{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

Año 05 • Núm. 52 • Septiembre 2013

RADIOGRAFÍA DE UN SICARIO POR FÁTIMA LÓPEZ

MÁS ALLÁ DE LOS SOPRANO POR MAIRA COLÍN

CUATRO OFERTAS IRRECHAZABLES POR ROLANDO VÁZQUEZ ENTREVISTAS CON

HÉCTOR TOLEDANO Y JUAN CARLOS ALDIR

MAFIA

LISTAS / LOS MÁS VENDIDOS / PARA VER Y OÍR / NOVEDADES DEL MES COLUMNAS / BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF / ERICK ESTRADA / KAREN CHACEK ANTONIO MALPICA / DIEGO RABASA

FRANK SINATRA POR GOLPEAVISA

TONY MONTANA

POR BUBUESTUDIO

PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS


EDITORIAL _

DIRECTORIO

TEMA MAFIA

Directora General Yara Vidal yara@revistaleemas.com.mx

Editor y Director Creativo Manuel Muguira Casanova manu@revistaleemas.com.mx

Editor y Coordinador Editorial Jorge Vázquez Ángeles jorge@revistaleemas.com.mx

La palabra mafia es universal: prácticamente en cualquier parte del mundo define a un grupo de individuos de sospechosa moral que se ha asociado para cometer fechorías. Según la época de que se trate, pueden vestir de traje, corbata y sombrero; por lo general fuman y siempre portan una sobaquera con un arma que cada vez que se asoma escupe fuego. A partir de su fisonomía se adivina su estatus o lugar dentro de la organización: los gordos se encargan del denominado trabajo sucio, aunque también los hay altos, con cierta tendencia al raquitismo, sus rostros se hayan surcados por una cicatriz espantosa, recuerdo de alguna banda rival o un amor mal correspondido. Mascan fósforos o palillos, y se limpian las uñas con una navaja mientras chupan un cigarrillo a la luz de una farola de luz mortecina. Juegan billar, póker, apuestan a las carreras de caballos, se relacionan con coristas de baja estofa y antes de liquidar a alguien pueden mostrarse tan amigables como una madre y educados como un príncipe al ofrecerle a la víctima su último trago de whiskey. Los jefes de las mafias no necesariamente visten bien, aunque se dan casos de extraordinarias combinaciones y finas telas, sobre todo cuando se amenaza al modista del momento con exhibir fotos comprometedoras que hundirían su carrera. El líder de la mafia nunca dicta órdenes directas, ni ordena venganzas o crímenes. De alguna manera, en un acto de acrobacia verbal dice las cosas sin decirlas, y su séquito lo entiende todo a la perfección, como si lo leyera en un catálogo. Por eso cuando cuando los mafiosos son llevados a juicio difícilmente se les prueba algún ilícito y salen de la corte con una sonrisa de oreja a oreja. Balas sobre Broadway (1994) es una gran película de Woody Allen, aunque quizá una de las menos recordadas, no sólo por situar la historia en la época de la prohibición del alcohol en Estados Unidos y por abordar los clichés con que se maquillan las vidas de los escritores —sus complejos, manías y culpas—, sino por haber creado a un sicario distinto, capaz de matar con una ametralladora Tommy o con la fuerza de un diálogo teatral: se trata de “Cheech”, pistolero gruñón que por órdenes de su patrón, el mafioso Nick Valenti, tiene que cuidar a Olive Neil, una corista con aires de actriz que está por actuar en su primera obra de teatro en Broadway. En un momento dado, Olive critica los diálogos del dramaturgo y Cheech la secunda al grado de que, poco a poco, se va haciendo cargo de corregir la plana al personaje que interpreta John Cusack, quien no tiene otra opción que aceptar que el pistolero es un verdadero artista del diálogo y la acción. Al igual que el cine, ese es justamente el objetivo de la literatura: mostrarnos a los más terribles personajes en otro contexto, en uno donde las reglas del juego son otras y no se miden por los mismos valores morales. En este número le hacemos la radiografía a un sicario, la mafia nos hace cuatro ofertas literarias que no podremos rechazar y descubriremos los orígenes de las asociaciones criminales más famosas. Además encontrarán los grandes clásicos cinematográficos sobre los chicos que operan fuera de la ley, una definición personal para los niños sobre la palabra M.A.F.I.A. (Muy Audaces, Finísimos e Insolentes Álbumes Ilustrados), así como los riesgos que corren los escritores cuando no entregan a tiempo sus columnas, que van más allá de una simple fractura de piernas: podrían despertar, en medio de la noche, “bañados” en las páginas de sus más adorados libros, completamente destrozados. +

ENVÍA TUS COMENTARIOS_LEEMAS@GANDHI.COM.MX_VISITA WWW.REVISTALEEMAS.COM.MX_WWW.MASCULTURA.COM.MX

Diseñador Victor Baca Vargas victor@revistaleemas.com.mx

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

PUBLICIDAD

(55) 5211 9266

contacto@revistaleemas.com.mx

Circulación certificada por Moctezuma & Asociados. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación. Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal, Información: 52 11 92 66, Ventas Publicidad: 52 11 92 66, Correo electrónico: contacto@revistaleemas.com.mx, Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V., Dirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Multigráfica Publicitaria S.A. de C.V. en Avena núm.15 Colonia Granjas Esmeralda. Iztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


RADIOGRAFÍA DE UN SICARIO

la pura fiesta. Un pequeñísimo detalle: no podrá dormir nunca como antes. Un sicario es, dice Fernando Vallejo, “un muchachito, a veces un niño, que mata por encargo”. Por supuesto que no todos son niños de 12 ó 13 años, pero todos están al servicio del que paga. La ganancia depende de cuánto valga la cabeza de alguien, desde unos miles de pesos hasta muchos miles de dólares. A veces, el que paga pone las armas, las drogas para darle valor y hasta el entrenamiento. El sicario no hace preguntas, sólo cumple órdenes, le da igual que sea la cabeza de una o de otra persona, está entrenado para matar, para hacer que parezca un accidente, para dormir poco, para acostarse con una escuadra en la cama, para esconderse, para despertar sabiendo que un día de estos puede ser a él a quien le toque. Si habla de más, es hombre muerto. Si piensa en dejar la organización, es hombre muerto. Si falla, es hombre muerto. Por eso, tiene que ganarle tiempo a la muerte, para que ésta no se le adelante. Probablemente la novela más célebre sobre el tema sea La virgen de los sicarios, de Fernando Vallejo –nacido en Colombia, pero nacionalizado mexicano–; una verdadera joya literaria por donde se le vea. La acción sucede en Medellín, contada desde el punto de vista de un hombre maduro enamorado de muchachitos matones; su voz nos abre las puertas de las comunas, esos barrios donde la pobreza nace de las alcantarillas, donde nacen muchos niños y así igual mueren. Los sicarios van a rezarle a María Auxiliadora, en ese extraño sincretismo de la muerte y la religión, y usan siempre tres escapularios: para que les den el negocio, para no fallar en la puntería y para que les paguen. Vallejo nos da una muestra del argot del sicario: “quebrar” equivale a matar, “muñeco” a muerto o “fierro” a pistola. Un texto narrado con un ritmo vertiginoso y lleno de sonoridad; además, un catálogo de frases memorables. Mi favorita: “La ley de Colombia es la impunidad y nuestro primer delincuente es el presidente”. Así de claro. Hace poco, una amiga mía ─maestra del CCH─ me dijo que ninguno de sus alumnos quiere estudiar una carrera, su sueño es ser narco o novia de narco. Por supuesto que estudiar una carrera no es un boleto de entrada a ninguna parte, ni impedimento alguno para convertirse en delincuente. El punto es que estos chavos, que admiran a los personajes de las series como La reina del Sur o El cártel de los sapos, quieren –literalmente─ obtenerlo todo y muy pronto. No se me ocurre un texto más adecuado para ellos que Sicario, un relato fascinante sobre la vida de un exmatón a sueldo de uno de los cárteles más peligrosos de México: el de Ciudad Juárez. Sicario es una autobiografía contada desde la voz de alguien que vivió en carne propia los deseos juveniles de tenerlo todo, hasta convertirse en un elemento de absoluta confianza en la organización y luego, su etapa de sobriedad, su renuncia al cártel y su conversión al cristianismo. El libro es editado por Molly Molloy y Charles Bowden, periodistas norteamericanos que entrevistaron a este sicario, obligado hoy a vivir en total anonimato porque su cabeza tiene precio. Las entrevistas dieron origen también a un documental que nunca ha sido exhibido en México, razón de más para leerlo. Un relato impactante que nos muestra que en México el narco y el gobierno se sientan a comer en la misma mesa.

POR FÁTIMA LÓPEZ Unos tenis Reebook, una camisa Lacoste, un carro del año y un refrigerador Whirpool para mamá. Ah, y tener muchas morras (o morros, según sea el caso). Son los deseos de un chavito, alguien que hasta hace poco era un niño. El deseo viene de la pobreza más desgarradora y del resentimiento absoluto hacia quienes sí lo tienen. Para lograrlo, hay dos caminos: el largo es echarle ganas a la escuela, buscar una chamba, dar gasto en la casa, luchar por un buen trabajo, y –con la ayuda de Dios─ tener algún día un buen puesto que le haga ganar mucho dinero; aun así, no es seguro que lo logre. El corto: hacer un trabajo rápido, con pago inmediato y ─con la ayuda de Dios─ tener una puntería envidiable. Solitos vendrán: los tenis, la ropa, el carro, las casas, las morras y morros, la coca,

LA VIRGEN DE LOS SICARIOS Fernando Vallejo ALFAGUARA

SICARIO Molly Molloy y Charles Bowden GRIJALBO

El sentido original de la palabra sicario es: el que asesina con una daga. Para retomarlo, hablemos de Los apuñaladores, de Leonardo Sciascia, que parte de un misterioso hecho histórico: el apuñalamiento de trece personas ocurrido en puntos equidistantes de la ciudad de Palermo, el mismo día, a la misma hora y por hombres vestidos de la misma forma. La corrupción del sistema de justicia no permitirá comprobar la autoría intelectual del crimen, que apunta hacia uno de los hombres más poderosos en la Italia de 1862. Una vez más, los asesinos pobres van a la cárcel; el asesino rico va al poder. Y, para terminar, una novela de Homero Aridjis que nació, como una especie de exorcismo, de las amenazas de muerte que padeció durante 1998. Sicarios es un retrato del México secuestrado por la mafia en diversos frentes: los delincuentes, la policía, la prensa y la sociedad. Las amenazas se convierten en el delirio constante del narrador, pues aquel que lo protege podría ser también quien desea matarlo. ¿En quién confiar entonces? ¿Tenemos alguna responsabilidad entre tanta muerte? Se los dejo de tarea. +

LOS APUÑALADORES Leonardo Sciascia TUSQUETS

SICARIOS Homero Aridjis PUNTO DE LECTURA


NERD PLUS POR BEF

NO VOY A HABLAR DE EL PADRINO “O nos envías ese texto, que era para ayer, o te rompemos la piernas ahora mismo”, me dijo al teléfono Jorge Vázquez, mi editor de Lee+. “Con todo gusto, pero creo que hay maneras de pedirlo”, le dije molesto, “no te quita nada decir las palabras mágicas...” “Déjate de estupideces y ponte a teclear”, arremetió él, normalmente apacible. Luego añadió, ominoso, “Sabemos dónde vives y a qué escuela llevas a tu hija.” Angustiado, comencé cuatro veces el texto sobre la mafia para el siguiente número de la revista. Seguía molesto. Esas no son maneras. Sólo tenía el título. Por más que me concentraba, no era capaz de hilar dos párrafos coherentes. Pedir amenidad era demasiado. Sonó de nuevo el teléfono. “¿Bueno?” “Sabemos que eres jurado de los juegos florales de Escárcega”, me dijo una voz al otro lado de la línea. “Yo... ¿cómo?... es decir...” Se suponía que eso era confidencial. “Mira, no te hagas el tonto. Peor para ti”. Enmudecí. “¿Qué quieren?” “El ganador debe ser Marianito Mazo. Debes declarar a Bobo Lafragua como primera mención”. “Sus textos son horribles...” “Tu mascota, Lula...” “¡...!” “Una perra salchicha preciosa, color canela. Sería terrible que apareciera descabezada en el parque, ¿no crees?” Asentí, resignado. “S-sí.” murmuré. “Sí, ¿qué?” “Ganará Marianito Mazo. Mención para Lafragua”. “Buen chico”. Colgaron. Estaba de un humor de perros. Llegó mi esposa, Rebeca, con nuestra hija María. “Hola, ¿cómo te fue?” “Bien, pero recibí dos llamadas que me pusieron de uñas”. “Ah. María, saluda a tu papá”. Me dio un beso. Comimos en silencio. Rebeca intentó hacerme conversación dos o tres veces. Contesté con gruñidos monosilábicos. Al final, siempre sonriente, me dijo: “Bef, ¿lavas los platos?” “Yo los lavé en el desayuno. Te tocan a...” No pude decir “ti”. “No creo necesario recordarte, Bernardo, quién es mi papá…” Su rostro se había endurecido. Pensé en mi suegro. “Okey, yo los lavo”. Cuando terminé, sonó el timbre. Contesté por el interfón. “Le traemos la palabra del señor”, me dijeron. “No, gra...” “Déjese de juegos, idiota. Lo estamos viendo por la ventana. Trae una playera de Batman. Usted maneja una camioneta Toyota. Sabemos que compra sus abarrotes en la tienda de los Hermanos Ledesma. Le conviene abrirnos”. No tuve más remedio. Amablemente me suscribieron a la revista La Atalaya. Iba a pedirle a María que recogiera sus juguetes. Desistí. No fuera a recordarme quién es su abuelo. Y mientras pasaba todo esto, recordé los mejores libros sobre la mafia y el crimen organizado que he leído recientemente. Van en completo desorden: 1) El poder del perro, Don Winslow 2) La primavera del mal, F.G. Haghenbeck 3) El cártel de los Zetas, Diego Osorno 4) La ciudad del crimen, Charles Bowden 5) Hielo negro, Michael Connelly 6) Dos minutos, Robert Crais 7) La DEA en México, J. Jesús Esquivel Y finalmente, 8) 36 toneladas, Iris García Cuevas. Con esa lista en la cabeza, tuve que salir al súper. En el estacionamiento descubrí que —maldita sea —una vez más el vecino con el que comparto lugar dejó mal estacionado su coche. Tomé un papelito y le dejé un recado en el parabrisas: “Usted se vuelve a estacionar mal y lo mandamos a dormir con los peces, hijo de su repepín chamaco”. Y me fui muy contento. +


LOS +VENDIDOS FICCIÓN

NO FICCIÓN INFERNO Dan Brown PLANETA

En el corazón de Italia, el catedrático de Simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la Literatura más imperecederas y misteriosas de la Historia: El Infierno, de Dante. Con este telón de fondo, Langdon se enfrenta a un adversario escalofriante y lidia con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista.

RAYUELA, EDICIÓN CONMEMORATIVA Julio Cortázar ALFAGUARA

Alfaguara celebró en junio de este año el 50 aniversario de la publicación de Rayuela, una novela que cambió la literatura, sacudió a los lectores en todo el mundo y supuso el reconocimiento internacional de Julio Cortázar. Una edición conmemorativa limitada, con un apéndice donde Cortázar mismo cuenta la historia del libro. La aparición de Rayuela en 1963 conmocionó el panorama cultural de su tiempo y supuso una verdadera revolución en la narrativa en lengua castellana.

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT Joel Dicker ALFAGUARA

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela-, y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado, acusado de asesinato, al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras intenta demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz.

CAZADORES DE SOMBRAS. VOL. 1: CIUDAD DE HUESO

Cassandra Clare DESTINO

En el Pandemonium, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jovenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, al de jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota.

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E.L. James GRIJALBO

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.

LOS MALDITOS CRÓNICA NEGRA DESDE UNA CÁRCEL DE EXTERMINIO

J. Jesús Lemus GRIJALBO

En 2008, Jesús Lemus dirigía el periódico El Tiempo de La Piedad, publicó diversas notas que irritaron a las autoridades. En venganza le fabricaron cargos y lo enviaron al penal de Puente Grande. El autor registró las conversaciones que sostuvo con personajes como El Mochaorejas, Alfredo Beltrán Leyva, Rafael Caro Quintero y El Gato, personaje que hace confesiones insólitas de cómo eran los días en el penal cuando El Chapo Guzmán estaba preso.

Y COLORÍN COLORADO

ESTE CUENTO AÚN NO SE HA ACABADO

Odin Dupeyron DISIDENTE

Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado se editó por primera vez en el año 2001 y desde esa primera edición ha sido leído y releído, regalado, prestado y recomendado por lectores de todas las edades, de todos los géneros, de distintas religiones, preferencias y países. Un mágico cuento que nos habla de los finales y los eternos comenzares de la vida. De todas las posibilidades, de todos los principios y de todos los finales.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER

En esta obra, Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero durante mucho tiempo en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda. ¿Cómo pudo él que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

LOS CUATRO ACUERDOS:

UN LIBRO DE SABIDURÍA TOLTECA

Miguel Ruiz URANO

Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como mujeres y hombres de conocimiento. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados.

NUEVA HISTORIA MÍNIMA DE MÉXICO Luis Aboites Aguilar EL COLEGIO DE MÉXICO

Sin apartarse del propósito de concreción y sencillez que guió a la vieja Historia mínima de México, la presente es una obra completamente nueva: nueva por sus siete autores, por su división temática, por sus planteamientos, por su explicación, por su cobertura más amplia y, sobre todo, por su visión mas moderna y mejor fundada tanto como lo permite el conocimiento más avanzado y perfeccionado de que disponemos en estos primeros años del siglo XXI.


LIBROS ELECTRÓNICOS

LIBROS INFANTILES Y JUVENILES INFERNO Dan Brown PLANETA

En el corazón de Italia, el catedrático de Simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la Literatura más imperecederas y misteriosas de la Historia: El Infierno, de Dante. Con este telón de fondo, Langdon se enfrenta a un adversario escalofriante y lidia con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista.

PÍDEME LO QUE QUIERAS O DÉJAME Megan Maxwell ESENCIA

Pídeme lo que quieras o déjame es una intensa y atrevida historia de amor, plagada de morbo y erotismo, en la que los protagonistas luchan por preservar su relación, a pesar de que el precio que tendrán que pagar por ello puede ser demasiado caro. La aclamada Megan Maxwell concluye de este modo una de las sagas eróticas más populares de nuestro país.

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT Jöel Dicker ALFAGUARA

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

LOS MALDITOS Jesús Lemus GRIJALBO

En 2008, cuando Jesús Lemus dirigía el periódico “El Tiempo”, de La Piedad, Michoacán, publicó diversas notas que irritaron a las autoridades locales. La venganza de los poderosos no se hizo esperar: le fabricaron cargos criminales y lo enviaron al penal de máxima seguridad de Puente Grande, donde vivió una auténtica temporada en el infierno y padeció los brutales mecanismos punitivos del sistema penitenciario mexicano.

PÍDEME LO QUE QUIERAS, AHORA Y SIEMPRE Megan Maxwell ESENCIA

Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

BAJO LA MISMA ESTRELLA John Green NUBE DE TINTA

Hazel acaba de cumplir 16 años. Y tiene cáncer. Los médicos no pueden decirle cuánto tiempo le queda; sólo sabe que debe vivir pegada a un tanque de oxígeno y sometida a continuos tratamientos. Hazel forma parte de un grupo de apoyo donde otros chicos como ella comparten sus experiencias. ¿Qué sentido tiene hablar con otras personas de lo que nadie puede cambiar? Pero su vida da un verdadero vuelco cuando conoce a Gus Waters, un chico que, como ella, lucha por superar el cáncer.

DIARIO DE GREG 6: ¡SIN SALIDA! Jeff Kinney OCEANO TRAVESÍA

Greg Heffley está en problemas. Alguien ha vandalizado el colegio, y Greg es el principal sospechoso. Aunque, por primera vez, es inocente... O algo parecido. Parece que la policía anda tras la pista de Greg, pero una tormenta de nieve inesperada deja encerrada a la familia Heffley en casa. Greg sabe que cuando la nieve se derrita le tocará dar explicaciones, pero... ¿hay algún castigo peor que quedarse atrapado en casa con la familia en vacaciones?

LAS VENTAJAS DE SER INVISIBLE Stephen Chbosky ALFAGUARA JUVENIL

Charlie es un chico realmente especial: lee muchísimo, no sale con chicos ni con chicas y reflexiona sobre el mundo desde un punto de vista muy particular. Su ingenuidad, su incapacidad para relacionarse normalmente y su extrema sinceridad le crean más de un problema, especialmente ahora que su único amigo ha muerto. Conocer a Sam y Patrick, los chicos más populares y vitales del colegio, provocará un giro radical en su vida que lo sumergirá de pleno en la adolescencia.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE 3: SINSAJO Suzanne Collins OCEANO

Katniss Everdeen ha sobrevivido de nuevo a los juegos. Gale ha escapado. El Capitolio ha capturado a Peeta. El Distrito 13 existe de verdad. Hay rebeldes. Están en plena revolución. El plan para sacar a Katniss de la arena del vasallaje de los veinticinco no fue casual, como tampoco lo fue que llevara tiempo formando parte de la revolución sin saberlo. El éxito de la rebelión depende de lo dispuesta que ella esté a ser una marioneta, a aceptar la responsabilidad de incontables vidas y a cambiar el curso del futuro de Panem.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE 2: EN LLAMAS Suzanne Collins OCEANO

Katniss ha ganado los juegos del hambre. Es un milagro que ella y su compañero del Distrito 12, Peeta Mellark, sigan vivos. Katniss deberia sentirse aliviada, incluso contenta, ya que, al fin y al cabo, ha regresado con su familia y su amigo de toda la vida, Gale. Sin embargo, nada es como a ella le gustaría. Gale guarda las distancias y Peeta le ha dado la espalda por completo. Ademas, corre el rumor de que existe una rebelion contra el Capitolio... Y el presidente Snow piensa que todo es culpa de Katniss.


MÁS ALLÁ DE

LOS SOPRANO

Narrado en tercera persona, este libro explora uno de los temas más apasionantes de la condición humana: la traición. En los noventa, desde los capos medianos hasta los grandes señores de la droga, en Colombia, los delincuentes tenían una enorme cooperación con la DEA. Nadie podía confiar en nadie. Las pugnas entre cárteles se convirtieron en una guerra permanente. Todo esto orquestado bajo los ojos y, a veces, el auspicio de Uribe, quien –paradójicamente- fue uno de los presidentes que más promocionó la lucha contra el crimen organizado. Para explicar la historia del narco en nuestro país está Los señores del narco, una ardua investigación de Anabel Hernández, en la que la periodista se adentró a este mundo plagado de reglas y contradicciones de difícil comprensión para quienes estamos del lado de la legalidad. Gracias a un cúmulo de testimonios, expedientes y fotografías, Hernández reconstruye hechos inéditos que explican “las verdaderas razones” por las que hace casi doce años se desató una guerra entre narcotraficantes que ha sido la culpable de que hoy se hablen de más de 70 mil muertos y de un número alarmante (pero inexacto) de desaparecidos. En este libro desfilan nombres de todas las vertientes: desde los criminales más buscados en el mundo como el Chapo Guzmán hasta ex funcionarios de la talla de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública del sexenio de Felipe Calderón. Si tenemos que hacer un resumen de esta investigación podemos decir que “nada es lo que parece” y que la teoría del complot es, sin duda, la única explicación posible ante la situación de violencia y crimen que vive hoy nuestro país. En el panorama de la mafia no puede faltar una historia del crimen italiano. La Cosa Nostra, la Camorra de Campania o la Sacra Corona Unita de Apulia son las organizaciones de las que más se ha hablado tanto en el cine como en la literatura; sin embargo, Hermanos de sangre se centra en la historia de la ‘Ndrangheta, que en calabrés es una palabra derivada del vocablo griego andragathía, que significa hombría, coraje, virtud, y que se ha convertido en el elemento criminal más poderoso de Italia desde los años noventa. Nicola Gratteri y Antonio Nicaso explican el porqué esta estructura criminal ha logrado extenderse en países como Canadá, Estados Unidos, España, entre otros. La ‘Ndrangheta ha evolucionado en cuanto a solo ocuparse de actos criminales como el narcotráfico o la trata de blancas, y combina estas actividades con negocios lícitos como el tratamiento y gestión de residuos o el sector inmobiliario. La incorporación de la tecnología ha sido otro acierto de esta mafia siciliana que se rige por estrictos códigos morales, acuerdos que se han perdido en otras organismos delictivos. Una radiografía sumamente interesante sobre la delincuencia italiana moderna.

POR MAIRA COLÍN No se puede negar que hay un encanto natural relacionado con el mundo de la mafia: los equilibrios de poder, la interrelación con la política, el devenir –a veces sórdidode los actos que emprenden en pos de permanecer en la cima de los negocios fuera de la ley; la seducción: la posibilidad de tenerlo todo. El éxito de sagas como la de El Padrino o el revuelo provocado por series de tv como Los Soprano radican en esa imposibilidad que vivimos todos aquellos que respetamos el pacto social: proyectamos en esas ficciones todo aquello que no nos atrevemos a hacer pero que, secretamente, deseamos. Historias como la de El cártel de los sapos se insertan con facilidad en esa narrativa de lo prohibido, de lo posible. Libro escrito por un narcotraficante sobreviviente de la Colombia de la última parte del siglo XX, El cártel de los sapos es, en realidad, el Cartel del Valle del Norte, organización que nació y creció en el anonimato mientras el Cartel de Cali y el de Medellín se peleaban abiertamente las plazas y se proclamaban en contra del Estado y la autoridad en Colombia. En esa línea del tiempo, la muerte de Pablo Escobar fue un parteaguas para las organizaciones delictivas del país sudamericano.

EL CÁRTEL DE LOS SAPOS Andrés López López PLANETA

LOS SEÑORES DEL NARCO Anabel Hernández GRIJALBO

Finalmente tenemos un libro exquisito, La balada de Al Capone: Mafia y capitalismo, de H. M. Enzensberger. Dos entretenidísimos ensayos que reflexionan sobre el papel de la mafia en la sociedad mucho antes de que figuras idolatradas como Capone aparecieran en el panorama. El escritor alemán nos conduce por una serie de argumentos en los que termina asegurando que las formas del crimen organizado son muy lejanas a las que usaron los personajes del principio de la historia del crimen. Los nuevos gánsteres no usan Cadillacs ni arreglan sus diferencias con metralletas; son empresarios que se mueven al ritmo de cheques y divisas. Un libro que se lee en un par de horas pero que suscita una larga discusión sobre la sociedad y el libre mercado. Quisiera cerrar este texto con una reflexión inteligente sobre el crimen y la condición humana pero prefiero rememorar la oscura y cadenciosa voz del tema Woke up this morning de la banda Alabama 3; la cámara nos muestra las calles de Jersey, la sombra de Tony Soprano que nos prepara para cualquier cosa. Y nuestra imaginación dispuesta a recibir, desde la comodidad de nuestro hogar, un shock de adrenalina producto de delitos y conspiraciones de las que solo seremos testigos. + Ilustración de portada Fiesta Mafiosa editorial Errata Naturae

HERMANOS DE SANGRE Nicola Gratteri y Antonio Nicaso DEBATE

LA BALADA DE AL CAPONE H. M. Enzensberger ERRATA NATURAE


LAS FÁBULAS DEL TÍO HOFS POR ANTONIO MALPICA Aquiles: ¿Por qué esa cara? Tortuga: Ni se imagina. Aquiles: ¿Es por la llamada que acaba de recibir? ¿Pues quién era? Tortuga: ¿Sería tan amable de servirme un whisky doble derecho? Aquiles: Tiene la misma cara que habría puesto Hamlet si en vez de ver al fantasma de su padre éste le hubiera llamado por cobrar. Tortuga: ¿Recuerda que le dije la semana pasada, durante el brindis de la presentación de mi libro, que era cuestión de un par de semanas para que mis regalías nos pagaran un merecidísimo descanso en Cancún? Aquiles: Bueno... todos comprendimos que estaba siendo optimista. Además íbamos ya en la novena botella de vino. Tortuga: ¡No me venga con eso! ¡Usted sabe que la novela es buena! ¡Que digo buena, buenísima! Aquiles: Tenga su escocés, tome asiento y relájese, que me está preocupando. Tortuga: ¡Nos merecemos esas vacaciones! Aquiles: Bueno... sí, pero tampoco es para tanto. Ponga usted que se venda la primera impresión en un par de meses y no en un par de semanas. ¡Mejor! Sirve que se pasa la temporada alta y encontramos menos lleno. Tortuga: ¡Es que usted no entiende! ¡El libro podría no venderse en lo absoluto! ¡Podría ser relegado al olvido! ¡Podría ser condenado a la lista negra de la mala literatura universal! Aquiles: Oiga… con calma. No es agua de horchata. Tortuga: ¡Y yo que me apegué a “El arte de la novela” casi como a los planos de una casa! ¡Sírvame otro igual! Aquiles: Calma. ¿Me va a decir quién le llamó? Tortuga: La mafia. Aquiles: ¿Quién? Tortuga: Como oyó. La mafia. Me llamaron para venderme protección. Aquiles: No entiendo. Tortuga: ¡Están en todos lados, es increíble! Era un tipo de lo más educado, eso sí. Incluso usó algunas figuras retóricas muy hermosas. Aquiles: ¿Protección? Tortuga: Como lo oye. Quieren el 45% de mis regalías o la crítica especializada me romperá las piernas. Aquiles: Es una figura retórica... espero. Tortuga: ¡El 45! ¿Y cómo negarme si están en todos lados? ¡No sólo en las revistas de letras y las secciones culturales de los diarios! ¡También en los fanzines de chicas adolescentes y los folletines de punto de cruz! ¡Estoy perdido! Aquiles: Vamos. Debe ser una broma. Tortuga: ¡Me dio pruebas! ¿Recuerda esa novela que nos encantó a usted y a mí? ¿Esa que nos parecía digna de convertirse en un best seller internacional? Aquiles: Claro. A estas alturas su autor ya debe estar cobrando hasta en dongs vietnamitas. Tortuga: ¡Falso! Su autor ahora vende perfumería en abonos por negarse a cooperar. Lo googleé mientras estaba siendo amenazado por un caballero experto en llaves de lucha libre y poesía del siglo de oro. Aquiles: Imposible. Si la única crítica mala que recibió esa novela venía de un individuo al que le molestó el excesivo uso de la palabra “esternocleidomastoideo”. ¿Pero qué esperaba de un libro en el que el protagonista está obsesionado por una masajista de final feliz? Tortuga: Fue la punta de lanza. Después lo implicaron en una fiesta escandalosa con dos teiboleras sicilianas y una abuela albana. Estos tipos saben su negocio. Estoy perdido. Aquiles: ... Tortuga: Sírvame otro. Aquiles: Y uno para mí. Tortuga: ... Aquiles: Tal vez no sea tan grave. Siempre nos quedará Acapulco. Tortuga: O Cuernavaca. Hey... ¿A dónde va? Aquiles: A solidarizarme con un verdadero artista. ¿Recuerda cómo se llamaba esa loción que tanto nos gustaba de Marc Jacobs? Tortuga: Sí. Bang bang. +


ENTREVISTA HÉCTOR TOLEDANO

LA CASA DE K

que los dos van encontrando en el departamento. Desde ese momento, el anónimo narrador se dará a la tarea de averiguar quién mató a esa muchacha, aunque en el camino vaya descubriendo, entre engaños, vueltas de tuerca y una que otra golpiza, que la verdad es inalcanzable en una sociedad gobernada por las casas de K, de S y de J. Ramiro y yo éramos cuates (dizque) y trabajábamos en equipo (dizque) y por eso procurábamos no quitarnos la vista de encima. (Página 13). Mientras afuera suenan los cláxones que protestan por la lentitud del tránsito, Héctor Toledano nos cuenta por qué usó un esquema policiaco para contar esta historia: “Quería hacer algo más bien político, de crítica social o reflexión social, y me pareció que el estilo policiaco se prestaba para eso. No es que yo sea un escritor de novelas policiacas; me pareció el medio más adecuado para lo que quería expresar. Lo mezclé un poco con cierta picaresca barroca, un género eminentemente de crítica social. Ambos géneros van mas allá de las apariencias y tratan de desentrañar lo que sucede detrás de los telones de la sociedad”. Como en su anterior novela, Las puertas del reino, el escenario donde se desarrolla La casa de K es una Ciudad de México futurista, en la que, por ejemplo, existe un cuarto piso de vialidades que permite a los ricos no acercarse al fondo, ahí donde sobreviven los oprimidos, aunque en cierto sentido sigue siendo la misma que conocemos. “Me interesaba salirme un poco del realismo para no sentirme atado a describir las cosas tal y como son”, responde Héctor Toledano al hablar de su ciudad de México recreada en la novela. “Quería usar a la ciudad como un telón de fondo con la intención de que las cosas que sucedieran en esa ciudad tomaran un carácter diferente, que tuvieran una relevancia distinta. Por un lado hay un juego hacia el futuro y otro hacia el pasado: todo lo que sucede en esa ciudad es entre feudal y barroco. El jugar con un tiempo indeterminado da mayor relevancia a las cosas que yo quería que sucedieran ahí. Quería tratar en la novela cosas que van más allá de una coyuntura, como las líneas de nuestra convivencia social. Se trata de una ciudad decadentista”. A pesar de los elementos picarescos y policiacos, La casa de K es además un ejercicio sobre las posibilidades del lenguaje, como nos lo explica el autor: “En México tenemos con el lenguaje una relación a nivel popular muy interesante. A pesar de la posible ignorancia de la mayoría de la población, particularmente en la ciudad, tenemos una relación muy juguetona con las palabras, de pronto muy sofisticada, de muchas alusiones, medio barroca, no decimos las cosas de la manera más directa. En un extremo se puede ser súper soez y vulgar y en el otro muy abigarrado, como ocurre con los políticos. A lo largo de la novela hay una relación entre el arriba y el abajo, es una novela de la verticalidad, que se refleja por medio del lenguaje. El narrador está ubicado en un punto de la escala social donde puede compartir ambas cosas: tiene aspiraciones de superación espiritual, cierta educación que se expresa en su manera de hablar, pero por otro lado vive en el mismo fango en el que todos vivimos, está expuesto a las mismas cosas. Estos movimientos se observan en el registro verbal, que va de lo culto a lo popular”.

POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Ubicada en el piso catorce del Conjunto Aristos, obra del arquitecto José Luis Benlliure, la oficina del escritor y editor mexicano Héctor Toledano (Ciudad de México, 1962) recibe buena parte del día los intensos rayos del sol de primavera y el ruido característico de una avenida como Insurgentes. Tras una breve espera, el actual director de publicaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), nos recibe para charlar sobre La casa de K, su más reciente novela. De entrada el libro huele a novela policiaca: el cuerpo de una mujer aparece, entre un mar de sangre, sobre una cama, dentro de un departamento de la Ciudad de México. Un par de ¿detectives?, Ramiro y el narrador, son enviados por los jerarcas de la Casa de K para que investiguen y traigan cualquier prueba. Entre ambos compañeros hay una lucha sorda para ascender en el escalafón de la casa por lo que se ocultan las pruebas

EXTRACTO Entrevista en video

LA CASA DE K Héctor Toledano MONDADORI

Las casas que detentan los poderes económicos y políticos operan como las mafias: cada determinado tiempo llevan a cabo acciones para disminuir el poder de las otras. Es un juego de billar cuyas carambolas repercuten en las acciones del narrador: “Son mafias en el sentido literal de familias. Se trata de un mundo feudal gobernado por familias o casas nobiliarias, las casas de K, de S y de J que equivalen a las de Orleans, Habsburgo o de Windsor, estructuras de parentesco que acaban regulando el poder político y las relaciones sociales. El narrador pertenece a un clan por las circunstancias de su destino y opera en ese mundo donde luchan estas tres casas que representan diferentes secciones del poder político y económico. La casa de J es gangsteril, es el crimen organizado legitimado, en cierta manera, por su éxito, por la cantidad de recursos que maneja y anda en busca mayor legitimidad. La casa de K se dedica más a lo ideológico, a lo cultural, al mensaje; y la casa de S es la casa más poderosa porque posee los medios de producción y controla los medios de comunicación”. Sólo basta asomarse a través de los ventanales de la oficina de Héctor Toledano para imaginar, por un momento, la ciudad de La casa de K. Su anónimo narrador es cualquiera de nosotros caminando allá afuera, allá abajo, pensando cómo llegar a lo más alto de la casa nobiliaria que nos tocó habitar. +

El baño estaba limpio, efectivamente, o cuando menos lo estuvo hasta hacía un momento, antes de que Ramiro untara en la orilla del mármol los residuos grasosos de su barro, contaminando de un modo flagrante la escena del crimen y poniendo en entredicho la integridad completa de la misión. Estaba a punto de tomar un trozo de papel de baño cuando caí en la cuenta de que yo no tenía por qué andarle limpiando sus cochinadas a ese pendejo. Alcé la vista y me encontré de nuevo con su imagen en el espejo, parado ahora junto a la cama, abocado a sobarle un seno a la muertita mientras creía que no lo miraba y dejándoselo de sobar de golpe cuando se dio cuenta de que sí lo miraba. —Quería saber si estaba tibia —explicó Ramiro con aire de detective, aunque yo no le hubiera preguntado nada. —Y sobar tetas es el método idóneo, certificado, para tomarle la temperatura a cualquier difunto. —Primero pensé en tomársela por el culo, pero no se lo pude encontrar en ese desmadre. +


CUATRO OFERTAS IRRECHAZABLES

La primera oferta es El día de la lechuza, de Leonardo Sciascia, una novela que se desenvuelve en terreno siciliano. El motor de la obra es el asesinato de Salvatore Colasberna, albañil de la cooperativa Santa Fara. El crimen no desata ninguna alarma en la región ni en sus gobernantes. Es Bellodi, de tierras continentales, el encargado de resolver el homicidio. El capitán tendrá que lidiar con “personas sin tacha, absolutamente insospechables, respetabilísimas por extracción social y cultura” de la política siciliana, quienes únicamente evaden el problema que representa la mafia. ¿Les suena conocido? Gobernantes cuyo único problema está en otros lados, menos en el riesgo que corre la población. Ojos que no ven, corazón que no siente, dicen. Sin embargo, Sciascia narra una historia ácida que corroe las redes criminales que se construyen por debajo del agua. La Mafia es un bajo mundo ambiguo y pocas veces maleable. Así como en la novela de Sciascia –y a la vuelta de la esquina– podemos ver la corrupción de las autoridades que ignoran los problemas que les conviene hacer de lado, en la novela de Andrea Camilleri, La muerte de Amalia Sacerdote –y esta es la segunda oferta–, presenciamos lo que hay detrás de cámaras en los noticieros y los medios en general: intereses depositados en personas corrompidas y manipuladas. Caruso es el director de la RAI y el sujeto mediador entre los acontecimientos y su difusión. Sin embargo, así como los políticos cuyos intereses lleva en sus hombros, él camina precavido para proteger los suyos. Es el asesinato de Amalia Sacerdote, hija de Antonio Sacerdote, un hombre poderoso hermanastro del capo Filippo Portera, el que pone en funcionamiento la maquinaria detrás de los hechos. Esta novela se desenvuelve como una cautelosa partida de ajedrez, donde los implicados moverán sus fichas para orientar el juego a su favor. Es difícil concebir un mundo donde hay que vivir con cautela y dormir con un ojo abierto. Quizá lo difícil es imaginarnos en él, porque sabemos que existe. ¿Qué es lo que queda en un lugar así? ¿Ustedes en quiénes confiarían sabiendo que su cabeza tiene precio? Ante este constante peligro, la Mafia ha construido y heredado un sólido código de honor, donde el núcleo principal de protección y apoyo es la familia. La mafia italiana, disciplinada bajo este código, no queda exenta de cualquier arranque de furia que transgreda el pacto. Como Sonny, en El Padrino, quien es víctima de su propia cólera. Sí, un mafioso, un criminal fúrico y peligroso, cuya muerte destroza a su padre. Otro ejemplo y la tercera oferta, también de Mario Puzo, es Omertà, donde el gran Don Raymonde April decide alejar a sus tres hijos de la vida que ha llevado. Sin embargo, educa a su sobrino Astorre como protector de aquéllos y de todos sus bienes, para que, el día que herede la mayoría de las acciones bancarias del Don, las cuide de sus acérrimos enemigos, que buscarán asirse de sus bancos a toda costa. Policías, agentes judiciales y bancarios… nadie escapa de la red que ha construido la Mafia.

POR ROLANDO RAMIRO VÁZQUEZ MENDOZA “Les haré una oferta que no podrán rechazar” –bueno, en realidad serán cuatro. Sí, justo como Don Vito Corleone dice en una escena de la famosa adaptación cinematográfica de El Padrino, en uno de esos casos extraordinarios donde la película sobrepasa los espectaculares en comparación con su predecesor literario. Con el crimen organizado, del que forma parte la Mafia como particular originaria de Italia, hay que andarse con cuidado. La fama de Sicilia no ha de considerarse menor, pues un sinfín de obras impulsa su figura como terreno controlado por la omnipresente Mafia. Sin embargo, hay que tener claro que esta organización no es exclusiva de la pequeña isla del mar Mediterráneo. Los intereses sobrepasan los límites peninsulares y hasta trasatlánticos. Son diversas familias de la Mafia las que han colonizado el mundo, asiéndose de herramientas que le conciernen a nuestro mundo globalizado.

EL DÍA DE LA LECHUZA Leonardo Sciascia TUSQUETS

LA MUERTE DE AMALIA SACERDOTE Andrea Camilleri RBA

Bellodi, en la novela de Sciascia, cuando le preguntan qué es la mafia, se limita a responder “es increíble, eso es.” Y no es fácil contradecirlo. Es sorprendente el ingenio de hacer sobrevivir un negocio que atenta contra los intereses legales del Estado y que, por lo tanto, se expone a ser exterminado. Francesco Forgione expone meticulosamente la internacionalización de la mafia italiana en su libro Mafia Export: cómo la ‘Ndrangheta, la Cosa Nostra y la Camorra han colonizado el mundo. Ésta, la cuarta oferta, es la que desentraña los movimientos, las alianzas y las huidas de poderosos capos italianos. Es el desnudamiento del sobrevalorado “primer mundo”, ése de donde se esparcen muchos de lo más nefastos males. A veces pareciera que la Mafia se quedó en el siglo XX encerrada en un puñado de películas. La verdad es que hoy maneja ingentes cantidades de dinero y a políticos en alianza con el narcotráfico latinoamericano. Actualmente, los grandes líderes de la mafia han echado raíces muy profundas en la burocracia mundial: bancos, tiendas, empresas, medios y política. ¿Cuáles serán los alcances que inciden de alguna manera en nuestra vida diaria? Aquí los dejo con estas cuatro propuestas de cuestiones mafiosas y preguntas peligrosas, que, más allá de hablar del negocio familiar, desmantelan la compleja infraestructura que sustenta a la Mafia. Discretos seremos con nuestras conclusiones: omertà o, como se diría aquí, todos calladitos. ¿Capisci? +

OMERTÀ Mario Puzo EDICIONES B

MAFIA EXPORT Francesco Forgione ANAGRAMA


INSOMNIO POR DIEGO RABASA

LA OTRA MAFIA

En el que quizá sea el libro más ilustrador sobre la génesis de la mafia que he leído, Los orígenes de la mafia (Alexis de Tocqueville, Gaetano Mosca, Leopoldo Franchetti, Eric Hobsbawm) se pueden leer cosas como que ésta florece ahí donde existe (valga el oxímoron) “la ausencia de un sistema de justicia y orden público fiable”. Los mafiosi eran hombres que “persuadían” (intimidaban) a la gente cuando los señores feudales comenzaron a necesitar de la aprobación del vulgo para ejercer sus designios sobre los territorios que controlaban. La mafia, entonces, aparece como un aparato intersticial para ejercer la voluntad de los poderes fácticos supralegales y anteponer los intereses particulares sobre los públicos. Las mafias, documenta este libro, además han evolucionado y su andar trasciende por mucho el mero ejercicio de la ilegalidad a través de la fuerza: una situación palpable en nuestro país, y me atrevo a decir en el mundo, en donde la economía depende de los beneficios que la mafia reinvierte en la “economía formal”. De diversas maneras (la mayoría de ellas involuntaria) el individuo promedio forma parte de las actividades de la mafia. Son vastos los libros que cuentan las vidas de mafiosos célebres. Dos me vienen a la mente: La balada de Al Capone, que retrata con la lucidez y la buena prosa características de Hans Magnus Enzesberger la ciudad de Chicago durante la época de la prohibición en los Estados Unidos, o el también magistral Honrarás a tu padre, de Gay Talese, que cuenta la vida de Joseph Bonanno (que habría de inspirar al gran Tony Soprano). Pero no es éste el tipo de mafia en el que me gustaría centrarme, ya que la literatura sobre este tema es abundante y no requiere de mayor difusión. Me parece más relevante para los tiempos que corren hablar de otro tipo de mafia que desde hace tiempo ha ido tejiendo su ascenso en los círculos más altos de poder en el mundo hasta llegar a desbancar (nunca mejor usada la expresión) incluso al poder político: me refiero a las mafias financieras. La revista norteamericana n+1 realizó un ejercicio en los albores del movimiento “Occupy Wall Street” llamado “Occupy Boardroom”. La idea consistía en lo siguiente: se montó un sitio web en el que la gente común y corriente podía publicar cartas dirigidas a algunos de los directivos de mayor rango de las instituciones que produjeron el colapso financiero en el 2008 (Goldman Sachs, Citigroup, Bank of America, etcétera). Tiempo después publicaron un libro cuya traducción al español justo ha llegado a nuestro país bajo el título La culpa es de los bancos. Cartas a Wall Street, en la que realizaron una antología de las mejores 150 cartas (de las más de 8 mil recibidas). La convocatoria instaba al público a ser respetuoso y a usar el ingenio y el sarcasmo como armas. El resultado refleja justo eso: un nivel de impotencia, desazón, desesperación, rabia y frustración, de miles de estadounidenses que perdieron sus casas, sus ahorros de toda la vida, a los que les cobraron comisiones ilegales que destruyeron su futuro, obligados a trabajar de meseros para pagar el crédito universitario que solicitaron, todo esto con mucha ironía y firmeza pero con el máximo respeto. Las cartas son, en sí mismas, un documento impactante y devastador. Pero es el apéndice del libro el que más indignación causa. En él se documentan los cientos de procesos legales que el mismo Departamento de Justicia de los Estados Unidos emprendió contra estas instituciones financieras. Transcripciones de las sentencias de estos juicios (que obligaron, de manera aberrante, a pagar multas millonarias a los bancos con el dinero público –de los contribuyentes– que el gobierno de ese país utilizó en los rescates), dicen que las instituciones, de manera deliberada (y todas las palabras salen literalmente del informe), engañaron, transaron, estafaron, robaron, manipularon, encubrieron, y un largo etcétera, en prácticas que atentaron contra la vida y el patrimonio de hombres y mujeres que en muchos casos vieron sus ahorros de toda una vida esfumarse como el humo de un cigarro. Todo esto mientras los directivos apañaban exorbitantes e insultantes sumas en bonos que fueron incluso pagadas con el dinero del rescate bancario. Una más en la larga lista de ominosos abusos perpetrados bajo el amparo de los gobiernos (en este caso de Estados Unidos pero los ejemplos en nuestro terruño no faltan) que demuestran que las mafias criminales y de cuello blanco cada vez asemejan más los principios en los que fincan su conducta: la búsqueda irrestricta y sin concesiones de más acumulación. +


TATUAJES Y MAFIA

Dragon Tattoos CHARTWELL BOOKS

La tendencia a relacionar tatuajes con criminalidad proviene de Japón, cuya mafia conocida como Yakuza popularizó entre sus miembros el arte de adornar eternamente el cuerpo. Dentro de la organización el uso de tatuajes es importante porque revela el nivel dentro de la organización, además de identificar y diferenciar a los miembros de los distintos clanes de esta temible mafia. Lo cierto es que se trata de un arte milenario que hoy en día continua cultivándose. Algunos ejemplos pueden encontrarse en el libro Dragon Tattoos, de Doralba Picerno. +

One Direction Fan Book NUEVA IMAGEN

Cine Mexicano LUNWERG

El ABC de la fotografía digital LAROUSSE

Neufert GUSTAVO GILI

Arquitectura, Forma y Espacio GUSTAVO GILI

LOS +VENDIDOS ARTE


SAUL BASS A LIFE IN FILM AND DESIGN

Jennifer Bass LAURENCE KING

FRANK SINATRA Y SAUL BASS

Reconocido por las secuencias de títulos que aparecen en decenas de películas, el diseñador gráfico Saul Bass convirtió en arte lo que por mucho tiempo era un elemento aburrido y monótono de la cinematografía: los créditos. Por si fuera poco diseñó también los carteles promocionales de un sinfín de filmes como Vértigo (1958) y Anatomía de un asesinato (1959). Su vida y la de Frank Sinatra se unen tanto en el cine como en la televisión: el cartel y los títulos de El hombre del brazo de oro (Otto Preminger, 1955), y las cortinillas de The Frank Sinatra show fueron diseñados por Bass. La ilustración de Frank Sinatra inspirado en el estilo de Saul Bass pertenece a Golpeavisa.mx +


¡NIÑOS A LEER! POR KAREN CHACEK

MAFIA

MUY AUDACES, FINÍSIMOS E INSOLENTES ÁLBUMES ILUSTRADOS La columna de este mes va dedicada a todas aquellas agrupaciones clandestinas que de manera expresa, accidental o imaginada reúnen transgresores. En sí, esto no es más que un merecido tributo al ingenio. Porque ninguna respetable asociación clandestina se crearía y/o subsistiría sin este ingrediente esencial en su fórmula. Animales Domésticos conforma la agrupación clandestina más exótica y delirante que he topado en mucho tiempo. Podría contarles del matrimonio Archibaldo, de su gusto por las fiestas o de su moderno chalet que parece sacado de un dibujo futurista de los años 50. Pero en vez puedo hablarles de un perro con modales inmejorables, de un gato con guardarropa de diseñador, de una mosca pulcra y perfeccionista, de unos ratones que bailan swing, de un sapo cortés que nada tiene de príncipe, de un mosquito desfachatado, de la pareja de mariposones nocturnos más feliz del mundo. Aunque, pensándolo bien, mejor sólo les cuento que Jean Lecointre, el autor del libro, se ha ganado a pulso su fama de ser un cirujano del collage. Y la cosa se pone mejor aún, porque, ¿acaso podría un especialista del bisturí gráfico cultivar una mejor cualidad que la de un nutrido y estrafalario sentido del humor? Los maleantes barbudos —o los barbudos que para algunos tienen facha de maleantes—, inventan con frecuencia maneras curiosas de sorprender a quienes habitan en las casas más pequeñas de la ciudad. Para muestra Seis barbudos, muy barbudos, que en un mismo día irrumpieron sin aviso en una panadería, una carnicería, una juguetería, una tienda de disfraces, una librería y una pastelería, provocando un brote de histeria contagiosa entre dueños y clientes, quienes al ver a esos barbudos cruzar la puerta sólo pensaban: Aquellos barbudos no pueden buscar nada bueno. ¿Será que estaban en lo cierto? Quizá. Las primeras impresiones son como una moneda que alguien lanza al aire, se tienen las mismas probabilidades de que lo que imaginamos resulte ser cierto o no. Para resolver el enigma de los barbudos tendrás que leer el libro. Y cuando termines de hacerlo, te sugiero que lo leas de nuevo, porque en todas las ilustraciones, cortesía de Vitali Konstantinov, encontrarás algo que no te esperabas. (Y si te parece que los increíbles dibujos del libro fueron trazados y coloreados con lápices de colores, ¿qué crees?, así fue.) Sospecho que a veces te cuesta un poco de trabajo creer lo que te platico, dicen que nunca debes creer todo lo que lees. Pero, ni siquiera con ese lindo argumento podríamos rescatar a Malvado Conejito de su camino al desastre. Él, que se veía un conejito tan bueno y dulce. Que a sus papás siempre los llamaba Mami y Papi. Que cuidaba de su hermanita. ¿Cómo es que un buen día se marchó a vivir al Basurero del Cañón del Diablo, para convertirse en uno más de los Conejos del Infierno? Se cambió el nombre a Malvado Conejito, se vistió con una chamarra de cuero, se pintó la cola de colores, empezó a comer hamburguesas con fideos vivos, a recorrer el valle en motocicleta y sin casco. ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué pasó todo eso? Y sus padres, el señor y la señora Brinquitos, ¿qué harán ahora? ¿Acaso podrían haber recibido una peor noticia que esa? ¿Es que existirá en el mundo algo más amenazante que el Basurero del Cañón del Diablo? Eso tendrán que averiguarlo en el libro, ahora que la dupla malvada de Jeanne Willis y Tony Ross han vuelto a hacer de las suyas con Malvado conejito. La cuarta recomendación también tiene que ver con agrupaciones, pero de historias. Tiene que ver con una colección de cuentos que se desarrollan en atmósferas muy inquietantes. Con un autor estadounidense que ha influenciado a buena parte de los escritores e ilustradores, que hoy consiguen ponernos los pelos de punta con relatos colmados de apariciones misteriosas y vueltas de tuerca. De esos que te hacen cada tanto despegar la vista del libro para ver si no hay una sombra en la casa moviéndose más de lo habitual. El nombre del autor se lee en letras grandes en el título del libro: Edgar Allan Poe. Narrativa gráfica. El volumen, que tiene un formato parecido al del periódico, reúne tres grandes cuentos: El gato negro, El corazón delator y La caída de la casa Usher, además del poema El cuervo. Los textos fueron llevados al cómic de manera estupenda con la adaptación de Julián Romero y los dibujos de Gustavo Del Valle. Nadie se olvide que la novela gráfica es asimismo una vía rica para fomentar el gusto por la lectura. + Ilustración de Malvado conejito Oceano Travesía


ENTREVISTA JUAN CARLOS ALDIR

ASESINO DE MUERTOS

atravesaría. La primera versión de un borrador escrito a mano no resultó lo esperado, por lo que Juan Carlos replanteó toda la historia que pudo completar hacia inicios del año 2010. Tras varios procesos de reescritura y de un análisis detallado de cada uno de los personajes, a una novela aún sin nombre le escribe, por fin, el punto final. Con la vida nocturna de la Ciudad de México como telón de fondo —el ambiente oscuro de los antros, la música a cientos de decibeles, luces de colores, ágiles meseros, cadeneros mal encarados y drogas— Asesino de muertos es un thriller y sobre todo una confrontación moral donde el bienestar y la supuesta felicidad de unos depende de la muerte de otros. Cuando el padre de Esteban enferma gravemente y tiene que ser hospitalizado, su vida se trastoca por una realidad que lo supera: ni su sueldo ni el de su hermana, supuesta edecán que en realidad trabaja como escort, alcanzan para cubrir los gastos. Juan Carlos Aldir, quien durante algunos años conoció por experiencia propia el ambiente de los antros y sus entretelones, nos habla de Esteban: “Es un treintañero de clase media, bastante comodino y poco ambicioso, que se siente a gusto trabajando de noche en diversos antros y bares, gana aceptablemente bien, se puede dedicar a sus hobbies, a tener mujeres y vida social hasta que su padre enferma, por lo que decide a matar a cambio de dinero. El conflicto moral que se desata en ese momento influirá en todos los personajes”. Contada a cinco voces (Esteban, Elisa, Laura, Reinaldo y el narrador), la estructura de Asesino de muertos implicó un reto para su autor: “La manera en que está contada fue un ejercicio estilístico, quizá un poco ambicioso de mi parte. Pretendía que a partir de estos cuatro personajes la historia se contara desde distintos tiempos, que todos los acontecimientos presentes, pasados y futuros sucedieran simultáneamente de tal manera que se creara cierta atemporalidad, como una historia contada desde fuera del tiempo en la que todo transcurre simultáneamente. Las voces van alternando sus comentarios y van opinando sobre un mismo hecho desde distintos punto de vista, o bien hablan sobre acciones del pasado dándole sentido a la narración en presente que cuenta el narrador”.

POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Pobre Esteban: resulta conmovedor observarlo carcomerse de angustia. Ahora que también ustedes pueden verlo estarán de acuerdo en que nadie jamás imaginaría que este individuo delgado y nervioso se convertirá en unos cuantos minutos en un eficaz e inquebrantable asesino de muertos. (Página 7) Así comienza la novela de Juan Carlos Aldir, escritor mexicano nacido en la Ciudad de México en 1971. Habla despacio y con buena dicción, enfatizando sus palabras con ambas manos, como si dibujara la historia que le tomó seis años escribir. Sin llegar a ser demasiado formal, lleva puesta una camisa color vino y un saco gris. Estudió Letras Hispánicas en la UNAM, donde actualmente cursa Filosofía, y un diplomado de Creación Literaria en la SOGEM. Además, le gustan la fotografía y los viajes. A decir de la maleta blanca que ha colocado detrás de su silla, es de suponer que, cada vez que finalizan las entrevistas, se escapa a algún gimnasio cercano. Su novela, Asesino de muertos, publicada este año bajo el sello Punto de Lectura, tuvo sus orígenes en 2004, cuando el autor comenzó a imaginar a sus personajes, especialmente a Esteban, el protagonista, y las dificultades que

Con el padre en el hospital y sin poder olvidar a una mujer que lo deja por ser “poca cosa”, la incorporación de Esteban al servicio de una mafia nebulosa y de la que él sabe muy poco, se da prácticamente en automático. Por medio de un sobre amarillo que contiene fotografías, datos sobre la víctima como horarios, rutinas y familiares, Esteban se estrena como sicario en las inmediaciones de la colonia Polanco. Tras varios días de estrecha vigilancia para corroborar las rutinas de la víctima y planificar su huida, Esteban ensaya su primer encargo y sin demasiados problemas liquida al licenciado Joaquín Villegas, un abogado de oscuro pasado. Visto así, parece un trabajo sencillo en el que sólo la detonación de los disparos sacuden la conciencia de Esteban. Sobre las implicaciones morales que a lo largo de la novela se ponen en entredicho, Juan Carlos Aldir responde: “Esteban tiene una manera convincente, al menos para él, de justificarse. Él piensa que las personas que le señalan para asesinarlas ya están muertas; alguien en algún lugar, en algún momento, decidió que estaban muertas. Lo único que él hace es confirmar esa condición. Él no les va a hacer mas daño del que van a sufrir de cualquier modo”. Sin embargo este andamiaje mental se cimbrará por completo cuando Esteban se ve forzado a asesinar a alguien con quien tiene un vínculo emocional. Ahí se da cuenta que los personas marcadas a quienes considera como muertos, aún están vivas. “No deseo que mi novela sea vista como una historia de sicarios y narcotráfico, tan de moda actualmente”, concluye Juan Carlos Aldir. “Es algo más. Quiero que la gente la lea cómo una prueba fehaciente de que las circunstancias de la vida nos orillan a mirar de otra manera nuestra escala de valores. La pregunta es ¿qué estaríamos dispuestos a hacer en un caso como el de Esteban”. +

EXTRACTO Entrevista en video

ASESINO DE MUERTOS Juan Carlos Aldir PUNTO DE LECTURA

Cualquier otro en su situación ya se habría echado a correr mandándolo todo al demonio. Tal vez estés lleno de valor o quizá simplemente comprendes que ya es demasiado tarde. Quizá hasta hace unos días pudieras haberte arrepentido, confesar que no te atreverías, pedir perdón y devolver el anticipo, las armas, el coche, los sobres amarillos, jurar que serías una tumba, que incluso borrarías el recuerdo de los preparativos y que tu vida seguiría como si esto jamás hubiera sucedido. Pero eso ya no es posible. Esteban sabe, con una certeza que nunca había experimentado, que hoy es el día y no puede esquivarlo. Luego de casi dos semanas de preparativos y dudas ha llegado el momento de matar al licenciado Joaquín Villegas. +


CINE POR ERICK ESTRADA

Póster de la película Miller’s Crossing (1990).

LAS MAFIAS Y SUS MEJORES MOMENTOS

La Mafia es un elemento fundamental para el cine. Ahí se ha transformado y modernizado. Ha mostrado también sus múltiples rostros y los ha dejado plasmados en escenas inolvidables de películas inolvidables. Como amante del género, del noir, de los gánsteres, de las calles malditas, aquí están las mejores, desde mi punto de vista. Miller’s Crossing (EUA, 1990) Dirige: Joel Coen Una guerra entre mafias tiene atrapado a un consejero que juega para ambos bandos. La lluvia de sangre se ha convertido en una tormenta y la violencia es la carne del estofado. Las balas son certeras excepto por una. Un pleito que parecía terminado pone a gritar de terror a un hombre: alguien que supuestamente estaba muerto se levanta y la sorpresa se transforma en terror. Una nueva pistola aparece, cromada como la conciencia del asesino que se acomoda detrás del resucitado y le dispara salvajemente en la nuca. La cámara acentúa en un travel el rostro lleno de pánico de Gabriel Byrne para después hacer lo mismo en los rasgos ensangrentados de quien tiró del gatillo, un Jon Polito que lleno de ira (y satisfacción) grita: “Always put one in the brain!” Eastern Promises (EUA-Reino Unido-Canadá, 2007) Dirige: David Cronenberg Se trata de una ceremonia y por ello lo que se dice es lo de menos. Cronenberg adorna esta sencilla secuencia con una coreografía sonora y de luces que colocan a un hombre semidesnudo enfrente de quienes parecen sacerdotes de un film noir futurista. Pero no. Todo es el aquí y el ahora y esta ceremonia habla de violencia, de venganza, de precios a pagar, pero lo que importa es la semioscuridad, la luz certera como guadaña, los ojos entrecerrados, el casi susurro de las voces, la calle mojada afuera. El cine negro y los encuadres de Cronenberg nos adentran a un ritual en el que los tatuajes de un asesino son un código que sólo los iniciados conocen. ¿Qué son las mafias sino grupos de iniciados? El padrino (EUA, 1972) Dirige: Francis Ford Coppola El hijo que regresa de la guerra y que apenas un par de días antes se negaba a seguir el camino criminal de su padre ejecuta un plan maestro. Mientras los anuncios de la calle predicen el rojo futuro de dos cabecillas enemigos, el Corleone más joven burla todo tipo de previsiones de parte de sus víctimas y los ejecuta como alguien que ha aprendido a matar desde niño. Es un soldado pero ahora también es un mafioso. Scarface (EUA, 1932) Dirige: Howard Hawks Mientras corteja a la mujer de su jefe y enemigo, Caracortada es víctima de una emboscada. La violencia se hace gráfica y las metralletas emocionan al gánster que se muestra cínico e irresponsable ante las balas. Sin preocuparse sobre su acompañante, de la balacera que lo atrapa en el café sólo quiere sacar una de las metralletas que le disparan. Quiere una, ambiciona una. El gánster y la violencia son encarnados ahí con sus traumas y sus virtudes como nunca antes y probablemente como nunca después. Goodfellas (EUA, 1990) Dirige: Martin Scorsese La escena transcurre mientras de fondo “Layla”, de Eric Clapton, suena y se hace contrastar con la violencia de las imágenes. Una serie de cadáveres que reflejan en sus rostros los modos de la mafia, la mecánica de la venganza. Y detrás, la voz de Ray Liotta, el mafioso semi-irlandés, nos deja saber por qué esos cuerpos se ven como se ven: la forma. Poco después, en una mini lección que se convierte en un clásico instantáneo y aún con Clapton de fondo, explica las raíces de la mafia, lo que quieren, lo que buscan y lo que representa ser parte de ella. Directo al corazón esa escena es tan didáctica que la mafia real debe usarla para ahorrarse meses de entrenamiento. +


+NOVEDADES Los 10 mejores títulos elegidos por Lee+.

LIBRO ARMADURA PARA UN HOMBRE SOLO Pablo Raphael ALMADÍA

El acaudalado constructor Ariel Horus -alma de un rascacielos inacabado- lleva treinta años mirando la ciudad sentado en el hombro de su gigante. Despreciando a la humanidad con la voluntad de un dios aburrido, seguido por el cordial contador Diógenes Mayorga, presa de los caprichos del pintor Sebastián Henríquez o sitiado por la sensualidad de Fabiana Serra, el maestro constructor recorre los interminables pisos de lo que algún día será el gran Hotel de Ciudad. He aquí una quimera arquitectónica en permanente obra negra, amenazada por el caos y también por la ciudad que acecha.

MORIR EN MALASIA Víctor Hugo Michel OCEANO

El 4 de marzo de 2008 la policía de Malasia detuvo a un grupo de trabajadores en una planta de procesamiento de metanfetamina. Tras las primeras averiguaciones, la mayoría de los capturados quedaron libres. Sólo tres hermanos de nacionalidad mexicana permanecieron presos, en espera de su juicio. En Malasia se castiga el narcotráfico con la pena de muerte. En esta crónica se retrata el caso de los hermanos González Villarreal como ejemplo de lo que pasa cuando se enfrentan los poderosos contra los más indefensos, los soldados más ínfimos del ejército del narco.

NO TENDRÁS ROSTRO David Miklos TUSQUETS

SOFÍA DE LOS PRESAGIOS Gioconda Belli SEIX BARRAL

LAS REPUTACIONES Juan Gabriel Vásquez ALFAGUARA

ASÍ ES COMO LA PIERDES Junot Díaz MONDADORI

Tras la muerte del Suicida en vísperas de que la gran Violencia acabara con el mundo, cada aniversario luctuoso marcará el inicio de los días largos para Blumenthal, el virtuoso del silencio, la Rusa y Fino, quien tras veintidós años de vivir en la playa desértica y paradisiaca del Palomar, una mañana decide emprender un viaje de regreso a lo que queda de la ciudad para desenterrar su pasado. En medio de la corrupción de valores y el olvido del tiempo, Fino unirá los trozos de su historia y la del mundo reclamado por la violencia.

Es el caricaturista político más influyente del país, un hombre capaz de causar la revocación de una ley, trastornar el fallo de un magistrado, tumbar a un alcalde o amenazar gravemente la estabilidad de un ministerio. Los políticos le temen y el gobierno le hace homenajes. A sus sesenta y cinco años, después de cuatro décadas de brillante carrera, puede decir que tiene el país a sus pies. Pero todo eso cambiará con la visita de una mujer. Tras remontarse con ella al recuerdo de una noche, Mallarino se verá obligado a revaluar toda su vida, a poner en entredicho su posición en este mundo.

¿POR QUÉ E= MC2? Brian Cox y Jeff Forshaw DEBATE

Brian Cox y Jeff Forshaw emprenden un viaje hasta las fronteras de la ciencia del siglo XXI para descubrir qué se esconde detrás de la secuencia de símbolos que conforman la ecuación más famosa de Einstein. Explicando y simplificando las nociones de energía, masa y luz, demuestran que esta ecuación contiene la estructura misma de la naturaleza. Nos llevan hasta el CERN, en Ginebra, donde tiene lugar uno de los experimentos científicos más importantes y ambiciosos de todos los tiempos: el gran colisionador de hadrones, el famoso acelerador de partículas.

LOS REYES DEL MAMBO Oscar Hijuelos SUMA

1949. Dos jóvenes músicos procedentes de Cuba llegan a Nueva York con sus instrumentos bajo el brazo. Instalados en casa de un familiar, los hermanos Castillo trabajan durante el día y dedican sus noches a la música. Pronto se convierten en las estrellas de las salas de baile, en las que su orquesta toca boleros, mambos, rumbas y chachachás, la música sensual y brillante que los convertirá súbitamente en Los Reyes del Mambo.

A la edad de siete años, la pequeña Sofía se pierde entre la gente en medio de una discusión de sus padres y del desplazamiento atropellado de los gitanos. Aunque el destino le brinda otros padres entrañables y un mundo nuevo, también la enfrenta a muchas situaciones dolorosas y a la prepotencia patriarcal de René, un marido que la encierra y la priva de su libertad. Protegida por seres dotados de una sabiduría milenaria, la sangre y la rebeldía gitanas de Sofía se imponen, y que la conducen hacia su verdadero origen y a dar, por fin, con el amor de su vida.

Así es como la pierdes es un libro de narrativa extranjera sobre mujeres que quitan el sentido y sobre el amor y el ardor. Y sobre la traición, porque a veces traicionamos lo que más queremos, y también es un libro sobre el suplicio que pasamos después para intentar recuperar lo que perdimos. Estos cuentos nos enseñan las leyes fijas del amor: que la desesperanza de los padres la acaban sufriendo los hijos, que lo que les hacemos a nuestros ex amantes nos lo harán inevitablemente a nosotros, y que aquello de “amar al prójimo como a uno mismo” no funciona bajo la influencia de Eros.

THE STUFF YOU CAN´T BOTTLE:

ADVERTISING FOR THE GLOBAL YOUTH MARKET

King ADZ THAMES & HUDSON

En la era del internet 2.0 la única forma para que los anunciantes y marcas conecten con el difícil mercado juvenil, deben involucrarse con las culturas y subculturas que conforman su mundo. En este libro, el autor comparte su visión de la vida de los jóvenes de todo el mundo.

EL CANON DEL JAZZ Ted Gioia

TURNER Hay una serie de temas “clásicos”, los estándares del jazz, que usted ha silbado, tarareado o incluso tocado más de una vez, quizá sin saber el título ni el compositor, ni la historia que tienen detrás. Y, aunque sí conozca quién y cómo compusieron “Milestones” o “Blue Moon” o “St. Louis Blues”, ¿podría decir quiénes han sido sus intérpretes más diestros, las mejores grabaciones de ese tema o en qué bandas sonoras famosas aparece? Todos estos datos y más, junto con anécdotas jugosas, opiniones, un poco de crítica y hasta algunos rumores.


+PARA VER Y OÍR DVD

CD LA BALADA DE NARAYAMA Shôhei Imamura CINE, VIDEO Y T.V.

Era una vieja ley del pueblo, de un tiempo tan lejano que ya nadie lo recordaba. Al alcanzar los setenta los ancianos debían abandonar el pueblo para ir a vivir en la cima de la montaña Narayama. Una sentencia de muerte despiadada que sumía en la tristeza y la desesperación a las familias cuando tenían que enviar a sus mayores a la montaña. Orin tiene 69 años y se acerca el momento de partir hacia la montaña, pero todavía tiene que encontrar una mujer a su hijo.

POST TENEBRAS LUX Carlos Reygadas GUSSI

Juan y su familia urbana viven en el campo mexicano, donde ellos disfrutan y sufren un mundo aparte. Y nadie sabe si estos dos mundos son complementarios o si se esfuerzan por eliminar el uno al otro.

CIUDAD DE CIEGOS Alberto Cortés MUNDO EN DVD

A lo largo de más de treinta años, un departamento de la colonia Condesa, en la ciudad de México, es el escenario en el que se llevan a cabo diez historias que, mezcladas, forman una sola cuya única constante es la ruptura. El paso del tiempo y el mundo exterior sólo se adivinan a través de las ventanas y en los objetos que acompañan a los personajes. El conjunto es de una enorme soledad, posible en una ciudad de ciegos.

TODO HOMBRE NECESITA UN GUIA Paul Thomas Anderson EN PANTALLA

Drama sobre la Iglesia de la Cienciología. Lancaster Dodd, un intelectual brillante y de fuertes convicciones, crea una organización religiosa que empieza a hacerse popular en Estados Unidos hacia 1952. Freddie Quell, un joven vagabundo, se convertirá en la mano derecha de este líder religioso. Sin embargo, cuando la secta triunfa y consigue atraer a numerosos y fervientes seguidores, a Freddie le surgirán dudas.

EUGENIA LEÓN Ciudadana del mundo, volumen 2 UNIVERSAL MUSIC

Segundo volumen de canciones clásicas del folklore nacional y latinoamericano, en compañía de buenos amigos y compañeros del medio musical, Eugenia entrega una excelente segunda parte de un proyecto que le ha dado buenos frutos tanto comerciales como musicales.

VARIOS Relaxing bossa lounge 5 MULTITRACK

Desde hace unos cuantos años, fusionar canciones pop o rock a ritmo de bossanova, ha sido una constante que ha ido adquiriendo adeptos, en aras de escuchar una versión distinta y relajante de éxitos de décadas pasadas.

GERMÁN VALDÉS “TIN TÁN” A 40 años… SONY MUSIC

La aportación de Germán Valdés “Tin Tán” a la cultura de este país es un hecho que nadie puede negar. Además de sus películas, en el ámbito de la canción también tenía un estilo único y prácticamente es inimitable. He aquí una estupenda recopilación con un documental en DVD como plus.

FERNANDO LOZANO Revueltas / Moncayo: Sensemaya, Huapango PRODUCCIONES MEXICANAS DISCOGRÁFICAS

Dos de las obras más representativas de la música clásica mexicana quedan plasmadas en estas magníficas versiones dirigidas por el maestro Fernando Lozano. Sin duda se trata de un disco que debe tenerse como parte del acervo cultural.

MI HIJO Mehdi Ben Attia MUNDO EN DVD

Un arquitecto regresa a su natal Túnez tras la muerte de su padre. Ahí deberá enfrentarse a la ansiedad que le provoca revelar su homosexualidad a su madre y a los ataques de pánico que le hacen sentirse estrangulado. En su primer largometraje de ficción Mehdi Ben Attia reflexiona sobre las diferencias que existen entre los árabes con formación europea y sus paisanos más conservadores, al tiempo que hace un revelador retrato de la comunidad homosexual tunecina.

O.S.T. Tous le matins du monde ALLIANCE ENTERTAIMENT

Bajo la dirección de Jordi Savall se musicalizó este filme, retratando de fiel manera la trama, combinación perfecta entre el séptimo arte y música que perdura a través de los siglos.


AL PACINO Karina Longworth PHAIDON

AL PACINO

¿Qué actor se nos viene a la mente cuando escuchamos al palabra mafia? Las opciones son pocas. Ya sea caracterizado como Michael Corleone, en El Padrino (1972), Carlito Brigante en Carlito’s way (1993), Alphonse “Big boy” Caprice en Dick Tracy (1990) o como el inolvidable Tony Montana en Scarface (1983), Al Pacino es la encarnación actoral del mafioso. Su imagen es sinónimo de gánster. En la serie de libros Anatomy of an actor, Karina Longworth escribe sobre la extensa carrera de Al Pacino. ¿Cómo podríamos olvidar una frase tan contundentemente mafiosa como “Say hello to my little friend”? +


Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

52_Mafia  

52_Mafia