Page 1

La Tribuna Mayo 2011

¿Privatizar la Sanidad?

Empresas

(Págs.6,7)

farmacéuticas

“Nuestro sistema de salud público es un privilegio“ María Sánchez

(Págs. 11,12)

“Un medicamento que puede eliminar una enfermedad no compensa económicamente”

Los Toros (Págs. 14,15) “Mantener una práctica salvaje y vacía solo por mantener una tradición es ridículo” Simón Domínguez

Beatriz Peña

Hazte oír Privilegios de los Eurodiputados (Págs. 4,5)

Limitación a 110 km/h (Págs. 8,9)

“Con la reducción de velocidad, aumentarán las averías” Maria del Carmen Fernández

Blogs Amigos Mundo Globalizado: ( blog.mundoglobalizado.com ) Palabras Inefables: ( www.palabrasinefables.blogspot.com )

“Los señores parlamentarios tienen que saber que ellos son ejemplo a seguir y si no congelan su sueldo y hacen sacrificios, ¿creen que las personas los escucharemos cuando nos pidan que los hagamos nosotros?” José Miguel Ribelles. Blog MundoGlobalizado

Participa -¿Quieres participar como lector? Mándanos tu opinión sobre el tema que quieras: LaTribunaDelLector@yahoo.es (Pág.17) 1


Índice Columna personal: “Las cosas que realmente no puedo soportar”: La mala educación

Pág. 3

Los Diputados del Parlamento Europeo se niegan a viajar en clase turista

Págs. 4,5

La Sanidad en España

Págs. 6,7

Nueva Ley de reducción de velocidad a 110 km/h

Págs. 8,9

Columna personal “No lo entiendo” Las empresas farmacéuticas

Pág. 10 Págs. 11,12

Columna personal El estado del bienestar amenazado

Pág. 12

Columna personal El error de ligar “edad de jubilación” a “esperanza de vida” Los toros

Pág. 13 Págs. 14,15

Columna personal Cantantes de corta estela: histeria juvenil Torrente 4

Pág. 16

¿Qué opinas tú?: NUEVA SECCIÓN

Pág. 17

¿Quieres participar cómo redactor?

Pág. 18

2


Columna personal “LAS COSAS QUE REALMENTE NO PUEDO SOPORTAR“ La mala educación El otro día estuve en una barbacoa campestre. La organización del evento se hizo como de costumbre: Todos debíamos poner una cantidad de dinero, bastante razonable por cierto, y los organizadores irían al supermercado a comprar todo lo necesario. Así fue. Todo iba sobre ruedas: Habíamos comprado bebida y comida para saciar a una tropa, y comenzábamos a preparar las brasas cuando uno de los rezagados llegó con un pan y cincuenta gramos de chorizo en una platina “porque le apetecía un bocadillo”. Eso, señores míos, es la mala educación. Para quien no lo entienda, se lo explico: Lo que hubiera procedido por parte del famélico invitado hubiese sido, o bien esperar a que las viandas comunes estuviesen listas y aguantar el hambre mientras tanto, o bien traer panes y chorizo para todos, que al fin y al cabo éramos sólo siete. Que trajera un solo bocadillo y se lo zampara ante las atónitas miradas de todos sus amigos fue, sin ningún tipo de atenuante, de muy mala educación. También se lo podía haber comido en su casa o en el bar de la esquina, antes de venir, digo yo. Sin embargo, la mala educación no es siempre tan evidente. Puede ser, simplemente, la actitud de la señora que te golpea con el carrito de la compra en el supermercado y ni siquiera te pide disculpas. O la de la madre que reprende a su hijo con desgana y poco convencimiento después de que éste te haya escupido, y se enfada contigo si te atreves a regañarle tú. O la de la amiga que se pasa las tres horas que dura vuestro encuentro contándote su último lio de pantalones, sin preguntarte siquiera como te encuentras después de tu reciente operación… Y como estas, decenas, cientos, miles. Porque es la mala educación la que ahora impera en las relaciones sociales actuales; relaciones individualistas, egoístas e interesadas. La cortesía ya no es un valor que se inculque desde nuestra más tierna infancia, como lo era el respeto a los mayores y el procedimiento de aprendizaje por el cual el éxito en sí mismo ya era suficiente recompensa. No. Ahora los niños interrumpen a los mayores, los adolescentes amenazan a sus padres, los estudiantes reciben dinero por aprobar el curso escolar.

Un día, después de mucho insistirle, conseguí que quedásemos en el parque infantil que hay cerca de su casa. Pues bien, apenas unas horas antes de nuestra cita, mi querida amiga me llamó para cancelarla porque “a su hija no le apetecía salir”. Eso, señores, es de muy mala educación; pero además, es de tontos. Permitiendo que una niña de cuatro años tome las decisiones dentro de la casa la conviertes en una pequeña tirana, una caprichosa que cuando crezca se dará de bruces con la frustración y el fracaso que suponen no conseguir siempre lo que uno quiere, como ocurre en la gran mayoría de ocasiones en el mundo adulto. Lo asombroso es que después sean los propios padres los que lloren porque sus hijos se conviertan en pequeños monstruos.

“¿Acaso es tan difícil disculparse, escuchar o ser amable?” Pero a lo que iba, que me desvío del tema: La mala educación es colarse en la charcutería, encender un cigarrillo en casa ajena sin preguntar previamente, ametrallar con preguntas a tu interlocutor, o simplemente, no evitar que el ascensor se cierre en las narices del vecino rezagado. Y ya la manera más sutil y refinada de la mala educación: Hacerse el interesante y misterioso para provocar la pregunta que estamos deseando contestar, asegurándonos, de esta manera, tener absolutamente toda la atención de nuestros interlocutores. El egocentrismo de tender trampas al contertulio para provocar que éste pique y se vea obligado a realizar esa cuestión cuya respuesta traemos de antemano preparada. Crear una expectación grotesca e innecesaria; ese es el paradigma de la mala educación. Actuaciones cotidianas que presenciamos, o incluso, por qué negarlo, protagonizamos en ocasiones; y que poco a poco nos embrutecen más y más, volviéndonos seres asociales, huraños, mezquinos y desconsiderados. ¿Acaso es tan difícil disculparse, escuchar o ser amable? ¿Acaso ya nadie aplica la máxima de que debemos tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen? Parece ser que no. María Sánchez Lozano

Mi amiga Tere tiene una niña de cuatro años que, según los cánones de educación modernos, por los cuales los hijos requieren una atención constante, absorbe todo su tiempo y energía. 3


Los Diputados del Parlamento Europeo se niegan a viajar en clase turista Los eurodiputados, entre ellos la mayoría de los españoles, rechazan aplicarse ellos mismos medidas de austeridad similares a las que han aprobado varios Estados miembros para sus funcionarios o pensionistas; como viajar en avión en clase económica en lugar de en primera clase, no acumular dietas o congelar sus salarios en 2012. ¿Qué opinas tú? ¿Son hipócritas o están en lo correcto? “Estamos pagando los errores que ellos mismos han provocado” Cada día más ciudadanos españoles tienen que privarse de sus vacaciones porque sus circunstancias económicas no se lo permiten. Cada vez que vamos a un bar para tomar algo con los amigos tenemos que estar mirando cada céntimo que nos gastamos. Sin embargo, los señores diputados no son capaces de viajar cómodamente en una clase turista. Esto no es el fin del mundo, la clase turista no es un vertedero; ¿o acaso van a tener peor seguridad? ¡Como no lo pagan ellos! Cuando hablan en sus discursos sobre "abrocharse el cinturón", o cuando hay que dar ejemplo (como dice la oposición criticando al gobierno), ellos no están dispuestos a hacer ningún tipo de cambio en sus acomodadas vidas. Además, no son capaces de mantenerse al mismo nivel congelando sus salarios y dietas, sino que son avariciosos y no piensan en el bien del ciudadano. Cuando ponen leyes como la de la jubilación a los 67 años, no les importa que tengamos que trabajar varios años más. Cuando no proponen ningún tipo de solución frente a esta crisis que ha dejado millones de parados, no piensan en lo más mínimo en aquellas familias que no pueden llegar a fin de mes.

“No están dispuestos a hacer ningún tipo de cambio en sus acomodadas vidas” Sus discursos son pura palabrería, solamente quieren embaucar a la gente criticando a los demás partidos. Lo que más refleja su conducta es el refrán que dice: "ojos que no ven, corazón que no siente". Estamos pagando los errores que ellos mismos han provocado. ¿Y quién nos defiende, si ellos solamente piensan en su propia ventaja? Beatriz Peña Fernández

“Pobres eurodiputados“ Escuchando "la filtración" en la rosa de los vientos nº 590 se hablaba de demagogia sobre los sueldos y prebendas de los señores/as eurodiputados. Por lo visto los eurodiputados españoles se sentían disgustados con la imagen de ellos que los señores de la prensa trasladan a la sociedad; pues si bien ganan un sueldo alto, la mayor parte de ellos tienen que dar una parte a su partido y tienen que vivir una parte de la semana en su ciudad de trabajo y otra parte en su ciudad "originaria". Además, la posibilidad de cobrar una pensión trabajando solo un número de años, se estableció en los primeros tiempos de los eurodiputados, aunque la mayor parte de los eurodiputados dicen que en realidad no la ejercen. El hecho de que la eurocámara mantuviera el privilegio de los eurodiputados de viajar en bussines-class dice mucho de la mentalidad de los señores eurodiputados; sobre todo cuando son ellos mismos los que auto-votan esa resolución. El Sr. Fernando Rueda nos decía que los eurodiputados también eran trabajadores que trabajaban mucho y duro, y que se estaba haciendo mucha demagogia con ellos. Finalmente, el Sr. Bruno Cardeñosa opinaba que ganaban muchísimo menos que personas que estaban en cargos de relevancia trabajando una vez al mes y poquito más. ¿Puntos ciegos...? Conforme en que trabajan mucho y duro (solo hasta el jueves por lo visto). Conforme en que el sueldo no será bajo y que hay otros (pocos espero) que cobran más que ellos. Conforme en que son trabajadores (o debieran serlo) pagados con nuestros salarios. Conforme en que hay demagogia. Pero... Somos muchos los que hemos trabajado fuera de casa mucho y duro, cobrando lo mismo que en casa y que no es ni de lejos lo que cobran ellos. Nuestros menús pueden valer una media de 11 euros y hay fines de semana que no podemos volver a casa quedándonos en la ciudad de trabajo. En las raras ocasiones de coger un avión, es en clase turista. (Continúa) 4


Somos algunos cuyo máximo privilegio del que disponíamos era el dinero para poder almorzar cuando estabas fuera de tu lugar de residencia, y eso se nos eliminó al comienzo de la crisis. Somos muchos más a los que se nos congeló el sueldo al inicio de la crisis (si no estás parado); y, en cuatro años, el sueldo no ha aumentado ni el IPC, lo cual significa una bajada de sueldo, pues el agua, la luz, el gas y el pan si que han subido. Si no se usa el privilegio de la pensión... ¿por qué no se deroga la ley? Si hay gente que trabaja menos y cobra más, ¿no habría que investigar el por qué?. ¿Un sueldo mayor por un día de "trabajo" al mes?... Que me lo expliquen (o mejor que se lo expliquen a hacienda). Los señores parlamentarios tienen que saber que ellos son ejemplo a seguir y si no congelan su sueldo y hacen sacrificios, ¿creen que las personas los escucharemos cuando nos pidan que los hagamos nosotros?. Puede que haya demagogia, pero también hay realidades que no desaparecen solo por no quererlas ver y la solidaridad se demuestra ejerciéndola. José Miguel Ribelles. Blog MundoGlobalizado ( blog.mundoglobalizado.com )

Columna personal ¿Qué es la integridad?

La integridad es personalidad total, es integrar los valores que se tienen con las acciones que se llevan a cabo, con la vida práctica, es decir, cuando lo que se piensa y se dice tiene coherencia con lo que se hace. Es el estado de estar completo, es buscar el aplauso de nuestro Creador, es rectitud, moralidad, decencia, lealtad, plenitud, en una palabra, es totalidad absoluta; es tener nuestro comportamiento alineado con los principios éticos y morales. En Proverbios 10:9 dice: “El que anda en integridad anda seguro”, porque no se tiene nada que esconder, porque su vida es transparente, y su cabeza podrá siempre estar en alto. La integridad brinda un camino seguro a través de la vida, y es el mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos. Proverbios 20:7 dice: “Camina en integridad el justo y sus hijos serán dichosos después de él”. El hombre íntegro es intachable en su conducta y recto en sus caminos porque tiene pureza de corazón, y es fácil de percibirlo a través de sus actos. Su comportamiento ético se refleja en todo lo que hace.

San Francisco de Asís decía: “Predica todo el tiempo y si tienes oportunidad habla”, esto significa que más que nuestras palabras, nuestra carta de presentación son nuestras acciones, y ellas demuestran y certifican qué clase de personas somos. Proverbios 28:18 dice también: “El que en integridad camina será salvo, más el de perversos caminos caerá en alguno” y en Proverbios 11:3 dice: “La integridad de los justos los encaminará, pero destruirá a los pecadores su perversidad”. La persona que no tiene integridad puede tener éxito por algún tiempo pero finalmente habrá de caer, mientras que la persona íntegra tiene de algún modo protección divina. Si partimos de la base que la integridad es el principio que más se acerca a la perfección, debemos cultivarla si queremos construir una sociedad de excelencia, porque la integridad es el conjunto de todas las cualidades de excelencia que poseemos, es decir, nuestra riqueza cualitativa. Los seres humanos somos seres espirituales por naturaleza y hemos nacido para brillar, y cuando nos falta integridad tenemos un serio problema de principios éticos que tarde o temprano redundará de manera directa no solamente en el buen desempeño de nuestra vida sino también en la sociedad en la cual nos desempeñamos. Los principios éticos o valores morales son todas aquellas cualidades que normalmente traemos por naturaleza desde que nacemos, que debemos ir desarrollando a través de los años y que nos convierten en personas íntegras, con un corazón limpio y sin tacha. Russeau, el filósofo, decía: “El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe” y en el libro de Génesis 1:27 dice: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó”. No existe maldad en los niños, esta nace cuando ellos empiezan a socializar con aquellos que carecen de principios y los aprenden. Los principios o valores éticos se aprenden a través de nuestros padres, de generación en generación pero ellos están escritos muy sabiamente en el libro de Proverbios, que consta de 31 capítulos, de tal manera que podría leerse uno diariamente y nos enseñaría muchísimo, enriqueciendo grandemente nuestro comportamiento y sería un gran aporte para la sociedad.

Maria Juliana Echeverry

¿Tú también quieres opinar sobre esto? Puedes hacerlo escribiéndonos a LaTribunaDelLector@yahoo.es Si nos gusta tu texto, lo publicaremos en la sección El Lector Opina de nuestro próximo número. ¡Anímate!

5


La Sanidad en España Uno de los aspectos más importantes dentro de un país es la sanidad, ya que depende de ella la buena salud de los ciudadanos. De hecho, con las mejoras asistenciales de los últimos siglos, la sanidad ha tomado cada vez más relevancia en los aspectos de Estado. Además estamos en una etapa de promoción de la salud y los derechos del paciente. ¿Cómo es la sanidad en tu país? ¿Debería privatizarse? “Sanidad en España: ¿Debe privatizarse?” Los españoles no somos conscientes de lo afortunados que somos. Nos quejamos de las listas de espera, de especialistas supuestamente ineptos (bajo nuestro propio e ignorante criterio) de instalaciones insuficientes… Y no nos damos cuenta de que nuestro sistema de salud público es un privilegio del que ya muy pocos países disponen, o al menos no en nuestras mismas condiciones. ¿Saben ustedes cuánto vale una consulta médica, digamos por una gastroenteritis, en E.E.U.U.? Pues unos 70€. Eso sin contar con que la medicación no está subvencionada, como lo está en España, y que para exactamente el mismo caso, podemos llegar a pagar otros 30€ de vellón en medicación. Ahora hagan números y traten de imaginar cuánto les puede costar una operación a corazón abierto, o un tratamiento para el cáncer… Es verdad que de nuestras nóminas retienen cada mes un porcentaje destinado a pagar la Seguridad Social, y que por lo tanto, el sistema de salud público español no es gratuito, pero, volviendo al mismo ejemplo de antes, ¿saben ustedes cuanto paga un americano por su seguro privado mensualmente? Pues dependiendo de su edad, estado de salud y algún otro factor, entre 150 y 300 euros. Todos los meses. La mala gestión de las empresas públicas de la que siempre ha hecho gala este país, está llevando a la Sanidad por el mismo camino por el que fueron Iberia o Telefónica en su día, con lo que ya no debe de quedar mucho para que el gobierno decida privatizarla o al menos, semi-privatizarla. Cuando esto ocurra sin duda se contratarán más especialistas, mejorarán las instalaciones y aumentará la calidad en general, pero esto, señores míos, lo disfrutarán quienes pueda pagarlo. Veremos lo que opinamos entonces. María Sánchez Lozano

“Debería haber más hospitales y más profesional especializado” Sanidad en España y por el mundo ¿Está bien diseñada? ¿Debería privatizarse? ¿Es necesario introducir el "copago" o debería seguir siendo gratuita y universal para todos, cueste lo que cueste? ¿Sanidad pública o privada? La verdad es que cada una tiene sus pros y sus contras. En mi opinión elegiría la Sanidad Pública por su tecnología y medios, capacitación de los médicos y enfermeros/as y la información que reciben; pero valoro más la privada cuando se trata de la rapidez en la atención, el trato personal y el confort de las instalaciones. Más del 50% de los españoles prefieren la Sanidad Pública, yo estoy entre ellos, pero mi mayor queja serían las listas de espera. Para hacerte unas pruebas, como mínimo un mes; para darte los resultados un promedio de 3 meses, para ser operado mínimo un mes, esa es mi experiencia. Cuando por fin sabes la dolencia que tienes o te has curado o te has muerto. En mi opinión debería haber más hospitales y más profesional especializado. Pero no os preocupéis, desde este mes de Abril ya tenemos el Libro Blanco. Lo lamentable es que en sus 220 páginas este Libro Blanco no contiene ninguna propuesta específica para acabar con las demoras en Atención Primaria. Y qué decir de las Urgencias, ahí tenemos la culpa nosotros mismos, deberíamos tener un significado claro de lo que es una urgencia. Hay personas que emplean las urgencias para cualquier dolencia. Con respecto al copago en la Sanidad Publica, os diré que si ahora el promedio de vida de los Españoles es de 87 años, con el copago será de 70 máximo, porque entre la crisis y las míseras jubilaciones que da el gobierno, ¿Quién puede costearse parte de las pruebas y medicamentos? (Continúa)

6


Porque ahora empezaríamos con un copago de bajo coste; pero eso es el gancho, poco a poco este copago irá aumentando y al final solo nos realizaremos pruebas cuando nos sea muy, pero que muy necesario. Puede que demasiado tarde. Hace poco un amigo francés que tuvo que ser intervenido y por pasar una noche en el hospital ingresado le pasaron una factura de casi 2.000 euros. Multiplicad esta cantidad ahora por el número de españoles y atenciones que se pueden realizar a lo largo del año. Se le escapan a una los 'ceros'. Si tenemos que salvar la Sanidad Española creo que no hay varitas mágicas. Hemos estado muchos años gastando por encima de nuestras posibilidades y sin controlar el gasto con un rigor exhaustivo. Ahora habrá que tomar decisiones inteligentes. Al respecto la solución no creo que sea el cierre de camas, o el despedir a médicos interinos, porque entonces tendrían que venir de fuera otros y creo que los médicos españoles son muy competentes. Una solución podría ser reducir una parte del gasto de personal sin que repercuta en la calidad asistencial. Sin sobrepasar ciertos límites, para que no

“Hemos estado muchos años gastando por encima de nuestras posibilidades” repercuta en los pacientes. Otra solución es reducir el gasto farmacéutico. El problema es que en España las indicaciones de los fármacos las decide la Agencia Española del Medicamento, que depende del ministerio de Sanidad. Las comunidades no tienen autoridad para decidir qué medicamentos son los más adecuados para cada grupo de pacientes, cuáles deben pagarse y cuáles no. Esto nos limita mucho. Así que la solución es muy, pero que muy difícil; es un problema con muchos palos a tocar, lo mejor es que cada uno se concienciara de apretarse el cinturón y colaborar por una sanidad publica de calidad y con menos listas de espera . María del Carmen Fernández

“Las características principales son cobertura universal, financiación pública y gestión descentralizada” Gran parte de P.I.B. (7,4%) se destina a la sanidad incluyendo los medicamentos de las pensiones. Según la constitución todo ciudadano tiene derecho a la protección de la salud. ¿Realmente es así? Las características principales son cobertura universal, financiación pública y gestión descentralizada. Analizaré una por una. Al ser universal cubre al 99,4% lo que supone 40,3 millones de personas. Las que no están cubiertas son aquellas que tienen rentas altas y acuden a centros privados. Esto garantiza que nuestra salud está protegida independientemente de nuestra situación económica. Además las personas inmigrantes que estén embazadas pueden acceder a los servicios, y también todos los menores de edad. La financiación publica corre a cargo de nuestros impuestos, pero sinceramente prefiero que estén dedicados a mi salud que no a que los políticos los gasten en su beneficio. Es una gran ventaja que si tienes problemas de salud no sea necesario embargar tu casa para poder pagar la operación. El estado también hace convenios con el sector privado, lo que supone un incremento de camas y de atención sanitaria.

“Prefiero que los impuestos vayan para mi salud” Por último la gestión descentralizada; es verdad que te pueden atender en toda España por igual, pero desde mi punto de vista es la característica más criticable. Cada comunidad autónoma gestiona sus propios servicios, lo que supone que sean diferentes. Por ejemplo, el testamento vital: en cada comunidad lo denominan de una manera, y además se incluyen cláusulas diferentes. En las distintas comunidades difiere la edad para hacerlo, ya que algunas reconocen la figura del menor maduro. En líneas generales podemos concluir que tenemos una buena protección de nuestra salud y al alcance de todos. Beatriz Peña Fernández

¿Tú también quieres opinar sobre esto? Puedes hacerlo escribiéndonos a LaTribunaDelLector@yahoo.es Si nos gusta tu texto, lo publicaremos en la sección El Lector Opina de nuestro próximo número. ¡Anímate!

7


Nueva ley de reducción de velocidad a 110 km/h El Gobierno va a reducir el límite de velocidad en autovías y autopistas de los 120 kilómetros por hora actuales a 110 km/h "de forma transitoria". Alfredo Pérez Rubalcaba ha afirmado que con esta medida, que está relacionada con la subida de los precios del petróleo a consecuencia de las revueltas en el mundo árabe, permite ahorrar combustible. ¿Crees tú que será eficaz?

“Una excelente medida recaudatoria “ ¿Realmente diez kilómetros por hora de diferencia con respecto al antiguo límite de velocidad máxima marcarán una diferencia en cuanto a disminución de accidentes de tráfico? Yo no lo creo. Pero si creo que la nueva ley de reducción de velocidad es una excelente medida recaudatoria para un país en crisis que ya no sabe de dónde sacar los dineros. No voy a negar lo que todo el mundo sabe: Que a menor velocidad, menor número de accidentes de tráfico; pero una disminución de tan sólo diez kilómetros por hora ni siquiera convierte los accidentes mortales en “simplemente” traumáticos. De hecho, apenas si reduce la gravedad de los mismos.

“Retrocedemos al coche de San Fernando: un rato a pie y otro andando” Yo no sé vosotros, pero mi experiencia en la vida me enseña que todo lo que hace el poderoso lo hace para obtener beneficios. Por lo tanto este tema no iba a ser menos. Es verdad que se ahorra gasolina, yo misma lo he comprobado. Y es verdad que el precio del petróleo ha subido en un gran porcentaje, pero no me termino de creer que el gobierno sea una hermanita de la caridad y vaya a promulgar una ley para beneficio exclusivo de los ciudadanos. Más bien pienso que habrá un incremento de multas y por lo tanto más dinero para Hacienda.

También es cierto que se ahorra combustible reduciendo la velocidad, sí, pero nunca por encima de los cien kilómetros por hora, velocidad que al ser sobrepasada duplica el gasto en gasolina. Es decir: Que notareis diferencia en el bolsillo si disminuís la velocidad de 110 a 80 km/h, por ejemplo, pero no de 120 a 110 km/h. Haced la prueba.

Entre subidas de la luz, el gas, la gasolina, y un largo etcétera muy pero que muy largo, tendremos todos que tener un pluriempleo, estando muchos sin siquiera uno. No pasa nada, cuando la cosa esté muy mal la opción será mendigar, porque ahora que vamos a tener más comedores sociales la cosa está solucionada. Así que, no importa si sube la gasolina y otros bienes de consumo; el gobierno sea cual sea, será nuestro salvador.

Y además, el gobierno tampoco parece haber pensado

Otra cuestión es que al parecer ir durante periodos largos de tiempo a 110 km/h. genera averías, “afectará a los distintos sistemas de alimentación o escape, por acumulación de partículas de la combustión. Estos fallos afectarán directamente a la movilidad del vehículo”. Sobre todo a los coches que tienen seis o más velocidades y los equipados con motor diesel.

“Harán su agosto con la recaudación de las multas” en la brutal inversión que supondrá hacer cambiar las señales de tráfico de todo el país; porque, al fin y al cabo, ellos harán su agosto con la recaudación de las multas que tendremos que pagar la mayoría de los españoles. Si es que al final siempre pagamos los mismos, señores. María Sánchez Lozano

Así que aquí vemos otro negocio: coche averiado, gasto en reparaciones y con el tiempo coche nuevo. Hace poco vi un documental sobre como desde hace años los electrodomésticos y otros artículos tecnológicos, y de diverso consumo, se fabrican con el propósito de que se estropeen con rapidez, para así que siga la cadena del consumo. Se le llama obsolescencia programada. (continúa)

8


Pues eso ocurre con los coches: hay coches muy buenos, con un gran motor; pero ya veo que el chollo nos ha durado poco, pues con la reducción de velocidad aumentarán las averías y con ello la compra de otro coche, como veis si no es de una manera es de otra pero el caso es consumir. Esa es mi teoría y no creo que me equivoque demasiado en estas deducciones. Luego nos hablan de coches ecológicos. ¿Pero de veras son ecológicos? Existe la creencia de que el diesel es más ecológico, por utilizar menos litros de combustible en su consumo. Y no es así. Si bien los vehículos diesel consumen menos litros de combustible, cada litro de diesel contamina más que el litro gasolina. Luego está la tecnología híbrida. Un vehículo híbrido es un vehículo de propulsión alternativa que combina un motor movido por energía eléctrica proveniente de baterías y un motor de combustión interna. Pero hay quienes afirma que los vehículos híbridos son más contaminantes aún que los diesel y gasolina debido a la fabricación de sus baterías.

“Con la reducción de velocidad,

aumentarán las averías” Y se me olvidaba el tema de las multas: o nos volvemos todos muy buenos y respetamos las normas, o multa al canto; y eso será lo que ocurra con mayor frecuencia, porque antes que reducir la velocidad en una autopista, en donde se puede disfrutar de darle velocidad al coche, muchos optarán por arriesgarse; sobre todo si el viaje es largo. Conclusión: lo mejor es que volvamos a los años en los que se iba en carro tirado por caballos de carne y hueso; y para ello que os parece si empezamos por Zapatero y sus amigos, que vayan a la Moncloa en burro. Así se fomenta la cría de este animal, que dicho sea de paso está en vías de extinción. Como veis matamos varios pájaros de un tiro.

En mi opinión todos llevan razón, y lo creo así porque este es uno de esos problemas en los que hay que superar el "blanco o negro" y saber mirar con una perspectiva mas amplia.

“Cuando la situación se agrave, ¿acabaremos conduciendo a 50 km/h?” El causante de este problema es el precio del petróleo; precio que sería inferior si España fuera un país productor o existieran alternativas viables. Lo primero es irremediable, y lo segundo nos pilla con los deberes sin hacer. Desde la crisis del petróleo de los años 70 somos conscientes de que la actual situación no iba a ser sostenible para siempre, que el petróleo se acaba, que la demanda crece y que estamos en manos de los países productores. Sin embargo; sea por comodidad, porque no tenemos visión de futuro o por los mezquinos intereses de unos cuantos, las alternativas no terminan de superar su etapa embrionaria. ¿Cuántos años llevamos hablando de coches eléctricos, de híbridos, de vehículos con cero emisiones? ¿Cuanto porcentaje de la población los usa? Ahora, la profecía que todos creíamos pero ninguno esperábamos se cumple y se implanta una limitación que no es mas que un remiendo temporal absurdo, que nada hace por solucionar el problema de fondo pero que sirve de excusa para multar más. Cuando la situación se agrave, ¿acabaremos conduciendo a 50 km/h? Lo que sea mientras quede un barril de petróleo por el que pagar. El problema del que tratamos no es un problema de velocidades, no. Es un problema energético en toda regla.

Sergio Vallejo Cáceres

Maria del Carmen Fernández “Hay que superar el “blanco o negro" y saber mirar con una perspectiva mas amplia” La nueva norma que prohíbe rebasar los 110 km/h en autopistas y autovías de España ha generado todo tipo de reacciones. Quienes suelen conducir con tranquilidad y mirando por el consumo de su vehículo apoyan la medida basándose en la seguridad, en la economía y en la ecología. Por contra, quienes conciben la conducción como una diversión, son propietarios de vehículos potentes o realizan habitualmente trayectos largos lo ven como una restricción mas de su libertad, impuesta por el actual gobierno socialista.

¿Tú también quieres opinar sobre esto? Puedes hacerlo escribiéndonos a LaTribunaDelLector@yahoo.es Si nos gusta tu texto, lo publicaremos en la sección El Lector Opina de nuestro próximo número. ¡Anímate!

9


Columna personal “No lo entiendo” Escribo desde la más profunda ignorancia. Cuando hay tantas cosas que parecen injustas o sospechosas debe ser porque desconozco su motivo, se escapa de mi humilde entender. Tantas cosas que parecen sacadas de la ciencia ficción, de teorías conspirativas o de películas de humor grotesco deben tener su justo motivo, pero no lo entiendo. No lo entiendo. No entiendo cómo es posible que, en España, sea posible que una persona lleve 35 años en prisión sin haber cometido delitos de sangre. En la teoría penal, eso sólo es posible en casos de terrorismo. Me refiero a Miguel Francisco Montes, el preso más antiguo de España, que desde 1976 sólo ha gozado de 1.400 días de libertad; los que estuvo fugado. ¿Por qué se inició su condena? Por "desertar del ejercito" ¿Su pena más grave? 6 años de prisión por delitos contra la salud pública ¿El motivo de tantas condenas encadenadas? Un delito, una fuga, otro delito, otra condena... Y, en medio, huelgas de hambre e intentos de suicidio. Tiene dos hijas de 13 y 15 años, y padece hepatitis y cáncer. Lleva más de la mitad de su vida en prisión.

“No entiendo […] que una persona lleve 35 años en prisión sin haber cometido delitos de sangre” Está claro que si alguien es culpable de un delito debe pagar por él y reinsertarse en la sociedad; pero no hay robo, fuga ni deserción que sea necesario pagar con media vida. Hay quien dice que Miguel Francisco enfadó a alguien importante y que lo está pagando. No entiendo cómo es posible, hablando de robar, que los cinco ejecutivos mejor pagados de Moody's, una de las agencias de calificación a las que el propio Gobierno de los Estados Unidos ha considerado causantes de la crisis, hayan aumentado sus ingresos un 60% en 2010. En general, la cúpula de Moody's gana el doble que en 2005. No entiendo que esto suceda y no pase nada.

No entiendo, hablando de prisiones, como es posible que también en España un terrorista condenado a 2.232 años de prisión por 22 asesinatos salga por petición del Tribunal tras 24 años de cárcel sin haber dado ninguna muestra de arrepentimiento; 6 años antes de lo que la práctica judicial dispone para su caso. El propio Troitiño, como así se le llama, ni siquiera se lo esperaba. No entiendo cómo es posible que la fiscalía no pidiese medidas especiales de vigilancia. No entiendo que siete días después los mismos jueces que lo liberaron se den cuenta de su "error" y emitan una orden de búsqueda y captura contra él. Esto sucede el martes 19 de Abril. Desde entonces, está desaparecido. El día 20 se comunicó, sin excesiva publicidad en los medios, que se le había perdido todo rastro. Hay quien dice que éste sospechoso acontecimiento tiene algo que ver con las negociaciones con su banda terrorista.

No entiendo cómo es posible que el probable futuro presidente del gobierno de España se subiera a un barco propiedad de una familia relacionada con el narcotráfico el 19 de mayo de 2009, se descubra ahora, y no se le dé ninguna relevancia en los medios. Probablemente hubiera un buen motivo, o se trate de un malentendido, o sea fácilmente explicable por la más inocente de las razones. Puede que incluso sea falso, pero ¿no merece acaso una investigación mínimamente seria? Finalmente, tampoco he llegado a entender que pasó con Julian Assange para que la Interpol le persiguiera como a un terrorista internacional; para que tantas empresas le retirasen su colaboración comercial de repente. La verdad es que no entiendo nada, pero... casi prefiero no entenderlo. Sergio Vallejo Cáceres

10


Las empresas farmacéuticas A veces pasa desapercibida la importancia de las empresas farmacéuticas; grandes multinacionales que se ocupan de desarrollar, producir y comercializar los medicamentos con los que todos cuidamos nuestra salud en un momento u otro. Para unos son grandes inversores en salud. Para otros, entidades que anteponen su dinero a nuestra salud. Y tú ¿Qué opinas?

“Empresas farmacéuticas: ¿Realmente cuidan de nuestra salud?” Sé de primerísima mano, ya que he sido profesional de las ventas de este sector durante más de trece años, que el paciente no es la prioridad para los laboratorios farmacéuticos a la hora de desarrollar un nuevo medicamento. Al tratarse de empresas privadas, grandes multinacionales en su mayoría, la prioridad no es otra que llegar a ser los primeros en conseguir fabricar un fármaco revolucionario que no menoscabe sus intereses, y al mismo tiempo, les dé el monopolio del mercado.

“El paciente no es la prioridad para los laboratorios farmacéuticos“ Me explico: La farmacéutica X vende en la actualidad un tratamiento que permite regular el común problema de la hipertensión arterial. No existe cura definitiva para esta enfermedad, así que el paciente ha de tomarse una pastillita diaria que le baje la tensión durante el resto de su vida. Pues bien, ¿creen ustedes que a la empresa X le interesa invertir cantidades ingentes de dinero en I+D con el fin de conseguir un tratamiento que cure de forma definitiva esta enfermedad, y por tanto, convierta en obsoleto su actual tratamiento? Por otra parte, la empresa Y, tiene en su cartera de productos un fármaco anti-coagulante con unas propiedades determinadas; efectivo pero muy parecido, sino igual, a otros tantos que ya existen en el mercado. En este caso, se invertirá lo que haga falta y más en conseguir un nuevo anti-coagulante que mejore ostensiblemente a los ya existentes en el mercado. Y cuanto antes mejor, porque indudablemente el resto de las empresas que fabrican éste mismo tipo de fármacos está participando exactamente en la misma carrera para conseguir el monopolio del mercado y, ya de paso, aniquilar de un plumazo a los competidores. Esa, señores, y no otra, es la realidad de las empresas farmacéuticas.

“Medicamentos de por vida” La medicina en los últimos años ha hecho grandes avances en el descubrimiento de la cura a diferentes enfermedades a través de fármacos. A todos nos hacen la vida más fácil, ya que un dolor de cabeza puede aliviarse con aspirina, o también otros fármacos permiten que personas con Sida puedan prolongar su vida. Sin embargo, solamente fijándonos un poco en los diversos medicamentos nos damos cuenta que la mayoría de ellos no curan, o al menos no erradican del todo la enfermedad. ¿A qué se debe esto? Simplemente porque un medicamento que puede eliminar una enfermedad no compensa económicamente, es mejor mantener a la persona con un tratamiento durante el resto de su vida ya que esto reportará beneficios mes tras mes. Hace algunos días vi un documental que hablaba sobre los nuevos descubrimientos acerca del Alzheimer. Uno de los investigadores habló sobre que los nuevos avances confirmaban que el Alzheimer era una inflamación en el tejido nervioso del cerebro. Y en diversos estudios comprobaron cómo personas mayores de 60 años que habían tomado antiinflamatorios durante un largo período de su vida por enfermedades como artritis reumatoide no presentaban indicios de esta enfermedad. Cuando pidieron a las farmacéuticas que les apoyasen económicamente para realizar más pruebas que confirmasen el tratamiento y la prevención del Alzheimer con antiinflamatorios, no tuvieron éxito. Las farmacéuticas se negaron a apoyar este tipo de estudios. ¿Por qué? Las farmacéuticas no obtenían ningún beneficio económico debido a que medicamentos antiinflamatorios como el Ibuprofeno ya eran muy habituales y extendidos entre la población. (Continúa)

María Sánchez Lozano

11


Las farmacéuticas se aprovechan de las enfermedades para poder sacar el mayor partido posible vendiendo medicamentos caros que las personas tengan que comprar de por vida. Beatriz Peña Fernández “La solución a muchas enfermedades no pasa por consumir medicamentos” En la actualidad las empresas farmacéuticas son las mayores inversoras en investigación medica, por encima de los propios Estados. Esto quiere decir que la mayor parte del esfuerzo del ser humano en mejorar su propia salud está en manos de empresas privadas; cuyo propósito por antonomasia es el ánimo de lucro, ganar dinero. Esto tiene ventajas e inconvenientes. Está claro que sin los fondos que aporta el sector privado muchas investigaciones tremendamente caras no podrían realizarse, pero también debemos darnos cuenta de que toda investigación, innovación o producto realizados por empresas tiene un único propósito: no mejorar la salud pública, sino ser rentable. En todo momento en el que estos dos objetivos sean contrapuestos, el segundo será el vencedor.

“Unir bajo un mismo techo dinero y salud supone un tremendo problema” ¿Nos hemos dado cuenta de que las personas totalmente sanas no consumen medicamentos y no son rentables? ¿Somos conscientes de que produce más beneficios un medicamento de consumo regular para paliar una enfermedad crónica, que otro que cure la enfermedad del todo en poco tiempo? ¿Sabemos que pueden existir líneas de investigación con grandes beneficios para la salud en las que no se invierta porque su resultado sea difícil de comercializar? ¿Comprendemos que, en muchos casos, la prevención o la solución a enfermedades físicas o psicológicas puede no pasar por consumir medicamentos, pese a que esa solución sea la más publicitada? Unir bajo un mismo techo dinero y salud supone un tremendo problema. Nada de lo que tenemos es más valioso que nuestro bienestar y el de nuestros seres queridos. Confiar nuestra salud a quienes quieren nuestro dinero hará que acabemos pagando nuestra salud a plazos.

Columna personal El estado del bienestar amenazado En un principio parecía que estábamos de acuerdo y que, desde la derecha y la izquierda, se afirmaba que la sanidad y la educación eran intocables al tratarse de dos de los pilares básicos del estado del bienestar. Sin embargo ahora ya no está tan claro, ya que el nuevo dios es la reducción del déficit, y se haga lo que se haga, si es para reducir el déficit, bien hecho está. Hasta aquí hemos llegado debido a la crisis económica. Debemos estar alerta ya que el estado del bienestar está claramente amenazado, y no lo debemos permitir. Así, en Cataluña, se ha decidido rebajar el dinero que se envía a los Institutos de Educación Secundaria para su funcionamiento. En algunos de ellos han decidido dejar de pagar el agua o la luz, sabiendo que no se la van a cortar, debido a esta rebaja de ingresos decidida desde el gobierno. Algunos directores de Instituto se han atrevido a hacer propuestas, como por ejemplo proponer la jornada intensiva para evitar gastos. Desde el gobierno se les ha instado a que no hagan declaraciones a la prensa. Por otra parte se ha decidido que los hospitales públicos dejen de operar por la tarde, y que, no siendo esto suficiente, se cierren plantas, se dejen camas sin ocupar, o incluso que algunas UCI funcionen a medio gas. Las listas de espera aumentarán y se dejarán de ofrecer servicios que hasta ahora se ofrecían. Lo más sospechoso es que el Conseller de Sanitat, antes de llegar al Gobierno de la Generalitat de Catalunya, era el jefe de la patronal de los hospitales privados, y que, al poco de llegar al gobierno, recomendó hacerse socio de alguna mutua privada ya que así se evitaba el colapso de la sanidad pública. Como comentaba al principio, no es de recibo que se rebajen los elementos fundamentales del estado del bienestar como son la sanidad o la educación, pero tampoco lo es que prácticamente no haya habido contestación por parte de la ciudadanía contra estas medidas. Si permitimos que en poco tiempo se desmantele un estado del bienestar que ha costado décadas construir, estaremos enviando un mensaje muy preocupante a las autoridades: no estamos dispuestos a luchar por defender nuestros derechos. José Vicente Mestre Chust

Sergio Vallejo Cáceres

¿Tú también quieres opinar sobre esto? Puedes hacerlo escribiéndonos a LaTribunaDelLector@yahoo.es Si nos gusta tu texto, lo publicaremos en la sección El Lector Opina de nuestro próximo número. ¡Anímate!

12


Columna personal El error de ligar “edad de jubilación” a “esperanza de vida” Zapatero se ha cargado de un plumazo el estado de bienestar de que gozábamos los españoles. Entre las cosas que ha destruido se encuentra la jubilación, que no sólo será a los 67 años sino que irá ligada a posteriores reformas para retrasarla más conforme se alargue la esperanza de vida. En este sentido no irán mucho mejor las cosas cuando el presidente sea Rajoy, porque ya se ha apresurado a rendir pleitesía a Merkel y confirmarle que con él las pensiones también se ligarán a la esperanza de vida.

“¿Por qué hablan de “esperanza de vida” en vez de hablar de “calidad de vida”?”

Según esto, conforme vaya aumentando la esperanza de vida, la edad de jubilación se irá retrasando más y más. Pero yo me pregunto ¿por qué hablan de “esperanza de vida” en vez de hablar de “calidad de vida”? Es cierto que cada vez vivimos más años pero esto no significa que esos años de más se vivan con una salud aceptable; todo lo contrario, la prolongación de la vida que nos ofrece la medicina y la tecnología médica actual nos mantiene muchos de esos últimos años como seres enteramente dependientes.

Según ese mismo razonamiento, de haberse puesto en vigor esta idea hace mil años, la edad de jubilación hubiera sido a los 40 años puesto que nadie solía vivir más de 50 años (las guerras, enfermedades y ausencia de medicamentos y tecnología para mantenernos con vida se encargaban de ello). Así que con un límite de 50 años para la esperanza de vida, los ciudadanos hubieran disfrutado a partir de los 38 ó 40 años de una jubilación en plenitud física. Por el contrario, dentro de unos años, cuando la esperanza de vida esté en los 90 años, habrá multitud de ancianos con más de 70 años que tendrán que continuar yendo al trabajo aunque sea con bastón. Menos mal que para entonces yo estaré saltando de nube en nube por el cielo; pero vosotros los jóvenes, como no os rebeléis contra esta panda de inútiles que nos gobiernan, lo lleváis crudo.

Vicente Fisac Palabras Inefables ( www.palabrasinefables.blogspot.com )

13


Los toros En pleno auge del respeto por los derechos de los animales, esta concienciación entra en conflicto con tradiciones fuertemente arraigadas, entre las que destaca la lidia de toros bravos. En Cataluña (España) esta celebración ya se ha prohibido, y en muchos otros lugares ha surgido un encendido debate. Tú opinas ¿Tradición o protección?

“La defensa de los animales debe comenzar por la defensa de sus hábitats“

Me preguntan qué opino de las corridas de toros y yo, que desde pequeñito no he entrado en una plaza, pregunto: ¿A qué dedicarías tú los toros bravos? Porque tonterías aparte, a mi me gusta ser ecológico como el que mas, pero creo que la defensa de los animales debe comenzar por la defensa de sus hábitats; y en el caso de destruirse su forma de vida, buscar la forma en que sea útil, para que a las personas y gobiernos les interese mantenerlos. Aun hay quien se sorprende cuando un grupo de jabalíes cruza un pueblo. Muchos creen que hay tantos que llegan hasta allí, cuando el motivo es un incendio o cualquier otra causa humana. Halcones, águilas, buitres y otra fauna no han corrido mejor suerte, muertas por cables de alta tensión o aerogeneradores que se encuentran a su altura de vuelo.

“Es una pena que estas tareas (las del campo) ya no nece-

siten de su contribución; y la mayor desolación es que esto conlleva la extinción de la raza, y con ello desaparece también uno de los mayores símbolos de la identidad cántabra, como es la vaca tudanca. En la actualidad, Cantabria cuenta con 13.000 animales de ésta especie.” Y ahora yo pregunto... si desaparecen las corridas ¿a qué dedicarías tú los toros bravos? ¿Se mantendrán las dehesas? ¿a que se dedicaran las personas que ahora viven de todo ello? ¿es ecológico dejar desaparecer una raza?. José Miguel Ribelles Blog MundoGlobalizado ( blog.mundoglobalizado.com ) Corridas de toros y los humanos “superiores”

Las corridas de toros; legendarias matanzas de animales por parte de “expertos” en la tortura y matanza, vestidos con coloridos y apretados trajes llenos de lentejuelas; y unas cuantas picas y espadas en las manos además de la Esto me lleva a que a todos les interesa mantener los tradicional capa para “tontear” al animal. animales que son económicamente rentables. La muestra más fehaciente son los cambios en los tipos vacas y Existen múltiples formas con las que el ser humano intentoros en las explotaciones ganaderas. Se ha cambiado a ta demostrar su supuesta superioridad sobre los animales, vacas que dan mayor cantidad de leche y a los toros que a los que dicho sea de paso pertenecen, entre los que crecen mas rápido para tener la mayor cantidad de car- están el trato indiscriminado y denigrante a los perros llevándolos a estéticas y hasta pintándoles las uñas (desde ne en menos tiempo. mi punto de vista los animales no deben considerarse mascotas, es solo otro nivel de la denigración sufrida) pa“¿Es ecológico dejar sando por los experimentos sobre primates; y hasta llegar a las matanzas de animales por diversión, como peleas de gallos, perros y las salvajes corridas de toros. desaparecer una raza?” El ser humano es el más arrogante y despreciable ser so¿Qué ha pasado, qué está ocurriendo con las demás bre la faz de la tierra, a tal punto que considera un derrarazas de vacas? Leyendo la opinión de una querida ami- mamiento de sangre por diversión como arte. Rezaba acertadamente un grafiti cerca de la plaza de toros de ga de Cantabria: Quito “si las corridas de toros son un arte, el camal es un museo”. (Continúa) 14


Precisamente está por aprobarse mediante consulta popular en Ecuador una ley (entre otras de distinta índole) que prohibiría la matanza de animales como espectáculo público, por lo cual han saltado tanto los que están a favor y en contra. Las excusas de los taurinos se basan en incoherencias de tan espantoso nivel, que no pocas veces me he visto perturbado por las absurdas ideas de estas personas. Entre estas “razones” para conservar la “tradición” taurina están argumentos tan absurdos como la potencial extinción de estos animales, pues ya no habría una razón para criarlos. Bueno, la solución es fácil: existen miles de organizaciones para el cuidado de animales que estarían dispuestos a criarlos sin querer torturarlos y matarlos. “la naturaleza del toro de lidia lo hace guerrero y muere orgulloso peleando, de otra forma viviría triste toda su vida” fue uno de los argumentos de uno de los taurinos. Sinceramente, ¿en que cabeza puede caber algo así?, y sobre todo ¿quien ha comprobado semejante idea? Por otra parte, la ciencia sí ha comprobado que el toro sufre en grados muy altos todo el proceso tanto previo y póstumo de la corrida. Otro de los absurdos argumentos venido de la boca de una mujer es “todos piensan solo en los animales y nadie se preocupa de los pobres toreros, que muchas veces salen lastimados o muertos”. Muy bien, me preocupo por ellos: que consigan otra profesión. Mantener una práctica salvaje y vacía solo por mantener una tradición es ridículo, en esos momentos es cuando pienso en que ojalá en algún planeta distante tengan la tradición de exterminar civilizaciones putrefactas. La tortura ha sido desde siempre una de las atracciones favoritas del ser humano: ver padecer y morir a un ser vivo viene de la mano, sobre todo, de la cultura occidental y el cristianismo, que impone atracciones para mantener ocupado al pueblo. Las corridas de toros han sido prohibidas hasta en Cataluña, ya es hora de que el ser humano abra los ojos y se dé cuenta que no es superior a los animales, sino todo lo contrario.

Los Toros; ¿arte o crueldad animal? Dicen los entendidos que la estética, el colorido, y la habilidad del torero a la hora de sortear al toro durante las corridas convierten esta tradición, que es además el espectáculo de masas más antiguo del país, en un “arte”; y sin duda así se consideró mientras la sociedad en la que se vivía no tuvo conciencia del sufrimiento animal, ni de los métodos utilizados con ellos durante el espectáculo. Sin embargo, la evolución de la sociedad durante el último siglo hacia una mayor compasión por los animales y, con ella, a la defensa de los derechos de éstos, han convertido la tauromaquia en un tema tabú; ya que el sufrimiento animal es, hoy por hoy, totalmente inadmisible, y de lo que no cabe duda alguna es de que los toros, durante las corridas, sufren. Corren muchos rumores sobre el maltrato, incluso tortura, al que son sometidos estos bellos animales con el fin de ser debilitados para poder torearlos “adecuadamente” antes de salir al ruedo, pero ninguno de ellos ha sido demostrado. No obstante, no es necesario mirar “tras las bambalinas”, en los toriles de las plazas, para presenciar el trato atroz y desnaturalizado que reciben, ya que durante la corrida son aguijoneados mediante las banderillas que clavan en sus lomos, desangrándolos lentamente, y muertos finalmente de una estocada más o menos certera, con una espada que les atraviesa el corazón, con lo que el animal sufre una muerte tremendamente dolorosa antes de desplomarse en la arena. En 1980, La UNESCO emitió su dictamen al respecto: "La tauromaquia es el malhadado y venal arte de torturar y matar animales en público y según unas reglas. Traumatiza a los niños y a los adultos sensibles. Agrava el estado de los neurópatas atraídos por estos espectáculos. Desnaturaliza la relación entre el hombre y el animal. En ello, constituye un desafío mayor a la moral, la educación, la ciencia y la cultura". María Sánchez Lozano

Espero que el pueblo ecuatoriano sea lo suficientemente humilde para darse cuenta que la tortura y muerte no debe guardarse y menos festejarse. Simón Domínguez Barahona

¿Tú también quieres opinar sobre esto? Puedes hacerlo escribiéndonos a LaTribunaDelLector@yahoo.es Si nos gusta tu texto, lo publicaremos en la sección El Lector Opina de nuestro próximo número. ¡Anímate!

15


Columna personal Cantantes de corta estela: histeria juvenil La aparición de la nada de cantantes y grupos musicales que causan histeria en los adolescentes es un fenómeno que se ha venido gestando desde hace poco tiempo; ¿Por qué estos grupos y cantantes con tan poco talento generan tanto furor entre los jóvenes? Las razones son múltiples, pero todas tienen un centro común: estamos en época de crisis y no solamente crisis económica, sino también espiritual y sobre todo intelectual. La historia legó a los adolescentes actuales un panorama plagado de guerras y de luchas sociales perdidas; los jóvenes no leen, no les interesa aprender y aún menos crear. No tienen un objetivo, han caído en la histeria colectiva de la “postguerra” intelectual de las décadas de los 60s, 70s y 80s. Hoy en día no hay nada por lo que luchar.

Columna personal Torrente 4, la cuarta más taquillera en su estreno de la historia de España; en plena crisis económica. ¿Por qué gusta tanto su humor zafio y vulgar?

La rebeldía propia de los adolescentes no tiene donde caer, de ahí la aparición de tantas subculturas sociales escuetas y vacías como emos, floggers, neopunk y un millón más de variantes. Los jóvenes no saben donde están, están ciegos, son esclavos perfectos del consumismo y su dios es la televisión o el internet, no hay más verdad que esas. Así que si se les dice que adoren a unos Jonas Brothers o a un Justin Bieber, que además valga decir es prácticamente iletrado, con falta latente de talento e ignorante marioneta de intereses económicos; y los adolescentes simplemente lo adorarán, comprarán sus camisetas e irán a sus conciertos. La crisis intelectual produce seres vacíos que siguen al rebaño, psicológicamente los hace decadentes y melancólicos, no tienen ni la facultad ni los medios de expresarse por su cuenta, son esclavos sumisos del sistema. Simón Domínguez Barahona go palabras para describir a un personaje tan vulgar. Y que conste que no soy una monja, pero sí una persona con buen gusto. Para nada descarto las películas de comedia; al revés, me encantan, pero existe el buen humor y el humor chabacano y rastrero.

Eso me pregunto yo. Estamos más culturizados que nunca, nos vamos superando en tecnología, las Universidades están llenas de gente inteligente. Nos gusta presumir de buen curriculum, y luego vamos y metemos la pata hasta el fondo viendo Torrente 4; qué estupidez.

Las películas de Torrente rozan la pornografía barata. Solo oír el título me producen nauseas. Por circunstancias ajenas a mi voluntad que ahora no voy a relatar vi la primera película de Torrente, (me avergüenzo) y de veras que prometí que nunca, nunca jamás, vería otra. Y he cumplido mi Muchos no tienen ni principios ni gusto refinado; para mí promesa. que algunos son un poco borreguillos. Me recuerdan a los En algo sí que tengo que darle la razón a la crítica de la catetos de pueblo que cuando veían una señorita con poca película: muestra España como es: Ruidosa, sucia, llena de ropa se volvían locos. Pues eso mismo pasa con Torrente, mentiras, pobre, abundan los fachas; una España racista, ven una película con poco de todo, poco de argumento, de con homófobos, maltratadores, etc… elegancia, de comedia divertida, poco de raciocinio, poco de vocabulario. Y mucho de otras cosas que no sirven para Se ha llegado a catalogar las películas de Torrente como nada. frikipelícula. Y yo diría frikizafio, frikisucio y frikidenigrante. Porque para mí deshonra al cine español, que parece que Fijaros algunas críticas: con algunas películas va remontando al nivel que le corres“La película refleja de una manera irónica la situación del ponde. Con esta película, Santiago Segura lo mismo crea la país y tiene sus risas, según los comentaristas y críticos”. Academia de las Artes y las Ciencias del Cine Friki Español, Otros comentarios dicen: “El torrentismo es un fenómeno y le nombran presidente. Eso es lo que dice una crítica de que nadie podrá parar. Me he reído mucho en la peli, y creo la película. que no era el único.” Por favor basta ya de películas baratas y de mal gusto, Pero por Dios, los españoles hemos perdido el buen gusto apostemos por un cine de calidad. por el arte del cine. ¿A quién le puede gustar Torrente? No tiene modales, no tiene moralidad, no tiene vocabulario; lleva traje macarra, barrigón cervecero, esa mirada sucia. De veras que no ten-

Maria del Carmen Fernández.

16


¿En cuantas ocasiones habéis leído algún artículo, oído una noticia o escuchado un debate sobre un tema y habéis deseado poder opinar al respecto? ¿Acaso no os gustaría que vuestra voz se escuchase más allá de vuestro círculo habitual? Ahora tenéis la ocasión de que vuestras opiniones trasciendan más allá de vuestro entorno. No tenéis más que escoger uno de los temas sobre los que escribimos cada mes y mandarnos vuestra opinión sobre él en un texto de un máximo de 150 palabras y formato Word, a la dirección de correo electrónico:

¡Queremos saber vuestra opinión!

17


¿Te gustaría participar en la revista La Tribuna? La revista La Tribuna es una revista de opinión para todos. No necesitas ser periodista ni un experto en la materia para transmitir tu visión de la actualidad. Una de las herramientas más poderosas del ser humano ha sido siempre su capacidad de argumentar con lógica y razón, la verdad en aquello de lo que se debate.

¡Redacta con nosotros tu propia columna personal de opinión!

Si tienes mucho que decir ¡No lo dudes! La Tribuna es tu espacio.

Equipo editorial de La Tribuna Sergio Vallejo - Coordinador Beatriz Peña - Editora Jefe

-Para participar como redactor de La Tribuna, infórmate enviando un correo a:

María Sánchez - Coordinadora de Opinión Esmeralda Bejarano - Community Manager

Redactores

LaTribunaDeOpinion@yahoo.es

José Miguel Ribelles - Blog MundoGlobalizado Vicente Fisac - Blog Palabras Inefables Simón Domínguez Barahona Mª Carmen Fernández María Juliana Echeverry José Vicente Mestre Chust Miguel Oscar Aparicio de Lucas Lola Romero Gil

Podrás escribir tu opinión acerca de todo tipo de temas en un máximo de 360 palabras, y tener tu propia columna personal de opinión de un máximo de 700 palabras. ¡Únete a nosotros! Te esperamos

Daniel Sánchez Fernández

Tu oportunidad de participar en una revista online 18

La Tribuna de Opinión. Mayo 2011.  

Nº 2 de la revista La Tribuna. Revista online para todo tipo de personas que tengan ganas de espresar sus ideas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you