Page 1

EJEMPLAR Nยบ 4 - ABRIL DE 2014

EL FLAMENCO DESDE LA ISLA DE CAMARร“N

En La Isla se baila flamenco

REPORTAJE

LA ESENCIA DEL CANTE JEREZANO


Joaquín deSola

Princípio Su primer disco...

Ya a la Venta

Contratación e información Flamenco de la Isla // San Diego de Alcalá 1 - 11.100 - San Fernando (Cádiz) Tlfno: 693 689 347 // 956 885 313 // info@granburbuja.com


SUMARIO 4

Editorial, Los Rockeros reclaman a Camarón

CRÉDITOS

5

La Gloria de Mariana Cornejo

Revista LA FRAGUA

6

Breves Nacionales

8

Joaquín de Sola, El “Principio de su andadura

12

Con Camarón

14

El Torta, adiós a un Grande

20

El flamenco desde La Isla de Camarón

24

Agenda local

25

Arquitectura Flamenca

26

Con otro toque, “El trato

29

Comiendo Flamenco

30

Desde la Red

32

Novedades

34

Félix Grande, más junto que una lágrima

35

Agenda Nacional

“El Flamenco desde La Isla de Camarón”

Depósito legal CA 122 - 2014

Contenidos Carlos Rey Javier Fernández

Colaboradores Antonio Canales, Domingo Cárdeno Antonio Jiménez Cuenca, Trysko Juan Silva, David Palomar, Manuel Carrasco Carmen Mateos, Curro Realejo Josema García Pelayo, Lolo Picardo

Corección Carmen Mateos

Fotografías Juan Silva y Carmen Mateos

Redacción Revista La Fragua C/ San Diego de Alcalá nº1 11.100 San Fernando (Cádiz) Tlfno. (+34) 956 885 313 / 693 689 347 revistalafragualaisla@gmail.com

Publicidad Javier Fernández Tlfno. (+34) 956 885 313 / 693 689 347 revistalafragualaisla@gmail.com

Edita Flamenco de La Isla C/ San Diego de Alcalá nº1 11.100 San Fernando (Cádiz)

Diseño www.Vinylia.es Diseño gráfico, publicidad & vinilo

Foto portada Juan Silva


Los Rockeros Carlos Rey reclaman a Camaron

El pasado mes de enero fue una fecha importante dentro del universo camaronero, y es que la imagen de Camarón (en una espléndida foto del fotógrafo argentino Pepe Lamarca) aparece como portada de la revista rockera por excelencia Rolling Stone. Y lo hace con el contundente titular de: Camarón en el Olimpo del Rock…que ya iba siendo hora. No es casualidad que, las navidades pasadas, la discográfica Universal lanzara una nueva edición del ya mítico La Leyenda del tiempo, coincidiendo con el treinta y cinco aniversario de su grabación. Para esta ocasión, el ideólogo flamenco Ricardo Pachón cedió el timón para la remezcla al conocido productor de rock Juan de Dios que, sin complejos y ante un disco que él reconoce personalmente como “de cabecera”, ha hecho un buen trabajo sacándole un sonido muy limpio y eliminando ese eco, a veces excesivo, y el sonido algo metálico que era característico de la época. Tampoco es casualidad que Camarón encabece una lista de los Top 50 del último medio siglo del pop-rock español, junto con Radio Futura y Serrat, según un estudio de la Universidad Complutense y la UNED. Personalmente, todo esto me parece genial, pero a la vez, sinceramente, me deja un poco perplejo. Y es que por mucho que lo intento, no le encuentro a Camarón ningún perfil rockero, pero claro, mi percepción no es objetiva. Está distorsionada, quizás por la cercanía del personaje o porque cuando pienso en Camarón, pienso en una voz y una guita-

rra, pienso en una seguiriya y en unos fandangos únicos, o en las pocas malagueñas y granaínas que nos dejó grabada y que son auténticas joyas. Pero es lo que tiene un genio, que no se deja atrapar ni encasillar, con o sin razón, no es de nadie y a la vez lo es de todo el mundo. Recuerdo una conversación con una amiga vasca en un Espárrago Rock. Yo había tenido la suerte de compartir escenario con mi admirado Chano Lobato, y a mi amiga le encantó. Entonces me suelta que ella lo primero en su vida que había escuchado de flamenco era Medina Azahara, ante lo cual me quedé sin respuesta, no sabía que decir. Para mí ese grupo era rockero y lo podía relacionar con grupos como Triana, Alameda o Cai, pero nunca con el flamenco. Después de este episodio, me he encontrado muchas veces con situaciones parecidas, sobre todo fuera, y claro, uno termina por reflexionar y cae en la cuenta de que sin La Leyenda del Tiempo de Camarón, probablemente Chano Lobato nunca hubiera actuado en un Espárrago Rock y este festival, a su vez, nunca le hubiera dedicado un escenario al flamenco. Aunque para remontarnos al primer encuentro del flamenco con el rock, tenemos que retroceder a 1967, año en que el guitarrista Sabicas graba un disco con el músico Joe Beck, lo que realmente no tuvo mucha trascendencia, pero dio paso a que otros recogieran el testigo, como el grupo sevillano Smash con el flamenco Manuel Molina a la cabeza, los hermanos Amador o el músico Kiko Veneno. En ese contexto, se graba La Leyenda del Tiempo, y lo hace Camarón de La Isla que, ya en esa época, no era precisamente un desconocido. Venía de grabar con Paco de Lucía nueve discos que habían marcado un antes y un después en la manera de interpretar el flamenco. Como dijo el percusionista Rubén Dantas, después de aquello ya no hubo ningún riesgo, era tanto lo que se ponía en juego, que se la jugaron a una carta…y en principio perdieron. A los flamencos no les gustó el disco. No se vendió, incluso se devolvía a la tienda diciendo que eso no era

LA FRAGUA

Camarón. El tiempo les dio la razón y hoy nadie duda de la importancia del disco del 79 en la iconografía flamenca universal, de las posibilidades que abrió y, sobre todo, de que hizo que una gran cantidad de gente que acercara a una música que hasta entonces había sido para una minoría. A pesar de todo, sigo pensando que hay una clara diferencia entre la discografía de Camarón y sus directos. En sus directos, siempre tuvo un perfil flamenco, a diferencia de otros artistas que se decantaron más por la formación rockera, como fue el caso de Raimundo Amador, por poner un ejemplo. El aficionado que iba a un concierto de Camarón sabía que iba a un recital flamenco. Escucharía tarantos, alegrías, fandangos, bulerías…y rara vez interpretaría algún tema de su discografía tal y como la tenía grabada, y rara vez también subiría al escenario con otros músicos que no fueran su guitarrista. No necesitaba más para llenar el escenario y, pese a ello, traspasó fronteras. Esto lo hace grande, porque nunca pretendió ser lo que no era y ahí radica su pureza. Desde esa autenticidad, conquistó a otros grandes como Mick Jagger o Bono que, atraídos por sus discos, encontraron a un genio silencioso que no perseguía ningún Olimpo y, sin embargo, dejaba tras de sí una estela que no dejaría a la Música indiferente. Tengo que salir de mi perplejidad y reconocer que Camarón no es sólo flamenco, que lo es, sino que es mucho más. Influyó en la música en general, en la manera de interpretar y de transmitir emociones, esas que no necesitas palabras para entenderlas y sentirlas, lo mismo que no necesitamos saber qué dice Mick Jagger, The Beatles o Janis Joplin para que nos llegue su mensaje. Sin duda, para mí Camarón es flamenco, ese es “mi Camarón”, pero realmente es una “leyenda indomable” y su reflejo seguirá siendo reclamado por todos aquellos que saben apreciar el valor de lo auténtico.


“La Gloria de Mariana Cornejo”

57 /36

////// Mariana Cornejo con David Palomar

La Gloria de Mariana Cornejo Mi vivencia al lado de la Maestra Mariana Cornejo ha sido una de las experiencias vitales más importante de los treinta seis años que tengo de existencia en este planeta. Qué podría explicar de este ángel que residió en Cádiz... que era pura energía, la mujer de la eterna sonrisa, madre entre las madres, la superabuela, la cantaora que ha llevado a gala la escuela gaditana haciendo sentir orgullosos a sus antecesores. Todavía recuerdo, en el 2005, cuando todavía vivía en la ciudad de Sevilla, que recibí una llamada de Mariana diciéndome que yo tenía que ser el productor de su disco. Yo me quedé asombrado y sentí un poco de miedo, la verdad, pero ella insistía con muchas ganas. Finalmente, y a pesar de mis temores, le eché valor y sacamos el disco Tela marinera, un éxito de críticas. Era sorprendente la capacidad de adaptación que tenía a arreglos más modernos o a conceptos no tan habituales para ella. Siempre nos daba una lección en algo. Por resaltar una anécdota, recuerdo cuando grabamos la zambra Soleá de mis pesares con el piano de Jesús Lavilla. No os podéis imaginar el momento de magia que vivimos. Ese Jesús Lavilla tocando la zambra con la sensibilidad que le caracteriza, añadiéndole detalles “jazzeros” a su paso y doña Mariana, con su voz poderosa, haciendo recordar por momentos a Francisca Méndez y a la Perla de Cádiz, ¡uf!, fue todo un espectáculo. Siempre ha demostrado un compás fuera de serie y una afinación casi perfecta, cosa que ha venido acompañando a la cantaora gaditana a lo largo del tiempo. Después de esta primera experiencia tan gratificante, no quedó otro remedio que repetirla con una recopilación navideña de villancicos de su tío Canalejas de Puerto Real y pinceladas de Pericón, Ignacio Ezpeleta, Manuel Torres, etc.

////// David Palomar Este disco, bajo mi opinión, es una joya, es un documento que quedará para los restos y servirá como estudio para generaciones y generaciones del cante flamenco. Quiero resaltar el villancico que se titula Todos le llevan al niño, junto al guitarrista Rafael Rodríguez y los jaleos de Pepi de Ignacio. Quita ¡toa las tapaeras del sentío! ¡Sublime! Yo le decía que había superado con creces la versión de Ignacio Ezpeleta y ella me miraba y se reía diciendo "anda ya, hombre, no seas tonto". Pero los dos sabíamos perfectamente que había ocurrido y eso lo vivimos los que estábamos en ese momento en el estudio. Muchos veían a Mariana como una cantaora festera, alegre, dicharachera, la mujer que anunció la lejía haciendo gala de su gaditanismo, etc. Pero Mariana Cornejo era mucho más que eso. Ella era una cantaora por derecho que conocía perfectamente todos o casi todos los estilos gaditanos y, junto a Chano Lobato, llevaron el tanguillo a su máximo rango, elevándolo a palo grande del flamenco y, si alguien duda un ápice lo que estoy diciendo, le invito a que se atreva a defender un tanguillo en una Bienal, Festival de Jerez o cualquier otro festival del mundo, en los cuales Mariana dejo el pabellón bien alto cantando sus ramilletes de tanguillos. Mi valoración personal es que el mundo del flamenco, manager, festivales e instituciones nunca supieron darle el sitio que merecía como reliquia del cante de esta ciudad trimilenaria. Ya no valen homenajes póstumos ni reconocimientos tardíos. Lo siento, pero es demasiado tarde. ¡Dios te tenga en la Gloría! ¡Hasta pronto, maestra!

LA FRAGUA


6 /36

Breves Nacionales

Paco de Lucia, Adiós al Maestro Poco antes del cierre de la presente edición, nos sorprendió la triste noticia del fallecimiento del maestro Paco de Lucía. Ha sido un duro golpe para el mundo del flamenco. Por nuestra parte, decir que el siguiente número de La Fragua irá dedicado al guitarrista del Algeciras. Mientras tanto, adelantamos un pequeño artículo que el gerente de la Venta de Vargas, Lolo Picardo, publicó en el diario La Voz. Hoy hablé con mi amigo Luis, el que vive en Marruecos. Luis está a base de tranquilizantes porque no cree que Paco se haya ido, no cree que haya muerto. Decía que «la semana pasada hablé con Paco, que se había quitado de fumar. Era muy cagón. Estaba todo el día haciéndose revisiones. Yo estuve con él en Fez la última vez que tocó allí y estaba muy bien. Pero me dijo que iba a parar de tocar y que estaba cansao». Ha sido en Méjico, donde residía con su compañera Gabriela que le había dado dos hijos, Antonia y Diego. «Con Diego estaba jugando al fútbol en la playa y le dio el golpetazo. Posiblemente el niño no lo olvidará nunca». Luis me dice que su relación con Paco era muy cordial, muy guasona. «Porque Paco era un guasón. La última vez nos vimos se sentó al lao de mi mujer y le preguntó si todavía funcionaba, que estaba muy gordo; diciéndole mi mujer que perfectamente. Así que se llevó todo el día haciéndome rabiar, diciendo que mi mujer le había dicho lo contrario. Le gustaba mucho sacarme de mis casillas, pero era una excelente persona y le gustaba disfrutar de sus amigos». Su hijo Curro no contesta al teléfono, le he dado el pésame por whattssap y me ha dado las gracias. En lo últimos meses he tenido una bonita relación con él, porque estaba realizando un documental sobre la vida de su padre y había estado grabando en diferentes zonas de Cádiz, La Isla y la Venta de Vargas. Posiblemente iba a presentarlo en Cannes (En el festival cinematográfico), pero no sé qué hará ahora. Curro estaba muy ilusionado contando la vida de su padre, le había dado pie a estar de nuevo junto a él, a disfrutarlo. Kavara Varela, Casilda Varela, exesposa de Paco decía esta mañana en su Facebook -refiriéndose a ayer- «se ha ido Paco, en Méjico, jugando a la pelota en la playa, como siempre soñó. Huérfana de recuerdos, de treinta años de nostalgias, de tres hijos... lo mejor que tengo en mi vida. Te has ido pero siempre te tendremos cerca». A Casilda estos golpes se están volviendo muy repetitivos, recordemos que el año pasado falleció también su hermano Enrique, igual que Paco, de sopetón. Otro amigo, Joselito de la Venta de Vargas, recibía la noticia metiéndose el tratamiento de quimioterapia para su hígado, que todavía le aguanta, y recordaba aún a Paco, junto a Casilda Varela en el balcón del restaurante, viendo llegar el ataúd de Camarón. «Era la otra mitad de la naranja de la genialidad. Desde que se fue José, Paco ya no era el mismo. En la grabación de 'Potro de Rabia' y 'Miel' disfrutó al límite de los últimos minutos junto a su Camarón. Yo creo que Paco quedó tocado de aquello». Joselito recuerda muchas cositas junto a Paco y Camarón. «Un día me dijo Camarón que lo acompañara a él y a Paco a tocar a una peña flamenca de Ceuta. Me jarté de reír con el miedo que tenían los dos al barco para pasar el Estrecho. Cantaron y le pagaron 4.000 pesetas en monedas de cinco pesetas. Nos lo repartimos en tres partes, pero al final no los gastamos allí. Que buenas horas». No sé si habrá otro encuentro similar al de Paco y José. Que se junten don galaxias es muy difícil, pero éstas se juntaron por algo más de veinte años y lo que produjeron quedará para la historia del flamenco y la música.

El rincón de Yo Sueno Flamenco Yo Sueno Flamenco ya tiene su rincón en Madrid. Ahí podrás deleitarte con la mejor relación de artistas flamencos de la mano de prestigioso locutor José Macías. Joaquín de Sola estrenó el 31 de enero con gran éxito el Rincón de Yo Sueno Flamenco, que está situado en el interior de Casa José Luís, en Avda. de Asturias, 57. Próximamente actuarán el Trini de La Isla, Jesús del Rosario y Saúl Quirós.

LA FRAGUA


Breves Nacionales

7 /36

El flamenco se viste de negro El final del pasado año y el principio de este 2014 ha sido un auténtico jarro de agua fría para el flamenco. A la muerte de Mariana Cornejo y de Juan Moneo, el Torta, hay que sumar la del gaditano Juan Silva, cantaor cabal donde los haya que nos dejó a los 66 años, y la del chiclanero Silverio Heredia, que llevó el flamenco por todo el mundo. Y para colmo, ahora lo de Paco.

XVIII Bienal de flamenco de Sevilla La XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla, que se celebra entre los días 12 de septiembre y 5 de octubre de 2014, contará con espectáculos de artistas de la talla de Estrella Morente, Rocío Molina, Farruquito, Israel Galván, Mayte Martín, Isabel Bayón, Dorantes, El Pele y Arcángel, entre otros. Destaca también el espectáculo de exclusivo estreno que preparan conjuntamente Miguel Poveda y la bailaora Manuela Carrasco. El festival, que contará con entre 70 y 80 funciones, tendrá un presupuesto de 1,4 millones, unos 150.000 euros más que en la edición anterior, pero una semana menos de duración, con la intención de concentrar más espectáculos de gran calidad.

Martes de encuentros flamencos Los martes en Cádiz son plenamente flamencos, son mágicos, reúnen a seguidores de este arte alrededor de un cantaor y un guitarra en estado puro, sin electricidad. Un rincón intimista donde se disfruta de una forma única del flamenco. Hablamos de “Los Martes de Encuentros Flamencos en el Pelicano Musicafé. Invocando al Duende Flamenco”, y nunca mejor dicho, porqué en el silencio de un público muy agradecido, solo se escucha ese duende. Todos los martes a partir de las 23:00 horas, en Cádiz.

LA FRAGUA


Joaquin de Sola

Domingo Cárdeno Fotografía Juan Silva

El "principio" de su andadura flamenca


Joaquín de Sola

97 /36

Joaquín de Sola Mey nace en Cádiz en 1987 en el barrio del mercado central, donde transcurre su niñez jugando entre la plaza de Las Flores, la calle Libertad, los Callejones de Cardoso o la plaza de La Cruz Verde. Es en este barrio donde se aficiona a la música, ya que es una de las zonas por excelencia de las coplas de carnaval que cada febrero los gaditanos derrochan con espontánea gratuidad por sus calles y plazas. Siendo aún niño, con tan sólo nueve o diez años, tuvo la primera tentativa carnavalesca que se truncó porque eran mayores para él y más sosos que “ojú” –nos dice Joaquín– y fue más tarde, ya de adolescente, cuando quiso formar parte de una comparsa en la que no lo admitieron, terminando aquí su interés por cantar en carnaval. Pero no fue motivo para que su inquietud por la música desapareciera, sino todo lo contrario. Él, a quien siempre le gustaron distintos géneros musicales, continuó cultivando esa afición. De forma particular, le gustaba y sigue haciéndolo Bob Marley, de quien, según sus propias palabras, lo que más le llama la atención es el sentimiento con que el jamaicano interpreta sus canciones. Y no fue hasta más tarde, y ya viviendo en La Isla, donde se traslada con su familia en 2006, cuando comienza a interesarse por el flamenco. Fue Camarón de La Isla quien en principio llama su atención y a partir de ese momento comienza su pasión por el flamenco, poniendo un especial interés en estudiar los cantes e intérpretes antiguos, estudio que continua en la actualidad. Una vez inicia su carrera flamenca, se presenta a algunos concursos, pero pocos, tan sólo a tres, entre ellos al Concurso Nacional de Cante por Alegrías de Cádiz de la Peña Enrique el Mellizo, donde le dan el primer premio. El pasado 16 de noviembre, presentó en el Teatro de las Cortes de La Isla, su primer trabajo discográfico Principio, momento que aprovechamos para hablar con él.

¿Esto del cante le viene de tradición familiar? Lo que es el cante no, pero la afición a la música sí. En mi casa se escucha todo tipo de música. A mi padre le gusta mucho y, menos flamenco, ponía de todo, tanto rock como baladas, música lírica o canciones populares andaluzas, de Centro y Sur América. Además, mi hermano mayor canta en una coral. Él canturrea mucho por casa y mí me gustaba oírlo. Y el más chico es rapero. ¿Cómo se inicia en el mundo del cante?

////// Joaquín de Sola en el Real Teatro de las Cortes

cante que daba Mariana Cornejo. En esa etapa también conocí a Antonio Barberá, a la gente de la Peña de Juanito Villar y a los cantaores de Cádiz. Y empieza a frecuentar los ambientes flamencos. Sí, sí. De niño los ambientes flamencos me daban miedo. Ibas por la calle y veías a esa gente cantando, bebiendo, y la gente muy fea. Pero después la cosa cambió, el flamenco ha subido de rango, ya no tiene por qué ser marginal. Al flamenco se le respeta.

Empecé a cantar en la Peña del Chato de la Isla. Estando trabajando en una tienda de marcos de cuadro, una señora trajo un recorte de periódico para que lo enmarcara. Era hablando de la peña del chato, de unas clases de cante. Leí el recorte del periódico y decidí ir a probar. Fui a las clases y empecé con Aguilar de Vejer y con Pedrín García. Me dijeron que cantara y canté un fandango de Caracol, y lo hice fatal. Seguí sus consejos y un día me cansé de fandangos y le dije que quería cantar por alegrías, y ya me fui metiendo por otros palos. Llegó un momento que yo quería más, y me fui a Cádiz a unos cursos de

LA FRAGUA

El flamenco se hace con el oficio. Soy aspirante a cantaor


10 /36

Joaquín de sola

“Quien no arriesga no vence ni convence, y el riesgo me da fuerzas para luchar con más ganas”. ¿Quiénes han sido sus referencias en el mundo del cante? Todo el que cante de verdad, con gusto y sabiendo lo que hacía. Pericón, La Perla, Manolo Vargas. Me gusta lo antiguo, estoy anclado en el tiempo. De los actuales hay cosas y matices. Poveda hace cosas que me gustan. Escucho las cosas que hace y después voy al origen y veo que es otra cosa…yo busco la raíz, me gustaría saberla para saber cómo atarme los zapatos. En la actualidad, se debate mucho sobre la necesidad de la presencia del flamenco en la escuela, incluso a nivel privado, cada vez existen más instituciones que ofrecen la posibilidad de estudiar el cante, la guitarra y demás. ¿Qué le parece todo esto? ¿El cante se puede aprender? Con el cante flamenco en las escuelas tengo mis dudas. Algo hay que tener…no sólo se aprende por estudiar. Por haber estado en una escuela no te haces cantaor. Aparte, las que hay de prestigio, o tienes dinero o no puedes ir, no hay nada público. El flamenco se hace con el oficio. Yo soy aspirante a cantaor. Si se tiene técnica mejor, de respirar…yo estudio escuchando mucho, a uno, a otro, o a un desconocido en una juerga…intento asimilarlo todo.

La Isla) para que cantara junto con otros cantaores locales. Ahí conocí a Javier Fernández, (mi actual manager y productor del disco) y su gente. Ellos me propusieron el proyecto y me pareció genial. Principio es un comienzo de una nueva vida artística, un nuevo cantaó, un nuevo estilo, una nueva visión, es algo también poético y también un guiño a mis principios como cantaor flamenco. Tengo entendido que todos los temas son nuevos y la mayoría compuestos especialmente para usted ¿Es así? Pues sí. Yo para cantar una letra me tiene que llegar primero a mí, para que le pueda trasmitir mi sentimiento y le llegue al que la escuche. Y en ese sentido, creo que he tenido mucha suerte, porque han escrito para mí gentes que hoy día son amigos y me conocen lo suficiente para saber de mi sentir. En algunos de los temas del disco rompe con las melodías tradicionales, como en el caso de la malagueña, y en otros incorpora instrumentación, ¿Le parece mucho riesgo? Sí, es posible, pero quien no arriesga no vence ni convence, y el riesgo siempre me da fuerzas para luchar con más ganas. En el caso de las malagueñas, es una composición del maestro Antonio Canales y pienso que hemos hecho algo interesante. He observado en sus actuaciones que gusta tanto a neófitos como a puristas, a jóvenes y a mayores ¿Tiene usted esta misma percepción? Bueno eso….de eso se trata.

¿Joaquín, cómo y cuándo surge la idea de grabar este disco? ¿Por qué Principio? Todo surge en el veinte aniversario de la muerte de Camarón. Lolo Picardo me invitó a su programa de radio La Fragua (Radio

////// Otro momento de la actuación

LA FRAGUA


Joaquín de Sola

117 /3636

////// Joaquín de Sola cantando por seguiriyas

¿Cómo lo ve usted y cuál cree que puede ser la respuesta del público cuando lo tenga en sus manos?

En la actualidad, vender un disco es algo más que complicado. ¿Cómo van las ventas?

Al principio creía que no iba a gustar, pero ahora terminado lo veo mejor… Es un disco para que lo escuche la mayoría, no la minoría. El cantaor flamenco se ha revelao… Si me quedo en lo que ya siempre se ha hecho, me va a escuchar la minoría y encima puedes no gustar.

Bueno, sí, es complicadísimo. Pero está teniendo buena aceptación de críticas y me está abriendo puertas y la posibilidad de tocar en otras ciudades y en otro tipo de escenario. En los conciertos es cuando se venden, en caliente, aunque también se ha distribuido en distintas ciudades y tiendas. Yo estoy muy contento con el disco y, cada vez que lo escucho, encuentro algo nuevo que no me había dado cuenta.

¿Cómo se sintió en el Real Teatro de las Cortes presentando su primer trabajo? Al empezar un poco nervioso. Sabía que entre el público estaba el maestro Fosforito y que mucha gente había venido a verme. Pero el calor que me transmitieron hizo que me habituara al escenario y quitarme la presión de encima y ser yo mismo.

LA FRAGUA

Principio es un disco para que lo escuche la mayoría, no la minoría.


12 /36

Con Camarón

CON

CAMARÓN

Desde La Fragua seguimos contactando con músicos y gente del flamenco en general para que nos cuenten la influencia de Camarón en sus vidas, en su arte, cómo lo conocieron, qué hicieron juntos, en fin.. sus experiencias con el Maestro.

JORGE PARDO músico

Habrá infinidad de cosas importantes que contar de Camarón, pero os voy a contar una que se me queda en la memoria e ilustra su sencilla personalidad. Para preparar el espectáculo de presentación de La leyenda del tiempo en Barcelona junto a Jeff Beck y Weather Report, Camarón y Tomatito vinieron al piso que tenía con mi hermano Jesús, también teclista en este evento, para preparar una taranta. La taranta me era difícil de aprender en unas horas, jajaja, así que se quedaron tres días en casa durmiendo en el sofá del salón, la verdad, no en las mejores condiciones... jajaja. Ilustra su pasión y dedicación a la música y su arte.

JUAN MANUEL CAÑIZARES guitarrista

Conocí a Camarón en un festival en París. Coincidimos porque en esa época yo formaba parte del trío de Paco de Lucía. Nosotros actuábamos ese día y Camarón actuaba al día siguiente en el mismo festival. Paco y Camarón eran grandes amigos y fue Paco quien nos presentó. Después de ese encuentro para mi inolvidable, tuve la gran suerte y el honor de colaborar con él en su disco Autorretrato. En él grabé tres temas que son ‘Volando voy’, ‘Romance del Amargo’ y ‘La Tarara’.

LA FRAGUA


Con Camarón

13 /36

ALONSO NÚÑEZ

Rancapino chico Para mí Camarón de La Isla es el cantaor del siglo pasao, de este siglo y del que va venir... Irrepetible; un referente en mi vida al igual que mi padre Rancapino y Manolo Caracol.

MIGUEL RODRÍGUEZ peluquero y amigo

Yo hice el servicio militar en Madrid en la época en que Camarón estaba en Torres Bermejas. Aunque estaba haciendo el servicio, yo siempre tenía dinerillo porque trabajaba algunas horas en una peluquería y me buscaba bien la vida. Yo iba por la noche a Torres Bermejas a ver a Camarón. Iba con Pijote y con algunos amigos. Yo llegaba con la intención de invitar a una copita pero, cada vez que iba a pagar, el camarero me decía que Camarón ya las había pagado. Nunca me dejó pagar. Así era él. Muchos años después, cuando regresó de Estados Unidos, fui a La Línea a verlo y me dijo que lo pelara y lo hice. Fue la última vez.

TU LUGAR DE ENCUENTRO

C/ Las Cortes n.4 San Fernando (Cádiz) LA FRAGUA


El

Torta ADioS A UN GRANDE Fotografía Juan Silva


15 /36

El Torta, adiós a un Grande

Se nos fue dejando las puertas y ventanas abiertas

////// Josema García Pelayo

En un estudio de grabación uno tiene la suerte de vivir momentos únicos e inolvidables. Si además, estos momentos los provoca "el mejor cantaor del mundo" -como dice Teo Sánchez de Radio3- la satisfacción es inmensa. Pero ocurre también que se arrancan proyectos y no se materializan, proyectos que se ven truncados por dificultades económicas o por las peores noticias y que quedan abiertos para que el futuro diga qué pasará con ellos y quién seguirá el camino señalado. Se nos fue Juan sin disfrutar de la gira 'El Torta y Mixtolobo, la verdad de lo jondo y el flamenco más eléctrico', concierto que presentó Ifi Jerez en octubre del ya año pasado, en el Teatro Central de Sevilla, y que iba a tener su continuidad en el próximo Festival de Jerez, Madrid, Barcelona y Bilbao… Una fórmula que el mismo Juan definía como un sueño, algo que ya quiso hacer con el grupo Imán Califato Independiente hace más de 30 años. La solidez del grupo Mixtolobo, con las magníficas guitarras flamenca de Juan Diego Mateos y eléctrica de Jorge Gómez, más el bajo de Ignacio Cintado y las percusiones de 'El Chispa', daban a la voz del Torta una dimensión renovada y vanguardista. Se nos fue Juan sin terminar un magnífico disco promovido por Rafael Lorente, disco que contaría con documentos sonoros únicos y ya para la historia, las guitarras de Moraíto Chico y las últimas grabadas por Parrilla de Jerez.

////// El Torta en el Teatro Central

Se nos fue Juan sin hacer la película Me gustas como mujer y como persona, guión pensado y escrito para que él lo protagonizara por la cineasta Dominique Abel (Agujetas cantaor, El Arte de las 3.000, En nombre del padre…). Y por último, y lo esperábamos en el estudio en los próximos días, se nos fue Juan sin participar en el fin de fiesta por bulerías que cerrará Mi Cante Gitano, el primer disco de su sobrino Momo Fajardo Moneo, "Momo de Jerez". Se nos va uno de los últimos cantaores de la edad de oro del cante de Jerez, pero nos deja las puertas y las ventanas abiertas para que los jóvenes emprendan su camino. Así que, ahora más que nunca, irán en homenaje a él los nuevos trabajos ya comenzados: el mencionado disco Mi Cante Gitano de su sobrino Momo, La Plazuela en estado puro, de José Carpio Mijita, y el de la novísima generación Enriquito de Remache, Manuel de la Chochete, Manuel Moneo Carrasco y Rafael el Zambo. Gracias, Torta, por regalarnos tu locura convertida en arte.

////// Un Torta rockero con el grupo Mixtolobo en el Teatro Central

LA FRAGUA


16 /36

El Torta, adiós a un Grande

////// Juan Moneo, Lolo Picardo y Rancapino en La Venta de Vargas

Adiós Juán, adiós Torta

////// Lolo Picardo

En la madrugada del pasado 31 de diciembre de 2013, aproximadamente a las tres de la madrugada, fallecía en su domicilio de Sanlúcar de Barrameda Juan Moneo Lara, el Torta. Días antes había estado celebrando en ese mismo lugar el sexto cumpleaños de su hijo Juanito, donde no faltaron, por supuesto, los melisma del Genio de La Plazuela, los soníos negros de los que Juan era poseedor. Lloraba por soleá y vomitaba el cante por bulerías, porque el Torta cantaba por aliviar su alma, para limpiar las llagas que dejaba el paso de la vida por sus entrañas. “Mi mal no tiene cura, yo he visto a un sepulturero haciendo mi sepultura”…tantas veces lo cantó que no pensábamos que ese día llegaría, que aquel que nos llenaba nuestros adentros, aquel que vino a paliar la desazón que padecimos con la muerte de José, Camarón, cualquier día se marcharía. Había huido a Sanlúcar de Barrameda con su compañera, Almudena, con su hijo. Pretendía burlar la muerte, engañar a los demonios y descansar el alma. Pero no pudo, fue a las tres, las tres de la madrugada. La hora donde en su garganta los duendes del cante, esperaban ser liberados en cualquier calle, en cualquier esquina, en cualquier copa de vino. Se nos fue otro ser único en cuanto a la interpretación del flamenco, otro de los muy grande. Como aficionado al flamenco, fui de los que fue a ver la película Flamenco de Carlos Saura, buscando algo, intentando encontrar esos soníos negros de los que hablaba Lorca. Esos cambios de tonos ancestrales que nadie sabe de dónde vienen y con los que, tras fallecer Camarón, necesitaba reencontrarme. La película comienza con un grupo de Jerez de arte: la Paquera, inmensa con su empiezo por bulerías; Diego de la Margara moviendo sus manitas, acompasadas; Moraito, tremendo de compás. Barullo pone su granito de arena, su arte. Y al fin, sale esa voz. ¿Quién es, Dios mío?

“Cuando salga la luna yo voy a verte, yo voy a verte, porque me alumbra el camino, gitana mía, pa yo quererte”. Y finaliza con unos melismas quebraos, diferentes, inusuales, de arte, que el Mono de Jerez remata a su manera. Ahí descubrí otra realidad flamenca que le llamaban el Torta y que por entonces ya era considerado en Jerez como uno de los más grandes que habían tenido por aquellas tierras. Juan, de la estirpe de los Moneo nació hace sesenta y un año en el Barrio de San Miguel de Jerez, aunque el origen inicial de la familia se centraría en el Puerto de Santa María. Su campo de actuación se enmarca en las peñas flamencas y festivales de Jerez y sus contornos. Ahí es donde vuelca toda su sabiduría cantaora y emociona a su público, casi siempre entregado, antes de comenzar la actuación, a los melismas de Juan que solía interpretar en sus cantes, casi en su totalidad de letras propias. Pero donde Juan destacó fue en el Festival de la Bulería de Jerez. No había festival que no estuviera Juan y el pueblo esperaba septiembre tras septiembre aquella cita. En La Isla y gracias al Movimiento Burbuja, Juan estuvo dos veces en la Venta de Vargas, haciendo Madrugás. Disfrutamos y sufrimos con su arte. Pero eso nos encanta, joé. Una hora de cante regular y un ratito en el paraíso escuchándolo. Después nos lo llevamos a Firaf y, en el resguardo de un garaje, nos llevó con su cante a las estrellas. —“No entiendo, Juan, que en una hora cantando en la Venta no hayas cantado como has cantado aquí en la calle”— le dije, poniéndole las dos manos sobre los hombros y mirándole a los ojos. El Torta me miró y, con esa forma de hablar que no la olvidaré nunca, me respondió: — “Si yo soy así, Lolito, yo soy un bohemio. Anda, convíame a una copita”.

LA FRAGUA


El Torta, adiós a un Grande

¡Viva el Rey Moneo!

177 /3636

////// Curro Realejo

Juan Moneo Lara era un superviviente, él y todos los que le queríamos o admirábamos como artista lo sabíamos, pero no habría pasado nada si hubiera estado un ratito más entre nosotros, porque el Torta no había dicho todo lo que tenía que decir, ni en el flamenco ni en la vida. Se ha marchado antes de tiempo, como otras personas de nuestro entorno y a quienes a diario echamos de menos. Hemos reconocido en numerosas ocasiones que somos flamencos, o lo parecemos, gracias a Camarón y por eso somos “camaroneros” y desde que el cante de Juan nos entró vía vena auditiva, somos "tortainómanos" confesos y este duro golpe nos dejará mono de no volver a ver y sentir a uno de los más grandes para toda la vida. Abundantes los ratitos, breves pero intensos, que hemos pasado junto a nuestro ídolo, sufriendo con su sufrimiento mientras cantaba en un escenario. También disfrutando de sus “chalauras” y buen humor cuando se relajaba en momentos tranquilos, actitud con la que Juan se complacía en escasas ocasiones dado su complejo temperamento. Ahora toca el turno de hablar y escribir sobre él porque ya no estará más entre nosotros. Como todo “tortainómano” que se precie, lo de escribir sobre él no es ninguna novedad. Desde que conocimos a Juan Moneo, hemos pregonado sin pausa que era un cantaor capaz de llegar a lo más alto, cuyas circunstancias personales no lo hacían posible. Nadie que haya compartido cartel con él quedaba indiferente, incluso asustaba por sus maneras y por la fidelidad de su público. Recordamos actuaciones en los alrededores de Madrid en las que Juan nos contaba sus proyectos e inquietudes mientras se echaba un cigarrito. Le llevábamos y traíamos en el coche y nos cantaba cosas que luego por la noche repetía. Flipábamos solo con estar con él y percibir ese carisma bohemio de artista. Nos reíamos con los comentarios jocosos y perniciosos en los que se le aludía como un cantaor cortito que lo mejor que hacía eran las bulerías. ¡Como si fuera fácil! Indiscutiblemente pasará un tiempo hasta que se suba a un escenario otro cantaor que tenga ese inconmensurable registro por bulerías y que además lo exprese con la intuición del Torta. Había veces que actuaba el viernes en Chaquetón y el sábado en Casa Patas y no repetía ni una letra, cuando otros mejor considerados y menos malditos reproducían actuaciones como un cliché. Metía mano a todos los cantes, era un buen aficiona-

do. Le encantaba Mojama, Antonio Mairena, Chacón y su ídolo, como el nuestro, era Camarón. Los tópicos de cantaor maldito, las juergas y sus “espantás” no dejan de ser ciertos. Más de una y dos veces nos hemos quedado con cara de tontos esperando que Juan apareciera o, si aparecía, que cantara de forma decente. Pero más de tres y más de cuatro también nos hemos quedado con la boca abierta y el corazón encogido al oírle. Pese a todo, Juan se ha ganado su lugar en la historia del cante como una leyenda viva y, como otros grandes, fue capaz de aglutinar, no solo a flamencos, sino a un público muy dispar. Cuánta gente del rock ha seguido a la santísima trinidad del cante: Camarón en el cielo, Morente en la tierra y el santo espíritu de Juan Moneo, el Torta. Paréntesis. Cuando habíamos terminado este texto, se nos va otro de los más grandes, Paco de Lucía. Los flamencos y amantes de la guitarra nos quedamos ya huérfanos del todo. ¿A quién vamos a escuchar ahora?, se preguntan algunos. Cerramos paréntesis sabiendo que la vida continúa. Ahora escribirán maravillas de Juan, versarán las habilidades de sus melismas, rescatarán sus momentos oscuros y otros no tanto, mucho más vitales, aunque nadie podrá devolvérnoslo. Los jóvenes aprenderán su cante sin haberlo visto nunca en vivo, lo venerarán y disfrutarán como a su hermano Luis de la Pica, también de Jerez, ahora escuchado con más admiración que en vida. Juan deja grabaciones en el olvido, proyectos sin continuidad y muchas asignaturas pendientes, entre las que cabe la peña en Jerez que nunca tuvo. Bienvenida sea si es para que se le reconozca como un cantaor puro, digno y grande. "El cante (o la vida) no es lo que uno quiere, es lo que tiene que ser" dice Jesús Méndez en el tema Su voz cantaora en Añoranza que canta con el propio Juan. Cuando llegue nuestra horita, sabremos si Juan Moneo y el resto de las personas queridas que se fueron estarán en buena compañía, en la gloria, como dicen los que quieren creerlo así. Mientras tanto, algunos sabemos donde está el infierno y nuestro héroe lo llevó consigo parte de su vida. Eso no le impidió disfrutar momentos maravillosos con las personas que le querían o que alguna vez le quisieron, tanto en su vida como en su cante. A su hijo Juan le contaremos con orgullo que su padre fue grande y que mayor fue su herencia cantaora. Juan ha muerto, ¡viva el Rey Moneo!

////// El Torta acompañado por Paco Lara

LA FRAGUA


18 /36

El Torta, adiós a un Grande

Metal de canela y hojalata

////// Manuel Carrasco

"El sol brillando se asoma en los balcones del cielo, el aire trae un aroma..." Así lo dejo escrito y ahora lo lleva en el umbral de su casa celestial el Torta, ¡qué pronto lo has puesto, Juan! San Miguel y La Plazuela gritan la desaparición de uno de su hijo. La maldición en la hoguera flamenca de la humanidad continúa, y siguen haciendo estragos esos pájaros negros y palomas tristes en mentes débiles y almas blancas. No podía dejar este momento sin gastar mi carboncilla para otro genio. Una obra aduendada, una fuente bravía, una sed gitana, una faena paulista se lleva el lápiz bohemio y nos deja su legado este Moneo para que renazca el mito jerezano. EL TORTA, una nochebuena fue el día y el 12 más 1 el año para los anales de la historia. Era una transformación bestial lo de este hombre a lo del gran artista, detrás de su nobleza y timidez estaba la fiera desenfrenada en sonatas de LA FRAGUA. Salía al escenario y labraba su metal en aquellos minutos de actuación para reliquia, algarabía y alboroto de sus fans, de sus incondicionales a sus renglones, siempre con un pañuelo en una mano, la otra arremangándose el pantalón y en cada bolsillo simientes de su vida que las derramaba en cada vuelta de baile que se marcaba. "En mi barrio conocí a una mala compañera...", " que no quiero vivir, que para vivir como estoy viviendo...", "vamos a ayudarnos y a querernos para que este mundo no sea un infierno...". Camisa desabotonada, retorciéndose por seguirillas, capote de Paula por soleá, sal marinera por alegrías... Casi todas las actuaciones improvisadas por el dolor de sus entrañas, grandes faenas de sus COLORES MORENOS. Nos deja registrado tres trabajos discográficos más otras colaboraciones en otros, pero su artisteo ha sido más de festivales y peñas, su obra ha sido MOMENTOS de la antigua usanza, investigador de la duquelas y tragedia del flamenco...Era de otra galaxia.

////// Foto por cortesía de Lebrija Flamenca

Tres años llevaba conociéndolo en los vestuarios y en el escenario de la fiesta de la bulería con Cope Lebrija y lebrijaflamenca.com. Gracias, Juan, por haberme dejado compartir minutos contigo. Muchas veces me lo dijo y lo tengo que escribir por él y para él: "Me gustaría cantar en La Caracolá. Nunca he estado. A ver si podéis hacer algo". ¡No pudiste probar el Caracol de Lebrija, Juan! Toqué tus caliches de cal de tu personalidad en aquel patio de cuadrilla de Jerez y por eso escribo diferente, tu quejío mis tildes y tu inspiración en el escenario me transmitiste el valor de la pureza, de lo errante... Te espera Manuel con su soniquete morao y oro, Camarón te recoge en su potro de rabia y miel, el duende taciturno del Pica brinda contigo... Son tantas las referencias que hay de los gitanos con la LUNA, que deja mucho que pensar. Una de las creencias era que El Salvador romaní lleva a las almas de los que mueren a la luna y así su brillo era especial, ¡y vaya cómo alumbra desde ahora la LUNA LUNERA! ... ¡Gloria a la manera que sentiste el flamenco, TORTA!.

LA FRAGUA


20 /36

El flamenco desde La Isla de Camarón

En La Isla se baila flamenco Hasta donde alcanza mi recuerdo, en La Isla siempre se ha bailao flamenco. Parece que fue ayer cuando vi al cuadro flamenco de Los Niños de la Tertulia compartiendo escenario en la plaza de toros isleña con Camarón, El Chato y Tina Pavón entre otros. Parece que fue ayer pero han pasado 28 años. Gran parte de esos niños que formaban el cuadro flamenco de la desaparecida Tertulia Flamenca son hoy grandes profesionales, destacando entre ellos la bailaora Sara Baras y los hermanos Pilar y Juan Ogalla. Y eso, pienso que tiene su explicación. En La Isla se creó escuela. Y con la escusa del baile, hacían falta guitarristas y cantaores y fueron muchos los que colaboraron con las academias, desde guitarristas como Rafael Romero, Víctor Rosa, Adriano Lozano, El Juani de La Isla… o cantaores como Pijote, Ana Lizana, Manuel Monge, El Trini… Por una parte estaba Concha Baras, madre de Sara, que mantuvo muchos años en activo su academia. En ella aprendieron a bailar toda una generación de niñas, aunque también había algún chavalillo por ahí, como por ejemplo Rodo, que hoy en día es un

////// Carlos Rey

genial bailaor. De estas clases surgían grupos que después se presentarían a concursos o bailarían en las peñas. Recuerdo, aparte de Los Niños de La Tertulia, al grupo de Las Caracolas, que también era muy bueno. Por otro lado estaban las hermanas Carmen y Pepa Peña, que también tenían sus academias (en la actualidad Carmen Peña dirige la escuela Cumbre Flamenca) y crearon su estilo propio. Algunos de los testimonios que recogemos en este apartado son de alumnos que han pasado por sus clases. Igual que los grupos de Concha Baras, también se preparaban para los concursos y montaban sus propias coreografías. Curiosamente, algunas alumnas después continúan con la labor de la docencia y montan su propia academia, como el caso de Virginia Vélez con Tronío. También estuvieron con Carmen Peña, Raúl el Bule, Lucía Moreno, Sonia Peña y muchos otros. El pasado mes de febrero, se celebró en la Venta de Vargas el I Ciclo de Baile Flamenco y aprovechamos la ocasión para hablar con algunos de sus protagonistas. A los tres les hicimos las mismas preguntas. He aquí el resultado.

LA FRAGUA


El flamenco desde La Isla de Camarón

David Nieto ¿Crees que La Isla está reconocida dentro del mundo del flamenco? En absoluto. Pienso que La Isla es uno de los lugares olvidados del flamenco y que solo nos acordamos de La Isla cuando hablamos de Camarón, y en La Isla hay más, mucho más. Han crecido y siguen creciendo muchísimos artistas, es una tierra que seguirá dando arte tanto en el cante como en el toque y en el baile. Yo creo que todavía La Isla puede dar mucho más de sí, pero faltan muchas cosas. Falta un festival por derecho como lo tiene Jerez, faltan actuaciones en las peñas, pero sobre todo, falta gente que apueste por el flamenco y siento rabia porque, a pesar de la crisis, sigo viendo los fines de semana todos los restaurantes llenos pero el Real Teatro de las Cortes y las peñas están vacías. Pienso que en La Isla no se valora el flamenco como en otras partes del mundo porque lo tenemos tan cerca que no nos damos cuenta del bien cultural que tenemos. ¿De dónde te viene el baile? ¿Cuál fue tu escuela? El baile para mí fue un descubrimiento ya que no tengo antecedentes en la familia. Siempre me ha gustado el baile y fui yo quien decidió con siete años apuntarme en una escuela de danza española y flamenco. Al principio te lo tomas como una diversión, como un juego entre niños, pero poco a poco fui descubriendo este mundo. Cada vez me enganchaba más y me lo iba tomando cada vez más en serio. Estudié con María José Coca, otra artista de La Isla. Sin duda fue ella la que me enseñó a respetar y amar la danza española y el flamenco. Me enseñó mucha disciplina y respeto. Para ampliar conocimientos, me presenté con catorce años al conservatorio profesional de danza de Cádiz y ahí fue donde tomé la decisión de que me quería dedicar al flamenco de lleno.

¿A quién destacarías actualmente como figura del baile? Actualmente hay muchísimos artistas que me gustan. Todos tienen algo especial. Me gusta la variedad, tanto lo ortodoxo como lo innovador, desde Manuela Carrasco hasta Israel Galván. Son tantos que para mí es difícil simplificar en un solo nombre. Me quedo con lo bueno de cada uno.

Raúl El Bule ¿Crees que La Isla está reconocida dentro del mundo del flamenco? Por mi experiencia personal en el mundo flamenco, a los artistas nacidos en La Isla y que salen fuera de su tierra, se les escucha y se les mira con otros ojos, por la trascendencia de grandes maestros nacidos en La Isla o por la magia de la tierra. Sí que reconocen el buen arte del flamenco de La Isla. ¿De dónde te viene el baile? ¿Cuál fue tu escuela? Desde muy pequeño me gusta bailar y ver el baile de las escuelas que actuaban en las verbenas y peñas allá donde me llevaban mis padres, muy seguidores del flamenco. Así, también he vivido el flamenco en casa. Lo que más me gustaba era bailar. Yo veía a una prima mía cuando actuaba y bailaba por los escenarios y le copiaba los pasos y los ritmos que hacía. Cuando bajaba del escenario, le bailaba y le cantaba los pasos que ella había hecho. De ahí, mi escuela del flamenco ha sido siempre el ver a todo el mundo, a los buenos y a los no tan buenos. Para mí hay un dicho muy grande que me decía mi abuelo: "Del más malo se aprende". ¿A quién destacarías actualmente como figura del baile? Para mí hay mucha gente destacando y bailando verdaderamente muy bien pero, si tengo que quedarme con un nombre, ese es el de Joaquín el Grilo. Para mí es soniquete puro y un sentido del compás con templanza, fuerza y arte.

LA FRAGUA

217 /3636

Alberto Sellés ¿Crees que La Isla está reconocida dentro del mundo del flamenco? Sí, La Isla es reconocida en el mundo del flamenco gracias a los grandes artistas que han llevado el nombre de su tierra por todo el mundo, desde Camarón hasta la Niña Pastori, pasando por el Chato de la Isla, etc. ¿De dónde te viene el baile? ¿Cuál fue tu escuela? Según me cuentan, desde muy pequeño, en la cuna, me ponían flamenco y cuando me lo quitaban me ponía a llorar. La familia de mi madre me hacía palmas y yo me ponía a bailar. Entonces mis padres me apuntaron a la academia Tronío de Virginia y Verónica Vélez donde di mis primeros pasos. Continué mis estudios en Jerez, con Angelita Gómez y Patricia Ibáñez y posteriormente con Andrés Peña, Rafael Campallo y Javier Barón. Ahora formo parte del cuerpo de baile del Ballet Flamenco de Andalucía, dirigido por Rafaela Carrasco. Esta es una grande oportunidad para seguir estudiando y aprendiendo. ¿A quién destacarías actualmente como figura del baile? Como figuras femeninas, Manuela Carrasco y Eva la Yerbabuena (pero me gustan mucho también Rafaela Carrasco, Pastora Galván, Rocío Molina, Concha Vargas, Carmen Ledesma, Milagros Mengíbar, Ana Morales, Úrsula López, Adela Campallo...) Y como figuras masculinas, Javier Barón, Farruquito e Israel Galván (pero admiro mucho a Andrés Peña, Rafael Campallo...)


22 /36

El flamenco desde La Isla de Camarón

María Borrico, Flamenca de La Isla

////// Juan Silva

María Fernández nació en 1930 en La Isla, en esa Isla de salinas, donde se trabajaba a destajo y donde los borricos, con sus serones cargados de sal, eran guiados por los hormiguillas (1) desde los cristalizadores hasta las pirámides. Estos borricos, tanto en las salinas como en las huertas o en las norias, realizaban las tareas más duras de la época. Fue en esa Isla donde María empezó a dejarse oír. A María le gustaban los cantes hondos, los de hombres. Su voz ronca le ayudaba. Debió ser uno de esos momentos en los que se atrevió con uno de esos cante hondos… ¿quién sabe cuál?, quizás una seguiriya del Fillo, cuando alguien, al escucharla, probablemente comentase: “Esta mujer parece un borrico, puede con to.” Puede que esta fuese la causa de que pasara a la historia como María Borrico. Hoy día se pueden escuchar cantes como: “Seguiriya de cambio de María Borrico” o “Liviana, serrana y cambio de María Borrico”. Pero ¿qué quiere decir eso del cambio de María Borrico? El cambio es una modificación que se hace al final de una tanda de algún cante, en este caso tras una tanda de seguiriyas. Se dice que ella renovó la seguiriya del Fillo, discípulo este de Perico Planeta, y que posteriormente, según la mayoría de los autores, el cambio de María fue divulgado por Silverio Franconetti. Algunos autores consideran que la seguiriya cambiá de María Borrico es una especie de transición entre el viejo estilo de cantar las seguiriyas y el moderno. Es más, con este cambio, se remata todavía el cante por serranas, livianas y seguiriyas. Una de sus seguiriyas cambiá, también llamada seguiriya cabal o simplemente, cabales, se conserva aún entre los repertorios flamencos de hoy día: “Dice mi compañera que no la quiero, cuando la miro, la miro a la cara, yo er sentío pierdo." Aunque originalmente se cantaban al final, como remate de una serie de seguiriyas, y así se hace a menudo en las actuaciones en directo, en las grabaciones pueden encontrarse sueltas, al principio, o en series de varias cabales. Fue la hermana mayor del Viejo de La Isla, al que dedicaremos la próxima entrada de esta sección. En el último cuarto del siglo XIX cantó en los cafés cantantes de Madrid. No he logrado determinar la fecha de su muerte, pero su cambio, el cambio de María Borrico, aún sigue vivo. ________________________________________ (1) Chiquillos que guiaban los borricos cargados de sal. Había un peón que era el vaciador que vaciaba las cargas porque ellos no podían. Pero su tarea era arrear al borrico y que cogiera para un lado o para otro. ÁLVAREZ CABALLERO, Ángel. El cante flamenco. Alianza Editorial. Madrid, 2004. GRANDE, Félix. Memoria del flamenco. Alianza Editorial. Madrid, 1999. ALEU ZUAZO, Salvador. Flamencos de La Isla en el recuerdo. Isleña de Prensa. San Fernando, 1991. Gran Enciclopedia de Andalucía. Tomo V , Editorial Anel, 1979. Páginas web: http://www.radiole.com/especiales/enciclopedia_flamenco/ http://iniciacionalflamenco.blogspot.com.es/ http://soliloquiosflamencos.blogspot.com.es/ http://deluciernagasycoyotes.blogspot.com.es/

El presidente de la Peña del Chato en Radio La Isla El presidente de la Peña del Chato, Francisco José Alonso, estuvo en el programa La Fragua de Radio La Isla. Estuvo acompañado por la cantaora Carmen de La Isla que, junto al guitarrista Javier Sánchez, hizo varios temas. Alonso estuvo hablando de las actividades que viene realizando la Peña, como la escuela de cante dirigida por Aguilar de Vejer o la de guitarra que dirige David Cuevas. También hizo hincapié en la importante fecha que celebra la Peña este verano: el veinticinco aniversario de su fundación. Alonso aprovechó la ocasión para comentar el escaso apoyo institucional que tienen las peñas, e invitó a todos los isleños a conocer sus instalaciones situadas en el número 4 de la calle San Quintín. ////// El presidente (con jersey negro) y Carmen de La Isla

LA FRAGUA


El flamenco desde La Isla de Camarón

237 //3636

Día internacional del flamenco El 16 de noviembre se celebra en el mundo entero aquel histórico momento en que el Flamenco fue nombrado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La Isla, por segundo año consecutivo, le dio importancia a esta conmemoración celebrando unas dinámicas jornadas en distintos rincones de la ciudad. El punto de partida fue la exposición organizada en la Casa de la Cultura por La Fragua, Asociación Cultural Flamenca, dedicada a los Vinilos del Flamenco, en la que se hacia un recorrido histórico por portadas de discos de todos los tiempos. Para amenizar la inauguración, actuaron los alumnos de cante de la Escuela de la Peña Camarón de la Isla, dirigida por Pedrín García. Ya el viernes, la Peña Camarón de La Isla acogió el Homenaje a Luis Monge. Más de 20 cantaores, músicos y bailaores se volcaron en este homenaje. Momento emocionante fue la entrega de una placa y flores a la viuda e hijas de Luis, e inmediatamente después, los nietos de Luis, con pocos años de edad, le dedicaron a su abuelo unos fandangos llenos de sentimiento. Llegamos al epicentro del Día del Flamenco con un concierto lleno de color que ofreció JOAQUÍN DE SOLA, sorprendiendo a todos los que acudieron al Real Teatro de las Cortes. La entrega del galardón Leyenda del Flamenco a Fosforito fue uno de los momentos cumbres de la celebración. En la Venta de Vargas pudimos contar con la presencia de uno de los nombres más importantes del flamenco, Antonio Fernández Díaz, Fosforito. Al homenajeado se le regaló además los cantes de Jesús Castilla por Fosforito y una intervención del pintor flamenco Manuel Machuca. Pepe Rosa dedicó también un emotivo discurso a su amigo Fosforito. El Día del Flamenco se ha arraigado como una cita que esperamos se vuelva a repetir año tras año. Desde aquí queremos hacer un llamamiento a colectivos relacionados con el flamenco para que se unan a esta celebración que se ha hecho realidad con mucha ilusión e imaginación.

La Peña de Camarón apuesta por la copla El pasado 16 de febrero finalizó el I Concurso de Canción Española, que estuvo dedicado a Mª Ángeles Marín. El fallo del jurado fue el siguiente: Primer premio: Eva María Hierro, del Puerto de Santa María. Segundo premio: David Roldán, de San Fernando. Tercer premio: Nazaret Natera, de Chiclana.

////// Eva María Hierro en un momento de su actuación

LA FRAGUA


29 de MARZO ANTONIO LIZANA Jornadas Flamenco de La Isla Casi Treintatantos

4 de ABRIL

JesÚs castilla al piano Diego Gallego

ExposiciÓn Finalistas concurso Letras Flamencas Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua Casa de la Cultura

San Fdo

Vinoteca El Negro

5 de ABRIL

LEO POWER Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua La Espuma

CLASE COLECTIVA POR RaÚl el bule Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua Monumento a Camarón de La Isla

19 de ABRIL capullo de jerez Primavera Flamenca Venta de Vargas

25 de ABRIL

JOAQUÍN DE SOLA

RaÚl el bulE CON JESÚS CASTILLA Y JUANMA FERNÁNDEZ Conciertos de la Taberna del Agua Casa de la Cultura

10 de MAYO ANA POLANCO DEDICADO a MARIANA CORNEJO Primavera Flamenca Venta de Vargas

16 de MAYO Carmen por la cÍa de Yolanda GaviÑo Conciertos de la Taberna del Agua Casa de la Cultura

31 de MAYO FAMILIA CASTILLA Primavera Flamenca Venta de Vargas

LA FRAGUA

San Fdo

San Fdo

Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua Peña Camarón de La Isla

San Fdo

ENTREGA PREMIO CONCURSO LETRAS FLAMENCAS Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua Peña Camarón de La Isla

San Fdo

CARMEN DE LA ISLA Trasmallo 2014 Flamenco La Fragua Vinoteca El Negro

San Fdo

San Fdo

San Fdo

AGENDA LOCAL


Arquitectura Flamenca

Estrella Morente es “Arquitectura Flamenca”

257 //3636

////// Antonio Canales

Quizás la arquitectura sea una palabra, en principio, que pareciese alejada completamente del flamenco, ya que este es bastante autodidacta y salvaje y, por demás, fuera de normas y cálculos establecidos. Como decía Lorca, el duende es romper con la geometría aprendida. Y, por supuesto, si se carece de ella a la hora de construir arquitectura estás perdido. Sin embargo, hay verdadera arquitectura flamenca hecha carne y sangre; por la obra y gracia del Divino. Esto ocurre, por ejemplo, en el caso de la enigmática y fabulosa cantaora Estrella Morente. En ella se resumen dos castas de furia y raza. Galopan sobre un mismo estribo dos estirpes centenarias de sangres de pura cepa. Ella es el santo manto tejido con el oro más fino y preciado que pueda portar sobre sus hombros la Purísima y, a su vez, las arpilleras más rústicas y coloristas de los cántaros que cargan, sobre su lomos, las mulas más preciosas y briosas de las Alpujarras Granadinas. Yo vi hacerse mujer a esa escultura… Y es Estrella entre las estrellas esa gran mujer y cantaora eterna. En su voz se resumen todos los cálculos habidos y por haber, para romperlos de un solo golpe contra el cristal del quejío más doloroso. Decir Señora eres tú... Decir Emperatriz también... Decirte gitana guapa del camino y la Chumbera y, de Madrid, la más castiza y cupletera; es ley... En tus metales se unen los ancestros del camino y la flor más barquillera. Montoya la piel que envuelve el alma de esta gran mujer, con la corona amorentada ceñida en sus blancas sienes y con su voz celestial, hace subir hasta el cielo un grito descomunal. ¡Que viva tu sangre entera!, Estrella del flamenco más cabal.

LA FRAGUA


26 /36

Con otro toque

L

“El trato”

Carmen Mateos Ilustraciones Josué Sevilla

“La noche del aguacero, dime dónde te metistes que no te mojastes el pelo”.

lovía a océanos, pero ni siquiera eso impidió que Rafael saliera aquella tarde de casa como un relámpago, con el último bocado del almuerzo aún en la boca.

— Juana, me voy ya p'al pueblo. — ¿Con lo que está cayendo, chiquillo?.. No vayas hoy, hombre, que me da miedo...mañana mejor. — Que no, no te preocupes, mujer. Volveré antes del anochecer. Juana no sabía nada, pero desde hacía dos semanas, era algo más que sus quehaceres cotidianos lo que movía a su esposo a ir al pueblo. Mientras aparejaba la yegua, Rafael no podía dejar de pensar en ella. No veía el momento de poder abrazarla. Cogió el capote, el zurrón, dos quesos y las hortalizas del huerto y, a lomos de la Kaki, cabalgó bajo la intensa lluvia, con la misma ilusión furtiva que cada día desde aquella tarde en que la vio por primera vez. Rafael y Juana vivían alejados del pueblo, en plena sierra, la misma sierra que los vio nacer y que fue cómplice de sus primeros encuentros amorosos. Trabajaban la tierra y cuidaban del ganado de los dueños de la finca, que, a cambio de sus servicios de pastoreo, les permitían vivir allí, en una sencilla casa de piedra y adobe con techos de castañuela. Tenían lo necesario para subsistir en esos tiempos de penuria y hambre. Amaba a su mujer, buena como el pan, bella y generosa como la naturaleza que les cobijaba. Pero era joven, y su espíritu curioso ansiaba algo más en el discurrir monótono de sus días, siempre tan idénticos.

dintel de la puerta, embrujado por el sonido que salía de aquel cuerpo sinuoso, tan bello. Desde ese instante, Rafael se encaprichó de ella. — Te gusta, ¿eh?— le dijo Bernardo, viendo el embobamiento del muchacho. Vino con un viajante la semana pasada. Se largó y aquí se quedó conmigo. Ha estado muda hasta hoy que Emilio la ha hecho hablar. En fin, algún provecho le estoy sacando, sobre to pa las noches de juerga. Anima a estos a que pidan más vino y siga el cante. Y si no hay juerga, tampoco me estorba mucho. Ahí se queda, en la trastienda, hasta que alguien la reclama. A pesar de ese cuerpo, deteriorado por los trasnoches de las tabernas, y lo apagado de su voz, era perfecta para Rafael. Más de lo que nunca habría podido soñar. Desde ese día, Rafael no faltó ni una tarde a la venta, ilusionado con poder oírla. Si no estaba, pedía un vaso de vino y miraba hacia la trastienda, como pretendiendo que su mirada girara el pomo y empujara la puerta. La percibía allí dentro, callada, triste. Bernardo lo observaba con la discreción del buen tabernero. Al cabo de un rato, Rafael suspiraba, se bebía de un trago el vino y se marchaba.

Bajaba al pueblo cada tarde a vender las hortalizas y los quesos que Juana elaboraba. Esas escapadas diarias le permitían huir de su aburrida realidad. Le gustaba imaginarse en mil escenarios diferentes. Al fin y al cabo, veinte años no es edad para dejar de soñar. Tan pronto era un marino, sabio conocedor de los secretos de las ciudades más lejanas, como se inclinaba ante el elegante público de un gran teatro que aplaudía la perfección de la pieza musical que acababa de interpretar. Otras veces, se transformaba en uno de esos galanes de cine cortejando a una guapa flamenca que se desvanecía en sus brazos casi asfixiada por uno de sus besos. La tarde del aguacero, hacía ya meses desde que el aire trajo por primera vez a los oídos de Rafael aquella voz triste y cautivadora. Como una ratita en Hamelín, siguió su rastro sonoro hasta que la encontró, majestuosa, en la venta de Bernardo, con aquel gitano viejo. Se quedó petrificado bajo el

LA FRAGUA


Con otro toque

277 //3636

La venta de Bernardo era el primer establecimiento según se bajaba la cuestecilla de la Higuera, la vía de entrada al pueblo. Era un lugar con duende. Sus paredes parecía que lloraran los cantes que desde hacía lustros habían volcado en ellas las gargantas de los parroquianos. Era frecuente que el vino sacara del alma de aquellas gentes sus miserias y sus glorias, y salían a través de sus gargantas en forma de seguiriyas y tonás. Y un cante llevaba a otro cante, y un vino pedía otro vino, y así hasta altas horas de la madrugada. Cuando esto ocurría, al instante salía ella de la trastienda, aclaraba las cuerdas de su garganta y ya todo sucedía a su alrededor. Era la protagonista sin duda. Esas noches, Rafael permanecía de pie, apoyado sobre la barra, apretando su vaso con la misma fuerza con que cerraba sus ojos para que nada lo distrajera. Le dolía verla y no tenerla, así que prefería oírla a sus espaldas.

dejaba un queso en la venta. La tarde del aguacero, llegó a la venta con dos conejos y un queso para Bernardo. Le quedaban aún tres para cumplir con su parte del trato. Pero a Bernardo le enternecía la ilusión del muchacho y esa tarde le dijo:

— Si tanto te gusta, puedes llevártela. Pero a cambio de que me traigas veinte conejos y cuatro quesos — se atrevió a ofrecerle Bernardo.

La noche del aguacero, Rafael esperó, bebió, soñó, palmeó y hasta se echó unos cantes… Seguía diluviando fuera y no tenía como protegerla de la lluvia. No podría salir con ella en una noche tan mala. Esperó y esperó, todo antes que dejarla un solo día más en la venta. Saldría de allí con ella.

Los ojos de Rafael brillaron y se sonrojó al sentirse descubierto en su sentimiento hacia ella. — ¿En serio, me la podría llevar?— insistió incrédulo Rafael. — Claro que sí, muchacho, tú tráeme los conejos y los quesos, y te la llevas. Estará mejor contigo. No es sitio este ella. Pensó en Juana. No le iba a gustar nada la idea, pero ya se le ocurriría algo. Sin dudar ni un solo instante, cerró el trato con un apretón de manos y, antes de que el ventero pudiera arrepentirse, se marchó a casa. Cargado de ilusión, esa misma noche aprovechó la vuelta para poner unos cuantos cepos por el camino. Al día siguiente recogió los dos primeros conejos para Bernardo. Así lo hizo cada tarde. En el camino de vuelta a casa, ponía los cepos y al bajar al pueblo recogía los conejos. Cuando no había conejos,

— Bueno, chaval, ya puedes llevártela, ya me pagarás el resto… te lo has ganao. Vete a hacer tus cosas y la recoges a la vuelta. Rafael se quedó sin respuesta… claro que se la llevaría esa misma noche. Esperaría lo que hiciera falta. Tenía casi más ilusión que en su noche de bodas. Ansiaba el momento de acariciar su piel. Había soñado tantas veces con ella que era como si ya la hubiera abrazado.

Esa noche, la juerga terminó más tarde que de costumbre. Su timidez le impedía acercase a ella delante de los demás, así que, mientras esperaba a que todos se marcharán y la lluvia cesara, el muchacho se quedó dormido, desparramado y deshecho sobre una mesa. Cuando la lluvia se cansó de golpear las ventanas de la venta y un sol generoso y el olor a café de puchero lo despertaron, sonrió como un niño el día de reyes al descubrirla allí, a su lado. Se la echó al hombro, subió a lomos de la Kaki y enfiló el camino a casa con su guitarra nueva, su nueva compañera. La pobre Juana, desvelada por la preocupación, lo esperaba nerviosa. Cuál sería su sorpresa cuando lo oyó llegar, tocando por soleares… sano, seco y feliz.

LA FRAGUA


Comiendo Flamenco

297 //3636

La paniza gaditana La paniza, un plato típico de la ciudad de San Fernando que proliferó, debido a su contundencia saciadora, en los años de postguerra.

Somos un restaurante de La Isla de San Fernando, Cádiz, España. Fue fundado en 1924 por Catalina Pérez, con el nombre de “Venta Eritaña” y en 1935 su hijo, Juan Vargas, le cambió el nombre y la llamó “Venta de Vargas”. Otra persona fundamental en la historia de nuestra Venta es María Picardo,esposa de Juan y matriarca de la actual generación que regenta el restaurante. Luchamos por mantener la gastronomía tradicional de la Bahía de Cádiz con pescados de la bahía, Tortillitas de camarones, patatas aliñás, bienmesabe y guisos traídos de Alcalá de los Gazules por nuestra fundadora, como la berza gitana, el rabo de toro estofado, la patatas con carne...también hacemos platos de la cocina actual y muy innovadores. Paralelamente a nuestra gastronomía, se desarrolló en nuestro restaurante una fantástica cultura flamenca, dàndose en nuestro local, el llamado flamenco de cabales, donde han participado casi la totalidad de artístas de la provincia. Especial mención se merece Caracol que compartió muchas jornadas en la Venta, Camarón de La Isla, que comenzó su andadura en nuestro restaurante, Sara Baras, que fue conocida en actuaciones en nuestro local, o la Niña Pastori que fue descubierta por Alejandro Sanz en una fiesta flamenca.

Es un plato flamenco primero porque uno de los lugares donde más se prodigó este plato fue en el barrio de las Callejuelas, sitio flamenco por excelencia y cuna de los mejores cantaores de la ciudad. Y porque además era uno de los platos preferidos de nuestro José, Camarón. Joselito demandaba continuamente este plato a los lugares que visitaba de La Isla y si no lo tenían, pedía que se lo elaborasen. Ingredientes (para 4 personas) - Dos vasos (de los de agua) de harina de garbanzo. - Tres vasos y medio de agua. - Aceite de oliva virgen para freír. - Sal. Elaboración de la paniza. Mezclamos el agua con la harina de garbanzo y la sal. Debe quedar espesa. Volcamos la mezcla en una sartén al fuego, sin añadir nada más. Primero lo colocamos a fuego fuerte y cuando esté ya caliente lo bajamos un poco. Movemos la masa en círculos con una cuchara de madera e iremos comprobando que va espesando. El resultado óptimo es cuando tenga una textura como de masa de croquetas y se empiece a despegar de la sartén al moverla. Entonces la apartamos del fuego y la ponemos en un plato. Allí se deja enfriar. Una vez que esté fría la masa, se recorta para dejarla en forma de rectángulo y se van cortando lonchas lo más finas posibles. Se prepara el aceite en la sartén, que debe estar bastante caliente (como si se fuera a freír pescado o croquetas) y se van dorando por las dos caras. Se comen calientes.

LA FRAGUA


30 /36

Desde la Red

DESDE ////// Trysko

“Como los niños ven de puntillas admirados tras las ventanas el momento de comunión en el que confluyen talento y arte, la red es un universo preñado de magia que nos hace pequeños y se abre ante nosotros. Frente a mi monitor, contaré lo que veo, lo que siento y lo que escucho sobre el universal arte de hacer flamenco”.

La Perla de Cádiz Antonia Gilabert Vargas, la Perla de Cádiz, así bautizada por su tío (el mismo que apodara a Camarón, que la llamaba madrina) dejó huérfano al mundo del cante el 14 de septiembre de 1975 hace 38 años, a la edad de 51. Cuentan que su marido, Curro la Gamba, no estaba contento con la vida artística de la cantaora gaditana. Nadie sabe si por aclamación popular o por sentencia propia, doblegaría la voluntad de su esposo. Vecina de Santa María, de la calle Botica, era cantaora por derecho consuetudinario, como su cante, que está presente en nuestras vidas, en las vidas y costumbres de Cádiz, en el inconsciente colectivo. Porque así suena su voz, rumor de mujer frente al espejo del galán con una horquilla entre los dientes y colocándose peines en el pelo, sonido que los niños escuchan y asimilan como eco de un paisaje de azoteas blancas de sábana y alegría de mercado de abastos.

////// www.youtube.com/watch?v=Q4sty2Yht2Y

Reina del cante según Pepe Pinto y La Niña de los Peines por su compás y su característico jipío que usaba para abanicar el cante en lugar de melismas más guturales. Suena gitana cuando aprieta y dulce cuando frena, siempre a tiempo y haciendo uso del silabeo bilabial con maestría (técnica ahora en desuso). Mira al cielo buscando inspiración o para darle alas a esas pestañas negras por pura coquetería. Madre alegre que canta nanas por bulerías…

Restaurante & Tapería

LA FRAGUA


Desde la Red

317 /3636

Jondoweb.com, 10 años dedicados al flamenco Jondoweb.com es un medio de comunicación digital flamenco. Está considerado internacionalmente como uno de los más importantes medios especializados del género, con 10 años de existencia. El objetivo fundamental: la divulgación del flamenco actual y la historia del flamenco. En el año 2010, en el marco de los XII Premios de Flamenco, la crítica especializada le otorgó el reconocimiento a la Mejor Labor de Difusión del Flamenco en Medios de Comunicación. Gozan de contar con colaboraciones de grandes plumas de la crítica, la investigación y el periodismo. Su equipo humano, además de su director, Marcos Escánez, está compuesto por Manuel Ríos Ruiz, Romualdo Molina, Pierre Lefranc, Antonio Nieto Viso, Jorge Sánchez, Eusebio Rioja y Fernando María. También cuenta con colaboraciones ocasionales de Pablo San Nicasio, Norberto Torres o Perico de la Paula.

////// www.jondoweb.com

Actualmente, Jondoweb tiene más de 400.000 visitas mensuales y los contenidos que alberga son de interés para todo tipo de aficionados de cualquier parte del mundo. Aunque su interés por la investigación es único con respecto a cualquier otro portal generalista. Sin duda, una de las referencias más importantes EN LA RED.

LA FRAGUA


32 /36

Novedades

La leyenda del tiempo “Camarón de La Isla” Cuando se cumplen 35 años del mítico disco La leyenda del tiempo, Universal lanza esta reedición con nuevas mezclas y sonidos. El responsable de este nuevo giro de tuerca es el productor Juan de Dios, conocido entre otras cosas por sus trabajos con Amaral o Xoel López. El resultado en palabras del propio Juan de Dios es “que el disco ha cogido una coherencia y una limpieza impresionante”. Acompañan a esta edición el dvd Tiempo de leyenda, de José Sánchez Montes, y un completo libreto con fotos y textos de los participantes de esta ya inmortal obra.

La vida breve “Juan Manuel Cañizares” El segundo volumen sobre la trilogía de Falla del guitarrista Juan Manuel Cañizares abre con La vida es breve (1905-1913). Curiosamente, hace 100 años que el compositor original de la obra la estrenó en Niza, siendo probablemente una de las composiciones más conocida del Maestro. Cañizares afronta su versión con verdadera maestría, además de interpretar nueve obras para piano, de las que destacan Serenata andaluza o Cortejo de gnomos. JMC Music tiene previsto editar el tercer volumen de esta trilogía para el próximo mes de mayo.

El sombrero de tres picos “Juan Manuel Cañizares” El guitarrista Juan Manuel Cañizares nos sorprende gratamente con este impresionante trabajo sobre la música del gaditano Manuel de Falla. Lo abarca con una trilogía que comienza con este primer volumen que lleva por título El sombrero de tres picos. Antes que nada, Cañizares ha empezado por transcribir para guitarra las obras y buscar la manera de aportar el mayor número de colores posibles para este instrumento. Además de la obra mencionada, el disco se completa con Siete canciones populares españolas (1917) y Cuatro piezas españolas (1906-1909). La edición corre a cargo de JMC Music.

El Flamenco va al cole “Paco Vargas” Como nos cuenta su propio autor: “El Flamenco va al Cole, no pretende ser otra cosa que una obra de consulta: una herramienta de trabajo al servicio de quienes naturalmente pueden utilizarla: las/os profesionales de la enseñanza. Pero, también hemos hecho este libro para que lo lean los aficionados -si son jóvenes, mejor- y los estudiosos del tema, pues todos aprenderán de su lectura y buen uso”. El Flamenco va al cole esta editado por Libros con Duende y se puede conseguir a través de su página web: www.librosconduende.es.

LA FRAGUA


Novedades

Al compás de Anzonini del Puerto CD “Anzonini del Puerto” De la mano de El Flamenco Vive, viene este interesante trabajo sobre el cantaor Anzonini del Puerto (1917-1983) que recoge diferentes cantes, en su mayoría festeros, donde destacan las bulerías, palo que el cantaor portuense dominaba con soltura. La guitarra que acompaña a los cantes es nada más y nada menos que la del gran Diego del Gastor. Incluye en esta grabación el documental Anzonini “Garlic is a good as ten Mothers”, documental de Les Blank (1980).

Al compás de Anzonini del Puerto LIBRO “Andrés González Gómez” Como consecuencia de una concisa y contrastada información, surge este libro escrito por el flamencólogo Andrés González Gómez sobre la vida y obra del cantaor portuense Anzonini del Puerto (1917-1983). Es rico en material fotográfico y anecdótico y cuenta historias de este particular flamenco en su Puerto Santa María natal, en Madrid, Morón de la Frontera o incluso en California. Un excelente trabajo de edición a cargo de El Flamenco Vive, que hace una apuesta valiente por y para el flamenco.

Del niño Sabicas al maestro Sabicas CD “Sabicas”

Bajo el sello de El Flamenco Vive, se edita este completo trabajo sobre la obra del guitarrista navarro. Los primeros 16 cortes recogen las primeras grabaciones de Sabicas en discos de pizarra, en alguno de los cuales participa el violinista Rafael de la Unión, como en la zambra o en la media granaína. Le siguen cuatro piezas para concierto de guitarra flamenca y orquesta. Termina el disco con un curioso corte donde se escucha la voz de Sabica hablando, entre otras cosas, del tablao Villa Rosa en Madrid o de sus hazañas en América con la gran Carmen Amaya.

La correspondencia de Sabicas “José Manuel Gamboa” El escritor y estudioso del flamenco José Manuel Gamboa escribe este libro sobre el guitarrista gitano cuyo título completo es La correspondencia de Sabica. Nuestro tío en América. Su obra toque por toque. Cuenta con el prólogo de Mario Escudero hijo y epílogo del guitarrista jerezano Gerardo Núñez. La obra que nos presenta Gamboa trata de un estudio profundo y serio de la vida y obra del genial guitarrista, todo perfectamente documentado y sin dejar espacios para las suposiciones. La edición corre a cargo del sello El Flamenco Vive.

LA FRAGUA

337 //3636


34 /36

Fèliz Grande, más junto que una lágrima

////// El poeta Félix Grande

Félix Grande, más junto que una lágrima “Escribo estas líneas al anochecer, junto a una botella de vino. He estado escuchando, a solas, en la casa vacía, una siguiriya que canta Camarón de la Isla. “A los santos del cielo / les voy a pedir…” Hace unas horas, los habitantes de mi casa, los míos, mis gentes, han ido a otros asuntos; ya no tardarán en volver. En este tiempo he visto cómo se amortiguaba, hasta morir, la luz del día; cómo la noche, cortés e inexorable, iba llenando el mundo. Tomé un primer vaso de vino y me entregué de buena ley y maniatado, a la voracidad de mis recuerdos...” Con esta valentía comenzaba Félix Grande su “Memoria del Flamenco”, como si el flamenco fuera un recuerdo vivido y presente. Vino profundo es el primer capítulo de su gran obra sobre el flamenco, y de ahí estas letras. Como escribió Caballero Bonald, el cantaor no inventa: recuerda. Y de esta manera Félix Grande nos desgranaba sus estudios, sus vivencias y sus recuerdos flamencos. Fue capaz de meter el universo entero del flamenco en el espacio concentrado de un pequeño cuarto, de una pequeña casa, de una familia humilde y de un entorno geográfico tan pequeño como gigante. Y de ahí, de la casa familiar, lanzarlo al planeta. Era tal la convicción que tenía de la riqueza de este fenómeno vital expresado en cante, música instrumental y baile; tan seguro estaba de la universalidad de este arte, que llevó a los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid el

////// Antonio Jiménez Cuenca

flamenco como tema central de un Curso de Postgrado con el título de “Historia, Presente y Futuro del Flamenco” (1990), desarrollando la lección titulada “El Flamenco, más junto que una lágrima”. Y en el pequeño espacio de una lágrima, Félix nos contó que su composición era bizantina y de tradición orientalista. Cristalizando definitivamente con el establecimiento de los gitanos en la baja Andalucía. Y de ahí, al desarrollo de los cantes de finales del siglo XVIII, a las Tonás, a las Corridas y los Romances. Todas músicas alambicadas por el pueblo gitano, hasta bien entrado el siglo XIX. Y de ahí a nuestros días. Y todo lo contaba Félix con su prosa poética, meciéndose en el decir y en el saber. “Pues bien: sin prisa,… con la intensidad de la paciencia, con la sabiduría del conocimiento de que la vida es dura, breve y única, un lenguaje magnífico que comenzó a nacer hace ahora dos siglos en forma de sonidos desgarradores surgidos desde el fondo de la pobreza y la pena andaluzas, ha acabado convirtiéndose en un arte aclamado internacionalmente, y en una prueba más de que en el fondo de la especie, junto al estrago de sus miserias y de su finitud, deambula, como una emoción mitológica, el estupor de lo sagrado.” Maestro, que los ecos de la sonanta de Luzía guarden tu sueño.

LA FRAGUA


Pepe torres david el galli josÉ mendez eugenio iglesias Circuito flamenco Las Tablas

24 de MARZO jose mercÉ josÉ manuel zapata Festival del Milleniu Auditori Sala Pau Casals

27 de MARZO ÓSCAR HERRERO Circuito flamenco Las Tablas

3 de ABRIL

Madrid Cádiz

4 de ABRIL el capullo de jerez la banda del ratÓn Teatro Cánovas

8 de ABRIL jesÚs carmona cÍa Teatro Central

24 de ABRIL

5 de MAYO

EL PELE ANTONIO PATROCINIO Circuito flamenco Las Tablas

companÍa guadalupe torres Teatro Alhambra

20 de MAYO

9 de MAYO

cASA RUIBAL Teatro Central

JOAQUÍN DE SOLA Centro flamenco de La Merced

21 de JUNIO VARIOS ARTISTAS La noche blanca de Córdoba

LA FRAGUA

Granada Sevilla

Córdoba

DAVID LAGO SANTIAGO LARA Circuito flamenco Las Tablas

Sevilla

Málaga

CARMEN linares Auditorio Nacional

Madrid

Madrid

13 de MARZO

Barcelona

Madrid

AGENDA NACIONAL


Tu nuevo lugar de encuentro en la calle de toda la vida

C/José López Rodríguez (Antiguo Colmao, calle de La Espuma)

facebook/casi.treintatantos

@casitreintatant

Nº 4 La Fragua - El Flamenco desde la Isla de Camarón  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you