{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade.

Page 1

Año 02 • Núm.14 • Mayo 2010

MÁS FELIZ QUE COMPASIVO Por Eloy Fernández Porta

LA CANCIÓN POLIFÓNICA DE LA ALEGRÍA

ANALFABETAS EMOCIONALES,

ESO SOMOS NOTAS DE PASO El poeta beat ALLEN GINSBERG

LA FELICIDAD NUNCA ES PERFECTA

POCA PRIVACIDAD CON

FERNANDO VALLEJO PRECIO AL PÚBLICO 10 PESOS

COMPARTE Y RECICLA


CARTA EDITORIAL MAYO 2010 2. De lo que uno es Ya hemos discernido en términos generales que lo que uno es contribuye más a su felicidad que lo que uno tiene o lo que uno representa. Siempre lo determinante será lo que alguien sea y, por consiguiente, lo que tenga en sí mismo; pues su individualidad lo acompaña siempre y a todas partes, impregnando todo lo que experimenta. En cualquier circunstancia lo más que el sujeto disfruta es su propia persona; si esto vale ya para los placeres físicos, con tanta mayor razón para los espirituales. De ahí lo acertadísimo de la expresión inglesa to enjoy oneself , de acuerdo con la cual se dice, por ejemplo, he enjoys himself at Paris, que no significa <<él disfruta de París>>, sino <<él disfruta de sí mismo en Paris>>. Ahora bien, si la individualidad está mal constituida, todos los placeres serán como vinos exquisitos en una boca untada de hiel. De ahí que, en lo bueno y en lo malo, sea menos determinante lo que el azar y lo que le acaece a uno en la vida, exceptuando las calamidades, que la manera en que lo experimenta, es decir, la clase de sensibilidad que se tenga en cualquier respecto, y el grado de la misma. Lo que alguien es y posee en sí mismo, es decir, la personalidad y el valor de ésta, es lo único que afecta directamente a la dicha y al bienestar propios. Todo lo demás es indirecto, de ahí que su repercusión pueda evitarse, cosa que jamás ocurre con la de la personalidad. Fragmento del libro Aforismos sobre el arte de vivir (Alianza) de Arthur Schopenhauer.

No. 14. Tema: Felicidad

EN PORTADA

Latinstock/Corbis

1953. El poeta beat Allen Ginsberg fotografiado con una gran sonrisa en su departamento en el barrio Lower East Side de Nueva York. Ginsberg se hizo famoso por su poesía y también por haber sido el conductor del autobús que transportaba a “los alegres bromistas”, quienes liderados por Ken Kesey, recorrieron EE UU en LSD profesando las cualidades del ácido, iniciando con ello el famoso movimiento sicodélico de los años 60.


Publicidad


CONTENIDO

DIRECTORIO Editora en Jefe Brenda Barrón Aguilar

CINE

ALTO VOLTAJE

EL GUIÓN DE CHARLIE KAUFMAN

LA CANCIÓN POLIFÓNICA P.18 DE LA ALEGRÍA

P.6

Eternal Sunshine of the Spotless Mind

Alejandro Gómez

ESTE MES

ARTES

ANALFABETAS EMOCIONALES, ESO SOMOS P.8

LA FELICIDAD NUNCA ES PERFECTA

Valeria Fele

EN BUSCA DEL PAÍS MÁS FELIZ DEL MUNDO P. 10 María Martínez

MÁS FELIZ QUE COMPASIVO Eloy Frenández Porta

V PREMIO TUSQUETS DE NOVELA

SERGIO OLGUÍN Por Brenda Barrón

+ NOTAS DE PASO

Coeditora y Coordinadora Editorial Yara Vidal yara@ambarcomunica.com.mx

P.20

Eugenio Tena

P.22

P.12

P.14

PEQUEÑO GRAN UNIVERSO Selección de Karen Chacek P.28 SATOSHI KITAMURA P.29

P.16

Por Rodrigo Morlesin

Circulación certificada por Moctezuma & Asociados. Título incorporado en el Padrón Nacional de Medios Impresos de la Secretaría de Gobernación.

Directora Comercial Verónica Flores Becerril veronica@ambarcomunica.com.mx

Comercialización Mario Parrao Eugenio Tena

NOVELA GRÁFICA LOS GUARDIANES DEL SER

Director Creativo y Dirección de Arte Manuel Muguira Casanova manu@ambarcomunica.com.mx

RECOMENDACIONES Gandhi LOS + VENDIDOS P.24 PARA VER Y OÍR P.26

POCA PRIVACIDAD FERNANDO VALLEJO

Alejandro Fernández del Castillo

brenda@ambarcomunica.com.mx

Consejo editorial Alberto Achar Jorge Lebedev

PUBLICIDAD (55) 5524 6580 (55) 4437 9765

Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal, Avenida Coyoacán 1874-501. Colonia Del Valle. C. P. 03100, México D.F. Información: 5524 65 80. contacto@ambarcomunica.com.mx Presidenta: Yara Beatriz Sánchez De la Barquera Vidal. Administración: Héctor Valdéz. Ventas Publicidad: Verónica Flores, Cel. 04455 32 27 74 99 Tel. 44 37 97 65. Correo electrónico: veronica@ambarcomunica.com.mx Distribución: Librerías Gandhi, S.A. de C.V. Benjamín Franklin 98, Piso 1 y 3, Escandón, Delegación Miguel Hidalgo, 11800, Mexico, D.F. Tiraje: 50 mil. Lee+ es una publicación mensual producida por Editorial Ámbar Comunica, S.A. de C. V.,para Grupo 78, S.A. de C.V. y Librerías Gandhi, S.A. de C.V. Editor responsable: Yara Beatriz Sánchez De La Barquera Vidal. Número de Reserva al Título ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2009-051820092500-102. Certificado de Licitud de Título No. 14505 y Certificado de Licitud de Contenido No. 12078 expedidos en la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal EN TRÁMITE. Preprensa e impresión: Transcontinental de México. Democracias 116. Colonia San Miguel Amantla. Azcapotzalco. C.P. 02700, México D. F. Tel.: 5354 0100. La presentación y disposición en conjunto y de cada página de Lee+ son propiedad de Grupo 78, S.A. de C.V. y Librerías Gandhi, S.A. de C.V.. Derechos reservados Editorial Ámbar Comunica S.A. de C. V. Queda prohibida la reproducción parcial o total, directa e indirecta, por cualquier medio o procedimiento, del contenido de la presente obra, sin contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor, en términos de la legislación autoral y, en su caso, de los tratados internacionales aplicables, la persona que infrinja esta disposición se hará acreedora a las sanciones correspondientes. El contenido de los artículos es responsabilidad de los autores. Hecho en México.


Publicidad


6 CINE

Todo empieza en una página escrita, los guiones cinematográficos también son literatura.

El guión de Charlie Kaufman. INTERIOR.DEPARTAMENTO DE JOEL.NOCHE. MARY Y STAN FUMAN MARIHUANA Y SALTAN EN LA CAMA DE JOEL MIENTRAS ÉL ESTÁ INCONSCIENTE. STAN The Clash...La única banda que realmente importaba. Se llaman a sí mismos de esa manera por una buena razón. MARY ¿No es maravilloso? STAN Como justicia social. MARY Totalmente increíble lo que Howard le da al mundo. STAN INSEGURO DEL COMENTARIO DE MARY Ssssí MARY Permitir a la gente que empiece de nuevo. Es bellísimo. Uno ve a un bebé y es tan puro, y tan libre y tan limpio. Y los adultos son como un desorden de tristeza y fobias. Howard hace que todo eso se vaya. […] INTERIOR.DEPARTAMENTO DE CLEMENTINE.NOCHE. (JOEL Y CLEMENTINE ESTÁN BAJO UNA COBIJA) CLEMENTINE ¿Joely? JOEL ¿Si, Tangerina? CLEMENTINE ¿Soy fea? JOEL Mm-mmm. CLEMENTINE Cuando era una niña, me sentía así. No puedo creer que ya esté llorando. A veces la gente no entiende lo solitario que es ser niño. Como si uno no importara. Bueno, tenía ocho años y tenía muchos juguetes y muñecas. Mi favorita era una fea a la que llamé Clementine. Y le gritaba constantemente: “¡No puedes ser fea! ¡Sé bonita!”. Es algo raro. Creía que si lograba transformarla, mágicamente cambiaría yo también. JOEL LA COMIENZA A BESAR Tú eres bonita. CLEMENTINE Joely, nunca me dejes. JOEL Bonita, bonita, bonita, bonita. (LA LUZ DEL CUARTO DESAPARECE)

JOEL Mierzwiak, por favor permita que conserve este recuerdo. Sólo éste.

EXTERIOR. LAGO CONGELADO.DÍA.

CLEMENTINE No quiero darte la mano. JOEL Ándale.

(AMBOS SE JALAN AL CAMINAR SOBRE EL HIELO) CLEMENTINE ¡Whoo! Whoa! JOEL ¡Basta! (SE RECUESTAN SOBRE EL HIELO Y SE TOMAN DE LA MANO) JOEL Podría morir en este instante, Clem. Simplemente, soy feliz. Nunca había sentido eso. Estoy justo donde quiero estar.

+

ETERNAL SUNSHINE OF THE SPOTLESS MIND Michel Gondry FOCUS ENTRETAINMENT


+ Nota de paso

Comentarios de un cinéfilo.

LA COLUMNA

Erick Estrada • erick.estradaruiz@gmail.com Director Editorial de cinegarash.com La palabra felicidad y su conjugación en el mundo real dura apenas unos segundos; es una conjunción de elementos tan rápida que no resulta tonto pensar en dividirla en lo que el cine fragmenta la vida: en cuadros por segundo. La entrada sería por la puerta obvia con Felicidad (1998), en la que Todd Solondz desdibuja la palabra para hacernos ver, a través de un lenguaje visual apantallante pero al mismo tiempo engañoso (como la vida, vamos), que la felicidad es cualquier cosa –por violenta, oscura o fugaz que sea–; y que siempre está debajo de nuestras narices, con el único propósito de que no la encontremos o la lastimemos: la paradoja. Algo menos enredado le ocurre al infalible Terry Gilliam, autor barroco y extravagante que ama poner a sus personajes en busca de algo, cualquier cosa, sólo para permitirse la secuencia en la que deja claro que, como en Brazil (1985), El imaginario mundo del Dr. Parnassus (2009), 12 monos (1995), o incluso Tideland (2005) y Miedo y asco en Las Vegas (1998), la felicidad está siempre en otro lado: otra ciudad, otro planeta, otro cuerpo. No por ello es gratuito que su proyecto ideal, el de El Quijote, busque algo similar. Hay, por supuesto, quien lo toma más racionalmente. Los personajes de Danny Boyle son felices, siempre y cuando puedan escoger lo que hacen, sin importar las consecuencias. Trainspotting (1996), Sunshine (2007), Quisiera ser millonario (2008) y Vida sin reglas (1997) son en realidad lecciones para hacer lo que a uno le parece mejor para uno mismo, que es, en pocas palabras, una definición muy personal y posmoderna de felicidad. Una felicidad más mundana: la de Spielberg y sus personajes, que no importa que nos los encontremos en un drama, una comedia, película de acción o aventura, siempre son felices de librar cualquier obstáculo que se les presente, sea físico o emocional. Si revisan su filmografía lo confirmarán. Si a eso agregamos que prácticamente cualquiera involucrado en el quehacer del cine es en parte autor de la forma y del fondo, muchos de esos autores han definido ya y desde su propio punto de vista, algo tan extraño como la felicidad; fugaz, etérea, lejana y a veces condenada a ser, por eso mismo, olvidada. A menos que la encapsulemos en una toma-escena-secuencia-película, la felicidad puede morir encerrada en una triste, apasionada y loca mente sin recuerdos. +

SUNSHINE Danny Boyle 20th CENTURY FOX

Publicidad

HAPPINESS Todd Solondz LIONS GATE


8 ESTE MES

ANALFABETAS EMOCIONALES, ESO SOMOS Valeria Fele • valefele@gmail.com El título es de Ingmar Bergman y forma parte de uno de los diálogos que el cineasta sueco escribió para Secretos de un matrimonio, esa magnífica pieza cinematográfica que retrata la complejidad de la vida en pareja. Sirvámonos pues de la frase –que encuentro capital- para dar pie a tratar un tema que se ha convertido en objeto de estudio de científicos entre los que hay psicólogos, sociólogos y economistas: la felicidad. Pionero en ese campo es el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi (Fiume Italy, –ahora Croacia, 1934), quien junto con el también psicólogo Martin Seligman (EE UU, 1942) fundó las bases de lo que ahora se conoce como psicología positiva, ciencia que investiga y estudia qué es lo que hace feliz a la gente. Csikszentmihalyi ha sido también el primero en acuñar el concepto flujo (del inglés flow), que refiere al estado máximo de felicidad que puede experimentar un ser humano; Eduardo Punset (Barcelona, 1936) aterriza el concepto en El viaje a la felicidad. Las nuevas claves científicas, un libro en el que el autor se dio a la tarea de revisar todas aquellas investigaciones que en torno a la felicidad se están realizando: “Al estudiar las bases de la felicidad, la psicología moderna distingue dos fuentes: el placer, por una parte, y el sentido que da a la vida un determinado compromiso por otra. Según Seligman, la felicidad originada en el placer termina con él y <<se pierde bajo las olas del devenir>>. Para que la felicidad perdure más allá de un instante, es preciso que sea fruto no sólo del placer, sino también del sentido o significado que da a la vida un compromiso. Es justamente esto –de acuerdo con científicos como Csikszentmihalyi, profesor de Psicología de la Universidad de Chicago– lo que produce el flujo que desemboca en la felicidad. Se trata de un flujo concentrado que no está lejos del patrón de vivir inmerso en obsesiones sucesivas.” El viaje a la felicidad resulta muy revelador y accesible para el lector no familiarizado con publicaciones especializadas en temas científicos (Science, Journal of Happiness Studies, Review of General Psychology, entre otras), donde suelen publicarse los estudios más interesantes y recientes sobre la nueva ciencia de la felicidad, cuando en realidad ese lector “común” es, o mejor dicho, somos los más interesados en descubrir la fórmula de la felicidad, porque como ya lo dijo Bergman, en lo que a emociones se refiere no tenemos ni idea. Pero ¿qué es lo que nos hace felices? Quizá la primera distinción que debemos hacer es no confundir la alegría con la felicidad; están relacionadas, pero la felicidad es mucho más compleja que la primera, no tan inmediata y tampoco tan consciente; por ello, la definición científica de Punset complementa las reflexiones que desde Platón los filósofos se han encargado de puntualizar: “La felicidad es un estado emocional activado por el sistema límbico en el que, al contrario de lo que cree mucha gente, el cerebro consciente tiene poco que decir.” Por su parte, André Comte-Sponville (1952), uno de los filósofos más influyentes de nuestro tiempo, se ha interesado en retomar el tema. En La felicidad, desesperadamente, Comte-Sponville parte de la definición de Epicuro: <<La filosofía es una actividad que, mediante discursos y razonamientos, nos procura la vida feliz>>; pero lo que encuentro más interesante es la revisión que hace a las ideas de algunos grandes filósofos en torno a la felicidad: “Que seamos menos felices de lo que los otros creen o de lo que fingimos serlo, podemos entenderlo; pero no en mi opinión, o en

todo caso no siempre, que seamos tan desgraciados como deberíamos serlo si Platón, Pascal, Schopenhauer o Sartre tuviesen razón a pesar de todo. Porque, entre la felicidad esperada (<<¡Qué feliz sería si…!>>) y la felicidad fallida, o en otras palabras, entre la esperanza y la decepción, entre el sufrimiento y el aburrimiento, hay una o dos pequeñas cosas que Platón, Pascal, Schopenhauer y Sartre olvidan, o cuya importancia subestiman gravemente. Estas dos pequeñas cosas son el placer y la alegría.”

FLUIR Mihaly Csikzentmihaly KAIRÓS

LA FELICIDAD, DESESPERADAMENTE Andrè Comte-Sponville PAIDÓS

Lo cierto es que en el tiempo que nos ha tocado vivir, la tecnología ha logrado reducir distancias, pero hemos perdido lo que verdaderamente alimenta nuestro espíritu. Estamos más lejos los unos de los otros, pareciera que nos importa menos el reconocimiento de los gestos, el tacto o la calidez de un abrazo, cuando lo fortuito es –como se ha comprobado- lo que nos hace sentirnos más a gusto. Bajo este panorama no sólo entorpecemos el camino de la búsqueda de la felicidad, sino que encima tenemos que lidiar con el estrés que provoca. Nunca antes habíamos estado tan estresados; la diferencia es que, pese a que hemos aprendido a racionalizar ciertas actitudes propias de nuestra animalidad, aún manifestamos ciertos resquicios de ella de la forma menos sofisticada. En una entrevista que Eduardo Punset le hace a Robert Sapolsky, neurólogo de la Universidad de Stanford, Sapolsky dice que “uno de los factores que más ayudan a aliviar la carga del estrés, tanto para nosotros como para el resto de animales, es hacer infelices a los demás, dirigiendo nuestra agresividad hacia otras personas.” Lo cual nos ayuda a aliviar de forma inmediata nuestro pesar, pero sin duda eso no nos hace más felices, y encima contribuimos en hacerle la vida más miserable a nuestra víctima. Aterrador ¿no?

Por el momento, como afirma el científico Martin Seligman “La noción de felicidad es tan vasta que puede llevar a la desesperación si intentas estudiarle en bruto”. La comunidad científica se refiere a ella como bienestar subjetivo; para Eduardo Punset es “la ausencia de miedo”, en un sentido más evolutivo; Seligman prefiere identificar no la felicidad, sino tres tipos de vidas felices: “la vida placentera, en la que el individuo busca lo que le gratifica y cultiva las emociones positivas; la buena vida de Aristóteles, donde lo que cuenta es disfrutar con lo que haces, en el trabajo, en el amor o en el tiempo libre; y la vida con sentido, en la que pones tu talento al servicio de otros, o formas parte de algo que es mayor que tú, una institución o grupo de gente comprometida en la misma EL VIAJE A LA FELICIDAD. causa”; en el pensamiento de André Comte-Sponville, la única felicidad no fallida se basa en esperar un poco menos y amar un poco más: “No el LAS NUEVAS CLAVES deseo de lo que no tenemos o de lo que no es (la carencia, la esperanza, CIENTÍFICAS la nostalgia), sino el conocimiento de lo que es, la voluntad de lo que poEduardo Punset demos y, por último, el amor a lo que ocurre y que, desde ese momento, DESTINO ni siquiera necesitamos poseer. Ya no la carencia, sino la potencia; ya no la esperanza, sino la confianza y la valentía; ya no la nostalgia, sino la fidelidad y la gratitud.” Las anteriores definiciones pueden ser, hasta ahora, el mejor punto de partida para que cada uno pueda emprender su propia búsqueda de la felicidad, sin duda será un viaje sinuoso, pero en la medida en que aprendamos a reconocer y respetar nuestras emociones y lo que nos sienta bien, quizá también podamos ser más felices. Como siempre, la literatura es un buen comienzo. + Con información del diario español EL MUNDO.


Lee+ André Comte-Sponville, filósofo francés y miembro del Comité Consultativo Francés de Ética posa para el fotógrafo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en la ciudad de Santander, al norte de España. Comte-Sponville dirigió en Santander una clase magistral titulada “ El alma atea. Introducción a la filosofía materialista”.

EL OBJETIVO DE LA FILOSOFÍA ES LA SABIDURÍA, Y POR LO TANTO, LA FELICIDAD.”

Latinstock/Corbis

André Comte-Sponville


10 ESTE MES

EN BUSCA DEL PAÍS MÁS FELIZ DEL MUNDO María Martínez • aurinegra@hotmail.com Según una regla de experiencia personal, la felicidad puede alcanzarse desde el plano individual aunque, en algunos casos, la felicidad es consecuencia de una serie de elementos que la sociedad en la que nos toca nacer o en la que escogemos vivir nos provee –o al menos así debería ser-.

La cantante islandesa Björk (1965) posando a lo Eva / www.amoeba.com

Hace poco llegó a mis manos un libro cuyo título me pareció interesante y envidiable: La geografía de la felicidad. Un viajero en busca del país más feliz de la tierra. Su autor es Eric Weiner, corresponsal y reportero de The New York Times, quien después de haber estado en lugares tan diametralmente opuestos como Afganistán y Suiza, tuvo la magnífica y necesaria idea de tomarse un tiempecito y regresar a los lugares que por razones de trabajo había visitado, pero esta vez con un propósito: encontrar el país más feliz de la tierra. Sin duda el tipo es ambicioso y de fuerte coraza –por algo es corresponsal-, porque en la búsqueda del lugar más feliz de la tierra, uno se encuentra también con el más triste, así que éste no iba a ser sólo un viaje de placer, pero ya se antoja pasar un año sabático conociendo el mundo con tales propósitos. Para Weiner la geografía puede ser nuestra salvación, “el entorno nos da forma y, si se lleva esa creencia taoísta un paso más allá, podría decirse que somos nuestro entorno. Allí fuera. Aquí dentro. No hay diferencia. Vista de ese modo, la vida parece mucho menos solitaria”; esta idea no es exclusiva de él, ya Lévi-Strauss, con su amplia aportación en materia antropológica, nos lo ha revelado, pero leerlo en Weiner nos acerca más al tipo de mirada que los viajeros comunes solemos tener. Hablar de una sociedad cien por ciento feliz encierra algo de utopía, si entendemos por felicidad social la felicidad de cada uno de los integrantes del grupo que la componen. Socialmente hablando, la posibilidad de ser feliz pasa forzosamente por la percepción individual y, del mismo modo, es imprescindible que la sociedad en la que crecemos nos brinde certezas para un pleno desenvolvimiento. Algunos de los elementos más relevantes que deberíamos destacar como necesarios son: la salud, la educación, la igualdad de oportunidades, el trabajo, la seguridad, la justicia, la paz, la libertad y, por lo tanto, la felicidad. Weiner afirma: “Todas las culturas valoran la felicidad, pero no en el mismo grado […] si bien puede que seamos incapaces de diferenciar las sutiles tonalidades de felicidad entre países, sin duda podremos decir que algunos países son más felices que otros”. De esas “sutiles tonalidades” se ocupa el autor en su bitácora de la felicidad, en donde escribe que –según su percepción- para los Países Bajos la felicidad es un número; en India la felicidad es una contradicción; en Islandia lo es el fracaso, ¿a poco no es para morirse de envidia? O sea que Islandia es un país que te da chance de regarla, pero sobre todo de volver a empezar. La felicidad es por naturaleza un estado ideal e intangible, por esto, y junto con el amor, la templanza, la generosidad y la bondad, entre otro largo elenco de atributos, la felicidad se percibe intuitivamente, pero es muy difícil de definir. Este concepto nos vincula con el pensamiento de Henri Bergson (escritor y filósofo francés, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1927), para quien hay una serie de datos que pueden ser conocidos fácilmente por la intuición que, sin embargo, el intelecto no es capaz de aprehender. Eric Weiner nació en 1962, el año en que se creó la famosa carita feliz (el smiley amarillo), pese a tal casualidad nunca logró que su magia obrara en él. “No soy una persona feliz, nunca lo he sido”, confiesa en las páginas iniciales de La geografía de la felicidad. Quizá por esto el autor decidió salir a explorar nuevos mundos, esperando encontrar en el camino “algo de felicidad”. Resalta el hecho de que para alcanzar la felicidad “el dinero cuenta, pero menos de lo que creemos. La familia es importante. Los amigos, también. Las playas son opcionales, la confianza, no. Tampoco la gratitud”; entonces, ¿qué influencia tienen las latitudes en el alcance de la felicidad? Él mismo lo responde: “Abundan las teorías sobre por qué los climas más fríos o templados producen personas más felices que los cálidos y tropicales. Mi

Patinando por Reikiavik, no lleva mucho tiempo descubrir que se trata de un lugar excepcionalmente creativo. Se diría que un edificio de cada dos es una galería de arte, una tienda de música o un café lleno de escritores pergeñando la Gran Novela Islandesa. Quizá, especulo, ese sea el secreto de su felicidad.” Eric Weiner

LA GEOGRAFÍA DE LA FELICIDAD Un viajero en busca del país más feliz de la tierra Eric Weiner GRIJALBO

favorita es una que llamo <<Teoría de llévate bien o muere>>”, en la que postula que la vida es demasiado fácil en los lugares cálidos, ya que la próxima comida se cae sin más de un cocotero. La cooperación con lo demás resulta opcional. Cuando en los lugares más fríos, sin embargo, la cooperación es obligatoria. Todos trabajan juntos para asegurar una buena cosecha o una redada hermosa de bacalao. O todos mueren, juntos; este razonamiento, aunque por momentos puede parecer simple o funcional a la lógica imperialista (si profundizamos en el trasfondo político y social), tiene un gran valor real comprobado. La constante que sí encontró en los lugares que visitó es que “nuestra felicidad está entrelazada completa y absolutamente con otras personas: familia, amigos, vecinos, y la mujer en la que apenas reparas que te limpia la oficina”. Es así que a lo mejor se nos antoja vivir en Londres y disfrutar del regreso a casa con el Támesis de acompañante, o en Cabo Polonio con el Faro como guía; pero aunque nos fuéramos a vivir a esos lugares, habría días en los que nos diríamos: “¡Qué feliz me haría ver a mi mamá en este momento!” o “¡Cómo me gustaría ver crecer a mi sobrina!”. La geografía de la felicidad se ha convertido en un récord de ventas, la forma en que su autor describe la vida cotidiana en los países que visitó nos acerca verdaderamente a su cultura; el secreto fue dejarse llevar por el latido de cada lugar, sin prisas, viviendo al ritmo dictado por sus habitantes. Hay que leer la narración que hace de Islandia, un lugar que pasa casi la mitad del año en penumbras y, pese a ello, está considerado como el país más feliz del mundo, secundado por Dinamarca; y en cambio, el lugar más infeliz es Moldavia, en donde a diferencia de Islandia, obtienen más placer del fracaso de su vecino que de su propio éxito. Citando a John Helliwell, Eric Weiner reproduce en su libro a modo de conclusión: “Es sencillo, existe más de un camino a la felicidad”. De haberlo sabido antes… +


Publicidad


12 ESTE MES

MÁS FELIZ QUE COMPASIVO 10,000 MANIACS MTV Unplugged

Eloy Fernández Porta • Premio Anagrama de Ensayo 2010 Lee+ invitó a Eloy Fernández Porta a escribir un texto que nos hablase sobre la felicidad en la era afterpop. ¡enjoy!

CINCO POEMAS CHINOS Jaime Siles

GATO NEGRO, GATO BLANCO Emir Kusturica

LOS DIENTES DEL TIBURÓN François Boucq

ENSAYO SOBRE EL JUKEBOX Peter Handke

LA FÓRMULA. En relación con nuestros sentimientos, la tradición humanista en la que todos hemos sido educados, y cuyas lecciones nos imponemos los unos a los otros, nos da tres órdenes. Terminantes. 1) Formula tu experiencia en el lenguaje de los sentimientos morales. Si ganas, di que es mérito de tus maestros; si subes, haz que otros asciendan contigo; si embocas, desde este extremo de la pista, una canasta, en el último segundo, explica que ese acierto es el de todo el equipo: titulares, maletillas y también el aguador. 2) Jerarquiza esos sentimientos de acuerdo con una escala del valor. La emoción mínima es la empatía; la generosidad tiene un valor medio; en la cumbre de la escala, brillando sobre todas las emociones subalternas, reina la compasión. 3) Estructúralos de manera dialéctica. Al contemplar una situación que implica muchas emociones encontradas, di, con Adam Smith, “detestamos a Yago tanto como estimamos a Otelo”; haz que los opuestos se resuelvan entre sí, y somete tus reacciones a la ley de la compensación. Correcto sentir, buen ciudadano. Esta triple orden, aplicada a la experiencia de la felicidad, da como resultado la fórmula siguiente: Sé, con el permiso de tus pares y la bendición de tus mentores, tan feliz como compasivo. CHEERLEADING. Entrenadas, en jornadas extenuantes, por un profesor de baile, adoctrinadas por el jefe de relaciones públicas del club, ya sesentón, luciendo bañadores elásticos, no lencería, las animadoras del equipo, diestras en movimientos alegres, que no sensuales, y en saltos coordinados, que no extáticos –profesionales de la alegría y no del goce-, se vieron, en cuestión de horas, expuestas, cuestionadas, expedientadas y, en última instancia, despedidas de su trabajo, en cuanto se filtraron a la red cuatro fotografías que las mostraban, en los vestuarios del estadio, vestidas con su uniforme corporativo, en una fiesta sin hombres, brindando con champán, y adoptando posturas, gestos y ademanes que, si bien parecerían inocentes a un director de casting de revista erótica –aun cuando suscitaron unánime decepción entre quienes clicamos el enlace titulado Cheerleader Scandal-, parecían dejar traslucir –una cadera aquí, dos muslos muy cercanos allá, un movimiento remotamente ambiguo con el cuello de la botella- un tipo de alegría, o quizá sólo de expresividad, que, a decir de los responsables del club, autores del despido, no debía ser confundido, bajo ningún concepto, con “el espíritu cívico de la institución”. EL RESIDUO DE LA TEORÍA DE LOS SENTIMIENTOS MORALES. ¿Y cuál es la realidad emocional –física, psicológica, preverbal- que esa fórmula deja fuera? ¿Cuál es la experiencia que no puede ser traducida a ese lenguaje, ni organizada de ese modo ni sometida a esa plantilla? Estamos tentados de responder: “todo. Felicidad es lo que no puede ser expresado en ese código formal y social”. Esa es la respuesta inmoralista. Dice algo, pero no toda la verdad: esa respuesta carece de sustancia, porque sólo cobra sentido por oposición a esa otra idea, pública y proba, de la felicidad. En cambio, podemos decir que ser feliz consiste en expresar la felicidad en el lenguaje moral y sentirse a gusto con el residuo de esa teoría, experimentándolo no como un sucio secreto que no debe ser desvelado, sino como una broma privada que uno se gasta a sí mismo. De ahí que las representaciones iconográficas del logro –el triunfador en su mansión, el descanso del guerrero- siempre hagan hincapié en las formas menores, caseras, de la felicidad –pantufla, caricia y un vaso de agua al atardecer. De este modo, el confort deja de ser el síntoma de la felicidad y se convierte en su forma manifiesta. Lo más importante de una alfombra no es que parezca cálida, sino que, mirada de soslayo, dé la impresión de no ocultar nada. AUGE Y CAÍDA DEL ESPLÍN [Del inglés Spleen, melancolía. N. del E.]. En los albores del capitalismo el auge de la cultura industrial, de la producción en cadena y del mundo maquinal dio lugar, en los ambientes aristocráticos y artísticos, a una reevaluación de la improductividad estética, del ocio sofisticado y de la decadencia decorativa. En ese contexto la infelicidad era poco menos que un deber: era un elemento que aseguraba la distinción de clase y la categoría del sujeto. Ser feliz era de gárrulos; el tedio, la desazón y el esplín se convirtieron en los códigos de expresión emocional que diferenciaban al artista de la masa. Así se construyó un individuo por cuyas venas, decía Baudelaire, “ya no corría la sangre, sino las aguas del Leteo”. Pero en la fase actual del capitalismo el énfasis en la producción inmaterial, la profesionalización generalizada del ocio y el imperativo de hiperproductividad emocional y práctica han impuesto un modo hiperexpresivo. La histeria rutinaria. Pedieron toda vigencia el aburrimiento fotogénico y la desazón refinada, que pasaron a engrosar lo que ese mismo poeta llamara “el cafarnaún de las modas avejentadas”. Impuesta en todas partes la felicidad episódica e imperativa, sólo de tarde en tarde, en alguna capital de provincias, un moderno desorientado o un profesor de instituto, rodeado de sonrisas sin rostro, se acoda en la barra –el porte, displicente; el meñique erecto: campos de gris en los ojos- impostando un gesto de esplín. STOCK DE FELICIDAD URGENTE. Música: Natalie Merchant, These Are Days. Literatura: Francis Scott Fitzgerald, El bol de cristal tallado. Cine: Emir Kusturica, Gato negro, gato blanco. Poesía: Jaime Siles, Comisión de servicios. Cómic: François Boucq, Los dientes del tiburón. No ficción: Peter Handke, Ensayo sobre el jukebox. Prensa: The Onion. Teatro: Samuel Beckett, Los días felices. +

HOMO SAMPLER Tiempo y consumo en la Era Afterpop Eloy Fernández Porta ANAGRAMA


Lee+

+ Nota de paso

LA SERVILLETA ? Y PAGE O LARR

EMA

JOR PO

2. EL ME

SE R JAMÁ DE AMO

: SCRITO R QUÉ?

TE Y PO LLORAS E U Q Z IMA VE

LT UE LA Ú

NDO F

3. ¿CUÁ

? ESARIO JO NEC U L U T L ES 4. ¿CUÁ ÁS

4. ¿LO M

O?

H AS HEC

QUE H CUTRE

: VORITO ETO FA

JA (P 5. DIBU

OBJ OR) TU OR FAV

Eloy Fernández Porta (Barcelona, 1974), profesor de Nuevos Ámbitos Literarios en la Universitat Pompeu Fabra, colabora en Culturas, en salonKritik y, con Agustín Fernández Mallo, en el dúo de spoken word Afterpop Fernández & Fernández. Ha publicado los libros de relatos Los minutos de la basura (Montesinos, 1997) y Caras B (Debate, 2001), la antología Golpes (DVD, 2004, con Vicente Muñoz Álvarez) y los ensayos Afterpop (Berenice, 2007; Anagrama, 2010) y Homo Sampler (Anagrama, 2008). Afterpop, «el ensayo más rompedor de 2007» (Pablo Muñoz, Barcelona Metrópolis), fue escogido Ensayo del Año por Quimera y seleccionado por Go entre los libros del año. Homo Sampler, saludado como «una escritura que obliga a redefinir lo que entendemos por teoría de la contemporaneidad» (Cristian Palazzi, Càtedra Ethos), fue incluido en la lista de los libros de la década por la revista francesa Fric Frac Club y por la web argentina LDF Lounge. En abril pasado obtuvo el XXXVIII Premio Anagrama de Ensayo con su obra Eros. La superproducción de los afectos. +

Publicidad

D RILLAR 1.¿BAUD

de Eloy


14 POCA PRIVACIDAD

FERNANDO VALLEJO ¿Hay algo que le reproche al tiempo? Que dure tanto. ¿Qué sería lo peor de envejecer? Para mí lo peor de envejecer es que siga vivo Fidel Castro. ¿Por qué no se morirá esa alimaña? ¿Qué es lo mejor [logrado] que ha inventado de sí mismo? Uno que otro insulto y párele de contar, como decimos en México. En esta nueva novela sobre un escritor mexicano muy laureado, usted escribe: “… vi personificada en él a la Fealdad.” ¿Cómo se percibe eso? Por el sentido del olfato, que es el que nos permite detectar a los asquerosos. “Yo soy mis muertos”, dice su personaje. ¿Cuál es su muerto más significativo? El que más dolor me causó con su muerte fue mi perra Bruja, después mi abuela Raquel Pizano, después mi hermano Darío… Y sigue una larga lista. El que sí me dio mucho gusto que se muriera es el tipejo ese muy laureado por el que usted me preguntó. Y menciónelo si quiere, que hay muchos que piensan como yo. Con la diferencia que no lo dicen.

Fernando Vallejo (Medellín, Colombia, 1942) se está acercando a una edad en la que –inevitablemente- se empiezan a tener más conocidos muertos que vivos; quizá esa realidad sea la que lo llevó a escribir su más reciente novela El don de la vida (Alfaguara, 2010), en la que el personaje central decide contabilizar los muertos que le anteceden mientras espera –un tanto desilusionado de la vidasu propia muerte. La única condición para estar en la fúnebre lista, conformada por familiares, amigos, enemigos y conocidos, es que el contador los haya visto “[…] al menos una vez, pero eso sí, en persona (no en televisión), a una distancia máxima de cuadra y media que es hasta donde me dan los ojos.” Sin embargo, consciente de su mortalidad, lo que más le inquieta es no poder anotarse en su tan meticulosa lista: “Lo que me preocupa es quién me va a poner a mí cuando muera. ¡Porque para conocido mío yo!”. El don de la vida se ocupa de situaciones vividas entre las ciudades que más alegrías e infortunios le provocaron al narrador (Colombia, Roma y México), sobre la inconmesurabilidad del presente, el implacable paso del tiempo y, por ende, sobre la perentoria vejez; una novela en la que Vallejo habla, sobre todo, de los muertos que somos. Lee+ aprovecha el lanzamiento de El don de la vida y le hace una breve entrevista a Fernando Vallejo.

Entre “presidentuchos liliputenses” y “chachalacas”, ¿cuál cree usted que sea el futuro de Latinoamérica? El desastre. El mismo que le espera al conjunto del planeta pues vamos montados todos en la misma bola estúpida. ¿Le ha llegado el momento de hacer alguna fe de erratas por algo que haya dicho o hecho?

EL DON DE LA VIDA Fernando Vallejo ALFAGUARA

Me arrepiento de haberme dado cuenta tan tarde del dolor de los animales, mi otro prójimo. Del de los perros abandonados, los cerdos y las vacas que acuchillan en los mataderos, los pollos que crían en unas jaulitas minúsculas de unos galpones de infamia desde que nacen hasta que se mueren sin ni siquiera poder ver una sola vez la luz del sol para que se los coman los carnívoros bípedos parientes del simio… Ah, y de no haberle pegado un escopetazo en la testa a la alimaña de Wojtyla la primera vez que vino a México: lo tuve a tiro de piedra por la Avenida Insurgentes. “Y así he vivido, buscando lo que no se me perdió y añorando lo que no fue mío.” ¿Qué tanto suscribe de estas palabras de su personaje?

Lee+: ¿Usted cree en la felicidad?

El ciento por ciento.

Fernando Vallejo: ¡Claro que existe! Pero es un espejismo que no se deja agarrar.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio? “Por fin”. +


CANTO A LA VIDA Pablo Neruda SM/Colección Poesía e Infancia

+ Nota de paso

Palabras que matan.

FRASE NAPALM

Pablo Neruda, poeta chileno (1904-1973).

ALGÚN DÍA EN CUALQUIER PARTE, EN CUALQUIER LUGAR, INDEFECTIBLEMENTE TE ENCONTRARÁS A TI MISMO, Y ESA, SÓLO ESA, PUEDE SER LA MÁS FELIZ O LA MÁS AMARGA DE TUS HORAS.”

Tan cerca del 2012 y tan lejos de que leas.


16 V PREMIO TUSQUETS DE NOVELA

SERGIO OLGUÍN Por Brenda Barrón • brenda@ambarcomunica.com.mx

Sergio Olguín fotografiado por Juan Carlos Reynoso en una calle de la colonia Condesa en México D.F. / www.juancarlosreynoso.com

La trama se desarrolla entre las zonas de más poder adquisitivo y los míseros barrios de la ciudad de Buenos Aires. Julio Andrada conoce ambos lugares muy bien. A sus cincuenta y pico de años goza de una muy buena posición económica, ya poco queda de aquel humilde chaval que a temprana edad comenzó a forjarse un futuro prometedor que lo sacaría de las carencias económicas con las que nació. Pero ni su privilegiada posición social ni su estable matrimonio (al menos en apariencia) le dan la felicidad que espera; hasta que conoce a Daiana, una menor de edad que se prostituye como último recurso para sobrevivir en Villa 21, una peligrosa y paupérrima zona de la que poco se quiere hablar en Argentina. Julio se enamora como imbécil de la jovencita, lo que lo lleva a cometer los actos más estúpidos de su, ahora, impredecible vida. Ésta es, grosso modo, la historia que Sergio Olguín (Buenos Aires, Argentina. 1967) cuenta en Oscura monótona sangre, novela ganadora del V Premio Tusquets de Novela. Lee+ conversó con el autor. ¿Qué es lo que más te interesaba construir en [el personaje] Julio Andrada? Por lo pronto un personaje que fuera lo más humano posible. En tanto personalidad tridimensional quería hacerlo de una sola característica, que tuviera un grado de complejidad bastante grande, de tal manera que su parte tan negativa estuviera compensada por la más humana, o en todo caso por aquello que lo vuelve más común a todos los hombres. En la presentación de la novela se habló sobre la “realización de un amor”; no me atrevería a llamar así a lo que Andrada y Daiana tenían, ¿tú qué dices? No, para mí no es amor, pero sí es verdad que la relación evoluciona hacia algún lugar, porque la relación puramente económica se establece al comienzo de la historia, donde a cambio de sexo él paga –y evidentemente sigue pagando todo el tiempo –; sin embargo hay un momento donde ellos empiezan a sentirse como comunicados desde otro lugar, desde donde dos seres humanos se sienten solos, sobrevivientes de su propia historia, y que se tienen el uno al otro. Y hay incluso una cosa que está más allá del erotismo. Si no fuera una relación que comenzó a partir del dinero y probablemente si no tuvieran la diferencia de edad que tienen, uno diría “sí, es una historia de amor”, pero cuesta hacerlo y a mí también; yo prefiero definirla como una relación de no amor en todo caso. ¿Por qué era importante para ti que esta historia se desarrollara en Argentina? Para mí era importante que se desarrollara en Buenos Aires porque es donde transcurren mis narraciones y porque es donde me siento mas cómodo como narrador. En esta novela Buenos Aires funciona como un tercer personaje, es tan importante como Daiana o como Andrada, y si bien es cierto -como ya he dicho por ahí en otras oportunidades que todas las ciudades se parecen- Buenos Aires es muy parecida a México D.F., a Bogotá –, a su vez hay algo de intransferible que es es el hecho de conocerla, de haber estado, de vivir ahí, de conocer sus códigos. Quería que fuera un personaje fundamental, que fuera casi la que define la historia. Buenos Aires funciona como ese tercer personaje, como ese lugar donde se viven los conflictos, los enfrentamientos de clase, la calle por donde transita Andrada, todo eso es fundamental en la novela. En la novela hay ciertos personajes que nos dan un atisbo del pensamiento clasista en algunos sectores de la sociedad argentina, ¿para ti era importante no sé si politizarlo pero al menos dejarlo en evidencia? Sí, me interesaba también politizarlo, me interesaba que eso fuera un conflicto, lo que no me interesaba era hacer un juicio de valor alrededor de eso, pero me interesaba remarcar este enfrentamiento de clases sociales; Buenos Aires es una ciudad dividida en determinadas zonas: La Villa 21, los barrios más acomodados, los barrios de clase media, de clase media baja, hay zonas de la ciudad que están como llenas de muros que nos van separando y nos van incomunicando con las otras partes sociales. En la Argentina antes había muchas más mezclas, básicamente debido a la educación, había una escuela pública que nos unía a todos, entonces el hijo del obrero veía al hijo del médico y soñaba con ser médico y estaba en las mismas posibilidades que el hijo del médico; había una igualdad de posibilidades a partir de la educación pública que se ha perdido en la Argentina. Hoy los chicos pobres van casi todos a la escuela pública y el que tiene un poco de plata, tipo de una familia de clase media, intenta mandar a su hijo a un colegio privado, sobre todo en el Gran Buenos Aires, en Capital todavía hay colegios públicos primarios donde los chicos pueden ir y tener una buena educación, pero sí se trata de no mezclar más las clases sociales y eso sin duda ha jugado en contra de la sociedad argentina. +

OSCURA MONÓTONA SANGRE Sergio Olguín TUSQUETS


Algunos títulos relacionados con el tema de este número.

POR QUÉ MÁS ES MENOS. LA TIRANÍA DE LA ABUNDANCIA. Barry Schwartz TAURUS

LA RECETA DE LA FELICIDAD:

Esta es la época del exceso, con demasiadas opciones que prometen la felicidad, cuando en realidad son todo lo contrario. El ciudadano se ha convertido en un consumidor de su entorno, donde el poder adquisitivo no conoce la moral y menos quien pretende conseguirlo a través de publicidad engañosa. Schwartz explica en qué punto la elección termina por resolverse en contra de nuestra propia libertad. El autor recomienda ser selectivo y no conformista, pero tampoco obsesionarse con las expectativas que la variada oferta de productos nos prometen como la perfección, la belleza y felicidad absolutas a sólo $19.99.

Todos desean la felicidad y para muchos saber cómo encontrarla o concebirla es todo un misterio. Es una experiencia y estado propio, ¿pero cómo hacer que realmente no dependa de los demás? Chopra nos presenta siete claves para alcanzarla incluso en los momentos de mayor dificultad por ejemplo: reconocer la verdadera felicidad, encontrar la auténtica autoestima, la cual no depende de factores externos, volver al estado de alegría intrínseco en cada uno, concentrarse en el presente y vivir con iluminación. El éxito en la vida es resultado, un producto de la felicidad, no la causa.

La manera en que cada quien logra sobrevivir los duros momentos de la vida resulta una incógnita por resolverse, es así que Jeffers presenta a la protagonista, una niña con un corazón y una botella. A través de ella toca el tema de la muerte y relata cómo la pequeña -que en algún momento fue feliztrata de sobreponerse y ser de nuevo una niña alegre. El curioso autor irlandés, al escribir e ilustrar sus libros, crea un delicado baile entre palabras y símbolos inigualable, asegurando que sus lectores le sigan invariablemente, libro tras libro, en cada enseñanza. La niña de esta historia demuestra al lector más pequeño que todos pueden ser felices y de paso abrir el corazón de todos.

LA FELICIDAD. LECCIONES DE UNA NUEVA CIENCIA Richard Layard TAURUS

LA FELICIDAD DE SPINOZA Michel Henry LA CEBRA

AFORISMOS SOBRE EL ARTE DE VIVIR Arthur Schopenhauer ALIANZA EDITORIAL

Todos tenemos alguna opinión sobre las causas de la felicidad, pero las investigaciones recientes demuestran que solemos equivocarnos. Podemos pensar, por ejemplo, que el dinero da la felicidad. En realidad, no es tan sencillo. Actualmente disponemos de métodos sofisticados para calcular el grado de felicidad de la gente y todo apunta a que, en general, no se es más feliz que hace cincuenta años, a pesar de que la media de ingresos se haya duplicado. De la mano de la figura más destacada de la nueva ciencia de la felicidad nos llega esta innovadora obra que descubre qué es la felicidad y qué podemos hacer para conseguirla.

En la intuición que organiza este ensayo, a partir de la cual los análisis se despliegan con elegancia, a la manera y conforme a las reglas de la tradicional disertación filosófica francesa, suenan como armónicos algunas de las futuras tesis del pensamiento henriano: la afirmación de la identidad entre el fundamento y la esencia de la Vida fenomenológica, la de su estructura como inmanencia irreductible a la objetividad, la del viviente como subjetividad engendrada en la Vida.

Publicados en 1851 como núcleo central del primer tomo de <<Parerga y paralipomena>>, los Aforismos sobre el arte de vivir son en palabras de Franco Volpi, preparador de esta edición, una de las obras maestras más afortunadas del pensamiento occidental. En sus páginas ofrece un compendio de filosofía práctica en el que recoge doctrinas, recomendaciones y advertencias para desenvolverse mejor en la vida evitar sus trampas y contrariedades, un <<arte de prudencia>>, en suma, que se puede considerar como una estética de la existencia.

Las 7 Claves Para Una Vida Plena Y Feliz

Deepak Chopra GRIJALBO MONDADORI

EL CORAZÓN Y LA BOTELLA Oliver Jeffers FCE

Publicidad

+ DEL TEMA

Lee+


Tim De Laughter creador del grupo The Polyphonic Spree. Ilustración de golpeavisa.com.mx

1818 ALTO VOLTAJE LA CANCIÓN POLIFÓNICA DE LA ALEGRÍA


Lee+

Alejandro Gómez • metromercado@gmail.com Melodías fáciles y cadencias dominicales que recuerdan jornadas eclesiásticas en el cinturón bíblico de Estados Unidos, con acompañamiento de capas vocales y mensajes sobre trascendencia espiritual. Es el Godspell más allá de la capilla, el Godspell sobre escenarios, micrófonos y amplificadores potentes, es:The Polyphonic Spree, “secta” musical de lunáticos felices liderados por el carismático director Tim DeLaughter, algo así como Tim De La Risa”, aventurero y peregrino de la eterna divinidad del pop. Nacido en Dallas Texas, De Laughter integró el grupo Tripping Daisy junto a Mark Pirro, Bryan Wakeland y su amigo guitarrista Wes Berggren, cuyo temprano fallecimiento en 1999 influyó en la dirección musical de The Polyphonic Spree, sinfonías corales y sicodélicas de base pastoral. De Laughter, hombre de gran tolerancia religiosa, afirmó en un momento que la fe debía trascender y salir de los muros de la iglesia: “La fe tiene que ver con el ambiente, los árboles, el sol. La prosperidad crece en el ambiente”. Profeta de lo verde y de todo lo que crece en él. De Laughter y The Polyphonic Spree son, en gran medida, productos culturales de los años 60, influenciados directamente por el Folk, la sicodelia de la costa oeste norteamericana y su esplendor californiano, junto a famosas obras de Broadway. En su artillería sónica hallamos reminiscencias a The Byrds, The Beach Boys, The Turtles, Scott Mackenzie y The Mamas & The Papas, con la teatralidad de Sha Na Na y de los ingleses Bonzo Dog Dooo-Dah Band. También es notable la presencia de musicales que abordan y desarrollan historias mesiánicas de nuevos órdenes mundiales: Jesus Christ Super Star, Hair y Godspell, aunque de igual forma revelan la puesta escénica disparatada de The Rocky Horror Picture Show, e incluso, ciertos elementos de las coloridas congregaciones presenciadas en los festivales de Monterrey y Woodstock.

THE POLYPHONIC SPREE The Fragile Army GOOD RECORDS

THE POLYPHONIC SPREE Together We´re Heavy GOOD RECORDS

THE POLYPHONIC SPREE The Beginning Stages Of... GOOD RECORDS

En su ensamblaje sinfónico de violines, flautas, trompetas, trombones y corno francés, The Polyphonic Spree alcanzan dimensiones típicas del Pop y Rock progresivo de los 70, entre ellos; The Moody Blues, Yes, Genesis y Mike Olfield en aquella obra maestra, Tubular Bells. Sin embargo, subyacente en el ingenio literario de raíz contracultural de Tim DeLaughter hallamos las personalidades definitorias de los alucinados Ken Kesey y Timothy Leary. Kensey, escritor Beat estadounidense y autor del libro de culto One Flew Over the Cuckoo’s Nest o Alguien voló sobre el nido del cuco, fundó en 1964 la comuna experimental denominada The Merry Pranksters (Los Alegres Bromistas), quienes viajaban a los largo de Estados Unidos en un autobús sicodélico de nombre Furthur, consumiendo y promoviendo grandes cantidades de sustancias naturales y químicas como peyote y LSD. Los Pranksters solían efectuar, con cualquier tipo de participantes, las legendarias Acid Test o Pruebas de Ácido: sesiones de resistencias alucinógenas, celebradas en California y a veces en México. Estas aventuras dieron pie a las crónicas periodísticas de Tom Wolfe en el libro The Electric Kool-Aid Acid Test (Las pruebas ácidas de Kool-Aid Eléctrico). El Doctor Timothy Leary, psicólogo, académico, escritor y gurú del LSD, creó en 1966 la “Liga para el descubrimiento espiritual”, un culto “religioso” donde el LSD y demás alucinógenos representaban el santo sacramento y cuerpo de Cristo; en un intento por mantener legal el uso de las drogas gracias a sus efectos liberadores de la conciencia y por ser canales facilitadores de las experiencias trascendentales, de las que trata Leary en el trabajo de 1964 The Psychedelic Experience: A Manual Based in the Tibetan Book of the Dead (La experiencia psicodélica: Un manual basado en el Libro Tibetano de los Muertos). Las asociaciones de ambas figuras al movimiento hippie y el poder de las flores, mutaron en un sin fin de estereotipos que le hicieron perder, ya a finales de la misma década del 60, validez y razón social. De alguna manera, The Polyphonic Spree reivindican musicalmente los preceptos agrestes del movimiento, con alabanzas y aleluyas al Señor, la dicha de la vida y el milagro de estar acá, todos juntos, en este momento: “Toma el tiempo y encuentra otra salida para el mundo, un mundo que es más que el ayer. Estás a mitad del camino para encontrar una nueva religión. Llévalos a todos, muéstrales amor. Mantenlos juntos, mantenlos cálidos”. Del tema: A Long Day Continues/ We Sound Amazed (Un largo día continúa/Sonamos sorprendidos), del disco Together We´re Heavy (Juntos somos fuertes) de 2004. Tim DeLaughter ha sabido escapar del hermetismo comercial que podría causar su propuesta en los funestos tiempos actuales, presentándose en grandes festivales internacionales juveniles, e igualmente colaborando al lado de artistas de importante trayectoria e impacto vanguardista como Stereo Lab, Peter Gabriel y David Bowie. La estructura incidental de las melodías “polifónicas”, les ha permitido ser parte de las bandas sonoras de los filmes: Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004) de Michel Gondri y en Thumbsucker, del director Mike Mills, en 2005, donde DeLaughter compuso todas las canciones. Y porque “el medio es el mensaje”, el nuevo Godspell de The Polyphonic Spree ha logrado involucrarse con marcas de autos, ropa, y programas de entretenimiento televisivo Tal vez, la felicidad podemos conseguirla en la tienda de la esquina. +


2020 ARTES

Villa Savoye (Poissy, Francia), 1929 del arquitecto suizo Le Corbusier.

LA FELICIDAD NUNCA ES PERFECTA

coherencia y autoconocimiento se reconocen como presentes en construcciones icónicas en la historia de la arquitectura tan diferentes en estilo y tiempo como El Palacio Ducal en Venecia (1340-1420), la villa Rotonda de Andrea Palladio en el Véneto (1580) o la villa Savoye de Le Corbusier en Poissy (1931).

Alejandro Fdez. del Castillo • alexf_email@yahoo.com En la obra de teatro de la vida, en la que representamos el papel de nuestra propia humanidad, la arquitectura juega el rol del escenario, aquel sitio mágico en el que se llevan a cabo nuestras acciones, pasiones, triunfos, fracasos, pecados, amores y desamores. No hay que subestimar el enorme poder que tiene este escenario; la arquitectura es capaz de alterar una de las características que nos hacen más humanos: nuestro estado de ánimo. Una habitación cálida, bien proporcionada, correctamente iluminada y decorada acorde a nuestros gustos es capaz de ponernos de buen humor, de relajarnos o simplemente de llevar algo de calidez a nuestro corazón, del mismo modo en que una habitación de poca altura, estrecha, sucia o desordenada puede alterarnos significativamente de manera negativa. ¿Podemos inferir entonces que en base a este poder existe algo similar a una “arquitectura feliz”?, ¿un estilo arquitectónico capaz de generar felicidad? Desde el punto de vista de un servidor, la felicidad es un estado de ánimo sumamente íntimo y personal, cuyas variables cambian demasiado dependiendo de persona a persona, de diferentes épocas, ubicaciones geográficas, entornos familiares, bagaje personal, e incluso de diferentes etapas de la vida de un mismo individuo. Pensar que existe una arquitectura de la felicidad sería como imaginarnos un manual para hacer poesía o una fórmula para pintar cuadros de determinados estilos. A pesar de todo, resulta sin embargo muy interesante analizar posturas de autores como Alain de Botton, quien en su libro La arquitectura de la felicidad parte de las reflexiones de Stendhal que se refieren a la belleza como una promesa de felicidad, lo que nos lleva a rodearnos de objetos y arquitecturas que nos recuerden ese sentimiento personal de bienestar. A pesar de que el autor reconoce que los diferentes estándares de belleza varían dependiendo de épocas y contextos culturales y sociales, identifica constantes en las arquitecturas consideradas bellas a lo largo de la historia de la humanidad. Es así que elementos como orden, equilibrio, elegancia,

Parecería ser sin embargo, relativamente sencillo encontrar constantes de este tipo en edificios de carácter público como auditorios, palacios o construcciones edificadas con la idea de representar los ideales en común de una época y resultaría mucho más difícil encontrar constantes de este tipo en casas de gente común y corriente, sobre todo entre aquellos que no cuentan con un elevado poder adquisitivo o si quiera el interés de contratar a un arquitecto que empape nuestro hogar con los mismos ideales e intenciones con las que se podría diseñar un palacio de gobierno. Esta reflexión refuerza la idea de que la felicidad y la belleza son conceptos relativos, que varían dependiendo de las características del emplazamiento individual de cada persona, después de todo, nuestra identidad está intrínsecamente ligada a nuestro entorno.

LA ARQUITECTURA DE LA FECLICIDAD Alain de Botton LUMEN

Sin embargo, del análisis de ambas posturas pueden deducirse algunas conclusiones, como el hecho de que los parámetros de belleza y buen gusto son aprendidos y se tienen que educar, tal y como lo apuntaba el filósofo escocés David Hume (1711-1776). Si bien una persona puede tener de manera natural un buen gusto, es evidente que a lo largo de su vida se entrenará y se enseñará entre lo que es bello y correcto y lo que no lo es en base a los parámetros de belleza predominantes en su contexto. En cierto sentido, la belleza de un estilo arquitectónico es directamente proporcional a su lealtad a los cánones preestablecidos. Curiosamente, existen estilos arquitectónicos más claros en su lenguaje jerárquico y sus intenciones, lo que los convierte en idiomas arquitectónicos más fáciles de comprender -o por lo menos de asimilar- y por ende se vuelven universales. Y para muestra basta un botón: es bastante común encontrar en nuestro país el estilo clásico aplicado de manera arbitraria a casas de todo nivel socioeconómico, a un table dance, o a centros comerciales, del mismo modo que difícilmente encontraremos una cantina estilo Bauhaus o un burdel de tipo expresionista abstracto. +


+ Nota de paso

LOS TUMBONA

LEE EL REMIX LITERARIO/MUSICAL EN LEE+ DE JUNIO

CONTRA LA ALEGRÍA DE VIVIR Phillip Lopate TUMBONA FRAGMENTO DE

CONTRA LA ALEGRíA DE VIVIR

Con el paso de los años he desarrollado una aversión por el espectáculo de la joie de vivre, las triquiñuelas del saber cómo vivir. No es que desapruebe el disfrute jovial de la vida. Un sentimiento rebosante de felicidad puede colmarnos en cualquier lugar, y no se puede culpar más a uno mismo que a la fiebre asiática o a un cambio repentino del clima (a menudo la causa más inmediata de la alegría). No, lo que me provoca escozor es la estilización de esta condición privada en un ritual social intimidante. Los franceses, que hicieron del picnic su mayor rito, quizá son los principales responsables de promover este estilo altivo, tan petulante jubiloso. Se necesitó del genio francés para formalizar lo informal a fin de dotar al queso, el pan y el vino de una untuosa santidad sacramental. Una imagen pura de la joie de vivre dominical en mangas de camisa puede encontrarse en las pinturas de Renoir: sátiros de fin de semana bailan y hacen guiños; el ocio adquiere un toque bohemio. Un escritor decente, Henry Miller, habría de captar este mal francés y corrió de vuelta a Estados Unidos para contarnos sobre los pissoirs en las calles de París (nunca pude descifrar por qué esto habría de impresionarlo).

PHILLIP LOPATE

Publicidad

Publicidad

(New York, 1943) es novelista, crítico de cine y arquitectura y uno de los más destacados ensayistas de los Estados Unidos.


22 NOVELA GRÁFICA

LOS GUARDIANES DEL SER Uno de los ejemplos de la trascendencia de Mutts, de esos detalles que la llevan más allá de la simple tira del diario dominical, es la constante aparición de “tributos” a otros ilustradores y artistas gráficos. Los homenajes usualmente aparecen como portada o primera viñeta en algunos de sus trabajos, y pese a que no tienen relación alguna con la historia o gag que se pretende plasmar, le dan profundidad a través del uso de referencias cruzadas que aluden siempre a la cultura popular. De esa manera, en Mutts encontramos homenajes a portadas de cómics de superhéroes como Hulk o Hellboy, al lado de versiones “animalizadas” de pósters de propaganda comunista o ilustraciones orientales clásicas, como la famosa ola de Katsushika Hokusai. En el sitio oficial de Mutts podemos encontrar también una cita diaria de artistas, científicos y filósofos de todas las tendencias y épocas, que generalmente vienen acompañadas de una ilustración de McDonnell.

Eugenio Tena del Castillo • eugeniotenadelcastillo@gmail.com Podríamos llenar una gran biblioteca con todos los textos que intentan traducir las emociones en palabras. La angustia, el miedo, el cariño o la nostalgia han existido antes que el arte de la escritura, antes inclusive de convertirse en conceptos útiles para explicarnos qué es lo que nos sucede. Los sentimientos nos eluden al tratar de trasladarlos al mundo de las letras y sin embargo nos empecinamos en intentar traducirlos. Afortunadamente Eckhart Tolle, autor de El poder del ahora y Patrick McDonnell, ilustrador de Mutts decidieron hacer uso del refrán que reza que “una imagen vale más que mil palabras” y decidieron ¿por qué no? unir fuerzas para realizar una pequeña obra impresa de apenas poco más de cien páginas que, además de encerrar grandes enseñanzas de vida, logra hacernos sentir un poco de esa alegría de vivir en el ahora, compartiéndola, eso sí, con una mascota. Los guardianes del ser es una colaboración editada por Gaia Ediciones en la que las enseñanzas de Eckhart Tolle, escritor y conferencista de enseñanzas espirituales, nos lleva del mundo puramente literario y abstracto a la conexión con los estados de paz y plenitud, apoyándose en las ilustraciones de Patrick McDonnell.

UNA NUEVA TIERRA Un despertar al propósito de su vida Eckhart Tolle NORMA

El concepto del libro deriva gran parte de su genialidad en la sencillez de su ejecución, toda vez que las enseñanzas de Tolle, basadas en una asimilación occidental de diversos principios filosóficos de orientación budista, como la meditación trascendental, la conciencia del ser y el abandono del paradigma racional, empatan perfectamente con la cosmovisión que McDonnell ha forjado en su Mutts. La tira cómica del dibujante norteamericano, considerado por muchos como el heredero de las glorias de Peanuts, utiliza casi de manera exclusiva a diversos cachorritos como protagonistas, de tal manera que perros, gatos, peces y hasta un par de crustáceos muestran a menudo a los pocos humanos que la protagonizan, cientos de secretos sobre la felicidad, secretos que usualmente van más allá de las posesiones materiales y las avalanchas de problemas que nos inflingimos casi de manera intencional los hombres. Para cualquier lector asiduo de Mutts, ya sea en su versión impresa o en su excelente página virtual (muttscomics.com), queda claro que Patrick McDonnell trasciende el simple humor de la tira cómica, al tiempo que evita caer en los espacios comunes del “aleccionamiento” o la fábula fastidiosa, pues es evidente que el trabajo de este ilustrador es un reflejo de su manera de entender y vivir la vida, por lo que originalidad e ingenuidad no pasan desapercibidas para el lector.

LOS GUARDIANES DEL SER Eckhart Tolle Ilustraciones Patrick McDonnell GAIA EDICIONES

En el caso de Eckhart Tolle, este conferencista de origen alemán comenzó a los veintinueve años un viaje de transformación que lo alejó del ámbito académico, llevándolo a buscar la iluminación espiritual en diversas culturas, religiones y pensamientos filosóficos como la Cábala, en tanto que plantea una renuncia al estado de conciencia egocéntrico. A pesar de que su obra escrita se puede encuadrar dentro de la mal llamada psicología positiva o de la felicidad, Tolle cuenta con el don de la palabras y sus mensajes nos remiten siempre a maneras de entender la vida que no sólo son optimistas, sino que son alcanzables por cualquier persona. Su obra más famosa, El poder del ahora, es precisamente un estudio sobre el ego, el ruido mental que producen nuestros pensamientos y la posibilidad de regocijarse experimentando la vida desde el ahora. En Los guardianes del ser, los puntos de coincidencia de los dos autores se ven materializados en las mascotas. En McDonnell los animales se vuelven un recurso visual perfecto para recordarnos que la naturaleza sólo existe en el ahora, pues todo animal vive –siempre– entregado a la vida. Para Tolle, la colaboración con el ilustrador es una maravillosa forma de poner sus ideas en imágenes, de materializar el arte de la contemplación y poner la mente en pausa por un instante. Aunque sin duda el gran ganador es el lector, Los guardianes del ser representa lo mejor de los dos autores sin la necesidad de llenar nuestra biblioteca de libros que nos expliquen lo que sentimos, pues como sostiene Art Spiegelman, (refiriéndose a Mutts), ambos lo hacen “de manera inteligente pero sin pretensiones, dulce pero sin caer en lo empalagoso”. +


+ Nota de paso

EL CONCEPTO

Los supermercados de descuento del señor Sam Walton por décadas usaron la carita, pero finalmente en 2008 Ball logró detener que el supermercado más grande del mundo siguiera usando su creación cuando un juez determinó que el emporio no había registrado el logotipo, por lo que ahora usan una flor amarilla en lugar de la alegre carita. Mayor información visita www.worldsmile.org

así que puede recordarte o enseñarte a estar presente.

Publicidad

El perro vive en EL AHORA,

La representación estilizada de una carita feliz se ha convertido desde los años sesenta en un ícono de la felicidad, principalmente en la cultura pop. Fue creada en 1963 por el artista norteamericano Harvey R. Ball para una campaña de la aseguradora The State Mutual Life Assurance Company en Massachusetts. Siendo una imagen constantemente usada por otros artistas y marcas, lo más irónico y triste es que Ball nunca registró los derechos de su creación, provocando que existan registros del emoticón en más de 100 países. En 1999 Ball fundó World Smile Corporation para cobrar regalías por la Smiley y así destinar las ganancias a diferentes caridades a través de World Smile Foundation que cada año celebra el día para fomentar actos de bondad bajo el lema “Mejorando el mundo una sonrisa a la vez”.


LOS + VENDIDOs FICCIÓN

NO FICCIÓN ARREBATOS CARNALES Francisco Martín Moreno PLANETA

A lo largo de los siglos, hombres y mujeres han sido arrastrados por el inevitable impulso de poseer a quien parece ostentar el sentido de la vida y de esta atracción impetuosa no se libran los grandes forjadores del destino de una nación. ¿Qué apetitos y obsesiones sirvieron de causa para algunos de los protagonistas de la historia de México?

2010 NI INDEPENDENCIA, NI REVOLUCIÓN Rius (Eduardo del Río) PLANETA

Desde hace 15 años estoy casado con una muchacha hija de campesinos morelenses, morena y que creció y fue criada como campesina. Con ella procreamos una hija que afortunadamente no salió güera ni con ojo claro. El contacto con su familia me ha permitido conocer de primera mano a otra clase de mexicanos con los cuales, tengo que reconocerlo con pena, la relación no se ha dado como yo quisiera. Sigue existiendo entre nosotros esa barrera que durante siglos ha separado a los mexicanos, los blancos de un lado y los mestizos del otro, la desconfianza siempre presente...

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS; A TRAVÉS DEL ESPEJO Lewis Carroll AZTECA

El excéntrico profesor de matemáticas Charles l. Dogson, que redactaba complicados manuales científicos, también formulaba divertidos enigmas, adivinanzas y poesías absurdas. Decidido a escribir una novela para sus amigos mas jóvenes, inventa un seudónimo (Lewis Carroll) y emprendió la tarea de redactar un libro fantástico donde el mundo de los sueños era el protagonista.

CAÍN José Saramago ALFAGUARA

Qué diablo de Dios es éste que, para enaltecer a Abel, desprecia a Caín. Si en El evangelio según Jesucristo, José Saramago da su visión del nuevo testamento, en Caín regresa a los primeros libros de la Biblia. Recorre ciudades decadentes y establos, palacios de tiranos y campos de batalla de la mano de los principales protagonistas del antiguo testamento, imprimiéndole la música y el humor refinado que caracterizan su obra.

DESDE MI CIELO Alice Sebold DEBOLSILLO

Este es un libro doblemente insólito: es una novela de no ficción escrita por Jean Meyer, uno de los mayores historiadores de nuestro país, y es una viva recreación de un episodio esculpido en bronce, la guerra de independencia de México. Cuando parecía que no había manera de decir algo nuevo sobre este manoseado suceso, Meyer se toma las libertades necesarias para alumbrar los hechos de una manera inusitada.

CAMISAS AZULES, MANOS NEGRAS: EL SAQUEO DE PEMEX DESDE LOS PINOS Ana Lilia Pérez GRIJALBO MONDADORI

Los nombres de Marta Sahagún, Manuel Bribiesca Sahagún, Juan Camilo Mouriño, Juan Bueno Torio, Felipe Calderón, y César Nava, entre otros, tienen en común: el saqueo y desvío de los bienes de la empresa más importante de México. El título del libro habla por sí solo.

EL JARRÓN AZUL Meter B. Kyne GRUPO EDITORIAL TOMO

Es una apasionante obra de motivación para aquellos que nunca se dan por vencidos; esos hombres y mujeres a quienes su coraje, persistencia y sentido de responsabilidad no les permiten desistir jamás de las tareas que se les encomiendan.

DISCIPLINA INTELIGENTE: MANUAL DE ESTRATEGIAS ACTUALES PARA UNA EDUCACIÓN EN EL HOGAR BASADA EN VALORES Vidal Schmill EDICUSA EDICONES CULTURALES

Este libro ayuda a: ubicar qué tan eficaz es la disciplina que los padres ejercen sobre sus hijos. Educar a los hijos sin miedos, ansiedades y culpas. Encontrar el punto medio y establecer límites de conducta basados en valores claros que fomenten el bienestar, la salud y la convivencia en el hogar. Es una obra basada en años de interacción y observación con padres de familia, niños y jóvenes.

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO Viktor Frankl HERDER

En esta obra, Viktor E. Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero, durante mucho tiempo en los desalmados campos de concentración, él mismo sintió lo que significaba una existencia desnuda.¿Cómo pudo él que todo lo había perdido, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, que tantas veces estuvo a punto del exterminio, cómo pudo aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

PRIMERO TÚ: LOS SIETE PASOS PARA VERTE BIEN Y SENTIRTE MEJOR Gaby Vargas AGUILAR

Conoce una guía práctica y sencilla para sentirte y verte bien. Escrito en un tono coloquial, Gaby Vargas reúne buenos consejos para cuidar tu mente, cuerpo y espíritu.


Se vale responder con una sonrisa.

+ Nota de paso

QUÉ SE VE EN EL MUNDO Live Now es una comunidad que busca la felicidad, son un grupo de amigos en constante crecimiento que persiguen la noción del vivir en el ahora; se comunican a través de obras de arte, literatura, relaciones sociales, exhibiciones, entre otras cosas, para así hacerles atractivo a los participantes el vivir concientemente y feliz. La iniciativa surgió cuando el fundador Eric Smith fue diagnosticado con cáncer. Instantáneamente cambió mi perspectiva de todo. Mi parte humana, llena de lágrimas, trató de resistir la enfermedad catalogada como “mala”, y sólo pensaba atenerme a la misericordia de la enfermedad. Pero la esencia de mi espíritu sabía que esta situación no estaría aislada de la armonía escondida que he buscado siempre cada día. Estando mi cuerpo amenazado, provocó en mí una separación fuerte entre mi ser espiritual y el físico; aunque mi cuerpo físico estaba siendo atacado, mi esencia espiritual era intocable. Mi experiencia con cáncer fue así: ¡vive ahora! El cáncer cambió la manera en que comía, dormía y lo más importante el cómo vivía. Antes del cáncer yo era como la mayoría de los chavos, sólo me dejaba llevar. Fue durante mi tratamiento, cuando empecé a descubrir lo que el cáncer me podría regalar: la habilidad de absorber cada momento, como si fuera mi vida completa.

En la comunidad participa gente talentosa de todas partes del mundo y el proyecto está en constante crecimiento, cualquiera puede unirse para proponer ideas frescas. Ingresa a http://www.welivenow.org/ comienza a vivir hoy, y sé feliz.

Publicidad

¡Así nació The Live Now Project! (Proyecto vive ahora)


PARA VER Y OÍR DVD

CD CANTANDO BAJO LA LLUVIA Dir. Stanley Donen WARNER HOME VIDEO

VARIOS Essential Disco Fever SONY MUSIC Recopilación con lo mejor de la época dorada de la música disco, para recordar bailando aquellos tiempos de pistas multicolores y noches largas de fiesta setenteras.

EL SHOW DE TRUMAN Dir. Peter Weir PARAMOUNT

CRI-CRI 100 años, 100 canciones SONY MUSIC Sin duda, la música y las letras de Francisco Gabilondo Soler “Cri-Cri” son una herencia obligada en la cultura popular mexicana y por ende, no debe ser ignorada en ningún nivel, he aquí 3 discos más un DVD con todo su material.

Antes de conocer a la aspirante a actriz Cathy Seldon (Debbie Reynolds), el ídolo del cine mudo Don Lockwood (Gene Kelly) pensaba que lo tenía todo; fama, fortuna y éxito. Pero, tras conocerla, se da cuenta de que ella es lo que realmente faltaba en su vida.

Sin que él lo sepa, todo el mundo está viendo literalmente la vida de Truman Burbank. Cada movimiento, cada momento importante de su vida es transmitido 24 horas al día para el consumo de los televidentes. Un día Truman (Jim Carrey) comienza a buscar más allá de esa “felicidad” actuada, donde todo gira en torno a él. Un buen análisis para la vida de todos los espectadores.

ELSA Y FRED Dir. Marcos Carnevale CINE, VIDEO Y T.V.

Elsa tiene 82 años, 60 de los cuales vivió soñando un momento que ya había sido soñado por Fellini: la escena de La dolce vita en la Fontana di Trevi. Alfredo es un poco más joven, y siempre fue un hombre de bien que cumplió con su deber. Al quedar viudo, desconcertado y angustiado por la ausencia de su mujer, su hija le insta a mudarse a un apartamento más pequeño, donde conoce a Elsa. A partir de este momento, todo se transforma.

LOS CORISTAS Dir. Christophe Barratier AM ENTRETENIMIENTO

En 1949, Clément Mathieu, un profesor de música desempleado, es contratado como preceptor de un instituto correccional de menores. A través de ineficaces y represivas políticas, el director Rachin intenta con dificultad mantener disciplinados a estos alumnos difíciles. A Mathieu lo sorprende la cruda realidad de la rutina del colegio, pero comienza a operar un cambio en estos niños. Gracias al poder y la magia de la música, el maestro intenta que sus vidas cambien para siempre.

EN BUSCA DE LA FELICIDAD Dir. Gabriele Muccino AM ENTRETENIMIENTO

Chris Gardner es brillante y tiene talento, pero tiene un mal trabajo de vendedor puerta a puerta. Trata de buscar una vida mejor para él y para su hijo de cinco años. Ambos viven en un apartamento de San Francisco. Todo se complicará cuando una orden de desahucio amenaza su estabilidad.

LA VIDA ES BELLA Dir. Roberto Benigni AM ENTRETENIMIENTO

Unos años antes de que comience la Segunda Guerra Mundial, un joven llamado Guido llega a un pequeño pueblo de la Toscana italiana con la intención de abrir una librería. Allí conocerá a Dora, la prometida del fascista Ferruccio, con la que conseguirá casarse y tener un hijo.

CHAVA FLORES Sus canciones, su antología EMI MUSIC Chava Flores es la crónica hecha canción en cuanto a la vida y costumbres del Distrito Federal se refiere, nos vemos reflejados en sus canciones y son tan buenas que son totalmente atemporales.

JUAN GARCÍA ESQUIVEL El padre del lounge SONY MUSIC Si se trata de estar contento o simplemente pasarla bien, en una onda retro con martinis en la terraza por la tarde, la música de Juan García Esquivel es la ideal para esos momentos.

RUBÉN GONZÁLEZ Presentando a... ZAFRA MÚSICA A más de diez años de haber sido editado y otros tantos de haber fallecido, este disco es un legado de virtuosismo, que nunca pasa de moda.

TIN TAN Antología EMI MUSIC Figura indiscutible del cine nacional, con un carisma y alegría que contagiaban a cualquiera, si en sus filmes fue gracioso, ocurrente y alegre, en sus canciones no podemos negar que más de una sonrisa se nos dibujará en el rostro.


Publicidad


Pequeño GRAN universo Selección de Karen Chacek • lagartika13@yahoo.com MONSTRUO TRISTE MONSTRUO FELIZ. UN LIBRO SOBRE SENTIMIENTOS Ed Emberly y Anne Miranda OCÉANO TRAVESÍA Los monstruos también tienen sentimientos, y en el libro –por cierto desplegable– se aprecia una colección de máscaras ingeniosas que representan diferentes emociones de terribles monstruos, perfectas para los pequeños lectores.

EL LADRÓN DE GALLINAS Béatrice Rodríguez C.E.L.T.A. AMAQUEMECAN

A veces, la felicidad te toma por sorpresa: te abraza fuerte, te lleva a lugares desconocidos y te descubres feliz en el lugar que menos imaginabas.

CUENTOS PARA JUGAR Gianni Rodari ALFAGUARA

Veinte relatos cortos, cada uno con tres finales diferentes, para que cada quien escoja el que más le guste (o se invente otro, lo que importa es jugar). ¡Qué más se necesita para ser un lector feliz!.

¡OH, LOS COLORES! Jorge Luján, Piet Grobler EDICIONES SM

En un color cabe tanto y cabemos tantos, que descubrirlo provoca una inmensa felicidad.


SATOSHI KITAMURA

La felicidad de ser un niño eterno.

Entrevista por Rodrigo Morlesin • rmorlesin@hotmail.com La cita estaba pactada para vernos en la escultura del famoso perro Hachiko, en el concurrido barrio de Shibuya, en Tokio. Eran las diez de la mañana y mi esposa Ritsuko y yo ya esperábamos ansiosos y felices después de tan largo viaje. De pronto, entre tanta gente apareció el rostro de un viejo amigo: Satoshi Kitamura, uno de los tres autores e ilustradores más famosos de Japón y que goza de gran popularidad en México. Satoshi llegó con Motoko, su mujer, con quien nos había planificado un día de paseo que incluía museos, comer en ricos restaurantes y las librerías para niños más bonitas que he visto en mi vida. Tomamos el metro sin saber exactamente a dónde nos llevaban, hasta que Satoshi dijo: “Los llevaremos a Ebisu, lugar cercano a donde nací”. Así que comenzamos a platicar mientras caminábamos por este viejo barrio, en el que los techos de barro vidriado a dos aguas de las antiguas casas contrastaban con los modernos rascacielos. Un barrio reconstruído era el marco ideal para hablar de la infancia de Satoshi; ambos vivieron la dureza de la posguerra y, pese a ello, están tan enteros, tan felices, tan plenos… ¿Cómo era el pueblo donde naciste cuando eras niño? Yo nací en Meguro. Era menos caótico de lo que es ahora, vivía cerquita del centro de Tokio y no teníamos demasiados espacios abiertos para jugar. Jugábamos en las calles alrededor de nuestras casas o andábamos en patines. A veces jugábamos béisbol en el atrio del templo budista. ¿Te gustaba dibujar cuando eras niño? Sí, dibujé mucho, me gustaba hacer dibujos con gises sobre las banquetas, y también con lápices y papel dentro de casa. Hacía por lo menos un dibujo cada día antes de irme a dormir. ¿Qué es lo que más te gustaba dibujar? Coches imaginarios, aviones, cohetes, robots y dinosaurios. También me gustaba dibujar personajes de cómics. ¿Cuál era tu libro favorito? Tetsuwan Atom (Astro Boy) de Osamu Tezuka. ¿Y cuál era tu juego favorito? En la escuela, mis amigos y yo jugábamos luchitas y cosas de este tipo. También nos gustaba el béisbol; y también, aunque no eran juegos, andábamos en bici y patines. ¿Por qué cambiaste Meguro, tu ciudad natal, por la ciudad de Londres en Inglaterra? Es una larga historia. Cuando era joven quería ir a algún lugar fuera de mi país y también quería aprender inglés. Fue la curiosidad y el sentido de aventura que me llevaron fuera de mi país a probar algo diferente. ¿Cómo fueron tus primeros pasos en el mundo editorial? ¡Es otra larga historia! Un día tuve la idea de un libro y mandé una maqueta a los editores mientras estaba en Londres. Ellos se mostraron interesados, lo estuve intentando por algún tiempo y al final logré conocer a los editores de Andersen Press, que me dieron un trabajo para ilustrar: Fernando Furioso; eso fue por ahí de 1981. ¿Qué te inspira? El arte me inspira todo el tiempo. El buen arte me hace querer dibujar, pintar y escribir. ¿Qué prefieres, música o pintura? (sé que te meto en aprietos) Las dos son muy importantes, no puedo decidirme por alguna. ¿Cuál es la última película que te encantó? No he visto películas últimamente. Creo que no he visto algo memorable en un par de años. El otro día vi por accidente en la tele la segunda mitad de una película danesa llamada Strings (Cuerdas), era de marionetas y se veía muy interesante. ¿Cuál es el proceso que sigues para crear una historia? Es imposible describir este proceso. En realidad no existe un proceso, sólo sucede y crece lentamente, con mucho esfuerzo y sobre la marcha. ¿Qué es primero, la historia o el dibujo? Depende, a veces el dibujo va antes que la historia, en otras ocasiones las palabras se adelantan… Una frase o una oración desencadena la historia. Cuéntame sobre tu técnica de pinceles de cristal… ¡Pluma de cristal! Es una pluma con una punta hecha de vidrio, se usaba antiguamente en las oficinas. Tiene una fina punta, pero la rompo y queda embotada, lo cual me ayuda a hacer trazos irregulares e ¡interesantes! También uso las plumillas tradicionales con punta de metal. ¿Alguno de tus libros es tu favorito? ¿Yo y mi gato? y el último Millie’s Marvelous Hat, pero éste aún no se ha publicado en México. Si fueras uno de tus personajes, ¿cuál elegirías? El hombre de la tienda en Millie’s Marvelous Hat, o la oveja de When Sheep Cannot Sleep. +

¿YO Y MI GATO? Satoshi Kitamura FCE

FERNANDO FURIOSO Hiawyn Oram y Satoshi Kitamura EN EL DESVÁN Hiawyn Oram y Satoshi Kitamura FCE


/revistaleemas

30 REDES SOCIALES + Nota de paso

LA LETRA MINI TWITT-FICCIÓN

El cuento de los twiteros.

NO LA VIO VENIR Un hombre que nunca creyó en la felicidad, la encontró por coincidencia en un autobús. En aquél autobús iba una mujer con unas piernas monumentales y se bajó enseguida. Pero, ya se sabe por Borges, que no existen las coincidencias, ni la felicidad –como bien sabemos por Ciorán–.

La “felicidad” llevaba el pelo recogido, un escote bárbaro y cargaba de manera nerviosa un portafolio. Estaba ahí sentada, acompañando su trayecto. Tal vez fue así siempre, pero sólo hasta ese momento se hizo visible, cuando se topó al pie de su asiento, con un billete de lotería que cuatro días después resultaría ganador del Premio Mayor. Se dijo a sí mismo “no es posible que ella sea lo que he buscado”… Abruptamente, se bajó también del autobús. El largo trayecto a su casa propició la plática con aquella joven que se convirtió con el tiempo en la madre de sus hijos. Sí, tal vez su imaginación sólo era seguida por lo rápido que latía su corazón, pero no la vio venir. La dueña de sus quincenas, la vigía de sus parrandas, su conciencia; aún no lo sabía, pero su concepto de la felicidad cambiaría. Él estaba sinceramente asustado, habiendo tenido una vida como la suya, le daba miedo que cuando comenzara a ser feliz, se muriera. Colaboradores por orden de aparición:

Publicidad

@Lau_SB @hartatedemi @torresvera @Alex_Fdez @LivZu @LicMiguelGaray @malyreyes @Dinoraizaguirre @malyreyes @Ufchinzaz @GaboRdzG @CelesteInAHurry Síguenos y participa con nosotros.

Imagine me and you, I do I think about you day and night, its only right to think about the girl you love and hold her tight So happy together If I should call you up, invest a dime and you say you belong to me and ease my mind imagine how the world could be, so very fine So happy together CORO I can’t see me lovin’ nobody but you, for all my life. When you‘re with me baby the skies will be blue for all my life. Me and you and you and me no matter how they toss the dice, it has to be the only one for me is you, and you for me So happy together TRADUCCIÓN Imagínanos a mi y a ti, yo lo hago pienso en ti día y noche, es lo correcto pensar en la chica que amas y abrazarla fuerte tan felices juntos si te llamara, invertir unos centavos y que me digas que me perteneces, me tranquilizas Imagina como podría ser el mundo, todo perfecto tan felices juntos CORO No puedo verme amando a nadie más que a ti en toda mi vida cuando estás conmigo, nena los cielos serán azules por toda mi vida Yo y tú y tú y yo no importa cómo se echen los dados, tiene que ser lo único para mi eres tú, y tú para mi tan felices juntos.

Fragmento de la canción So Happy Together de The Turtles

THE TURTLES So Happy Together WHITE WHALE RECORDS


Publicidad


Publicidad

Profile for Revista Lee+ de Librerías Gandhi

14_Felicidad  

Ya hemos discernido en términos genera- les que lo que uno es contribuye más a su felicidad que lo que uno tiene o lo que uno representa. Si...

14_Felicidad  

Ya hemos discernido en términos genera- les que lo que uno es contribuye más a su felicidad que lo que uno tiene o lo que uno representa. Si...