{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

AÑO 8 NÚMERO 82 MARZO 2016

EL ESPACIO PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS


12 al 20 de marzo

Invitado de honor ESTADO DE MÉXICO • Presentaciones de libros • Conferencias • Espectáculos artísticos • Exhibición y venta de libros FOEM • Talleres • Exposiciones gráficas • Mesas redondas

ceapefoem

@ceapefoem

www.edomx.gob.mx/consejoeditorial


EL LIBRERO DE...

TERESA DEL CONDE

03

La crítica de arte Teresa del Conde (Ciudad de México, 1938) nos recibe en su casa. Además de la gran cantidad de libros que posee, tiene una respetable colección de pintura y grabado mexicanos. En todas las áreas de la casa hay por lo menos una pintura de algún autor reconocido. Antes de comenzar le decimos a la doctora que más que hablar de sus libros deberíamos hablar de su pinacoteca. Esto fue lo que nos respondió acerca de su librero. +

Ernesto Solano ©

¿Cuántos libros tienes? No tengo la menor idea; tengo bastantes. En cada cuarto de esta casa hay libros que se han ido acumulando con el tiempo. Son muchos pero no tengo una biblioteca como tienen otras personas. ¿Cuál es el más nuevo? Entre los más nuevos están los de Jonathan Franzen, el escritor estadounidense de moda y que sí es literatura en serio, es otro modo de elaborar una narración. También los que he comprado con motivo de mis intereses, como El arte de la falsificación, publicado por Phaidon. ¿Cuál es el libro más viejo? No puedo decir cuál sea el más viejo, no tengo recuerdo. ¿Qué podría decir? ¿Cuál fue el primer autor que leí con conciencia? Dostoievski, cuando estaba en la escuela primaria. Leí Crimen y castigo, luego Los hermanos Karamazov y probablemente El jugador. ¿Cuál es tu favorito? Depende, porque si me preguntan qué novela, diré que La montaña mágica, de Thomas Mann. O los ensayos de Steiner.

¿Qué libro no has leído aún? Es infinita la cantidad de libros que no he leído. Ahora retomé Poesía y verdad, de Goethe. ¿Cuál es la joya de la corona del librero? 
 Tengo muchos libros autografiados de Octavio Paz y de Carlos Fuentes, pero no tengo ninguno que considere como una joya que no pudiera prestar. ¿Qué libro has regalado? En varias ocasiones he regalado libros, pero generalmente son de mi autoría. He regalado mucho a Modiano, tanto en francés como en español. ¿Qué libro te falta? Me faltan muchísimos. Hay cosas que no se pueden comprar porque están agotadas o no se han reeditado. ¿Cuál autor se repite más veces en el librero? Se repiten mucho Sigmund Freud y Frida Kahlo. ¿Cuál libro no has regresado? (es decir, que no es tuyo). Tengo algunos de Sándor Márai, un gran autor. +


EDITORIAL

CONTENIDO

La curiosidad humana encontró en las estrellas un reto a la altura de su ingenio y capacidad. Cuando las antiguas civilizaciones se fundaron e inició su crecimiento, una vez resuelto el tema alimentario, algunos hombres tuvieron tiempo para ponerse a filosofar, convirtiendo al cielo en un campo para sembrar sus preguntas. Bautizaron estrellas y planetas con el nombre de sus dioses, y nombraron a las constelaciones por su parecido con algunos animales. Egipcios, mesopotámicos y griegos, entre los años 3,000 y 500 antes de Cristo, pensaban que la Tierra era plana y rodeada de mar; Pitágoras primero y Aristóteles después, sugieren que en realidad es redonda, apoyados en las observaciones que hacen sobre los eclipses. Entre la teoría geocéntrica de Ptolomeo y la heliocéntrica de Copérnico pasan cerca de mil setecientos años, y a partir de ese momento, el conocimiento del sistema solar y del Universo se revolucionará: Kepler enuncia sus leyes sobre las órbitas elípticas de los planetas hasta entonces conocidos (1609); Galileo, con su telescopio, observa como nadie lo había hecho antes la Luna y los satélites de Júpiter (1609); Newton en su libro Principia explica la ley de la gravedad y las tres leyes del movimiento (1687). Después del descubrimiento de Urano gracias a las observaciones de William Herschel, en 1781, y de la identificación de Ceres, un cuerpo rocoso entre Marte y Júpiter, se descubre el helio (1868), se fotografía el Sol, se observan las primeras manchas solares, Einstein establece la Teoría general de la relatividad (1919). 1957 es un año crucial para el conocimiento del espacio: doscientos setenta años después de que Newton explicara la gravedad, el Sputnik 1 se convierte en el primer satélite artificial puesto en órbita, lo que marca el inicio de la carrera espacial, una lucha entre las dos grandes potencias de la época: Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (urss). El resultado de esta carrera culminará con la llegada del hombre a la Luna, el 20 de julio de 1969.

EL LIBRERO DE… Teresa del Conde

03

yara@revistaleemas.mx

CHINUA ACHEBE: ESCRIBIR LA NUEVA HISTORIA DE ÁFRICA Omar Nieto

06

Editor y coordinador editorial Jorge Vázquez Ángeles

EL ESPACIO (YO CREO EN ÉL) Nerd Plus/ Bernardo Fernández-Bef

08

LOUISE WELSH Entrevista

10

Directora de marketing Beatriz Vidal De Alba

GABRIELA WIENER Entrevista

12

beatriz@revistaleemas.mx

¿TENEMOS WHATSAPP? Fábulas del Tío Hoffs/ Antonio Malpica

14

Difusión y promoción Alexis Jiménez Calderón

RINCÓN GOURMET

16

AURORA BOREAL Jóvenes/ Raquel Castro

18

FRASE NAPALM Valentina Tereshkova

20

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

GRAVEDAD CERO Rolando Ramiro Vázquez Mendoza

22

Anúnciate con nosotros (55) 5335 1327

TANTAS GALAXIAS COMO PERSONAS EN EL MUNDO Niños a ¡leer!/ Karen Chacek

24

EL ESPACIO

Detrás de un hombre están todos los hombres: quizá eso pensó Neil Armstrong mientras observaba el horizonte lunar. Valentina Tereshkova, la primera mujer que fue al espacio y que aparece en la portada, dijo que después de haber estado allá arriba, desesperadamente quiso volver una vez más. Las estrellas, como las sirenas, también nos llaman, y nadie puede resistirlo. + SIGOURNEY WEAVER, 1979. GETTY IMAGES.

Directora general Yara Sánchez de la Barquera Vidal

jorge@revistaleemas.mx

valeria@revistaleemas.mx

EL UNIVERSO EN NUESTRAS MANOS De-Mente/ Yara Sánchez de la Barquera Vidal

26

UN LUNES CUALQUIERA Cuento

34

EL PERFIL Valentina Tereshkova

36

Esta revista utiliza tipografías Gandhi Sans y Gandhi Serif, diseñadas para una mejor lectura. Puedes descargar ambas fuentes en:

www.tipografiagandhi.com

ENVÍA TUS COMENTARIOS_ A elcliente@gandhi.com.mx _VISITA WWW.REVISTALEEMAS.MX_ WWW.MASCULTURA.MX

Directora de arte Valeria Moheno Lobato

alexis@revistaleemas.mx

Ilustraciones Dann Conejo

contacto@revistaleemas.mx

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez de la Barquera Vidal, Información: (55) 5413 0397, Ventas Publicidad: (55) 5335 1327, Correo electrónico: leemas.gandhi@gmail. com, Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V., Dirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 042009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Multigráfica Publicitaria S.A. de C.V. en Avena núm.15 Colonia Granjas Esmeralda. Iztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


06

T

raducida a cincuenta lenguas y con más de diez millones de ejemplares vendidos, la primera novela del escritor nigeriano Chinua Achebe, Todo se desmorona (1958), cambió el espectro de la literatura mundial al demostrar que a pesar del colonialismo europeo, buena parte de la identidad africana pudo mantenerse a flote. En su cincuenta aniversario, esta obra —que conforma junto a Me alegraría de otra muerte (1960) y La flecha del dios (1964) la llamada Trilogía africana— fue ampliamente celebrada en todo el mundo desde Ogidi, el pueblo natal del autor, hasta la Biblioteca del Congreso de Washington, confirmando a Achebe como el autor africano más leído. Parte indiscutible del nuevo canon universal y padre de la literatura africana moderna, como lo consideró Nadine Gordimer, una de los tres premios Nobel de Literatura que tiene África, junto a Wole Soyinka y J. M. Coetzee. En Trilogía africana, publicada por primera vez en México apenas en mayo de 2014, se cuenta la historia de Okonkwo, uno de los guerreros más importantes de Umofia —una de las tribus igbo del sur de Nigeria— que busca escapar de la sombra de su padre, un hombre endeudado sin prestigio

ni fortuna. El profundo miedo que tiene Okonkwo al fracaso lo convierte en un hombre trabajador pero violento que no perdona la debilidad de su familia ni de quienes lo rodean, llevándolo a cometer crímenes y excesos que contribuirán a que Umofia sucumba ante el poderío de la colonización blanca de misioneros y militares británicos en un proceso de dominio y devastación al que se llamó “Pacificación” de África. La Trilogía africana alcanza estatus universal porque su historia no sólo representa el sufrimiento de los pueblos africanos, sino de las poblaciones amerindias, asiáticas y de Oceanía, ya que antes del siglo xix, 80% del planeta estaba bajo tutela u ocupación de las potencias de Europa. Chinua Achebe nació en 1930. Sus padres, también de origen igbo, se convirtieron pronto al cristianismo. Su padre fue evangelista y viajó por treinta y cuatro años a diferentes partes del territorio igbo diseminando la Biblia y la Palabra en un mundo de tradiciones mágicas ancestrales. Al retirarse como pastor, el padre de Chinua regresó a su aldea; algo parecido a lo que hizo el propio Achebe en la literatura, quien a pesar de recibir una

educación británica escribió sobre la cosmovisión igbo en la lengua de sus conquistadores: el inglés. Achebe encontró en su identidad africana no una desventaja sino una fortaleza para concretar el proceso inverso de la conquista. “Cuando comencé a ir a la escuela y a aprender a leer (en inglés)… instintivamente tomé parte por la gente blanca. Ellos eran buenos. Eran excelentes. Eran inteligentes. Los otros no: eran estúpidos y feos. Ésa fue la manera en la que fui introducido al peligro de no tener nuestras propias historias”, reveló a The Paris Review. Al darse cuenta de que la nación que no tiene historia está condenada a desaparecer de la memoria del mundo, Chinua supo que en lugar de idear tramas europeas, debía contar la historia de su pueblo, de su origen, siguiendo el consejo de un proverbio igbo: “hasta que los leones tengan sus propios historiadores, la historia de la caza siempre glorificará al cazador”, es decir, al hombre blanco que ha arrasado incluso con los bellos felinos del África: “Cuando me di cuenta de eso, me convertí en escritor. Yo tenía que ser ese historiador. No es el trabajo de un solo hombre. Pero es algo que tenemos que hacer”. Sin embargo, en lugar de confrontar, Chinua propuso otra vía: escribir la versión africana de las cosas: “Si no te gusta la historia de alguien,


escribe la tuya propia. Si no te gusta lo que la gente dice, di qué es lo que no te gusta”. Así, en Trilogía africana, Achebe no occidentaliza el universo igbo sino que escribe en inglés lo que piensa en igbo. Le da voz a esa otra forma de concebir la realidad, donde cuenta el mundo espiritual, donde cada hombre o mujer tiene un chi (un dios personal) y se ofrecen a los dioses ancestrales los frutos de las cosechas. En suma, Achebe contrasta el corazón individualista occidental contra el alma comunitaria del hombre africano. Si como dice Gilles Lipovetsky, el individualismo occidental se rige por una especie de narcicismo exacerbado, de apatía vacía y frívola, de realización personal por encima de lo colectivo a pesar de las realidades catastróficas del mundo, la obra de Chinua Achebe va en sentido contrario. En ella, se encuentra el hombre colectivo; las tradiciones están por encima del consumo efímero, el hombre está conectado con la naturaleza y el mundo espiritual más que con el dios del dinero y de lo material, es decir, del capitalismo salvaje. En Me alegraría de otra muerte, la segunda novela de Trilogía africana, el nieto de Okonkwo, Obi Okonkwo, olvida su origen y con ello, su identidad. No sólo se educa en Inglaterra sino que consigue un trabajo en el gobierno inglés en Nigeria, negando becas, permisos y recursos para sus coetáneos en nombre de la civilización. En él triunfa el colonialismo, o mejor dicho, el poscolonialismo, donde “el centro ya no sostiene”, es decir, Europa ya no puede sostener su imperio sobre sus colonias. En La flecha del dios, la tercera novela de la serie, se narra la precuela de las dos anteriores, el cómo las instituciones británicas propician la guerra entre dos tribus hermanas igbos, Umofia y Umuaro, para que se cumpla lo que dice el proverbio: “Cuando dos hermanos se pelean, un forastero hereda la hacienda de su padre”. Trilogía africana está llena de símbolos igbos, proverbios y símiles con la naturaleza, que es la manera en la que los igbos se comunican para perpetuar la sabiduría de su pueblo. Muestra de ello es el nombre del personaje principal, Okonkwo, quien se llama igual que todos los nacidos el primer día de la semana, ya que los igbo no tienen nombres individuales sino colectivos. El mismo nombre “Chinua” en realidad es la abreviatura de Chinualumogu, que significa “Que Dios luche en mi favor”. Esa identidad fue llevada al límite en su vida por el propio Achebe, quien como estudiante

de Historia y Teología en la Universidad de Ibadan, aún bajo la tutela de la Universidad de Londres, dejó de llamarse Albert —su nombre cristiano— para recuperar su nombre tradicional. Achebe fue uno de los primeros alumnos en graduarse cuando Ibadan se convirtió en una institución autónoma y Nigeria se independizó. La intención de Achebe fue ayudar a Nigeria de la forma en que sólo un escritor puede hacerlo. Su objetivo fue “ayudar a mi sociedad a recuperar la fe en sí misma y superar los complejos de años de denigración y autodesprecio”. En su ensayo “El novelista como maestro” señala: “Yo estaría completamente satisfecho si mis novelas, especialmente las que situé en el pasado, hubieran servido al menos para enseñar a mis lectores que su historia, a pesar de todas sus imperfecciones, no fue la larga noche de salvajismo que los europeos, actuando en nombre de Dios, vinieron a liberarnos”. Para empezar, Achebe publicó un ensayo en el que denunciaba la manera en la que El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad, un clásico inglés, impulsaba el racismo y el desprecio racial, describiendo a los nativos africanos de la siguiente forma: “Aullaban, saltaban, se colgaban de las lianas, hacían muecas horribles, pero lo que verdaderamente causaba estremecimiento era la idea de humanidad, igual que la de uno, la idea de aquel remoto parentesco con aquellos seres salvajes, apasionados y tumultuosos”. La importancia estética de su obra hizo de Achebe el principal referente de la cultura africana frente al imperialismo europeo. Como dice Marta Sofía López, la traductora de Achebe al español, su obra ha sido crucial a la hora de transformar la mirada de los africanos sobre sí mismos y del resto del mundo con respecto a África. Luego del éxito de Trilogía africana, Achebe se convirtió en gran promotor de la literatura de su continente como profesor de la Universidad David y Marianna Fischer en Minessota, Estados Unidos, y como catedrático de Estudios Africanos de la Universidad de Brown. Hasta su muerte, en marzo de 2013, había fungido como editor de la influyente revista Okike y fundador de la serie Heinemann de Literatura Africana con más de trescientos títulos. Achebe recibió más de treinta doctorados honoris causa de reconocidas universidades del mundo y fue sumamente crítico tanto contra el racismo como contra los gobiernos de Nigeria. Para él, el arte debe existir

para ayudar a la humanidad. “Es por eso que yo encuentro al racismo imposible, porque es contra la humanidad”, aseguró. Donato Ndongo, padre de la literatura moderna en la también poscolonial y española Guinea Ecuatorial, en el centro de África, considera que fue fascinante descubrir “que un negro, un negro africano, podía contar historias que yo mismo llevaba en mis genes. Achebe me dio los ánimos, la motivación, el tono… debemos reconocer su influencia decisiva en nuestro oficio y su maestría en el servicio a la causa de la dignificación de nuestro continente”. Achebe lo logró. Exponer una cultura primigenia y hacerla universal es un reto que sólo superan los grandes artistas. Pero él lo tenía claro. Ante The Paris Review, Achebe reconoció que una de las mayores contribuciones que su generación hizo a la literatura contemporánea mundial fue brindarle a la historia escrita la energía de la tradición oral, de la historia contada de boca en boca, y con ello, otorgarle voz a una nación, o en su caso, al pueblo igbo, insertando la energía ancestral nigeriana a la literatura universal. Es curioso, Achebe puso la cultura igbo en la mente de todo mundo, pero hasta antes de su muerte su obra no había sido traducida a esa lengua. Lo anterior, porque el igbo tiene muchos dialectos que dependen de la entonación, lo que la convierte en intraducible en términos occidentales, como sucedió con la Biblia en 1906. Para traducir una línea como “En el principio… Dios creó…” hubo que reunir a seis líderes igbo de diferentes regiones para lograr una traducción estándar. Aun así no se logró, como el mismo Achebe lo reconoció: “Conozco la Biblia muy bien. Pero la versión estándar al igbo no ‘canta’. No hay forma de hacer que cante. Es pesada. Como de madera. No va a ninguna parte… Quizá algún día yo mismo traduzca Todo se desmorona a la lengua igbo”. Es justo por eso que la obra de Chinua Achebe se torna extraordinaria. ¿Cómo lograr que las culturas milenarias, arraigadas en un sentido espiritual más que material, más de comunidad que de individualidad, canten usando el lenguaje occidental? Quien lea la obra de Chinua Achebe tendrá la respuesta. +

Por Omar Nieto

Conciertos Sala Nezahualcóyotl

Informes 5622 7113 www.musica.unam.mx

República Checa

Lukáš Vondráček, piano Obras de Mozart, Prokofiev, Suk, Novák y Smetana Marzo • Martes 15/20:30 horas

Programa Conmemorativo Marzo • Sábado 19/20:00 horas • Domingo 20/12:00 horas


08

por todo el sistema solar escrita con gran rigor científico, tanto que sorprende saber que Robinson estudió literatura y no ciencias duras. Ya Robinson había escrito la trilogía formada por Marte rojo, Marte verde y Marte azul, un clásico de los noventa sobre la terraformación del Planeta Rojo, auténtico clásico de la ciencia ficción contemporánea. El dato curioso: Stan nació en el mismo pueblito que Ray Bradbury, Waukegan, en Illinois. Desde luego, la novela de ciencia ficción dura más reciente llevada con éxito al cine es El marciano, de Andy Weir. Escrita con el rigor que Michael Crichton solía dar a sus novelas, El marciano narra la historia del astronauta Mark Watney, quien se queda varado en nuestro planeta vecino tras el aborto de la misión de la que forma parte. En la mejor tradición del Robinson Crusoe de Daniel Defoe, Weir lleva de la mano a su protagonista para resolver a través del pensamiento racional todas las dificultades, aparentemente insalvables, que se le presentarán. Shanghai, China.- "Con el espacio hemos topado, Santo", pienso a la hora de atacar el teclado con uno de los temas favoritos (el espacio) de uno de mis temas favoritos (la ciencia ficción). A todo mundo le vendrá a la mente De la Tierra a la Luna, de Julio Verne, y su secuela Alrededor de la Luna. No tengo manera de comprobarlo a niveles rigurosos pero sospecho que fue una de las primeras —si no la primerísima— novela llevada al cine. Sin duda fue la primera novela de ciencia ficción que llegó a la pantalla grande, adaptada por el delirante George Méliès en 1902 y también fue la primera adaptación libre al cine de un trabajo del género fantástico. Méliès iniciaría un maridaje literario/cinematográfico: las aventuras espaciales. Desde entonces, hace casi ciento veinte años este tipo de historias se han multiplicado desde la pantalla y los libros. Pienso en la más grande de todos los tiempos: 2001: Odisea del espacio (Kubrick, 1968). Demente como siempre, el genial director de Brooklyn buscó directamente a Arthur C. Clarke —en aquel momento el mejor escritor de ciencia ficción— para que le escribiera un guión original. No puedo seguir sin contar el acuerdo que Arthur C. Clarke tenía con Isaac Asimov: cada vez que a alguno de ellos les preguntaran quién era el mejor escritor de ciencia ficción del mundo, el gringo

nombraba al británico y al revés. Hechos uno para el otro, par de ególatras. La realidad es que ni Asimov ni Clarke me conmueven, y siempre que lo digo pierdo amigos. Pero lo siento, me parecen autores de grandes ideas y muy pobres desarrollos literarios. Más interesante, y hoy prácticamente olvidado en el castellano, me pareció siempre Robert A. Heinlein. Escritor emblemático de la ciencia ficción militarista y el más reaccionario conservadurismo, Heinlein publicó en 1960 esa joya de las novelas de aventuras, Tropas del espacio, que fuera llevada al cine en 1997 por Paul Verhoeven en una de las más subvaluadas adaptaciones audiovisuales de la ciencia ficción. Creo que ando hablando de autores clásicos, acaso ya muy aplaudidos. Sucede que la industria editorial española no parece traducir con la rapidez que la generación de material de ciencia ficción interesante amerita. Por ello, no quiero dejar pasar dos ejemplos recientes de ciencia ficción espacial. 2312 es una de esas joyas que inexplicablemente pasan desapercibidas para el gran público lector. Situada dentro de tres siglos, la novela sigue las aventuras de Swan Hong, artista y ex diseñadora de asteroides que recibe un misterioso mensaje de su adorada abuelastra a la muerte de ésta. Lo que sigue es una odisea

Como todo mundo sabe, Ridley Scott adaptó el libro al cine en una vistosa película el año pasado pero, nerds del mundo, ¿se quieren perder esta joya friki, repleta de chaquidatos? No quisiera cerrar este espacio sin mencionar mi película favorita de ciencia ficción de los últimos años. No es Interstellar porque ésa justo no la vi; se trata de Moon, de Duncan Jones, el hijo de David Bowie. Situada en nuestro satélite (¡duh!), lo que comienza como una tediosa historia de astronautas se convierte en una complicadísima trama de clonación y viajes espaciales. No diré más para no echárselas a perder. Y así me podría amanecer hablando de viejas novelas de ciencia ficción espaciales. Me faltó espacio para hablar de A. E. van Vogt, Philip K. Dick, Jack Williamson, E. E. "Doc" Smith, el enigmático Cordwainer Smith, y mi favorito de todos, R. A. Lafferty. El cómic del mes: sin dudar, toda la serie de El Incal, de Alejandro Jodorowsky y Moebius. Delirante space opera en la que colaboraron dos de las más brillantes fuerzas creadoras de los cómics franceses. Una delicia. +


10

CUÍDATE Fotografía de la autora por Steve Lindbridge.

DE LOS

NOVELISTAS

ROMÁNTICOS Entrevista con Louise Welsh

L

ouise Welsh nació el 1 de febrero de 1965 en Edimburgo, Escocia. Ahora vive en Glasgow. Es pelirroja y su estatura debe rondar el 1.65. La escritura es para ella un trabajo de tiempo completo: empieza en la mañana y continúa hasta después de las cinco de la tarde. Escribe directamente en la computadora y de vez en cuando hace anotaciones en un cuaderno. Desde hace varios años, cuando se sienta a escribir, desenchufa el módem. “El internet distrae demasiado”, dice. Lleva puesto un amplio vestido de una sola pieza, negro, como la literatura que escribe. Le digo que, a primera vista, parece una buena persona, que su sonrisa y amabilidad no concuerdan con lo que escribe en sus libros: personajes oscuros y crímenes. “Sí…”, contesta, “…escribo cosas oscuras, a veces perturbadoras. Quizá soy una muy buena actriz y por dentro todo es negro y malvado. Quizá en los libros todo es catártico. Creo que la mayoría de los autores de novelas policiacas y de historias de horror que conozco son buenas personas. Cuídate de los novelistas románticos”.

Sí, escribo cosas oscuras, a veces perturbadoras. Quizá soy una muy buena actriz y por dentro todo es negro y malvado. Quizá en los libros todo es catártico. Creo que la mayoría de los autores de novelas policiacas y de historias de horror que conozco son buenas personas.

Ganadora del John Creasey Memorial Dagger, el más importante premio de literatura policiaca en el Reino Unido, a Louise Welsh le gusta el género negro por la posibilidad de contar historias fuertes y porque le permite hablar de lugares oscuros, de las partes negativas de la ciudad. Consciente de que el género posee algunas convenciones, le gusta darles la vuelta: “A veces, dentro del género policiaco, si encuentras a la persona diferente, al gay o al discapacitado, ya encontraste al asesino. Más bien yo voy en contra de eso, quiero escribir novelas donde los diferentes no son los asesinos, sino las personas a seguir, los personajes principales”.

El cuarto oscuro (2002), su primera novela, es la historia de un subastador que al momento de ir a tasar una mansión en Glasgow, encuentra un cuarto secreto con libros que alguna vez estuvieron prohibidos por su contenido erótico y pornográfico, así como una colección de fotografías del dueño de la casa: juergas y orgías desenfrenadas. Entre estas imágenes, encuentra la de una chica que parece haber sido asesinada en un ritual erótico. Y ahí el protagonista comienza la búsqueda. El truco de la bala (2006), también disponible en México, es la historia de un mago que trabaja en clubes nocturnos y que, durante una función en el club Soho, es usado para sustraer del saco de un policía corrupto una prueba con la que ha estado chantajeando al dueño del centro nocturno. Este par de novelas tienen algo en común: son protagonizadas por dos hombres, Rilke y William Wilson, respectivamente. Verosímiles y muy bien perfilados, parece que Louise se siente cómoda dentro de la piel masculina: “Creo que a menudo, cuando escribes una novela, no sabes realmente por qué eliges a los personajes, de algún modo se vuelve instintivo. Supongo que elegir ser un personaje masculino dentro del libro es como ponerse en los zapatos de alguien más, en la mente de alguien más, así que el cambio de género no es un cambio tan grande”. Los dos personajes, además, son atípicos: ninguno es policía o ex policía, ni tampoco escritores que cuentan sus tribulaciones. Rilke es un homosexual que trabaja en una casa de subastas; William Wilson, un mago escocés que se gana la vida trabajando en clubes nocturnos. ¿De dónde salieron ambos? Louise sonríe. Su corte de cabello recuerda a los Fab Four: “En el caso del subastador, había estado yendo a muchas subastas. En ese momento vendía y compraba libros de segunda mano e iba a muchas subastas. Comencé a pensar qué pasaría si un hombre fuera a una casa y encontrara unas fotografías horribles. Al principio pensé que estaba escribiendo un libro gótico, sabía que también estaba escribiendo sobre una investigación, sabía que habría un personaje principal que recorrería la ciudad en busca de algo y, sobre todo, de sí mismo. Con El truco de la bala fue un poco más difícil; vivía en Berlín y estaba muy interesada en el mundo del cabaret, por lo que empecé a ir a muchos y creo que el acto de magia en sí es fascinante porque a los cinco años, o quizá a los cuatro, sabes que la magia no es real y aun así nos encanta ver a alguien haciendo trucos. Creo que llevar a cabo un acto de magia es como crear un libro. La audiencia sabe, tus lectores saben que estás inventando algo, pero te siguen la corriente”. Tras graduarse de la universidad en 1990, Louise Welsh usó sus viejos contactos de la época en que vendía ropa usada para abrir una librería de viejo. Rentó un garaje y ahí comenzó su primer negocio. Yo ignoraba que ella era la dueña y pensaba que sólo había trabajado ahí. Le pregunté si alguna vez se robó algún libro o si sólo los tomaba prestados: “Bueno, era mi librería, podía tomar o robar todos los libros que quisiera, pero tenía que devolverlos para venderlos y ganar dinero. La librería me benefició mucho porque me encontré con libros que me ayudaron en mi formación. Probablemente obtuve una mejor educación en la librería que en la escuela”. + Por Jorge Vázquez Ángeles

THE CUTTING ROOM Louise Welsh CANONGATE Libro electrónico


12

Fotografía de la autora cortesía de Malpaso.

que un periodista meta las narices donde nadie lo llama. Lo peor es quedarse cómodamente sentado en tu silla giratoria, como si el mundo diera vueltas alrededor de uno. No confundir indiscreto con hijo de puta.

MI PROYECTO ES EXPONERME

En una novela el autor puede esconderse detrás de sus personajes. En tu libro no es así. ¿Por qué desnudarse como lo haces? ¿Te has metido en problemas con algunas de las personas involucradas en tus textos? GW: Porque ése es mi proyecto, exponerme, que no haya distancia entre mi intimidad y la del lector. Lo que hago en cada texto es encarnarme, ser el cuerpo desnudo que encuentras en la sala y que estás invitado a tocar. No digo que sea el único camino pero éste es el mío, necesito la verdad de mis experiencias para arañar una verdad literaria, vital, compartida. Para hacer eso me pongo ahí, con mi nombre, con mi cara, con mis historias. Y entonces el texto no se está quieto, escribir para mí es poner en acción, performar, encontrarse con el otro, y radicalizarse. Ahora que lo dices, una vez escribí sobre un niño que me hacía bullying en el colegio. Escribí que lo buscaba para decirle que ya no le tenía miedo. Lo hice para hablar de la problemática del acoso escolar, fue muy personal pero a la vez creo que cualquiera que haya sido víctima de ello podía identificarse. Jamás pensé que contestaría, pero apareció. Y cuando lo hizo me quedé perpleja. Empezó a dejarme comentarios llenos de mala onda. Seguía haciéndome bullying treinta años después y ahora en las redes sociales. Y ésta fue la mejor historia. Cuando haces entrevistas, ¿aplicas la sugerencia de Gay Talese de no usar grabadora? GW: No, siempre uso grabadora. También tomo notas, hago las dos cosas. La grabadora está ahí por lo que pudiera pasar, es una protección. Casi siempre encuentro detalles nuevos al volver a oír la grabación, por ejemplo.

Pienso en la entrevista con Corín Tellado. Pasaste varias horas con ella, venciendo poco a poco sus silencios y negativas. ¿Una buena entrevista se consigue en función del tiempo transcurrido con el entrevistado? na búsqueda rápida en la red confirma que Gabriela Wiener GW: Hay quienes no saben hacer nada con tanto tiempo. Y hay otros (Lima, 1975) es considerada como una periodista gonzo. El que pueden sacar petróleo de unos minutos, así es la vida. Sólo término alude cuando el reportero participa directa sé que cuando haces no ficción a veces hay que saber esperar, y deliberadamente en el reportaje, conviertiéndose ¡En Llamada percomo un cazador en la espesura mirando un ciervo que no va a en testigo y protagonista. Algunos ejemplos: Gabriela Wiener dida no hay texmatar. Como dice mi amigo Corcuera, la realidad nunca decepcioasiste a una exhibición de bondage con una dominatrix que la na, de pronto, cuando estás a punto de apagar e irte, aparece y te tos inapropiados! azota varias veces; Gabriela Wiener vende sus óvulos en una clínica de fertilidad española. Gabriela Wiener acude a un taller Todo lo contrario. regala lo que nunca imaginaste, un instante de verdad y belleza. Los que hacemos estas cosas somos unos místicos de la realidad. donde tendrá experiencias cercanas a la muerte. Tengo la necesiPero bueno, creo que ya hay demasiados decálogos para el buen Debido a la distancia —ella vive en España—, esta entrevista dad de hablar de cronista. Demasiada prédica aleccionadora. Desde aquí hago un llamamiento para que nos estemos callados un rato largo. se hizo mediante correo electrónico. Las preguntas que fui en-

Entrevista con Gabriela Wiener

U

viándole por tandas giran alrededor de Llamada perdida, libro de crónicas personales, íntimas, que van de los cambios en su vida a raíz del nacimiento de su hija, la presencia del número 11 en momentos importantes, hoteles de paso y tríos sexuales, así como un par de entrevistas a Corín Tellado y a Isabel Allende.

aquello que más nos incomoda y nos arde dentro.

Al comienzo del libro, cuando cuentas cómo conociste a Carmen Pérez, la mujer a la que Roberto Bolaño amó durante sus tres últimos años de vida, mencionas la historia que escribiste al respecto y que ella consideró “inapropiada e indiscreta”. ¿Los textos reunidos en Llamada perdida son inapropiados e indiscretos? Gabriela Wiener (GW): Sí, Carmen tenía razón, la primera vez que escribí sobre mi encuentro con ella y el fantasma de Bolaño, era muy joven e impresionable y en ese tema me movilizó demasiado la indiscreción y eso se notó en mi relato. Fue parte de mi aprendizaje. Soy muy indiscreta de nacimiento, llevado a la escritura es un rasgo de estilo, simplemente. ¡En Llamada perdida no hay textos inapropiados! Todo lo contrario. Tengo la necesidad de hablar de aquello que más nos incomoda y nos arde dentro, todo eso que existe aunque los biempensantes intenten ignorarlo o silenciarlo. Cuando hay un pensamiento hegemónico, hay una norma que niega la diversidad, que ordena qué se puede decir y qué no. Y todo lo que está fuera de esa norma es inapropiado. Si es así, ¡viva lo inapropiado! Que algo me dé vergüenza siempre es buena señal, por ahí avanzo y encuentro cosas liberadoras. Para mí no hay nada más apetitoso que sacar las cosas del armario. El periodismo está sazonado con cierta dosis de necesaria indiscreción. GW: Puede ser. La curiosidad está muy bien, pero además es deseable

Juan Villoro dice que la crónica es un género que se escribe bajo presión… ¿Es cierto? ¿o depende de la coyuntura del tema o del cierre del periódico? GW: Cada vez que alguien cita a Villoro sobre la crónica muere un gatito azul. Protejamos a los gatitos. Y sobre todo a Villoro, que es un tipo brillante que nunca se repite. + Por Jorge Vázquez Ángeles

LLAMADA PERDIDA Gabriela Wiener MALPASO


LOS+VENDIDOS GANDHI FICCIÓN

NO FICCIÓN

LA CHICA DEL TREN Paula Hawkins PLANETA Rachel toma siempre el tren de las 8:04. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas y la misma parada en la señal roja. Son sólo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente.

PEDRO PÁRAMO Juan Rulfo RM La obra de Juan Rulfo es sin duda la creación literaria mexicana que ha recibido mayor reconocimiento dentro y fuera del país. Pedro Páramo tuvo una larga gestación. Rulfo la menciona por primera vez en una carta de 1947, y puede trabajar en ella hasta terminarla entre 1953 y 1954, gracias a una beca del Centro Mexicano de Escritores. En 1954 publica adelantos de la misma en tres revistas y en 1955 aparece como libro.

LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER Milan Kundera TUSQUETS Ésta es una extraordinaria historia de amor, o sea de celos, de sexo, de traiciones, de muerte y también de las debilidades y paradojas de la vida cotidiana de dos parejas cuyos destinos se entrelazan irremediablemente. Guiado por la asombrosa capacidad de Milán Kundera de contar con cristalina claridad, el lector penetra fascinado en la trama compleja de actos y pensamientos que el autor va tejiendo con diabólica sabiduría en torno a sus personajes.

EL PSICOANALISTA John Katzenbach B DE BOLSILLO Feliz cincuenta y tres cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte. Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo, por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mis instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida, y ahora estoy decidido a arruinar la suya. Al principio pensé que debería matarlo para ajustarle las cuentas, sencillamente. Pero me di cuenta de que eso era demasiado sencillo.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD Gabriel García Márquez DIANA Mito por derecho propio, considerada por sus lectores como la obra en español más importante después de la Biblia, Cien años de soledad cuenta la saga de la familia Buendía y su maldición, que castiga el matrimonio entre parientes dándoles hijos con cola de cerdo. Como un río desbordante, a lo largo de un siglo se entretejerán sus destinos por medio de sucesos maravillosos en el fantástico pueblo de Macondo, en una narración que es la cumbre indiscutible del realismo mágico y la literatura del boom.

Y COLORÍN COLORADO... Odin Dupeyron DISIDENTE Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado se editó por primera vez en el año 2001 y desde esa primera edición ha sido leído y releído, regalado, prestado y recomendado por lectores de todas las edades, de todos los géneros, de distintas religiones, preferencias y países. Se ha convertido en best-seller nacional con más de ciento cincuenta mil ejemplares vendidos en menos de cinco años, y ha tocado profundamente el corazón y la vida de miles de personas.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER Prisionero durante mucho tiempo en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. ¿Cómo pudo él, que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

CÓMO GANAR AMIGOS E INFLUIR SOBRE LAS PERSONAS Dale Carnegie DEBOLSILLO El único propósito de este libro es ayudar al lector a que descubra, desarrolle y aproveche esos poderes latentes que no emplea. Algunos puntos importantes del contenido son: técnicas fundamentales para tratar con el prójimo. Si quiere recoger miel, no dé puntapiés a la colmena. El gran secreto para tratar con la gente. Seis maneras de agradar a los demás. Haga eso y será bienvenido en todas partes.

PORFIRIO DÍAZ Carlos Tello Díaz DEBATE Una obra que narra con todo detalle y grandes revelaciones sus orígenes en Oaxaca, su instrucción militar y su papel como héroe en la guerra de Intervención y de Reforma, a lado de Benito Juárez. El retrato de una época diferente, de una nación poblada por personajes fascinantes cubiertos por el polvo del olvido.

VOCES DE CHERNÓBIL Svetlana Alexievich DEBATE La escritora bielorrusa da voz a aquellas personas que sobrevivieron al desastre de Chernóbil y que fueron silenciadas y olvidadas por su propio gobierno. Este libro les da la oportunidad de contar su historia. Chernóbil, 1986. "Cierra las ventanillas y acuéstate. Hay un incendio en la central. Vendré pronto". Esto fue lo último que un joven bombero dijo a su esposa antes de acudir al lugar de la explosión. No regresó.


14

Tortuga: Despegamos en t menos cinco. Cuatro. Tres... Aquiles: Espere. ¿Qué fue lo que dijo? Tortuga: Nel blu, dipinto di blu. Volar entre cielos de tul… Aquiles: La cuarta vez esta semana. No puede ser. Tortuga: Houston, tenemos un problema. Si un tren viaja a cien kilómetros por hora entre Barcelona y Moscú, y se tarda exactamente una hora en llegar... ¿de qué color es el oso? Aquiles: Por las hebras de las faldas de la constelación de Orión, espero me conteste. Tortuga: Olvide el problema, Houston. Prefiero que me aclare una duda... ¿es usted primo de John Huston, el director de El tesoro de la Sierra Madre o sólo es una coincidencia patronímica? Aquiles: ¿Bueno? ¿Doctor? Tortuga: ¿Cómo dice? ¿Los patronímicos? Sí, en efecto, son como los tralfamadorianos pero con más pelo. Aquiles: Sí, ya sé que son las tres y media de la mañana, pero usted me dijo que lo llamara si... Tortuga: Una vez coincidimos en una fiesta. Aquiles: Es esa maldita pesadilla que lo hace convertirse en un lunático. Tortuga: Bueno, más que una fiesta, fue en un reventón. Aquiles: Se siente una mezcla de David Bowman, Billy Pilgrim y la sonda espacial "Very New Horizons". Tortuga: Sí. El reventón del Challenger. ¡Ja, ja, ja, ja! Aquiles: Es una sonda que no existe. Él la inventó. De hecho, a veces también incluye en el elenco al Voyager 3.4, hágame usted favor. Tortuga: Fue un buen chiste. Un poco oscuro, sí, pero bastante bueno, no lo puede negar. En todo caso, ya no lo escucho, ya vamos llegando a Fobos. Y aquí siempre se cae el 3G. Aquiles: No lo sé. Como le había comentado, de repente se pone a decir sandeces al tiempo en que atraviesa la estratosfera, el sistema solar, la galaxia... ¿Leyó usted Hacedor de estrellas, de Olaf Stapledon? Tortuga: Tampoco tenemos whatsapp, no insista. HAL, responde, ¿tenemos whatsapp? Aquiles: Bueno... es que en esa novela el protagonista realiza un viaje astral, sin nave o cohete alguno, y yo pensé que... Tortuga: Con razón me dejaron en "visto". Cambio. Tendré que comunicarme con la nasa. Cambio. Aquí la sonda espacial "Very Very New Horizons". Cambio. Abue, te juro que cuando me mandabas a las tortillas yo no me clavaba el...

Aquiles: Le aseguro que no. Yo mismo me encargué de que no cenara pesado. Pan tostado y té. Pero el infeliz actúa como si hubiera comido peyote a las alcaparras. Tortuga: Qué lejos estoy del cielo donde he nacido... HAL, ¿no te enternece que nuestro Sol sea apenas una gota de leche light en el enorme derrame de la vía láctea sobre la mesa del universo? No somos nada, HAL. Aquiles: Lo preocupante es cuando ve el monolito. Tortuga: Tú mismo, HAL, no eres nada en comparación con un Atari de los ochenta. Aquiles: ¿Por qué? Porque se transforma en Starchild. Tortuga: No te pongas sentimental. Tú no tienes la culpa. Era 1968 y el hombre aún no llegaba a la Luna. Hey, ése de allá... ¿No es Pepe Ornelas, de Tralfamadore? Aquiles: No, no es el nombre de un DJ o un hip-hopero. ¿Vio usted 2001, Odisea del espacio? Tal vez necesitamos un psiquiatra un poco más geek que usted, no se ofenda doctor. Tortuga: ¡El zoológico! Aquiles: ¡El zoológico! Tortuga: Me gusta la parte en donde me obligan a reproducirme con una actriz famosa frente a todos, HAL. En el YouTube tralfamadoriano soy un éxito. Aquiles: Significa que está cerca el monolito. El maldito loco tendrá su epifanía y terminará como el niño embrionario de Kubrick. Un espanto. Tortuga: Claramente les pedí a Rita Hayworth. Son unos inútiles. Por menos que esto cualquier otro tomaría un puente Einstein-Rosen de regreso a casa. Aquiles: Olvídelo, doc. Supongo que es por la decepción que le causó el episodio 7. Aún no lo supera. Tortuga: ¡El monolito! Aquiles: Que tenga buena noche, doctor. Tortuga: ¡Me lleva!... ¿qué fue lo que ocurrió? Aquiles: ¿Pues qué iba a ocurrir? Que se volvió a hacer en los calzones, Starchild. Tortuga: Qué espantoso batidillo. La cuarta en esta semana. Creo que tiene razón. Tengo que ver a un doctor. Aquiles: Y cuanto antes. Pero uno con tendencias trekkies, es lo único que le pido.+


16

EL RINCÓN GOURMET

111. THE PIANO. LEGENDARY RECORDINGS Deutsche Grammophon CD El piano posee una magia tan poderosa que ninguno de los compositores sinfónicos más destacados le ha hecho el feo. Esta caja editada por la exclusiva Deutsche Grammophon reúne piezas de Bach, Schumann, Chopin, Prokofiev, Ravel, Liszt, Schubert, Mendelssohn, Beethoven, Debussy, Rachmaninov, Weber, Haydn, Bartók, Grieg, Mozart, Roussel, Scarlatti, Scriabin, Moszkowski, Brahms, Dun, Stravinsky, Webern, Boulez, Medtner, Gluck, Albéniz, Bizet, Strauss II, Dukas, Saint-Säens... Son cuarenta discos.

ROBINSON CRUSOE ON MARS Byron Haskin DVD Versión sideral de la novela clásica de Daniel Defoe: durante la primera misión a Marte, el astronauta Christopher Draper se queda solo con un Mona, una chimpancé. Tras varias aventuras para conseguir agua y comida, Draper conoce a un fugitivo a quien llamará Viernes. ¿Los rescatarán con vida?

WOODSTOCK. 40TH ANNIVERSARY 5LP SET LP Quienes organizaron este festival esperaban una asistencia de cincuenta mil personas: llegaron más de doscientas cincuenta mil. Los caminos se embotellaron, se terminó la comida y no había agua potable. Los inversionistas perdieron su dinero y sólo más tarde, gracias a la película, pudieron recuperarlo. Estos cinco viniles reúnen lo mejor del considerado como el festival más importante en la historia del rock ‘n’ roll.

GIACOMETTI. PURE PRESENCE Paul Moorhouse NPG Alberto Giacometti murió a los sesenta y cuatro años, en 1966. A lo largo de su carrera transitó por el cubismo y el surrealismo para luego madurar hacia un estilo que siempre se preocupó por representar la presencia humana. Este libro reúne algunas de la obras expuestas en The National Gallery de Londres.

LA MÚSICA EN EL CASTILLO DEL CIELO. UN RETRATO DE JOHANN SEBASTIAN BACH John Eliot Gardiner ACANTILADO John Eliot Gardiner es uno de los directores de orquesta más importantes. Desde muy joven se aficionó a la música barroca y su interpretación con instrumentos originales. Además, es un admirador de J. S. Bach, uno de los compositores más complejos y enigmáticos de la historia de la música y a quien dedica este libro-retrato para entender una de las obras musicales más intensas y complejas.

Productos disponibles en: Librería Mauricio Achar, Miguel Ángel de Quevedo 121 Productos de importación sujetos a disponibilidad.


Avisos Clasificados ¿Necesitas dinero? Préstamos inmediatos, sin aval ni garantías. La tasa de interés más baja del mercado. Aceptamos oro, electrodomésticos, coches. Atención personalizada de Aliona Ivánovna.

Que sus hijos no se queden en la época de las cavernas. La computadora que revolucionará sus vidas para siempre. Totalmente interactiva, amigable, compatible con todas las aplicaciones de moda. HAL 9000. No podrán vivir sin ella.

CUENTACUENTOS

Responde correctamente a la trivia mensual que aparece en mascultura.mx y gana un paquete de libros.

Por primera vez en México, El Circo de Pennywise. Acróbatas, magos, caballos y elefantes. Tres pistas de diversión para chicos y grandes. Presentando este anuncio recibe un globo gratis y conoce en persona a Pennywise.

Gigi Cicerone, uno de los mejores cuentacuentos del mundo, se presentará todo el mes de marzo en el auditorio de la ciudad. Escuche las mejores historias en voz de este titán de la imaginación. Precios populares. Descuentos a estudiantes y maestros.

RECOMPENSA Se gratificará a la persona que devuelva maletín color café, extraviado en las cercanías del café Hawthorne Grill, bulevar Hawthorne 13763 S., en la ciudad de Los Ángeles, California. Marsellus Wallace

Deshuesadero. Todo lo que necesita para reparar su vehículo. Autopartes originales, chasises, motores, facias, mofles. ¡Hasta refacciones para ovnis! “Área 51”.

DEL 9 DE MARZO AL 12 DE JUNIO

la editorial

TURNER

relanza

con motivo

sus títulos

EL FUTURO ME PERTENECE

de la exposición

¡UNA EXPOSICIÓN ELECTRIZANTE!

¡ENTRADA LIBRE!

EN CENART GALERÍAS CENTRAL, ARTE BINARIO Y ESPACIO ALTERNATIVO

a la venta en librerías

y en la exposición ANUNCIO-LEER+.indd 1

23/2/16 13:51


18 Pero en vez de tranquilizarme me puse más nerviosa, recordando historias de este tipo. Una que leí recientemente y que me gustó mucho es Lobos, de Xavier M. Sotelo (Montena). Y es un libro muy padre también. Para empezar, es un gusto que la historia ocurra en época actual y en nuestro país. Además, la manera de narrar de Xavier es muy ágil y visual: se le nota el oficio de guionista. Él mismo cuenta que, originalmente, pensó Lobos como guión de cine. Pero qué bueno que se decidió por hacerlo novela, así no tuvo que preocuparse por el presupuesto para los efectos especiales.

RAQUEL CASTRO

Hacía tanto frío que no sentía la nariz. Me dolían las puntas de los dedos y hasta lo blanco de los ojos, yo creo que porque se me estaban congelando las lágrimas. Ah, pero eso sí, ahí estaba de necia, a las dos de la mañana, en una terraza llena de nieve en medio de un bosque en Canadá. Todo porque había una pequeña probabilidad de que hubiera un avistamiento… no, no de ovnis: de luces del Norte. Sí: llevaba más de tres horas expuesta al viento y a una temperatura de -20 grados (pero con gorro, chamarra y guantes, claro) sólo por una minúscula esperanza de ver una aurora boreal. Y es que el cielo nocturno me fascina, sobre todo fuera de la ciudad. No sé si a ustedes les pase también, pero luego de algunos minutos mirando la negrura estrellada, hasta se tiene la impresión de estar flotando en el espacio. Y sin necesidad de fumar nada, se los juro. Supongo que esa inquietud, el sueño de conquistar el espacio, le es natural a nuestra especie: por eso hay libros sobre la exploración del Universo desde mucho antes de que la ciencia y la tecnología lo hicieran posible. Escoger uno solo para reco-

mendarlo está superdifícil, pero creo que me voy a ir con un clásico padrísimo: La mano izquierda de la oscuridad, de Úrsula K. Le Guin (Minotauro). La manera en que Le Guin describe las civilizaciones extraterrestres y la forma en que se relacionan entre sí es simplemente genial. Además, bajita la mano, nos hace pensar en muchos otros temas, especialmente uno muy inquietante: ¿seríamos las mismas personas de no ser “hombres” o “mujeres”? Es decir, ¿pensaríamos, sentiríamos y nos comportaríamos igual si nuestra especie no le diera tanta importancia a eso? Este libro fue publicado originalmente en 1969: ¡hace cuarenta y siete años! Pero desde el momento en que la comienzas se te olvida ese detalle, porque es de esas novelas que nomás no envejecen: sus preocupaciones e intereses siguen siendo los nuestros. Como ése de mirar las estrellas e imaginarnos qué hay más allá. Aunque haga mucho frío, como esa noche que les cuento. De pronto me daba un poquito de miedo, porque ni siquiera había luna. Lo bueno, pensé, es que sin luna no hay hombres lobo.

LOS+VENDIDOS GANDHI LA QUINTA OLA Rick Yancey OCEANO

ELEANOR & PARK Rainbow Rowell ALFAGUARA

LA SELECCIÓN Kiera Cass ROCA EDITORIAL

Pero de vuelta a esa noche en Canadá, dieron las 2.30 de la madrugada y nada que llegaba la aurora boreal. La Vía Láctea se veía increíble, eso sí, y entendí por qué tantos poetas se inspiran en la noche y las estrellas para escribir. Como Neruda, que es autor de aquello de Puedo escribir los versos más tristes esta noche. / Escribir, por ejemplo, “La noche está estrellada / y tiritan, azules, los astros a lo lejos”. O José Asunción Silva, que en su “Nocturno III” dice: y la luna llena / por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparcía su luz blanca… Luego, en ese poe´ pero mejor ni se los ma, pasa algo bien terrorífico, cuento, léanlo. Lo pueden encontrar en la Antología crítica de poesía modernista hispanoamericana, de Mercedes Serna y Bernat Castany (Alianza Editorial). Es uno de esos libros que generalmente asociamos con la escuela y las tareas, pero si lo leemos por ocio vamos a descubrir poemas de aquellos que nos prestan palabras para decir lo que sentimos y que, a veces, no sabemos explicar. Por ejemplo, la emoción que combina fascinación y un poco de miedo al estar una solita bajo un cielo estrellado, sin esmog o luces de edificios. Al final nunca apareció la aurora boreal aquella vez. De hecho, al día siguiente me enteré de que había estado mirando al lado equivocado, oso mil, pero que aunque estuviera viendo al lado correcto no habría tenido éxito, por culpa de “las condiciones climáticas”, según me dijeron. Lamento haberte hecho perder el tiempo, me dijo la amiga que me había avisado que quizá habría luces del Norte esa noche. No te preocupes, le respondí. Y es que, bien pensado, esas horas heladas mirando el espacio no fueron una pérdida de tiempo. +

JUVENIL

LUNA DE PLUTÓN Dross TEMAS DE HOY

LAS VENTAJAS DE SER INVISIBLE Stephen Chbosky ALFAGUARA JUVENIL


LOS+VENDIDOS GANDHI ELECTRÓNICOS

ARTE

PREDICCIONES 2016 Mía Astral PLANETA En este libro de Predicciones 2016 encuentras la energía que tendrás disponible para este año. Recuerda que es energía disponible, tú escoges cómo dirigirla.

LA GUERRA CIVIL CONTADA A LOS JÓVENES Arturo Pérez-Reverte ALFAGUARA La Guerra Civil española contada de forma escueta, objetiva y rigurosa, sin clichés partidarios ni etiquetas fáciles, en textos de Arturo PérezReverte e ilustrada de forma espléndida por Fernando Vicente. "Hace casi ochenta años, entre 1936 y 1939, en tiempos de nuestros abuelos y bisabuelos, una espantosa guerra civil tuvo lugar en España".

MÉXICO ENGAÑADO Francisco Martín Moreno PLANETA Los actuales libros de texto gratuitos de historia deliberadamente engañan, manipulan y ocultan la realidad de lo acontecido en nuestro país, condenando a México al estancamiento. Francisco Martín Moreno revela en este ensayo algunas de las falsedades, embustes y omisiones difundidas en estos libros de texto por la dolosa historia oficial.

LA DIETA DEL METABOLISMO ACELERADO Haylie Pomroy GRIJALBO Haylie Pomroy ha ayudado a miles de pacientes a perder hasta diez kilos en cuatro semanas, todo a través del poder quemagrasa que tiene la comida. Conocida como la gurú del metabolismo, Haylie nos recuerda que la comida no es el enemigo: la comida es, al contrario, la rehabilitación que necesitas para revitalizar tu metabolismo lento y averiado, y convertir así tu cuerpo en una máquina quemagrasa.

VÉNDELE A LA MENTE, NO A LA GENTE Jürgen Klaric YOPUBLICO La neurociencia está invadiendo de manera positiva muchos sectores del mercado, trasformando con descubrimientos y tecnología clínica la forma de entender, mejorar, rentabilizar e innovar cómo operamos y realizamos nuestro trabajo.

EL JARDÍN SECRETO Johanna Basford MTM EDITORES Por fin tenemos aquí la esperadísima reimpresión de El jardín secreto, un éxito de ventas internacional que entusiasma a grandes y pequeños con sus fantásticas y minuciosas ilustraciones. Un imprescindible para los amantes de la naturaleza y la creatividad.

FRIDA KAHLO Laura García Sánchez TIKAL Esta colección hace un recorrido exhaustivo y totalmente ilustrado a través de los grandes creadores de todos los tiempos y los testimonios artísticos que han dejado las principales culturas, en un papel de gran calidad y un formato manejable. Este volumen está dedicado a Frida Kahlo.

ARTE ANTIESTRÉS 100. JARDINES PARA COLOREAR VV. AA. PLAZA Y JANÉS Esta colección de más de cien láminas para colorear, inspiradas en el mundo de la naturaleza, forma un precioso universo artístico en el que imaginar y crear en función de la personalidad y el instinto de cada uno. Así, al ritmo del rasgueo del lápiz, nos desprendemos de las preocupaciones, mejoramos nuestra concentración y serenamos el cuerpo y la mente.

LAS MEDIDAS DE UNA CASA Xavier Fonseca PAX MÉXICO Todas las medidas para el diseño de una casa. Desde el tamaño de los muebles hasta la altura de los accesorios. Esta obra imprescindible da al profesionista y al usuario, de manera clara y sencilla, todos los datos de la antropometría, análisis de mobiliario, diseño urbano, control ambiental, incluyendo el uso de energía solar, circulaciones y otros.

MANDALAS NATURALEZA Y ANIMALES LAROUSSE Más de sesenta ilustraciones de vegetales y animales para colorear a tu gusto. Rotuladores, pinturas, pasteles. Con el paso de las páginas, tu Art Book para colorear ¡se transforma en un original libro de arte! Escoge tus más bellas creaciones y conviértelas en decorativos cuadros para colgar o regalar.


20


Lee+


22

“Quien piense que los extraterrestres no existen es un estúpido”. Y para no dejar de lado tan aventurada opinión recordemos que la noche del 30 de octubre de 1938 fuimos invadidos. Seres que provenían de nuestro vecino rojo arribaron a la Tierra sin buenas intenciones. El pánico se apoderó de la gente, la sacó de sus casas y de sus cabales. La adaptación radiofónica de La guerra de los mundos, de H. G. Wells, rompió la cotidianidad de un millón de personas. La invasión desde Marte recopila el guión de la transmisión que conmocionó aquella noche, interpretada por Orson Welles y el Mercury Theatre, junto con un par de estudios sobre los papeles del marciano y la psicología del pánico. Los trípodes armados con un rayo fulminante que impactaron aquella fecha hubiesen presentado incluso bastante batalla a la hora de enfrentarse a una flota de Cazas Estelares, ¿qué podíamos esperar de nuestros avioncitos militares? Marte no se cansa de ser protagonista, o antagonista, en muchos de los relatos que se siguen produciendo; la intriga que genera es inagotable. Quizá la esperanza que en él se ha depositado y su cercanía son lo que ha inspirado desde la misión de Mars Pathfinder hasta la Curiosity, y durante estos últimos años sumamos una, o mejor dicho, tres más: las misiones Ares.

V

iajar al espacio podría ser una de las más impresionantes travesías posibles de emprender, después de los viajes en el tiempo. Y en algunas ocasiones, la literatura, e incluso el cine, están mucho más adelantados en este aspecto que la ciencia. No hace falta mencionar a Julio Verne o H. G. Wells para recordarles a los científicos que antes de cualquier innovación tecnológica, ellos, los escritores, consiguieron emprender esos viajes. Mientras esperamos a que los científicos alcancen el futuro que ya dejaron atrás Robert Zemeckis o la TARDIS y Doctor Who, centrémonos en algo que ya se ha conseguido por ambos bandos: los viajes al espacio. Para esta misión en gravedad cero será necesario abordar una nave, así que sírvanse de elegir el Millennium Falcon o la Death Star para despegar. Los riesgos en el espacio son incontables: existen agujeros negros, asteroides o algún stormtrooper que desvió su trayectoria, y cuando miramos hacia el cielo, pocas veces pensamos en todos esos peligros que rondan nuestro pequeño planeta sobrepoblado. Y a veces pareciera lo mejor; resultaría más alarmante agregar otras preocupaciones a la larga lista que ya nos agobia aquí en la Tierra. Neil deGrasse Tyson, a quien recordarán por programas como Cosmos, nos presenta el libro Crónicas del espacio: ante la última frontera, donde nos platica de las incontables amenazas que acechan a nuestro planeta o la posibilidad de vida extraterrestre, no únicamente de CRÓNICAS DEL ESPACIO: ANTE LA ÚLTIMA FRONTERA Neil deGrasse Tyson CRÍTICA

organismos simples, sino también de seres inteligentes que se planteen estas mismas cuestiones desde sus remotos universos. Hacia finales del milenio pasado se esparcieron rumores apocalípticos sobre el fin del mundo y en aquella época imaginé que un meteorito impactaría la Tierra, justo como el que extinguió a los dinosaurios. Aun conociendo la magnitud de la catástrofe, y no sin quitarme por completo el miedo, me emocioné y dibujé un dispositivo que según la mente de un niño de nueve años destruiría dicha amenaza. Jamás sucedió el impacto ni construí tal armatoste de contenedores y desfragmentadores que diseñé en el ya lejano año de 1999. Sin embargo, aquellos cotilleros y las palabras de Neil Tyson me recuerdan la vulnerabilidad a la que estamos sometidos. La fuerza de Crónicas del espacio radica ya no solamente en las disquisiciones que tiene sobre una institución como la nasa, el papel que ha jugado a lo largo de la historia, su estira y afloja político y social, sino en las inquietantes preguntas sobre el gran misterio que es el Universo con las que nos enfrenta. La vida en otro planeta es un tema que ha motivado en demasía la imaginación humana, y algunas respuestas ya nos han sido concedidas por los ewoks y los aliens. Cuando miramos hacia el cielo desconocemos si alguien o algo a varios años luz nos está mirando también. Bef, en su cuento “Están entre nosotros”, dice:

LA INVASIÓN DESDE MARTE Orson Welles EDICIONES GANDHI

EL MARCIANO Andy Weir EDICIONES B

El marciano, de Andy Weir, es la bitácora de cómo Mark Watney sobrevivió más de un año en Marte y fue rescatado en una misión que podría haber costado miles de dólares. Watney es un tipo que una vez que lo conoces simpatizas con él y dices, ¡claro, hay que rescatarlo! Pero viene la pregunta, ¿qué no todos los que corren riesgos en la misma Tierra tienen igual derecho de ser rescatados? Entre turbulencias aterrizamos en Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva (Mostly Harmless), de Douglas Adams, la última entrega de una serie que inició con Guía del autoestopista galáctico. En esta ocasión, la historia nos lanza a distintos mundos; aquí, la extrañeza de otros seres o lo inhóspito de otros planetas ha quedado atrás, en el mundo creado por Douglas. Ése es el pan de todos los días para Ford Prefect y Arthur Dent, viejos colegas que se ven enfrentados nuevamente a situaciones que, tras un tiempo de separación, tendrán que resolver. El recorrido podría continuar, en tiempo y en espacio, literatura y cine, pero es hora de aterrizar. No les habla su capitán, él se quedó en algún planeta, pero desde estas líneas les agradecemos su preferencia por viajar con nosotros. Desciendan con cuidado por la página siguiente. + Por Rolando Ramiro Vázquez Mendoza MOSTLY HARMLESS Douglas Adams PAN Libro electrónico


24

abrir la puerta del armario, como le sucede una tarde al niño que protagoniza De vuelta a casa, de Oliver Jeffers (fce), quien encuentra un avión del cual se había olvidado y se le ocurre salir a volar en él inmediatamente. Llega lejos, lejísimos, hasta la Luna. Ahí el avión empieza a hacer ruidos: se queda sin gasolina. Luego las baterías de la linterna se agotan. Parece una tragedia: un niño solo, asustado y varado en la Luna. ¿Qué es ese ruido que se escucha? Momento, ¿podría ser que alguien más allá arriba, en el espacio exterior, se encontrara también en aprietos? "¿Hola?", "¿Hola?".

¿Por qué el cielo nocturno es oscuro si existe un número infinito de estrellas que podrían iluminarlo como si fuera de día?, se preguntaron alguna vez astrónomos de la talla de Kepler, Halley y Cheseaux sin hallar una respuesta que los convenciera. En 2020 se enviará al espacio una astronave, con un telescopio de 1.2 metros de diámetro, que orbitará durante seis años a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra para recoger datos y tratar de develar los secretos que guarda la oscuridad del espacio exterior. Según los astrofísicos modernos, menos de 5% de la materia del Universo tiene forma visible. ¿Qué hay en el 95% restante? Por lo pronto, ¡buena literatura infantil, por supuesto! En complicidad con un amigo puedes hacer estallar una partícula y dar vida a otro Universo, con otra Vía Láctea. Viajar a ese nuevo Marte y reformar el Planeta Rojo a tu gusto: acondicionarlo con cuanto quieras en él y despojarlo de todo lo que te dañe o lastime a las personas que quieres. Parece un simple juego; sin embargo, los resultados de llevarlo a cabo son increíbles: una vez que retornas al planeta Tierra original descubres que gracias a que concebiste esa otra galaxia, ahora puedes sobrellevar mejor la adversidad, el miedo y el dolor. Incluso puedes compartir un momento de locura con alguien a quien consideraste alguna vez tu enemigo. "Todos en la Tierra estamos hechos de lo mismo", ésa es la fórmula secreta con la que un niño judío y un niño palestino, Samir y Yonatan, de Daniella Carmi (CASTILLO), hacen estallar una partícula mientras comparten habitación en un hospital de Israel.

de los humanos. Imagina qué pasaría si unos diminutos extraterrestres llegaran a la Tierra desde un planeta lejano y —con todo y su nave espacial, impulsada por una extraña y colorida tecnología— se internaran en una casa cualquiera para observar cómo es que viven sus habitantes. Según el autor de Sr. Minino, de David Wiesner (Oceano Travesía), si tal cosa sucediera las personas de la casa ni siquiera notarían la presencia de los visitantes. Su gato, obviamente, no le vería mucho caso al intercambio de información con seres de otras especies, así que se limitaría a patear la nave hasta aburrirse. Los únicos que notarían su llegada serían los insectos que se ocultan del gato, con quienes los forasteros intercambiarían información confidencial. (Quizá esto resuelva el enigma de por qué algunos insectos sobreviven días enteros en el refrigerador o en el interior del horno de microondas: ¡secretos alienígenas!)

Una de las grandes virtudes de la oscuridad es que nos invita a pensar en la existencia de otras formas de vida que podrían ser muy distintas a la

El cielo negro y estrellado es tan fascinante que seguido nos invita a emprender grandes vuelos sin la necesidad de acudir a un aeropuerto; basta con

LOS+VENDIDOS GANDHI EL PRINCIPITO Antoine de Saint-Exupéry EMECÉ

MI LIBRO MÁGICO Carmen Espinosa Elenes de Álvarez NORI

DIARIO DE GREG 8. MALA SUERTE Jeff Kinney OCEANO TRAVESÍA

Pues sí, al espacio sideral se puede viajar de muchas maneras. Algunas formas, claro, son mucho más amistosas con el planeta que otras. Fernando Furioso, de Hiawyn Oram y Satoshi Kitamura (Ekaré) nos muestra su método para hacerlo; cualquiera puede practicarlo en casa (aunque no es del todo recomendable). El primer paso es engendrar un enojo tan obstinado que crezca y crezca hasta que de tanto multiplicarse por sí mismo de pronto estalle. Como la vez que Fernando amenazó a su mamá con ponerse furioso si ella no lo dejaba quedarse más tiempo viendo la tele. Esa noche, Fernando, su familia y el gato, fueron testigos de cómo un enojo elevado a su máxima potencia puede provocar rayos, truenos, huracanes y terremotos que se traguen ciudades enteras y terminen por partir el planeta en dos y enviarnos a todos a vagar al espacio exterior. Lo bueno es que la calma siempre regresa, porque nadie —ni siquiera Fernando Furioso— puede seguir enojado por el resto de la eternidad.+

INFANTIL

DIARIO DE GREG 9: UN VIAJE DE LOCOS Jeff Kinney OCEANO TRAVESÍA

EL LIBRO SALVAJE Juan Villoro FCE


26

DE

MENTE

Cuando tenía cinco años de edad, escuchaba cómo se entretenía mi familia jugando Maratón. Deseaba adquirir conocimiento para poder jugar porque comprendí que el conocimiento para avanzar y ganar en el juego de la vida lo era todo. En alguna ocasión mi mamá sacó una tarjeta e hizo una pregunta que nadie respondió: “¿Quién fue el primero en rezar el padrenuestro?”. Yo respondí: “Dios”. Mi abuelo me abrazó y me regaló un chocolate Mamut. Luego le pregunté: “¿Quién existió antes que Dios?”. “Él está en todos lados, es su propia memoria, en cada partícula tuya y del Universo”. Me contaba y me sigue contando esa infinitud de la energía creadora, que a su parecer viene del cosmos. A mi mamá cuando niña y después a mí, siempre nos trató de explicar cómo diferenciar los planetas de las estrellas a simple vista y con un telescopio, y a tener una relación con esta energía. Hoy se lo agradezco profundamente. El mundo era un lugar misterioso para mí, y aunque ahora tengo más certezas, lo sigue siendo, pero creo que tengo más herramientas para explorarlo. La ciencia ha querido reducir el espacio, el territorio, poner nombres, dar explicaciones, medirlo todo. Desde el siglo xvi hasta el nacimiento de la teoría cuántica en la década de los veinte en el siglo xx, la física clásica estudiaba el comportamiento de aquello que podía ser observado e interpretado en los universos microscópicos y macroscópicos, trataba de explicar todo a partir de un punto de vista material. Estudiaba el movimiento de los cuerpos terrestres y celestes, los átomos y el magnetismo, la gravedad y la luz. La física cuántica y la teoría de la relatividad de Einstein estudiaron los fenómenos subatómicos y cósmicos. Dicen que no se puede definir la materia ni el tiempo con certeza, pues ambos se acogen a la interpretación del observador. La materia, por ejemplo, cuando no es observada, existe en diversas formas a la vez. Los científicos acaban de probar

esto con la existencia de las ondas gravitacionales: los objetos hacen que el espacio-tiempo se curve, es decir, que las ondulaciones de energía de cualquier cuerpo en movimiento (incluyendo nosotros), distorsionan el tiempo y el espacio. Tomó cien años probar esta teoría. Es una nueva perspectiva para estudiar el Universo. Según la física cuántica, coexisten diversas posibilidades u oportunidades hasta que una se hace real mediante la elección del observador. De esas múltiples ventanas que está hecho el Universo trata El ADN y la elección cuántica, libro de Kishori Aird, quien ha escrito sobre diferentes formas de sintonizar el vacío y conectar con una frecuencia de nuestra esencia o individualidad. ¿Para qué sirve la multidimensionalidad? Para transformar esta realidad material, que ha sido creada desde algún punto en el espacio. Si quisiéramos ver la paz en la Tierra utilizaríamos un método de física cuántica, la imaginación y el libre albedrío para transformar la manera en que pensamos y concebimos lo conocido hasta ahora. Dice la autora que para cambiar un paradigma existe la necesidad inmediata de un cambio de programación genética. Nuevas elecciones, nuevos horizontes, nuevas frecuencias, nueva realidad. Somos como una televisión o radio que al meditar con intención sintoniza nuevas realidades, nuevas frecuencias vibratorias, adquirimos conocimiento, y así avanzamos. La ciencia cuántica propone el camino y tú pones la intención. Al morir David Bowie, uno de los sentimientos e ideas que muchos de nosotros sentimos fue que un ser de otra galaxia bajó por un rato a compartir su arte, nos inspiró y se retiró en sus términos. Esa fascinación por el exterior, por adentrarnos en lo extraterrestre está presente en muchas manifestaciones de la cultura po-

pular. Ahora puede ser morbo pero antes, unos mil años atrás, era la comprensión del todo. Me imagino a Merlín trazando caminos de la Luna y el Sol, y documentando sus influencias en las cosechas, o determinando qué y cuándo sería mejor enfrentar una batalla. En nuestro días, confundimos la Astrología con un juego reductivo de características de gustos y desatinos, con un estudio profundo de influencias energéticas. Existen cartas astrales que explican el mapa donde se trazan dichas energías, las buenas y las más complicadas, pero si uno verdaderamente cree que podemos cambiarlo todo porque tenemos un hermoso y poderoso libre albedrío, pues ¡a por ellos!, a hacer magia, a cambiar lo ya trazado, no somos Sísifo, encadenados a repetir un destino, todo es cambiable. El cambio y el conocimiento son fáciles de tener, mientras no nos asalte la duda. ¿Qué nos detiene de conocernos intrínsecamente? Lo misterioso, el más allá es algo que nunca dejará de asombrarnos. Nos llenamos de más historias que tratan de probar que somos más que materia. El otro día veía un documental acerca de Volver al Futuro. La fascinación que esta trilogía ha creado en varias generaciones es increíble, ese gusanito, la curiosidad humana, que sale por donde puede, y que trata de evidenciar eso que aún no comprendemos humanamente. También me percaté que la película ya está fuera de secuencia espiritual, ya que si creemos en vidas pasadas, o que a través de la meditación podemos moveros a través del tiempo y el espacio, el viaje lo hace el alma y la mente. No necesitamos un hermoso Delorean, más que para admirarlo y recordarnos que siempre hay algo por explorar. El Universo no es más que nuestra alma misma. + Por Yara Sánchez de la Barquera Vidal


«Una obra maestra espiritual, literaria y filosófica»—India Post

Dios habla con Arjuna: E L B HAGAVAD G UITA La ciencia suprema de la unión con Dios Una nueva traducción y comentario - Volumen I

Paramahansa Yogananda Autor de Autobiografía de un yogui.

Al explorar las profundidades psicológicas, espirituales y metafísicas del Bhagavad Guita, Paramahansa Yogananda revela la más íntima esencia de esta majestuosa escritura que muestra el equilibrado sendero yóguico de la meditación y la acción correcta. Yogananda toma el consejo del Señor Krishna al guerrero y discípulo Arjuna y lo aplica a nuestras luchas cotidianas con el ego humano. Él explica que, al igual que sucede con Arjuna, nuestra mayor batalla se libra dentro de nuestra propia mente a medida que combatimos las dudas, los miedos, los hábitos negativos y los pensamientos erróneos o autodestructivos. 764 páginas • 12 ilustraciones en color • ISBN 978-0-87612-596-0

w w w. yo g an an d a- srf .org

Distribuidor exclusivo en México Editorial Océano de México: Tel.: 55 9178 5100; info@oceano.com.mx


28

PARA VIAJAR AL ESPACIO Hola, soy la suboficial Ellen Louise Ripley. Nací el 7 de enero de 2092 en Olympia, una de las primeras colonias humanas establecidas en la Luna. Como responsable de la navegación del carguero Nostromo, me involucré en una peligrosa misión que casi me cuesta la vida. Los viajes al espacio no son cosa sencilla, pues las largas distancias hacen complicadas las expediciones galácticas. Para evitar que te pierdas en la inmensidad del Universo, te muestro una breve biografía de consulta. Si no viajas al espacio, que nadie te cuente de qué está hecha la Luna o qué está pasando en Júpiter.

Este libro va de lo micro a lo macro: de un acercamiento al ojo de un abeja hasta la Galaxia elíptica M87. Recomendable para no perder el piso ni creerse mucho cuando se contempla la Tierra desde la escotilla de la nave. (PHAIDON)

B R E VE H IS TORIA D E M I VIDA

H E AV E N & E A R T H . UN S E E N B Y T H E N A K E D E Y E

VENUS

Seguramente sabes quién es Stephen Hawking, hasta una película hicieron sobre su vida. Entre sus teorías está la de los agujeros negros. Cuando estés en el espacio lo mejor es no acercarse a ellos. (CRÍTICA)

M E R C UR I O

T IE R R A MA R T E P L A N E TA S . LA G U ÍA V I S UA L DE F I N I T I VA D E L SISTEMA SOLAR No se puede viajar al espacio sin conocer, mínimo, el sistema solar. Paso a paso, este libro te cuenta sobre los anillos de Saturno, el cinturón de Kuiper o los planetas enanos. Guía indispensable para el astronauta aficionado. (DK)

U N A Ñ O E N LA VIDA D E L UN IVE RS O Si te mareas en un coche o en barco, ir al espacio puede no ser muy buena idea. Este libro sirve para que, desde la comodidad de tu casa, observes galaxias, nebulosas, cúmulos estelares y la Vía Láctea. (AKAL)


PARA VERYOÍR MÚSICA

VIDEO

LUCY Luc Besson PARAMOUNT HOME Lucy es engañada por su novio para entregar un protafolios. Allí es capturada y hecha rehén por el despiadado Mr. Jang. Los mafiosos implantan en Lucy un paquete con una potente sustancia sintética para cruzarla de contrabando por la frontera. Cuando el paquete sufre una fuga ella comienza a desarrollar características sobrehumanas.

VARIOS Il vino all'opera WELTMUSIC Un encuentro entre un buen vino y lo mejor de la ópera, será siempre agradable en todos los sentidos; en este volumen se encuentra lo más representativo del llamado Bel Canto a lo largo de su larga historia y aportación a la cultura.

LAS LOCURAS DE WOODY ALLEN Robert B. Weide GUSSI

DAVID BOWIE Blackstar SONY MUSIC

Recorre toda la carrera de Woddy Allen, film por film, a través de clips y numerosas entrevistas a actores, escritores, fotógrafos, directores, productores y a él mismo, acompañándolo en su rutina diaria, en su estudio, por las calles de Brooklyn, en su antigua casa y en el colegio de su infancia.

Presentado justo el día de su cumpleaños, la última obra de David Bowie es mucho más que un disco de una despedida inesperada: es el testamento de una carrera prolífica, exitosa que aportó mucho al mundo de la música, el cine y la moda. Bowie, como siempre, fue un visionario.

MISIÓN RESCATE Ridley Scott TWENTIETH CENTURY FOX Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una terrible tormenta y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo.

FELIZ NAVIDAD, MR. LAWRENCE Nagisa Oshima CINE, VIDEO Y T. V. Durante la Segunda Guerra Mundial el soldado británico Jack Celliers (David Bowie) llega a un campo de prisioneros japonés. El comandante del campo cree firmemente en valores como la disciplina, el honor y la gloria. En su opinión los soldados aliados son cobardes al entregarse en vez de suicidarse. Uno de los prisioneros trata de explicar a sus compañeros la forma de pensar de los japoneses, pero éstos le consideran un traidor.

JOSÉ MARÍA NAPOLEÓN Vive UNIVERSAL MUSIC A la fecha el revival de artistas de la década de los ochenta ha dado frutos a nivel de ventas y para disfrute de sus fans. En este caso Napoleón no se queda atrás en esta tendencia de grabar nuevamente sus temas más conocidos, acompañado de nuevas estrellas de la música.

ALEJANDRO FERNÁNDEZ La absoluta colección SONY MUSIC Una recopilación por demás completa que consta de tres discos con un DVD, y que recorre toda la trayectoria del llamado “Potrillo”, quien con más de veinte años de carrera se ha hecho de un lugar más que merecido en el gusto del público nacional e internacional.

EL PRINCIPITO Mark Osborne CINE, VIDEO Y T. V. Para que todo salga bien en la prestigiosa Academia Werth, la pequeña y su madre se mudan a una casa nueva. La pequeña es muy seria y madura para su edad y planea estudiar durante las vacaciones; pero sus planes son perturbados por un vecino excéntrico y generoso. Él le enseña un mundo extraordinario en donde todo es posible. Un mundo en el que el Aviador se topó alguna vez con el misterioso Principito.

THE LONDON SYMPHONY ORCHESTRA Abba / The Beatles / Queen Symphonic MULTITRACK Los clásicos de tres de las agrupaciones más conocidas en la historia del pop y el rock son homenajeadas en el ya clásico ejercicio de interpretar lo mejor de su repertorio en versiones con orquesta.


www.mascultura.mx

7 ESCRITORES Y SUS PROGRAMAS FAVORITOS DE TV

¿Alguna vez se han preguntado cuáles son las series favoritas de los escritores más destacados en la actualidad? Aquí van algunas. En gustos se rompen géneros. Por Orianna Martínez Stephen King Teniendo en cuenta que sus libros, con frecuencia, han sido adaptados para la televisión, además de haber escrito un episodio de la quinta temporada de Los Expedientes Secretos X, no es extraño que Stephen sea un ávido espectador de televisión y que nunca se pierda los shows de los que todos hablan. Entre sus recomendaciones se encuentran: The Americans, Justified, Bates Motel y The Walking Dead.

Neil Gaiman Auténtica estrella de la literatura de la imaginación y autor de la exitosa serie de cómics The Sandman, Neil Gaiman considera a la era de Los Muppets en los años setenta como “una de las glorias de la raza humana”. De igual manera, el autor británico ha revelado que The Twilight Zone es una de sus series preferidas.

Salman Rushdie Tras calificar a Game of Thrones como “basura muy adictiva” y afirmar que The Wire es “una simple serie policiaca”, el escritor y ensayista británico no puede resistirse a Los Soprano y Breaking Bad, series de culto.

Bret Easton Ellis El autor de American Psycho no teme opinar sobre cualquier tema de actualidad, como política, cine, literatura, drogas, arte, música y moda. En materia de televisión, a Bret Easton Ellis le pareció espectacular la segunda temporada de True Detective, serie que se transmite por HBO.

Roxane Gay Una de las razones por las que Bad Feminist, de Roxane Gay, fue un éxito editorial el año pasado, fue su narrativa franca sobre el feminismo: aclara un concepto lleno de tabúes en una época donde la equidad de género cobra cada vez mayor relevancia. Por lo tanto, no es sorpresa que uno de los programas favoritos de Roxane sea Girls, serie sobre cuatro veinteañeras en Nueva York, creada por Lena Dunham. Joyce Carol Oates Quien siga por Twitter a Joyce Carol Oates puede confirmar que Mad Men es la serie favorita de la escritora neoyorquina. A pesar de que el episodio final no logró convencerla, Joyce compartió en repetidas ocasiones su gran admiración por la serie protagonizada por Jon Hamm.

Margaret Atwood A principios de año, la escritora canadiense escribió un ensayo para el diario The Guardian donde explica por qué encuentra a Game of Thrones como un espectáculo televisivo tan convincente y adictivo: “el show tiene un punto de vista gloriosamente sombrío y pesimista de la naturaleza humana”, destaca la autora de El asesino ciego.

“La realidad tiene dos caras, en una de ellas todo tiene una explicación lógica pero en la otra... suceden

cosas extrañas”.


32


34

C

osa de adaptarse a su nueva situación. No sería tan difícil. Se dio un buen baño —no encontró dificultades para pasar el jabón por su cuerpo ni para aplicar el shampoo en sus cabellos crespos—, se secó vigorosamente con la toalla, y atravesando a grandes zancadas el cuarto, donde la cama aún estaba sin tender, se dirigió desnudo a la sala-comedor. Sólo hasta que se sirvió un plato de cereal con leche reflexionó con serenidad que de ahora en adelante podría hacer exactamente lo que quisiera. Era curioso, pero tenía ganas de ir a la oficina, al revés de lo que le sucedía otros lunes en que la sola perspectiva de convivir durante ocho horas con compañeros de trabajo cuya conversación más interesante se centraba en el partido del domingo, y con secretarias que se la pasaban frente al monitor capturando documentos o hablando por teléfono con el novio, lo paralizaba. Ahora podría mirarlos sin atender a su propio trabajo, y eso le parecía interesante. Para salir a la calle era necesario disfrazarse. Una suerte que esos días de mediados de enero fueran tan fríos. Se vistió con el traje habitual, se puso una de las tres corbatas que le gustaba alternar, y luego buscó en los cajones, hasta encontrarla, la bufanda de lana que le tejiera su madre. Se enredó la bufanda de modo que le cubriera no sólo el cuello sino también el rostro, y se embutió en la cabeza el sombrero de paja que había comprado en aquel viaje que hizo a Acapulco, hacía ya un buen número de años. Entonces se miró al espejo. Su aspecto era un tanto extraño, pero si caminaba aprisa por la calle nadie se fijaría demasiado en él. Fue entonces cuando pensó en lo sucedido esa mañana. El despertador había sonado a tiempo, a las seis. Estiró un brazo sin abrir los ojos y lo apagó de un manotazo. Esperó en posición fetal, agarrándose con ambas manos las rodillas flexionadas, hasta que calculó que habían pasado otros quince minutos. Entonces hizo a un lado las cobijas, estiró las piernas y se levantó de un brinco. Caminó desnudo hacia el baño —siempre dormía desnudo, aun en los días gélidos del invierno—, y cuando prendió la luz y quiso mirarse en el espejo, se quedó tan desconcertado que no supo qué pensar ni creer. ¿Estaba realmente despierto? ¿Le estaba pasando eso a él? Se restregó los ojos, miró otra vez hacia el espejo y luego hacia su propio cuerpo, hasta convencerse. Bueno, se dijo tratando de consolarse, a otros les ha ido peor: han amanecido convertidos en cucarachas. No se topó con nadie en el pasillo ni en las escaleras. En la calle, caminó tan rápido como le fue posible y trepó al primer autobús, que iba tan lleno que nadie se fijaba en él. El portero del edificio donde trabajaba respondió a su saludo sin voltear a verlo: estaba muy entretenido oyendo por el radio las noticias del clima. Se metió al sanitario, y se quitó la ropa en uno de los reservados; la guardó en una bolsa y escondió la bolsa en la cajonera que había

En esta sección aparecerán relatos de autores contemporáneos. Cada mes una ficción para arrebatarle un espacio a la vida cotidiana.

CUENTOS INÉDITOS

Un lunes cualquiera Armando Alanís

debajo de los lavabos. Menos mal que adentro del edificio no hacía tanto frío. Las horas de esa mañana fueron muy entretenidas. ¡Qué divertido observar el comportamiento de los demás con total impunidad! Ahí estaba Tere, por ejemplo: abría un cajón de su escritorio para leer a escondidas del jefe un ejemplar del TVyNovelas. ¡Esa abnegada secretaria! Tenía unos treinta años y era madre de una niña, por lo que no podía darse el lujo de perder su trabajo. Y ahí estaban también sus compañeros. En cierto momento, Bernardo le preguntó a Luis si aún no había llegado Gumaro. Cuando Luis contestó que no, el otro se encogió de hombros, mientras decía: —¡Qué raro, él es muy puntual! —Ésa es su única cualidad —dijo Luis, y todos se echaron a reír. Por su parte, el jefe se molestó al enterarse. —¿Y no ha llamado ese tal Gumaro? —dijo en voz alta—. Si tiene fiebre, podría avisar. Se está jugando el puesto. ¡En esta dependencia no podemos darnos el lujo de enfermarnos, señores! Con el ceño fruncido, se metió a su oficina y cerró la puerta. Ya Gumaro había oído todo lo que tenía que oír: nadie apreciaba su trabajo. El día que se muriera, contratarían a otro que hiciera lo mismo y asunto arreglado. Fue al sanitario, volvió a disfrazarse y salió a la calle. Se metió a un cine, donde vio dos funciones consecutivas sin enterarse de la trama de las películas y, hacia las siete, fue a apostarse justo enfrente de la zapatería donde trabajaba su novia. No tenía cita con ella. Quería espiarla. Pronto Amelia salió de la zapatería y Gumaro pudo darse cuenta de que sus sospechas tenían fundamento: en la esquina la estaba esperando un tipo. Cuando el tipo salió de las sombras y la abrazó, pudo reconocerlo: ¡era el cabrón de Renato, que se decía su amigo! Sin saber qué hacer ni qué pensar, se alejó de ahí protegido por su disfraz, y caminó al azar calles y calles hasta llegar a un puente que atravesaba un río sin agua. Ya nada tenía sentido para él: en adelante, no sería nadie para nadie. Al día siguiente, los vecinos descubrieron un pantalón y una bufanda enredados en la copa de un árbol, y llamaron a la policía. En el suelo, entre los matorrales, hallaron un saco, una corbata, un par de calcetines y unos calzones. Descubrieron también un charco de sangre. Junto al charco de sangre, yacía sin vida el cuerpo de un hombre. +

Armando Alanís (Saltillo, Coahuila, 1956) radica en la Ciudad de México, donde estudió Comunicación. Hizo un posgrado en Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid. Es autor del volumen de cuentos La mirada de las vacas; del libro de microrrelatos Fosa común; de las novelas Alma sin dueño, La vitrina mágica y Las lágrimas del Centauro, esta última sobre Pancho Villa. En 2015 publicó su segundo volumen de minificciones, Narciso, el masoquista (Cuadrivio) y están en prensa Sirenas urbanas y Cómo nació el desierto y otras historias, también de minificciones. Profesor en la uacm, colabora con su espacio "Alfileres" en el suplemento Laberinto del diario Milenio. Cuentos y microrrelatos suyos han sido incluidos en varias antologías, y traducidos al francés y al rumano. Es hombre de pocas palabras. +


EL PERFIL DE...

LA PRIMERA COSMONAUTA 16 de junio de 1963. Del cosmódromo de Baikonur despega la nave Vostok VI. Son las 9:29:52. El objetivo: llevar a la primera mujer a la órbita terrestre. Valentina Tereshkova, de veintiséis años de edad, pasará dos días, veintidós horas y cincuenta minutos hasta completar cuarenta y ocho vueltas a la Tierra. No es militar sino civil, antigua trabajadora de una fábrica textil y aficionada al paracaidismo. Tampoco es piloto: de vuelta al planeta ingresará a la Academia de la Fuerza Aérea de Zhukovski para graduarse, en 1969, como ingeniera espacial.

VALENTINA

TERESHKOVA

Durante la carrera espacial que enfrentó a los Estados Unidos y a la extinta Unión Soviética, una de las preguntas que rondaba la mente de los científicos era si las mujeres podrían resistir los viajes al espacio. “Si durante la Gran Guerra las mujeres trabajamos en las fábricas como si fuéramos hombres, ¿por qué no habríamos de ir al espacio?”, se preguntaba Valentina Tereshkova luego de regresar. Su viaje no fue sencillo: padeció de mareos y vómitos casi todo el tiempo que duró, además de que sufrió un duro golpe en el rostro al momento de salir expulsada de la nave para aterrizar en paracaídas. A sus setenta y ocho años, Valentina Tereshkova, luego de haber ocupado cargos políticos en Rusia, sueña con ir a Marte. “Una vez que estás allá arriba, ya no quieres regresar”, dijo alguna vez. En la historia de los viajes al espacio, solamente dieciocho mujeres han sido astronautas.

Abordo del módulo Vostok 3KA, Valentina Tereshkova llevó a cabo la última misión en este tipo de nave espacial. El cohete que la llevó más allá de la atmósfera se denominaba Vostok 8K72K, de 43,300 kilogramos de peso, diámetro de 2.68 metros y una longitud de 19 metros. Para elevarse empleaba kerosene. Vostok 3KA

Vostok 8K72K


NOVEDADES LEE+ BIG DATA, EL SECRETO DETRÁS DEL ÉXITO

Una pareja de cowboys asesinos a sueldo, una Niña Mágica, dos hermanas idénticas y un mayordomo gigante enterrado dentro de una maleta en una mansión amarilla de Oregón rodeada de nieve. Una casa encantada donde sus habitantes se quedan desnudos repentinamente mientras intentan resolver el caso de un monstruo, surgido de un experimento fallido con unas enigmáticas Sustancias. (BLACKIE BOOKS) +

¿Qué conecta los asesinatos de Jorge Eliécer Gaitán, cuya muerte partió en dos la historia de Colombia, y de John F. Kennedy? ¿De qué forma puede un crimen ocurrido en 1914, el del senador liberal colombiano Rafael Uribe Uribe, marcar la vida de un hombre en el siglo xxi? La forma de las ruinas es al mismo tiempo una intriga de investigadores e investigados, una novela profundamente autobiográfica y una intensa exploración histórica. (ALFAGUARA) +

A los ochenta y seis años, Marceline LoridanIvens ha volcado en esta carta abierta a su padre un cúmulo de sentimientos profundamente arraigados desde su juventud, de los que ha sido incapaz de desprenderse durante toda una vida. “Tú podrás regresar, porque eres joven, pero yo ya no volveré”. Esta simple frase, que Marceline oyó de boca de su padre cuando eran deportados en el mismo tren al campo de Auschwitz-Birkenau en abril de 1943. (SALAMANDRA) +

Melanie Klein, ama de casa y madre de familia sin formación universitaria, que renunció —apenas salida de la adolescencia— a una vocación intelectual y sin duda médica, llegó al psicoanálisis durante la Primera Guerra Mundial haciéndose analizar primero y dedicándose más tarde a aplicar las enseñanzas del psicoanálisis a la educación de sus hijos, en especial del menor. Para ella no se trataba de curar, sino de prevenir. (PAIDÓS) +

Día a día generas información mediante tu celular, correos electrónicos, reportes y presentaciones. Generas datos al caminar, trasladarte por la ciudad o en tu hogar. Imagina la cantidad de datos que generas cuando buscas una canción, ves un video o el nuevo capítulo de tu serie favorita en Netflix. Cada una de esas acciones genera millones de datos o información con patrones que, por sí solos, no sirven; cuando las empresas deciden predecir tendencias o hábitos de consumo, aparece el big data o análisis de datos de alto volumen, en su más correcta traducción. Como dice Albert Solana en Big Data para directivos, la definición de esta tecnología se refiere a “la toma de decisiones o la prestación basada en el uso de flujos de datos digitales y la capacidad de procesarlos en tiempo real”. Esta tendencia se mantiene en México como un “secreto”; cifras dentro de la industria indican que apenas tres de cada diez empresas en el país utilizan algún tipo de tecnología relacionada con el análisis de big data. Si crees que esto no te impacta, piensa en la última vez que saliste de vacaciones: con toda seguridad buscaste en internet algún paquete, pensando que el precio podría ser mejor si viajabas por la mañana, por la noche o en algún día determinado de la semana. El análisis de tendencias de viaje que utilizan las empresas turísticas, aplicando el big data, es la verdadera medida en que el precio de un boleto de avión o reserva de hotel puede o no ser más alto. Uno de los puntos más importantes a destacar es lo que dice Arvind Sathi, directivo de IBM, en su libro Big Data Analytics sobre los cuatro factores a tener en cuenta cuando se analizan datos: “Volumen, velocidad, variedad y veracidad; las empresas deben analizar siempre esas cuatros variables al momento de aplicar el big data a tendencias de sus usuarios”. En otros países, cuando aplican el big data, el rendimiento de sus finanzas crece hasta 30% y la confianza en el equipo de TI dentro de la empresa se eleva hasta 20%. Si quieres saber más sobre el big data, no te pierdas el e show del 19 al 20 de abril en el World Trade Center #TransformingDigitalCompanies. + Por Édgar Peregrina Arvind Sathi MC Press

Para mí, el pop engloba el rock, el rhythm and blues, el soul, el hip hop, el house, el techno, el heavy metal y el country. Si uno graba discos, sean sencillos o álbumes, y los promociona actuando en televisión o saliendo de gira, es que se dedica al pop. El pop requiere de un público al que el artista no conozca en persona. En dos palabras, todo lo que entra en las listas de éxitos es pop. (TURNER) +

Disruptive Technologies for Changing the Game The Big Data tsunami is already hitting organizations—a set of disruptive technologies to drive game changers. Business leaders across the globe are seeking answers to the following questions:

Big Data Analytics

Arturo y Alma Rivera han vivido toda la vida en México. Un día, Maribel, la hija sufre un grave accidente y la probabilidad de que se recupere completamente es poca. Dejando todo atrás, los Rivera emigran a los Estados Unidos con un solo sueño: que en este país de tantos recursos y oportunidades, Maribel se recupere. Cuando Mayor Toro, cuya familia es de Panamá, conoce a Maribel, es amor a primera vista. (MALPASO) +

• What is Big Data and what are others doing with it? • How do we build a strategic plan for Big Data Analytics? • How does Big Data change our analytics architecture? Unlike many other Big Data Analytics blogs and books that cover the basics and technological underpinnings, this book brings a practitioner’s view to Big Data Analytics. The author has drawn the material from a large number of workshops and interviews with business and IT leaders. The book examines the drivers behind Big Data, postulates a set of use cases, identifies a set of solution components enabled by Big Data, synthesizes a solution, and recommends implementation approaches. In doing so, it respects organizations’ current large investments in Data Warehousing and Business Intelligence and demonstrates evolutionary, revolutionary, and hybrid ways of moving forward to the brave new world of Big Data.

Dr. Arvind Sathi is the World Wide Communication Sector architect for the Information Agenda team at IBM. His primary focus has been in creating visions and roadmaps for Advanced Analytics at leading IBM clients in telecommunications, media and entertainment, and energy and utilities organizations worldwide. He has conducted a number of workshops on Big Data assessment and roadmap development.

IBM Doc #IMM14095-USEN-00

Genís Roca/Albert Solana Empresa Activa MC Press Online, LLC 3695 W. Quail Heights Court Boise, ID 83703-3861

Price: $16.95 US/$18.95 CAN

5145


Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

82_ElEspacio_16  

La curiosidad humana encontró en las estrellas un reto a la altura de su ingenio y capacidad. Cuando las antiguas civilizaciones se fundaro...

82_ElEspacio_16  

La curiosidad humana encontró en las estrellas un reto a la altura de su ingenio y capacidad. Cuando las antiguas civilizaciones se fundaro...