Page 1


Desafíos del Comercio Internacional Contemporáneo

JESÚS EDUARDO MORENO PELÁEZ (Editor)


LIBRO RESULTADO DE INVESTIGACIÓN © BASC COLOMBIA Bogotá D.C., Colombia ISBN: 978-958-52393-0-2 Jesús Eduardo Moreno Peláez Editor Jesús Eduardo Moreno Peláez Diana Andrea Gómez Diaz John Mauro Perdomo Andrés Felipe Narváez Andrés Felipe Torres Carlos Alfonso Boshell Norman Ximena Andrea Cujabante Villamil Humberto Librado Castillo Wisman Johan Diaz Castillo Autores 1er concepto Evaluación: 28 de Agosto del 2019 2do concepto Evaluación: 28 de Agosto del 2019 Impreso en Colombia – Printed in Colombia. © Todos los derechos son reservados. Esta publicación no puede ser reproducida ni en su todo ni en sus partes, ni registrada en o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial. El contenido de este libro corresponde exclusivamente al pensamiento de los autores y es de su absoluta responsabilidad. Las posturas y aseveraciones aquí presentadas son resultado de un ejercicio académico e investigativo que no representa la posición oficial, ni institucional de BASC.


Basc Colombia

Desafíos del Comercio Internacional Contemporáneo

Autores

Jesús Eduardo Moreno Peláez Diana Andrea Gómez Diaz John Mauro Perdomo Andrés Felipe Narváez Andrés Felipe Torres Carlos Alfonso Boshell Norman Ximena Andrea Cujabante Villamil Humberto Librado Castillo Wisman Johan Diaz Castillo

BASC - COLOMBIA 2019

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

7


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Desafíos del Comercio Internacional Contemporáneo Contenido Autores............................................................................................................................pg 7 Agradecimientos...........................................................................................................pg9 Presentación.................................................................................................................pg11 Prólogo...........................................................................................................................pg13 Introducción.................................................................................................................pg17 Capitulo l El comercio internacional y sus desafíos: un acercamiento teórico a los nuevos factores geopolíticos del siglo XXI por Jesús Eduardo Moreno Peláez y Wisman Johan Díaz Castillo........................................................................................................pg20 Capitulo ll Los desafíos del comercio internacional: un estado de la cuestión por Ximena A. Cujabante V....................................................................................................................pg33 Capitulo lll Amenazas a la seguridad del comercio internacional por Jesús Eduardo Moreno Peláez y Humberto Librado Castillo..........................................................................pg49 Capitulo IV Factores geoeconómicos del poder mundial en el siglo XXI por John Mauro Perdomo Munévar, Andrés Felipe Narváez y Andrés Felipe Torres....................pg66 Capitulo V Puntos estratégicos para el comercio internacional en el siglo XXI: el rol de BRI por Diana Andrea Gómez............................................................................................ pg85Capitulo Vl Impactos y desafíos del sistema de gestión y control en seguridad BASC en el sector empresarial por Carlos Alfonso Boshell Norman, Jesús Eduardo Moreno Peláez y Wisman Johan Díaz Castillo......................................................................pg97

8

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Autores Jesús Eduardo Moreno Peláez Teniente coronel de la Reserva Activa del Ejército Nacional, del arma de Inteligencia. Profesional Ciencias Militares ESMIC. Especialista en Administración de Recursos del Centro de Educación Militar. Especialista en Dirección de Misiones de Guerra Electrónica con las Fuerzas de Defensa de Israel. Magíster en Seguridad y Defensa Nacionales Magister en Inteligencia Estratégica. Consultor BASC del sector privado. Becario del Center for Hemispheric Defense Studies CHDS. Auditor Internacional de Sistema de Gestión en Control y Seguridad BASC. morenoeduar@gmail.com.

PhD. Diana Andrea Gómez Diaz PhD en Estudios Políticos y Relaciones Internacionales, profesora-investigadora del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales IEPRI de la Universidad Nacional de Colombia, y docente de cátedra de la Maestría en Estrategia y Geopolítica de la Escuela Superior de Guerra. Coordinadora de la Red de Profesores Asia- América Latina. Participó en el programa de Sinología de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai. Ha sido Profesora Visitante en el Instituto de América Latina (ILAS) de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS) en Beijing, en la Universidad de Comunicaciones de Shanxi (China) y en la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur). Miembro de la Red Iberoamericana de Estudios Internacionales RIBEI. dagomezdi@unal.edu.co

John Mauro Perdomo PhD © Economista, consultor, emprendedor y profesor universitario. Cuenta con más de 10 años de trayectoria profesional trabajando desde múltiples entidades públicas, privadas e internacionales. Se desempeña como consultor senior en investigación económica/cuantitativa y planeación estratégica. Tiene experiencia específica en la formulación e implementación de políticas públicas en temas de gestión pública, asuntos humanitarios, seguridad y defensa nacional, así como en cooperación internacional. Gestor de buenas prácticas de servicio y de relacionamiento con la ciudadanía. jhonmaurop@gmail.com

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

9


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Phd Ximena Andrea Cujabante Villamil Politóloga de la Pontificia Universidad Javeriana, Especialista en Negociación y Relaciones Internacionales de la Universidad de los Andes, Magíster en Asuntos Internacionales de la Universidad Externado de Colombia y Doctora en Estudios Políticos de la Universidad Externado de Colombia. Docente de Tiempo Completo de la Facultad de Relaciones Internacionales, Estrategia y Seguridad de la Universidad Militar Nueva Granada e Investigadora de la Maestría en Estrategia y Geopolítica de la Escuela Superior de Guerra. ximena.cujabante@unimilitar.edu.co

Humberto Librado Castillo PhD © Candidato a doctor en estudios políticos y magister en Análisis de problemas políticos económicos e internacionales, Politólogo de la Universidad Nacional. libradoh@gmail.com

Wisman Johan Diaz Castillo Abogado y conciliador de la Fundación Universitaria Agraria de Colombia, especialista en Derecho Administrativo estudiante de la maestría en derecho administrativo y candidato a doctor en Derecho público de la Facultad de Posgrados de la Universidad Santo Tomás de Aquino. wisman_diaz@hotmail.co

Carlos Alfonso Boshell Norman Oficial (r) Policía Nacional de Colombia, Criminalista de la Escuela de Investigación Criminal de la Policía Nacional de Colombia - Administrador Empresas de la Escuela Administración de Negocios EAN, Especialista en Investigación Criminal de la Escuela de Investigación Criminal de la Policía Nacional de Colombia, Alto Director Seguridad Privada de la Universidad Sergio Arboleda y Universidad de Alcalá, Psicofisiologo Forense (Poligrafista) del Latinoamerican Polygraph Institute, Presidente Sociedad Colombiana Poligrafistas, Auditor Internacional Sistema de Gestión en Control y Seguridad BASC, Auditor Líder ISO 37001 Sistema de Gestión Antisoborno. cboshell@gmail.com

Andrés Felipe Narváez Estudiantes de Economía y becarios de la Universidad Nacional de Colombia

Andrés Felipe Torres Estudiantes de Economía y becarios de la Universidad Nacional de Colombia

10

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducciรณn

11


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Agradecimientos Nuestro especial agradecimiento a las siguientes personas que también apoyaron, con compromiso y entusiasmo, la realización de este nuevo libro.

Mayra Hernandez de Cavelier Fundadora y Ex Presidente Internacional World BASC Organization Miembro del comité para la revisión de contenido del libro.

Manuel Echeverría Director Ejecutivo World BASC Organization. Miembro del comité para la revisión de contenido del libro.

Silvia Carolina Sánchez Monsalve Directora Ejecutiva BASC Oriente- Colombia. Líder del comité Observatorio BASC- Centro de Información y Pensamiento de BASC Colombia. Miembro del comité para la revisión de contenido del libro.

Pía Margarita Sierra Sánchez Coordinadora de Operaciones y Comunicaciones BASC Oriente- Colombia. Diseño de portada y contraportada del libro y piezas publicitarias.

Lorena Castillo Delgado Asistente Comunicaciones BASC Sur Occidente- Colombia. Diseño de portada y contraportada del libro.

Mariano Sánchez Gerente de RISKS INTERNATIONAL S.A.S.® Empresa patrocinadora.

12

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Presentación La Junta Directiva de BASC Colombia, integrada por los presidentes y vicepresidentes de cada uno de los Capítulos Regionales BASC del país, luego de varias sesiones de trabajo en el 2016, decidió contratar un estudio que permitiera proponer estrategias para consolidar el proceso de integración entre los Capítulos Regionales en Colombia y, así, lograr una mayor eficiencia en los procesos estratégicos y administrativos. Uno de los once pilares surgidos de dicha propuesta de integración fue el desarrollo de contenidos, que impulsa, entre otros, la entrega de valor agregado a nuestros empresarios y partes interesadas en la Organización —a nivel regional y nacional—; el aporte al conocimiento de nuestras buenas prácticas; la homogenización de programas de formación, de documentos institucionales y de informes estadísticos para el fortalecimiento del comercio internacional; y el diseño de material que aporte al desarrollo académico de todos los integrantes de BASC. La Dirección Ejecutiva de BASC Colombia viene liderando con los directores regionales una serie de trabajos de construcción colectiva, con el fin de dar resultados en esta estrategia. Para ello, se han conformado comités de trabajo en diferentes temas de interés, uno de los cuales —gracias al apoyo de Silvia Carolina Sánchez Monsalve, directora ejecutiva de BASC Oriente— creó el Centro de Información y Pensamiento BASC. Esta unidad tiene el objetivo específico de posicionar a BASC como referente de análisis y suministro de información estratégica en seguridad, comercio internacional, riesgos, logística y estadística relacionada, para contribuir a la toma de decisiones de empresarios e instituciones públicas, así como fortalecer el SGCS BASC para nuestros asociados. Como parte del proceso de consolidación de esta iniciativa —luego de varias reuniones y por consenso entre los directores ejecutivos—, se presentó a consideración de la Junta Directiva de BASC Colombia la propuesta de editar un libro que recopilara los desafíos del comercio internacional contemporáneo. Tras su análisis y aprobación por parte de la Junta Directiva de BASC Colombia (Acta N.º 100 del 18 de junio de 2019), el libro se hizo realidad con la dirección de Jesús Eduardo Moreno Peláez, especialista en la materia, académico con amplia experiencia y auditor internacional BASC.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

13


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Esperamos que esta obra, lanzada oficialmente en el Congreso Mundial BASC, celebrado en Cartagena los días 19 y 20 de septiembre de 2019, contribuya para que ustedes, amables lectores, tengan un acercamiento teórico actualizado al comercio internacional contemporáneo, sus desafíos y los factores geopolíticos que lo determinan. ¡Disfruten de una buena lectura!

Luis Bernardo Benjumea Martínez Director Ejecutivo BASC Colombia.  

14

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Prólogo Después de recuperarme de un largo vuelo transcontinental de cinco horas desde Los Ángeles hasta Washington en la primavera de 1995, tomé un taxi hasta la sede de Aduanas de los EE.UU. y caminé nervioso hacia la grande y ornamentada oficina ejecutiva de George Weise, Comisionado de Aduanas de los EE. UU., y a una habitación llena de sus miembros de personal clave, para presentar la idea del sector privado y las aduanas trabajando juntos para combatir las drogas a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos. Apenas unas semanas antes, durante una visita a una planta maquiladora en Tijuana, México, me di cuenta que la compañía para la que trabajaba, una compañía Fortune 500 con operaciones en todo el mundo, con sede en California, era muy vulnerable al tipo de violación de seguridad que ocurría diariamente en envíos legítimos con destino a la frontera de los EE.UU., provocando la entrada de cantidades masivas de drogas a los EE.UU. y para las cuales ni las aduanas ni las empresas habían encontrado una forma efectiva de detener. Lo que también encontré en mi visita fue que la administración local no tenía procedimientos para rastrear los envíos de remolques después de que salieran de la planta, no había procedimientos para seleccionar socios comerciales críticos (tales como los transportadores de carretera, donde ocurren el 85% de todas las violaciones de seguridad), ni procedimientos para seleccionar agentes de aduanas, que mueven datos de envío tan susceptibles a la desviación por los elementos criminales, sin criterios significativos para seleccionar empleados en puestos críticos, y sin metodología para evaluar riesgos. En otras palabras, la compañía era una operación típica de maquiladora entre las cientos que operaban a lo largo de la frontera mexicana de 1.954 millas. Después de tomar los pasos dentro de la empresa para corregir las anteriores brechas de seguridad, me di cuenta que mi trabajo recién estaba comenzado. Aunque había fortalecido la seguridad de la cadena de suministro de la compañía, los remolques de la compañía aún tendrían que hacer fila y esperar detrás de lo que a veces parecía una línea de camiones de una milla de largo haciendo cola para cruzar la frontera hacia los EE.UU. Obviamente, el siguiente desafío era convencer a otras compañías para que adoptaran medidas de seguridad similares para que luego pudiéramos ir en bloque y pedirle a la aduana que abriera un “carril especial” en la frontera, reservado para compañías seguras como nosotros, introduciendo así el concepto de gestión de riesgos para la gestión aduanera de frontera. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

15


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

El “carril rápido”, el segundo componente de la propuesta que le hice a George Weise, era muy poco realista en ese momento, políticamente hablando, para que la aduana lo considerara. Estaba decepcionado, por supuesto, que este importante elemento se dejara de lado. No me malinterpreten, me complacía que al Sr. Weise le gustara mi propuesta y que la Aduana de los EE.UU. hubiera dado un paso importante para promover la primera alianza aduanera-comercial centrada en la lucha contra las drogas y que la Aduana de los Estados Unidos denominó la Coalición Empresarial contra el Contrabando (BASC). Pero la idea de un “carril rápido”, la segunda parte de mi propuesta, tendría que esperar hasta los desafortunados eventos del 11 de septiembre de 2001. Y así, todos podemos agradecer a Robert Bonner, el Comisionado de Aduanas de los Estados Unidos el 11 de septiembre, quien se convirtió en el líder y arquitecto del programa “Alianza Aduanas-Empresarial Contra el Terrorismo” (C-TPAT) y a través del cual introdujo al mundo los conceptos gemelos de (a) seguridad, y (b) facilitación del comercio, dos caras de la misma moneda. A través del Sr. Bonner, obtuvimos el “carril especial”. Un sueño hecho realidad para las empresas seguras. Y no sólo eso, también se dio cuenta que el 11 de septiembre había cambiado el papel de las aduanas para siempre y que las autoridades fronterizas ahora necesitarían conectarse con ellas mismos y con el sector privado, para proteger no solo sus fronteras sino también facilitar el flujo del comercio mundial. El Sr. Bonner no se detuvo con la C-TPAT, pasó a liderar un movimiento internacional en la Organización Mundial de Aduanas para formalizar estos conceptos en el Marco Normativo SAFE, que creó la arquitectura para que las autoridades aduaneras modernas construyeran cooperación entre aduanas aduanas y aduanas - sector privado, trabajando juntos para promover una cadena de suministro internacional más eficiente y segura, un concepto que BASC originó en 1996. Hoy, 169 países han adoptado el Marco Normativo SAFE y el concepto de responsabilidad compartida. También agradezco a los seis autores de este libro por exponer con tanta elocuencia la evolución y las funciones de las instituciones de comercio internacional (GATT, Organización Mundial del Comercio y Organización Mundial de Aduanas) que representan los pilares que respaldan el comercio mundial en la actualidad. Estas instituciones produjeron los instrumentos que necesitábamos para expandir 16

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

el comercio mundial y modernizar las agencias aduaneras, instrumentos como el Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC (ratificado en 2017) y el Marco Normativo SAFE (adoptado por la OMA en 2005). Pero más que eso, los autores nos han presentado en términos claros y concisos, con referencias de apoyo, los problemas globales que deben ser examinados y entendidos para manejar las amenazas que enfrentamos si queremos hacer realidad los beneficios potenciales del comercio global para nuestras organizaciones y naciones. Un especial agradecimiento a los autores por capturar, en su descripción del impacto y los desafíos que enfrenta la cadena de suministro internacional, la esencia de BASC y su contribución a la prosperidad económica mundial. Hoy BASC tiene más de 3.000 compañías certificadas BASC. Todos podemos estar orgullosos de su crecimiento y éxito a lo largo de los años y su papel en la promoción del concepto de seguridad como valor agregado y parte integral del éxito en el entorno comercial global. Pero más que eso, a través de los capítulos los autores nos recuerdan que los valores de una organización no solo enmarcan su propósito, objetivos y visión, sino que estos valores también deberían inspirarnos a buscar un bien mayor para la sociedad más allá de las metas cotidianas del trabajo y de los negocios. En palabras de los autores, los valores de una organización deben capturar las necesidades e ideales, los sueños y las aspiraciones humanas fundamentales. Creo que los valores consagrados en BASC nos permiten aspirar a crear un mundo mejor a través del comercio seguro, en cooperación con socios comerciales a lo largo de la cadena de suministro en los que confiamos porque tienen integridad y son competentes en materia de seguridad. Y así, nuestra misión compartida en BASC debería ser enviar este mensaje, de hecho, esta expectativa de “confianza”, a todos los rincones del planeta, en asociación con las aduanas, las autoridades policiales y la comunidad empresarial internacional. Al leer este libro, los invito a cada uno de ustedes a profundizar en sus seis capítulos con este desafío: ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para garantizar que el comercio internacional se lleve a cabo de manera más segura? No sólo adquirir un certificado de seguridad para colgar en el lobby de nuestra organización, o incluso Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

17


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

para disfrutar de los privilegios de facilitación que agregan competitividad a los negocios de nuestra empresa, sino más bien en la búsqueda del sueño universal y la aspiración de hacer del mundo un lugar mejor para vivir. Este sueño es atemporal y es nuestro deber seguirlo. Porque como dijo Robert Kennedy, un sabio político, una vez, “Algunos hombres ven las cosas como son y preguntan por qué. Yo sueño con cosas que nunca fueron y pregunto por qué no”.

Fermín Cuza Presidente Internacional World BASC Organization

18

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

 Introducción En la actualidad, el sistema económico internacional no está exclusivamente supeditado a la interacción entre los Estados, sino que diversos actores, como el sector empresarial, han adquirido una connotación relevante. Esto ha ocurrido así por un conglomerado de causas relacionadas con el desarrollo de la primera etapa de la globalización: el descubrimiento del continente americano, la Revolución Industrial, el colonialismo y la apertura de los mercados, entre otras. Cada uno de estos fenómenos sociales ha contribuido a que el sector empresarial se haya convertido en una de las mayores fuentes de producción y desarrollo en cada país y, por tanto, en el centro de interés para el Estado y la sociedad. De acuerdo con esto, es necesario fomentar el desarrollo de investigaciones que permitan una comprensión lo más amplia posible de las actuales circunstancias de este sector. Gracias a tales insumos teóricos, se aumenta el rango de visualización del entorno y de las variables que deben ser tenidas en cuenta por las personas y las empresas relacionadas con este ámbito, para que este obtenga los mejores impactos y beneficios, más aún, en el contexto de amenazas propias del siglo XXI. En efecto, por más pequeña que sea una empresa, ningún tema relacionado con ella puede ser considerado en la actualidad como netamente local, por el contrario, son varias las circunstancias que pueden permitir que esta logre beneficiarse de la volatilidad del sistema internacional. En el caso colombiano se pueden presentar dos vectores al momento de analizar el contexto: por una parte, se evidencian las posibilidades y oportunidades que ofrece el actual contexto nacional y regional, y por otra, se evidencian los problemas que pueden afectar el desarrollo. El primero de los vectores debe mantenerse como fortaleza y definir el rumbo, no solo del sector empresarial, sino del Estado, la sociedad y la academia colombiana, pues únicamente de forma mancomunada se llega a maximizar los beneficios que dicho contexto puede facilitar. Pero los esfuerzos cooperativos necesitan un sustento, un fundamento crítico y analítico, que solo puede ser provisto por la investigación sobre el comercio internacional. Es con base en estudios realizados por expertos que se alcanzan datos certeros y verídicos sobre oportunidades, condiciones y capacidades concretas que las personas y las empresas colombianas deben integrar para obtener los resultados deseados y evitar, así, someterse al alto riesgo de la improvisación. De este modo, la presente obra científica tiene como finalidad examinar los desafíos que presenta el comercio internacional en el siglo XXI, en Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

19


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

orden a presentar al sector empresarial colombiano una descripción y análisis de las variables que deben ser tenidas en cuenta al momento de integrar dicho comercio. La pregunta de investigación que orientó el curso de las investigaciones y reflexiones que aquí se recogen fue la siguiente: ¿Cuáles son las capacidades y condiciones clave para que las empresas colombianas puedan beneficiarse de los desafíos que presenta el comercio internacional? De acuerdo con tal interrogante, este libro presenta al sector empresarial una serie de análisis y estudios prospectivos de los desafíos del comercio internacional, acompañados con propuestas para fomentar las capacidades y generar herramientas mediante las cuales las empresas logren el mayor impacto positivo en sus proyectos. La estructura de este trabajo, en consecuencia, está desarrollada con los siguientes contenidos temáticos: en primer lugar, se presentan los fundamentos teóricos del análisis del contexto para el comercio internacional, específicamente, el factor geopolítico en el actual sistema internacional: globalización, revolución en las telecomunicaciones y avances en la tecnología como factores que integran el panorama del siglo XXI. En un segundo momento se presenta un estado de la cuestión de cada uno de los desafíos a los que se enfrenta el comercio internacional, con el fin de abarcar todas las variables que pueden incidir o que se deben tener en cuenta para que una empresa logre afrontarlos con éxito. En este capítulo, se muestra cómo, a la par de los diferentes cambios y transformaciones que van ocurriendo, se van gestando los desafíos a los que el comercio internacional se enfrenta con las correspondientes adaptaciones y ajustes. De esta forma, se lleva a cabo una revisión sumaria de la actual situación del comercio internacional: sus tendencias, su comportamiento ante la emergencia de nuevas tecnologías y nuevos actores, las transformaciones en los modelos de producción y la vigencia de acuerdos y normativas transnacionales, entre otros. Finalmente, se analiza la posición asumida por la OMC (como entidad garante del juego limpio y equitativo en la distribución del poder económico mundial) frente a este panorama y las innovaciones que esta requeriría para cumplir a cabalidad con su misión. Más adelante se presenta un análisis de las amenazas a la seguridad del comercio internacional, en especial, se estudian las acciones de organizaciones criminales que, al funcionar como redes, se convierten en un fenómeno muy complejo que aprovecha las oportunidades de la globalización, como la transnacionalización 20

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

y la deslocalización, para cumplir sus objetivos. Asimismo, el capítulo muestra, desde una visión global de la transformación de las nociones sobre seguridad, una aproximación general a las amenazas con mayor incidencia para el comercio internacional y señala algunos de sus efectos, con lo cual ofrece varios puntos de partida reflexionar en torno a la efectividad de los mecanismos de control establecidos. Con el fin de complementar adecuadamente este estudio, es imprescindible hacer una revisión de los factores geoeconómicos del poder mundial en el siglo XXI. Por lo tanto, se realiza un acercamiento a la incidencia de China en el nuevo orden mundial y a la forma en que esto debe ser tenido en cuenta por los demás países, sobre todo, en lo que respecta a las grandes transformaciones que están sufriendo las principales rutas del comercio internacional. En efecto, los estrechos y canales más estratégicos del mundo están sujetos a riesgos que implican el aumento de su protección y, a la vez, están entrando a formar parte de la nueva ruta de la seda china, lo cual tiene grandes implicaciones para el desarrollo y las tendencias del comercio internacional en los años por venir. Frente a este panorama general mostrado por la obra, se destaca la competitividad de las empresas como desafío fundamental para su supervivencia, sobre todo, la competitividad en términos de seguridad. Por esta razón, es evidente la necesidad de hallar herramientas que faciliten el crecimiento y mejoramiento en este aspecto, ante lo cual surge el sistema de gestión y control en seguridad de BASC, medio idóneo para afrontar estos retos. Dicho sistema es descrito y analizado en el último capítulo, en el cual se examinan las razones que demuestran su pertinencia para las empresas y la importancia de ejecutarlo en alianza con entidades públicas y con el Estado. En suma, esta compilación de estudios se presenta como una herramienta para el fortalecimiento de las empresas —y, en general, de todo el sector empresarial colombiano—, mediante la comprensión de la importancia de la competitividad, la seguridad y la mejora de las capacidades ante los desafíos del comercio internacional en el escenario cambiante de la actualidad. Vale acotar, para finalizar, que la obra no se agota en la descripción de los retos, dificultades y situaciones de riesgo, sino que da un paso más allá en la propuesta y examen de las soluciones.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

21


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

  El comercio internacional y sus desafíos: un acercamiento teórico a los nuevos factores geopolíticos del siglo XXI Jesús Eduardo Moreno Peláez Wisman Johan Díaz Castillo Resumen El objeto del presente capítulo es la descripción teórica y conceptual del comercio internacional, en especial, de los factores que integran dicho comercio en el siglo XXI: la globalización, la revolución en las telecomunicaciones y los avances en la tecnología. Teniendo como guía esta finalidad, el presente capítulo se divide en tres ejes temáticos: el contexto internacional, un estudio conceptual y teórico y la forma en que Colombia asume los retos que le impone la situación actual. Al final, se plantean unas conclusiones en las que se evidencia qué factores inciden más fuertemente en el comercio internacional y cómo este se ha catalogado como una de las fuentes de poder para los actores de este sistema. Palabras clave: comercio internacional, geopolítica, globalización, mercado, sistema internacional.

1. Introducción Las posibilidades generadas por la conectividad que se da hoy día entre las naciones, gracias a la cual las fronteras físicas se han eliminado —y se ha incluso llegado a plantear, como lo recuerda Friedman (2009), que la “Tierra es plana”—, demanda ampliar la comprensión de las nuevas dinámicas con la que interactúan las naciones y cada uno de los posibles protagonistas del sistema internacional; más aún, si se toma en cuenta cómo la comunicación ha logrado niveles nunca antes vistos de interacción, en lo que podría denominarse, en términos coloquiales, una señal en vivo y global donde no interesa la ubicación geográfica. Lo anterior resulta relevante, pues dentro del sistema internacional se presenta una confrontación de intereses entre los diferentes ac1tores que conviven dentro del sistema, intereses que solo pueden ser obtenidos mediante la influencia que se ejerza sobre los demás y que tienen como fin la consecución de poder o, por lo menos, la aparente obtención de este. Por ello, es necesario comprender qué elementos, factores o fenómenos son los que se pueden considerar actualmente como fuentes de poder y cuál de estos merece una especial atención por su relevancia.

1 Producto de investigación desarrollado en, patrocinada y financiado por BASC – Colombia.

22

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Lo anterior cobra incluso más importancia si se consideran hechos históricos que evidencian cómo elementos o factores que antes no tenían relevancia para los intereses nacionales de los Estados, con ocasión de los cambios globales alcanzaron dicho estatus. Es el caso del petróleo, por ejemplo, que solo hasta finales del siglo XVII adquirió la calidad de fuente de poder, por ser un elemento indispensable para la transformación suscitada por la Revolución Industrial, que demandó gran cantidad de este combustible y lo convirtió, a la postre, en una nueva fuente de poder. En este sentido, ante los ya reiterados cambios que se han generado en el planeta, se hace necesario llevar a cabo procesos investigativos sobre este tipo de fuentes de poder. Así las cosas, la pregunta de investigación que guía este apartado corresponde a ¿cuál es el impacto que genera el comercio internacional, como una fuente de poder, sobre las relaciones de los actores de este sistema? A partir de esta pregunta de investigación, el objetivo general de este capítulo es presentar un análisis teórico del comercio internacional como fuente de poder dentro del sistema internacional. Sobre la metodología que se aplicó para el desarrollo de esta sección, se debe mencionar el uso del método deductivo que, a través de técnicas de recolección de información acompañadas de un estudio cualitativo, permitirá exponer el contenido general de los fenómenos de globalización, y de otros que permitieron realizar un análisis conceptual y teórico del comercio internacional en el marco del contexto del siglo XXI.

2. El contexto: primer paso en la comprensión geopolítica del comercio internacional Los cambios que se han suscitado en un tiempo tan corto, como lo han sido estas tres últimas décadas, debido a la revolución de las telecomunicaciones y la evolución de la tecnología, han generado una transformación en todos los aspectos de la especie humana. Desde las acciones más simples, como revisar las noticias, hasta operaciones más complejas, como llevar a efecto transacciones bancarias, entre muchas otras, se han visto envueltas en una nueva comprensión del mundo donde no existe límite alguno, este panorama ha permitido cambios sustanciales en la forma en la que todos los actores se relacionan dentro del sistema internacional. Con base en la descripción anterior, es importante entender las reglas de interacción entre los diferentes actores internacionales, como las empresas; para ello se necesita comprender el contexto actual del planeta, pues factores como Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

23


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

la globalización, el comercio internacional, los recursos naturales, entre muchos otros, convergen en la actualidad de tal forma que rompen con cualquier tipo de frontera o límite entre las naciones creando una comunidad global donde cada uno de los países pude interactuar con el otro de forma instantánea, para llegar a plantear en palabras de Friedman (2009) que la “Tierra es plana”. Este es el punto de partida para analizar y conceptualizar el contexto del siglo XXI, que, como se podrá evidenciar en los párrafos siguientes, no puede partir de un análisis nacional, sino que debe hacerlo desde una perspectiva global, sin que importe el objeto específico de estudio. De esta manera, la empresa y el sector privado, en el mundo de hoy, deben despertar un especial interés en este contexto, pues, como se verá a lo largo de este capítulo, sin importar el tipo de actividades que realicen, tienen dos posibilidades: incidir en el sistema internacional o dejar que el sistema internacional incida en ellos, debido a que, ante un planeta cada vez más conectado, ninguna acción puede ser considerada como doméstica o local. Para el estudio de este contexto es pertinente considerar los fundamentos que lo generan, en este caso se trata de las relaciones internaciones. En efecto, esta disciplina 2 sirve “para identificar y ordenar los factores que consideramos más relevantes para intentar explicar, entender, y quizá, cambiar, las relaciones entre los diversos actores que interactúan en el sistema internacional” (Barbé & Soriano, 2015, p. 93), pues, como se ha recalcado, el contexto que se busca describir comprende las formas como en la actualidad interactúa cada uno de los actores internacionales, no exclusivamente el Estado. De hecho, “las relaciones internacionales deben entenderse como relación e interacción entre los diferentes actores existentes (como los Estados nacionales, las organizaciones internacionales, las empresas multinacionales, las ONG, entre otros)” (AngaritaCalle, 2008, p. 278).3 Si se considera a las relaciones internacionales como un elemento fundamental en el contexto del siglo XXI, la geopolítica se convierte en uno de los factores principales que debe ser tenido en cuenta, con el fin de obtener una descripción 2 Uno de los hitos en los cuales las relaciones internacionales han logrado consolidarse como una diciplina es la Paz de Westfalia, a partir de la cual se generan varios sistemas claramente definidos de las relaciones internacionales, desde el punto de vista de la política internacional o la diplomacia (Kissinger, 1999), evolucionando en su concepto hasta llegar al actual sistema internacional 3 Se debe inculcar en el individuo la importancia de que se apropie de los intereses de su nación y procure contribuir al desarrollo de la política exterior de su país, con el fin de cambiar el razonamiento según el cual “las actividades de los políticos constituyen solo una pequeña parte de la historia de la gente corriente; los políticos y sus diplomacias iban y venían, pero el estilo de vida seguía teniendo las mismas bases materiales, ambientales y económicas” (Taylor, 1994, p. 4).

24

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

real de las circunstancias que integran el mundo de hoy, por consiguiente, de acuerdo con Moreno y Diaz (2018) a partir de Baños (2017), la geopolítica es una disciplina En la cual los Estados pretenden influir o dejarse influenciar dentro del sistema internacional; en este último caso, algunos países buscan escenarios en que sea menor la forma para dejarse influenciar, lo cual solo se logra mediante la consecución de poder o, por lo menos, la apariencia de su adquisición. (Moreno & Diaz, 20 18, p. 19)

A lo que se le debe agregar, desde la geopolítica crítica4 , la presencia no solo de Estados sino de otros actores, como empresas, ONG e incluso individuos, que también pueden influenciar o dejarse influenciar en el sistema internacional. De este modo, en el contexto generado en el siglo XXI por las relaciones internaciones entre los múltiples actores que integran el sistema internacional, donde la geopolítica como diciplina muestra la realidad de esta interacción, resulta evidente que la definición de fuente de poder resulta determinante en esta realidad. A este respecto, tal y como señalan los profesores Moreno y Diaz (2018), “este poder está definido por varios factores geopolíticos que determinan si un país tiene o no la calidad de potencia” (p. 13), cabe anotar que dentro de esta definición no es viable excluir otros actores internacionales que también pueden tener dicho poder. Así, factores como “el mercado, los recursos naturales, las rutas comerciales, las comunicaciones, entre otros” son fuentes de este poder. Según estas consideraciones, el mercado y el comercio internacional5 son los 4 Dado que la geopolítica crítica busca “la investigación de cómo un conjunto particular de prácticas llega a ser dominante y excluye otro conjunto de prácticas. En donde el discurso convencional acepta circunstancias actuales como dadas, naturalizadas, una teoría crítica se plantea preguntas sobre cómo han llegado a ser tal cual son” (Dalby, 1990, p. 28). 5 Este último “Es un agregado de relaciones de los agentes económicos internacionales de una nación con los del resto del mundo, o de relaciones entre todos los agentes económicos internacionales de las naciones del orbe entre sí —incluidos los estatales, gubernamentales, las compañías multinacionales y transnacionales, los comerciantes internacionales, inversores y especuladores internacionales, ONG internacionales, personas jurídicas y naturales que lleven negocios internacionales, entre otros actores— donde sobresalen aquellas relaciones de carácter económico (comercial, financiero, culturas de los negocios, micro y macroeconómicas), en el marco de un proceso universal de globalización —¿debiera decirse mundialización?— y regionalización. Las relaciones económicas internacionales se enmarcan en el contexto más amplio de las relaciones internacionales, las cuales incluyen cuestiones de carácter político, diplomático, jurídico, institucional-gubernamental, religioso, cultural, medioambiental, geográficopolítico, geopolítico, caracterizadas por la búsqueda de optimizar recursos, elevar la productividad y la competitividad internacionales, reducir costos, pobreza y subdesarrollo, y finalmente lograr el crecimiento económico y el desarrollo social, en un modelo económico capitalista de mercado abierto, sin cortapisas gubernamentales, con la mayor apertura, liberalización y movilidad de los factores de producción, en beneficio del más eficiente y competitivo” (Angarita-Calle, 2008, p. 278). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

25


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

factores que más facilitan en la actualidad la adquisición de poder, dado que, ante la desaparición de las fronteras —gracias a la globalización, el flujo de bienes, servicios, capital, trabajo y demás—, este se obtiene de forma supranacional. Por ello, todo Estado debe estar interesado en participar activamente en las tareas necesarias para la obtención de recursos económicos y, más aún, del poder que estos ofrecen. Con el fin de evidenciar la relevancia del mercado y el comercio internacional en el contexto del siglo XXI, debe ahondarse en el concepto de globalización que, como fenómeno, ha permitido que los negocios internacionales sean actualmente la fuente de poder con mayor relevancia dentro de la interacción de los actores en el sistema internacional. La globalización es un “fenómeno y un proceso con carácter multidimensional, con impacto en distintas áreas del quehacer de los Estados, organizaciones internacionales, agentes intermedios y, ciertamente, en la vida cotidiana de las personas” (Coppelli, 2018, p. 63). A pesar de que se vea la globalización como un fenómeno exclusivamente económico, integra cada una de las faces en las cuales pueden actuar tanto el Estado como los demás actores del sistema internacional. En este sentido, representa el “el nacimiento de una nueva sociedad, un mundo nuevo, una nueva geopolítica, donde las relaciones políticas, sociales y económicas se transforman —estamos aún en el proceso de conocer y manejar la influencia de sus efectos—” (Flores, 2016, p. 39). Trae consigo, entonces, una serie de connotaciones económicas, políticas, sociales e incluso culturales (Hinojosa, 2005, p. 2). Queda claro que la globalización no es un fenómeno económico, sino que se trata de un fenómeno social en el que se integran aspectos políticos, comunicativos, sociales y económicos, prácticamente todas las manifestaciones de la humanidad en el desarrollo de la vida social. Con esta claridad sobre la naturaleza de la globalización como fenómeno trasversal a diferentes campos, como el político, el social y el económico, entre otros, se puede presentar ahora el significado del concepto, que, en términos de Heidegger (1949), es de carácter universal y frecuentemente utilizado, lo que implica la carencia de una definición que comprenda su contenido, pues el número de autores que la estudian es equivalente al número de conceptos que se pueden encontrar, sin embargo, esto no impide que pueda ser definida. Podría decirse que la globalización es el resultado de una interacción entre diferentes entes nacionales, locales o domésticos que pueden interactuar con otros, absorber las cosmovisiones de otras comunidades y difundir la propia, pues es la “la interpenetración de la universalización de los particularismos y la particularización de los universalismos” (Robertson, 1995, p. 100). 26

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

En efecto, es “un proceso multidimensional y estructurado en redes de interrelaciones sociales conformada por actores, que debe estudiarse como tal, con una nueva “zona de interpretación” de la comunicación, la interacción social y el intercambio social, así como la construcción organizativa” (Preyer, 2016, p. 82). Es, además, una “hibridación ya que la hibridación estructural representa la emergencia de nuevas formas mixtas de cooperación, y la hibridación cultural el desarrollo de las culturas translocales mezcladas” (Nederveen, 2004, p. 18). En la actualidad, el proceso de globalización es incentivado por los avances en las comunicaciones que, a su vez, aceleran las relaciones transnacionales (Garrido, 2011, p. 3), lo que ha llevado a la construcción de una “conciencia de un mundo que se ha hecho global: […] el mundo entero se ha convertido en una especie de aldea planetaria donde […] nos enteramos de todo lo que ocurre de manera inmediata” (Hernández, 2018, p. 3). Esto representa un reto para los Estados, pues “ante la complejidad del sistema internacional el Estado debe buscar nuevas formas de control sobre su territorio e influencia sobre las fuerzas cuasi supranacionales, intergubernamentales y trasnacionales” (González, 2010, p. 105).

3. Acercamiento teórico al comercio internacional En el siglo XXI, determinar o identificar las fuentes de poder ayuda a comprender la forma en que se desarrollan las relaciones entre los diferentes actores del sistema internacional, con esto, y con la comprensión que permite la geopolítica al presentar la realidad sobre las formas en la cuales se obtiene tal poder, se hace evidente que el comercio exterior, en el marco de la globalización, ha obtenido un papel relevante, pues es uno de los factores que genera mayor incidencia en la consecución de dicho poder. La globalización, como ya se ha descrito, es un proceso en el que se generan espacios con el fin de eliminar los límites de la interacción entre naciones, en busca de que las relaciones entre los Estados y los demás actores internacionales se realice de una forma fácil; incluso, se busca la construcción de una cosmovisión global en la cual aspectos como el idioma y la comunicación sean unánimes. Por ello, las actividades de producción y comercialización han tenido un repunte importante, pues, en comparación con épocas anteriores, en la actualidad se ha logrado que estas actividades sean fácilmente realizables, lo que representa para los Estados un incentivo para participar activamente en estas nuevas interacciones que se materializan en el comercio internacional o exterior, bien sea por medio de sus empresas o de las pertenecientes al sector privado. Podría decirse, entonces, Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

27


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

que el comercio internacional es un factor geopolítico que genera impacto sobre el Estado y los diferentes actores del sistema internacional, entre los cuales se encuentra la empresa privada, que adquiere así un papel fundamental en el desarrollo del comercio exterior. En este punto, cabe anotar que el comercio internacional está relacionado fundamentalmente con la economía, una “ciencia social que estudia las elecciones que los individuos, las empresas, y los gobiernos eligen para encarar la escasez” (Parkin, 2004, p. 2). La economía, entonces, estudia “‘la forma en que la sociedad decide qué se va a producir, cómo y para quién’. Es decir, el objeto de la economía es el estudio de la conducta humana relacionada con la producción, el intercambio y el uso de los bienes y servicios” (Dornbusch, Fischer, & Startz, 2005, p. 1). En palabras de Samuelson y Nordhaus (2006, p. 5): la economía es el estudio de la manera en que los hombres y la sociedad utilizan haciendo uso o no del dinero recursos productivos escasos, para obtener distintos bienes y distribuirlos para su consumo presente o futuro entre las diversas personas y entes que componen la sociedad.

Es claro que en el marco de la economía abierta entra en juego el comercio internacional o exterior, pues implica el intercambio de bienes y servicios supranacionales. Es necesario mencionar que no se debe considerar como exclusivo el uso de uno u otro modelo, dado que, “muchos países han adoptado un modelo ‘mixto’ de economía (liberalismo con proteccionismo), donde se defiende el mercado interno y controla las actividades del mercado externo a fin de evitar efectos negativos” (Furtado, 2007), esto, debido a que el comercio internacional o exterior se origina en economías domésticas fuertes o rentables que maximizan sus beneficios. Bajo este fundamento, el comercio internacional “estudia al conjunto de movimientos o transacciones comerciales y financieros que se realizan entre dos o más países soberanos y su objetivo es lograr entre todos los países un crecimiento armónico y equilibrado” (Krugman, 2000). En este orden de ideas, la Balanza Comercial (BC) y la Balanza de Pagos (BP), que se expresan a través de las exportaciones, las importaciones, la entrada y salida de activos financieros, el resultado del comercio internacional mucho depende de las políticas económicas adoptadas por cada país. (Guerra, 2012, p. 2)

28

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

El comercio internacional también es una estrategia de desarrollo es usado casi por todas las economías mundiales, hasta por los países que se dicen ser “comunistas-socialistas”. El propósito es claro mejorar el saldo de su balanza comercial, el superávit de la balanza comercial significa mejor ingreso nacional, altas reservas internacionales, mejor nivel de empleo, etc. (Chosgo, 2016, p. 49)

El comercio internacional debe evaluar la oferta y la demanda que, como ya se ha mencionado, se han transformado gracias a la globalización y al impulso que obtuvo esta gracias a la revolución en las telecomunicaciones y la evolución de la tecnología. En este sentido, debe tomarse en cuenta factores como las preferencias de los consumidores y los costos de transporte que son elementos relevantes para el comercio internacional. En la actualidad, el comercio internacional “ha venido creciendo mucho más que la producción mundial en los últimos treinta años, y el mismo está articulado cada vez más en torno a las cadenas globales de valor” (Romero, 2015, p. 151), lo que lleva a considerar un panorama en donde. el comercio se ha vuelto más complejo, no solo al involucrar los intercambios de bienes y servicios, sino también al interactuar con impactos múltiples asociados a los flujos de inversión, de información y el movimiento de personas. Los vínculos directos e indirectos entre estos elementos se evidencian en toda su amplitud, en el funcionamiento de las redes mundiales de producción y suministros, expresadas en las cadenas globales de valor (CGV). (Gallo, 2018, p. 137)

De tal modo que el comercio internacional, al entrar dentro de un panorama global, es influenciado ampliamente tanto por factores de oferta y demanda como por aquellos que inciden dentro del sistema internacional, como el cambio climático, la delincuencia transnacional, la cultura, la protección de los derechos humanos, la historia, las ideologías, las regiones, y muchos más que, al impactar en la geopolítica mundial, impactan de igual forma al comercio internacional. Es por esto que cada uno de estos factores debe ser tenido en cuenta al momento de analizar de qué forma el Estado y su sector empresarial ingresan al comercio internacional, porque “una adecuada inserción de la economía nacional en los mercados internacionales exige de una política comercial ágil y estratégica” (Bellina & Frontons, 2012, p. 42). Una muestra de lo anterior se hace evidente en las inversiones que países extranjeros realizan en países en desarrollo que por fenómenos revolucionarios o religiosas cambian su forma de organización, la cual está en contra de los Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

29


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

intereses de dichos inversionistas. Ejemplos de este tipo de situaciones existen muchos, como es el caso de las inversiones de Estados Unidos en Irán antes de la revolución islámica del ayatolá Ruhollah Musaví Jomeini 6, o las realizadas en Venezuela después de la elección del presidente Hugo Chávez, entre muchos otros casos. Estos factores deben ser de especial interés para el sector privado, pues deben tomar en cuenta este panorama con el fin de maximizar las ventajas que se pueden obtener en cada contexto. Otro elemento que debe tomar en cuenta el comercio internacional es la eliminación tanto de las barreras arancelarias como de las no arancelarias, pues esto facilita el intercambio de bienes y servicios de carácter transnacional, debido a que “las barreras arancelarias y no arancelarias a largo plazo son más perjudiciales que beneficiosas para los países que las usan, ya que incurren en altos costos de producción y consumo” (Corbo, 1985)7 . Es por esto que para el comercio internacional resulta de gran importancia tener políticas de apertura8 económica, ya que por medio del aperturismo comercial se obtiene mayor nivel de productividad a largo plazo, en donde factores como el nivel de exportaciones y la atracción de inversión extranjera directa, son determinantes en sus estudios. Además, puntualizan que la exportación de bienes y servicios puede proporcionar mayores ingresos para los países en desarrollo, incrementando la recaudación pública, equiparando la distribución de la renta y aumentando el empleo, incluyendo empleos mejor remunerados y diversificados hacia los trabajadores jóvenes. (Loko & Diouf, 2009) 6“Para el comienzo del año 1979 el régimen del Sha fue derrocado y quedó como primer ministro encargado Shapour Baktiar, una figura nacionalista de la facción política moderada, quien en última instancia trató de salvar el régimen monárquico. Sin embargo, con el regreso de Jomeini de su exilio y su designación de un contrapoder dirigido por Mehdi Bazargán, militante del Frente Nacional, el 11 de febrero se dio la caída definitiva de la monarquía, así que se transfirió el poder a la coalición jomeiniana y se estableció un Gobierno Provisional Revolucionario encabezado por Bazargán como primer ministro. El 1 de abril de 1979 se celebró un referéndum para decidir el tipo de régimen que el pueblo deseaba. Y con el 98% de votos positivos se proclamó la República Islámica de Irán, lo que sentó un precedente para la redacción de una nueva Constitución regida por las leyes islámicas, la cual fue estudiada y aprobada por una asamblea de expertos (en su mayoría clérigos), ratificada por Jomeini y avalada por voto directo el 3 de diciembre de ese mismo año” (Peña, 2013, p. 14). 7 El autor asegura que la restricción a las importaciones a largo plazo se enfoca más en el capital que en el trabajo, lo que se convierte en un conflicto, especialmente para países en desarrollo, ya que los países que cuentan con abundante capital humano absorben mucho más empleo al producir para el mercado externo que al producir sustitutos de las importaciones (Corbo, 1985). 8 En su publicación, Bayne & Woolcock hacen mención de que la política comercial de un país no puede ser explicada únicamente por factores económicos, sino que, al momento de ser creada debe permanecer el compromiso de un gobierno por cumplir con sus propuestas, programas de trabajo y metas internas (distribución del ingreso, empleo). Es por ello que la política comercial puede ser vista como una herramienta de consolidación de poder en un Estado, pues se podría llevar a cabo alianzas comerciales para dañar la economía de un país rival (2011).

30

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Así las cosas, la apertura económica puede ser considerada una forma para afrontar los retos que se generan dentro del nuevo escenario mundial, pues a partir de la globalización ninguna nación puede sustentarse solo con sus mercados domésticos. Por otra parte, es el comercio internacional el que puede conducir esta apertura, en razón a que factores como el incremento del ingreso per cápita, la reducción de la pobreza, el aumento del comercio internacional y la certidumbre jurídica para la atracción del capital privado van ligados cualitativa y cuantitativamente a la apertura comercial, y que dichos factores son más representativos en países que han optado por el aperturismo, a diferencia de los países proteccionistas que tienden a un desarrollo más estático que dinámico, tendiendo a mostrar una imagen menos atractiva para la atracción de capitales externos. (Berg & Krueguer, 2002)

Dentro de los aspectos teóricos que son tenidos en cuenta para la comprensión del comercio internacional se encuentra el aumento de la producción, que es motivada por aquel, y los beneficios del ingreso de los países dentro de las dinámicas propias del comercio internacional, de tal modo que se puede evidenciar dos tipos de corrientes que estudian la forma mediante la cual se determina los beneficios del mercado nacional, respecto de las impostaciones y los tratados de libre comercio, estas teorías se encentran en lo dicho por Adam Smith y David Ricardo, el primero con la llamada teoría de la ventaja absoluta y el segundo con la ventaja comparativa. En el primer caso es evidente que, en ausencia de costos de transporte, el comercio internacional genera ganancias a ambos países, en el segundo caso, se plantea que, si un país tiene desventaja absoluta en la producción de ambos bienes, aun así es posible obtener ganancias derivadas del comercio internacional. (Zavala, 2016, p. 62) 9

Ambas teorías, tanto la de ventaja absoluta como la de ventaja comparativa10, 9 Carbaugh, R. (2009, p. 45) desarrolla un enfoque paralelo al de Krugman: enunciación de las teorías y algunos desarrollos gráficos que dan lugar a la frontera de posibilidades de producción de cada país, donde se muestran los beneficios del comercio internacional. En este caso, también, las dos grandes ausencias se mantienen. 10 Feenstra y Taylor (2011) sí incorporan las preferencias de los consumidores en su modelo clásico. Estos autores son unos de los pocos que lo hacen, y con ello consiguen, de un modo elegante y simple, tener en una sola gráfica los dos componentes de la oferta y la demanda. Sin embargo, Feenstra también omite los costos de transporte, o, en todo caso, asume que equivalen a cero, razón por la cual el comercio internacional sigue siendo conveniente para ambos países, tanto en la situación de la ventaja absoluta como en la de ventaja comparativa (p. 53). Bengochea, Camarero, Cantabella y Martínez (2002) incorporan las preferencias en su modelación teórica, en estos términos la exposición y resultados no son muy diferentes de los obtenidos por Feenstra. De hecho, su estructura tiene las mismas ventajas de simplicidad y poder explicativo, pero carece de costos de transporte (p. 10), y Berumen (2006) igualmente incorpora la frontera de posibilidades de producción, así como las curvas de indiferencia, con ello muestra las ganancias derivadas del comercio internacional. De nuevo, no muestra el efecto del transporte y asume que el intercambio se lleva a cabo puesto que la demanda está dada (p. 13). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

31


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

sientan las bases teóricas que explican los beneficios del comercio internacional. Uno de estos beneficios es el desplazamiento de la frontera de posibilidades (Appleyard, Field, & Cobb, 2006, p. 35), que conduce al aumento de la producción en aquellos países que ingresan al comercio internacional o exterior, como reflejo de una de las normas o leyes del mercado: ante el aumento de la demanda crece en la misma proporción la oferta. Otro de los efectos positivos que motiva la participación activa de los Estados junto con su sector empresarial dentro del comercio internacional, resultado que también puede ser considerado como una segunda fase después del ya descrito aumento en la producción interna o doméstica, es la distribución de capital entre los actores o sujetos que participan en el proceso de producción y comercialización de los bienes y servicios que circulan dentro de este tipo de comercio, lo anterior se fundamenta en que bajo condiciones de abundancia de factor productivo, y uso intensivo del mismo, el comercio internacional, que potencia la ampliación de los mercados, incide directamente en la distribución del ingreso hacia dentro de los países. Las condiciones de competitividad dadas por la abundancia factorial se apoyan en la condición del libre comercio para potenciar los beneficios del comercio internacional hacia adentro de las economías. (Pereyra, 2015, p. 71)

Con base en lo anterior “al incrementarse la demanda de ese factor, su renta también aumentará, y mejorará la distribución del ingreso en el país, en relación al factor considerado escaso” (Lugones, Bianco, & Peirano, 2012), pero no se puede dejar pasar por alto que un país puede ser más eficiente que otro en la producción de algunos bienes y menos eficiente en la producción de otros e, independientemente de las causas de las ineficiencias, ambos se pueden beneficiar del intercambio si cada país se especializa en la producción del bien que produce con mayor eficiencia que el otro. (Laguna, 2002)

4. El comercio internacional y el regionalismo: ¿cómo participa Colombia? Una de las características que presenta el comercio internacional es la creación de bloques regionales a través de los cuales, mediante la cooperación, los Estados se preparan para poder participar activamente en los mercados internacionales, especialmente gracias a que

32

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia hay cierto “sesgo regional” en la orientación del comercio mundial, determinado entre otros factores por los menores costos de transporte que supone la proximidad entre países y también por el proceso de reducción de las barreras al intercambio de mercancías y servicios como resultado de los acuerdos preferenciales de comercio de carácter regional que se han firmado en los últimos tiempos. (Romero, 2015, p. 192)

Es importante mencionar que dentro de estas regiones se desarrolla una “coexistencia de regímenes paralelos y superpuestos con lógicas económicas y políticas competitivas debilita la coherencia y la cohesión regionales, conque se agrava la fragmentación y los intereses divergen” (Gomez-Mera, 2015, p. 511). Con base en este argumento, la teoría de integración regional pretende explicar el incremento de las transacciones transnacionales que genera un aumento de interdependencia entre naciones que comparten fronteras o un territorio cercano (Malamud, 2011, p. 220), esta tendencia está marcada por la presencia de tres modelos distintos de integración: bloques intrarregionales como el Mercosur y la Comunidad Andina; el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y los acuerdos mega - regionales con la UE; así como acuerdos preferenciales de comercio bilaterales que han surgido con más fuerza desde el fracaso del ALCA. (Quiliconi, 2013, p. 147)

Dentro de este marco de integración regional, las exportaciones en Colombia a lo largo de su historia han pasado por un proceso de altas y bajas, específicamente en el siglo XIX y XX dónde se evidencian múltiples falencias en aspectos de infraestructura vial, políticas comerciales y fiscales, además de pocas oportunidades económicas y sociales; es por ello que el gobierno nacional ha apuntado” (Vargas, 2017).

De otra parte, se debe mencionar que dentro de las medidas tomadas por Colombia para formar parte del comercio internacional están, la Alianza Pacífico y la inclusión en la OCDE, cada una de las cuales debe ser analizada de una forma objetiva, dado que, la pertinencia y efectividad de la Alianza del Pacífico no debe ser determinada solo a la luz de los resultados comerciales, si bien este aspecto ocupa una posición de suma importancia, tal esquema de integración bajo su denominación de integración profunda propende por abarcar diversas áreas temáticas (Montoya-Uribe, GonzálezParias, & Duarte-Herrera, 2016, p. 66)

Ante lo cual,

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

33


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo para lograr un mayor compromiso y mejoramiento continuo, se realiza la inspección y control, lo cual se ve reflejado en las normas técnicas internacionales ISO, y la norma BASC, donde implementan ciertos ítems, los cuales van a ser evaluados según la razón social y la actividad económica que este manejando la empresa. (Peña, 2015, p. 22)

5. Conclusión El panorama actual que está viviendo el sistema internacional es de gran complejidad dado que ante la configuración de una comunidad global, las interacciones no solo entre Estados sino entre los diferentes actores que hacen parte de dicho sistema aumentan y se difunden generando una interacción más cercana, lo que indudablemente lleva a considerar la existencia de conflictos entre los diferentes intereses de cada sujeto, conflictividad que dentro del sistema internacional es resuelta mediante la influencia que puedan generar los unos y los otros, lo cual solo se materializa por medio de la obtención de poder o la Parente obtención del mismo. Es evidente, según lo visto hasta ahora, que el comercio internacional se ha convertido en una de las fuentes de poder dentro del sistema internacional del siglo XXI, pues la globalización, la revolución en las telecomunicaciones y el desarrollo tecnológico han generado que el intercambio de bienes y servicios se realice sin importar las fronteras que puedan existir. De acuerdo con esto y con los argumentos presentados a lo largo de este documento, se comprueba que el comercio internacional se está viendo impactado e influenciado por este tipo de transacciones y formas de negocio, lo cual debe ser tenido en cuenta por parte de los Estados y del sector empresarial, pues de la comprensión que estos últimos tengan del actual escenario económico mundial depende su capacidad para afrontar acertadamente los retos e implementar los cambios necesarios. Esta realidad invita a reconocer por parte de los diferentes Estados la importancia de generar un fomento y apoyo a su sector empresarial, pues es por medio de este último que se pueden aprovechar ampliamente los beneficios propios del comercio internacional, lo que debe inducir en que dentro de las agendas políticas de cada nación este el apoyo y el fomento dicho sector de la economía, entre lo cual debe estar inmerso la inserción de política pública donde se busquen la asimilación de mecanismos idóneos que permitan mejorar competitivamente dicho sector.  

34

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Los desafíos del comercio internacional: un estado de la cuestión Ximena A. Cujabante V. 11 Resumen Día tras día, el comercio internacional cobra mayor relevancia, tanto para los actores estatales como para los no estatales de todo el orbe. A la par de los diferentes cambios y transformaciones que van ocurriendo, se va gestando una serie de desafíos a los que el comercio internacional se enfrenta con las correspondientes adaptaciones y ajustes. Este capítulo presenta una revisión sumaria de la actual situación del comercio internacional: sus tendencias, su comportamiento ante la emergencia de nuevas tecnologías y nuevos actores, las transformaciones en los modelos de producción y la vigencia de acuerdos y normativas transnacionales, entre otros. Finalmente, se analiza la posición asumida por la OMC (como entidad garante del juego limpio y equitativo en la distribución del poder económico mundial) frente a este panorama y las innovaciones que esta requeriría para cumplir a cabalidad con su misión. Palabras clave: comercio internacional, multilateralismo, Organización Mundial del Comercio, regionalismo.

Introducción A raíz de la importancia actual del comercio internacional, que se enfrenta constantemente a los cambios y transformaciones propios del sistema mundial, se considera oportuno realizar una revisión de la bibliografía más destacada dedicada a los retos a los que se enfrenta hoy en día esta disciplina. De esta manera, se presenta un estado de la cuestión que sirve como insumo para futuras investigaciones al respecto. En este sentido, este capítulo se dividirá en tres partes. En la primera, se abordan los cambios y desafíos que enfrenta el comercio internacional en el sistema internacional actual; en la segunda, se desarrolla el regionalismo y multilateralismo en América del Sur; y en la tercera, se revisan las reformas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

11 Politóloga de la Pontificia Universidad Javeriana. Especialista en Negociación y Relaciones Internacionales de la Universidad de los Andes. Magíster en Asuntos Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Doctora en Estudios Políticos de la Universidad Externado de Colombia. Docente de tiempo completo de la Facultad de Relaciones Internacionales, Estrategia y Seguridad de la Universidad Militar Nueva Granada y catedrática en diferentes universidades de Colombia. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

35


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

1. Cambios y desafíos del comercio internacional La ampliación y profundización de la globalización en su dimensión económica ha tenido una importante incidencia en el comercio internacional. Sobresalen, la creciente interconexión entre los diferentes mercados; los cambios en procesos de producción, distribución, cambio y consumo; el protagonismo de las empresas transnacionales; y el papel que desempeñan las nuevas tecnologías en el mercado mundial (Hidalgo, 2018, p. 136). Es así como el comercio se convierte en una de las manifestaciones de la globalización con sus ventajas y desventajas. Hoy por hoy, las fuerzas del mercado no bastan por sí solas para hacer llegar todos los beneficios de la globalización. De ahí que se haga necesario encauzarlas a través del sistema multilateral de comercio. La Organización Mundial del Comercio (OMC), de hecho, tiene como propósito reequilibrar el sistema mundial de comercio en favor de los países en desarrollo, a través de una mayor apertura de los mercados y nuevas formas comerciales adaptadas a la realidad mundial del siglo XXI (Lamy, 2013, p. 28). Durante las últimas tres décadas, la economía internacional ha evidenciado un proceso de transición caracterizado por el avance de la globalización, el cambio tecnológico y el surgimiento de nuevos y destacados competidores como China, la India y, en general, los países del Asia-Pacífico. Esta situación implica drásticos cambios en el mapa mundial del intercambio comercial y las ventajas competitivas, así como nuevos ganadores y perdedores en distintas zonas económicas, países, sectores productivos y empresas. Estas transformaciones podrían conducir a algunos ajustes del enfoque centro-periferia, ya que este no permite explicar la creciente presencia de países en desarrollo competitivos que incursionan en segmentos dinámicos de la economía mundial y son portadores del cambio tecnológico (Rosales, 2009, p. 78). Aun con la magnitud de los cambios registrados en la economía mundial, no se ha logrado terminar con los peligros del proteccionismo tradicional en sectores como la agricultura y en factores como los subsidios a la exportación, los apoyos internos directos y el antidumping. La incertidumbre vinculada al nuevo escenario internacional dificulta las negociaciones multilaterales de comercio y abre espacios para la aplicación de medidas proteccionistas. No obstante, hoy por hoy hay nuevos temas en la agenda global, como la seguridad en el comercio; los vínculos entre comercio, cambio climático y medioambiente; e incluso algunos aspectos inherentes a la competitividad —como la certificación de calidad o las 36

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

buenas prácticas productivas, que son acentuadas por esas tendencias y afectan las exportaciones de recursos naturales y de manufacturas basadas en estos— (Rosales, 2009, p. 78). De acuerdo con Rosales (2009, p. 82), la acelerada dinámica del cambio tecnológico y sus repercusiones en la jerarquía competitiva de empresas, conglomerados y naciones tiende a manifestarse en la definición de nuevos temas comerciales que inciden en la competitividad, aunque muchos de ellos no hayan sido abordados aún en la normatividad multilateral del comercio. Así, las normas sobre seguridad comercial que promueven unilateralmente algunos países o que son recomendadas por organismos multilaterales como la Organización Mundial de Aduanas (OMA) se traducen en fuertes presiones para realizar mejoras institucionales y de operación en toda la cadena de actividades comerciales. En este campo, se han impulsado normas privadas que son de aplicación voluntaria pero que pueden llegar a afectar la condición de competitividad de los países. Entre estas, se destacan las buenas prácticas agrícolas, las certificaciones de inocuidad, las normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO) y las certificaciones de calidad (Rosales, 2009, p. 82). Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, las normas de seguridad pasaron a ocupar un lugar más relevante en las relaciones internacionales, de modo que llegó a afectarse el marco normativo del comercio, dada la necesidad de evitar que la cadena mundial de suministro de bienes se utilizara con fines terroristas. Esto condujo a la creación de la Asociación Aduanera y Comercial contra el Terrorismo (C-TPAT) en Estados Unidos (Rosales, 2009, p. 82). No obstante, el cumplimiento de las nuevas exigencias se ha traducido en nuevos costos, que afectan adversamente a los medianos y pequeños productores. Así, la competitividad de los productos ya no radica únicamente en calidad y precio, sino también en la seguridad (Rosales, 2009, p. 83). Otro desafío que enfrenta la comunidad internacional es el cambio climático, que se ha convertido en un foco de tensión para el sistema de comercio, dados los conflictos que genera este hecho con los principios básicos del comercio internacional (no discriminación, eliminación de restricciones cuantitativas y discriminación no arbitraria). En los países desarrollados han surgido distintas iniciativas para abordar el vínculo entre cambio climático y comercio mediante la implementación de medidas de ajuste de frontera (Rosales, 2009, p. 85). Tales iniciativas abarcan desde la posible aplicación de sobretasas arancelarias en función de la contribución de toda la cadena de suministro de cada producto al Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

37


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

efecto invernadero hasta nuevos espacios para los subsidios verdes, los mecanismos de defensa comercial (salvaguardias y antidumping) o incluso la igualdad de condiciones en cuanto a las exigencias en materia de emisiones (Rosales, 2009, p. 85). Dichas propuestas pueden afectar el comercio internacional al introducirse en medidas orientadas a mantener la competitividad de las industrias nacionales respecto de las importaciones (Rosales, 2009, p. 85). Por otro lado, la emergencia de un gran número de países en desarrollo como protagonistas tanto del comercio mundial como de la economía es un rasgo fundamental de la nueva realidad geopolítica. Potencias emergentes como China, India, Brasil, México, Indonesia, Malasia y Sudáfrica, entre otros, influyen cada vez más en la estructura y alcance del comercio internacional, creando nuevas presiones de oferta y demanda y haciendo valer su influencia en las organizaciones internacionales (Lamy, 2013, p. 29). De hecho, en los últimos 20 años la evolución del comercio de mercancías entre los países en desarrollo ha aumentado considerablemente y con mucha más rapidez que el comercio nortesur. Así mismo, los estudios han puesto en evidencia un aumento del comercio interregional, lo cual puede obedecer a una reacción frente a la disminución de la demanda o al temor a la exclusión cuando los países competidores disponen de un mejor acceso a los mercados que les interesan (Lamy, 2013, p. 29). Diferentes autores señalan que el creciente regionalismo constituye un peligro para el multilateralismo, el libre comercio y, en definitiva, el bienestar de la comunidad internacional. El multilateralismo se contrapone al proteccionismo, no al regionalismo, ya que en muchas ocasiones estos acuerdos pueden servir de apoyo al sistema multilateral de comercio de la OMC e incluso contribuir a reforzarlo (Lamy, 2013, p. 30). De hecho, a través de estos acuerdos se ha permitido que algunos grupos de países negocien normas y compromisos que van más allá de lo que era posible multilateralmente en ese entonces (Lamy, 2013, p. 30). La realidad muestra que muchos de los acuerdos de cooperación denominados regionales no lo son, ya que abarcan varias regiones. Dichos acuerdos son cada vez más complejos e incluyen pactos entre regiones, a la vez que entre países o dentro de las regiones. La cuestión de si contribuyen a fomentar el comercio o a desviarlo ha dejado de ser tan importante, toda vez que actualmente resulta difícil encontrar muchos casos en los que los países hayan concluido este tipo de acuerdos para obtener preferencias arancelarias. De hecho, solo el 16 % del comercio mundial tiene lugar sobre la base de preferencias positivas en el marco de los Acuerdos Comerciales Preferenciales (ACP) (Lamy, 2013, p. 31). La apertura 38

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

comercial unilateral, bilateral y multilateral de las últimas décadas ha reducido los aranceles aplicados en el comercio internacional, mientras las medidas no arancelarias son las que están erigiendo los obstáculos al comercio, muchas de las cuales no tienen intención proteccionista, sino que más bien buscan proteger al consumidor más que al productor (Lamy, 2013, p. 31). De acuerdo con Bouzas y Zelicovich (2014, p. 12), el aumento en el número de acuerdos preferenciales que se dio en las últimas décadas es evidencia del creciente regionalismo. Uno de los rasgos clave de este “nuevo regionalismo” fue la emergencia de un nuevo tipo de acuerdos comerciales recíprocos entre países en desarrollo y países desarrollados, aunque Estados Unidos —que en su política comercial se había caracterizado por hacer negociaciones multilaterales— fue un actor central de este renovado auge del regionalismo. El primer antecedente que evidencia este giro fue el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México, que posteriormente dio lugar a una sucesión de acuerdos preferenciales con Chile, Australia, Nueva Zelanda, Jordania, Singapur, República Dominicana, Colombia y Perú, entre otros. El otro rasgo de esta nueva generación de acuerdos fue su mayor cobertura temática: los compromisos típicos del nuevo regionalismo no solo incluían la eliminación de las barreras fronterizas al comercio de bienes, sino nuevas reglas en el tema de las medidas no arancelarias, el comercio de servicios, la protección de propiedad intelectual, el acceso y el trato a la inversión, la política de competencia, el medioambiente y los estándares laborales (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 14). Es así como el regionalismo del siglo XXI ya no se concentra en las preferencias arancelarias, sino en la armonización de políticas internas que crean barreras friccionales al comercio, aumentan el costo de realizar negocios en el exterior y limitan la movilidad y el acceso de las inversiones. En este sentido, y teniendo en cuenta que sus componentes discriminatorios serían menos relevantes, el regionalismo del siglo XXI evidenciaría un menor potencial de conflicto de acuerdo con las reglas del régimen multilateral (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 15). Bajo esta perspectiva, un dato interesante de la explosión de regionalismo en las últimas tres décadas no es el número de acuerdos negociados, sino la utilización estratégica por parte de actores clave, que han visto fuertemente limitada su capacidad de modelar las reglas internacionales a través de los canales tradicionales que ofrecía la institucionalidad multilateral. Con estas nuevas condiciones del régimen multilateral, el poder de avanzar ya no se refleja solamente en la capacidad de influir de manera directa sobre su contenido, sino Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

39


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

en la construcción de regímenes regulatorios alternativos que pueden convertirse en referencia para el resto de los Estados del sistema internacional (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 17).

2. Regionalismo y multilateralismo en América del Sur Actualmente, los debates en torno al multilateralismo han venido tomando fuerza a medida que han surgido nuevos actores y temas internacionales moldean la arquitectura regional y mundial (Ardila, 2017, p. 1). De acuerdo con Sanahuja (2012, p. 21), la aproximación de América Latina al multilateralismo está enraizada en la identidad y los valores que han venido definiendo las políticas de la región. Estas entremezclan aspiraciones de integración regional y su activa participación en las organizaciones internacionales y en la conformación del derecho internacional. Con respecto a la integración regional, este ha sido un rasgo presente en las políticas exteriores y de desarrollo de los países de la región desde sus independencias. Partiendo de esta identidad, el regionalismo latinoamericano contemporáneo ha respondido tradicionalmente al propósito de ampliar los márgenes de autonomía de los países de la región. No obstante, se han encontrado diferencias en las estrategias utilizadas desde los años sesenta, cuando la integración regional surgió como un elemento clave en las estrategias de desarrollo y las políticas exteriores de la región (Sanahuja, 2012, p. 23). Durante la Guerra Fría, se utilizaba la expresión “viejo regionalismo”, con la cual se describían las estrategias de integración económica que poseían determinados grados de autonomía en función de llevar adelante sus propias políticas de desarrollo. Asimismo, se refería a las organizaciones regionales de seguridad lideradas por Estados Unidos para mantener las alianzas militares y los balances de poder en el mundo bipolar. En América Latina, el viejo regionalismo se refería a la Organización de Estados Americanos (OEA) y al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). En segundo lugar, se refiere a la integración económica y las políticas de desarrollo propuestas por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) desde el fin de la década de los cincuenta hasta la crisis económica de los ochenta (Sanahuja, 2012, p. 23). De hecho, un conjunto de grupos subregionales y regionales fueron establecidos sobre estas bases: el Mercado Común Centroamericano (MCCA), la Asociación de Libre Comercio de América Latina (ALALC) y el Pacto Andino. Solo el Mercado Común Centroamericano (MCCA) fue exitoso, con altas tasas de crecimiento económico y la industrialización de las pequeñas economías centroamericanas, 40

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

hasta la llegada de la crisis de los ochenta. En contraposición, el Pacto Andino nunca alcanzó tasas elevadas de comercio intrarregional a causa de las similitudes de su estructura exportadora y la ausencia de un mercado regional real. La ALALC —que comprendía la zona entre Sudamérica y México— no logró implementar los acuerdos de liberalización del comercio y la reducción de aranceles; todas estas iniciativas colapsaron en la década de los ochenta (Sanahuja, 2012, p. 24). Dicho viejo regionalismo también comenzó a erosionarse en su dimensión geopolítica. La crisis centroamericana demandó una América Latina más firme y autónoma tanto en materia política como de seguridad (Sanahuja, 2012, p. 24). En este sentido, se creó una serie de iniciativas para el manejo de crisis y la resolución de conflictos por fuera del marco de la Organización de Estados Americanos (OEA). En este contexto, el regionalismo latinoamericano comenzó a adquirir una nueva dimensión política. De esta manera, el carácter multidimensional se convirtió en uno de los rasgos característicos del nuevo regionalismo después de la Guerra Fría, mientras que en el viejo regionalismo latinoamericano las dimensiones económicas y de seguridad habían sido puestas en diferentes organizaciones, lo que dio como resultado una relación subordinada con Estados Unidos. Vale la pena mencionar que el nuevo regionalismo de la década de los noventa estuvo centrado en una estrategia integral para mejorar la posición internacional de la región y para reforzar sus capacidades internas de gobernabilidad (Sanahuja, 2012, p. 25). De acuerdo con Sanahuja (2012, p. 25), si el nuevo regionalismo fue la respuesta a los desafíos políticos y de seguridad para el periodo posterior a la Guerra Fría, el regionalismo abierto se considera como una respuesta a las demandas de dinámicas crecientes de la regionalización económica y la globalización. Este último asoció la integración económica regional con las políticas liberales del Consenso de Washington, y se basó en acuerdos de comercio regionales con bajos aranceles externos y barreras al comercio y en una más amplia liberalización intragrupo, con miras a dar a los mercados un rol mayor en la promoción de la eficiencia y la competitividad internacional (Sanahuja, 2012, p. 25). Este regionalismo abierto estuvo vigente hasta la mitad de los años dos mil y marcó un período consistente en el regionalismo latinoamericano y la integración económica. Esta estrategia entró en crisis a mediados de la primera década del siglo XXI debido a las limitaciones inherentes de su estrategia de liberalización comercial y el rechazo expreso a las estrategias del regionalismo abierto por parte de los gobiernos de izquierda, que generaron un debate sobre los intereses, Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

41


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

racionalidad y objetivos de la integración regional y sobre las ideas relacionadas con las políticas de desarrollo y las estrategias internacionales (Sanahuja, 2012, p. 26). El concepto de regionalismo abierto, entendido como la perspectiva de intercambio comercial como elemento central de la integración durante los años noventa, ha dejado de ser la principal fuerza de las actuales tendencias de integración y cooperación entre los países de la región. Este modelo ha sido sustituido por un nuevo enfoque, más acorde con lo que algunos autores denominan “regionalismo posliberal”, que otros califican como “regionalismo poshegemónico o posneoliberal”. A diferencia de la década precedente, marcada por la narrativa neoliberal asociada al Consenso de Washington, junto con la reducción del rol del Estado a favor de un protagonismo de los actores del mercado, la década actual se ha caracterizado —de acuerdo con algunos analistas— por tres retornos distintivos: el retorno a un fortalecimiento del Estado, el retorno a la politización de las relaciones regionales y el retorno a una agenda desarrollista, asociada a un nuevo impulso de una agenda social y de una serie de políticas consecuentes por parte del Estado, tanto en el campo social como económico y político (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p. 11). Estos tres retornos han dado lugar a una nueva configuración de la arquitectura y de los contenidos del regionalismo en el marco de una nueva fase de integración y construcción de identidad regional frente a los cambios ocurridos en el ámbito global. En este contexto, en lo que va corrido del siglo XXI, se ha conformado una nueva arquitectura de iniciativas multilaterales innovadoras: la creación y el desarrollo gradual de una iniciativa de complementación y cooperación económica —que inició como reacción y alternativa a la conformación del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) y (un ambicioso esquema de articulación política y económica aún en gestación) la Comunidad de Estados de Latinoamérica y El Caribe (Celac), formalmente establecida en 2011— (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p. 12). Todas estas iniciativas, a diferencia del sistema interamericano establecido en torno a la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1948 y de la iniciativa del área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) a nivel hemisférico, excluyen a Estados Unidos y Canadá, en el marco de la creciente autonomía de los países de la región a partir de las secuelas del 11 de septiembre de 2001 y de los cambios recientes de la política hemisférica de Estados Unidos (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p. 12).

42

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Junto con estos procesos de desarrollo institucional a nivel regional, predominantemente de carácter intergubernamental y con esquemas anteriores de integración de orientación más comercial —como el Mercado Común del Sur (Mercosur), el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y la Comunidad Andina de Naciones (CAN)—, se ha desarrollado un fuerte proceso de articulación política marcado por la proliferación de cumbres presidenciales y foros de distinta naturaleza. Estos eventos han sido caracterizados por algunos autores como una sobreoferta de espacios de articulación regional, en el marco de la consolidación de sistemas democráticos en América Latina (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p. 13). Los cambios en el regionalismo a nivel conceptual han influido en la emergencia de nuevos liderazgos regionales como es el caso de Brasil y Venezuela, con aspiraciones de proyección global, pero donde sigue prevaleciendo el principio de soberanía e interés nacional. Tanto Brasil como Venezuela han estructurado sus agendas de política exterior sobre la base de la proyección de sus liderazgos en los nuevos organismos regionales emergentes, a la vez que otros Estados, como México, Argentina y Colombia, han tendido a reformular sus políticas exteriores de acuerdo con esta nueva dinámica regional (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p.13). En este sentido, la dimensión política y el énfasis en el fortalecimiento de la autonomía nacional y regional pasan a ser cuestiones centrales de los esfuerzos actuales de integración entre los países de América Latina, sin desestimar los aspectos económicos, que se contextualizan a partir de una perspectiva más amplia en la que entran en consideración otras variables. De esta forma, nuevos temas ganan importancia en la agenda regional: la integración de la infraestructura, seguridad y defensa, la integración financiera y la integración productiva, todos los cuales plantean nuevos desafíos para la región (Serbin, Martínez, & Ramanzini, 2012, p. 13). De acuerdo con Lamy (2013, p. 32), las medidas no arancelarias cobran un nuevo significado debido a los cambios en la forma en que se organiza la producción a nivel internacional y, en particular, al aumento de las cadenas de producción mundiales. Si anteriormente el comercio suponía el intercambio de un producto o de un servicio enteramente producido en un país, en la actualidad el comercio es cada vez más el resultado de la fragmentación del proceso de producción a través de diversos países y, a menudo, a través de varios continentes (Lamy, 2013, p. 32). Una gran parte de la demanda de gobernanza en estas esferas normativas se intenta satisfacer mediante la conclusión de acuerdos preferenciales. El nuevo desafío que plantean los Acuerdos Comerciales Preferenciales (ACP) al sistema Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

43


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

multilateral de comercio tiene que ver con la segmentación del mercado, porque los sistemas regulatorios tienen ahora más importancia en los flujos de comercio que los aranceles (Lamy, 2013, p. 32). De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC, 2013), el mundo ha venido cambiando rápidamente en las últimas décadas, bajo la influencia de diversos factores, entre los cuales cabe mencionar la evolución de las pautas de producción y consumo, la constante innovación tecnológica, las nuevas formas de comerciar y las políticas, todo ello enmarcado en las nuevas dinámicas impuestas por los avances en las tecnologías de la información y la comunicación como principal motor de cambio. De hecho, las tecnologías integracionistas están impulsadas esencialmente por las innovaciones en los sectores de las telecomunicaciones y la informática, que conforman las llamadas redes mundiales de información (Romero, 2015). Dichas redes explican la progresiva interconexión de los procesos de producción entre distintos países, cada uno de los cuales se especializa en determinadas fases de la producción de un producto. Según Baldwin (2011, p. 193), la ola más reciente de integración económica a nivel mundial ha ocasionado la “segunda división” de la globalización: el fin de la necesidad de que la mayoría de las fases del proceso de fabricación tenga lugar en espacios próximos entre sí. El comercio mundial ha venido creciendo mucho más que la producción mundial en los últimos treinta años y está cada vez más articulado en torno a las cadenas de valor (Romero, 2015, p. 191). Dichas cadenas globales se concentran geográficamente —América del Norte, Unión Europea, Asia Oriental— y se organizan respectivamente en torno a Estados Unidos, Alemania y Japón/China. En este sentido, se evidencia que existe un cierto sesgo regional en la orientación del comercio mundial, determinado, entre otros factores, por los menores costos de transporte que supone la proximidad entre países, así como por el proceso de reducción de las barreras al intercambio de mercancías y servicios como resultado de los acuerdos preferenciales de comercio de carácter regional que se han firmado en los últimos años (Romero, 2015, p. 192). Otra de las características que tipifican el actual contexto global es el auge de las empresas transnacionales y el aumento de los flujos de inversión extranjera directos. De hecho, desde 1945, la inversión extranjera directa ha crecido más que la producción y el comercio internacional (Romero, 2015, p. 192). Cerca de dos tercios del comercio mundial tiene lugar en el interior de las empresas transnacionales o de sus proveedores, lo cual evidencia la importancia de las cadenas de suministro mundiales para la economía mundial (Romero, 2015, p. 192). 44

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Bouzas y Zelicovich (2014) sostienen que la literatura plantea un consenso bastante amplio en cuanto a las principales transformaciones estructurales que afectaron la eficacia del régimen multilateral de comercio como foro de negociación. Entre ellas, se destaca el cambio en la agenda de negociación, la membresía más numerosa y heterogénea, las alteraciones en la influencia relativa de las coaliciones domésticas interesadas en temas de comercio y la emergencia de nuevos actores transnacionales organizados con intereses en el campo de la política comercial (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 3). Curiosamente, muchas de estas transformaciones fueron consecuencia del propio éxito del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) en la reducción de las barreras fronterizas al comercio y en el establecimiento de “códigos de conducta” que dieran estabilidad y certidumbre a las prácticas comerciales nacionales a lo largo de sus primeras cuatro décadas de existencia (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 3). Este marco regulatorio ha contribuido a crear vínculos más estrechos entre las economías nacionales y a estimular la incorporación de nuevos miembros a un régimen en constante expansión (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 3). La sumatoria de las transformaciones mencionadas anteriormente y la ausencia de resultados sustantivos en la Ronda de Doha después de más de una década de negociaciones abrió la puerta a un período de generalizado pesimismo sobre la eficacia y funcionalidad del régimen multilateral (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 7). En los últimos años, dicho pesimismo se reforzó con la idea de que la agenda de negociaciones acordada en Doha ya se había vuelto obsoleta y crecientemente irrelevante frente a los temas comerciales del futuro (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 7). Según algunos autores, la Agenda de Doha para el Desarrollo reúne una lista de temas acordados hace más de una década, que fueron, además, identificados originalmente durante la Ronda de Uruguay, los cuales ya tendrían pocos vínculos con las demandas funcionales planteadas por el sistema de comercio internacional del próximo cuarto de siglo (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 7). De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los Acuerdos Comerciales Regionales se han convertido en el centro del comercio mundial y cerca de la mitad de las transacciones comerciales mundiales se llevan a cabo en el contexto de éstos. La mayoría de los más de los 270 Acuerdos Comerciales Regionales que existen en la actualidad se refieren a acuerdos mucho más liberalizadores y de mayor alcance que los acuerdos multilaterales y plurilaterales de la Organización Mundial del Comercio y asimismo, son pioneros en la regulación de áreas como el comercio electrónico, los derechos de autor y las empresas estatales, entre otros (BID, 2019). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

45


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

La revisión de bibliografía sobre el tema, permite sostener que el auge de los Acuerdos Comerciales Regionales ha sido positivo, toda vez que han aportado un valor agregado al sistema comercial multilateral, en la medida en que pueden ser catalizadores de una liberalización comercial más profunda, mayor cooperación interestatal, aumento en la inversión extranjera directa y pueden servir como escenarios de prueba de mecanismos de adaptación a un entorno comercial de mayor apertura (BID, 2019, p.11). Finalmente, cabe mencionar que, para algunos países de América Latina, los Acuerdos Comerciales Regionales han proporcionado mayor acceso a los mercados, han incrementado el comercio y los flujos de inversión, la productividad y la estabilidad macroeconómica (BID, 2019, p. 12)

3. Reformas para la OMC La consolidación del sistema multilateral ha sido fruto del esfuerzo de diferentes gobiernos por establecer una regulación detallada del comercio internacional y desmantelar el proteccionismo que predominaba antes de la Revolución Industrial del siglo XIX. La protección de los mercados domésticos era la característica imperante de los años setenta, la cual propendía hacia la adopción de políticas restrictivas, basadas en amparar a los productores domésticos (Lizarazo, 2019, p. 190). A partir de la primera ola de la globalización, a mediados del siglo XX, se da paso al comienzo de una política de apertura de mercados. En 1947, se creó el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio en el marco de la Conferencia de La Habana, acuerdo con el que surgió el establecimiento de un marco básico de normas que permitiera el desarrollo del comercio mundial de forma más libre y organizada (Lizarazo, 2019, p. 191). A través de la cooperación multilateral se logró consolidar un sistema institucional, que se ha ido enriqueciendo cada vez más a través de los compromisos asumidos por los países miembros en cada una de las negociaciones. Esto ha contribuido a la permanencia de un comercio internacional que se rige por una serie de principios, como la no discriminación, la lealtad, el libre comercio, la previsibilidad, la estabilidad y la promoción del desarrollo, lo que garantiza la seguridad en el intercambio de bienes y servicios (Lizarazo, 2019, p. 191). En este sentido, según Lizarazo (2019, p. 194), la creación de la OMC representó la mayor reforma del comercio internacional desde la Segunda Guerra Mundial, hecho que fortaleció el sistema multilateral. No obstante, de acuerdo con diferentes autores, el multilateralismo está en crisis o, por lo menos, está pasando 46

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

por grandes dificultades, lo que podría llevar a una crisis de la OMC (Lizarazo, 2019, p. 194). Uno de los factores que han incidido en esta situación están relacionados con la tecnología y las nuevas formas de hacer comercio, ya que ha venido aumentando la conectividad entre los distintos mercados y existe una mayor celeridad en los trámites y procedimientos y una mayor participación de operadores involucrados en las transacciones comerciales; incluso, existen múltiples modalidades de cadenas transaccionales de valor y de encadenamientos productivos. Esto, implica una regulación comercial o un ajuste de las normativas existentes que permita adecuarse a los requerimientos actuales del comercio (Lizarazo, 2019, p. 194). El segundo factor tiene que ver con el desequilibrio que existe entre los países miembros de la OMC, lo cual se ve reflejado en los intereses asimétricos plasmados en las diferentes negociaciones de ciertos temas. Como consecuencia, se ha evidenciado la obtención de ventajas económicas para los países más poderosos y con mayor poder de negociación, en desmedro de aquellos que se encuentran en situación de desarrollo (Lizarazo, 2019, p. 195). En este sentido, las potencias mundiales han manejado los temas de mayor interés, sin dar participación a todos los miembros del sistema internacional de manera equitativa (Lizarazo, 2019, p. 195). Un tercer elemento tiene que ver con las disputas, cada vez más constantes, sobre la legitimidad de la OMC, sobre su composición, la normatividad y los procesos de toma de decisiones (Lizarazo, 2019, p. 196). Estos factores constituyen algunos de los desafíos que debe asumir el sistema multilateral y la OMC para superar las dificultades que se están presentando y así poder consolidarse nuevamente como un régimen de utilidad para el comercio internacional; para ello, los miembros de la OMC ya han acordado una Conferencia Ministerial para el año 2020 (Lizarazo, 2019, p. 198). Rosales (2009, p. 81), por su parte, plantea que, entre las principales reformas que se han mencionado de la OMC, figuran las siguientes: a) abordar la erosión de los principios básicos de no discriminación (nación más favorecida y trato nacional), que se han generado por la proliferación de convenios preferenciales o acuerdos de libre comercio; b) mejorar el trato especial y diferenciado en favor de los países en desarrollo, particularmente, de aquellos de menor desarrollo relativo; c) fomentar una mayor coordinación entre la OMC y las agencias multilaterales de financiamiento para acompañar las reformas comerciales con asistencia financiera para los países en desarrollo; c) crear mecanismos institucionales que permitan una toma más rápida y eficaz de decisiones; y d) reforzar los vínculos entre la OMC y las organizaciones de la sociedad civil (Rosales, 2009, p. 81). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

47


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Otro tema de debate es el procedimiento de toma de decisiones de la OMC, ya que estas se adoptan por consenso y no por votación. Otra inquietud es el avance en las normas de transparencia y la mejora de los vínculos con las organizaciones de la sociedad civil, para que se difundan más activamente las funciones y acciones de la organización, se capacite y se ofrezca asistencia técnica sobre las normativas comerciales a gobiernos, academia, organizaciones empresariales y medios de comunicación. De hecho, uno de los aportes de la OMC al fortalecimiento de la economía mundial consiste en el fortalecimiento de un conjunto de disciplinas comerciales que garanticen la utilización de reglas de juego previsibles y que eviten retrocesos en épocas de crisis o desaceleración económica (Rosales, 2009, p. 81). De acuerdo con Bouzas y Zelicovich (2014, p. 8), en los últimos años se han realizado varias propuestas de reforma de los mecanismos y procedimientos para la toma de decisiones y la creación de reglas en la OMC. Su propósito ha sido revitalizar el papel de la organización, adaptando los procedimientos a las nuevas condiciones en que viene operando el régimen. La mayoría de estas propuestas no apuntan a cuestiones formales de procedimiento, sino que aspiran a dinamizar el funcionamiento para romper el statu quo. Vale la pena mencionar que los intereses de los distintos participantes se han vuelto crecientemente diferenciados y que la combinación de procedimientos formales y el ejercicio del poder que funcionó aceptablemente durante las primeras décadas que siguieron al establecimiento del GATT han agotado su eficacia (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 8). Asimismo, cabe anotar que las propuestas se han hecho por fuera del ámbito formal de la OMC y pueden resumirse en tres innovaciones principalmente. Una primera es el abandono del principio de single undertaking, que fue adoptado en la Ronda de Uruguay con base en dos planteamientos: por una parte, incorporar un mecanismo para asegurar que cualquier acuerdo alcanzado refleje, de la manera más equilibrada, los intereses de todos los miembros; por otra, ampliar el rango de concesiones y transacciones posibles, incorporando distintas áreas temáticas en una negociación y un acuerdo final únicos (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 8). En este sentido, el abandono del principio single undertaking permitiría realizar acuerdos parciales dentro de la OMC en temas en que los miembros estén dispuestos a realizar transacciones autocontenidas (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 8). Una segunda innovación se refiere a la adopción de nuevas modalidades de acuerdos. Una propuesta complementaria ha sido la de extender el uso de los acuerdos plurilaterales como modalidad de negociación. Asimismo, la negociación de acuerdos que no involucren a todos los miembros volvió a repetirse con ocasión de la conclusión de los protocolos sobre telecomunicaciones y servicios financieros que quedaron pendientes en la Ronda de Uruguay (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 10). 48

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Otra propuesta de cambio en los procedimientos es la adopción de un enfoque de “masa crítica”, con el objetivo de dinamizar y hacer más eficiente el proceso decisorio en la OMC, desalentar soluciones regionales a temas que pueden tratarse más eficazmente a nivel multilateral y permitir una diferencia más efectiva de los derechos y obligaciones de un conjunto de países heterogéneo (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 11). La tercera innovación tiene que ver con la modificación del proceso de toma de decisiones. A pesar del ingenio que revelan muchas de las propuestas de reforma de los procedimientos con este fin y de la creación de reglas en el régimen multilateral, ninguna de ellas enfrenta el problema clave de la ausencia de incentivos suficientes para adoptar los nuevos mecanismos. Esto se debe, seguramente, a la comodidad de las opciones disponibles en el statu quo multilateral y al uso estratégico del regionalismo (Bouzas & Zelicovich, 2014, p. 12). Según Lizarazo (2019, p. 199), uno de los elementos requeridos por la OMC es un liderazgo colectivo, con miras a contribuir de manera positiva al fortalecimiento del sistema. Ante la necesidad de un cambio, es indispensable la colaboración de los países miembros y de otras organizaciones internacionales. En este sentido, la OMC debe intentar reforzar la cooperación económica mundial para forjar un sistema comercial sólido y que se adecúe a las necesidades de las futuras generaciones. Así, la organización podrá erigirse como un organismo que prevalece y se superpone en la distribución del poder económico mundial (Lizarazo, 2019, p. 200).

Conclusiones El panorama comercial mundial actual ha cambiado bastante con respecto al que había hace 15 años. La aparición de nuevos protagonistas, la proliferación de acuerdos preferenciales, el incremento del comercio mundial de productos intermedios, la expansión de las cadenas de producción globales y el aumento de las medidas no arancelarias ponen de manifiesto la necesidad de buscar un nuevo multilateralismo comercial (Lamy, 2013, p. 34). Asimismo, dada la rápida evolución de la estructura del comercio mundial, las restricciones a la importación se traducirían en una reducción de la competitividad de las exportaciones. En este sentido, Lamy (2013, p. 34) plantea que se requiere con urgencia que todos los gobiernos renueven y refuercen su compromiso de revitalizar el sistema multilateral de comercio con miras a reestablecer la certidumbre económica. El sistema comercial multilateral, en consecuencia, tiene grandes y difíciles desafíos a futuro para seguir siendo garante de las condiciones de lealtad, justicia y organización para el comercio internacional (Lamy, 2013, p. 35).

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

49


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

El gran reto a corto plazo para la OMC es demostrar que sigue siendo capaz de crear reglas comerciales globales, así como avanzar en algunas esferas importantes que están estrechamente relacionadas con las cadenas de valor y las medidas no arancelarias (Lamy, 2013, p. 35). La OMC, como parte del sistema multilateral, es esencial en la economía mundial y el comercio internacional, por lo que, mediante un liderazgo colectivo y la cooperación entre países (así como con otras organizaciones internacionales), puede restablecer el sistema y realizar los ajustes necesarios para adecuarse a los desafíos que le imprime el contexto internacional (Lizarazo, 2019, p. 201). Vale la pena mencionar que el comercio juega un papel central en el crecimiento global, y actualmente mucho más, ya que la economía mundial cada vez está más interconectada. En este sentido, el sistema multilateral es la clave en el auge de los países en desarrollo, ya que permite el acceso a nuevos mercados, nuevas tecnologías y nuevas inversiones. Finalmente, es pertinente mencionar que, aunque algunos autores plantean la existencia de una crisis de la OMC, esta sigue siendo la entidad que lidera los mecanismos para proveer previsibilidad, seguridad y equidad en el comercio internacional (Lizarazo, 2019, p. 200).

50

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Amenazas a la seguridad del comercio internacional Jesús Eduardo Moreno Peláez12 Humberto Librado Castillo13 Resumen Los desafíos que actualmente se plantean en materia de seguridad para el comercio internacional son altamente complejos, permean los ámbitos de distribución y logística, transacciones financieras, propiedad intelectual, delitos trasnacionales, migración y amenazas terroristas, entre otros. En este contexto, las amenazas a la seguridad del comercio internacional están relacionadas con las acciones de organizaciones criminales que, al funcionar como como redes, se convierten en un fenómeno muy complejo que aprovecha las oportunidades de la globalización, como la transnacionalización y la deslocalización. El presente capítulo presenta, desde una visión global de la transformación de las nociones sobre la seguridad y las amenazas en el marco de la globalización, una aproximación general a algunas de las amenazas con mayor incidencia sobre la seguridad del comercio internacional y señala algunos de sus efectos, en aras de contribuir a la reflexión sobre los controles necesarios para hacer frente a estas situaciones. Palabras clave: amenazas, comercio internacional, defensa, globalización, riesgos, seguridad.

1. Introducción En los estudios de seguridad es frecuente hablar de las amenazas trasnacionales, pues se entiende que muchos de los aspectos que permiten a las sociedades gozar de condiciones de estabilidad no pueden ser asimilados solamente por las lógicas interestatales, sino que, recurrentemente, estos aspectos tienen que ver con dinámicas que van más allá de las fronteras (Farré, 2005). Dicha situación está ligada directamente a las transformaciones que actualmente están presentando las relaciones políticas, sociales, económicas y culturales que han establecido una escala planetaria mucho más compleja y dinámica. Un campo 12 Consultor en seguridad pública y privada con credencial de la superintendencia de vigilancia y seguridad privada. Auditor internacional en sistemas de gestión de riesgos para las cadenas de suministro BASC. Director de la maestría en estrategia y geopolítica y director de la maestría en inteligencia estratégica docente de la escuela superior de guerra, escuela de inteligencia y escuela posgrados FAC. 13 Doctorado en Estudios Políticos. Universidad Externado de Colombia. (En curso) Magíster en Análisis de problemas políticos económicos e internacionales contemporáneos. Universidad Externado de Colombia. 2013.Ciencia Política. Universidad Nacional de Colombia. Abril de 2003. Investigador de la Maestría en Estrategia y Geopolítica de la Escuela Superior de Guerra. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

51


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

en el que se hace evidente esta transformación es el del comercio internacional, en donde la complejidad de los procesos que involucran su gestión se hace cada vez mayor, se incrementan los actores involucrados, los procesos vinculados y los riesgos en su operación (Khalil, 2015). Para los involucrados en el comercio internacional se trata de un espectro mucho más amplio de factores a considerar desde la perspectiva de la seguridad, por lo tanto, es necesario advertir con la debida suficiencia las posibles amenazas que surgen en nuevos contextos en los que el crimen encuentra oportunidades para el desarrollo de sus actividades ilícitas. En busca de lograr una aproximación a la complejidad de este escenario y la multiplicidad de elementos para el análisis, el presente documento plantea como pregunta central ¿cuáles son las principales amenazas al comercio internacional y cómo afectan sus dinámicas?, lo que involucra una pregunta derivada como marco de análisis: ¿de qué manera se transforman las nociones de amenaza y seguridad en el proceso de la globalización? Con el fin de abordar esta cuestión se presentan dos secciones en el capítulo; en la primera de ellas se presenta una sucinta aproximación al modo en que pueden ser comprendidas las nociones de amenazas y seguridad en los entornos cambiantes de la globalización, esto, como un marco de análisis para, en la segunda parte, realizar una aproximación general a las principales amenazas a la seguridad y su efecto en el comercio internacional, sin pretender ser exhaustivos en el análisis sino en procura de evidenciar la relevancia de fortalecer los controles frente a dichas amenazas.

2. Sobre la seguridad, las amenazas y la globalización La forma de comprender la seguridad ha sufrido cambios significativos durante las últimas décadas. La visión dominante durante buena parte del siglo XX establecía como elemento central una seguridad para el Estado como actor preponderante de la vida social. En este escenario, los aspectos se encontraban relacionados directamente con la supervivencia del Estado y la protección de las condiciones que permitían su carácter soberano. Las amenazas estaban comprendidas como aquellas consecuencias de las acciones de los otros Estados que impedían la consecución y el desarrollo del interés propio. A su vez, la respuesta a estas amenazas partía de una mayor capacidad estatal para gobernar los asuntos propios de su estabilidad e influir en las decisiones de otros 52

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Estados que beneficiaran los intereses en el plano internacional (Rojas, 2007). En este mismo sentido, la seguridad se comprendía, de acuerdo con Khalil (2015), como la condición en la que los Estados consideran que no hay peligro de un ataque militar, presión política o coerción económica, y pueden buscar libremente su propio desarrollo y progreso. La crisis de gobernabilidad que supuso la transición de las décadas de los sesenta y ochenta del siglo XX, junto con la intensificación del comercio internacional, marcaron la pauta para la transición en la comprensión de la seguridad. Así, la agenda se extendió a muchos otros aspectos de la vida social que antes no habían sido considerados centrales desde la óptica estatalista. Los cambios se produjeron como respuesta a las relaciones económicas internacionales que pasaron a basarse en la transnacionalización de la producción y la deslocalización de las empresas. La transnacionalización puede comprenderse como el establecimiento de empresas tanto en su país de origen como en otros países, con el fin de realizar sus actividades mercantiles de venta, compra o producción en cualquier lugar del mundo (Bittencourt, 2009). Este proceso se permite, mediante el desmonte de las restricciones a la movilidad de los factores de producción y la posibilidad, cada vez más amplia, de integración productiva y de capitales. En cuanto a la deslocalización, esta se entiende como el traslado que realizan las empresas de sus centros de trabajo específicos a determinadas áreas ubicadas en países que representan menores costes, lo que mejora su capacidad, productividad y competitividad en los mercados globales. Esta transformación de carácter económico vino acompañada con un amplio repertorio de desarrollos tecnológicos e informacionales que incrementaron la complejidad de las interpretaciones sobre la seguridad y a la intensificación de la sensación de incertidumbre. Tal y como señala Laborie (2013): Actualmente, nadie duda es que el entorno internacional mucho más complejo que unos lustros atrás, y que los Estados tienen dificultades para adecuarse a las mutaciones de un mundo cada vez más globalizado. Por consiguiente, se precisan nuevas políticas y líneas de acción que den respuesta a las incertidumbres actuales.

La agenda de seguridad, entonces, ha identificado nuevas amenazas que no necesariamente están dirigidas al Estado y que se relacionan con la transnacionalización y la deslocalización. Como señala Terrif (2005, citado por Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

53


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Delgado, 2008) dichas amenazas no se sitúan en ámbitos específicos, tienden a ser difusas en el territorio, requieren respuestas que no se relacionan directamente con el empleo de la fuerza militar y comprometen a diversos actores económicos y sociales. La visión de la amenaza, así como de la seguridad, se comprende más allá de los límites de la estatalidad y se enlaza con la percepción de los sujetos involucrados en estos escenarios. De esta forma la amenaza se concibe como una representación, una señal o un gesto de disposición, pero también como el anuncio de una situación indeseable o de riesgo para las actividades que se realizan habitualmente. (SaintPierre, 2003, p. 26). Para ejemplificar lo anterior, es posible observar cómo el Reino Unido, en su Política de Seguridad y Defensa (2010), construye un panorama de amenazas asociadas a las transformaciones actuales, debidas al carácter abierto de las relaciones económicas, sociales y culturales, que evidencia sus potenciales riesgos en factores como: el terrorismo, la inestabilidad y los conflictos en el extranjero, la ciber-seguridad, las emergencias civiles, la seguridad energética, el crimen organizado, la seguridad de fronteras y el control de la proliferación de armas (Reino Unido, 2010). Del mismo modo, Rojas Aravena (2005), en su análisis de las amenazas establecidas en la Conferencia Especial sobre Seguridad de la OEA de 2004, recopila fenómenos como: terrorismo, delincuencia organizada transnacional, narcotráfico, corrupción, lavado de activos, tráfico ilícito de armas, pobreza extrema, exclusión social, desastres naturales, enfermedades y deterioro del medioambiente, entre otros. Para el caso específico del comercio internacional, es evidente la aceleración de la interconexión de los mercados y las redes informáticas con el fin de acortar las distancias, así como el aumento en el número de actores, etapas e interacciones que se presentan en las cadenas logísticas asociadas a las transacciones de bienes y servicios, lo que constituye un ambiente complejo que permite una mayor oportunidad para el establecimiento de actividades económicas ilegales. En estos espacios se generan mutaciones de las actividades criminales que tradicionalmente se asocian a los ámbitos nacionales. Las mismas organizaciones criminales diversifican sus acciones, incentivadas por los beneficios económicos que se obtienen en los mercados globales, los cuales han sabido capitalizar. En este sentido se expresa Delgado (2008) cuando señala que 54

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia Esa interconexión permitió el incremento de la actividad económica ilegal, y posibilitó una mayor fluidez de los movimientos de recursos de grupos ilegales, permitiendo el surgimiento de verdaderas “holdings” criminales, compañías ilegales transnacionales controlando recursos en el sistema financiero internacional, y al mismo tiempo conduciendo actividades criminales tradicionales en diversos países. (p. 127)

Esta situación llama la atención sobre una serie de amenazas que se configuran en las múltiples interacciones asociadas al comercio internacional. El alcance y la complejidad de dichas amenazas están relacionados con la capacidad de innovación de los grupos criminales para aprovechar cada oportunidad en el comercio internacional y en el reconocimiento de lo altamente lucrativo de estas acciones. Algunas de las amenazas más frecuentes a la seguridad del comercio internacional se presentan en la siguiente sección.

3. Amenazas a la seguridad en el comercio internacional A continuación, se presentan algunas de las amenazas que deben considerar los agentes que participan en actividades de comercio internacional y los funcionarios de seguridad, para garantizar la reducción de los efectos negativos que traen tales prácticas ilegales para los distintos involucrados en la gestión de este tipo de transacciones. Dentro de una gran cantidad de amenazas, se ha dado prioridad a aquellas que tienen una mayor incidencia frente a las dinámicas actuales del comercio internacional, a saber: terrorismo, lavado de activos, contrabando, narcotráfico, falsificación y tráfico de personas. La descripción general de las amenazas y sus efectos sobre el comercio internacional se presentan a continuación.

3.1. Terrorismo Las nuevas tecnologías y las transformaciones productivas actuales han permitido no solo que incremente el comercio mundial de bienes y servicios, sino también, que se presente un aumento significativo de los flujos de capitales entre las distintas economías. No obstante, esta misma capacidad tecnológica que permite el desarrollo de las economías internacionales se ve enfrentada a la propagación del terrorismo —cuyas acciones, en la actualidad, pueden ponerse en marcha muy fácilmente—, especialmente en aquellos países que cuentan con intereses comunes. Es por ello que ya no es posible considerar al terrorismo como un aspecto puramente nacional, estas fronteras nacionales se desdibujan al considerar la dimensión trasnacional que han adquirido tanto los grupos que utilizan este tipo de estrategias, como de Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

55


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

los capitales que ayudan a su financiación y los mismos efectos del terrorismo que se vuelven directos para el comercio. Como lo señalan Bandyopadhyay y Todd: “Los efectos del terrorismo pueden ser aterradoramente directos: secuestros, asesinatos, sabotaje de oleoductos, explosiones en mercados, autobuses y restaurantes con efectos devastadores” (2015, p. 26). A estos efectos directos se suman otros que afectan a diferentes países y sus respectivas economías en varias dimensiones: aumento en los costos de las transacciones, incremento en las medidas de seguridad para mantener la integridad de los involucrados con las labores de una compañía, aumento en el costo de las primas de seguros, entre otros. De los muchos efectos del terrorismo sobre la dinámica del comercio internacional, vale la pena reseñar aquí los aportes de Bandyopadhyay y Todd (2015) que examinan tres frentes: 1) pérdidas de ingreso nacional y efectos de retardo del crecimiento, 2) freno de la inversión extranjera directa y 3) efectos sobre los mercados laborales por los cambios migratorios. Sobre el primer aspecto, es evidente que la capacidad de respuesta frente a las amenazas o acciones terroristas depende del tamaño de las economías. Una economía grande y diversificada puede moverse de sectores afectados hacia otros que tienen mejores condiciones de seguridad. Para las economías más pequeñas, que tienen menor diversificación, la dependencia de ciertos sectores económicos las hace mucho más vulnerables. Tal es el caso, por ejemplo, de economías altamente dependientes de los hidrocarburos, donde las prácticas de sabotaje y extorsión, entre otras, generan un mayor grado de vulnerabilidad, pero también, de capacidad de adaptación. El terrorismo como práctica plantea retos complejos asociados a la deslocalización de sus actividades y la complejidad de las redes delictivas. Las economías más grandes cuentan con una mayor proporción de recursos para reconocer y contener dichas amenazas. Por el contrario, los recursos destinados a la seguridad por parte de naciones con economías más pequeñas suelen ser exiguos y estar asociados a amenazas tradicionales, lo que impide implementar de forma suficiente cuerpos de vigilancia, Policía y Ejército. Como señalan Abadie y Gardeazabal (2003), los efectos son más nefastos en naciones más pequeñas, como Colombia e Israel, y en regiones, como el País Vasco de España, donde el daño relacionado con el terrorismo ha sido mucho más significativo. Por ejemplo, el terrorismo infligió al País Vasco pérdidas por más del 10 % del PIB per cápita entre mediados de los años setenta y mediados de los años noventa, cuando el problema era agudo.

56

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Otro efecto a considerar está relacionado con la inversión extranjera en países en los cuales se presentan actos terroristas. Siguiendo los referentes conceptuales de Dunning acerca de los procesos de internacionalización de las empresas, uno de los aspectos centrales de las estrategias de las multinacionales se enfoca en la manera en que es posible aprovechar la ventaja internacional de invertir directamente en la producción de bienes básicos abriendo los mercados locales (Dunning, 1977). Esta situación es aprovechada por los países que compiten entre sí para poder participar en este tipo de inversión. En este sentido, cuando se lleva a cabo un acto terrorista en un lugar, existe una tendencia a la reducción del rendimiento esperado del capital, lo que lleva a un desplazamiento de la inversión a mercados de mejores rendimientos. Esto supone una disminución del capital productivo y reducción de los flujos tecnológicos, lo que afecta la productividad (Enders & Sandler, 1996, citados por Bandyopadhyay & Todd, 2015). En algunos estudios se ha podido establecer que existe una correlación negativa entre la inversión extranjera directa y la existencia de incidentes terroristas: […] en promedio, por cada 100.000 personas, un aumento relativamente pequeño de incidentes terroristas internos en un país redujo sensiblemente la inversión extranjera directa neta. Se produjo una reducción similar de la inversión neta si en el país atacado los incidentes terroristas se originaban en el extranjero o involucraban a extranjeros o activos externos. (Bandyopadhyay, Sandler, & Younas, 2014, p. 27)

Lo que resulta más frecuente en estos estudios, es la consideración de mayor riesgo al invertir o mantener relaciones comerciales con naciones en las cuales ha habido incidentes de terrorismo, lo que afecta el comercio y eleva el costo de las transacciones. Otro efecto relevante está relacionado con los procesos migratorios. La movilidad de los trabajadores calificados de países asociados a actos terroristas puede reducirse como una medida de seguridad nacional que busque contener las amenazas terroristas. Como lo señalan Bandyopadhyay y Sandler (2014, p. 29): El terrorismo transnacional dirigido a países desarrollados bien protegidos tiende a requerir más conocimientos especializados: se necesita un terrorista relativamente sofisticado para planear y lograr ejecutar un ataque. Las políticas de inmigración que atraen gente altamente calificada a los países desarrollados pueden reducir el reclutamiento de terroristas altamente calificados y, por ende, cercenar el terrorismo transnacional.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

57


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Con respecto al terrorismo, también es importante señalar la importancia de la noción de convergencia a la hora de identificar que no se trata de un fenómeno en particular, sino que coexiste con otras múltiples formas delictivas. Esta noción permite evidenciar la existencia de encuentros entre estructuras criminales y terroristas que utilizan la ilegalidad como estrategia de financiación cooperando entre sí (Barrera, Riveros, & Ospina, 2017). Lo anterior marca el carácter asociativo de las amenazas trasnacionales y establece vínculos con otras actividades ilícitas como el lavado de activos, el contrabando, el narcotráfico, entre otras analizadas en esta revisión.

3.2. Lavado de activos El crecimiento de las transacciones comerciales y financieras internacionales permite encontrar un escenario con muchas más oportunidades para que los dineros que provienen de prácticas delictivas puedan vincularse, en distintos momentos de la producción y la inversión, con el fin de ser legalizados, lo anterior genera un ambiente de incertidumbre para los agentes del comercio internacional acerca del origen de los recursos involucrados en las transacciones comerciales. El lavado de activos se concibe, según la Convención de Palermo, como: La conversión o la transferencia de bienes, a sabiendas de que tales bienes proceden de alguno o algunos de los delitos [de narcotráfico], o de un acto de participación en tal delito o delitos, con objeto de ocultar o encubrir el origen ilícito de los bienes o de ayudar a cualquier persona que participe en la comisión de tal delito o delitos a eludir las consecuencias jurídicas de sus acciones […]. La ocultación o el encubrimiento de la naturaleza, el origen, la ubicación, el destino, el movimiento o la propiedad de bienes, o de derechos relativos a tales bienes, a sabiendas de que proceden de un delito o delitos, o de un acto de participación en tal delito o delitos […]. La adquisición, posesión o utilización de bienes, a sabiendas, en el momento de recibirlos, de que tales bienes proceden de un delito o delitos, o de un acto de participación en tal delito o delitos. (Convención de Palermo, 2000. Art. 3)

La práctica del lavado de activos tiene efectos sobre el sistema financiero internacional, especialmente en lo que se refiere a la confianza pública y los recursos que son aprovechados por las organizaciones delictivas para continuar sus prácticas ilegales, así como para la financiación de acciones terroristas que desestabilizan el orden local y regional y que afectan los procesos productivos y de comercio. A pesar de las múltiples medidas que se implementan con el fin de hacer frente a este delito, existen muchas formas que pueden ser utilizadas por las organizaciones 58

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

delictivas para simular el origen lícito de las ganancias que provienen de sus delitos, hecho que se agrava debido a la elevada cantidad de transacciones de este tipo. Dentro de las modalidades utilizadas con el fin de llevar a cabo el lavado de activos, descritas por OEA/CICTE [Comité Interamericano Contra el Terrorismo] (2010), se encuentran: - Fragmentación de ingresos en efectivo en entidades financieras - Inversiones en empresas de capitales ilícitos - Concesión de préstamos con intereses usurarios - Contrabando y cambio de divisas - Uso de compañías fachada y de papel - Transferencias que vienen del exterior de empresas inexistentes. Inversiones en el sistema financiero - Fraccionamiento de operaciones a través de casas de cambio. Adquisiciones de bienes inmuebles y de lujo con dinero en efectivo. Uso de testaferros (inscripción de bienes, especialmente muebles e inmuebles, a nombre de terceros) - Transporte transfronterizo de dinero de origen ilícito - Ventas simuladas a través de cuentas ficticias en registros contables de empresas En este sentido, el desafío actual estriba en aumentar los controles frente al lavado de activos, sin reducir el dinamismo de las operaciones de comercio internacional y conseguir a la vez crecimiento económico.

3.3. Contrabando Una de las principales amenazas para la seguridad del comercio internacional es el contrabando, este puede ser considerado en dos dimensiones, el contrabando abierto y el contrabando técnico. El contrabando abierto se puede comprender como: El ingreso (o salida) de mercancías al territorio aduanero nacional sin ser presentadas o declaradas ante la autoridad aduanera por lugares habilitados (puertos y aeropuertos) y lugares no habilitados (Playas, trochas, pasos de frontera, aeropuertos, puertos, depósitos). Su objetivo, es eludir el pago de los tributos aduaneros como arancel, IVA u otros derechos. (“¿Qué es el contrabando?”, 2017)

De otro lado, el contrabando técnico se puede definir como: El ingreso de mercancías (o salida) al territorio aduanero nacional con presentación y declaración, pero que por una serie de maniobras fraudulentas se altera la información Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

59


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

que se le presenta a la autoridad aduanera, con el fin de: subfacturar, sobrefacturar, evadir el cumplimiento de requisitos legales, cambiar la posición arancelaria u obtener otros beneficios aduaneros o tributarios (triangulación con certificados de origen). El objetivo del contrabando técnico es pagar menos tributos o aranceles aduaneros con respecto a la mayor cantidad de mercancías realmente ingresadas al territorio. (“¿Qué es el contrabando?”, 2017)

Los efectos del contrabando sobre las finanzas públicas son significativos, así como para las variables macroeconómicas. Por los productos de contrabando no se hacen los pagos correspondientes a la legalización de las mercancías, lo que genera un desbalance en la tributación nacional. Por otra parte, el contrabando tiene implicaciones sobre las prácticas de corrupción y se convierte en promotor y síntoma de estas. Supone, además, una omisión en el control y, a la vez, es una práctica que puede corromper a quienes intervienen en él: Tal y como lo señala Calvachi Cruz: En el contrabando, el delito aduanero por antonomasia, no sólo concurren conductas evasoras de impuestos, sino se evidencia una red de corrupción que contamina de manera no focalizada sino global a todos los estamentos involucrados y a muchos de sus actores. Si bien corrupción y contrabando no son sinónimos, comparten un convivir simultáneo, el uno alimenta al otro y el otro encuentra en aquel su vía de escape. (Calvachi, 2002, citado por Stein, Schwarzbauer, & Rayo, 2015 p. 14)

Sumado a esto, la vulnerabilidad frente al fenómeno es alta en países en los que es difícil tener un control efectivo de las fronteras, así como de las entradas marítimas, aéreas y terrestres, lo que constituye una oportunidad permanente de encontrarse con mercancías que ingresaron al país mediante el contrabando.

3.4. Narcotráfico El narcotráfico es uno de los delitos que tiene un mayor impacto en el comercio internacional y en la seguridad de la cadena de abastecimiento, en especial por la contaminación de cargas. La búsqueda permanente de rutas y modalidades de transporte para los narcóticos hacen necesaria la existencia de controles para garantizar que la carga no haya sido contaminada. Esta situación es aún más compleja para países exportadores, pues deben asumir controles mayores de sus mercancías como mecanismo de verificación y control para garantizar que no se lleve a cabo dicha práctica. En el caso de Colombia, la 60

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

transformación de este sector de la economía ilegal ha sido significativo en los últimos años, de capos visibles y reconocidos se ha pasado a bandas criminales que poseen intrincadas estructuras que dificultan las estrategias para hacerles frente (Rocha, 2011). Es importante señalar que los efectos negativos del narcotráfico son visibles en los distintos medios de transporte existentes: marítimo, fluvial, aéreo y terrestre. Las rutas marítimas dan proyección global debido a la existencia de múltiples accesos hacia regiones diversas. Es por ello uno de los medios más utilizados por el narcotráfico, además el envío de narcóticos a través de los contenedores facilita que la mercancía no pueda ser revisada con suficiencia. Con respecto a las vías fluviales, se utilizan con frecuencia los ríos, especialmente en las regiones del Caribe, Cauca, Nariño y Orinoco. Por vía aérea el tráfico se da tanto en aeronaves comerciales como en privadas y se desarrolla en las instalaciones del terminal de carga, así como en el de transporte de pasajeros (Rocha, 2011). El grado de sofisticación que han alcanzado en su actuar los grupos de narcotraficantes a través de los años les ha permitido adquirir un amplio conocimiento de los mercados y de su modelo de negocio, esto sumado a los constantes cambios implementados para el transporte de sus mercancías hace necesaria la adaptación permanente por parte de las agencias de seguridad del Estado para combatir este flagelo. Otro aspecto a considerar con respecto al efecto del narcotráfico sobre el comercio internacional está asociado al incremento de los costos de transacción en los que se incurre, debido a los controles adicionales previstos para la contención del narcotráfico. A su vez, los comerciantes deben asumir el riesgo en cuanto a los productos perecederos que pueden afectarse en procesos como la revisión de contenedores. En todos los casos mencionados en este acápite el factor de convergencia constituye un aspecto central de amenaza a la seguridad del comercio internacional, toda vez que confluye este tipo de actividad ilícita con otras formas delictivas como el terrorismo, el lavado de activos, el tráfico de armas, el tráfico ilegal de personas y la amenaza que abordaremos a continuación, el tráfico de personas.

3.5. Tráfico de personas Aunque tradicionalmente se relaciona el delito de tráfico de personas con el traslado de individuos con el fin de convertirlos en trabajadores sexuales bajo Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

61


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

coerción, este tipo de delito se diversifica en ámbitos como el trabajo doméstico, el trabajo infantil y la incorporación de niños a ejércitos, entre otros, e involucra distintas etapas: la inducción, el reclutamiento, el traslado, el sostenimiento de las personas y los aspectos coercitivos que los obliga a permanecer en estas prácticas (OIM Ecuador, 2011). El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños (ONU, 2002) señala: Para los fines del presente Protocolo: a) Por “trata de personas” se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

De acuerdo con el Informe Mundial sobre Trata de Personas 2018, elaborado por la United Nations Office on Drugs and Crime (UNODC, 2018c), la tendencia sobre este tipo de delito es creciente. A continuación, se reproduce la gráfica del informe en donde se observan las variaciones a partir de las estadísticas nacionales remitidas a la organización (Figura 1).

Figura 1. Tendencias en el número total de víctimas de la trata detectadas, número promedio de víctimas detectadas por país y número de países que reportaron por año, 2003-2016. Fuente: UNODC (2018c)

La relación entre la trata de personas y el comercio internacional puede darse, en 62

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

primer lugar, cuando se usan bienes o servicios legítimos, que pertenecen a personas que no se encuentran vinculadas con el delito, con el fin de dar cumplimiento a la logística necesaria para efectuar el tráfico. En estos casos, se utilizan diferentes tipos de compañías que cuentan con un funcionamiento legal y poseen un reconocimiento social, entre ellas pueden encontrarse, por ejemplo, servicios de transporte, servicios turísticos, alojamientos, compañías de transporte, agencias de cargo o de reclutamiento. Dada la magnitud de este tipo de delitos, los grupos que llevan a cabo esta práctica delictiva cuentan, en muchas ocasiones, con organizaciones de su propiedad que funcionan legalmente (Marín, 2015). En segundo lugar, la trata de personas y el comercio internacional se vinculan cuando terceros, que no tienen nada que ver con el delito, usan los productos que resultan de la trata de las personas. Actualmente, la alta demanda de productos de consumo masivo y la vinculación a los procesos de producción de múltiples compañías en diferentes localizaciones geográficas dificultan el grado de conocimiento de las condiciones laborales en cada uno de los momentos de la producción. Puede darse el caso de que un subcontratista de una marca consolidada, en una jurisdicción distinta a la suya, utilice la trata de personas como manera de hacerse a su fuerza de trabajo (Marín, 2015). La competencia permanente por el abaratamiento de los productos lleva a que prácticas como la trata de personas se constituyan como una solución para permitir la entrada de productos baratos en los mercados, lo que transforma la percepción de los consumidores sobre los precios que deben pagar por determinado bien, lo que presiona a las compañías a continuar con este tipo de prácticas. Esta situación hace que la práctica continúe y que los derechos de las personas sean vulnerados de forma permanente, dado el tipo de consumo al que se van acostumbrando los compradores, de ahí la relevancia de iniciativas que aboguen por el reconocimiento de los derechos laborales por parte de las entidades involucradas en las distintas fases productivas que comprende la elaboración de un producto.

3.6. Falsificación El incremento en los volúmenes de mercancías transadas motiva a los grupos delictivos a sacar provecho de la dificultad que implica tratar de controlarlas todas, lo que incentiva la última amenaza que se presenta en este capítulo: el tráfico de Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

63


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

mercancías falsificadas y la falsificación en general. De acuerdo con el informe Tendencias en el comercio de bienes, desarrollado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se estima que la falsificación movió más de 509 mil millones de dólares en el año 2018 (OCDE, 2019). Una cuestión relevante sobre la falsificación y el riesgo que implica para el comercio internacional es la posibilidad de que productos falsificados sean introducidos en la cadena legítima de suministro, lo que permite el blanqueamiento de dinero ilegal y supone, para el consumidor final, el riesgo de adquirir productos defectuosos. La relación del tráfico ilícito de mercancías falsificadas mantiene una alta proximidad con delitos como el narcotráfico, el tráfico de armas y el tráfico de personas debido a que para las organizaciones delictivas resulta una estrategia de diversificación de su gama de productos. Además de las relaciones existentes con otras formas del crimen organizado, la falsificación de mercancías y su comercialización tiene efectos sobre los ingresos públicos, lo cual está asociado al detrimento sufrido en las tasas de tributación de los países con productos ilegales. A su vez, los ingresos se ven afectados desde una perspectiva arancelaria cuando dichas falsificaciones se introducen mediante el contrabando en los países. Esta situación no solo afecta a los países receptores de las mercancías, sino también a aquellos que se constituyen en centros de producción (UNODC, 2018a). Otro efecto de la falsificación está relacionado con los gastos en los que deben incurrir las empresas y las agencias de seguridad de los Estados con el fin de atenuar sus impactos, mediante la implementación de nuevos tipos de control para cada una de las posibilidades de su comercialización. Adicionalmente, los costes también se refieren a los servicios de salud y servicios sociales, puesto que el uso de estos productos genera afectaciones en la salud de los ciudadanos y repercute en sus núcleos sociales: puesto que no se conocen los tipos de insumos utilizados por los fabricantes de productos falsificados, existen graves riesgos asociados a la disposición final de aparatos electrónicos, tintes de cabello y diferentes tipos de químicos propios de la fabricación de estos elementos. En cuanto a las vías de distribución de este tipo de mercancías falsificadas, se destaca su tráfico por mar. De acuerdo con UNODC y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), en su informe anual del 2018 se calculó que al menos 146 64

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

embarcaciones contenían mercancías falsificadas y se detectaron 42 embarques de medicinas falsificadas o ilícitas (UNODC, 2018b). Sobre la misma materia, debe agregarse que la rápida evolución de internet representa también una oportunidad para los delitos asociados a la piratería de películas, juegos y productos digitales en general. Además, el uso de las plataformas on line aumenta la probabilidad de la venta de productos digitales falsificados. Sobre el perfil de los productos falsificados y los volúmenes incautados se reproduce la gráfica elaborada por el diario La República sobre el informe tendencias en el comercio de bienes, de la OCDE, que relaciona dicha estadística (Figura 2).

Figura 2. Principales productos falsificados en el mercado. Fuente: Giraldo (2019)

En la Figura 2 se evidencia que el principal país productor de artículos falsos es China, seguido por Hong Kong (considerado de forma independiente a China) y Turquía. Los países en los que más confiscan artículos falsos son Estados Unidos y Francia; y sobre los productos fabricados, sobresalen los zapatos, seguidos por ropa y artículos de cuero. Debe señalarse que el trato dispuesto por la mayoría de las legislaciones corresponde a penas de prisión para castigar este tipo de delitos. Al respecto, distintas organizaciones como el Instituto Interregional de las Naciones Unidas, la Business Action to Stop Counterfeiting and Piracy y la Cámara de Comercio Internacional, han llamado la atención sobre los beneficios que traería la Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

65


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

confiscación de las ganancias ilícitas para enfrentar este tipo de tráfico.

4. A modo de conclusión El presente capítulo buscó brindar una aproximación a algunas de las amenazas que enfrenta la seguridad del comercio internacional y establecer, además, un panorama general acerca de la multiplicidad de posibilidades que tienen los grupos criminales para aprovechar las redes de comercio, de la creatividad de la cual hacen gala en sus actividades delictivas y de las formas en que afectan el rol que tiene el intercambio internacional de bienes y servicios en cuanto las posibilidades de desarrollo de las economías actuales. Con este fin, el capítulo presentó algunos de los cambios que se han dado en las nociones sobre seguridad y las amenazas implícitas en las transformaciones globales contemporáneas, lo que evidencia que existe una visión distinta a partir de los cambios en las formas de producción e interacción en el mercado mundial. Se evidenció también que las condiciones actuales hacen difusa la idea de control estatal y, a su vez, los límites de la criminalidad y las actividades delictivas son más difíciles de establecer. Posteriormente, se abordaron algunas de las principales amenazas a la seguridad del comercio internacional, con el fin de evidenciar la capacidad de los actores criminales para aprovechar los espacios en que se desarrollan las relaciones comerciales en sus dinámicas informacionales y financieras, así como en sus cadenas de distribución. En este sentido, se reconoce la convergencia que tienen estas distintas amenazas, es decir, la forma en que se conectan unas con otras, para la obtención de lucro y poder incidir sobre la estabilidad del comercio internacional a través de formas como el terrorismo. Se presentaron algunos efectos sobre la seguridad del comercio internacional ligados a la confianza de los inversionistas, el reconocimiento de la claridad sobre el origen de los capitales involucrados en las operaciones internacionales, la trata de personas como fórmula para abaratar costos de producción, e incluso el rol que ocupan amenazas como el narcotráfico y la falsificación. Finalmente, es importante reconocer la difícil tarea que implica controlar todos los espacios de interacción que abarcan las diversas dinámicas del comercio internacional, pues para que esto se logre de manera efectiva se requiere que agencias públicas y privadas de diversa índole asuman su responsabilidad frente al tema. No solo se trata de la capacidad de las agencias de seguridad del Estado, sino 66

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

que se requiere también que concurran de manera responsable las organizaciones implicadas en este tipo de comercio con el fin de establecer estándares cada vez más altos para el manejo de cada una de las interacciones asociadas al comercio internacional. Esta concurrencia de actores podría contribuir a la implementación de controles y a dar respuestas y soluciones cada vez más eficaces frente a las amenazas que afrontan los procesos productivos, los derechos de los ciudadanos y las posibilidades de crecimiento. Todo esto, en el marco de un comercio internacional responsable que busque mejoras constantes en sus procesos y optimizar sus potencialidades para el desarrollo.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

67


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Factores geoeconómicos del poder mundial en el siglo XXI John Mauro Perdomo Munévar14 Andrés Felipe Narváez Andrés Felipe Torres15 Resumen Los intereses estratégicos actuales de los Estados no se definen por la posición ideológica, sino por factores como la inserción en el comercio internacional y el acceso y apropiación de los flujos de recursos estratégicos para la producción y la satisfacción de las necesidades humanas. Dichos factores se convierten en instrumentos para ganar y mantener el poder. En este capítulo, por tanto, se analizan las tendencias actuales del comercio internacional en una perspectiva geoeconómica. Palabras clave: comercio internacional, geoeconomía, papel del Estado, posicionamiento internacional.

1. Introducción Actualmente el poder está concentrado en la unión entre la esfera económica y la geopolítica, lo cual modifica la relación de los Estados con la economía mundial y las estrategias de posicionamiento internacional. Atrás quedaron cinco siglos en los que el auge y la decadencia de las grandes potencias mundiales se sustentó en la proyección político-militar del poder basado en la capacidad económica (Kennedy, 1987), es decir, antes los proyectos político-militares eran el fin y las capacidades económicas el medio. Hoy el mundo se parece cada vez más a la visión de Edward Luttwak, quien anunció el tránsito de la geopolítica a la geoeconomía16 . Parafraseándolo, se sigue actuando bajo la lógica del conflicto, pero con los métodos del comercio (Luttwak, 1990). 14 Profesor auxiliar de la Universidad Nacional de Colombia, profesor de cátedra de la Escuela Superior de Guerra y de la Universidad del Rosario. 15 Estudiantes de Economía y becarios de la Universidad Nacional de Colombia. 16La “geo-economía puede ser definida en dos sentidos diferentes: como la relación entre política económica y los cambios en el poder nacional y la geopolítica (en otras palabras, las consecuencias geopolíticas de los fenómenos económicos); o como las consecuencias económicas de las tendencias en la geopolítica y el poder nacional. En ambos casos la noción que ‘el comercio sigue la bandera’ (que la proyección del poder nacional tiene consecuencias económicas) y que ‘la bandera sigue el comercio’ (aquí las consecuencias geopolíticas son resultado de fenómenos esencialmente económicos) señala el sujeto de interés de la geo-economía” (Baru, 2012) (traducción propia).

68

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Esto quiere decir que los conflictos de orden geopolítico se siguen combatiendo, pero ahora se privilegia en ellos el arsenal de medidas de coerción económica antes que las acciones militares; al mismo tiempo, las acciones de fuerza se impulsan con objetivos económicos. Este cambio de aproximación estratégica se lleva a cabo en dos ejes específicos. En primer lugar, se redimensiona la relación de los Estados con la economía mundial, particularmente, las facultades de estos para incidir en la dinámica del comercio internacional. En segundo lugar, se modifica la forma en la que se obtiene y mantiene el posicionamiento internacional a través de medidas geoeconómicas. Para entender mejor de qué manera los intereses estratégicos actualmente se rigen más por la geoeconomía que por la ideología, el presente capítulo se organiza de la siguiente forma: en la segunda sección se discute cómo las facultades de los Estados son instrumentalizadas por el poder económico en favor del comercio internacional. En la tercera se presenta la estrategia geopolítica de posicionamiento internacional sustentada en la expansión de los mercados y el control de los recursos y su distribución a través de medidas económicas. En la sección de cierre se presentan las conclusiones. Es importante aclarar, antes de seguir adelante, que con el propósito de que los planteamientos fueran cercanos a la realidad más conocida por los autores, se acudió principalmente, aunque no de forma exclusiva, a ejemplos, cifras y situaciones de América Latina.

2. Un Estado útil para el comercio internacional Los Estados nación se han debilitado en los últimos treinta años. Tras la disolución oficial de la URSS —el 26 de diciembre de 1991—, Estados Unidos de América (EE. UU.) se proclamaría vencedor de la contienda del corto siglo XX, magistralmente descrita por Hobsbawm (1994). Investido de este nuevo liderazgo hegemónico, no tardaron en llegar las proclamas de un nuevo orden mundial que se caracterizaría por su mínima conflictividad, orden que se apoyaba sobre la fortaleza brindada por la dupla democracia y mercado libre. Sin duda, el más conocido de estos profetas fue Francis Fukuyama (1992), cuyos controversiales planteamientos fueron ampliamente discutidos a nivel mundial. Sin embargo, más tardarían en llegar estos anuncios que en comenzar a manifestarse nuevas y renovadas tensiones sobre los Estados nación. Por ello, aún hoy en día, no deja de sorprender la visión de Peter Drucker (1993), quien correctamente anticipó el debilitamiento de los Estados nación desde “arriba” y desde “abajo”. Desde “arriba”, la globalización impulsó una arquitectura institucional internacional que comenzó a asumir progresivamente

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

69


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

funciones que antes eran potestad única de los Estados17. Desde “abajo”, varios conflictos intraestatales que habían quedado eclipsados por la Guerra Fría resurgieron rápida y violentamente. El ejemplo más dramático sería la guerra de los Balcanes de la década de los noventa. Es así como treinta años después de la caída del muro de Berlín, los Estados nación del hemisferio occidental, sometidos de forma diferencial a este tipo de tensiones, constatan que los desafíos que enfrentan son globales (cambio climático, inestabilidad financiera internacional y crimen transnacional, por mencionar algunos), en tanto que su capacidad y autonomía se han debilitado. Paradójicamente, esto no quiere decir que los Estados nación hayan perdido relevancia. Al contrario, al ser los primeros representantes de un país, tienen facultades únicas que los hacen indispensables en las dinámicas contemporáneas del comercio internacional. Esta idea se apoya en tres argumentos. Por una parte, dado que los Estados cuentan simultáneamente con monopolios naturales sobre la administración legítima de la violencia, la gestión de la justicia y el recaudo de tributos, tienen la capacidad de proyectar poder y ejercer influencia en diferentes niveles. Por otra parte, pero ligado a lo anterior, los Estados tienen la capacidad de incidir en las empresas y su desempeño, de forma que pueden condicionar su integración a las dinámicas del comercio internacional. Estos dos elementos conjugados permiten que, finalmente, los Estados puedan reestablecer lógicas de centro-periferia, favorables a sus intereses y los de las empresas. Analicemos con más detenimiento cada una de estas razones.

2.1. La proyección del poder desde el Estado Hasta el día de hoy, los Estados deben proyectar poder a nivel nacional, para luego hacerlo a nivel regional y, solo de este modo, tener un poder de alcance global. Del éxito de tal proyección depende el poder de negociación que se pueda tener sobre distintos asuntos internacionales. El comercio no es la excepción y, de hecho, resulta innegable la influencia de la geopolítica sobre su dinámica. Así pues, son numerosas las situaciones en las que las relaciones comerciales se han visto afectadas por tensiones que exceden la esfera económica18, por ejemplo, 17 Organismos como la Organización Mundial del Comercio (1995) y Transparencia Internacional (1993) son algunos. 18 La política también afecta la economía interna de un país, como lo hace notar la literatura de ciclos políticos de los negocios. Muestra de ello fueron las declaraciones del gerente del Banco de la República de Colombia, Juan José Echavarría, cuando, a principios de junio de 2019, afirmó: “[…] la polarización no es buena para la economía. […] los consumidores e inversionistas se asustan”. Estas declaraciones generaron controversia en el país, levantando críticas por parte del partido de gobierno y

70

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

el cierre fronterizo de Colombia con Venezuela, anunciado unilateralmente por Venezuela en 2015, por la supuesta presencia de grupos paramilitares en territorio venezolano: El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el cierre de un nuevo punto de frontera con Colombia, esta vez entre el venezolano estado Zulia y el colombiano departamento de La Guajira, en el norte de ambos países. Como en el cierre del puesto fronterizo entre San Antonio del Táchira y Cúcuta, el mandatario argumentó la necesidad de combatir al paramilitarismo colombiano. (Pardo, 2015)

Esta relevancia de la relación entre economía y geopolítica denota una nueva fase en la que los Estados tratan de recuperar poder. Así lo muestra el Global risks report 2019 (WEF, 2019a), el cual señala que la idea de “retomar el control” —ya sea nacional, de rivales políticos o extranjeros, de organizaciones multilaterales o supranacionales— resuena en muchos países y en muchos aspectos. Por supuesto, no se pretende aquí obviar que la elección de los socios comerciales también considera aspectos de eficiencia económica, como la minimización de costos. Esto explica por qué, aun con los procesos de globalización, una gran cantidad de países sigue teniendo un gran volumen comercial con países que son vecinos, por los menores costos de fleteo y transporte que implican. Para ilustrar este punto, puede verse que el principal socio comercial (considerando ambos aspectos: origen de importaciones y destino de exportaciones) de Argentina durante el 2018 fue Brasil, con 9,3 miles de millones de dólares en exportaciones (16 % del total) y 17,8 miles de millones de dólares en importaciones (27 % del total de importaciones); seguido por China, Estados Unidos y Chile (OEC, 2019a). Aquí se evidencia que, si bien la lógica de comercio en grandes volúmenes con países vecinos se mantiene, no es tan determinante como antes, y las grandes potencias en el comercio internacional (China y EE. UU.) tienen un rol cada vez más activo en el comercio de América del Sur (sin contar los territorios de ultramar). Aparte de Argentina, solo Paraguay y Bolivia no tienen como principal destino de exportaciones a China o Estados Unidos, e incluso así, estas dos potencias tienen un peso importante (mayor al 5 %) en las exportaciones de Argentina y Bolivia, aunque no en las de Paraguay (OEC, 2019b).

respaldo por parte de dirigentes gremiales como el presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Bruce MacMaster, quien respaldó al gerente del Banco Central al alertar sobre riesgos económicos; al respecto dijo: “El país político tiene que entender las consecuencias nefastas de la polarización” (“Las alertas de Echavarría”, 2019). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

71


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

2.2. La alineación de intereses entre el Estado y las empresas El grado de injerencia del Estado en la actividad empresarial ha sido motivo de debate desde el mismo origen de la economía política como disciplina (Smith, 1997/1776). Consideremos dos tipos de injerencia: directa, cuando el Estado participa accionariamente en una empresa; o indirecta cuando genera o modifica disposiciones regulatorias que afectan la actividad de una o de un conjunto de empresas. Es así como el Estado puede incidir directamente en las condiciones de competitividad e inserción de las empresas en el comercio internacional. Analicemos un poco más esta doble relación.

Figura 3. Participación (%) de las SOE 19(state-owned enterprise) sobre el total de las ventas, activos y valor de mercado dentro de las diez entidades más grandes de cada país para 38 economías seleccionadas. Fuente: Kowalski, Büge, Sztajerowska y Egeland (2013) 19 State-Owned Enterprise (‘empresa de propiedad estatal’) es una empresa caracterizada porque la participación en su financiamiento es mayoritaria o exclusivamente proveniente de un Estado nación; no se relaciona con algún sector de la economía en específico (Kowalski, Büge, Sztajerowska, & Egeland, 2013)

72

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Cuando el Estado actúa directamente como accionista, obtiene capacidad de orientación sobre la actividad comercial de tales empresas, lo que conduce a la alineación de los intereses empresariales con los estatales, lo cual, a su vez, facilita el acceso a proveedores, el respaldo a la producción y la distribución de los bienes o servicios generados. Ello tiende a reducir el riesgo de inversión y a generar una ventaja competitiva en estas empresas. ede ser el único propietario de las empresas, convirtiéndolas en SOE. Esto parece explicar, al menos en parte, el éxito en el comercio internacional de algunas de las economías como las de China, Rusia, Indonesia, Malasia e India (Kowalski et al., 2013) (Figura 1). Tales lógicas se preservan aun si no se trata de una SOE, sino de una empresa mixta20 o incluso privada. En tales casos, un Estado puede establecer un marco institucional orientado estratégicamente para beneficiar a ciertas empresas o perjudicar aquellas que son competencia o representan una amenaza. Lo anterior se puede aplicar tanto a empresas extranjeras como nacionales. Esto se evidencia en el tratamiento a los “campeones”: empresas insignes de un país o que tienen un valor estratégico para un Estado, como suele ser el caso en diferentes latitudes de las empresas nodales en la infraestructura estratégica de un país (energía, comunicaciones, servicios públicos), de tecnología de punta o vinculadas al sector de seguridad y defensa nacional. Sin embargo, dichas empresas, al no tener sujeciones patrimoniales, pueden tomar la decisión de establecerse en otro país y así tratar de encontrar el marco institucional que más se ajuste a sus objetivos. Dichos comportamientos se manifiestan, por ejemplo, en las relaciones de importantes empresas de origen estadounidense que han descentralizado su operación, como lo ha hecho Google, Amazon, Facebook y Apple. Allí, la relación de injerencia es más compleja pues los Estados también ganan influencia gracias a estos “campeones”, aunque no tengan control sobre ellos. Aun considerando estas complejidades, las empresas sacan ventaja en aquellos países donde hay una acción directa y decisiva por parte del Estado frente a choques negativos sobre el desempeño de las empresas, derivados de cambios desfavorables en la regulación internacional. Así pues, el segundo tipo de injerencia es el de la regulación (Tabla 1).

20 Con base en el concepto de Kowalski et al. (2013), una empresa de propiedad mixta es aquella que se caracteriza porque hay un grado de participación dentro de su financiamiento por parte del Estado, sin llegar a ser mayoritaria. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

73


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Tabla 1. Algunos tipos de cubrimiento estatal ante condiciones desfavorables del comercio internacional. Fuente: WEF (2016) (traducción propia)

En los últimos años, cuando los intereses empresariales enarbolan intereses nacionales, las tensiones geoeconómicas aumentan aceleradamente. Una forma típica en la que se manifiesta esto es a través del lobby formal y mediático para incidir sobre acuerdos internacionales e instancias multilaterales. Las presiones empresariales también pueden pretender otras medidas como exenciones tributarias, financiamiento concesionario, soporte presupuestario y demás políticas que favorezcan discrecionalmente algunas empresas o sectores específicos. Tal tipo de prácticas se han hecho evidentes en EE. UU. con el ascenso de Donald Trump como presidente, quien ha impulsado explícitamente una agenda proteccionista frente a China, sin mencionar con nombre propio políticas del mismo corte frente a socios comerciales en el hemisferio y al otro lado de los océanos Pacífico y Atlántico. Dichas prácticas tienen un impacto directo sobre la economía nacional de los países implicados, pero también tienen un efecto considerable sobre otras economías y sobre el sistema comercial en general. Esto ocurre por la afectación del canal financiero, pues se genera volatilidad e incertidumbre, lo que pesa sobre la inversión y los resultados esperados de las empresas. Tal situación es especialmente relevante en aquellos sectores con mayor exposición financiera (por ejemplo, el de la construcción y todo tipo de infraestructura), lo que tiene como consecuencia el desplome de algunas bolsas del mundo, como en efecto sucedió el primer semestre de 2018 (Cepal, 2018a). El efecto puede ser aún mayor si se tiene en cuenta que los Estados nacionales pueden actuar estratégicamente en bloque y mediante el uso de su influencia en organismos multilaterales para sus propios fines, como lo viene haciendo desde hace décadas la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que en la actual coyuntura busca reducir la oferta de petróleo con el fin de incrementar su precio. Para junio de este año, ya reducida la estimación de la demanda de crudo a nivel mundial por la escalada de disputas comerciales, la misma organización ha anunciado la posibilidad de una nueva reducción en la oferta de crudo, creando nuevos argumentos para aplicar restricciones extensas a los suministros para el resto de 2019 (Lawler, 2019). 74

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Reconociendo que el marco regulatorio nacional e internacional puede ser modificado a favor o en contra de comportamientos anticompetitivos de parte de algunas corporaciones, el rol de organismos multilaterales como la Organización Mundial de Comercio parecería clave (Sauvage, 2019). Sin embargo, su capacidad de incidencia es menor a la esperada con la imposición de la lógica del conflicto por parte de los países dominantes en las juntas de las organizaciones multilaterales (WEF, 2015). Inclusive, algunos países han optado por abandonar algunas de estas organizaciones o bloques, en cuanto dejan de representar una ventaja y se convierten en una carga. Por ejemplo, Catar ha justificado su salida de la OPEP a partir de 2019, afirmando que su negocio petrolero no es una apuesta de largo plazo y que, en cambio, requiere enfocar su actividad productiva en el gas natural, del cual sí es un país potencia (“Qatar anuncia que se retirará de la OPEP”, 2018). Adicionalmente a la alineación empresarial, se puede sumar la presión de la ciudadanía, cuyo peso electoral incide en la toma de decisiones económicas. Gracias a la conectividad digital y las redes sociales, la participación de la ciudadanía pareciera mayor, o al menos ser más útil en el ejercicio de la gobernanza. Sin importar el grado de libertad política en los países, estas dinámicas facilitan la expresión de reivindicaciones de tipo nacionalista, como acertadamente se advierte: “La presión pública puede llevar a ánimos nacionalistas, demandando boicots y sanciones contra países hostiles” (WEF, 2016). Así mismo, se deben considerar los efectos de otro tipo de políticas, diferentes a las de la internacionalización de la economía, sobre el comercio. Por ejemplo, las laborales, que se están orientando hacia la consolidación de habilidades antes que oficios, requerimiento derivado del rápido avance tecnológico. Esto exige una conversión del modelo educativo hacia uno más basado en habilidades (skillbased). Con ello, se espera facilitar la inserción de los trabajadores en un mercado laboral internacional, uno que es cada día más competitivo, que demanda mayor movilidad internacional de factores productivos y que, por esta vía, determina el nivel de ingresos de importantes segmentos de consumidores globales (WEF, 2019b). Todas estas tensiones no se configuran solamente con empresas nacionales, sino también con las extranjeras que pueden ejercer algún grado de coerción económica hacia el Estado cuando este no tiene propiedad sobre ellas, que, en cambio, son una fuente de ingresos fiscales, de inversión y de empleo. Sobre esto, EE. UU., que antaño contaba con múltiples empresas petroleras funcionando en

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

75


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

territorio venezolano21, hoy en día solo cuenta con una: Chevron. Sin embargo, esta podría verse obligada a cesar sus operaciones si no se extienden las exenciones a las sanciones que pesan contra PDVSA, la petrolera nacional venezolana. Por esto, cabe esperar un activo lobby por parte de Chevron para que se extiendan dichas exenciones, dado que tiene varios proyectos en operación y cuenta con participaciones en empresas venezolanas. Hasta el momento, la petrolera estadounidense se ha negado a declarar si ha solicitado que funcionarios de su país prorroguen las exenciones (Egan, 2019).

2.2. Centros y periferias regionales Luego de la caída de la cortina de hierro en 1989, se creyó que la mayor integración de los países a la economía mundial avanzaría de forma directa y que, en cierta medida, la democracia política se reflejaría sobre la economía de mercado. Si bien el grueso de los países fortaleció sus vínculos con la economía internacional, se dio el surgimiento de potencias emergentes y de un sistema internacional con vocación multipolar, la integración regional volvió a ganar preponderancia como un tour de force hacia la globalización económica, aunque no con las formas de antaño: El mundo de hoy está marcado por lo que se conoce como el proceso de globalización, es decir, la creciente gravitación de los procesos económicos, sociales y culturales de carácter mundial sobre aquellos de carácter nacional o regional. Aunque no se trata de un proceso nuevo —sus raíces históricas son profundas—, los drásticos cambios en los espacios y tiempos generados por la revolución de las comunicaciones y la información le han dado nuevas dimensiones, que representan transformaciones cualitativas con respecto al pasado. (Cepal, 2002, p. 13)

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) es un buen ejemplo de ello. Desde su lanzamiento en octubre de 2014 por parte del gobierno chino, el BAII ha logrado sumar 100 países miembros (entre miembros regionales, no regionales y miembros prospecto). La mitad son países asiáticos, que masivamente se unieron a la iniciativa en los tres primeros años, y los demás son países europeos, americanos y africanos que año a año manifiestan su interés en sumarse. De esta forma, China plantea una alternativa para otros bancos de desarrollo, como el Asian Bank of Development y el World Bank, en los cuales China tiene una participación importante, pero no acorde con su ascenso global (Figura 4).

21 Aunque hoy funcionan varias prestadoras de servicios petroleros en dicho país.

76

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Figura 4. Participación de China en el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobada por la cumbre de 2010 del G-20 y no ratificada por el congreso estadounidense. Fuente: González (2018)

Esto configura una relación jerárquica y asimétrica en la que los Estados más fuertes establecen relaciones centro-periferia, en busca su propio beneficio. En esta, los Estados periféricos se vuelven dependientes económicamente del centro, lo que supone riesgos de inestabilidad económica y política, principalmente, para la periferia. Esto ocurre cuando, por ejemplo, el centro otorga créditos cuantiosos a la periferia: Desde su inicio, el BAII ya ha aprobado 26 proyectos de los cuales uno está relacionado con la creación de un Fondo de Emergencia para Asia. La mayoría de estos proyectos están concentrados en la región de Asia y Medio Oriente en menor medida. Resalta que a pesar de la reticencia de la India con respecto al proyecto OBOR22, es el segundo mayor accionista del BAII y es el país que más proyectos aprobados tienen, seguido por Bangladesh con tres, mientras Pakistán, Indonesia y Tayikistán con dos cada uno. Sin embargo, China solamente tiene un solo proyecto aprobado hasta la primera mitad de 2018. (González, 2018)

Esto indica que, más que beneficiarse por los servicios financieros que presta, el gobierno de China busca expandir su influencia internacional, con el fin de establecerse como un centro regional y fortalecer su capacidad de proyección global. Para un Estado periférico, por lo general, resulta más ventajoso aceptar créditos con miras al desarrollo que permanecer independiente, como lo demuestra la renovación de infraestructura en Ecuador. Según el viceministro de Infraestructura de dicho país, Ricardo Paula, el salto cualitativo en su infraestructura lo posiciona en el segundo lugar en calidad de carreteras, en 22 One belt, one road es la forma en la que el gobierno chino ha denominado el proyecto conocido más comúnmente como la Nueva Ruta de la Seda. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

77


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

tercer lugar, en infraestructura de transporte aéreo y en cuarto lugar en calidad portuaria entre 17 países de América Latina y el Caribe. Como mencionamos antes, esto tiene un precio y es la influencia externa vía deuda. Siguiendo el caso ecuatoriano, su proceso de renovación de infraestructura se ha dado simultáneamente con un abultado déficit fiscal y un fuerte endeudamiento externo, a la vez que le son otorgados más créditos provenientes de instituciones multilaterales como el FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Otros ejemplos son los enclaves extranjeros para la explotación de recursos naturales, como los bloques petroleros venezolanos cedidos a China y Rusia, o los derechos especiales sobre la distribución, como las exenciones aduaneras de Panamá con EE. UU. (“Ecuador alcanza un acuerdo de financiación”, 2019). Se trata de una estrategia que también se vincula al comercio internacional, ya que para el centro las ganancias del comercio abierto con cada periferia pueden ser marginales, pero para la periferia sí resulta una gran ventaja poder acceder al mercado de consumo de un país central. A manera de ilustración: para un país periférico como Colombia, el comercio con Estados Unidos representa el 26 % de las exportaciones, con China el 19 % y con Brasil el 5,5 %, mientras que para estos, el comercio con Colombia en exportaciones representa el 0,93 %, el 0,36 % y el 1,1 % respectivamente (OEC, 2019d). Con el ánimo de maximizar las ventajas y minimizar las desventajas de una relación centro-periferia, algunos Estados han tomado la decisión de pivotar (Pivot State) entre uniones regionales sin unirse definitivamente a ellas, con el fin de conservar su autonomía. Un ejemplo de ello es Singapur, que mantiene su capacidad de diversificar gracias a ser un centro de comercio para muchos socios económicos importantes, sin una dependencia particular de alguno de ellos (WEF, 2015). Entre sus socios económicos se cuentan la Unión Europea (cerca del 13% del total de importaciones), China (15 %), Malasia (12 %), Corea del Sur (6 %) y Estados Unidos (8,3 %) (OEC, 2019c); Otros no tuvieron éxito en conservar este tipo de estatus, como Ucrania, que antes pivotaba entre la Unión Europea y Rusia, pero que ha tenido que decidirse finalmente por la Unión Europea frente a la abierta hostilidad rusa, aunque su economía siga estando profundamente vinculada a dicho Estado (WEF, 2015). En todo caso, las relaciones centro-periferia entre Estados genera una relación espejo entre las empresas de estos países, lo que otorga un poder de negociación asimétrico para las que son respaldadas por el centro con relación a las que lo son por la periferia. Esto también condiciona su integración al comercio internacional.

78

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

En este segundo apartado se ha mostrado que el comercio internacional ha procurado modelar las funciones (proyección de poder), las capacidades (orientación y regulación empresarial) y las relaciones (centro-periferia) de los Estados para que estén más sintonizadas con el desarrollo de la economía mundial. Todo esto, aprovechando estratégicamente el debilitamiento estatal desde “arriba” y desde “abajo”. Se da paso, ahora, al análisis geoeconómico, en el que se considera la relación desde la geopolítica hacia la economía.

3. Estrategias geoeconómicas de posicionamiento internacional Actualmente la geopolítica implementa una estrategia de posicionamiento internacional basada en la expansión del mercado y el control de los recursos naturales, acudiendo principalmente a mecanismos diferentes a los militares o de hard power. Tal estrategia comprende tres frentes de acción. El primero es identificar nuevos mercados a nivel internacional para satisfacer las necesidades relacionadas con la oferta y la demanda nacional, gracias al reconocimiento de las limitaciones del mercado interno. El segundo comprende tres etapas: a) determinar qué recursos naturales vitales son particularmente escasos pero indispensables para la producción industrial y la supervivencia humana, b) establecer los lugares donde dichos recursos son abundantes y c) diseñar métodos que permitan el control de su explotación y distribución. El tercero consiste en reconocer la complementariedad de los dos anteriores e implementar medidas de carácter geoeconómico para alcanzar los resultados esperados. A continuación, se analiza cada uno de estos frentes, a partir de situaciones recientes o en marcha.

3.1. La articulación de nuevos y viejos mercados a escala internacional China utiliza los proyectos de infraestructura que financia con el BAII como instrumento de política comercial en distintas regiones del mundo. Tal como lo señala Parag Khanna (2015): “China está (re)construyendo el transporte físico y otra infraestructura en mercados clave donde busca acceder a materias primas o hacer que sus flujos de exportación a esos mercados sean más eficientes” (p. 10, traducción propia). En este sentido, la estrategia China para expandir su mercado internacionalmente ha sido incrementar sus flujos de inversión directa y de préstamos en las regiones en las cuales identifica una oportunidad, ya sea para mejorar su acceso a productos básicos o para lograr aumentar sus exportaciones a nivel mundial.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

79


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

América Latina no ha sido una región ajena a los intereses económicos de China. Siguiendo a Ellis (2016), la inserción económica china en América Latina ha experimentado tres transiciones importantes. En la primera de ellas, que tuvo lugar en el año 2001, China es aceptada en la Organización Mundial del Comercio, lo cual marcó el comienzo de la expansión económica de China en la región latinoamericana. En la segunda, la cual ocurre en el año 2009, las inversiones y las operaciones de las compañías chinas en América Latina tuvieron un gran despegue, aprovechando la crisis financiera internacional. Y la tercera, que empieza en el año 2015, tiene que ver con las consecuencias económicas para la región latinoamericana que tuvo la desaceleración del crecimiento económico chino y su dificultad para emprender adecuadamente sus proyectos de inversión e infraestructura en la región (Ellis, 2016, p. 23). Como lo muestran las estimaciones de la Figura 3, la inversión extranjera directa de China en América Latina paso de ser de menos de 5 mil millones de dólares en el 2006 a más de 15 mil millones de dólares en el 2010, manteniéndose dicho dato por encima de los 10 mil millones de dólares hasta el 2012. Pero como lo señala el mismo gráfico, la inversión extranjera directa desde el 2013 hasta el 2016 (salvo el año 2014) se fue en caída y, en el 2017, se situaba por encima de los 20 mil millones de dólares.

Figura 5. Estimación de las entradas de Inversión Extranjera Directa (IED) desde China a América Latina y el Caribe (en miles de millones de dólares y número de operaciones; de 2005 a octubre de 2017). Fuente: Cepal (2018c, p. 56)

Según World Bank Group (2019), la economía china creció un 6,7 % en el año 2016, un 6,8 % en el 2017, un 6,6 % en el 2018 y se pronostica que el crecimiento 80

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

económico para los años 2019 y 2020 sea del 6,2 %. Estas son tasas de crecimiento que se pueden considerar bajas en comparación con las presentadas durante la década pasada, en la cual se observaban tasas de hasta más del 10 %. Sin embargo, para la Cepal (Figura 3): “La caída de las entradas de IED en América Latina desde su máximo alcanzado en 2011 se explica principalmente por el ciclo de los precios de los productos básicos, que también alcanzaron su máximo en aquel año” (Cepal, 2018b, p. 35). Como es de esperarse, varios de los recursos de IED de China destinados a América Latina se emplean para financiar proyectos de infraestructura cuya finalidad es mejorar las oportunidades de China para expandir su mercado interno en el ámbito internacional. Entre los proyectos de infraestructura que más se destacan en este aspecto se encuentran los relacionados con la expansión de los puertos de la costa del Pacífico y los relacionados con la ampliación del canal de Panamá. Obsérvese que la estrategia China en la región latinoamericana no se basa en afinidades propiamente políticas o ideológicas, sino más bien en intereses económicos. Por ejemplo, la incursión china en la economía latinoamericana se hace según la lógica en la cual una economía comunista —como se dice ser China— entabla relaciones comerciales con economías en su mayoría capitalistas —como las latinoamericanas—. Son factores geoeconómicos (en este caso, como la IED) y no militares los que permiten a China adentrarse en nuevos mercados a nivel mundial, con el fin de acceder a bienes básicos o expandir el flujo de sus exportaciones, es decir, con el fin de lograr una mayor expansión del mercado internacional. Por último, hay que señalar quiénes ganan y pierden en esta dinámica. En la actualidad, frente a una menor IED por parte de China en la región latinoamericana, cabría hacerse la pregunta de si esto no ha hecho que China, más que ser como una oportunidad para América Latina, sea un competidor directo. Las cifras de balance comercial entre ambas partes indicarían que China es más que todo un competidor para América Latina: el déficit comercial de Latinoamérica frente a China así lo refleja, pues es negativo y se ha mantenido cercano a los 50 mil millones de dólares desde el año 2012. Este ejemplo sobre el posicionamiento de China en Latinoamérica muestra cómo, frente a los límites del mercado nacional, los Estados han optado por identificar nuevos mercados y extender los existentes para dinamizar la oferta y demanda nacional, empleando mecanismos geoeconómicos.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

81


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

3.2. El ajedrez por los recursos y los mercados Luego de la primera guerra mundial, EE. UU. se posicionó como una de las principales potencias a nivel global, y ha mantenido hasta el momento el estatus como primera economía mundial. Sin embargo, su liderazgo se ha visto comprometido no solo por el auge de potencias emergentes rivales, sino por la disponibilidad de recursos esenciales para la vida humana y la industria. Tal es el caso del agua dulce, que en las últimas décadas ha venido presentando una severa crisis de disponibilidad en su territorio. Prueba de ello es que el acuífero de Ogallala —la unidad de almacenamiento de agua más grande de EE. UU., con medio millón de kilómetros cuadrados que se extienden por ocho Estados desde la frontera de Texas hasta Dakota del Sur—, ya para comienzos del 2016, había perdido más de la mitad de sus reservas, calculadas en 400 billones de toneladas de agua dulce (Moreno, 2015, p. 4). Adicionalmente, en el estado de California, el río Colorado ha sido explotado al máximo de tal forma que su capa freática ha disminuido más de 10 metros y, además, en el valle central se ha perdido el 40 % de agua subterránea (Moreno, 2015, p. 4). Si continúa este grado de explotación del agua en ciudades como Albuquerque en Nuevo México, la capa freática para 2020 disminuirá 20 metros y las fuentes de aguas de Texas, para el 2030, se habrán secado (Moreno, 2015, p. 5). Frente a esta crisis de abastecimiento de agua dulce, EE. UU. se ha visto en la necesidad de buscar solución fuera de sus límites fronterizos, y uno de los lugares más propicios para tal objetivo es Suramérica. En contraste, el sudeste de Suramérica tiene reservas de agua que se estiman en aproximadamente 40.000 km3, que pueden satisfacer las demandas de agua de 360 millones de personas a lo largo de 100 años, con lo cual se agotaría solo un 10 % de su capacidad total (Moura et al., 2005, p. 30). Esto sin contar la Amazonía, la cual tiene 7.160.000 km2 de extensión y posee aproximadamente 160 billones de metros cúbicos de reserva subterránea (Lunelli, 2014). Este panorama supone una tensión entre EE. UU. y Suramérica en relación con el abastecimiento del agua dulce. El interés estadounidense ha consistido, entonces, en obtener acceso privilegiado a dichos recursos, tanto en el acuífero de Guaraní (Figura 4) como en la Amazonía, a partir de una estrategia geoeconómica. Tal estrategia ha consistido en fortalecer la interdependencia económica por medio de Tratados de Libre Comercio y en ganar influencia político-militar a través de acuerdos de cooperación bilateral como el Plan Colombia. De hecho, algunos de dichos tratados contemplan “realizar proyectos para alterar el flujo de agua hacia 82

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Estados Unidos” (Moreno, 2015, p. 21). De esta forma se logra un control conjunto de los países suramericanos de áreas económicamente estratégicas.

Figura 6. Delimitación geográfica del acuífero Guaraní. Fuente: Foster, Hirata, Vidal, Schmidt y Garduño (2009, p. 6)

En este caso, el interés estadounidense no radica en apropiarse de nuevos territorios, sino en garantizar su acceso a un recurso limitado e indispensable, como el agua dulce. En síntesis: Para los países industrializados, el control de los espacios geopolíticos de cualquier parte del planeta donde se encuentren grandes reservas de recursos estratégicos como el agua dulce constituyen áreas de alto valor económico y geopolítico (sic). Los países industrializados han fijado como su objetivo controlar, explotar y administrar el agua como lo han hecho con las áreas petrolíferas y de gas natural. (Castro, 2014, p. 92)

Este es uno de varios ejemplos que se podrían mencionar sobre cómo los Estados, conscientes de que los recursos naturales vitales son tan escasos como necesarios para la producción industrial y para la supervivencia humana, se han propuesto identificar aquellos lugares donde dichos recursos son abundantes, para posteriormente diseñar métodos que permitan acceder a ellos, explotarlos y distribuirlos. Para ello se privilegian estrategias geoeconómicas, que mezclan medidas económicas y geopolíticas.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

83


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

3.3. La combinación de todas las formas de lucha geoeconómica Como se ha mostrado en las dos anteriores subsecciones, China y EE. UU. ejercen una influencia geoeconómica notable sobre América Latina, lo que configura la región como un campo de batalla entre ambas potencias. Es no debe, sin embargo, dejar la impresión de que Latinoamérica es pasiva frente a estas dinámicas. El posicionamiento de Brasil como principal economía de la región y su proyección como potencia emergente da cuenta de este ímpetu. Así, independientemente de la ideología del gobierno de turno, el Estado brasileño tiene claras sus apuestas y emplea estrategias geoeconómicas para lograrlo. De hecho, la experiencia brasileña es un ejemplo perfecto de cómo con la mayor expansión del mercado internacional y el control de recursos naturales no son objetivos excluyentes entre sí para alcanzar un propósito mayor. Seguidamente se examina con más detenimiento esta experiencia. Tras la caída de los precios del petróleo en 2014, que se sumó a la de otros commodities (Figura 5), las economías que dependían en gran medida de su comercialización reaccionaron de dos formas. Algunas entraron en una recesión económica histórica, tal como ocurrió con Venezuela. Otras, como fue el caso brasileño, consideraron la diversificación comercial como fuente de crecimiento. Con esto en mente, y frente al proteccionismo de los EE. UU., se buscó acelerar la negociación de otros TLC. Como resultado, Mercosur “cerró un acuerdo histórico de libre comercio con la Unión Europea tras 20 años de negociaciones, con el impulso final de Brasil” (Lissardy, 2019), lo que se traducirá en una mayor importancia global del bloque comercial suramericano. El mismo presidente Bolsonaro admitió que el tratado comercial de Mercosur con la Unión Europea “puede generar una operación dominó que despierte el interés de otras naciones para buscar pactos comerciales con Brasil” (Lissardy, 2019). Gracias a estas estrategias de expansión comercial, Brasil es uno de los pocos países de la región que puede presumir de tener un saldo comercial superavitario23, en una región dominada por déficits comerciales crecientes (Figura 6).

23 Sus socios comerciales principales son China, Estados Unidos, Argentina y Alemania.

84

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Figura 7. Evolución del precio de los principales metales y del petróleo durante 2010-2017 (índices enero 2010=100). Fuente: Cepal (2018b, p. 36)

Figura 8. Saldo comercial de América Latina y el Caribe con China durante 2000-2017 (en miles de millones de dólares; el dato del año 2017 es una proyección). Fuente: Cepal (2018c, p. 39)

Ahora bien, Brasil complementa su expansión del mercado internacional, recién descrita, con el control que ejerce sobre su abundante biodiversidad. Gran parte del acuífero Guaraní y de la Amazonía pertenecen a territorio brasileño y casi el total de exportaciones de este país al resto del mundo consisten en bienes primarios como la soja, el hierro, el petróleo crudo y el azúcar. En este caso, la expansión del mercado internacional mediante acuerdos internacionales va muy de la mano con el control efectivo sobre recursos naturales, ambos factores clave en el actual posicionamiento y liderazgo que la economía brasileña ejerce en la región. La experiencia brasileña nos muestra que expandir el mercado internacional y controlar recursos naturales no son estrategias excluyentes entre sí, sino que tienen un potencial para complementarse sinérgicamente en la práctica. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

85


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

4. Conclusiones Los factores del poder mundial han mutado de la geopolítica a la geoeconomía. Esto viene transformando aceleradamente las estrategias a través de las cuales se adquiere y mantiene el poder. Por un lado, la prevalencia del comercio internacional viene modificando la forma en la que el Estado ejerce sus funciones, capacidades y relaciones con la economía mundial. Por otro lado, los Estados se posicionan internacionalmente expandiendo los mercados y buscando garantizar el acceso, explotación y distribución de recursos estratégicos para la vida humana y el aparato productivo. Todo esto, favorece una aproximación geoeconómica antes que militar. Este escenario, que empezó a despuntar a comienzos de la década de los noventa, hoy comienza a manifestar su verdadero alcance. Prueba de ello son las guerras comerciales y monetarias en curso entre potencias rivales, la coerción tecnológica sobre “campeones empresariales” de Estados competidores y las restricciones a la movilidad de factores productivos. Al contrario de lo previsto por Fukuyama (1992), el mundo actual es más incierto en términos de su capacidad de generar riqueza de forma sostenible y de gestionar los conflictos por medio de mecanismos políticos, de manera que se eviten las guerras, incluso las económicas. Frente a este panorama, es necesario fortalecer la institucionalidad con vocación internacional, sea esta gubernamental, empresarial o ciudadana. Ya desde distintas instancias se ofrecen instrumentos, mejores prácticas y referentes que ayudan a gestionar la incertidumbre que acarrea el mercado global. Solo de esta forma se podrán asegurar los beneficios del comercio a escala local, regional y global. Al fin y al cabo, en el siglo XX y lo que va corrido del XXI, el comercio ha mostrado ser una fuerza más poderosa que cualquier ideología de antaño, capaz de generar más riqueza que cualquier otro sistema de economía política que haya conocido la humanidad en su historia.

86

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Puntos estratégicos para el comercio internacional en el siglo XXI: el rol de BRI Diana Andrea Gómez24 Resumen En el mundo del siglo XXI las grandes rutas del comercio internacional están experimentando una transformación trascendental a raíz del ascenso de China en el orden mundial. Los estrechos y canales más estratégicos del mundo están sujetos a riesgos que evidencian su vulnerabilidad, pero a la vez están entrando a formar parte de la nueva ruta de seda china, lo cual tiene grandes implicaciones para el desarrollo y las tendencias del comercio internacional en los años por venir. Palabras clave: comercio internacional, Belt & Road Initiative, China

1. Introducción Entre el 80% y el 90% del comercio mundial es transportado por vías marítimas, lo cual le otorga al mar y en particular a los estrechos y canales una posición estratégica en el contexto internacional. El canal de Suez, el estrecho de Ormuz, el estrecho de Malaca y el canal de Panamá son pasos obligatorios que concentran la mayor parte del tráfico marítimo del globo. Los estrechos son lugares en los que el tráfico marítimo es más fácilmente controlable, pero a la vez son los puntos más vulnerables de las rutas marítimas. Allí radica la necesidad de su control y estabilidad, en aras de la seguridad, lo que ha sido habitual en la historia de la consolidación de las distintas potencias. El transporte marítimo, si bien resulta más lento, es el medio más barato si se le equipara con el terrestre y el aéreo, lo cual le otorga una gran ventaja comparativa. Así mismo, permite el desplazamiento de grandes volúmenes de mercancía, lo cual ha venido aumentando con la construcción de barcos de mayor tonelaje. Y dentro del tráfico marítimo, el petróleo es el bien que más se transporta por esta vía, de ahí que el 63% del petróleo del mundo se desplace en barco, según la Agencia de la Energía de Estados Unidos, EIA, por sus siglas en inglés. Lograr establecer rutas idóneas y estrategias para controlar los puertos principales representa para los Estados un recurso de poder que garantiza la libre circulación de sus productos. En ese contexto, los estrechos y canales más importantes representan para la comunidad internacional puntos de tensión que pueden poner 24 Producto de investigación desarrollado en, patrocinada y financiado por BASC – Colombia. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

87


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

en jaque a todo el comercio internacional. El paso por estos “cuellos de botella” es restringido para cierto tipo de embarcaciones, por lo que cada tránsito se realiza de manera cuidadosa.

1. Canales y estrechos geoestratégicos El canal de Suez une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo en la península de Sinaí al permitir una gran reducción de tiempo y costos, ya que la alternativa a Suez es circunnavegar el África, dando así un extenso rodeo pasando por el Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica. Supone más kilómetros, más energía y mucho más tiempo que simplemente atravesar el canal de Suez, además de disminuir el riesgo de que las embarcaciones sean acorraladas y robadas por la piratería en las costas de Somalia. El punto de entrada del Canal de Suez hoy día en la dirección este–oeste es el estrecho de Mandeb, no obstante, es un punto acosado por la piratería recurrente en el Golfo de Adén, y por la inestabilidad política producto de la guerra en Sudán y la declaración de independencia de Sudán del Sur25 , además de la inestabilidad polÍtica presente en Yemen26. Durante décadas el canal de Suez ha sido considerado el paso o estrecho económico más importante del mundo por ser el gozne que vincula a Asia y África con Europa, al punto que desde la perspectiva geopolítica ha sido claro que quien tuviera el control de Egipto, podría ejercer su hegemonía sobre el mundo. De esta manera, lo que significó la ruta principal destinada al transporte de petróleo -desde el Golfo Pérsico hacia Occidente-; también fue sinónimo de batallas entre grandes poderes políticos extrarregionales que han conducido a severos conflictos armados, donde británicos, franceses e israelíes participaron, dejando en estado aún más vulerable al pueblo egipcio27. 25 Durante este conflicto, según el Comité Internacional de la Cruz Roja, unos 2,5 millones de sursudaneses se han convertido en refugiados, mientras que 1,5 millones se han visto desplazados dentro del país. Sumadas, estas cifras representan más de un tercio de la población total de Sudán del Sur, que asciende a 12 millones de habitantes (CICR, 2019). A esta situación se ha sumado más recientemente el golpe de Estado en Sudán del 11 de abril de 2019 cuando las Fuerzas Armadas de Sudán obligaron a dimitir al presidente Omar al Bashir, retenido en prisión domiciliaria, tras tomar el control del país la través del llamado Consejo Militar Transitorio. Lo anterior evidencia el clima de inestabilidad política en la región. 26 El conflicto yemení se desencadenó a fines del año 2014 cuano, en forma de guerra civil, los rebeldes hutíes -protegidos por Irán- tomaron la capital de Yemen, Saná. Pero el 26 de marzo de 2015 una intervención militar respaldada por la alianza de países árabes suníes, y liderada por Arabia Saudí, ocupó el país. Desde el inicio de esa ofensiva, más de 10.000 personas han muerto en las zonas controladas por los rebeldes y solamente en lo corrido de 2019 ya iban 250.000 desplazados. Cerca de 10 millones de yemeníes precisan ayuda alimentaria para sobrevivir, según Naciones Unidas (ONU, 2019). 27 Pero fue la nacionalización del canal por el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser en contra de la

88

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Gran parte de los Estados a nivel mundial poseen intereses en pro de la conservación y buen funcionamiento del Canal de Suez, en el cual se maneja un 7% del comercio mundial por vía marítima, siendo una de las principales fuentes de ingreso de divisas para Egipto. Este país ha abierto recientemente un nuevo ramal del Canal de Suez paralelo al anterior, donde se construirán proyectos de infraestructura básica y de transporte, zonas de desarrollo industrial y comercial, al igual que una nueva capital administrativa (Jiménez Rodríguez, 2018). Egipto posee relaciones estables con actores regionales, exceptuando Turquía y Catar. Y a nivel mundial potencias como Estados Unidos, Rusia y China, lideran el sistema multipolar en Oriente Próximo. La administración de Donald Trump ha mantenido relaciones cercanas y ha aportado con ayuda militar a El Cairo. Además, tiene el paso libre de navíos de guerra y mercantes estadounidenses. Por su parte, Rusia ha buscado diversificar con Egipto sus apoyos en el Mediterráneo Oriental, y tienen ambos países una cooperación militar muy estrecha, lo que ha dado lugar a la utilización de bases aéreas para aviones militares de los dos países. Por otra parte, tanto a Egipto como a China les interesa cultivar unas relaciones diversificadas. El Estado chino viene aumentando su interrelación económica y comercial de manera exponencial con Egipto, al que considera un país prioritario en el continente. Además de los préstamos, China ha firmado acuerdos comerciales y de participación en proyectos como la construcción de la nueva capital administrativa, la infraestructura ferroviaria egipcia y la zona comercial del Canal de Suez. Otro de los puntos estratégicos para el comercio internacional es el Estrecho de Ormuz, un estrecho angosto entre el golfo de Omán, localizado al sudeste, y el golfo Pérsico, al este de la península arábiga. Es la única vía de acceso para el Golfo Pérsico y la ruta principal de Arabia Saudita, Irán, Irak, Qatar, Kuwait y Bahréin para sus exportaciones. Aproximadamente un tercio del flujo mundial del petróleo que se transporta por vía marítima pasa por este estrecho (Mizrahi, 2019). La distancia entre costa y costa no es de gran tamaño y por ende, las vías de navegación para los buques que lo transitan son angostas. Este punto geográfico se le conoce como “punto de estrangulamiento”, ya que posee características físicas vulnerables para quien lo atraviese. Países como Irán, por dominar el estrecho geográficamente, por tener la armada más fuerte a nivel regional y por diferencias políticas con algunos de sus vecinos, podría bloquear el paso del estrecho y alianza formada por Gran Bretaña, Francia e Israel, lo que, si bien desató una confrontación militar en la que Egipto sólo obtuvo fracasos, políticamente salió reforzado ya que el canal continuó nacionalizado como propiedad del Estado egipcio (CNICE, 2003). Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

89


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

generar una crisis global. De ahí que los países exportadores de petróleo ubicados en el Golfo Pérsico, dependan inextricablemente del buen funcionamiento del Estrecho de Ormuz, por donde pasan más de 20 millones de barriles de petróleo al día (Mizrahi, 2019). Es un punto de alta tensión que de llegarse a cerrar, traería gravosas consecuencias económicas para el mundo, sin contar las implicaciones políticas y militares. China depende grandemente de esta vía marítima ya que por este estrecho pasan la mitad de sus importaciones petroleras. Las frecuentes tensiones entre Estados Unidos e Irán, aunadas por el retiro por parte de la administración Trump del acuerdo nuclear de 2015, otorgan un clima de gran inestabilidad y volatilidad, acrecentado con declaraciones como aquellas de 2018 emitidas por el gobierno iraní en el sentido de que éste se considera garante de la seguridad del punto de salida del golfo Pérsico y que de surgir un conflicto armado contra su país, se declararía, de acuerdo con el portal de la BBC “la madre de todas las guerras” (Lima, 2018). Pero Estados Unidos no es la única gran potencia que está tomando partido, la región asiática también tiene intereses debido a los abastecimientos que obtiene de este enclave. China e India son los Estados que más le compran crudo a Irán. A diferencia de la postura estadounidense, Beijing considera a Irán como un factor de estabilidad en la región que además hace contrapeso a países aliados árabes de los Estados Unidos. En efecto, el gigante asiático ha puesto a disposición del país persa ingente capital financiero e inversiones directas con el propósito de aumentar su capacidad de refinamiento del crudo. De otro lado, el Canal de Panamá también ostenta un rol estratégico dentro del comercio internacional. En primera instancia permite el intercambio de mercancías entre el Océano Pacífico y el Atlántico por vía del mar Caribe, evitando el largo recorrido que implica rodear el subcontinente suramericano por el cabo de Hornos, miles de kilómetros al sur. Este proyecto fue impulsado por Estados Unidos, que, en pleno proceso de despegue de su economía a inicios del siglo XX, vio una gran oportunidad de ampliar sus rutas comerciales y, con esto, su influencia mundial. En efecto, desde que Estados Unidos terminó la construcción del canal, es el principal país de origen y destino de las mercancías que pasan por allí. Actualmente el canal de Panamá permite que cada vez más embarcaciones salgan con un trayecto dirigido a Asia del Este y ahora, con las obras de ampliación del canal, barcos de mayor tonelaje pueden pasar por este punto.

90

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

El canal de Panamá es hoy día el instrumento que utiliza China para acercarse de manera efectiva, a través del paso de mercancías, al continente. La presencia china en Panamá se esta dando también en materia de infraestructura como lo es con la construcción de nuevas vías férreas. La colonia china presente en este país centroamericano y su descendencia cumplen un papel fundamental en el estrechamiento de los vínculos entre China y Panamá. Panamá representa hoy día el centro de operaciones en el marco del plan de acercamiento de China al subcontinente enmarcado en la política china de competencia con Taiwán para lograr romper su vínculo con países de la región Caribe, área donde hoy Taiwán conserva el mayor número de aliados. El cuarto punto estratégico y “cuello botella” de alta relevancia a nivel del comercio mundial es el Estrecho de Malaca. El gran crecimiento económico del este, sur y sudeste asiático en lo que va corrido del siglo XXI ha tenido como consecuencia un considerable mayor tránsito de mercancías por la zona. En la actualidad, el estrecho de Malaca -ubicado entre la costa oeste de la península malaya y la Isla Indonesia de Sumatra- y sus aledaños Lombock y Sonda representan el paso del 50% del comercio mundial. Se constituye en paso obligatorio para las mercancías que se dirigen desde y hacia los países del este de Asia y conecta con una zona también de gran tensión política y militar como lo es el mar meridional de China. Parte de la economía de países como China, Vietnam, Brunéi, Malasia, India, Taiwán y Filipinas depende de este estrecho y su mar anexo. Es por esto por lo que, para China reclamar como suyas parte las aguas del mar meridional de China se ha convertido en un punto álgido dentro de sus relaciones diplomáticas (Zances 2016). El estrecho de Malaca permite la comunicación entre el Océano Índico y el Océano Pacífico, al igual que une las economías de los países que conforman el sur y este asiático. Más de 50.000 buques pasan por el estrecho anualmente, llevando aproximadamente entre el 20% y el 25% de mercancías, lo que constituye la cuarta parte del comercio global (Zances, 2016). En este orden de ideas, las economías de los países del este y sur asiático en gran medida dependen de este estrecho, al igual que los generadores de petróleo y gas natural que venden estos productos a dichos países. A través del estrecho de Malaca se desplazan embarcaciones cargadas con grandes cantidades de petróleo y uno de los países que más hace uso de este paso para surtirse de petróleo es China, país que transporta cerca de 11 millones de barriles de petróleo diarios (Zances, 2016). Para China y Estados Unidos controlar Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

91


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

el mar y a su vez, el estrecho, les permite que sus mercancías circulen sin ningún tipo de restricción por parte de terceros. La guerra comercial entre China y EEUU puede estar alterando aún más la tensa calma de la zona, ya que se presentan con creciente frecuencia tripulaciones de ambos países que buscan enviar un mensaje de poder y autoridad. Estados Unidos no se queda atrás enviando embarcaciones con equipos de alta tecnología que fácilmente podrían ocasionar una guerra y atentar contra la seguridad dentro de la región y en el resto del mundo.

2. El rol del BRI Con Halford Mackinder (1861-1947), quien fue uno de los pioneros en el estudio de la geografía y uno de los padres de la geopolítica, se entendió que la idea del desarrollo económico y el poder político de un Estado se basa en su entorno geográfico. Para Mackinder, la geografía era la única disciplina capaz de medir y prever el cambiante equilibrio de la política internacional. Su fórmula para entender el pivote geográfico de la historia y controlar el “heartland” de la isla mundial (léase Asia Central) era lo único que podría limitar las que él consideraba evitables confrontaciones militares resultantes de cualquier cambio significativo en el equilibrio del poder global (Brotton, 2014). De manera visionaria, Mackinder previó la importancia geopolítica del corazón de Asia y de la ruta de seda, factores que están presentes de manera protagónica en la actual propuesta china globalizadora enmarcada en la denominada iniciativa de la Franja y la Ruta, la cual recoge la importancia de los estrechos y canales mencionados anteriormente. El consumo chino de recursos energéticos en la actualidad representa casi el 20% del consumo total de energía global. El rápido crecimiento de la demanda china de energía en los últimos años ha superado con creces su oferta interna. Dentro del proceso de reforma económica y apertura y en particular en el marco del proceso de urbanización, China requiere importar más de la mitad del petróleo que produce, por ende, se ha vuelto muy dependiente de varios países en el Medio Oriente y África. Es en ese contexto en el que debe garantizar su seguridad energética, por lo que la política energética de China hacia el Asia Central se ha vuelto ostensiblemente más importante, dada la abundancia de depósitos de petróleo y gas natural en esta área, sumado a la relativa estabilidad regional (Gómez, 2019). En ese orden de ideas, y teniendo en cuenta la importancia de fortalecer los puntos más vulnerables de las rutas para el comercio mundial, surge la iniciativa de la Franja y la Ruta o BRI por sus siglas en inglés (Belt & Road Initiative) que 92

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

representa un plan global de conectividad terrestre, marítima, aérea, energética y cibernética en una ruta terrestre y otra marítima que recuerdan por su recorrido las antiguas rutas de la seda. Allí las ciudades son los motores de ignición y los centros de operaciones. BRI involucra a 125 países (The Guardian, 2019), un área que cubre el 63 por ciento de la población mundial, el 30 por ciento del PIB mundial y el 24 por ciento del consumo de los hogares del mundo, y contiene alrededor del 75 por ciento de las reservas de energía conocidas (Chin & He, 2016, 283 y ss). El músculo financiero más importante es el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, BAII, creado en 2016 y el cual ya ha invertido más de 7.5 millones de dólares en diversos proyectos (Global Times, 2019). La nueva infraestructura física propuesta por China en el marco de la Franja y la Ruta busca romper los cuellos de botella en la conectividad existente, dando lugar, de una parte, a una reactivación en mayor escala de los principales estrechos marítimos del mundo (Suez, Ormuz, Malaca y Canal de Panamá), y, por otra parte, sacando a Asia Central de su aislamiento producto de una geografía que la ubica como la zona más lejana de cualquier área marítima del mundo y catapultándola a un nuevo estadio de desarrollo, al menos en materia de infraestructura física. El BRI, inicialmente denominado “One Belt, One Road”, hoy día le apuesta a lo que China ha catalogado como cinco conectividades en diferentes niveles: una mayor coordinación de políticas, la conexión en materia de infraestructura, la facilitación del comercio, una mayor integración financiera y la comprensión mutua entre los pueblos. La iniciativa ha sufrido cambios producto de políticas domésticas y coyunturas en el orden internacional que han implicado nuevas perspectivas sobre BRI y han posicionado más a unas ciudades que otras. Hoy día puede decirse que todas las políticas domésticas de China están atravesadas por un enfoque centrado en la Franja y la Ruta. Entre los cambios sustanciales se cuentan los siguientes: en primer lugar, OBOR (One Belt, One Road), como se le conoció en un principio, cambió de nombre cuando en 2018 adoptó el nombre oficial de BRI, en razón de las crecientes críticas de países occidentales en el sentido de que se trataba de la estrategia china para apoderarse del mundo. Por tal razón, el gobierno chino decidió dejar claridad en el nombre de que se trataba de una iniciativa y no una estrategia, lo cual le otorga un carácter más amigable y cooperativo. En segundo término, mientras al inicio de la propuesta (2013) el gobierno chino propuso como punto de partida Xi’an, siguiendo el modelo de la Ruta de la Seda que se inició en la antigüedad, en 2015 decidió trasladar dicho punto de partida Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

93


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

a Beijing, dado no solo su rol como ciudad capital de China, sino por ser parte del plan integral “Jing Jin Ji” que se inició en 2014 y abarca una población en su mayoría urbana conformada por 130 millones de personas, tiene una superficie de 212 mil kilómetros cuadrados y cubre las zonas aledañas a Beijing incluida la provincia de Hebei. Con el plan se asignan papeles económicos específicos a las ciudades: a Beijing se le asignó el rol de ciudad dedicada a la cultura y la tecnología de punta tras la expulsión de las industrias y el comercio del centro de la ciudad, en medio de un esquema de integración regional que buscaba descongestionar de tráfico automotor y polución esta metrópoli; a las áreas urbanas de la provincia de Hebei se ha trasladado el mercado de mayoristas que se ha transferido desde Beijing hacia ciudades más pequeñas de esa provincia; en la ciudad de Tianjin se han concentrado las manufacturas de la zona noreste de China, lo cual confluye con el hecho de que se trata a la vez del puerto más importante de la zona septentrional de china. Desde abril de 2015, este plan está dando así prioridad en el caso de Beijing a sus funciones clave en materia política, a convertirla en un gran centro cultural, y a la vez en que sea un polo de comunicación internacional y para la innovación tecnológica del más alto nivel (Xinhua, 2019). Otra modificación sustancial es el haber anexado proyectos de construcción de corredores económicos como el Corredor Económico China-Pakistán avaluado en 68 mil millones de dólares (New York Times, 2019), o el Corredor BangladeshChina-India-Myanmar, ambos con el claro objetivo de dar a China salida expedita al océano Índico. La iniciativa del BRI que se constituye así en una propuesta sujeta a modificaciones antes que una estrategia ya establecida, en 2018 en el marco de “Silk Road Node City 1.0” determinó, tras un análisis exhaustivo, una serie de ciudades nodo que sustentan la implementación y expansión de BRI. En total se trata de una clasificación de 252 ciudades la cuales están localizadas en 93 países, la gran mayoría en el sudeste asiático (22), Sur de Asia (21) y Europa del Este (16). El estudio estableció 30 indicadores para clasificar a las ciudades, entre los cuales se tuvieron en cuenta aspectos como si las ciudades pertenecen a estados que afiliados a organismos de cooperación regional, los cuales a su vez están clasificados de acuerdo a su nivel de importancia, de acuerdo la postura de Beijing, siendo en su orden BRICS, OCS (Organización de Cooperación de Shanghai) y BAII los organismos mejor calificados. A su vez, se tuvieron en cuenta otros aspectos como si la ciudad es un centro regional destacado en el orden nacional o fronterizo, cuál es u su nivel de relación con la(s) ciudad(es) más importantes del país al que pertenece; cuál es la tasa de crecimiento de la población urbana 94

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

prevista para la próxima década; cuál es su índice de competitividad global; cuál es la tasa promedio de crecimiento económico anual (en los últimos 5 años); cuál es el índice de libertad económica; el nivel de estabilidad monetaria y el grado de internacionalización financiera de dicha ciudad, entre otros indicadores (Tu, 2018). Los tres primeros lugares del análisis los ocuparon las ciudades de Moscú, Hamburgo y Bangkok. En el análisis es de resaltar el papel preeminente del océano Índico por albergar 84 ciudades que quedaron clasificadas en el marco del BRI, lo cual recuerda el argumento del geopolítico estadounidense Robert K. Kaplan en el sentido de que el Indico emerge como el corazón estratégico del mundo (Kaplan, 2010). En 2019 un grupo de académicos chinos del más alto nivel emitió el “Silk Road Node City 2.0 Indicator”, el cual comprende 351 ciudades ubicadas en 138 países con miras a hacer un análisis más abarcador que guíe la expansión del BRI. El estudio registra 52 niveles de ciudades nodo cuyos indicadores incluyen ahora asociaciones estratégicas (el gobierno chino clasifica las relaciones con cada Estado y allí las denominadas asociaciones estratégicas son muy valoradas), grado de influencia regional, nivel de liderazgo en materia de crecimiento económico y en políticas de comunicación, conectividad de sus instalaciones, facilidades para el comercio, intermediación financiera, y aspectos relativos a la comunicación entre esa ciudad y China. La conectividad de sus instalaciones refiere a examinar las funciones que tienen los ferrocarriles regionales en dicha ciudad. Se tiene también en cuenta en este análisis el número de ciudades amigables con China que posee cada país, lo que se denomina en la diplomacia de ciudades, “ciudades hermanas”. Las ciudades hacen eco de las diferentes características de la inversión en cada país y las necesidades de inversión de las empresas, por eso las áreas urbanas cobran un valor estratégico en esta perspectiva. El análisis de 2019 registra un claro interés por expandir el BRI a varios países de África, Oceanía y América Latina, dando un importante alcance a ciudades de más de un millón de personas y a ciudades portuarias, calificadas éstas según el registro de sus importaciones y exportaciones. Este estudio incluye una evaluación de las capitales de los países incluidos en la muestra. La implementación completa del BRI implica tomar en consideración estas ciudades nodo como puntos pivote de la iniciativa, los cuales están siendo acoplados con el diseño de cadenas de valor y la co-construcción de zonas de desarrollo. La ciudad nodo es entonces aquella área urbana con gran capacidad Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

95


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

de aglomeración y radiación en la zona donde se ubica, aunado esto a un gran potencial de crecimiento económico. Las ciudades nodo se configuran entonces como puntos de partida y de acoplamiento e implementación de la nueva ruta de seda china al constituirse estas ciudades en candidatas idóneas como zonas piloto de inversión. Allí la construcción conjunta de zonas de desarrollo es crucial, para ello China está diseñando varias áreas para la construcción de zonas de libre comercio, parques industriales y zonas para el desarrollo de la innovación. Se trata en el fondo de la elaboración de una estrategia espacial regional para cada zona determinada según la clasificación de ciudades que busca satisfacer en últimas el desarrollo estratégico nacional. En dicho contexto, el Sudeste asiático, Europa oriental y Europa occidental albergan las ciudades nodo más importantes. En la investigación se concluyó que las diez ciudades de mayor implicación estratégica para el BRI son en su orden: Singapur, Bangkok, Almaty, Moscú, Hamburgo, Estambul, Seúl, Budapest, San Petersburgo y Praga. Estas ciudades pertenecen a Estados que a su vez mantienen una relación estratégica para China como lo son Tailandia, Kazajistán, Rusia, Alemania, Turquía o Hungría. Y seis de las diez ciudades son portuarias o cercanas a áreas marítimas dotadas de puertos. Además, en una mirada por continentes, se encuentra en primer lugar una fuerte presencia de ciudades de Asia (188), su zona natural que incluye de manera destacada ciudades del sur de Asia (86), Asia occidental (42) y sudeste asiático (33). Le siguen ciudades europeas (81) que abarcan aquellas localizadas en el este (28), oeste (19) y sur (19) de ese continente. De África, se cuentan 50 ciudades. De América Latina entran en el análisis 17 áreas urbanas, en particular de Suramérica pertenecientes a Bolivia, Uruguay, Venezuela, Surinam y Guyana (Deng et al, 2019, 3 y ss.). Teniendo en cuenta que el objetivo general final es la construcción de zonas económicas, este cumple dos funciones centrales: es un mecanismo funcional a la facilitación de la inversión y el comercio de China con otros países, y en segundo lugar, y concomitante con lo anterior, reducirá los costos de las transacciones entre los dos países. En ese orden de ideas, las ciudades nodo más estratégicas en el marco del BRI necesitan el apoyo industrial de aglomeraciones urbanas nacionales que sean especialmente maduras, lo cual implica que en el caso de China las ciudades ubicadas hacia el este del país tienen más opciones de convertirse en ciudades nodo estratégicas dado su nivel de desarrollo y su crecimiento económico, con lo cual, gradualmente alcanzan un mayor nivel de internacionalización. Para ello, China 96

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

adelanta el proceso de coordinación de estrategias domésticas e internacionales para combinar y lograr sinergias en materia de inversión extranjera, y vínculos económicos y comerciales, lo cual redunda en el desarrollo industrial nacional. Además de la infraestructura física, China planea construir cincuenta zonas económicas especiales, siguiendo el modelo de la Zona Económica Especial de Shenzhen, que China lanzó en 1980 al inicio de sus reformas económicas bajo el liderazgo de Deng Xiaoping (CFR, 2019) y que la catapultó como la capital tecnológica de China. En el marco del BRI los canales de Suez y Panamá, así como los estrechos de Ormuz y Malaca entran a formar parte de la iniciativa, siendo puntos estratégicos para el futuro del comercio mundial. A pesar de los riesgos a que se ven expuestos, como se explicó al principio de este capítulo, China viene apostando por incorporarlos a su plan globalizador, ya que cumplen un papel fundamental en la ruta marítima de la seda. La apuesta china implica por ende un acercamiento político y económico con los países a que pertenecen dichos puntos. El contar con el canal de Suez implica un reforzamiento de las relaciones ChinaEgipto, lo cual se ha visto registrado en los últimos años con la financiación china de obras de infraestructura. Su iniciativa de la Franja y la Ruta hace uso de las vías terrestres y marítimas regionales y está en proceso de establecer una densa red de inversiones y relaciones comerciales con finalidad estratégica que son consideradas con creciente suspicacia desde Occidente. China es desde 2012 el primer socio comercial de Egipto, tras haber incrementado espectacularmente la inversión directa en el país, al comprometer 20.000 millones de dólares estadounidenses para la financiación del megaproyecto de construcción de la nueva capital administrativa de El Cairo (Sánchez, 2019, 25). El canal de Panamá es eje axial de la denominada por China “extensión natural de la Ruta de Seda”, haciendo referencia a la reciente anexión de América Latina dentro del proyecto BRI. Su ubicación estratégica que conecta a China con Centroamérica, países del Caribe y de Suramérica por la orilla atlántica implica a la vez un reposicionamiento del océano Pacífico. El estrecho de Ormuz es de gran importancia geoestratégica y está muy relacionado con la estrategia marítima de China, puesto que requiere la instalación de bases militares y logísticas en el Índico. lo que más importa a China es asegurar el suministro energético procedente de Irán, el cual es de grandes volúmenes entre el conjunto de países que suministran petróleo a China (de Carlos, 2019). El estrecho de Malaca resulta ser un punto de tal importancia que no en vano dentro del análisis de 2019 sobre las ciudades estratégicas del BRI los dos Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

97


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

primeros lugares entre las 351 ciudades los ocupan Singapur y Bangkok -la primera adyacente a él y la segunda, cercana a él-, lo que evidencia el altísimo nivel de relevancia de este estrecho para China. Singapur desempeña un papel vital en esta iniciativa. Su ubicación estratégica lo convierte en un centro de infraestructura asiático ideal, con un sólido grupo de empresas dedicadas al desarrollo de infraestructura. La clave de esto es su posición de liderazgo como centro financiero global: es el segundo centro de gestión de bienes más grande del mundo, el tercer mercado financiero más grande y un próspero centro de productos básicos. Esto lo ubica en un lugar único para la intermediación de flujos de capital y comercio vinculados con BRI. Así mismo, Singapur alberga muchas instituciones financieras y especialistas con la experiencia para emprender la estructuración y financiación de proyectos de infraestructura. Está a su vez Singapur en una posición sólida para complementar y aumentar la financiación que proporcionan organizaciones multilaterales como el AIIB. Respecto a Bangkok, BRI representa una oportunidad para acoplar su política de desarrollo nacional y regional a la iniciativa china. La construcción de la “Línea Trans-Asean” es un ejemplo, ya que se trata del ambicioso plan del gobierno para construir una red ferroviaria que conecte Tailandia con países como Singapur y China. El gigante asiático considera también la construcción de un canal de 120 km a través del istmo de Kra, la parte más estrecha de la península malaya en el sur de Tailandia, y la limpieza de rápidos que impiden el paso de barcos comerciales de tamaño mediano a lo largo del río Mekong. A través de la incorporación de los estrechos y canales más importantes del mundo para el comercio internacional, la iniciativa china de la Franja y la Ruta está representando un gran desafío para Estados de Occidente en términos del logro que puede representar el que China alcance el objetivo de que su industria desarrolle su propia cadena de suministro y aporte a otras grandes cadenas de suministro, en lo que puede considerarse una guerra logística con Occidente.

98

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Impactos y desafíos del sistema de gestión y control en seguridad BASC en el sector empresarial Carlos Alfonso Boshell Norman Jesús Eduardo Moreno Peláez Wisman Johan Díaz Castillo28 Resumen En el presente capitulo se analizaran la incidencia que genera en el control de la cadena de suministros de las empresas y por ende la incidencia en la competitividad de dichas empresas el sistema de gestión y control en seguridad BASC, en razón a que es en esta cadena donde se abarca el mayor porcentaje de etapas entre la materia prima y el consumidor final, antes bien, tal es la relevancia de la cadena de suministros que con ella se puede realizar control dentro de los procesos de exportación e importación respondiendo a los nuevos retos que generan las nuevas formas de criminalidad encaminadas a aprovecharse de las economías legales. En este sentido con el fin de que se logre estudiar este impacto este documento se dividirá en tres ejes temáticos, en primer lugar se describirá la importancia de la cadena de suministros dentro del comercio internacional, el segundo de estos ejes consiste en la descripción de los elementos o aspectos sobre los que impacta BASC y por último la forma en la cual la seguridad se entrelaza con el control de la cadena de suministros promovido por BASC. Palabras Clave: Comercio Internacional, Cadena de Suministros, BASC.

1. Introducción En el panorama que presenta la segunda década del siglo XXI —ampliamente diferente de los inicios de este— concurren diferentes escenarios, actores y amenazas, los cuales colocan en tela de juicio los factores o elementos considerados como motores de desarrollo en la actualidad. Piénsese en los fenómenos que mayor impacto han generado sobre el sistema internacional —por ejemplo, la globalización y la revolución de las telecomunicaciones y de la información— y en cómo la evolución de la tecnología, sumado a estos, ha propendido a convertir el planeta en una “tierra plana” (Fridman, 2009), lo cual ha impulsado considerablemente el comercio internacional y lo ha consolidado como una fuente de desarrollo para las empresas y las naciones. Por esta razón, este tema debe ser puesto en las agendas y políticas no solo de los Estados, sino también del sector privado.

28 Producto de investigación desarrollado en, patrocinada y financiado por BASC – Colombia. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

99


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Bajo esta comprensión, el comercio debe ser contemplado como un beneficio, si se aprovecha de la manera correcta, ya que permite a los países explotar sus ventajas comparativas (FAO, 2000), pues, dentro de un mundo cada vez más globalizado, la interacción entre empresas no se limita a las fronteras, sino que son otros los factores que determinan la forma en que estas interactúan. En efecto, gracias a los tratados de libre comercio, las dinámicas transfronterizas dejan su centro de órbita en los Estado nación y se asimilan más a bloques económicos. Cada una de estas nuevas características generan cuestionamientos sobre cuáles son los indicadores que inciden en la interacción de este escenario comercial, y se piensa que aquellas se rigen por las leyes de la oferta y la demanda, se colige que la competitividad es la principal de ellas. En este orden de ideas, la competitividad es una condición necesaria para que las economías puedan integrarse y mantenerse dentro del comercio internacional, lo que implica un gran reto para las empresas, ya que deben cambiar y mejorar sus modelos tradicionales de producción y comercialización (Valencia & Ortiz, 2017, p. 57). Este panorama económico evidencia múltiples mercados día tras día más competitivos, lo que representa un reto para las empresas ya existentes y para las iniciativas de construcción de nuevas, dado que deben buscar las herramientas más adecuadas que les permita tener una participación reconocible dentro de dichos mercados, una preocupación que no solo es del ámbito de la iniciativa privada, sino que debe tener detrás de sí el apoyo del Estado a través de una política pública clara e integral. Ello evidencia la importancia que tiene el desarrollo de estrategias tanto públicas como privadas para lograr mejorar las capacidades del sector empresarial de cada país. Dentro de tales estrategias se deben contemplar aquellas medidas que abarquen la mayor parte del proceso de comercialización, que va desde la recolección de la materia prima hasta la entrega al consumidor final. En este escenario, la cadena de suministro es la etapa de mayor impacto para mejorar la competitividad de las empresas; por lo que se deben contemplar aquellas herramientas que permitan lograr cumplir estos postulados, como el sistema de gestión y control en seguridad (Business Alliance for Secure Commerce, en adelante, BASC). Con base en cada uno de estos criterios, la pregunta de investigación que guía el desarrollo de este capítulo es la siguiente: ¿Cuál es el impacto que genera la aplicación del sistema de gestión y control en seguridad (BASC) en el sector empresarial colombiano ante los retos y amenazas dentro del comercio 100

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

internacional? Para resolver este interrogante es necesario desarrollar los siguientes ejes temáticos: a) un análisis de la relevancia de la cadena de suministros dentro del comercio internacional, b) un análisis del BASC y c) una comparación entre la implementación del sistema y la mejora en competitividad en el comercio internacional desde el caso colombiano.

2. El papel de la cadena de suministros dentro del comercio internacional Con el fin de establecer la importancia que adquiere para el comercio internacional la cadena de suministro, se debe comenzar por determinar cuál de las etapas dentro del comercio internacional puede ser objeto de mejora para el caso colombiano y, de esta manera, aprovechar los diferentes mercados en los cuales (gracias a la cooperación internacional) puede ingresar Colombia y su sector empresarial. Con el fin de establecer cuál de esas etapas debe ser el foco de las transformaciones del sector público y empresarial en Colombia, se debe tomar como punto de referencia aquella que tenga mayor incidencia dentro del intercambio de bienes y servicios. En este caso, la cadena de suministros es la etapa que tiene esta característica, dado que cubre los diferentes procesos que integran el intercambio, desde la materia prima hasta el producto final que es llevado al consumidor. La importancia de esta etapa en el comercio internacional se refuerza debido a que abarca todas las actividades asociadas con el flujo y transformación de bienes e información asociada desde la fase de materias primas hasta el usuario final. Es esencialmente un conjunto de proveedores y clientes conectados; donde cada cliente es a su vez proveedor de la siguiente organización “aguas abajo” hasta que el producto terminado alcanza al usuario final (Vilana, 2011, p. 6)

De esta manera, la cadena de suministros no se limita a procesos netamente internos dentro de la empresa, sino que en sus fases identifica aquellos procesos adicionales que intervienen tanto de forma previa como posterior. Esto implica que, dentro de las dinámicas del comercio internacional, esta cadena de suministros abarque prácticamente todos los procesos inmersos en el intercambio de bienes y, en algunos casos, también de servicios29 , todo lo cual refuerza la consolidación 29 “El transporte de carga terrestre es una de las actividades de la cadena de suministros que tienen mayor importancia en el desarrollo del comercio internacional, si las compañías de transporte de carga terrestre se vieran involucradas en el tráfico de drogas por medio del método de contaminación en la carga, esto traería consecuencias graves para la imagen y reputación de la organización, posteriormente sus operaciones disminuirían y la contratación por empresas que exporten se vería reducida, afectando su competitividad frente a empresas certificadas en BASC, C-TPAT u OEA que previenen estos actos, Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

101


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

de esta etapa como foco de la transformación del sector público y empresarial en cuanto a los retos del comercio internacional. Esta cadena de suministro, dentro del comercio internacional, adquiere connotaciones más relevantes al ser una parte fundamental de las cadenas de valor, debido a que es un producto de la reducción de los costos de transporte y la revolución de la tecnología de la información cuyos avances han brindado a las empresas la capacidad de coordinar sus necesidades de producción en tiempo real, sin importar la ubicación geográfica del productor (Stephenson, 2014, p. 1)30. Resulta evidente, en consecuencia, que la cadena de suministros se consolida como la etapa prevalente dentro del comercio internacional, por consiguiente, es a través de un adecuado sistema de control y seguridad en la cadena de suministros que se logra mejorar las capacidades en cuanto a las demandas de competitividad que los mercados internacionales imponen.

3. Importancia del BASC Dada la importancia de la cadena de suministros para el comercio internacional y como esta debe ser esta la etapa para la cual el sector empresarial y los Estados generen mayores políticas encaminadas a su mejoramiento (con el fin de obtener estándares de competitividad), en el desarrollo de este apartado se describe cada uno de los argumentos y razones que permiten encontrar en el sistema de control de la cadena de suministros (BASC) la herramienta adecuada para cumplir con esta finalidad.

3.1. Antecedentes del BASC La primera iniciativa de seguridad en la cadena de suministro se encuentra en el año 1996 por parte de la Asociación Empresarial Anticontrabando, con un enfoque en actividades antidrogas y anticontrabando cuya metodología se basaba en listas de chequeo. Luego aparece, en el 2001 la Customs Trade Partnership Against Terrorism (C-TPAT) del US Customs and Border Protection, cuya misión es la de prevenir el ingreso de terroristas, cualquier forma de contrabando y ubicar y neutralizar la amenaza31. además de las consecuencias internacionales por nexos con organizaciones que delinquen con el tráfico de drogas...” (Bermúdez Triana, 2018). 30 Esta autora resalta que las autoridades competentes deben tener en consideración una adecuada política pública respecto de la cadena de suministros y su prevalencia dentro del comercio internacional al integrarse dentro de la cadena de valor, lo que evidencia la importancia que los legisladores (autoridades públicas) tienen para la construcción de políticas comerciales apropiadas (Stephenson, 2015, p. 1). 31 Esta organización pasa de un control en sus fronteras antes del 2001 (narcóticos, polizones y contrabando) a un escenario en el que el terrorismo es el principal objetivo, si bien continúa con el

102

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

En el 2005, la Organización Mundial de Aduanas (OMA) presenta su programa seguro denominado Marco SAFE, cuyos principios y objetivos buscan establecer normas que proporcionan seguridad a la cadena de suministro. Los principios básicos de este programa se fundamentan en la información anticipada, la gestión de riesgos, las revisiones no intrusivas y las alianzas estratégicas, con base en dos pilares que son “aduana-aduana” —que busca reconocimiento mutuo público, especialmente, entre los Estados— y “aduana-empresa” —que busca el reconocimiento del sector público, en cabeza del órgano de comercio exterior en cada país, para las empresas que demuestren buenas prácticas de seguridad en su cadena de suministro (Organización Mundial de Aduanas, 2018, p. 3)—. La Organización Internacional de Normalización (en adelante, ISO) promulga la ISO 28000 de 2007 sobre la seguridad en la cadena de suministro (Icontec, 2008), cuyo objetivo es proporcionar un marco de buenas prácticas para reducir los riesgos para las personas y las cargas en esta etapa .32 Otra de las normas ISO que se relaciona con la cadena de suministro es la ISO 31000 de 2011 sobre gestión de riesgos (Icontec, 2011), que es la base para diferentes normas relacionadas con el tema, entre ellas, la BASC. La ISO 31000 enfatiza en el carácter dinámico de la gestión de riesgos, lo cual significa que se trata de una labor que exige constantes revalorizaciones y cambios para ser eficaz, ya que está regida por factores culturales, tecnológicos, de mercado, legales, etc. Esto puede ocurrir de forma distinta en diferentes niveles de la organización. Las directrices para la identificación, el análisis y la evaluación del riesgo han quedado más claras en esta nueva versión, que facilita la comprensión de cómo hacerlo, sin embargo, el estándar ya no indica herramientas o métodos específicos, ya que la gestión de riesgos debe estar alineada con el contexto de la organización, que utiliza como referencia la ISO 31010, norma sobre técnicas para evaluación de riesgos (Icontec, 2013).

control de narcóticos, polizones y contrabando. Entre sus actividades se contempla la identificación de la actividad, los actores, las vulnerabilidades que puedan presentar y los controles a implementar, teniendo en cuenta los asociados de negocios, seguridad del contenedor y de la carga, los controles de acceso físico, la seguridad del personal, los procedimientos de seguridad, la seguridad física, la seguridad en las tecnologías de la información, el entrenamiento de seguridad y la concientización sobre amenazas. 32 Esta norma trata de temas potenciales de seguridad en todas las fases del proceso de suministro, centrándose especialmente en las áreas de logística para identificar amenazas de terrorismo, fraude y piratería, entre otras. También se concentra en mitigar los efectos de los incidentes de seguridad. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

103


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Por su parte, la norma ISO 22301 de sistemas de gestión de la continuidad del negocio (Icontec, 2012) es una norma internacional basada principalmente en la norma británica BS 25999, que proporciona a las empresas las líneas básicas para gestionar la continuidad del negocio en caso de producirse un impacto o desastre. La normativa prepara a las organizaciones para que puedan soportar cualquier situación de riesgo y continuar adelante sin problemas; en su articulado se recoge la aplicación de controles y medidas para gestionar los riesgos. En el 2009, Colombia se adhiere al marco SAFE de la OMA, por lo cual se expide el Decreto 3568 de 2011 (Colombia, Presidencia de la República, 2011) que establece el Operador Económico Autorizado en el país. Luego se emite la Resolución 015 de 2016 que, en su artículo 4, da las directrices para los exportadores. Por otra parte, la Resolución 067 de 2016 establece los requisitos para importadores, y con la Resolución 4089 de 2018 se establecen los requisitos del operador económico autorizado (OEA) para agencias de aduanas. De acuerdo con los lineamientos propuestos por la Organización Mundial de Aduanas, se entiende el OEA es la autorización que otorga la aduana a una empresa que demuestra estar comprometida con la seguridad en toda su cadena de suministro, gracias al cumplimiento de requisitos en esta materia y a un historial satisfactorio de obligaciones aduaneras.

Figura 9. Normatividad internacional sobre seguridad en la cadena de suministros. Fuente: Elaboración propia

3.2. Conceptualización del BASC El BASC (en español, Alianza Empresarial para un Comercio Seguro) es una iniciativa global de seguridad para las cadenas de suministro, cuya misión 104

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

es generar una cultura de seguridad en estas, mediante la implementación de sistemas de gestión e instrumentos aplicables al comercio, a sectores relacionados y a otras empresas que deseen gestionar los controles operacionales básicos para una operación segura. Su objetivo es promover el comercio internacional seguro y evitar contaminación de la carga, lavado de activos, contrabando de mercancías, terrorismo y cualquier otra actividad delictiva. Sus requisitos para un sistema de gestión en control y seguridad están diseñados para que empresas de todos los tamaños, independientemente de la naturaleza de sus actividades, los puedan utilizar. BASC Nació como una alianza anticontrabando, creada en 1996, a partir de la iniciativa de Fermín Cuza, reconocido como un importante líder en la comunidad del comercio internacional en los Estados Unidos. Cuza, quien en ese entonces trabajaba para una empresa norteamericana, presentó ante George Weise, comisionado del Servicio de la Aduana de los Estados Unidos en Washington D. C., una propuesta con el objetivo de implementar mecanismos y procedimientos para evitar que su empresa fuese utilizada por organizaciones ilícitas para el transporte de narcóticos y, así, darle fin a la larga lista de experiencias con robos y cargamentos contaminados de empresas de todos los sectores. De igual forma, para complementar y fortalecer el BASC, se crearon los programas Carrier Initiative Program (CIP) y Land Border Initiative Program (LBCIP), a partir de la iniciativa de fomentar una mentalidad enfocada a la implementación de medidas preventivas más que represivas en lo que concierne a las empresas productoras. Este nuevo concepto produjo la primera alianza aduana-sector privado, enfocada en la seguridad de la cadena de suministro, que abordaba todos los actores que participaban en ella.

3.3. Expansión de la iniciativa BASC Para ese mismo año, una empresa ubicada en Colombia contactó a la Aduana de los Estados Unidos con el fin de participar de la alianza y, de esta forma, se consolidó rápidamente como la primera organización de Suramérica en establecer el programa BASC. Por esta razón, en 1997 fue seleccionada por la Aduana de los Estados Unidos como plan piloto. Con el apoyo de esta última, se logró promover una experiencia exitosa y, gracias a la confianza de los empresarios líderes que creyeron en la iniciativa, más el apoyo de los gobiernos de la región, las aduanas y las autoridades, el programa logró expandirse de manera progresiva en Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

105


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Latinoamérica. Gracias a esta gran expansión y a la necesidad de contar con un ente internacional que velara por el funcionamiento y credibilidad del programa a nivel global, en el 2002 se constituyó en el estado de Delaware, World BASC Organization (WBO), una entidad sin ánimo de lucro cuya misión es generar una cultura de seguridad a través de la cadena de suministro, mediante la implementación de sistemas de gestión e instrumentos aplicables al comercio internacional y sectores relacionados. La iniciativa BASC es el reflejo del compromiso de las empresas por mejorar las condiciones de su entorno; asimismo, contribuye a desalentar aquellos fenómenos que desfavorecen los intereses económicos, sociales y comerciales de los países miembros de la organización.

3.4. Redimensionamiento de BASC Para el 2003, la organización mundial BASC, gracias a la aplicación de un nuevo enfoque de protección y seguridad integral, emite su primera versión de la norma, la cual fue actualizada en el 2005 con la segunda versión. Para el 2008 aparece la tercera versión, en la cual se integra la primera parte de los requisitos C-TPAT (Customs-Trade Partnership Against Terrorism), mientras que en la cuarta versión, en el 2012, se integró la segunda parte del C-TPAT. Ahora bien, para el 2017 se presentó la quinta versión, cuyo objeto fue establecer, documentar, implementar, mantener y mejorar el sistema de gestión en control y seguridad, así como asegurar el cumplimiento de los compromisos, para lo cual se mantuvo el C-TPAT y se implementó el operador económico autorizado (OEA), entre otros. La BASC fue concebida de tal forma que se puede integrar con otras publicaciones o normativas (que brindan más información u orientación), a las cuales hace referencia explícita o implícitamente, tales como las siguientes:

a) WCO SAFE Framework of Standards / World Customs Organization b) WTO Trade Facilitation Agreement / World Trade Organization c) C-TPAT Customs Trade Partnership Against Terrorism d) ISPS/PBIP International Ship and Port Facility Security f) US FCPA Foreign Corrupt Practices Act 106

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

g) ISO 9000 vocabulario h) ISO 9001 i) ISO 17712 j) ISO 19011 k) ISO 31000 l) ISO 37001 m) ISO 27001 información

Sistemas de gestión de la calidad. Fundamentos Sistema de Gestión de la Calidad Estándares de sellos mecánicos para contenedores Auditorías Internas de Sistemas de Gestión Gestión de Riesgos Sistema de gestión antisoborno Especificaciones para la seguridad de los sistemas de

Como norma de alto nivel, la BASC constituye un marco general para la implementación del sistema de gestión en control y seguridad (con estas normas referidas que les permiten a las organizaciones una integración más efectiva). Gracias a esto, las empresas pueden utilizar una metodología de enfoque basado en procesos, gestión de riesgos y mejora continua. Además, su operación se aplica según estos Estándares Internacionales de Seguridad BASC: • 5.0.1 Empresas con relación directa con la carga y con las unidades de transporte de carga • 5.0.2 Empresas con relación indirecta con la carga y con las unidades de transporte de carga • 5.0.3 Empresas que deseen gestionar controles operacionales básicos de seguridad Tales estándares establecen el marco para los controles operacionales al alcance de las empresas en la cadena de suministro.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

107


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Figura 10. Evolución de la normatividad BASC. Fuente: BASC (2018)

3.5. Impacto de la BASC en el sector empresarial Tomando como referencia la investigación que realizó la Universidad de Stanford a nombre del Instituto de Fabricación Peleg Gillai (Bhat & Sept, 2006), cuyo informe fue publicado en el documento “Innovadores en el suministro, cadena de seguridad: una mejor seguridad impulsa el valor comercial (julio 2006)”, se puede evidenciar que tras invertir en la seguridad de la cadena logística mejora la seguridad de los productos (reducción 38 % hurtos y pérdidas), mejora de la gestión de inventario (14 % reducción de exceso de existencias), (12 % de distribución puntual) mejora de la visibilidad de la cadena logística (50 % acceso datos cadena logística, aumento 30% puntualidad información envíos), mejora de la velocidad (reducción de 29 % de periodo de tránsito, reducción del 28 % en interfaz del plazo de expedición); mayor satisfacción del cliente (reducción del 26% en abatimiento del cliente y aumento del 20 % en el número de nuevos clientes). (Hidmo, 2016)

Lo que demostró el estudio realizado por la Universidad de Stanford a nombre del Instituto de Fabricación Peleg Gillai es que cuando una organización realiza una inversión en seguridad, esta se verá compensada en el cumplimiento de sus objetivos y recibirá unas ventajas que le permitirán mostrar y entregar un plus en su cadena de valor.

108

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

4. Lineamientos implementados por la normatividad BASC para el control del riesgo en la cadena de suministros Teniendo en cuenta el desarrollo normativo de BASC junto con la relevancia que tiene para el sector empresarial, en especial, para el caso colombiano, en los siguientes apartados se especificará cada uno de los lineamientos y componentes que integran este sistema, con el fin de ahondar en su impacto respecto del control de riesgos en la cadena de suministros.

4.1. Establecimiento y administración del riesgo Las nuevas dinámicas de la seguridad en Colombia han representado un importante auge en la gestión del riesgo, así como el surgimiento de nuevos fenómenos que amenazan la seguridad, demandantes de esta fuerza de trabajo ocupada en un constante análisis, vanguardia y actualización para velar por un entorno seguro y confiable. De este escenario surgen aliados estratégicos entre entidades gubernamentales nacionales o internacionales, que se han convertido en un importante elemento para hacer frente a todas las amenazas que afectan la seguridad de cada uno de los procedimientos que se ejecutan en la cadena de suministros. Esto les ha exigido a los sectores una constante modernización en las normas, ordenamientos y esquemas de mejoramiento continuo, a causa del significativo crecimiento que ha ganado esta gestión de seguridad debido a su importancia comercial.

4.2. Incentivar la cultura de seguridad Dado el surgimiento de nuevas estrategias y alianzas impulsadas desde el sector privado para la prevención y control de las amenazas presentes en el mundo contemporáneo que atacan la cadena de suministros, la cultura de seguridad ha cobrado un nuevo valor de preponderancia y beneficio para las empresas. La norma internacional BASC ha sido un ejemplo claro, con bastantes casos exitosos en el mundo, gracias a la implementación y desarrollo de la cultura de seguridad integral con énfasis en la cadena de suministro, así como de sistemas de gestión e instrumentos aplicables al comercio internacional y a distintos sectores de la economía. Todo ello ha redundado en una mayor seguridad y en el aumento de las competencias a nivel nacional e internacional tanto para las empresas como para los países. En relación con lo dicho anteriormente, es valioso recalcar que se pretende Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

109


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

analizar la importancia de BASC en las empresas, tomando como referencia los beneficios y ventajas que estas normas representan dentro de todo el proceso operativo que desarrollan y las constantes amenazas que están firmemente buscando permearlas. El surgimiento de una serie de nuevas problemáticas para la seguridad en el mundo ha generado una gran iniciativa global para dar solución y prevención a cada fenómeno relacionado con este tema. Debido a esto, se han materializado distintas normas, acuerdos y estándares para el mejoramiento de la seguridad en sus distintos niveles. A razón de la diversidad de campos en los que se deben aplicar, es de gran importancia que estas normas sean instauradas para el mejoramiento de una amplia gama de servicios, pues representan, además, un puente estratégico y geopolítico para evitar la realización de actividades ilícitas asociadas al terrorismo, el tráfico de drogas, el lavado de activos y el contrabando, entre otras.

4.3. Fortalecimientos de alianzas público-privadas Del mismo modo se puede ver cómo la organización mundial BASC se ha solidificado como modelo internacional de programas de cooperación, gracias a la asociación exitosa entre el sector empresarial, aduanas, gobiernos y organismos internacionales que lograron fomentar procesos donde la prioridad es la seguridad en su contexto más amplio y diverso. Esta forma de cooperación se fundamenta principalmente en un intercambio permanente de prácticas conjuntas, información y capacitación, lo cual ha permitido a las partes de todo el mundo incrementar sus conocimientos y perfeccionar sus prácticas, en un esfuerzo por mantener empresas de distintos sectores libres de cualquier actividad ilícita o que vaya en contra de la seguridad. Es por esto que la World BASC Organization ha ganado valor en distintos escenarios: su capacidad de ir a la vanguardia de las necesidades de distintos sectores le ha permitido generar acciones más específicas para otros sectores, de forma que se garantiza que los servicios de cualquier empresa sean sometidos a una estricta vigilancia en todas las áreas. También las alianzas han jugado un papel clave, puesto que en combinación con los diversos sistemas y procesos rigurosamente diseñados para las necesidades de las partes interesadas, han logrado desalentar fenómenos y problemáticas que perjudican los intereses económicos, fiscales y comerciales de cada país. Un buen ejemplo de ello es el fortalecimiento de las relaciones BASC - Aduana de los Estados Unidos, con lo cual se logró crear una sociedad a un nivel más alto, sutil y profesional, apoyada en un trabajo conjunto para beneficio del comercio legítimo. 110

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

BASC ha logrado, además, posicionarse como un aliado estratégico importante en temas de seguridad en la cadena logística a nivel mundial, siendo así incluido como referencia en la guía de validadores de operador económico autorizado (OEA), reconocimiento otorgado por la Organización Mundial de Aduanas (OMA) como un importante programa de seguridad global. Esto se reflejó en la XXI Reunión del Grupo de Trabajo WCO-SAFE, tema OEA, que tuvo lugar en abril de 2019, en Bruselas (Bélgica), y que continuará en Dubái, en marzo de 2020 (WCO, 2011).

4.4. Generar confianza y credibilidad en el sector público-privado El surgimiento de la BASC refleja el compromiso de las empresas ante una gran necesidad surgida en el escenario internacional, dado que las iniciativas gubernamentales no son una completa garantía para que las empresas crezcan, se fortalezcan y mejoren las condiciones de un entorno seguro. Es claro cómo la seguridad se ha afianzado y reinventado en su forma de hacer frente a las necesidades del mundo moderno con innumerables variaciones de tipo profesional, teórico y tecnológico, que le han permitido situarse como una prioridad para la constitución de comunidades más estables y mejores sociedades. Es por este motivo que en Colombia, a raíz de su pasado marcado por la violencia y el fenómeno de inseguridad y conflicto armado que ha padecido por más de cincuenta años, la seguridad se sitúa como un factor altamente apreciado, que una se vez se alcanza genera confianza, una condición indispensable para el sector empresarial. La confianza, entonces, se origina en actividades que benefician a las organizaciones públicas y privadas y a las personas naturales o jurídicas. En efecto, la iniciativa que ha impulsado y fortalecido a la norma BASC refleja el compromiso de las empresas por mejorar las condiciones de su entorno y, a su vez, demuestra la importancia que tiene la implementación de la norma para el mejoramiento continuo de todos los procesos de estas. Es por esto que la llegada de la norma BASC a Colombia significa una oportunidad muy valiosa para que las compañías puedan mejorar sus procedimientos ante amenazas de seguridad. Con el cumplimiento de los lineamientos estipulados tales riesgos pueden ser mitigados de forma efectiva, lo que representa una ventaja en el aspecto competitivo de un mercado en amplio crecimiento, donde el cliente cada vez es más cuidadoso ante los detalles y el valor que cada negocio puede ofrecerle.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

111


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Los beneficios propios de cada compañía se verán reflejados en la prestación de un mejor servicio y con amplias garantías de carácter interno, lo cual, a su vez, promueve el mejoramiento continuo de la compañía mediante un acompañamiento detallado, programas de formación, auditorías y, sobre todo, la concientización para todo el personal de la importancia de las normas BASC. Cuando estas son aplicadas en las organizaciones, se facilitan sus servicios y se solidifican las virtudes propias e integrales de un compilado de actores que confluyen en pro de la seguridad del país, lo cual le cierra la puerta a las amenazas de gran afectación para Colombia y el mundo. A mediano y corto plazo, se identificarán las mejoras, beneficios y ventajas que se establecen en aspectos de seguridad dentro del servicio y accionar interno de las empresas al certificarse en la norma internacional BASC. A continuación, se plantea un esquema de análisis donde se apreciarán las diversas potencialidades y ventajas específicas que otorga a las empresas la certificación en la norma BASC. Así es posible acceder a una percepción práctica y útil de las amenazas reales que se evitan mediante la mencionada certificación internacional.

5. Principios y valores que promueve la World BASC Organization Los principios y valores permiten orientar el comportamiento en función de realizarnos como personas: son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir, apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras o un comportamiento en lugar de otro. También son fuente de satisfacción y plenitud que nos proporcionan una pauta para formular metas y propósitos, ya sean personales o colectivos, pues reflejan nuestros intereses, sentimientos y convicciones más importantes; se refieren a necesidades humanas y representan ideales, sueños y aspiraciones, con una importancia independiente de las circunstancias. Por ejemplo, aunque seamos injustos, la justicia sigue teniendo valor, lo mismo ocurre con el bienestar o la felicidad. De todas maneras, existe un código universal que establece lo que está bien o mal y que, por tanto, influye de manera directa en la adopción o no de esos principios. Estos son los principios que promueve la organización mundial BASC: 1.Ética: De acuerdo con la moral y la buena conducta, sabremos qué cosa es buena y qué cosa es mala, si alguien es respetable o corrupto, leal o indigno. La ética propone la valoración de acciones o situaciones, por lo tanto, será esta misma la que guiará nuestro comportamiento y la que aparezca en momentos 112

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

que sea necesario obtener una guía de cómo se debe actuar en determinadas oportunidades. 2. Confidencialidad: “Los funcionarios y directivos, deberán mantener en total reserva la información compartida por las distintas empresas constituyéndose de esa manera en guardianes de la información”. Es la propiedad que ostenta algún tipo de información, mediante la cual se garantiza que a ella solo accedan aquellas personas que estén autorizadas, por consiguiente, no será revelada ante aquellos que no cuenten con la autorización. 3. Honestidad: Valor o cualidad propia de los seres humanos, que tiene una estrecha relación con los principios de verdad, justicia e integridad, de acuerdo con la cual se procura siempre anteponer la verdad en sus pensamientos, expresiones y acciones, y desarrollar autoconciencia significativa y coherente con lo que piensa. 4. Responsabilidad: Virtud que puede observarse cuando una persona consciente de sus actos sabe que estos son la causa directa o indirecta de un hecho, por el cual puede ser imputable. Los valores son importantes por sí mismos, por lo que son, lo que significan, lo que representan y no por lo que se opine de ellos. Actitudes y conductas están estrechamente relacionados, y cuando hablamos de actitud nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento de acuerdo con nuestros principios, creencias, sentimientos y especialmente con nuestros valores. Los valores se traducen en pensamientos, conceptos o ideas, pero lo que más se aprecia es el comportamiento, lo que hacen las personas valiosas, ya sean de tipo natural o jurídico, lo hacen de acuerdo con los valores en los que creen. Las entidades y las personas valen lo que valen sus valores y la manera como los viven. Pero los valores también son la base para vivir en comunidad y relacionarse con los demás. Permiten regular la conducta para el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa. Quizás por esta razón se tiene la tendencia a establecer relaciones según reglas y normas de comportamiento, pero en realidad son decisiones, es decir, se decide actuar de una manera y no de otra con base en lo que es importante para cada individuo como valor. Decidimos creer en eso y estimarlo de manera especial. Al llegar a una organización con valores ya definidos, de manera implícita asumimos aceptarlos y ponerlos en práctica. Es lo que los demás miembros de la organización esperan de nosotros, ahora imaginemos lo que nuestros socios en la cadena de suministros.

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

113


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

En una organización, los valores son el marco del comportamiento que deben tener sus integrantes, y dependen de la naturaleza de la organización (su razón de ser); del propósito para el cual fue creada (sus objetivos); y de su proyección en el futuro (su visión). Para ello, deberían inspirar las actitudes y acciones necesarias para lograr sus objetivos, es decir, los valores organizacionales se deben reflejar especialmente en los detalles de lo que hace diariamente la mayoría de los integrantes de la organización, más que en sus enunciados generales. Si esto no ocurre, la organización debe revisar la manera de trabajar. En efecto, la organización mundial BASC promueve los siguientes principios y valores: 1. Credibilidad: “El accionar de los funcionarios y directivos deberá conducir a mantener la credibilidad del BASC en todos los niveles, tanto nacional como internacionalmente”. Promover cualidades y condiciones para que sea un objetivo la veracidad de todas las actuaciones desarrolladas. 2. Imparcialidad: “Los funcionarios y directivos deberán ser imparciales en la toma de sus decisiones”. Apoyar el concepto de la justicia para que las decisiones se tomen siguiendo criterios objetivos, sin dejarse llevar por influencias de otras opiniones, prejuicios o bien por razones que de alguna manera se caractericen por no ser las apropiadas. 3. Transparencia: “Los funcionarios y directivos manejarán información libre de dudas y sus conceptos deberán ser emitidos con claridad y precisión”. Tener la capacidad para que los otros entiendan claramente sus motivaciones, intenciones y objetivos; igualmente este principio se enfoca en llevar a cabo prácticas y métodos que estén a la disposición pública, sin tener nada que ocultar. 4. Servicio con enfoque al asociado: Facilitar el desarrollo de actividades que se lleven a cabo para responder y satisfacer las necesidades de los asociados, así como acompañarlo en todo momento para el cumplimiento de sus objetivos. 5. Coherencia: Propiciar la existencia de una relación lógica entre las diferentes partes de una afirmación, entre las diferentes afirmaciones o posturas que se tengan. 6. Justicia: Promover la capacidad que se posee para guiar los actos bajos los valores de la verdad y la equidad, tanto para con los otros, como para con uno mismo. 7. Eficacia: Respaldar la optimización de procedimientos, así como la capacidad y habilidad para obtener los mejores resultados y cumplir los objetivos establecidos. 114

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

8. Trabajo en equipo: “Los funcionarios trabajarán comprometidos en mantener un ambiente propicio para la comunicación, el compromiso y la responsabilidad hacia las empresas auditadas, el capítulo BASC al cual pertenecen y la OMB”. Promover el esfuerzo integrado de un conjunto de asociados de negocios, sea a nivel interno o externo para la realización de un proyecto u objetivo. 9. Austeridad: Incentivar la sencillez y moderación, así como el acatamiento riguroso de las normas morales por parte de los individuos. 10. Profesionalismo: “Los funcionarios deberán observar las leyes, normas y disposiciones que regulen y desarrollen los principios fundamentales del Capítulo BASC y la OMB”. Promoción de las buenas prácticas del comportamiento y actitudes que se rigen por las normas del respeto, la mesura, la objetividad y la efectividad en la actividad que se desempeña. 11. Cultura de prevención: Impulso al desarrollo de ideas, comportamientos, símbolos, preparación y prácticas sociales, con lo cual se busca evitar de manera anticipada un riesgo, un evento desfavorable o un acontecimiento dañoso. 12. Integridad: “Los funcionarios y directivos deberán ser personas honestas y dignas, de la más absoluta confianza de la entidad a la cual están vinculados”. 13. Excelencia: “La tarea que realicen los funcionarios deberá ser excelente y profesional”.

6. Ventajas y beneficios de obtener el certificado BASC Después de años de hacer el seguimiento de las diferentes organizaciones que se han certificado en el cumplimiento del sistema de gestión y control en seguridad BASC, se evidencia que han adquirido, aprendido y desarrollado la cultura en seguridad: han buscado el aseguramiento de sus procesos, siguen estructurando y fortaleciendo sus alianzas público-privadas, siguen recibiendo reconocimientos como actores seguros y confiables en la cadena de suministro y han potenciado sus principios y valores. Además de estos beneficios y ventajas obtenidos por las empresas al certificarse, está también el prestigio que les brinda la membresía de World BASC Organization (en adelante, WBO), ya que representa una distinción de gran reconocimiento internacional para clientes, empleados y asociados de negocio. Al entrar al selecto grupo de empresas BASC, se obtiene la certificación de su Sistema de Gestión en Control y Seguridad (SGCS) y las empresas son incluidas Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

115


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

en la base de datos de organizaciones certificadas por la WBO y de Beneficiarios de Memorando de Entendimiento con Aduanas. Esto les da una garantía ante entidades de control y organismos internacionales y evidencia también una disminución de costos y riesgos derivados del control de sus procesos, transferencia de conocimiento y experiencia en seguridad de la cadena de suministro. Por otra parte, la WBO, además de contar con la disponibilidad de equipos de auditores competentes para la implementación y seguimiento del SGCS, tiene a disposición amplios programas de capacitación y mejora continua en la aplicación de su normativa. Esto garantiza para las empresas la posibilidad de mantenerse actualizadas de acuerdo con sus intereses y áreas de trabajo, lo cual las sitúa a la vanguardia de las necesidades en los sectores representativos. Otra ventaja que representa la certificación BASC es el acceso a información exclusiva de interés relacionada con actividades de comercio internacional, intercambio de experiencias, alertas sobre focos de fraude aduanero, contrabando, terrorismo, tráfico ilícito de estupefacientes y desvío de productos químicos. El hecho de que los criterios de seguridad BASC estén disponibles para todos los actores de la cadena de suministro facilita las actividades desarrolladas por las empresas en distintos sectores, permitiéndoles explorar nuevos servicios en un mercado de amplia competencia y liderar campos específicos de trabajo e innovación en materia de prevención y gestión de riesgos. De esta manera, la BASC fomenta un intercambio e interacción proactiva con distintos sectores públicos y privados, incluso con las Fuerzas Armadas, a partir de la aplicación y difusión de experiencias de las distintas empresas certificadas en escenarios dispuestos para trabajar de forma estratégica con el ánimo de generar una relación integral. La organización internacional BASC ejerce una gran influencia en las empresas, brindando un nuevo planeamiento estratégico de sus riesgos, que es ejecutado y monitoreado por especialistas para que la gestión sea objetiva y medible en cuanto a resultados, con el fin de que los estándares se mantengan y la cultura de seguridad generada en la empresa afecte positiva y constantemente su cadena de suministro. La importancia que conlleva la implementación de este sistema para las empresas dentro del desarrollo de sus actividades en general son claras, y cobran una validez mayor debido a la realidad de los factores que pueden vulnerar en cualquier momento la seguridad de los asociados de negocio, de las unidades de carga y de transporte, de los procesos de manejo de carga, de los procedimientos 116

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

realizados por el personal, del control de acceso y seguridad física y de los procesos relacionados con la tecnología y la información.

7. BASC en el escenario de los desafíos del comercio internacional contemporáneo Consecuentemente con los planteamientos que hemos encontrado a lo largo de este libro, encontramos que el tema de la seguridad ha ido cobrando cada vez mayor importancia, por el temor de que materialización de las amenaza afecte no solo a una empresa, sino a toda una cadena de suministros. Esto se debe precisamente a las condiciones cambiantes del sistema internacional, donde las organizaciones delincuenciales se han tecnificado y han innovado en la gestación de nuevos métodos para intervenir ilícitamente sus objetivos. Frente a esta situación, el comercio internacional enfrenta nuevos y grandes desafíos que le exigen mayores niveles de efectividad, pues los delincuentes buscan argucias para disminuir o eliminar las posibilidades de ser detectados por las autoridades aplicando el factor tecnológico como parte del entorno globalizado en que vivimos. En dicho entorno, cabe recordar, el poder no está definido por la posición ideológica, sino por el acceso, apropiación y flujos de recursos energéticos y de recursos de subsistencia general (como el agua, la tierra cultivable y los minerales, entre otros, sin dejar de lado, la tecnología). Es en este escenario que cobra importancia el SGCS de la World BASC Organization. Otro factor a tener en cuenta es que con la tendencia globalizadora de los mercados, cada día crece la competitividad de las empresas, especialmente aquellas que desarrollan operaciones de comercio internacional, ya que sus productos entrarán o saldrán a competir con los productos del país de destino. De igual manera, de la mano con este crecimiento, crece una sombra oscura de actividades ilícitas. En consecuencia, si bien las organizaciones están alerta para prevenir cualquier tipo vulneración o alteración de sus procesos y procedimientos de producción, no lo pueden hacer fácilmente sin el apoyo de la optimización de los procesos logísticos y de seguridad que ofrece una entidad completamente dedicada a ello mediante protocolos especializados. Es vital, en consecuencia, buscar un manejo sistemático, alinear estrategias y habilitar recursos humanos y económicos para el fortalecimiento de la seguridad preventiva y no reactiva. De hecho, en los puertos marítimos, aéreos y en los que todavía se mantienen algunas operaciones ferroviarias, el riesgo de terrorismo es bastante alto. Por ello, Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

117


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

BASC en el mundo

118

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducciรณn


Basc Colombia

BASC COLOMBIA

Bogotá Calle 72 No. 10-03, Oficina 305 Edificio Fiduprevisora. (+57 1) 606 5276 http://www.basccolombia.org

BASC Barranquilla

Barranquilla Calle 76 No. 54-11 Edificio World Trade Center Oficina M-4 (+57 5) 3683451 / 3393963 www.bascbarranquilla.org

BASC Café

Bogotá D.C. Calle 72 No. 10-03, Oficina 305 Edificio Fiduprevisora (+57 1) 255 0033 www.bascafe.org

BASC Antioquia

Medellín Carrera 43 A No. 6. Sur 15 Of. 354 Centro Comercial Oviedo (+57 4) 312 2282 www.bascantioquia.org

BASC Bogotá

Bogotá D.C. Cra. 7 No. 32-33 Edificio Fénix, Piso 5 (+57 1) 756 0814 www.bascbogota.com

BASC Caldas

BASC Cartagena

Cartagena Cra. 2 No. 8-142 Centro Comercial Bocagrande Of. 305 (+57 5 ) 665 6109

Manizales Vía al Magdalena No. 74-71 Edificio ANDI Piso 2 (+57 6) 887 6301 www.basccolombia.org

BASC Oriente

BASC Centro-Occidente

Floridablanca Edificio 1 Baiachalá Of. 601 Zona Franca Santander Anillo Vial kilómetro 3,9 Floridablanca (Col) Telefax: (+57 7) 678 4800 www.bascoriente.org BASC Sur Occidente Cali Calle 38 Norte No. 6N-35, Oficina 639 Centro Comercial Chipichape (+57 2) 896 5424 www.bascso.org

Pereira Carrera 13 No. 13-40, Piso 2 Local 12 Complejo Empresarial Uniplex (+57 6) 325 0329 / 335 7538 www.basc-co.com

BASC Santa Marta

Santa Marta Cra. 1 No. 10A-12 Edificio Administrativo Sociedad Portuaria 2o. Piso Pasillo Externo (+57 5) 432 0974

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

119


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

120

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducciรณn


Basc Colombia

en las vías colombianas, es necesario apoyar los transportadores con mecanismos de posicionamiento satelital monitoreados por transmisión de datos vía GPS, con escoltas para reforzar la custodia de las cargas y de las unidades de transporte, todo esto, sin descuidar los centros de distribución, cuyas vulnerabilidades también son aprovechadas por la delincuencia para causar daño. Ahora bien, volviendo al caso de la organización coreana LG, cuando esta comprendió que la realidad de la problemática que se presentaba en nuestro país no podía tratarse transfiriendo toda la responsabilidad a una póliza de seguros ni pidiendo todo el tiempo apoyo a la Policía, se dio a la tarea de analizar cuál debería ser la estrategia a desarrollar. Entonces, se dio cuenta de que si bien el 75 % de los integrantes de la cadena de suministros eran BASC, sus distribuidores en Colombia no contaban con sistemas de autoprotección, con lo cual estaban desestimando el trabajo en equipo y la interacción que se debería tener. La segunda conclusión de este análisis fue que, para la gestión de riesgos, no se podía seguir en el proceso de “predecir” lo que podía pasar con base en unos conocimientos y experiencia, pues no mediaba en ello ninguna garantía que generara confiabilidad. Otra conclusión fue que la falta de control que se tenía sobre el tratamiento de dichos riesgos obedecía a que la preocupación estaba depositada en cada individuo, es decir, en que cada uno de ellos, en caso de que sucediese algo, pudiera demostrar que no había sido su culpa, situaciones completamente negativas para un trabajo en equipo. La cuarta y última conclusión fue que había una amplia diversidad de conceptos y entendimiento de lo que se entendía por seguridad: nociones que oscilaban entre la falta de peligro, el bienestar, la tranquilidad y ausencia de riesgos, pero desconocían aquella que más se ajusta al modelo BASC de administración del riesgo: “estado metal de AUSENCIA DE INCERTIDUMBRE”, y lo pongo en mayúsculas, porque es un concepto capital puesto que, al conocer qué me podría pasar, tengo la oportunidad de tomar las medidas de control que me permiten tratarlo.

8. Conclusiones A lo largo de este capítulo se revisaron las opciones metodológicas con las que cuentan las empresas para llevar a cabo una estrategia de seguridad efectiva: la normatividad ISO, algunas normas híbridas y BASC. Se identificó que el cumplimiento de una norma solamente por parte de una empresa no garantizaba el éxito, sino que se requiere un respaldo para esa metodología, actualizaciones permanentes, acercamiento y conexión con las diferentes autoridades, servicios Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

121


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

de acompañamiento y, sobre todo, de concientización. Se decidió optar por la metodología BASC que, hoy en día, se ha consolidado como el modelo idóneo de administración del riesgo en la cadena de suministro y se ha convertido en referente, no solo en Colombia, sino a nivel global de un sistema de gestión y control en seguridad de alta efectividad. Se puede afirmar que World BASC Organization se ha consolidado como un aliado estratégico para las empresas en América Latina, continente que le abre las puertas a mejorar relaciones comerciales en la región entre los países americanos. Debido a su amplio impacto y crecimiento acelerado en los últimos años, así como a la aplicación específica que ha creado para los distintos sectores y países, la organización BASC cuenta con una gama de elementos integrales que facilitan el cumplimiento de sus normas y estándares. Las empresas que han optado por asumirlos se han visto beneficiadas con potencialidades de orden operacional, competitivo y de mejoramiento continuo. Vale decir en este punto que BASC tiene como desafío incursionar en otros lugares del planeta, en especial, los países asiáticos y europeos. La implementación de BASC dentro de un país se entiende como un compromiso por parte de este para combatir el desarrollo de actividades ilícitas en sus actividades de comercio internacional. Esto significa aprovechar la tecnología y las comunicaciones para ampliar sus experiencias con las de los integrantes de las cadenas de suministro que tienen SGCS y, a su vez, hacer partícipes a otros actores (públicos y privados, nacionales y de otros países) de información estratégica y oportuna que les permitan un crecimiento mutuo. Estar vinculado con las empresas certificadas equivale a establecer un diálogo permanente con otras cadenas de suministro, un intercambio de experiencias con autoridades de seguridad y un puente con investigaciones de otros Estados, entidades aduaneras y comerciales, entre otras, es decir, con un amplio número de fuentes. Gracias a esto, se accede a un alto flujo de datos que, procesados eficientemente, se convierten en información clave para la toma de decisiones, especialmente, para contrarrestar las múltiples posibilidades de amenazas y riesgos permanentes que, de otra forma, se escaparían a la atención de la empresa. Queda el desafío, aún más grande, de crear estrategias para la recolección y sistematización de nueva información, así como metodologías para su procesamiento y establecer canales para su difusión en Colombia.

122

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Por Ăşltimo se debe generar conciencia de que los riesgos inherentes a nuestra empresa, en muchas ocasiones, son diferentes a los que tenemos o recibimos cuando participamos de una cadena de suministros. Esto quiere decir que tenemos un reto adicional: aprender a gestionar riesgos por cadena, trabajar en equipo para administrar y controlar los riesgos que de ella surjan, y preparar y coordinar las actividades de respuesta ante un evento materializado (planes de contingencia y emergencia que garanticen la continuidad de nuestro negocio).

Derechos Reservados - Prohibida su ReproducciĂłn

123


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Referencias Abadie, A., & Gardeazabal, J. (2003). The economic costs of conflict: A case study of the Basque country. American Economic Review, 93(1), 113-132. Aeronáutica Civil de Colombia (2015). Disponible en http://www.aerocivil.gov.co/Paginas/default. aspx Aguayo Campoverde, D. A., & Valverde Maldonado, M. D. (2016). Sistema de Gestión en Control y Seguridad (SGCS) BASC, como herramienta de marketing internacional para los agroexportadores peruanos. Perú: Escuela Profesional de Administración de Negocios Internacionales. Alvarado, C. (2009). Riesgo operacional. Ponencia presentada en la Universidad Militar Nueva Granada, Bogotá. Angarita-Calle, C. (2008). Las relaciones económicas internacionales: un enfoque teórico. Papel Político, 13(1), 261-298. Appleyard, D., Field, A., & Cobb, S. (2006). International Economics. New York: The McGraw-Hill Companies. Argentina, Ministerio de Salud. (2015). Conceptos básicos de la gestión de riegos. Recuperado de http://www.msal.gob.ar/salud-y-desastres/index.php/informacion-paracomunicadores/conceptos-basicos-de-la-gestion-de-riesgos Baldwin, R. (2011). Trade and industrialization after globalization´s second unbundling: How building and joining a supply chain are different and why it matters. In R. Feenstra, & A. Taylor (Eds.), Globalization in an age of crisis: multilateral economic cooperation in the twenty first century. Cambridge, MA: National Bureau of Economic Research. Bandyopadhyay, S., & Sandler, T. (2014). Immigration policy and counterterrorism. Journal of Public Economics, 110, 112-123 Bandyopadhyay, S., Sandler, T., & Younas, J. (2015). The toll of terrorism. Finance & Development, 52(2), 26-28. Baños, P. (2017). Así se domina el mundo: desvelando las claves del poder mundial. Ariel. Barbé, E., & Soriano, J. (2015). Del debate neorrealismo-neoliberalismo a la (re) construcción del discurso dominante en relaciones internacionales. En C. del Arenal, & J. Sanahuja (Coords.), Teorías de las relaciones internacionales (pp. 127-156). Madrid: Tecnos. Barrera, F., Riveros, Á., & Ospina, J. (2017). Convergencia de la seguridad en Colombia: terrorismo y delincuencia organizada. En C. E. Álvarez Calderón (Ed.), Escenarios y desafíos de la seguridad multidimensional en Colombia. Bogotá: Escuela Superior de Guerra. Baru, S. (2012). Geo-economics and strategy. Survival, 54(3), 47-58. doi:10.1080/00396338.2012.6 90978 BASC. (2019). BASC Informativo. Recuperado de https://www.basc-co.com/es/principios-y-valores-PG156 Bayne, N., & Woolcock, S. (Eds.). (2011). The new economic diplomacy. Decision-Making and negotiation in international economic relations. London: The London School of Economics and Political Science. Bellina, J., & Frontons, G. (2012). Política comercial, acuerdos y negociaciones externas: la Argentina y

124

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia el Mercosur. Invenio. Revista de Investigación Académica, 28, 41-64. Bengochea, A., Camarero, M., Cantabella, M., & Martínez, I. (2002). Economía internacional, cuestiones y ejercicios resueltos. Madrid: Pearson Educación. Berg, A., & Krueger, A. (2002). World Bank. Recuperado de https://www.imf.org/external/pubs/ft/ fandd/spa/2002/09/pdf/berg.pdf Bermúdez Triana, D. A. (2018). Impacto en la competitividad de las empresas de transporte terrestres, causado por la contaminación de la carga en la cadena de suministros: caso Buenaventura 20052010. Bogotá: Universidad Militar Nueva Granada. Berumen, S. (2006). Introducción a la economía internacional. Madrid: ESIC Editorial. Bhat, G. y Sept, L. (2006). Innovators in Supply Chain Security: Better Security Drives Business Value: Universidad de Stanford Bittencourt, G. (2009). Inversión extranjera y restricción externa en el Mercosur: conclusiones preliminares y temas de investigación. Nova Economia, 13(1). Recuperado de https://revistas.face.ufmg. br/index.php/novaeconomia/article/view/405. Botello, A., & Mauricio, A. (2018). La organización BASC y la aplicación de su normatividad como apoyo a la seguridad nacional colombiana. Recuperado de https://repository.unimilitar.edu.co/handle/10654/18084 Bouzas, R., & Zelicovich, J. (2014). La Organización Mundial del Comercio, los acuerdos megarregionales y los usos estratégicos del regionalismo. Estudios de Economía Aplicada, 32(3), 1-32. Brotton, J. (2014). Historia del mundo en 12 mapas. En Brotton, J. Geopolitica: Halford Mackinder. Bogotá : Debate, Random House. págs. 405-446. Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (2016). Guía de buenas prácticas en seguridad en la cadena de suministros. Recuperado de http://basc-costarica.com/wp-content/uploads/2016/07/ Guia-BuenasPracticas-BASC.pdf Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (2017). Países miembros. Recuperado de https:// www.wbasco.org/es/basc-en-elmundo/paises-miembros Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (2018). BASC en el mundo. Recuperado de http:// www.wbasco.org/es/cifras/basc-en-cifras Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (2018). Historia. Recuperado de https://www.wbasco.org/es/quienes-somos/historia Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (2019). Norma y estándares BASC versión 052017. Bogotá: World BASC Organization. Business Alliance for Secure Commerce (BASC). (s. f.). Beneficios y servicios. Recuperado de http:// www.basccolombia.org/beneficios-servicios.html Calvachi, R. ( 2002). Los delitos aduaneros: el contrabando. Iuris Dicto, 3(6), 109-120. Carbaugh, R. (2009). Economía internacional (12.ª ed.). México: Cengage Learning, Inc. Castro, G. (2014). Nuestra guerra ajena. Bogotá D.C: Planeta S.A. Cepal. (2002). Globalización y desarrollo (J. A. Ocampo, Ed.). Brasilia, Brasil: Cepal. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

125


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Cepal. (2018a). Estudio económico de América Latina y el Caribe 2018. Santiago: Cepal. Cepal. (2018b). La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe. Recuperado de https:// www.cepal.org/es/publicaciones/ie Cepal. (2018c). Explorando nuevos espacios de cooperación entre América Latina y el Caribe y China. Recuperado de https://www.cepal.org/es/publicaciones/43213-explorando-nuevos-espacios-cooperacion-america-latina-caribe-china Certificaciones para exportar. (2004, junio 9). El Tiempo. Recuperado de http://www.eltiempo.com/ archivo/documento/MAM-1565889 CFR, (2019). China’s Massive Belt and Road Initiative. Disponible en: https://www.cfr.org/backgrounder/chinas-massive-belt-and-road-initiative (2019, 3 de agosto) Chin, H. y He, W. (2016). “The Belt and Road Initiative: 65 Countries and Beyond,” Fung Business Intelligence Centre. Citado en: Mohd, K. y Faria, I., (2018). Bangladesh–China–India–Myanmar (BCIM) Economic Corridor: Challenges and Prospects. The Korean Journal of Defense Analysis. Chiqui, A., Steven, J., Yubailla, P., & Alfonso, J. (2018). Implementación de las normas BASC para la empresa logística intercontinental del Ecuador Loinde SA (Bachelor’s thesis). Universidad de Guayaquil, Ecuador. Chosgo Tala, A. (2016). El comercion internacional y los paises desarrollados. Revista Ventana Cientifica, 44. CICR, (2019). Guerra civil en Sudán del Sur. Disponible en: https://www.icrc.org/es/donde-trabajamos/africa/sudan-del-sur/guerra-civil (2019, 7 de agosto) Colombia es la principal fuente de cocaína para los EEUU según la DEA. (2016). CNN. Recuperado de http://cnnespanol.cnn.com/2016/12/07/colombia-es-la-principalfuente-de-cocaina-para-estados-unidos-segun-la-dea/ Colombia exporta el 92% de droga a EEUU. (2017). El Tiempo. Recuperado de http://www.eltiempo. com/justicia/conflicto-y-narcotrafico/dea-da-informe-deproduccion-de-coca-en-colombia-122214 Colombia, Presidencia de la República. Decreto 3568 de 2011, Por el cual se establece el Operador Económica Autorizado en Colombia (27 septiembre de 2011). Colombia, Supervigilancia. (2019). Decálogo de la vigilancia y seguridad privada. Recuperado de http://www.supervigilancia.gov.co/?idcategoria=1092 Coppelli, G. (2018). La globalización económica del siglo XXI. Entre la mundialización y la desglobalización. Estudios Internacionales (Santiago), 50(191), 57-80. Corbo, V. (1985). Estrategias de comercio exterior y desarrollo económico. Santiago, Chile: Centro de Estudios Públicos. Recuperado de https://www.cepchile.cl/cep/site/artic/20160303/asocfile/20160303184303/rev19_corbo.pdf Dalby, S. (1990). American security discourse: the persistence of geopolitics. Political Geography Quarterly, 9(2), 171-188. De Carlos Izquierdo, J. (2019). La estrategia global de China para defender sus intereses. : Boletín

126

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia I.E.E.E., Nº 13, 2019, págs. 337-358. Del Campo, U. (2013). El estrecho de Malaca y su importancia geoestratégica para la seguridad energética. Obtenido de Campus Internacional para la Seguridad y la Defensa: Disponible en: https:// loshilosdelmundo.files.wordpress.com/2012/10/inf_sup_intel_energiamalacca_urkodelcampo.pdf (2019, 1 de agosto) Delgado, M. (2008). Reconceptualizando la seguridad: cambio de dilemas y amenazas. Revista Relaciones Internacionales, Estrategia y Seguridad, 3(2), 113-134. Deng et al, (2019). Blue Book of World Cities. Silk Road Note 2.0: the Focus and Frontier during the Construction of B&R (8). Social Sciences Academic Press, Shanghai. DIAN. (2018a). Aduanas. Recuperado de https://www.dian.gov.co/aduanas/Paginas/Exportacion.aspx Dirección General Marítima. (2018). Código internacional para potección de buques e instalaciones portuarias. Recuperado de https://www.dimar.mil.co/content/el-codigo-pbip-en-colombia Dornbusch, R., Fischer, S., & Startz, R. (2005). Macroeconomía. México: McGraw-Hill. Drucker, P. (1993). La sociedad postcapitalista. Buenos Aires: Editorial Sudamericana. Dunning, J. H. (1977). Trade, location of economic activity and the MNE: A search for an eclectic approach. En B. G. Ohlin, P. O. Hesselborn, & P. M. Wijkman (Eds.), The international allocation of economic activity (pp. 395-418). London: MacMillan. Ecuador alcanza un acuerdo de financiación de 3.700 millones con el FMI. (2019, febrero 21). Europapress. Recuperado de https://www.europapress.es/internacional/noticia-ecuador-alcanza-acuerdo-financiacion-fmi-20190221055955.html Egan, M. (2019, junio 19). Chevron ha estado en Venezuela por casi 100 años. Ahora podría verse obligado a irse. CNN en Español. Recuperado de https://cnnespanol.cnn.com/2019/06/19/chevronha-estado-en-venezuela-por-casi-100-anos-ahora-podria-verse-ser-obligado-a-irse/ Ellis, E. (2016). China´s geo-economic role in Latin America. En World Economic Forum, Geo-economics with Chinese characteristics: How China´s economic migth is reshaping world politics (pp. 23-25). Recuperado de https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjFuJ2M6e_jAhVGxVkKHWtxCRwQFjAAegQIAxAC&url=http%3A%2F%2Fwww3.weforum.org%2Fdocs%2FWEF_Geoeconomics_with_Chinese_Characteristics.pdf&usg=AOvVaw1KlyEyGylMseKtPOkuX4Ae Exportaciones en el 2017 cerraron con un repunte de 19%. (2018). Dinero. Recuperado de http:// www.dinero.com/economia/articulo/exportaciones-de-colombia-2017dane/255032 FAO. (2000). Las negociaciones comerciales multilaterales sobre la agricultura. Recuperado de http:// www.fao.org/3/X7351S/X7351S00.htm Farré, J. A. (2005). Las amenazas globales del siglo XXI. Arbor, 180(709), 247-268. Feenstra, R., & Taylor, A. (2011). Comercio internacional. Madrid: Editorial Reverté. Flores, M. (2016). Globalization as a political, economic and social phenomenon. Orbis, 12(34), 26-41. Focalizar sectores, la nueva estrategia para mejorar la productividad. (2017, febrero 26). El Tiempo. Recuperado de http://www.eltiempo.com/economia/sectores/estrategia-delministerio-de-comercio-para-mejorar-la-productividad-61780 Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

127


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Fontalvo Herrera, T. J. (2016). Análisis de la productividad para las empresas certificadas y no certificadas en la Coalición Empresarial Anti-Contrabando (CEAC) en la ciudad de Cartagena, Colombia. Ingeniare. Revista Chilena de Ingeniería, 24(1), 113-123. Foster, S., Hirata, R., Vidal, A., Schmidt, G., & Garduño, H. (2009). La iniciativa del Acuífero de Guaraní, hacia la gestión realista del agua subterránea en un contexto transfronterizo. Recuperado de https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjVrIS5-e_jAhWwtlkKHV81DJIQFjAAegQIARAC&url=https%3A%2F%2Fwww.gwp. org%2Fglobalassets%2Fglobal%2Ftoolbox%2Fcase-studies%2Famericas-and-caribbean%2Ftransboundary.-groundwater-management-issues-for-guarani-aquifer-368-spanish.pdf&usg=AOvVaw3cvVjfa92L_fOOxoAw0N73 Freire, E. S., Jordan, D., Jordan, J., & Díaz, E. S. (2017). Generación de ventaja competitiva a través del sistema de gestión BASC en el sector ferretero. Ciencia Unemi, 9(21), 27-35. Friedman, T. (2009). La tierra es plana. MR ediciones, Madrid. Friedman, T. (2009). La tierra es plana. MR ediciones, Madrid. Fukuyama, F. (1992). El fin de la historia y el último hombre. Madrid: Grupo Planeta. Furtado, C. (2007). Desarrollo y subdesarrollo. Buenos Aires: Editorial Universitaria de Buenos Aires. Galindo Alvarado, M. C. (2016). Impacto de la certificación BASC en las empresas exportadoras de harina de pescado que cuentan con oficina principal en Lima Metropolitana. Perú: Escuela Profesional de Administración de Negocios Internacionales. Gallo, R. (2018). Tendencias del comercio internacional de bienes, políticas comerciales y negociaciones multilaterales. Economía y Desarrollo, 159(1), 135-153. Garrido, A. (2011). La globalización y su renombre. Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Políticas, 32(4), 471-487. Geographical Journal, Vol. 23, No. 4 (Apr., 1904), Londres, pp. 421-437. Giraldo, J. (2019). Los productos falsificados representan más de 3,3 % del comercio mundial: OCDE. La República. Recuperado de https://www.larepublica.co/globoeconomia/los-productos-falsificados-representan-mas-de-33-del-comercio-mundial-ocde-2853329 Gómez, D. (2019). Belt & Road Initiative (BRI) y su significado geopolítico para China y Asia Central. Capítulo del libro: Corredores Económicos en Asia, Universidad Externado de Colombia. Gómez-Mera, L. (2015). La complejidad del régimen internacional y la gobernanza regional: evidencia de Latinoamérica. Foro internacional, 55(2), 503-539. González, P. A. (2010). El Estado y la globalización ante la nueva crisis internacional. Política y Cultura, 34, 89-106. González, R. (2018). El Banco Asiático de Inversiones e Infraestructura (BAII): avances y desafíos. Recuperado de http://www.cipi.cu/articuloel-banco-asiatico-de-inversiones-e-infraestructura-baii-avances-y-desafios Guadalupe, J. A. (2016). Propuesta de implementación del sistema de gestión en control y seguridad BASC-VERSIÖN 4-2012 al proceso de empacado del banano de exportación en la empresa TUCHOK

128

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia S. A. (Master’s thesis). Universidad de Guayaquil, Ecuador. Guerra, A. (2012). Comercio internacional: importancia en el desarrollo económico. Recuperado de http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/mx/2012/agz.html. Gurría, Á. (2011). La OCDE, a los 50 de su creación: logros, retos y decisiones futuras. Revista de Economía Mundial, 28, 29-38. Heidegger, M. (1942). Ser y Tiempo (rustica). Editorial universitaria. Heine, J., & Cruz, F. (7 de agosto de 2018). China, el Canal de Panamá y… ¿el siglo de Asia?. Forbes México. Consultado en: https://www.forbes.com.mx/china-el-canal-de-panama-y-el-siglo-de-asia/ (2019, 20 de julio) Hernández, C. (2018). Globalización: quimera y religión. Theologica Xaveriana, 68(185), 1-29. Hidalgo, R. (2018). Tendencias del comercio internacional de bienes, políticas comerciales y negociaciones multilaterales. Economía y Desarrollo, 159(1), 135-153. Hidmo. (2016). El BASC como plataforma para el operador económico autorizado (OEA). Recuperado de http://www.hidmo.es/el-basc-como-plataforma-para-el-operador-economico-autorizado-oea/ Hinojosa, L. (2005). Globalización y soberanía de los Estados. Revista Electrónica de Estudios Internacionales, 10, 45-60. Historia del narcotráfico en Colombia. (2016). El Espectador. Recuperado de https://www.elespectador.com/noticias/economia/historia-del-narcotrafico-colombiaarticulo-632364 Hobsbawm, E. (1994). The age of extremes: The short twentieth century, 1914-1991. Londres: Penguin Group. https://www.infobae.com/america/mundo/2019/05/18/que-es-el-estrecho-de-ormu-y-por-que-seconvirtio-en-uno-de-los-puntos-mas-calientes-del-mundo/ (2019, 28 de julio) Icontec. (2008). ISO 28000. Sistemas de gestión de seguridad de la cadena de suministro. Recuperado de https://www.sgs.co/es-es/health-safety/quality-health-safety-and-environment/risk-assessment-and-management/security-management/iso-28000-supply-chain-security-management-systems

Icontec. (2011). ISO 31000. Gestión del riesgo: principios y directrices. Recuperado de http://bit. ly/2Tu4bFD Icontec. (2012). ISO 22301. NTC 5722. Sistemas de gestión de continuidad de negocio. Recuperado de http://bit.ly/2H153ws Icontec. (2013). ISO 31010. Gestión del riesgo. Técnicas de valoración del riesgo. Recuperado de http://bit.ly/2MeDzYx Jiménez Rodríguez, M. (6 de Febrero de 2018). Fortalecimiento de Egipto en el sistema internacional. Instituto Español de Estudios Estratégicos. Disponible en: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/ docs_opinion/2018/DIEEEO11-2018_Egipto_ManuelJimenez.pdf (2019, 16 de julio) Kaplan, R., (2010). Monsoon: The Indian Ocean and the Future of American Power, Random House, New York, 2010, p. 127. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

129


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

Kennedy, P. (1987). The rise and fall of the great poowers: Economic change and military conflict from 1500 to 2000. Nueva York: Random House. Khalil, S., Ribeiro C., & Ferreira C. (2015). El desarrollo como variable de Seguridad Multidimensional en perspectiva regional: el caso de América del Sur. En S. Alda y S. De Sousa (Coords.), La multidimensionalidad de la seguridad nacional: retos y desafíos de la región para su implementación (pp. 53-72). Madrid: Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado. Khanna, P. (2015). Challenge Six: China´s infraestucture-driven alliances. En World Economic Forum, Seven challenges to globalization (p. 10). Recuperado de https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=2ahUKEwiDhZ_E5-_jAhWL1lkKHVpWCZQQFjABegQIARAC&url=http%3A%2F%2Fwww3.weforum.org%2Fdocs%2FWEF_Geo-economics_7_Challenges_Globalization_2015_report.pdf&usg=AOvVaw1bqeYoi7oFh934Fbo_5-hY Kissinger, H. (1999). La diplomacia. Bogotá: Fondo de Cultura Económica. Kowalski, P., Büge, M., Sztajerowska, M., & Egeland, M. (2013). State-Owned Enterprises: Trade effects and policy implications (Vol. OECD Trade Policy Papers No. 147). París: OECD Publishing. Krugman, P. (2000). Economía internacional. Teoría y práctica. Madrid: McGraw-Hill. Laborie, M. (2013). Seguridad nacional y estrategia. La protección de los intereses y valores de España en un mundo globalizado. Escenarios Actuales, 3, 5-14. Laguna, C. (2002). Fundamentos de la teoría clásica del comercio internacional. Recuperado de http:// www.eumed.net/cursecon/colaboraciones/lrce-comercio.htm Lamy, P. (2013). La gran transformación del comercio internacional. Política Exterior, 27(153), 28-35. Lara Benítez, D. A. (2016). Viabilidad de la implementación de la Norma ISO 39001 en una empresa certificada en BASC. Bogotá: Universidad Militar Nueva Granada. Las alertas de Echavarría sobre la economía. (2019). Dinero. Recuperado de https://www.dinero. com/pais/articulo/como-esta-afectando-la-polarizacion-a-la-economia-segun-el-gerente-del-banco-de-la-republica/272620 Las empresas colombianas que más exportan en el 2018. (2019). Dinero. Recuperado de http://www. dinero.com/edicion-impresa/informe-especial/articulo/las-empresas-quemas-exportan-en-colombia-en-2016/234858 Lawler, A. (2019). OPEP reduce estimación sobre crecimiento demanda de crudo en 2019; ve más riesgo bajista. Reuters. Recuperado de https://lta.reuters.com/articulo/petroleo-opep-idLTAKCN1TE1HW-OUSLT Lima, L. (27 de Julio de 2018). Ormuz, el estrecho clave que enfrenta a E.UU. e Irán por el que se transporta la tercera parte del petróleo del mundo. BBC News Mundo. Lissardy, G. (2019). Jair Bolsonaro: cómo cambió la relación de Brasil con el resto de América Latina tras 6 meses como presidente. BBC News. Recuperado de https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-48815158 Lizarazo, M. (2019). Es necesaria la transformación del sistema multilateral y su institución central, la OMC. Revista de Derecho Fiscal, 14, 189-202. https://doi.org/10.18601/16926722.n14.09 Loko, B., & Diouf, M. A. (2009). Revisiting the determinants of productivity growth: What’s new?

130

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia Recuperado de https:// www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2009/wp09225.pdf López, S. O. (2014). Seguridad logística, un aliado en las operaciones terrestres en transporte de carga. Recuperado de http://repository.unimilitar.edu.co/bitstream/10654/6389/1/SEGURIDAD%20 LOG%C3 %8DSTICA%2C%20UN%20ALIADO%20EN%20LAS%20OPERACIONES.pdf Lozano, R. (2018, febrero 26). El Tiempo. Recuperado de http://www.eltiempo.com/economia/sectores/ranquin-de-exportaciones-en-colombia187494 Lugones, G. E., Bianco, C., & Peirano, F. (2012). Teorías del comercio internacional. Buenos Aires: Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini y Universidad Nacional de Quilmes. Lunelli, P. (2014, agosto 7). Un estudio apunta a que la Amazonia tiene un océano subterráneo. Recuperado de https://mundogeo.com/es/2014/08/07/un-estudio-apunta-que-la-amazonia-tiene-un-oceano-subterraneo/ Luttwak, E. (1990). From geopolitics to geoeconomics: Logic of conflict, grammar of commerce. The National Interest, 20, 17-23. Mackinder, H. (1904), ‘The Geographical Pivot of History’, publicado en The MAHE. (2015). La norma internacional BASC. Recuperado de http://www.mahe.com.co/index.php/ quienes-somos.html Mahecha, D. A. (2016). Análisis normativo para la seguridad en procesos del comercio y la cadena logística (Ensayo de grado). Universidad Militar Nueva Granada, Bogotá. Malamud, A. (2011). Conceptos, teorías y debates sobre la integración regional. Norteamérica, 6(2), 219-249. Marín, Z. (2015, 1 de junio). El tráfico de personas y sus diversas relaciones con el comercio internacional. Recuperado de https://cartasblogatorias.com/2015/06/01/el-trafico-de-personas-y-sus-diversas-relaciones-con-el-comercio-internacional/ Miñán, M. P., & Tiamba N. E. (2016). Modelo de creación de una empresa consultora de normas de seguridad logística en la ciudad de Guayaquil, para compañías de transporte terrestre de carga pesada (Bachelor’s thesis). Universidad de Guayaquil, Ecuador. Mizrahi, D. (18 de Mayo de 2019). ¿Qué es el estrecho de Ormuz y por que se convirtió en uno de los puntos más calientes del mundo?. Infobae . Consultado en: Montoya-Uribe, D. A., González-Parias, C. H., & Duarte-Herrera, L. K. (2016). Situación y retos de Colombia en materia de comercio exterior, en el marco de la Alianza del Pacífico. Entramado, 12(1), 50-65. Moreno, A. (2015). Plan Colombia: ofensiva estadounidense por el control del agua dulce en América del Sur. Bogotá D.C: Universidad Militar Nueva Granada. Moreno, J. E.& Diaz, W. (2018). La geopolítica de los recursos naturales y el medio ambiente: un acercamiento teórico a nuevos factores geopolíticos en el siglo XXI. En (Ed). Moreno, J. E. Los recursos naturales: El paradigma del siglo XXI. Bogotá: Escuela Superior de Guerra Moura, F. E., Rodríguez Chávez, S., Cabel Noblecilla, W., Ortiz Sánchez, I., Noriega Torero, P., & Tejada Gamarra, M. (2005). Desafíos del derecho humano al agua en el Perú. Lima: Alternativa y Cedal. Nederveen, J. (2004). Globalization and culture. Global mélange. Lanham: Rowman & Littlefield. Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

131


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo New York Times, (2019). Can China Turn the Middle of Nowhere Into the Center of the World Economy? Consultado en: https://www.nytimes.com/interactive/2019/01/29/magazine/china-globalization-kazakhstan.html (2019, 20 de julio) Observatorio de Drogas de Colombia. (2017). Problemática en oferta de drogas. Recuperado de http://www.odc.gov.co/sidco/perfiles/estadisticas-nacionales Ocaña, J. (2003). Historia Siglo XX: La Guerra Fría: La Coexistencia Pacífica: Las crisis periféricas: Oriente medio, La crisis de Suez. CNICE. Disponible en: http://www.historiasiglo20.org/RI/acerca. htm (2019, 10 de agosto) OCDE. (2016). Principios de Gobierno Corporativo de la OCDE y del G20. Recuperado de https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=4&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwj2p5X_nYPkAhUprlkKHYORCjkQFjADegQIAxAC&url=https%3A%2F%2Fwww.oecd. org%2Fdaf%2Fca%2Fcorporategovernanceprinciples%2F37191543.pdf&usg=AOvVaw0brA5vU0OMwhk2c3a5128e OCDE. (2017). Recomendación del Consejo de la OCDE Sobre Integridad Pública. Recuperado de http://www.oecd.org/gov/integridad/recomendacion-integridad-publica/ OCDE. (2019). Trends in Trade in Counterfeit and Pirated Goods. Recuperado de http://www.oecd. org/governance/risk/trends-in-trade-in-counterfeit-and-pirated-goods-g2g9f533-en.htm OEA/CICTE. (2010). Evaluación Técnica - Análisis Comparativo de tipologías y patrones de lavado de activos y financiamiento del terrorismo en tres zonas de libre comercio de América Latina. Recuperado de http://www.oas.org/es/sms/cicte/documents/informes/Evaluacion-Tecnica-Analisis-comparativo-de-tipologias.pdf OEC. (2019a). Argentina’s commercial profile. Recuperado de https://oec.world/es/profile/country/ arg/. OEC. (2019b). Paraguay’s commercial profile. Recuperado de https://oec.world/es/profile/country/ pry/ OEC. (2019c). Singapur’s commercial profile. Recuperado de https://oec.world/es/profile/country/ sgp/ OEC. (2019d). Colombia’s Commercial Profile. Recuperado de https://oec.world/es/profile/country/ col/ OIM Ecuador. (2011). La trata de personas desde un enfoque de derechos humanos. Recuperado de https://repository.oim.org.co/handle/20.500.11788/1436 ONU (2000). Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. Recuperado de https://www. oas. org/csh/spanish/documentos/Convenci% C3% B3n% 20de% 20Palermo% 20_ESP. pdf. ONU (2000). Protocolo para reprimir y sancionar la Trata de personas, especialmente de mujeres y niños. ONU, (2019). El conflicto en Yemen empeora en vez de mejorar. Consultado en: https://news.un.org/ es/story/2019/06/1457911 (2019, 10 de julio) ONU. (2002). Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños. Recuperado de http://bit.ly/31wD3ss

132

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción


Basc Colombia

Organización Marítima Internacional. (2017). Protección marítima. Recuperado de http://www.imo. org/es/OurWork/Security/Guide_to_Maritime_Security/Paginas/Default Organización Mundial de Aduanas (2005). Marco normativo SAFE, OMA, Directrices de los ope-radores económicos autorizados: Autor Organización Mundial del Comercio. (2013). Informe sobre el Comercio Mundial 2013. Factores que determinan el futuro del comercio. Recuperado de https://www.wto.org/spanish/res_s/publications_s/wtr13_s.htm Pardo, D. (8 de Septiembre de 2015). Crisis fronteriza entre Colombia y Venezuela: ¿quiénes son los paramilitares de los que habla Nicolás Maduro? BBC Mundo. Recuperado de https://www.bbc.com/ mundo/noticias/2015/09/150908_venezuela_colombia_paramilitares_maduro_dp Parkin, M. (2004). Economía. México: Pearson Educación. Peña, L. J. (2013). Análisis de los efectos de la Revolución islámica en la formulación de la política exterior de Irán hacia Estados Unidos, durante el periodo postrevolucionario (1979-1989) (Disertación doctoral). Universidad del Rosario, Bogotá, Colombia. Pereyra, D. M. (2015). Librecambio vs. Proteccionismo: un debate desde la teoría del comercio internacional. Revista de Investigación del Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales, 1(7), 65-88. Pinzón Vargas, L. E. (2018). Evaluación de la aplicación del sistema BASC al Consorcio Villacreses & Pinzón S. A. año 2017 (Bachelor’s thesis). Universidada de Guayaquil, Ecuador. Preyer, G. (2016). Una interpretación de la globalización: un giro en la teoría sociológica. Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, 61(226), 61-87. ProColombia. (2018). Informe de turismo y exportaciones. Recuperado de http://www.procolombia. co/publicaciones/informe-turismo-inversion-y-exportaciones Puigrefagut, A. (19 de enero de 2018). China e India, la lucha por las puertas del estrecho de Malaca. Universidad Navarra Global Affairs. Consultado en: https://www.unav.edu/web/global-affairs/detalle/-/blogs/china-e-india-la-lucha-por-las-puertas-del-estrecho-de-malaca (2019, 2 de agosto) Qatar anuncia que se retirará de la OPEP en enero de 2019. (2018, diciembre 8). Europapress. Recuperado de https://www.europapress.es/internacional/noticia-ministro-energia-qatar-anuncia-doha-abandonara-opep-20181203074133.html Quiliconi, C. (2013). Modelos competitivos de integración en el hemisferio occidental: ¿Liderazgo competitivo o negociación mutua? Revista CIDOB d’Afers Internacionals, 102-103, 147-168. Recuperado de http://www.raco.cat/index.php/RevistaCIDOB/article/viewFile/269005/356576 Ramírez Garnica, D., & Salinas Silva Santisteban, J. C. (2018). Importancia de la certificación de cadena de suministro: caso Piurano del Perú entre los años 2015-2016. Perú: Escuela Profesional de Administración de Negocios Internacionales. Reino Unido. (2010). A strong Britain in an age of uncertainty: The national security strategy. Recuperado de https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_ data/file/61936/national-security-strategy.pdf Robertson, R. (1995). Glocalization: time-space and homogeneity-heterogenity. En M. Featherstone, Derechos Reservados - Prohibida su Reproducción

133


Desafios del Comercio Internacional Contemporaneo

134

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducciรณn


Basc Colombia

Derechos Reservados - Prohibida su Reproducciรณn

135

Profile for Yeisson guerrero

basc  

basc  

Advertisement