un

21


lugar que tiene tanto que mostrar a viajeros de todo el mundo, que confío que atraídos por la historia, la cultura, el arte, la gastronomía y un fantástico mar decidirán hacer de Ragusa una meta que hay que conocer. El tiempo volaba, quedaban muchas cosas por hacer y el destino quiso que se cruzara en mi camino alguien más volcánico que el Etna, quien en forma de guía turística me regaló una inolvidable jornada recorriendo con detalle los lugares de Montalbano que aún estaban en mi agenda. La increíble Enzina Caruso, otro de los miembros de la organización de “Le Scale del Gusto”, con quien pude colaborar de cerca aportando mi granito de arena en la preparación de una de las salas del evento. (Ocasión en la que también pude trabajar de cerca con el incansable Giuseppe Guardabasso que afrontaba los pequeños inconvenientes de última hora con una sonrisa permanente en el rostro).

El día había amanecido algo cubierto y decidí erróneamente vestir un atuendo algo otoñal dejando en casa un traje de baño al que luego añoré desesperadamente. Llegados a este punto es imprescindible recordar al viajero que cuando se disfruta del mes de octubre en Ragusa habría que vestirse con un conjunto variado que incluya bañador y abrigo, ya que los cambios de temperatura en las diferentes franjas horarias del día son realmente intensos. El día empezó en Punta Secca un pequeño barrio pescador, que forma parte de la localidad de Santa Croce Camerina, y que se ha hecho mundialmente famoso al ser la primera imagen que contempla el espectador cuando inicia el capítulo del Comisario Montalbano. Un lugar que había tenido ocasión de visitar la noche antes a la luz de la luna y que ahora bajo la intensidad de un sol impresionante lucía en todo su esplendor. Icónica imagen de Punta Secca que la serie de tv ha hecho mundialmente famosa

22


El comisario Montalbano Salvo Montalbano es el protagonista de una serie de novelas publicadas por el escritor siciliano Andrea Camilleri. El apellido del comisario es un homenaje al escritor español Manuel Vázquez Montalbán (19392003), creador del detective Pepe Carvalho. Las aventuras de Montalbano por las que Camilleri logró su mayor reconocimiento internacional han sido llevadas con gran éxito a la televisión, siendo el actor Luca Zingaretti el encargado de dar vida al famoso comisario. La provincia de Ragusa es el más bello escenario para esta serie que ha convertido la zona en el destino más deseado para los admiradores de Montalbano. Fotos: Los escenarios de la serie de tv en Punta Secca y Scicli

23


Imagen del puerto pesquero de Punta Secca

Como punto de partida Enzina me llevó a contemplar la casa de Salvo Montalbano, esa celebérrima vivienda en la que el comisario vive su peculiar sentido de la existencia. Una casa que hoy en día es el encantador B&B La Casa de Montalbano (como no podía ser de otra manera), abierto a todos los huéspedes que quieran gozar de las privilegiadas vistas que ofrece, siempre y cuando no sea tiempo de rodaje. Gracias al empeño de Enzina y a la colaboración de la directora del B&B, Ivana Micchichè, pudimos disfrutar de una visita guiada por el interior de la casa y descubrir en primera persona muchos de los secretos que encierra el lugar, al comprobar de que manera las diferentes estancias se

transforman una vez al año para convertir el pequeño hotel en la casa del comisario. Con una amabilidad que quiero destacar de manera especial Maria Chiara Di Quattro, quien nos atendió en el hotel, se esforzó al máximo para que pudiéramos saciar nuestra curiosidad sobre el lugar, una casa que en el lejano 1904 se levanto como depósito para conservar pescado, y que más de un siglo después sigue en las manos de la familia Di Quattro, los primeros propietarios de la casa. A todos los fans de la serie les recomiendo una estancia en el hotel para disfrutar del encanto del mismo y de la maravillosa playa que se abre a escasos metros de la puerta de entrada.

24


El paseo por Punta Secca incluyó una interesante charla con uno de los lugareños, Giovanni Rosa, quien haciendo gala una vez más de la hospitalidad siciliana dedicó una buena parte de su tiempo a hablarnos acerca del lugar y a pedir que explicáramos a los viajeros que si bien Montalbano es una buena “excusa” para llegar a Punta Secca, hay que quedarse unos cuantos días en la zona para poder descubrir todo lo bueno que la provincia de Ragusa puede ofrecer. Seguíamos persiguiendo al comisario y antes de dejar Punta Secca había que visitar el restaurante Enzo a Mare escenario de muchos de los almuerzos de Montalbano en un lugar que flota literalmente sobre las tranquilas aguas de la playa. Nuestra siguiente parada nos llevó a Donnalucata, otro los lugares de rodaje habituales de la serie. Era casi la hora de comer y optamos por algo tan deliciosamente

siciliano como la granita. La heladería Blue Moon es un verdadero templo del helado, del granizado, y de un sinfín de dulces inimaginables. Enzina, una verdadera embajadora de su tierra, me presentó a Ángelo el simpatiquísimo propietario del local que no consintió que dejara Sicilia sin haber probado todos y cada uno de los sabores que tiene a la venta en lo que fue un festival de sensaciones. Me gustaría destacar un sabor del todo desconocido para mí: el helado de algarroba, uno de los frutos más típicos de la zona, y toda una sorpresa para el paladar.

El brioche con helado de Blue Moon

La playa de Punta Secca

25


La última joya del día fue la visita al majestuoso castillo de Donnafugata. Una construcción realmente espectacular y en mi opinión visita obligada para todos los que estén recorriendo la zona. Sus jardines encierran un laberinto al que por falta de tiempo no me fue posible acceder, pero que también tengo en agenda para el próximo viaje. Hay varias versiones sobre el origen del bello nombre que ostenta el castillo. Una de ellas se refiere a la fuga y posterior desaparición de la reina Blanca de Navarra que tras escapar de su prisión dorada nunca más fue encontrada; el otro habla de la transcripción del término árabe Ayn al-Ṣiḥḥat que significa “fuente de la salud”. Como las versiones

26

Una de las famosas estatuas que reciben al visitante en Donnafugata


El castillo de Donnafugata

son libres me quedo con la de mujer huida que encuentro mucho más romántica. Se acercaba el final del viaje y aún me quedaba visitar el interior del Duomo de San Giorgio, y las localidades de Scicli y Modica. Albergaba serias dudas de que hubiera podido concentrar todo ello en las 12 horas siguientes pero Giovanni Guerrieri me sacó de mi error e incluso incluyó en mi itinerario una visita a una fábrica de queso! Ese es el ritmo infatigable, vital y apasionado de la Sicilia de Guerrieri. Empezamos la mañana con una visita al Duomo de San Giorgio y a su museo histórico que conserva en su interior algunos restos de la iglesia original antes de que Ragusa

Imágenes del recorrido por las salas del castillo


Del interior del Duomo me fascinó la visión de la nave central situada bajo lo que es una imponente fachada por fuera y que es sencillamente impresionante en su interior. Situada en contraposición al altar disfruté casi en soledad de la imagen de belleza perfecta de la catedral de la que me gustaría destacar la estatua de San Giorgio a caballo y el impactante relicario al que tuve el privilegio de acceder unos pocos minutos considerando que se encuentra perfectamente custodiado bajo llave. El tiempo apremiaba y no quería dejar Ragusa sin haber visitado Scicli, localidad que acoge la mayor parte de los escenarios en los que se rueda Montalbano, entre ellos la comisaría de policía más famosa de la televisión italiana. Sin embargo la La espectacular nave central del Duomo de San Giorgio

San Giorgio

fuera asolada por el terrible terremoto que la golpeó en 1693. Es asombroso contemplar la belleza de algunas piezas que milagrosamente escaparon a la catástrofe, sin el más mínimo rasguño. Disfruté al máximo del privilegio de la visita guiada y personalizada y me dejé llevar por la pasión que ponía Giovanni en su explicación mientras pensaba que en mi próxima visita dedicaré unas cuantas horas más a recorrer de nuevo el museo.

28


Imagen panorámica de Scicli

sorpresa de Scicli no sería conocer a Montalbano sino a la trepidante Barbara Conti, una encantadora mujer que captó mi atención desde el minuto uno y que se convirtió en la guía de excepción durante el recorrido por la bellísima e histórica localidad. En algo más de una hora conseguimos visitar la fascinante Iglesia de San Bartolomé, de la que yo personalmente quiero destacar el maravilloso y gigantesco pesebre que alberga el templo y que me cautivó de manera especial. También disfruté recorriendo los principales escenarios de Montalbano y paseando por el camino que lleva al Colle di San Matteo desde donde se contemplaba un panorama fascinante de la belleza de Scicli. Tanto este lugar como Modica son merecedores de capítulos en exclusiva para que el viajero pueda

Pesebre de la iglesia de San Bartolomé

entender el interés y la historia de ambas localidades, así que estoy segura de que antes o después habrá alguien que nos lee que se animará a explicar sus experiencias en ambos lugares. En caso contrario me comprometo a dedicar más tiempo a visitar ambas y poder escribir un nuevo artículo en mi próxima visita a la isla.

29


Imagen de Scicli con la comisaría de Montalbano al fondo

El queso caciocavallo durante el proceso de curación

De regreso a Ragusa me esperaba una parada muy especial e interesante: el centro de producción del queso Ragusano DOP de Progetto Natura, el lugar que me permitió conocer de primera mano el proceso de elaboración del Caciocavallo, uno de los quesos históricos de Sicilia que, en algunos meses del año, tras un cuidado y escrupuloso proceso de producción se convierte en el Ragusano DOP (denominación de origen protegida). El nombre caciocavallo (queso a caballo) deriva del sistema de secado del queso, que es dispuesto a horcajadas sobre un palo durante todo el proceso. Giovanni Capuzzello fue la persona que nos acompañó durante todo el recorrido y con sus detalladas explicaciones consiguió que me gustará aún más un delicioso manjar que

30


El maestro Giuseppe Leone en su estudio

esa misma noche formaría parte de mi cena de despedida. La inmensa nave de la fábrica en la que se ven todos los quesos colgados a horcajadas desde el techo me hizo soltar una exclamación totalmente espontanea ante aquel espectáculo de una belleza realmente singular. Fue toda una experiencia! Tras la intensa jornada y cuando aún nos quedaba realizar la visita a Modica, tuve el inmenso privilegio de compartir una interesante charla con el maestro Giuseppe Leone. El fotógrafo ragusano de fama internacional ha reestructurado una casa en el centro histórico de Ragusa superior que hace las veces de museo, en el que conserva su infinito archivo histórico. Las visión de las imágenes más bellas en blanco y negro que yo he contemplado nunca fueron el marco perfecto para una intensa conversación sobre el futuro de Sicilia, sobre la necesidad imperiosa de cambiar las cosas, y sobre su viaje por la España más rural en comImagen nocturna del Duomo de pañía de un grande de la San Pietro de Modica literatura italiana, el que fue su gran amigo Leonardo Sciascia. Las imágenes de su Sicilia única quedarán grabadas para siempre en mi retina. Desafortunadamente se acercaba el momento de acabar mi estancia y pasé mi última noche en un lugar tan sugestivo como Modica. A pesar de que el tiempo no acompañaba, y la lluvia hizo

31


sentir su presencia de manera intensa, dis- Ragusa atraída por el Comisario Montalbafruté de una velada inolvidable en compañía no y “Le Scale del Gusto” y dejé la isla con de algunos de los compañeros de mi parti- lágrimas en los ojos pensando en los ciencular viaje de los sentidos. Giovanni, Enzi- tos de cosas aprendidas, vividas, sentidas y na, Vincenzo, Ausilia y Daniele compartie- compartidas, con la certeza de que hay viaron conmigo una cena espectacular en un jes que nos cambian para siempre y este ha restaurante muy singular A Putia Ro Vinu sido uno de ellos. Una inolvidable sorpresa. que por su calidad Releo el artículo y cantidad fue un para las últimas broche de oro al correcciones y me capítulo gastronódoy cuenta de que mico del viaje. la historia de mi Fue una lástima recorrido ragusano no disponer de más contiene una sudías para recorrer cesión infinita de Modica a la luz del nombres de persodía, empaparme de nas que hace unas su historia y bellesemanas no había zas y contar con alvisto en mi vida y go más de tiempo que me recuerdan para degustar con porque la hospitacalma el producto lidad en Sicilia es estrella de la locauna señal inequílidad: su célebre voca de su identichocolate de fama dad. Es imposible internacional, que cerrar mi relato sin La cena de despedida de mi ya había podido daros las gracias a viaje de los sentidos paladear y disfrutodos los que me tar durante mis habéis acompañapaseos por “Le Scale del Gusto” gracias a do en este viaje de los sentidos y sobre todo la amabilidad de Salvo Peluso y de mis en- del corazón. cantadoras amigas de Motycafe. En cualSi la Unesco no hubiera declarado ya Patriquier caso, y al igual que me pasa con Scicli, monio de la Humanidad a Ragusa Ibla, Moconsidero que Modica merece relato aparte dica y Scicli estoy segura de que a mi regreso mucho más extenso que estas breves líneas, hubiera iniciado mi particular campaña pay confío que lo tendrá muy pronto. Como ra que así fuera. Invito a todos los viajeros a explicaba al principio del relato llegué a descubrir el porqué. v

32


Associazione di Promozione Turistica Sud Tourism

L’Associazione di Promozione Turistica Sud Tourism nace con el objetivo de impulsar y promover al máximo el conocimiento de las riquezas paisajísticas, ambientales, gastronómicas, históricas y artísticas de Sicilia.

www.sudtourism.it 33


Panamá, sólo apto para exploradores Paisajes impresionantes que uno saborea con la mejor compañía, gente amable y atenta que hace del viaje una experiencia única TEXTO Y FOTOS LAURA MILLÁN FECHA DEL VIAJE 24/06/2016 A 20/07/2016

34


Playa de Bocas del Toro

T

odavía recuerdo el día que decidimos este destino, después de que mi incondicional ‘partner in crime’ me expresara sus ganas de cambiar de Continente y tras valorar varias opciones, finalmente la miré y le dije: “será Panamá…” He de reconocer que no estaba muy convencida, yo soy muy ‘asiática’ y la idea de cambiar aquella cultura por la latinoamericana no acababa de convencerme, pero una vez más regresé sorprendida como jamás podía imaginarme. Nuestro viaje se dividió en varias etapas, por lo que el primer alto en el camino fue en la capital, conocida por sus famosos papeles y desconocida por sus rincones que sin duda nos conquistaron, sin lugar a duda es una ciudad para disfrutar. Nuestra llegada fue de lo más anecdótico, comenzando por el “típico retraso” de cuatro horas y acabando con

35


un famoso jet lag, algo muy integrado ya en nuestros innumerables viajes. Después de no pegar ojo en toda la noche decidimos levantarnos a las 7:00 am y salir a explorar la capital, pedimos un plano donde al mismo tiempo que nos señalaban los lugares ‘prohibidos’ de visitar por una cuestión de seguridad, nos descartaron la idea de utilizar como medio de transporte el autobús, lo más seguro para tener una estancia tranquila era desplazarse en taxi y a poder ser siempre antes de la caída del sol. De primeras, estas advertencias he de reconocer que no me gustaron nada, pero teníamos claro que aquello no nos detendría la ilusión de aventurarnos en este país. Seguidamente fuimos al Casco Antiguo, nunca he estado en Cuba pero por las fotos que he podido ver de aquel país me recordaba a todo lo que estábamos visualizando en aquel momento.

36

Casco antiguo de Panamá


Es un barrio colonial el cual está siendo restaurado desde hace unos años, era imposible no quedarse prendada de todo lo que veíamos: Plaza Tomas Herrera, Iglesia de San Jose, Iglesia de la Merced, Plaza Bolivar, Teatro Nacional, Plaza de Francia, etc... Desde allí decidimos irnos paseando, cual guiris, atravesando el Mercado de Mariscos, todo un espectáculo de buena comida y bastante asequible, por cierto absolutamente recomendable, para acabar en Cinta Costera, aquello nos pareció asombroso, es un paseo de unos 7 km donde puedes recorrer no solo zonas verdes muy cuidadas sino canchas, parques infantiles, gimnasios y cómo no, podrás observar una diversidad de ciudadanos bailando, jugando, corriendo, etc... Recuerdo que mi impresión era de “!estoy en Miami!”, enormes rascacielos, formados por oficinas, viviendas, entidades bancarias, etc...eso si, no se como será en la ciudad del

37

Casco antiguo de Panamá

Barrio San Francisco


CSI pero aquí todo era bastante caro, lo que realmente era económico eran los taxis, por cierto, bastante cómodo para moverse. En principio, nos quedábamos tres días pero aquello nos fascinó tanto que finalmente fueron cuatro, había mucho que visitar, no solo el famoso Canal de Panamá, del cual pudimos deleitarnos con su nueva “ampliación” inaugurada durante nuestra estancia, sino también el Parque Metropolitano, donde podréis disfrutar de un skyline espectacular, sin olvidar que si os gusta el trekking, no lo dudéis, este es vuestro destino. Puedes llegar a sentirte como Forrest Gump, comienzas a andar y no sabes cuando pararas, nuestra media diaria era de unos 10-12km, el perfecto gimnasio durante las vacaciones; de allí tomamos rumbo al Valle

38

DNI DEL VIAJERO Nombre: Laura Apellido: Millán De: Fuengirola (España) Edad: 38 años Soy Project Manager. Andaluza de nacimiento pero catalana de adopción. Mi vida es un constante viaje, lo que me lleva cada año a descubrir un rincón perdido del mundo. Mis pasiones, a parte de viajar, son captar con mi objetivo todo aquello que impresiona mi retina, el deporte, leer, una buena copa de vino y por supuesto...¡reírme constantemente!

Parque Metropolitano y vista del skyline


Cinta costera

de Anton, sinceramente para mi uno de los lugares más sensacionales de este viaje, si te gustan los sitios tranquilos y de cuento, entonces no puedes marcharte de Panamá sin visitarlo. En varias ocasiones tuve la sensación de no estar segura si estaba viviendo alguna escena de la famosa serie de los Brady o de la espeluznante película El Resplandor, lo se, nada que ver pero aquello era tal y como os lo cuento, casas unifamiliariares de una sola planta con miles de m2 de parcela, algunas incluso con caballos y unos jardines impresionantes donde predominaba el absoluto silencio. No solo sentías esta tranquilidad en este entorno que os describo, sino que inclusive podías percibirlo justo cuando lograbas

cruzarte con innumerables estudiantes de diferentes edades, todos ellos formando una perfecta fila india y pasando totalmente desapercibidos ante nuestra presencia. Aquello era demasiado para nuestros sentidos… Nos alojábamos con una familia catalana que hace años decidieron instalarse allá para poder educar a su hijo en un entorno sano y armonioso, así nos lo expresaron. Subimos a visitar la India Dormida, toda una experiencia, sobre todo porque debéis saber que cuando te adentras en la selva sabes a la hora que accedes pero nunca a la que sales; esto se debe a que no hay ningún tipo de señalización por lo que finalmente lo que harías en tres horas es muy probable que acabes haciéndolo en cuatro horas.

39


Sin olvidar de que debéis tener mucho respeto, no seáis osados, creedme cuando os digo que no seríais los primeros en perderse y no tener precisamente final feliz, mi intención no es la de asustar a nadie, pues nosotras la recorrimos solas, pero la recomendación de contratar un guía no es mala idea. Después de nuestra pequeña parada en este hermoso lugar decidimos irnos a Santa Catalina y disfrutar de las playas, donde por qué no, poder hacer un poco de Diving en la Isla de Coiba e intentar hacer algo de surf; desafortunadamente una vez más el tiempo no nos permitió poder disfrutar de aquellas playas y mares paradisíacos, pero eso sí, tuvimos la suerte de poder deleitarnos con un temporal en toda regla que nos sorprendió en medio de un idílico paseo, donde nos quedamos durante bastante tiempo atrapadas primero entre rocas y después bajo el pórtico de un resort.

Tras dejar aquel paraíso de surfistas decidimos seguir con nuestro camino hasta Boquete, pero antes hicimos una parada en David por un par de días, esta ciudad es ciudad de paso y conexión con el resto de destinos, eso sí bastante más económico que el resto de lugares donde habíamos estado hasta el momento. Nos apeteció acercarnos a la playa de Las Lajas antes de que comenzara el monzón que esperábamos, una vez más aquello parecía el fin del mundo... Nuestra llegada a Boquete fue... mágica, situado en la provincia de Chiriquí, compuesto por unos 20.000 habitantes y con un clima templado, sus paisajes, habitantes, bares, campos de cafés, etc...sin duda nos encandilaron, es un lugar, como decimos en Andalucía, con mucho “duende”. Debo reconocer que para llegar a tener estas increíbles sensaciones ayudaron y mucho las personas que tuvimos la suerte

40

Playa de Santa Catalina


Puesto de comida y alquiler de tablas de surf en Bocas del Toro

de conocer, sobre todo nuestra amiga neoyorkina, auténtica mujer del siglo XXI, esposa, madre y trabajadora de unos 48 años y recién separada, se encontraba en un periodo de reflexión en este idílico lugar. Esta aldea nos ofrecía muchas experiencias como la de visitar plantaciones de café, hacer una excursión por la noche al Volcán Barú, o simplemente pasear por el pueblo, en el cual podías observar una clara influencia Yanki en las casas antiguas. Pero una vez más, lo que disfrutamos como enanas fue de un nuevo trekking por el Sendero de Los Quetzales, IMPRESIONANTE, la selva nos fascinó de tal manera que nuestro ritmo de caminar cada vez iba mejorando.

41

Parada de autobús en Boquete


Bocas del Toro

42

Tras cuatro días intensos, marchamos de nuevo a la zona de playa, pero esta vez nos dirigimos hacia el norte, concretamente a Bocas del Toro, habíamos escuchado hablar maravillas sobre este lugar por lo que ya deseábamos llegar y disfrutar. Una vez más sus habitantes no nos decepcionaron, como siempre con esas sonrisas y amabilidad que les caracterizan nos recibieron a la llegada del puerto. Ubicado en la


Muelle en Playa Bocas del Toro

costa norte del Caribe Panameño, se considera como unos de los mejores destinos de ecoturismo del país, tal y como cuenta su historia durante el siglo XIX los ricos aristócratas trajeron no sólo a esclavos africanos procedentes de Estados Unidos sino también de Colombia, por lo que tras la abolición de estos, lograron quedarse en la isla y empezar allí una nueva vida, es por ello que podréis observar que los ciudadanos de esta zona mayoritariamente tienen raíces africanas. La sensación en este lugar fue como en Boquete, mucha influencia americana, pero esta vez era más estilo Tom Sawyer, no solo las casas, sino los bares, alojamientos,

restaurantes, etc...en este increíble enclave puedes coger un autobús o contratar alguna excursión para visitar varias islas y disfrutar de sus playas (surf, pesca, diving, etc…) Por otro lado, para poder seguir deleitándonos de este hermoso lugar, tenéis muchas opciones de poder tomar una cerveza en cualquiera de sus bares ( La Buguita, El Toro Loco, La Iguana, etc...) o comer en algún restaurante (Buena Vista), inclusive poder echar unos bailes en alguna discoteca (Selina). Tras marchar de esta isla, volvimos a Panama city donde nos esperaban más paseos por el distrito financiero, Bella Vista, Balboa, Costa del Este, etc… y como no podía ser

43


de otra manera, acabar en la mejor compañía, junto a mi incondicional amigo Ignacio, quien emigró a la ciudad hace 8 años y quien tuvo mucho que ver para que yo acabara en ella. Él junto a su socio y sus respectivas mujeres, inmejorables anfitriones, se encargaron de abrirnos su casa ofreciéndonos una comida-cena, en un marco espectacular, donde pudimos visualizar por última vez ese skyline que tanto nos enamoró en su día. Este país nos hizo ver otro Panamá más allá de cualquier tipo de corrupción, un país totalmente matriarcal, donde la educación hacia el extranjero que va de visita es palpable en cada rincón del mismo, donde respiras cada segundo la alegría que llevan

dentro y que lo expresan con sus bachatas y con su famoso reggaeton, donde hasta su cerveza “Balboa” tiene garra con nombre de conquistador, donde mayoritariamente son incondicionales del barça, donde los indígenas conviven como pueden y se manifiestan como creen, donde sus hojaldritos nos conquistaron a pesar de ser todo frito, donde la puntualidad en los buses es de notoria mención y donde en resumen es un país con una esencia que sin duda ha conseguido que le dedique unas líneas para impulsaros a visitar y disfrutar. Es por ello que me despido de todos ustedes de la mejor manera que puedo hacerlo “bendiciones y buenas noches...” v

44

Bocas del Toro


Laboratori de Lletres, mucho mรกs que una escuela de escritura

www.laboratoridelletres.com C/ Casp, 39, Principal 2-A - 08010 45 Barcelona Telf. 93 396 37 19


Komodo, viaje a la leyenda Estas tierras áridas y abruptas esconden el misterio de una naturaleza aún salvaje y (casi) virgen, custodiada por auténticos dragones TEXTO Y FOTOS JORDI CANAL-SOLER FECHA DEL VIAJE 14/10/2012 A 20/10/2012

46


La lengua del dragón

D

esde la cima más alta de la isla de Laba, a unos doscientos metros de altura, tenía una muy buena visión del mar de Flores. El panorama era extenso, de playas recortadas entre acantilados coralinos con arena blanca y aguas turquesas donde fondeaban barcos de vela de estilizadas proas. Miré hacia el sur y vi como se destacaba una isla mayor, de valles profundos y crestas afiladas que parecía la columna vertebral de un dragón dormido. Era una tierra seca, baldía y agreste, pero de una belleza fascinante y un nombre que evocaba el misterio de una naturaleza indómita: era la isla de Komodo, en Indonesia. Komodo. Hay algo en este nombre que remite a leyendas. A un exotismo atávico. Leer ese nombre o escuchar su sonora repetición vocal me transporta inmediatamente a esas islas remotas, salvajes, agrestes,… y

Vistas desde la isla de Laba

47


La embarcación en la que se navega de Lombok hasta Komodo

habitadas por extrañas criaturas. Algo parecido a lo que se puede sentir al escuchar nombrar la Isla Calavera de King Kong. Toda la isla está protegida dentro del Parque Nacional de Komodo, que situado entre las islas de Sumbawa y Flores, está formado además por las grandes islas de Rinca y Padar y veintiséis islotes más pequeños. Creado en 1980 para proteger el dragón de Komodo, el Parque también salvaguarda el resto de fauna y flora terrestre y, sobretodo, la costera, ya que debajo del agua alberga uno de los ecosistemas marinos más ricos del mundo. Se puede llegar en lancha desde la isla de Flores, pero una de las mejores maneras para apreciar la magnificencia del Parque es hacerlo desde Lombok, navegando

durante cuatro días a bordo de una pinisi, la embarcación tradicional de la zona. Nuestra embarcación tenía apenas doce metros de eslora, con una gran área plana en la proa, bajo un toldo que protegía del fuerte sol tropical, y una parte de cocina, baño y puente de mando en la popa, en cuyo techo se estiraban los colchones que servían para dormir. Nuestra pinisi podía ser una embarcación pequeña, pero de madera y construida al estilo bugi con una alta proa, recordaba las naves en las que Sandokán había recorrido estas mismas aguas buscando ingleses contra los que luchar. Este sistema de transporte permite pararse en algunas playas desiertas para practicar snorkel entre docenas de especies de peces

48


DNI DEL VIAJERO Nombre: Jordi Apellido: Canal-Soler De: Barcelona (España) Edad: 38 años Soy escritor y fotógrafo especializado en viajes. Viajo por el mundo y lo cuento en artículos en revistas y periódicos, programas de radio y televisión, charlas y conferencias y media docena de libros, entre los que se cuentan VIAJE AL BLANCO (Editorial UOC, 2014) y TERRES DEL NORD (Nova Casa Editorial, 2015). También me encontraréis en: Página Web: www.jordicanal.com Blog: www.apuntsdeviatge.com Facebook: facebook.com/apuntsdeviatge Twitter: @jordicanalsoler Instagram: @jordicanalsoler Youtube: jcanalsoler Google Plus: +JordiCanalSoler

y corales o, después de una cena tradicional de nasi goreng a bordo, disfrutar de la visión de una nube de centenares de zorros voladores abandonando el manglar donde descansan de día para ir a buscarse la cena de fruta entre los bosques de las islas al cerrarse la noche. Al llegar a Komodo me esperaba algo similar a una especie de Parque Jurásico, un sitio peligroso donde no se podía andar tranquilo sin echar miradas preocupantes a uno y otro lado a la espera de ser atacado por uno de sus dragones. Pero aunque son peligrosos si uno se acerca a ellos, los dragones hacen vida tranquila y no molestan a los humanos excepto en contadísimas ocasiones. Nuestro barco atracó en el largo muelle de madera que se proyectaba de una playa de arena fina y nos encaminamos hacia las cuatro casas sobre pilares de madera que se intuían entre un bosque de tamarindos. No eran casas, sino las oficinas del parque y una pequeña tienda de souvenirs y bebidas frescas. Cuando íbamos a remontar los escalones hacia la tienda, escuché un sonido arrastrándose y vi emerger por entre los

49

Dragón de Komodo andando


Dragón de Komodo descansando

Bienvenidos a Komodo

pilares que sujetaban el piso de la cabaña, la cabeza reptiliana de un inmenso dragón de Komodo. De la punta de la cabeza hasta la cola debía medir casi tres metros, y sacando su lengua bífida sibilante parecía palpar el aire cuestionando a los nuevos intrusos. Di un salto atrás y por encima de mi cabeza, reclinado en la barandilla del pequeño balcón de la tienda, un chico indonesio se rió:

–¡No tengas miedo! ¡Estos de aquí son casi inofensivos! Una decena de dragones se han acostumbrado a la presencia de humanos en el campamento del Parque y vagan por la zona libres, tomando el sol o la sombra dependiendo de la hora del día e intentando aprovechar alguna basura olvidada. Aunque dijera que era inofensivo, me alejé unos metros. Los dragones parecen lentos de reflejos, pero cuando quieren pueden convertirse en letales máquinas de matar. Su boca tiene decenas de pequeños dientes que no parecen peligrosos, pero la mordedura de un dragón de Komodo contiene bacterias infecciosas y sus víctimas, por muy grandes que sean, acaban muriendo por septicemia a los pocos días. Es así como pueden llegar a matar a los grandes búfalos de agua que les triplican en tamaño.

50


El acceso a la isla de Komodo no es libre. Hay que ir siempre acompañado de un guía del Parque y los itinerarios están limitados. Hay un par o tres con diferentes distancias y que permiten observar varios ambientes de la agreste isla. El mapa se encontraba en un pequeño cobertizo donde nos juntamos con el guía asignado. En un plafón junto al mapa leí una curiosa leyenda sobre el origen de los dragones. Dice la leyenda que en la isla vivía una bonita princesa llamada “La Princesa Dragón” por su pueblo. Vivía en una isla agreste y remota. Se casó con un hombre llamado Najo, y al poco tiempo estaba embarazada. Al dar a luz, nació un niño, al que llamaron Gerong. Pero del mismo parto salió también un huevo, que la princesa escondió en una cueva solitaria. Con el tiempo, de ese

huevo nació un dragón hembra, al que llamaron Ora. Los dos hermanos no se reencontraron hasta pasados unos años. Gerong se crió con los hombres, y Ora creció entre los bosques secos de la isla. Un día, cuando Gerong era ya adulto, fue a cazar ciervos en lo más profundo de la isla y mató a un precioso ejemplar. Lo estaba descuartizando para llevarlo al pueblo cuando Ora apareció, con su lengua sibilante y con ganas de alimentarse también. El cazador recuperó el arco y tensó la cuerda a punto de disparar otra flecha hacia el dragón cuando apareció la Princesa Dragón, la madre de los dos, para recordarles que hombre y dragón, Gerong y Ora, eran hermanos. Desde entonces, Gerong dejó que Ora viviera libremente en la isla y hombre y dragón se respetaron. Valle de Komodo

51


Dicen que la cueva donde Ora salió del huevo se llama Loang Atawini y se encuentra en la parte sur de la isla de Komodo, e incluso existe la tumba de Najo, el padre imperceptible de esta leyenda. Quien no tiene tumba es la Princesa Dragón, porque los locales dicen que es inmortal y que volverá siempre que sea necesario proteger a la isla. El amor fraternal entre Gerong y Ora, entre hombre y dragón, está un poco exagerado en la leyenda. En realidad, en la isla, hombre y dragón se respetan, pero se miran uno al otro con recelo. Ha habido con los años hasta una treintena de ataques mortales de dragones y ello hace que los nativos (y los turistas) los miren de refilón.

Es por ello que nuestro guía iba protegido con un enorme palo que parecía un cruce entre un garrote y una lanza. A los dragones no se les puede disparar, pero si se ponen tontos sí se les puede dar un golpe que los enderezca. Fuimos a lo largo del circuito más largo de los que se adentraban en la zona montañosa de la isla. Avanzamos por una zona de sabana, con hierbas secas, arbustos y palmeras, y luego el camino trepó por la montaña, donde nos cruzamos con un grupo de macacos cangrejeros juguetones que nos estuvieron observando curiosos antes de continuar su marcha rápida a través del sotobosque seco. Los dragones adultos a veces los cazan, pero su comida predilecta es la carne

52


Las montañas de Komodo parecen la cresta de un dragón

Un ciervo, la principal presa de los dragones de Komodo

de los ciervos de Timor o de los búfalos de agua que vagaban tranquilos por la isla alimentándose de la hierba seca sin hacernos el menor caso. Cerca de un riachuelo vimos uno de estos búfalos, medio devorado por un dragón que descansaba cercano a su presa. El aire olía a pútrido, y me pareció ver carne que empezaba a secarse en la boca del dragón, como si el animal hubiera quedado tan lleno, en medio de la cena, que se hubiera quedado con la comida a medio tragar antes de dormirse. Por precaución, no nos acercamos al dragón adormecido. También es muy peligroso acercarse a los nidos de puesta de los dragones. Las hembras aprovechan los que

53


construyen las aves megápodas, grandes pájaros que casi no vuelan y que ponen los huevos bajo tierra para ser incubados por el calor del sol y la materia en descomposición. Nuestro guía localizó un nido cerca del camino. Vimos a la hembra dragón, al lado, que vigilaba que nadie se acercara a los huevos. Las crías nacerán en abril y enseguida subirán a los árboles para protegerse de los hábitos caníbales de los adultos de su especie. Sólo cuando sean suficientemente grandes para no ser cazadas bajarán de nuevo para buscarse la vida por el bosque y la sabana.

El recorrido se hizo corto enseguida, apasionados como estábamos por querer ver más de aquellos animales de leyenda. Con su larga cola arrastrada y su pesado andar acompasado, los dragones avanzaban cerca de nosotros o nos los encontrábamos descansando al sol. Son los lagartos más grandes del mundo, pero su gigantismo no es lo único que los convierte en algo especial. Los científicos están descubriendo constantemente cosas nuevas sobre estos varanos: se creía que su mordedura solo era letal por las bacterias de su saliva, pero ya se está empezando a estudiar una forma de veneno secretado

Dragón hembra cerca del nido donde pone los huevos

54


Paisaje agreste de Komodo

por sus glándulas salivares. Y en 2006 una hembra que nunca había sido apareada puso unos huevos en el zoo de Chester de los que salieron crías macho fértiles. Es decir, existe la partenogénesis entre los dragones de Komodo como método de adaptación para la población de islas remotas. Cuando regresamos a las oficinas del Parque un gran macho adulto se nos cruzó por el camino. Avanzaba lentamente, pesado, sus

Navegando hacia el sol

55


largas garras rozando el suelo arenoso. Con el cuerpo musculado y la piel rugosa, sacando la lengua bífida intermitentemente para analizar los olores del aire, parecía surgido de una película de dinosaurios y no me extrañaron todos los mitos y leyendas de bestias enormes que los nativos explicaban. Fue hasta 1910, cuando los holandeses cazaron los primeros dragones, que se demostró realmente su existencia. Hasta entonces, se creía que eran fábulas nativas o historias de náufragos. El que se nos cruzaba era un ejemplar de los más grandes que habíamos visto, un gigante de 2,8 metros de largo que se detuvo

un momento, giró su largo cuello hacia nosotros y después, sin hacernos caso, prosiguió su lento paso y adentrándose en la maleza. Me quedé fascinado reconociendo la sorprendente evolución que ha generado, en unas islas tan pequeñas, unos dragones tan grandes, los auténticos gigantes de Komodo. Volvimos a la embarcación y pusimos rumbo a Labuanbajo, en Flores, donde terminaría el viaje. Volví la vista atrás y vi como la isla de Komodo iba desapareciendo tras el horizonte. Supe que ahí se escondía una tierra donde los dragones de las leyendas se hacen realidad. v Dragón de Komodo mostrando su lengua bífida

56


VIAJE AL BLANCO Último grado al polo norte Un libro de Jordi Canal-Soler Diario de la expedición Último Grado al Polo Norte, recorriendo 111 km desde el grado 89º N hasta el Polo Norte sobre esquís Crónica fresca y directa de una expedición polar


Desierto de Atacama Cuando lo árido se convierte en belleza, y sentir la ‘vida’ en un territorio ‘hostil’ como el de este rincón de Chile, es encontrar el verdadero tesoro TEXTO Y FOTOS JOSEP PRATS FECHA DEL VIAJE OCTUBRE 2012

58


E

l rincón más árido del planeta nos regala estética pura, escenarios extremos, formaciones rocosas con formas, esculpidas por el viento, imposibles de imaginar, paisajes agrietados por sacudidas sísmicas, polvorientos pero salpicados por zonas de vida, los aillus, pequeños oasis donde comunidades indígenas, abastecidas por arroyos estacionales, consiguen el milagro de cultivar, pintar de ‘verde’ entre la inmensidad de arena y rocas. Una grandeza sobrecogedora. Desde Santiago de Chile (a donde habíamos llegado procedentes de Buenos Aires después de visitar las Cataratas de Iguazú) cogimos un vuelo hasta Calama. Llegamos a media tarde. Desde allí en bus hasta San Pedro de Atacama. Un par de horas. En el trayecto empezamos a disfrutar de la maravilla cromática que regala el sol cuando lentamente inicia su puesta y sus rayos oblicuos rebotan sobre la reseca arena, las piedras descarnadas y los colosos volcanes, en una fantástica sinfonía de rojos, marrones y rosados. San Pedro de Atacama es un pequeño pueblo con muchas casas de adobe y calles de tierra. Es el punto de partida para visitar toda la zona. Está a 2.500 metros de altura. Su arteria principal es la calle Caracoles. Siempre hay bullicio. Allí se concentran hoteles y albergues (ofertas para todos los bolsillos) y oficinas donde alquilar una bicicleta de montaña, o contratar rutas a caballo o con un 4x4. Nos alojamos en un pequeño hostal, con decoración tradicional, modesto, pero limpio y

59


Cristales de sal en el Salar de Atacama

con el personal muy servicial. Es una buena opción, al fin y al cabo, vais a estar poco tiempo en el hotel. Nos fuimos a descansar pronto. El día había sido largo. Recomendamos cenar muy ligero la primera noche. Y beber mucha agua. Hay que aclimatarse a la altura. Los lugares que os esperan pueden sobrepasar los 4.000 metros. Lo primero que hicimos a la mañana siguiente fue contratar un chófer, con el que pactamos la ruta que queríamos hacer. Nuestro primer objetivo: el Salar de Atacama que está a 10 kilómetros de San Pedro. Se encuentra en una gran depresión geológica y se formó cuando los lagos originales que cubrían esta cuenca se evaporaron, dejando una gruesa capa de cristales de sal

al descubierto. Hay pequeños senderos entre estos bloques de sal. Es muy interesante caminar por ellos, tocar la sal, observar las formas que surgen de su cristalización y la belleza de su blancura que el sol hace resplandecer. Dentro de este salar, hay varias lagunas. Sus aguas combinan el color azul, gris y esmeralda, en tonos intensos. En una de ellas, la Laguna Cejar, el contenido de sal y litio es tan alto que permite a los bañistas flotar sin problemas. En la temporada del año que visitamos este salar (no hacía calor) no nos atrevimos con esta experiencia. Otra laguna, la Chaxa, tiene poca profundidad y se observan colonias de flamencos andinos, cuyo color rosado añaden calidez a este precioso cuadro de la naturaleza, que se

60


Campanario iglesia de Toconao

DNI DEL VIAJERO

Nombre: Josep

Nombre: Roser

Apellidos: Prats

Apellido: Boj

De: Barcelona (España)

De: Barcelona (España)

Edad: 66 años

Edad: 65 años

Visitamos el Desierto de Atacama en octubre del 2012. Era la segunda parte de un viaje que empezó en Iguazú y acabó en la Isla de Pascua. Quedamos atrapados por su belleza árida, en contraste con la exuberancia de las cataratas argentino-brasileñas. Dos maravillas de la naturaleza. En Atacama hay que saborear las tonalidades de colores que ofrecen el marrón claro de la arena del desierto, el intenso azul de las lagunas, el blanco de los salares, el ardiente rojo de las puestas de sol, todo enmarcado por el color óxido de las montañas y un intenso cielo que, libre de neblinas y contaminación, regala toda su fuerza cromática a más de 4.000 metros de altitud. Para no perdérselo.

completa con el reflejo de los volcanes, con el Licancábur piramidal al frente, que custodian el salar. Estuvimos casi hora y media gozando de este precioso escenario. Fuimos a buscar a nuestro chófer para dirigirnos a un precioso pueblecito llamado Toconao. Recomendamos visitar la iglesia colonial y su campanario situado en el centro de la plaza, caminar por sus polvorientas calles, entrar en una de sus modestas tiendas (nosotros compramos bebida y dos gorros) y, sobre todo, recorrer la retícula de pequeños canales que conducen la escasa agua hacia bancales, minuciosamente construidos, donde cultivan verduras y plantan árboles frutales. Un jardín en medio del desierto. De pronto, te das cuenta

61


que el verde se acaba y empieza el marrón claro de la arena. Es la grandeza de lo pequeño, de cómo vivir en entornos naturales tan hostiles. Para nosotros fue una gran vivencia. MARAVILLAS NATURALES A MÁS DE 4.000 METROS DE ALTITUD

Pero nos esperaba otra. Esta natural, las lagunas Miscanti y Miñeques. Tardamos más de una hora en llegar, por una carreterita

escarpada y pedregosa que sube por encima de los 4.000 metros. El escenario cromático es de una intensidad que te impacta. A estas alturas, la atmósfera es limpia, cristalina. Ni una neblina que desenfoque la vista. Todo diáfano, con los colores expresando toda su fuerza. El intensísimo azul de los lagos, el marrón con tonos rojizos de las montañas que los rodean, el cielo nítido en el que resaltaba el blanco resplandeciente de una nube que parecía dibujada a mano, el amarillo y rojo de unas plantas, acostumbradas a sufrir los rigores del clima a estas alturas, componían una preciosa pintura. La acompañaba, el silencio. Estábamos solos. Así pudimos disfrutar de esta maravilla en intimidad. Andar era un poco fatigoso por la altura. La respiración se acelera si andas a tu ritmo Laguna Miscanti

Laguna Miñeques

62


Casa particular de comidas en Socaire

habitual. Solución, ir más despacio y parar de vez en cuanto. Y beber agua, mucha agua. El chofer se había quedado donde terminaba la carretera. De regreso paramos en Socaire, otro pueblecito auténtico. Recorrimos sus calles polvorientas, sus plazuelas. Vimos los niños entrar en la escuela. Casas modestas. Vida sencilla. Vida normal… pero a ¡3.000 metros de altura! Fuimos a comer a una casa particular. El chófer conocía a la dueña. Nos preparó una sopa de verduras exquisita y una especie de estofado delicioso. La señora, con el rostro curtido por la rudeza del clima del altiplano, en todo momento nos sirvió con una mezcla de amabilidad y timidez. Al marcharnos nos salió de dentro darle un par de besos. Quedó sorprendida. E incluso creemos que se emocionó un poco.

A media tarde, ya estábamos otra vez en San Pedro de Atacama. Destinamos el resto del día a recorrer el pueblo. Se hace rápido. Es pequeño, como hemos dicho, todo se concentra en una calle. En una bonita plazoleta arbolada se ubica la iglesia. Es un edificio de adobe encalado, con las puertas de madera de cactus. Data de comienzos de 1600 y su interior tiene un sobrio sabor colonial. También se puede visitar el Museo Arqueológico que tiene curiosidades como los recipientes de piedra labrada con extrañas imágenes zoomorfas. Al parecer una antigua civilización, la Tiahuanaco (500-1000 d.C.), los utilizaba para hacer alucinógenos. Hay también tallas, cerámicas o utensilios domésticos milenarios. Muy interesante para imaginar el remoto pasado de la zona.

63


Empezaba a oscurecer, picamos algo en una taberna de la calle Caracoles y nos fuimos pronto a dormir. Había que madrugar al día siguiente. Quedamos con el mismo chófer a las cuatro de la madrugada, para ir a los Géiseres del Tatio. Una hora y media de camino muy malo. El 4x4 sólo hacía que dar botes. Y todo en la oscuridad. Hay que conocer muy bien el terreno para conducir por allí. Pero vale la pena el madrugón. Es un verdadero espectáculo natural. Chorros de vapor de agua en una zona situada a 4.320 metros de altitud. El conjunto lo forman 40 géiseres y 70 fumarolas, que son grietas en la superficie de una zona geotérmica llana rodeada de montañas de color óxido y volcanes. Llegamos cuando estaba a punto de amanecer. Con la

primera luz del día empieza la ebullición y por las grietas asoma el vapor que va ganando presión de forma rápida. El espectáculo comienza con el sol asomando por las moles montañosas. Los géiseres, en su estado más primario, empiezan a gruñir, se quejan como si algo interior les doliera, empiezan a escupir gotas de agua hirviendo, hasta que al final estallan lanzando con enorme fuerza el vapor de forma visible y audible. Algo fantástico. Los chorros llegan a alcanzar los 10 metros de altura y los 85 grados de temperatura. Se forman a partir del contacto de una corriente fría y el magma caliente de las profundidades, y asciende por las fisuras y grietas de la corteza. El sol poco a poco va iluminando la superficie de esta cuenca geotérmica hasta que el resplandor del blanco del

Geisers del Tatio al amanecer

64


El valle de la muerte

vapor adquiere un precioso contraste con el color óxido de las montañas. La temperatura va ascendiendo de forma rápida. Cuando los rayos solares lucen por encima de las barreras montañosas, puedes darte un chapuzón en unos manantiales termales ricos en sulfuros. Empiezas el espectáculo natural con anorak, gorro, bufanda y guantes, y lo terminas con bañador. Otra gran experiencia. Después de dejar la zona termal, paramos en Machuca, otro pueblecito pintoresco. Este más pequeño que los anteriores, a 4.000 metros, casi despoblado. Sólo una calle con casas construidas de adobe y piedra. Sus techos, de paja. Eso sí, farolas con luz eléctrica. Encima de un montículo, como protegiendo a sus gentes, una entrañable iglesia de vivo colorido: Paredes encaladas blancas. Puertas, ventanas y la cruz exterior, azules. El techo,

de paja. Cuesta arriba a tanta altitud, hay que tomárselo con calma. Pero una vez llegados a la iglesia, vale la pena contemplar resoplando una panorámica típicamente atacameña: pequeñas casonas blancas con cabeza de paja rodeadas por el seco y agrietado marrón de la superficie del altiplano. EL ROJO ARDIENTE DEL VALLE DE LA LUNA

Regresamos a San Pedro. Comimos en un entrañable restaurante recomendado por nuestro chófer. Familiar. Unas ocho mesas. Menú casero y sabroso. En nuestra cabeza, la ilusión por asistir al segundo gran espectáculo natural del día: El atardecer en el Valle de la Luna. Pero antes de llegar allí nos aguardaba un panorama sobrecogedor, otro valle, el de la Muerte. Está a diez kilómetros de San Pedro y es una enorme extensión

65


yerma, con grandes dunas y formaciones rocosas de extrañas y misteriosas formas. Viento, arena que obliga a protegerse los ojos, silbidos que surgen de las grietas de las rocas con las ráfagas. El nombre del valle resulta muy apropiado para uno de los lugares más secos e inhóspitos de nuestro planeta. Si vemos imágenes de este lugar en la tele y nos dicen que es Marte nos lo creemos. Uno de los puntos desde donde puedes observar el cuadro que más impacta

de este valle es la Piedra del Coyote. Como en la serie animada, se trata de una roca que se asoma al vacío parecida a la plataforma desde la cual se precipita el pobre animal a causa de las ingeniosas trampas y triquiñuelas del Correcaminos. Pero como no estábamos en una película de dibujos y fantasías, el vértigo nos hizo ser prudentes, pero nos asomamos lo suficiente para dejarnos impactar por el panorama marciano que teníamos debajo.

66


Gran Duna del Valle de la Luna, con el Anfiteatro de roca al fondo

Formacion rocosa de las Tres Marias en el Valle de la Luna

Diez kilómetros más adelante se llega al Valle de la Luna. Otro lugar que parece sobrenatural: Rocas que la erosión ha esculpido con formas imposibles; Enormes manchas blancas formadas por la acumulación de sal seca; Grandes dunas de arena; cuevas de sal. Un paisaje único. Hay un sendero bien señalizado para acercarse a estas extrañas y algunas fantasmagóricas formas. Por ejemplo, las Tres Marías, una formación rocosa que el capricho de la erosión le ha dado una forma que asemeja a tres mujeres rezando. Parecía otro mundo. Seguimos el recorrido, deleitándonos con estas figuras de piedra y sal. Eso sí, pendientes del recorrido del sol. Cuando vimos que iniciaba su descenso, subimos por un empinado camino que nos dejaría en una plataforma de roca, a la altura de la Gran Duna. Un anfiteatro natural a la espera del gran espectáculo cromático. La luz solar poco a poco iba alterando las tonalidades. Primero, dunas y rocas de marrón apagado. Poco a poco, con el sol camino de su ocaso, iban pintándose de naranja, luego de rojo cada vez más resplandeciente, hasta llegar a encenderse. A la vez, las manchas blancas de sal acumuladas en la superficie del valle adquirían un intenso azul brillante, como agua marina. Maravilloso. Cada minuto era una apoteosis de colorido, con las siluetas de los volcanes Lincancábur, éste con casquete de nieve, y Láscar, recortadas en el cielo. Cuando el sol se escondió detrás de los gigantes andinos, la preciosa postal fue adquiriendo un tono rosado-violeta que fue apagándose poco a poco. Se acercaba el final de un día excitante.

67


UN MUSEO AL AIRE LIBRE

El tercer día los destinamos al Salar de Tara y la zona donde se erigen los enigmáticos Monjes de la Pakana. Es un lugar alejado de San Pedro. Unos cien kilómetros por la carretera que conduce a Bolivia para después desviarse campo a través, o mejor dicho, desierto a través. Lo mejor es ir con un chófer que conozca la zona. Como conducía rápido tuvimos la sensación de ser copilotos del Dakar. Pronto advertimos unos imponentes pilares de piedra en medio de una superficie arenosa. Nos acercamos, pasamos entre ellos. Bajamos del vehículo, llegamos hasta sus pies. El silencio y la soledad del entorno les daban mayor majestuosidad y misterio. Hay muchos de estos gigantes, obra de

Flamencos en el Salar de Tara

68

Formaciçon rocosa camino del Salar de Tara


Monjes de la Pakana

erupciones volcánicas y la erosión de miles de años. Cuentan que les pusieron el nombre porque sus delgadas y azarosas formas recordaban a la de los monjes. También se les llama Centinelas del Salar de Tara, por su gran tamaño, formas que desde lejos son similares a las humanas en actitud protectora. Y como la imaginación no tiene límites, también se les llama los Moai de la Pakana, por su parecido con las estatuas de piedra de la Isla de Pascua (poca similitud encontramos cuando posteriormente visitamos esta isla). Se les llame de una u otra manera, la verdad es que imponen. El recorrido hasta el Salar de Tara es un museo al aire libre: Todo tipo de formaciones volcánicas que podrían estar diseñadas por el más vanguardista de los escultores. Caminamos con la lentitud

que aconsejan los 4.300 metros de altura. Solos, como si estuviéramos en la luna. El perfil de estas caprichosas formas quedaba aún más resaltado por el azul intenso de un cielo sin nubes ni neblinas. Un par de horas después nos recogió nuestro chofer para ir al Salar de Tara. El paisaje poco a poco fue dulcificándose. El salar lucía con un color azul verdoso metálico. Su entorno estaba rodeado de vegetación. Unas figuras diminutas de color blanco rosáceo se movían en el agua. A medida que nos acercábamos iba ampliándose su silueta esbelta y sus largas patas. Eran flamencos. Nos sentamos al borde del salar. Este escenario transmitía paz. Un poco más lejos, un grupo de llamas se abría paso a través de la amarilla pradera. Atacama nos había regalado otra maravilla.

69


Uno de los imponentes Monjes de la Pakana

70


Llegó nuestro último día. Teníamos vuelo de Calama a Santiago de Chile a las 21.00. Había amplio margen para aprovechar la jornada. Hicimos el check-out. A las nueve de la mañana el chófer estaba a la puerta del hotel, con un coche más grande para el equipaje. Queríamos visitar el Valle Arco Iris, a 90 kilómetros de San Pedro. Antes de las 11.00 estábamos en otro lugar que desprendía misterio. También solos. El vehículo se pudo adentrar por caminos de tierra al interior del valle. Desde allí diversos senderos te llevan a lugares altos donde tienes perspectivas para gozar de la belleza del lugar. Las rocas que encajonan este valle también tienen extrañas y caprichosas formas, pero su personalidad la dan los colores. De ahí el nombre de Valle Arco Iris. Diversas tonalidades ‘pintan’ sus paredes rocosas debido a su riqueza en

minerales y óxido: Las franjas de color tierra se combinan con rojizos, ocres, verdes y amarillos, y las concentraciones de sal le dan los tonos blancos. El sol en las diversas horas del día acentúa unas u otras tonalidades. Otro espectáculo natural. Vale la pena no ir con prisas. Cada ángulo es una sorpresa cromática combinada con el azul del cielo. Hay cuevas que te permiten comprobar desde las entrañas de la montaña esta riqueza mineral. Además unas plantas con flores de color rojo intenso repartidas por el valle colaboran a darle aún más colorido a este decorado. Muy cerca de este valle están los petroglifos de Yerba Buena. La zona está gestionada por la Comunidad Atacameña. Es decir, hay que pagar, pero vale la pena. El clima tan seco ha ayudado a conservarlos. Casi un kilómetro de rocas con figuras como zorros, camélidos

Valle Arco Iris

71


Valle Arco Iris

tipo guanacos, figuras antropomorfas, incluso una constelación. Un lugar muy recomendable para ver el legado de los pueblos originarios. Antes de dejar Atacama, quisimos visitar Rio Grande. Un acceso complicado. Hay que bajar el Petroglifos de Yerbas Buenas profundo valle por una sinuosa, estrecha y empinada carretera. Es un poblado auténtico. Viven sólo 95 personas. Casas sentamos delante de la puerta de embarque. típicas hechas de piedra canteada, argamasa Con los ojos cerrados mezclábamos las imáde barro, vigas de madera de cactus y techo genes vividas en estos intensos cuatro días. Y de paja. Nos sentamos en la plazoleta de la una conclusión: Aunque Atacama es un deiglesia, observando sus paredes blancas, su sierto, no es nada monótono. Tiene maravillas campanario, que refleja el paso del tiempo, y muy diversas desde el radiante blanco del Sala pequeña cruz, medio inclinada, de su parte lar de Atacama, al contraste cromático de las superior. Esta es la última imagen que quisi- montañas del Valle Arco Iris, pasando por el mos que quedara en nuestra rutina. espectáculo natural de los Geiseres del Tatio, De allí ya nos dirigimos al aeropuerto de el rojo ardiente del Valle de Luna cuando el Calama. Nos despedimos con un fuerte abra- sol se pone y la fuerza brutal de los Monjes gizo de nuestro chófer. Un tipo fenomenal. Nos gantes de la Pakana. Jamás lo olvidaremos. v

72


73


Sitges, disfrutando de la Blanca Subur Un fin de semana para explorar, conocer y quedarnos con ganas de mรกs TEXTO Y FOTOS SIMONA DE MATTEO FECHA DEL VIAJE OCTUBRE 2016

74


C

uando me planteo viajar a Barcelona pregunto a mis amigos italianos que conocen la ciudad sobre alguna localidad costera que no esté muy lejos, pero que sea un pueblo con encanto. Resulta difícil ponerlos de acuerdo, pero dos de ellos me recomiendan un pueblecito situado a solo 40 km de la ciudad y al que puedo llegar cómodamente en tren o en coche ya que está muy bien comunicado en ambos casos. De este modo opto por escoger Sitges para las 48 horas que me quiero regalar de relax y playa sin alejarme mucho de Barcelona. Antes de llegar a destino me informo sobre las características principales del pueblo y leo encantada que uno de los motivos por el que se conoce Sitges a nivel internacional es por un famoso Festival de Cine Fantástico que al parecer cada año convoca actores y direc-

75


Costas del Garraf

tores de renombre mundial. Yo que amo el cine de terror lamento profundamente que mis fechas no coincidan con las del festival de este año, y me hago la ferviente promesa de organizar una escapada para la próxima edición. Según me explicaron, hablando con la gente del pueblo, durante los días del festival la localidad bulle con la llegada de visitantes, se organizan actividades de todo tipo, desfiles de comparsas disfrazadas y las calles recuerdan en todo el momento que “el terror acecha”....tremendo!!! Por otro lado hay que destacar que Sitges es también mundialmente célebre por haberse convertido en el primer destino turístico gay de España. Durante mis paseos por la localidad me di cuenta de que esta característica sigue bastante presente en todos los locales y tiendas del pueblo que en muchos

de sus establecimientos enarbolan la famosa bandera con los colores del arco iris, si bien afortunadamente en pleno siglo XXI ya se trata de un hecho puramente anecdótico y en mi opinión esta circunstancia obedece más a una tradición que a marcar una distinción que no tiene razón de ser. COMO LLEGAR

Desde Barcelona ir en tren es una muy buena opción, el billete de ida y vuelta cuesta unos 8 euros, el viaje dura unos 30 minutos desde la estación de Sants y te deja en el centro de Sitges. Para los que quieren ir en coche o en moto, aunque se puede llegar rápidamente desde de la autopista C-32, yo aconsejo la carretera C-31 que pasa por las magnificas costas del Garraf ofreciendo unas vistas realmente impresionantes. Yo había

76


DNI DEL VIAJERO Nombre: Simona Apellido: De Matteo De: Barcelona (España) Edad: 41 años Me encanta leer, puedo devorar libros y libros de ciencia ficción uno detrás de otro, y por supuesto me encanta viajar. Me considero una buena viajera por mi espíritu curioso, mis ganas de aprender y de saberlo todo. En mi tiempo libre también me gusta mucho cocinar.

alquilado un coche y confieso que envidaba a los motoristas que recorrían las sinuosas curvas de la carretera alternándose con los esforzados ciclistas que llenaban la carretera por ambos lados. Nuestra llegada fue un sábado muy temprano por la mañana, y ya nos quedamos encantados con el pueblo mientras se iba vislumbrando el perfil del mismo al final de las costas del Garraf. Como no conocíamos bien el lugar optamos por un hotel muy céntrico para poder ir caminando a todos los sitios (luego descubrimos que afortunadamente Sitges por sus dimensiones se recorre tranquilamente a pie, así que en este sentido no hay alojamientos muy lejanos al centro de la localidad). Vista panorámica de Sitges desde las costas del Garraf

77


Iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla

Nuestro hotel, La Santa Maria está ubicado en pleno Paseo de la Ribera con una fabulosa vista mar que en más de ocasión hizo difícil abandonar la habitación y sustraerse a la tentación de abandonarse al dolce far niente de contemplar el mar horas y horas. Como el tiempo era escaso y había que aprovechar las 48 horas a disposición, en menos de media horita ya nos estábamos zambullendo en las tranquilas aguas de la playa sitgetana. La playa es realmente amplia y lo que más me gustó de la misma es que las zonas privadas conviven a la perfección con las zonas de playa libre, ya que la disposición de tumbonas y sombrillas deja perfecto margen para todo el mundo. Asimismo la zona de playa está muy bien dotada de servicios de todo tipo y su cercanía al centro

78

Paseando hacia el palau de Maricel


del pueblo hace que sea realmente cómodo tomar un buen baño en Sitges. Por otro lado darte un baño mientras contemplas extasiada la magnífica iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla es todo un regalo para la vista. El templo que de manera majestuosa preside la población fue edificado en el siglo XVII sobre dos antiguas iglesias, una románica y otra gótica. Delante la entrada hay un cañón che apunta hacia el mar, y sobre el que la historia explica que es uno de los seis cañones de Sitges que ayudo a defender la ciudad contra los ingleses durante un episodio de la guerra de Sucesión (17001714) y evitar que unas fragatas capturaran un barco fondeado frente a la iglesia. (entre baño y baño tuvimos ocasión de aumentar nuestra cultura sobre los lugares de interés de la zona!).

Entrada del museo Cau Ferrat

El cañon bajo la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla

79


Palau de Maricel

Tras la toma de contacto en forma de baño con la localidad, a la que también se conoce con el nombre de la Blanca Subur, decidimos ir a investigar que se escondía tras la iglesia que preside la población y accediendo a la parte posterior de la misma llegamos al Palau de Maricel. Se trata de uno de los edificios más importantes y emblemáticos de Sitges, que se puede conocer en profundidad a través de las visitas guiadas que se efectúan cada domingo. También es sede habitual de todo tipo acontecimientos culturales de Sitges como conciertos, conferencias y exposiciones. Siguiendo la misma encantadora callejuela que bordea la iglesia llegamos también al Museo Cau Ferrat que fundó el artista catalán Santiago Rusiñol, inicialmente dedicado

Interiores del Palau de Maricel

80


Vista panoramica de Sitges

a funciones de casa-taller. El museo concentra una interesante colección de pinturas y esculturas de arte antiguo y moderno reunidas por el mismo artista. Continuamos paseando y admirando los edificios de un blanco asombroso que todavía parecen más blancos en contraposición con el intenso azul del mar y un sol que intenta tentarnos para que regresemos al agua... No caemos en la provocación porque en ese momento el olor a cocina marinera que nos llega por las estrechas callejuelas de Sitges nos recuerda que es casi la hora de comer. La oferta gastronómica de la localidad es realmente variada para todos los gustos y bolsillos. Hay de todo: restaurantes clásicos de cocina marinera, bares de tapas, pizzerías, restaurantes indios, vegetarianos... Nosotros teníamos claras nuestras prioridades en ese momento y disfrutamos de un manjar de dioses en el restaurante Cal Pinxo situado justo bajo la iglesia. Si bien en honor a la

verdad hay que afirmar que no es el más económico de la localidad hay que decir también que su fantástico arroz a la marinera y sus chipirones fritos quedarán para siempre jamás en nuestro ranking de comidas inolvidables. En nuestra opinión un dinero muy bien invertido.

81

Restaurante Cal Pinxo


el Paseo Marítimo junto al restaurante Picnic y la verdad es que fue una gran velada. El domingo empezamos la jornada desayunando en el bar del Picnic, el lugar que habíamos descubierto la noche antes, y cuya espectacular vista sobre la playa hace que sea un punto de reunión dominical muy frecuentado, considerando la cantidad de gente que llenaba tanto la terraza sobre el paseo como la gran sala vista mar. Y tras el desayuno tocaba correr ya que a las 12:00 teníamos reservada una entrada en la Casa Museo Bacardí. Es una visita que recomendamos a todo el viajero que haya previsto disfrutar de Sitges. El museo está en pleno casco antiguo de la ciudad, en un La “calle del pecado”

Por la tarde aprovechando el fantástico tiempo disfrutamos de un bellísimo paseo por las calles de esta localidad con encanto, que incluye un sinfín de tiendas que son toda una tentación para los shopping-adicts. La calle Primero de mayo de 1883, mucho más conocida como la calle del pecado es sin lugar a dudas el punto de partida para disfrutar de la noche en Sitges. Aquí se concentran muchos de los bares y pubs para tomar unas copas o para bailar. Nosotros preferimos alejarnos algo del bullicio y optamos por tomar unos cocktails en el Pique Nique, situado en

82

Una de las callejuelas típicas de la localidad


Paseo de la Ribera

precioso edificio modernista construido por el famoso arquitecto Gaietà Buigas. Durante la visita se explica la historia de Bacardi y todo el proceso de producción de su buenísimo ron. Al final de la visita se puede aprender a hacer cócteles como el Mojito o el Cuba Libre de la mano de profesionales de este singular arte. Habíamos disfrutado de un completo fin de semana en la bella localidad catalana pero aún teníamos tiempo de disfrutar del almuerzo dominical y ese día optamos por una opción tan sana como deliciosa. El restaurante vegetariano Lady Green situado en una de las bonitas callejuelas que desembocan en el Paseo de la Ribera fue todo un regalo para los sentidos y un lugar que considero puede encantar de igual manera a todos los públicos independientemente

de si son vegetarianos o no. Una completa y variada carta y una elaboración de los platos sencillamente impecable nos dejó realmente satisfechos de nuestra elección. Totalmente recomendable! Después de 48 horas tan intensas como relajadas había llegado el momento de dejar atrás la Blanca Subur. Si bien es verdad que en general muchos pueblos costeros han ido perdiendo poco a poco su identidad en pos del turismo de masas nosotros nos marchamos con la impresión de que Sitges ha sabido mantener su singularidad, un encanto especial y de momento ha sabido lidiar a la perfección con lo que representa la cercanía a una gran ciudad como Barcelona. Volveremos a Sitges y en la próxima ocasión ya nos han recomendado incluir un circuito enogastronómico por el vecino Penedés... v

83


El teatro Arriaga

La emblemática grúa Carola

Bilbao

en imágenes Bilbao es arte, es industria, es gastronomía, es historia, es una ciudad que invita a perderse en sus siete calles, a pasear a lo largo de la ría o simplemente a sentarse y sentirla. Vista de la ciudad desde Artxanda

Fotos: Lola G. Rubiales Iglesia de San Nicolás de Bari

Puente de la Salve


Calle del Correo en el Casco Viejo

Puente de Zubizuri

85

El museo Guggenheim visto desde la ria


LAST MINUTE...

Toledo Imperial, mestiza, culta. Crisol de culturas, esta ciudad castellana bañada por el Tajo tiene grabados en sus célebres callejones siglos de intensa historia.

Consejo: To do en Toledo es un tejido de cultu ras. Poblada por siglos por cristiano s, judíos y m usulmanes, la mezcla se palpa en cada rincón: del circo rom ano a la torr e mudéjar.

El Instagram @schintu_sara

El libro

En la maleta. Si uno viaja en invierno más le vale ir abrigado. Por algo en la antigua Corte de Castilla se estilaba el corte cerrado...

o nir’. Es un El ‘souve re nes más p de los bie n o c la ciudad, ciados de a su m zael Greco: permiso d pacta es fina y com sa a m s e d , pán lces típico uchos du m e o. d rd se e a la b o recu eales com id s o n a d tole

El plato El Cochifrito ( Carne de cordero con ajo y especias)

‘Rimas y leyendas’, G. Adolfo Bécquer solía pasear solo por Toledo a horas intempestivas. En una de sus salidas se enamoró de una bella novicia que ingresaba en un convento. De ahí salió ‘Las tres fechas’ una de sus preciosas leyendas.

La ‘Art-list’ La figura de D. Theotocopoulos, el Greco, esta muy ligada a Toledo, y su grandes obras también:

El sitio toledocapitalgastronomia.com Aunque ya le quedan solo dos meses, Toledo es aún este 2016 la Capital Española de la Gastronomía. Una buena oportunidad para degustar sus platos típicos. El mes de noviembre estará dedicado a la caza, su especialidad.

86

1. ‘Vista de Toledo’. Entre 1604 y 1614. 2. ‘El entierro de Conde de Orgaz’. para la parroquia de St. Tomé de Toledo. 3. ‘El expolio’. Para la catedral de Toledo. 4. ‘El caballero de la mano en el pecho’. Marqués de Montemayor y notario mayor de Toledo.


magellan De viajero a viajero

¿Te animas a compartir tu viaje? Envíanos tu historia junto a las mejores fotos y verás tu relato publicado en uno de los próximos números de Magellan.

¡Es muy fácil participar! Entra en www.magellanmag.com, accede a la sección Tu Viaje y sigue las instrucciones para el envío del material.

¡Atrévete!


En el próximo número:

Viajamos a Camboya

88

Revista de viajes Magellan Nº23  

Revista de viajes escrita por viajeros. En este numero: Ragusa: El viaje de los sentidos Panamá: Un paraíso entre dos océanos Komodo: Tierra...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you