Page 1

Volumen 4 AĂąo 1 Febrero 2018


contenido 1

¿Cuál es la historia oculta del Día de San Valentín?

4

Zdzisław Beksiński, El artista de las pesadillas

La importancia de llamarse Rotgen Parte2

14

De la psicología al tatuaje

Herramientas para escritores

31

9

21

Qué bonitos ojitos PurriLovecraft

Amor, desesperación y esperanza Compendio parte 2

35


¿Cuál es la historia oculta del Día de San Valentín?

A

hhh, 14 de febrero, Día de San Valentín. Hermosa época del año que nos brinda el mejor pretexto para ser valientes y entrar al mundo del amor –o en su defecto, hacer el ridículo, terminar odiando a la humanidad y dedicarte a escribir artículos para una revista-. Quizás a estas alturas podría leerse un poco extemporáneo lo que te vamos a contar, aunque también hay altas posibilidades de que la herida siga latente y honda en tu pecho, ¡tranquilo! Cómete con calma esos chocolates que no te aceptaron y recuéstate cómodamente sobre ese osote de peluche que te devolvieron mientras te deleitamos con este bonito cuento de amor y depravación: los orígenes del día de los enamorados.

1

De lupercales a aleluyas. Hace mucho mucho tiempo, en una tierra muy muy lejana… Llamada Roma, se solían organizar un tipo de fiestas destinadas para que los más jóvenes ciudadanos tuvieras su primera experiencia sexual: los lupercales (también llamados “lupercalia”). Estas festividades tomaban lugar en lo que equivaldría al 15 de febrero del actual calendario, bajo el cobijo de una higuera localizada en el monte Palatino (¡ah! También le prendían fuego a una cabra porque pues, Roma). Como el más animado de los carnavales, la procesión, formada enteramente por varones desnudos, iba avanzando entre bailes e insinuaciones, llevando entre sus manos cuerdas formadas por la piel de la cabra recientemente inmolada. Esas correas eran utilizadas para azotar la espalda y las manos de las mujeres que se toparan en su camino y que desearan darles una ayudadita en su iniciación en los afectos. ¡Cómo no se organizan fiestas así en estos tiempos, caray!


Luego, sucedió lo esperado por muchos pero deseado por los menos: el papa Gelasio I no vio con buenos ojos esta festividad tan carnal, haciendo todo lo posible para recorrerla al día 14 de febrero, además de modificarla completamente al grado de “cristianizarla” y convertirla en la fiesta de la Purificación, cambiando la procesión de adolescentes desnudos… Por una de candelas (o sea, ¡¿neta?!).

Otro día de los enamorados: la fiesta de Juno Februata. Otra de las fiestas que se pretendieron purificar con la luz del espíritu santo fue la que se organizaba en honor a Juno Februata. Dicha festividad se extendía hasta por dos semanas dentro del mes de febrero y se piensa que es otra de los rituales en los que se basa el actual Día de San Valentín.

2


¿En qué consistía? La mecánica era lo más simple y efectiva del mundo: en una cajita se ponían los nombres de todas las ciudadanas de Roma escritos en un papel. Luego, los jóvenes galanes pasaban al frente, extraían el tan codiciado papelito, ¡y santo remedio! Una nueva pareja se habría formado en ese momento, con la finalidad de unirse de manera sexual. Chu-la-da.

San Valentín, ¿quién te conoce? Un nombre muy mentado (en todos los aspectos de la palabra) dentro del mes de febrero; pero, ¿quién fue ese Valentín que hasta hicieron santo, y que es la mayor bendición para unos y el más grande enemigo para otros tantos durante el segundo mes del año? Cuenta la leyenda que Valentín era un obispo de Terni, Italia, y tuvo la mala suerte de ser contemporáneo del gobernador romano Claudio Gótico (no, no se vestía de negro ni se pintaba las uñas ni le salían murciélagos por debajo de la gabardina). Para Claudio, un soldado casado no tendría lugar mientras él fuera gobernador, pues consideraba que, al contar con una familia a la cual cuidar, los miembros de la milicia se limitaban en el campo de batalla y no se entregaban por completo al combate. 3

Valentín, haciendo caso omiso y considerando de más de pasada de lanza la medida Claudio Gótico, decidió casar a escondidas a los soldados romanos que acudieran a él para efectuar la santa ceremonia. No sabemos cuánto le duró el chistecito a Valentín, pero se sabe que el pobre fue descubierto y mandado decapitar por el gobernador romano; esto un 14 de febrero. Eventualmente, Valentín fue reconocido y hasta convertido en un santo. Quizás para demostrar que al final, el amor es más fuerte que la guerra. Eso pensamos nosotros por lo menos, ¿y tú? ¡Esperamos tus comentarios en nuestra página de Facebook!


Zdzisław Beksiński, el artista de las pesadillas.

E

stamos seguros que no existe persona que no haya tenido pesadillas por lo menos una vez en su vida. Sí, son desagradables, perturbadoras, inoportunas (¿quién carajos las recibiría con alfombra roja?) y nos dejan un mal sabor de boca y de alma por unos nada breves minutos posteriores a haber despertado. Ante tan inexpresable acontecimiento, son pocas y de sobra conocidas tus opciones: quedar hecho bolita en una esquina mientras lloras, cerrar los ojos y recitar tus oraciones a la velocidad de la luz, taparte hasta la cabeza con

las cobijas para que las monstruosidades no te devoren, llorar como los valientes… O traer esos sueños torcidos a la realidad, en forma de pintura. Esta es la historia de Zdzisław Beksiński, un pintor polaco cuya obra nos gustaría fuera más difundida y que precisamente por ello, te la presentamos en este volumen de Lux. Para empezar y abriendo con bombo y platillo, ¿quién es exactamente este artista al cual Lux humildemente se prestó a bolearle los zapatos? La historia, escúchela usted bien, reza lo siguiente. 4


5


El maestro de la pintura y los horrores. Zdzisław Beksiński nació en Polonia el año de 1929, país que también lo acogió al momento de su asesinato en el año 2005. Ducho en la escultura, escultura y pintura, Zdzisław fue un artista de tiempo completo, denominando su obra como barroca o gótica; aunque quizás ustedes puedan darle una definición más acertada a tan “pesadillesco” arte. Antes de vender su alma al arte (y quizás a otras entidades extraterrenales), Beksiński se dedicó a supervisar obras de construcción, función que aborrecía con todo su corazón y que podríamos apostar que fue el factor que lo impulsó a definir su camino como artista, comenzando por la fotografía. Las fotos de Zdzisław Beksiński eran… desconcertantes, por decir lo menos: caras arrugadas, muñecas despojadas de su faz, o personas con la cara envuelta en vendas (¿las adorables enfermeras que aparecen en la saga Silent Hill? Hagan de cuenta). Cansado de fotografiar abominaciones (naturales o creadas), Mr. Beksiński decidió enfocarse en la pintura, cuyo momento cumbre ocurrió dentro de la década de los 60; época en la cual el polaco optó por hermanarse con sus pesadillas y dejar de considerarlas sus enemigas, para darles vida a través de sus trazos.

6


Las pesadillas desatadas. Acompañado de música clásica –el silencio le disgustaba-, el artista maldito le dio vida a las visiones que lo atormentaban noche tras noche. Dicho en otras palabras, Zdzisław Beksiński comenzó a pintar a los entes y visiones que vislumbraba en sus sueños. A pesar de haber nacido en el reino onírico, el polaco juraba que la inspiración de su obra radicaba precisamente en la música que le acompañaba mientras creaba. Si alguien pretendía contradecirlo y profundizar en el análisis de sus pinturas, Zdzisław se mostraba desdeñoso y hasta molesto; como si no hubiera más que encontrar salvo las efigies escalofriantes que nos regalaba con sus óleos y una que otra acuarela. Quizás era eso. Quizás Zdzisław Beksiński solo obedecía a un llamado desde los sueños. Escenas de muerte, personajes descarnados o torturados, putrefacción y calaveras, imágenes deformadas y escenarios que convocaban al vacío y el olvido son algunas de las creaciones que encontrarás en buena parte de los cuadros sin nombre de Zdzisław Beksiński. ¡Ah! Decimos lo anterior porque, a pesar de ser una obra tan única y adelantada a su tiempo, Beksiński ni siquiera se tomaba el tiempo ni importancia de ponerle título a sus obras. 7


El sueño llega a su fin en forma de pesadilla. El siglo XXI no aceptó a Zdzisław ni a sus congéneres: 1998 fue el año en que su esposa, Zofia, muere. Posterior a este trágico evento, el hijo de ambos, Tomasz, se quitó la vida en la Navidad de 1999. Estas muertes, aunque terribles, son un castigo menos cruel que al que fue sometido el mismísimo Zdzisław Beksiński, asesinado en el año 2005 por 17 puñaladas propinadas por ni más ni menos que el hijo del conserje del edificio donde el artista de las pesadillas vivió sus últimos años.

¿La razón? Mr. Beksiński se negó a prestarle dinero al insensato adolescente. Así de simple y repentina llegó la muerte por el pintor de los sueños profundos, ¡no fuera a ser que luego este se animara a pintarle un retrato! De personalidad afable y hasta algo tímido, Zdzisław Beksiński le legó al mundo docenas de pinturas sin nombre. Sus hijos sin rostro, como los seres de sus pinturas, nos acompañarán por toda la eternidad… Despiertos o dormidos. ¡Que descanses y no se te olvide apagar la luz!

8


La importancia de llamarse Rötgen, 2ª parte. ¡Santos colores púrpuras, Batman!

B

uenas de nuevo lectores de LUX, es hora de retomar esta historia que fue dividida en dos partes debido al sistema opresor de editores. Si no sabes de qué te estoy hablando, lo mejor será que vayas y le des una leída a la primera parte que se publicó en la r e v i s t a d e e n e r o (https://issuu.com/revistalux5/docs/lu x_enero/16). ¿En qué nos quedamos?, ¡ah sí! Te iba a contar la razón por la cual los colorantes eran tan caros en aquél entonces: Existe un molusco llamado cañadilla. Dicho molusco emana de sus glándulas branquiales una sustancia púrpura, la cual era perfecta para usarse de colorante. Claro, el problema es que para teñir una pieza de ropa, se requería sacrificar entre unos 9 mil a 10 mil moluscos. Demasiado caro y solo la alta clase podía pagar un colorante cuyo peso lo valía en oro. Por algo también se le llamó «púrpura real», solo la realeza lo usaba. Curiosamente, era obligado para los judíos este color; la misma Torá dictaba de qué color debían ir los supuestos soldados de Dios, ¿puedes adivinar qué color era? Exacto: el púrpura.

9

(Wilhelm Conrad Röntgen).

Que no te extrañe que los famosos «purpurados» —cardenales— de la iglesia católica tengan el nombre debido al codiciado color púrpura obligado en su vestimenta; y esto desde el año 1400. Un color púrpura que sólo se lograba sacrificando a miles y miles de los pobres moluscos. Como sea, gracias a Dios, Perkin salvó la vida de los pobres moluscos y puso fin a ese capítulo oscuro de la historia de los colorantes, que claro, en otra entrega retomaré con todo el placer del mundo, porque tiene mucho de dónde agarrar.


De regreso a la luz… y a los rayos. Pero bueno, ¿de qué estaba hablando? C i e r to. 1 89 5 , l as a pa r i e n c i as , l o superficial y lo superfluo. Por suerte, la ciencia nos iba a dar algo más relevante, algo que nos iba a recordar que lo más importante… Está debajo de la piel. W i l h e l m Co n ra d Rö n tge n e ra u n ingeniero mecánico y físico alemán que se encontraba fascinado por toda la espectroscopia que estaba en boga, y claro, hechizado por el funcionamiento y origen de los famosos «rayos catódicos». Mientras todos estaban fascinados con los colorantes, a Röntgen lo que le interesaba era la luz. Bien decía mi libro de química general (del cual solo logro recordar la siguiente frase): «Los descubrimientos suelen ser casualidad, pero ante las mentes preparadas, nunca pasan desapercibidos», y sí, en la ciencia no se cree mucho en las casualidades, y lo que le pasó a Röntgen fue algo que para muchos fue suerte; pero claro, el hombre estaba más que preparado. Mira lo que pasó: Una noche del 8 de noviembre de 1895, Röntgen tenía derramado sobre su mesa unas sales llamadas «Sales de Krogmann», que dicho mal y pronto: es la combinación de cianuro y platino más otro elemento adicional. Hay muchas sales, pero para hacer la historia sencilla, imaginemos que solo hay una y que se llama «platinocianuro de bario», y que claro, dicha sal es la que estaba en el laboratorio de nuestro héroe.

Con las sales derramadas y con el tubo encendido, Röntgen se percató que las s a l e s e s t a b a n b r i l l a n d o ( te n í a n «fluorescencia»), ¿qué estaba pasando?, ¿qué clase de brujería se suscitaba en su laboratorio? Röntgen hizo lo que toda persona hubiera hecho: apagar el tubo (algo despavorido, suponemos). En ese instante las sales dejaron de brillar. Volvió a encender el tubo y las sales volvieron a brillar. Röntgen se sintió fascinado, así que —mira qué intuitiva es la mente preparada y cómo vence a la «casualidad»— decidió tapar con una cartulina negra el tubo. ¿Qué pasó? ¡Las sales seguían brillando! Colocó las sales sobre una placa y empezó a alejarla cierta distancia. Seguían brillando. Luego tapó las sales, y seguían brillando. Finalmente, tapó las sales y el tubo; seguían brillando. Se salió de su laboratorio y las sales seguían brillando. Acto seguido cerró la puerta, y, adivinaste… El cuervo seguía allí, posado, inmóvil y nada más, ¡digo, las sales seguían brillando! Tras muchos experimentos, Röntgen llegó a la conclusión más obvia: «No sé cómo y tampoco sé la razón exacta, pero aquí hay un nuevo tipo de luz, una especie de rayos capaces de penetrar los materiales. No sé qué tipo de rayos sean, los voy a llamar rayos X».

10


Damas y caballeros, así fue como Röntgen descubrió los rayos X. Y no solo eso. Por suerte, Röntgen era muy aficionado de la fotografía. No tardó mucho en cambiar su placa con sales de platinocianuro por una placa de fotografía, las cuales eran (y son) muy sensibles a todo tipo de luz (incluso a la que no podemos ver); porque tanto los rayos X como los rayos gamma, las ondas de radio y las microondas, todas son distintas caras de una misma moneda; sólo es cuestión de ver cuál tiene más energía (distinta longitud de onda). De hecho, se percató que los huesos de su mano se quedaron parcialmente grabados en la placa de fotografía, pero dado que el equipo era muy grande, no lo podía operar él solo, ergo, le pidió ayuda a su amada esposa Bertha Röntgen.

(Primera radiografía en la historia: la mano de Bertha).

Y pues sí, gracias a ello nació una de esas fotografías que son un hito en la historia de la ciencia: la famosa «mano de Bertha»; en sí, la primera radiografía de la historia. Te la presento:

Solo te voy a contestar esa, porque al fin de cuentas, ya me pagaste por hacer esto. Espera; no, no me pagaste, pero bueno, ¡este buen corazón altruista que no sabe cuándo detenerse!

De hecho puedes apreciar que en el dedo anular se ve con claridad el anillo de boda de la señora Röntgen. Sobre dicha radiograf ía podemos p la n tea r n o s d e e n t ra d a u n as 1 0 preguntas interesantes, pero aquí te voy a poner la que de debiste plantearte —y que yo me hubiera hecho al instante—:

Para contestarla hay que remontarnos a ciencia de los materiales, pero dado que eso tomaría otros 5 artículos de 3000 palabras, te lo voy a contestar de la forma más burda que se me pueda ocurrir. Los huesos son más densos, es decir; tienen más materia concentrada en una determinada cantidad de espacio. Por si fuera poco, están hechos de calcio y fósforo y todo está increíblemente compactado en un cristal llamado «hidroxiapatita», algo que conocemos como «cerámicos».

¿Por qué sólo se ven los huesos?

11


Sólo imagina lo siguiente: el calcio tiene 20 protones y 20 neutrones en su núcleo, lo cual es demasiado si lo comparas con los otros elementos de tu cuerpo —en su mayoría carbono e hidrógeno—. Cuando los rayos X inciden en tu cuerpo, tienen más probabilidad de «impactar» contra núcleos muy grandes que contra núcleos pequeños (algo obvio), ergo, en los huesos hay más «colisiones» (absorción) debido a esos núcleos grandes del calcio. ¡Ojo! No todos los rayos X se absorben, de hecho son muy pocos en comparación con todos los rayos X que se irradian, pero por el simple hecho de que allí hay más lugares para incidir; pues bueno, la historia termina contándose sola. Röntgen claro que se percató de esto. Se dio cuenta que entre más denso era el material, menos penetraban dichos rayos, llegando hasta el punto de concluir que el plomo era completamente impermeable a dichos rayos.

El descubrimiento de Röntgen revolucionó la ciencia. La gente también llegó a llamar a dichos rayos «Rayos Röntgen», pero al final se les terminó llamando rayos X por la nostalgia y el cariño. A las semanas, ya se empezaban a utilizar en humanos y se realizaron radiografías de todo el cuerpo. Dichas ra d i o g ra f í as re v o l u c i o n a ro n p o r completo la medicina. Obviamente es un tipo de radiación muy energética, y claro, en aquél entonces no se conocían las consecuencias; pero no tardaron mucho en descubrirse, y gracias a cómo Röntgen estudió dicha área, se pudo encontrar la forma de combatir la radiación (como usando recubrimientos de plomo).

12


Curiosamente el fósforo, los recubrimientos de plomo, los rayos X y los tubos catódicos dieron paso a lo que más tarde sería la televisión; pero bueno, el funcionamiento e historia de la misma la dejaremos para otro día, porque ya llevo escribiendo como una hora y ya me duelen mis manos. Por su increí ble descubrimiento, Röntgen recibió ¡el primer premio Nobel de física! en el año de 1901. Así es mis lectores, ¡el primer Nobel! Muchos años después se inmortalizó el nombre de Röntgen en la misma tabla periódica. El elemento 111 fue bautizado como «Roentgenio» en honor al físico, y allí está, en todas nuestras tablas periódicas, viviendo por siempre con nosotros.

Gracias a Röntgen se pudieron salvar muchas vidas, se pudo abrir la mente y empezar a indagar en otras áreas. Se pudo olvidar lo superficial de la época y p o n e r i n te ré s e n la c i e n c i a q u e realmente ayuda al hombre y no a la que solo alimenta el ego. Como ya había mencionado y por más irónico que suene, Röntgen nos devolvió los pies a la tierra, y como siempre pasa, n o s d e j ó m á s q u e c l a ro q u e l o importante no está en el púrpura de tu camisa o en cuánto dinero tengas en tus bolsillos. Lo más importante siempre está debajo de la piel… Eso ha sido todo de mi parte, espero poder vernos en otra entrega de divulgación a través de LUX. ¡Suerte y saludos!

[Efraín “Humildad” es más mexicano que una piñata rellena de chile colorado, con formación en química pero en sus tiempos libres escribe cosas que te harán pensar que es un enfermo mental.] 13


De la psicología al tatuaje Un artista de mente y cuerpo ENTREVISTA A EDEL ROA.

D

ejar el arte alternativo y las nuevas propuestas fuera de alguno de nuestros números, es para nosotros como mil dagas en el corazón (bañadas en chile del que pica). Una vez más, fueron las tecnologías modernas y el tan oportuno inbox de Lux los que nos mostraron el camino a seguir. La persona que nos abordó nos recordó a la suma de todos nuestros miedos: tatuado, con piercings y cabello largo; pero ya al momento de intercambiar dos, tres mensajitos con él, nos dimos cuenta que es un ser humano de calidad incuestionable y con actitud profesional como pocos. Su nombre es Edel Roa, y es un artista del tatuaje, cuyo trabajo acompaña nuestras letras en la presente entrevista. Nos comentó que gracias a su oficio, ha tenido la oportunidad de impartir pláticas de la psicología y el tatuaje. Huelga decir que nos brillaron los ojitos como liebre lampareada al escuchar eso último, y así nació la siguiente entrevista.

14


Revista Lux: Háblanos un poco de ti. Edel Roa: Me llamo Edel Roa. Soy originario de la Ciudad de México, egresado del INBA #4 con la especialidad en música. Soy tatuador y músico. Como platicaba hace poco con una muy querida amiga, son carreras totalmente diferentes, pues la música te exige fuerza, coraje y mucho “feeling”; contrario al tatuaje, que te pide calma, tranquilidad, una respiración sumamente controlada y una precisión incomparable, pues estás haciendo una marca para toda la vida en otra persona. Tengo la fortuna de tener al motor más grande de mi vida: mi hijo Axl, quien me da fuerza en los momentos cuando más cansancio siento y que, sí, también ama los tatuajes. Debo mencionar que desde muy joven (cuando iba a la secundaria aproximadamente) tenía la idea de vivir haciendo algo que amara. Nunca quise llevar una vida “normal”, con un salario quincenal y un horario fijo. Mi meta era ser músico, skater, montar una motocicleta o tatuar. Hoy, al voltear atrás, puedo decir con toda seguridad que LO LOGRE. Sigo siendo yo, el mismo chico de hace 20 años que peleaba con sus maestros y todo mundo por tener el cabello largo y no la apariencia de “una persona de bien”.

15

He pasado por mucho para lograrlo, pues no ha sido nada fácil. Me han negado trabajos, atenciones o incluso amistades, pero hoy veo que todo valió la pena, pues a mi lado está quien de verdad lo vale y quien al igual que yo, ha luchado por ser alguien autónomo y no uno más del montón. Seguir un sueño nunca es fácil, menos en esta sociedad donde la doble moral es tan fuerte, en donde vales más por cómo te ves que por las acciones que tienes; pero como una vez me lo dijeron, “solo créetela”; y el día que lo hice, mi vida cambió.


R. L.: ¿Qué distingue a un tatuador profesional del resto? E. R.: Un tatuador profesional va a sentarse contigo a dibujar, a platicar tus ideas. Te va a dar tu lugar como persona más que como un cliente o un ingreso, tratará de lograr una conexión contigo para de este modo hacerte una pieza única, algo original y que sea solo para ti. Obviamente el costo de su trabajo es un poco más elevado, pues llegar a ser “profesional” no es fácil. Para ser tatuador siempre debes prepararte y nunca creer que lo sabes todo. El mundo de la tecnología avanza diario y el tatuaje no está exento de ello, ya que día a día se logran nuevas técnicas, métodos y salen al mercado nuevos instrumentos de pigmentación.

Puedes identificar a un profesional desde la manera en cómo te recibe, trata de comunicarse contigo y la calidad del equipo que utiliza, ya que siempre va a buscar lo mejor para ti. R. L.: ¿En qué te inspiras para crear? E. R.: Más que una inspiración propia, es la idea de alguien traducida en un dibujo. Para mí es un compromiso muy grande el que alguien completamente desconocido y ajeno me dé la confianza y la oportunidad de crear algo que viva en su mente. Entonces, es más el compromiso de crear una idea que tiene otra persona, o incluso ha habido ocasiones en que son un grupo de personas las cuales me pasan ideas individuales, y mi labor es aterrizar toda esa información y traducirla a un solo diseño con el que se identifiquen todos.

16


R. L.: ¿Cuál ha sido el tatuaje más raro y el más difícil que te hayan pedido? E. R.: No pienso que existan tatuajes raros, cada persona tiene una perspectiva diferente y tratan de plasmar en sus tatuajes, experiencias, emociones o hasta otras personas. A veces me piden tributos o incluso he tenido que tatuar símbolos muy antiguos de religiones radicales en niños, siempre con autorización de sus padres y explicando ampliamente los procedimientos. En cuanto a la dificultad, puedo asegurar que incluso los tatuajes que se pueden pensar “sencillos” son muy complejos de elaborar, ya que al ser una sola línea o una curva, no puedes tener ningún error. También me resulta muy complejo hacer un retrato, pues capturar la expresión de una persona justo en el momento que le tomaron una foto, es algo muy difícil. En general puedo afirmar que para lograr el éxito a la hora de tatuar, no existe ningún camino fácil. Debes practicar mucho y nunca olvidar que tu lienzo está vivo, que lo estás lastimando y que puede reaccionar de cualquier manera; puede ir de la risa al llanto en cualquier momento, comenzar a sangrar o incluso no dejarte terminar.

17

R. L.: ¿Y el que te gustó más poner? Uno que te hiciera sentir orgulloso de lo que eres. E. R.: En general me siento bien con los tatuajes que he hecho desde que comencé mi carrera, aun cuando los primeros no eran tan buenos. Un buen amigo tiene plasmado el primer tatuaje que hice en piel viva y que no fuera la mía. Con él, me he cansado de insistir en corregirlo pero no me deja, me confronta diciendo que todos tienen buenos tatuajes míos, pero él tiene el primero, la esencia de lo que hago ahora. Me gusta pensar que ese, es hasta el momento, mi mejor tatuaje; el más simple y con muchísimos errores por corregir, pero aun así, la plataforma de todo lo que sé ahora. R. L.: ¿Qué es lo que hace que una persona se tatúe? E. R.: A lo largo de mi carrera, he aprendido que no existe una razón como tal para que una persona decida poner en su piel una marca de por vida. Hace unos años era algo más exclusivo de movimientos urbanos, donde era una marca de pertenencia o identidad en algún grupo. Ahora es algo más aceptado; han pasado clientes de edad avanzada por mi estudio, y me cuentan que siempre habían deseado un tatuaje, pero no sé atrevían por el miedo al estigma social que representaba.


Ahora es diferente. Va desde una moda, hasta un estatus social más elevado, pues los tatuajes hoy en día no son para nada baratos, ya que lograr un buen tatuaje requiere de estudio y un equipo que definitivamente no es fácil de conseguir. Un tatuador de buen nivel y prestigio, no va a regalar su trabajo ni mucho menos a tatuar cualquier cosa. Va a platicar contigo y a tratar de interpretar tu idea. Difícilmente va aceptar el diseño de alguien más, pues el tatuaje es 100% personal y en mi punto de vista, exclusivo. Tú eres único y tu tatuaje también debe serlo.

Hace 10 años me detenían los oficiales en las calles para preguntarme de dónde había salido y hacia dónde iba, o incluso no me permitían el acceso a algunos lugares sin antes cubrirme los brazos. Hoy en día incluso tengo clientes con altos mandos en dependencias, gubernaturas o del medio del entretenimiento. Ha sido todo un proceso de cambio y adaptación pero, poco a poco, se está generando un cambio, ya sea por moda, por pertenencia, un tributo o cualquier motivo, cada día es más “normal” encontrar personas con tatuajes y modificaciones corporales.

R. L.: Estamos en pleno 2018. ¿Aún hay empresas y gente que se espante de las personas tatuadas? E. R.: Claro, es lamentable que aún a estas alturas y avances que tenemos en ciencias y globalización, existan personas que te juzguen por tu apariencia. He tenido la desgracia de encontrarme con personas que me han catalogado como un vándalo, un vago o miembro de alguna pandilla, cuando la realidad es completamente diferente. Afortunadamente los tiempos cambian, y las personas cada día se adaptan más a los cambios radicales. 18


R. L.: ¿Existen diferentes escuelas en el tatuaje? ¿Se tatúa igual en México que Rusia o Japón, por ejemplo? E. R.: En el pasado sí era algo que se realizaba de acuerdo al lugar donde surgía. Es por eso que la diversidad del tatuaje es mucha, tanta que incluso existen estilos y técnicas dentro del medio, es decir, que puedo hacerte una rosa, tradicional americana, realista, fotorrealista, en puntillismo o básicamente el estilo con el cual te identifiques más. Actualmente, tecnología de las comunicaciones nos permite conocer de todo; nos acerca a los artistas de otros lugares. Hace unos años, un tatuador de Alemania desarrollo un estilo “nuevo” y no tardó en ser global. Ahora, es fácil que te encuentres un tatuaje de ese estilo paseando por Japón y otro del mismo estilo en México. R. L.: ¿Cuáles son las tendencias a futuro? ¿Qué le espera al mundo del tatuaje? E. R.: Tristemente, me encontré hace poco videos y una exposición donde están en modo de prueba un tipo de impresoras para tu piel. Es algo triste, porque se pierde el proceso de crear, de tener interacción humana. Por otro lado, esto obliga a los tatuadores a progresar y llevar el tatuaje a su máxima expresión.

19

R. L: Dejando lo mejor para el final, háblanos un poco acerca de la psicología del tatuaje. E. R.: No quisiera seguir alargando mis respuestas y la psicología del tatuaje es un tema sumamente extenso, así que trataré de resumir un poco la interacción de la psicología y el tatuaje. Me han invitado a dar conferencias sobre cómo funciona la psique y qué influencia tiene sobre el tatuaje. En ellas hago hincapié sobre la necesidad del humano en formar parte de algún movimiento social. Lo que fue la música en generaciones anteriores, hoy lo es el tatuaje. Existen desde quienes lo hacen por vanidad, hasta quienes lo hacen en rituales de iniciación en algún tipo de religión. Generalmente la psicología del tatuaje nos marca que de acuerdo a la zona que eliges para tatuarte, es el “problema” que buscas resaltar. Un ejemplo es quien se tatúa la cara: obviamente va a llamar mucho más la atención que quien tiene un tatuaje en las costillas. La persona con la cara tatuada busca que todo mundo lo vea, en cambio la persona de las costillas es más discreta y solo desea su tatuaje para sí misma.


Existe también el efecto de placer que brinda un tatuaje, librar una batalla de ese tamaño, donde te enfrentas a largas horas de dolor, resultando victorioso y con una marca de por vida; ¡algo de qué presumir! Una marca por la cual vas a ser visto e incluso identificado. Se ha demostrado que las personas de sexos opuestos son más atractivas con tatuajes, pues dan esa imagen de individualidad, fuerza y determinación. Por otro lado, tatuarte puede ser adictivo, pues te hace sentir más seguro. Biológicamente, tu cuerpo al sentir tanto dolor, comienza a liberar dopamina y convierte ese ardor en algo placentero. Al pasar un tiempo, tu cuerpo necesita un poco más, ya sea para superar una pérdida o festejar un logro, y decides ir por otra dosis.

En fin. Como dije al principio de la pregunta, este tema es sumamente extenso y no me alcanzaría solo este artículo para hablar de todas las implicaciones psicológicas del tatuaje. Traté de abarcar la mayor cantidad de elementos y resaltar lo más importante; espero que les ayude un poco a comprender el por qué una persona decide pasar por todo el proceso.

Puedes encontrar el arte de Edel y apartar una cita con él en… Fb OFICIAL: Edel Roa. Fb DEL ESTUDIO: Aqueronte Tattoo. INSTAGRAM: edel_roa_tattoo. TELÉFONO: 66419811. UBICACIÓN: sobre Periférico Norte y el viaducto elevado, en el norte de la CDMX.

20


Herramientas para escritores

C

uando Melissa, Rubén y su servidor creamos esta revista, teníamos (aún tenemos) entre otros objetivos, dar un espacio a cualquiera que le guste escribir y quisiera mostrar un punto de vista. En nuestros primeros números (o los únicos que hay hasta la fecha) teníamos cuentos cortos, algunos de autoría propia y otros de amables colaboraciones, pero, ¿qué pasa con t o d o s l o s e s c r i t o re s q u e n o s e conforman con un cuento corto? Aquellos que tienen en su mente la próxima gran novela, la siguiente saga que pondrá al mundo en ascuas y arrasará en las librerías. También no falta quien quiera escribir un libro solo para subirlo a Internet, sin ánimo de lucro; o algún escrito ya no de literatura, sino de teatro o de la gran pantalla.

21

Es cierto que para escribir solo se necesita un lápiz y un cuaderno, o podemos tomar el ejemplo de J.K. Rowling, que hizo varias copias de sus libros al no poder enviarlos a diferentes agencias. Lo cierto es que si estás leyendo este artículo, muy probablemente tengas acceso a una computadora e internet. Entonces sería obvio que si piensas escribir un libro, uses tu computadora, y si bien el Microsoft Word no está nada mal, hay mejores opciones; herramientas diseñadas para escritores tales como Adobe Story o Scrivener. Ambas son excelentes en su uso y cumplen con su propósito estupendamente, pero también son caras, y aunque ciertamente se pueden bajar “pirañas”, el riesgo de infección de algún malware o que las herramientas dejen de funcionar por que se da cuenta de es pirata (pregunte a los amantes de Corel Draw pirata cómo se siente), es una amenaza real.


Por eso, en esta ocasión traemos para ustedes algunas herramientas diseñadas para escritores, las cuales son open source. “¿Open source…? no gracias yo soy straight”. Algunos de nuestros lectores ya sabrán sobre el término open source, pero p u e d e q u e a l g u n o s n o . Po r e s o explicaremos de manera breve qué significa. La omnisciente Wikipedia lo describe así: “El código abierto es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta. Se enfoca más en los beneficios prácticos (acceso al código fuente) que en cuestiones éticas o de libertad que tanto se destacan en el software libre. Para muchos el término ‘libre’ hace referencia al hecho

de adquirir un software de manera gratuita, pero más que eso, la libertad se refiere al poder modificar la fuente del programa sin restricciones de licencia, ya que muchas empresas de software encierran su código, ocultándolo, y restringiéndose los derechos a sí misma”. Como se puede entender, el código abierto -u open source- son desarrollos de software cuyo código está disponible para ser visto, estudiado, modificado y distribuido libremente, lo que nos garantiza que no hay nada oculto en él, que siempre estará disponible y sobre todo, que es gratuito. No hay que dejarse llevar por la idea de que al ser gratuito tiene menos características o es de menos calidad. Si no me creen, veamos qué nos ofrece el código abierto.

BIBISCO. Esta belleza está pensada para escritores y según dice su página, tiene una interfaz simple que por medio de pestañas, te facilita armar una novela.

Como se puede ver en la captura, su sencillez y elegancia ayuda a no distraer al escritor, mientras que proporciona poderosas herramientas para que escribir sea más organizado. Una de las más útiles es la creación de personajes.

En esas pestañas nos propone dos tipos: principales y secundarios; cuando se agrega un personaje, el programa hace una serie de preguntas que ayudarán a darle más credibilidad y profundidad.

22


Y tú, ¿estás en “la zona”?

Como se puede apreciar, es posible agregar hasta imágenes de cómo luce el personaje (por ejemplo, digamos que Aaron Vilgins se parezca a un adolescente de tez blanca y ojos grises, o poner una foto de Zack Efron y darle ese look). Las preguntas le dan vida al personaje, inclusive buscan darle un pasado y tratan de darle un rumbo. También tenemos la pestaña de lugares.

También te permite poner nombre a cada escena, así como apuntes y notas. En esta pestaña también tenemos lo que sería la piedra angular del programa: el editor de texto. Esta ventana es algo sencilla, pero con todas las herramientas y características que se utilizan para escribir, nada de barras estorbosas o de miles de herramientas que no usaremos jamás.

23

Te ayuda a crear escenarios congruentes y de esta manera, tener en un solo espacio todos los lugares donde la novela se desarrolla. Si estás pensando como el maestro Stephen King, donde se supone que todas sus historias comparten el mismo universo, esta capacidad es de mucha utilidad para seguir el curso de las historias en diferentes lugares. La siguiente pestaña nos da la otra gran herramienta de esta aplicación: los capítulos. Puedes separar por capítulos y escenas.


Una característica muy potente es la capacidad de tener revisiones, es decir, se puede escribir un texto, pero si es revisado y algo no nos gustó, podemos crear una revisión y modificarlo. Ambas versiones se quedan para ser comparadas. Nuestro amigo Bibisco cuenta con corrector ortográfico por si acaso se nos va la onda, pero no hace milagros. O t ra g ra n ca ra c te r í s t i ca d e e s ta poderosa herramienta está en la pestaña de análisis. No permite ver la longitud de los capítulos, donde aparecen los personajes, su cronología, qué sucede en cada lugar, cómo se mueven los hilos creados y el punto de vista de cada capítulo. Por último tenemos cuatro pestañas: exportar, que nos permite armar la novela en formato PDF o RTF, y también como archivo; de esta manera puedes mover la novela entera de equipo. En la pestaña de ajustes se le puede cambiar el idioma y tiene algunas opciones sobre el texto. En la pestaña de información, muestra todo lo referente a Bibisco, como su autor, sus traductores, la versión, licencia, y una cuenta en Paypal para donar. En la última pestaña están lecturas sugeridas, donde nos muestra algunos libros para ayudarnos a escribir; posiblemente un pequeño comercial pagado, completamente inocuo para el uso de la poderosa aplicación. Es ta p o d e ro sa h e r ra m i e n ta e s tá disponible para Mac OS, Windows y Linux. Algo que me gustó mucho es que es portable, y por lo mismo puedes tenerla en una memoria y escribir en cualquier máquina (por ejemplo la escuela, oficina, la casa de tu abuelita o computadora de la tía Romina). En fin, no es necesaria su instalación.

24


FOCUS WRITER. Si de sencillez y elegancia hablamos, Focus Writer es nuestro gallo. Siendo simplemente un procesador de texto con el menor número de distractores posibles, inclusive su barra de herramientas no está a la vista, dejando solo una pantalla con un espacio para escribir. Siendo esta su vista normal, algo interesante es que puedes modificar algunos parámetros, tales como la imagen de fondo. Si estás escribiendo una novela épica, ¿qué tal un fondo de pantalla como inspiración? O si estás escribiendo algo tipo “El lobo estepario”, ¿por qué no el Grito de Munch como fondo? Aquí dos ejemplo de esta modificación.

El último ejemplo, el del bosque, es completamente personalizado; escogiendo yo la imagen de fondo, así como el color y la opacidad del espacio para escritura. 25


Aunque la sencillez sea su lema, cuenta con las herramientas básicas para poder ser un completo procesador de palabras. Por otro lado, tiene una característica de lo más interesante, que son las metas. Estas son un contador diario de tu progreso y otro de tiempo. El contador de progreso diario es capaz de mostrarte tu desempeño a los largo del tiempo.

Sumando más puntos tiene más características básicas, tales como revisor ortográfico (tampoco hace milagros), estadísticas sobre el trabajo, modo portable, auto salvado, soporte de varios documentos a la vez, sesiones (sí, varios pueden usar el mismo programa pero con diferentes sesiones).

Focus Writer está disponible para Windows, Mac OS y Linux en más de 20 idiomas y tiene algo que hará feliz a cualquier escritor: se puede configurar para que se oiga como máquina de escribir. En lo personal, veo este programa más como una herramienta para crear cuentos cortos o relatos, que para estructurar novelas largas.

26


MANUSCRIPT. Esta poderosa aplicación contiene un estructurado sistema para la elaboración de no solo novelas, sino cuentos, sagas completas y textos académicos o científicos; esto te lo hace ver inmediatamente en su pantalla de bienvenida.

Para mostrar la aplicación, elegimos una novela. He aquí una muestra de lo que nos aparece:

La aplicación nos ayuda a organizar las ideas e inclusive nos permite numerar las novelas en caso de que sean más de una. En resumen, podemos abreviar la trama de la novela en un párrafo, una página o inclusive una hoja. Una de las características más interesantes es la gestión de personajes, ayudando a dar profundidad y credibilidad a los protagonistas de la novela:

27


El apartado de personaje nos permite ver asignarles un rol (principal, secundario, menor) y un color para poderlo ubicar en tiempo y espacio, además de algunas preguntas para darles más vida. El siguiente apartado es trama. Este nos ayuda a darle coherencia a lo que se escribe por medio de hilos; estos hilos de igual manera pueden ser principal, secundario y menor. Consta de dos simples preguntas: descripción y cómo termina. También incluye una pestaña de pasos para su resolución, que aunque no parezca, es una excelente guía para no perderse en la trama.

El siguiente apartado es respecto al mundo en el que escribimos. Es muy sencillo, donde definiremos un lugar con un nombre y su breve descripción. El siguiente apartado es esquema, donde podemos ver los capítulos, su avance y poner un resumen de ellos. El último apartado es redacción. Este es donde vamos a lo que vamos: escribir, donde nuestra novela toma forma y se crea el contexto para dar vida y movimiento a todo lo anterior. El último apartado es depurar. Ahí tenemos condensada toda la información que escribimos arriba. De modo cuantitativo y cualitativo, nos permite poner etiquetas para diferencias (tales como investigación, borrador, escena).

De igual manera, Manuscript cuenta con corrector ortográfico, capacidad para importar y exportar nuestra novela, contador de frecuencia y distintas vistas (por ejemplo el modelo de nieve, muy popular en estos ambientes). Es portable, por lo cual se puede tener en una memoria y usarse en la escuela, oficina o casa de la tía Chona. También está disponible para Windows, Mac OS y Linux. En lo particular, se me hizo un poco complicado de usar y ciertamente poderoso, pero puede que tantas opciones y complejidad nos golpeen en el área imaginativa.

28


OSTORYBOOK. oStorybook es otra aplicación francamente impresionante, pero muy complicada de usar. He aquí una vista de cómo es:

Está estructurado en forma de árbol. La creación de personajes no es algo del otro mundo, pero sí su forma de organizarlos; y no me refiero a lo femenino o masculino, sino más bien a la capacidad de entramar toda la historia por medio de distintas vistas. Se pueden agregar no solo personaje, sino objetos, lugares y permite el uso de etiquetas. Conforme se va creando el mundo, el árbol va cambiando para hacerlo más fácil de interpretar. Una característica muy útil es el menú de “Nuevo”, en el cual no solo podemos agregar hilos, capitulos, partes y escenas. También podemos agregar relaciones entre personajes, géneros (¡así es amigos y amigas, también podemos tener género gato o helicóptero de combate!), categorías de personajes, lugares, objetos, entre otras cosas.

29

La siguiente característica interesante está en el menú de tablas donde se ligan los distintos elementos, por ejemplo hilos, partes, capítulos, etc. Puede que sea algo avanzado, pero es muy útil en novelas de varios puntos de vista simultáneos tipo la saga de Canción de hielo y fuego, donde en muchas ocasiones pasan distintos hilos simultáneos en distintos puntos de vista. Considero que aunque esta aplicación es un poco complicada a comparación de las otras vistas en este artículo, no deja de ser impresionante y potente, aunque mayoría se incline por algo más sencillo. A diferencia de las demás, esta aplicación requiere instalación y Oracle Java actualizado. Está disponible para Windows, Linux y Mac OS.


TRELBY. En su página, Trelby se define a sí mismo como un software gratuito multiplataforma y rico en características. Su interfaz es simple, rápida y elegante; para hacer sencilla la creación de guiones es infinitamente configurable. Dentro de sus características, se cuenta con que ayuda a la escritura en formato correcta de guiones, autocompletado y revisión ortográfica; se puede cambiar la vista, tal como pantalla completa, borrador. Una base de datos con más de 200 000 nombres para personajes, provenientes de varios países. Aunado a lo anterior, tiene una característica muy interesante de poder situar a los protagonistas en tiempo, escena e inclusive diálogos. Puede exportar a PDF de manera nativa y es altamente configurable. Por último les pido que si alguno de ustedes usa una herramienta de estas, den crédito a los creadores (o por lo menos a la herramienta) para así contribuir un poco y dar reconocimiento a quien desinteresadamente nos ayuda con herramientas de calidad.

Es complatible con Windows y Linux (¡so sorry, Mac!), mas requiere instalación. Si se preguntan por qué doy tan pocas especificaciones de este software, es que debido a su configuración, no soy capaz de entender esta herramienta, la cual la sentí más orientada a guiones de teatro o películas, no a obras literarias; así que a todos aquellos que escriban el tipo de material anteriormente mencionado, los invito a usarla y reportarnos qué tal esta. Con esto terminamos nuestra recapitulación de programas. Si bien hay más, liste los que considero más útiles o accesible. Y recuerden, todas estas herramientas son liberadas con licencias que nos garantizan su uso gratuito y sin ninguna clase de sorpresa, tales como cobros, molestos anuncios en pantalla, bloqueo de funciones, etc.

[Hugo Valera Michel es hacker ético certificado, pero mata dragones por las noches y castiga a los hombres malos cuando no trae hambre. Cuenta la leyenda que, como el Neo, todo lo veo con ceros y unos color verde, y puede entrar y salir de la Matrix a placer. No te va a formatear una tiznada tu lap por más que le insistas, pero te puede enseñar a jugar Magic como todo un campeón. Es apasionado por las letras y firme creyente de que la cultura enriquece el espíritu del ser humano.]

30


Qué bonitos ojitos.

Q

ué belleza fue tu nacimiento, aunque no escuché tus llantos. La salida del hospital fue problemática, más bien bastante apresurada. Dijeron que estabas enfermo. Te tomé del cunero rápidamente entre mis brazos, comencé a recorrer todos esos largos pasillos en el hospital, escondiéndonos en armarios mientras nos buscaban. El día se hizo noche. No logramos salir hasta que esa enfermera tan alta nos guió hasta la salida, ese callejoncito que terminó en una capilla azul con poca gente sentada. Sabía que debía correr pues no quería que lloraras. No, mi amor. Ese lugar tan raro solo tenía salida a otras iglesias, cada una de un color diferente y todas llenas de gente que parecía hablar otro idioma, pero creo que era por el cansancio y la presión por llevarte a casa. Valerosamente, no lloraste ni una sola vez. Ojitos que enamoran, aunque la primera vez que los abriste una niebla los empañó y eras un poco diferente de todos los bebés. El color de tu piel no era rosado, ni tu olor suave y puro; pero vaya, ¡eres mi adorado hijo! Estabas tan hambriento que en vez de tomar leche de mí, me lastimaste y disfrutaste más la sangre. 31

El día que las úlceras, las llagas y el dolor no me permitieron amamantarte más, fui a la calle a buscar algún animalito para que pudieras comerlo. ¡Qué tierno era aquel gatito atigrado! Al parecer te gustó y desde ese día era necesario salir de paseo para alimentarte. Ojitos sin niebla, pero ahora con un cuadrito alargado en el centro y una coloración marrón alrededor de él. Tienes unos piquitos en tu espalda y muy abultadito el vientre. No te llevaré al doctor. No quiero sus complicaciones, medicinas ni su papeleo; así estamos bien tú y yo en esta casita de cartón, lámina y llena de amor. Aparte, no nos hace falta nada, tenemos alimento y refugio. 3 meses y ya gateas, ¡eres tan especial! Has dormido una siesta, cariño, y qué bien. Llegamos tranquilamente a casa de don Rómulo y podremos comprar un poco más de leche, cuando me paguen por cuidar a su nieta. Al escuchar llorar a la nena, fui a preparar leche para ustedes dos, pero al llegar a su cuarto me di cuenta, al mismo tiempo que los biberones caían al suelo, que no era necesario ni un solo biberón más.


Te malacostumbre a comer animalitos. Tendré que castigarte, mi vida. Comer… Nenas… No... La puerta de la casa está atrancada; tengo que cambiarte con ropita limpia. Risita tan hermosa que tienes, eres una adoración, aunque mira… tus bellísimos ojos son diferentes. Ahora son ámbar enteramente, con una bolita negra en el centro. Ojitos normalitos, qué dulzura. Tu piel es gris… ¿será que tienes frío? Sí, eso ha de ser. Usarás otra chamarrita y envolveré tus manitas en estas telas; espero no las rompas con esas afiladas uñitas. Está lloviendo mucho y no podemos volver a casa. La policía está buscándome y no puedo permitir que después de todo lo que he pasado, me alejen de ti. Jamás sucederá. Tres meses y medio tienes. Has dado tus primeros pasitos, ojalá pronto pueda escucharte decir “mamá”. ¡Qué ilusión! Llevas varios días sin dormir, ¿será que tienes hambre? ¿Por qué no pestañeas nunca? Hoy sigue lloviendo, creo que no podremos dormir en el callejón. Mi bebé, vamos al albergue. ¿Pero qué escuché? ¿Dijiste “dame”? ¡Es tu primera palabra, mi vida! — ¡Dame! — ¿Qué es lo que quieres? Ah, el gatito. Vamos por él.

En el albergue nos instalamos en una orilla apartada, donde nadie pueda ver lo demacrada que he estado estos días. Gritos, escucho gritos. ¡Maldita sea! me quedé dormida y mi adorado bebé ya no está junto a mí. Busco el origen de los ruidos. Una mujer patea algo pequeño y de color morado que rebota contra la pared. Corro hacia mi hijo, ¡mi hijo! Lo levanto y salgo rápidamente del albergue, a ocultarnos, de nuevo, entre las calles. — Dame, dame. Aún escurre sangre de su boquita. — ¿Tienes hambre, angelito mío? — Dame ya, ¡ya! —contesta con voz taladrante, chillonamente angelical. Entre la lluvia nocturna y un corazón hecho pedazos, me siento en una banqueta abrazando a mi hijito, permitiendo que se alimente de mí. Muerde y arranca pequeños pedazos, hasta que le pido que pare. En el punto más oscuro de la noche, trato de buscar un lugar donde ocultarnos. Estoy desesperada, necesito ayuda. No puedo cuidar a esta criatura sola. Ojalá el cobarde del padre estuviera cerca. Entramos a un callejón. En la basura busco algo con qué alimentarme, hace algunos días que no como. Al final del callejón, hay una puerta pequeña entreabierta, seguida de algunas escaleras para bajar, una luz tenue, y mi nene sigue sin cerrar los parpados ni un momento.

32


Pasillos que se dividen y sonidos lejanos. Aquí ni la policía ni los encargados del albergue nos buscarán. El dolor aumenta en mis brazos, cuello y pecho. Casi no puedo cargar a mi bebé. Continúo caminando lentamente. El camino se divide, tomo el de la derecha, y más adelante de nuevo hay dos caminos. Vuelvo a elegir la derecha. El camino se extiende, atravieso algunas puertas y elijo algunas veces derecha, algunas veces izquierda. Una luz amarilla se cuela por debajo de una puerta en la pared. Para mi sorpresa, detrás de ella encuentro una capilla. Es algo familiar que ya había sentido: algunos extraños cánticos y el olor de basurero encerrado, perfumado con incienso, pero no logra ocultar del todo un olor delicioso y pegajoso, como esa revoltura de fruta podrida con pedazos que aún puedes comer.

Me siento en una banca amplia; es algo extraño que haya varias mujeres recostadas en el piso. Mi nene sale de entre mis brazos y se dirige a alimentarse de ellas, que apenas con gemidos se resisten. Las huele, las mordisquea y causa un suave vaivén de sus cuerpos. Es una figura pequeña de color negro brillante, ¡estoy tan orgullosa de mi amor chiquito! Ya puede cazar él solito. Es una majestuosa catedral. Aquella imagen de Dios es poco familiar: mide más que árbol de Navidad de la plaza. Siento asco y a la vez estoy maravillada, quiero entender esos… ¿Brazos, aletas, ramas o patas? Gelatinosos que penden de la efigie. Esa decoración con jirones de piel, creo que le hacen falta más para que pueda ser una imagen digna de esa deidad.

Herramientas para escritores

. Algo no está bien. No es un lugar seguro para mi hijo. Los santos a los que adoran estas personas me son poco familiares, no les hallo forma ni reconozco sus oraciones. Debo encontrar la puerta de salida pero, ¿para ir a la cárcel y me roben a mi nene?. Finalmente cuando veo una puerta, entramos en otra capilla, pero es mucho más grande, como una catedral de color verde. El miedo y el cansancio no son dos cosas que pueda soportar juntas hoy.

33

Llegan más personas a la iglesia, tal pareciera que también he llegado a tiempo para la “celebración”. Aquí estoy a gusto y protegida. Espero que mi adoración termine de comer para llevarlo con el sacerdote. Su vestimenta parece un vitral vivo, ¡qué bonitos ojos amarillitos que no necesitan parpadear! Al caminar lentamente por el pasillo central, las personas reunidas se hincan mientras paso a su lado. Sus cuerpos están rodeados de brazos increíblemente huesudos, algunos llenos de gangrena, sarna, gusanos amarillentos, lomos llenos de alguna especie de garrapatas pero más grandes. Todos ellos se cubren con telas viejas. Uno especialmente despreciable tiene piel muerta cosida a sus pies y carga una bolsa llena de roña, que de vez en cuando se mueve.


El olor que producen es peor que los desechos del hospital revueltos con los de un bar. Lo peor son sus rostros brillantes que se derriten muy lento. La vista se nubla, la fuerza me falta y el estómago no quiere estar un segundo más aquí. No logro llegar cerca del sacerdote, pues manos muy babosas, como de pescado podrido con desperdicios añadidos, me apartan del pasillo. Me sientan en la orilla de una banca y llevan a mi hijito ante el sumo sacerdote. Con los ojos entrecerrados, admiro sus divinos ojitos amarillos. Solo percibo cánticos guturales, más viejos que este mundo, largos y agresivos. Cada vez más débil, tranquila y en paz. Mi bebé está en un lugar seguro.

[PurriLovecraft es cazadora de películas extrañas y con monstruos (busca la pelicula Tusk). Tiene muchas teorías acerca de Mullholland Drive. Es ferviente adoradora del chocolate y el té chai. Adicta a los juegos de video y de rol misteriosos, oscuros y sangrientos. En su tiempo libre destruye economías galácticas en compañía de sus amigos. Disfruta de dejar a las personas con más preguntas que respuestas. Purrilover (o sea, le gustan los gatos. Mucho).]

34


Amor, desesperación y esperanza Yo Soy. Soy el frío de tu ser. la parte más oscura de tu alma. la locura de tu mente. la sombra en tu luz. y la muerte en tu vida. La noche de tu existencia. soy el deseo de tu espíritu. soy la verdad de tu vivir. Soy la mentira de tus palabras. soy innegable en tu mundo. Soy tu maldad oculta. soy ajeno a tu respiración. soy el fruto prohibido. El peor de tus miedos. Tu visión del paraíso. Tu salvación y condena. yo soy…

35

Compendio parte 2

Presentación. Nací del caos y la oscuridad. Desperte en la locura y el delirio, ira y venganza fueron mi vida, lujuria y deseo mi muerte. Yací en la ansiedad y desesperación; pertenezco al olvido y la ausencia.

Bailemos. Baila conmigo, entre la locura y la cordura; entre las sombras y la luz. El bien y el mal, entre la pasión y la lujuria, el placer y el dolor. Bailemos, que tenemos la eternidad por delante. Bailemos al son de la realidad. Bailemos entre el tiempo y el espacio. Entre la vida y la muerte. Entre el sonido o la estridencia. Entre la grandeza o la demencia. Bailemos para siempre. no importa el momento, el lugar, el cansancio, el dolor o la música. Solo bailemos.


Obligación. Obligarte a caminar y sonreír mientras tu mundo se desmorona, dando apariencia perfección. Belleza decadente sostenida por mi voluntad mancillada por los años de lucha. Hasta el último instante seré leal, hasta el último segundo seré quien soy. Mascarada de cotidianidad, fortaleza derruida para ocultar la debilidad. Cómo pago el cansancio y una promesa de paz, esta soledad bastión de mi alma fuerte contra la tormenta débil contra el verano es mi salvoconducto para sobrevivir al nosotros. Mantenerme de pie sin piernas, mientras los golpes como ráfagas de viento azotan, cansando, solo, iracundo, triste, melancólico, pero jamás derrotado.

Serenidad. Es esa calma que conlleva tu mirada. Aquel reflejo de amor que se aparece en ojos. Tus labios alimentan mi amor y nutren mi alma. Esa serenidad que embelesa mis sentidos. El dolor y la agonía se van cuando tu abrazo consuela mi ser. Es tu mirada afable entre la maldad de mundo e indulgente con la mía. Es tu mano un pilar de mi dolor que sostiene mi cansado cuerpo depuesto de la batalla de todas la noches. Es tu amor una bendición del dios que me maldijo. Es tu rostro retrato de mi amor y tu cuerpo escultura divina. Eres quien volvió a la vida a este ser derruido en el olvido. Tu luz alumbra el camino de mi sentir. Ahora el miedo se disipa y el odio se desvanece. Ahora tu amor me sana.

36


Lux febrero  

Revista para todos aquellos amantes de la cultura en todas sus formas.

Lux febrero  

Revista para todos aquellos amantes de la cultura en todas sus formas.

Advertisement