Page 91

La Voz de los Docentes Visión de Octavio Paz “El Laberinto de la Soledad” es un libro publicado en 1950 por el escritor mexicano Octavio Paz (ganador del Premio Novel de Literatura en 1990). En su análisis de esta obra, Daniel Morales9 dice lo siguiente: El libro es el reflejo de las preocupaciones de su autor en torno al mexicano, su psicología y su moralidad. En esta obra busca los orígenes y las causas del comportamiento del mexicano, tanto individualmente como en lo colectivo, así como su forma de afrontar y desafiar al mundo; búsqueda que desemboca en el inconsciente como origen y causa de su conducta. El propósito de esta obra es encontrar una identidad para los mexicanos; el argumento central del autor es que los acontecimientos históricos tienen una influencia significativa en los sentimientos de pesimismo e impotencia que predominan en la mentalidad mexicana. El mexicano es un ser extraño, mutable ante el cambio imprevisto, pero siempre pasivo, inerte, callado. Las personas nacionalistas que aman su país, su gente, sus tradiciones y su cultura se encuentran tan lejos de conocerse como lo hacían durante el nacimiento de su nación. Octavio Paz es quizás uno de los pocos mexicanos que ha sabido deshebrar el complejo tejido que caracteriza a estas personas para manifestar el verdadero sentir y actuar que las impulsa a ser tan peculiares. En su libro “El laberinto de la soledad”, Paz desmitifica o mitifica al mexicano y es precisamente en esta obra en la que hace una interesante y profunda reflexión acerca de una palabra tan amada y prohibida por la sociedad: la chingada.

quien mira con extrañeza nuestra tierra, pero al mismo tiempo el mexicano es hermético, callado, desconfiado de sus iguales y de sus compatriotas. La Conquista, la Independencia y la Revolución son momentos claves en la historia del mexicano, pues todos lo marcaron y lo alteraron psicológicamente. El texto de Paz fue publicado en 1950 y está lleno de ideas que hacen eco todavía, a 65 años de distancia10. “Nuestra historia como nación independiente contribuiría también a perpetuar y hacer más neta esta psicología servil, puesto que no hemos logrado suprimir la miseria popular ni las exasperantes diferencias sociales, a pesar de siglo y medio de luchas y experiencias constitucionales. El empleo de la violencia como recurso dialéctico, los abusos de autoridad de los poderosos — vicio que no ha desaparecido todavía— y, finalmente, el escepticismo y la resignación del pueblo, hoy más visibles que nunca debido a las sucesivas desilusiones post-revolucionarias, completarían esta explicación histórica”.

Octavio Paz necesitó de la chingada para remitir totalmente a un ser marcado por su historia. Acribillado por su pasado, el mexicano es incapaz de ser congruente con lo que hace y lo que siente. Según Paz, desde la conquista azteca en manos de los españoles, los mexicanos han intentado adoptar una identidad extranjera mientras encuentra una propia. Es un ser solitario, no pertenece ni aquí ni allá; eso forma parte de su extrañeza en la que abrazamos al extranjero, presumimos nuestra herencia cultural e invitamos con sonrisa marcada a

9) Daniel Morales agosto 9, 2015. Editor de letras y viajes en @CulturaColectiv. 10) Y al lector, en el momento de su lectura, a 67 años de distancia, ya que la fuente es de 2015.

UMM Junio 2017

91

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género

Revista Posgrado UMM Julio 2017  

Equidad de Género