{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

AÑO 9 • NÚMERO 113• OCTUBRE 2018

El padre Alejandro Solalinde relata sus andanzas como misionero itinerante Falun Dafa: la disciplina espiritual perseguida por el gobierno chino Ciudades emblemáticas del movimiento del 68: París, Praga y Ciudad de México

Justicia

para todos


PREPÁRATE PARA CONOCER EL ENCUENTRO DEL AÑO

DOS AUTORES BESTSELLERS – UNA NOVELA INCREÍBLE

PB • ON SALE OCTOBE

R 9 • 9780062868671

B

PB • OUT NOW • 9780062792167

K EC

Y A L B E R TA

LL

I

A AD

M S I LV E R A

PB • OUT NOW • 9780062688514

Beck y A lber talli photo by Decisive Moment Events; Adam Silvera photo by K .W. Strauss; ar t by Jef f Östberg


EXPERIMENTACIÓN Y VANGUARDIA octubre 10 – noviembre 11, 2018

#VérticeUNAM culturaunam.mx/vertice M68 Inauguración Ópera de cámara | México

Luciérnaga Ópera para soprano, actor, ensamble de cámara y multimedia. 12 días de encierro no apagaron su luz Gabriela Ortiz, música Silvia Peláez, libreto, Ludwig Carrasco, dirección musical Alejandro Escuer, director artístico de ÓNIX Ensamble Cecilia Eguiarte, soprano David Attie, director de escena José Juan Sánchez, actor Sala Miguel Covarrubias 10 de octubre I 7:30 pm 11 de octubre I 8 pm 13 de octubre I 5 pm $200* Música contemporánea | EUA

Bang on a Can All-Stars Greatest Hits

Sala Miguel Covarrubias 14 de octubre | 7 pm $250*

Pablo Gómez, charla introductoria 6:30 pm (con boleto)

Danza | Austria

The Cult of Personality

Arturo Fuentes, director Eva y Anna Müller, coreografía y danza Foro Experimental José Luis Ibáñez 18 y 19 de octubre | 6 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado

Danza | EUA

pause,

Deborah Hay, coreografía y dirección Eric Geiger, Jess Humphrey y Leslie Seiters, co-coreografía y performance Salón de Danza 19 y 20 de octubre | 7 pm; 21 de octubre | 6 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado

Danza | Israel

Vertigo Dance Company

White Noise Noa Wertheim, directora artística Ran Bagno, música Roy Oppenheim y Zohar Sharon, directores musicales Sala Miguel Covarrubias 24 y 25 de octubre | 8 pm $150*

Ópera | Bélgica, México y Puerto Rico

Harriet

Hilda Paredes, composición Lex Bohlmeijer y Mayra Santos-Febres, libreto Manoj Kamps, director concertador Jean Lacornerie, director de escena Claron McFadden, soprano HERMESensemble Sala Miguel Covarrubias 19 de octubre | 8 pm $200* M68 Música contemporánea | EUA

JACK Quartet Sala Miguel Covarrubias 20 de octubre | 7 pm $180*

Pablo Gómez y Cristina García Islas, charla introductoria | 6:30 pm (con boleto)

Ópera | México y EUA

Dada Divas

Jacqueline Bobak, música y concepto Cordelia Istel, directora Con Carmina Escobar, Micaela Tobin, Jaqueline Bobak y Meltem Ege Auditorio del Museo Universitario Arte Contemporáneo 26 de octubre | 5:30 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado Conferencia performática y teatro experimental | Argentina

Liebeszauber: amor brujo. Conferencia sobre amor e internet y Mamadera Gael Policano Rossi, actor

Sala Carlos Chávez 28 de octubre | 1 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado Contenido explícito, sólo para mayores de 18 años

Programación, precios y horarios sujetos a cambios. *50% de descuento para estudiantes, maestros, UNAM, INAPAM y jubilados ISSSTE e IMSS con credencial vigente. Actividades y eventos para mayores de 15 años.

Experimentación vocal | Alemania Sarah Maria Sun, soprano Johannes Fischer, percusiones Sala Miguel Covarrubias 28 de octubre | 6 pm $200* Danza | Suiza

Instalación VR_I Gilles Jobin

Salón de Danza 8 al 11 de noviembre | 1 a 8 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado M68 Música contemporánea BECKETT TRANSDISCIPLINAR

| México

Ensamble Vértice

Ludwig Carrasco, director Sala Rosario Castellanos, Casa del Lago Juan José Arreola 10 y 11 de noviembre | 5 pm ENTRADA LIBRE | Cupo limitado Experimentación vocal | México

Voces. Pieza acusmática multicanal

Alejandra Hernández, compositora 10 de noviembre al 10 de febrero de 2019 Espacio de Experimentación Sonora, Museo Universitario Arte Contemporáneo Miércoles, viernes y domingos 10 am a 6 pm Jueves y sábados | 10 am a 8 pm Jueves a sábados $40* Miércoles y domingos $20 (2x1 estudiantes)


EDITORIAL / JUSTICIA

“No desesperen. La miseria que ahora está sobre nosotros no es más que el paso de la codicia, la amargura de los hombres que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que tomaron del pueblo volverá a la gente.” Casi setenta años han pasado desde que Chaplin soltara aquella frase en El gran dictador y muchos nos seguimos preguntando cuándo ocurrirá aquello. Y ya que la duda no deja de ser un tanto triste y un tanto desesperante, quizá debamos dar un giro al cuestionamiento. Dejar de esperar y comenzar a actuar; abandonar el cuándo para construir un cómo. Allá donde pongamos la vista, encontraremos pancartas y gritos clamando por justicia: nos sacuden, por ejemplo, las viejas afrentas y dolores causados por la masacre de estudiantes en 1968, pero también las nuevas: las de la persecución padecida en China por los practicantes del Falun Dafa. Ya sea en la literatura o en los noticieros, encontramos personajes que, hartos de esperar, han decidido tomar la justicia en sus manos, pese a los sacrificios que esto pueda representar, como es el caso del padre Alejandro Solalinde. Bienvenido seas, lector, a este número de Lee+ en el que nos adentraremos en algunas de las muchísimas aristas del concepto justicia. Esperamos no sólo que sea de tu agrado y te lleve a la reflexión, sino que nutra tu conciencia de nuevas formas para construir un mundo justo sin apelar a la violencia, la rabia o la desesperación. La justicia la hacemos todos

08

20

Falun Dafa: morir por tus creencias

ÍNDICE 14 Emblemas de la resistencia / Rodolfo Villagómez 16 La medicina patógena / Itzel Mar 18 Ida Vitale / Mario Bojórquez 22 Entrevista a Becky y a Adam / Yara Sánchez de la Barquera 24 Justicieros de papel / Infografía 26 Distopía justiciera / Fabián Aranda 28 Entrevista a José Memun / Tatiana Nogueira 30 Arte feminista contra la injusticia / Carlos Blas-Galindo 32 Justicia relativa o relatosa / Karen Chacek 34 Señor Arreola / Raquel Castro 36 Perfil Editorial / Turner México 38 Diario de Invierno / Christian L. Volkmar 40 Toco una llaga: es mi memoria / Sandra Lorenzano 42 Mujeres compositoras / Osiris Domínguez 44 Reseñario / Novedades editoriales

sergio@revistaleemas.mx Editor audiovisual Edwin Reyes Maya edwin@revistaleemas.mx Editor web y redes sociales Víctor García victor@revistaleemas.mx Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

¡Anúnciate con nosotros!

DISTRIBUCIÓN NACIONAL EN TODAS LAS LIBRERÍAS GANDHI

(55) 5335 1327 / 4437 8303 contacto@revistaleemas.mx

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De La Barquera Vidal, Información: (55) 5413 0397, Ventas Publicidad: (55) 5335 1327. Editado por www.taraediciones.com Correo electrónico: contacto@revistaleemas.mx, Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V., Dirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Multigráfica Publicitaria S.A. de C.V. en Avena núm.15 Colonia Granjas Esmeralda. Iztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Librerías Gandhi y la casa editorial se deslindan de los mensajes expresados en los espacios publicitarios cuya responsabilidad pertenece al anunciante. Hecho en México.

Yara Sánchez De La Barquera

En portada: Atticus Finch, creado por Harper Lee en Matar a un ruiseñor, interpretado por Gregory Peck. Oscar a Mejor Actor, 1962

Entrevista a Alejandro Solalinde

Directora General y Editora Yara Sánchez De La Barquera Vidal yara@revistaleemas.mx Asistente editorial Fabián Aranda fabianaranda@revistaleemas.mx Directora de difusión cultural Beatriz Vidal De Alba beatriz@revistaleemas.mx Directora de marketing Tatiana Nogueira tatiana@revistaleemas.mx Promoción y difusión Fabián Vásquez Escalante fabian@revistaleemas.mx Diseño y arte Alejandro Klamroth alets@revistaleemas.mx Director de fotografía Sergio Mendoza Hochmann

Encuéntranos a nivel nacional en: FILIJ • FIL GDL • FIL Minería • FIL Zócalo • Cine Tonalá • Cineteca Nacional • Universidades, preparatorias CDMX y área Metropolitana • Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández en Bellas Artes • Orquesta Sinfónica de Minería • OFUNAM •Teatro de la Ciudad Esperanza Iris • Colegio Nacional • UNAM • Universidad IBERO • Universidad ANÁHUAC del Norte • Instituto Mexicano Norteamericano Relaciones Culturales (Monterrey) • Casa LAMM • Biblioteca José Vasconcelos • Museo Nacional de Culturas Populares • Museo Franz Mayer • Centro Cultural España • CONARTE (Monterrey) • CENART• MUAC • Museo Jumex • Museo El ECO • MUCA Roma • Museo Universitario del Chopo • Museo Soumaya “Loreto”• Museo Rufino Tamayo •

ENVÍA TUS COMENTARIOS A: elcliente@gandhi.com.mx VISITA: www.revistaleemas.mx • www.mascultura.mx

/mascultura

/revistaleemasdegandhi

@revistaLeemas @revistaleemas

Esta revista utiliza tipografías Gandhi Sans y Gandhi Serif, diseñadas para una mejor lectura. Puedes descargar ambas fuentes en: www.tipografiagandhi.com

Sucursales: CDMX y Estado de México. *Librería Mauricio Achar Miguel Ángel de Quevedo 121, Guadalupe Chimalistac. Bellas Artes Av. Juárez 4, Centro. Coapa Paseo Acoxpa, Av. Acoxpa 430, Ex Hacienda de Coapa. Coyoacán Felipe Carrillo Puerto 6, Coyoacán. Coyoacán 2 Oasis, Miguel Ángel de Quevedo 222, Romero de Terreros. Coacalco Cosmopol, Vía José López Portillo 1, San Francisco Coacalco.

6

Del Valle Av. Universidad 767, Del Valle Sur.

Satélite Circuito Médicos 5, Ciudad Satélite.

Cuernavaca Av. Teopanzolco 401, Reforma.

Monterrey Centro Av. Hidalgo 1171, Centro.

Querétaro Circuito Jardín 1 y 2, Álamos 3ra Sección.

Lomas Av. de las Palmas 840, Lomas de Chapultepec.

Oportunidades Miguel Ángel de Quevedo 134, Guadalupe Chimalistac.

Guadalajara Centro López Cotilla 1567, Lafayette Sector Juárez.

San Luis Potosí Carranza Av. Venustiano Carranza No. 2301, Las Águilas.

Madero Francisco I. Madero 32, Centro.

Ibero Campus Santa Fe, Av. Prolongación Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe, Ciudad de México. (Acceso solo estudiantes).

Guadalajara Puerta de Hierro Av. Patria 2052, Fracc. Santa Isabel.

Monterrey San Pedro Fashion Drive Av. Diego Rivera 1000, Zona San Agustín.

Aeropuerto CDMX (Terminal 2).

León Campestre Boulevard Campestre 1003-A, Jardines del Moral, Rancho El Pino.

Metepec Plaza Izar, Leona Vicario 936 Poniente, La Purísima. Polanco Av. Presidente Masaryk 353, Polanco. Rosario Town Center, El Rosario 1025, Azcapotzalco. Santa Fe Gran Patio Santa Fe, Av. Prolongación Paseo de la Reforma 400, Santa Fe.

Interior de la República. Aguascalientes Galerías Aguascalientes, Av. Independencia 2351, Trojes de Alonso. Cancún Malecón Américas, Av. Bonampak Súper Manzana 006.

Hermosillo Boulevard Abelardo L. Rodríguez No. 189, Col. Cuartel Cruz Gálvez.

León Puerta Bajío Puerta Bajío, Boulevard de los Insurgentes No. 3356. Mérida Galerías Mérida, Calle 60, 299-A, Revolución.

Monterrey La Rioja Plaza Esfera Fashion Hall Av. La Rioja 245, La Rioja. Playa del Carmen Plaza Corazón Av. 5 Norte, Centro. Puebla Angelópolis La Isla, Angelópolis, Av. Osa Mayor 2902, Unidad Territorial Atlixcáyotl. Puebla Los Fuertes Parque Puebla Czda. Ignacio Zaragoza 410, Corredor Industrial La Ciénega.

San Luis Potosí Centro Av. Venustiano Carranza No. 312, Centro, Edificio Ipiña. Tijuana Pavilion Plaza, Paseo Héroes 9111, Esq. General M. Márquez, Zona Río. Torreón Boulevard Independencia 3775 Ote., Fracc. El Fresno. Aeropuertos Guadalajara · Tijuana.

Gandhi en Palacio de Hierro Durango · Centro · Perisur · Coyoacán · Santa Fe · Satélite · Interlomas · Querétaro · Puebla · Guadalajara. Gandhi en Walmart Supercenters En toda la República Mexicana.

Centro de atención telefónica: Área metropolitana: 26 25 06 06. Interior de la República: 0155 2625 0606 (Sin costo adicional).


El librero de... Héctor Manjarrez Nació en la Ciudad de México en 1945. Poeta, narrador, ensayista y profesor en la Universidad Autónoma Metropolitana. Fue editor en Era Ediciones y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Ha sido galardonado con el Xavier Villaurrutia (1983), el José Fuentes de Mares (1998) y el Nacional de Narrativa Colima para Obra Publicada (2008). ¿Prefieres los libros en su idioma original? Pues sí, pero no siempre se pueden tener, ya no hay librerías francesas. En los setentas, la librería francesa que estaba en Niza y Reforma era muy grande y tenían todas las novedades y todos los clásicos. Había muchos libros de bolsillo, entonces uno iba y se gastaba la quincena. Pero luego se fue haciendo chica y desapareció. Ahora uno vive enriqueciendo a Jeff Bezos, el de Amazon. No tengo muchos libros en francés por una sencilla razón: cuando vivía en Francia no tenía un centavo. Entonces compraba libros de segunda mano, que aun así para mí eran carísimos, o más bien mis amigos me prestaban libros. Los libros franceses más importantes para mí no los tengo. Soy muy fetichista con los libros, pero cuando me preguntan sobre si hay uno especial, me doy cuenta de que no hay ningún libro muy especial o muchos son especiales, pero si te enseño la edición no tiene el menor chiste, muchos son de la vieja colección de Austral. ¿Sueles releer algunas obras? Muchos de los que he leído no los he vuelto a visitar nunca. A veces voy, los saco, los miro… y hay veces en que los empiezo a leer, pero luego uno dice mejor no. Hay muchos libros, como muchas películas, que es mejor leerlos una sola vez. En mis libros escribo tonterías de las que me avergüenzo después, cuando me los encuentro. Por un lado, da pena porque uno dice “que tonto era yo”, pero por otro lado uno dice “que inteligente soy ahora, pues me doy cuenta de lo tonto que era”. ¿Qué autor se repite en tu librero? Por ejemplo, Edmund Wilson. En primer lugar porque es el mejor crítico literario de nuestro tiempo y quizá de todos los tiempos. Y, en segundo, por sus diarios de los años sesenta. Tiene diarios que suceden en la URSS, porque fue ahí para ir a ver cómo era aquello. Estuvo en Checoslovaquia. También están sus recuerdos sobre Scott Fitzgerald, en los que podemos apreciar su vida, esa vida inimagi8

Ojo de lector

Un predilecto

El Emperador Ryszard Kapuscinski Anagrama Ve la entrevista en mascultura.mx

nable para la mayor parte de nosotros gracias a la cantidad de dinero que ganó como crítico. La mayor parte de su vida no quiso dar cursos en la universidad porque lo consideraba monstruoso. Además, el New Yorker le pagaba fortunas por sus artículos, y entonces sí podía, cuando iba a Nueva York, quedarse en los mejores hoteles, ir a los mejores restaurantes… vivir “the high life”. No era el crítico encerrado en polvo, con muchos cigarrillos y muchos papelitos… no, era un tipo que vivía y se enamoraba de muchas mujeres que se enamoraban también de él, a pesar de que era gordo y feo. ¿Compras libros recomendados? Yo crecí fuera de México a partir de los diecisiete años y crecí leyendo bibliotecas ajenas. Quienes me educaban eran mis amigos mayores. En algún momento fue Carlos Fuentes, cuando él y yo vivíamos en Inglaterra; de repente me decía “No dejes de leer tal cosa”, casi siempre novedades. Por ejemplo, a él le gustaba mucho Italo Calvino, que a mí no me gusta. ¿Prestaste algún libro que nunca volvió? No me acuerdo ya de que libros no me devolvieron porque fueron heridas demasiado hondas. Algunos produjeron rupturas con amigos, sobre todo cuando la gente me decía: “Tú nunca me lo prestaste”. Si te dicen “Lo perdí” o “Te lo robé”,

está bien, pero si te dicen “Tú nunca me lo prestaste”, uno se da cuenta de que está rompiendo un código, se está haciendo algo indebido. Puedo entender el robo, pero no puedo entender que me digas que nunca te lo presté. No eres el tipo de persona con el que quiero seguir siendo amigo. Alguna vez me quedé con un libro ajeno, un diccionario Casares, muy disfrutable. Cuando me di cuenta de que me lo había quedado me dio mucho gusto porque la dueña me había robado otro diccionario y no sé qué libro más. ¿Has dejado libros a medio leer? Creo que uno va aprendiendo a dejar los libros. Antes los leía de pe a pa, ahora ya no; si no me está gustando o veo que nunca me va a gustar, lo guardo… o quizá sea de los que tarde o temprano se van al elevador. ¡Afortunados los vecinos de Héctor Manjarrez que aprovechan la costumbre del autor de dejar libros para nuevos lectores en el elevador de su edificio! ¿Hay algún libro al que le tengas especial cariño? Sí… es esta espantosa edición de El tambor de hojalata. La atesoro porque así fue como descubrí a Günter Grass, pero es una letra diminuta, no hay márgenes casi, es incomodísimo leerlo. Me podría haber comprado otra, pero como fue mi descubrimiento de Günter Grass, entonces es un libro fetiche.

Kapuscinski… uno no sabe qué es: ¿novela, crónica? Yo creo que El emperador, la mayor parte, es una hipérbole, por no decir una exageración, por no decir mentiras. Una gran mentira literaria a propósito de Haile Selassie, el León de Judea, el hombre que adoraba Bob Marley, el dios de los rastafari. El olvidado

Una temporada en el infierno Arthur Rimbaud Alianza

A veces la poesía me parece una cosa absolutamente inútil y prescindible. Otras veces me parece que la poesía es importantísima. Rimbaud ya no me gusta. Me acuerdo de amigos franceses mayores que yo que me decían “Rimbaud es para los jóvenes” Ahora veo que tenían razón. El faltante

El libro del desasosiego Fernando Pessoa El Acantilado

Lo he tenido varias veces en la mano pero no lo he comprado porque me da miedo… A mí me gusta mucho Pessoa como poeta, bueno, como poetas, pero ese libro creo que nunca lo voy a leer. ¿Y si me vuelvo adicto a la tristeza de Pessoa?


LOS+VENDIDOS NO FICCIÓN

FICCIÓN

SÁLVESE QUIEN PUEDA Andrés Oppenheimer DEBATE

LAS BATALLAS EN EL DESIERTO José Emilio Pacheco ERA

Historia de un amor imposible, esta magistral novela involucra aspectos como la corrupción social y política, el inicio del México moderno y la desaparición del país tradicional. Rescate de las memorias individuales y colectivas de una ciudad a la que José Emilio Pacheco amó profundamente, recrea sin nostalgia y denuncia de manera implacable los cambios y sus sinrazones. Desde su aparición asombró por su aparente sencillez, esa que esconde una estructura compleja y llena de complicidades con el lector.

Con una prosa vibrante y lúcida, Andrés Oppenheimer encara un fenómeno que transformará radicalmente la sociedad: es probable que, en las próximas dos décadas, casi la mitad de los trabajos sea reemplazada por computadoras con inteligencia artificial. Abogados, contadores, médicos, comunicadores, vendedores, banqueros, maestros, obreros, restauranteros, analistas, choferes, meseros, trabajadores y estudiantes... tiemblen o prepárense. En su nueva obra, Oppenheimer detalla qué y cómo ocurrirá, a qué ritmo y qué países sufrirán más por el golpe.

PEDRO PÁRAMO Juan Rulfo EDITORIAL RM

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER

Pedro Páramo recoge lo más profundo de México y las formas y técnicas literarias más avanzadas de su siglo. Pocas obras tocan al lector mexicano como esta, considerada también un clásico de la literatura universal. Pedro Páramo tuvo una larga gestación: Rulfo la menciona por primera vez en una carta de 1947. En 1954 publica adelantos de la misma en tres revistas y en 1955 aparece como libro.

Estremecedor relato en el que Viktor Frankl narra su experiencia en los campos de concentración. Él, que todo lo había perdido, que padeció hambre, frío y brutalidades, que tantas veces estuvo a punto de ser ejecutado, pudo reconocer que, pese a todo, la vida es digna de ser vivida y que la libertad interior y la dignidad humana son indestructibles. Tras su edición de 1961, se ha convertido en un clásico contemporáneo y un duro recordatorio de lo que podemos ser capaces.

LOS CUATRO ACUERDOS Miguel Ruiz EDICIONES URANO

EL PRINCIPITO Antoine De Saint-Exupéry BOEK

La famosa novela escrita por el aviador Antoine de Saint-Exupéry fue publicada por primera vez en 1943 y no sólo sigue vigente, sino que además se ha convertido en uno de los grandes clásicos contemporáneos. Con apenas un puñado de personajes –un aviador, un niño llegado de un pequeño planeta, un zorro, una rosa y una serpiente-, su mensaje sencillo y profundo sacude a todos los que llegan a pasear por sus páginas… y seguramente lo seguirá haciendo.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD Gabriel García Márquez DIANA

Mito por derecho propio y saludada por sus lectores como una de las obras en español más importante de la historia, Cien años de soledad cuenta la saga de la familia Buendía y su maldición. A lo largo de un siglo sus destinos se cruzan por medio de sucesos extraños en el pueblo de Macondo, dando vida a una narración que es la cumbre indiscutible del realismo mágico. Alegoría universal, es también una visión de Latinoamérica y una parábola sobre la historia humana.

LA DESAPARICIÓN DE STEPHANIE MAILER Joël Dicker ALFAGUARA

Con más de cuatro millones de lectores a la espera de su nuevo título, Joël Dicker se ha superado a sí mismo. Un crimen resuelto veinte años atrás por dos brillantes agentes de Nueva York vuelve a la luz pública cuando uno de ellos está por retirarse. La periodista Stephanie Mailer desaparece días después de acusar al agente en cuestión de haber encerrado al asesino equivocado. Así comienza un colosal thriller que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso.

Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos los han definido como una nación o una etnia, y eran también una sociedad de científicos y artistas. Miguel Ruiz, un nagual del linaje de los Guerreros del Águila, comparte con nosotros las profundas enseñanzas de los toltecas.

DE ANIMALES A DIOSES: BREVE HISTORIA DE LA HUMANIDAD Yuval Noah Harari DEBATE

Hace cien mil años al menos seis especies de humanos habitaban la Tierra. Hoy sólo queda una, la nuestra. ¿Cómo logró imponerse en la lucha por la existencia? En De animales a dioses, Yuval Noah Harari traza una breve historia de la humanidad, desde los primeros humanos que caminaron sobre la Tierra hasta los radicales y a veces devastadores avances de las tres grandes revoluciones que nuestra especie ha protagonizado: la cognitiva, la agrícola y la científica.

EJERCICIOS ORTOGRÁFICOS Agustín Mateos Muñóz ESFINGE

Ejercicios ortográficos es el libro más consultado en esta materia. El alumno que, basándose en los principios de la escuela activa, realiza los ejercicios de esta obra, llega por sí solo a formular, por vía inductiva, las normas generales abordadas en los casos particulares examinados. Esta obra, además, presenta tipografía en color para resaltar las estructuras lingüísticas, recuadros con precisiones ortográficas, espacios suficientes para que el alumno practique y un CD con actividades interactivas que permiten reforzar y valorar los conocimientos.

JÓVENES FUNDERELELE Y MÁS HALLAZGOS UNO SIEMPRECAMBIAALAMORDE SU VIDA(POROTROAMOROPOROTRAVIDA) DE LA LENGUA Amalia Andrade Arango Laura García PLANETA DESTINO

10

DONDE HABITAN LOS ÁNGELES Claudia Celis SM DE EDICIONES

#AMIGA DATE CUENTA Plaqueta y Andonella PLANETA

MOMO Michael Ende ALFAGUARA


ELECTRÓNICOS

ARTE

SÁLVESE QUIEN PUEDA Andrés Oppenheimer DEBATE

Con una prosa vibrante y lúcida, Andrés Oppenheimer encara un fenómeno que transformará radicalmente la sociedad: es probable que, en las próximas dos décadas, casi la mitad de los trabajos sea reemplazada por computadoras con inteligencia artificial. Abogados, contadores, médicos, comunicadores, vendedores, banqueros, maestros, obreros, restauranteros, analistas, choferes, meseros, trabajadores y estudiantes... tiemblen o prepárense. En su nueva obra, Oppenheimer detalla qué y cómo ocurrirá, a qué ritmo y qué países sufrirán más por el golpe.

GOG J. J. BENITEZ PLANETA

Gog es el libro que J. J. Benítez nunca hubiera deseado escribir. Esas son sus palabras. Pero escrito está. Según el autor navarro, lo más importante de esta supuesta novela “es lo que se intuye, no lo que se lee”. Considerada su obra más dramática, una especie de “joya envenenada”, su arribo a librerías ha sido tan ansiado como el de Caballo de Troya. Pero, ¿quién es realmente su autor? Gog desvelará un Juan José Benítez que nadie hasta ahora se había imaginado.

YA TE DIJE ADIÓS, AHORA CÓMO TE OLVIDO Walter Riso PLANETA

Si logras desvincularte de tu ex, o de cualquier amor imposible que ronda tu vida, podrás reinventarte como se te dé la gana. El tiempo ayuda, es cierto, pero hay que ayudarle. Este libro de Walter Riso no es otra cosa que una guía práctica que te ayudará a superar la pérdida afectiva y a sobrevivir dignamente. Leerlo no eliminará el dolor pero lo hará más comprensivo y llevadero: lo transformará en un sufrimiento útil.

MANUAL PRÁCTICO PARA EL ESTUDIO DE LAS CLAVES DE SOL, FA Y DO Georges Dandelot MUSICAL IBEROAMERICANA En una forma muy simple Georges Dandelot nos explica las tres diferentes claves en que se escribe la música (Sol, Do y Fa). Con este libro, complementado con ejercicios, podremos comprender el pentagrama en cada una de las claves, dónde se encuentran las notas y el porqué de cada clave, así como qué instrumentos las utilizan.

LAS MEDIDAS DE UNA CASA: ANTROPOMETRÍA DE LA VIVIENDA Xavier Fonseca PAX MÉXICO ¿Cuánto debe medir una escalera, cuáles son las dimensiones adecuadas de un área de circulación o el tamaño ideal de los muebles? Este título de Xavier Fonseca resultará enormemente útil para todos aquellos que estén pensando en construir o remodelar una vivienda. Análisis de mobiliario, diseño urbano, control ambiental e inclusive el uso de energía solar, son algunos de los detalles considerados por el autor para guiarnos en el interesante universo de la antropometría.

MANDALAS, LIBRO DE ARTE PARA COLOREAR Larousse Editorial NUEVA IMAGEN Este volumen ofrece más de 60 mandalas hindúes para colorear y crear hermosos mosaicos, perfectos para la relajación y combatir el estrés diario. Elige la mejor técnica y deja de volar tu imaginación: acuarelas, crayones, gises, pastel, plumones. Lo encantador de este libro: al final, ¡será único!

UNO SIEMPRECAMBIAALAMORDE SUVIDA (POROTROAMOROPOROTRAVIDA) Amalia Andrade Arango PLANETA

PAN ARTESANAL EN CASA Irving Quiroz LAROUSSE EDICIONES

EL FIN DEL ALZHEIMER Dale E. Bredesen GRIJALBO

TEORÍA DE LA MÚSICA Francisco Moncada García FRAMONG

Este manual para sobrevivir a un corazón roto es una guía llena de amor, ternura, honestidad y verdadera sabiduría emocional para superar cualquier ruptura y, sobre todo, para asumir que está bien encontrarse mal. Frente a las exigencias del amor y de la felicidad, Amalia Andrade ha pensado en un libro que asume el fracaso emocional como algo que se repite muchas veces en la vida y que, por lo tanto, debe ser visto con normalidad.

Experto en enfermedades neurodegenerativas, el doctor Dale E. Bredesen reúne en esta obra los resultados de más de treinta años de investigación médica en torno al Alzheimer. Además, nos presenta un sofisticado e innovador programa con un objetivo sin precedentes: prevenir y revertir los devastadores efectos del Alzheimer y otras formas de inflamación cerebral. En este libro aprenderemos que el Alzheimer no es una sola enfermedad, como se considera desde el punto de vista terapéutico, sino la suma de varios trastornos.

El experto en repostería y panadería mexicana, Irving Quiroz, quien entre otras cosas fue el representante de México en las Olimpiadas Culinarias Mexicanas, llega con un nuevo título dedicado al pan artesanal. Una colección de más de 50 recetas, ilustradas con fotografías, que permitirán a cualquiera explorar el arte de la panadería sin requerir de equipo profesional. Imperdible para los amantes del delicioso pan mexicano, pues las recetas fueron recabadas de diversas tradiciones familiares.

Una obra realmente fácil para el que se inicia en la música. Sus definiciones son sencillas y claras sin entrar en pormenores ni explicaciones rebuscadas. Escrita a partir de la experiencia de Moncada como profesor, resulta sumamente útil como primer acercamiento a la teoría musical. Para ayudar a su memorización, este libro es un sistema de preguntas y respuestas, ilustrado con los ejemplos más indispensables. Una excelente opción para aquellos músicos y melómanos que buscan comprender mejor este arte.

NIÑOS CUENTOS DE BUENAS NOCHES MI LIBRO MÁGICO. LECTOESCRITURA PARA NIÑAS REBELDES (CLÁSICO) NUEVA EDICIÓN Elena Favilli/ Francesca Cavallo Carmen Espinosa Elenes de Álvarez PLANETA GRUPO EDITORIAL ONCE SETENTA

GRAVITY FALLS: DIARIO 3 Disney PLANETA JUNIOR

JUGUEMOS A LEER Rosario Ahumada TRILLAS

DISNEY BABYS: HABÍA UNA VEZ Varios Autores PUBLICATIONS INTERNATIONAL LTD

11


Por Fabián Aranda

Alejandro Solalinde: misionero, inconforme, generoso

Ve la entrevista completa en mascultura.mx

12

LA PUNTA DEL ICEBERG Las acciones del padre Solalinde, al menos las que más se conocen, están íntimamente ligadas a las problemáticas que acechan a los migrantes centroamericanos en su paso por México. Gracias a su labor, una tremenda red de crímenes salió a la luz pocos años atrás. Karla María Gutiérrez supo del padre Solalinde “cuando a través de la prensa me enteré de varios hechos relacionados con él. Uno de ellos fue su encarcelamiento. El segundo, el intento de linchamiento que sufrió afuera del albergue Hermanos en el Camino. Tuve la fortuna de ir al albergue, en Ixtepec, Oaxaca, hace seis años y ahí lo entrevisté por primera vez. Después de eso estuve pendiente de su carrera y lo entrevisté un par de veces más. En marzo de 2017 me acerqué a él con la propuesta de hacer este libro. Él aceptó de inmediato”, señala la periodista. Tras la aceptación, comenzó un trabajo periodístico, publicado ahora por Harper Collins, que incluyó una larga serie de entrevistas con el padre Solalinde y sus cercanos; sumergirse en documentos y fotografías para “conocer sus orígenes; estar en su casa en el barrio de Santa Julia de la Ciudad de México; descubrir sus primeros años como estudiante, cuando estuvo de novio, cuando se hizo seminarista y las condiciones en las que logra su ordenación”, apunta Karla María. El reto no era pequeño, pues entre la complicada agenda del padre y las complejidades que implica reconstruir toda una vida, el hilo corría el riesgo de perderse. El proceso, comparte el padre Solalinde, “fue muy intenso y profundo. Me puse a pensar en muchas cosas. Yo soy un hombre de fe y este libro no es más que la historia de un llamado: decirle a la gente, ante el debilitamiento espiritual, que Dios existe y que Dios llama. A mí me conmueve mucho que Dios me haya llamado porque realmente no soy ni era el mejor de los hombres”. EL HIELO DEBAJO… Al sumergirnos en la lectura de Revelaciones de un misionero: Mi vida itinerante, el cuerpo del iceberg cobra unas dimensiones increíbles, pues a través de la vida del padre Solalinde podemos apreciar no sólo una radiografía del México actual, con toda su crudeza, sino también una historia de cambios y resistencias en el interior de la Iglesia católica. Comparte el padre Solalinde: “Yo que he asumido el cambio me encuentro con estructuras rígidas, miedosas, que no quieren cambiar. Lo central del libro es que hay un


derrotero diferente al de las personas de au- yoritariamente vieja, es una gerontocracia. toridad de la Iglesia, que están muy condicio- Por último, Jesús advirtió claramente la imnadas por las estructuras y por el bagaje po- portancia de la austeridad en la misión, no lítico y económico. Hay que ir haciendo rutas hay que llevar nada en el camino. Pero como ya no salen, han acumulado todo en diferentes a esa ruta condicionada y sus casas. Entonces, tenemos una optar por una vida totalmente VOZ EN OFF Iglesia rica”, sentencia el padre libre. Una persona preparada Solalinde. para la libertad puede trabajar Aquello del ‘padre fresa’ es en estructuras rígidas. No ha la forma en que Alejandro UN LEGADO PROFUNDO Solalinde considera la etapa sido fácil, pues fue hasta 2010 en la que se ‘alineó’ con la Las vivencias, recuerdos y recuando logré que me respetavida parroquial: tenía coche, flexiones del padre Solalinde ran como misionero itinerante usaba lociones y se vestía que figuran en esta obra no del Reino de Dios”. muy bien. sólo se refieren a su lucha por Contar esa historia no es ser reconocido como un misiosencillo, pues aunque el padre pronero itinerante, sino que nos llevan fesa un profundo amor hacia la Iglesia, lo cierto es que ha sufrido el rechazo y de la mano a través de su vida: desde los la incomprensión. Apunta: “Desde que yo años de infancia en un barrio de la Ciudad estudiaba hubo muchísimos sacerdotes y de México hasta su labor acompañando y laicos que rompían con la Iglesia, se salían, defendiendo a los migrantes. Entre ambas se desesperaban. De 1965 a 1975, más de épocas, se despliegan aquellos años en los 50 mil sacerdotes dejaron el ministerio. Y que formó parte de El Yunque, su etapa muchos me decían, ‘salte, transformemos como seminarista, su periodo como ‘padre la Iglesia y transformemos el mundo desde fresa’, los años que pasó sirviendo a los más fuera’. Yo dije no. Siempre tuve la intención pobres en Oaxaca y un sinfín de anécdotas de no dejar la Iglesia, porque la Iglesia no es a cada cual más interesante y rica. ¿Por qué confesarse de esa manera, de la jerarquía, es de Jesús y es de todos. Lo que está en juego en este libro es la posibi- por qué rastrear esta historia? Comparte el lidad de seguir la vida de Jesús, misionera e padre Solalinde: “Cuando Karla estaba emitinerante, con los de abajo… caminando… o pezando este libro, yo me di cuenta de que tener que replegarte a una vida residencial, mi vida estaba cada vez amenazada. Sabía que de un momento a otro me podían maestable y centralista”. Con su habitual juicio crítico pero con tar. Para mí este libro es un legado, ya no ánimo siempre de mejorar, el padre Solalinde podía guardarme nada. Un día me preguntó

Siempre tuve la intención de no dejar la Iglesia, porque la Iglesia no es de la jerarquía, es de Jesús y es de todos. Un día me preguntó una periodista: ‘¿Cómo se ve dentro de cinco años?’, y yo le contesté: ‘No me veo’ Alejandro Solalinde explica las causas que, desde su perspectiva, han ocasionado un alejamiento entre la Iglesia y la sociedad a la que sirve: “La vida de Jesús nunca fue residencial, combinó momentos de estancia, en la casa de Pedro, y el camino. Sin embargo, con el tiempo, la Iglesia se vuelve residencial. Hay cosas que no van de acuerdo a las enseñanzas de Jesús. Por ejemplo, la vida residencial se debe conservar, pero se debe potenciar la otra vida, la misionera itinerante, porque ahí acompaña a toda la gente que ya no se acerca a la vida parroquial”. Pero este no es el único problema, la única contradicción, en el estado actual de la institución: “Jesús pensó en una Iglesia en movimiento mixto. Pero resulta que a las mujeres, por dos mil años, les han sido negados los espacios en el ministerio y en todo. Esto es contrario a la fundación de Cristo. Además, el movimiento de Jesús era mayoritariamente de jóvenes y hoy es ma-

una periodista: ‘¿Cómo se ve dentro de cinco años?’, y yo le contesté: ‘No me veo’”. Y Karla María completa: “Yo me propuse configurar un retrato íntimo, real. A través de sus acciones, a través de su vida, nos está dando un testimonio que probablemente conduzca a la rehumanización, que es algo urgente en estos tiempos de crisis. Él es protagonista de una vida extraordinaria, de una metamorfosis muy interesante. Es una voz crítica, es una autoridad moral en nuestro país”. Me atrevo a preguntar, antes de despedirnos, si tras la introspección hay alguna época que extrañe: “Yo no añoro ninguna etapa de vida, ni siquiera el día de ayer. Estoy feliz con el tiempo que me tocó vivir. En donde tú me pongas y en el tiempo que sea, mi misión es la misma y seguiré realizándola. Dios ha estado conmigo y me ha permitido ser quien soy. La jerarquía católica me ha despreciado, sin embargo, Dios escribe derecho sobre renglones torcidos”. + 13


PARÍS, PRAGA, CIUDAD DE MÉXICO:

EMBLEMAS RESISTENCIA DE LA

Por Rodolfo Villagómez Peñaloza

E

n raras ocasiones un año ha sido tan convulso como lo fue 1968. Parte del orbe occidental puso en duda y combatió los valores hasta ese momento impuestos por el orden establecido, incluso a punta de bala. El interés por el pensamiento crítico creció tanto como la necesidad de alzar la voz. El mundo no tardó en ser analizado y representado desde otras perspectivas y enfoques. Salió del encierro y del marasmo para vivir su pasión juvenil y enfrentarse a los dislates burocráticos a los que estaba sometido. Las turas (escritura, literatura, pintura, escultura, agricultura, piscicultura, la música, el cine), diría Cortázar, salieron de la hipnosis. Movimientos socioculturales abrazaron sin más la causa antiimperialista y anticapitalista. Y el lenguaje, con su fascinante magia, dio consistencia a una época de iniciación y colectividad que no debemos olvidar, un momento que modificó la imposición reinante de los grupos de poder.

CUANDO PARÍS ESTORNUDA, EUROPA SE RESFRÍA 13 de mayo, 1968. La policía desaparece de París. Miles de estudiantes y obreros franceses ocupan las calles. Francia se paraliza. Huelga general. La protesta estudiantil de la Facultad de Humanidades de Nanterre, reprimida por el gobierno de De Gaulle en marzo de ese mismo año, fue el inicio de la lucha contra el autoritarismo y la desigualdad social, laboral, económica, y de la exigencia por la libertad de expresión política, sexual, artística y del reino de la imaginación. Decir esto es una perogrullada, pero es cierto: el espíritu insurgente de las barricadas, los mítines y las manifestaciones logró debilitar a De Gaulle (quien a la postre abandonó la presidencia) y convertirse en un referente de las movilizaciones juveniles que se suscitaron en Europa y en América: cuando París estornuda, Europa se resfría. Jean Paul Sartre, alentador de la protesta, en conversación con Dany el Rojo, uno de los líderes del movimiento, dijo: “Hay algo que ha surgido de ustedes que asombra, que trastorna, que reniega de todo lo que ha hecho de nuestra sociedad lo que ella es. Se trata de lo que yo llamaría la expansión del campo de lo posible. No renuncien a eso”. Escritores e intelectuales americanos que residían en suelo parisino, como Carlos Fuentes, Julio Cortázar y Alfredo Bryce Echenique, analizaron y describieron el suceso. Este último, en su Guía triste de París (Alfaguara), afirma que “en esa revolución, el Partido Comunista sí sacó algunos acuerdos salariales, llamados de Grenelle, y después dejó a los estudiantes solos. La gritería era inmensa. Tanto, que al final los estudiantes no tomaron la Bolsa de París sino el teatro Odeón, para seguir desahogándose a gritos de una Francia aburrida”.

Recomendaciones literarias Praga La insoportable levedad del ser (Tusquets), de Milán Kundera Zuckerman encadenado (Galaxia Gutenberg), de Philip Roth El espíritu de Praga (Acantilado), de Iván Klíma La primavera de Praga (Destino), de Miguel Delibes 14

París 1968. El año en que el mundo pudo cambiar (Crítica), de Richard Vinen Mayo del 68 (Los libros de la catarata), de Javier Noya La rebelión del 68 (Global Rhythm Press), de Daniel Cohn-Bendit y Rüdiger Dammann


LA NOCHE QUE DURÓ SEIS DÍAS 21 de agosto, 1968. El ejército ruso invade las calles de Praga. Su misión: reinstaurar el régimen comunista soviético que había sido sustituido durante ocho meses por el denominado “socialismo de rostro humano”, introducido por Alexander Dubcek, que permitía –entre otras maravillas– la libertad de expresión, la música, el amor, la poesía y las prácticas democráticas en Checoslovaquia: la Primavera de Praga. Nadie sospechó que aquella noche tanques y aviones de la URSS y de sus aliados del Pacto de Varsovia (polacos, húngaros, alemanes y búlgaros) ocuparían la ciudad y todo el territorio checoslovaco. Ante el desconcierto, la sociedad civil intentó lo imposible: dialogar con la milicia. Una vez que se conoció el motivo de la ocupación, se organizó pacíficamente para resistir durante seis días la presencia militar. Mediante consignas (un elefante no puede aplastar una aguja), grafitis (Iván, vuelve a casa, Natacha quiere hacer el amor), mensajes radiales que cada hora reproducían el decálogo de la no cooperación con los invasores (no sé, no conozco, no diré, no tengo, no sé hacer, no daré, no puedo, no iré, no enseñaré, no haré), además de la lectura de fragmentos de la novela satírica y antimilitarista Las aventuras del buen soldado Švejk (Galaxia Gutenberg), de Jaroslav Hašek, y una que otra recomendación (está prohibido dar de comer o de beber a los animales), la sociedad fue capaz de desmotivar al ejército invasor, pero no de expulsarlo. Los fusiles de asalto pudieron más y los dirigentes checoslovacos cedieron a la presión soviética. La resistencia se desmoronó. “Después de la invasión rusa todos habían sido expulsados de sus trabajos y se habían convertido en limpiadores de ventanas, guardianes de aparcamientos, porteros de noche, encargados de la calefacción de los edificios públicos y, en el mejor de los casos, casi por recomendación, en taxistas”, afirma un personaje de la novela La insoportable levedad del ser (Tusquets), de Milán Kundera.

NO SE OLVIDA 2 de octubre, 1968. Matanza de Tlatelolco. Miles de estudiantes se manifiestan en la Plaza de las Tres Culturas. Exigen un diálogo público con el gobierno de Díaz Ordaz y el cumplimiento de los seis puntos del pliego petitorio. A pesar de la presencia militar en calles aledañas, todo transcurre de manera pacífica. Un helicóptero comienza a sobrevolar la zona. Se observan luces de bengala. Se escuchan disparos. Comienza el ataque a la multitud indefensa. Militares asesinan a estudiantes a mansalva, los reprimen, los desnudan, se los llevan presos. En la plaza yacen muertos y más muertos que se convirtieron en memoria colectiva. El cinismo gubernamental pone en marcha su maquinaria mitómana: “En México no hay presos políticos, sino delincuentes”, aquí no pasó nada; “eran guerrilleros, no estudiantes”, aquí no pasó nada; “querían boicotear la olimpiada”, aquí no pasó nada. En el inventario del caos anímico: encarcelados, desaparecidos, violados, muertos; indignación, desconcierto, compromiso, espíritu comunitario; abuso de poder, represión, impunidad. Después fueron días de guardar. Luego de la masacre todo cambió y la resistencia al autoritarismo quedó arraigada en los jóvenes. Dice un personaje de “Palinuro en la escalera o el arte de la comedia”, obra inserta en Palinuro de México (FCE), de Fernando del Paso: “La-muerte-edecán: ¡Y los hilos de sangre, señores y señoras, los conducirán a La Morgue, al Hospital Rubén Leñero y al Hospital General, al Hospital de la Mujer y al Hospital de la SCOP, a las Delegaciones y al Campo Militar Número Uno…! A la derecha, la Cámara de Diputados… a la izquierda, la Preparatoria de San Ildefonso… al frente, la Plaza de las Tres Culturas… atrás, el ejército… abajo, la fosa común. MÉXICO 1968, señores, la franja azul, los conducirá a la alberca olímpica… la franja de plata… (sale, arrastrando su carreta. Lluvia de flashes)”. +

Ciudad de México México 68, juventud y revolución (Era), de José Revueltas El 68, la tradición de la resistencia (Era), de Carlos Monsiváis La noche de Tlatelolco (Era), de Elena Poniatowska Palinuro de México (FCE), de Fernando del Paso

DE LA BIOGRAFÍA MÁS COMPLETA E IMPARCIAL DE UNA DE LAS FIGURAS REPRESENTATIVAS DE MÉXICO

15


Infinitivos cuerpos

La medicina patógena o iatrogenia Por Itzel Mar

J

usticia es una palabra gaseosa, inflamable. Después de escucharla muchas veces al día en los medios de comunicación, puede resultar irritante para las mucosas y los hipocondrios. Es un sustantivo engolado. A veces, se utiliza de manera decorativa en discursos y conversaciones, sobre todo de funcionarios, abogados y toda clase de activistas de derechos humanos. Como principio moral, la justicia enaltece el respeto a la verdad, la equidad y la suma de criterios que permiten un marco adecuado para la convivencia humana. Aristóteles dice de ella que es la “igualdad proporcional”, el jurista Ulpiano la nombró “una constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde” y Cicerón la llama “el hábito del alma que otorga a cada quien su dignidad”. Así, la justicia quiere ser siempre un mérito. Iconográficamente ha sido personificada en una dama ostentosa que sostiene en su mano derecha una balanza, símbolo de equilibrio; y en la izquierda, una espada de doble filo que representa el poder y la razón. Esta mujer lleva vendados los ojos; imparcial y ciega, muestra plenamente su confianza en el cumplimiento del derecho. Sin embargo, hoy, la justicia encarnada en modelo de perfección es sólo un pretencioso deseo. Frecuentemente, donde alguien la nombra es porque falta. Y se ha convertido, pues, en plegaria y conjuro. También, en ciertos espacios marginales (cárceles, juzgados y nosocomios) suele ser entonada como un réquiem. La salud no sólo significa ausencia de enfermedad, es la suma de un aceptable bienestar físico y mental; derecho universal que cada persona tiene a gozar de autonomía sobre sus capacidades y acciones. Por lo tanto, la dignidad y la salud son equivalentes. No hay prosperidad para un pueblo enfermo. De esta forma, la prioridad de todo gobierno debe ser proporcionar a sus habitantes los más cordiales y eficientes servicios sanitarios: justicia para los cuerpos. El vínculo entre derechos humanos y salud es muy claro. Sin embargo, ese nexo estrecho suele ser falso. En nuestra cultura es incalculable la frecuencia de atropellos a las prerrogativas de las personas. La atención médica no es una excepción. A pesar de que en la actualidad existe una mayor cobertura en materia de seguridad social, así como un alto nivel de exigencia en la formación de especialistas

16

y más recursos para la investigación, la medicina institucional es precaria y altisonante; metáfora del país desmejorado en el que vivimos. Y la medicina privada no es la panacea; muy pocos tienen acceso a ella y, en algunos casos, deja de ser un servicio y se ejerce tan sólo como negocio. Se considera iatrogenia al daño en la salud provocado por una acción médica voluntaria e involuntaria. Se deriva del término griego iatrogénesis, que significa literalmente “provocado por el médico o sanador” (iatrós: médico, y géneia: origen). Entre las causas más comunes de iatrogenia se encuentran el ejercicio inadecuado de intervenciones, la interacción de medicamentos, los diagnósticos erróneos, los tratamientos no seguros y el no contemplar los efectos adversos de las terapéuticas. En su vertiginosa revolución, la medicina se enfrenta constantemente a la contradicción de hacer el bien, a pesar de los estragos que se generen con tal fin. Albert Einstein afirma que “el progreso ético es la única cura para el daño producido por el progreso científico”. La riqueza tecnológica que caracteriza a nuestra época impone una contradicción con lo humano; es muy costosa, no está al servicio de todos y su producción genera un sinfín de cuestionamientos éticos. En los años setenta del siglo XX, el polémico pensador austriaco Iván Illich, en su cé-

lebre Némesis médica, ya nos advertía que la medicalización de la vida responde a los intereses de la industria y la política, por lo tanto, es el origen de la iatrogenia. Texto fetiche, todo un clásico de la herejía científica; lectura obligada para todo aspirante a galeno. La práctica de la medicina es riesgosa por naturaleza; no se trata de satanizarla porque sí. En todo caso, recordemos algunas lecturas. La peste (Editores Mexicanos Unidos), de Albert Camus; conmovedora alegoría sobre el sentido de la existencia humana y la solidaridad frente a la devastación de la enfermedad. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (Anagrama), de Oliver Sacks; relato de exquisita sensibilidad, sobre las particularidades de veinte pacientes con graves afecciones neurológicas. Y de reciente aparición, Ante todo no hagas daño (Salamandra), del neurocirujano inglés Henry Marsh; un paseo con sentido humanista por el ejercicio de la medicina y sus potenciales inconvenientes; entrañable invitación a mantener más vigente que nunca la máxima hipocrática: Primum non nocere. La medicina patógena padece descuidos y falta de ética; se cura al refrendar un compromiso genuino con el paciente. En la enfermedad, sugiere Sergio Pitol, estamos obligados a permanecer pendientes de la vida, momento a momento, pero excluidos de ella.+ @aegina23


PARA VER Y OÍR

Por Adrián García @adrian_garciros

The Killers Career Vinyl Box

El secreto de sus ojos

The Killers

En un mundo donde la justicia no siempre llega, algunos hombres deciden tomarla por cuenta propia. El abogado retirado Benjamín Espósito (Ricardo Darín), víctima del tedio de la jubilación, decide escribir una novela policiaca basada en un caso del que formó parte veinticinco años atrás y que sigue intacto en su memoria. En la Argentina de 1974, donde el futbol es una pasión que arde y la burocracia es la típica de un país latinoamericano, los personajes se sumergen en un cosmos donde la cordura de un hombre llega a su límite mientras busca una justicia que se pierde en los huecos legales. Una hermosa joven asesinada, su esposo obsesionado con resolver el crimen, un asesino invisible y el grupo de abogados comandados por Espósito dan vida a un filme policiaco genial. Basado en la novela del escritor argentino Eduardo Sacheri, El secreto de sus ojos (2009), es una mezcla del cine negro más puro con destellos artísticos de gran manufactura. Su director, Juan José Campanella, genera un ensamble de grandes actores que ejecutan a personajes memorables. Con un guion pulido por el mismo novelista y una historia que te atrapa desde el primer momento, esta película es una joya del cine latinoamericano. En un caso poco común, se puede decir que la película, ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera en 2009, es igual de buena que la novela. +

Juan José Campanella

Inspirados en los desérticos parajes de la ciudad más luminosa sobre la tierra, la banda que filmó un videoclip en la cima del Tepozteco nos regala un sonido que raya en lo electrónico y letras que hablan del desamor. Basta escuchar el riff infinito de batería en “All these things that I’ve done” para imaginar una multitud que aplaude al unísono. The Killers, originarios de Las Vegas, lanzan al mercado una caja conmemorativa del 14º aniversario de su álbum debut Hot Fuss (2004), en la cual se incluirán los cinco álbumes de estudio en formato vinilo, además de un LP doble grabado en Londres durante 2009. Esta es una gran oportunidad para obtener un pedazo de la historia reciente del rock, digno de los fanáticos más fieles de la agrupación estadounidense. Con el paso de los años, The Killers se ha convertido en un indispensable auditivo: tanto en fiestas atiborradas de adolescentes en algún departamento como para encender multitudes a altas horas de la madrugada en los antros de todo el mundo. Gracias a éxitos como “Mr. Brightside”, “Somebody told me” y “Shot at the night” nos sumergimos en un universo que nos inspira a subir el volumen al máximo y dejarnos llevar por el ritmo. The Killers Carrer Vinyl Box cuenta con cinco discos de estudio y un LP doble en vivo, además de un recopilatorio con lados b y grabaciones poco comunes. También se agrega a la lista una funda protectora y una revista con arte y fotografías de la banda.

RETROSPECTIVA

XAVIER LE ROY Retrospectiva de Xavier Le Roy, 2012. Foto: Lluís Bover. © Fundació Antoni Tàpies

06–28.OCT.2018

� MUSEO JUMEX

Miguel de Cervantes Saavedra 303, Col. Granada, Ciudad de México, fundacionjumex.org


IDA VITALE

Cerca de cien Mario Bojórquez Ida Vitale (Montevideo, 1923) es una de las voces más destacadas de la poesía iberoamericana actual, ha recibido múltiples galardones que reconocen una vida dedicada a la poesía como los premios Octavio Paz, Federico García Lorca, Alfonso Reyes o el Premio Reina Sofía; este mes de noviembre recibirá el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2018, el máximo galardón de la Feria Internacional del LiSE ELIGE

VÓRTICE

Diezmada, desangrada, cortada en tantas partes como sueños, quiero, no obstante, ésta y no otra manera de estar viva; ésta y no otra manera de morir; este sobresalto y no más la habitual duermevela. Como una sombra de uno mismo o como incendiado fósforo violento. No hay otra alternativa ni más signo de identificación. No otra muerte. No mayor vida.

La hoja en blanco atrae como la tragedia, traspasa como la precisión, traga como el pantano, te traduce como lo hace la trivialidad, te engaña como sólo tú mismo puedes hacerlo. Atrapa con la dominación del delirio, encierra todo el dolor o la ya tan difícil exaltación. Sobre todo cumple pretorianamente tu encomienda: te veda la justicia por propia pluma.

LA PALABRA INFINITO La palabra infinito es infinita, la palabra misterio es misteriosa. Ambas son infinitas, misteriosas. Sílaba a sílaba intentas convocarlas sin que una luz anuncie su dominio, una sombra señale a qué distancia de ellas está la opacidad en que te mueves. Van a algún punto del resplandor y anidan, cuando las dejas libres en el aire esperando que un ala inexplicable te lleve hasta su vuelo. ¿Es más que su sabor el gusto de la vida?

Poemas incluidos en Cerca de cien, antología poética Visor Libros México/Círculo de Poesía, 2018.

18

bro de Guadalajara. La obra de Ida Vitale devela un procedimiento de escritura que incide en la deleitosa profundidad de lo diáfano, claridad y elevación del ánimo aún frente a la incertidumbre de la existencia o la perplejidad de la azarosa vida humana. En este premio se reconoce una tradición de la poesía iberoamericana que porta sentido, que repuebla el poema de comunión y diálogo con el lector frente a aquella otra poesía que se agota en los usos del lenguaje abstracto. Visor Libros México y Círculo de Poesía publican su antología personal Cerca de cien.

OTOÑO Otoño, perro de cariñosa pata impertinente, mueve las hojas de los libros. Reclama que se atienda las fascinantes suyas, que en vano pasan del verde al oro al rojo al púrpura. Como en la distracción, la palabra precisa que pierdes para siempre. AMAR A UN CONEJO Te dieron un conejo. Te dejaron amarlo sin haberte explicado que es inútil amar lo que te ignora.


La nueva fantasĂ­a medieval escrita por la aclamada autora

S a l ly G r e e n

CinCo

z

adolesCentes

Con el destino del mundo en sus manos.

z


MORIR POR TUS CREENCIAS Durante algún tiempo, la práctica del Falun Dafa no fue considerada por el gobierno

chino como una amenaza a su estabilidad. Pero al saber que sus practicantes superaban en número a los afiliados al partido en el poder, comenzaron las persecusiones.

Ve la entrevista completa en mascultura.mx

20


Por Yara Sánchez De La Barquera

H

Hace más de cinco mil años, la cultura china se fundó bajo ideologías profundas como el bienestar del individuo, el fluir y la búsqueda del camino (el dao/dào) hacia una elevación de la conciencia espiritual al cual se puede llegar a través de actos de compasión con todos los seres sintientes. Sin embargo, después de la Segunda Guerra Mundial y la guerra civil china –donde dominó el comunismo– la situación cambia; el general Mao toma el poder y lleva al país a una limpieza sistemática para destruir la cultura tradicional, la religión y los valores espirituales que existían, enfrentando a los ciudadanos unos contra otros, separando familias, dividiendo a la nación entera. El Estado bajo su mando decide eliminar –y sigue eliminando– a todos los que no creían en el Partido Comunista; decenas de millones murieron bajo el mandato de Mao y fueron reprimidos de cualquier actividad que el Estado no aceptara. Hoy día, a pesar de la fachada del progreso económico (progreso que existe gracias al abuso indiscriminado de los derechos humanos y de los recursos naturales), la persecución ideológica no termina, la más reciente – que inició hace casi 20 años– es la que se hace contra los practicantes de la disciplina llamada

su fundador: “el maestro Li Hongzhi enseñó la disciplina de autocultivación de alto nivel de la escuela buda que viene de la tradición milenaria china, la cual engloba y compone una escuela de cultivación que antes se pasaba de maestro a discípulo de una manera cerrada, y que el maestro Li sistematiza en la práctica de Falun Dafa para poder difundirla y beneficiar al mundo entero”. Añade: “consta de cinco ejercicios de Chi Kung, fáciles, simples y muy poderosos que se complementan con las enseñanzas en el libro Zhuan Falun”. Indira nos cuenta que inicialmente, cuando el gobierno chino vio los beneficios en la salud que reportaron los practicantes de Falun Dafa, apoyó el movimiento: “La comisión nacional de deportes de China realizo estudios en practicantes de Falun Gong que confirmaron un ahorro de miles de yuanes porque la gente estaba más saludable, pero aún así Yang Ze Min decretó la persecución en 1999”. Tal vez resultado de que se reportaban más de cien millones de personas como practicantes de esta disciplina, cifra que superaba a la de los miembros afiliados al partido. De la noche a la mañana, el gobierno los declaró enemigos públicos y al Falun Dafa como una práctica ilegal y prohibida. Incluso fue llamado “culto maligno” y comenzó la persecución que continúa al día de hoy (sólo en este país). “La persecución

El libro Zhuan Falún (girando la rueda de la ley) integra toda la sabiduría del maestro Li Hongzhi, formada por todas las enseñanzas que nos ayudan a mejorar, y el estudio de Zhuan Falun, que nos ayudan a elevar nuestra sabiduría conforme profundizamos en la práctica para entender significados cada vez más profundos y comprender los principios de benevolencia, tolerancia y verdad, para saber cómo implementarlos en nuestra vida diaria. Ha sido traducido a 38 idiomas y es un best seller desde los noventa. Próximamente disponible en Gandhi. Falun Dafa, una práctica espiritual que busca cultivar cuerpo mente y espíritu, que comenzó a ser difundida en 1992; un regreso a las creencias daoístas y budistas, enfocadas en canalizar la energía positiva con meditación y lograr una forma de vida basada en tres principios: verdad, benevolencia y tolerancia. Su carácter gratuito y libre de membresía, afiliaciones, rituales de iniciación, iglesias, templos, etcétera, ha permitido que se sumen personas de todos los niveles sociales y edades: estudiantes, granjeros, ejecutivos, soldados, que se unieron a esta disciplina. . Practicado en alrededor de 120 países, el Falun Dafa trabaja sobre el precepto de mirarse a sí mismo, a descubrir la verdadera naturaleza del ser para convertirse en mejores personas, a entender que sólo somos responsables de nosotros. Busca integrar la energía positiva al cuerpo, que quien practique sus ejercicios de forma constante sienta paz interna, experimente una conexión mayor, una elevación de conciencia. Tuvimos la oportunidad de conversar con Indira Sarabia Sáenz, miembro de la asociación civil Falun Dafa México; Indira nos relata sobre

tes de Falun Dafa– en China. Y aunque esto tuvo como resultado que la DAFOH (Doctors Against Forced Organ Harvesting y quien inicia esta petición), suspendiera dicha práctica, no hubo ninguna respuesta oficial para erradicarla completamente; evidentemente por los intereses que existen en China. En ese sentido, Indira nos comparte que: “hoy la sociedad civil puede hacer conciencia de esto, debemos informarnos y pedir que se detenga esta persecución, comenzando con los gobiernos locales”. Y a pesar de que su fundador, Li Hongzhi, ha sido nominado tres veces al premio Nobel de la Paz, ha recibido numerosos reconocimientos del congreso de EUA y en Europa, y cuenta con la ayuda de Amnistía Internacional, los esfuerzos por detener esta persecución siguen. La petición de justicia para los creyentes asesinados que sólo manifestaban pensamientos pacíficos, que promovían una cultura de tolerancia, una conciencia libre, una nueva China unida sin el control despiadado del gobierno, aún no es una realidad. Lo que nos toca: difundir esta situación, comentar lo que ocurre, hacer públicos los trabajos al respecto; tal vez sea un primer paso para movernos hacia un futuro donde tal vez se detenga esta persecución y termine la intolerancia. Podemos empezar conociendo más sobre este problema. Un primer acercamiento muy interesante es el libro The Slaughter de Ethan Gutmann (Random House). También puedes revisar el trabajo de David Kilgour, Ethan Gutmann y David Matas, que han documentado el tráfico de órganos con una investigación seria y a fondo disponible en Internet (sólo ten en cuenta que es un documento muy crudo), búscalo en este QR:

significa que nadie puede hacer los ejercicios en lugares públicos ni privados, si alguien es sorprendido haciéndolo, es llevado a centros de detención y a campos de trabajo forzado –algo que tiene que ver con la mano de obra esclava en este país– donde muchos de los practicantes de Falun Dafa han terminado. Lo más terrible es que esta persecución es una situación por todos conocida; los estudiosos y defensores de los derechos humanos de todo el mundo han comentando públicamente el trato inhumano y hasta han ventilado historias oscuras sobre los prisioneros de conciencia, como el banco vivo de órganos (ya que existe una industria de turismo VOZ EN OFF de órganos en China). Esta historia del banco de órganos, que parece En México se practica tomada de una novela de terror, Falun Dafa en trece incluso dio pie a que algunos estados de la República, para mayor información organismos mundiales hicieran visita: Falundafa.org, una petición global solicitando Falun Dafa en México en a los altos funcionarios de la OrFacebook y Afd.org.mx ganización de las Naciones Unidas (ONU) el fin de esta persecución para detener la sustracción de órganos en personas vivas –muchos de ellos practican-

21


Albertalli y Silvera:

una novela escrita

a dos corazones Por Yara Sánchez De La Barquera

C

ada vez que tenemos la oportunidad de realizar una entrevista estamos pensando en ti. Pero esta vez decidimos hacer una entrevista en equipo. Así que lanzamos una propuesta a través de nuestras redes durante mayo e inmediatamente se

22

apuntaron a ser nuestros cómplices Izamari Fabela, Andrea Esquivel, Sergio Israel Hernández y Ricardo Marín. Nuestros cuatro lectores curiosos nos enviaron las preguntas que formaron parte de la entrevista que les hicimos en Nueva York a Becky Arbertalli, autora de las novelas Yo Simon, Homo Sapiens (Puck) y Leah on the

offbeat (Balzer + Bray/Harperteen), y Adam Silvera, autor de la novela They Both Die at the End (Harperteen). Y nos tenían una sorpresa: ¡una novela escrita por ambos, titulada What If It’s Us (Harperteen)! Con micrófono y preguntas en mano, comenzamos la conversación con esta pareja. Izamari Fabela: Cuando escribieron sus li-


bros, ¿se imaginaron que iban a ser emblemáticos para la comunidad LGBT? Adam: Se siente realmente increíble saber que nos miran desde esa óptica. Nuestras historias son leídas por todo tipo de lectores y es maravilloso saber que los chicos se reconocen en ellas. Ambos hemos tenido la oportunidad de conocer a adolescentes que, inspirados en nuestros libros, se atreven a mostrarse tal cual son. No hay mayor honor que eso. Conocemos adolescentes que aceptan ya su orientación sexual y lo comparten con nosotros personalmente. Eso me hace sentir especial, porque también sé lo que se siente estar en esa situación. Sergio Israel Hernández: ¿Qué opinas de la adaptación de tu libro a la película? Becky: Me siento tremendamente afortunada porque tuve muchísima suerte con la adaptación; la he visto varias veces en salas de cine, el actor me encanta y el equipo realmente entendió el corazón de la historia. Greg Berlanti, el director, es abiertamente gay y entendió la película desde sus propias experiencias. Cada vez que la veo puedo apreciar qué tan personal fue este proyecto para él. Adam: Como lector, yo esVOZ EN OFF taba encantado al reconocer que es una adapAunque el presupuesto para tación muy cercana Love, Simon, la versión fílmica a la historia original. de Yo, Simón, Homo Sapiens, Tengo mi camiseta, cedió el 9/11 y dos meses después rozó apenas los 10 mdd, se anotó tengo mi juego de uno de mis tíos tuvo un accidente una recaudación de poco más de 66 millones. Pero además de plumas… soy un fan. y murió. En un periodo muy corto todo, cuentan algunas anécdotas La he visto ya seis vemucha gente murió repentinamente que muchos adolescentes ces en salas de cine y y ese miedo me duró varios años. No ‘salieron del clóset’… ¡en mitad lloro todas las veces en podía controlar ese temor. Hice un viade la película! los mismos momentos. je de cuarenta y tantas horas en un autoBecky: ¡Y los dos salimos en la bus por no tomar un vuelo de tres horas, porpelícula! ¡Hacemos un cameo! que el miedo que sentía era inmenso. Cuando ya estaba en Ohio, se me ocurrió esta idea: Ricardo Marín: Becky, ¿cómo decidiste que ¿Qué pasaría si supiera la fecha de mi muerLeah necesitaba contar su historia en un nue- te? Razonar esto me permitió ver lo que me vo libro? estaba haciendo y comencé a vivir la vida con Becky: No estaba segura de escribir una se- menos temor. Cuando escribí ese libro estaba cuela para Simon, pero siempre supe que si aterrado con la posibilidad de morirme, pero lo hacía, quería hacerla sobre Leah. Ella tenía ya lo proceso de otra manera, puedo vivir mi la historia que más quería contar; el mismo vida de una manera más libre. Simon dice en la novela: ‘Leah tiene ese algo que nunca alcanzo a descifrar’. Como autora, Andrea Esquivel: ¿Lograste transmitir todos era una gran oportunidad sumergirme en un los mensajes que querías en Yo, Simon, Homo personaje tan hermético como Leah. Sapiens? Becky: Cuando escribo un libro, no necesariaRicardo Marín: Adam, ¿qué estaba sucedien- mente incluyo mensajes que quiero que el lecdo en tu vida cuando escribiste They both die tor adopte; creo que los lectores se involucran at the end? con las historias a partir de sus experiencias Adam: ¡En qué cosas estaba! Sabes, cuando y su manera de ver el mundo. Es difícil esta escribo un libro estoy en estados emocionales pregunta, porque no tengo expectativas esmuy sensibles, y en ese entonces me asaltaba pecíficas de mis libros. Me gusta la idea de que una pregunta: ¿Cuándo me voy a morir? Es un mis libros dan esperanza a algunos lectores; se temor que venía arrastrando desde que tenía sienten vistos porque no están acostumbraonce años. Vivía en Nueva York cuando su- dos a encontrar personajes como ellos.

Andrea Esquivel: ¿Cómo fue la experiencia de escribir juntos un libro? Becky: Los dos estamos de acuerdo en que fue una experiencia sumamente divertida y nos dimos cuenta de que es muy diferente a lo que estábamos acostumbrados. A los dos nos gusta escribir a solas, y no hablamos con otras VOZ EN OFF personas de nuestros personajes durante Esta entrega es una de el proceso creativo, las más esperadas en los como sí lo hacen círculos de lectores juveniles. otros autores en Aún no sabemos quién se apañará los derechos para su talleres. Ambos publicación en español, pero somos muy reserseguro esas habas vados. Para este libro ya se están cociendo. tuvimos que compartir los primeros textos muy a fondo. Adam: Fue genial porque ambos nos admiramos como autores, somos mejores amigos, nos gusta lo el otro ha escrito. Fue como recibir en exclusiva un capítulo de una novela de uno de tus autores favoritos. Pero también sentías la presión de tener que escribir un capítulo extraordinario para impresionar a una de esas personas. + 23


Robin Hood Vecindario: Bosque de Sherwood, Inglaterra Enemigos: Juan sin Tierra, el sheriff de Nottingham Arma predilecta: arco Poder: robar a los ricos para entregar a los pobres Aparece en: Ivanhoe (Edhasa), de Walter Scott

Lisbeth Salander Vecindario: Estocolmo, Suecia Enemigos: maltratadores de mujeres Arma predilecta: computadora Poder: inteligencia aguda y un sentido de la ética poco ortodoxo Aparece en: Trilogía Millenium (Destino), de Stieg Larsson

JUSTICIERO Éowyn Vecindario: Rohan, en el noroeste de la Tierra Media Enemigo: Señor de los Nazgûl Arma predilecta: espada Poder: gran fortaleza y frialdad. Por ser mujer, tiene la capacidad de matar al Rey Brujo Aparece en: Trilogía El señor de los anillos (Booket), de J. R. R. Tolkien 24

Sherlock Holmes Vecindario: Londres, Inglaterra Enemigo: James Moriarty Arma predilecta: razonamiento extremo Poder: deducción aguda derivada de la observación puntual Aparece en: Todo Sherlock Holmes (Cátedra), de Arthur Conan Doyle


Aureliano Buendía Vecindario: Macondo Enemigo: Apolinar Moscote y el gobierno conservador Arma predilecta: armas de fuego Poder: puede predecir toda clase de acontecimientos y escapar a la muerte Aparece en: Cien años de soledad (Diana), de Gabriel García Márquez

Atticus Finch Vecindario: Condado de Maycomb, Alabama Enemigo: Segregacionistas Arma predilecta: La palabra que da voz a las minorías Poder: Defensor de la igualdad racial, capaz de enfrentarse a la ignorancia e intolerancia de los xenófobos Aparece en: Matar un ruiseñor (Harper Collins), ganadora del Premio Pulitzer de Ficción 1961 y llevada al cine en 1962; Ve y pon un centinela (Harper Collins), ambas de Harper Lee

OS DE PAPEL Ellen Ripley Vecindario: Espacio exterior, carguero comercial Nostromo Enemigo: Xenomorfos Arma predilecta: rifle de pulso M41A Poder: sobreviviente extrema, capaz de enfrentar seres de otros mundos Aparece en: Alien (película), de Ridley Scott y Alien: out of the shadows (Titan Books), de Tim Lebbon

Sandokán Vecindario: mares del sudeste asiático Enemigo: el Imperio Británico Arma predilecta: daga keris, sable inglés Poder: gran estratega y valor inspirado por la venganza Aparece en: Los tigres de Mompracem (Nostra), de Emilio Salgari 25


DISTOPÍA JUSTICIERA

¡EXIGIMOS CASTIGO! Por Fabián Aranda

Hace unos años me aficioné a la ciencia ficción. La culpa fue de Bradbury y de Asimov. Gracias a las páginas de Fahrenheit 451 (Ediciones Gandhi) y de Yo, robot (Sudamericana), comencé un breve pero intenso trajinar por aquellas novelas a las que entonces ignoraba que se les llamaban “distópicas”. Por supuesto, fui a dar también a la narrativa de Orwell, Huxley y Philip K. Dick. Cada vez que terminaba de devorar uno de esos libros me deleitaba imaginarme en sus escenarios. Lo que es más: anhelaba profundamente que toda esa ficción se convirtiera en realidad cuando fuera un adulto. El tiempo pasó y muchas de las cosas que leí aún no asoman sus narices en el horizonte. De hecho, muchas de aquellas fantasías fueron suplantadas por otras, provenientes del cine y, también, de la literatura. Llegaron Matrix, Los juegos del hambre (Oceano

26

Travesía), nuevos capítulos de Star Wars, Ready Player One (Ediciones B) y una montaña de historias a las que mi hermana –tres lustros más joven que yo– también se aficionó. Una tarde, en el café de sobremesa, me preguntó: “¿Te imaginas si todo eso se volviera realidad?”. Cada género de la ficción tiene su particular encanto, ya sea provocar en nosotros emociones intensas, estimular la imaginación o sorprendernos con las famosas vueltas de tuerca. Pero la ficción distópica tiene, además, algo de macabro: despierta en nosotros el deseo de vivir situaciones por demás atroces. Y las hay de todo tipo. Tenemos, por ejemplo, aquellas visiones de futuro en las que el gobierno, casi siempre un Estado totalitario y cínico, controla absolutamente todo, incluso el pensamiento de la gente. En ese renglón se encuentran 1984 (Debolsillo), de George Orwell; Un mundo feliz (Ediciones Gandhi), de Aldous

Huxley; Nosotros (Akal), de Yevgueni Zamiatin y, en buena medida, la trilogía de Suzanne Collins comenzada en Los juegos del hambre. Al margen de sus diferencias, tres elementos son comunes: la presencia de un Estado todopoderoso, la supuesta “paz” que sólo se asegura a través de la obediencia y la emergencia de un disidente que no atina a quedarse quieto. Hay una singularidad más: en muchos casos, además de los comentados, el concepto de justicia ha sido suplantado por el de control. No importa si dicho control es a través de drogas –como el soma de Huxley o la sustancia D de Una mirada a la oscuridad (Gateway) de Philip K. Dick-, de vigilancia –el Gran Hermano- o represión física: en todos los casos la justicia ha desaparecido como pilar de la organización social y se le concibe como un concepto metafísico, una idea anticuada o, de plano, un estorbo:


“A todos les espera el mismo juicio: una muerte prematura. Esto no es más que la justicia sublime, en la que soñaban fantásticamente los humanos de la Edad de Piedra, iluminados por la aurora ingenua y rosada de la Historia: su «Dios», que para vergüenza e ignominia de su santa iglesia, castigaba asesinando.” Nosotros, Eevgueni Zamiatin

“El progreso de nuestro mundo será la consecución de más dolor. Las antiguas civilizaciones sostenían basarse en el amor o en la justicia. La nuestra se funda en el odio. Tal como ya hemos visto con la palabra libre, las palabras que en su día hubieran tenido un significado herético, a veces se conservaban por conveniencia pero limpias de los significados indeseables. Innombrables palabras como honor, justicia, moralidad, internacionalismo, democracia, ciencia y religión simplemente habían dejado de existir.” 1984, George Orwell

En otras obras del género, la palabra justicia ni siquiera figura. Esta situación me resulta inquietante, pues el tema de la justicia es uno de los más recurrentes en la agenda moral, política, social y cultural de nuestra época. Basta asomarse a los noticieros y las redes sociales para apreciar que todo el mundo exige justicia en los asuntos más variados o, incluso, comienza a tomarla por propia mano. Basta, también, analizar los guiones de algunas de las series más populares –House of cards, Juego de Tronos, La Ley y el orden y todas las policiacas– para darse cuenta de que la obtención e impartición de justicia es una idea que está en el aire, por más ambigua, retorcida, compleja o caótica que pueda parecernos. Lo singular es que este anhelo de justicia convive y compite con el arribo de más y más ficciones distópicas, además de que los grandes clásicos del género siguen le-

“Es precisa una gran sabiduría para saber cuándo hay que aplicar injusticia, pensó Donna. ¿Cómo es posible que la justicia caiga víctima, aunque sólo sea por una vez, de lo que es justo? ¿Cómo puede suceder esto? Porque este mundo está maldito, se contestó ella misma, y aquí, ahora mismo, tenemos las pruebas. En un momento dado, al nivel más profundo, se averió el mecanismo que rige todos los procesos. […] Hace mucho tiempo, miles de años, pensó Donna. Antes de la maldición, antes de que todas las cosas y todos los hombres sufrieran esta transformación. La edad de oro, cuando sabiduría y justicia eran conceptos idénticos.” Una mirada a la oscuridad, Philip K. Dick

yéndose con fervor. ¿Hay una contradicción aquí? Lo dudo mucho y es aquí donde el asunto se pone un poco obscuro: ¿por qué deseamos que se haga justicia con la misma intensidad con la que anhelamos un futuro desastroso y lleno de controles? Quizá porque deseamos ser castigados. Nuestra sociedad actual, por más azúcar que le agreguen, no deja de ser amarga y de cargar con una montaña de problemas que no sabemos cómo empezar a resolver. Desde el Apocalipsis bíblico –e incluso desde mucho antes– hasta las terribles pruebas de Maze Runner (Vergara y Riba) o las luchas intestinas de Divergente (Oceano Travesía), seguimos en busca de ese futuro siniestro, brutal y crudo: la perfecta oportunidad para el famoso “borrón y cuenta nueva” que nos permitiría, ahora sí, construir algo mejor, un mundo más justo. +

27


Por Tatiana Nogueira La lluvia de estos días nos obliga a refugiarnos en casa, buscar el libro perfecto para acompañarnos en estas tardes donde la nostalgia parece inundar nuestros recuerdos de la infancia, del primer amor, las aventuras con los mejores amigos y, sobre todo, el recuerdo de esa Ciudad de México que parece desvanecerse con los años, que nos alejan de la edad donde el mundo entero parecía caber en nuestras manos. José Memun, un joven arquitecto, tan interesado por la belleza de las estructuras como de las palabras, comenzó a escribir esta historia del México que parecía escaparse como polvo entre sus dedos, a fin de rescatar sus recuerdos a través de una novela que tituló Silvia, y que hoy comparte con nosotros. “La historia de Silvia comienza a sus catorce años cuando es descubierta por Jorge, uno de los dos mejores amigos de su hermano Manuel”, comienza a relatar José Memun, y sigue: “Jorge se enamora de Silvia y ahí comienzan una serie de situaciones, de encuentros y desencuentros que los llevarán por un camino muy interesante”. La historia de estos jóvenes tiene como escenario la Ciudad de México, en una época lejana para las nuevas generaciones: la década de los ochenta. El autor destaca de esos tiempos: “Uno de los aspectos más

importantes, y que hoy en día se está perdiendo, es el contacto de la gente con la gente, donde creabas relaciones con quienes estaban cerca de ti, con tus vecinos, con tus amigos, con las personas; donde no había tantos distractores y tantas situaciones que nos alejan, que hoy te pone en otro plano aunque estés sentado frente a alguien. Tuvimos suerte de vivir en una ciudad donde podías salir a la calle, caminar a la casa de tus amigos, conocer a su familia, ir a la tienda, ir a los bazares. Teníamos un poquito más de libertad y no estábamos tan encerrados”. Esta es una novela que rinde un tributo a la hoy casi extinta clase media, orgullosa de mantener y practicar una serie de valores conservadores donde la relación entre los padres y los hijos era la columna vertebral

28

de la estructura familiar. Pero también es la historia de la generación que se atrevió a salir del nido, más aún, es la historia de las mujeres que comenzaron a buscar y trazar su propio destino, que se rebelaron y dejaron de ser aquellas que crecían para casarse. Es la historia de una chica que comenzó a vivir bajo sus propias reglas y salió de casa, no para casarse, sino para buscar su lugar en el mundo. Silvia es también una novela que retrata a la generación que aprendió a vivir con la crisis perpetua, como nos explica el autor: “Es la historia de los que crecimos con la palabra ‘crisis’. Incluso en las películas mexicanas que retratan esa década se habla de la crisis, que todo estaba muy caro y que siempre había crisis y devaluaciones. Todos vivimos con esa palabra que repetían constantemente nuestros padres –es que está muy dura la crisis, es que la bolsa, es que la devaluación, es que…– en cómo esta situación afectaba a las familias y permeaba en los adolescentes que se acostumbraron a vivirla”. Pero lejos de ser una cosa negativa, José Memun opina: “Creo que para nosotros fue positivo porque aprendimos a disfrutar lo que teníamos, fuimos jóvenes con una capacidad de asombro enorme; hoy en día todo está tan a la mano, hay tanta variedad y opciones disponibles que la capacidad de asombro de los chavos es dificilísima, ya no se asombran con nada. Nosotros teníamos esa capacidad de asombro impresionante, y era lo que nos mantenía también con muchas ilusiones”. “Silvia también representa a una generación de hermanos, los más jóvenes de las familias, a la generación que descubrió otra manera de vivir. Muchas veces queremos que nuestros hijos hagan cosas que nosotros no hicimos, y queremos que vivan cosas que nosotros no vivimos; en la novela los padres se ven reflejados en los hijos y en la ilusión de que ellos sí logren hacer algo que no está al alcance de todos”, y sigue contando: “Silvia es capaz de tomar la decisión de irse a estudiar a otro país sin mirar para atrás. Jorge en cambio no hubiera hecho todas las cosas que hizo si no se hubieran dado las cosas como se le dieron. Son dos personas totalmente distintas. Jorge no es como Silvia, él es un poquito más pasivo, de no haber sucedido las cosas como se dieron no hubiera sido capaz de buscar su propio camino y atreverse a seguir otras opciones”. Silvia es una novela de encuentros y desencuentros, es como mirar un álbum de fotografías familiares de esos que ya no encontrarás porque ahora todas las imágenes las guardas en el celular. Altamente recomendable para estas tardes lluviosas, esta novela tal vez haga aflorar esos recuerdos que se niegan a desaparecer porque el sentimiento hace que se sientan más vivos en la memoria. +


Loti Ambrosi

Loti Ambrosi no es una recién llegada a la literatura, ni como lectora voraz que es desde su infancia, ni como autora, aunque éste es su trabajo de mayor enjundia, más personal y valiente, que viene a significar la recuperación del arte, algo olvidado, de contar una historia.

EL GRAN BEST SELLER · NUEVA EDICIÓN

ROBERT GREENE

las 48 leyes del

poder

el best seller mundial para los que quieren obtener, estudiar o combatir el poder absoluto.


CO N TAC TO

V I S UA L

C a r l o s - B l a s

G a l i n d o

Arte feminista

contra la

H

injusticia

tera correspondiente, a manera ay quienes pueden supode escarnio y de prevención ante ner que la esfera artística posibles invasiones futuras). Con está libre de injusticias esto, su proyecto artistíco deviehacia su interior, pero, lamentane glocal, pues implica una solublemente, el campo artístico es ción local para una problemática tan injusto como lo es el resto de global, como lo es el predominio aquellos ámbitos en los que tenedel patriarcado en el arte. mos injerencia los seres humanos Si una de las prácticas del paen los territorios dominados por lo triarcado es la de invisibilizar todo occidental-global. aquello que no abona a su soEn distintos momentos de la brevivencia, lo que Erika Rascón historia del arte, hay quienes han hace con la parte de su Proyecto imaginado que un arte proclive a VIVAS que corresponde al shoefila justicia o de denuncia política y ti es visibilizar la existencia de un social contra la injusticia, podría arte decolonial; de uno expandido coadyuvar a la construcción de una (no constreñido a los dictados realidad mejor, no solamente en la machistas), uno que sea socialesfera cultural, sino en las demás mente útil (por democrático), que están al alcance de la acción que no esté supeditado a la legihumana. La falta de justicia en el timación externa, sino que sea un campo artístico deriva del carácarte que proclame su legitimidad; ter de mercancía que los bienes de uno que subvierta los linderos y servicios culturales tienen en el disciplinares (establecidos por el capitalismo. Cuando los procesos patriarcado). De un arte que sea de producción, distribución y conabierto, que resulte heterogeneisumo del arte están supeditados al zante (ante la homologación del capitalismo, no hay justicia posible, mainstream), solidario, sororario toda vez que este sistema es pa(en alianza comprometida con triarcal. Y el patriarcado, al ejercer otras mujeres) y colaborativo el autoritarismo y la represión, y (en los procesos de producción, al imponer el androcentrismo y la distribución y consumo de VIVAS heteronormatividad (con su doble suelen intervenir varias mujemoral incorporada), es de suyo res), no subalterno, irreverente, injusto. Al arte, entonces, hay que no artecentrista (sino atento a liberarlo de la opresión capitalista requerimientos artísticos y no patriarcal para así contribuir a la liartísticos), incluyente, activista beración general que tantos utopisdesde el arte (es decir, artivista) mos han proclamado, y que hasta y comunitario, entre otras virtuahora no ha sido posible conseguir. VIVAS/ Shoefiti. Autora: Erika Rascón. Fecha: Obra procesual, 2016 – des. Para colgar los zapatos del En el proceso de despatriarcali- Técnica y materiales: Shoefiti. Zapatos para mujer intervenidos y colgados Proyecto VIVAS, Rascón toma por zación de la cultura artística tiene un papel decisivo el arte feminista dado que, dos (pintados de rosa, con la palabra VIVAS asalto la vía pública, con lo que se apropia de ese ámbito en el que ocurre el acoso callejero al apartarse de las reglas del patriarcado al en sus suelas y unidos con largas agujetas). La vertiente de este proyecto trabajada que las mujeres padecen día con día. Con su interior mismo de su esfera de influencia, lo confronta y lo erosiona. Erika Rascón (Aná- mediante el shoefiti le permite a Rascón de- obra procesual feminista resuelta por medio huac, Chihuahua, 1976) comenzó su con- nunciar y contrarrestar el que parezca “nor- del shoefiti denuncia la violencia de género y junto de obras-feministas-en-curso u obras mal” que incluso en las prácticas de inte- sus nefastas consecuencias (como el feminiprocesuales feministas, intitulado Proyecto grantes de las llamadas tribus urbanas exista cidio). Y lo hace con una proclama vital, que VIVAS, en el año 2016, utilizando el proce- machismo, toda vez que entre los cholos es VIVAS, y nunca desde la autovictimización. dimiento del shoefiti. Dicho procedimiento chihuahuenses es tradicional colgar zapatos Este proyecto es un ejemplo contundente de consiste en escribir en la vía pública la palabra para varones a manera de marcas territoria- cómo es factible liberar al arte de la opresión VIVAS –así, con mayúsculas– multiplicada y les, con diversas intenciones (por ejemplo: capitalista patriarcal con la finalidad superior colgando en los cableados de suministro eléc- a quienes ingresan a zonas controladas por de contribuir a la liberación general que es trico, telefonía, Internet o señal de televisión, pandillas de las que no forman parte se les tan indispensable como urgente. + en pares de zapatos para mujeres interveni- golpea y sus zapatos son colgados en la froncarlosblasgalindo@gmail.com

30


Torolab, Mapa 16 x 16 capas de decisiรณn (detalle), 2014. Colecciรณn FEMSA


N I Ñ O S

Entre una

y una

P

A

L E E R

K a re n

C h ace k

justicia relativa

relatosa…

or fin apareció un libro que le hace justicia a los verbos, pues siempre son los sustantivos los que se llevan los reflectores en las oraciones, por ser los que le dan nombre a los seres y objetos. Abecedario (El Naranjo), en cambio, se ocupa de exaltar cuán aburrida sería la existencia de los sujetos, si los verbos no les concedieran movimiento. Así, los protagonistas del libro se lucen en cada página como magos que sacan del sombrero numerosos trucos para usarse a sí mismos. El verbo ‘Abrir’, por ejemplo, empieza con Abrir un libro, luego cambia de vestuario y se transforma en Abrir las manos, Abrir un paraguas, Abrir los ojos, Abrir VOZ EN OFF un sobre, Abrir la puerta para ir a jugar. Imaginen Para que se te antoje los trucos que les resermás este libro, déjanos van otros verbos como compartirte que fue el ganador del New Horizons hablar, comer, chocar, Bologna Ragazzi Award reír, nacer, dar, peinar, del 2015, en la categoría iluminar, oler, untar… Y ‘No Ficción’. las ilustraciones son divertidísimas.

Se dice que la justicia cuenta con un sustento cultural, que a nivel social se comparte qué es lo bueno y qué es lo malo; así también se define que A es A porque no es B, que B no es una C aunque se disfrace y que a C simplemente le gusta ser, sin que la cataloguen. Así las cosas, ¿podrá un osado gatito gris convencer a los grandes felinos de que (paren de reír y) lo consideren uno más del clan? Al fin que si de diferencias se trata, sólo el león tiene melena, la pantera es la única de color negro y nadie salta tan alto como el puma. Bien ilustrado, incluso el ser más minúsculo se hace justicia a sí mismo. Para muestra: Sí, soy un felino (Astronave).

Dos ratones, una rata y un queso (Oceano Travesía) retrata la sospechosa elegancia de los grandes estudiosos de la sociedad humana —los roedores, claro está. Algunos miembros ejemplares no sólo han tomado nota de que la justicia humana dicta dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece, sino que han aprendido a abrazarse a la máxima de: el que parte y reparte se lleva la mejor parte… Eso, hasta que la llamada justicia divina se manifiesta en el mundo, y el propio orden de la naturaleza se encarga de imponer un auténtico equilibrio. O dicho de otra manera, imaginen a dos escuálidos y hambrientos ratones disputarse la propiedad de un amarillo y oloroso pedazo de queso, con una vieja rata colmilluda como mediadora. 32

Néstor vive cada día al ritmo de su tam, tam, tam interior, de tal modo que sus padres, su hermana, su maestra o algunos de sus compañeros de escuela, estallan seguido al grito de ¡Qué niño más lento! (FCE) y lo expulsan del libro… Para fortuna de Néstor, en el gran libro abierto que llamamos mundo caben todos los tam, tam, tam posibles. Enhorabuena, entonces: ya podemos encontrar en los estantes de las librerías a un digno representante de papel y tinta, que acompañe a quienes lejos de sentir la urgencia común de hacer y llegar, tienen deseos de descubrir a su propio paso en qué consiste la tarea de habitar la Tierra durante algún tiempo. Cuando nos hallamos comido el planeta (Tecolote) y no quede una sola gota de agua en los ríos, una planta o fruto en el valle, una vaca, un huevo, un pez o una pizca de aire respirable en la ciudad, ¿servirán de algo los lingotes, los bitcoins, las monedas o los billetes nuevos de quinientos o cincuenta mil que retaquen nuestros bolsillos? ¿Qué alimento para el cuerpo y el alma nos mantendrá vivos? Esas y otras reflexiones despierta este libro colorido, cuyas ilustraciones estilo collage permiten a cualquier lector encontrar un guiño a sí mismo en alguna de las páginas, descubrirse parte de la amenaza o partícula de la posible salvación. Libros de este tipo son cajitas de sorpresas que siempre al ser abiertos dan pie a un nuevo diálogo o reflexión inesperada. A los niños no sólo se les puede integrar a las discusiones filosóficas: se les puede sembrar en la cabeza semillas ricas, para que a su tiempo crezca un frondoso jardín en ese lugar que hoy ocupa su joven conciencia. + @malkatika


34

C a s t ro

SEÑOR ARREOLA

H

ace poco me encontré con un video de Thalía, quien fuera famosa ídola del pop a fines del siglo pasado. El video la mostraba saliendo de su automóvil en marcha para bailar: era el reto (o challenge) de moda esa semana y ella lo abordaba de un modo que me pareció simpático y divertido. No así a muchos tuiteros: “Ya 100TC Cñora”, escribieron varios; “Vieja ridícula, ya no está en edad”, puso alguien más. Y yo me acordé de algo que ocurrió hace muchos, muchísimos años: Era 1991 y Thalía –súper joven, súper sexi y súper popular– estaba en un programa de tele que conducía Verónica Castro. Y de pronto llegó al programa un señor, ya grande, que se puso a tirarle netas a Thalía, a hablarle con palabras que por lo visto ella no entendía y, en resumen, a interrumpir la entrevista. La cantante le contestó medio feíto, pero yo me puse de su lado: me pareció que el viejito se estaba ganando a pulso el equivalente de los años noventa del “100TC Cñor”. Al otro día me enteré de que el “Cñor” era nada menos que el escritor Juan José Arreola. Ahora sé que a cada rato salía en programas de Televisa, pero por distracción o mala suerte yo nunca lo había pescado, o no había entendido. Es más: se supone que cuando entró a cuadro en el programa, Verónica Castro lo habría

R aq u e l

presentado con todas las de la ley (ni cuenta me di) y que lo que él intentaba hacer era elogiar a Thalía, con algunas frases adornadas y raras. Durante mucho tiempo me quedé con la impresión equivocada: la del señor medio ávido de atención, incapaz de comunicarse con la chaviza. Y hasta se me olvidó que, tiempo antes del encontronazo con Thalía, a mí me gustaba la obra de Juan José Arreola. Y me gustaba mucho. Tuvieron que pasar años para que me asomara de nuevo a sus libros sin sentir algo como pena ajena. Y más años para que pudiera simplemente disfrutarlo, sin pensar en absoluto en el episodio aquel. Este año se cumplen cien del nacimiento de Arreola y, al releerlo, descubro que ahora me cae incluso mejor que cuando lo conocí. Como pasa a veces con los chismes, la anécdota del programa se olvida y se desgasta. Y como pasa siempre con los buenos libros, los de Arreola siguen siendo vigentes, divertidos, sorprendentes. No son la parte fea de la persona, sino al contrario, la parte más viva, más agradable, y de hecho más accesible. Es más: en estos tiempos de redes sociales, sus cuentos cortos (por ejemplo, los de Confabulario (Booket) y su novela fragmentaria La feria (Booket) bien podrían parecer escritos pensando en la publicación en Facebook, Twitter o

FOTOGRAFÍA: RogelioCuéllar

J ÓV E N E S

Wattpad. Y también están sus ensayos, sus textos que no son ni cuento ni poema ni ensayo, y sus dos obras de teatro. Una de ellas: Tercera llamada, ¡tercera! O empezamos sin usted –que es una versión fantástica de la historia de Adán y Eva– es mi favorita por cómo juega con los personajes y las situaciones y cómo se burla de las relaciones de pareja, la cotidianidad, el teatro mismo. Es de esas obras que se puede nada más leer, disfrutarla sin tener que verla puesta sobre un escenario, pero hasta la fecha uno de mis sueños guajiros es montarla, algún día, por puro gusto. En fin. Me da gusto que Thalía siga haciendo lo que se le da la gana y supongo que las estrellas de YouTube que hoy la critican serán criticadas también, en unos años, por una generación aún más joven: es la ley de la vida. Pero también creo que mientras eso pasa, habrá siempre algún lector curioso que decida asomarse a las letras de Juan José Arreola. Y su abuela o su bisabuela tal vez le dirá: “Ah, ese señor una vez se peleó con una cantante famosa…”, o tal vez no: a lo mejor le dirá “¡Ay, es el que escribió ‘El guardagujas’, que es un cuento muy loco!”. O quizás: “¡Es el que escribió ‘La migala’, que es una historia buenísima de horror!”. Y entonces el nuevo lector (o la nueva lectora) de Arreola disfrutará, simplemente, su lectura. + @raxxie_


NU

GRANDES

MAESTROS.

EV

A


la mirada diferente En esta ocasión nos asomamos a las entrañas de una editorial singular: Turner. Platicamos con Santiago Fernández de Caleya, su director general y Paola Morán, su directora en México.

T

urner empieza sus andadas en diciembre de 1970. Comenzó como una librería cuyo nombre era Turner English Bookstore y era la única en Madrid con fondo en inglés. Había una segunda línea de negocios que era la venta, en la trastienda, de libros prohibidos. Estos libros censurados durante la dictadura se traían de contrabando de México, Argentina y Venezuela. Como editorial se exploraron varios caminos muy particulares y muy al gusto del fundador, Manuel Arroyo Stephens, que comenzaron por la poesía y libros sobre tauromaquia, además de la publicación de novelas costumbristas españolas. EN MÉXICO Manuel descubrió América cuando vino por primera vez a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, a inicios de los ochenta. Se quedó una temporada en la Ciudad de México y quedó fascinado por el mundo de acá. A partir de ahí, empieza a pasar temporadas largas en México y a mediados de esa misma década comienza a trabajar con libros de arte, libros ilustrados, principalmente de exposiciones. Con oficina propia empezamos en 2003, gracias a una colaboración con el Fondo de Cultura Económica, gestionada por Juan García de Oteyza. La colección Noema comenzó ahí. COLECCIONES INSIGNES Tenemos dos brazos muy fuertes. Por un lado los libros de arte, de gran formato, y por otro están las colecciones:

LIBROS ESTRELLA

• Música, una colección especializada y un poco más académica. • Noema, dedicada al ensayo al estilo anglosajón. No sólo porque gran parte del catálogo son traducciones, sino porque se buscan los temas generales abordados de maneras originales. • Historias mínimas, coeditada con el Colegio de México. Nace con la Historia mínima de México, y a partir de ahí hemos buscado que se cuenten las historias mínimas de algunos países o de temáticas específicas, por ejemplo, el cosmos o el neoliberalismo. • Cuarto de las maravillas, una especie de cajón de sastre donde hay ficción, novela gráfica y libros para jóvenes. Es el intento de Turner por explorar un mercado diferente, aunque no nos ha ido del todo bien.

36

Para Santiago: La Alemania de Weimar, de Eric D. Weitz. Una radiografía a partir del Berlín de 1917 sobre cómo se dejó atrapar por el populismo nazi. Una obra que explora a profundidad el archivo fotográfico Casasola.

Para Paola: Feminismo pasado y presente, de Camille Paglia. Una colección de incómodos ensayos que cuestionan las posturas del feminismo actual.

EL PORVENIR Nos hemos dado cuenta de que también debemos producir experiencias. En ese sentido hemos inaugurado actividades como las tertulias. Abrimos un espacio llamado Casa Turner en el que debatimos temas generales anclados en nuestros títulos. Hemos tenido tres: la primera fue sobre personajes de la historia, anclado a 50 Discursos que cambiaron el mundo; la segunda fue sobre salsa y la tercera sobre el libro Jardinosofía, en la que además participó el autor. Hay una colección más que estrenamos este año y que llegará a México en 2019, los Minor. Minor es

el hermano pequeño de Noema. Son libros en formato de bolsillo, de alrededor de noventa páginas, cuya intención es convertirse en llamadas de atención sobre lo que está pasando en este momento. Por ejemplo, qué está ocurriendo con el big data, con el feminismo. Son temas de coyuntura. Con este lanzamiento también buscaremos abrir los catálogos tanto de Noema como de Minor para incluir a escritores mexicanos. En principio estaremos a la caza de autores mexicanos y latinoamericanos para crecer ambos sellos y tenemos ya previstos ciertos temas de historia, filosofía, literatura y música. Por ahí un título de Alain Derbez sobre blues. +


El BHAGAVAD GUITA y los EVANGELIOS

a la luz de la milenaria sabiduría del Yoga. Por Paramahansa Yogananda, autor de Autobiografía de un yogui

Autobiografía de un yogui 776 páginas 978-087612-098-9

Dios habla con Arjuna: EL BHAGAVAD GUITA Una nueva traducción y comentario Paramahansa Yogananda

Galardonado con el premio ILBA en 2016 y 2018 Al explorar las profundidades psicológicas, espirituales y metafísicas del Guita, Paramahansa Yogananda revela la más íntima esencia de esta majestuosa escritura que muestra el equilibrado sendero yóguico de la meditación y la acción correcta. Yogananda toma el consejo del Señor Krishna al guerrero y discípulo Arjuna y lo aplica a nuestras luchas cotidianas con el ego humano. Él explica que, al igual que sucede con Arjuna, nuestra mayor batalla se libra dentro de nuestra propia mente. También disponible en forma de compendio, El Yoga del Bhagavad Guita. El Yoga del Bhagavad Guita 212 páginas 978-0-87612-038-5

Volumen I: 764 páginas • 12 ilustraciones • ISBN 978-0-87612-596-0 Volumen II: 674 páginas • 10 ilustraciones • ISBN 978-0-87612-597-7

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO La resurrección del Cristo que mora en tu interior Paramahansa Yogananda

Galardonado con el premio ILBA en 2012, 2013 y 2014

Un revelador comentario sobre las enseñanzas originales de Jesús. En esta obra en tres volúmenes, Paramahansa Yogananda dilucida los profundos significados espirituales que se hallan en el fondo de conceptos mal comprendidos tales como el bautismo y «nacer de nuevo», la Trinidad y el papel de Satanás, el karma y la reencarnación, el «cielo» y el «infierno», cómo orar, cómo utilizar el poder curativo del pensamiento y de la fuerza vital, o los métodos que le permiten a toda alma alcanzar la Conciencia Crística. También disponible en forma de compendio, El Yoga de Jesús. Volumen I: 724 páginas • 12 ilustraciones • ISBN 978-0-87612-135-1 Volumen II: 648 páginas • 10 ilustraciones • ISBN 978-0-87612-136-8 Volumen III: 568 páginas • 11 ilustraciones • ISBN 978-0-87612-137-5

F U N D A D A E N 1 9 2 0 P O R PA R A M A H A N S A YO G A N A N D A

www.yogananda-sr f.org

El Yoga de Jesús 175 páginas 978-0-87612-024-8

Distribuidor exclusivo en México Editorial Océano de México: Tel.: 55 9178 5100; info@oceano.com.mx


S EC U E N C I A S

C h r i s t i a n

L .

Vo l k m a r

Diario de Invierno N

ormalmente pensamos que leer una biografía se trata sobre hechos, experiencias, acontecimientos, vidas, sobre personas extraordinarias. Creemos que dichos libros nos deben devolver la imagen inspiradora de un ser humano que se sobrepuso a los fracasos, pérdidas e injusticias, esperando un mensaje alentador que resuelva los males, como película de acción o guion de Hollywood. Hay cientos de libros de este tipo, historias de personajes, hombres y mujeres, que empezaron vendiendo algo de puerta en puerta o en la esquina de sus casas y terminaron convirtiéndose en empresarios poderosos, quienes intentan seguir vendiendo sus narrativas en conferencias por tantos dólares la entrada. En lo personal, no me agradan dichos libros, pero tampoco soy quién para ponerme juzgar la forma en que otros buscan respuestas y mensajes. Cualquier lectura es válida, siempre y cuando te haga pensar o reflexionar, siempre y cuando lo apliques en ti. Y hablando de búsquedas, es maravilloso cuando llegas a tu librería preferida (en mi caso es obvio adivinarlo), te rodeas de aquel aroma a papel, a imprenta, pasas tus manos por los tomos, los volteas, te acercas a los estantes: novedades, clásicos, latinoamericanos, literatura universal, recomendaciones, etc. Y entre tantos tamaños, colores, nombres y apellidos, te encuentras por ahí a un conocido. En mi caso, aquél sábado por la tarde, fue uno de mis favoritos: Paul Auster. Había leído ya varias de sus novelas, pero nunca alguna de sus autobiografías. Qué mejor manera de conocer a uno de tus preferidos: esperando encontrar el misterio detrás del escritor, intentando descifrar su misticismo, sus referencias, la creación de sus personajes, que te devuelva aquel porvenir alentador, para continuar escribiendo, aprovechando la tristeza, la tragedia, los corazones rotos, la muerte, la enfermedad, y todos sus contrarios. Queremos que uno de nuestros héroes nos enseñe cómo salir victoriosos. Así que, compré su Diario de invierno (Anagrama), y me puse a escuchar la pluma de Auster, mientras yo, en pleno verano, me encontraba en la misma temporada, llamémosle: Invierno Interno. A veces uno se pregunta: ¿Por qué a mí? ¿Por qué yo? ¿Por qué existen las injusticias o la mala fortuna? ¿Por qué unos sí y otro no? Olvidando la simplicidad de la vida, y qué mejor que un hombre de 64 años, te confiese la verdad: “cada vida está marcada por una serie de accidentes fallidos”. Consecuencias, vertientes de decisiones, buenas o malas, el sinsentido de la fortuna o la tragedia. Algo que, simplemente, es difícil de explicar y simplemente pasa.

38

No se trata de merecer o desmerecer, simplemente es. A lo largo de sus 200 páginas leí la vida de una persona que puede considerarse normal: el paso por su niñez, la adolescencia, los primeros amores, la angustia de nuevas experiencias, la soledad, el matrimonio, los apartamentos habitados, las habitaciones ocupadas y abandonadas, el divorcio de sus padres, la muerte, el matrimonio, un trabajo mal pagado, el hambre, los conflictos vecinales, su propio divorcio, la muerte de sus padres, reencontrar el amor, volver a empezar, seguir escribiendo, sorprenderse, resistir, continuar viviendo, y llegar a 2018, a los 71 años, “evadiendo una serie de posibles muertes absurdas y sin sentido, la enfermedad. Todo en el curso de lo que cabría denominar una vida normal”. La vida simplemente es, con sus desaciertos y coincidencias, con la desazón y gracia, salud y enfermedad; cada día millones mueren y millones nacen, con nuestra resignación y angustia, con nuestro insomnio y apatía, con la calma y dicha, la felicidad, el placer y el terror con su desgracia. ¿Cómo podemos explicárnoslo? ¿La rueda del dharma y el kharma? ¿La ética y la moral? ¿Los demonios entre la humanidad? ¿El repetir nuestra historia? ¿La energía universal? ¿El sí merezco abundancia? Unos más y otros menos. ¿El equilibrio del Universo? Creo que aún estoy joven para tener todas aquellas respuestas. Sin embargo, encontré el diario de alguien tan normal, y afortunado, que me puede mostrar parte de las respuestas a todas esas preguntas. Alguien que ha vivido lo suficiente. Y para alguien que se considera escritor, que vive, y relata historias, es muy importante. ¿Cuál es el misterio detrás de todas aquellas historias? Como diría Georges Simenon: “no hay tal misterio, no hay tal misticismo”. La clave es continuar viviendo. Así que, de cualquier manera, considerémonos afortunados de seguir existiendo, de poder escribir esto, de poder leerlo. Y de continuar compartiendo con las personas importantes, de poder verlos, hablarles, abrazarlos. De poder levantarnos cada día para llegar al trabajo, de poder escuchar un álbum nuevo, de ver la última temporada de tu serie favorita, de volver a comer la comida de otoño. De volver a empezar un día nuevo, de poder llegar otra vez al invierno. + @Att_Volk


¡De vuelta a los estantes!

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey

D

e cuando en cuando, y sin que exista una razón poderosa o por lo menos comprensible, algunos magníficos títulos desaparecen de las librerías y nadie se acuerda de volverlos a editar. Por más que se busquen, y por más que sus lectores nos aseguren que son maravillosos, aquellos libros se vuelven inconseguibles. Algo así le ocurrió a La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, novela comenzada por Mary Ann Shaffer y culminada por su sobrina Annie Barrows, en la que, además de encontrarnos con una colección de entrañables personajes, nos deleitamos con su amor por la lectura en un ambiente tan difícil como la Segunda Guerra Mundial. Contada de manera epistolar, todo un lujo para esta extraña época en la que las cartas parecen condenadas a la extinción, la novela

de Shaffer y Barrows es considerada por muchos bibliófilos un longseller, lo cual aumenta la inconformidad de su descatalogación. Pues bien, resulta que gracias a su adaptación al cine, dirigida por Mike Newell, La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey está de vuelta. En esta ocasión, fue la editorial Salamandra la encargada de satisfacer a todos los lectores que no dejaban de buscarla. En su momento, este título se tradujo a más de veinte idiomas y llegó a anotarse poco más de cinco millones de copias vendidas. ¿Estás listo para descubrir este hermoso relato? SINOPSIS: En un Londres devastado por las bombas y que empieza a recuperarse de las terribles heridas de la Segunda Guerra Mundial, Juliet Ashton,

una joven escritora en busca de inspiración novelesca, recibe la carta de un desconocido llamado Dawsey Adams. El hombre, que vive en la isla de Guernsey, un pequeño enclave en el canal de la Mancha, está leyendo un libro de Charles Lamb que había pertenecido con anterioridad a Juliet. ¿Cómo ha llegado ese ejemplar hasta Guernsey? ¿Por qué Dawsey decide ponerse en contacto con Juliet? Dawsey es miembro del club de lectura La Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata de Guernsey, creado en circunstancias difíciles durante la contienda, una rareza en tiempos de la ocupación alemana. Cuando Juliet acepta la invitación de estos excéntricos lectores para visitar Guernsey, entiende que ellos y su increíble sociedad literaria serán los personajes de su nueva novela, y su vida dará un vuelco para siempre. +

LA NOVELA QUE HA CONQUISTADO A MÁS DE CINCO MILLONES DE LECTORES «¡Una novela absolutamente encantadora!» Helen Mirren

El libro en el que se basa la película La sociedad literaria y del pastel de cáscara de papa de Guernsey

39 Lee+_Octubre.indd 1

28/9/18 15:43


T R AV E S Í A S

S a n d r a

Lo re n z a n o

TOCO UNA LLAGA:

ES MI MEMORIA

Memorial de Tlatelolco (Fragmentos)

La oscuridad engendra la violencia y la violencia pide oscuridad para cuajar el crimen. Por eso el dos de octubre aguardó hasta la noche para que nadie viera la mano que empuñaba el arma, sino sólo su efecto de relámpago. (…) No busques lo que no hay: huellas, cadáveres, que todo se le ha dado como ofrenda a una diosa: a la Devoradora de Excrementos*. No hurgues en los archivos pues nada consta en actas. Ay, la violencia pide oscuridad porque la oscuridad engendra sueño y podemos dormir soñando que soñamos. Mas he aquí que toco una llaga: es mi memoria. Duele, luego es verdad. Sangra con sangre. Y si la llamo mía traiciono a todos. Recuerdo, recordamos. Esta es nuestra manera de ayudar a que amanezca sobre tantas conciencias mancilladas, sobre un texto iracundo, sobre una reja abierta, sobre el rostro amparado tras la máscara. Recuerdo, recordemos

“Recuerdo, recordemos”, escribe Rosario Castellanos en su desgarrador “Memorial de Tlatelolco”. Cincuenta años después de aquel 2 de octubre, la memoria sigue siendo una llaga: recuerdo, recordamos. Las cifras inexactas. ¿130?, ¿300? Los nombres incompletos. Ningún condenado por el crimen. Ninguna cicatriz. Pura herida aún doliente. ¿Y la justicia? 2. “¿Qué país es éste, Agripina?”, le preguntaba aquel hombre a su esposa, sentada en la iglesia con uno de sus niños sobre las piernas, el día en que llegaron a ese pueblo llamado Luvina. ¿Qué país es éste?, escribió Juan Rulfo en uno de los cuentos más desolados que se han escrito en nuestra lengua. Qué país es éste en que un día cualquiera cuarenta y tres estudiantes pueden desaparecer como desaparecen las horas del día, esfumarse, deshacerse en el aire atroz que respiramos. Qué país es éste que permite que sean disueltos en ácido tres chicos que querían hacer cine, pero pasaron por el lugar equivocado en el momento equivocado. Qué país es éste en que, en ciertas zonas, ser mujer es casi una condena a muerte. Más de 26 mil casos de feminicidio en los últimos diez años, de acuerdo con ONU Mujeres. Qué país es éste donde las madres y los padres tienen que organizarse para salir a buscar fosas clandestinas con la esperanza de que allí, en alguna de ellas, esté el cuerpo de su hija o de su hijo. Madres y padres que han aprendido a reconocer el olor de un cadáver entre todos los otros olores que guarda la tierra. 170 mil asesinados, 35 mil desaparecidos… y seguimos aumentando horror al horror. “Recuerdo, recordemos.” Cincuenta años después de aquel 2 de octubre somos un país de cuerpos sin nombre y de nombres sin cuerpo. Ningún condenado por los crímenes. Ninguna cicatriz. Pura herida aún doliente. ¿Y la justicia? “Toco una llaga: es mi memoria.” + @sandralorenzano

40


UNA OBRA TRASCENDENTE QUE MARCA UN NUEVO GÉNERO NARRATIVO EN MÉXICO La Hacienda de las Ilusiones, primera novela de Roberto Servitje Sendra. Una pieza literaria de gran contenido humanista y anecdótico que revela los grandes dilemas morales que abundan en la humanidad.

Disponible a la venta en:


C R E S C E N D O

O s i r i s

D o m í n g u e z

MUJERES COMPOSITORAS,

VOCES SILENCIADAS H

ablar de mujeres compositoras es relevante en una época en la que se menciona mucho la equidad de género. Sin embargo, únicamente cinco por ciento de las obras que se programan en las temporadas de conciertos de las principales orquestas del mundo pertenecen a mujeres, de acuerdo con un sondeo realizado por el periódico inglés The Guardian, realizado a principios de este año. La situación está cambiando poco a poco. La música de concierto se está volviendo cada vez más femenina, gracias a diversos proyectos que buscan la inclusión de más mujeres, así como la difusión de su obra musical. Es importante saber quiénes fueron algunas de estas mujeres compositoras a lo largo de los siglos pasados y, sobre todo, escuchar sus trabajos, pues esto contribuye a ampliar la experiencia estética del escucha y a reivindicarlas como creadoras. A continuación les comparto una breve lista que permitirá adentrarse en este fascinante mundo musical femenino.

Amy Beach (1867–1944)

Lili Boulanger (1893–1918) Hace un siglo, en marzo de 1918, murió a los veinticuatro años la compositora francesa Marie-Juliette Olga Boulanger, mejor conocida como Lili Boulanger. La vida de Lili fue breve, pero prolífica, y está bien documentada gracias al esfuerzo de su hermana mayor, Nadia Boulanger, inmensa figura musical del siglo XX. Lili compuso en el estilo francés de principios de siglo, influida por compositores como Debussy, Ravel y Fauré, mezclando influencias vanguardistas como la atonalidad y la politonalidad. Fue la primera mujer en ganar el Premio de Composición Prix de Roma por su obra Faust et Helene en 1913, con sólo diecinueve años de edad. Sus principales obras son: Pie Jesu (1918), el “Salmo XXIV”, el “Salmo CXXIX” (1916), el “Salmo CXXX” (“Du Fond de l’abîme”, 1916) y la Vieille Prière Bouddhique. Actualmente existe el Lili Boulanger Memorial Fund, en Boston, Massachusetts, que brinda apoyo a jóvenes compositores.

Hildegard von Bingen (1098–1179) Nació en una familia noble de Alemania en 1098. Fue polifacética: abadesa, física, filósofa, naturalista, compositora, poetisa y lingüista de la Edad Media. En la década de los setenta se rescataron sus composiciones musicales; es autora de uno de los repertorios de música medieval más extensos. Santa Hildegarda, como se le conoce ahora, afirmaba haber tenido visiones celestiales a una edad muy temprana, visiones que continuaron a lo largo de su vida. Estas hicieron que se le tratara como una persona en conexión con lo divino, lo que explica en parte cómo fue capaz de deshacerse de las restricciones de la Iglesia medieval con respecto a las mujeres y que se le permitiera dedicarse a la filosofía y a la ciencia. De hecho, la mayoría de las obras de Hildegard von Bingen se presentan en forma de visiones. Además, Hildegard escribió textos teológicos, botánicos y medicinales, así como cartas y poemas. De su extenso opus destacan Symphonia armonie celestium revelacionum (1140–1150), compuesta por setenta y siete piezas musicales, y El Coro de las Virtudes (Ordo virtutum, 1150). 42

Compositora y pianista estadounidense, Amy Beach comenzó su carrera como niña prodigio, debutando con la Sinfónica de Boston en 1885. Amy Beach se concentró en la composición desde su matrimonio en 1885 hasta la muerte de su marido en 1910, año en que retomó su actividad como concertista. Entre 1911 y 1914 realizó giras por Europa, interpretando conciertos para piano y otras obras en Hamburgo, Leipzig y Berlín. Gozó de un gran prestigio en Europa y América; es famosa por su sinfonía Gaelic (1896), que fue la primera sinfonía compuesta por una mujer estadounidense. Beach fue representante del romanticismo tardío. Era una compositora ecléctica que recogía elementos de Brahms, Wagner y Debussy. A pesar de haberse formado completamente en Estados Unidos, no adhirió a la escuela americana de composición, desarrollando un lenguaje musical universal con referentes europeos. Además de la sinfonía Gaelic, resaltan su Romance para violín y piano Op. 23 (1823) y su Misa en Mi Bemol Mayor (1889).

Francesca Caccini (1587–1641) Compositora, cantante y poeta italiana, Francesca Caccini fue la primera mujer en componer una ópera. Su primera actuación en público como cantante fue en la boda de Enrique IV de Francia y de María de Médicis en 1600, en donde atrajo la atención del rey y poco después la de Claudio Monteverdi, considerado el precursor del género operístico. Al lado del libretista Michelangelo Buonaroti, sobrino del famoso artista, escribió música para intermedios en la Corte de los Médicis. En 1625 obtuvo uno de sus mayores éxitos con la ópera La liberazione di Ruggiero dall’isola d’Alcina, compuesta para la visita del príncipe Ladislaus Sigismondo, ópera que fue interpretada en Varsovia en 1628, siendo esta la primera ópera italiana representada fuera de su país. Escribió obras de temática religiosa y secular, tanto vocales como instrumentales. Se sabe que compuso cinco óperas, de las cuales sólo se conservan La liberazione, así como su obra de 1618: Il primo libro delle musiche. + @sonate_bleu


Heydar Aliyev Centre, Baku, 2012. Foto © Hélène Binet


RESEÑARIO 44

Prohibido nacer Trevor Noah Blackie Books

Aquellos más o menos conectados con el rollo standupero y la crítica agria seguro tendrán presente el nombre de Trevor Noah. Así es, el conductor actual de The Daily Show y uno de los más certeros francotiradores en contra del gobierno de Trump. Pues bien, este año, Blackie Books publicó su autobiografía traducida al español. El título completo es Prohibido nacer. Memorias de racismo, rabia y risa. Y uno se pregunta si es sano mezclar en la misma frase las palabras “racismo” y “risa”. Pues sí, al menos desde la óptica de Noah. Y es que resulta que Trevor Noah nació en Sudáfrica en pleno apartheid; hijo de madre xhosa y padre suizo, su solo nacimiento era considerado un crimen. Con una pluma que nos demuestra cuán cercanos pueden ser el humor y el enojo cuando uno se encuentra sumergido en un absurdo como el apartheid, Noah desgrana sus memorias a partir

de su infancia y hasta poco antes de que su carrera ascendiera estrepitosamente. El relato, ora desternillante, ora ácidamente melancólico, no sólo nos lleva de paseo por las muy singulares anécdotas de su infancia y juventud, sino que nos deja ver una historia pocas veces contada: la transformación de Sudáfrica, no necesariamente alegre, tras la caída del repudiado sistema racial. Debajo de la extensa cordillera que es el humor de Noah, con picos que van de lo impresionante a lo caprichoso, late una crítica dura cuyo blanco no es sólo el racismo, sino también la incapacidad de la sociedad para asumir su libertad. Desigualdades sociales y económicas, el fantasma del alcoholismo, violencia de género, normalización del crimen, sincretismos ideológicos, la implantación del consumismo y su hija bastarda: la piratería, y un atado de costumbres sumamente peculiares se dan cita en este volumen de memorias que no teme ridiculizarlas y, al mismo tiempo, convertirlas en pasajes entrañables. Una chulada de libro, imperdible.


Historias del 68

No leer

Seix Barral

Editorial Anagrama

A propósito del 50º aniversario de la masacre del 2 de octubre, Seix Barral se dio a la tarea de rescatar un texto jamás publicado del maestro Vicente Leñero: Historias del 68. Originalmente no estaba pensado para ser un libro, sino el guion de una película, arte que Leñero dominaba a la perfección. Sin embargo, la película nunca se filmó y el texto quedó, como si se tratase de un filme censurado, guardadito en una lata. Tras recuperar el texto original y retirar las indicaciones técnicas, Historias del 68 se convirtió en un libro por demás interesante. En él podemos apreciar, además de las dotes de Leñero como guionista, el latido acusatorio del periodista y la mirada profunda del narrador. Treinta siete escenas convertidas en una especie de cuentos que utilizan la imaginación del lector para recrear locaciones, ambientes y una historia que en muchos puntos resulta discordante con la oficial. De entre los muchos textos lanzados en conmemoración de aquellos actos, Historias del 68 resulta no sólo uno de los más interesantes, sino, también, uno de los más sinceros, pues el velo de la espectacularidad del aniversario le es completamente ajeno.

Gracias a la irrefrenable expansión de las plataformas tecnológicas, algunos géneros y formas de escritura están en peligro de extinción, especialmente la crítica. Lejos de engrosarse, como sugeriría la cada vez más copiosa impresión de libros, la crítica no ha encontrado el camino para renovarse y conquistar a los nuevos lectores. Por supuesto, hay algunas excepciones y la pluma de Alejandro Zambra es una de las más aplaudidas. No leer es una colección de reflexiones de texturas varias que nos invitan, por un lado, a leer con más deleite y, por el otro, a aguzar la mirada cuando un nuevo libro cae en nuestras manos. Alejado de los cánones académicos pero también marcando una sana distancia de los rankings, Zambra nos ofrece un singular paseo desde esa trinchera que es la lectura. Paseo que lo mismo elogia a las fotocopias que analiza a los “orilleros” del boom latinoamericano. En palabras de Álvaro Matus: “Un libro de ensayos hermoso y coherente con la poética que Zambra ha desplegado en su ficción, lo que refuerza la idea de que la mejor crítica siempre es la que hacen los propios escritores. Aquí hay claridad y pasión, generosidad y agudeza, excentricidad y, también, cómo no, una inteligencia admirable para desplegar el rencor.”

Vicente Leñero

Carácter

Alejandro Zambra

Ferdinand Borderwijk Ediciones Jus

En 1997, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, la encargada de entregar aquellas cotizadas estatuillas llamadas Óscar, quedó gratamente sorprendida por la peli neerlandesa de título Carácter. Tanto así que le otorgó su premio a Mejor película de habla no inglesa. Lo que pocos sabían, y muchos siguen sin saber, es que el filme dirigido por Mike van Diem es la adaptación de una vieja novela de Ferdinand Bordewijk, publicada en 1938. Para muchos cinéfilos, Carácter es una pieza imperdible por muchos motivos, pero sobre todo por su historia. Lo singular es que dicha historia jamás había llegado a los hispanoparlantes desde su propia fuente. Ochenta años después de su publicación, y casi veinte tras su adaptación cinematográfica, Carácter es traducida al español. Quien se rifó en esta ocasión fue el argentino Diego Puls, quien también ha traducido a Cees Nooteboom, de la mano de Jus. Gracias por ello.

El ciudadano digital Ulrich Richter Morales Editorial Oceano

El caso Brexit y las pasadas elecciones de Estados Unidos sembraron en el habla cotidiana un término aterrador: fake news, noticias falsas. Como si viviéramos en una novela distópica, ahora resulta que debemos cuidarnos de la información difundida a gran escala por medios de comunicación y redes sociales. Ulrich Richter cayó en la cuenta de esta situación cuando, al “googlear” su nombre, se encontró con una noticia que lo acusaba de lavado de dinero. Gracias a ese infame descubrimiento, Richter se convirtió en la primera persona del orbe que demandó al gigante Google, pues la empresa se negó a borrar el texto y sus rastros. Tras aquel capítulo agrio, que le llevó a investigar los pormenores al respecto de las falsas noticias, Ulrich Richter nos comparte El ciudadano digital. Fake news y posverdad en la era de Internet, un texto obligado para todo aquel que no quiera dejarse tomar el pelo y para aquellos que, irresponsablemente, comparten contenidos de dudosa procedencia. Ahí les encargamos. + 45


TVUNAM DOMINGOS 30 DE SEPTIEMBRE 7 y 14 DE OCTUBRE

CANAL 11 SÁBATVUNAM DOMIN29 DE SEPTIEMBRE 30 DE SEPTIEMBRE 6 y 13 DE OCTUBRE 7 y 14 DE OCTUBRE 22:30 h

48

Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

Lee+ 113 Justicia  

“No desesperen. La miseria que ahora está sobre nosotros no es más que el paso de la codicia, la amargura de los hombres que temen el camino...

Lee+ 113 Justicia  

“No desesperen. La miseria que ahora está sobre nosotros no es más que el paso de la codicia, la amargura de los hombres que temen el camino...