Page 1

magellan De viajero a viajero

Año 1 - Noviembre 2015

El Salvador

Valle del duero

descubriendo la tierra de café, yuca y maiz

RUTA VERDE y vinícola POR EL NORTE DE PORTUGAL

Mallorca

Tenerife El lado más salvaje de las islas canarias

los secretos de la ‘elegante isla mayor’

Estados Unidos Los parques nacionales del oeste americano

1


magellan De viajero a viajero

magellan De viajero a viajero

Año 1 - Nº11 - Noviembre 2015 Publicación de periodicidad mensual

Año 1 - Noviembre 2015

Editorial el salVador

Valle del dUero

descUbriendo la tierra de café, yUca y maiz

rUta Verde y Vinícola Por el norte de PortUgal

mallorca

tenerife el lado más salVaje de las islas canarias

los secretos de la ‘elegante isla mayor’

estados Unidos los ParqUes nacionales del oeste americano

Editor Fabrizio Rodilossi fabrizio@edinext.com Redacción Laura Fabregat redaccion@magellanmag.com Marketing y publicidad Sergio Permanyer publicidad@magellanmag.com Beatriz Castellano beatriz@magellanmag.com Redes sociales Elizabeth Rickard Gonzalo Paraiso redes@magellanmag.com Han colaborado en este número Txema González Allende Laura Millán Nicolás Marrero Josep Ayora Dúnia Llach Manero Suscripciones suscripciones@magellanmag.com Suscríbete y te mantendremos informado sobre la salida de cada número y acerca de todas las novedades de Magellan. info@magellanmag.com www.magellanmag.com

‘Magellan’ no se hace responsable de los artículos firmados por los autores. Foto de portada: Mirador de Park Avenue, Arches EEUU (Txema González Allende)

1

¿Cómo explico mi viaje?

D

esde que fundamos Magellan todos los que formamos parte del equipo de la revista nos encontramos con que el mayor de los temores que tienen algunos de nuestros amigos viajeros es el hecho de pensar que no serán buenos a la hora de redactar el relato de su viaje. En varias ocasiones hemos escuchado eso de: “es que yo no sé escribir” y así a veces nos quedamos - desafortunadamente - sin las historias de algunas aventuras que estamos seguros han sido grandes viajes. En cambio, y por suerte para nosotros, hemos dado con gente que nunca antes se había enfrentado al folio en blanco y que tras las primeras líneas se han sorprendido a si mismos viendo la facilidad con la que fluían las palabras. En definitiva escribir sobre el viaje es como volver a vivirlo de nuevo, es plasmar en palabras las emociones, los recuerdos, las anécdotas. Cada uno con su propio estilo, con su manera de comunicar. Si leéis los diferentes artículos de la revista veréis que cada relato lleva en sí una parte de la persona que lo explica. ¿Y al final, sabéis que es lo mejor de todo?, cuando aquel viajero que más temía el síndrome del folio en blanco nos manda un e-mail explicando lo feliz que se siente por ver su historia publicada y lo que le ha gustado compartirla con todo sus amigos. Un par de folios, unas cuantas fotos y vuestro relato estará listo para ser maquetado y publicado, y lo que es mejor, para permanecer en la nube para siempre...


Disponible gratuitamente en el App Store

Lee Magellan desde tu iPad a travĂŠs de su exclusiva app

Disponible tambiĂŠn para otros sistemas operativos en la app gratuita PressReader


Sumario

Parques Nacionales del oeste de eeuu

Valle del Duero Mallorca

Tenerife El Salvador

12

06 Noticias Os contamos las noticias más curiosas y

mejor foto de mi viaje 08 La Este mes visitamos las playas de Cuba y

hacemos un repaso de los eventos más destacados de la agenda internacional. En nuestro Top 10 os descubrimos cuales son los lugares del mundo que os pondrán los pelos de punta ahora, y en cualquier época del año: de México a Japón pasando por la vieja Europa.

las Baleares, los palacios de Francia y las ruinas romanas de Verona, en Italia. Nacionales del Oeste... 12 Parques Nos lanzamos a descubrir los paisajes del lejano Oeste americano armados con la mejor de nuestras cámaras.¡Disparen!

4


Sumario

26

32

42

52

la isla de la calma 26 Mallorca, Calma, amigos, ‘relax’ buena comida.

como el río, verde 42 Verde Paseamos entre viñedos por los parajes

En Mallorca, la más grande de las Islas Baleares, en España, no hace falta más.

del valle del Duero portugués, una tierra llena de historia, con toques afrutados...

Salvador: la novia inesperada 32 El Nos atrevemos a descubrir, haciendo au-

a temperatura ambiente 52 Tenerife, Viajamos a la mayor de las Islas Canarias

tostop, la historia, las gentes y la belleza de este pequeño país de Centroamérica.

para recorrerla de norte a sur: por montañas, pueblos, carnavales, fiestas y playas.

5


Noticias La cena más salvaje del mundo En la ciudad de Lopburi, en Tailandia, a unos 150 kilómetros al norte de Bangkok, el último domingo de noviembre se reserva para celebrar un banquete muy especial, el Monkey Buffet Festival, una comida de lo más salvaje que celebra en honor a estos macacos, que se han integrado en la sociedad local a pesar de su conocida tendencia al robo y el descaro... http://festivalasia.net

Una de bribones saqueadores Noviembre era oficialmente el mes de los muertos. Últimamente resulta que también es el de los bigotes, gracias al movimiento Movember. Y parece que también es el mes por excelencia de los piratas. Durante 11 días, los saqueadores y bucaneros más temidos retoman el control de las Islas Caimán durante la Pirates Week Festival, una fiesta que hace las delicias de los más pequeños. La fiesta llena de disfraces e improvisados piratas George Town y termina con la simulación de una verdadera invasión pirata. Una momento único para visitar las islas y conocer la cultura de los lugareños que viven intensamente la fiesta. www.piratesweekfestival.com

El sueño (verde) américano El éxito cosechado por el Highline en Nueva York – el parque lineal creado sobre un raíl– a impulsado la creación de un nuevo proyecto hermano, la Lowline, un plan que convertirá una antigua estación de tranvías creada en 1908 y olvidada desde 1948 en un vergel subterráneo. Abrirá sus puertas en 2018 si todo va bien, y si la campaña de financiación colectiva que ya se ha puesto en marcha funciona. ¿El objetivo? Llenar aproximadamente unos 4.100 metros cuadrados de plantas y tecnología solar. Será el primer parque subterráneo del mundo. www.thelowline.org

6


Noticias Magellan estrena blog

top 10 destinos ‘terroríficos’

Lea Buendia, Olivia Oporto, Valentina Ducati y Escarlata O’Donnell son el equipo de blogueras que desde hace unas semanas comparten sus historias con todos los lectores de Magellan. Cuatro personalidades diferentes, cuatro maneras de viajar y de conocer mundo y un objetivo común: la pasión por descubrir nuevos destinos, por conocer nuevas culturas y por compartir aventuras. Nuestras cuatro blogueras ya han viajado hasta la fecha por islas soñadas como Formentera, han descubierto secretos de Barcelona, se han divertido en pueblos encantados, y han comido, amado y rezado en la inigualable Roma. Si queréis saber algo más de nuestras intrépidas viajeras os invitamos a visitar el blog: www.magellanmag.com/blog

El mes de Noviembre empieza siempre de la manera más escalofriante: con el Día de Muertos. Pero algunos lugares viven embrujados permanentemente...

7

1

Isla de las muñecas (México). Su dueño colgó miles de muñecas para asustar a un espíritu. Murió ahogado.

2

Salem (EE UU). En 1692, 25 personas fueron condenadas por brujería. Según la leyenda, sus espíritus siguen allí.

3

Castillo de Bran (Rumanía). Allí vivió Vlad Draculea, el príncipe en que se basa el personaje de ‘Drácula’.

4

Dargavs (Rusia). A lo lejos parece un bonito pueblo de casitas, pero en realidad son criptas llenas de huesos.

5

Hashima Island (Japón). Este centro minero fue abandonado súbitamente. Hoy se puede visitar virtualmente.

6

Belchite (España). Destruido durante la Guerra Civil, se dejó así para aleccionar a los vencidos. Da escalofríos.

7

Oradour-sur-Glane (Francia). Los nazis aniquilaron allí a 642 personas. Sus ruinas están intactas desde entonces.

8

Kolmanskop (Namibia). Casas de arquitectura alemana abandonadas en medio del desierto, cubiertas de arena.

9

Capilla de los huesos (Portugal). Esta capilla contiene los huesos de 5.000 monjes y dos cuerpos colgados.

10

Colinas de cruces (Lituania). Hay millones de cruces, pero se desconoce por qué. Las primeras son del s. XIV.


La mejor foto de mi viaje

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Laura Salas Barcelona Cayo Coco (Cuba). Este cayo tiene algunas de las playas más paradisíacas de la isla de Cuba, un país, dicho sea de paso, donde es difícil encontrar un rincón que no desprenda esa magia. Arena blanca, aguas cristalinas. No hace falta nada más.

Enrique Martínez Mallorca Ibiza. Estoy enamorado de esta isla, a la que me escapo siempre que puedo. ¿Lo mejor? Sus increíbles puestas de sol. Esta de la foto la presencié en Cala Bassa, una de sus mejores playas, y también de mis favoritas. El sol allí se pone de otra manera...

8


La mejor foto de mi viaje

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Elena Montes Sevilla Versalles (París). Fue la capital del reino de Francia desde finales del siglo XVII y casi todo el siglo XVIII, y su palacio, era la residencia real. Construido por Luis XIV, es uno de los complejos arquitectónicos monárquicos más importantes de Europa. Y sus jardines una maravilla.

Francisco Javier Baeza Madrid Verona. La Arena de Verona, uno de los anfiteatros romanos mejor conservados, es uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad. Lo mejor es poder presenciar alguna de las producciones de ópera o el famoso Festival de Verona. La acústica es perfecta.

9


Apps de viajes

AroundMe

Convert Units Free

La app ‘AroundMe’ te permite encontrar locales y tiendas cerca tuyo. Por categoría, la app te muestra una lista de negocios y la distancia a la que se encuentran de ti. Tiene además diversas funciones para visualizar la ruta en un mapa, guardar la dirección en tu agenda, o enviarla a un conocido por correo electrónico. También dispone de una función de búsqueda de lugares cercanos de interés en Wikipedia. Y todo, gratis

Es una app gratuita que permite convertir ‘todo’ fácilmente. Así, sin más. Convert Units Free permite convertir el área, los ángulos, la moneda, ciertos datos, densidad, energía, fuerza, longitud, masa, kilometraje... Todo. Ofrece también la posibilidad de crear conversiones personalizadas. Viene con 13 categorías prefabricadas y contiene cientos de conversiones. Si no está la que buscas, ¡basta con crear una nueva!

Maps.me

TravelSafe

Es más que probable que la gran mayoría de viajeros utilice Google Maps para moverse, pero tiene un inconveniente: es necesario tener conexión para utilizarlo. Maps.me te permite descargar los mapas directamente en el teléfono y consultarlos sin conexión. La app incluye un buscador desde el que podemos acceder a direcciones, lugares y categorías de establecimientos.

Al fin una aplicación que te proporciona información sobre los servicios de emergencia de tu país de destino sin que sea necesario conectarse a Internet. TravelSafe no solo facilita las direcciones y números de teléfono de la embajada y el consulado, sino también de ambulancias, bomberos o policía, para poder llamarlos en cualquier momento de apuro. Para IOS y Android la app cuesta 0,99 €.

10


Hello viajeros!

ANDORRA BARCELONA Cテ,ERES OVIEDO VALENCIA

atiramhotels.com 11


Parques nacionales del oeste americano La incesante pasarela de tesoros naturales que salpica esta vasta y รกrida zona de los Estados Unidos asalta al viajero en cada descuido Texto Y fotos Txema Gonzรกlez Allende Fecha del viaje Julio 2009

12


L

levábamos tiempo madurando la idea de hacer un viaje para recorrer los parques nacionales del oeste de USA, una enorme extensión de terreno prácticamente virgen donde los atractivos naturales se suceden sin descanso. Lo único que nos preocupaba un poco eran las distancias en un área tan extensa, pero al final resultó ser un atractivo más del viaje, ya que no solo los Parques Nacionales son espectaculares, el paisaje de toda esta región es increíble y conducir por ella

es como viajar por un parque temático de la naturaleza. Volamos a Salt Lake City. Allí recogimos el coche de alquiler y pusimos rumbo al impresionante Parque Nacional de Yellowstone. Nos alojamos 4 noches en West Yellowstone, la entrada oeste del parque. Yellowstone es enorme, y como mínimo se necesitan tres días para verlo. Compramos un pase anual para todos los parques del país, que sale a cuenta simplemente visitando 3 o 4 parques. Yellowstone es un lugar increíble, con paisajes espectaculares, abundante fauna e infinidad de

13


manifestaciones geotérmicas. La carretera que discurre por el parque tiene dos recorridos circulares que forman una especie de 8. A lo largo de esta carretera se encuentran la mayor parte de puntos de interés. En la zona norte lo que más nos gustó fue la zona de geiseres de Norris Geyser Basin, un extenso campo de piscinas de agua caliente de preciosos colores donde se pasea por unas pasarelas de madera en medio de un profundo olor a azufre. También vimos aquí las Mammoth Hot Springs, un paisaje espectacular con terrazas de minerales sobre las que fluye el agua caliente que emana de la tierra. Llegamos después a la zona de

“Piscinas de agua caliente de preciosos colores donde se pasea en medio de un profundo olor a azufre ” Tower-Roosevelt, donde hay un fantástico cañón, una cascada y un paisaje de pináculos de roca muy curioso. Después visitamos el Gran Cañón de Yellowstone en Canyon Village, donde en las cercanías pudimos ver las espectaculares cascadas y la garganta del río Yellowstone. La mejor vista se obtiene desde el mirador del Artist Point, con unas tonalidades espectaculares de las rocas. Recorriendo la zona sur nos encontramos uno de los lugares inolvidables del parque, la Grand Prismatic Spring, una enorme piscina de agua caliente. En las rocas del suelo se ven unos colores increíbles. Se visita por una pasarela de madera sobre la propia piscina y Gran Cañón y cascada de Yellowstone


la sensación es única. Después pudimos ver el Old Faithful, el geiser más famoso y más espectacular del parque en lo que a altura se refiere. En el Lago Yellowstone paseamos por su orilla y vimos geiseres sumergidos. Cerca, un corto sendero nos condujo al Natural Bridge, un arco de piedra que hace de puente sobre un barranco. Después pasamos por una pradera con muchísimos bisontes, aunque también los encontramos por el resto del parque y en la propia carretera. Pudimos ver osos, lobos, coyotes y pelícanos. Junto al río Yellowstone visitamos el Volcano Mud, otra zona de gran actividad geotérmica con piscinas de barro hirviendo.

“Los tonos rojizos tiñen el paisaje rocoso y semidesértico que nos acompañaría los siguientes días” Dejamos Yellowstone por su entrada sur, donde pasamos por un espectacular cañón formado por el río Lewis, y entramos en el P.N. del Grand Teton. Este precioso parque tiene un paisaje propio de alta montaña. Desde la entrada norte hay una bonita panorámica donde destaca su pico más alto el Grand Teton. Hicimos algunas rutas de senderismo por espectaculares paisajes como la que lleva al Inspiration Point cruzando el Lago Jenny en barco, y pasando por varias cascadas. A través de las carreteras del parque pudimos recorrer varios lagos en un entorno muy salvaje, y también desde la carretera principal - la carretera 287 - hay buenas panorámicas


Panorama desde la John Rockefeller Parkway, Grand Teton

a la cordillera montañosa, especialmente desde una zona adyacente a la carretera en la que el río Snake serpentea a través del bosque con las montañas de fondo. Tras un día y medio en el parque seguimos hacia el sur hasta el P.N. Zion. Aquí los tonos rojizos tiñen el paisaje rocoso y semidesértico que nos acompañaría los siguientes días. Zion es un parque con dos secciones, el cañón de Zion que solo se puede visitar a bordo de los autobuses del parque y la carretera Zion - Mount Carmel que se puede recorrer en tu propio vehículo. El cañón de Zion presenta un contraste precioso entre la vegetación verde y la roca roja. Paramos en cada una de las paradas del autobús del parque y vimos las principales atracciones como The Grotto -una especie de cueva elevada

con bonitas vistas - y las Emerald Pools - un sendero elevado con impresionantes vistas y que lleva a unas preciosas pozas, donde nos encontramos con una serpiente de cascabel -. Pero sin duda la excursión estrella en el parque es la de The Narrows. Es una ruta por el estrecho cañón del río Virgin. Solo el primer tramo tiene un camino junto al río. A partir de ahí se camina sobre el propio río, que no tiene más que unos palmos de profundidad. Es una experiencia única, ya que la garganta cada vez se estrecha más. Completamos solo parte del trayecto, ya que la excursión completa lleva un día y no teníamos tiempo. Tras dejar el cañón seguimos la carretera hacia Mount Carmel. Aquí daban ganas de pararse en cada curva a contemplar las rocas con unas formas y colores imposibles.

16


DNI del viajero Nombre: Txema Apellidos: González Allende De: Bilbao (España) Edad: 41 años Ingeniero, fundador de la app de viajes TravelEchoes. Desde que empecé a recorrer mundo no he podido parar. Viajar es algo que te engancha y aunque ahora con niños tengo que plantear los viajes de otra manera, espero poder inculcar a mis hijos esa pasión por viajar y conocer nuevas culturas. Me encanta viajar en coche a mi aire, porque me da mayor libertad y también porque soy un apasionado de la fotografía, otra afición que se complementa perfectamente con la de viajar.

Llegamos a Tropic, donde nos alojamos para pasar el día siguiente en el P.N. Bryce Canyon. Este parque tiene un paisaje único. Su principal atractivo es un gigantesco anfiteatro de pináculos de roca en todos los tonos de naranja imaginables. Diferentes desvíos de la carretera nos llevaron a los miradores sobre el anfiteatro, a cada cual más increíble. Destacan el Bryce Point que ofrece una perspectiva desde una posición elevada y el Sunrise Point, desde donde se pueden iniciar rutas de senderismo. Tuvimos la suerte de ver el parque a primera hora de la mañana y al anochecer y la variación de los tonos de la roca es algo mágico, parece un lugar diferente con cada iluminación. Además hicimos una ruta entre los pináculos que mereció mucho la pena. Pasear entre las enormes torres, descubrir sus recovecos y formas es indescriptible. Una vez explorada esta zona del parque seguimos la carretera

Anfiteatro de Bryce Canyon

17


Cañón en el Grand StaircaseEscalante National Monument

que lleva hasta el Yovimpa Point. Pasamos por varios miradores y secciones del parque menos abundantes en pináculos pero con buenas vistas sobre los alrededores donde destaca el contraste del naranja con el verde del bosque. En uno de estos miradores se ve un puente natural, el Natural Bridge. Al día siguiente salimos de Tropic atravesando el Grand Stair-Escalante National Monument, una zona de impresionantes paisajes de cañones y preciosas formaciones rocosas que hacen del trayecto un verdadero espectáculo. Paramos numerosas veces y también hicimos algún pequeño desvío por carreteras secundarias para acercarnos a algún punto señalado como el Kodachrome Basin State Park. Nos quedamos con ganas

de más pero teníamos que llegar a Capitol Reef. Aquí el color de las rocas pasa a ser rojo sangre, algo especialmente apreciable al atardecer. Es un parque menos concurrido que los ya habíamos visto lo que todavía le da un mayor encanto. La mayor parte de los lugares de interés están a lo largo de la propia carretera 24 que lo atraviesa y también a lo largo de una carretera de tierra, la Scenic Drive que nos lleva por el interior de un cañón con espectaculares paisajes. A lo largo de la carretera destacan las formaciones rocosas de Twin Rocks, Chimney Rock - a la que pudimos ascender por un sencillo sendero - y otros muchos rincones que no tienen nombre y parada señalizada pero igualmente pintorescos. El paisaje se

18


Mesa Arch, Canyonlands

19

Vistas desde Grand View Point Road, Canyonlands


Double Arch, Arches

vuelve más salvaje y sobrecogedor a través de la Scenic Drive, sobre todo cuando deja de estar asfaltada y se convierte en una pista de tierra hasta llegar a un punto que es intransitable sin un 4x4. También hicimos una ruta hasta un precioso arco natural, el Hickman Bridge, y otra hasta un mirador sobre uno de los riscos más característicos del parque, el Golden Throne. Para concluir la visita al parque al día siguiente hicimos una excursión hasta el remoto Cathedral Valley, un lugar con unas gigantes formaciones rocosas - al estilo de Monument Valley - en medio de un desolado y atractivo valle. Se llega a través de una carretera de tierra y con mucho cuidado ya que en algunos lugares hay que

avanzar bastante despacio pues el firme es muy irregular. De hecho en el Centro de Visitantes nos desaconsejaron ir sin un 4x4, pero con cuidado se puede hacer. Tras la excursión nos desplazamos a Moab, un pueblo que nos sirvió de base para explorar los parques de Arches y Canyonlands. Dedicamos el día siguiente a recorrer Arches, un verdadero carrusel de arcos naturales de piedra. A lo largo de la carretera principal del parque hay diferentes paradas señalizadas junto a las diferentes zonas con arcos. La joya del parque es el Delicate Arch, el símbolo del estado de Utah, al que accedimos a través de un sendero de una hora. Es un arco enorme e impresionante. También destacan

20


el Landscape Arch, situado en un sendero repleto de arcos y el Double Arch (lo reconocimos de inmediato porque aparece en una película de Indiana Jones), situado en una sección especialmente pintoresca del parque. Además, nada más entrar en el parque nos encontramos con unas paredes rocosas impresionantes en el mirador de Park Avenue y otras monumentales torres en Courthouse Towers. Al día siguiente visitamos el parque de Canyonlands. Aquí hay dos partes bien diferenciadas: Island in the Sky y The Needles. Island in the sky es una meseta elevada que constituye un mirador increíble a la extensa red de cañones de la región que se extienden hasta donde alcanza la vista. Recorrimos todos los miradores del parque,

e hicimos una pequeña ruta hasta un lugar impresionante, el arco Mesa Arch, situado justo en el borde de un acantilado y enmarcando una vista extraordinaria de cañones y precipicios. También nos dio tiempo a hacer otro corto recorrido en la zona más occidental del parque en Upheaval Dome, el cráter dejado por un meteorito. Abandonamos esta sección del parque y justo al lado entramos en un parque estatal, el Dead Horse Point. Aquí las vistas son espectaculares hacia un meandro en U del río Colorado. Una imagen muy familiar ya que ha salido en películas como Misión Imposible. El parque es pequeño pero las vistas son impagables. Esto es el salvaje oeste en su versión más pura. Después, nos dirigimos a

Dead Horse Point State Park

21


The Needles, a unas dos horas de coche al sur. Aquí vimos un conjunto impresionante de agujas rocosas en diferentes tonos naranjas. La parte más espectacular está al principio del parque. Seguimos hasta el final de la carretera parando en varios miradores hacia cañones y rocas con todo tipo de formas, pero como ya andábamos mal de tiempo no nos entretuvimos y seguimos conduciendo hasta Bluff. Al día siguiente visitamos el Goosenecks State Park, donde hay un mirador impresionante a un cerradísimo meandro del río San Juan desde lo alto de unos acantilados.

Seguimos hasta la archiconocida reserva de los navajos de Monument Valley. No es un parque nacional pero es un lugar mítico del oeste americano, que ha aparecido en innumerables películas. Los salientes rocosos sobre la llanura se ven desde lejos al aproximarse por la carretera. Es una visión evocadora. Al llegar hay un mirador impresionante desde donde tienes una primera panorámica y luego hay un circuito de más de 20 Km. que te lleva por la reserva, acercándote a las estructuras rocosas y a miradores únicos. Hicimos el recorrido en nuestro coche. Es un camino de tierra pero en bastante buen

22


Cape Royal, Grand Canyon North Rim

estado. Entre las numerosas paradas que hicimos nos impresionaron el John Ford’s Point y el Artist Point, desde donde hay una vista realmente de ensueño. El East Mitten y el West Mitten son los dos promontorios rocosos más espectaculares. Salimos de la reserva y nos dirigimos al Antelope Canyon, otro lugar imprescindible. Es un cañón subterráneo y tremendamente estrecho donde las paredes onduladas tienen unas tonalidades entre rosa y naranja que crean una atmósfera irreal. También pertenece a los navajos y la visita es en teoría guiada aunque luego dentro te mueves a tu antojo.

Entramos en el cañón por una hendidura en el suelo y mediante escaleras y plataformas llegamos hasta el fondo arenoso. Aquí también te dan ganas de sacar fotos a cada paso porque cada rincón es más pintoresco que el anterior. Tras la genial visita nos dirigimos al Gran Cañón del Colorado, primero al North Rim, que es la parte menos visitada pero para mi gusto la más espectacular, además de que no está masificada como ocurre en el South Rim. Por el camino pasamos por algunos parajes dignos de mención como el Navajo Bridge - un precioso puente sobre el río Colorado - y el Vermillion Cliffs National Monument - unos impresionantes acantilados de color rojizo -. El día siguiente lo dedicamos al North Rim del gran Cañón. El paisaje es boscoso y muy verde. Hay varias carreteras que llevan a diferentes miradores. Los mejores son el Bright Angel Point, cerca del centro de visitantes, y el Cape Royal. El paisaje del Gran Cañón es sobrecogedor, las dimensiones de los cortados, cañones laterales y acantilados te hacen sentir muy pequeño. Tras recorrer todos los miradores dedicamos el resto del día a hacer una ruta de senderismo, o más bien parte de una de ellas, ya que las rutas bajan hasta el lecho del cañón y requieren hacer noche antes de volver a subir. Nos quedamos con muchas ganas de hacer la ruta entera pero solo habíamos planificado un día para el North Rim. Al día siguiente nos desplazamos hasta el South Rim, a unas 3 horas y media y comenzamos a recorrerlo desde la parte este. La sucesión de miradores es interminable aunque cada uno ofrece

23


algo diferente y merece la pena pararse en todos. Esta zona estaba realmente abarrotada de turistas en Julio y mucho más explotada que la parte norte. Uno de los miradores que más nos gustó fue el Desert View, donde hay un centro de visitantes y una bonita torre de vigilancia con una panorámica impresionante del río Colorado. Acabamos el día viendo la puesta de sol en uno de los miradores. Según el sol va cayendo las tonalidades del Gran Cañón van cambiando y es un espectáculo digno de presenciar. El día siguiente nos tocaba viajar hasta Las Vegas desde donde volaríamos de vuelta a casa tras el impresionante viaje. Aprovechamos para

hacer algunas paradas a lo largo de la ruta 66, entre Flagstaff y Kingsman. En cuanto al alojamiento, reservamos todo desde aquí, aunque no hay mucho donde elegir ya que se trata de una zona muy despoblada. Recurrimos a los moteles de carretera de cadenas como el Days Inn, Americas Best Value o Super 8. Unas habitaciones impresionantes a un precio razonable. Y para las comidas es preferible, o casi obligatorio, llevar la comida y disfrutarla en algún paisaje incomparable de los muchos que te encuentras porque dentro de los parques hay pocas o ninguna opción de encontrar establecimientos. v

Desert View, Grand Canyon South Rim

24


25


Mallorca, la isla de la calma Gran gastronomĂ­a, mejor cultura. Fiestas, buen clima, y una arquitectura asombrosa. Una isla a la que hay que ir, al menos, una vez en la vida Texto Y fotos Laura MillĂĄn Fecha del viaje Agosto 2015

26


A

quí estoy de nuevo, relatando otra de mis tantas escapadas. Esta vez no me he ido tan lejos, tan sólo disponía de cuatro días y no sabía que hacer; mientras trabajaba recibí una llamada que me hizo mucha ilusión… era Tere, una de mis entrenadoras de Swimming. De repente me comenta si me apetecía irme unos días a casa de sus padres situada en Sineu, de esta manera nos reuniríamos unos cuantos Tfswimmers (grupo en el que entreno) en la isla, mi respuesta no pudo ser otra que: ¿Y por qué no? Me encantó la idea, así que compré el billete y al cabo de una semana estaba volando destino Mallorca. He de decir, que habían pasado seis años desde la última vez que estuve, y precisamente no era la mejor época para poder disfrutar del sol, ya que era Navidad. Pero reconozco que me lo pasé genial, y me encantó todo lo que visité. En esta ocasión aterricé de nuevo en la isla en pleno agosto, y mi gran sorpresa fue que me esperaba un comité de bienvenida: Tere, con sus dos hijos Bruno y Leo, su hermana Neus y un precioso golden llamado Lukas. Parecía una escena digna de la película Love Actual... no pude tener mejor recibimiento. Tras un viaje en coche, de unos 40 minutos aproximados, llegamos a la localidad de Sineu, un pequeño pueblo de unos 4.000 habitantes situado en el centro de la isla. Su economía está basada en la agricultura y en la industria (hierro, aluminio, madera, etc..). Llegamos a la casa rural de sus padres, no tengo palabras para describirla, desprendía

27


armonía, relax, desconexión, todo lo que buscas cuando haces estas mini-escapadas desde Barcelona, mi base particular. Lo primero que hicimos fue darnos un baño en la piscina y dejarnos llevar por una buena conversación mientras el paisaje de fondo era un perfecto atardecer, una escena completamente bucólica. Tras ello preparamos una barbacoa para poder recibir al resto del grupo. Estuvimos hasta altas horas de la madrugada; velada y compañía inmejorable. Al día siguiente, nos levantamos tempranos y decidimos coger el “Cotxo” (coche… una de tantas palabras mallorquinas que aprendí durante mi estancia en la isla) para irnos a una cala que se llamaba Sa Deiá. Este lugar es un entrante de mar rodeado de acantilados medianos, coronados por

28

DNI del viajero Nombre: Laura Apellido: Millán De: Fuengirola (España) Edad: 36 años Soy Project Manager. Andaluza de nacimiento pero catalana de adopción. Mi vida es un constante viaje, lo que me lleva cada año a descubrir un rincón perdido del mundo. Mis pasiones, a parte de viajar, son captar con mi objetivo todo aquello que impresiona mi retina, el deporte, leer, una buena copa de vino y por supuesto...¡reírme constantemente!


montes bajos y pinares, que finalizaba en una playa semicircular. En las aproximaciones podíamos ver un embarcadero pequeño y unos restaurantes, estos últimos muy conocidos por sus arroces y pescados a la plancha. Es habitual en verano encontrarte con personajes populares de ámbito internacional. Fue ahí donde nuestra querida Tere, después de dejarnos descansar una hora, nos invitó a lanzarnos al agua con nuestros gorros y gafas para poder disfrutar del mar Mediterráneo. No lo dudamos un momento. No puedo olvidarme de la cuarta integrante del grupo, Cris, ella se encontraba entrenando y descansando desde el Lunes en la isla; ya había investigado sus rutas de

bicicleta y de mar, Tere y su padre se habían encargado de hacérselas conocer. Esto fue algo que me sorprendió muchísimo de la isla: la gran afición al ciclismo que existe. Mallorca es el escenario ideal para la práctica de este deporte… ya sea profesional, aficionado o simplemente para el disfrute del entorno. Hay muchos equipos profesionales que realizan sus pretemporadas en ella, por lo que esto demuestra la calidad de las infraestructuras de la misma y el clima perfecto que hace completa la isla. Aquella misma tarde nos fuimos a un pueblo llamado Valldemosa, ubicado entre rocosos valles en la Sierra de la Tramuntana. El pueblo mantiene la tradición de la zona con sus casas señoriales y calles empedradas.

29


No sólo tiene fama por su increíble belleza serrana, sino también por su principal atracción: La Cartuja de Valldemosa. Muchos fueron los huéspedes que se alojaron en la Cartuja pero los más célebres sin duda fueron el compositor Frederic Chopin y su amante, la escritora George Sand. Fue allí donde pudimos deleitarnos con una increíble merienda compuesta por la típica coca de patata y “granitzatd´ametlla” (granizado de almendras). Sin duda no podéis iros sin probarlo “aixó és mel”. ¡Buenísimo! Después de este completo día marchamos a casa ya que teníamos una cita ineludible por la noche en las fiestas de Soller. ¿Qué os voy a contar de las fiestas de un pueblo que no sepáis? Sin duda fue muy divertida, no podía fallar la orquesta en la plaza, muchas risas y muchos bailes de las canciones del

verano; si coincidís en las fechas debéis ir sin duda. El Domingo nos levantamos y decidimos tener un día más sosegado, la decisión fue irnos a una playa llamada Platja de Muro, sus aguas transparentes y el poco oleaje nos permitieron una vez más poder disfrutar de otra gran sesión de agua, esta vez con el pequeño Bruno que, con sólo cuatro años, se atrevió a hacer unos cuantos metros con nosotras. Fue uno de los momentos más especiales de todo el fin de semana. Por la tarde acompañamos a Cris al aeropuerto y volviendo a casa decidimos aprovechar para pararnos en el pueblo de Sineu con la intención de visitarlo y deleitarnos con sus calles, iglesias y plazas. Tras ello recogimos a los peques y nos fuimos a ver una de las mejores puestas de sol que jamás he presenciado; fue en el

30


famoso Mirador de SaForadada, situado cerca de Cala Deià. Sin duda sentí uno de esos momentos en los que piensas que eres una de las personas más afortunada del mundo por poder estar ahí. Es entonces cuando entendí el por qué el nombre de Maiorica… Amanecimos el lunes bastante temprano y marchamos toda la familia a una playa llamada S´Arenal de Sa Ràpita. Sinceramente me encantó (me recordó a mi querida Tarifa), estaba delimita por poniente con el Club Nàutic Sa Ràpita y por levante con la zona

rocosa de Can Sordo que hace de frontera natural con la Platja des Trenc. Este litoral se caracteriza por su increíble entorno natural, la fina arena de su sistema dunar; el pinar que hay tras este arenal; su tranquilidad y ser lugar idóneo para la práctica de surf, windsurf, y kitesurf lo convierte en un lugar maravilloso para disfrutar de un día perfecto de playa. Aprovechamos para comer en un chiringuito donde disfrutamos de la calidad del lugar y de un precio muy razonable. Tras ello debíamos de retomar la marcha e ir a casa a recoger mi maleta y volver de nuevo al aeropuerto. Eso sí, con las pilas recargadas para aterrizar en mi Gran Ciudad. Definitivamente Mallorca es una isla que está muy bien conectada, no solo con la mayoría de las ciudades españolas sino que también con las europeas. A su vez no sólo nos ofrece su gran gastronomía, cultura, fiestas o clima… sino también una arquitectura asombrosa. Sin duda es un lugar al que todos deberíamos de visitar alguna vez. Aún recuerdo, durante el viaje de regreso, como mi cabeza no paraba de pensar lo afortunada que soy por poder disfrutar de algo que me apasiona: viajar y poder contároslo. v

31


viajero

de

bloguero

a

El Salvador: la novia inesperada Viajarlo conociendo a su gente, absorbiendo lo mejor de cada sonrisa desinhibida, deja un sabor dulce y duradero, como el del buen cafĂŠ Texto Y fotos NicolĂĄs Marrero Fecha del viaje Marzo 2015

32


C

entroamérica es como esa mujer que un día conoces y te cae simpática pero que no te parece para nada atractiva. Salís un día con amigos y ella esta ahí, sentada tomando su cerveza, riendo a veces y jugando a ser tímida otras tantas. Siempre mostrando su mejor lado, cantando en ese karaoke, siendo la primera en salir a bailar, haciendo cómplices al instante e invitando la próxima ronda. Esa noche bailaron todos y ella fue la que más movía y contagiaba. Aun así, bajo las luces de neón y el bullicio de la pista, no te le acercaste con segundas intenciones porque nada te despertaba.

Los días fueron pasando y comenzaste a conversar con ella porque la agregaste al Facebook o compartían algún grupo de whattsapp. Te contó de su vida, su familia y como las tormentas han sacudido su vida. Poco a poco fuiste descubriendo algo profundo en ella y, gracias a su naturalidad, comenzaste a crear un vínculo más estrecho. Con el tiempo ya no precisaron del grupo de amigos para verse. Poco a poco fuiste descubriendo toda su belleza oculta y que no habías visto; una belleza sustancial, casi imperceptible pero que comenzás a respirar cuando te sentás a su lado. Lentamente vas descubriendo que esa amistad es cosa diaria: de llamarte,

33


Guatemala, lago de Atitlán

darte los buenos días, comentarse películas, libros, mandarse canciones y de no necesitar excusas para encontrarse. Solo por el placer de verse. Cuando querés acordar, esa amistad se convirtió en algo más. Te preguntas el por qué. Al principio te lo negás; pero esa mujer, que al principio te pareció común y corriente, te atrapó. Cuando ya es demasiado tarde, estás completamente enamorado. Centroamérica, querido lector, es así: al principio la ves simpática pero te choca su desigualdad, su mugre en los bosques, las montañas cortadas a la mitad por designio del progreso de una clase dominante, la falta de servicios básicos, las partes grises que deberían rebosar de verde, el abuso policial

y que se le hace al turista en los precios, las fronteras y el eterno problema de las incontables muertes por día. Pero cuando la viajas a nivel de piso, cuando te das cuenta que no esperas más de cinco minutos en la ruta si viajas a dedo o cuando el autobús se convierte en una reunión social... Cuando la sonrisa de la anciana que te sirve ese café con tanto sabor a café le sigue a la mesera del mercado que se sienta contigo a charlar, curiosa del por qué no sos gringo y qué es eso de viajar por su tierra... Cuando la hospitalidad hace honor a la cordialidad que demuestra cada persona en la vereda, y cuando naufragás en alguna pista de baile, Centroamérica te enamora y ya nada podes hacer al respecto.

34


DNI del Bloguero Nombre: Nicolás Apellido: Marrero De: Uruguay Edad: 32 años Blog: www.letrasdeviaje.com Facebook: facebook.com/LetrasDeViaje Twitter: @pimarrero Instagram: Letras_de_Viaje Linkedin: uy.linkedin.com/in/nicolasmarrero Mail: pimarrero@gmail.com Soy Nicolás y nací en Uruguay. Desde 2012 soy escritor nómada. Manejo un blog de viajes www.letrasdeviaje.com Escribí dos libros que puedes encontrar en mi tienda del blog. Uno es “Letras de Viaje” que es una bitácora de mi primer año de viaje a dedo por Europa y otro “Cuentos de Bolsillo” que son 25 relatos cortos de ficción y realismo mágico. Escribo una columna de viajes mensual para la revista “La Mirilla” que es una producción uruguayo-argentina. Colaboro para la web phows.com con pequeños artículos en inglés. Tengo 25.000 kilómetros hechos en autostop. He viajado por 39 países a los que, en su mayoría, he entrado caminando con la mochila al hombro. He vivido en Uruguay, Rumania, México, Costa Rica y Bosnia. Cocino y me gusta mucho el café.

Pero sería demasiado ingrato hablar de esta parte del continente en un sentido general. No quiero irme por las ramas y escribir en tono wikipedia, donde un tema linkea otro y ese otro lleva a otro y así hacia el infinito. En este momento le quiero hablar sobre El Salvador. El Salvador, sépalo usted prejuicioso lector, es ese pequeño país colgado en un rincón del continente, que vive bajo la sombra del estigma centroamericano y carga con la cruz del país del peligro y la violencia de las maras. La historia reciente de El Salvador es sangrienta. Aún se huele la pólvora de una guerra absurda ¿Cuál no lo es? No lo quiero aburrir con clases de historia pero este conflicto que se gestó en los setenta, tuvo su época más sangrienta en los ochenta y finalizó en los noventa, dejó a un país fracturado que recién hoy ha comenzado a mirar con luz su porvenir. Aún así, esto destruyó muchas bases de la sociedad y la inundó de una desigualdad social y económica que dio paso al aumento de la violencia, la marginalidad y la delincuencia. Al igual que sus vecinos países, esto dejó consecuencias que viven a los pies del cotidiano, con fracturas sociales que dieron luz a infinitos hechos violentos e historias manchadas de muertes. Hijos huérfanos de estructuras familiares y sociales que los contengan, muchos se han criado en grupos de pertenencia que tienen a la violencia como medio y fin de vida. Así, el poder de las maras no reside en fines políticos o económicos. No manejan carteles de narcotráfico, ni negocios turbios ni empresas clandestinas.

35


Simplemente controlan y ejercen una violencia cruda y transparente. Como manadas de animales salvajes, controlan su territorio y matan a aquellos que están en la vereda del frente solo por pertenecer a otra pandilla. Una violencia desnuda y explícita donde el pueblo se pone en el medio como testigo, víctima y carne de cañón. No es mi intención escribir un estudio histórico ni sociológico de todo esto. Solo déjeme decirle que el problema de las maras es real, eso no lo discute nadie. Aún así, y esto es algo que he visto en todo Centroamérica, la violencia, traducida en inseguridad, genera algo peor: la paranoia de quien se siente inseguro. A modo de ejemplo déjeme contarle que una noche, en la capital de este país, iba andando en un auto con quienes me alojaban, cuando escucho la voz desesperada de una de las acompañantes: “Ya sal de aquí, por dios te pido Daniel. Esto está lleno de mareros. Yo no sé cómo Nicaragua

36


puedes hacer para vivir aquí”. Yo miraba por la ventana y no veía más que casas, patios, muros, árboles y almacenes. El barrio era de lo más normal, hasta iluminado estaba. Pero Sussy, una de mis anfitrionas en San Salvador, no paraba de decirle a Daniel, su primo, que debían salir cuanto antes de ahí porque nos esperaría una muerte segura a merced de las maras que dominaban esta parte del territorio. Aún así, quién era yo para juzgar ese miedo cuando minutos atrás Sussy me había contado que cuando era niña iba agachada en el camino a la escuela por la balacera de la guerrilla contra el ejército. El miedo y la experiencia pasada te predispone a mirar con otros ojos el mundo, a ver demonios bajo las sombras de la noche, sospechosos en la soledad de una calle y posibilidad de muerte frente a lo desconocido. Más allá de eso, El Salvador me lo viajé en autostop, lo dormí en los bosques y lo caminé en la oscuridad. Ahuachapán, El Salvador

37


El Salvador

Pude probar su hospitalidad de primera mano. Me crucé con infinitud de personas, a la luz del sol del Pacífico o en la oscuridad de una calle sospechosa... ¿Y sabe qué? aún estoy vivo, entero y con unas ganas locas de volverlo a viajar. El Salvador es un país muy pequeño, por eso le dicen “el país de la media hora” porque todo queda a 30 minutos de distancia. Tiene lagos como el Ocotepeque que te invita a tomar un respiro y sentir la energía de la naturaleza. Las montañas que bordean la

costa y esas playas del Pacífico tan llenas de olas y arena. Esa carretera litoral con grandes acantilados y túneles que recorre el país es una invitación a viajarla al compás de su océano tan hipnótico. Los volcanes que vigilan expectantes sus territorios son como los patriarcas de una naturaleza generosa que todo el mundo respeta. Esta tierra de café, yuca y maíz, tiene La Ruta de las Flores, una serie de pueblos que no quedan a más de 50 kilómetros de distancia el primero con el último.

38


39

El Tunco, El Salvador


Ciudades como Nahuaizalco o Concepción de Ataco ofrecen arte y galerías, Apaneca guarda la magia de las montañas y pequeñas lagunas escondidas. Juayuá es un pueblo con cascadas enormes perdidas entre los cafetales. Ahuachapán se jacta de tener el mejor café y es de los principales pueblos de la zona de occidente. Usted puede ir saltando de uno en uno probando sus costumbres, admirando sus paisajes y arte en los murales, nadando en sus lagos y comiendo sus comida típica. Esto es fundamental... ¡oh, la comida salvadoreña! Preparada por esas abuelas o tías con sus manos en comedores y mercados. Las pupusas rellenas de frijol y queso o las revueltas, el atol de elote, la yuca empanada con miel de panela, el pan dulce de semita. Sobre todo el pan de semita. Muchas mañanas pasé corriendo atrás del panadero que

llegaba a los pueblos con su bicicleta ofreciendo panes y tortas dulces. Ahora desde aquí, a la distancia, luego de haber viajado por otros países y continentes, aunque me sé recordando otros lugares, El Salvador guarda uno de los sabores más dulces en mi paladar viajero. Hoy estoy siguiendo mi camino, otros destinos navegan bajo mis pies y mis horizontes apuntan en otras direcciones. Aún así, extraño esas rutas de sol y playa, con aromas a café y sonrisas desinhibidas. Por el contrario que se piense, está muy bien extrañar todo cuánto se ha vivido, porque el extrañar siempre es el motor para el retorno y el reencuentro. El Salvador hay que recorrerlo como a esa mujer de la cual te enamoraste sin saber, recorriéndole la piel sutilmente, disfrutando cada rincón, sin prisa, sabedor de que el camino sabe mejor si se va más despacio. v

El Cuco, El Salvador

40


www.divinovillas.com - relations@divinovillas.com

41


Verde como el rĂ­o, verde... El valle del Duero, en Portugal, lluvioso y repleto de viĂąedos, conduce hasta el mar entre pueblecitos, castillos y legendarias universidades Texto Y fotos JOSEP AYORA Fecha del viaje 10/10/2014 A 15/10/2014

42


S

i el agua tuviera gusto, la del Duero de bien seguro sabría a vino. A buen vino. A vino tinto de oporto, y a vino verde, intenso y cautivador, como el valle que recorre. Habíamos estado antes en Portugal. En Lisboa, cuando las niñas eran pequeñas, visitando Sintra y Estoril; y más tarde en Oporto, solos, para disfrutar de las vistas y deleitarnos con su bacalao. Pero esta región del norte, repleta de vinos y pueblos perdidos a orillas del Douro –como se llama allí al Duero– merecía otra visita a parte. Pausada, en coche y con tiempo. Y allí nos fuimos en un descuido. Cruzamos España en coche, siguiendo nuestro modus operandi preferido cuando viajamos: decidir la ruta sobre la marcha, parar y comer bien, coger el camino contrario al que indica el GPS y perdernos, a veces, incluso más de lo deseado. Ya en Portugal, nuestra primera parada tras entrar en los paisajes y viñas verdes del Valle del Douro fue Coímbra, ciudad archiconocida por su célebre universidad. La villa está llena de patios, catedrales, conventos, iglesias, arcos y escalinatas, y es tan bonita que podría hacer sombra a la misma Oporto. No en vano fue la capital del país durante siglos... Coímbra es una ciudad de intelectuales, reyes e ilustres, y se le nota en el porte. Su Universidad, joya de la corona, y la primera de Portugal, merece visita sosegada. Hay realmente mucho que ver, y sobretodo que leer y estudiar en este campus histórico convertido hoy en Patrimonio de la Humandiad.

43


La Universidad

La histórica Universidad de Coímbra se fundó el 1 de marzo de 1290 y desde entonces su renombre no ha hecho más que crecer. Se puede visitar el interior de algunas facultades, y también su Biblioteca Joanina, considerada, sin duda, de las más bonitas del mundo. La imponente biblioteca, a la que sólo se puede acceder en grupos reducidos, fue erigida en el siglo XVIII por el rey Juan V de Portugal y está situada en el patio de la Facultad de Derecho, de los edificios más bonitos y antiguos de la Universidad.

Al entrar sorprende realmente su recargado, valga la redundancia, estilo rococó. Según nos explicaron en la visita, es una de las bibliotecas más originales y espectaculares de este estilo en Europa. Para servidor, descubrirla fue algo así como perpetrar en una cámara secreta cerrada durante años. La oscuridad y el olor a papel viejo completaban la fantasía. Según la guía, la biblioteca, además de guardar tesoros literarios, fue lugar para la investigación de muchos estudiosos de renombre. Actualmente, sin

44


embargo, el espacio está cerrado, y sólo se suele abrir bajo petición, para las visitas y ocasionalmente se suele usar también como (privilegiada) sala de conciertos, exposiciones y otros eventos. Una visita ineludible sin duda. Tras el paseo por la Universidad y sus diferentes facultades, epicentro de la vida en Coímbra, hicimos un alto en el camino para comer, bacalao al vino, claro, y luego perdernos por sus plazas y callejuelas. Hicimos noche allí y al día siguiente partimos hacia nuestro siguiente destino, Costa Nova, una población costera situada en la

DNI del viajero Nombre: Josep Apellido: Ayora De: Barcelona (España) Edad: 60 años Padre de familia y manitas. Le he cogido el gusto a esto de los viajes algo tardíamente, como a los libros, pero ahora no podría vivir sin ambos. Eso, mi bicicleta y la montaña.

“Sorprende su recargado estilo rococó. Es una de las bibliotecas más originales y espectaculares de Europa” costa oeste de Portugal, en la orilla de la Ría de Aveiro, que nos habían dicho, era de lo más curiosa. Antes, sin embargo, tocaba perderse por el valle. Es impresionante. Las pequeñas carreteras en las que es más que probable perderse, incluso si no es lo que se busca, siguen el cauce del río, que parece una serpiente en busca del mar. A sus lados montañas verdes repletas hasta la bandera de viñedos dispuestos en terrazas escalonadas. El paisaje es realmente bonito. Y verde. Muy muy verde. La lluvia, principal responsable de tanta verdor, nos acompaña, eso sí, en nuestro trayecto. Se escucha, si uno sale a hacer fotografías del coche, el agua, siempre, incluso

45

Puerta de entrada a la Biblioteca


si está lejos. Y de repente, al salir del valle, encontramos el mar, y las casas rayadas de Costa Nova. Es una población turística que ese día estaba casi desierta por ser ya temporada baja, y que resulta muy curiosa y llamativa por la pintura de TODAS sus casas, pintadas de blanco con franjas verticales intercaladas de colores vivos. Por lo que pudimos saber, se fundó tras la apertura de la barra de la ría en 1808, pero no encontramos ninguna explicación a las singulares rayas de sus casitas.

Eso si, tiene una playa espectacular, sobretodo para los amantes de los deportes acuáticos. Pudimos ver a más de un surfero aprovechando el viento que soplaba. Al día siguiente, nuestro penúltimo día, volvimos a coger el coche para ir a Lamego, situada, como Oporto, a orillas del Duero. Y de nuevo todo ese verde, los puentes, los balcones de viñas, los castillos e iglesias. Por cierto, decidimos hacer un alto en el camino para visitar una pequeña viña en un minúsculo pueblo que caía de camino. El vino, delicioso. Y llegamos a Lamego. Es una

46


Las casas de Costa Nova

ciudad romana, conquistada por los árabes y posteriormente cristianizada, que guarda monumentos de todas sus épocas, y que es conocida por su Santuario da Nossa Senhora dos Remédios, al que se accede por una impresionante escalinata que domina la ciudad. Allí se comen las peculiares Bôlas de Lamego una suerte de empanada muy típica de la región, que se hace con salchichones, sardinas , bacalao o jamón , aunque la receta tradicional es la carne. Divinas. Lamego, pese a que nos pareció pequeña, resulta que es una de las ciudades más

importantes de la región. Lo cierto es que tiene muchos monumentos que visitar. Está su catedral, situada justo al lado del pequeño restaurante-bar en el que comimos las Bôlas típicas; y también el castillo medieval y el palacio de los duques. Antes de subir a su conocido santuario, hicimos un ascenso al castillo por entre sus callejuelas empinadas. El castillo es pequeño pero esta muy bien conservado, y en su interior hay un museo que explica con pelos y señales como se las gastaban por la zona en época medieval.

47


48

La escalinata del Santuario de Nuestra Se単ora de los Remedios


la casa de ‘magellan’

Pero lo más impresionante es, sin duda, el santuario de Nuestra Señora de los Remedios, que parece controlar la villa desde la altura. Aunque accesible por carretera, es mucho más interesante subir, con mucha calma, la monumental escalinata que lo precede, para ver los paneles de azulejos y las fuentes que hay en cada descanso, hasta llegar al Patio de los Reyes, una terraza de columnatas coronadas de esculturas donde pudimos al fin recuperar el aliento... Visitado el pueblo decidimos volver a Coímbra para nuestra última noche, recorrer sus bares y escuchar al fin los detalles de la historia de amor más famosa de la ciudad: la don Pedro y doña Inés de Castro.

Entre árboles, viñas y cereales se alza, a 575 metros, el pequeño pueblo de Sabrosa con sus típicas casas solariegas y blasonadas. Precisamente en una de ellas, una granja rural hoy conocida como la Casa da Pereira, se cree nació el célebre navegante portugués Fernão de Magalhães. El Magellan, en inglés, que da nombre a esta revista. Y el primero en ‘dar’ la vuelta al Mundo. Aunque no se tiene certeza absoluta, todo apunta a que el navegante nació allí, gracias a las referencias encontradas en su propio testamento. La piedra de brazos insertados que hay en la casa también parece confirmar la teoría: habría sido enviada por orden del rey Manuel I, tras el gran viaje ‘de descubrimiento’ que Magellan hizo al servicio de los Reyes de España. Lo curioso del caso es que la casa nunca fue vendida y se trasladó a los actuales propietarios por herencia, probablemente sus descendientes. En la fachada principal hay una placa evocativa en su honor.

El Valle y el Duero

49


Entrada al centro histórico de Guimarães

Y acabamos nuestra ruta dónde Portugal empezó, en Guimarães, cuyo centro histórico es hoy Patrimonio de la humanidad. Sus restos medievales y la arquitectura típica portuguesa de los siglos entre el XV y XIX de sus calles son magníficos, perfecta mezcla entre los restos medievales y la modernidad. Guimarães es un sube y baja de callejuelas interminable. Pasamos por muchas plazas, esculturas – como la dedicada a Alfonso Henriques, el primer rey de Portugal que, luego leemos, nació aquí–y claro,

restaurantes. El mejor del viaje lo encontramos aquí. Hay mucho que ver: las Capillas de los Pasos de la Pasión de Cristo, la Plaza del Toural, la Iglesia de San Pedro, El Museo Arqueológico Martins Sarmento. Aunque sin duda, las joyas de la corona de la ciudad son el castillo y el Palacio de los Duques de Braganza, del siglo XV: una fortificación restaurada en los años 30. Fue mandado construir por Don Alfonso, el futuro duque de Bragança, y gracias a su reforma es posible observar la influencia de

50


la arquitectura señorial de la Europa Septentrional. En el siglo XIX fue convertido en cuartel y a mediados del siglo pasado, cuando fue restaurado, se convirtió en un Museo que vale mucho la pena visitar. Y al fin, el Castillo de Guimarães, una fortaleza del siglo X que se construyó para defender el monasterio y a la población adyacente que recién se había constituido como comunidad. Parece realmente salido de un parque temático. El castillo es enorme, y tras su

reforma, y con adornos medievales, tal como la encontramos, impresiona al visitante, que se cree realmente perdido en plena edad media. Desde lo alto se puede contemplar la ciudad con unas vistas inmejorables. Y lo mejor, el castillo guarda en sus piedras el mismo origen de Portugal. Allí empezó todo... No en vano, la ciudad recibe al visitante con un acogedor “Aqui nasceu Portugal” (Aquí nació Portugal). Sed pues Bem-vindo, Benvindo e bem... vindo! v

El Castillo de Guimarães

51


Tenerife, a temperatura ambiente La isla se disfruta despacio y haciendo paradas. De norte a sur, entre Carnavales, callejuelas y playas de ensueĂąo. Y todo, a ritmo tropical. Texto Y fotos DĂşnia Llach Manero Fecha del viaje julio 2015

52


C

ierra los ojos. Imagina que tienes cuatro días de escapada, ya sabes, aquello de que juntas un día con otro, y el finde, y sales a respirar un poco. Paz, relax, aventura, emociones, buen comer, naturaleza, playas, rincones, ¡y qué rincones! Tenerife, que grande que eres. Soy una persona que para conocer un lugar en su esencia intenta residir algún tiempo en él. Conocerlo, amarlo, respetarlo... vivirlo. Experimentar al máximo en cada lugar al que voy. Allí donde me siento feliz, trato de quedarme el tiempo que sea necesario. Me considero ciudadana del Mundo, y el Puerto de la Cruz, es uno de los lugares más únicos que he vivido, entre otros. No tantos como quisiera, pero a mis 35 años me siento contenta con todo lo que he visto y conocido, con este lugar en concreto y en especial, y con las Islas en general. Tenerife, es una de las siete islas Canarias, el paraíso español como le digo yo, ¿o simplemente el paraíso? Tenerife es Provincia de tres de ellas: La Gomera, La Palma y el Hierro (¡ay! La Isla de la Palma, hablaré de ella en otra ocasión...). Y como no, Tenerife, con su impresionante Teide... A su derecha la Gran Canaria (isla de canes), que es capital de provincia de Lanzarote y Fuerteventura. Cada una de ellas tiene su estilo, su forma, su naturaleza, su acento, su historia. Todas bellas en si mismas, gran clima y buena gente, pero de todas ellas por ahora hablaré de Tenerife. Empezaré por el Puerto de la Cruz. Es increíble la cantidad de turismo que movió

53


ese pequeño puerto pesquero en la década de los 90, con su conocidísimo Hotel Belair, que se convirtió ya hace mucho en un bloque de viviendas, como otros muchos hoteles de entonces, que se construyeron con el Boom turístico. Grandes acciones urbanísticas con avenidas y paseos. El puerto, donde se celebra la gran fiesta de la Virgen del Carmen y embarcan a la virgen que veneran. Una fiesta muy emotiva y sentida popularmente... Y esa plaza, la Plaza del Charco, o el Paseo San Telmo, donde un montón de cafeterías ofrecen vistas exquisitas. De postre tradicional os recomiendo el Quesillo, es un postre que sólo se come con suerte en los restaurantes canarios. Playa jardín, arena negra, con hamacas, turistas… Para mí es muy bonita. Y al fondo está Punta Brava, un precioso barrio en la roca: hay casas que están sobre la misma piedra donde rompe el océano. Grandes Fiestas de San Juan, he pasado yo en esa Playa. También aquí en esta zona se ubica el Loro Parque. Y hay más: ¿Morena siempre y sin saber cómo? En Las piscinas Martiánez. Ojo, que aunque no lo parezca, te estás quemando, ¡ponte protección!. Para las compras, en “Fun GrouBe”, con perfumes y cremas para el sol... En la Zona Martiánez hay también un precioso paseo y su playa es ideal para bodysurfers, con olitas chulas. Incluso hay un punto de alquiler de tablas en el paseo. Y atención con la panza de burro, algo que se forma en la cala sobre el Puerto: la humedad choca contra el acantilado y crea un microclima, donde mantiene una

DNI del viajero Nombre: Dúnia Apellidos: Llach Manero De: Barcelona (España) Edad: 35 años Me apasionan las personas, sus experiencias, me dedico a crear necesidad y cumplir espectativas. soy comercial y rrpp de naturaleza. Realizo eventos aportando el servicio completo para Catering de FARGA Barcelona Catering.

temperatura óptima todo el tiempo. Y sí, los alrededores son verdes, tropicales, sinónimo de que también llueve. Normalmente la temperatura está en una media de 20-28º durante todo el año. Muchos pueblos que visitar en el norte

Garachico y sus piscinas naturales, Punta Teno y su faro; y algún momento snorkel ¡ojo el viento no se te lleve! Hay que visitar el norte. Es bonito también conocer Icod de los vinos, el drago milenario, y probar el vino de allí. El drago, cuya salvia era considerada medicinal. Tuvieron que protegerlo para evitar su pérdida en la flora de las islas. Lo mismo pasó con el pino canario, que tiene tres hojas, en vez de las dos que tiene el pino mediterráneo y que además

54


No te olvides de parar en el mirador de los Gigantes, baja a hacer una excursión en barco, o a dar una vuelta en catamarán para sentir la naturaleza a bordo. Ver ballenas o delfines es posible en Tenerife, como ver Tortugas en Armeñime buceando o haciendo snorkel. En general, en las zonas o playas del Sur oeste hay muchos pueblos con auténticos rincones y calas accesibles como Playa San Juan, Alcalá... En Adeje, es obligado comer pollo en Casa Otelo. Sigue el Barranco del infierno para llegar, te encantará. Disfruta del shopping en el sur y del sol y relax de los hoteles y bares con auténticas ofertas gastronómicas. Volvemos al Norte

La Orotava, gran ciudad, con mucha elegancia en sus edificios, y un bonito paseo por el centro. En ocasiones mudan la Plaza Principal con arenas pintadas haciendo mosaicos y cuadros por el Corpus Cristi. La Laguna, patrimonio de la UNESCO por su entorno y arquitectura, tiene el único tranvía de la isla, que comunica Sta. Cruz (capital) con otras paradas alrededor de la Laguna. Es una ciudad universitaria, muy elegante en sus calles, y donde se respira un ambiente colonial. El centro de la calle principal se localiza fácilmente. Y es ideal para dar largos paseos entre boutiques y cafeterías mezcladas con mesones. Momento pues de comprarse unos zapatos o un sombrero.

Vista aérea de Tenerife

se caracteriza por su resistencia y capacidad de recuperación tras las llamas del fuego... Es lo que tiene ser producto de tierras volcánicas, entiendo. Cruzar la isla desde el norte “por el norte” hasta el sur, es bonito, como decía, pero sólo se debe hacer si uno es un buen conductor. La carretera es estrecha y curvosa, pero es preciosa si se hace con tiempo, parando. Pasas cerca de Masca, Santiago del Teide, Chio, los Gigantes y hasta Adeje… Y para entonces, ¡ya estás en el sur! Hay grandes puestas de sol desde cualquier playa o punto alto; si bajas por la tarde, claro. Desde allí se puede ver la Gomera de fondo.

55


Suele haber también un gran ambiente por sus calles durante las Navidades. Es una de las ciudades más frías de Tenerife, debido a su altitud, y sobretodo su efecto laguna: la humedad se cala con el frío. La gente allí tiene un buen poder adquisitivo, hay un ambiente joven ideal para salir a tomar unas garimbitas, cervecitas o un té por las bonitas teterías que se encuentran. Cerca de la ciudad está el aeropuerto Norte, punto crítico de ubicación por su microclima. Y si seguimos el recorrido por el noroeste encontramos Tegueste, Punta del viento, surfeada por los amantes de las olas. ¡Busca una escuela de la zona si aún no lo has probado! Seguimos para Santa Cuz de Tenerife, la capital, con su reconocidísimo Auditorio de

Calatrava, desde donde se custodia esa ciudad tan tropical, con grandes calles, ramblas comerciales y lugares de buen comer. El centro de ferias y exposiciones es también un punto de referencia, igual que el intercambiador: la estación de bus central. Si no alquilas coche, podrás moverte en guagua o Altesa (autobús), que recorren la isla. Ni caro ni barato, precio dependiendo del trayecto que hagas (del aeropuerto norte a Puerto unos 8€. En taxi unos 25€). El servicio taxi en general no es caro, la bajada de bandera son tres euros, pero todo está relativamente cerca. Incluso se puede pactar precio cerrado por trayectos largos con los propios taxistas, que te van contando un poco lo que vas viendo. Pero siempre, tener un coche es más cómodo, embárcalo

Playa de Armeñime

56


en ARMAS o, si vas por poco tiempo, alquila uno. Al final resulta más económico ya que en las islas no se aplica IVA, si no el IGIC, y la gasolina te saldrá bien de precio. Podrás parar donde quieras sin limitarte en tiempo ni en horarios. Santa Cruz de Tenerife es una fiesta. Sus calles acogen grandes espectáculos, como la cabalgata para la fiesta de Reyes. Los reyes Magos llegan en helicóptero, algo inusual. Aunque la verdadera fiesta es por Carnavales, donde es realmente raro no ir disfrazado… ¡durante cuatro días! ¡Y con cuatro disfraces diferentes! Más vale que no te pierdas ningún día porque todos tienen su festejo: la elección de la reina del carnaval, el “Mascarita ponte el tacón” en el Puerto de la Cruz (de lo más extraño y a la vez más divertido que he visto), o tirarse con la tabla por las calles de Icod (¡descúbrelo tu mismo!). Lo mejor, el ambiente festivo, los buenos momentos y los tenderetes que se organizan por todos lados... en Tenerife y en todas las Islas. Buen rollo. Papas con mojo hay en casi todas partes… ¡¡y los plátanos Canarios!! Quien no ha oído hablar de ellos, plataneras embellecen el camino. Para alojarte tienes muchas opciones, dependerá de presupuesto y búsqueda de

Vista costa Adeje desde Melia Jardines del Teide

confort. Hay aparta hoteles con cocina, donde, si en algún momento quieres disfrutar de la piscina, puedas preparar un sándwich o una pasta, con unas cervecitas del Súper. Lugares que aunque no los hayas escogido para dormir tendrás que ir, aunque sea únicamente a tomar un barraquito, una piña colada con puesta de sol o un spa relajante: el Hotel Jardines del Teide, el Abama, el Gran Palacio de Isora… éstos en el sur. En el norte visita y pasea por el Jardín Botánico, el Hotel Botánico con restaurantes

57


y papas con mojo, ¿qué más se puede pedir? El lugar tiene como unos toldos y sombrillas rojas donde se refleja el logotipo de la cerveza de la Isla (Dorada) ¡ojo! La Dorada sin alcohol, es una de las mejores cervezas Sin que he probado. Pescado del día, bueno, fresco y económico. En La Cofradía hay selección escogida y se come muy muy bien. Para la temporada de otoño, pasada la vendimia, de septiembre a noviembre aproximadamente, podemos encontrar los auténticos Guachinches que son domicilios particulares con salitas o en espacios abiertos. Antaño ofrecían, en un inicio, su cata de vino joven, y al degustar el vino, se ponía una tapa, de ahí a que los guachinches se queCarretera de Chío daran con la excusa de comer al ir a por vino. Actualmente temáticos, el Parque Taoro con grandes con licencia de bar, no pueden servir ningún vistas al puerto, el Loro Parque, el casino otro alcohol que no sea vino... Son Lugares en Paseo San Telmo Martiánez, la calle la muy auténticos, con gente muy de la tieolla... buff ¡me dejo tanto! recorre todo lo rra. Aquí encuentras la esencia humana de un canario. Y si hay ensalada como opción, que puedas. En Puerto no te olvides de ir al Bar Malú seguro que la lechuga y los tomates son de (el mejor croissant de pollo con zumo de la huerta que hay detrás de la propia casa… O la carne mechada, o las papas con choriNaranja que me he comido) Grandes momentos en Puerto ¿dónde zo, la carne fiesta, papas, el quesito asado... más comer?, en el muellito, la cofradía del Normalmente es un negocio gestionado por puerto, pero también un chiringo que hay familias con ayudas externas en el servicio a junto al muelle, con chocos, pescado del día mesa ocasionalmente.

58


Donde Mario o la Calderita de la Abuela son otros de los puntos donde hay que ir a comer, grandes vistas y comida canaria espectacular. Me faltarían hojas para explicar la cantidad de emociones que puede hacerte sentir esta isla. Si vas en plan rápido, unos cuatro días busca la esencia general, el buen tiempo, las grandes copas, el relax, las experiencias, las buenas vistas... Puedes llevarte una sensación general buena y quizá un poco equivocada. Sólo aquel que se deja fluir por el ritmo y calidad de vida, y que quiera alejarse del estrés o sentirse en el paraíso, encontrará la esencia de “el disfrutar de esta isla”. Subida al Teide: Parque Nacional y Centro Visitantes.

Hemos dicho que se puede subir por varios puntos, desde la Orotava, es una subida más perpendicular, curvosa pero practicable, se vuelve peligrosa por el cambio de alturas que va sufriendo el recorrido, y podemos encontrarnos entre las nubes. Se tarda unos 45 minutos y se pasa por el Mirador de la Piedra roseta, por el Mirador de la Palma, hasta llegar a El Portillo, 1980 metros de altura, y de ahí para el Valle del Pico del Teide. Otra opción para subir, es por Chio, subes entre un paisaje de lava con pinos muy bien colocados, brindándote a la vista un precioso espectáculo. Se ve el mar en multitud de ocasiones. Yo prefiero la bajada por aquí, por Chio. O subir por Vilaflor, un camino repleto de bonita naturaleza, pero realmente no es un

camino tan espectacular como si uno sube por el otro lado. La opción recomendada de subida al Teide.

Subir por la Esperanza, infinitos aromas. Si bajas tu ventanilla, o vas en moto, notarás el olor a eucalipto que se entremezcla entre la laurasilva y los pinares, con un constante cambio de verdes mientras subes por la cresta de la isla dirección sur. Con un día despejado, sin nubes, se pueden obtener grandes vistas de Anaga Norte (donde se observan preciosas salidas de sol y amaneceres). También verás Santa Cruz a tus pies, y al fondo, mirando a océano, se ve Gran Canaria, con su Roque de los Muchachos. Mira de nuevo hacia Tenerife Este y verás Guimar y si en en el desvió del Barranco de Chimpeque o

59


el de Chimague tienes unos minutos para. Para, entra y llega hasta el final. Allí tienes la mejor vista del Teide en panorámica, quizás acompañada de un mar de nubes. Si no hay nubes, tendrás vistas a la Isla de la Palma y del Puerto a tus pies. Recuperamos la carretera principal y seguimos subiendo, llegando a nuestra próxima parada, la Roca de la Tarta. Buenas vistas. Aquí arriba ya ha cambiado el paisaje, es más árido, seco y rocoso. De color claro con tonos ocres, grises, blancos y color mostaza claro. Seguimos, antes de llegar a El Portillo, hay un cruce que une las dos carreteras, la que viene de la Orotava, y la que viene de la Esperanza. Dejamos atrás el Observatorio Principal de las Islas. Testigo de grandes cielos y estrellas. Seguimos hacia el parque en dirección al teleférico. Es costoso subir en Funicular,

pero las vistas realmente valen la pena. Si tenéis oportunidad y no está cerrado por el viento, no os perdáis esta subida. Tenéis la opción de subir caminando, pero se requiere permiso. Llevad chaqueta. Seguimos viendo como ya en el Valle del Teide, estamos rodeados de lava seca, o de tajinastes, que es una planta que hace una pequeña flor de colores y que tiene con cuerpo de cactus. Las piedras, algunas de lava, ocultan a los autóctonos lagartos, con cabezas verdes y azules difíciles de ver, pero en ocasiones se dejan fotografiar. Dejamos atrás el funicular o teleférico, y llegamos a los Roques García, conocidos por las rocas que salían en foto del antiguo billete de 1.000 pesetas. Aquí hay varias historias, cada piedra tiene diferentes significados, y desde este punto, se ve la cara más elegante

Roques de García

60


del Pico del Teide, ya que una lengua blanca de arenilla de lava sulfurada dibuja una sutil corbata. En frente de los Roques García, está el Parador Nacional del Teide. Y el Centro de Visitantes, un bonito lugar para pasar una noche diferente, cubierta bajo el edredón de las estrellas, a unos 2.000 y pico metros de altura. Si seguimos dirección sur, pasaremos por los Azulejos, que son piedras y rocas que tienen un color especial por su química reacción natural. Como verde azulado, entiendo que por su condición y el azufre. Si vamos con calma en el camino, antes de coger el desvío por Chio, veremos el Zapato de la Reina a la izquierda, una piedra en forma de zapato de salón, y desde ahí, vistas a la derecha del inmenso valle. Llegando a ver un auténtico mar de lava negra. Impresionante y recta carretera esta. A mí me hace pensar en el infinito y en el paisaje lunar. Acabamos volviendo por Chio, donde encontramos una bajada amable con buenas vistas a la puesta de sol si llegamos por la tarde. Para marcha y discotecas, Playa de las Américas, o en Arona, con un chill out de lujo, Bahia Beach. Con una puesta de sol de escándalo, y un picoteo de copas, nachos, ensaladas y entrantes muy interesantes. Con música Dj o conciertos, vóley y relax en Bahia Beach, en Palmar, Arona. Después de esto, si aún te queda tiempo, disfruta de un día en Loro Parque, o Siam Park. En Siam Park encontrarás el tobogán más impactante que yo haya probado.

Vistas al Teide desde el jardin social La Quinta

Segundos, pero, ¡qué segundos!... Y seguiría contando, me dejo un montón de cosas, como la Basílica de Candelaria, Guimar, Tegueste, los Abrigos, las Galletas, el Palmar o los Cristianos. To be continued (continuará)... Abre los ojos. ¿Aún no estás haciendo la maleta? No la necesitas. Allí, unas cholas (chanclas) y unas bambas (deportivas), es todo lo que necesitas, y lo que te vaya haciendo falta, lo compras sobre la marcha y así creamos comercio local. ¿Ahora ya entiendes por qué amo Tenerife? Si tienes dudas, contacta y ¡te explico más! v

61


Last Minute...

Baracoa Coco, cacao y el río Miel. A los pies de su majestuoso yunque, la ‘ciudad primada’, la primera fundada por los colonizadores españoles en Cuba, cautiva.

Consejo: Has ta los 60 Bara coa se mantuvo casi aislada de l re sto del país. Hoy llegar es posi ble por carretera, pe ro su natura leza salvaje requiere de ch óferes especi alizados.

El Instagram

@habana_tropicana

El libro

En la maleta. Baracoa significa ‘existencia de mar’. También es la región con más ríos y arroyos de la isla. Basta con un buen bañador.

co nir’. El co El ‘souve al ñ se son la y el cacao re la ad de de identid % 0 5 más del gión: con dicada a ucción de de la prod ar ‘bolas’ cil encontr ellos. Es fá llevarse. puro para de cacao

El plato Pescadito en salsa choco

La consagración de la primavera. Vera, una bailarina rusa exiliada – basada en un personaje que vivió en Baracoa–, y Enrique, un cubano rico, son los protagonistas de una de las mejores novelas de Alejo Carpentier.

La ‘playlist’

La leyenda

1. Antonio Machín. A Baracoa me voy.

Cruz de la Parra. En 1492 Colón clavó en Baracoa esta cruz, la única que se conserva de las 29 que llevó a América. Se guarda en la parroquia de la ciudad (cuyo primer alcalde fue Hernán Cortés), frente a la estatua del indígena Hatuey, el ‘primer rebelde de América’...

62

2. Memorias en Guantánamo. Kiribá. 3. Faustino Oramas. El tumbaito 4. Silvio Rodríguez. Ojalá 5. Juan Almeida. El balsero del Toa. 6. Banda Tropical. Bailando de Descemer Bueno


magellan De viajero a viajero

¿Te animas a compartir tu viaje? Envíanos tu historia junto a las mejores fotos y verás tu relato publicado en uno de los próximos números de Magellan.

¡Es muy fácil participar! Entra en www.magellanmag.com, accede a la sección Tu Viaje y sigue las instrucciones para el envío del material.

¡Atrévete!


En el pr贸ximo n煤mero:

Alaska, siguiendo la ruta del oro

64

Revista de viajes Magellan Nº11  

Revista de viajes escrita por viajeros. En este numero: Estados Unidos: Los parques nacionales del oeste americano Mallorca: Los secretos de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you