{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

Año 03 • Núm.24 • Abril 2011

POCA PRIVACIDAD

CON ALBERTO KALACH CONFESIONES DE ALVAR AALTO, JEAN PROUVÉ Y JØRN UTZON CADA SIETE OLAS POR PRECIO AL PÚBLICO 10 PESOS

NOTAS DE PASO COMPARTE Y RECICLA


EDITORIAL

ABRIL 2011 Tercero: El sonido del espacio. ¡Oid! Todo espacio funciona como un gran instrumento; mezcla los sonidos, los amplifica, los transmite a todas partes. Tiene que ver con la forma y la superficie de los materiales que contiene y cómo estos se han aplicado. […] Estamos sentados aquí, en este granero, con esta fila de vigas que, a su vez, están recubiertas por esto o lo otro… Este tipo de cosas producen un efecto sensorial en mí. En ellas encuentro el primer y más grande secreto de la arquitectura: reunir cosas y materiales del mundo para que, unidos, creen este espacio. […] Por desgracia, hoy en día mucha gente no percibe el sonido del espacio en absoluto. […] Yo creo que todo edificio emite un sonido. Tiene sonidos que no están causados por la fricción. No sé lo que es. Quizá sea el viento o algo así. Lo cierto es que si entras en un espacio sin ruidos sientes que hay algo distinto. ¡Es hermoso! Encuentro hermoso construir un edificio e imaginarlo en su silencio. Esto es, hacer del edificio un lugar sosegado, algo bastante difícil de lograr hoy en día que nuestro mundo es tan ruidoso. […] Cuarto: La temperatura del espacio. Me sigo ocupando en las cosas que son importantes para mí en la creación de atmósferas, como la temperatura. Creo que todo edificio tiene una determinada temperatura. […] El último punto. La luz sobre las cosas. Estuve mirando durante quince minutos qué pasaba con la sala de estar de mi casa. Cómo era la luz. ¡Es fantástico! Seguro que os ocurre algo parecido. Me puse a examinar cómo y dónde daba la luz de lleno. Dónde había sombras y cómo las superficies estaban apagadas, radiantes o emergían de la profundidad. […] ¡Es tan hermoso poder elegir y combinar materiales, telas, vestidos que luzcan a la luz! En lo que se refiere a la luz, natural y artificial, debo confesar que la natural, la luz sobre las cosas, me emociona a veces de tal manera que hasta creo percibir algo espiritual. […] Para un arquitecto, tener esa luz es mil veces mejor que tener luz artificial. Fragmentos enlazados del libro Atmósferas, del arquitecto suizo Peter Zumthor (GG)

No. 24 Tema: ARQUITECTOS

Latinstock/Corbis

EN PORTADA LE CORBUSIER


3 CINE

CONSTRUYENDO EL CINE

POR ERICK ESTRADA

Imagen de uno de los puentes que llevan a la ciudad de Tron. El arte de Tron el legado. AM editores

El cine, que reinventa el mundo con el que nos topamos todos los días, tiene a la arquitectura y a los arquitectos como parte de sus “proveedores” indispensables. Desde escenografías en las que se moverán personas reales con utilerías de tamaño natural, hasta espacios en los que después se acomodarán “construcciones digitales”, los arquitectos juegan un papel más presente de lo imaginado. Tomemos cuatro ejemplos para tratar de comprender el papel de la arquitectura en el mundo del cine. Muchos de ustedes recordarán Tron, el legado (2010). Con la distancia entre su estreno y nuestro presente, puedo darme la libertad ya de contar que entre muchas otras cosas, la película plantea la posibilidad de un mundo paralelo al nuestro, cimentado en lo digital, en la realidad del Internet. Para materializar la idea de ese mundo, los productores llamaron a Joseph Kosinski, un primerizo en la dirección de cine pero experto en la “arquitectura” para espacios digitales. Kosinski supo rodearse tanto de diseñadores (industriales y gráficos) como de arquitectos, para que ese mundo gemelo en el que contaba su historia se sintiera real. El diseño de la nueva ciudad de Tron no se quedó en la forma; abarcó espacios y tiempos de recorrido, exteriores e interiores que si bien iban a ser fabricados por la computadora y comprimidos en una película, tenían que generar la sensación de realidad, comunicar las distancias que los personajes se desplazaban como nosotros lo hacemos en nuestras ciudades. El antecedente casi obligado de la propuesta está en Matrix (1999), en la que la ciudad era algo más (o menos) que calles asfaltadas y tiendas de flores. Nuevamente tenemos un mundo real que no existe. La gente cree que está en él, que las calles son reales y que el polvo está ahí. Sin embargo, la misión que los Wachowski le encomendaron a sus diseñadores y arquitectos fue la de armar una ciudad completamente neutra, casi sin espíritu. La meta era lograr que fueran los personajes quienes le dieran textura a las paredes uniformes de Sydney, la ciudad que finalmente se escogió como set de rodaje. La arquitectura, sin embargo, también funciona de otra manera. Pensemos en El origen (2010), una película que aún provoca espasmos de emoción en muchos cinéfilos. No se trata solamente de que el equipo encargado de traficar con ideas (tema de la película) necesite contratar a un arquitecto para que se encargue de construir espacios imposibles, que parezcan reales en la mente de la siguiente víctima. Es además el manejo de arquitecturas reales (como un París casi completo) en las que se incrustaron estas nuevas “construcciones” improbables en las que los personajes iban a moverse. El mismo Christopher Nolan, director de la película, rescató la idea de la arquitectura paradójica para explicar el desarrollo de estos espacios, a medio camino entre lo real y lo caótico (la paradoja). Por si eso fuera poco, muchos de los efectos de la película comenzaron como efectos mecánicos y no de computadora. Los arquitectos jugaron un papel central. La cuarta película es una que quizá no tenga los alcances cinematográficos de las anteriores, pero que jugó con la arquitectura paradójica para engañarnos a nosotros. ¿Cuántos dejaron de respirar espantados al ver la balacera dentro del museo Guggenheim de Nueva York con Clive Owen, de un lado de la golpiza en Agente internacional (2009)? Pues bien, de manera menos compleja que en El origen pero con las mismas intenciones, el equipo de producción pidió y usó los planos del Guggenheim orginal para construir una réplica (durante 4 meses seguidos) que pudiera recibir balazos y golpes sin ser demandada por socios del museo, cinéfilos ingenuos y artistas internacionales. Admitámoslo, los museos Guggenheim se distinguen precisamente por su propuesta (o extravagancia) arquitectónica y ver que uno de ellos era víctima de una conspiración bancaria internacional no resultaba, hasta ahí, un espectáculo reconfortante. Todo era falso. Descansen nuestras conciencias. +


CONTENIDO

DIRECTORIO

CINE CONSTRUYENDO EL CINE Por Erick Estrada

P.3

que hay que saber sobre arquitectura

P.5

P.6

Por Alejandro Hernández Gálvez

CONFESIONES DE ARQUITECTOS Por Staff Leemás

LE CORBU EL CUERVO Por Jorge Vázquez Ángeles

SPAS HEIDEGGERIANOS Por Brenda Barrón

Por Yara Vidal

P.14

CASA DE LA CASCADA 75 años

Por Staff Leemás

P.8

P.18

EL EFECTO GUGGENHEIM Por Staff Leemás

victor@ambarcomunica.com.mx

P.21

PEQUEÑO UNIVERSO Por Rodrigo Morlesín

P.22

P.16

SOBRE ARQUITECTURA Y DETECTIVES

P.30

SÍGUENOS

@revistaleemas

+ NOTAS DE PASO

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

PUBLICIDAD (55) 5211 9266 Circulación certificada por Moctezuma & Asociados. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación.

POCA PRIVACIDAD Por Alejandro Fdz. del Castillo

Comercialización Editorial Ámbar

contacto@ambarcomunica.com.mx

Por Bernardo Fernández, BEF

ALBERTO KALACH

Coeditora y Coordinadora Editorial Yara Vidal Diseñador Victor Baca Vargas

NERD PLUS P.12

Director Creativo y Dirección de Arte Manuel Muguira Casanova

yara@ambarcomunica.com.mx

CASTILLOS EN EL AIRE

P.10

brenda@ambarcomunica.com.mx

manu@ambarcomunica.com.mx

MENCIÓN ESPECIAL

ESTE MES EL DELIRIO DE REM

BOICOT A LA ARQUITECTURA

PARA NO OLVIDAR

EL EXTRACTO CINCUENTA COSAS

Editora en Jefe Brenda Barrón Aguilar

ARTE

www.revistaleemas.com.mx

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal, Avenida Coyoacán 1874-501. Colonia Del Valle. C. P. 03100, México D.F. Información: 5524 65 80. contacto@ ambarcomunica.com.mx Presidenta: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal. Administración: Héctor Valdéz. Ventas Publicidad: Yara Vidal, Cel. 04455 54 13 03 97 Tel. 55 24 65 80. Correo electrónico: contacto@ambarcomunica. com.mx Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V. Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Tiraje: 50 mil. Lee+ es una publicación mensual producida por Editorial Ámbar Comunica, S.A. de C. V.,para Grupo 78, S.A. de C.V. y Librerías Gandhi, S.A. de C.V. Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De La Barquera Vidal. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Transcontinental de México. Democracias 116. Colonia San Miguel Amantla. Azcapotzalco. C.P. 02700, México D. F. La presentación y disposición en conjunto y de cada página de Lee+ son propiedad de Grupo 78, S.A. de C.V. y Librerías Gandhi, S.A. de C.V.. Derechos reservados Editorial Ámbar Comunica S.A. de C. V. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


5 EL EXTRACTO 50 COSAS Que hay que saber sobre arquitectura Philip Wilkinson ARIEL

Alice Millard House, “La Miniatura” (1923) Pasadena, California Arq. Frank Lloyd Wright Un ejemplo de arquitectura orgánica

La arquitectura está presente en todas partes y muchas veces saber un poco más al respecto ayuda a disfrutar este arte con el cual convivimos todos los días. El presente libro aborda de manera clara y concisa corrientes, términos, y temas arquitectónicos para una mayor apreciación al respecto. Extracto tomado de las páginas: 140, 141,142. ARQUITECTURA ORGÁNICA Durante miles de años los tratadistas de arquitectura compararon las creaciones de los constructores y arquitectos con el mundo natural. El famoso arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright se dedicó en cuerpo y alma a lo que él llamó arquitectura orgánica. Sus casas eran sensibles al lugar, estaban en cuidadosa sintonía con sus jardines y destacaban por el uso de materiales originales. Wright se formó en el siglo XIX bajo la influencia del gran arquitecto estadounidense Louis Sullivan, para quien trabajó un tiempo, y del movimiento inglés Arts and Crafts. Pero proyectó sus mejores edificios en el siglo XX, durante una larga carrera que duró hasta su muerte en 1959. Durante esa larga vida laboral, Wright desarrolló la teoría y la práctica de la arquitectura orgánica, explorando el modo en que el arquitecto y el entorno interactúan. Esta forma de construir abrazaba los ideales Arts and Crafts de la fidelidad a los materiales; a Wright le gustaban los materiales naturales y detestaba cubrir las superficies de madera o de piedra con pintura de colores o yeso. LOS CUATRO ELEMENTOS Sin embargo, el deseo de Wright de acercar los edificios a la naturaleza fue más allá. Remontándose a la ciencia del mundo antiguo, acariciaba la idea de que el cosmos estaba compuesto de cuatro elementos: tierra, aire, fuego y agua. Por eso en muchas casas de Wright cada uno de estos elementos tiene su cometido. La tierra está presente en el ladrillo de cara vista, en el exterior y el interior. En muchas de las casas de Wright la obra de ladrillo es muy esmerada, con material delicado y fino que forma paisajes abovedados y arcadas sobre los vanos y las chimeneas. El aire está presente porque una casa orgánica típica tiene varias puertas de entrada y otras que dan al jardín, a las terrazas y a los balcones. Los propietarios de una casa de Wright pueden pasar así el mayor tiempo posible de sus vidas en los espacios semicubiertos y ventilados de estas terrazas, que dan a salas de estar, dormitorios e incluso estudios. El fuego era un elemento vital para Wright. Veía el hogar como el centro simbólico y literal de la casa, y muchas de sus casas están proyectadas en torno a una chimenea central. A lo largo de su vida Wright concibió diferentes modos de construir viviendas en torno a hogares centrales, para acercar a los residentes al amor de la lumbre y a su luz. No es tan fácil llevar el agua a la casa de un modo visible, pero Wright a veces lo logró. Su casa más famosa, la Casa de la Cascada, en Bear Run (Pensilvania), está construida sobre una cascada; el sonido del torrente siempre se oye. Otra casa tiene un pequeño canal de agua que corre por el suelo y alrededor de la chimenea, como si el fuego estuviese protegido por un foso en miniatura. Y otra tiene una piscina circular con una mitad dentro y otra fuera de la sala de estar. “Cualquier edificio para fines humanos debería ser una característica elemental armonizada con la tierra” Frank Lloyd Wright, citado en William J.R. Curtis, Arquitectura moderna desde 1900. +


6 ESTE MES

EL DELIRIO

Ilustración del edificio para las oficinas de la Televisión Central China, proyecto realizado por Rem Koolhaas.

DE REM POR ALEJANDRO HERNÁNDEZ GÁLVEZ

Rem Koolhaas es un periodista, un escritor que hace arquitectura. No es ésta sólo una frase que pretenda atrapar la atención en un texto sobre el que probablemente sea el arquitecto más reconocido e influyente de las últimas tres décadas, aunque algo haya de eso. Koolhaas nació en 1944 en Róterdam, su padre fue escritor y guionista y su abuelo materno arquitecto; antes que arquitectura estudió guionismo y trabajó como periodista hasta que en 1968 entró a estudiar arquitectura en la Architectural Association de Londres, la más antigua escuela independiente de arquitectura, fundada en 1847 por dos jóvenes ingleses insatisfechos con su educación formal. Precisamente ahí, en la AA, en una mesa de discusión organizada en 2006 entre Peter Eisenman y Rem Koolhaas, éste se presentó diciendo: “Básicamente pienso que puedo hacer arquitectura como periodista, y una de las cosas más interesantes del periodismo es que es una profesión sin una disciplina. El periodismo es sólo un régimen de curiosidades, aplicable a cualquier tema, y diría que es aún un factor muy importante que empuja mi arquitectura.” La carrera de Koolhaas como arquitecto, pues, se inicia escribiendo sobre arquitectura. No sólo por lo antes mencionado, sino porque ese “régimen de curiosidades” lo pone a prueba en su primera gran obra, que no es un edificio, sino un libro: Delirious New York. El libro se presenta como “un manifiesto retroactivo para Manhattan,” una ciudad donde abundan las evidencias de una arquitectura poderosa”, dice Koolhaas, sin que existan los manifiestos o las teorías que lo sustenten –comparándola con el caso europeo, donde la teoría y los manifiestos abundan y no así las pruebas materiales de las mismas-. En su manifiesto Koolhaas analiza varios puntos que permitieron a Manhattan convertirse en el paradigma de la condición metropolitana y su consecuencia última en la modernidad tardía: la congestión. Es decir: la saturación o congregación de muchos habitantes en un terreno reducido, generando una alta densidad de habitantes por m2 al contrario de lo que ha pasado en grandes ciudades como México o Los Ángeles, donde el crecimiento ha sido primordialmente extensivo. La congestión le debe mucho al rascacielos y éste al elevador, sin el que no sería viable construir más allá de cierta altura. El elevador, por su parte, es el responsable de haber disuelto el posible control que tuviera el arquitecto sobre el recorrido de un edificio, que podía entenderse como una secuencia narrativa. Así el elevador produce en la arquitectura un efecto similar al que después generará el control remoto en la experiencia de ver la televisión: se pasa de un nivel a otro sin solución de continuidad. Un efecto más de los rascacielos será lo que Koolhaas califica en inglés como bigness y que tal vez habría que traducir al español como grandura. Después de cierto volumen construido, explica, ya no hay ninguna relación lógica entre el contenido y el continente, la revelación de las funciones internas del edificio en su fachada –una de las premisas básicas del racionalismo arquitectónico moderno– no es ya deseable y tal vez ni siquiera posible.

Tras ese primer libro Koolhaas publicará varios más, desde S,M,L,XL, que firma en coautoría con el diseñador gráfico canadiense Bruce Mau y presenta más de mil páginas de textos, dibujos y fotos, o Content, publicado a mediados de la década pasada, hasta libros como MuESPACIO BASURA tations, que analiza los cambios en la ciudad contemporánea, o los dos tomos del Project on Rem Koolhaas the City, que muestra la investigación realizada en los cursos que impartía en la Universidad GG de Harvard. Entre los más interesantes, tal vez, dos textos breves –publicados en español por la editorial Gustavo Gili– que hablan de dos fenómenos que son como las dos caras de la condición metropolitana contemporánea: La ciudad genérica y Espacio basura. En el primero explica las características de la post-ciudad, eso que surge “en el emplazamiento de la ex-ciudad.” Una ciudad sin identidad ni historia –o, más bien, con identidades e historias múltiples y débiles. “La ciudad genérica es –dice Koolhaas– lo que queda cuando grandes sectores de la vida urbana se pasan al ciberespacio.” Una ciudad que ya no está tejida por el espacio de lo público sino por lo residual.

DELIRIO DE NUEVA YORK Rem Koolhaas GG

Y ahí entra el otro texto: Espacio basura. El espacio basura no es ya meramente lo que queda entre una zona urbanizada y otra, sino que es el espacio genérico y sin calificativos. Es una versión de lo que los arquitectos españoles Ábalos y Herreros calificaron alguna vez como el descampado: lo que ha dejado de ser campo y no ha llegado a ser ciudad –y probablemente nunca lo haga. El espacio basura es un espacio de transición en un mundo donde ya no hay que llegar a ningún lugar. ¿Para qué habría que ir a cualquier lugar cuando todo viene hacia nosotros, donde la publicidad nos promete al mundo en la palma de nuestra mano y la tecnología nos lo cumple? En apariencia contradictorio, Koolhaas declara que en la ciudad genérica toda la arquitectura es bella, al tiempo que dice, al hablar del espacio basura, que “la arquitectura desapareció en el siglo XX,” que “hemos estado leyendo una nota a pie de página con un microscopio, esperando que se convirtiese en una novela.” Tal vez sea por eso que, mientras Koolhaas proyecta y construye algunos de los edificios más emblemáticos de las últimas décadas en Europa, Estados Unidos y Asia también escribe esa larga, compleja y a veces reveladora nota de una arquitectura ya por siempre perdida. +


8 ESTE MES JEAN PROUVÉ Conversaciones y otros escritos Moisés Puente (ed.) GG

JØRN UTZON Conversaciones y otros escritos Moisés Puente (ed.) GG

CONFESIONES DE ALVAR AALTO, JEAN PROUVÉ Y JORN UTZON Alvar Aalto (1898-1976), arquitecto y diseñador finlandés. Participó activamente en todos los campos creativos de su profesión. Su capacidad para sintetizar la arquitectura racionalista con un lenguaje orgánico de la forma, y su manera de combinar los materiales para convertir al edificio en parte del paisaje son únicas. Su diseño industrial sigue siendo una gran influencia a nivel mundial. ¿Cómo se interrelacionan la arquitectura, la pintura y la escultura? Lo primero que me viene a la mente es una anécdota de una conocida academia de bellas artes, en la que un estudiante de arquitectura, un pintor y un escultor tenían que diseñar juntos un cuarto de baño para un concurso. Me resulta extraña esta interpretación tan simplista de la síntesis entre arquitectura, pintura y escultura; que tres individuos participen en la creación de una única y misma obra de arte no tiene nada que ver con la interrelación entre estas tres ramas del arte; no hace más que trasladar el centro de gravedad del arte a los individuos y confunde peligrosamente el arte con los artistas individuales. En algunos casos muy puntuales, la selección afortunada de personas para un trabajo en grupo puede resultar un éxito, pero lo más probable es que ninguno de los miembros que conforman el grupo sea un verdadero artista. Por ellos, creo que es preferible que una única persona encierre en sí esos tres artistas a que no haya ni un solo artista entre las tres personas. En nuestras amistosas conversaciones, Fernand Léger recurría a menudo a la expresión chef d´orchestre al referirse a los arquitectos. Las artes conforman una orquesta que el arquitecto dirige. Esta idea nos acerca un poco más a la armonía entre las tres ramas del arte. Antiguamente era inconcebible separar las artes entre sí, y la arquitectura era, por así decirlo, el eje central de todas ellas. Hoy en día la arquitectura ya no está tan ligada a la pintura y a la escultura, aunque bien es cierto que a menudo éstas requieran un cierto espacio construido alrededor. ¿Crees entonces que se ha exagerado la importancia que ha tenido el elemento estético libre en tu arquitectura? Digamos que para mí el arte es realización a nivel práctico, no ideas ni teorías sueltas. El propósito práctico constituye mi punto de partida intuitivo de la arquitectura; el realismo es mi norte. No hay por qué exagerar ese rasgo estético secundario que tal vez puede encontrarse en mi obra. Por lo general, el realismo provoca los impulsos más fuertes también en mi imaginación. +

Jean Prouvé (1901-1984), constructor, herrero, diseñador, ingeniero y arquitecto francés. Hijo del destacado ebanista y diseñador de Art Nouveau, Victor Prouvé. Sus diseños revolucionaron toda una época y a pesar de todo, su notable obra permanece relativamente desconocida. El mundo de los arquitectos Nunca me he preocupado por la notoriedad de mi persona, ni el hecho de publicar o de perdurar. Nunca he tenido espíritu de archivista, los dibujos de los que me servía durante la fabricación, por ejemplo, no se han conservado, o al menos, no me he preocupado de ellos. Las fotografías que he realizado siempre han sido por motivos de trabajo, nunca con la pretensión de publicar. Exactamente al contrario que Le Corbusier. Él tenía un instinto de conservación de todo lo que hacía. Además, fue él mismo quien decidió todo lo relativo a la Fondation Le Corbusier. A mí eso no me preocupaba, en absoluto. Para encontrar algo, tendría que poner mi casa patas arriba. De vez en cuando se habla de una Fundación Prouvé, o de una Sociedad de Amigos de Jean Prouvé. ¿Y qué más? Yo no soy así. Que no esperen de mí este tipo de cosas. Desalentaré a cualquiera que se lo proponga. […] La arquitectura del derecho Me refiero a menudo a la arquitectura del derecho ya que, en mi opinión, son muchos los que hacen arquitectura del revés. Un día, durante una reunión para la Exposición Universal, el ministro Jack Lang me preguntó: “Y a usted, qué le parece, Prouvé?”. Respondí espontáneamente que lo único que temía es que hicieran arquitectura. Sorpresa del auditorio. Me pidieron que se lo aclarara. Expliqué que esta exposición podía ser, ante todo, una oportunidad para reflexionar en detalle sobre urbanismo. Proseguí: “En primer lugar, hay que saber dónde se va a exponer; en segundo, qué se va a exponer; y, finalmente, examinar cómo mostrar lo que se expondrá, ¿cosas importantes o pequeñas cosas? Una vez que se ha determinado todo eso, llegamos al estadio de los continentes que habrá que concebir, fabricar, componer, colocar. Sólo entonces descubriremos una arquitectura. Les dije, eso es, en mi opinión, lo que constituye la arquitectura del derecho”. Este es el modo como planteo siempre el problema, de modo opuesto a aquéllos para quienes la arquitectura se desprende de una visión. Por esto me califican fácil, rápida y brutalmente de funcionalista. Se equivocan. Desde mi punto de vista, la arquitectura proviene del interior, el exterior no es sino un resultado, un descubrimiento. +

Jørn Utzon (1918-2008) arquitecto danés, conocido principalmente por haber realizado el proyecto de la Ópera de Sidney, y por ser el ganador de la Medalla Alvar Aalto, la Medalla de Oro del RIBA y el premio Pritzker en 2003, el premio más importante en el campo de la arquitectura. Simplemente cierra los ojos y... Está en mi cabeza y surge lentamente con la ayuda de una maqueta. En la maqueta se encuentra de una forma primitiva. Piensa en un pintor que empieza un cuadro y añade una capa sobre otra hasta que aparece la obra. Para mí ha sido muy significativo cómo los pintores llevan a cabo su inmersión para expresarse sobre un lienzo, o cómo lo hacen los músicos. He tenido la sensación de que nosotros los arquitectos también estamos envueltos en una especie de actividad artística. Nuestra profesión no es algo que pueda calcularse. ¿Existe alguna frontera entre arte y arquitectura?, ¿en qué sentido la arquitectura es un arte? Esta pregunta depende de cómo se entienda. Si a lo que te refieres es a que se puede obtener una experiencia emocional de felicidad o de profundidad, bien sea mediante el arte, la música o la literatura, entonces también se puede obtener al entrar en un espacio que puede cautivar. Mi propia experiencia es que si un edificio es bueno, entonces experimente el fluir del espacio. Este lugar donde nos encontramos, el Lousiana Museum für Moderne Kunst, es un ejemplo típico. La forma en cómo, por sus dimensiones, el pasillo canaliza a los visitantes hace también que sientan la necesidad de seguir adelante; más tarde descubren que parte de esta experiencia permanece en ellos. Cuando abandonan el museo y se van a casa, tienen una impresión perfecta del conjunto; no retienen los detalles, pero realmente han percibido ese flujo especial. Tengo un amigo médico que no puede eludir el Coliseo de Roma, tiene que ir a verlo una vez al año. La gente va a lugares donde obtiene una fuerte impresión emocional que no puede explicarse de una manera clara: está en la arquitectura. Lo extraño de él es que en nuestro tiempo, a pesar de tantos enormes proyectos –nunca se ha construido tanto sobre la faz de la tierra como desde el final de la II Guerra Mundial hasta ahora–, no hay más temperamento artístico ni más impulso expresivo. Una pequeña ruina cualquiera, casi puede paralizarte de gozo, y después vas a una ciudad moderna, buscas algo y... +

Extractos de la serie “Conversaciones con” de Editorial GG. Fotografía del arquitecto y profesor finlandés Alvar Aalto.

POR STAFF LEEMÁS


10 EN PORTADA

LE CORBU EL CUERVO POR JORGE VÁZQUEZ ÁNGELES

Sustituyó capa y antifaz por unos gruesos lentes y una corbata de moño. A pesar de las malas referencias sobre esos pajarracos negros que al menor descuido arrancan los ojos de sus criadores, decidió llevar el sobrenombre de “El Cuervo”, el apodo más famoso de la historia de la arquitectura. En realidad se llamaba Charles-Edouard Jeanneret (1887-1965), y nació en la comuna suiza de La Chaux-de-Fonds, literalmente “Tienda de Cal”. Si Bruno Díaz se trasformó en Batman tras atestiguar la muerte de sus padres, y Peter Parker sufrió la picadura de una araña genéticamente modificada antes de convertirse en Spiderman, el joven Charles no pudo desoír el llamado de la divinidad a través de la voz de su maestro L’Eplattenier, quien tuvo la idea de alejarlo de la pintura para hacerlo arquitecto. Como los héroes trágicos, incapaz de apartarse de su destino, aceptó el reto y sus responsabilidades. Tras dos viajes iniciáticos a través de Europa y Asia, en los que armado de lápiz y papel dibuja todo lo que observa, adquiere los rudimentos del oficio. Se marcha para siempre del cantón y se instala en París en 1917, esa Ciudad Gótica intocable que, para bien o para mal, Le Corbusier jamás pudo transformar por medio de sus ambiciosos planes urbanos. Asociado con su primo Pierre Jeanneret, inicia su labor profesional con no pocas dificultades. Sus proyectos son demasiado audaces para la óptica de la burocracia francesa y aterrorizan a los siempre conservadores arquitectos educados bajo las directrices de la École des Beaux-arts. Los clientes, acostumbrados a vivir bajo las ordenanzas pequeño-burguesas del siglo XIX, muestran desinterés y apatía por sus trabajos “modernos”. Roland Barthes afirma que la burguesía lo tolera todo, menos que le alteren la sintaxis. Le Corbusier sufre en carne propia dicha intolerancia que le transforma el carácter. Se vuelve hosco y reservado. A lo largo de su actividad profesional, decenas de rivales y enemigos le escamotearán el reconocimiento, harán trampa en los concursos o le robarán los encargos gracias a sus influencias en las esferas donde se toman las decisiones. Sólo personajes semejantes e inquietos como él, interesados en una verdadera transformación del arte, le permiten ir desarrollando sus ideas y conceptos basados en la economía, el cemento y la prefabricación. A su amigo el pintor Ozenfant le diseña una casa (1922), que recoge de la fábrica su lógica formal. La idea corbuseana de que la vivienda es una máquina de habitar se explica de dos maneras posibles: 1) por influencia del Manifiesto Futurista (1909) de Marinetti, que define a la máquina como una obra de arte; y 2) la armonía de los engranajes que determinan el delicado y preciso oficio de su padre, quien, suizo al fin, era relojero. “Resolver el asunto [de la vivienda], como se resuelven las herramientas, los vagones”, afirma Le Corbusier en esos años

decisivos. Su lógica no es otra cosa que la correcta aplicación del sentido común: el pintor necesita mucha luz para trabajar, como el obrero que fabrica herramientas. La carencia de ornamentos en esta casa-taller también obedece a una implacable razón de orden económico: la Primera Guerra Mundial ha terminado hace pocos años y los bolsillos no están en condiciones de gastar fortunas en sillares de cantera o en herrerías caprichosas.

LE CORBUSIER Jean-Louis Cohen TASCHEN

Antes de los años treinta, Le Corbusier define la nueva arquitectura a través de cinco puntos, que hoy en día siguen aplicándose: Los “pilotis” (en México les decimos pilares a estas columnas delgadas), el techo-jardín, la planta libre, la ventana longitudinal y la fachada libre. Estos cinco mandamientos encuentran su más alto desarrollo en la célebre Villa Savoie (1929-31), construida en Poissy, poblado en las afueras de París. La Segunda Guerra Mundial lo deja sin trabajo. Encerrado en un pueblo al pie de los Pirineos —el equivalente a la Fortaleza de la Soledad que habita Superman en el Polo Norte—, dedica largas horas a pensar en las labores de reconstrucción al terminar el conflicto. Imagina nuevas ciudades, y vuelca su experiencia en el estudio de los sistemas de proporción, a partir de los cuales crea el célebre Modulor, esa figura deforme de un ser humano con un brazo extendido. El momento decisivo llega en 1945: el Ministerio de Reconstrucción le encarga la edificación de una unidad habitacional en Marsella. El proyecto de las casas Domino de 1914-15, los Cinco puntos y el Modulor están a punto de integrarse en un largo


Unidad habitacional de Le Corbusier, en Marseilla. / Fotografías de Eduardo Moratinos

edificio de 337 viviendas, que contará con hotel, gimnasio, guardería, servicios comunitarios, enfermería, club y una pista de atletismo de 300 metros de largo. Paradójicamente, un concepto pensado para la clase trabajadora francesa, actualmente se ofrece en los más caros y exclusivos complejos del mundo.

LE CORBUSIER OBRAS Y PROYECTOS

Xavier Monteys GG

A los 67 años, las duras batallas le han forjado prestigio y fama mundial. Acomete a esa edad quizá su obra maestra, en la que no es tan fácil reconocer los cinco puntos o el Modulor, pero que se hayan presentes en espíritu: La capilla de Ronchamp (1950-1954). En su obra más brutalista y abstracta, el manejo de la luz al interior de la capilla alcanza ese grado de misticismo que sólo puede equipararse a la emoción poética o extática. Si Gaudí fue el último constructor de catedrales, Le Corbusier fue uno de los últimos constructores de ciudades. Las autoridades de Chandigarh, capital de Punjab (India), confían en su visión. Además del plan regulador, construye el Capitolio (1952-65), conjunto de cuatro edificios donde se concentran los poderes públicos de la ciudad. El 27 de agosto de 1965, mientras se baña en el Mediterráneo, un paro cardiaco mata al cuervo. El tamaño y la importancia de su producción arquitectónica sólo pueden equipararse con los doce trabajos de Hércules. Su estatura de superhéroe se comprende mejor al leer el párrafo final de la nota introductoria del libro “Le Corbusier 1887-1965”: “¡Qué región y qué tierra no está llena de la obra de este hombre!”. +


12 ESTE MES

Proyecto: Las Termas de Vals (Suiza) del arquitecto suizo Peter Zumthor. Fotografía de Sim and Dee Adams.

SPAS HEIDEGGERIANOS POR BRENDA BARRÓN

“Al habitar llegamos, así parece, solamente por medio del construir. Éste, el construir, tiene a aquél, el habitar, como meta.” Martin Heidegger A diario experimentamos el ritual de lo habitual, es decir, lo que habitamos: el auto, la casa, las calles, los restaurantes, la oficina, los bares, el pesero, la ciudad, el país, el mundo. Somos lo que habitamos y habitamos lo que somos, aunque en muchos de estos espacios nuestro habitar sea más irremediable que elegible. A menos que se tengan el dinero y los medios para mandarse a construir una casa que se ajuste a la idea que cada cual tenga del hábitat perfecto, lo que nos queda es buscar un espacio que más o menos cumpla con algunos requisitos imprescindibles para nuestro buen vivir. Entre esos requisitos está la colonia, su nivel de accesibilidad a vialidades principales y al transporte público, que haya un súper cerca, que tenga áreas verdes aledañas, que sea apacible y que esté iluminada. Una vez resueltos estos puntos, habrá para quienes es importante que al depa o la casa elegida le entre luz, que no sea muy fría, que las habitaciones sean amplias, que si es un edificio los vecinos sean buena gente, que si tienen mascotas no los dejen orinar en los pasillos, que sus niños no azoten la puerta de entrada cada vez que salen, que si los van a visitar el domingo en la mañana se aseguren de que sus invitados toquen su timbre y no el que parece que es su timbre pero es el de la vecina a la que siempre despiertan, etc. Quienes vivimos en urbanizaciones como las del D.F., sabemos que no podemos ponernos más exigentes a la hora de elegir y que tendremos que adaptarnos al espacio y tratar de apropiarnos de él de la mejor manera para poder habitarlo a gusto y poder, en la medida de lo posible, encontrar el tiempo y el lugar en el que podemos sentarnos a leer un libro, a escribir, dibujar o solamente pensar, meditar y filosofar, que a veces cuánto hace falta. Quizá, por esa falta de espacios, sea que cada vez menos nos tomamos el tiempo de ensimismarnos con nuestros propios pensamientos y no encontramos las respuestas a nuestros pesares. Quizá por ello Heidegger, como Wittgenstein, Jung, Nietzsche o Goethe se aislaban en sus cabañas de Todtnauberg (Alemania), Skjolden (Noruega), Bollingen (Zúrich), Sils María (Suiza) y Weimar (Alemania), respectivamente, en donde alejados del ajetreo urbanita, se dejaban seducir y provocar por ese salvaje y majestuoso lenguaje de la naturaleza. Fue en Todtnauberg, en las montañas de la Selva Negra, al sur de Alemania, donde Martin Heidegger construyó y habitó –en el sentido heideggeriano de la palabra- la cabaña de campo en la que escribió sus mejores obras. Al día de hoy esa cabaña resiste pese a la colonización de los espacios aledaños por complejos hoteleros que han rentabilizado la zona, pero imaginemos el lugar que encontró Heidegger en 1922, que sirva esta descripción de ayuda: “A unos 1.100 m de altitud, Todtnauberg se encuentra por debajo de la línea de árboles pero aún dentro del microclima de la montaña. Los súbi-

ATMÓSFERAS tos cambios de clima son asombrosos, puesto que las cumbres altas y los valles profundos Peter Zumthor crean extremos climáticos puntuales. Cuando el nivel de humedad facilita la aparición de GG niebla, ésta difumina las perspectivas lejanas, y cuando cae la lluvia, las vistas se reducen a pocos centenares de metros. A pesar de su creciente expansión, en esos momentos la zona produce una sensación de introversión”. Medio enterrada en una pendiente se encuentra la cabaña de Heidegger; según el lado por la que se le mire, casi pareciera que la casa forma parte del terreno. No se sabe con certeza si Heidegger contrató a un arquitecto para que la diseñara o si fue él mismo quien lo hizo. Pero lo que sí queda claro es que ese lugar fue para Heidegger más que un sitio de reposo; esa cabaña fue su compañera de diálogo, su silente oráculo de Delfos.

LA CABAÑA DE HEIDEGGER.

Un espacio para pensar

Adam Sharr GG

Adam Sharr, autor de La cabaña de Heidegger. Un espacio para pensar, publica está investigación, que además fue su tesis doctoral presentada en la Escuela de Arquitectura de Cardiff University, en la que va más allá de sólo una apreciación estética o arquitectónica de la cabaña. Lo que Sharr hace es tratar de entender la “intensa relación entre el lugar y la persona”, la cabaña como el reflejo de su pensamiento, sobre todo a partir de lo que Heidegger ha escrito en los ensayos “Construir habitar pensar” y “…Poéticamente habita el hombre…”, que han sido releídos e interpretados por arquitectos en sus obras, como es el caso del suizo Peter Zumthor (Basilea, 1943), interesado en las atmósferas que la arquitectura puede y debe propiciar, y a quien le gusta “crear lugares en donde nada sirva de reclamo, donde se pueda simplemente estar” (Pág. 44. Atmósferas. Peter Zumthor. GG). Pero sin Zumthor en su vida, Heidegger no encontró en su ciudad lo que quizá tampoco encontremos en la nuestra, y que es la labor de los arquitectos: construir espacios que induzcan a la calma y al sosiego, a la soledad. Porque la soledad, como lo ha dicho Heidegger, no es aislamiento, y tiene “el peculiar y original poder de no aislarnos sino de proyectar toda nuestra existencia hacia fuera, hacia la vasta proximidad de la presencia [Wesen] de todas las cosas”. +


14 ARTE

boicot a la arquitectura

POR YARA VIDAL Friedensreich Hundertwasser (Viena 1928-2000) fue un artista enfocado en demostrar que aunque en su entorno hubiera dolor (siendo judío padeció los estragos de la Segunda Guerra Mundial), no se limitaría a pintar cosas perversas y feas; al contrario, se dedicaría a embellecer su entorno, a ser un comunicador de verdad, bondad y alegría. La abstracción formal apenas configuró la evolución de su estilo y técnica y se dedicó a estudiar a otros artistas como Egon Schiele (Austria, 1890–1918), de quien dice tuvo gran influencia y se interesó en cómo pintaba los muros de las ciudades y de las casas: “[…] Los muros de las ciudades y de las casas. Esto me impresionó mucho. Brillaban en la oscuridad. Para mí las casas de Schiele eran seres vivos. La primera vez tuve la sensación de que los muros exteriores eran como la piel. Los pintaba como si no hubiera ninguna diferencia entre la piel de una muchacha desnuda y la piel de una casa. Es la tercera piel, la que mostraba realmente algo que llora, que vive, es sorprendente. Si miras esas casas tienes la impresión de que son seres humanos.” (Hundertwasser, Harry Rand, Taschen, 1994, p. 13). Hundertwasser ha sido evaluado por los críticos como un caso de libertad e individualismo, un irreverente creador lúdico por la abundancia de técnicas que usó, ingresando en áreas de la arquitectura que muchos detractores juzgaron incorrectamente, pensando que aunque proyectara y diseñara, su diálogo con la arquitectura realmente era una agresión; él la criticó arduamente argumentando que la arquitectura de las viejas ciudades se repite y prohíbe el paso orgánico de la gente.

“Me pidieron que hiciera un discurso sobre el color en una arquitectura humanizada. Era para un simposio en un lugar de Austria, en Zell am See. Lo pensé mucho tiempo. Escribí un ensayo, pero no fui, porque tenía una cita con una chica, y no me la quería perder; así que en vez de pronunciar el discurso, lo escribí y se lo envié. Se enfadaron mucho, pero el discurso era interesante; lo malo del color en arquitectura, es que siempre es monocromo. En nuestra arquitectura existe el monocultivo y los monocultivos son siempre malos. (Monocultivo es producción en cadena, bosques donde se planta una única especie, el monocultivo está en nuestros productos prefabricados). Imaginemos que hay un hombre, quizás el teniente de alcalde de una ciudad, a quien los fabricantes de pinturas llevan un catálogo de colores y puede escoger todos los tipos de rosa. Se pintará toda la manzana de rosa, por decisión de un hombre que no tiene ni idea. Ese rosa se volverá gris, diez años después se ensuciará, y la lluvia lo deslavará. Por la parte del edificio que da al sol, el color se apagará mientras que en la parte que da a la sombra, permanecerá. En la parte que da la lluvia, se ensuciará. Por extraño que parezca, este edificio mejorará con el tiempo, aunque la gente no lo admita, pensarán que está sucio. Cuando hay un edificio de un determinado color algo estropeado por el exterior, lo separan pero no arreglan sólo el agujero, pintan todo el edificio. Por un pequeño defecto, tienen que volver a pintar todo el edificio” (Reflexiones sobre arquitectura p. 168).

HUNDERTWASSER

Harry Rand

TASCHEN

Como pintor despertó entre sus contemporáneos amor y desprecio por su extraña visión del mundo, pensaba que cualquier línea recta era insana en el sentido orgánico: “estamos hechos de células, que se constituyen orgánicamente en seres humanos. […] Por eso cuando estas células perciben algo extraño, ajeno a las formas orgánicas, transmiten una señal de alarma al cerebro” (p. 37). Su amor por la naturaleza lo llevó a diseñar múltiples fórmulas para enseñar al humano cómo cuidar los recursos de ésta, aprovecharlos y multiplicarlos a favor de ambos. La naturación de azoteas fue un apasionante tema que inundó su trabajo, facilitando más líneas orgánicas en todas partes: “Toda nuestra civilización se basa en la línea recta. La línea recta llegó a la humanidad con el ladrillo, con la construcción modular” (p.40). La libertad que Hundertwasser manifestó a través de sus obras creó controversia y hoy en día se le ve con ojos menos severos; a final de cuentas poco a poco hemos entendido que lo importante es sentir y disfrutar, porque el arte no se explica, se vive. +

La Torre Hundertwasser en Abensberg, Alemania. Último proyecto diseñado por el arquitecto Hundertwasser.

“La arquitectura es la más conservadora de las artes. El arquitecto construye para otros. Tiene que explicar sus ideas. […] Éste debe tener ideas convencionales; el edificio debe tener una función conocida y clasificable: banco, escuela, hospital, iglesia. […] No existe el arquitecto solitario a lo van Gogh, salvo raras excepciones” (p. 41). Y en esas raras excepciones estaba el español Antoni Gaudí (1852-1926), quien a sus ojos hizo un arquitectura humana, benigna. De cualquier manera, siempre estuvo abierto a dialogar el papel inquebrantable, decimonónico y petulante que hasta ese momento él había conocido de la arquitectura:


16 POCA PRIVACIDAD CON

ALBERTO KALACH

POR ALEJANDRO FDEZ. DEL CASTILLO Lee+ tuvo la oportunidad de charlar con Alberto Kalach, uno de los arquitectos más talentosos y prolíficos que ha dado nuestro país. Nació en la Ciudad de México en 1960 y realizó sus estudios en la Universidad Iberoamericana y Cornell University. El diseño de la Biblioteca Vasconcelos y sus propuestas urbanas para reinyectar el Lago de Texcoco y reubicar el Aeropuerto de la Ciudad de México, lo han catapultado a un estatus de élite entre los arquitectos de la actualidad. Su obra se alimenta de las realidades que la rodean para ofrecer soluciones brutalmente honestas y acorde con el emplazamiento en el que se instauran. En esta conversación nos dejó ver un poco de lo que inspira su trabajo más allá de los límites estrictamente arquitectónicos.


Casa Palmira / Cuernavaca, Morelos / Fotografía de Yoshihiro Koitani

¿Qué inspira tu arquitectura? Es una pregunta difícil. Fundamentalmente yo entiendo mi trabajo como la posibilidad de resolver problemas: problemas de espacio, problemas de construcción; por lo tanto las ideas están relacionadas al problema. Si hay que hacer una palapa en la playa, bueno, pues las ideas se juntarán en torno a una palapa en la playa. Si hay que hacer un puente, las ideas rondarán en salvar un gran claro [parte de un edificio o de una fachada que no tiene nada construido en su interior, o que no lleva trabes u otros apoyos]; si hay que hacer una torre, las ideas estarán enfocadas a resolver una estructura lógica, bien orientada. Las ideas son parte del problema, son la respuesta al problema.

¿Aun tratándose de una escala urbana tú lo consideras un problema de arquitectura? Sí, desde luego, porque se involucran los mismos factores: espacio, cómo se conectan los espacios, qué dimensiones tienen, qué proporciones, cómo se construyen, cómo se mueve la gente en ellos, cómo son las perspectivas, cómo son las vistas… La última edición de la revista Architectural Record dedicó su portada al tema de las bibliotecas en la era digital. ¿Cómo vislumbras la Biblioteca Vasconcelos en este contexto? Yo no creo que los libros vayan a desaparecer, pero suponiendo que llegaran a desaparecer quedarían al menos los libros en las bibliotecas, como museos, como piezas del pasado. Cuando diseñamos la Biblioteca Vasconcelos existía ya esta polémica. […] Una biblioteca es una biblioteca. La palabra significa la caja donde se guardan los libros. Entonces hagamos una caja donde los libros sean los protagonistas. Si desaparecen los libros y la gente ya no los quiere ver, al menos que queden ahí como un testimonio de otro tiempo, y si la gente los quiere leer, pues están ahí, puede llegar a ellos. La biblioteca la pensamos como una biblioteca del siglo XVIII o XIX, un gran espacio, un gran contenedor en donde los libros son los protagonistas. ¿Cuál crees que debe ser la relación de la arquitectura con el resto de las artes? Desde luego uno tiene que alimentarse de otras cosas, hay que alimentarse de literatura, de ciencia, de pintura, de escultura. Hay que estar inmersos en los problemas sociales y políticos para tener las respuestas adecuadas. El que se alimenta sólo de imágenes arquitectónicas terminará haciendo una arquitectura hueca, no vinculada a los problemas sociales, ni a las expresiones artísticas del momento. Como en la literatura, la arquitectura debe tener también la capacidad de narrar. Es muy importante como arquitecto alimentarse de muchas otras cosas. ¿Cuál es tu libro favorito? Muy difícil decirlo. Hay tantos libros y tantos tan impactantes. Ahora mismo estoy leyendo la autobiografía de Mark Twain, es súper divertida y una vida muy emocionante, pero unos meses atrás estaba leyendo a Michel de Montaigne, me fascinó, y Voltaire, Rousseau, Bolaño… No, no tengo uno, todos son mis favoritos. Igual en arquitectura; alguna vez mi favorito era Le Corbusier y después fue Frank Lloyd Wright y después fue el otro, y después fue el otro, y después fueron todos; igual en la literatura, supongo. Desde luego hay unos que los lees e inmediatamente se te olvidan. Esos supongo que no serán favoritos. +

BIBLIOTECA VASCONCELOS Isabel Garcés RM

CUADERNOS DE OROZCO Raquel Tibol PLANETA

CIUDAD FUTURA Alberto Kalach RM

El arquitecto Alberto Kalach en la azotea de su taller fotografíado por Khrystell Zavaleta www.flyinghigh-photography.com

¿Cuál es tu fascinación con la Ciudad de México? Pareces ser de los pocos que comprenden el idioma con el que habla. En donde muchos otros profesionales ven conflictos, tú ves oportunidades, ves potencial… Nosotros somos parte de una sociedad. Como arquitectos tenemos que aportar a la ciudad, ayudar a resolver los problemas de la ciudad. Si nuestro trabajo es la resolución de espacios y la construcción, pues eso se extiende naturalmente a la ciudad. La Ciudad [de México] es una ciudad con muchos problemas, es una ciudad que creció desmesuradamente en muy poco tiempo y ahora hay muchos rezagos que hay que atender y te das cuenta que muchas cosas no caen en el campo de los ingenieros viales o en el campo de los políticos. Yo creo que en muchos [casos] es un problema de espacio, de arquitectura. Los arquitectos nos debemos avocar más a tratar de resolverlos.


18 PARA NO OLVIDAR

75 AÑOS DE LA CASA DE LA CASCADA POR STAFF LEEMÁS

Frank Lloyd Wright (1876-1959) es considerado el mejor arquitecto norteamericano por haber creado una arquitectura adelantada a su tiempo pero correspondiente a las necesidades espaciales de la gente, con un lenguaje nuevo, original y propio. A su vez, se cree que “La casa de la cascada” (Fallingwater) es su obra maestra. El American Institute of Architects la llama “la residencia más famosa que se haya construido”, y la cataloga como “el mejor trabajo de un arquitecto norteamericano”.

WRIGHT Vol. 1 TASCHEN

WRIGHT Vol. 2 TASCHEN

WRIGHT Vol. 3 TASCHEN

La obra expone perfectamente los principios de “Arquitectura orgánica” donde se integran en comunión: el lugar, el uso y la función con un balance entre la conjugación de materiales nativos, procesos de construcción y una especial atención a lo que el cliente o habitante necesite. La clave en la configuración de esta obra maestra es el ingenioso reto de canalizar una cascada en medio de la construcción, fusionando formas, hermanando el espacio, sin alterarlo, sino completándolo. Lloyd Wright se preocupó constantemente por enseñar el cuidado de la naturaleza, el compromiso del arquitecto con su entorno y generar ideas para mejorar la vida de todos. Este año se cumplen 100 años de su taller y escuela de Arquitectura Taliesin en Wisconsin y 79 años de su campus en Scottsdale, Arizona. En su manifiesto, se pueden apreciar algunos valores que consideraba importantes integrar en sus clases: 1. Un ego honesto en cuerpo saludable. 2. Un ojo para apreciar a la naturaleza. 3. Un corazón para sentir a la naturaleza. 4. Valor para seguir a la naturaleza. 5. Sentido de proporción (humor). 6. La apreciación del trabajo como una idea y de la idea como un trabajo. 7. Imaginación fértil. 8. Capacidad para la fe y la rebeldía. 9. Hacer caso omiso a la elegancia de lugares comunes (inorgánicos). 10. Instinto de cooperación. Una anécdota famosa cuenta que Edgar Kaufmann fue a Wisconsin y visitó Taliesin en septiembre de 1935, Wright se sentó y dibujó la primera ilustración de la casa y los planos se desarrollaron en pocas horas. Wright se los presentó a Kaufmann diciendo: “Ha sido diseñada para la música de la cascada, para quien le gusta oírla”. El sonido de la cascada se percibe desde cualquier lugar de la casa y 75 años después se escucha en todo el mundo, generación, tras generación. +

Imágenes: Perspectiva original de la casa dibujada por Frank Lloyd Wright. / Abajo: Fotografía del estado actual de La casa de la cascada.

Diseñada entre 1934 y1935, y construida durante 1936 y 1937 en Bear Run, Pennsylvania, Fallingwater fue la lujosa casa de campo para Edgar Kaufmann y su familia, dueños de tiendas departamentales en Pittsburgh. Al día de hoy se conserva como museo y es cuidada por The Western Pennsylvania Conservancy. Fallingwater es el único proyecto público de Wright en el cual se conservan en la actualidad los acabados y decoraciones originales.


20 FRASE NAPALM

Ilustraci贸n de Golpeavisa.com.mx


El Museo Guggenheim de Bilbao diseñado por el arquitecto Frank Gehry.

MENCIÓN ESPECIAL

EL EFECTO GUGGENHEIM POR STAFF LEEMÁS

“En sentido estricto, Bilbao no necesitaba un Guggenheim”, asegura Iñaki Esteban en su libro El efecto Guggenheim. Del espacio basura al ornamento, pero el caso es que desde 1997 lo tiene y ha puesto a Bilbao en el mapa de las ciudades elegibles por el turismo masivo en busca de un “divertimento sofisticado”. Antes del Museo Guggenheim, Bilbao era un no tan pintoresco municipio del País Vasco, conocido principalmente por su gran actividad portuaria y metalúrgica, pero no por su belleza arquitectónica y urbanística. El encanto de Bilbao radicaba entonces en su provincialismo y en esas escenografías grasientas y grisáceas típicas de las zonas industrializadas, que gritan la principal actividad económica de su pueblo y, por lo tanto, el oficio de sus habitantes. No sería un paisaje bonito visto por un esteta, pero no por eso dejaba de ser un lugar interesante y con identidad. Bilbao ya era Bilbao antes del Guggenheim, solo que a nadie nunca le había importado hasta que la Fundación Guggenheim aceptó poner ahí una de sus “franquicias McGuggenheim”. En este libro, Iñaki Esteban no está en contra de la joya de titanio que Frank Gehry diseñó, pero expone lo que verdaderamente es: un ornamento que hace de museo espectáculo. “Hay que entender el museo como un recurso muy potente que crea urbanismo, imagen y comunicación, actividad económica y lealtad política. El Guggenheim no se implantó en Bilbao para facilitar el acceso de los ciudadanos al arte, sino para cumplir unos objetivos de regeneración en los cuatro puntos que acabamos de citar”. Esteban analiza cómo hasta ahora el milagro Guggenheim ha hecho de Bilbao una ciudad de alto standing, pero también advierte de los riesgos de poner un ornamento que, si bien cambió y embelleció los significados del espacio que afectó y revitalizó un espacio basura provocado por la desertización industrial, también, a la larga, puede convertirse en otro espacio basura por ser más un contenedor de arte que alberga exposiciones temporales y les da a los turistas un bonito segundo plano para sus fotografías, que por ser un espacio dedicado a la investigación, conservación y estudios artísticos: “No hay obras fijas que mirar y remirar, ni archivos que consultar, un dato que refuerza la dimensión sucursalista de este centro”; un lugar que, “probablemente sea, de momento, el único museo dónde haya más abogados y economistas que empleados con formación artística, al menos en puestos ejecutivos”. Pese a saber que hablar mal del Guggenheim o de los verdaderos intereses económicos, políticos y sociales que lo rodean es considerado como un pecado social en Bilbao, y más siendo él bilbaíno, Iñaki Esteban escribe un libro completamente bien argumentado sobre porqué el Guggenheim es más una decoración cultural que una institución museística. Pero también induce a otra reflexión que tiene que ver más con la pieza arquitectónica como la obra de arte en sí, y visto de esta forma, Bilbao se ha convertido en una localidad-museo en cuya colección figuran un Frank Gehry (el Guggenheim), dos Santiago Calatrava (un aeropuerto y un puente), un Norman Foster (el metro) y un Zaha Hadid (un plan de regeneración del canal de Deusto, con puerto deportivo incluido). “Si la arquitectura es tan buena como en Bilbao, que se joda el arte”, dijo el famoso arquitecto estadounidense Philip Johnson (1906-2005). Habrá a quienes no les haga mucha gracia esta frase, pero que sirva para provocar al lector, como provocó a Iñaki Esteban al escribir este libro que la debate. +

EL EFECTO GUGGENHEIM... Iñaki Esteban ANAGRAMA


22 PEQUEÑO UNIVERSO

PARA CONSTRUIR CASTILLOS POR RODRIGO MORLESÍN Construir un castillo en la arena, hacer una torre con piezas de madera, armar con delicadeza torres de naipes o crear un mundo de piezas Lego. El sueño por construir se edifica desde pequeños, no importa el material. Los sueños de un niño no conocen límites, desafiando la gravedad crean una arquitectura salida del corazón, sabiendo que al final una ola o un tremendo golpe derribarán la fantástica y fantasiosa construcción. Cuando eras niño ¿con qué construías tus sueños de arquitecto? He aquí cinco libros que te harán recordar tus sueños de constructor. +

SIDNEY OPERA HOUSE Diseñado por Jørn Utzon en 1957 Inaugurado en 1973

EN EL AIRE


EDIFICIOS FAMOSOS

Rob Lloyd Jones y Barry Ablett USBORNE Los edificios más famosos en la palma de tu mano. ¿Cómo puedes reunir edificaciones tan grandes como la Gran Pirámide de Egipto, el Coliseo Romano, la Catedral de Notre Dame, la Torre de Londres o el Museo Guggenheim en tus manos? ¡Fácil! En este libro los tienes a escala y además podrás verlos por dentro y por fuera ¡porque se salen del libro! También podrás leer su historia.

PAULA EN NUEVA YORK Mikel Valverde SM

Una niña se devora la Gran Manzana. Paula recorre la ciudad, con grandes edificios y gente muy variada. Una nube la dejó en Nueva York y ahora busca cómo regresar a casa. Sin darse cuenta descubre, entre los rascacielos, un mundo maravilloso con personajes peculiares y uno que otro amigo.

EMPIRE STATE BUILDING Diseñado por William F. Lamb Inaugurado en 1931

QUEST FOR THE LOST CITY OF GOLD Stephen Biesty DK Una aventura por los edificios más espectaculares. En este libro Mikel Valverde, su autor, te lleva de la mano hacia una gran aventura en la que no sólo conocerás grandiosas construcciones alrededor del mundo, sino también tendrás que resolver enigmas. En este rally visitarás México, Egipto, Grecia, Inglaterra, Camboya y muchos otros lugares. Una aventura fantástica que no te debes perder.

LA CASA DE TOMASA

Una casa en pop-up a la medida. Una pequeña casa que va creciendo a medida que los amigos de Tomasa van llegando, es como un mosaico multicolor lleno de personajes, ventanas y puertas; un laberinto en el que todos caben…bueno, casi todos.

YO TENGO UNA CASA Claudia Legnazzi FCE

Un hogar en cada lugar. Yo tengo una casa que viene y que va… Así comienza este libro de pocas palabras pero mucho arte, en el que una casa y su habitante pueden disfrutar de los más variados paisajes. Poesía visual para los más pequeños.

Imágenes del libro Edificios Famosos de Editorial Usborne

Phyllis Root, Delphine Durand EDELVIVES


LOS + VENDIDOS FICCIÓN

NO FICCIÓN 1Q84 1 y 2 Haruki Murakami TUSQUETS

En japonés, la letra q y el número 9 son homófonos, los dos se pronuncian Kyú, de manera que 1q84 es, sin serlo, 1984, una fecha de ecos Orwellianos. Esa variación en la grafía refleja la sutil alteración del mundo en que la habitan los personajes de esta novela, que es, también sin serlo, el Japón de 1984. En ese mundo en apariencia normal y reconocible se mueven Aomame, una mujer independiente, instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de matemáticas. Ambos rondan los treinta años, ambos llevan vidas solitarias y ambos perciben a su modo leves desajustes en su entorno, que los conducirán de manera inexorable a un destino común.

EL CEMENTERIO DE PRAGA Umberto Eco EDITORIAL LUMEN

Demasiado larga fue la ausencia de Umberto Eco en el mundo literario. Después de siete años, nos trae una novela que él ha definido de estilo folletinesca, la cual cuenta la historia de Europa de finales del siglo XIX, a través de un estafador: el capitán Simone Simonini, quien con una crisis de identidad, es aconsejado por Freud a escribir sus vivencias. Historia, antisemitismo y mentiras, envuelven esta interesante historia

EL SUEÑO DEL CELTA Mario Vargas Llosa EDICIONES ALFAGUARA

La aventura que narra esta novela empieza en el Congo en 1903 y termina en una cárcel de Londres, una mañana de 1916. Aquí se cuenta la peripecia vital de un hombre de leyenda: el irlandés Roger Casement. Héroe y villano, traidor y libertario, moral e inmoral, su figura múltiple se apaga y renace tras su muerte. Casement fue uno de los primeros europeos en denunciar los horrores del colonialismo. De sus viajes al Congo Belga y a la amazonía sudamericana quedaron dos informes memorables que conmocionaron a la sociedad de su tiempo.

TOKIO BLUES Haruki Murakami TUSQUETS

Una historia de amor triangular que se convierte en el relato de una educación sentimental pero también de las pérdidas que implica toda maduración. Toru Watanabe, un ejecutivo de 37 años, escucha casualmente mientras aterriza en un aeropuerto europeo, una vieja canción de los Beatles, y la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD, EDICIÓN CONMEMORATIVA Gabriel García Márquez ALFAGUARA

Un clásico de la moderna literatura en castellano, ofrece una aventura de lectura insustituible. Proyectada como una descripción de la vida familiar de la casa donde transcurrió la infancia de García Márquez. Poco a poco, se convierte en una fabulación mágica, en morada de unos personajes ya legendarios inscritos en los mitos profundos de la cultura universal. En Macondo conviven lo real y lo cotidiano con lo poético y lo imaginario.

LOS SEÑORES DEL NARCO Anabel Hernández GRIJALBO MONDADORI

Descubra la historia del círculo de protección y complicidad del Chapo Guzmán. ¿Quién estuvo detrás del avionazo donde perdió la vida Juan Camilo Mouriño? ¿Nacho Coronel fue abatido por el ejército o sólo se retiró del narcotráfico y continúa vivo? Es una descarnada crónica sobre las alarmantes complicidades de los altos círculos políticos, policíacos, militares y empresariales con el crimen organizado. Anabel Hernández tuvo acceso no sólo a una vasta documentación, inédita hasta hoy, sino a testimonios directos de autoridades y expertos en el tema, así como de personas involucradas con los principales cárteles mexicanos de la droga.

DONDE NO HAY DOCTOR David Werner EDITORIAL PAX MÉXICO

Un accidente o una enfermedad en comunidades donde no existe un médico, obliga a la mayoría de las personas a ponerse en manos del primero que ofrezca apoyo o esperanza de alivio. Resultado: una alta tasa de mortandad o un agravamiento serio y peligroso de males que, tratados a tiempo, son relativamente sencillos de curar. Recomendado por instituciones como la Secretaría de Salud, la Organización Panamericana de Salud y la Cruz Roja, este libro es considerado como material de consulta obligado en zonas apartadas a centros urbanos de nuestro continente.

100 MITOS DE LA HISTORIA DE MÉXICO Francisco Martín Moreno AGUILAR

¿Existen sucesos oscuros detrás de las figuras de Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Francisco Villa o Venustiano Carranza? ¿Quiénes han construido nuestra patria: próceres o forajidos, luchadores incansables a favor de la justicia de México o dictadores terribles? ¿Ha intervenido la Iglesia en la política de México? Con la pluma filosa y espléndidamente documentada que lo caracteriza, Francisco Martín Moreno responde a estas y a otras muchas interrogantes relacionadas con la deslumbrante historia de México y sus zonas más tenebrosas.

¡BASTA DE HISTORIAS!

LA OBSESIÓN LATINOAMERICANA CON EL PASADO Y LA CLAVE DEL FUTURO

Andrés Oppenheimer DEBATE

Andrés Oppenheimer, uno de los periodistas más lúcidos e implacables, quien ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales, pone al descubierto cómo los gobernantes autoritarios y demagógicos en varios países latinoamericanos prefieren mantener en la pobreza a sus conciudadanos con tal de eternizarse en el poder.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER

En esta obra se explica la experiencia que llevó al autor a descubrir la logoterapia. Prisionero durante mucho tiempo en los desalmados campos de concentración, sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda, ¿cómo pudo él -que todo lo había perdido- aceptar que la vida fuera digna de vivirla? El psiquiatra que personalmente ha tenido que enfrentarse a tales rigores merece que se le escuche, pues nadie como él para juzgar nuestra condición humana de manera sabia y compasiva.


EXTRACTO CADA SIETE OLAS

Daniel Glattauer

CAPÍTULO 1 Tres semanas después Asunto: Hola Hola. Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Medio año después Sin asunto ¡Hola! Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Treinta segundos después Re: ¿Es que esto no acabará nunca? Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Tres días después Asunto: Duda Buenas noches, señor administrador del sistema. ¿Qué es de su vida? Qué marzo más fresco, ¿no? Pero me parece que, después de un invierno tan templado, no nos podemos quejar. ¡Ah!, ya que está usted aquí, tengo una duda. Tenemos un conocido en común. Leo Leike, se llama. Por desgracia he perdido su actual dirección de correo electrónico. ¿Sería usted tan amable de...? Gracias. Un afectuoso saludo virtual, Emmi Rothner

Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Treinta segundos después Re: ¿Me permite una pequeña crítica? Es usted un poco monótono. Le desea un buen turno de noche, Emmi Rothner Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Cuatro días después Asunto: Sólo tres preguntas Señor administrador del sistema: Para ser francos, me encuentro en un apuro. Necesito la dirección actual del señor «Usuario» Leo Leike. ¡La necesito de verdad! Debo formularle CON URGENCIA tres preguntas: 1) ¿sigue vivo?, 2) ¿sigue viviendo en Boston?, 3) ¿ha entablado una nueva relación por correo electrónico? Si es verdad 1), le disculparía 2). Pero jamás podría perdonarle 3). En este medio año puede haber hecho quince nuevos intentos con Marlene, puede haberla hecho ir a Boston cada día. Puede haber estado cada noche de juerga en baratos bares de felpa bostonianos, puede haber despertado cada mañana entre los duros pechos de una Barbie bostoniana, rubia y conservadora. Puede haberse casado tres veces y haber tenido trillizos trivitelinos en cada matrimonio. Sólo hay una cosa que no puede haber hecho: NO PUEDE HABERSE ENAMORADO POR ESCRITO DE NINGUNA OTRA MUJER A LA QUE NUNCA HAYA VISTO. ¡Eso no, por favor! Eso debe seguir siendo irrepetible. Necesito tener esa certeza para pasar las noches saliendo medianamente indemne. Por aquí sopla, persistente, el viento del norte.

Querido administrador del sistema, me figuro más o menos lo que va usted a contestarme. De todos modos, lo intentaré: sobrepóngase y dele mi recado a Leo Leike, con quien sin duda se mantiene usted en contacto. Y dígale que me escriba sin miedo. ¡Hágalo! Luego se sentirá mejor. Bueno, ya puede usted volver a rezar su plegaria. Saludos cordiales, Emmi Rothner Diez segundos después Fw: AVISO DE CAMBIO DE DIRECCIÓN. EL DESTINATARIO YA NO PUEDE ACCEDER A SU CORREO. LOS MENSAJES NUEVOS SE BORRARÁN AUTOMÁTICAMENTE DE LA BANDEJA DE ENTRADA. EN CASO DE DUDA CONSULTE CON EL ADMINISTRADOR DEL SISTEMA. Tres meses y medio después Asunto: Para reenviar Hola, Leo. ¿Tienes nuevos inquilinos en el ático 15? Si estás en Boston, te lo advierto: no te sorprendas con la cuenta de electricidad. Ésos dejan la luz encendida toda la noche. Que tengas un buen día y una buena vida, Emmi Dos minutos después Sin asunto ¿Oiga? Un minuto después Sin asunto ¡Oiga!, ¿dónde está usted, señor administrador del sistema? CADA SIETE OLAS Un minuto después Daniel Glattauer Sin asunto ALFAGUARA ¿Debo preocuparme o puedo tener esperanzas? Once horas después Asunto: De vuelta de Boston Querida Emmi: Tu olfato es asombroso. No hace una semana siquiera que he vuelto al país. Así pues, en lo que a la electricidad se refiere: la consumo yo mismo. Emmi, te deseo... ¡Ah!, ¿qué desearte después de tanto tiempo? Todo sonará bastante trivial. Aunque sea con cinco meses de anticipación, lo mejor será desearte: feliz Navidad y un próspero año nuevo. Espero que te vaya bien, cuando menos el doble de bien que a mí. Adiós, Leo


PARA VER DVD

Y ESCUCHAR LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES Niels Arden Oplev DISTRIMAX

Hace cuarenta años, Harriet Vanger desapareció de una reunión familiar en una isla que pertenece a su familia, el poderoso clan Vanger. Su cuerpo nunca fue encontrado y su querido tío está convencido de que fue asesinada y que el homicida es miembro de su familia muy unida, pero también disfuncional.

UNA PROPUESTA ATREVIDA Atom Egoyan DISTRIMAX

Un vuelo perdido por falta de intimidad y secretos ocultos. Para Catherine (Julianne Moore) está muy claro que su esposo David (Liam Neeson) está teniendo una aventura extramarital. Pero sólo existe un modo de saberlo por completo. Catherine le paga a una misteriosa chica llamada Chloe (Amanda Seyfried) para que seduzca a su esposo y saber si puede confiar en él. Catherine pronto descubre que su idea pondrá en riesgo no sólo su matrimonio, sino la vida de todos a su alrededor.

THE RUNAWAYS Floria Sigismondi PRODUCCIONES MEXICANAS DISCOGRÁFICAS

Los Ángeles 1975, Joan Jett (Kristen Stewart) y Cherie Currie (Dakota Fanning), dos adolescentes del valle de San Fernando California, con el punk fluyéndoles por las venas, se conocen y se convierten en el corazón y alma de la trascendental banda de rock femenina: The Runaways.

MARIPOSA NEGRA Fransisco José Lombardi Mundo en DVD

Al saber del asesinato de su novio Guido, un joven juez, Gabriela, una joven profesora, parece abandonarse a la oscuridad de su dolor, pero la aparición de una nota periodística vinculando a su pareja con una fiesta gay la hace reaccionar. Con la ayuda de Angela, la periodista que había escrito la farsa comienza una carrera por descubrir la verdad.

EL MENSAJERO Ben Foster PRODUCCIONES MEXICANAS DISCOGRÁFICAS

Protagonizada por Ben Foster y Woody Harrelson, nominada a dos premios Oscar en las categorías de Mejor Guión y Mejor Actor Secundario y acreedor de dos premios Oso de Plata en la Berlinale del 2009, “El Mensajero” narra la historia del Sargento de la Armada Estadounidense Will Montgomery, quien tras su regreso de la Guerra de Irak, deberá trabajar en el área de notificación de las víctimas de guerra.

CD THE STROKES Angles SONY MUSIC Una de las bandas más exitosas en la última década, nos entrega su nueva producción que si bien experimenta con sonidos distintos a los de ya su primer obra, no defraudará a sus miles de seguidores.

MOCEDADES De Mocedades al Consorcio SONY MUSIC Con más de 40 años de carrera artística, la ya legendaria agrupación española sigue sin parar y en esta ocasión se hacen acompañar por una orquesta, dándole más fuerza y vitalidad a sus clásicos.

DIEGO EL CIGALA Diego & Tango UNIVERSAL MUSIC Uno de los discos más esperados este año es indudablemente el del “cantao” Diego El Cigala, que ahora hace la fusión de flamenco con tango, dándonos una muestra sublime de lo que es el arte de la voz del flamenco son el sentimiento del tango.

SALVADOR “NEGRO” OJEDA Monólogo FONARTE LATINO Poco tiempo ha pasado desde que el popular “Negro” se adelantó en el camino de la vida y este disco es solo parte del legado que ha dejado en la historia de la música popular mexicana, sin duda, se fue un grande pero quedan sus canciones como testimonio de su talento.

CUARTETO LATINOAMERICANO-CÉSAR OLGUÍN Los tangos de siempre QUINDECIM César Olguín fue sin duda alguna, uno de los grandes exponentes del tango; ahora, el Cuarteto Latinoamericano de Cuerdas, hace un tributo a su rica y excelsa historia musical.


El escritor Robert Aickman (1914-1981). Foto cortesía de Atalanta.

LITERATURA GOURMET

CUENTOS DE LO EXTRAÑO Robert Aickman ATALANTA

ARQUITECTURAS DEL AIRE POR JACOBO SIRUELA

Los griegos inventaron una mnemotecnia que consistía en imprimir en la memoria lugares e imágenes arquitectónicas que correspondían a las cosas que se querían recordar. En Roma esto fue muy útil para la retórica. Este sistema, que emplea las imágenes de la arquitectura contemporánea como lugares o almacenes mnemotécnicos, tuvo un periodo clásico, uno gótico y uno renacentista. Son arquitecturas privadas que cada cual crea en su mente con mayor o menor visualidad. Pertenecen a una historia secreta de la arquitectura invisible de nuestra cultura. Ahí están las ciudades ideales de Platón, o la utópica ciudad del sol de Campanella, rodeada por siete murallas, cada una dedicada a un astro. La literatura ha dejado también un vasto y soberbio repertorio de edificios y ciudades imaginadas. Las mil y una noches describe una urbe fantasmal en el norte de África con un palacio de mármol cuyos techos y paredes están decorados de oro, plata y piedras preciosas, y cuyas estancias están vacías. En su centro se ve una gran sala con ocho puertas de sándalo y una enorme y suntuosa cúpula, bajo la cual hay dispuestas en círculo cuatrocientas tumbas, con un gigantesco túmulo donde reposan los restos del dueño del palacio. Kubin creó la brumosa ciudad de Perla, capital del Reino de los Sueños, con su absurda arquitectura centroeuropea erigida en Asia central. Y ¿cómo olvidarnos de Selene?, ciudad vampírica rodeada de tierras marchitas, cuyo centro ostenta un enorme edificio en el que se mezclan varios estilos orientales, hecho de un translúcido pórfido verde. En su peristilo hay una estatua, entre cada dos columnas, de un tigre hincando sus garras en los pechos de una muchacha. La literatura también abunda en castillos medievales: Otranto, en Italia; Aspin, en la isla de Gondal, sonada por las tres hermanas Brontë; el castillo de Drácula, en los Cárpatos; la fortaleza sin nombre, en Bohemia, imaginada por Kafka, con forma circular y una sola torre cubierta toda de hiedra; la fortaleza de Auësperg del inefable Axel, con su maravillosa sala con esqueletos de animales extinguidos colgando, instrumentos de alquimia, objetos de rituales, escudos antiguos y animales disecados. O el castillo de Gormenghast, residencia de los señores de Groan, con su medio derruida Torre de los Pedernales, su Sala de Piedra, siempre oscura, con majestuosas columnas y pálidos querubines en el techo, y su habitación del subsuelo con las paredes hechas de intrincadas raíces, cada una pintada de un color distinto. En el relato El vinoso ponto, de Robert Aickman (un escritor muy desconocido en nuestra lengua, pero considerado por la crítica británica como el mejor autor de cuentos de miedo de la segunda mitad del siglo XX, junto a Walter de la Mare), un inglés llega a una pequeña isla griega a la que nadie accede desde hace siglos. En esta isla viven tres misteriosas mujeres en una antigua fortificación azafranada, con una torre y unas habitaciones casi vacías. De la roca crece un extenso macizo de grandes flores olorosas. Todo allí es intemporal porque la roca aún está viva. Otro de sus relatos, La habitación interior, trata sobre una casa de muñecas de gran tamaño, estilo gótico inglés del dieciocho, que regalan a una niña el verano de 1921. La niña empieza a sonar con los personajes de la casa, y a veces tiene la impresión de que se mueven o desaparecen en su interior. Un día, su hermano empollón quiere hacer una proyección axonométrica del edificio y descubre que hay un lugar en la planta baja al cual no puede llegar. En las entrañas del bosque es un cuento sobre la mujer de un ingeniero de caminos que decide pasar un fin de semana en un misterioso hotel‐sanatorio de montaña, perdido en los bosques de Suecia. Poco a poco, descubre que este hotel está habitado por perpetuos insomnes, con costumbres extrañas, como salir todos juntos de noche… +


+ DEL TEMA

Algunos títulos relacionados con el tema de este número.

LA ARQUITECTURA DE LA FELICIDAD Alain de Botton LUMEN

VIAJE A PORTUGAL José Saramago PUNTO DE LECTURA

LA PERSPECTIVA COMO FORMA SIMBÓLICA Erwin Panofsky TUSQUETS

LA PALABRA PINTADA & ¿QUIÉN TEME AL BAUHAUS FEROZ? Tom Wolfe ANAGRAMA

Si es verdad que somos lo que comemos, también es cierto que somos lo que habitamos, y basta con entrar en una casa para saber no solo qué posee, sino qué esconde y qué desea su dueño. La felicidad depende de la idea que tenemos de nosotros mismos, de la capacidad de casar lo que es con lo que debería ser, y eso se refleja en los objetos que nos rodean. Así es desde tiempos inmemoriales, y Alain de Botton nos lleva de la mano para que revisemos bajo esta óptica un tanto insólita los edificios que han marcado la historia de la arquitectura, desde la Villa Rotonda de Palladio hasta las casas funcionales de Le Corbusier y los rascacielos de Jean Nouvel.

Conocer un país significa comprender, de la manera más exacta posible, su paisaje, su cultura y el pueblo que lo habita. Con un itinerario que, desde Trásos-Montes hasta el Algarve y desde Lisboa al Alentejo, recorre todo el país, Saramago ofrece al lector en este Viaje a Portugal el auténtico rostro de una tierra inagotable. Es la reproducción escrita de las múltiples impresiones recogidas por la sensibilidad de un viajero siempre atento a lo que ven sus ojos. Saramago intenta comprender con su obra la realidad de Portugal y descifrar al mismo tiempo su pasado.

La perspectiva para Panofsky no es un simple elemento <<externo>> o <<técnico>> de la obra de arte, no es un supuesto insignificante del estilo, sino que, por el contrario, expresa, en sus diversas configuraciones, su propia esencia. Para Panofsky, la antigüedad clásica realizó una representación del espacio que puede llamarse <<prospectiva>>, pero que sigue las leyes estilísticas, y quizá matemáticas, esencialmente distintas de las del renacimiento. Esta diferencia en el concepto -prospéctico corresponde a la diferencia del concepto general del espacio, cuyos fundamentos se expresan en las obras de los científicos y filósofos antiguos.

Este volumen reúne dos títulos del autor que levantaron en su día una gran polvareda. En La palabra pintada, Wolfe describe el curso errático de la historia social del arte moderno y afirma que se ha convertido en una parodia de sí mismo: tan literario, académico y manierista como la pintura contra la que se había rebelado. ¿Quién teme al Bauhaus feroz? es una operación similar en el ámbito de la arquitectura, a partir del fin de la Primera Guerra Mundial y la aspiración del Bauhaus, cuyos integrantes suscribían la famosa consigna de Gropius: «empezar de cero».

VIVIENDA TOTAL Gloria Bohigas I Arnau ACTAR

STARCHITECTS Julio Fajardo LOFT PUBLICATIONS

GUIA O’GORMAN Carlos González Lobo RM

LA GEOMETRÍA EN LA ARQUITECTURA William Blackwell TRILLAS

Vivienda total es una muestra de las ventajas de las viviendas multifamiliares de alta y media densidad, y un antídoto contra el caos urbano. La selección de trabajos de vivienda total (en versión impresa y en su página web: www.Actar.Com/ totalhousing/) comprende un período que coincide con el auge del boom de la vivienda -y el posterior pinchazoque se vivió en la mayoría de las economías desarrolladas en la primera década del siglo XXI.

Starchitects. Las estrellas de la arquitectura internacional es una selección de los arquitectos en activo más brillantes del mundo. Haciendo honor al título, cada uno de ellos representa a una de las constelaciones oficiales en las que se divide el firmamento. Así surge este planisferio celeste que agrupa los trabajos más atractivos que se están desarrollando en la actualidad en el terreno de la arquitectura.

En el mismo espíritu de la guía publicada en el centenario de Luis Barragán (Arquine + RM, 2002), está dedicada a Juan O’Gorman (1905—1982) ofrece un manual indispensable para comprender y disfrutar la obra de uno de los grandes arquitectos de la modernidad mexicana. La publicación propone una serie de itinerarios para visitar los edificios realizados por O’Gorman en la Ciudad de México, con mapas, fotografías, planos y descripciones detalladas con una introducción histórica y textos de Carlos González Lobo.

La geometría en el espacio tridimensional que se forma dentro de los objetos construidos, es el tema central de este libro. Comienza con un resumen de los principios básicos de la geometría y continúa con nuevos conceptos y observaciones de interés para arquitectos, diseñadores, proyectistas, ingenieros y matemáticos, tales como la progresión de los cuartos, la relación de los muros con el área de piso para crear un espacio óptimo, las geometrías diagonales y de diamante en la planeación urbana, y la idea del 3, 4, 5 y 6.


Lee+

ARQUITECTURA MEXICANA CONTEMPORÁNEA Gustavo López Padilla DESIGNIO

SUEÑO DE HABITAR Blanca Lleó GUSTAVO GILI

LA SUPERFICIE DE LA ARQUITECTURA David Leatherbarrow Mohsen Mostafavi AKAL

CIUDADES SITIADAS Johanna Lozoya TUSQUETS

Este libro se constituye por su tipo en un testigo fiel de la arquitectura construida entre los años 1989 a la fecha en la Ciudad de México, y en varios otros lugares de la República Mexicana. Dirigido a los estudiosos y profesionales especializados, pero de manera especial también a todos aquellos que no conocen la forma en que se interpretan los proyectos arquitectónicos y urbanísticos y no alcanzan a percibir la importancia y el valor artístico y funcional que representan las obras construidas dentro de la cultura contemporánea.

Este ensayo propone repensar la transformación del proyecto moderno a través de la casa como sueño de habitar. Además de que, por primera vez en la historia, la casa pasa a ser protagonista de la arquitectura moderna, también es un espacio receptor y transmisor, especialmente sensible a las más sutiles variaciones que se han sucedido durante el siglo XX. El texto es una suma de fragmentos que recorre episodios dispersos y emergentes en torno al sueño moderno del habitar.

Visualmente, muchos edificios contemporáneos reflejan sus sistemas de producción o recuerdan estilos y motivos anteriores. Esta división entre producción y representación es de alguna manera una extensión de la que existe entre modernidad y tradición. En esta obra, David Leatherbarrow y Mohsen Mostafavi analizan cómo el diseño puede beneficiarse de los métodos de producción, de modo que la arquitectura ni ignore ni esté dominada por la tecnología. Leatherbarrow y Mostafavi empiezan con el aislamiento teórico y práctico de la superficie del edificio como objeto del diseño arquitectónico.

¿Cómo se ve a sí misma América Latina? Para saberlo hay que mirar detenidamente sus ciudades, sus edificios, sus monumentos, sus parques, sus plazas y, tal vez por encima de todo, la arquitectura levantada a principios del siglo XX para celebrar el primer centenario de las independencias hispanoamericanas. Eso hace Johanna Lozoya en este original ensayo de interpretación histórica, y lo que descubre es pasmoso: América Latina no termina de gustarse a sí misma. Formadas en la idea de que el pasado indígena fue inmejorable y de que la conquista supuso una terrible violación perpetrada por los españoles, las naciones hispanoamericanas suelen solazarse en su ya acartonado papel de víctimas.

MANUAL DEL ARQUITECTO DESCALZO Johan Van Lengen PAX MÉXICO

INQUISICIÓN Y ARQUITECTURA Víctor Jiménez Muñoz RM

STOP: KEEP MOVING Esteban Suárez ARQUINE

ESTÉTICA DE LA ARQUITECTURA Roberto Masiero A. MACHADO LIBROS

Este libro es para: Estudiantes de arquitectura interesados en bio-arquitectura. Personas que quieren proyectar o construir su propia casa o indicar al maestro de obras contratado. Constructores de casas y otras edificaciones: maestros de obras, albañiles, carpinteros, plomeros o artesanos. Autoridades de los pequeños municipios, quienes deciden en qué forma se van a desarrollar las comunidades y sus alrededores, su abastecimiento de energía o tratamiento de los desechos o en qué lugar se van a ubicar las nuevas construcciones.

La primera edición de este libro y la actual tienen una estrecha relación de continuidad, aunque también hay diferencias y circunstancias que justifican hablar de un nuevo libro. El título previo, El ex-obispado de Oaxaca: un caso singular en la arquitectura colonial mexicana, con algunas notas sobre inquisición y evangelización, jerarquizaba el edificio del ex–obispado oaxaqueño de manera que excedía el espacio destinado a su singularidad, que es indudable pero del todo incomprensible sin el conocimiento del entorno histórico que lo hizo posible.

Stop: keep moving es la primera monografía de Bunker Arquitectura, un grupo de arquitectos, diseñadores e investigadores con sede en la Ciudad de México. Su necesidad de comprender las contradicciones de la vida, de la condición humana y del fenómeno arquitectónico han generado un enfoque no convencional de la disciplina, presentada a través del oxímoron, es decir oponiendo palabras o ideas que revelan nuevos significados, para dar pie a sus procesos creativos e ingeniosas soluciones a demandas excéntricas.

En esta nuestra época, la de la totalización estética, la arquitectura se hibrida con las artes, porque las artes se han convertido en la totalidad del mundo, y porque el problema de «construir» ya no se soluciona en un consolador «habitar», sino que queda siempre abierto en la responsabilidad del artificio, en su ser sobre todo pensamiento, lenguaje, inesencialidad poderosa.


30 NERD PLUS

Escenario de Blade Runner.

SOBRE ARQUITECTURA Y DETECTIVES

BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF * Cuando era niño y me veían dibujar los amigos de mis papás, invariablemente hacían la misma pregunta: “De grande, ¿quieres ser arquitecto?” Contestaba enfático que no. Yo lo que quería era ser dibujante de cómics. Como si nomás los arquitectos supieran dibujar. Así comenzó mi relación de agridulce amor-odio con la arquitectura. Hace unos veinte años cayó en mis manos una novela gráfica, Mister X, escrita por Dean Motter e ilustrada por los hermanos Hernández (Jaime y Beto, famosos por la serie Love and Rockets). En ella, un arquitecto, el personaje titular, es comisionado para construir la ciudad de los sueños, lógicamente bautizada como Somnópolis. El proyecto empieza con gran entusiasmo pero al irse prolongando los inversionistas lo presionan hasta reventarlo por el estrés. El señor X huye y un arquitecto suplente termina el proyecto, interpretando los planos originales de manera libérrima. El resultado es una pesadilla urbana donde todos los habitantes, afectados por el entorno, sufren desórdenes del sueño: pesadillas, insomnio. Mister X vuelve a tratar de desfacer el entuerto, tomando toda clase de drogas —mucho café, entre otras— para no dormir nunca. La historia, un delirante ejemplo de lo que ahora se llama retrofuturo, se desarrolla en un mundo art déco fuertemente inspirado por las películas noir del Hollywood clásico. Hoy tristemente yace semi olvidada en el limbo de los cómics que no eran suficientemente buenos para trascender. En el mismo tenor, años después, se desarrollaba Dark City (1998), de Alex Proyas, especie de friqui profesional que ha dedicado su carrera al cine fantástico. La cinta, protagonizada por Kiefer Sutherland y la bellísima Jennifer Connelly, narra las peripecias de un hombre atrapado en una misteriosa ciudad donde jamás aparece el sol, en la que a cierta hora todos los habitantes caen presas de un sueño profundo mientras los edificios mutan para convertirse en otra urbe diferente, ocultando una... bueno, mejor véanla.

Lo cierto es que Proyas optó por utilizar efectos mecánicos, con complicadas maquetas móviles en lugar de los, en aquel entonces, incipientes efectos digitales. El resultado es una inquietante cinta donde la protagonista indiscutible es la propia ciudad, también fuertemente inspirada por las cintas del Hollywood de los 40. ¿Les he dicho que Blade Runner (Scott, 1982) es mi cinta favorita de todos los tiempos? Sin duda la mitad del encanto de esta película (curiosamente también inspirada en el cine clásico de gángsters) es la arquitectura de una ciudad de Los Ángeles apocalíptica. Durante casi tres décadas, los entusiastas de Rick Deckard y sus replicantes hemos babeado ante los deslumbrantes escenarios cyberpunk creados para filmarla. Años después supe que apenas se construyeron un par de calles para la película, pero la cinta está tan bien editada que parece que el set se extendiera por kilómetros y kilómetros. Hablando de cyberpunk, fue leyendo a William Gibson, el más distinguido escritor de este subgénero de la ciencia ficción, que encontré otra curiosa conexión con la arquitectura. En su novela Neuromante (1984) hace mención del Sprawl, traducido en la edición de Minotauro como “El Ensanche”, monstruosa mancha urbana que cubre prácticamente toda la superficie de los Estados Unidos. Pues bien, años después, diseñando una revista de arquitectura me topé con la sorpresa de que había un sesudo artículo acerca de los sprawls urbanos, o mega ciudades. Cuando le pregunté al editor de dónde había salido el término me dijo que no lo sabía. Le comenté sobre la novela de Gibson y hasta donde él pudo averiguar, el término era posterior a la publicación de Neuromante. La vida imita al arte. Neuromante, por cierto, tiene también una fuerte influencia de las novelas policiacas de los años cuarenta. Ahora que lo pienso, me gustan más las cintas y las novelas noir de los años cuarenta que la arquitectura. + * Narrador y grafista. Le gusta más la arquitectura de lo que reconoce. En su último libro, la novela gráfica Espiral (Alfaguara) aparecen varios edificios —no tan bien dibujados como él desearía.


Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

24_Arquitectos  

Tercero: El sonido del espacio. ¡Oid! Todo espacio funciona como un gran instrumento; mezcla los sonidos, los amplifica, los transmite a tod...

24_Arquitectos  

Tercero: El sonido del espacio. ¡Oid! Todo espacio funciona como un gran instrumento; mezcla los sonidos, los amplifica, los transmite a tod...