{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

AÑO 7 NÚMERO 79 DICIEMBRE 2015

ARTÍCULOS

ENTREVISTAS A

SERIES,

HUGO HIRIART HÉCTOR ABAD FACIOLINCE

ANTÍDOTOS

EL PERFIL

FOLLETINES DEL SIGLO XXI

CONTRA LA ANGUSTIA

DE ESTAR VIVOS

LOS ÁNGELES DE LEAKEY EL LIBRERO

FRANCISCO

HINOJOSA

LA NATURALEZA PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS


EL LIBRERO DE...

FRANCISCO HINOJOSA

03

El autor de La peor señora del mundo, Manual para corregir a niños malcriados y El peor día de mi vida vive en un departamento de amplios ventanales. Del lado derecho está una parte de la biblioteca, contenida en libreros altos. Vestido cómodamente y usando un par de Crocs azul marino, Francisco Hinojosa se acomoda en uno de los sillones y responde las siguientes preguntas sobre su(s) librero(s). +

© Valeria Moheno

¿Cuántos libros tienes? No lo sé y además se ha modificado mucho mi biblioteca. Me deshice de revistas y suplementos culturales... creo que unos seis o siete mil ejemplares. Después fue expropiada una buena parte y luego hice una selección de títulos que ya no quería ver, los puse sobre una mesa y cada quien ponía lo que consideraba que valía cada libro. Calculo que serán unos cinco mil títulos.

¿Cuál es la joya de la corona del librero? 
 Es una colección muy pequeña de libros editada por Martín Pescador, libros hechos en prensa plana, y ahí salió un libro mío, son únicos; de cada uno hay tirajes de doscientos ejemplares y hay desde Octavio Paz, José Luis Rivas, Verónica Volkow, Carmen Boullosa. Mis hijos saben muy bien que el día que yo ya no esté, ésos no los van a vender por metro.

¿Cuál es el más nuevo? El que estoy leyendo ahora: se llama La tristeza extraordinaria del leopardo de las nieves, del brasileño Joca Reiners Terron, editado por Almadía.

¿Qué libro has regalado? Me sucede mucho con mis hijos, que van creciendo y teniendo diferentes intereses. Le acabo de regalar a mi hija, que está estudiando teatro, un compendio de teatro mexicano editado por el Fondo de Cultura Económica.

¿Cuál es el libro más viejo? Podría ser La metamorfosis, de Kafka, en Alianza Editorial. Debí de comprarlo hacia 1972. Tenía diecisiete años. ¿Cuál es tu favorito? Es una pregunta que me han hecho muchas veces y cuya respuesta puede cambiar. Un libro que recuperé no hace mucho de un escritor griego llamado Yorgos Seferis, llamado El zorzal, son poemas, lo leí mucho, luego lo perdí y pude recuperarlo en una librería de Buenos Aires. ¿Qué libro no has leído aún? Un libro que sí debería haber leído y no lo hecho: Los hermanos Karamazov, cuando el primer libro que leí y me llevó a la lectura fue Crimen y castigo, de Dostoievski.

¿Qué libro te falta? Me sobran muchos pero no me faltan. Tengo mucho de la obra de Jorge Luis Borges, es un autor a quien releo mucho, pero me gustaría tener la obra completa. ¿Cuál libro no has regresado? (es decir, que no es tuyo). No estoy seguro si ya lo regresé o no, es un libro de Bioy Casares firmado a otra persona, no digo a quién, pero nunca lo regresé. Me lo traje por pura equivocación. ¿Cuál autor se repite más veces en el librero? Octavio Paz y Alfonso Reyes. +


EDITORIAL

CONTENIDO

Los avances tecnológicos nos han cambiado la vida. Resulta inimaginable un mundo sin internet, computadoras o teléfonos celulares. Cuando miramos hacia atrás, nos preguntamos cómo pudimos haber vivido así, en el atraso. Nos queda la sensación de que acabamos de salir de las cavernas.

EL LIBRERO DE… Francisco Hinojosa

03

SERIES, FOLLETINES DEL SIGLO XXI Jaime Alfonso Sandoval

06

EL OTRO CALENTAMIENTO GLOBAL Nerd Plus/ Bernardo Fernández-Bef

08

HUGO HIRIART Entrevista

10

Director de arte Victor Baca Vargas

HÉCTOR ABAD FACIOLINCE Entrevista

12

Directora de marketing Beatriz Vidal De Alba

LA TEORÍA DEL MEDIO AMBIENTE PERFECTO Fábulas del Tío Hoffs/ Antonio Malpica

14

RINCÓN GOURMET

16

ZOMBIS Y PLATOS SUCIOS Jóvenes/ Raquel Castro

18

FRASE NAPALM Jane Goodall

20

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

ANTÍDOTOS CONTRA LA ANGUSTIA DE ESTAR VIVOS Itzul de la Rosa

22

Contacto y publicidad (55) 5335 1327

SOMBREROS, OSOS, BIGOTES Y ZANAHORIAS PARA LECTORES MUTANTES Niños a ¡leer!/ Karen Chacek

24

PAVIMENTARON EL PARAÍSO Diego Herrera

26

ROCK DEL ANGELITO DeMente/ Yara Sánchez de la Barquera Vidal

28

EL PERFIL Los ángeles de Leakey

36

LA NATURALEZA

Sin embargo, a la par de este desarrollo tecnológico sin precedentes, el tema ambiental sigue siendo un punto sensible, en constante peligro, debido a que, sin caer en generalizaciones, cada vez que se da un paso hacia adelante en materia de tecnología, un nuevo agujero se abre en la capa de ozono, se deshielan los polos, o los fenómenos naturales resultan más devastadores. Es como si la naturaleza nos advirtiera que estamos excediendo los límites de velocidad permitidos y, a manera de multas o sanciones, nos recuerda que ella tiene las facultades para marcarnos el alto. Hasta hace no mucho tiempo, el humo que salía de las chimeneas de las fábricas se consideraba sinónimo de progreso, del imparable avance de la humanidad. Hoy, gracias a diversos organismos, instituciones y organizaciones no gubernamentales, poco a poco se han implementado medidas para proteger el medio ambiente, aunque hace falta mucho por hacer. No queremos decir que existe una relación directamente proporcional entre afectación ecológica y avance tecnológico, pero no se puede negar que tener un automóvil, un teléfono celular o una computadora suponen una carga significativa para la naturaleza. Este número intenta ser una aproximación a este tema, desde nuestra posición. La relación entre el ser humano y la naturaleza dista de ser un mero contrato de convivencia, o una lucha para ver quién es el más fuerte. Tarzán, quien tomó la decisión de quedarse en la jungla en lugar de disfrutar de las comodidades de la vida moderna, nos pone el ejemplo. Nosotros podemos intentarlo. Somos la naturaleza, como alguna vez escribió Walt Whitman:

TARZAN'S SECRET TREASURE, 1941. GETTY IMAGES.

Somos la naturaleza, durante mucho tiempo estuvimos lejos. Pero ahora volvemos, nos convertimos en plantas, en troncos, en follaje, raíces y cortezas.

ENVÍA TUS COMENTARIOS_ A elcliente@gandhi.com.mx _VISITA WWW.REVISTALEEMAS.MX_ WWW.MASCULTURA.MX

Editor y coordinador editorial Jorge Vázquez Ángeles

Ilustraciones Dann Conejo Difusión y promoción Alexis Jiménez Calderón

contacto@revistaleemas.mx

Esta revista utiliza tipografías Gandhi Sans y Gandhi Serif, diseñadas para una mejor lectura. Puedes descargar ambas fuentes en:

www.tipografiagandhi.com

Directora general Yara Sánchez de la Barquera Vidal

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez de la Barquera Vidal, Información: (55) 5413 0397, Ventas Publicidad: (55) 5335 1327, Correo electrónico: leemas.gandhi@ gmail.com, Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V., Dirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Multigráfica Publicitaria S.A. de C.V. en Avena núm.15 Colonia Granjas Esmeralda. Iztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


06

H

ace poco más de ciento setenta años, en el puerto de Nueva York, sucedió un fenómeno curioso. Una pequeña muchedumbre se congregó a esperar con ansiedad la llegada de las embarcaciones de Inglaterra. Lo primero que les preguntaban a los pasajeros que venían del otro lado del océano era: "¿Ha muerto la pequeña Nell?". Nell no era otra más que Nell Trent, la pobre y sufrida protagonista de La tienda de antigüedades, de Charles Dickens. La historia de la pobre huérfana tenía en vilo a los lectores con las folletinescas desgracias que llegaban en entrega semanal. Más de

siglo y medio después, en los foros de internet, un debate llega al rojo vivo entre espectadores sobre la posible muerte (o no) de Jon Snow, personaje de Game of Thrones (HBO), y sé de espectadores que necesitaron una sesión de terapia para reponerse del final de la quinta temporada. Michael Hirst, el creador de la serie Vikings (History Channel), asegura en una entrevista para el periódico El País que: “La novela está muerta, es un formato muerto”. Y todavía para atizar más el fuego sostiene que la novela (de papel): “es un género en decadencia”. Por tanto, el futuro (y consagración) para cualquier escritor actual sería escribir series de tele-

visión. Eso nos lleva a pensar que si Honoré de Balzac o Alejandro Dumas estuvieran vivos, más les valdría acercarse a las oficinas de Netflix a pedir chamba. Antes de hablar de muerte de la novela (sí, sí, a cada generación le gusta organizarle su funeral) sería oportuno hablar de la supervivencia del folletín, de las historias seriadas, que tienen como motor la promesa del “continuará”, ese toque de Sherezada. ¿Quién se puede resistir a ese encanto casi infantil que genera la pregunta: y luego qué pasó? Las historias seriadas tuvieron un momento de gloria en el siglo xix con el desarrollo de la prensa es-


crita; había, claro, historias de varios pelajes y tinturas. Desde las que venían en semanarios respetables hasta folletines o “literatura de cordel” (por el lugar donde se colgaban para su venta). Después, el folletín hizo grandes migas con la radio, tuvieron su época de oro y finalmente conoció a la televisión, la gran devoradora de contenidos, que no le hace el feo a nada. El camino de las series continuadas ha seguido exitosamente en el siglo xxi por otras vías, llámese streaming, internet o televisión por cable. Y según los expertos, las historias seriadas viven ahora otra época de oro. La gran diferencia entre una historia cerrada (una novela o una película) y una historia por entregas es que esta última conserva cierta capacidad de transformación, es maleable y establece vínculos directos con quien la observa. La serie, como el viejo folletín, tiene la cualidad de alargarse cual chorizo, medirle el pulso a los espectadores, desarrollar a ciertos personajes según el gusto o el rechazo de los respetables. Es una sopa puesta al fuego, a la que se le puede quitar o poner ingredientes, de temporada en temporada. Es verdad que el viejo folletín tenía defectos, podía estar lleno de paja, de situaciones absurdas y delirantes, efectos melodramáticos, todo para pescar lectores y ofrecerles un cierre con gancho de infarto (cliffhanger, le llaman los entendidos). Pero al mismo tiempo tenía espacio suficiente, cientos o miles de páginas, para retratar una ciudad, un país, una sociedad, contar la historia de varias generaciones, mostrar un abanico de clases sociales, explorar un tema hasta sus últimos resquicios. Eran historias que anhelaban contener un mundo con todos sus detalles. Algunas series de televisión tienen esa misma ambición decimonónica. Hacen una radiografía al entramado policiaco y criminal de una ciudad (The Wire), reconstruyen un imperio (Rome). Incluso se salen de esta época, proyectándose hacia un futuro inmediato con apocalipsis zombi (The Walking Dead) o retroceden hasta un tiempo real (Mad Men) o un medieval fantástico (Game of Thrones). Las series, a diferencia del cine, tienen a su favor muchas más horas para desarrollar la psicología de los protagonistas, albergar tramas principales, subtramas; los personajes nacen, mueren o se reproducen dentro de un rico ecosistema de ficción. Tal vez Michael Hirst tiene razón en eso, esas novelas totalizadoras están al alcance

de un botón y ahora las llamamos y respetamos como series. Aunque este respeto no siempre existió. Hace unos años, trabajar para televisión significaba la decadencia de cualquier actor, escritor o director que viniera de cine. Había bajado del Olimpo del séptimo arte para trabajar en la “caja idiota”, y hacer historias llorosas patrocinadas por jabón burbujita. Ok, todavía se producen historias llorosas, y seguro se vende ese jabón, pero también se hacen series con un nivel artístico y un presupuesto equiparable al producto interno bruto de un pequeño país. ¿Cuándo las series dieron el salto de su pasado rústico? Fue durante el desarrollo de la televisión por cable y los Canales Premium. Digamos que comenzó a formarse un público gourmet, más selecto y exigente, que pagaba una o hasta dos cuotas extras por el servicio; entonces las productoras se lanzaron a desarrollar series que no estaban atadas a ese binomio tan destructivo de la televisión abierta: mayor producción al menor costo. Tampoco estaban sujetas a la censura ni al comité de ejecutivos de la marca del jabón burbujita. Al ubicarse en señal restringida, los creadores podían tratar aspectos jamás tocados en la vieja televisión: sexo, política, corrupción o violencia. Sólo en condiciones así pudieron surgir obras maestras como The Sopranos, Breaking Bad o True Detective.

seguidores del Homeland israelí contra los de su versión estadounidense. Los espectadores llegan a alcanzar tanta voz y voto que algunas series que ya estaban canceladas o enterradas, como Arrested Development, tuvieron un (breve) regreso para su deleite. Y otras series en peligro de extinción como Hannibal convocan a sus seguidores a que organicen un grupo de firmas para salvarla (aunque sospecho que su futuro es parecido al del pájaro dodo). Pero el amor y la entrega son absolutos, como antes, como siempre. Hasta el desdeñoso mundo del cine le bajó tres rayitas y coquetea sabrosamente con la televisión. Ahora la tendencia es que algunas películas se vuelvan series, como From Dusk Till Dawn, Scream, Minority Report o Fargo. ¿Por qué despedirse de una buena premisa en hora y media si se pueden tener horas y horas de disfrute? Y a todo esto, ¿qué pasó con la pequeña Nell? Bueno, temo que sí murió y la escena fue tan brutal que conmocionó a los lectores y desató encendidas polémicas entre periodistas, escritores y críticos. Con el tiempo se generó una curiosa costumbre entre los desconsolados lectores, visitar Tong, Shropshire, en Inglaterra, lugar de la muerte de su querido personaje. Sí, el encanto de Sherezada sigue ahí. + Por Jaime Alfonso Sandoval

El DVD (¡ay, el pobre DVD! ¿Alguien se acuerda de él?) le dio una salida adicional a estas series, y con la llegada del internet el esquema está volviendo a cambiar. Hay algunas series que se producen directamente para sistema streaming pasándose por el arco del triunfo a los canales tradicionales, como Orange is the New Black, House of Cards o Transparent. Ahora el espectador decide cuándo y cómo ve su historia, si por capítulo semanal o en un troglodita maratón de trece horas. Eso sí, todavía queda el mismo suspenso de las historias continuadas de antaño, porque hay que esperar a que se libere la siguiente temporada, y mientras eso sucede, están los amigos y los foros de internet, para el chisme y las especulaciones. Además, las series mantienen a través de las redes un estrecho contacto con sus espectadores y algunos suelen mutar en auténticos fans from hell. He visto batallas campales entre los lectores de los libros de Game of Thrones y los espectadores de la adaptación televisiva o escaramuzas entre los

Según el portal CNNExpasión las doce series más populares en la historia de la televisión son: 1. I Love Lucy 2. Los Simpsons 3. Saturday Night Live 4. Padre de Familia 5. Friends 6. House of Cards 7. Orange is The New Black 8. Game of Thrones 9. Mad Men 10. Breaking Bad 11. Modern Family 12. Los Soprano


08

para llevar las cenizas del padre, fallecido poco antes, a su tierra natal. En el largo viaje los recuerdos familiares aflorarán, con viejos rencores y no pocos recuerdos dolorosos. Especie de road movie (¿o road comic?) que demuestra que no hay tema que no se pueda tratar en los cómics. Su tono melancólico y el retrato profundo de los personajes aporta evidencia documental de que los cómics pueden ser/son literatura. Ruinas, de Peter Kuper (Sexto Piso). El autor del prodigioso Diario de Oaxaca y El Sistema regresa con una novela gráfica acerca de un matrimonio de gringos en Oaxaca durante los disturbios magisteriales. Aunque el propio autor se apresura a decir que no es propiamente autobiográfica, su experiencia en el sur de México —vivió dos años en aquella ciudad— se refleja en cada viñeta. Kuper hace un inteligente símil entre la migración de la mariposa monarca y la relación entre ambos países.

No es cosa de hacer chistes al respecto. Pero el calentamiento global puede servirme para establecer una metáfora que espero que el lector me disculpe. Y es que algo está cambiando radicalmente en el ecosistema editorial. Estamos presenciando algo que —quizá con torpeza —he identificado como el calentamiento global de la novela gráfica. Me explico. Cuando comencé a dibujar de forma profesional, hace veinticinco años, era impensable en nuestro país que se publicara otro tipo de historieta que no fueran los cómics de los puestos de periódicos. De vocación populachera, que no popular, eran objetos de uso inmediato que se leían en autobuses y peseros para ser desechados al terminarse. Hubo ejemplos notables de buenas historietas mexicanas, siendo mi favorita Los Supersabios, de Germán Butze. Algunos otros personajes entrañables: Borola Burrón, Memín Pinguín, Rarotonga, Kalimán, Chanoc, por desgracia, no trascendieron el mundo de los pasquines para venderse en formato de álbum en librerías, como en Europa.

las librerías mexicanas tuvieran una sección para cómics y novela gráfica. Ahora existe tal apartado y Gandhi fue pionera en brindarle ese espacio a la narrativa gráfica. The times, they are a-changin, cantaba Bob Dylan. No podía estar más feliz. El fenómeno global de la novela gráfica repercute poderosamente en México. Quiero dedicar este breve espacio, que siempre nombra un cómic destacado del mes, a ese género que me apasiona y al que he consagrado la mitad de mi vida, para nombrar un puñado de novelas gráficas que vale la pena leer. Apenas un puñado de cómics recomendados que también puede ser una guía de regalos para Navidad. Va, pues: María cumple 20 años, de Miguel Gallardo (Astiberri). Continuación del entrañable álbum María y yo, donde el autor cuenta su experiencia como papá de una niña con autismo. María ha crecido, es ya adulta y su papá vuelve a la carga, con sus trazos sueltos, para compartirnos a todos este testimonio de vida. Siendo papá dibujante de mi propia María, que también tiene autismo, ésta es desde luego mi historieta más entrañable del año.

Una generación de narradores gráficos a la que pertenezco (con orgullo) hemos peleado hace muchos años para cambiar este panorama tan triste. Con Edgar Clement a la cabeza –publicó en los años noventa Operación Bolívar, la primera novela gráfica moderna mexicana–, nos ha tocado abrir brecha en un panorama editorial para el que, hasta hace poco, la novela gráfica era “física cuántica”, en palabras de un editor amigo mío.

Páginas interiores, de Jacky Beneteaud y Stéphane Courvoisier (La Cifra/Rey Naranjo/Nortestación). Peculiar historia romántica cruzada por lo apocalíptico, donde una pareja se enamora en una biblioteca a través del amor compartido por la lectura. Con un dibujo sutil y elegante, es un álbum sumamente conmovedor. Sobre todo si andas enamorado(a).

Ese mismo editor me dijo hace poco tiempo que “la física cuántica ha avanzado mucho”. Hace años soñaba con que

Come Prima, de Alfred (Salamandra Graphic). Dos hermanos se enfrascan en un viaje por carretera hacia Italia

De haberlo sabido antes, de Elena Climent (Trilce Ediciones). Este álbum narra la vida de la autora, hija de español y estadounidense. Los recuerdos de la niñez hasta la temprana madurez cruzan medio planeta en la entrañable autobiografía de una artista visual que ya desde hace muchos años viene experimentado con lo que llama pinturas visuales. La segunda generación: Lo que no le conté a papá, de Michel Kichka (Orly Beigel Productions). El caricaturista belga Kichka debuta en el cómic después de una larga carrera en el cartón político y la ilustración con este recuento sobre el paso de su padre por un campo de exterminio nazi que tiene tantas resonancias con Maus, de Art Spiegelman, pero que al mismo tiempo toma prudente distancia para aproximarse desde otro ángulo. Cierro con los magníficos álbumes mexicanos de la editorial regiomontana Fixión Editores. Turbo Desafiante, volúmenes I y II, de Dono Sánchez Almara, magnífica saga de ciencia ficción hecha a partes iguales con ingredientes del manga japonés y los cómics europeos; Nómadas del Yermo, volúmenes 1 y 2, de Raúl Treviño, delirante manga posapocalíptico; y Ultrapato, de Edgar Delgado y Omar Lozano, combinación inverosímil de los superhéroes y las historietas de animalitos, son tres series punteras de esta joven casa editora que promete sorprender continuamente a sus lectores. El pilón: Marcel Duchamp, un juego entre mí y yo, de François Olislaeger (Turner Libros). El autor hace contar su vida al gran artista francés en este precioso libro-objeto. Una maravilla. La novela del mes: El año del verano que nunca llegó, del colombiano William Ospina, donde narra el origen de la escritura de Frankenstein, así como su propia relación de lector con Mary Shelley y su pandilla. Delicia de novela. +


10

Entrevista con Hugo Hiriart

EL ARTE NO SE HACE PENSANDO

L

lega un poco después de la hora pactada. Usa bastón, tirantes, camisa blanca y pantalones caqui. Viene acompañado por dos jóvenes, quizá alumnos de la materia que imparte en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (uacm). Como en el patio hay mejor luz y el día está soleado, se decide hacer ahí la entrevista. ¿Hugo Hiriart está de acuerdo? Le da lo mismo, responde con una sonrisa; mientras se sienta en una banca de cemento, atiende una llamada e intercambia algunas palabras con sus alumnos, quienes se han acomodado muy cerca de él. Conforme avance la entrevista, el patio se irá llenando de más jóvenes, equipados con balones de basquetbol, un cojín para practicar taekwondo y un coro de risotadas y burlas por las puyas que se reparten entre ellos. El contexto es inigualable para hablar de un libro que se titula El juego del arte. “El arte es un juego”, dice Hugo Hiriart para comenzar la charla. “Hay un famoso ensayo de Schiller donde dice que el humano sólo es libre cuando juega y a la vez sólo es plenamente humano a través de él; el juego es muy importante para el desarrollo de la libertad, por ejemplo. Si mi mujer —no mi esposa, sino una imaginaria— ve un cuadro de Jackson Pollock y no lo entiende, sólo ve manchas, es que no sabe jugar el juego. Si ella ve un partido de futbol americano como una aglomeración de personas, entonces ella no sabe jugar. El arte tiene un juego al hacerlo y otro al apreciarlo, que no es el mismo juego pero se parece.” Sin embargo, este juego puede llegar a ser muy complejo. Cuando se lanza la pregunta de qué es el arte, la gente enmudece. “La filosofía siempre es así”, responde Hugo Hiriart. La algarabía de los estudiantes es aún mayor. “Tú sabes perfectamente qué es el arte pero no lo puedes decir. Es el clásico texto de San Agustín, las Confesiones, donde dice ‘yo sé lo qué es el tiempo pero cuando me preguntan qué es entonces no sé’. La definición de arte no es sencilla, en el libro traté de hacerla lo más clara posible. Por un lado el arte implica creatividad, inventiva; por el otro tradición, el conjunto de modelos disponibles. Podemos decir que el arte es el trabajo en el que se inventa dentro de una tradición modificándola de manera personal. En este juego la tradición es la mitad de más de una obra de arte, por eso es muy desconcertante cuando ahora los artistas plásticos, que ya no son pintores, presentan sus trabajos y la gente dice eso no es arte. Sí lo es pero no entienden la tradición artística en la que está adscrita. Además, la mayor parte de lo que se hace en arte suele ser muy deficiente; por eso cuando alguien hace algo muy bueno destaca, porque parece imposible.”

En El juego del arte, Hiriart habla de una presencia que nos acompaña desde siempre, no sólo a los artistas: la imaginación, la loca de la casa. Aparte de la complejidad de los temas tratados durante la entrevista, los muchachos en el patio continuaban haciendo cada vez más ruido, aunque al autor de Galaor parecía no incomodarle: “La imaginación es la facultad más sorprendente que tenemos, la más universal, la más genial, y extraordinaria, cuyo mecanismo es fascinante. La gente no sabe que es rapidísima, te da lo que ella quiere y te lo da como ella quiere. Como el arte se hace y se aprecia imaginativamente —pensando no se hace arte ni se aprecia—, pensar es muy lento y reflexivo. Cuando juegas tenis no piensas, ‘ahí va la bola, voy a acomodarla’, le pegas y ya. Ése es el modelo de cómo funciona la imaginación.” El tema de la belleza tampoco podría escaparse de la conversación. Desde el principio del libro, Hugo Hiriart advierte que no llamará a la belleza para ayudarlo a responder qué es el arte, pues llamar a esa señora es hacer trampa, y porque la belleza está en todas partes, no sólo en los trabajos de los artistas: “Cuando ves a una muchacha guapísima caminar por la calle, ¿de dónde sale esa belleza? Platón decía: toda belleza viene de Dios. El arte más fino está hecho por la mano de Dios, y todos nosotros somos habilísimos en la apreciación de la belleza y también de la fealdad, que es la falta de belleza, como también decía Platón. Hay algo positivo en la fealdad, a veces muy utilizada por los artistas. Los artistas barrocos decían que la fealdad es parte de la belleza. Por ejemplo, Velázquez, en vez de estar haciendo El Nacimiento de Venus, de Botticelli, pinta un enano, está pintando a Nicolasito Pertusato y eso engrandece el cuadro, o Shakespeare, que cuenta cosas horripilantes”. Si el arte es un juego, también lo es la narrativa de Hugo Hiriart, cargada de guiños, juegos y cero solemnidad. ¿Por qué escribe así?, le preguntamos: “El espíritu de seriedad, como decía Sartre, es una de las cosas más horribles que hay en la vida. Uno tiene que aligerar las cosas, no tienen demasiada importancia, va a pasar el tiempo, uno se va a morir. Me parece que una de las cosas preciosas del arte es que no tiene una importancia inmediata, ni política ni de nada porque es un juego. Creo que detrás de toda solemnidad hay una estrategia de dominio, para que la gente se conduzca como debe conducirse. Todo lo quieren hacer así, pero no van a poder, porque el arte se seca cuando lo tratan así”. Cuando Hugo se va, el patio queda en silencio. + Por Jorge Vázquez Ángeles


12

Entrevista con Héctor Abad Faciolince

TODOS VENIMOS DE ALGÚN PUEBLO, DE ALGUNA TIERRA

M

uy pocas veces se puede estar frente a un escritor que haya ganado dinero con sus libros. A ese club selecto, al de los best-sellers, es difícil aproximarse. Sólo unos pocos no están escudados por agentes literarios o de prensa, como el caso de Héctor Abad Faciolince, autor de la novela El olvido que seremos, que vendió más de doscientos cincuenta mil ejemplares. “Eso no me va a volver a pasar”, comenta, con una sonrisa en el rostro y una seguridad difícil de contradecir. Tras el éxito, el autor nacido en Medellín en 1958 se sentía impedido para escribir una nueva historia: “Estuve bloqueado mucho tiempo para escribir otra novela, un poco la sombra de El olvido que seremos afectaba, pero lo que afecta es encontrar una voz y de la que yo no me avergüence. Escribí otra novela que está guardada porque no me gusta y no la voy a publicar. El olvido que seremos es un libro único, testimonial, sobre la historia de mi padre, un libro que ni puedo ni quiero que se repita porque era fruto de una experiencia trágica: el asesinato de mi papá. Lo que sí podía hacer era tratar de buscar en mi memoria íntima familiar algo que aunque no tuviera la fuerza dramática de un asesinato, tuviera la fuerza auténtica de un amor sincero, en este caso el amor sincero por un paisaje, por una tierra, por unos orígenes”. Así surge La oculta, su nueva novela, en la que cuenta la historia de una finca con ese nombre, en algún lugar de Antioquia. Una historia en la que se reúnen los recuerdos de tres hermanos, Eva, Pilar y Antonio, sobre ese paisaje, esa tierra, tan importante para los antioqueños, como nos cuenta Héctor: “Para los antioqueños es muy importante tener un pedazo de tierra donde caernos muertos. Pobres, clasemedieros, ricos, mafiosos, políticos, industriales, todos, cuando conseguimos algo de dinero, compramos una tierra. Con el dinero que gané con El olvido que seremos pude haber comprado un pequeño departamento en Madrid o en la Ciudad de México, y me compré un pedazo de tierra. Así somos, tenemos esa locura, y en la novela hablo de esa locura por la tierra. Decía mi abuelo ‘no vendan la tierra, mijito, porque la tierra es lo único que no se puede volver a hacer, se puede hacer una casa, un carro, pero la tierra no vuelve a nacer’”. En un mundo que se ha urbanizado a velocidades inusitadas, lo rural nos parece lejano, a veces inexistente, aunque todos, en cierta manera, provenimos de ese mundo que empieza donde terminan las ciudades: “La gente vive en las ciudades porque es mas fácil tener escuelas, cine, bares, restaurantes, diversión, agua potable, y, sin embargo, todos venimos de algún sitio. Si nos remontamos el tiempo

suficiente, todos venimos de algún pueblo, de alguna tierra. Para mi familia era algo muy cercano porque yo iba con mi abuelo, ordeñaba las vacas, ayudaba a recoger el café. Mi padre tuvo siete hermanos y al morir mi abuelo partieron la finca en ocho pedazos, después todos mis tíos vendieron el suyo y nosotros conservamos la vieja casa y un poquito de tierra alrededor. Mi padre nos dijo que esa finca nunca debía venderse, y esa frase fue una bendición o una maldición porque uno no sabe bien qué hacer con eso, pero al final esa finca no es una casa de recreo sino un sitio al que vamos, en donde estamos juntos y donde una de mis hermanas quiere vivir, y de esa experiencia surge la novela que se transforma en historias contadas, inventadas, en una traducción de mi memoria emotiva de ese paisaje, de esa finca y en un libro, todo fruto de una experiencia muy personal y muy vivencial”. Por medio de la memoria de los tres hermanos, Héctor Abad Faciolince recrea sus recuerdos de infancia y adolescencia: “Quise trasladar la experiencia de esa tierra, de esa finca, a una novela; traducir esa memoria a través de la historia de tres hermanos que no saben bien qué hacer con esa tierra porque ya nadie es campesino, ya nadie quiere vivir en una finca. Quería que mis personajes hablaran del sitio con el que tienen una conexión corporal, vital, de su historia personal más íntima, del sitio donde se enamoraron, donde vivieron sus experiencias más amargas y más dulces, de sexo, de violencia, y la finca es la verdadera protagonista del libro. Pilar es la voz de la tradición, una mujer muy conservadora, muy católica, que vive como vivían nuestras abuelas: un único matrimonio, un marido, muchos hijos; Eva es muy contemporánea, tuvo muchos novios, un hijo fuera de matrimonio, odia la finca porque le parece algo nostálgico y donde casi la matan, es la voz de la mujer nueva; y un hermano gay que vive en Nueva York, Antonio, la voz de la historia y de una familia distinta, de un hombre que se casa con otro hombre, y que por vivir más lejos siente más nostalgia por esa infancia, por ese pasado”. Héctor Abad Faciolince ha vivido en grandes ciudades como el Distrito Federal, Boston, Turín, Madrid y Berlín. A pesar de ello, dice, “en todos esos lugares, donde he vivido mi nostalgia, mi dolor por la lejanía, era siempre por ese paisaje. El paisaje de esa región en las montañas de Antioquia, esa región muy verde, muy lluviosa, con animales, lagos y cafetales”. + Por Jorge Vázquez Ángeles


LOS+VENDIDOS GANDHI FICCIÓN

NO FICCIÓN

LA CHICA DEL TREN Paula Hawkins PLANETA Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas y la misma parada en la señal roja. Son sólo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente.

DOS VECES ÚNICA Elena Poniatowska SEIX BARRAL María Guadalupe Marín Preciado, Lupe Marín (1895-1983), fue testigo excepcional y parte indispensable de algunas de las vidas extraordinarias que dieron forma al arte mexicano del siglo xx. Casada con Diego Rivera y con el poeta y crítico Jorge Cuesta, Lupe Marín vio refulgir su obra y la de otros creadores como Frida Kahlo, Rafael Coronel, Xavier Villaurrutia y Juan Soriano, además de ejercer una influencia poderosa sobre sus hijos y nietos, herederos de un legado tan brillante como imperioso.

EL AMANTE JAPONÉS Isabel Allende PLAZA & JANÉS El punto de partida de la historia es Lark House, una casa destinada a personas mayores que deciden pasar la última etapa de su vida en un espacio común. De todos los personajes pintorescos con los que nos cruzamos en este espacio, hay uno en particular que va a convertirse en protagonista de la novela: Alma Belasco, quien aprovecha su estancia en el asilo para poner orden a su vida con la ayuda de su asistente Irina y de su nieto Seth.

EL PSICOANALISTA John Katzenbach B DE BOLSILLO Feliz cincuenta y tres cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte. Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo, por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mis instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida, y ahora estoy decidido a arruinar la suya. Al principio pensé que debería matarlo para ajustarle las cuentas, sencillamente.

LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE David Lagercrantz DESTINO Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. Quienes la critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia. Una noche, Blomkvist recibe la llamada del profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial, quien afirma tener en su poder información vital para el servicio de inteligencia estadounidense.

Y COLORÍN COLORADO... Odin Dupeyron DISIDENTE Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado se editó por primera vez en el año 2001 y desde esa primera edición ha sido leído y releído, regalado, prestado y recomendado por lectores de todas las edades, de todos los géneros, de distintas religiones, preferencias y países. Se ha convertido en best-seller nacional con más de ciento cincuenta mil ejemplares vendidos en menos de cinco años, y ha tocado profundamente el corazón y la vida de miles de personas.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER Prisionero, durante mucho tiempo, en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. ¿Cómo pudo él que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

PORFIRIO DÍAZ Carlos Tello Díaz DEBATE/CONACULTA Una obra que narra con todo detalle y grandes revelaciones sus orígenes en Oaxaca, su instrucción militar y su papel como héroe en las guerras de Intervención y Reforma, a lado de Benito Juárez. El retrato de una época diferente, de una nación poblada por personajes fascinantes cubiertos por el polvo del olvido.

EL LABERINTO DE LA SOLEDAD; POSTDATA; VUELTA AL LABERINTO DE LA SOLEDAD Octavio Paz FCE El laberinto de la soledad y Postdata, junto con las precisiones de Paz a Claude Fell en Vuelta a El laberinto de la soledad (1975), son un homenaje a la imaginación y al aliento crítico del poeta mexicano. Somos, por primera vez en nuestra historia, contemporáneos de todos los hombres, escribió Octavio Paz en El laberinto de la soledad.

LA CREACIÓN DE UNA SOCIEDAD DEL APRENDIZAJE Joseph E. Stiglitz y Bruce C. Greenwald PAIDÓS ¿Cuál es la función del conocimiento y del aprendizaje en una sociedad marcada por innumerables políticas de mercado? ¿Las poilíticas neoliberales en verdad propician el crecimiento y facilitan el aprendizaje? Joseph E. Stiglitz y Bruce C. Greenwald arrojan una luz reveladora que nos invita a entender la importancia de estas reflexiones para la teoría política y económica.


14

Aquiles: Pero... ¿está usted completamente seguro? Tortuga: Completamente. De hecho, no sé cómo no se me había ocurrido antes. Pinte ahí, que todavía se nota una textura. Y allá, que se distinguen los brochazos. Aquiles: ¿No sería más fácil practicar la resignación y seguir con su vida normal? Tortuga: Eso es lo que he hecho por los últimos diez años. Eso es lo que quieren ellos. Pero no les daré el gusto. No esta vez. Aquiles: Póngase una borrachera y supérelo. Tortuga: Pero no crea, no les guardo rencor. Gracias a ellos es que tuve mi epifanía. Y de hecho les estoy agradecido. Cuando vuelva con la obra más original de todos los tiempos y los editores del mundo se peleen por publicarla, les agradeceré públicamente a esos envidiosos. Aquiles: Póngase una borrachera y supérelo. Tortuga: No se ponga del lado equivocado. Esto también le ayudará a usted, estoy seguro. Cuando vuelva, podrá utilizar mi cámara de aislamiento y podrá también gestar obras insuperables. Aquiles: Se lo repito. ¡Póngase una borrachera y supérelo! Y aplique nuevamente el año que entra. ¿Qué más le da? Tortuga: Jamás. Aquiles: Todavía ayer defendía esa teoría del medio ambiente perfecto para generar la chispa creativa, cuando creía que este año sí le darían la residencia artística. Y ahora, para variar, hace un berrinche monumental. Tortuga: Y usted, para variar, se burla. No le daré crédito en mi primera edición. Pensaba ponerlo en los agradecimientos, pero ya no. Aquiles: Ayer todavía se veía sosteniendo su nueva pluma de ganso, mirando el atardecer a través de la ventana, los ciervos pastando a la distancia, las nevadas copas de las montañas enmarcando el crepúsculo como una postal, y usted dilucidando una novela digna del Nobel. Tortuga: Ayer. Usted lo dijo. Ayer. Pero hoy tuve mi epifanía. Estoy convencido de que el mejor medio ambiente para crear es, agárrese, ningún medio ambiente en lo absoluto. No es por molestarlo pero, la verdad, es una idea genial. Aquiles: Y por eso ha forrado este cuarto con sábanas blancas. Y por eso nos pone a pintar el techo y el piso de blanco. Y el escritorio. Y el bolígrafo. Y tapiar las ventanas. Y renunciar al wifi. ¡Renunciar al wifi! Lo pienso y me estremezco.

Tortuga: Cero distracciones. Cero influencias. Sin medio ambiente la mente es libre por completo. Tiemblo al pensar las cosas que se me han de ocurrir. ¿Quién quiere una cabaña en Suiza si puede tener el origen del universo? Podré crear del mismo modo que lo hizo Dios en ese primer momento. Aquiles: Estoy seguro de que hasta Dios se daba un respiro entre creación y creación para revisar su correo y echarse una torta. Tortuga: Espere. ¡Ya está llegando! ¡Imagino mundos completamente novedosos, vírgenes, libres de la mácula de la civilización! Y eso que aún no me aíslo. Aquiles: Debe ser el aguarrás. Tortuga: Escuche. ¿Qué tal una novela donde el lenguaje mismo sea completamente inventado? Soy un maldito genio. Aquiles: Sí, una novela en un lenguaje que nadie comprenda para que nadie la compre. Oiga, genio, yo nada más quiero saber... Tortuga: El arte está infectado completamente por el medio ambiente. ¿Todos los personajes han de tener dos ojos? No. ¿Todos los planetas han de ser esféricos? No. ¿En todo han de jugar el amor o la guerra o la muerte o el pago de la hipoteca? Aquiles: Oiga, genio... le estoy preguntando si está seguro de esta locura porque conseguí que me presten una casa en Acapulco para la semana próxima. Tortuga: ¿Usted qué? Aquiles: Cuando supe que le habían negado por décimo año consecutivo la residencia artística, pensé hacer algo para evitar su suicidio. Pero, por lo que veo, no querrá que el mar y las olas y uno que otro bikini contaminen su creación. Tortuga: ... Aquiles: Se ha pasmado. Seguro está surfeando en sus nuevos mundos poliédricos. Tortuga: ... Aquiles: ¡Oiga! ¡Vuelva! Le decía que... Tortuga: ¿Que me emborrache y lo supere y aplique de nuevo el año que entra? ¿Por qué no lo dijo antes? Tantito que hubiera insistido y me convencía. ¡Deje ya esa brocha y vamos, pues! Pero habrá que comprar bloqueador del 90, ¿eh? Ya ve que últimamente ando un poco sensible. +


16

EL RINCÓN GOURMET

STAR WARS. THE BLUEPRINTS (LIMITED EDITION HARDCOVER) J. W. Rinzler 47 NORTH Si eres de ésos que dicen saberlo todo del universo de Star Wars, este libro te hará más experto aún. Contiene las reproducciones originales de los planos que se usaron para construir sets, naves y robots de las seis películas. El nivel de detalle de cada plano da cuenta del talento de los diseñadores que hicieron posible una de las sagas más exitosas en la historia del cine.

A SONG OF ICE AND FIRE LEATHER-CLOTH BOXED SET George R. R. Martin PENGUIN RANDOM HOUSE En un principio esta historia iba a ser contada en tres partes: si todo sigue igual, será una saga dividida en siete libros. Mientras llega el último par, esta caja contiene los cinco primeros: A Game of Thrones, A Clash of Kings, A Storm of Swords, A Feast for Crows y A Dance with Dragons. Los lomos de cada uno de estos libros están forrados en piel, material del que está hecha la ropa de los personajes de la serie.

THE SINGLES (7” VINYL BOX SET) The Beatles LP Dicen que conforme pasa el tiempo Los Beatles tocan mejor. Esta caja contiene cuatro discos de vinil de 45 r.p.m., es decir, de los discos chiquitos, con los siguientes temas: “Ticket To Ride”, “Yes It Is”, “Yellow Submarine”, “Eleanor Rigby”, “Hey Jude”, “Revolution”, “Something”, y “Come Together”. Una caja para coleccionistas.

GLENN GOULD. THE COMPLETE BACH COLLECTION Glenn Gould CD (Producto de importación) Sí, más discos interpretando la música de J. S. Bach. La pequeña gran diferencia es que esta caja contiene las versiones interpretadas por Glenn Gould, uno de los más destacados pianistas. Las variaciones Goldberg, de Bach, quizá la obra que más se relaciona con Gould, están incluidas, precisamente con la grabación que el canadiense hiciera en 1955. Cuarenta y cuatro discos con más temas de Bach, y también de Ludwig van Beethoven, bajo la dirección de Bernstein, Golschmann y Casals.

THE ROYAL TENENBAUMS Wes Anderson THE CRITERION COLLECTION Además del cuidado y de todas las mejoras que se le hicieron a esta edición de The Criterion Collecction, este Blu-ray incluye entrevistas con Wes Anderson y el reparto, detrás de cámaras, storyboards… la ruina de los Tenenbaums nunca se había apreciado mejor.

Productos disponibles en: Librería Mauricio Achar, Miguel Ángel de Quevedo 121


Avisos Clasificados ¿Se le olvidan las llaves? ¿No recuerda la fecha de su aniversario de bodas? ¿Sus hijos no se aprenden las tablas de multiplicar? Revolucionario método mnemotécnico, patentado por el doctor Ireneo Funes.

Inigualable casa en la calle de Rodríguez Peña. Renta accesible. Sin fiador ni depósito. Comedor, sala con gobelinos, biblioteca, living, cocina, baño y tres dormitorios grandes. Puertas macizas de roble. Informes con Irene al (22) 3414 12.

Casa J. P. Mansfield & Sons pone a la venta el Baby H. P. Convierta en fuerza motriz la vitalidad de sus niños. Disponible en las mejores tiendas en distintos tamaños, modelos y precios. Es un aparato moderno, durable y digno de confianza. Garantía de por vida.

PELUQUERÍA Atención personalizada de Iván Yákovlevich. Avenida Voznesenski sin número. Afeites, cremas y lociones. También se hacen sangrías.

MUEBLES “EL CANARIO” Tienda de arte prehispánico. Ídolos tallados en piedra, reproducciones de Tláloc, Coyolxauhqui, Huitzilopochtli y todo el panteón azteca. Especialistas en la fabricación de Chac-mooles. Atención personalizada del licenciado Filiberto. Mercado de la Ciudadela.

Sólo vendemos las mejores marcas. Gran variedad de salas, recámaras, comedores, antecomedores, refrigeradoras estufas y lavadoras. Hasta doce meses sin intereses con tarjetas participantes. EMPLEADA DOMÉSTICA Por cien francos al año cocino, arreglo la casa, coso, lavo y plancho. Sé embridar caballos, cebar aves de corral y batir manteca. Felícitas, para servir a usted.


18

También a mí me gusta mucho Bradbury. Me encanta la manera en que usa la ciencia ficción para hablar de lo cotidiano, lo bueno y lo malo. Por ejemplo, de cómo estamos acabando con el mundo. Cuando leí sus Crónicas marcianas (Booket) pensé que iba a toparme con historias tipo Los Supersónicos (¿alguien se acuerda de esa caricatura?) pero no; o bueno, no nada más trata de eso. Si no lo han leído y se animan a echarle un ojo, acuérdense de mí cuando lleguen a “Vendrán lluvias suaves”, uno de los cuentos más poéticos y, al mismo tiempo, uno de los más terroríficos y melancólicos que yo haya leído. De verdad.

RAQUEL CASTRO

Debo confesarlo: de niña yo tenía una fascinación absoluta por el fin del mundo. Mi familia, mi abuela en especial, asistía a una iglesia protestante donde se le daba mucha importancia al apocalipsis. A mí esas historias de muerte y destrucción me aterraban, pero creo que lo más impresionante de todo era que nos hacían mucho énfasis en que podía suceder en cualquier momento. Así, cuando llegaba a casa y no veía a mi abuela en la cocina, mi estómago se convertía en pelota de ping-pong y yo pensaba ¡Zaz! ¡Fue el Rapto y me quedé! Ah, porque uno de los elementos más impresionantes del apocalipsis era la parte en que los Justos, es decir, los buenos, iban a desaparecer sin decir ni agua va y que los malosillos se quedarían a presenciar la debacle. Y, a saber por qué, yo estaba segura de que me iba a quedar entre los malosillos, qué caray. Y, bueno, yo hacía las tareas el día que había que entregarlas: ¿Qué tal que se acaba el mundo antes?, pensaba, ¿y yo ni disfruté mis últimos momentos de diversión por estar haciendo planas o maquetas o lo que fuera? También me esperaba al último momento para lavar los trastes, arreglar mi juguetero y, en ge-

neral, para todas las actividades que me daban flojera o que me disgustaban. Con el paso del tiempo dejé de tener miedo de ese fin del mundo, pero algo me quedó. A lo mejor por eso soy tan entusiasta de los libros con zombis o historias que ocurren en un futuro no muy lejano pero sí muy dado a la desgracia. Entre ésas, una que disfruté muchísimo es el cuento “Las últimas horas de los últimos días”, de Bernardo Fernández, Bef. En esta narración, una pareja de adolescentes se mueve por una Ciudad de México en ruinas, como salida de una película de Mad Max o de Conan el Bárbaro, o de las historias de La Gran Guerra de los Champiñones en Hora de aventura. Me encanta que está todo decadente, pero que puedes reconocer los escenarios y la idiosincrasia mexicana, en lugar de que parezcan calca de personajes gringos. Y aquí tengo una buena noticia: este cuento, buenísimo, y otros también excelentes de Bef, acaban de ser reunidos en un libro nuevecito, Escenarios para el fin del mundo (Oceano). Esperen en él ciencia ficción, cultura pop y un humor ácido, con guiños a autores como Ray Bradbury, que es uno de los favoritos de Bef, según sé.

LOS+VENDIDOS GANDHI CIUDADES DE PAPEL John Green NUBE DE TINTA

LA HEREDERA Kiera Cass ROCA EDITORIAL

DONDE HABITAN LOS ÁNGELES Claudia Celis Aguirre SM

Yo supongo que el tema del fin de la civilización, o de la humanidad, es algo que nos obsesiona desde que empezó a haber civilización (o humanidad). Por algo las culturas antiguas tienen, casi todas, historias de diluvios o destrucción total. Seguro todos ustedes han escuchado alguna vez (o muchas, si tuvieron una infancia parecida a la mía) sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra, un mito judeocristiano muy intenso, que ha sido, desde entonces, inspiración para muchas narraciones. Mi versión favorita es “La mujer de Lot”, un cuento de Verónica Murguía que aparece en su colección El ángel de Nicolás (ERA), donde se explora la tristeza, la impotencia y la deses´ peración de quien sabe que su universo está a punto de desaparecer. Por cierto, el resto de los cuentos de este libro también se ubican en “la antigüedad”, pero, como Bradbury, el escenario es un pretexto para hablar de cosas que nos preocupan aquí y ahora. Y ¿qué pasa cuando el mundo que se acaba no es el de afuera, sino el de adentro? Eso más o menos es lo que pasa en El año terrible, de Tamar Cohen (SM Ediciones). En este libro, que acaba de ganar el Premio de literatura juvenil Gran Angular, no hay zombis, ni meteoritos amenazando al planeta; no hay un dios vengativo ni vampiros. Pero de todos modos hay una hecatombe, sólo que a otro nivel; la protagonista, una adolescente, de pronto ve desmoronada su cotidianidad por la culpa de una enfermedad: la depresión. Ya no soy niña, pero sigo teniendo una fascinación por el fin del mundo, aunque ahora prefiero que sea mediante libros como los que les platiqué y no de mis neurosis. Y eso sí, ya no tengo pretexto para no hacer la tarea o no lavar los trastes (y hoy tengo muchísimos. ¿No podría venir una horda de zombis, si no a terminar con el mundo, a ayudarme con mi quehacer?). +

JÓVENES

LA ISLA DE LOS PERDIDOS Melissa de la Cruz PLANETA JUNIOR

THE MAZE RUNNER. CORRER O MORIR James Dashner VYR


LOS+VENDIDOS GANDHI ELECTRÓNICOS

ARTE

THE LOVE SHACK Jane Costello SIMON & SCHUSTER La vida es fabulosa cuando tienes veintinueve años de edad con una novia hermosa y un trabajo satisfactorio. Hasta que tienes que regresar a casa de tu madre. Dan y Gemma han encontrado la casa de sus sueños, pero el precio de venta es muy alto. La única manera de ahorrar lo suficiente para el depósito es mudarse, sin pagar alquiler, con la madre de Dan.

EL JARDÍN SECRETO Johanna Basford MTM EDITORES Por fin tenemos aquí la esperadísima reimpresión de El jardín secreto, un éxito de ventas internacional que entusiasma a grandes y pequeños con sus fantásticas y minuciosas ilustraciones. Un imprescindible para los amantes de la naturaleza y la creatividad.

VOCES DE CHERNÓBIL Svetlana Alexievich DEBOLSILLO La escritora bielorrusa da voz a aquellas personas que sobrevivieron al desastre de Chernóbil y que fueron silenciadas y olvidadas por su propio gobierno. Este libro les da la oportunidad de contar su historia. Voces de Chernóbil está planteado como si fuera una tragedia griega, con coros y unos héroes marcados por un destino fatal, cuyas voces fueron silenciadas durante muchos años por una polis representada aquí por la antigua urss. Pero, a diferencia de una tragedia griega, no hubo posibilidad de catarsis.

MEMORY MAN David Baldacci MACMILLAN Amos Decker es un ex jugador de futbol profesional cuya carrera terminó por un terrible golpe. Ahora, como detective de la policía, Amos sigue obsesionado por el efecto colateral del accidente. Una noche, Decker llega a casa tras una operación de vigilancia y encuentra a su esposa, hija y cuñado horriblemente asesinados. Decker tiene que utilizar sus habilidades como detective y su capacidad cerebral para tratar de atrapar al monstruo que mató a su familia.

VÉNDELE A LA MENTE, NO A LA GENTE Jürgen Klaric YOPUBLICO La Neurociencia está invadiendo de manera positiva muchos sectores del mercado, trasformando con descubrimientos y tecnología clínica la forma de entender, mejorar, rentabilizar e innovar cómo operamos y realizamos nuestro trabajo.

LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE José Saramago ALFAGUARA En un país cuyo nombre no será mencionado, se produce algo nunca visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir. La euforia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo se haya detenido. El destino de los humanos será una vejez eterna.

EL BOSQUE ENCANTADO Johanna Basford MTM EDITORES Johanna Basford vuelve a maravillarnos con su nuevo libro para colorear un fabuloso bosque encantado que esconde en su espesura animales y objetos mágicos, y especiales símbolos que nos deparan fantásticas sorpresas.

LAS MEDIDAS DE UNA CASA Xavier Fonseca PAX MÉXICO Todas las medidas para el diseño de una casa. Desde el tamaño de los muebles hasta la altura de los accesorios. ¿Cuánto debe medir una escalera o un área de circulación? Esta obra imprescindible da al profesionista y al usuario, de manera clara y sencilla, todos los datos de la antropometría, análisis de mobiliario, diseño urbano, control ambiental, incluyendo el uso de energía solar, circulaciones y otros.

ARTE ANTIESTRÉS: 100 LÁMINAS VINTAGE PARA COLOREAR Emmanuelle Steels PLAZA & JANÉS Esta amplia gama de ilustraciones florales, estampados geométricos y otros motivos de inspiración vintage brinda, además, la oportunidad de potenciar la concentración y la coordinación a la vez que recobrar la tranquilidad y la armonía perdidas.

ZOO DOODLES PARA CONSEGUIR LA RELAJACIÓN INTERIOR LIBSA Un doodle no es un simple trazo irregular y fantasioso, sino que sus posibilidades artísticas son infinitas. Todas las imágenes presentan patrones estructurados para colorear libremente, dejando que la atención se concentre en un solo acto, olvidando todo cuanto nos rodea y ayudando a crecer a nuestra espiritualidad.


20


Nacida en Londres el 3 de abril de 1934, Jane Goodall tuvo su primer contacto con un chimpancé el día de su primer cumpleaños: sus padres le regalaron a “Jubilee” un chimpancé de juguete, que celebraba el nacimiento de una cría en el zoológico de Londres. Ella misma cuenta que desde pequeña soñaba con visitar África y que cuando su madre la llevó a ver Tarzán, interpretado por Johnny Weissmüller, se puso a llorar porque “ése no era Tarzán”. En 1960 llegó a Tanzania para investigar durante seis meses a los chimpancés de la zona. La investigación duró más de medio siglo.

Lee+


22 planeta? Son preguntas que, desde una perspectiva filosófica y científica, Mosterín intenta desentrañar. Su lenguaje descriptivo e irónico nos dejará más dudas que certezas, es un autor que deja un sabor de curiosidad en la boca, nos invita a la reflexión y al autodescubrimiento mediante el estudio de los procesos biológicos, pero todo acompañado de un discurso ontológico que no siempre ofrecerá respuestas concretas e inequívocas. La duda y el cuestionamiento serán tu motor en esta lectura. Otra forma de entender nuestra relación con la naturaleza es observando el cambio climático y sus repercusiones en nuestro ecosistema. Que el ser humano se familiariza cada vez más con el holocausto global es un hecho; hay quien se toma con humor la tambaleante estabilidad ambiental a la que estamos sujetos, existen también los que temen el apocalipsis y se quedan con ojos azorados observando el derrumbe, la catástrofe. También encontraremos a los que no se quedan quietos, los activistas que se uniforman, gritan, marchan, boicotean a los malvados empresarios que se enriquecen a costa de la salud de la Tierra, de los vulnerables, de los indefensos.

L

a naturaleza es un término tan vasto que únicamente acotándolo en contextos definidos podría ser entendido; tenemos, por ejemplo, la naturaleza humana, traviesa y cruel, curiosa y dogmática. Como en círculos concéntricos, podemos observar este fenómeno en En un metro de bosque. Un año observando la naturaleza, donde David George Haskell relata la experiencia de ver el todo en la parte; después de un año observando con lupa y paciencia cada ruido, movimiento y claroscuro de un segmento del bosque, descubrimos que todo aquello que sucede a un metro cuadrado de distancia es, a su vez, un reflejo del orden del Universo. La comunión de la zoología con el arte de narrar nos ofrece un texto apasionante sobre la naturaleza; nuestra condición humana se reduce a observar, interpretar, aprender, en un espacio donde los personajes son insectos, animales, un rayo de sol, hojas al aire, susurros del viento. Haskell retrata el impacto emocional que lo transforma después de su experiencia y al mismo tiempo nos contagia esa cada vez más perdida capacidad de asombro ante lo cotidiano. En este libro podremos ver lo que no vemos mientras estamos sumergidos en la apresurada costumbre de vivir. Romper el paradigma de lo inmediato y lo espectacular como único objeto de nuestra atención nos permite recuperar el viejo hábito de alimentar el ser en comunión con el universo que llevamos dentro; lejos del misticismo y de las relaciones espirituales EN UN METRO DE BOSQUE David George Haskell TURNER

que algunos pretendan establecer, existe una comunicación concreta, tangible, con el medio en donde transitamos. Este reconocimiento nutre una parte de nosotros que ningún producto, bien o servicio logrará siquiera matizar; cuando Toni Pou se embarcó hacia el Ártico lo hizo con ojos científicos, con espíritu viajero y sensibilidad literaria, de tal forma que Donde el día duerme con los ojos abiertos. Un viaje científico al Ártico es una crónica compleja y emocionante de los hallazgos científicos realizados durante la expedición, pero también de las historias de todos los personajes que hacen posible que la ciencia exista. La implicación de un viaje con fines científicos nos empapa a su vez de la vida de quienes, ya sea en anonimato o con reconocidos nombres, dejan sedimentados los campos de conocimiento que siempre estarán listos para recorrerse, extraviarse, y por qué no, disfrutarse. Es así que profundizar en conceptos como la vida, el ser vivo o el estar vivo, puede devenir en un ensayo donde la ciencia y la filosofía se confunden. Jesús Mosterín hace un acercamiento epistemológico a la crudeza de estar vivos. En El reino de los animales nos asaltarán los cuestionamientos que no por básicos son menos complejos. Por ejemplo ¿la Tierra es un ente vivo integral y complejo? ¿Formamos parte de un organismo, así como nuestro cuerpo está compuesto de células y organismos vivos e independientes? ¿Es el ser humano la plaga más grande de la biosfera? ¿Es sólo una etapa en la evolución y el desarrollo del

DONDE EL DÍA DUERME CON LOS OJOS ABIERTOS Toni Pou ANAGRAMA

En Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima, Naomi Klein aborda de forma directa y clara, como es su estilo, la situación ambiental del planeta, nos coloca a todos como factores de cambio, pero también como factores de riesgo ¿De qué depende? ¿En qué bando debe gestarse la transformación? No hay un solo responsable, porque no hay una sola causa; sin embargo, al involucrarse en la lectura de este libro, es posible una toma de conciencia individual y colectiva. Aunque los paisajes que plantea suelen ser algo escabrosos, esta lectura no es una invitación a tirarse en lodo y lamentarnos por lo que hemos provocado, es más una exhortación, no sólo a no permanecer inmutables ante el panorama de la devastación, sino verdaderamente a revolucionar todo un esquema de pensamiento político, económico y social. Klein, como ya sabemos, apela a la ética, la responsabilidad moral. Existe la posibilidad de que el calentamiento sea cada vez más grave y que tengamos ante nosotros un destino desolador y fatal, pero también, afirma Klein, existe la posibilidad de que no, y en esa posibilidad estás tú, como actor y promotor, como individuo que conforma el colectivo. Si bien es cierto que muchas de las decisiones que impactan en nuestro planeta están en manos del poder político, también lo están en el poder de las masas: el bienestar común depende, en gran medida, del progreso y la conciencia individual. Tú, querido lector, puedes pertenecer a cualquiera de estos grupos, toma tu panfleto, informa, defiende, consume, lee un buen libro, sé feliz. + Por Itzul de la Rosa

EL REINO DE LOS ANIMALES Jesús Mosterín ALIANZA

ESTO LO CAMBIA TODO Naomi Klein PAIDÓS


24

Adivino que han oído antes la paradoja del árbol que cae: si en un bosque cae un árbol pero no hay nadie cerca que lo escuche, ¿el árbol hace ruido al caer? ¿Existen por sí mismos los ruidos? Seguido encuentro libros que exploran la pregunta de cuánto de nuestro entorno existe por sí solo y cuánto es producto de nuestra invención. En El maravilloso sombrero de María, de Satoshi Kitamura (Oceano Travesía) seguimos a una niña que, de regreso de la escuela, entra a una tienda de sombreros. El vendedor le muestra uno de los exhibidos en el aparador y a cambio María le enseña lo que guarda en su monedero vacío. El vendedor mira al techo, también María. ¡Ajá! —exclama el vendedor—. Creo que tengo algo para usted. El hombre vuelve unos minutos más tarde con una caja entre las manos. María se lleva puesto su sombrero nuevo. Éste es magnífico. Tiene todo lo que ella desea en ese momento. Y algo más: María no es la única en la calle con un sombrero especial. Será que para producir un cambio en nuestro entorno, el primer paso es imaginar que ese cambio sucede. Crear una ciudad más civilizada no se traduce necesariamente en mayor industrialización, mucho menos en que el pensamiento de sus habitantes se asemeje cada día más a la respuesta mecanizada de un artefacto que alguien tuvo el mal tino de bautizar como "inteligente". El oso que no lo era, de Frank Tashlin (Alfaguara), es una metáfora poderosísima que ilustra ese afán humano de urbanizar sin parar y que al final del día convierte a las personas en simples piezas de construcción, sin memoria de sí mismos ni de que haya existido al-

guna vez un entorno natural en el que crecieron los primeros individuos del mundo. Así las cosas, cualquier grupo humano puede convertirse en una máquina feroz, capaz de amedrentar y confundir a la propia naturaleza. Frank Tashlin nos relata en su cuento el caso de un oso que, como cada invierno, se va a hibernar a una cueva en el bosque y duerme hasta llegada la primavera. Al despertar, el oso nota algo extraño; el mundo a su alrededor ya no es el mismo: en lugar de bosque hay una fábrica y a él nadie le cree que sea un oso; aun los demás osos lo llaman un hombre tonto, sin afeitar y con un abrigo de pieles. Cientos de teorías sugieren que el medio ambiente nos transforma por dentro, pero también que cuanto nos sucede dentro transforma el afuera que habitamos. El pájaro bigote, de Nicolás Schuff y Claudia Degliuomini (AH Pípala), pertenece a una rara especie que lo mismo vive afuera, incrustado en la cara de un poeta, que adentro, en los sueños del poeta; un lugar donde la ciudad que duerme afuera despierta. Y lo que pasa en aquella ciudad soñada,

LOS+VENDIDOS GANDHI EL PRINCIPITO Antoine de Saint-Exúpery EMECE

DESTROZA ESTE DIARIO Keri Smith PAIDÓS

MI LIBRO MÁGICO Carmen Espinosa Elenes de Álvarez NORI

a veces escapa del sueño y se cuela en la ciudad de afuera, en la que vive el poeta y vivimos cada uno de los lectores del libro. Sin duda, se trata de una buena manera de explicar el cómo, dónde y por qué de esas cosas extrañas que a diario ocurren en la vida cotidiana pero que escapan a la lógica común; como el hecho de ir por la calle y atrapar de pronto una palabra llegada de quién sabe dónde o reconocerse con alguien a quien nunca antes habías visto. Los bigotes, hoy me queda claro, son mucho más que una maraña de pelos que algunos hombres —y una que otra mujer— consiguen peinarse con estilo. Quizá la contaminación del aire y de los océanos, el calentamiento global y los alimentos modificados traigan consigo lo opuesto al apocalipsis y los residentes del planeta mutemos para convertirnos en seres extraordinarios. Mientras lo descubrimos, podemos darnos el lujo de sólo mutar a ratos, cada vez que resulte apremiante convertirnos en versiones novelescas de nosotros mismos para protegernos de algún peligro imaginario, sin que para ello tengamos que arruinar por adelantado la salud del mundo. Para muestra el conejo de Yo no soy un conejo, de Pepe Márquez y Natalia Colombo (fce), que si bien parece un conejo, por momentos se transforma en un zombi alienígena mutante. Puede que coma zanahorias, que se confunda con los demás conejos a la hora de correr y saltar todo el día, que viva en una madriguera o tal vez en una casa… Puede incluso que haya días en los que le sucedan cosas maravillosas y se olvide de ser un zombi alienígena mutante, para alegrarse de parecer únicamente un conejo. +

INFANTIL

DIARIO DE GREG 9: UN VIAJE DE LOCOS Jeff Kinney OCEANO TRAVESÍA

HUESOS DE LAGARTIJA Federico Navarrete SM


26

1988 con las Naciones Unidas y la organización Rainforest Action Network para promover el alto a la deforestación y recaudar fondos para los programas de conservación del Amazonas. Actualmente, el calentamiento global y el cambio climático son considerados dos de los principales problema ambientales que enfrenta el planeta y en medida que más músicos se dan cuenta del poder de convocatoria de la música y de su influencia sobre sus seguidores, muchos de ellos han comenzado a utilizar el escenario para proclamar su preocupación ambiental y se han involucrado activamente, como Jack Johnson, Ben Harper, The Roots, J. Cole, Sheryl Crow, Guster, Neil Young, Moby, Bonnie Raitt y Dave Matthews Band, por mencionar a algunos. Jack Johnson es propietario de dos estudios de grabación alimentados por energía solar y al igual que Sheryl Crow y Neil Young, hace sus giras en autobuses impulsados por biodiésel sustentable.

They paved paradise / And put up a parking lot. “Big Yellow Taxi”, Joni Mitchell Desde siempre, la música ha sido un importante vehículo de protesta contra las normas conservadoras establecidas y un medio para difundir ideología de diversas causas: social, política, cultural y otras, incluyendo la ecologista. Fue a mediados de los años sesenta cuando muchos músicos comenzaron a escribir canciones que abordaban la degradación del medio ambiente y sus consecuencias negativas, utilizando al folk, rock y otros géneros musicales para promover mensajes de activismo ambiental, sus deseos por un mundo mejor y más amigable ecológicamente hablando, así como sus bajas expectativas y falsas esperanzas. Al mismo tiempo que destacaban la belleza de lugares como Big Sur y la costa de California, The Beach Boys lanzaron canciones sobre la contaminación en el océano –“Don’t Go Near the Water”– y el aire –“A Day in the Life of a Tree”–. En su canción “After The Gold Rush”, Neil Young habla de lo mal que le va a la madre naturaleza en su “carrera” en los años setenta, aunque al final de la canción prevé un nuevo hogar para la "semilla de plata” dejando la Tierra en un barco rumbo al Sol. Hasta una banda tan distópica y poco convencional como Frank Zappa and The Mothers of Invention produjo una serie de canciones críticamente satíricas sobre el medio ambiente y Joni Mitchell escribe “Big Yellow Taxi” en su primer viaje a Hawaii: “Tomé un taxi hasta el hotel y cuando me desperté a la mañana siguiente, abrí las cortinas y vi las hermosas montañas verdes a la distancia. Entonces miré hacia

abajo y había un gran estacionamiento hasta donde se podía ver, y se me rompió el corazón... era como una plaga en el paraíso”. En 1971 el cantante de Motown, Marvin Gaye, obtuvo un gran éxito con "Mercy Mercy Me (The Ecology)", canción que es al mismo tiempo un góspel de duelo espiritual y un poderoso lamento en contra de la sobrepoblación, la extinción masiva de especies, la toxicidad del agua, los derrames de petróleo y la acumulación de residuos. Irónicamente, esa conciencia ecologista no trascendió en acciones ni se volvió activismo con acciones concretas; como ejemplo basta mencionar el evento clímax de la cultura e ideología hippie en 1969, el festival de Woodstock con su medio millón de espectadores: a pesar de la ideología no se contemplaron depósitos de basura ni un plan para limpiar y transportar todos los desechos. Recuerda Michael Lang, uno de sus organizadores, que al terminar el festival pudo ver desde el helicóptero en el que dejaba el lugar, un gran símbolo de paz hecho con montones de la basura que estaba siendo recolectada, sin mencionar que había alrededor de ochenta mil sacos de dormir abandonados, cubiertos de tanto lodo que fue imposible llevárselos. Algunas bandas no adoptaron abiertamente una política ecologista en su música hasta mediados de la década de los setenta por consecuencia económica de la crisis energética, y hasta los ochenta derivó en la organización de festivales, eventos y acciones ambientales con causas concretas, como cuando una de las bandas estadounidenses más emblemáticas, The Grateful Dead, se asoció en

Ben Harper promueve productos eco-amigables en sus giras, como camisetas de algodón orgánico y cedés con empaques hechos de materiales reciclados y biodegradables. Los miembros de The Roots, además de ser amantes de los animales, trabajan con la organización peta en la campaña “Detén la violencia, vuélvete vegetariano”. J. Cole y Sheryl Crow han hecho giras por campus universitarios estadounidenses promoviendo entre los estudiantes el combate al cambio climático. El guitarrista y cantante de Guster, Adam Gardner, fundó junto con su esposa Lauren Sullivan la organización sin fines de lucro Reverb, que ayuda a artistas como Barenaked Ladies, Alanis Morissette, Avril Lavigne y otros, a difundir temas de carácter ambientales. Moby es un gran partidario de peta y la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos, y como vegano promueve este estilo de vida al grado que en 2002 abrió en Nueva York TeaNY, una cafetería vegetariana. Bonnie Raitt ayudó a fundar “Músicos Unidos por la Energía Segura”, un grupo que lucha contra el uso de la energía nuclear y ha sido arrestada en dos ocasiones durante las protestas en favor de la protección de bosques antiguos. The Bama Green Project es una iniciativa de colaboración entre Dave Matthews Band, Reverb e IZSTYLE, en la que además de incluir el cuidado ambiental en todas las actividades realizadas por la banda mientras está de gira, en el estudio o en casa, promueve la educación ambiental entre los fans de la banda para tomar acciones ambientales simples y positivas. + Por Diego Herrera


PARA VERYOÍR MÚSICA

VIDEO

LUCES DE VARIEDAD Federico Fellini CINE, VIDEO Y T.V. Esta cinta cuenta las diferentes situaciones que tiene que pasar un grupo de artistas ambulantes de teatro de variedad. Lily, joven bella y con talento aunque algo torpe y ambiciosa, se une al grupo para poder lograr su sueño de ser actriz; el director, atraído por la bella joven, jurará hacer hasta lo imposible para que ella triunfe, pero ésa sólo es una de las historias de este singular grupo.

REPORTE CONFIDENCIAL Orson Welles CINE, VIDEO Y T. V. "Mister Arkadin" son las últimas palabras de un moribundo encontrado por un marinero. Después de buscar por un tiempo alguna pista, el marinero encuentra al misterioso personaje quien resulta ser un millonario, dueño de un imperio industrial y financiero, que vive encerrado con su hija en una mansión de la Costa Azul.

GEBO Y LA SOMBRA Manoel de Oliveira MUNDO EN DVD Inspirado en una pieza teatral del dramaturgo modernista portugués Raul Brandão, Manoel de Oliveira relata la historia de un viejo contador parisino de principios del siglo xx, quien ha ocultado a su mujer la mendicidad en que vive el hijo de ambos. Su regreso al hogar tendrá fatídicas consecuencias.

ELENA Andrei Zvyagintsev MUNDO EN DVD Elena y Vladimir se casaron siendo mayores. Cada uno tiene hijos de su matrimonio anterior. Cuando Vladimir sufre un infarto comienza a valorar sus últimos días de modo distinto; se acerca a su hija, Katerina, y decide dejarle casi todos sus bienes. Para Elena, que tiene orígenes humildes y un hijo, Serguéi, desempleado y con familia propia, la noticia resulta muy sombría.

BORRAR DE LA MEMORIA Alfredo Gurrola MUNDO EN DVD Una historia de amor se transforma en una historia de persecuciones y asesinatos sin esclarecer en el contexto de la masacre estudiantil de octubre de 1968. Más de cuarenta años después, un periodista tenaz se da a la tarea de aclarar los crímenes bajo condiciones muy peligrosas, con el objetivo de llevar la verdad ante la justicia.

ALONDRA DE LA PARRA Stravinsky. Works for piano and orchestra SONY MUSIC Acompañada de la Rundfunk-Sinfonieorchester de Berlín y de Alexej Gorlatch, la consagrada directora mexicana se desenvuelve a plenitud con las obras para piano y orquesta de Igor Stravinsky, un trabajo excelso y lleno de talento.

DAVID GARRETT Explosive UNIVERSAL MUSIC El violinista más exitoso de los últimos años nos entrega su más reciente producción, donde su virtuosismo y poder de interpretación dejan constancia de que las localidades agotadas en sus presentaciones no son obra de la casualidad, moda o mercadotecnia.

BUIKA Vivir sin miedo WEA Buika vuelve a deleitarnos con su voz suave, de matices que envuelven y transportan; después de giras con un gran éxito, la oriunda de Palma de Mallorca sigue con el estilo que le conocemos que más que una fórmula simple, es señal de su innegable talento.

MAGOS & LIMÓN He for She SONY MUSIC Nuevamente el combo conformado por Magos Herrera y Javier Limón nos entrega un excelente disco que en su título lleva la marca de la campaña de la onu por la igualdad de género. Una producción donde el jazz y la fusión de sonidos e influencias musicales del dúo salen a relucir.

ST. GERMAIN St. Germain WEA La mítica agrupación francesa vuelve después de algunos años de ausencia, desde aquel exitoso Tourist, St. Germain desarrolló proyectos alternos hasta que en este 2015 regresan con temas nuevos, frescos y ese sello tan particular.


28

DE

nitas posibilidades; esos ángeles son quienes te dan, como a Neo de The Matrix, lo que quieres: respuestas a los exámenes de la vida, a por qué alguien te cae mal, por qué no te dura el dinero.

MENTE

Para percibirlos necesitas relajarte como cuando escuchas música clásica o celta, el mar. Los ángeles también aman diversos tipos de música como el punk o rock, todo lo que alimente tu alma de felicidad a ellos también les gusta. Si crees que quizá no existen o que eres tan especial que no tienes uno, déjame decirte que te han salvado el trasero más veces de las que puedas contar. Te conviene creer en seres hermosos cuyo único propósito es cuidarte y ayudarte. Cuidan de tu sueño, de que no te metas en ciertas situaciones que retrasarán tu crecimiento, que dejes de dudar de ti, que cuando estás llorando sientas paz, te hacen llegar regalos celestiales aunque no los pidas conscientemente. Hasta cuando sufres, hacen que aparezcan o te llamen las personas que te puedan dar un abrazo. ¿Entonces? ¿Crees que merece el esfuerzo abrirte a recibir lo mejor? Relájate, cierra los ojos y di: ángel de mi guarda, guías espirituales, estoy lista para dejarlos entrar en mi vida de manera consciente, vengan, por favor y contáctenme, gracias. Somos un milagro. Fuimos creados con amor y en amor debemos mantenernos siempre, aunque duela movernos del lugar donde estamos, aunque a veces cueste trabajo vivir en paz. Es un ratito, porque en nuestra verdadera esencia somos gozo, compasión y luz eterna. El amor incondicional es la forma más elevada de energía conocida por la humanidad; los seres que vienen de esa energía se llaman ángeles y son quienes nos recuerdan cómo —inclusive estando encarnados— podemos ser luz y no materia. El arte en general ha estado siempre colmado de sus interpretaciones: no es el ángel enamorado de Hollywood, no es el ángel borracho de Kurosawa, ni el impuro de Mankell, ni los exterminadores de Buñuel; tu ángel está allí, pegado a tu sombra, es puro, no fue humano ni lo será, y está listo para ayudarte en todo momento. Ángel significa mensajero de Dios, son nuestros copilotos siempre, saben a qué viniste a la Tierra, qué pruebas escogiste y cómo superarlas. Ahora más que nunca están manifestándose para que elevemos la frecuencia como raza en nuestro planeta y que la pasemos mejor, que todo sea más fácil, que seamos colmados con poderes como los caballeros Jedi. Los ángeles no pertenecen a ninguna religión. Hay que puntualizar que hay ángeles que solamente son

conciencia divina, nos guían y protegen, y por derecho divino están a lado de ti, cuidándote, te vieron encarnarte en esta vida y te acompañarán cuando entregues el equipo terrenal. Hay otros de diferentes categorías, incluso hay una Sección Amarilla de ángeles infinitos para todo lo que quieras: para tu negocio, para proteger tu coche, a tus animales, tu casa, para que te digan qué decir, para los deportes... ¿Sabes el potencial que significa eso? Coexistimos en una hermosa época donde podemos sentirlo todo, tenemos al alcance incontables conocimientos y ya no es raro hablar de vidas pasadas o experiencias fuera de este planeta. Aprovechemos esa apertura y contactemos a nuestro ángel Yoda. Todo existe en el Multiuniverso. Digo multi porque es múltiple, tiene la totalidad del tiempo, las realidades que tú como conciencia quieras vivir. No es universo, de uno, donde existen la duda y la dualidad, donde pensamos linealmente. Sólo en el plano físico tenemos estas dualidades, frío y caliente, noche y día, y decidimos ser humanos para tener estas experiencias. Tenemos un examen constante para ver si escogemos el amor o el odio, escogemos la luz o la voz de tu ego que dice que esta sección o artículo es ridículo. Es vital sentir que estamos en el todo, con el todo, y las infi-

Es importante que tengas en mente que nada malo puede pasar, sólo estás pidiendo percibir la luz, usa tu poder con sabiduría, pide lo que quieres recibir. Puedes ser claro y decir que quieres que se comuniquen en tus sueños, en canciones, al abrir un libro, con imágenes en tu cabeza, o escucharlos. Si quieres conocer más de ellos y otros seres de luz, te presento a Doreen Virtue (www.angeltherapy.com), autora de diversos libros, videos y audios, que ayudan muchísimo, apto para todas las edades y conciencias; o como Patricia Papps, que escribió Ángeles sanadores (Urano). Arriésgate y revélate contra tu ego, sal de tu zona de confort y comienza a bailar con tus ángeles y guías. Sólo es cuestión de conectarte con una luz hermosa que ilumina nuestra carne hacia un crecimiento real espiritual, porque no somos únicamente materia. La siguiente revolución es espiritual y tus ángeles te están esperando para armarte de valor, para comenzar a crear tu propia música, tu ritmo, para rockear una vida real, plena y de lo más divertida. Sé un ser de luz, eso venimos a aprender y tienes a los mejores aliados. + Por Yara Sánchez de la Barquera Vidal


www.mascultura.mx

7 EPITAFIOS DE ESCRITORES FAMOSOS La muerte es algo que siempre despierta la curiosidad de los vivos. Les presentamos algunos de los epitafios —inscripciones breves sobre un sepulcro o lápida— más famosos de escritores célebres. Por Orianna Martínez

1. Jorge Luis Borges

(Buenos Aires, 24 de agosto de 1899-Ginebra, 14 de junio de 1986) Cementerio de los Reyes (Cimetière des Rois)

“...Y no tengan miedo”.

+

4. Molière

(París, 15 de enero de 1622-Ibídem, 17 de febrero de 1673) Cementerio de Père-Lachaise

"Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien". +

2. John Keats

(Londres, 31 de octubre de 1795-Roma, 23 de febrero de 1821) Cementerio protestante de Roma

"Aquí yace alguien cuyo nombre se escribió en el agua". +

5. William Shakespeare

(Stratford-upon-Avon, Warwickshire, Reino Unido c.26 de abril de 1564-Ibídem, 23 de abril/ 3 de mayo de 1616) Holy Trinity, Stratford

"Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos". +

3. Arthur Conan Doyle

(Edimburgo, 22 de mayo de 1859-Crowborough, 7 de julio de 1930) All Saints Church, Minstead, Hampshire

“Temple de acero. Rectitud de espada”.

+

6. F. Scott Fitzgerald y Zelda Fitzgerald

(Saint Paul, 24 de septiembre de 1896 -Hollywood, California, 21 de diciembre de 1940) (Montgomery, Alabama, 24 de julio de 1900- 10 de marzo de 1948, Asheville, Carolina del Norte) Cementerio Rockville Union

“Y seguimos remando, botes en contra de la corriente, llevados de vuelta incesantemente hacia el pasado”. (Fragmento de El gran Gatsby). +

7. Gabriela Mistral

(Vicuña, 7 de abril de 1889-Nueva York, 10 de enero de 1957) Montegrande, Chile

“Lo que el alma hace por su cuerpo es lo que el artista hace por su pueblo”. +

LO MEJOR DE LA CULTURA


32

TARZÁN DE LOS MONOS Apareció por primera vez en una revista pulp llamada All Story Magazine, en 1912. Edgar Rice Burroughs jamás imaginó que su personaje se convertiría en figura de Hollywood. Tarzán de los monos, película de 1918, dirigida por Scott Sidney, marca el inicio de las aventuras en el celuloide de John Clayton, el niño que es adoptado por una manada de gorilas. Sin duda fue Johnny Weissmüller —lo encarnó en doce películas— quien se convirtió en sinónimo de Tarzán. Les presentamos una selección de carteles de las películas del hombre mono, que aparece en la portada de este mes. +

PÁSALEE


34

PINXIT Mark Ryden TASCHEN

ARTE DISEÑO ARQ.

El estilo de Mark Ryden es una mezcla de temas de la cultura pop con técnicas que recuerdan a los maestros antiguos, creando un estilo singular que desdibuja los límites tradicionales entre el gran arte y el popular. El vocabulario de Ryden abarca desde lo críptico a lo tierno, pisando la delgada línea entre el cliché nostálgico y el arquetipo perturbador. Seducido por sus superficies infinitamente detalladas y glaseadas con meticulosidad, el espectador es enfrentado a la yuxtaposición de la inocencia infantil y los misterios recónditos del alma. Este libro está organizado de acuerdo con los temas de las principales exposiciones de Ryden —The Meat Show, Bunnies and Bees, The Tree Show. +


EL PERFIL DE...

LOS ÁNGELES DE LEAKEY

Se les llama así a tres mujeres investigadoras del mundo de los primates: Jane Goodall, Dian Fossey y Birute� Galdikas. Cada una de ellas, gracias al apoyo del antropólogo, arqueólogo, paleoantropólogo y escritor Louis Leakey, viajaron a diferentes países para estudiar chimpancés, gorilas y orangutanes en sus hábitats naturales, y conocer más acerca de ellos.

Jane Goodall

Dian Fossey

Jane Goodall (Londres, 3 de abril de 1934) durante cincuenta y cinco años estudió a los chimpancés en el Parque Nacional de Gombe, Tanzania. Un personaje muy parecido a ella aparece en un capítulo de Los Simpsons. Es autora de más de veinticinco libros sobre la naturaleza, conservación y educación. A la estadounidense Dian Fossey (1932-1985) le dedicaron una película sobre su vida y triste destino: Gorilas en la niebla (Gorillas in the Mist: The Adventure of Dian Fossey, Michael Apted, 1988) estelarizada por Sigourney Weaver. Durante veintidós años estudió y protegió a los gorilas de montaña, brevemente en Zaire y después en Ruanda, donde fue asesinada el 26 de diciembre de 1985, al parecer por cazadores furtivos.

Birute� Galdikas Birute� Galdikas (1946), etóloga nacida en Alemania pero de nacionalidad canadiense, es la principal experta en comportamiento de los orangutanes. A los veinticinco años de edad llegó a Borneo, Indonesia. Además de la protección de los orangutanes, que suelen ser explotados de diversas formas, sigue luchando para evitar la desaparición de las selvas tropicales. +


NOVEDADES LEE+

MICTLANTECUHTLI Guadalupe Rivera Loy Este es el texto ganador del concurso de cuento terrorífico convocado por la editorial SM. ¡Felicidades a la ganadora!

Durante la Edad Media, en una población de la costa catalana, vive un anciano monje que ha consagrado los últimos cuarenta años de su vida al ejercicio escrupuloso de su vocación, percibiendo el mundo siempre desde la oración y la distancia. Tras obrar unos cuantos milagros, nuestro monje se gana el reconocimiento y la devoción de todos los feligreses del mundo cristiano. Pero al intuir que se acerca el final de su vida, decide retirarse y terminar sus días en su Italia natal. El abad y las autoridades, ante el miedo a perder la principal fuente de ingresos de la región, encargan el asesinato del monje. (RANDOM HOUSE) +

La publicación, en 1957, de En el camino le confirió a Jack Kerouac una fama súbita cuya administración lo ocuparía casi hasta su muerte. Los artículos, ensayos y ficciones breves incluidos en este libro tienen una sostenida entonación programática: adoptan la forma nítida del manifiesto, o ponen en acto ese mismo programa tanto a la hora de relatar el encuentro de Kerouac con un fantasmal cantante de blues que podría ser él mismo como en sus crónicas deportivas, en la descripción del nacimiento del bop o de las afinidades de su escritura con las fotos de Robert Frank o la prosa de Céline. (CAJA NEGRA)

–¿Quieres jugar conmigo? –me preguntó al pasar frente a mi casa. ¿Que si quería jugar con él? Claro que quería, moría de ganas, pero aun así me hice del rogar. –¿A qué juegas? –pregunté poniendo cara de indeciso. –A que soy arqueólogo: estoy buscando tesoros –contestó mostrándome una cubetita llena de pequeños tepalcates, una pala y un rastrillo de juguete. La tierra en su rostro, la ropa mugrosa, los enmarañados rizos rubios y el lodo en las botas resultaban más que convincentes. Entré a ver a mamá para pedirle permiso y brinqué del gusto cuando asintió. –¡No regreses tarde! –alcancé a escuchar su dulce voz mientras salía disparado detrás de mi nuevo amigo. Lo alcancé antes de doblar la esquina. Yo estaba muy entusiasmado: había escuchado las historias acerca de cómo se podían encontrar joyas prehispánicas en todo el pueblo con tan sólo rascar un poco la tierra. ¡Esas historias eran verídicas! Caminamos una cuadra y entramos al atrio del convento de San Gabriel.

Ana Frank: la biografía gráfica desarrolla y explica toda la vida de la familia Frank, desde el nacimiento de su padre Otto en 1889, hasta la trágica muerte de nuestra protagonista en 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen, a la edad de quince años. En efecto, si El diario de Ana Frank es uno de los libros más leídos sobre la Segunda Guerra Mundial, esta obra permite ir un poco más allá al ofrecer entre sus viñetas no sólo la infancia de la protagonista hasta que su familia tiene que refugiarse frente la persecución nazi, las experiencias reflejadas en el diario o el trágico final en el campo de concentración. (RESERVOIR BOOKS) +

Tolkien tradujo del inglés antiguo este poema unos diez años antes de escribir El Hobbit. Beowulf contiene elementos que después Tolkien usaría en sus obras de la Tierra Media, como el dragón, que presagia a Smaug. La obra contiene apuntes donde se hace patente el sentido de la inmediatez y claridad de su visión: es como si entrara en el pasado imaginado y se irguiera junto a Beowulf y sus hombres cuando sacuden sus cotas de malla al asegurar su nave en la playa de la costa de Dinamarca; o mirara con asombro la terrible mano de Grendel colgada del techo de Heorot. (MINOTAURO) +

En las afueras de Medellín, a mitad de camino entre los pueblos de Envigado y Sabaneta y entre naranjos y limoneros, en la falda de una montaña se alzaba la finca de la infancia, Santa Anita, mirando hacia la carretera. Desde su corredor delantero los abuelos los veían venir. “¡Llegaron!”, decían aterrados cuando en la primera curva aparecía el Fordcito atestado, como si fueran la plaga de la langosta. No. A Santa Anita no la tumbaron ellos, el narrador y sus hermanos: la tumbó el derrumbe de la montaña en que se alzaba, que en una temporada de lluvias se vino abajo y se la llevó. (ALFAGUARA) +

Samantha y George han elegido la plácida y tranquila ciudad de Oaxaca como el destino en el que pasarán su año sabático. Para Samantha es la oportunidad de reencontrarse con su pasado. Para George supone un inquietante tránsito hacia un mundo desconocido. Ambos se encuentran en la trayectoria de un torbellino que sacudirá sus vidas y alterará su destino mientras transforma la vida política y de los habitantes de Oaxaca para siempre. Ruinas teje de manera alternada la historia descrita anteriormente con el viaje que las mariposas monarca realizan en su migración anual desde Canadá hasta México. (SEXTO PISO) +

–¿Por qué buscas tesoros? –le pregunté. –Mi papá es arqueólogo y seré como él cuando sea grande –dijo. –¿Aquí están los tesoros? –pregunté mientras caminábamos por el inmenso atrio. –No, bobo, aquí no hay tesoros, sólo quiero enseñarte algo –dijo con su vocecita ronca mientras señalaba las lápidas al fondo, pegadas al muro de la Capilla Real. Debió notar mi nerviosismo porque se rio sonoramente. –No tengas miedo. Nos acercamos a las lápidas y nos sentamos en una de ellas. Me enseñó la inscripción, pero el viento y el polvo la habían erosionado de tal manera que era difícil leer el nombre, sólo alcancé a leer los años 1857-1867. Me encogí de hombros. –Sólo son tumbas de gente vieja –dije. –¡No, claro que no! Esta lápida es de un niño, ¿no sabes sumar? Ayer en sueños este niño me dijo dónde está el tesoro del Señor de los Muertos –apuntó con aires de experto. El Señor de los Muertos, agregó, era el dios de la región de las sombras, adonde van todos los que mueren. –Hay que hacer un largo viaje para llegar al tesoro del Señor de los Muertos, pero este niño me reveló el atajo, sólo vine a dejarle esto que me pidió –susurró poniendo sobre la lápida una extraña pieza de barro con una calavera en relieve. Si quieres saber el final del cuento, visita mascultura.mx/cuento_terrorifico_2015 +


Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

79_LaNaturaleza_2015  

Los avances tecnológicos nos han cambiado la vida. Resulta inimaginable un mundo sin internet, computadoras o teléfonos celulares. Cuando mi...

79_LaNaturaleza_2015  

Los avances tecnológicos nos han cambiado la vida. Resulta inimaginable un mundo sin internet, computadoras o teléfonos celulares. Cuando mi...