Page 1

> POLÍTICA ELECCIONES AMARRADAS A pesar de la insistencia de diversos grupos políticos de consultar a la base para la elección del próximo dirigente, las voces no fueron escuchadas y se tomó la decisión de que sea el Consejo Político quien elija al siguiente líder priista. La disposición ha dado más revuelo a los conf lictos y las elecciones no tendrán credibilidad. Incluso José Alarcón Hernández, presidente de la Comisión estatal de Procesos Internos del PRI, insistía en que las elecciones serían limpias y sin más descalabros para el Revolucionario Institucional, ahora arremete en contra. Y es que la mayoría de los integrantes del Consejo Político del PRI son funcionarios de la administración marinista. Tan sólo el directorio estatal de dependencias y personas a cargo se encuentran poco más de 200 consejeros, quienes colaboran con Mario Marín en puestos directivos de un total de 653 integrantes del consejo. Todo apunta a unas elecciones donde sólo se escuchará una voz, la de Mario Marín Torres. Los candidatos opositores lo saben e incluso prevén los resultados, por ejemplo, Germán Hickman, aspirante a dirigir el Partido Revolucionario Institucional que dijo, “es bien sabido por todos los ciudadanos y militancia, el primer priista siempre es el gobernador en turno, no estamos descubriendo el hilo negro”, por lo cual inf luye en la designación del próximo dirigente. LOS OTROS CANDIDATOS La corriente que apoya a López Zavala es clara, por otro lado, han surgido diversos candidatos, los cuales ahora tratan de hacerse de mayor capital político; sin embargo, ninguno tiene el peso suficiente por sí mismo. Quien pudo hacer la batalla en contra de Zavala, fue Enrique Doger Guerrero, ex presidente municipal de la capital poblana y uno de los principales opositores al marinismo, pero se retiró de la contienda para llevar a cabo la diputación. De tal forma, se visualizan cuatro candidatos más. El primero de ellos, Alberto Jiménez Merino, diputado federal. Al candidato se le identifica con varios gobernadores, entre ellos, Mario Marín, Melquiades Morales y Manuel Bartlett por haber colaborado con ellos y pudiera ser un elemento de unidad.

22

Llave

LA CORRIENTE QUE APOYA A LÓPEZ ZAVALA ES CLARA, por otro lado, han surgido diversos candidatos, los cuales ahora tratan de hacerse de mayor capital político; sin embargo, ninguno tiene el peso suficiente por sí mismo.

La nueva oposición Por primera vez, el PRI perdió la mayoría del Congreso local, de los ayuntamientos y la renovación del ejecutivo estatal. Además, se comenzará como oposición debilitado y con una gran crisis interna. El candidato a la dirigencia estatal del PRI de Puebla, Jiménez Merino vaticina, el Revolucionario Institucional se hundirá en un proceso de debilitamiento y se agravará con la designación del candidato del gober precioso. “El PRI poblano corre el riesgo de sufrir mayores fracturas y de estrenarse en la entidad como partido opositor débil, desarticulado y con una dirigencia desfondada”. Si la renovación del Comité Directivo estatal se deja en manos del actual Consejo Político estatal y se lleva a cabo a finales de octubre, López Zavala será impuesto como sucesor de Alejandro Armenta, actual dirigente estatal del PRI. Lo anterior ocasionará que los grupos políticos que en el sexenio marinista fueron excluidos o se automarginaron del PRI, sigan alejados e incluso se unan a otras corrientes partidistas.

De igual forma se le vincula con Beatriz Paredes. Jiménez Merino fue rector de la Universidad de Chapingo, ha sido diputado federal en dos ocasiones y dirigente estatal campesino, se ha destacado en el medio agropecuario. Por otro lado, se postula el ex dirigente municipal del PRI, Jorge Morales Alducin. De igual forma se postula Jorge Estefan Chidiac, ex diputado federal, hombre de estudios y destacado en finanzas públicas, pero sin fuerza al interior del partido. Por su parte, Germán Hickman, partidario de Roberto Madrazo es un candidato más.

Por último, el ex secretario particular del gobernador Mario Marín, abogado y catedrático, Guillermo Deloya Cobián se lanzó por la candidatura y se asegura es la segunda carta de Mario Marín. En medio de la pugna, el actual dirigente estatal del PRI, Amenta Mier, se inclina porque el CEN nombre a un delegado especial quien se haga cargo de las elecciones o al menos las vigile. Los priistas poblanos temen lo peor, la designación de Zavala. Y es que de ser así, el PRI iniciaría nuevo rol de oposición con más divisiones internas y sin fuerza política, ni credibilidad en la ciudadanía.

469_22  

22 Llave 22 LA CORRIENTE QUE APOYA A LÓPEZ ZAVALA ES CLARA, por otro lado, han surgido diversos candidatos, los cuales ahora tratan de hacer...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you