Page 1

El Ala Izquierda

Gaza: ground zero Le

Número 3, septiembre de 2014

Cara a cara: prostitución ¿Vuelta a clase o al infierno? Crímenes económicos contra la humanidad Magia contra medicina Una izquierda necesaria Salarios y poder de clase: dos años de devaluación salarial En defensa del derecho fundamental de huelga Fundación Tomás Meabe: aprender y reivindicar el pasado, avanzar hacia el futuro En busca de la mejor hamburguesa de Madrid, Horóscopo y mucho más


POLÍTICA EDITORIAL DE EL ALA IZQUIERDA

El Ala Izquierda es una revista progresista creada por jóvenes que pretende recoger distintos puntos de vista sobre nuestra sociedad desde una perspectiva de izquierdas. El equipo de colaboradores de esta publicación está compuesto por jóvenes de distintas edades, inquietudes, entornos sociales… que intenta abarcar y representar un amplio espectro de pensamiento dentro de la izquierda. Los artículos se reciben a través de convocatorias abiertas a cualquier joven interesado en cuestiones económicas, políticas, sociales o de cualquier índole que acontecen en el ámbito nacional e internacional. Este proyecto tiene como base a las Juventudes Socialistas de Madrid, pero se caracteriza por su apertura de miras y pretende ser un referente para todos los jóvenes progresistas de nuestra comunidad. Nuestra revista está construida por y para todos, tratando de ser una herramienta de información acerca de distintos temas que se debaten en la actualidad. Cualquiera de los artículos que aquí se registran contempla únicamente la visión de su autor, la cual puede diferir de la opinión del lector. Invitamos a todos aquellos que quieran dar su opinión a cerca de cualquier tema tratado en El Ala Izquierda a que participen en nuestra publicación. Del mismo modo, si tienes interés en escribir alguna reflexión o artículo en nuestra revista, te invitamos a que contactes con nosotros escribiendo a revista@jsmadrid.org DIRECCIÓN: Silvia Villena Martínez José Antonio Arias Almeda EDICIÓN: Alejandro Rodríguez Peña MAQUETACIÓN: Sara Bonmati García


EL ALA IZQUIERDA

Sumario n.º 3

INTERNACIONAL

Gaza: ground zero 4 Relativizando el gobierno educativo de PISA 6

NACIONAL

La violencia machista y sus nuevas modalidades 8 Una izquierda necesaria 10

MADRID

Comedores sociales 12 ¿Vuelta al cole o al infierno? 14

ECONOMÍA Crímenes económicos contra la humanidad 16 Salarios y poder de clase: dos años de devaluación salarial 18

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Desobediencia ambiental 20 Magia contra medicina 22

CULTURA

Fundación Tomás Meabe: aprender y reivindicar el pasado, 24 avanzar hacia el futuro Anarchy: el día de las bestias 26

CARA A CARA

Prostitución: regulacionismo vs abolicionismo 28

JSM

En defensa del derecho fundamental de huelga 36 Compromiso día a día 38

MISCELÁNEA En busca de la mejor hamburguesa de Madrid 42 44 Horóscopo La «Lectura Fácil» es un movimiento internacional que promueve la simplificación de textos. Su objetivo es poner la información, la literatura y la cultura al alcance de la toda la ciudadanía. Para acceder haz clic aquí o ve a la página 32.


Gaza: ground zero

T

he increase of violence that has shaken Gaza leaves behind 2,000 people dead, 10,000 injured, and 290,000 refugees in fifty days of conflict, including four truces. On top of it we must add other damages that United Nations estimates in 9,000 million euros, leaving another half a million people in the region at the verge of humanitarian risk.

//

Internacional

The beginning of this new confrontation is the abduction and murder of three young Israelis, whose kidnap was attributed by Israeli authorities to Hamas, although this organisation initially denied being involved. In addition –and in a context of military harassment in the West Bank– the circumstances of death of two children and the murder of a young Palestinian were never clarified, and triggered a missile attack between Gaza and Israel.

4

However, this timing of the of events is not yet clear: while Israeli authorities acknowledged that Hamas was not responsible, a high representative of Hamas admitted that, indeed, they were, and made clear that the idea was simply instigating the conflict. Although Human Rights are successive and systematic violated, a military intervention outside the parts in conflict with the alleged intention of pacifying the area would be a constant drain for both those in favour of


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 intervening, and those being attacked; but above all it would meant a delay of a real solution to the conflict, which would explode soon again since the process would not have been the result of a natural, well-matured plan. The main actors have to be Israel and Palestine, without external tutelage. Relations to foreign countries have to be equal and always at request of the parties.

«The increase of violence leaves behind 2,000 people dead, 10,000 injured, and 290,000 refugees.» Under these circumstances, the only possible solution is to create two states in the territory of Israeli and in the Palestinian territories of the West Bank and the Gaza Strip. At this stage it would be unrealistic to suppose that the 1948 borders would be able to recovered, but some concessions need to be done by Israel, and any occupation must end with immediate effect. In order to ensure the viability of this process, international arbitration by the UN would be necessary. This process should include economic sanctions to prevent possible violations of the agreements reached and the guardianship of the borders of both states, carried out

by international armed forces under the command of the United Nations. This requires, first, the commitment of both parts, projects on education development, media campaigns, and supporting local political activists that compromise with a peaceful solution to the conflict through living in the same territory; this support cannot be purely symbolic and will require of economic, human, and training/learning means. The Socialist International is among those international organisations that are expected to participate actively in the resolution of this conflict; should this organisation fully develop the sense of ethics it has in itself, it would certainly become an active agent for change. But in order to achieve this, it will also be necessary to recover from the lack of presence in the international arena that in the last few decades it has shown. In the meantime, hundreds of thousands of people can not wait. Gaza needs urgent humanitarian aid, free access of international agencies to the area, and constant media focus so this conflict does not join the rest of armed conflicts that no longer makes headlines.

Roi Dacoba Estévez

5


// Internacional

Relativizando el

gobierno educativo global de

S

iendo conscientes de las fortalezas del Programa PISA (Programme for International Student Assessment) y de su capacidad para introducir el debate de la calidad de la educación en la práctica totalidad de las agendas políticas, este artículo pone el énfasis en sus limitaciones y efectos. PISA está logrando imponer su visión de la educación haciendo las veces de un actor político en la sombra, globalizador y colaborador necesario de la visión economista de la educación. El incremento de las evaluaciones internacionales y el ascenso de las políticas de rendición de cuentas en un contexto político globalizado como el actual hacen necesaria una mirada crítica hacia las mismas, con la intención de relativizar su importancia. Cabe preguntarse hasta qué punto un organismo internacional como la OCDE debe intervenir a modular las políticas educativas y, sobre todo, hasta dónde es deseable que ello marque una tendencia homogeneizadora. El Programa PISA presenta dos tipos de limitaciones: metodológicas y explicativas. Las metodológicas ponen de manifiesto las carencias con las que parte la evaluación desde su diseño: motivación de los alumnos hacia pruebas que no tienen consecuencias directas para ellos; orientación

6

PISA

occidental y urbana de los diseñadores; el hecho de trabajar con variables discretas y no con procesos complejos (visión simplista de la educación); el aula vista como una «caja negra» (seguramente por la dificultad de vincular las prácticas con los resultados educativos); o la no consideración de las Humanidades, las Ciencias Sociales y las Artes en estas pruebas. Pero las limitaciones metodológicas llegan hasta las competencias (denominación con un marcado carácter laboral) que PISA ni siquiera las evalúa completamente, sino que deja fuera aspectos emotivos, actitudinales y valorativos de las mismas. Así, estamos ante una tendencia que apunta a la formación del capital humano convirtiendo la educación en un bien privado que está, ahora más que nunca, vinculada al sistema económico y productivo.

«Cabe preguntarse hasta qué punto un organismo internacional como la OCDE debe intervenir a modular las políticas educativa.» Por otro lado, las limitaciones explicativas las podemos agrupar en tres grupos: la injustificable ausencia del proceso de enseñanza-aprendizaje, la ausencia del aula en la ecuación explicativa de los resultados (esconde un desprecio implícito a la labor


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

docente) y la información proporcionada en los informes (que no sirven para orientar prácticas de mejora, se distancian del currículum local y dicen muy poco sobre las causas de los resultados). Todas estas limitaciones, y algunas otras que por extensión no se han tratado, tienen sus correspondientes efectos. Y es que el impacto de PISA en los procesos educativos es muy alto. Debemos preguntarnos si queremos educar para este programa, siendo conscientes de que ha situado la excelencia educativa como objetivo político prioritario muy por delante de objetivos que se vinculan a una concepción de la educación más cercana a la justicia social, como la equidad. PISA contribuye, de esta manera, a la globalización cultural que solicita la globalización económica actual. Por todo ello, tenemos que dudar de la asepsia de las intenciones de la OCDE

y aconsejar una interpretación modesta y ajustada de los resultados como indicadores de calidad. Sabiendo que PISA pretende prescribir políticas educativas, debemos advertir que las políticas que han funcionado en un contexto no pueden predecir que funcionarán igual de bien en otro diferente. Sin olvidarnos que desde el primer informe hasta la actualidad han pasado trece años, un lapso de tiempo demasiado corto como para que las reformas tengan reflejo en el aprendizaje. Así que, tenemos que ser capaces de poner límites al gobierno global que está apoyando PISA en términos educativos. Debemos participar e influir en cualquier nivel de decisión política o educativa en favor de una educación pública que englobe a todos y les dote de las oportunidades necesarias para ser ciudadanos y ciudadanas responsables y críticos, con PISA o sin ella.

Gabriel Álvarez López

7


La violencia machista y sus nuevas modalidades

«O

tra mujer ha sido asesinada a manos de su pareja.» Esta frase espeluznante sigue siendo una constante en los medios de comunicación. No hay un día en que nos despertemos y no haya otra víctima de la violencia de género o violencia machista. ¿Violencia en el ámbito familiar? No, señora Ana Mato. Por mucho que se quieran utilizar eufemismos para hablar de esta lacra social, es violencia machista.

Nacional

La frase «La maté porque era mía» que muchos hombres siguen utilizando es de un machismo repugnante que parece mentira que en pleno siglo xxi siga existiendo. ¿Tiene una mujer que aguantar desprecios e insultos de su pareja por miedo a separarse y que este acabe con su vida? o ¿tiene una mujer que evitar relacionarse con otros hombres por miedo a los celos enfermizos de su marido? El machismo mata y esto no para. El 2014 empezó con prácticamente una muerte por día. Algo que no se recordaba desde hace años. Y ante esta situación, el gobierno de Mariano Rajoy sigue impasible y haciendo oídos sordos a las peticiones de la calle y de la oposición, que reclaman un gran pacto contra la violencia de género y que proteja a las mujeres, como el que solicitó Elena Valenciano, la candidata socialista en las pasadas elecciones europeas.

//

Lo más triste de todo, es que la mayoría de las mujeres asesinadas, no habían presentado ninguna de-


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 nuncia contra sus parejas o exparejas. Quizá por miedo a la reacción de ellos ante la denuncia. Y es que la protección a estas mujeres es mínima. Algo de lo que el Gobierno debería ocuparse cuanto antes.

«Lo más triste de todo, es que la mayoría de las mujeres asesinadas, no habían presentado ninguna denuncia contra sus parejas o exparejas.» El ya dimitido señor Gallardón, en lugar de proteger nuestros derechos, nos los quita. ¿De qué vida hablan cuando hablan de defender la vida? Se dedican a defender a ultranza la vida de un ser que todavía no es persona y se olvidan de quién da vida a ese ser. Además no hay que olvidar que la mayoría de las víctimas de la violencia de género son madres que dejan huérfanos a unos niños víctimas in-

Denuncia. No

directas de esta tragedia que hay que frenar cuanto antes. Víctimas indirectas y, muchas veces, directas. Porque muchos hombres no se contentan solo con acabar con la vida de sus mujeres, sino que también lo hacen con la de sus hijos. ¿Son locos? ¿Están enfermos? Para mí no, para mí son asesinos. Y muchos de ellos, asesinos cobardes que, por miedo a la cárcel o quizá por remordimientos, se acaban suicidando. Eso sí, después de llevarse por delante la vida de su familia. Y es por ello, porque el Gobierno no se ha molestado en defender a las mujeres legislando y haciendo políticas que eliminen la violencia machista, porque ha hecho lo contrario, ejerciendo una nueva modalidad de violencia ante la cual la juventud debe salir a la calle y gritar lo que muchas mujeres no pueden: «¡Que acabe ya este lacra!»

estás sola.

Número de atención a las mujeres víctimas de la violencia de género.

016 Eva Callejo Sánchez

9


// Nacional

Una izquierda necesaria

M

iramos, pero no vemos. Las largas jornadas laborales, los bajos salarios, las duras condiciones y la desprotección laboral eran cuatro de los grandes males a los que tenían que hacer frente los obreros del siglo xix y que dieron lugar a la organización de la clase obrera. A partir de ese momento se iniciaría una lucha por transformar el trabajo en un derecho y no en una forma más de esclavitud. Sin embargo, hemos pasado de la fábrica a la especulación; del explosivo e imponente capitalismo productivo al insaciable capitalismo financiero; del patrón que estaba detrás de la máquina, a la invisibilidad del que se esconde tras la nada. La Revolución industrial trajo consigo la desintegración cultural de la que llegaría a ser la nueva masa obrera y su concentración en los grandes núcleos urbanos. Estos dos elementos fueron esenciales en la creación de la conciencia obrera y en la necesidad y posibilidad de organizarse. En este contexto, además, la riqueza de unos y la miseria de otros se materializaba en un espacio común. Ahora, esto no ocurre. Ninguno de nosotros nos cruzaremos jamás con ellos, han aprendido de la historia. Ahora nos dejan a nosotros con nosotros mismos para enfrentarnos: a los que tienen un contrato indefinido con los que tienen un contrato temporal, a los parados con los ocupados,

10

a los que se dedican al sector público con los del sector privado, a la juventud con sus padres... En definitiva, a los trabajadores con los trabajadores. Si hasta hace poco los invisibles eran todas aquellas personas que se encontraban en situación de exclusión, ahora lo son los inmensamente poderosos. Además, la voracidad del capitalismo ha polarizado la situación de la clase trabajadora en relación al número de horas laborables: si antes eran explotados a razón de largas jornadas, ahora lo están siendo a la baja, por contratos temporales y precarios, y asfixiados por la alta tasa de paro. Asimismo, la desprotección jurídico-laboral sigue siendo un aspecto primordial hasta el extremo de que estar hoy en posesión de un puesto de trabajo no supone salvarse de las garras de la pobreza. El neoliberalismo, y el determinante impulso dado por Thatcher y Reagan, ha colocado a los agentes financieros, a las grandes empresas nacionales y transnacionales y a los oligopolios estratégicos ­­–léase compañías eléctricas, gasísticas, petroleras, de telecomunicaciones, farmacéuticas…– en una situación de hegemonía económica que les ha permitido dominar, seguidamente, la vida mediática, política y social, dinamitando en última instancia el pacto social de posguerra entre trabajo-capital.


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 Ahora podemos tener una economía de guerra mientras El Corte Inglés cumple plenamente su horario y sin que caiga del cielo ninguna bomba. Aparentemente no hay heridos, no hay víctimas a las que socorrer. Pero es una guerra porque es una cuestión de supervivencia.

«Las viejas luchas siguen vivas; es por ello que reivindicar el humanismo, la utopía o el obrerismo no es un ejercicio trasnochado de tributo a la memoria. Supone defender el patrimonio de nuestra identidad.» Si bien en los últimos años estamos sufriendo los efectos más perversos, es de justicia recordar que en los tiempos de bonanza, la misma cresta de la ola que nosotros disfrutábamos, ha sido el tsunami que ha devastado las oportunidades de miles de millones de personas en el mundo perpetuando su situación de pobreza extrema. Estando en un mundo globalizado el desarrollo no se ha universalizado y, por tanto, la dignidad humana tampoco. Habría que preguntarles a ellos sobre las bondades del sistema. Y no es solo eso. Vivimos en la era de la comunicación... y más aún de la manipulación. Los rescates económicos son «prés-

tamos en condiciones muy favorables», el exilio económico, «movilidad exterior», el elitismo, «excelencia», las cuchillas de la vergüenza, «medidas de disuasión pasivas» y suma y sigue. Pero ¿dónde quedó el valor de llamar indecencia a la indecencia? La instauración del pensamiento único en los medios de comunicación –y en buena parte de las facultades de económicas del mundo– se ha hecho falazmente dogma; de ahí la inevitabilidad con la que nos presentan las políticas de austeridad y el desmantelamiento del Estado de bienestar. Actualmente estamos pagando el precio de olvidar que el socialismo no es una causa, es una consecuencia. Es consecuencia de la explotación y humillación sistémica a la que se condena a buena parte de la población. Las viejas luchas siguen vivas; es por ello que reivindicar el humanismo, la utopía o el obrerismo no es un ejercicio trasnochado de tributo a la memoria. Supone, por el contrario, defender el patrimonio de nuestra identidad. ¿Quién decidió vaciar de sentido didáctico la actuación política? ¿Quién o qué inoculó la indefinición premeditada? Los socialistas no somos meros gestores, aspiramos a transformar la realidad. No necesitamos refundarnos, necesitamos reafirmarnos. Y es que, para el socialismo la regla de oro es política y no presupuestaria y radica en la consecución de un nuevo orden social basado en los principios de igualdad, justicia y dignidad. Enfrentemos la incertidumbre del futuro con la certeza de una respuesta clara de izquierdas.

Sara Bonmati García

11


//

Comunidad

de

Madrid

Comedores sociales

L

a llegada de la crisis económica originada en el 2008, debido al desplome del sector financiero y agravada en España con la explosión de la burbuja inmobiliaria, ha provocado, como sabemos, una caída de ingresos general en la mayoría de los ciudadanos de nuestra ciudad y un aumento del desempleo hasta cuotas nunca vistas en nuestro municipio. Van siete años de sufrimiento. Personas que antes tenían un trabajo o unos ahorros para resistir hasta encontrar un empleo, han visto como, primero su empleo y posteriormente su dinero, desaparecían tan rápido como sus ilusiones, esperanzas y bienestar del que gozaban. Muchos de ellos ahora mismo se ven irremediablemente abocados a la caridad como modus vivendi. Una de las pocas cosas que con la llegada y continuidad de la crisis desgraciadamente ha aumentado, ha sido el número de comedores sociales, prácticamente al mismo ritmo que crecía la pobreza que la crisis dejaba a su paso. Hasta allí, acuden diariamente personas que lo han perdido todo o casi todo en busca de algo que llevarse a la boca. Estos se han vistos sobrepasados por la cantidad de miseria que la crisis económica y social ha dejado a


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 su paso, con una particularidad especial de esta crisis: no hay un perfil claro del individuo afectado. A las bolsas tradicionales de población que en estos centros se atendía en tiempos de bonanza económica, mayoritariamente de clase baja, hay que sumar los nuevos pobres. Gente que hasta ayer gozaba de un empleo y un salario, en no pocas ocasiones generoso, que les permitía llevar una vida cómoda y desahogada, e incluso empresarios hay entre los desafortunados «clientes» de estos comederos, sin olvidar niños, jóvenes, ancianos, etcétera.

«No podemos renunciar a relegar la asistencia alimenticia básica de los más desfavorecidos al espacio de la caridad permanente.» Como tantas otras veces, los más desfavorecidos del sistema sufren y se ven en la necesidad de acudir a estos centros altruistas en busca de un servicio que el sistema público es incapaz de ofrecer, bien porque no lo hace, o bien porque lo

asiste de forma insuficiente. No podemos conformarnos con la labor gigantesca, desinteresada y digna de mención y ejemplo de solidaridad que organizaciones laicas como Cruz Roja o de inspiración religiosa como Cáritas llevan a cabo día tras día en estos comedores, no solo a la hora de ponerles un plato en la mesa, sino también proporcionándoles un espacio de distracción y escapatoria de la dura realidad, sino que debemos exigírselo al Gobierno. No podemos renunciar a relegar la asistencia alimenticia básica de los más desfavorecidos al espacio de la caridad permanentemente. No es solución. El sistema público debería ser capaz de llegar a los más necesitados y cubrir sus necesidades primarias. No es algo desorbitadamente caro, ni algo que vaya a levantar crispación y polémica en los medios y en la calle, pues estoy seguro de que la inmensa mayoría de ciudadanos de nuestra ciudad, sean más de derechas o más de izquierdas, estarán de acuerdo en una medida similar a lo que se propone desde estas líneas de reivindicación y denuncia. No se entiende que desde el Ayuntamiento no se hayan puesto medidas, planes o acciones contundentes para acabar con esta horrible lacra que azota nuestra sociedad. Solo se entendería desde la perspectiva altiva y alejada de la realidad de un ejecutivo municipal, más preocupado en pagar a los que más tienen y menos necesitan, que en dar a los que menos tienen y más necesitan. Exijamos que se corrija la situación en nuestra ciudad.

Pablo Asenjo Sáez

13


// Comunidad de Madrid

¿V ¿Vuelta uelta al al cole cole o o al al infierno infierno??

«M

e cogieron entre tres personas y me pusieron en medio del vestuario. Algunos chicos de mi clase, siete u ocho, me pusieron en el suelo, me empezaron a orinar encima diciéndome mariposón, y a reírse. Recuerdo el escándalo que se formó, que la gente se estaba riendo y tal... El profesor entró, vio lo que estaba pasando, y se fue. Y yo lo vi y fue el hecho que más me marcó… porque a raíz de este hecho me intenté suicidar» (Arturo, 16 años). Podría ser un testimonio de una serie juvenil, pero la dura y cruda realidad es que es un testimonio real, recogido por el estudio de Acoso escolar y riesgo de suicidio en adolescentes LGB, editado en 2013 por COGAM (colectivo LGTB de Madrid) y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Vivimos una época marcada por una profunda crisis económica que se ha trasladado a lo social dejando a muchas personas sin trabajo, casa o comida. Las políticas de derecha han acentuado esta situación en las y los que menos tienen, de las y los que más necesitan, de aquellas y aquellos que son los que primero deberían ser atendidos por el Estado, y que han pasado a ser una responsabilidad subsidiaria para estos gobiernos (los de España y la Comunidad de Madrid) que se han olvidado de las y los más desfavorecidos.

14

En este contexto de crisis y abandono institucional, colectivos discriminados y agredidos históricamente nos encontramos en una situación de vulnerabilidad que está provocando que seamos blanco fácil para los delitos de odio (los más numerosos son los cometidos contra las personas LGTB). Acudimos atónitas y atónitos ante un recrudecimiento de la extrema derecha LGTBfóbica, racista... que pretende eliminar la dignidad al diferente, al diferente de lo que marca la norma heteropatriarcal, eliminar su dignidad para no considerarle persona, sino desecho, despojo al que hay que eliminar de la sociedad machista y elitista que pretenden instaurar.

«Más de un 80 por ciento del alumnado LGB no se atreve a salir del armario por miedo a represalias.» La solución a este problema está antes de que surja: la educación. Las personas socialistas somos firmes defensores de una educación pública, gratuita y de calidad, además de universal. La asignatura Educación para la Ciudadanía fue un gran acierto en este aspecto, aunque, bajo mi punto de vista, tenemos que ir más allá. La situación que viven las y los adolescentes lesbianas, gais, transexuales y bisexuales en la Comunidad de Madrid es insostenible. Según el último informe de


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 COGAM (2014) sobre homofobia y bifobia en las aulas, más de un 80 por ciento del alumnado LGB no se atreve a salir del armario por miedo a represalias. Así, 8 de cada 10 tienen que vivir una vida que no es la suya para poder sobrevivir en un sistema que les considera inferiores por amar de forma diferente a la establecida. Además, más de un 90 por ciento del alumnado, independientemente de su orientación sexual, considera que hay homofobia y bifobia en los centros educativos y que se discrimina a las personas por ser LGTB. Este informe, hecho entre 5.000 alumnas y alumnos de secundaria de Madrid, recoge testimonios escalofriantes, fiel reflejo de lo que sigue instaurado en la sociedad y en las instituciones: la consideración de homosexual, bisexual y transexual como persona inferior al resto. Un claro ejemplo de ello es: «Sinceramente, soy homófobo». Afortunadamente la situación tiene rayos de esperanza, ya que muchas chicas y chicos se empoderan cada vez más y deciden salir del armario, convirtiéndose en referentes para muchas otras y otros que siguen sus pasos. Además, en muchos casos de acoso y discriminación (que llega a veces a la violencia física), muchas compañeras y compañeros apoyan a estas personas y ponen en peligro su propia integridad para defender lo que consideran justo. La educación y la visibilidad son los dos pilares fundamentales para construir una sociedad justa y basada en el respeto.

Educación para demostrar que la diferencia nos hace enriquecernos juntos y que no hay que tener miedo; y visibilidad para evitar situaciones en las que las y los más débiles se encuentren solos y caigan en situaciones peligrosas. Aunque tenemos que defender nuestro legado –como las leyes de la dignidad que se aprobaron en el mandato de Zapatero–, queda mucho por hacer. La situación en los centros educativos es un ejemplo, pero seguimos sin ley contra los delitos de odio, la situación que viven niñas y niños transexuales es insostenible para ellos y sus familias, sin el auxilio de la administración. Una sociedad justa se construye con valentía, con perseverancia y con activismo. La victoria social vendrá de la mano de la izquierda, pero una izquierda alineada con los movimientos sociales, recogiendo sus demandas y dando respuesta a sus problemas. Hagámoslo posible desde la base, como siempre hemos hecho.

Santi Rivero Cruz

15


Crímenes económicos contra la humanidad

E

//

Economía

n el año 2008 estalló una de las crisis económicas mundiales más devastadoras de la historia moderna. El sistema financiero estadounidense vio cómo el entramado de las hipotecas basura se vino abajo en cuestión de días, creando un efecto dominó basado en la desconfianza bancaria que se extendió por las redes económicas de todo el mundo. El punto de arranque de este complejo global de burbujas data de finales de la década de los sesenta y comienzos de los setenta, cuando se sustituyó el paradigma de una economía de producción asentada en el avance científico y técnico por otro basado en la financiarización extrema de todos los sectores. A raíz del advenimiento de la crisis económica, muchos países tuvieron que aportar enormes cantidades de recursos públicos al tejido bancario algo que, unido al derrumbe de la recaudación por la paralización de la actividad económica, disparó los índices de déficit público. Esto ha generado la errónea sensación en muchos sectores de que la causa de


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 los males actuales radica en el gasto público. Por ello, se ha iniciado una operación sistemática de recorte de tal gasto, lo que ha provocado una merma muy relevante en muchas de las prestaciones sociales que venían recibiendo los ciudadanos.

«Corresponde abanderar esta ardua causa a los sectores socialdemócratas del mundo occidental.» El gran sufrimiento que soportan amplias capas de la población, unido a la certeza de que detrás de la crisis se encuentra la codicia y el lucro desenfrenado de unos pocos, ha generado en algunos ámbitos la idea (tal vez la necesidad) de empezar a hablar de la posible figura de los crímenes económicos contra la humanidad.

«La finalidad inmediata es la de generar sufrimientos en la población (siendo la mediata la de obtener nichos de mercado).» Es conocido que los crímenes contra la humanidad nacen con la intención de ser herramienta de castigo de la barbarie nazi. Previstos en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, incluyen acciones tales como el exterminio, la esclavitud, la tortura… así como «otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos». ¿Pueden incluirse en ese tenor literal las conductas de las que venimos hablando? No debe perderse de vista que estamos ante un tipo penal que requiere para su uso la existencia de un inequívoco dolo. Ha de existir la voluntad de causar

esos sufrimientos. Pues bien, la mayoría de las acciones de quienes estuvieron detrás de la especulación que provocó la irrupción de la crisis buscaban únicamente saciar su ingente codicia, pero sería complejo decir que su fin era causar sufrimientos a la población. Por lo general hablamos de individuos que especulaban sin escrúpulos y sin tener en cuenta las posibles consecuencias de sus actos. El comportamiento es altamente censurable, pero la categoría de los crímenes económicos contra la humanidad no es apta para su persecución. Distinta sería la cuestión si hablamos de empresarios o políticos que buscaron dinamitar determinados servicios sociales para ofrecer coberturas privadas que paliaran esos déficits de atención pública. En este caso, pese a la dificultad de prueba, la finalidad inmediata es la de generar sufrimientos en la población (siendo la mediata la de obtener nichos de mercado). En todo caso, la complejidad en el uso de esta figura penal internacional para perseguir este tipo de actividades aconseja la creación de un delito específico de índole económica, que fuera perseguido por alguna especie de comisión con expertos en la materia. Su creación, siendo sinceros, es altamente dificultosa, pues a muchos países seguirá interesando amparar estas acciones y el neoliberalismo es una corriente con poderosas influencias que suele boicotear cualquier intento de limitar la instauración de mecanismos de regulación de la actividad financiera. Corresponde, a mi juicio, abanderar esta ardua causa a los sectores socialdemócratas del mundo occidental.

Daniel López Rubio

17


// Economía

Salarios y poder de clase: dos años de devaluación salarial

S

egún los actuales Programas Nacionales de Reformas y de Estabilidad, la política salarial del Gobierno se basa en dos argumentos: 1) que el «desproporcionado» crecimiento salarial registrado en España durante la etapa de expansión no sólo dificulta la creación de empleo, sino que habría minado la competitividad de la economía al encarecer nues-tras exportaciones (llegando a generar un costoso déficit comercial que alcanzó el 12 por ciento del PIB en 2007); y, 2) aunque menos explícitamente, que la agresiva devaluación salarial emprendida desde comienzos de 2012 constituye el mecanismo para corregir los desequilibrios acumulados. Pues bien, ambos puntos son falsos. Es cierto que, desde el inicio de la burbuja inmobiliaria, los costes laborales unitarios (CLU) crecieron sustancialmente en España (3,16 por ciento de media interanual entre 1998 y 2008 –frente al 1,8 de la UE-15 o el 0,31 de Alemania–). Sin embargo, la falsedad del argumento del Gobierno se demuestra ante el comportamiento del sector exterior español entre 1999 y 2008, pues: 1) según la OMC y el ICEX, España incrementó sus exportaciones a un ritmo del 5,6 por ciento interanual (alcanzando el 10 por ciento

18

y el 8,6 por ciento en 2006 y 2007); 2) según EUROSTAT, la cuota de las exportaciones españolas creció un 9,7 por ciento sobre el conjunto de la OCDE (mientras países como Estados Unidos o Francia perdían entre un 15 por ciento y un 20 por ciento). Y es que, aunque los CLU hubieran sido los determinantes de la competitividad, según la OIT, si éstos para Alemania en 2009 eran 100, en España alcanzaban un 92,9 (muy lejos del 112,5 o del 104,4 de Francia e Italia). Evidente, la objetividad de todos estos datos demuestra la falsedad de la tesis del Gobierno. En consecuencia, la causa de ese desequilibrio comercial que se utiliza como excusa para reducir los salarios de los españoles no era otra que la propia burbuja inmobiliaria, pues su voracidad nos endeudaba con el exterior al obligar a importar recursos a tasas aún superiores a las que exportábamos. Sin embargo, bajo estas premisas, al cumplirse dos años de la aprobación de la reforma la-boral, el poder adquisitivo por trabajador registra una caída del 3,9 por ciento (caída que, a finales de 2012, era de un 7,2 por ciento –niveles previos al euro–). Obviamente, si el diagnóstico es erróneo, los resultados no podían haber sido más


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 des-astrosos en estos dos años: 1) según la Contabilidad Nacional, el consumo de los hogares ha caído un 2,4 por ciento, la inversión un 9,5 por ciento y PIB en un 1,8 por ciento; 2) según la EPA, se han destruido 1.202.400 empleos, hay 646.000 nuevos parados y 556.400 personas han abandonado el mercado laboral, aumentando la tasa de paro en casi cuatro puntos; 3) la actual caída del IPC, fruto de esta recesión deliberada, ha incrementado el valor real de las deudas, lo que, junto a las dificultades añadidas para su devolución por familias y empresas (dadas la caída de renta y, consecuentemente, de beneficios y ventas) ha contribuido a incrementar la tasa de morosidad desde el 8,3 por ciento al 13,61 por ciento; 4) según la Tesorería General de la Seguridad Social, los ingresos por cotizaciones sociales han caído nada menos que un 22,63 por ciento entre 2011 y 2013 (de 105.311.663 millones a 81.479.400), poniendo al sistema deliberada-mente en riesgo a favor de las aseguradoras; y, finalmente, 5) ha

emergido un alarmante incremento de la pobreza (total, infantil e, incluso, «laboral») y de las desigualdades sociales, recrudecimiento de la precarización, etcétera. Pero es que, incluso, según el Banco de España, dada la destrucción de capital físico y humano provocado por esta política, España ha venido, justamente, perdiendo competitividad frente a los países desarrollados durante el mismo periodo, de modo que el intenso pero fugaz incremento de las exportaciones radicó, en realidad, en la recuperación del consumo de otras economías.

«Una de las derechas europeas más oscuras, la española, está pudiendo llevar a cabo el proyecto de ingeniería social que anhelaba recuperar.» Por tanto, ¿por qué se mostraba Rajoy exultante al conocer los pésimos datos de la EPA 2014-TI? Porque, aprovechando el contexto y bajo un discurso falso –y no suficientemente contestado–, por fin, una de las derechas europeas más oscuras, la española, está pudiendo llevar a cabo el proyecto de ingeniera social que anhelaba recuperar: la restauración de su poder de clase por encima de las libertades democráticas y reales. Cuando esta política cumpla su tercer año de vigencia y los efectos estacionales que animan la actividad y el empleo se hayan diluido, podremos seguir comprobando como nuestro país sigue siendo abocado a la miseria y la desigualdad si no somos capaces de frenarla.

Luis Gómez

19


Desobediencia ambiental

//

Ciencia

y

Te c n o l o g í a

C

omo jóvenes socialistas, somos personas concienciadas con el medio ambiente. Cada uno a su manera, intentamos realizar pequeñas acciones cotidianas para cuidar nuestra conciencia ambiental, pero muchas veces nos quedamos en acciones superficiales y no vamos más allá. Nos terminamos conformando con lo que hacemos, reciclamos solo lo que no nos cueste demasiado trabajo, usamos el transporte público solo en distancias cortas y reducimos nuestras acciones reivindicativas solo a hechos de alta importancia. Pero incluso realizando acciones para ser más ecológicos, no nos damos cuenta de que estas puede que tampoco sean las más adecuadas. Como muchas personas concienciadas, a mí me gusta reciclar, me gusta visitar nuestras reservas naturales, manteniendo un estilo de vida normal, sin privarme de los pequeños placeres de la vida. Pero esto cambió el día en el que empecé a plantearme la manera en que realizaba mis acciones cotidianas. Veamos un ejemplo: creía que si tiraba el papel y mis cartones al contenedor azul, mi vidrio al contenedor verde y los plásticos al contenedor amarillo, ya estaba bien. Pero no me daba


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 cuenta de si el papel tiene grasas o si tiraba mis cuadernos con las grapas y anillas lo que estaba haciendo era dañar la cadena de reciclaje; si tiraba termoestables a los plásticos igual; de que el cristal no entraba dentro del vidrio y que si lo hacía, los productos reciclados saldrían de peor calidad y no podrían ser reutilizados. Es decir, reciclando lo único que conseguí fue perjudicar la cadena de reciclaje. Para relajarme, como muchos de nosotros, visito zonas naturales, perder el tiempo entre la naturaleza, disfrutando del sonido de los animales y la tranquilidad que transmiten los árboles y las plantas. De lo que no era consciente es de los cientos de personas que tienen esa misma idea y que juntos formamos una masa que interfiere en el día a día de plantas y animales. Produciendo un daño que perfectamente se podría mitigar, limitando o eliminando la entrada de personas a zonas específicas.

«Nos terminamos conformando con lo que hacemos, reciclamos solo lo que no nos cueste demasiado trabajo, usamos el transporte público solo en distancias cortas y reducimos nuestras acciones solo a hechos de alta importancia.» El caso más perverso es el del transporte. Si somos ecológicos, nos gustará movernos en transporte de masas, el autobús, el tren, el avión y otros, nos transportan a los lugares que deseamos. Pero no reflexionamos de dónde proviene la energía para ponerlos en marcha, el nivel

de contaminación que se produce para que estos recorran las rutas hasta nuestro destino, o si nuestra salud puede verse dañada por hacer uso de ellos. En el caso del Metro, la cantidad de CO2 por O2 que se puede encontrar en algunas zonas está por debajo de lo deseable, o de otros contaminantes que tienden a acumularse en zonas bajas. O en el caso de las vías de los trenes que suponen una barrera física entre poblaciones de animales, en el caso de pasar por zonas naturales. Por no hablar de la altísima polución que emiten los aviones. Estos son algunos de los ejemplos que os puedo dar, de cómo algo que en principio es deseable, el reciclado, la concienciación ambiental, el uso del transporte de masas, se convierten en problemas envenenados. Por ello, os animo a no quedarnos en la superficie del grave problema ambiental que tenemos, sino que recapacitemos y reflexionemos sobre la mejor manera de solucionarlo.

Pedro Murillo Arnau

21


// Ciencia y Tecnología

Magia contra medicina

¿E

n qué piensas si te hablo de homeopatía? ¿Cuántos dirían que se trata de una terapia natural, una alternativa a esta medicina tan agresiva que algunos perciben? Es curioso que esa sea la consideración social de una práctica que surgió por sorpresa, fruto de la imaginación del médico alemán Samuel Hahnemann, en 1810. Es cierto que la medicina de entonces poco tenía que ver con la de hoy día; el creador de la homeopatía tan solo hizo una propuesta tan poco científica como lo que hasta entonces se consideraba «medicina clásica». La doxa médica de principios del xix aún seguía dando vueltas a la idea de los cuatro humores y la vanguardia de esta ciencia emergente se acercaba tímidamente a la idea de que la biología es en realidad cosa de células. En el marco de una medicina tan rudimentaria, Hahnemann imaginó la máxima sobre que la se funda todo el saber homeopático: el principio de similitud, según el cual, si una determinada sustancia produce un efecto negativo sobre una persona sana, también será capaz de curar aquellos enfermos con síntomas similares a los que produce ese tóxico. Consideró además que, para que sus remedios tuviesen efecto, no bastaba con administrarlos tal cual, sino que era necesario diluirlos casi has-

22

ta el infinito, confiando en que el agua, gracias a una memoria mágica, era capaz de recordar lo que un día estuvo allí.

«El Ministerio ha apostado por la magia para beneficiar a quienes se enriquecen a costa de los enfermos.» Pongamos un ejemplo más visual: si el azúcar, en una persona sana, produce un aumento de la glucosa en sangre, según Hahnemann podríamos tratar a los diabéticos administrándoles azúcar diluida… ¿Os imagináis a un médico intentando revertir un coma hiperglucémico con unas gotitas de agua azucarada? Y no olvidemos que, tras tanta dilución, resulta menos probable encontrar una sola mo-


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 lécula de azúcar en ese brebaje, que en la distancia que separa al Sol de la Tierra. Desde 1810, la medicina ha avanzado hasta límites inimaginables. Hoy son los estudios y los ensayos clínicos los que hacen que avance la capacidad de curar y de aliviar la enfermedad, pero en 204 años aún no disponemos de un solo estudio riguroso que avale el uso de la homeopatía. Sí los hay, sin embargo, que han demostrado que la efectividad de estos remedios se reduce al efecto placebo. ¿Quieren hacernos creer que se trata de un complot para desacreditar a los homeópatas? Si tan seguros están de sus postulados, ¿cómo es que no son capaces de demostrarlos de forma seria? El problema real de esta superchería reside en el cóctel extraño que se nos vende como «medicinas alternativas». Resulta muy útil para la homeopatía que se la confunda con la fitoterapia y otras prácticas que, si bien no son convencionales, sí han demostrado cierta base científica; ¿sabíais que el estracto de Pygeum africanum –una variedad de ciruelo–, es un tratamiento validado y muy usado para tratar la hiperplasia benigna de próstata? La medicina está abierta a aceptar cualquier terapia que muestre ser eficaz, sin prejuicio alguno. La homeopatía, sin embargo, desafía los preceptos más básicos de la biología, la química, y la medicina; tratan con agua y bolitas de azúcar enfermedades que en muchos casos curan solas, y pretenden venderlo como una prueba de efectividad.

¿Cuántos homeópatas se atreven con un infarto, un cáncer, o un shock anafiláctico? Ellos se quedan con el insomnio, la ansiedad, las alergias inespecíficas… patologías tan ambiguas y subjetivas que resulta imposible medir la supuesta mejoría. La homeopatía exige una dosis de fe imposible en la medicina, algo así como la predicción de un vidente que nos augura éxitos futuros: si acierta es gracias a su don, si falla la culpa es tuya por incrédulo.

«¿Os imagináis a un médico intentando revertir un coma hiperglucémico con unas gotitas de agua azucarada?.» El Ministerio de Sanidad lleva un año preparando una orden ministerial para regularizar la venta de productos homeopáticos, para que pasen a ser medicamentos. Aceptar como válida una técnica absolutamente acientífica implica que muchos pacientes, que potencialmente podrían recuperarse, serán tratados con pócimas y caramelos que no mejorarán su sufrimiento. El Código de Deontología Médica nos obliga a «respetar la evidencia científica», ya que el uso de terapias no validadas podría considerarse una negligencia. Mientras que el Ministerio ha apostado por la magia para beneficiar a quienes se enriquecen a costa de los enfermos, somos muchos los que nos negamos a aceptar que se juegue con la vida de los pacientes. La medicina es ciencia, no fe: #NoSinEvidencia.

Álvaro de la Serna Gamboa

23


Fundación Tomás Meabe: aprender y reivindicar el pasado, avanzar hacia el futuro

L

a Fundación Tomás Meabe vive unos meses de relanzamiento. Replantearse los proyectos es el primer paso para asegurar la solidez de los mismos, ampliarlos y añadirles innovación. La Fundación nació en 1990 en el afán de recordar los valores del que fuera fundador de las Juventudes Socialistas: recuperar la historia de JSE y trabajar por y para los jóvenes. Desde el año 2013 y con un patronato renovado, la Fundación se orienta hoy a lo que señala el título de este artículo: a aprender y reivindicar el pasado, pero también a avanzar hacia el futuro.

Cultura

«Esperamos que nos ayudéis a construir este espacio común de valores de progreso, para contar pequeñas historias del socialismo de siempre y para enriquecer las grandes ideas del socialismo de mañana.» La crisis económica quizá no sea el mejor escenario para relanzar proyectos, pero si algo caracteriza a nuestros valores es desarrollarse mejor a contracorriente. Qué mejor tiempo que este para recuperar nuestra historia, para hacernos dignos de ella. Y qué mejor tiempo que este para avanzar hacia el futuro, para promover la conciencia crítica y el análisis académico joven sobre la realidad social. Y eso es a lo que nos vamos a dedicar.

//

De una parte, a recuperar la historia de JSE, aunque desde un concepto integral. La historia de JSE no


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 es solo lo que pasó en tal o cual Congreso o qué campaña hizo Juventudes Socialistas de España en tal o cual año. También queremos recuperar las historias particulares, las de quienes hicieron crecer nuestros valores desde su pueblo o su ciudad, en un tiempo o en un lugar que había quedado cubierto por el polvo del olvido, en una historia que nos resultará a todos familiar. A este ánimo irán orientadas algunas de nuestras líneas de trabajo: el Banco de la Memoria o el Archivo Documental, por ejemplo.

Queremos contar con todo el mundo: con los jóvenes de antes y con los jóvenes de ahora. El último trimestre de 2014 verá alumbrar poco a poco estas tareas y esperamos encontrar a todos allí, para que nos ayudéis a construir este espacio común de valores de progreso, para contar pequeñas historias del socialismo de siempre y para enriquecer las grandes ideas del socialismo de mañana.

«Qué mejor tiempo que este para recuperar nuestra historia, para hacernos dignos de ella.» De otra parte, queremos servir a los jóvenes de hoy a avanzar para el futuro. Dar salida y espacio a las ideas de los jóvenes para que pasen a engrosar fácilmente el caudal de las ideas progresistas cuanto antes mejor. Muchos sabemos que las ideas peleadas por los jóvenes socialistas de hace cinco años terminan asumidas en más o menos plazo por todos antes o después. Qué menos que prestar espacio y plataformas de generación de conciencia crítica para que esas ideas, esos derechos, esa nueva visión de nuestros valores de siempre, sean recogidos por todos en menos plazo, que formen parte cuanto antes de nuestra cultura política. Para esto, tendremos otras líneas de trabajo, como Los Jóvenes Opinan.

Fundación Tomás Meabe 25


// Cultura

Anarchy: La noche de las bestias

E

n el año 2013 se estrenó The Purge: la noche de las bestias (título original: The Purge), dirigida por James DeMonaco, película que contó con un presupuesto que, bajo el prisma de Hollywood, se considera bastante limitado, ya que se invirtieron solo 3.000.000 dólares. Contra todo pronóstico, la película fue un taquillazo y consiguió superar, con creces, el dinero invertido ya que se recaudaron cerca de 90.000.000. En vista del éxito conseguido, su productora no tardó en ponerse a rodar una secuela y, en julio del 2014, se estrenaba: Anarchy: la noche de las bestias (título original: The Purge: Anarchy [The Purge 2]), con un presupuesto de 9.000.000 de dólares, segunda parte de una, más que posible, futura trilogía.

«El Gobierno establece que, durante una noche al año, no va a haber leyes, pudiéndose cometer cualquier delito o acto vandálico.» El hilo argumental de las dos películas es básicamente el mismo, nos traslada a un futuro, no muy lejano, en el que se han disparado los índices de criminalidad y las cárceles están llenas de delincuentes. Para

26

Crítica de cine tratar de combatir esta situación, el Gobierno establece que, durante una noche al año, no va a haber leyes, se podrá cometer cualquier delito o acto vandálico. Este régimen fascista basado en la eugenesia a las clases sociales más pobres (los ricos fortifican sus casas haciéndolas casi inexpugnables), no se ex-


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 plica de forma profunda durante la trama, solo deja entrever retazos en los que se infiere que tiene que ver con la religión y hablan de los llamados padres fundadores. La diferencia entre las dos películas es que, mientras en la primera se refugiaban en las casas, en Anarchy, las tramas se desarrollan en el exterior. Durante el desarrollo de la película se nos presenta a unos protagonistas que luchan por salvar sus vidas en una ciudad repleta de enemigos: Eva y Cali son madre e hija que escapan del ataque de su bloque, Shane y Liz son una pareja cuyo coche

es saboteado por unos pandilleros y por ultimo Leo, que sale a la calle en busca de venganza.

«Durante el desarrollo de la película se nos presenta a unos protagonistas que luchan por salvar sus vidas en una ciudad replea de enemigos.» En definitiva, por mucha carga moral e ideológica, la película no deja de ser un film de acción con momentos de terror. La idea es buena, pero ha sido y será explotada hasta que no sea más que un recuerdo anecdótico.

Alejandro Sancha Bernaldo de Quirós

27


// Nacional

K.O

42

#Regulacionismo

Cara

a cara:

El poder de un derecho

D

esde hace años, la brecha dialéctica y moral sobre la regulación del mal llamado «oficio más antiguo del mundo» no ofrece otra cosa que intensos y vivos debates entre las filas de unas Juventudes Socialistas divididas entre los que, por un lado, creen que el trueque entre placer y dinero denigra a la mujer (y al hombre, no lo olvidemos en esta nuestra constante lucha en equiparación de derechos) y las posturas a favor de una regularización que permita el acceso de la protección social del individuo y su conquista total en el plano individual en pro de su libertad de elección y de acción. La situación es clara: antes de empezar la casa por el tejado debemos tener claro que el combate contra

Diego Gracia Albandea 28

las mafias y la propia sociedad (en todos sus estratos) que demanda de estos servicios de manera fraudulenta y aprovecha la reciprocidad de lo ilegal hace que el problema no solo continúe, sino que aumente. Este es el verdadero problema a combatir, el negocio generado por redes organizadas que atraen a mujeres (y hombres) bajo el engaño de una vida y mejores condiciones que las obtenidas hasta entonces. Solo combatiendo y poniendo fin a esta problemática conseguiremos ver realmente que existe un alto porcentaje de personas que toman su decisión libre y firmemente de hacer de la prostitución su modo de vida. Entramos de lleno, ahora sí, en la controversia de las libertades individuales sobre la fina línea que

¿Y tú qué

@jsma


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

O.

2

#Abolicionismo

Prostitución «La Magdalena» no quiere ser puta

C

uando los hombres y mujeres socialistas nos enfrentamos al tema de la prostitución nos encontramos siempre frente a la diatriba entre el modelo abolicianista y el regulacionista. El primero, que es el que aquí defiendo, tiene como objetivo último erradicar el comercio de cuerpos con fines sexuales, la posición regulacionista persigue garantizar derechos para las personas que se dedican a la prostitución, considerándolos trabajadores. Partiendo de que ambos planteamientos comparten la necesaria lucha contra la trata de personas –que en lo que a prostitución se refiere, se estima entre el 90 por ciento de los casos, para los abolicionistas, y el 60 por ciento, para los regulacionistas–, expondré ahora los motivos por los que considero más acertado que, como socialistas, defendamos un posicionamiento abolicionista.

opinas?

madrid

En primer lugar es preciso señalar que, en los muchos años en que se viene desarrollando este debate, tanto el modelo abolicionista como el regulacionista se han puesto en práctica en diversos países del mundo y, con ánimo científico, los resultados de la aplicación de las diferentes políticas implementadas pueden ayudarnos a decidir cuál es el más apropiado. Así, sabemos que en Suecia, donde hace años se implantaron medidas abolicionistas como multar a los consumidores de prostitución –bajo la premisa de que sin clientes no existiría el comercio sexual– y ofrecer a las personas prostituidas planes de reinserción laboral. De este modo Suecia ha conseguido reducir el número de mujeres prostituidas en un 66 por ciento, el de clientes en un 80 por ciento, y la trata de mujeres con este fin es cien veces inferior al número estimado en Finlandia.

Ramón Martínez 29


// Nacional

K.O

20

#Regulacionismo separa lo moral, de lo digno, los principios de la libertad, la realidad de la intransigencia.

«El verdadero problema a combatir es el negocio generado por redes organizadas que atraen a mujeres (y hombres) bajo el engaño de una vida y mejores condiciones.» ¿Es lícito pues el tachar al individuo que ejerce la prostitución de persona ultrajada y denigrada? Las condiciones laborales actuales sufridas por muchas personas en la actualidad con sueldos precarios y horarios que sesgan su conciliación familiar y la de su propia vida, conducen a la denigración del individuo igualmente sin que por ello se convierta en un problema moral sino primario en el conjunto de la sociedad.

«No puedo evitar pensar que la situación actual exige que la garantía social del trabajador sea total en todos los ámbitos y para cualquier tipo de condición.»

30

Por otro lado, jactándonos de ser los abanderados de las libertades individuales y muy especialmente en los que atañen directamente a la mujer sobre la libre elección de actos con su cuerpo, provoca una hipócrita versión de la realidad confundida muy arbitrariamente entre los principios de justicia y emancipación individual del ser humano. Centrándome únicamente en los principios que albergan la conquista de los derechos sociales no puedo evitar pensar que la situación actual exige que la garantía social del trabajador sea total en todos sus ámbitos y para cualquier tipo de condición. La aportación brindada por un sistema de salud público, el derecho a cotización y pago de impuestos (un favor a la lucha contra la economía sumergida) y el aporte del capital hacia un modelo de bienestar social exigido para todos y todas es lo que forma un conjunto resultante de derechos y deberes a una sociedad común.

Doble


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

O.

20

#Abolicionismo Todo un éxito, frente al modelo regulacionista, que se implementó en Holanda, donde ha aumentado la prostitución infantil, el tráfico de mujeres y niñas, la industria del sexo –en que aparece involucrado el crimen organizado–, y la violencia contra las mujeres.

«En el socialismo la igualdad es el objetivo prioritario, supeditando a ella el ejercicio de la libertad.» Por otra parte, puedo argumentar un razonamiento de ética socialista: si bien el regulacionismo suele reivindicar la libertad individual para que cada cual pueda dedicar su cuerpo al fin que elija, no dejo de preguntarme si una persona, haciendo uso de su libertad, no contribuye al ejercer la prostitución a que otras personas sean víctimas de trata, para poder ofrecerlas a los clientes que no pueden acceder al mercado de las personas libres, mucho más caro. Y hay que recordar que en el socialismo la igualdad es objetivo prioritario, supeditando a ella el ejercicio de la libertad. Por eso no podemos considerar socia-

K.O.

lista el uso individual de la libertad que limita directa o indirectamente la libertad de otras personas. Por último, es posible apuntar un motivo económico: el negocio de la prostitución acostumbra estar relacionado no solo con el crimen organizado, sino también con las posiciones políticas de ultraderecha, que se financian a través del comercio sexual. Es sabido que, por ejemplo, el que fuera en 2001 secretario general técnico de ANELA (Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne), la patronal de los locales de alterne, José Luis Roberto, fue nombrado en 2002 secretario general de España 2000. ¿Hemos de defender el negocio que posibilita la existencia de la extrema derecha en nuestro país? Pero, dejando a un lado el éxito del modelo abolicionista, el imperativo ético de la igualdad y el entramado económico que se esconde detrás de la prostitución, hagámonos una pregunta: ¿cómo es posible que haya que pagar por algo que es gratis? Esa es la verdadera cuestión.

31


Gaza: zona cero

«Lectura Fácil»:

Porque la información, la literatura y la cultura es un derecho de todas y todos.

En defensa del derecho fundamental de huelga

Relativizando

el gobierno educativo de PISA


La violencia machista y

Una izquierda necesaria

Comedores sociales

多Vuelta al cole o al infierno?

sus nuevas formas


Cr铆menes econ贸micos contra la humanidad

desobediencia ambiental

Salarios y poder de clase

Magia contra medicina


Fundaci贸n Tom谩s Meabe

Anarchy: La noche de las

Regulacionismo

Abolicionismo

bestias


En defensa del derecho

//

Juventudes de Madrid

Socialistas - JSM

fundamental de huelga

E

l derecho de huelga es un derecho fundamental reconocido por el artículo 28 de la Constitución española. Esto significa que goza de la mayor relevancia legal posible, así como también de la mayor protección que nuestro ordenamiento jurídico puede dispensar. No puede ser de otra forma si se piensa que la propia Constitución proclama en su artículo 7 que los sindicatos son piezas clave de nuestro sistema político-social, que «contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios». Los sindicatos son, según nuestra Constitución, sujetos jurídicos y políticos de primer orden, en cuya actividad descansa en buena medida la garantía del buen funcionamiento de nuestra democracia y de respeto a los derechos del conjunto la ciudanía.

«Como socialistas, como demócratas, pero sobre todo como ciudadanos, no podemos dejar de oponernos a cualquier tipo de limitación del derecho fundamental de huelga.» Esta especial relevancia constitucional viene dada, en parte, por el hecho de que su actividad conecta con numerosísimos derechos de primer orden. Además del derecho a la huelga, también el de reunión y manifestación, la libertad de expresión, la negociación colectiva o el derecho al trabajo, por mencionar solo los más sobresalientes, conectan con el ejercicio cotidiano de la libertad sindical. Pero si algún derecho está especialmente vinculado a la actividad sindical, es el derecho de huelga. Un derecho cuya titularidad es de todos y todas, pero cuyo ejercicio


EL ALA IZQUIERDA N.º 3 es colectivo. Un derecho fundamental que es también una herramienta esencial en la lucha de sindicatos y trabajadores por alcanzar mejoras en las condiciones laborales y de vida del conjunto de la ciudadanía. Una pieza imprescindible en el funcionamiento de un sistema de relaciones laborales equilibrado y la consecución de una sociedad más justa. Por ello, como socialistas, como demócratas, pero sobre todo como ciudadanos, no podemos dejar de oponernos a cualquier tipo de limitación del derecho fundamental de huelga, como de cualquier otro derecho. Vaya por delante que ningún derecho fundamental es absoluto y que tienen su límite primero y principal en la garantía del resto de derechos fundamentales. En este sentido, no pueden ampararse

conductas contrarias al libre ejercicio de ningún derecho o, ni siquiera, contrarias a la ley. Pero la sanción de tales excesos debe resultar proporcional a los intereses constitucionales en juego y, por consiguiente, nunca dañar un derecho de tanta trascendencia como el de huelga. No podemos consentir que la ley, y en particular la ley penal, sea utilizada para la persecución de los trabajadores y las trabajadoras, y el menoscabo del derecho de huelga en particular y de los derechos sociales y ciudadanos en general. Asistimos a una manifestación más de una estrategia concertada para el recorte, la restricción o la eliminación de derechos de todo tipo que, en el caso particular del derecho de huelga, alcanza una especial trascendencia, pues deja sin efecto la principal herramienta defensa de los trabajadores y de impulso de la negociación y el diálogo entre estos, sus representantes y los empresarios. Por todo ello, y desde el la oportunidad de expresarnos libremente que nos ofrecen estas páginas, los jóvenes socialistas de Madrid queremos alzar la voz, junto con nuestros compañeros y compañeras de UGT y CCOO y junto con tantos trabajadores y trabajadoras que luchan diariamente por sus derechos, para gritar alto y claro que ¡la huelga no es delito!

Daniel Pérez Prado, vicesecretario general segundo de Economía, Trabajo y Política Autonómica de JSM

37


// JSM

Compromiso día a día l verano no es impedimento para seguir haciendo socialismo. Una vez más, la solidaridad se convierte en piedra angular de nuestra actividad. Así, muchas agrupaciones han tenido y están teniendo presente que septiembre supone un claro desafío para muchas familias con la vuelta al cole.

E

Las JS de Móstoles realizaron una charla-coloquio sobre el derecho a la muerte digna. Para ello proyectaron el corto Eutanas SA. Por otro lado, y con vistas al inicio del curso académico, han puesto en marcha una recogida solidaria de material escolar y libros de texto. Aquellas personas que quieran ayudar pueden ir a la c/ Empecinado 8, posterior.

Las JS de Latina han realizado una recogida de firmas para que la Junta de distrito habilite espacios públicos para que la juventud desarrolle actividades orientadas tanto al ocio como a la formación. También aprovecharon el verano para promover una recogida solidaria de tapones de plástico.

También las JS de Torrejón de Ardoz han iniciado una campaña de recogida de material escolar, en este caso, para el colegio publico de Torrejón. Esta iniciativa estará en marcha durante todo el mes de septiembre. Todos los vecinos y vecinas pueden colaborar acercándose a la Casa del Pueblo (c/ Juan XXIII, 10-12).

S JS Móstoles

38

JS Latina


EL ALA IZQUIERDA N.ยบ 3

Somos republicanos 39


// JSM

JS Torrejón de Ardoz

Por su lado, los compañeros y las compañeras de JS de Carabanchel entendiendo la importancia de impulsar actividades de carácter formativo e ideológico, realizaron un acto, al aire libre, en la que se pudo profundizar sobre el marxismo, el socialismo y la socialdemocracia. Un año más, JS de Vallecas Villa recordaron al poeta y dramaturgo Federico García Lorca en el aniver-

40

JS Vallecas Villa

sario de su asesinato. Para ello, recitaron algunos de sus poemas frente a su monumento conmemorativo. Además, han impulsado un mercadillo solidario de libros de texto. La campaña «Tú haces falta» impulsada por las JS de Colmenar Viejo busca recoger las quejas y sugerencias para mejorar el municipio. Asimismo, y en la misma línea de denuncia, emprendieron


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

JS Carabanchel

JS Ciudad Lineal

otra recogida de firmas para que se arregle el acceso al ambulatorio sur de Colmenar Viejo. Por último, las JS de Ciudad Lineal dentro de su ciclo económico han realizado una charla en la que se atendió a las causas de la crisis económica así como a las políticas para combatirla. Además, entregaron al Banco de Alimentos de Madrid los alimentos no perecederos de su campaña solidaria.

JS Colmenar Viejo

41


En busca de la mejor hamburguesa de Madrid Hoy vamos a… Home Burger Bar Localización: c/ Cruz, 7, Madrid

S

//

Miscelánea

i algo caracteriza a nuestras críticas gastronómicas es una ausencia absurda de miedo –y de criterio-, así que cuando descubrimos que en Madrid existe un lugar donde preparan hamburguesas vegetarianas nos lanzamos como locos a probarlas. Hamburguesas sin carne… ¿Qué será lo próximo? En fin, coged vuestras gafas de pasta, el iphone, la camisa estampada marrón y los pantalones ceñidos porque nos hemos comido una hamburguesa hipster; y estaba realmente buena. Con un ambiente logrado imitando a los años 50 y una carta escrita en una bolsa gigante de papel, no puedes evitar sentirte tremendamente moderno al entrar. A mí en particular me dieron ganas de ver alguna película de David Lynch, tranquilos que se pasa al salir. He de decir que no todos mis acompañantes estaban tan entusiasmados como yo con una hamburguesa «verde» y pude ver cómo se dibujó una mueca de alivio en sus rostros cuando se cercioraron de que también había una gran cantidad de hamburguesas con carne, eso sí, todos productos 100 por ciento ecológicos. De entrantes pedimos dos raciones de alitas de pollo (ricas) para compartir (éramos nueve) y yo elegí la «Faláfel Burguer», una croqueta elaborada con pasta de garbanzo, (12,25€) como plato principal. La espera por la comida, que no fue excesiva, la amenizamos jugando al ping-pong en una mesa que tienen en la planta inferior, un buen detalle del local.


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

La hamburguesa, además de tremendamente original, estaba muy rica. Tenía tres pequeños falafels en forma de mini filetes rusos, tomate, lechuga, cebolla y una salsa muy sabrosa, todo muy fresco. Negaré haber dicho esto, pero desde el primer bocado dejas de echar de menos la carne; tiene un sabor espectacular. Para mi sorpresa, al lado de este manjar sirven una especie de tiras amarillas duras e insípidas que denominan «patatas fritas», un fallo menor que no empaña una hamburguesa fantástica.

7 9 9 8

Total

Servicio. Local. Hamburguesa.

9

No te lo pierdas

La cantidad de comida era buena, sobre todo para ser una cena, así nadie pidió postre. En total, entrantes + hamburguesa + refrescos = 17,5€, un pelín pasado de precio, pero merece la pena por la calidad de los productos, la originalidad y el resultado final. Una gran experiencia que estoy convencido de que repetiremos.

Clasificación general 1.º Home Burger Bar -> 9 2.º Las hamburguesas más grandes -> 7 3.º 40 Café -> 3

Precio.

43


// Miscelánea

Horóscopo

Acuario

(20/01 - 17/02) La vuelta de las vacaciones es peor que la manzanilla. Llevas tres meses sin probar la Nutella para lucir palmito. ¿Ha merecido la pena? Ahora ya ¿a quién le importa? Pon el tapón en la bañera, compra veinte botes de esos tamaño abrazo y a la charca como los gorrinos. Júpiter dice «Te lo mereces».

Aries

(20/03 - 19/04) La vuelta de las vacaciones debería constar en el Código Penal como delito grave. Esto... las estrellas... qué movida, ¿eh? Tampoco hay que hacer caso al pie de la letra, que son... poco de fia... orientati... que nunca se sabe, vaya. Son puntitos en el cielo, no le des más vueltas. En cualquier caso, si tienes un rato pincha aquí, por si las moscas.

Piscis

(18/02 - 19/03) La vuelta de las vacaciones mató a John F. Kennedy. Comienza el cruce de Marte con la Casa Pisciss. El clan de los Uchiha te ha echado el ojo y eso nunca es bueno. Por suerte aún conservas el anillo único, espera un poco para alcanzar la velocidad de curvatura, señor Spock.

Tauro

(20/04 - 20/05) La vuelta de las vacaciones no se la deseo ni a mi peor enemigo. ¡¡Olé, olé, olé!! Todo el verano en pantalón largo y chaqueta, ¡artista! Ve al médico. hazme caso.

Géminis

(21/05 - 20/06) La vuelta de las vacaciones es una conspiración judeo-masónica. Afrodita está dentro de tu constelación, o como me gusta decir a mí, «ha entrado hasta el corvejón». Este te hace especialmente proclive al amor. Lánzate a la piscina con ese piscis que no sale de tu cabeza. ¡Ah! Y no olvides comprar una tarrina de helado de tres litros, es para otro tema, tranquilo que todo irá bien....

44

Cáncer

(21/06 - 22/07) La vuelta de las vacaciones va en contra de los Derechos Humanos. Este verano has bebido tanto tequila que ahora hablas con acento mexicano. Necesitas una pócima de depuración, toma nota: 1/2 litro de mosto rojo, 40 gr. de osos de gominola, 5 patatas fritas de McDonald's, 20 ml. de sirope de chocolate y 3 pelos de ministro de justicia. Que aproveche.


EL ALA IZQUIERDA N.º 3

Leo

(23/07 - 22/08) La vuelta de las vacaciones duele más que las esquinas de los muebles. Se producirá un fenómeno muy curioso en esta época con tu signo; tres de tus cinco putos de energía se alinearán. Esto hará que vayas muy regularmente al baño. ¡Ojo! Ten en cuenta esto para bien y para mal, no tendrás sorpresas durante el día, pero no te alejes de la taza cuando se acerque tu «momento feliz».

Virgo

(23/08 - 22/09) La vuelta de las vacaciones es inconstitucional. A Géminis le gusta Piscis, radio patio en acción, no creo que tenga que decirte nada más. Ya hablando de ti, la Osa Mayor está rodando tu zona de influencia y te puede afectar más aún si dejas de depilarte. Desarrollarás un gusto inusitado por los arenques, pero también te crecerán las uñas más de lo normal.

Escorpio

(23/10 - 21/11) La vuelta de las vacaciones no es real, todo es Matrix. Qué bonito es el otoño, qué bonitas las hojas cayendo. Elevan tu alma cual ave que se adentra en las nubes y reposa sus alas en la cálida brisa del atardecer, mientras el sol se despide anhelando un nuevo día que llegará pronto. Y qué cocido te vas a meter entre pecho y espalda.

Libra

(23/09 - 22/10) La vuelta de las vacaciones provoca impotencia y flato. Después de innumerables horas en la playa has conseguido esa piel que parece cuero añejo y que tanto te gusta. Eres la envidia de todos y todas, y el futuro sustento de muchos dermatólogos. Échate crema aunque sea para no agrietarte con el frío que viene.

Sagitario

(22/11 - 21/12) La vuelta de las vacaciones ordenó el código rojo. Siento comunicarte que serás el segundo más perjudicado en este momento astronómico (por suerte nada que ver con el pobre Aries, juega en otra liga). Es muy probable que tengas bastantes gases y combines mal la ropa. Evita las bebidas gaseosas y los desfiles de moda. Déjate barba.

Capricornio

(22/12 - 19/01) La vuelta de las vacaciones come niños. Mira Miguel, es la última vez que llegas a estas horas a casa, si te digo que a la 1:00, es a la 1:00. A tu edad iba a llegar yo tarde, me caía una que me enteraba, pero claro, como tus amigos... ¡¡me importa muy poco lo que hagan tus amigos!! ¿O te tengo que explicar lo del puente otra vez? Afortunado en el amor.

45


Nos puedes encontrar en:

<- www.jsmadrid.org <- Twitter: @JSMadrid <- Facebook: https://www.facebook.com/JJSSMadrid

Núm. 3 - Gaza: ground zero - El Ala Izquierda  
Advertisement