{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

s o r e m ú BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF N Año 05 • Núm. 48 • Mayo 2013

ENTREVISTA CON

1874: DE ANDROIDES, HOMÚNCULOS Y MÁQUINAS PRODIGIOSAS

P. 22

NUMERÓMANO P. 06 TODO LO QUE DIGO ES MENTIRA P. 08 LOS SUEÑOS DE EINSTEIN P. 14 NÚMEROS EN LAS LETRAS P. 18 LOS MÁS VENDIDOS _ PARA VER Y OÍR_MÁS DEL TEMA

FRASE NAPALM DEL

DR. EMETT BROWN

P. 16

LA NUMEROPEDIA

P. 26

PRECIO AL PÚBLICO 15 PESOS


EDITORIAL NÚMERO 48

s o r e Núm

DIRECTORIO Directora General Yara Vidal yara@revistaleemas.com.mx

Director Creativo y Dirección de Arte Manuel Muguira Casanova manu@revistaleemas.com.mx

Nos acompañan toda la vida. Son testigos mudos de nuestro nacimiento y también lo serán cuando dejemos esta vida. Surgen de pronto entre nuestros dedos (por ello han sido bautizados como dígitos); indican fríamente el resultado de todos los deportes, sin importarles dramas o alegrías, y marcan para siempre a aquellos jugadores exitosos que los portan en la espalda. Nos hacen sufrir, sobre todo en la escuela, con sus múltiples denominaciones: números enteros, racionales, primos, fraccionales, negativos, y porque representan lo académicamente aprobado de lo reprobado. Pero también poseen la capacidad de alegrarnos cuando llega la fecha del concierto tan esperado, de la cita anhelada, del cumpleaños, una buena calificación o al recibir un cheque con varios ceros agrupados del lado derecho de una cifra. Los números en la literatura no sólo informan del número de páginas contenidas en un tomo, el tiraje o las ventas totales. También se ocultan entre las historias que cada autor entreteje con maestría. Lewis Carroll, Primo Levi y Ernesto Sábato, por sólo mencionar a tres reconocidos autores, tuvieron formación matemática que reflejaron en sus obras. Por ello valía la pena plantear un número de Lee+ que se ocupara, precisamente, de los números, presentes tanto en los títulos de miles de libros como el célebre 1984, de George Orwell, o en películas como Back to the future, que ocurre en 1985, y por ello aparece en portada el doctor Emmet Brown, autor de la Frase Napalm. Bernardo Fernández, Bef, escribe en su columna Nerd Plus sobre sus dificultades con las matemáticas, a las que compara con una mujer hermosa que ni siquiera nos mira despectivamente, pero que si fueran bien enseñadas en las aulas serían tan gozosas como la música y su ejecución; en Las Fábulas del tío Hoffs, de Antonio Malpica, Aquiles le exige a Tortuga un abultado pago por haber firmado un pagaré con el 5% de interés diario. La cifra posee tantos ceros que ninguno de los dos puede saber a ciencia cierta cuánto dinero hay de por medio. Diego Rabasa se mete en camisa de once varas al hablar de un tema que haría palidecer al matemático más apasionado: el infinito, del que el propio Rabasa dice: “uno de los fenómenos más fascinantes del conocimiento humano: una especie de hoyo negro en la que confluyen las ciencias y las artes, las matemáticas y la literatura, la ciencia y la filosofía”. Karen Chacek, por su parte, en Niños a leer, comenta cuatro libros donde el juego de sumas y restas, potencias, números impares y hasta la forma de los números, nos dan otra perspectiva que vuelve amistosa y esperanzadora nuestra relación con las siempre temidas matemáticas. En su columna de cine, Erick Estrada habla del trabajo del director Darren Aronofsky con su película Pi, quizá el número más famoso del mundo. Los cuatro artículos mensuales abordan diversos temas: en Numerómano encontraremos una guía que nos conducirá por el camino correcto para encariñarnos con los números. Todo lo que digo es mentira aborda el complejo mundo de la lógica, las paradojas y Bertrand Russell; las vidas de Albert Einstein e Isaac Newton, los genios matemáticos más famosos, se comentan en Los sueños de Einstein y Números en las letras trata sobre novelas que involucran personajes matemáticos que buscan resolver viejos acertijos numéricos. Para leer el presente número de Lee+ no hace falta ni un ábaco ni una calculadora. Tampoco un cuaderno tamaño profesional cuadriculado. Mucho menos las tablas logarítmicas. Sólo hay que dejarse hechizar por los números y sus dibujos cadenciosos. +

ENVÍA TUS COMENTARIOS_LEEMAS@GANDHI.COM.MX_VISITA WWW.REVISTALEEMAS.COM.MX_WWW.MASCULTURA.COM.MX

Editor y Coordinador Editorial Jorge Vázquez Ángeles jorge@revistaleemas.com.mx

Diseñador Victor Baca Vargas victor@revistaleemas.com.mx

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

PUBLICIDAD

(55) 5211 9266

contacto@revistaleemas.com.mx

Circulación certificada por Moctezuma & Asociados. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación. Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal, Información: 52 11 92 66, Administración: Héctor Valdéz, Ventas Publicidad: 52 11 92 66, Correo electrónico: contacto@revistaleemas.com.mx, Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V., Dirección: Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Multigráfica Publicitaria S.A. de C.V. en Avena núm.15 Colonia Granjas Esmeralda. Iztapalapa. C.P. 09810, México D. F. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


6 NÚMEROS

POR LOBSANG CASTAÑEDA

NUMERÓMANO Portada de Las matemáticas de la vida, de Ian Stewart.

¿Y ESTO TAMBIÉN ES MATEMÁTICAS? Adrián Paenza DEBATE

LAS MATEMÁTICAS DE LA VIDA Ian Stewart CRÍTICA

LOCOS POR LAS MATEMÁTICAS Ian Stewart CRÍTICA

MATEMÁTICAS... Reuben Hersh y Vera John-Steiner CRÍTICA

Es propio de maestros y divulgadores hacernos asequibles los avances de la ciencia. También es su tarea enseñarnos de forma divertida aunque rigurosa aquello que los profesionales realizan con obsesión y disciplina a rajatabla. A lo largo de los años ha quedado claro que la letra con sangre no entra y que los números, esos diablillos tan imprescindibles como fatales, pueden convertirse en un pretexto más para conocer el mundo, tan lleno de acertijos y sorpresas. Números que no cualquiera sabe manejar y mucho menos apreciar en su justa medida. Números que se entrometen todo el tiempo en nuestras vidas, sin los cuales no sería posible pensar o discernir y que, sin embargo, jamás terminan de encajar en las regiones más apreciadas de la existencia. Somos capaces de recordar páginas completas de nuestro libro predilecto o escenas de películas que vimos hace mucho, pero no la primera suma que nos fue dictada o la primera ecuación que logramos resolver. Al igual que muchos de mis compañeros, yo también reprobé matemáticas (álgebra, trigonometría, geometría analítica, cálculo) en el bachillerato. Nerd de nacimiento, fue la única mancha en mi expediente. Frustrado, intenté revertir esa infamia con todos los medios a mi alcance. Soborné a mis profesores con bebidas alcohólicas —no sé de dónde saqué la absurda idea de que los “profes de mate” son dipsómanos confesos— pero fue inútil. Después, ya instalado en la impotencia, me entregué al deshonroso deporte de ponerles apodos cada vez más ofensivos. De haber tenido otro tipo de profesores (menos preocupados por el resultado y más por el procedimiento) y de haber sido otra clase de alumno (menos preocupado por el prestigio y más por el saber) me habría dado cuenta de que, así como hay quijotes delirantes que ven aventuras por doquier, existen verdaderos locos por las matemáticas que resultan, a la vez, fascinantes y conmovedores. Si usted, querido lector, siente al igual que yo que su formación matemática ha quedado trunca o francamente sepultada por el olvido, siga la siguiente receta y logrará convertirse en aquello que los psiquiatras, con una mano en la cintura, bien podrían denominar un “numerómano”: Primero: consígase usted el libro ¿Y esto también es matemáticas?, de Adrián Paenza, y léalo con detenimiento, saboreando los muchos capitulitos que lo conforman. Ahí aprenderá a resolver toda clase de problemas que se relacionan de manera directa con sus quehaceres diarios. Escrito con sencillez y amenidad, el libro de Paenza le demostrará que “la matemática llega en socorro de los que realmente quieren entender los fenómenos de la vida cotidiana sin apoyarse en leer horóscopos o invocar a los astros”. Además de hallar una herramienta útil para hacer más cómoda y placentera su estancia en este mundo mediante el cálculo y el razonamiento lógico, se introducirá

sólidamente en la llamada “matemágica”, que no es más que una manera entretenida de nombrar a la locura que proviene de los números. Segundo: lea usted cualquier libro de Ian Stewart, pues se trata de un autor tan agradable como subyugado por los números. En La cuadratura del cuadrado podrá encontrar muchísimos juegos, pasatiempos y rompecabezas matemáticos, aderezados con anécdotas curiosas sobre los descubrimientos que han cambiado el rumbo de las ciencias exactas. En las Cartas a una joven matemática hallará todo lo necesario para inculcar en sus hijos el amor por esta disciplina, pues se trata de una suerte de ensayo íntimo en donde el autor habla de su propia formación científica. En Las matemáticas de la vida tropezará con una serie de textos muy interesantes sobre las relaciones (no siempre evidentes) entre la ciencia de los números y la biología. Atisbará, por ejemplo, las conexiones que existen entre la matemática y el genoma humano, la organización celular, la estructura de los virus y las plantas, etc. Asimismo, en Locos por las matemáticas tendrá la posibilidad de echarle un ojo a algunas de las columnas mensuales que el propio Stewart mantuvo durante años en la revista Scientific American sobre juegos, acertijos, problemas y demás enigmas matemáticos. Una verdadera delicia. Tercero: acompañe la lectura de Stewart con una historia de las matemáticas. Le sugiero la escrita por Reuben Hersh y Vera John-Steiner (Matemáticas. Una historia de amor y odio), pues no sólo está llena de semblanzas de numerómanos eminentes, sino que se ocupa de desmentir aquel prejuicio que asegura que la matemática es una ciencia perfecta que nada tienen que ver con las circunstancias que configuran la vida de las personas que la hacen posible. Cuarto: si le queda tiempo entreténgase un rato con la obra literaria de Lewis Carroll o Raymond Queneau, pues ambos autores, además de ser poetas de primera línea, fueron grandes matemáticos que ocuparon los números para afianzar los ímpetus de su creatividad artística. Del primero puede consultar la antología preparada por Leopoldo María Panero (otro loco) llamada Matemática demente y del segundo Cien mil millones de poemas, un libro impresionante conformado por diez sonetos cuyos versos son intercambiables. Para finalizar me gustaría decir que, de haber guardado en la memoria aquel glorioso día en el que por primera vez resolví correctamente una ecuación algebraica, es probable que ahora no estuviera poniéndole punto final a estas líneas sino decodificando mensajes secretos, formulando teoremas o, ya de perdida, completando sudokus. Al igual que el de las letras, el camino de los números es tan impredecible como inescrutable. Amén. +


NERD PLUS POR BEF MALO PARA LOS NÚMEROS,

BUENO PARA LOS MONITOS ÁLGEBRA Aurelio Baldor PATRIA

No tengo mente numérica. Ello ha provocado que mi relación con las matemáticas haya sido siempre tensa y frustrante. Para mí son como una mujer guapísima que nunca me ha volteado a ver. Resumiré mis frustraciones matemáticas en dos anécdotas de mis años formativos. La primera es producto de mi tragedia personal de haber estudiado en escuelas de los hermanos maristas. A diferencia del resto del mundo que llevaba el Álgebra, de Aurelio Baldor, los que estudiábamos con los frailes usábamos el Anfossi-Flores Meyer, escrito por dos de los hermanos y publicado por Progreso, la editorial de los propios maristas. Marco Flores Meyer, uno de los autores, fue mi director durante la prepa pero resistiré la tentación de hablar de tan peculiar personaje en este espacio. El asunto es que donde el Baldor es medianamente legible para los legos, el AnfossiFlores Meyer es críptico y hermético. El resultado es que veinticinco años después no sé nada de álgebra. La segunda historia sucedió también en las aulas del CUM, la prepa donde estudié. Iba a despotricar contra mi profesor de cálculo, un tal Alejandro Blanco, pero me atendré a los hechos objetivos. El sujeto en cuestión llegó el primer día de clase y nos preguntó para qué servía el cálculo diferencial e integral. No faltó el teto que levantó la mano y dijo que él quería ser ingeniero y que las matemáticas le iban a servir mucho.

GÖDEL, ESCHER Y BACH... Douglas R. Hofstadter TUSQUETS

—Eso no es cierto —dijo el imbécil del profe—, yo soy ingeniero y nunca las he usado. Claro, no ejercía su carrera. Daba clases en una prepa. Pero recordar a este tipo me da pie para reflexionar sobre el drama del pensamiento matemático y su enseñanza. El problema no son las matemáticas, madre de todo el pensamiento estructurado, sino la enorme dificultad que implica enseñarlas. Es buen momento para declararlo: nunca tuve un buen profesor de matemáticas (no tuve maestras en esta área). Y sin embargo, la elegante belleza de los números y sus relaciones y correlaciones me seduce desde la lejanía de la incomprensión. Pienso que nuestra relación con las matemáticas debería ser como con la música. Apenas hay un puñado de genios musicales. Muy pocos de entre nosotros son virtuosos musicales. Muchos más son capaces de tocar y crear música original. Bastante gente es capaz de sacarle algo decente a un piano o una flauta. Muchísimos más pueden rasgar la guitarra en una reunión de amigos. Pero absolutamente todos somos capaces de apreciar la belleza musical y conmovernos con ella. ¿Por qué no sucede eso con los números?

M. C. ESCHER CALIDOCICLOS Doris Schattschneider TASCHEN

Bueno, porque se enseñan muy mal en nuestras aulas. Y es que una es la vocación numérica y otra la capacidad de enseñar matemáticas. Mi amigo Oswalth Basurto, que fue mi profesor de biología y era todo lo contrario del de cálculo, una vez descubrió que yo tenía cierta vocación científica. Ya lo he dicho en otras ocasiones, soy un paleontólogo frustrado. Con el proceder del buen profesor, me prestó un libro que habría de cambiar para siempre mi relación con las matemáticas. Gödel, Escher y Bach, un eterno y grácil bucle es uno de los grandes clásicos de lo que en inglés se llama “ciencia pop.” Se trata de un volumen a medio camino entre la divulgación y el ensayo erudito en que el autor, Douglas Hofstadter, hace ver a propios y extraños que las elegantes composiciones musicales de J.S. Bach, los delirantes dibujos de M.C. Escher y la teoría del caos de Kurt Gödel están íntimamente relacionadas en su estructura. Volumen complejo pero fascinante, Hofstadter lleva de la mano al lector por más de 800 páginas, la mitad de las cuales tuve que saltarme, de nuevo, por mi incapacidad para entender los números. O por la impericia de los profesores de colegios católicos para inculcármela. Pero las partes que lograba comprender me volaron la cabeza tanto como la primera vez que leí a William Burroughs. Frente a mis ojos se desplegaba un mundo donde las cosas caen en su lugar y el orden del universo es evidente en su estructura lógica e íntimamente interrelacionada. No es coincidencia que Antonio Malpica, uno de mis más brillantes amigos, haga de su columna en esta misma publicación un permanente homenaje al Tío Hofs. Mi incapacidad matemática me hace comprar libros sobre divulgación, del mismo modo en que el lúbrico compra porno. Entre otros muchos títulos, he intentado leer Uno, dos, tres... infinito, de George Gamow; Matemáticas recreativas, de Yakov Perelman y más recientemente ¿Y esto también es matemáticas?, de Adrián Paenza... pero a diferencia del “personal chaquetero” (José Agustín dixit) siempre los acabo abandonando, con la sensación de que me estoy perdiendo algo magnífico. Lo único bueno es que igual que mi profesor de cálculo, nunca he necesitado en toda mi vida profesional hacer una integral o una derivada para salir del paso. O a lo mejor sí y ni cuenta me di. +


8 NÚMEROS

POR LIBIA BRENDA CASTRO

TODO LO QUE DIGO ES MENTIRA Ilustración de Logicomix, de Apostolos Doxiadis.

GÖDEL PARA TODOS Guillermo Martínez y Gustavo Piñeiro DEBATE

LOGICOMIX Apostolos Doxiadis SINSENTIDO

EL DIABLO DE LOS NÚMEROS Hans Magnus Enzensberger SIRUELA

ASESINATOS MATEMÁTICOS... Claudi Alsina ARIEL

¡Jum!, veamos: si el enunciado que da título a este texto es mentira, entonces estoy diciendo la verdad y si el enunciado que da título a esta columna es verdad, entonces estoy mintiendo... ¿eh?, un momento... ¿cómo? Ay carajo, eso me saco por andar leyendo libros de lógica. La culpa de esto la tiene un señor que se llamaba Gödel, que dio al traste los fundamentos de las matemáticas y salió con eso de los teoremas de la incompletitud y, caray: por él es que ahora estoy hecha pelotas. Bueno, no por su culpa totalmente, porque la lógica nunca ha sido lo mío, pero de todos modos estoy lúcida. Ah, cualquiera que se quiera enterar de lo que estoy hablando puede leer Gödel para todos. Yo, por lo visto, no soy parte de esos todos: posiblemente estoy en un nivel inferior al de los que no saben nada de nada. Agh. Pero es que, seamos honestos, toda mi vida me vendieron muy mal las matemáticas, nadie me dijo nunca eso de que son “el lenguaje del universo” ni que las iba a usar toda mi vida (bueno, a lo mejor sí lo mencionaron, pero yo a la Miss Silvia nunca le creí nada). Es más, si yo en la primaria hubiera sabido que existía algo llamado “música de las esferas”, seguramente mi acercamiento a los pinches numeritos habría sido más amable. Pitágoras lo hace ver súper chido; aunque claro, luego salió con su teorema y su triángulo y... y ahí tuerce la puerca el rabo. Uhm, creo que lo que me queda por entender, ya en mi vida adulta de ignara, es que el pensamiento lógico sí puede tener mucho chiste, ahí está Logicomix: una entretenidísima novela gráfica sobre lógica, Bertrand Russell y matemáticas que cuenta la búsqueda de Russell, que quería encontrar algo así como la base de la matemática y acabó llegando a la ultrasapientísima conclusión de que 1 + 1 = 2, ¡duh! Okeey, esta novela cuenta más cosas (¡ah!, también sale Gödel, por cierto), el propio Bertrand interactúa con varias personalidades del mágico mundo de las matemáticas y la lógica. Esa es otra cosa que yo debí haber aprendido de chavita: el pensamiento lógico y el pensamiento matemático están muy emparentados. No son lo mismo (si me oye un lógico, me pega con su cuaderno), pero parten de un sistema de pensamiento semejante. Esto sí me quedó más o menos claro cuando Míster P. me dio a leer un capítulo de Simetría, de Marcus du Sautoy: el hombre está obsesionado con la Alhambra, y en ese capítulo demuestra (de una manera hermosa, la verdad) por qué la Alhambra es “el palacio de las simetrías”. Eh, eso sí que lo entendí: una superficie de dos dimensiones y sólo diecisiete simetrías posibles, ¡ooh!

Uf, si cuando yo iba en cuarto de primaria hubiera caído en mis manos El diablo de los números otro gallo nos cantara. Ese libro es una maravilla: explica, por ejemplo, por qué los números romanos eran medio zonzos hasta que llegó el cero, que sirve para muchísimas cosas; además, el diablo me cae bien porque tiene mal carácter, y como sólo se le aparece a Robert en sueños cualquier cosa puede suceder. Lo mejor es la progresión: empieza con cosas muy fáciles como saltar (que es elevar un número a una potencia) y acaba ¡conociendo a Bertrand Russell!, al menos en sueños. Uy, ojalá yo pudiera entender las cosas durmiendo, como Alicia cuando llegó a Wonderland. Poca gente sabe que Lewis Carroll en realidad se llamaba Charles Dogdson, era reverendo y además era matemático, por eso Alicia en el país de las maravillas y Alicia a través del espejo están llenos de juegos de lógica y hasta de juegos de ajedrez, que es, como el backgammon, uno de esos juegos donde la matemática y la estrategia se combinan cañón. Un aspecto divertido de las matemáticas, por ejemplo, es que sirven para ver todo lo que se equivoca todo el mundo. Se equivoca el Estado cuando maneja porcentajes en relación con los impuestos, ¡y siempre a su favor!, faltaba más. Se equivocan los periódicos, noticiarios y, huy, cuánto se equivocan los medios, a la hora de informar sobre alzas, bajas, incrementos o estadísticas. Para enterarse de cómo y ver muchos ejemplos graciosos se puede leer Asesinatos matemáticos, una buena colección de ejemplos de la vida real, lo mismo habla de cuál es la razón de ser del número del calzado, porque no es lo mismo calzar del 25 en México que del 8 en España, que de la mejor manera de partir y repartir un pastel cuadrado, porque con un cuadrado no se hacen “gráficas de pay” (batería y platillazo). Ay ya, en serio: si uno se pone a ver la estructura de todo, las matemáticas ciertamente parecen sostener el universo: desde Bach hasta una col romanesca, todo es estructura, simetría: matemáticas, pues. Pregúntele usted a Borges si no me cree a mí, o bueno, no le pregunte porque no creo que conteste la ouija, pero lea La biblioteca de Babel, o El jardín de los senderos que se bifurcan y verá. Y a lo mejor me da la razón en que nada de lo que digo es verdad. +


LOS +VENDIDOS FICCIÓN

NO FICCIÓN CINCUENTA SOMBRAS DE GREY E.L. James GRIJALBO

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.

NADA Janne Teller SEIX BARRAL

Pierre Anton deja el colegio el día que descubre que la vida no tiene sentido. Se sube a un ciruelo y declama a gritos las razones por las que nada importa en la vida, tanto desmoraliza a sus compañeros que deciden apilar objetos esenciales para ellos con el fin de demostrarle que hay cosas que dan sentido a quienes somos. En su búsqueda arriesgarán parte de sí mismos y descubrirán que sólo al perder algo se aprecia su valor, pero entonces puede ser demasiado tarde.

LA REINA DESCALZA Ildefonso Falcones GRIJALBO

Es 1748, una mujer negra deambula por las calles de Sevilla. Atrás ha dejado un pasado en Cuba, el hijo al que nunca volverá a ver y un largo viaje en barco hasta España. Caridad ya no tiene un amo que la ordene, pero tampoco un lugar donde cobijarse cuando se cruza con Milagros, una joven gitana. De Sevilla a Madrid, del tumultuoso bullicio de la gitanería hasta los teatros señoriales de la capital, el lector disfrutará de un fresco histórico poblado por personajes que viven, aman, sufren y pelean por lo que creen justo.

CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS E.L. James GRIJALBO

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER

En esta obra, Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero durante mucho tiempo en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda, ¿cómo pudo él que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

Y COLORÍN COLORADO

ESTE CUENTO AÚN NO SE HA ACABADO

Odin Dupeyron DISIDENTE

Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado se editó por primera vez en el año 2001 y desde esa primera edición ha sido leído y releído, regalado, prestado y recomendado por lectores de todas las edades, de todos los géneros, de distintas religiones, preferencias y países. Un mágico cuento que nos habla de los finales y los eternos comenzares de la vida. De todas las posibilidades, de todos los principios y de todos los finales.

LOS CUATRO ACUERDOS:

UN LIBRO DE SABIDURÍA TOLTECA

Miguel Ruiz URANO

El conocimiento tolteca surge de la misma unidad esencial de la verdad de la que parten todas las tradiciones esotéricas sagradas del mundo. Hace miles de años los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como mujeres y hombres de conocimiento. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados.

REGLAS ESPIRITUALES DE LAS RELACIONES Yehuda Berg KABBALAH

Intimidada por las peculiares prácticas eróticas y los oscuros secretos del atractivo y atormentado empresario Christian Grey, Anastasia Steele decide romper con él y embarcarse en una nueva carrera profesional en una editorial de Seattle. Pero el deseo por Christian todavía domina cada uno de sus pensamientos, y cuando finalmente él le propone retomar su aventura, Ana no puede resistirse.

Reglas espirituales de las relaciones describe cómo la Kabbalah ve las relaciones y aquello que las hace funcionar (o no), y revela que la mujer es quien tiene el poder de determinar el resultado de éstas. Los lectores aprenden el verdadero significado del término alma gemela y por qué es el hombre quien tiene que encontrar a la mujer, y no al revés.

CAZADORES DE SOMBRAS. VOL. 1:

LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA Stephen R. Covey PAIDÓS

CIUDAD DE HUESO

Cassandra Clare DESTINO

En “El Pandemonium”, la discoteca de moda de Nueva York, Clary sigue a un atractivo chico de pelo azul hasta que presencia su muerte a manos de tres jovenes cubiertos de extraños tatuajes. Desde esa noche, su destino se une al de esos tres cazadores de sombras, guerreros dedicados a liberar a la tierra de demonios y, sobre todo, al de Jace, un chico con aspecto de ángel y tendencia a actuar como un idiota.

Casi todo el mundo intuye que su comportamiento, tanto en el trabajo como en la vida privada, podría mejorar en muchos aspectos, pero pocos saben cómo conseguirlo Para ello, Stefhen Covey se sirve de anécdotas penetrantes y significativas destinadas a hacernos reflexionar sobre cada uno de nuestros actos y sobre el modo de acceder al cambio a la verdadera paz mental. El resultado es la construcción de una autoconfianza a prueba de bomba a través del desarrollo del propio carácter.


LIBROS ELECTRÓNICOS

LIBROS INFANTILES Y JUVENILES

GENERACIÓN DE MODELOS DE NEGOCIO Yves Pigneur DEUSTO

La invención de nuevos modelos de negocio es algo paradigmático de nuestro tiempo, aún y cuando la mayoría sean poco comprensibles y difíciles de implementar. Generación de modelos de negocio expone de un modo práctico las innovadoras técnicas y modelos que son usados a día de hoy por las principales empresas del mundo, tales como 3M, Ericsson o Deloitte y permite diseñar, entender y aplicar nuevos modelos de negocio, así como analizar y mejorar los ya existentes.

LA MEJOR UNIVERSIDAD DEL MUNDO Alberto Jorge Acosta PROFIT

Análisis de las precariedades del sistema universitario actual y, de forma optimista, plantea un nuevo sistema demostrando que otra universidad es posible. Alguien tenía que poner al descubierto los grandes problemas que arrastra nuestra universidad pública: una institución anclada en el pasado, muy mal gestionada y con resultados académicos más que criticables.

ÁREA 81 Stephen King PLAZA Y JANÉS

Área 81 es un área de servicio abandonada y cerrada desde hace tiempo. Pete Simmons, un curioso niño de 10 años, decide ir en su bici hasta esta área abandonada donde sabe que los chicos mayores van para fumar, drogarse y tener sexo con sus chicas. Y allí se encuentra una botella de vodka medio llena que decide probar. Pete acaba emborrachándose y cuando se despierta, descubre un coche estacionado allí, un coche sin matrícula y cubierto de barro. La puerta está medio abierta, pero no se ve a nadie dentro.

POR QUÉ FRACASAN LOS PAÍSES James A. Robinson DEUSTO

Nogales (Arizona) y Nogales (Sonora) tienen la misma población, cultura y situación geográfica. ¿Por qué una es rica y otra pobre? ¿Por qué Botsuana es uno de los países africanos con mayor desarrollo y, en cambio, países vecinos como Zimbabue, Congo o Sierra Leona están sumidos en la más desesperante pobreza?

PÍDEME LO QUE QUIERAS, AHORA Y SIEMPRE Megan Maxwell ESENCIA

Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

LAS VENTAJAS DE SER INVISIBLE Stephen Chbosky ALFAGUARA JUVENIL

Charlie es un chico realmente especial: lee muchísimo, no sale con chicos ni con chicas y reflexiona sobre el mundo desde un punto de vista muy particular. Su ingenuidad, su incapacidad para relacionarse normalmente y su extrema sinceridad le crean más de un problema, especialmente ahora que su único amigo ha muerto. Conocer a Sam y Patrick, los chicos más populares y vitales del colegio, provocará un giro radical en su vida que lo sumergirá de pleno en la adolescencia.

BAJO LA MISMA ESTRELLA John Green NUBE DE TINTA

Hazel acaba de cumplir 16 años. Y tiene cáncer. Los médicos no pueden decirle cuánto tiempo le queda; sólo sabe que debe vivir pegada a un tanque de oxígeno y sometida a continuos tratamientos. Hazel forma parte de un grupo de apoyo donde otros chicos como ella comparten sus experiencias. ¿Qué sentido tiene hablar con otras personas de lo que nadie puede cambiar? Pero su vida da un verdadero vuelco cuando conoce a Gus Waters, un chico que, como ella, lucha por superar el cáncer.

VIRUS LETAL: EL COMIENZO James Dashner VERGARA Y RIBA EDITORAS

Virus letal es la precuela de la trilogía Maze Runner, saga Best Seller del New York Times, éxito internacional en varios idiomas. En estas páginas se narra la historia de la caída del mundo y de la civilización, y de cómo la Llamarada, enfermedad que comenzó por enloquecer a los habitantes, hizo que algunos se plantearan soluciones drásticas y crueles para la supervivencia de los seres humanos... y del planeta al borde del delirio y la extinción.

DÍAS DE SANGRE Y RESPLANDOR Laini Taylor ALFAGUARA JUVENIL

La estudiante de arte y aprendiz de monstruos, Karou, tiene por fin las respuestas a las preguntas que se lleva haciendo desde niña: sabe quién es y, sobre todo, qué es. Pero junto a esta verdad, ha conocido otra mucho mas dolorosa: el ser al que ama es su peor enemigo, responsable de la traición más terrible y del dolor de todo un mundo. En esta segunda parte de la mundialmente aclamada Hija de humo y hueso, Karou deberá decidir hasta dónde es capaz de llegar para defender a su pueblo.

HERMOSAS CRIATURAS Kami García ESPASA CALPE

El joven Ethan Wate cuenta el tiempo que le queda para poder escapar de su aburrido pueblo. Sin embargo, todo cambia cuando una nueva estudiante llega a su instituto: Lena Duchannes, literalmente, la chica de sus sueños… y de sus pesadillas. Ella también cuenta los días que le quedan, aunque sabe que no tiene escapatoria.


LAS FÁBULAS DEL TÍO HOFS POR ANTONIO MALPICA

En la ilustración, Monty Hall.

LA CATAFIXIA

Aquiles: Ni se imagina lo que me encontré. Tortuga: ¿El Necronomicón en alguna librería de Donceles? Aquiles: Algo mejor. Mucho mejor. Tortuga: ¿Mejor? ¿Ese papelucho amarillento? Aquiles: Pues este papelucho amarillento, como usted lo llama, contiene un mecenazgo de varias décadas. Así como lo ve de inofensivo, es como tener en la mano una beca para escribir sin preocupaciones por años y años. Tortuga: ¿Tanto así? Pues déjeme verlo. Aquiles: ... Tortuga: ¡Déjeme verlo! ¿Cómo quiere que...? Aquiles: Mejor así de lejos. Temo un arrebato de su parte. Tortuga: ¿Un pagaré? Aquiles: Con su firma. 9 de enero del 2010. Tortuga: Tanto escándalo por una insignificante deuda que contraje con usted hace algunos años. Lo invito a comer y quedamos a mano. Aquiles: Ja. Sólo que sea en el Alain Ducasse de París. Y por un año entero. Tortuga: No sea ridículo. Fueron cincuenta pesos para pagar un taxi. Lo recuerdo bien. Aquiles: Entonces también debe recordar que venía hasta las manitas. Y que se dirigió a mí con varios epítetos. “Avaro miserable” fue el más suave de la lista. Tortuga: Bueno... es que usted puso algunos reparos para abrir la cartera y... Aquiles: No se preocupe. Es agua pasada por debajo del puente. Cosa olvidada. Como lo fue este pagaré por varios años. Tortuga: Me da gusto que no sea rencoroso. Como dije. Le invito un corte de media libra de aquí del restaurante argentino. Aquiles: Si la fórmula del interés compuesto no yerra... Esto es exactamente lo que usted me debe. Tortuga: ¿¡Qué!? Aquiles: Como verá, ni con el corte de una libra completa de carne... de su propio cuerpo... quedaríamos a mano. Tortuga: Nunca me gustó El mercader de Venecia. ¿En serio firmé por un 5% de tasa de interés DIARIA? ¿Cuántos ceros tiene esta cifra? Aquiles: No los he contado. Pero, para que se dé una idea, hubo que sustituir la “n” por un bonito y capicúa 1221, que son los días transcurridos. Las matemáticas no mienten. Tortuga: Ya habla como mi hermana. Jamás me perdonó que, cuando fuimos al programa de Chabelo, perdiera el premio gordo en la catafixia. El kilo de tortillas que gané en vez de la sala y las bicicletas se me sigue atragantando hasta la fecha. Aquiles: ¿Por qué? Tortuga: Por el problema de Monty Hall. Seguro lo conoce. Aquiles: ¿Monty qué? Tortuga: Es un problema matemático que sirve para demostrar que, una vez que Chabelo abrió una de las catafixias que usted NO eligió (obviamente la que no contiene el paquete de regalos), le conviene cambiar su decisión. Probabilísticamente tiene más oportunidad de ganar si cambia de catafixia. Aquiles: ¿Qué? ¡Claro que no! Eso es una tontería. Tortuga: No me crea a mí. Googléelo. Aquiles: ¡Pero si es una tontería! Tortuga: Ya le dije. No me crea a mí. Aquiles: Bah. Deme un minuto. Tortuga: … Aquiles: ¡Caramba! ¡Es cierto! El problema existe. Y es como usted dice. Pero oiga… que yo recuerde, con Chabelo no se puede cambiar de puerta. Si acaso, quedarse con sus regalos… Tortuga: Sepa. Yo lo leí en El curioso incidente del perro a media noche. Aquiles: ¿El libro ese donde los capítulos son números primos? Tortuga: Exacto. Lo que me recuerda a un primo mío que era muy despistado. Aquiles: ¿Un primo suyo que qué? ¡Horror! ¡El pagaré! ¡Qué le ha hecho! Tortuga: Lo multipliqué por cero mientras usted wikipediaba. Pero, para que vea que no soy rencoroso, tenga los cincuenta que le debía. Y acepto sus disculpas. +

EL NECRONOMICÓN H.P. Lovecraft LA FACTORIA DE IDEAS

EL MERCADER DE VENECIA William Shakespeare ALIANZA

EL CURIOSO INCIDENTE DEL... Mark Haddon SALAMANDRA


1

LA SOLEDAD DE LOS ÁTOMOS

EL DÉCIMO HOMBRE Graham Green EDHASA

BREVE HISTORIA DEL INFINITO Paolo Zellini SIRUELA

En la novela El décimo hombre, de Graham Green, un conjunto de hombres están presos en una cárcel nazi en Francia durante la ocupación alemana. Los presos, entre los que hay ciudadanos de todo tipo, tienen como única referencia del paso de los días dos relojes que un par de ellos han logrado conservar. Ambos tienen un tiempo distinto: ¿cuál es –nos debemos preguntar con este conflicto que nos muestra de forma tan genial el escritor inglés– el verdadero tiempo?¿Cuándo comenzó a correr el tiempo y cuál es aquel infalible al que todos debemos sujetarnos? ¿Y qué tiene que ver todo este margallate con el tema que nos ocupa en este número, las matemáticas? Simple: el tiempo es la materia de la eternidad (según Platón). Y una de las maneras en la que los seres humanos hemos intentado atajar este angustiante concepto es mediante el concepto de infinito, uno de los fenómenos más fascinantes del conocimiento humano: una especie de hoyo negro en la que confluyen las ciencias y las artes, las matemáticas y la literatura, la ciencia y la filosofía, hecho que despierta en mí el afán de inquietar mi tozudo ateísmo, y pensar que quizá hay un gran principio rector en la naturaleza y que la ciencia y las artes son intentos por narrar y explicar este desarreglo inexplicable que supone la vida. Vamos pues a buscar ese punto de encuentro entre lo concreto y lo intangible. “El límite es lo que hace existir”, nos dice Paolo Zellini es su magistral estudio Breve historia del infinito. Sin embargo lo contrario, aquello que disuelve los límites y permite a una cosa ser otra que aquello a lo que sus márgenes la obligan, o sea la evolución, es hija de lo ilimitado. En el mismo libro, leemos: “’El infinito -escribe Aristóteles- no es aquello fuera de lo cual no hay nada, sino aquello fuera de lo cual hay siempre algo”. Este concepto matemático-filosófico es origen del caos y el absurdo pero también del movimiento y de la creación. De lo primero porque en un espacio que se extiende sin fin en el tiempo, cualquier significado se disuelve. De los segundo porque siempre habrá algo después del instante que nos ocupa: la promesa del mañana es la promesa de la renovación y el cambio: el anuncio de la metamorfosis. El libro es cosa seria y su lectura cosa ardua (aunque en la misma medida gratificante), pero incluso desde las primeras páginas ya encontramos una invitación para pensar en la materia de la eternidad: el tiempo, o sea en la muerte, o sea en nosotros mismos. Y ese “nosotros mismos” es también la materia de la literatura y de las artes en general. A pesar de que este libro –una auténtica biblia sobre el tema– recorre a las grandes mentes que se han enfrentado a este gran canto de sirena conceptual (desde Aristóteles hasta Russell pasando por Descartes, Leibniz, Dedekind y muchísimos más) comienza con aquel que quizá ha hecho del infinito una morada literaria: Jorge Luis Borges. El argentino atacó también el problema desde su lado más áspero en su Historia de la eternidad; la empresa parece definirla él mismo cuando dice que «La eternidad es una fatigada esperanza».

HISTORIA DE LA ETERNIDAD Jorge Luis Borges DEBOLSILLO

Pero donde realmente alcanzó el grado inmortal artístico fue recreando este concepto en su obra narrativa. Por supuesto en El aleph pero también en El jardín de senderos que se bifurcan y en Funes el memorioso, por mencionar sólo tres. Ahí nos muestra el genio argentino que una de sus más grandes obsesiones era sin duda el tiempo, “el tiempo individual de cada persona”, esa materia de la que está hecha la eternidad. Un misterio fascinante mirado muy de cerca –jamás asido– tanto por las matemáticas como por la literatura. + 1

El título proviene de este párrafo de Borges: “Para nosotros, la última y firme realidad de las cosas es la materia –los electrones giratorios que recorren distancias estelares en la soledad de los átomos–“, incluida en Historia de la eternidad.

Ilustración de portada de El aleph de Jorge Luis Borges.

INSOMNIO POR DIEGO RABASA


14 NÚMEROS

POR MARIEL BLANCO

LOS SUEÑOS DE EINSTEIN EINSTEIN´S DREAMS Alan Lightman VINTAGE BOOKS

EINSTEIN, BIOGRAFÍA BREVE Paul Parsons BLUME

Yo soy una chica de letras. Yo no creo en fórmulas. Yo no calculo, siento. Pero desde hace tres meses hay un matemático que me persigue, como queriéndome decir algo.

CONVERSACIONES CON ISAAC NEWTON Michael White ONIRO

EL ELEGIDO DE LOS DIOSES Leopold Infeld SIGLO XXI

La primera vez fue una noche de calor en Buenos Aires, en un bar al que sólo podías entrar si sabías la contraseña. Justo ahí, después de cruzar todo América, también llegó él, un chico al que no le entendía todo lo que me hablaba pero tenía algo que me atraía. Y como a mí 1+1 nunca me dio 2, sentí que quería volver a verlo y antes de dejar el bar le dejé mi tarjeta. La contraseña de la entrada era Albert Einstein. Al día siguiente, me llegó un mensaje al mail que figuraba en la tarjeta y un mes después, él cruzó una tormenta de nieve para volver a vernos. Cuando por fin llegó, yo tenía en mis manos el libro Los sueños de Einstein. Einstein´s dreams es una genial narración fuera de género que trata de manera obsesiva y exclusiva el tema del tiempo. El escritor y físico estadounidense Alan Lightman nos traslada al año 1905, en la ciudad de Berna. Aquí, un tal Albert Einstein acude a su empleo en la oficina de patentes a las seis de la mañana de un día de finales de junio. Einstein está nervioso e impaciente: espera a la muchacha que pasará a máquina su artículo “Electromecánica de los cuerpos en movimiento”, que inaugura la “Teoría de la relatividad restringida”. A las ocho y cuatro minutos, llega la mecanógrafa. Dentro de esas dos horas, Alan Lightman narrará los treinta sueños que ha tenido Einstein en los tres últimos meses. En cada sueño, el mundo se rige por un concepto distinto del tiempo. Hay un lugar donde el tiempo está detenido en su centro y cuando los viajeros se acercan allí, lo hacen cada vez más lentamente hasta que llegan y se paralizan. Al centro del tiempo, van muchos padres con sus hijos y muchos enamorados para quedarse clavados eternamente. Hay otro lugar donde la textura del tiempo es pegajosa, de manera que cada persona y cada cosa se ha quedado pegada a un momento concreto. Hay calles que permanecen en el siglo XV y hombres que siempre serán niños porque están sujetos a su primer día de colegio: nadie es feliz, porque cada uno tiene un presente que no puede compartir. Hay mundos donde nadie tiene memoria y sin memoria “cada noche es la primera noche, cada mañana la primera mañana, cada beso y cada roce son los primeros”. Hay otro mundo donde el tiempo fluye hacia atrás. Y también existe el sitio donde la gente vive eternamente. Así fue que con cada página que escribió Alan Lightman, fui descubriendo que Einstein no soñaba en números, potencias y raíces, soñaba en palabras y en imágenes, bastante parecido a como soñamos las chicas de letras.

Después de conocer sus sueños, pasé a conocer su realidad en el libro Einstein, biografía breve, de Paul Parsons. Este libro relata su historia en tres partes: la vida personal, sus teorías y la influencia. En sólo tres horas se puede conocer al brillante físico y también se puede descubrir al defensor de los derechos humanos y al activista político que este genio fue. Una de las citas que aquí leí dice: “La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado.” Así que tomé una de sus explicaciones del efecto fotoeléctrico e imaginé una campaña publicitaria para uno de mis clientes. Al rato, me di cuenta que este hombre estaba otra vez metido en mi vida. Me fui amigando con las matemáticas y en el libro Conversaciones con Isaac Newton, de Michael White, me enteré que el científico más importante de todos los tiempos no tuvo una educación convencional y que, además, se dedicó mucho tiempo a investigaciones secretas de las ciencias ocultas. Las biografías de la colección Conversaciones con… tienen un formato de diálogo completamente relajado, así que prepárense para charlar con una de las mentes más grandes de la historia, algo tan inusual como pensar que un matemático puede inspirarse en una manzana. El último libro que llegó a mis manos está escrito por Leopold Infeld, un colaborador de ese hombre que decidió entrar a mi vida: Einstein. El elegido de los dioses cuenta la historia del matemático más precoz de la historia. Evariste Galois fue un revolucionario que murió en un duelo a los 20 años. A él, muy probablemente también le hubiera dejado mi tarjeta si yo hubiera vivido en Francia, allá por el año 1820 y en una taberna me hubiera hablado de sus profundas convicciones filosóficas tan avanzadas para su época. Para Galois, la ciencia era una actividad humana y colectiva cuyo desarrollo pleno se lograría sustituyendo el individualismo competitivo por la cooperación solidaria. Sus razones políticas le costaron la vida, por eso este libro es un homenaje a su figura valiente y una contribución al esclarecimiento de cuestiones esenciales para valorar la historia de la ciencia. Yo, esa chica a la que 1+1 sigue sin darle 2, todavía no adivino qué me quiere decir este hombre; pero no puedo evitar sentirme atraída cuando él me mira sacando la lengua con la ironía de quien es dueño del secreto. +


16 FRASE NAPALM

DR. EMMET BROWN_BACK TO THE FUTURE

SI MIS CÁLCULOS SON CORRECTOS, CUANDO ESTA LINDURA ALCANCE LAS 88 MILLAS


POR HORA, TE ASOMBRARÁ LO QUE VAS A VER…


18 NÚMEROS POR ROLANDO RAMIRO VÁZQUEZ MENDOZA

NÚMEROS EN LAS LETRAS El staff de The big bang theory.

LA SOLEDAD DE LOS NÚMEROS PRIMOS Paolo Giordano SALAMANDRA

EL TEOREMA DEL LORO Denis Guedj ANAGRAMA

¿Han escuchado alguna vez la leyenda negra que dice que gran parte de las personas que se dedican a las letras es porque huyeron de las matemáticas? ¿Que su refugio entre metáforas, oraciones subordinadas y coordinadas fue para evadir, un poco, la realidad numérica?

EL CONTABLE HINDÚ David Leavitt ANAGRAMA

En lo personal, las matemáticas, aunque nunca las odié, por lo regular no se me facilitaban; pero ésta no fue la razón por la que decidí dedicarme a la literatura. De cualquier forma, tampoco creí reencontrarme con los números como me sucedió ahora; a lo mucho, imaginé presenciar cómo las mejores mentes de distintas generaciones en literatura, fracasaban ante cuestiones matemáticas –true story– o el temible rostro de al-Jwarizmi en la portada del Baldor. Al ir a una biblioteca, somos testigos de cómo las clasificaciones son útiles para los estantes, es decir, para catalogar y tener un “orden”, pero no para referirse al contenido de los libros. Las fronteras se difuminan y las palabras, a veces, ya no nos alcanzan para describir la realidad cambiante e imponente.

EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO Mark Haddon SALAMANDRA

¿Se imaginan algún libro de matemáticas tan bueno como alguno de los mejores narradores del siglo XX? O, acaso, ¿no han visto The Big Bang Theory? Un ejemplo de cómo la ciencia puede narrarse de otra forma. Es tan sorprendente como saber que excelentes escritores estudiaron física o una carrera parecida. Pensemos en el caso de Paolo Giordano, un joven físico italiano premiado por su novela La soledad de los números primos, donde explora la vida de un par de jóvenes cuyo destino es estar distanciados, aunque sean el uno para el otro. Mattia, un niño introvertido y muy inteligente, carga con el difícil recuerdo de su hermana desaparecida, Michela. En su colegio, conocerá a Alice, una niña que quiere simular ser ruda frente a sus amigas y, sobre todo, frente a sus padres, aunque en el fondo sea una chica confundida. Giordano nos cuenta la soledad en la que ambos personajes se sumergen, como la de los números primos gemelos, aquellos que siempre están separados por otro número, uno ajeno a lo que quizá pueda ser la felicidad. Un caso similar al de Paolo Giordano es el de Denis Guedj, quien era matemático y escritor, autor de El teorema del loro. Esta novela es un ambicioso proyecto de narrar la historia de las matemáticas, por medio del reencuentro de dos viejos amigos. Después de medio siglo de estar incomunicados, Grosrouvre le escribe a su colega TTR Rouche, para decirle que le envia-

rá su vasta biblioteca de matemáticas. Esa primera noticia le sorprende al hombre de 84 años, pero la segunda lo devasta. Se entera que después de tanto tiempo de no saber nada de Grosrouvre, cuando finalmente se ponen en contacto, aquél ha fallecido extrañamente en un incendio. Rouche se verá obligado a iniciar un camino al lado de matemáticos y preguntas sin aparente respuesta. ¿Cómo es que Grosrouvre murió? ¿Se tratará de un asesinato por intentar obtener las resoluciones que había elaborado a lo largo de su vida? ¿O un suicidio para guardar el secreto? El teorema del loro es una novela que nos introduce a la historia de cómo surgieron las inquietudes que llevaron a los investigadores a hacer de las cuestiones matemáticas su pasión. Pienso en cómo, para muchas personas, las matemáticas son las sumas necesarias para cada salida, las restas de lo que se invierte y una que otra división o multiplicación, mientras que para otros es cuestión de vida y reputación. Como para Hardy en El contable hindú, de David Leavitt. Hardy, cansado de su buena reputación y del obsoleto sistema escolarizado inglés del Trinity College en Cambridge, recibe la carta de un joven matemático hindú a quien ve con recelo y después con asombro. Srinivasa Ramanujan busca el amparo y la ayuda del prestigioso Hardy para publicar sus hallazgos matemáticos que sorprenden a su destinatario y a su colaborador Littlewood. El contable hindú es una novela donde se encuentran muchos mundos. Por un lado, la realidad paupérrima del autodidacta Ramanujan frente a la clase elitista que rodea a Hardy; por otro, las matemáticas y sus acores con la apasionada narración de uno de los capítulos de la historia del universo de los números. Hasta aquí, tres propuestas que hacen a un lado las divisiones. Tres libros donde varias disciplinas se hermanan. Otro ejemplo que cabe en esta lista es El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon, un escritor e ilustrador de libros infantiles británico. Christopher Boone, un joven de quince años con un tipo de autismo, escribe un libro donde cuenta sus pesquisas para descubrir quién asesinó a Wellington, el perro de su vecina. Él, a pesar de su condición, demuestra ser apto para muchas cosas, tanto así, que afirma que “puede ser capaz de todo”, después de descubrir al asesino del pequeño can y volver a reunirse con su madre, aunque su padre le haya dicho que estaba muerta, un secreto que le costará la confianza de su hijo. La novela de Mark me parece un gran cierre que en el fondo refleja lo que todos estos libros quieren transmitirnos a las personas que tímidamente nos acercamos al complejo mundo de esta ciencia de entes abstractos: las matemáticas son para todos y con ellas, también somos capaces de todo. +


22 ENTREVISTA BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF

1874:

DE ANDROIDES, HOMÚNCULOS Y MÁQUINAS PRODIGIOSAS

ENTREVISTA POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES Detrás de su playera, a la altura del cuello, se lee: Do androids dream of electric sheep? Se trata del título de una de las novelas del escritor norteamericano Philip K. Dick. La frase estampada no podría ser más certera en el contexto de la entrevista con Bernardo Fernández Bef, quien ha publicado la noveleta electrónica 1874. Desde el título surge la primera interrogante: ¿se trata de una novela histórica? ¿Es la clave que ha de desentrañar el enigma del relato?

Ve la entrevista en video

Cómodamente sentado en uno de los sillones de la oficina de Lee+, Bef responde a estas preguntas: “Quería que el título fuera muy enigmático, que creara misterio y expectativas en el lector. Mi intención era hacer un mar clásico con los temas que me gustan: detectives, una femme fatale, un estado opresor, una ciudad sobrepoblada y máquinas que se están moviendo. Es una historia muy visual con coladeras que dejan escapar vapor. 1874 es una ucronía situada en un universo paralelo en el que la guerra franco-prusiana ha escalado dimensiones globales, con una serie de consecuencia que setenta años después siguen resintiéndose”. 1874 se inscribe en el subgénero denominado steampunk. “Este subgénero…”, dice Bef, “…se hace una pregunta clave: ¿Qué hubiera pasado si la tecnología digital o la cibernética se hubiera desarrollado cincuenta o setenta años antes, vinculada con mecanismos de relojería, máquinas de vapor y la máquina de calcular de Charles Babagge? Es una especie de retro-futuro del que se ha escrito muy poco en español y mucho menos en México. Por ello decidí tomar el riesgo de contar esta historia extraña”.

1874 Bernardo Fernández, Bef FLASH

En 1874 se narra un caso policiaco: el crimen de un viejo bibliotecario escandaliza a una sociedad de androides autómatas, que habita en islas flotantes que son arrastradas por ballenas gigantes voladoras. A este respecto, el autor nos habla de este universo autómata: “No existen muchos referentes en español del weird-fiction. Es un mundo donde no hay seres humanos, poblado por máquinas capaces de producir nuevas máquinas similares a ellas, como dictan los principios de la cibernética que estableció Norbert Wiener. Se trata de una sociedad perfectamente organizada, como las hormigas, donde cada robot tiene una función específica, incluso sus nombres devienen de la función que cumplen en esta sociedad. De haber tenido un rostro de carne, el Sr. Inspector hubiera palidecido: “Sr. Bibliotecario asesinado [stop] Reportarse de inmediato Biblioteca Central [stop] Firmado, Sr. Comisionado”.

A lo largo de la noveleta, se palpa un ambiente noir, semejante a las imágenes de Blade runner: “Como el mundo de 1874 es ficticio podía hacer lo que quisiera: tomé la receta de un cuento noir ambientado en un mundo raro que se supone ocurre en los años 40 de un siglo XX paralelo. Un noir con todas las de la ley. Un hard-boiled en un mundo muy distinto”.

Uno de los personajes, la Máquina investigadora, ocupa el lugar de una sensualmente fría femme fatale. “Me la robé de una caricatura del pato Lucas y Porky, que hacen de detectives en un retrofuturo, y aparece la máquina que compila pistas. Como en este mundo las máquinas cumplen con labores específicas, deliberadamente decidí que fuera una femme fatale de amplio escote y falda corta y estrecha, como si fuera posible hablar de un erotismo autómata. Esta máquina no va vestida, sus partes van al descubierto, lo que inquieta mucho a los demás robots, y sabemos que tuvo algo que ver con el Sr. Investigador. Sobre sus referencias literarias en materia de máquinas y autómatas, Bef comenta: “Para mi el gran autor de cuentos de robots es Stanislaw Lemm. Su Ciberíada es una de mis referencias. Como narrador no me gusta Isaac Assimov, me parece más bien un gran divulgador científico, aunque entre mis lecturas juveniles entrañables tengo los cuentos de Yo, robot. Y desde luego Philip K. Dick, que escribió la primera gran novela sobre inteligencia artificial: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? La brevedad de 1874, no le resta espacio para el humor. “No quería un cuento solemne, sino que hubiera mucho espacio para el humor. Se dicen cosas como “los robots son de Marte y las máquinas somos de Venus”, aunque no se trata de un tono paródico, de un pastiche, era, simplemente, para darle solidez a este mundo y respiros para el lector, debido a que la historia es bastante sórdida, como sucede en toda historia policiaca”. Las razones de la muerte del bibliotecario desencadenan en este mundo de máquinas avanzadas, un vacío existencial para el cual no hay remedio filosófico posible, y que por obvias razones no revelaremos aquí. Sólo les diremos que la serie de números que aparecen al final de 1874 no son otra cosa que la fecha de inicio y final de este relato steampunk. Bef se mesa la barba entrecana cuando se le pregunta qué preferiría tener: ¿un androide, un homúnculo o una máquina prodigiosa? Tras pensarlo durante unos segundos, no duda en contestar: “Me gustaría tener uno de cada uno”. +


LOS +VENDIDOS e t r A

POR GEORGE LOIS

CONSEJO 92 PARA GENTE CON TALENTO

MÉXICO DESDE EL AIRE Antonio Attini NUMEN

POR QUÉ ME MOLESTA QUE ME LLAMEN EL “MAD MAN ORIGINAL” (Y POR QUÉ, SI “LO ENTIENDES”, TIENES OPORTUNIDAD DE SEGUIR MIS PASOS). En la primer semana de 1960, tiempo en que se basa la serie televisiva Mad Men, empecé Paper Koening Lois, la segunda agencia creativa en el mundo, inspirando y desencadenando lo que hoy se reverencia como la Revolución Creativa Publicitaria. Los sesenta fueron una era heroica en la historia del arte de la comunicación, pero los influyentes y valientes audaces de esos tiempos no se parecen en nada al elenco de Mad Men. Este exasperante show no es nada más que una telenovela, situada en una oficina glamorosa donde tontos con estilo se tiran a sus deseables y bien peinadas secretarias, beben martinis y fuman hasta la muerte mientras producen publicidad tonta y sin vida, ajena al inspirador movimiento por los derechos civiles, el creciente movimiento de liberación femenina, la malvada guerra de Vietnam y otros cambios sísmicos durante los turbulentos sesenta que, como montaña rusa, afectaron a Estados Unidos para siempre. Mientras más pienso en Mad Men, más considero al show como un insulto personal. Así que, púdranse, Mad Men : ¡Falsos machistas en traje Grey Flannel, sin talento, privilegiados de camisa blanca, racistas, antisemitas, republicanos desgraciados!

EL PODER DE LA ROPA Lucy Lara OCEANO

ENSALADAS... Carla Bardi DEGUSTIS

DON DRAPER PASTELES, PASTAS... Caroline Bretherton BLUME

GEORGE LOIS 1964

Además, cuando estaba en mis treinta, me veía mejor que Don Draper. +

EL DIARIO DE FRIDA KAHLO... Frida Kahlo LA VACA INDEPENDIENTE Este es uno de los 120 consejos que te da George Lois en el libro: ¡QUÉ BUEN CONSEJO! George Lois OCEANO


Fotograma de Pi (1998), película de Darren Aronofsky.

CINE POR ERICK ESTRADA

EL NÚCLEO DEL UNIVERSO

Darren Aronofsky se presentó al mundo con un cálculo frío, oliendo a thriller y desconcierto, bañado en contrastes de luces y sombras, inundado de surrealismo y desgranando a las matemáticas y su lógica irrefutable para darle oraciones y palabras a un viaje que siempre quiso hacer y al que nos estaba invitando. Pi (con el triste subtítulo de “El orden del caos” en México), camina así, sumando intensidades, restando lógica sentimental, enfriando su desenlace desde el comienzo. A pesar de otros intentos por hacer de las matemáticas el elemento fundamental de un relato (Número 23, por ejemplo), es probable que ninguna película lo haya conseguido en realidad a excepción de Pi, que se deshace de los números sin dejar de entrar al razonamiento matemático. “Las matemáticas son el lenguaje de la naturaleza”. “Todo lo que nos rodea puede ser representado y entendido por o a través números”. “Si se grafican los números de cada sistema emergen los patrones”. “Por lo tanto, hay patrones en todos lados de la naturaleza”. “La evidencia: lo cíclico de las epidemias. Las poblaciones crecen y menguan, los ciclos de manchas solares, la subida y la baja en el Nilo”. “Dentro del mercado accionario también debe haber un patrón, frente a mí, escondido detrás de los números.” Y la historia está planteada. Un extraño hombre que a veces es Henry Spencer en Eraserhead y otras un policía desorientado al estilo de Harry Angel en Angel Heart viaja en su propia mente (atormentada gracias a ataques imprevisibles, como todos) y nos invita a entrar con el mismo encanto que hace de la lectura de símbolos en un papel un verdadero arte llamado música. “¿Cómo puedes dejar de creer que hay un patrón, una forma ordenada detrás de los números de Pi?”. “Nosotros vemos la simplicidad del círculo, vemos la complejidad enloquecedora de los números interminables, 3.14 hacia el infinito”. “Si se grafican los números de cada sistema emergen los patrones”. “Pero en el mercado accionario son millones de manos humanas las que trabajan, es un organismo, un organismo natural”. “Por lo tanto: dentro del mercado accionario hay un patrón, justo delante de mí, jugando con los números. Siempre ha estado ahí”. Y entonces Pi es también y gracias al lenguaje estrambótico de sus pasajes, un poema futurista/ estridentista/posmoderno. Una llamada de auxilio a otra época. “Recuerda a Pitágoras. Su mayor creencia: el universo está hecho de números. Su mayor contribución: la relación dorada o proporción áurea, mejor representada geométricamente como el rectángulo dorado. Visualmente existe un equilibrio elegante entre su longitud y anchura. Cuando se cuadra deja detrás un rectángulo más pequeño con la misma relación. La cuadrícula puede continuar más pequeña y más pequeña hasta el infinito”. “Recuerda a Da Vinci. Redescubrió la perfección del rectángulo dorado y lo trasladó a sus obras maestras. Conectando una curva a través de los rectángulos dorados concéntricos se genera el mítico espiral dorado. Pitágoras se enamoró de esa forma pues la encontró en todos lados en la naturaleza, en las conchas del nautilus, en los cuernos de los carneros, remolinos de agua, tornados, en las huelas digitales y en la Vía Láctea.” Y en este thriller ultra oscuro y matemáticamente perfecto la respuesta elemental adquiere un significado mayor, incomprensible pero que puede reducirse a… ¿sólo números? La alocada y completamente irracional conclusión de Aronofsky parece ahogar el ansia de su personaje en la belleza encontrada en el universo. Sin embargo, ver de frente al Sol, buscar esa luz última podría cegar a quien lo hace. Ícaro es mencionado una vez en esta intriga numérica aronofskiana de fórmulas y ecuaciones y probablemente el cierre nos invite a cerrar los ojos y abrir otros sentidos, a no verlo todo reducido a un lenguaje solamente, o la confusión nos tomará por asalto. Una tragedia. Para responder eso habrá, probablemente, que revisar la ecuación. Y allá tendremos que ir de nuevo. +

PI Darren Aronofsky DVD

ERASERHEAD David Lynch BLU RAY


Ilustración interior de Formas, de Claudia Rueda.

¡NIÑOS A LEER! POR KAREN CHACEK

LAS MATEMÁTICAS DE LAS HISTORIAS FORMAS Claudia Rueda OCEANO TRAVESÍA

¿Y si el mundo fuera una gran hoja en blanco y cada uno de nosotros un número y cada evento sucediendo una ecuación? Las matemáticas son mucho más que una asignatura de escuela. Si consigues olvidar por un momento que existen los cuadernos de trabajo y los exámenes sorpresa a primera hora de la mañana, notarás con gusto que las matemáticas están presentes en todas las operaciones simples y complicadas de la vida; que son lo que hace tan divertido esto que llamamos vivir. Formas, de Claudia Rueda, es un buen ejemplo para ilustrar el caso. En el libro no hay palabras y tampoco un sólo número, pero está lleno de sumas y restas; sí, eso que pasa en un día cualquiera, cuando sales a la calle sin esperar nada y te descubres viviendo un montón de encuentros y desencuentros.

FERNANDO FURIOSO Hiawyn Oram Satoshi Kitamura EKARÉ

Fernando Furioso es una de las maneras más divertidas de entender qué sucede cuando un número se multiplica por sí mismo muchas veces. ¿Se te había ocurrido que el enojo, cuando crece y crece, es como un número elevado a la décima potencia? Probablemente Fernando tampoco había pensado en eso cuando amenazó a su mamá con ponerse furioso si no lo dejaba quedarse más tiempo viendo la tele. Esa noche, él y su familia, el gato incluido, fueron testigos de cómo un enojo que se multiplica por sí mismo puede provocar rayos, truenos, huracanes y terremotos que se traguen ciudades enteras y terminen por partir el planeta en dos y enviarnos a todos a vagar al espacio exterior. Lo bueno es que la calma siempre regresa, porque nadie —ni siquiera Fernando Furioso— puede seguir enojado hasta el infinito. (Este libro, además, fue el que le dio la bienvenida a Satoshi Kitamura al mundo de la literatura infantil. Cosa digna de ser celebrada.) Pero bueno, tal vez me estoy adelantando demasiado. Sí, las matemáticas son ecuaciones, pero eso podrán comprenderlo los más pequeños sólo hasta que aprendan a descubrir la presencia de los números en los detalles mundanos del universo que los rodea. Y para este propósito Numeralia, de la dupla Jorge Luján-Isol, funciona de maravilla. ¿Tú de qué le ves forma a los números? ¿Se te había ocurrido que el comedor de tu casa está lleno de cuatros? El cero se parece a un huevo y el nueve a un globo en el aire. Si miras a tu alrededor descubrirás que los números están en todas partes. El juego es tan divertido que funciona igual de bien con niños y adultos, niños adultos y adultos niños.

NUMERALIA Jorge Luján / Isol FCE

Ahora, ¿qué pasa cuando un número sale a la calle a pasear con su mamá y se pierde a mitad del camino? Eso es lo que nos cuenta Anthony Browne en el libro Los tres osos, su versión del clásico Ricitos de Oro, en el que nos relata dos historias simultáneas. En las páginas pares, la historia de una niña que se extravía en la ciudad. En las páginas impares, lo que sucede cuando los tres osos salen a la calle a dar un paseo y su casa —en la que hay tres platos servidos en la mesa y tres camas en el piso de arriba— recibe la visita accidental de alguien con mucho cabello rubio como para ser un oso. Por último, Tío Elefante, un cuento en el que las matemáticas —el saber contar, concretamente— son la herramienta favorita de un elefante viejo para hacer pasar a su sobrino unos días muy especiales, aun cuando ellos dos acaban de conocerse y los padres del pequeño elefante se encuentran desaparecidos. Al final del libro, es también con la matemáticas que el elefante viejo le hace saber a su sobrino lo mucho que ha llegado a quererlo en el tiempo que han pasado juntos. +


26 NUMEROPEDIA POR BUBUESTUDIO.COM


POR GEORGE LOIS

MÚSICA

CONSEJO 50 PARA GENTE CON TALENTO LA INVESTIGACIÓN ES ENEMIGA DE LA CREATIVIDAD, A MENOS QUE SEA TU PROPIA INVESTIGACIÓN “CREATIVA” (JE,JE). La publicidad es una arte, no una ciencia. Si creas publicidad para pasar una prueba de investigación (como hacen todas las agencias establecidas), la “ciencia” de la publicidad se ocupa del espectáculo. La mayoría de mis campañas hubiesen reprobado los pre-exámenes comerciales porque los conceptos audaces e innovadores son destrozados por el manoseo grupal en el “grupo de discusión”. Alguna vez usé la investigación (concebida y conducida por mi agencia)para crear un éxito gigante de marketing para la marca de hot cakes Aunt Jemima de Quaker. Inexplicablemente, Quaker se rehusó a promocionar un jarabe de Aunt Jemima , una obviedad si es que puedo hablar de una. La dirección se mostraba implacable cada vez que ponía mi idea en la mesa. Pero me involucré aún más con un cuestionario enfocado en la mezcla para los hot cakes de Aunt Jemima, incluyendo el jarabe inexistente en una lista con diez marcas. ¡Ochenta y nueve de cien consumidores de hot cakes dijeron haber comprado el jarabe Aunt Jemima ese año! Los directivos de Quaker estaban impresionados y convencidos de mis resultados y finalmente incursionaron en el negocio del jarabe. En un año, el nuevo jarabe Aunt Jemima se convirtió en el jarabe mejor vendido de Estados Unidos Si no puedes convencer a un cliente de producir un producto, obviamente ganador, manipúlalo de cualquier forma para ganártelo. +

Este es uno de los 120 consejos que te da George Lois en el libro: ¡QUÉ BUEN CONSEJO! George Lois OCEANO

JOHNNY MARR The Messenger WARNER BROS. RECORDS

Por Cecilia Buentello @burbujasonica El 25 de febrero, el ex-guitarrista de The Smiths puso a la venta su álbum debut sin intención de satisfacer a las masas. En la portada aparece Johnny Marr -muy bien vestido- balanceándose sobre algo o haciendo una especie de bailecito, no lo sabemos. Tal vez la intención sea reflejar lo que sucede en el disco: tratar de mantener el equilibrio entre lo que se le da la gana hacer y, al mismo tiempo, cumplir con las altísimas expectativas creadas alrededor de su trabajo como solista. Después de haber sido llamado el mejor guitarrista de su generación, es casi imposible hacer algo y escapar el escrutinio. The Messenger es un álbum sencillo, producido por el mismo Marr. La guitarra sostiene y guía al álbum; las letras tratan de rimar y de encajar con la música, pero jamás están a la misma altura. Empieza bien, sonando muy ochentero, y movido con “The right thing right”, rolita que tendrá a los seguidores de hueso colorado creyendo que murieron y se fueron al cielo. Y así, mantiene el ánimo elevado hasta “The Messenger”, tema que más sobresale por la voz difuminada de Johnny que se fusiona con los guitarrazos, dándole una profundidad muy jugosa. La primera mitad la escucha uno con entusiasmo y curiosidad, pero después de “Generate generate”, el disco empieza a sonar repetitivo y plano. Ni las letras mejoran ni la formulita de los guitarrazos melódicos cambia. A “Word starts attack” y “Sun and Moon” lo único que las salva de no pasar desapercibidas es la excelente ejecución de la guitarra. Con “I want the heartbeat”, Johnny intenta crear conciencia acerca de la dependencia patológica que hemos desarrollado hacia la tecnología, pero es a lo más que llega en su intento por transmitirnos un mensaje; irónico cuando el álbum lleva por nombre The Messenger. Sería injusto decir que le hace falta la compañía de Morrissey para levantar las canciones y ponerlas al nivel que estábamos acostumbrados con The Smiths. Sin embargo, hay que reconocer que tuvo las agallas para lanzarse solo y recordarle a los fans que sigue ahí, que sigue vigente y que es capaz de hacer que un disco suene bien independientemente de la letra. +


+DEL TEMA Títulos relacionados con el tema del número.

NÚMEROS

LIBRO UNO, DOS, TRES David Berlinski OCEANO

Las matemáticas absolutamente elementales (las que tienen que ver con los números que utilizamos para contar y con sus operaciones básicas) están ligadas íntimamente al mundo de todos los días. Sin embargo, una cosa es realizar una operación tan sencilla como sumar dos más dos, y otra muy distinta –y no tan simple– explicar qué significa la suma y por qué se justifica. David Berlinski asume el reto de exponer el fundamento de esta disciplina.

DOS CRÍMENES Jorge Ibargüengoitia BOOKET

Un hombre inocente es buscado por la policía. Decide ocultarse en un lugar apartado mientras pasa el peligro. Pero no tiene dinero. Para conseguirlo viaja a una ciudad de provincia y llega a la casa de su tío, que es el hombre más rico de la región. En los día que siguen, el perseguido, a pesar de su inocencia, teje, con las mentiras que cuenta, las pasiones que provoca, sus propias pasiones y las ambiciones de sus parientes, un enredo del que van a resultar dos crímenes.

TRES LINDAS CUBANAS Gonzalo Celorio TUSQUETS

Una tarde habanera de 1921, el diplomático Miguel Celorio se sentó en el cine Tosca y vio entrar a tres lindas y jovencísimas cubanas: la mayor era bellísima, la menor muy inquieta y la mediana... lo conquistó; tímido por naturaleza, Miguel optó por escribirle una carta: sería la primera de las más de trece mil que le escribió, ya casados, a lo largo de su vida. Esas tres lindas cubanas —la madre y las tías del autor—, sus andanzas e historias, sus exilios y fidelidades, son el eje de una saga familiar llena de personajes apasionantes.

CUATRO MANOS Paco Ignacio Taibo II JOAQUÍN MORTIZ

Personajes célebres e imaginarios comparten la geografía e historia revolucionaria del siglo XX, desde un agitador búlgaro hasta el mago Houdini con su psiquiatra neoyorquino, pasando por un anarquista español, Pancho Villa, León Trotsky, un narco mexicano, Stan Laurel, el Flaco. Cuatro manos transcurre a un ritmo vertiginoso e hilarante donde todo sucede a un mismo tiempo y en el que el lector disfrutará de una novela negra, histórica, de ficción y aventuras.

MATADERO CINCO Kurt Vonnegut ANAGRAMA

La historia de un superviviente de la matanza de Dresde que, muchos años más tarde, es raptado y transportado al planeta Trafalmadore es una de las muchas tramas que se entrecruzan en una obra profundamente innovadora, en la que resplandecen cegadoras metáforas de la nueva era y en la que los pasajes de ciencia-ficción funcionan a la manera de los payasos de Shakespeare. El humor, a menudo muy negro, es esencial en la obra de Vonnegut.

SEIS SOSPECHOSOS Vikas Swarup ANAGRAMA

Vicky Rai, un joven empresario y playboy, hijo del ministro del Interior de Uttar Pradesh, da una fiesta para celebrar que la justicia le ha absuelto de un asesinato cometido hace siete años. Poco antes de la media noche, el asesino es asesinado. Los seis sospechosos tienen un arma y un motivo. Arun Advani, es un periodista que cambiará el rumbo de la investigación oficial. Y nos mostrará las novelescas vidas de los sospechosos: una estrella de Bollywood, un funcionario corrupto, un gañán de la América profunda, un inteligente ladrón, un chico de un pueblo, y el padre del asesinado.

SIETE ESQUELETOS DECAPITADOS Antonio Malpica OCEANO

¿Cuánto miedo puedes soportar, Mendoza? Sergio no lo sabe, tampoco que deberá conocer el verdadero terror para comprender su singular destino. Una escalofriante novela de terror situada en la ciudad de México de hoy nos permitirá conocer también el lado más noble de algunos de sus habitantes. Antonio Malpica ha sido galardonado con diversos premios. Siete esqueletos decapitados es su primera novela de terror.

EL OCHO Catherine Neville DEBOLSILLO

El ocho es una narración en dos tiempos: 1790,1970 y en tres ciudades: Francia, Estados Unidos y Argelia. Ambas partes están intercaladas en la novela. Las valiosas piezas del juego de ajedrez de Montglane conceden un poder especial a la persona que las posee. Durante siglos algunos luchan para reunirlas mientras otros dedican su vida a que no ocurra jamás.

NUEVE VECES EL ASOMBRO Alberto Ruy Sánchez ALFAGUARA

En una cartografía del deseo surge la ciudad amurallada de Mogador. ¿Existe o no existe? ¿Es una mujer o una ciudad? ¿Es un sueño erótico o aquello que lo provoca? En nueve capítulos de nueve fragmentos cada uno, escuchamos leyendas sobre el origen de Mogador dentro y fuera de nuestra piel, sobre la conducta peculiar de la luz y el tiempo entre sus murallas, sobre los métodos que usan para cantar y contar su historia, sobre la severa dictadura de la piel, las bibliotecas sorpresivas y la música elemental del cuerpo.

DECAMERÓN Giovanni Boccaccio ALIANZA

El Decamerón es, antes que nada, una pieza maestra de la narrativa y uno de los grandes monumentos de la literatura universal. Dividida en dos tomos a causa de su extensión, esta versión castellana reproduce el texto íntegro de esta obra clásica, según la edición italiana fijada por Vittore Branca. La traducción de Esther Benítez está orientada por el deseo de ajustarla a la sensibilidad de nuestro tiempo y por el criterio de reflejar el mundo del siglo XIV con los mismos ojos con que lo vio Giovanni Boccaccio.


+PARA VER Y OÍR DVD

CD ¿DÓNDE ESTÁN SUS HISTORIAS? Nicolás Pereda INTERIOR 13

Vicente vive con su abuela en un pequeño pueblo en México. Cuando sus tíos regresan de Estados Unidos y amenazan con vender las tierras de la abuela, Vicente viaja a la ciudad de México en busca de justicia. Formalmente ambiciosa, esta ópera prima de Nicolás Pereda sentó las bases para el mundo cinematográfico cada vez más autorreferencial que elaboraría en sus posteriores filmes.

UN AMOR LOCO Pierre Thorentton CINEMAS NUEVA ERA

Yves Saint Laurent dejó una herencia al mundo de la moda. Su compañero de vida y de negocios Pierre Bergé, vendió su colección de arte después de la muerte de Saint Laurent en 2008. Su acervo artístico representa mucho más que a dos simples coleccionistas; son las piezas del rompecabezas de un retrato único de 50 años ardientes y tormentosos, de éxitos y de dolores íntimos.

MEMORIAS DE MIS PUTAS TRISTES Henning Carlsen GUSSI CINEMA

“El sabio”, longevo columnista en un periódico provincial, pasa la vida en soltería pagando a toda mujer con quien tiene encuentros sexuales. En la víspera de su cumpleaños 90, “el sabio” decide celebrarlo dándose un buen regalo: una noche de locura amorosa con una jovencita virgen.

POLLO CON CIRUELAS Marjane Satrapi AM ENTRETENIMIENTO-SONY PICTURES

Nasser Ali Khan es un virtuoso del violín que decide dejarse morir después de que su mujer rompe su amado instrumento durante una riña conyugal. Pero los verdaderos motivos de su decisión son mucho más complejos de lo que parecen.

DAVID BOWIE The Next Day SONY MUSIC

El llamado “camaleón del rock” sale de su retiro temporal y nos entrega un disco excelso. Un regreso por la puerta grande. Bowie es una de las pocas figuras musicales que se ha vuelto atemporal: nunca pasará desapercido.

DEPECHE MODE Delta Machine SONY MUSIC

Leyendas vivas y figuras indiscutibles del pop rock, que luego de un largo receso se muestran como los buenos vinos: más maduros y con una indiscutible calidad en su nuevo trabajo discográfico. Estos ingleses nuevamente imparten cátedra.

SARAH BRIGHTMAN Dreamchaser UNIVERSAL MUSIC

Un proyecto ambicioso en el cual Sarah Brightman se verá involucrada al interpretar las canciones de este álbum desde el espacio. Para preparar dicho espectáculo, este disco es un buen adelanto para imaginarnos esta aventura única en la historia.

JORDI SAVALL Jerusalem: La ville deus paix SON JADE

Jordi Savall y Montserat Figueras, acompañados por prestigiosos solistas, músicos y de agrupaciones como Hesperion XXI y La Capella Reial, presentan lo mejor de la música antigua con raíces judías, árabes y cristianas.

¿A DÓNDE VAMOS AHORA? Nadine Labaki CINE, VIDEO Y T.V.

Un cortejo de mujeres vestidas de negro se dirige al cementerio, apretando contra su cuerpo fotos de sus esposos, padres o hijos. Todas comparten el mismo dolor, consecuencia de una guerra inútil. Al llegar a la entrada del cementerio, el cortejo se divide en dos grupos: uno musulmán y otro cristiano. En un país destrozado por la guerra, estas mujeres muestran la inquebrantable determinación de proteger a sus familias. Con ingenio intentarán distraer la atención de los hombres para que olviden el rencor.

MONTSERRAT FIGUERAS Jeanne D´Arc batailles & prisons SON JADE

Si hay una forma de poder entender y apreciar la música antigua, esta magnífíca producción es la ideal: cantos relacionados a la vida y obra de Juana de Arco, maravillosamente interpretados por Montserrat Figueras y Hesperion XXI.


Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

48_Números  

48_Números